Nuestra aportación a la educación infantil

Admiradores de nubes

In CativArte on 27/05/2015 at 07:44

El pasado verano, una amiga que nos quiere bien (a nosotras y a InnovArte), nos trajo como regalo del Museo Magritte de Bruselas, una publicación inspiradora  “Imagine dans les nuages de Cécile Gabriel en Mila éditions; un libro de imágenes de cielos con nubes, que se prestan a dejar  volar la imaginación.

Desde entonces estuvimos dándole vueltas a lo que podríamos hacer con las nubes. Vimos docenas de actividades plásticas, pero finalmente acabamos decantándonos por la opción más sencilla: acostarnos en la hierba y tan sólo mirar las nubes. Esto también merece una reflexión, porque las maestras parece que tenemos la obligación de buscar la vertiente didáctica-productiva a todo lo que hacemos: si leemos un cuento hay que hacer un dibujo o un resumen, si vamos a una visita debemos reflejarla en una redacción …, de tal modo que acabamos pervirtiendo y confundiendo objetivos tan elevados, líricos y artísticos como pueden ser disfrutar escuchando las olas del mar o los pájaros, mirando el cielo u oliendo un paisaje. Lo básico, lo elemental, lo sencillo, sin más adornos, bien hecho como una actividad placentera, puede producir tantos más beneficios -a la persona y a la creatividad- que cualquier otra actividad mucho más historiada.

Nuestra amiga, también nos facilitó información sobre la Asociación ibérica de observadores de nubes que, casualmente, se juntaron en el mes de septiembre en Sarria (Lugo) con el ánimo de compartir sus conocimientos sobre las nubes, cómo encontrarlas, fotografiarlas u observarlas. No sabíamos de la existencia de esta sociedad, pero nos pareció muy interesante.

También merece la pena entrar en la web de The cloud apreciation society y echarle un vistazo a las galerías de imágenes de nubes clasificadas por tipologías, por sus semejanzas, las favoritas, etc. Cuentan además con un apartado “Las nubes en el arte” en la que podremos ver obras plásticas en las que las nubes tienes un especial protagonismo, o “Vídeos de nubes”, con grabaciones espectaculares, y el de “Nubes en la poesía”, con una buena selección, aunque toda ella en inglés.

En verdad, la admiración de las nubes podría dar lugar a un sinfín de actividades, ahora bien, en esta recta final del curso, con el adelanto del calor del verano, lo mejor que podemos hacer por nuestro alumnado es enseñarles a recrearse con la belleza que nos brinda gratuitamente la naturaleza, y en la que muchas veces ni nos detenemos. Acostados con una sola consigna, deben decir “A mi me parece …”, evitando las visiones únicas, ya que en algo tan subjetivo como es la percepción no valen las afirmaciones tajantes como “Es un dragón” o “Esa nube es un cocodrilo”. Tan sólo eso: creatividad, serenidad y respeto, poco más se le puede pedir a una sesión educativa.

Sembrando para los que vienen detrás

In EncienciArte on 26/05/2015 at 19:12

Desde el otoño habíamos guardado en el aula unas calabazas que poco a poco se fueron secando, otras estropeándose, mientras una se conservó intacta. De vez en cuando sacudíamos las secas para agitar las pepitas. Ahora que llegó el momento de sembrar, las abrimos para ver lo que encontrábamos. Descubrimos que teníamos semillas de sobras para llenar el colegio de calabazas, eso si conseguimos que nazcan y se logren.

Buscamos información en la red y supimos que las calabazas precisan de terrenos amplios para extenderse, soleados y con humedad. Ahora que conseguimos que nos cerraran un espacio exterior, contamos con todo eso, así nos decidimos a plantar, aun sabiendo que tardarán tres meses en dar fruto, allá por el mes de septiembre u octubre, cuando este grupo ya no esté en el centro, pues pasarán para primaria. Con todo, nos gustó la idea de plantar para los que vienen detrás, dejando un pequeño obsequio que servirá para vincular la promoción saliente con la entrante.

Ver presentación.

Son estos pequeños gestos los que nos gusta inculcar a nuestro alumnado: la generosidad, la transmisión de una responsabilidad, el dejar una huella para el recuerdo … Otros lo hicieron antes con nosotros, ahora es bueno que ellos lo hagan por otros. Saber esperar e incluso no esperar nada más que hacerle la vida más agradable los que vienen detrás. Para nosotras, estas son algunas de las vivencias más importantes que podemos compartir con los niños y niñas en la escuela infantil. Apurar los tiempos están bien para los time lapse, pero lo valioso siempre requiere de espera.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.030 seguidores