Nuestra aportación a la educación infantil

Posts Tagged ‘primavera’

Tapiz de la primavera: puntillismo con los pies y dripping

In CativArte on 27/03/2015 at 08:43

Cómo reflejar en una pintura todos los colores del paisaje primaveral, los cambiantes azules del cielo, los cientos de verdes de los montes, los amarillos de los tojos y de la retama que como gotas salpican el verde; cómo pintar las etéreas flores rosáceas de los desnudos frutales que con un soplo de viento marchan volando como pequeñas cometas … Cómo lograr plasmar en un cuadro todo eso que con la distancia parecen pequeñas manchas de color que se superponen, se mezclan y se resaltan.

Nuestro alumnado intentó hacer una representación del paisaje que vemos a través de los ventanales, pero puede que por los materiales empleados –ceras, lápices de color y rotuladores-, el resultado no los dejó muy satisfechos, ya que quedaba con colores muy planos, muy estático y no lograron plasmar toda la paleta cromática que veían.

Así, al día siguiente, les hicimos una propuesta, intentaríamos repetirlo en un gran mural que luego expondríamos en los pasillos del centro al igual que hicimos con el verano y con el otoño 2014, así como con el invierno 2015. En cada uno de ellos habíamos empleado una técnica distinta, y en esta ocasión quisimos hacer una intervención a medio camino entre lo artístico y lo lúdico, de modo que les dijimos que lo pintaríamos con los pies y lanzando pintura, lo que los dejó absolutamente desconcertados y fascinados.

Cuando llegaron por la mañana le mostramos algunas obras de pintores ligados al movimiento del puntillismo (divisionismo), y en ese momento vieron que eso era lo que a ellos les gustaría plasmar: cientos de colores que acaban dando forma a elementos que se integran como un todo en la naturaleza. Pero, ya de inmediato, me dijeron que eso era muy difícil porque habría que hacerlo con la punta de los dedos puntito a puntito, y  como teníamos en mente el gran mural de 200×180, que acostumbramos a preparar en cada cambio de estación para colgar en el corredor, eso nos llevaría un montón de tiempo. En ese momento apunté que les había dicho que lo pintaríamos con los pies. Ante sus observaciones (mancharse, frío, no quedar forma de puntitos, etc.), añadí que no se descalzarían, lo que aún los dejó más desconcertados. Les mostré un rollo de plástico de burbujas y dije que con eso les haría unas calzas con las que pintarían. Nos organizamos por grupos, hicimos un esquema en el encerado, dividimos zonas en el mural (línea de tierra-línea de cielo), nos “calzamos”, cogimos botes de témpera en colores básicos (verde, azul, amarillo, blanco), extendimos un paño (trozo de tela de colcha blanca muy gruesa y con relieve), y comenzamos el chorreado de pintura para que la pisaran.

Comenzamos por el cielo, que realizamos en tres grupos variando las cantidades de azules y de blanco, y luego con dos grupos hicimos el monte con verdes y amarillos. Finalizamos con unos chorros témpera con purpurina para crear ese efecto brillante de la luz sobre las cosas. Estaban asombrados de cómo sus huellas creaban esas combinaciones de colores.

Una vez lo pusimos vertical quedaron impresionados con el efecto logrado, pensaron que ya podía quedar así, pero le recordamos que aún nos faltaban los árboles frutales con sus flores volando por el cielo. Ahí surgieron muchos apuntes, habían quien sugería pintar los árboles y poner las flores de papel o pintadas con un pincel fino. Respondimos que eso no lograría el efecto “volador” que querían. Durante el recreo añadí unas ramas de retama que pegué al tapiz con silicona, y a la vuelta creamos tres tonos diferentes que iban del blanco roto al rosa, como las flores de los cerezos, de los ciruelos o de los melocotoneros. Sobre ellas chorreamos la pintura (dripping) con brochas grandes.

Ahora quedamos absolutamente satisfechos, tanto por el resultado como por el proceso seguido, en este caso más guiado que en otras ocasiones, pero siempre sugiriendo e incorporando sus aportaciones.

Está claro que no es nuestro objetivo enseñar movimientos pictóricos (ni pervertir la idea de la que surgieron) ni la copia de obras emblemáticas, pero en este caso, consistió en echar mano de la experiencia para solucionar “nuestro problema”. Y sobre todo, fue una actividad creadora, divertida, diferente y enriquecedora.

Nuestro tapiz permanecerá colgado hasta la inminente llegada del verano y de que los cambios en el paisaje nos pidan otra interpretación. Ya se verá.

Ver fotografías do proceso

Tapís da primavera
Anuncios

Aceite III: degustación de aceite y plantación de olivos “a brava”

In EncienciArte on 19/03/2015 at 14:47

En el mes de octubre, a partir de una rama de olivo con olivas que habíamos llevado al aula, iniciamos un trabajo de conocimiento de este producto natural tan empleado y tan desconocido para el alumnado. En aquel momento, habíamos hecho un trabajo de investigación, incluso detectivesco, buscando olivas en los olivos de las calles de O Milladoiro (ver Aceite I), también habíamos degustado el aceite y conocido alguna preparación como el pan de aceite y olivas que elaboramos en clase (ver Aceite II).

Entre nuestros descubrimientos, también estaba la existencia de la empresa Olei, sita a pocos metros de nuestro centro. Nos pusimos en contacto con su directora, María Estévez, quien se ofreció para venir a la escuela y organizar unos talleres de degustación de aceite gallego así como para plantar algunos ejemplares de esta variedad autóctona gallega, “a brava”, ya conocida desde el siglo XII.

Pero pasó el tiempo, la climatología no fue propicia para las plantaciones y lo fuimos dejando hasta la llegada de la primavera.

Hoy, finalmente, tuvo lugar la tan esperada cata de aceite y plantación de olivos; nos pareció la mejor fecha y el mejor modo de dar entrada a la nueva estación.

En primer lugar y antes de nada, tenemos que agradecer la buena disposición de Olei que estaban tanto o más entusiasmadas que nosotros por la realización de la experiencia. Para los niños/as María Estévez ya era conocida porque habíamos visto en dos ocasiones el vídeo corporativo de Olei, en el que se explica cómo nace el proyecto de recuperación de la producción del aceite gallego, y de sus averiguaciones que la llevaron a rastrear documentos hasta encontrar menciones al aceite gallego en las Cantigas de Alfonso X El Sabio, en tradiciones orales populares y en los escritos de Fray Martín Sarmiento. En el vídeo habla también de la existencia de una variedad gallega, “la brava”, que estuvo a punto de desaparecer en tiempos de los Reyes Católicos, y que ahora se fue recuperando, gracias a su buena calidad y propiedades nutricionales.

Preparando la degustación, María nos aconsejó que lo hiciéramos con alimentos que ellos pudieran consumir habitualmente, tanto en desayunos como en meriendas, así nos decidimos por probar aceite con pan, con fruta (manzana, melón, plátano y naranja) y con chocolate; esta última era la apuesta más arriesgada, con la que todos quedaban sorprendidos, extrañados y luego encantados.

Cando esta mañana llegaron María e Iria, traían una presentación en ppt, en la que en un intento de acercarse a los intereses de los niños, hablaban del aceite a través de un personaje, la Princesa Brava, una aceituna singular. La floración de los olivos en este tiempo primaveral también ayudó a conducir o tema.

Sabedoras de que en el centro estábamos con los preparativos para el día de la poesía nos trajeron estas citas:

“e irei pela marinha vendend’ azeit’ e farinha”. Cantigas de Escarnio. Alfonso X el Sabio.

“aceite, carne, pan, trigo e sal, mercadoría real” (Autor desconocido. S. XII)

En Galiza existen tres variedades de aceituna, a brava, a mansa e as de fora” (Frai Martín Sarmiento, S. XVII)

Llegado el momento de la degustación, María y su compañera Iria le mostraron a los niños/as cómo se hacía la cata en unos vasitos de color azul con la boca estrecha para así mejor apreciar el aroma. Nos dijeron que hay aceites que dan aromas afrutados y otros olían a hierba recién cortada. Fue curioso porque, días atrás, habíamos salido al exterior del centro a oler la hierba cortada, mientras los obreros del ayuntamiento acondicionaban el césped, y en ese momento yo les había dicho que ese olor era único, inconfundible y no se parecía a ningún otro. Hoy tuvimos que admitir que hay otros elementos que también huelen igual; el aceite Olei huele la hierba recién cortada.

Luego pasamos a la observación de su color, del tacto y del paladar. A continuación realizamos la degustación, que fue todo un éxito, nadie se negó a probar y casi todos quisieron repetir, sorprendiéndose de las combinaciones que les ofrecían. La de chocolate fue sensacional.

Haciendo muestra de su generosidad, nos obsequiaron con un delantal -que quedará en la cocina del aula- y con pequeños envases de aceite en dosis individuales para cada niño/a.

Ver presentación.

Degustación aceite

Por último, tras la presentación y degustación en cada una de las cuatro unidades de cinco años, salimos al exterior para hacer las plantaciones de pequeños olivos “a brava”, destinándoles una zona bien soleada a la espera de que crezcan y sigan allí, incluso cuando estos niños traigan al centro a sus hijos o a sus nietos. Esperemos que sean respetadas, con tal motivo elaboramos un panel informativo en plancha de policarbonato para que todo el mundo nos ayude a llevar a buen puerto los olivos. En este panel explicamos la variedad y hacemos mención a la cita de Fray Martín Sarmiento.

Mientras pasaban por las otras aulas, nuestro alumnado quiso hacerle una tarjeta de agradecimiento a María y a Iria, que podéis ver en esta presentación. Se le entregó el regalo junto con una cesta de camelias.

Ver presentación.

Debuxos Olei

Mil gracias a Ole, y a todas aquellas personas, empresas y negocios de la localidad que se implican con nosotras en la educación de los pequeños y pequeñas de O Milladoiro.

Camelias con nombre

In AlfabetizArte, EncienciArte on 31/03/2014 at 07:33

Desde hace algunas semanas, raro es el día en el que nos obsequian con una camelia, la flor más emblemática de Galicia con presencia en casi todas las casas, jardines y paseos.  Ver la Ruta de la camelia en Turgalicia

Inicialmente las acogíamos con gran alegría, le decíamos que era una camelia y la poníamos en agua. De un tiempo a esta parte, nos dedicamos a mirarlas con más detalle, especialmente porque nuestro alumnado observó que siempre le decíamos que era una camelia aunque entre sí fueran totalmente diferentes. Así acordamos ir nombrándolas; nosotros le pondríamos el nombre, ya que, los verdaderos según la variedad, no nos eran muy fáciles de recordar.

Hasta que hoy las juntamos todas. Una lección de diversidad: hay rasgos comunes entre ellas pero cada una también tiene elementos diferenciadores que las hacen únicas, singulares y hermosas. El color, la forma, número y disposición  de los pétalos, la visibilidad de los pistilos… Así se percataron de  que no tienen aroma (las variedades con las que trabajamos), pero que ni falta le  hace.

Como siempre hay nombres más o menos creativos, pero nosotros seguimos poniéndole nombre a la naturaleza.

Gracias a Sandra del CEIP El Coto que desarrolló un magnífico proyecto sobre las camelias, supimos de poemas, de música y de representaciones pictóricas.

Camelias con nome

Ahora nuestro alumnado está entusiasmado con la idea de representar plásticamente las camelias, algo nada fácil, para lo que tomaremos como referencia el “Proyecto camelia” del pintor vigués Alex Vázquez.

Finalizamos con una audición del poema de García Lorca, “Madrigal a la ciudad de Santiago“, traducido al gallego, musicado por Ismael Serrano y Luar na lubre.

Llueve en Santiago
Mi dulce amor
Camelia blanca del aire
Brilla entenebrecida al sol (…)

Llamando por la primavera

In CativArte on 29/04/2013 at 07:19

Para llamar por esa primavera que non da llegado. Ideas decorativas en las que pueden participar todas las familias y alumnado del centro.

Rebecca J Coles trabaja con papel y tijeras para realizar estas hermosas composiciones.

Huevos de Pascua

In CativArte on 10/04/2012 at 07:53

Los escaparates de las tiendas italianas en estos días eran un alarde de creatividad y originalidad alrededor de los huevos de Pascua. No pudimos resistirnos y tomamos un gran número de fotografías de este símbolo gastronómico para mostrárselas a nuestro alumnado.

Según se sabe, la tradición de agasajar huevos de Pascua, viene desde la antigüedad; los primeros en emplearlos como objetos de buena fortuna fueron los persas que celebraban la llegada de la primavera con el intercambio de huevos de gallina. Los romanos solían enterrar en los campos un huevo pintado de rojo, símbolo de la fertilidad, para así favorecer las cosechas. En la cultura cristiana, esta costumbre se remonta a 1176, cuando el abad de Saint-Germain-des-Pres le dio al rey Luís VII los productos de sus tierras, así como grandes cantidades de huevos. Cuatro siglos más tarde, el Rey Sol, tuvo la idea de cubrir los huevos de chocolate.

Una tradición que llega hasta nuestros días, en algunos lugares, como Italia, con más fuerza.

Ver presentación.

Ovos Pascua

Indicios de la primavera

In EncienciArte on 28/02/2012 at 09:25
INDICIOS DA CHEGADA DA PRIMAVERA

Pese a que aunque el calendario nos dice que estamos en el invierno, tenemos la sensación de llegada de la primavera. Con tal motivo, y tras comprobar que aun faltan tres semanas, salimos por los alrededores del centro, a modo de detectives, buscando indicios de que la primavera ya está a punto de llegar.

Estuvieron muy certeros; de inmediato se percataron del color del cielo, de la llegada de los pájaros y de algunas mariposas, a los sonidos, a la aparición de las flores de los árboles frutales, de la hierba nueva, de las tiernas hojas de los eucaliptos, de las acacias, de las lechugas, y de la casi sempiterna floración de los dientes de león.

A lo que no supimos responder y esperamos a alguien nos ayude fue a la pregunta “¿por qué todas las flores que florecen primero son de color amarillo?” Ciertamente amarillas son las flores de: tojos, retamas, mimosas, acacias, dientes de león, flor de oro, narcisos, prímulas, lirios silvestres, etc., ahora bien, no sabemos el motivo.

Habemus habas

In EncienciArte on 15/06/2011 at 07:51

Tras casi tres meses de cuidados, hoy recogimos nuestra cosecha de habas y guisantes –de las lentejas y habichuelas no supimos nada-; cada uno fue a recoger los frutos de su lata, fijándose bien en la etiqueta para recordar de qué variedad era. Las primeras conclusiones: las semillas más pequeñas fueron las que más pronto y más cantidad produjeron; una lección para los que eligieron las semillas más grandes creyendo que serían las mejores. Nos dio un poco que pensar la variedad de habas rosa porque no sabemos a qué semilla asociarlas. Para ver todo el proceso I e II.

Como cierre, y para recordar, un time lapse de la germinación de las habas.

Girasoles

In EncienciArte on 05/05/2011 at 15:00

Nuestro alumnado está imparable con los éxitos obtenidos en todas las plantaciones realizadas (castaños, laureles reales, encinas, jacintos, margaritas, alubias, guisantes y lentejas). Ahora llevan ya un tiempo pidiendo que plantemos girasoles, porque les atrae mucho la idea de que den pipas y que vengan los pájaros a comerlas. Ya avisé que será la última plantación en este curso, aun nos queda otro año por delante.
No podíamos tener mejor comienzo que con la reciente publicación en España del éxito de Eric Carle, “La semillita“; libro en la línea de todos los de este autor, con ilustraciones de collage que, en una historia circular, nos narra las aventuras de una pequeña semilla de girasol hasta que se convierte en planta y cuando le caen las semillas vuelve a empezar.

Siguiendo la historia del cuento, extraemos semillas de una flor de girasol del pasado año y las depositamos en las latas que tenemos preparadas. Conocemos a razón de su nombre, sus necesidades, los cuidados, las utilidades de esta planta, etc;  en el tiempo que nos queda de espera hasta a primera floración tendremos ocasión de conocer las emblemáticas obras de Vicent Van Gogh en las que los girasoles son protagonistas.

Habas en lata

In EncienciArte on 28/04/2011 at 08:01

Nuestras plantacións de habas nos están dando grandes satisfacciones. A pesar de que se estima el tiempo de germinación en diez días, suponemos que debido las condiciones de calor y humedad, a los cinco días de plantarlas ya habían empezado a brotar. Ahora a la vuelta de vacaciones quedamos totalmente sorprendidos por su crecimiento, todas tienen varias hojas y el tallo ya necesitaba ser tutorizado. Con tal fin escogieron varas de la medida adecuada -en función de lo que sabemos sobre su tamaño- y esta mañana realizamos se las colocamos. Iremos haciendo un seguimento dado que aún tenemos varias hipótesis que comprobar:
-¿se corresponderá el tamaño de las habas con la altura que alcancen?
-¿el color de la flor tiene algo que ver con el color de la haba?
-¿las de mayor tamaño producirán más?
De aquí a la cosecha nos darán muchas posibilidades de aprendizaje.
Pocas actividades escolares proporcionan tanto beneficio educativo como el cultivo de plantas; sería indispensable que todos los centros contaran con un pequeño terreno en el que cuidar hortalizas, legumbres, aromáticas, ornamentales, etc. No hablamos de jardines decorativos, no hablamos de aulas de naturaleza a las que se va de visita, hablamos de huertos funcionales, un espacio vivo en el que trabajar y aprender a lo largo de todo el año. Mientras tanto nos conformaremos con lo que tenemos:  unas latas con un poco de tierra.

¿De qué color es la tierra?

In EncienciArte on 11/04/2011 at 15:00

Como ya hicimos plantaciones de frutos de otoño, de jacintos y de margaritas -frutos, bulbo y planta pequeña- ahora le tocó el turno a las legumbres -varios tipos de alubias, garbanzos, lentejas y guisantes- con la promesa de que aun nos quedan pendientes los girasoles -no sabemos de dónde sacaron esa manía pero quieren pipas para ellos y para los pájaros. En esta ocasión, tras la observación -tamaño, forma, color- y búsqueda de información sobre lo que plantaríamos -necesidades de temperatura, humedad, altura que conseguirán, tiempo de germinación y de cosecha, plagas, etc- cada cual eligió la variedad a plantar, preparó una etiqueta con una muestra de la semilla. Durante el fin de semana llevaron las latas a casa para llenarlas de tierra; quisimos hacerlo así intencionadamente para ver lo que descubrimos esta mañana: no había una tierra igual a la otra. Diferencias de color, grosor, tacto que fueron palpadas y observadas con la lupa, así como pasadas por el tamiz para ver lo que queda en el cedazo. Diez días previstos para la germinación y noventa para la recolección que nos van a dar mucho juego. Esto no hizo más que comenzar: ¿cuál será la tierra más adecuada?, ¿podemos plantar en arena o piedras? -según ellos sí, ya que en las dunas nacen plantas y las palmeras se dan en la arena, al igual que en las rocas de la playa hay pinos-, ¿todas tendrán la misma floración?, ¿cuáles son sus enemigos? -aceptaron mejor a  la araña roja que a los caracoles devoran voraces las gemas nuevas-, ¿algunas crecerán como las “habichuelas mágicas”?, ¿la planta de las lentejas será la más pequeña?, ¿ellos comen legumbres? -una ojeada a la agenda del comedor escolar nos sacó de dudas … Ya iremos contando lo que da de sí.

Ver presentación.

Circo de caracoles

In EncienciArte on 25/03/2011 at 08:01

Bave Circus from DuDuF on Vimeo.

Primavera y aparición de los caracoles es algo común. A los pequeños le gustan mucho, por ello proyectamos este vídeo de un circo singular en el que los caracoles realizan actuaciones extraordinarias.

Para extraer conclusiones interesantes sobre el afán de poseer y la vanidad, “La casa más grande del mundo” de Leo Lionni en Kalandraka; narra las desventuras de un pequeño caracol que quería tener la casa más grande nunca vista.

Ver_mirar_pensar_contar XXII

In MirArte on 23/03/2011 at 21:00

Impresionante colección de fotografías “Human flowers”, de Cecelia Webber, algunas de las cuales podemos ver en este vídeo.

Decoración primaveral

In CativArte on 22/03/2011 at 00:00

Como inspiración de posibles decoraciones primaverales recomendamos la visita a la web de Zoe Bradley, artista del trabajo con papel que realiza extraordinarios montajes de escaparates para Missoni, Tiffany o Mc Queen.

La primavera en la pintura

In CativArte on 20/03/2011 at 21:02

A las 23:21 de hoy, 20 de marzo entra la primavera; con tal motivo, desde hace tiempo teníamos reservada información sobre la exposición que tuvo lugar en el Museo Thyssen, “Jardines impresionistas”; pese a que ya terminó, la visita en la web a los distintos ejes sobre los los cuales se organizó permite el visionado de obras emblemáticas de jardines o de flores: los Precursores, el jardín como ámbito social, jardín decorativo, el jardín productivo y las primeras vanguardias. Puede verse parte de la exposición en el vídeo.

Con todo, siempre intentamos mostrarle a nuestro alumnado obras de artistas gallegos, pese a que es casi imposible acceder a su imagen en la red -por mucho que se diga, la cultura sigue sin estar al alcance de todo el mundo; he ahí nuestra selección:

“Cerezos de Ventosela” (1992), “Cerezo” (1992), “Mimosa” (1980) y “Mimosas” (1980) de Xavier Pousa; “Carta desde Alemania” (1964) de Virxilio; “Florero” (1961), “Árboles en flor”, “Paisaje” (1963) de Colmeiro; “Cardos” (1986) y “Flores” (1986) de Prego; “Florero” de M ª Antonia Dans; “Flores” (1875) de Cancela del Río; “Periódico rosa” (1999) y “Terrenos del niño” (1999) de Quintana Martelo; “Ronda de niños” de Castelao.

Como inicio de primavera, nuestro alumnado llevará para casa las margaritas plantadas a comienzo de mes, tras representarlas plásticamente.

Árboles

In EncienciArte on 15/03/2010 at 00:18

El día 21 de marzo, coincidiendo con la entrada de la primavera se celebrará el Día del árbol; con este motivo quisimos hacer una selección de cuentos, obras pictóricas, sugerencias de trabajo y otras noticias de interés que versen sobre los árboles y la naturaleza, dado que es el momento en el que se aprovecha en la mayor parte de las aulas para abordar estos contenidos.

Como siempre, empezamos con un cuento, para nosotros, adultos, una fábula hermosísima: “O home que plantaba árboles” de Jean Giono en Galaxia. Un libro que habla de la generosidad humana sin límites. Del respeto a la naturaleza, de la vida y del amor a la tierra y a todo el que de ella puede nacer. Para creer en la bondad humana y en el altruismo.

Y unas imágenes primaverales:

-La floración de los cerezos en el valle del Jerte, web y vídeo.

-La floración de los almendros en Mallorca, allá por el mes de febrero, porque en algunos lugares se adelanta, web y vídeo.

Los árboles en la literatura infantil

In ContArte on 15/03/2010 at 00:17

Hicimos una antología de libros en gallego y en castellano.

– “El árbol de hojas  DIN A-4“, de Carles Cano en Kalandraka. “Hubo una vez un árbol que nació en lo más recóndito del bosque y que sabía, de esa forma vegetal y misteriosa en la que los árboles saben las cosas, que se convertiría en papel. Y una primavera, cuando llegó la hora de cambiar el traje…”

– “A memoria das árbores“, de X.A. Neira Cruz en Sondeconto. Los padres de Tano, cuando nació, plantaron un árbol en el jardín para que creciera con él.” Con la sensibilidad y saber hacer que caracteriza todos los trabajos de Neira Cruz, en una edición especial con música de Marcial Adalid, interpretada por la Orquesta Sinfónica de Galicia.

“¿Todavía nada?” de Cristian Woltz en Demademora. “Una mañana muy temprano el señor Luís cavó con un agujero en la tierra y en él dejó caer una semilla.”

– “As estacións” de Iela Mari en Demademora. Va mostrando el ciclo de las estaciones al tiempo que se va llenando de color.

-“Jaime y las bellotas” de Tim Bowley en Demademora. Jaime plantó una bellota pero antes de haber podido crecer, una ardilla la desenterró…”

– “A pequena árbore” de Ánxeles Ferrer en Xerais. Nos habla del ciclo de las estaciones y de los incendios.

– “Lume” de Alberto Varela en Xerais, los peligros que amenazan nuestros montes.

– “El lugar más maravilloso“, de Javier Sobrino en Thule Ediciones. Lo extraordinario que puede ocurrir en lo alto de una higuera.

– “La semilla piloto“, de Sergio Mora, en Thule Ediciones. Una semilla escapa de diversos peligros, todos quieren comerla, pero ella quiere llegar a su país de los sueños.

– “El jardín subterráneo“, de Cho Shunkyung en Thule Ediciones. Una estación de metro huele mal, pero ¿qué ocurriría si alguien plantara un jardín que llenase todo con su aroma?

– “El manzano“, de Mira Lobe en Lóguez. Una sencilla historia de árboles y de pájaros que nos habla de la hospitalidad y de la tolerancia.

-” Pétala“, de Pep Bruno en OQO. Un día Pétala va a regar las plantas y descubre que no hay agua.

Recordad la posibilidad de hacer búsquedas de libros a través del S.O.L. Estos son los resultados que nos devuelve tras introducir la palabra “árboles” o “bosques“.