Nuestra aportación a la educación infantil

Caminos I: la idea

In CativArte on 05/06/2018 at 16:23

Cada vez que cerramos una promoción queremos hacer algo que sea un recuerdo de los tres años que vivimos con el alumnado. Un resumen, un recuerdo, para ellos, para sus familias y sobre todo para nosotras. Egoístamente decimos sobre todo para nosotras, porque tras vaciarnos a lo largo de tres cursos, después de darlo todo, cuando más orgullosas nos sentimos de lo logrado, en ese momento, se despiden y tenemos que volver a empezar. Según se va acercando la fecha de remate, nos invade una tristeza alegre; estamos felices al ver el crecimiento de las niñas y niños, sabemos que excepto en el físico, en las demás tenemos gran parte, pero es demoledor pensar en volver a comenzar con otro grupo. Afortunadamente el verano actúa como un bálsamo y en septiembre comenzaremos con ilusión, aunque a ratos tengamos el síndrome del nido vacío.

Para entonces comenzaremos a escribir otra nueva historia, pero ahora aún tenemos que cerrar bien la labor que tenemos entre manos.

Así le dábamos vueltas a la cabeza. La metáfora visual “Las llaves están en infantil” de la promoción anterior se nos antojaba insuperable y también irrepetible, porque en esta no tendría sentido; las llaves, en esta ocasión, no fueron parte de nuestro juego cotidiano. Como siempre, la suerte llamó a nuestra puerta.

Allá por el mes de enero, se puso en contacto con nosotras una colega a la que llevábamos tiempo sin ver aunque sabíamos de sus derivas profesionales, vitales y artísticas. Hablamos de Charo Belda, maestra adelantada su tiempo, asesora inolvidable del CFR de la Coruña, ahora artista textil de la que podéis saber más en su web. Ella, seguidora de Innovarte, sabía de nuestras experiencias de trabajo con los mapas y puso generosamente su conocimiento, creatividad y talento al servicio de nuestros pequeños. Tras varias conversaciones y muchas risas, acordamos hacer una de sus cartografías textiles como cierre de ciclo con el grupo.

El entusiasmo y profesionalidad de Charo son dignas de destacar. Estableció un plan de acción. Comenzó a enviarnos proyectos, modelos, otros mapas -propios o ajenos que desconocíamos-, materiales o necesidades. Trazó un cronograma en el que detallaba a la perfección nuestras responsabilidades y plazos así como las suyas. Concretó cuál sería la obra resultante y qué llevarían de ella los pequeños como recuerdo.

Acordamos hacer un mapa del Milladoiro con los caminos que recorrieron a lo largo de estos tres años para venir a diario a la escuela, sabiendo que muy pronto sus pasos se encaminarán en otro sentido hacia el centro de primaria. En el mapa estarán representadas sus viviendas, las calles, los lugares significativos para ellos, y cómo no, la EEI Milladoiro y el CEP de Ventín, centro receptor. Se hará sobre un tejido teñido por ellos mismos con hierbas comunes en la localidad.

Expusimos al alumnado lo que queríamos hacer y de inmediato se vincularon con el proyecto, ya que los mapas forman parte de nuestras dinámicas así que hacer uno ex profeso para ellos será la culminación de todo lo aprendido.

En próximas entradas del blog, iremos relatando al detalle todo el proceso. Ahora tan sólo se trataba de apuntar la idea y todas las derivas que surgieron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: