Nuestra aportación a la educación infantil

Posts Tagged ‘C.interacción mundo físico; naturaleza; plantas’

Caminos II: el entorno, la base

In CativArte on 05/06/2018 at 23:03

La base de nuestro mapa acordó Charo Belda que sería de tela de algodón teñida con los pigmentos naturales de las plantas del entorno para, de este modo, recoger también los colores y olores de la localidad. Así, tras anunciar su visita, iniciamos los preparativos pidiéndole a los pequeños que recogiese flores y hierbas aromáticas con sus familias. Además le solicitamos un pequeño trozo de tela de algo que tuviera un vínculo afectivo con los niños y niñas: de un vestido, de las cortinas de sus habitaciones, de un babero de cuando eran pequeños… Ya contaremos más adelante lo que se hizo con ellos.

 

El día acordado juntamos todas las plantas en el suelo y aquello era la abundancia: toda la gama de verdes y los colores de la primavera. Hasta hicimos un catálogo con ellas.

Nada más llegar al aula, Charo proyectó en la pantalla lo que había trabajado en ese mapa aún sin nombre y les explicó cómo más tarde lo trasladaría al tapiz. En seguida se puso manos a la obra. Iban a teñir las telas según la técnica japonesa Hapa Zome que consiste en golpear con un martillo sobre las plantas cubiertas con la tela. Charo iba dejando elegir pero también aconsejando sobre las que podían soltar más jugo o dejar más color.

Luego hubo que dejar secar y fijar el color de las telas con calor.

 

Ya veremos cuál es el siguiente paso.

Caminos I: la idea

In CativArte on 05/06/2018 at 16:23

Cada vez que cerramos una promoción queremos hacer algo que sea un recuerdo de los tres años que vivimos con el alumnado. Un resumen, un recuerdo, para ellos, para sus familias y sobre todo para nosotras. Egoístamente decimos sobre todo para nosotras, porque tras vaciarnos a lo largo de tres cursos, después de darlo todo, cuando más orgullosas nos sentimos de lo logrado, en ese momento, se despiden y tenemos que volver a empezar. Según se va acercando la fecha de remate, nos invade una tristeza alegre; estamos felices al ver el crecimiento de las niñas y niños, sabemos que excepto en el físico, en las demás tenemos gran parte, pero es demoledor pensar en volver a comenzar con otro grupo. Afortunadamente el verano actúa como un bálsamo y en septiembre comenzaremos con ilusión, aunque a ratos tengamos el síndrome del nido vacío.

Para entonces comenzaremos a escribir otra nueva historia, pero ahora aún tenemos que cerrar bien la labor que tenemos entre manos.

Así le dábamos vueltas a la cabeza. La metáfora visual “Las llaves están en infantil” de la promoción anterior se nos antojaba insuperable y también irrepetible, porque en esta no tendría sentido; las llaves, en esta ocasión, no fueron parte de nuestro juego cotidiano. Como siempre, la suerte llamó a nuestra puerta.

Allá por el mes de enero, se puso en contacto con nosotras una colega a la que llevábamos tiempo sin ver aunque sabíamos de sus derivas profesionales, vitales y artísticas. Hablamos de Charo Belda, maestra adelantada su tiempo, asesora inolvidable del CFR de la Coruña, ahora artista textil de la que podéis saber más en su web. Ella, seguidora de Innovarte, sabía de nuestras experiencias de trabajo con los mapas y puso generosamente su conocimiento, creatividad y talento al servicio de nuestros pequeños. Tras varias conversaciones y muchas risas, acordamos hacer una de sus cartografías textiles como cierre de ciclo con el grupo.

El entusiasmo y profesionalidad de Charo son dignas de destacar. Estableció un plan de acción. Comenzó a enviarnos proyectos, modelos, otros mapas -propios o ajenos que desconocíamos-, materiales o necesidades. Trazó un cronograma en el que detallaba a la perfección nuestras responsabilidades y plazos así como las suyas. Concretó cuál sería la obra resultante y qué llevarían de ella los pequeños como recuerdo.

Acordamos hacer un mapa del Milladoiro con los caminos que recorrieron a lo largo de estos tres años para venir a diario a la escuela, sabiendo que muy pronto sus pasos se encaminarán en otro sentido hacia el centro de primaria. En el mapa estarán representadas sus viviendas, las calles, los lugares significativos para ellos, y cómo no, la EEI Milladoiro y el CEP de Ventín, centro receptor. Se hará sobre un tejido teñido por ellos mismos con hierbas comunes en la localidad.

Expusimos al alumnado lo que queríamos hacer y de inmediato se vincularon con el proyecto, ya que los mapas forman parte de nuestras dinámicas así que hacer uno ex profeso para ellos será la culminación de todo lo aprendido.

En próximas entradas del blog, iremos relatando al detalle todo el proceso. Ahora tan sólo se trataba de apuntar la idea y todas las derivas que surgieron.

Mango/manga, mangifera/mangueira

In EncienciArte on 22/03/2018 at 08:36

img_9142.jpg

En el mes de enero un niño trajo un mango para compartir con los compañeros. Algunos lo habían probado antes y otros no, lo que no dejó de sorprenderlos fue que en gallego su nombre es femenino y en castellano masculino, manga/mango, así como su homonimia, pues las mismas palabras tienen significados bien diferentes.
Como no podía ser de otro modo, decidimos probarlo, no sin antes pesarlo, tocarlo, olerlo…Tras la cata buscamos semejanzas en su sabor; apuntaban al melocotón o al melón, incluso al olor de los pinos.

Tanto gustó, incluso a los reacios a probar, que propusieron plantar el hueso para así tener un árbol de mangos. Como nunca lo habíamos hecho, decidimos buscar información en la red y encontramos un vídeo muy interesante en el que nos decía el modo y los tiempos. Tuvimos que verlo varias veces antes de ponernos manos a la obra, no sin antes anotar en un almanaque todos los pasos y plazos a seguir. Según eso, en el mes de marzo, allá por la llegada de la primavera, justo en el día del árbol, tendríamos una mangifera para plantar.

Abrir el hueso, extraer la semilla, envolverla en papel húmedo, dejarla tapada, trasladarla la una maceta aún cubierta, destapar y regar a menudo, fueron las anotaciones, tan sólo quedaba esperar que se cumplieran los diferentes pasos.

Y así fue. Con una exactitud que nos alborozaba, se iban cumpliendo.

Causó tal sensación verla brotar que todos quisieron repetirlo en sus casas para así ir llevando un proceso paralelo al de la escuela.
Las responsabilidades de los encargados, los hitos marcados en el calendario, los crecimientos, las mediciones y las comparaciones entre las dos semillas que habíamos plantado, nos llevaron a un extraordinario trabajo matemático, que aún continúa. Sin contar que a la vista del éxito, los cultivos se extendieron a pistachos, almendras, aguacates, bellotas, castañas, mandarinas y limones. Toda semilla que caía en sus manos, nos llevaba a buscar información en la red y planificación de sus fases.
Tal y como habíamos calculado, el día 21 de marzo, tras la llegada de la primavera, en el día del árbol, nuestras mangiferas lucen hermosas.

Ahora nos cuesta hacerles entender que no tendremos frutos hasta dentro de unos años. Entre tanto vamos distrayéndonos con las degustaciones de otros mangos que llegan al aula.
Plantar para el futuro. Desear. Aprender a esperar. Comprender el ciclo de la naturaleza. Poco más se le puede pedir a un mango.

mango-tree-ted-hebbler

“Mango tree”, Ted Hebbler

 

Botanicum

In EncienciArte on 06/02/2018 at 00:12

9788416542437.jpg

A estas alturas nuestra debilidad por la botánica no es un secreto para nadie, así nuestras amistades siempre aciertan cuando nos sorprenden con libros relacionados con la naturaleza, mundo vegetal y plantas. Eso mismo nos sucedió estos días cuando una amiga nos regaló “Botanicum”, un libro que supuso nos gustaría porque está ilustrado por Katie Scott, encargada de las imágenes del vídeo “Story of flowers” que hace poco también compartimos a través do blog.

91XC7LHvrmL

A la belleza de las ilustraciones y formato del libro se suma la concepción de este compendio botánico como la visita a un museo con diferentes salas en las que podemos encontrar:

Entrada: El árbol de la vida.

Sala 1: Las primeras plantas.

Sala 2: Árboles

Sala 3: Palmas y cícadas.

Sala 4: Plantas herbáceas.

Sala 5: Gramíneas, espadañas, ciperáceas y juncos.

Sala 6: Orquídeas y bromelias.

Sala 7: Adaptarse al entorno, suculentas, cactus, plantas acuáticas, plantas parasitarias, plantas carnívoras y manglares.

Si las ilustraciones son maravillosas, algo igual acontece con el texto, obra de Kathy Willis, directora del Real Jardín Botánico de Kew, quien tanto nos sorprende con sus conocimientos científicos como por los históricos y curiosidades alrededor de las diferentes especies vegetales.

Botanicum-Katie-Scott (7) 800

Si nos preguntan si se trata de un libro para niños, responderemos que es una obra interesante para cualquier edad, digna de estar en las bibliotecas de los centros educativos. Con el anticipo que aquí dejamos esperamos despertar el gusto a muchas de las personas que nos siguen.

CuogaFgWAAAMuZL17481478343584874bf610065d6b5fbe332e6c099a847ce3d--katie-scott-botanicum-katie-omalley

Mapas, la representación gráfica de un territorio

In AlfabetizArte, Sin categoría on 05/11/2017 at 20:13
IMG_7784

Localizando la ciudad a la que se fue a vivir un compañero.

En nuestras aulas es de lo más habitual el uso de mapas, planos y callejeros. Cada vez que alguien va de viaje o visita una institución, si es posible, nos trae mapas para luego explicar a los compañeros dónde estuvo. Así tenemos mapas de todo tipo: de los Caminos de Santiago, de la ruta de los Faros, de la Costa da Morte, físicos de Galicia, de los ayuntamientos, de la artesanía, del patrimonio arquitectónico, etc, y en función de lo que necesitemos usamos unos u otros.

Un mapa es una representación a escala de un territorio, en el se que se destacan unos u otros aspectos por medio de símbolos, iconos, gráficos o letras. Este lenguaje, siendo bastante habitual, convencional e intuitivo, precisa ser conocido para comprenderlo. Representaciones de ríos, carreteras, autopistas, aeropuertos, hospitales, hoteles, oficinas de información…, todo esto forma parte de la cotiadianidad de nuestras vidas. Incluso la manera de doblar un mapa o plano es diferente de cualquier otro documento.

Si hay unos años alguien nos preguntase si era pertinente trabajar con mapas y planos en educación infantil, con certeza diríamos que no, pero ahora, cualquier desplazamiento a un lugar desconocido supone su consulta: el directorio de un centro comercial o de un polígono industrial, los mapas del tiempo, la localización de un aeropuerto, las líneas de metro o bus de una ciudad…, por ello creemos necesario iniciar al alumnado en estas representaciones y en su propio lenguaje.

Viajes familiares

In EncienciArte, Sin categoría on 03/11/2017 at 12:40

img_7032.jpg

Es muy habitual que los lunes lleguen contando algunas de las salidas que hacen en el fin de semana con sus familias, así como lo es que no recuerden ni adónde fueron, ni donde estaba ese sitio, ni si era lejos o cerca. Por lo que ahora, ya con cinco años, decidimos que había que dedicarle un tiempo.

En primer lugar, colocamos en un lugar bien visible un mapa de Galicia en el que situamos aquellos puntos referenciales para ellos: O Milladoiro, Santiago y Bertamiráns, luego otros a los que acuden con cierta regularidad: donde viven los abuelos o familiares, así como sitios de playa o parques a los que suelen ir en el fin de semana.

Hecho esto, ya decidimos sistematizarlo de otro modo. Fotocopiamos un mapa de Galicia y al lado pusimos una columna en la que anotar fecha y lugar del viaje, indicándole así mismo que con la ayuda de la familia, deberían trazar el itinerario recorrido.

Ahora, cada lunes llegan con sus respectivos mapas en los que reflejan los desplazamientos, que nosotras trasladamos al mapa grande del aula, colocando un post-it de diferentes colores en el que anotamos el nombre del niño o niña que llegó a ese sitio.

En las conversaciones sobre los viajes, pronto surge la pregunta de quién fue el que llegó más lejos, algo que inicialmente resolvemos midiendo con palmos o con otras medidas no convencionales y llenas de inexactitudes porque ningún desplazamiento se realiza en linea recta como en el mapa. Así, como algunos comentaban que ese mapa no servía porque ellos habían sido fuera de Galicia, decidimos enviar un cuestionario a las casas en el que preguntábamos sobre el lugar más lejano al que habían viajado, en qué medio de transporte habían ido y cuántos kilómetros había de distancia.

Para resolver con exactitud vamos plasmando en un gráfico de barras los kilómetros de distancia y así ir viendo quien llegó más lejos.

Cuando ya todo parecía estar claro, determinando que habían sido tres niñas que estuvieron de vacaciones en las islas Canarias, llega la nota de un niño cuya familia reside en Palestina, de modo que triplica la distancia de las hasta ahora ganadoras.

 Como siempre, una actividad que les ayuda a ir siendo conscientes del grande que es el mundo, del afortunados que son y de las experiencias que van atesorando.

En otra entrada hablaremos de cómo poco a poco se van haciendo con las representaciones gráficas, los símbolos que representan lagos, ríos, montañas, faros, aeropuertos, etc, en los mapas.

Para nosotras, esto no sería posible sin la constante colaboración de las familias que entran nos nuestros juegos y aportan más de lo que podríamos imaginar.