Nuestra aportación a la educación infantil

Archive for the ‘CativArte’ Category

Caminos IV: la cartografía textil

In CativArte on 14/06/2018 at 23:18

Llegado este punto, por nuestra parte ya habíamos teñido las tenerlas que serían la base de la cartografía textil, hicimos la representación de las casas del alumnado y demás lugares significativos de nuestra localidad, aportamos un trozo de tela de algo que tuviera un vínculo emocional con cada niño y niña, personalizamos unos cordones de algodón que serían los caminos diarios de la casa a la escuela, ahora sólo quedaba esperar a que nuestra artista textil, Charo Belda compusiera un mapa tapiz con todo eso.
Y he aquí el resultado.

img_4948.jpg

Hoy llegó un paquete sorpresa; por los datos de identificación ya supimos que era de Belda Products, así que imaginamos de qué se trataba.

IMG_4918
Al abrirlo quedamos admirados. Una auténtica obra de arte y de artesanía en la que no faltan las calles, las casas, los caminos, la EEI y el CEP para el que pronto irán, el Camino Portugués, los parques y montes en los que juegan, incluso se puede ver la catedral de Santiago, tal y como hacían los peregrinos cuando llegaban al Milladoiro (al parecer el topónimo deriva de “humilladero” lugar donde se postraban cuando tras un penoso trayecto por fin veían el lugar al que se dirigían sus pasos, Compostela). No podía faltar la rosa de los vientos, ni la leyenda del mapa con los nombres de todos los niños y con el código de color de su camino.

Al modo de los antiguos mapas está rematado con un cordón blanco y negro.
En la parte trasera las telas teñidas con las flores e hierbas de la localidad.

¡No sabemos qué decir! Estamos agradecidos, asombrados, entusiasmados, representados y felices de esta culminación del trabajo que nos ocupó a lo largo de este curso.

No podíamos imaginar mejor recuerdo de cierre de ciclo que este mapa “Caminos”, precisamente ahora cuando sus pies van a tomar otras sendas. Fueron tres años caminando hacia la escuela infantil que no dejaron huella en el suelo que pisan, pero sí en sus corazones y en los nuestros.

EAQI0807
Mil gracias Charo Belda por este regalo. Siempre estaremos en deuda contigo. Ya formas parte también de nuestra historia de vida en la escuela infantil.

Aquí podéis seguir su relato del proceso y sus fuentes de inspiración.

Camiños no Milladoiro. Participación das nenas e nenos.

Camiños no Milladoiro. La idea

 

Caminos III: el mapa telaraña

In CativArte on 06/06/2018 at 23:13

IMG_4488

Nuestra artista téxtil, Charo Belda, nos encomendó que dibujásemos las casas de cada niño y niña, así como los lugares significativos para el grupo. Hubo que resolver situaciones como qué hacer en el caso de dos niños que viven en la misma casa; acordamos que cada uno tiene derecho a hacer su propia representación, de modo que se repiten sin ningún problema. En nuestro mapa los árboles con las abubillas, la escuela 0-3, la farmacia, Correos, la biblioteca, el Monte de los Pinos, el cercano pazo del Faramello o el circo tienen cabida. No faltan tampoco una rosa de los vientos marcando el Norte, ni el Camino Portugués e incluso los peregrinos que pasan todos los días por delante de la escuela. Es tan naïf como real, tan simbólico como imaginado y sentido. Es el mapa de nuestro Milladoiro.

A continuación pensamos en qué título le pondríamos. Charo para identificarlo lo había llamado Mapa-Metro Milladoiro porque le recordaba las líneas de metro de algunas ciudades. Nosotros pensamos primero en el Mapa de los (tras)pasos, porque metafóricamente quedaban reflejados todos los traspasos: de la casa a la escuela, de la escuela la otros espacios lúdicos o educativos, de la escuela 0-3 a la 3-6 y de esta al CEP. Charo Belda resolvió magistralmente llamándolo Caminos. En efecto, son caminos, en todos los sentidos que se quieran entender.

En cualquiera caso, tras escanear todas las imágenes para poder imprimirlas en tela pensamos qué podríamos hacer con todo el trabajo realizado. Acordamos dejar también un mapa sobre papel para el centro. Esto supuso la ubicación de todos los puntos, el debate sobre si un edificio estaba bien situado o había que cambiarlo en función de otras referencias, etc. Una vez todo colocado en su lugar y adornado con hojas para simular las zonas verdes, bosques o jardines comenzamos a hacer los recorridos de cada uno. Pensamos en marcarlos con un trazador pero nos gustó más la idea de representarlos con hilos de colores.

Así, cada niña o niño iba contando su día a día y los pasos que da por la localidad. Resulta revelador…

La escuela es el punto en el que todos confluyen desde que salen de sus casas, luego quedan patentes gustos, aficiones familiares y necesidades: biblioteca, parque, centro comercial, farmacia, catedral o iglesia… los caminos de las diferentes familias.

Una vez finalizado quisimos darle un nombre. Votaron y acordaron que Mapa telaraña era lo que más encajaba.

Seguiremos contando de los caminos.

Caminos II: el entorno, la base

In CativArte on 05/06/2018 at 23:03

La base de nuestro mapa acordó Charo Belda que sería de tela de algodón teñida con los pigmentos naturales de las plantas del entorno para, de este modo, recoger también los colores y olores de la localidad. Así, tras anunciar su visita, iniciamos los preparativos pidiéndole a los pequeños que recogiese flores y hierbas aromáticas con sus familias. Además le solicitamos un pequeño trozo de tela de algo que tuviera un vínculo afectivo con los niños y niñas: de un vestido, de las cortinas de sus habitaciones, de un babero de cuando eran pequeños… Ya contaremos más adelante lo que se hizo con ellos.

 

El día acordado juntamos todas las plantas en el suelo y aquello era la abundancia: toda la gama de verdes y los colores de la primavera. Hasta hicimos un catálogo con ellas.

Nada más llegar al aula, Charo proyectó en la pantalla lo que había trabajado en ese mapa aún sin nombre y les explicó cómo más tarde lo trasladaría al tapiz. En seguida se puso manos a la obra. Iban a teñir las telas según la técnica japonesa Hapa Zome que consiste en golpear con un martillo sobre las plantas cubiertas con la tela. Charo iba dejando elegir pero también aconsejando sobre las que podían soltar más jugo o dejar más color.

Luego hubo que dejar secar y fijar el color de las telas con calor.

 

Ya veremos cuál es el siguiente paso.

Caminos I: la idea

In CativArte on 05/06/2018 at 16:23

Cada vez que cerramos una promoción queremos hacer algo que sea un recuerdo de los tres años que vivimos con el alumnado. Un resumen, un recuerdo, para ellos, para sus familias y sobre todo para nosotras. Egoístamente decimos sobre todo para nosotras, porque tras vaciarnos a lo largo de tres cursos, después de darlo todo, cuando más orgullosas nos sentimos de lo logrado, en ese momento, se despiden y tenemos que volver a empezar. Según se va acercando la fecha de remate, nos invade una tristeza alegre; estamos felices al ver el crecimiento de las niñas y niños, sabemos que excepto en el físico, en las demás tenemos gran parte, pero es demoledor pensar en volver a comenzar con otro grupo. Afortunadamente el verano actúa como un bálsamo y en septiembre comenzaremos con ilusión, aunque a ratos tengamos el síndrome del nido vacío.

Para entonces comenzaremos a escribir otra nueva historia, pero ahora aún tenemos que cerrar bien la labor que tenemos entre manos.

Así le dábamos vueltas a la cabeza. La metáfora visual “Las llaves están en infantil” de la promoción anterior se nos antojaba insuperable y también irrepetible, porque en esta no tendría sentido; las llaves, en esta ocasión, no fueron parte de nuestro juego cotidiano. Como siempre, la suerte llamó a nuestra puerta.

Allá por el mes de enero, se puso en contacto con nosotras una colega a la que llevábamos tiempo sin ver aunque sabíamos de sus derivas profesionales, vitales y artísticas. Hablamos de Charo Belda, maestra adelantada su tiempo, asesora inolvidable del CFR de la Coruña, ahora artista textil de la que podéis saber más en su web. Ella, seguidora de Innovarte, sabía de nuestras experiencias de trabajo con los mapas y puso generosamente su conocimiento, creatividad y talento al servicio de nuestros pequeños. Tras varias conversaciones y muchas risas, acordamos hacer una de sus cartografías textiles como cierre de ciclo con el grupo.

El entusiasmo y profesionalidad de Charo son dignas de destacar. Estableció un plan de acción. Comenzó a enviarnos proyectos, modelos, otros mapas -propios o ajenos que desconocíamos-, materiales o necesidades. Trazó un cronograma en el que detallaba a la perfección nuestras responsabilidades y plazos así como las suyas. Concretó cuál sería la obra resultante y qué llevarían de ella los pequeños como recuerdo.

Acordamos hacer un mapa del Milladoiro con los caminos que recorrieron a lo largo de estos tres años para venir a diario a la escuela, sabiendo que muy pronto sus pasos se encaminarán en otro sentido hacia el centro de primaria. En el mapa estarán representadas sus viviendas, las calles, los lugares significativos para ellos, y cómo no, la EEI Milladoiro y el CEP de Ventín, centro receptor. Se hará sobre un tejido teñido por ellos mismos con hierbas comunes en la localidad.

Expusimos al alumnado lo que queríamos hacer y de inmediato se vincularon con el proyecto, ya que los mapas forman parte de nuestras dinámicas así que hacer uno ex profeso para ellos será la culminación de todo lo aprendido.

En próximas entradas del blog, iremos relatando al detalle todo el proceso. Ahora tan sólo se trataba de apuntar la idea y todas las derivas que surgieron.

De la mancha a la figura

In CativArte on 01/06/2018 at 23:19

IMG_4511

Siempre hablamos de nuestras experiencias elásticas que sabemos cómo surgen pero nunca hasta dónde pueden llegar ni cuando finalizan. Esas son las que nos dan grandes sorpresas. Pues esta es una de ellas.

Allá por el mes de febrero descubrimos el libro “Tinta de luz” de los hermanos Pepe y Berta Caccamo, que dio pie a la visita del escritor, tal y como recogimos en la entrada “Con ppkkmo”. También hablamos ya de las mezclas de colores que hicimos intentando emular las singulares ilustraciones de Berta Caccamo.

“cores frías e quentes,
mornas, tépedas, ardentes,
duribrandas, brandiduras.
branquiloiro, roxipardo,
grismarelo, negriazul,
rosvermello e verdourado.
Cores altas, branquilongas,
verdifracas, griscontentas,
negribaixas, roxivellas,
rosanchas e pardolentas.”

Y de cómo fuimos dándole nombre y luego la “matrícula” gracias a las explicaciones de la madre de un niño, especialista en artes gráficas que trajo la carta Pantone y nos ayudó a buscar el código de identificación de cada una de nuestras creaciones.

IMG_2326

Pero allí habían quedado colgados los lienzos a la espera de que los mandáramos para la casa de los pequeños. Cada vez que pasábamos por delante de ellos parecía que nos pedían algo más. Eran bonitos colores, un hermoso conjunto, pero aún podían dar más juego. Hasta que decidimos darle una segunda vuelta. Hacer un proceso al revés: primero el color y luego el dibujo al contrario de lo que se hace habitualmente.

Cada uno recogió su lienzo y nos dedicamos a mirarlo detenidamente buscando lo que podía esconderse en la mancha. Escasez de recursos para no alterarla nada más que el necesario: dejar que los rotuladores ayudasen a aflorar lo que permanecía oculto.

He aquí el resultado: mariposas, ondas en el agua, soles, peces, rostros, lunas, los anillos anuales de un árbol, diamantes, planetas, gatos, orugas o naranjas.

Con ppkkmo

In CativArte, ContArte on 30/04/2018 at 21:59

IMG_3145

 

 

Desde que leímos en clase “O ganapán das palabras”, teníamos ganas de conocer a Pepe Caccamo, el escritor que hace versos inversos, le da la vuelta las palabras o que las lee a través del espejo, pero luego llegó a nuestras manos “Tinta de luz y entonces ya no esperamos más. Lo llamamos, le contamos lo que nos gustaba de su obra y él, generosamente, aceptó dándonos todo tipo de facilidades.

No sabíamos bien cómo recibirlo, pero su tinta de luz ya nos iba brindando oportunidades de juego con los colores. Esas ilustraciones de su hermana, la pintora Berta Caccamo, plasmando

“cores frías e quentes,
mornas, tépedas, ardentes,
duribrandas, brandiduras.
branquiloiro, roxipardo,
grismarelo, negriazul,
rosvermello e verdourado.
Cores altas, branquilongas,
verdifracas, griscontentas,
negribaixas, roxivellas,
rosanchas e pardolentas.”

dieron pie a que nosotros también creáramos nuestros colores, siguiendo fórmulas únicas, a los que dieron nombres como “rosa diamante”, “rojo piruleta” o “gris vaquero”.

 

 

Más tarde, gracias a la visita de una madre, también les pudimos poner “matrícula” porque, como especialista en artes gráficas, nos mostró las cartas Pantone y nos ayudó a identificar la denominación estándar de esas nuestras creaciones.

 

 

 

 

Entretanto, nosotros seguíamos disfrutando con “Tinta de luz”, así supimos de las liñas paralelas que corren namoradas, do triángulo tángulo farángulo, do cadrado carbado carbón, das acompasadas liñas onduladas o de las bravas liñas quebradas…, y también quisimos pintar o vento e a sombra do aire na herba.

 

 

Las buscamos por todas partes.

Hasta que llegó Pepe Caccamo a la escuela y puso todo patas arriba. Nada de lo previamente pensado, nada de lo previsto salió adelante. Él traía su propio plan, que por supuesto superaba con creces todo lo que esperábamos de él.

 

 

Como artista, creador, malabarista de las palabras, conocedor de los pequeños y de las escuelas infantiles supo lo que había que hacer para engancharlos en su hilo y llevarlos prendidos de la música de sus palabras hasta la hora de marchar.

Leyó “Tinta de luz”, hizo juegos de palabras con bayetas de cocina, nos dejó la idea de atrapar la tinta de luz y guardarla en tarros de cristal para luego escribir con ella, con la promesa de venir de nuevo a cuando lo llamáramos.

 

 

Nos obsequió con alguno de sus libros, nos los dedicó con textos escritos en espejo…, nos dejó a todos agotados con su energía, entusiasmo, creatividad y cariño.

 

 

Recordaremos esta visita. Fue un momento inolvidable en nuestra vida escolar.

Mil gracias Pepe Caccamo, te esperaremos leyendo “Sopa de estrelas” -con unos poemas que fueron escritos a petición de Bea, su maestra, para las niñas y niños de la EEI do Ribeiro, situada en el satélite San Adrián de Cobres del planeta Vilaboa do Morrazo-, también ilustrados por su hermana Berta Cáccamo.

 

El blanco pinta

In CativArte, ContArte on 05/02/2018 at 20:02

img_9613.jpg

Los encuentros con autores siempre son una ocasión excepcional para que los pequeños puedan ponerle cara a quien escribe los libros que en un determinado momento nos fascinan. Saber que detrás de casa cuento hay siempre una historia hace que le cojan más cariño.

Desde que tuvimos en las manos “O branco non pinta !”, habíamos quedado con Antía Otero en un encuentro en nuestra aula; así a la vuelta de vacaciones de Navidad anduvimos dándole vueltas a cómo recibir a la autora de ese libro que tanto nos había puesto la cabeza en funcionamiento. Nosotros que este curso estamos pintando cuadros sin pintura y escribiendo sin lápices, queríamos mostrarle que el blanco, además de complementar, contrastar o mezclar con otros colores, también puede ser el color protagonista de una obra de arte con fuerza expresiva propia. No es un descubrimiento nuestro, ya que aparte de Malévich, son muchos los artistas que pintaron cuadros empleando sólo el color blanco y pese a ello lograron transmitir una idea que subyuga a quien los admira. Esta reseña que lleva por título “Antología del lienzo vacío” supimos de los que pintaron en blanco: Alphonse Allais, Robert Rauschenberg, Li Yuan-Chia, Agnès Martin o Robert Ryman entre otros de los ligados al expresionismo abstracto.

Pero a nosotros no nos interesaba tanto explorar las posibilidades artísticas del blanco como conocer a la madre de la niña que se siente defraudada porque “el blanco no pinta”; a quien le demuestra a Mara que el blanco es el color más hermoso. El vídeo con que se presenta el libro   plasma fidedignamente el desconcierto de los pequeños cuando descubren que el blanco sobre papel blanco casi no se percibe. Nuestro alumnado se identificó totalmente con Mara y quisieron conocer a su madre para con ella poner los prismáticos para detectar la presencia del blanco en el mundo.

Es sabido que cuidamos mucho la recepción de las personas que tienen la gentileza de venir a compartir un rato de su tiempo y de su saber con nosotros, así tratamos de que sea un ritual aunque personalizado y diferente para cada uno de nuestros invitados, por ello nos pusimos con los preparativos de la acogida de Antía Otero pensando como podíamos mostrarle nuestro agradecimiento. Una exposición de obras en blanco, el catálogo de la misma para Mara y un bizcocho blanco, comida de ángeles, para celebrar el encuentro fue la elección.

En los días previos quisieron saber si  Antía era alta, rubia, morena, joven o mayor… y cuando la vieron en fotografías dijeron que les parecía una bailarina o un hada con la sonrisa dulce y permanente. Así, cuando por fin la vieron en persona ya la trataron como una amiga a la que llevaron por todo el colegio mostrando aquello de lo que más orgullosos se sienten; la invitaron a merendar y más tarde escucharon la historia esta vez contada con su voz lo que la hace aún más hermosa. La explicación del proceso de creación de las obras con pintura chorreada directamente del bote al lienzo, los títulos elegidos para ellos, el montaje del catálogo y la rápida decisión de poner las pegatinas que Antía nos regaló sobre los cuadros, hizo que volara el tiempo hasta el momento de la despedida.

Como siempre, no cabe más que agradecer que haya personas que quieran departir con los pequeños de igual a igual, escuchando sus ideas y aprendiendo los unos de los otros.

Mil gracias a Antía Otero, a María Brenn, a Mara, a Apiario, y a Dores Tembrás por propiciarnos una rica experiencia de vida, de esas que nos gustan, de esas que recordaremos por mucho tiempo.

Ver todo el proceso.

Celebrando los cumpleaños con el arte: pintar un cuadro sin pintura

In CativArte on 26/09/2017 at 00:47

IMG_5930

En los dos cursos anteriores introducimos una variación en cuanto al modo de celebrar los cumpleaños en el aula tratando de huir del consumismo que impera en estas ocasiones. En un caso pintaban un lienzo empleando sus dos colores preferidos y, el año pasado seleccionábamos una noticia del periódico del día en el que cumplían cinco años al tiempo que rescatábamos otra noticia relacionada con algo que había sucedido el día que nacieron. Además, con la colaboración de las familias, preparaban un montaje en el que quedaban patentes sus gustos, aficiones y preferencias como un modo de singularizarse en el grupo.

Ahora, andábamos dándole vueltas para continuar en la misma linea en la que sintiéndose especiales y protagonistas elaboran una obra que les haga recordar ese día único. La idea surge de la unión del juego de los lápices primos y fruto de una visita que nosotras hicimos a la exposición “Flor Novoneyra” de Antón Lamazares en el Museo de a Cidade da Cultura.

flornovoneyra_web_cabe

Flor Novoneyra está formada por más de cien piezas inéditas realizadas por Lamazares en los dos últimos años entre Berlín y Madrid, en las que el autor fusiona su pintura con una selección de versos de Uxío Novoneyra traducidos al Alfabeto Delfín, un código inspirado en el abecedario occidental creado por Lamazares en homenaje a su padre y utilizado en todas las facetas de su vida y obra desde el año 2012.

En nuestra versión, cada niño/a “pintará” un cuadro sin usar la pintura. Para ello emplearemos unos soportes de cartón sobre el que perforarán dibujos, textos, mensajes, nombres y todo aquello que ellos quieran plasmar.

Se completará con la colaboración de las familias ayudándolos a escribir su nombre en soportes no convencionales con materiales no convencionales para la escritura.

Este fue el primer intento que ya dio el pistoletazo de salida para poner la imaginación en acción. Iremos dando cuenta de los resultados.

Dice Antón Lamazares que él se considera un poeta que pretende hacer poesía pintando, sembrando en un soporte humilde como la tierra, el cartón. Nosotros también lo intentaremos.

Educación y compromiso cívico en O Xardín do Recordo

In CativArte, EmocionArte, FamiliarizArte on 17/06/2017 at 19:16

 

Las personas que nos siguen saben de nuestro empeño en conectar la realidad educativa y la realidad social con experiencias que favorezcan la educación en los derechos humanos y la aplicación de estos conocimientos en la vida, siguiendo, entre otros, los mandatos de la UNESCO para la educación en el Desarrollo Sostenible que instan a la configuración de nuevas metodologías en las que los conocimientos académicos, las competencias cognitivas y las claves para el ejercicio de una ciudadanía activa estén íntimamente imbricadas. Así, siempre intentamos proporcionar vivencias a nuestro alumnado  en las que participe la comunidad y que al fin reviertan sobre ella ayudando a mejorarla. Conviene recordar que hicimos nuestro el lema de Eduardo Galeano: cosas pequeñas de gente pequeña en lugares pequeños que pueden cambiar el mundo.

Desde el comienzo de este curso iniciamos una relación de colaboración con el proyecto del Xardín do Recordo en el Pazo do Faramello, un jardín público memorial a la tragedia de Angrois del 2013. Habíamos estrenado allí el otoño contribuyendo con la plantación de un ejemplar de cercis canadensis (árbol elegido por la Escuela de Paisajismo Juana de Vega para simbolizar cada una de las 81 víctimas del accidente de Angrois); asistimos a la caída de las hojas de los árboles del amor, nos emocionamos con su floración en primavera y con la llegada de su follaje con forma de corazón; celebramos cada nueva incorporación de árboles gracias a las visitas de otros centros educativos y lo fuimos viendo crecer poco a poco. Con tal motivo, ahora, quisimos cerrar este curso en el mismo lugar pero con toda nuestra comunidad a la que habíamos ido haciendo partícipe de nuestras aportaciones.

Huelga decir que no somos partidarias de las celebraciones de cierre de curso que tanto se estilan como festivales y macrofiestas en las que el consumismo, la falta de calma y de reflexión son el denominador común. Por ello, nuestra alternativa tenía que ser más serena, sin esas divisiones entre escuela y comunidad en la línea de actores o espectadores y, al tiempo, generadora de compromiso ciudadano. Una merienda con las familias en una placentera tarde en el lugar del que tanto nos oyeron hablar, haciéndolos también parte  del proyecto del Xardín do Recordo fue nuestra opción.

El pasado 15 de junio nos citamos todos los grupos de 5º de EI en el jardín con la consigna de que cada quién tenía que aportar lo mejor de sí para contribuir al bienestar de todos: meriendas, dulces, refrescos, cantos y música, cometas, juegos y enredos, conversaciones y miradas cómplices sobre lo que nos une a todos, las niñas y niños.

Pero la comunidad somos más que docentes, alumnado y familias, es la sociedad en general y el entorno social en concreto, así fuimos muchas más las personas que colaboramos para hacer de esta tarde un recuerdo especial de la vida en educación infantil.

Cuando contamos algunas de nuestras experiencias, suelen sorprender las colaboraciones que logramos a lo que respondemos que por lo general la gente se brinda gustosamente con todo lo que tenga que ver con la educación de los pequeños, siempre y cuando se le pida que muestren aquello que mejor saben hacer, aquello que les gustaría transmitir a la infancia. No puede haber imposiciones sino apertura; si de verdad abrimos la escuela a los ciudadanos llevaremos grandes sorpresas.

En este caso, el ilustrador Leandro Lamas, tan conocido por su creatividad como por su generosidad y compromiso con otros modos de vida más respetuosos, quiso realizar una ilustración imagen del Jardín del Recuerdo.  Trasladarla a un cartel para estar a la vista de los visitantes fue también gentileza de la empresa local Rótulos Axeitos, asiduo colaborador en nuestras experiencias.

DSCN5057

No faltó la vertiente artística con la magnífica intervención del escultor Marcos Mariño, un creador que, a lo largo de la tarde y a la vista de todos, con sus motosierras fue dando forma a un tronco de un árbol derribado por los temporales del pasado invierno hasta transformarlo en una alegoría del Xardín do Recordo en la que no faltan los símbolos inconfundibles del Pazo do Faramello, el Sol y la Luna.

Mención especial merece también la compaña de la fotógrafa Elena Cerviño que cada día nos agasaja en las redes con sus miradas sensibles, especialmente las referidas al Xardín do Recordo. Así gracias a ella vamos sabiendo incluso de los cambios que le pasan desapercibidos a la mayor parte de los visitantes.

Nuestra contribución en nuestra línea, poemas y letras, para que quien visite el jardín sepa los nombres en gallego de las especies arbóreas que lo integran y puedan deleitarse con la lectura de poemas de escritores de la tierra que le hablan a los ríos, al viento y a los bosques.

Y también un consejo para camiñantes, visitantes y peregrinos sobre cómo pasear por la legendaria senda de la Traslatio Xacobea y Camino Portugués que discurre paralelo al Xardín do Recordo: los veinte puntos del “Manual del buen paseante” de Raimon Juventeny publicado en Faktoría K de libros trasladados a lajas de pizarra para que a cada paso vayan impregnándose del espíritu de los buenos paseantes.

Como no podía ser de otro modo, todo nuestro agradecimiento al artífice del XdR, Gonzalo, quien con su generosidad,  compromiso con la memoria, con la educación y con el futuro nos acoge siempre con un regalo, en este caso con un ejemplar de cotinus más conocido como árbol de las pelucas, que también fue plantado con la ayuda de todas las manos, aportando nuestro grano de tierra a este proyecto nacido por su iniciativa pero que ahora precisa de que todos arrimemos el hombro.

DSCN5004

Gracias a todos por hacer de esta tarde un recuerdo especial en un lugar muy especial.

DSCN4956 - copia

Piedras, conchas y palos

In CativArte on 18/05/2017 at 21:19

final-baja-una-casa-bien-abierta-tapa

Descubrimos las ilustraciones de Claudia Legnazzi y quedamos fascinadas con el proceso de creación del libro “Una casa bien abierta”, por ello lo compartimos para que sirva de inspiración en este tiempo de paseos por la orilla del mar.

10007471_764254180286097_481420939379729152_n
Claudia Legnazzi es argentina, ilustra libros para niños y jóvenes desde hace veinte años. Ha recibido muchos premios, entre otros el Runner-up en el Noma Concurso de Ilustración en Xapón. En 2002 obtuvo el Primer Lugar en el Catálogo de Ilustradores de CONACULTA, y también el Gran Premio del Jurado en el Noma Concurso de Ilustración de la Unesco Asia. Muchos de sus trabajos se exhiben en el Chihiro Art Museum de Tokio, especializado en ilustración infantil de todo el mundo.

Las risas del mundo

In AlfabetizArte, CativArte on 17/04/2017 at 23:00

IMG_2864

En una actividad de la biblioteca escolar del centro nos encomendaron representar plásticamente un fragmento de un poema de Gabriela Mistral:

“Doña Primavera de aliento fecundo

se ríe de todas las penas del mundo”.

Durante días estuvimos pensando cómo hacerlo, reflexionando qué quería decir aliento fecundo, cómo podía reírse de todas las penas del mundo, y en definitiva, sobre cómo sería Doña Primavera.

Empezamos por lo más fácil, cómo sería la risa de la primavera, lo tuvimos claro: tenía que ser en Ja, ja ja, ya que el jejeje, jijiji, jojojo, jujuju, parecía tener otros matices. ¿Y se reiría de igual modo en otros lugares del mundo? Debemos apuntar que en clase nos gusta trabajar con onomatopeyas, escribirlas e incluso ilustrarlas. Hay un gran número de páginas en internet que nos facilitan la escritura de la risa en distintos idiomas, siendo algunos de ellos muy curiosos. Estaban tan interesados que incluso quisieron elaborar una lista para poder compartir esta información con sus familias. Así estuvimos jugando con las risas de doña Primavera.

img_28631.jpg

El montaje final fue muy sencillo. Elegimos los colores que llenan el paisaje que vemos a través del ventanal. Usando ceras acuarelables preparamos una base  con esos colores. Sobre el lienzo escribimos el poema y finamente añadimos unos bocadillos con las risas de la primavera en idiomas del mundo.

Tan sólo nos quedaba la duda de si esas gente de otros países se reía como nosotros o se reían con reproduciendo los sonidos de la escritura.

Un pequeño trabajo de investigación, de vocabulario, de lengua, de escritura, de participación de las familias, de representación plástica y de consenso que nos mantuvo interesados durante unos días.

Celebrando los cumpleaños con el periódico

In AlfabetizArte, CativArte, Sin categoría on 09/02/2017 at 00:13

img_4353

Continuando en la línea iniciada el curso pasado, cada vez que un alumno o alumna está de aniversario lo celebramos de una manera diferente a la convencional, con una elaboración plástica sobre una página del periódico del día en la que seleccionaron una noticia que les gustó.

Tras el éxito de las creaciones del año anterior, que habían dado lugar a la exposición 50 años en 9 meses, en la reunión inicial con las familias del alumnado, les facilitamos una hoja informativa en la que se les explicaba el modo de realización y su participación en esta fecha tan significativa en la vida de sus hijos y hijas. Aceptaron de muy buen grado y así lo venimos desarrollando desde comienzo de curso, primero con los que aún faltaban por cumplir los cuatro años y ahora ya con los de comienzo de año que hacen cinco.

img_4352

Consta de dos partes que expondremos en esta entrada del blog y en otra titulada “Singularizándose en el grupo”.

Debemos recordar que en el aula tenemos carteles por cada mes del año ilustradas con las fotografías de los niños/as que nacieron en ellos. Así vamos llevando la cuenta de los meses que faltan y de los que vienen por delante.

En el día en el que un niño o niña está de aniversario, la maestra se encarga de comprar un periódico (cada vez diferente) y dedicamos un buen tiempo a leer las noticias que más llaman nuestra atención -especialmente la del homenajeado/a-. Aquí son determinantes los gustos personales, las fotografías de las que se acompañen o el impacto que tenga esa noticia en sus vidas (bien porque la escucharon en la televisión, porque se habla de ella en las casas o porque los vincula con algo conocido). Solemos ir marcando las que más le gustan y luego finalmente elige una. La leemos con detenimiento, hablamos sobre ella (a veces hasta puede dar pie a desarrollar un pequeño trabajo), y nos fijamos especialmente en la fecha que figura en cada una de las páginas. Recalcamos que el día en el que él o ella hicieron cuatro o cinco años, ocurrió eso.

Luego, tal y como nos gusta, para dejar una presencia palpable, empleando dos colores (una condición que también habíamos impuesto el pasado curso), escriben su nombre y el número de años que cumple. Aquí jugamos mucho con distintas grafías para que vean que hay variadas formas de escribir una misma letra o número, procurando no ocultar la fecha y la noticia por la que escogió esa página. Una vez seca, pasa para un cuadro de cristal que le hemos reservado desde comienzo de curso en el que figura su fotografía y el texto: “Reservado para …, –/–/2017”.

A las familias, le pedimos que busquen en la red noticias que sucedieron en el día en el que nació su hijo o hija (hay páginas web o hemerotecas que lo permiten). Tenemos que destacar y agradecer la colaboración que nos están dando, preparando carteles o composiciones con esa noticia que les gusta vincular al nacimiento del niño o niña. En función del formato, nos la envían por correo electrónico o en soporte físico y, en el aula, dedicamos un tiempo a saber por qué la eligieron. Una vez conocida también la guardaremos bajo la elaboración plástica realizada en la clase.

A decir verdad le dedicamos tiempo, pero tampoco hay nada que nos impida hacerlo; nos parecen bien interesantes los derroteros que van surgiendo al hilo de cada celebración, además del nexo que vamos estableciendo entre la vida de los pequeños y lo que sucede en el mundo en el que viven. En el periódico hay noticias que ni nos van ni nos vienen, otras que les gustan mucho, páginas que siempre atraen su atención (pasatiempos, previsiones meteorológicas, anuncios o programación televisiva); en cualquiera caso y poco a poco vamos sabiendo cómo se organizan los periódicos y la información que contienen, cómo recogen contenido tanto en los titulares, en el cuerpo del texto, como en las fotografías o pies de foto. Despacio, ya que no es nuestro principal objetivo; eso irá calando a lo largo de las cuando menos veinticinco lecturas de periódico que haremos.

img_4279

En el aula con la celebración de un aniversario hay una serie de rituales a realizar: ser el encargado en ese día; tacharse del listado en la que figura con 4 años para anotarse en la columna de 5; medir el pie ahora con un año más (ver “Los estirones de los pies“); elegir el libro que quiere que leamos o la dramatización, canción o baile a realizar. El día del aniversario tiene que ser una fecha muy especial para ese niño o niña, algo para anhelar que llegue, algo para recordar, algo para desear que vuelva a suceder.

img_4265

Lo importante para nosotras, salir de los senderos consumistas uniformizantes y homogeneizantes  en los que se convierten las celebraciones y vincularlos con la realidad forzándolos a abrirse un poco del egocentrismo propio de estas edades, así como ir construyendo su historia, guardando recuerdos hermosos y dejando huellas de los hitos importantes de sus vidas.

Singularizándose en el grupo

In CativArte on 08/02/2017 at 01:40

IMG_2867

Continuación de celebrando los aniversarios con el periódico.

En la línea de querer hacer de los aniversarios una fecha especial en la que cada niño y niña se sienta protagonista y único, hablamos a comienzo de curso con sus familias solicitando su ayuda para plasmar en una intervención sus gustos y aficiones.

Con tal motivo y como soporte se compraron unas placas de porexpán, no es que sea la que opción que más nos gusta por motivos obvios, pero había que buscar algo que fuera fácil de encontrar y no demasiado costoso. Sobre ellas y con la ayuda de las familias, en los días previos a la fecha del aniversario, pegan, insertan o cuelgan elementos que les recuerden aquellas cosas que los hacen felices, que les gustan mucho o con las que se sienten más unidos a sus familiares.

img_1664.jpg

img_4220

Ahora van llegando al aula y no dejan de sorprendernos. Tenemos miniexposiciones de temas de lo más variados que los diferencian a cada uno de ellos entre todo el grupo. A la vista de ellos no hay duda de que son el reflejo de personalidades bien distintas que gustan de conocer las banderas de los países, los deportes, los planetas, las mariposas, las flores, maquinaria de jardín, la Patrulla Canina, etc.

img_4479.jpg

img_4370

Está siendo una fuente de aprendizaje para todo el grupo al tiempo que un modo de singularizarse frente a los iguales.

img_4196

En el día del aniversario cada niño o niña trae su montaje y se la exponen a los compañeros con explicaciones con las que muestran sus conocimientos específicos sobre este tema. Estamos maravillados con los motivos que los llevaron la esas inclinaciones y con los saber que poseen sobre ellas.

img_4252

img_4321

img_4219

Cuando finalice el curso tendremos veinticinco reflejos inconfundibles de la personalidad y de los saberes de cada uno de ellos y ellas.

img_4224

img_1666.jpg

img_4223

img_1670.jpg

El viento de invierno

In CativArte on 20/01/2017 at 20:12

Allá por el otoño nos surgió el problema de representar plásticamente el viento. Fue tras la lectura del poema “Ese vento” de Ana Mª Fernández, recogido en el Versos da tarde laranxa publicado en Galaxia y desde entonces andabamos dándole vueltas. Buscamos inspiración en la obra de artistas e ilustradores, pedimos ayuda a otras personas, pero no acababa de satisfacernos.

Ese vento/que fala en asubío./Ese vento/que ole a pel de esquío./Ese vento/que as follas ergue e deita./ Ese vento/que a xente trae dereita./Ese vento/que vén devagariño./Ese vento/que sopra no camiño./Ese vento que nace nas montañas./Ese vento/xa fala das castañas.

De dónde viene el viento, dónde nace, dónde se esconde cuando desaparece, de qué está hecho…, estas y otras muchas preguntas surgieron al hilo de nuestros debates, motivo por el que tuvimos que buscar información, lo que nos tuvo ocupados por largo tiempo. Bien es cierto que luego se sucedieron otras actividades y dejamos el asunto a reposar un poco, hasta que ahora a la vuelta de vacaciones, ya metidos de lleno en invierno, el viento era otra cosa bien diferente, tenía otro color, otra temperatura y otro temperamento. Ya no nos acaricia, los da punzadas;  ya no trae el aroma de las castañas, sólo huele a frío; ya no es de colores cálidos, es de un blanco ceniciento; ya no juega con nosotros, nos empuja con fuerza. Pese a todo,  nuestro mayor problema era representar el movimiento de las rachas de viento, su frío y matices dentro del blanco de la niebla y de la helada.

En otras entradas del blog hemos mostrado cómo nos gustan las actividades como son el recortado, enrollado y plegado de papel, de las que no es preciso abundar en sus ventajas en cuanto a la coordinación motriz, a pesar de que en los últimos tiempos fueron muy denostadas en la escuela infantil. Fruto de muchos de esos trabajos y con otros muchos elementos de desecho fuimos haciendo nuestra interpretación colectiva del invierno,  para más tarde, cada niño y niña elaborar la suya propia, así como ponerle un título.

Cuando abrimos puertas y ventanas, la corriente de aire crea ese efecto de movimiento que tanto buscábamos, a veces hasta le ponemos un ventilador y música de fondo (sonidos del viento en la naturaleza) y entonces estamos totalmente satisfechos con el resultado. Con todo, es posible que aún le demos otra vuelta.

Maneras de representar lo que sentimos, maneras de sentir con lo que representamos.

Ver presentación.

Huellas indelebles

In CativArte on 20/01/2017 at 19:26

img_4215

En estos días de heladas, con el peligro de resbalar por el patio del colegio, reparamos en las suelas de los zapatos, especialmente en aquellas que son más adecuadas para evitar patinar. Así descubrimos la variedad de grabados y de relieves que hay en su calzado. Tras tocarlas y apreciar con el tacto su rugosidad o suavidad, vimos algunas tan vistosas que decidimos hacer un calco con ceras blandas. Al mismo tiempo fuimos atendiendo a que botas diferentes pueden tener suelas iguales o viceversa. Pie derecho, pie izquierdo, tamaños, contornos, plantas, talones, suelas, tacones, etc, fueron muchos de los descubrimientos de esa mañana.

A continuación hicimos un trabajo de creatividad: cada uno pensó qué huellas le gustaría ir escribiendo por el suelo, en la nieve, en la arena o en el barro; lo que se complicó cuando algunos decidieron que las suelas de cada pie serían diferentes; ya que la escritura de sus huellas sería más complicada.

Pero no finalizó ahí, continuamos pensando en las huellas de los animales y en las de las cosas. Siempre nos sorprenden con su capacidad de observación: las huellas del polvo, las que dejamos en el vaho de las cristaleras, en el suelo después de fregarlo, las de los aviones en el cielo o las de los barcos en el mar. Huellas efímeras o imborrables que dejan su escritura.

img_4216

Nada más que una actividad al hilo de la realidad que se prolonga en un trabajo de pensamiento, imaginación y creatividad.

Pintando el fondo del mar

In CativArte on 23/12/2016 at 11:22

 

img_4107

Nos gusta contar en clase con la ayuda de personas “expertas” que ponen su conocimiento y habilidades al servicio de nuestras dudas o problemas. En esta ocasión recurrimos a la experiencia de la amiga Amalia Costa Bouzas, una artista plástica que, entre otras muchas temáticas, tiene especial predilección por plasmar en sus obras fondos marinos, charcas y reflejos del agua.

A lo largo de este otoño, climatológicamente tan bondadoso, nuestro alumnado con sus familias aprovecharon para dar muchos paseos por la orilla del mar, de los que siempre nos traían tesoros (conchas, trozos de madera, piedras y arena) que queríamos tener presentes en el aula para rememorar esos momentos tan placenteros para ellos, así, me habían pedido que hiciese un cuadro con ellos. Realizamos una presentación que teníamos en un rincón del aula junto con otras colecciones de conchas, pero no acababa de ser totalmente de su agrado, ya que según me decían, no les recordaba el mar ni olía a mar…, lo que nos pedían era todo un reto.

img_4035Estábamos ante uno de nuestros “problemas” al que había que buscarle solución para lo que solicitamos la colaboración de Amalia. Llegó cargada de recursos: fotografías de pozas marinas que le sirven de inspiración, conchas, erizos, estrellas, trozos de madera y de cristal pulidos por el mar, corales y piedras.

Tras mostrarles todo esto y conversar sobre el objetivo que pretendían, se puso manos a a la obra: con un tablero de madera y pigmentos les dijo que recrearía un fondo marino. La sorpresa llegó cuando como utensilio para pintar sacó un secador de pelo. No daban crédito a lo que veían, pintar con un secador, esto incluso superaba todas nuestras anteriores extravagancias.

En verdad, tras todo un proceso en el que fue acomodando la pintura con el efecto del viento, el resultado es espectacular por los efectos creados así como por las texturas que fue dejando que se asemejan al agua en movimiento sobre la arena.

Tras el secado, no quedó más que añadir los elementos.

img_4095

Ahora sí están satisfechos del resultado, esto sí que les recuerda una de esas charcas en las que ellos suelen jugar en los días de playa. Nosotras también lo estamos por todo el rico proceso que nos condujo a este resultado fruto de mucho debate y de mucho pensar para la resolución de un problema.

img_4111

Pintando la piel de los árboles

In CativArte on 18/11/2016 at 19:31

Continuación de “La piel de los árboles”.

Buscando imágenes de la corteza de los árboles encontramos la web de Cédric Pollet, un fotógrafo botánico y arquitecto paisajista que recorre el mundo fotografiando la piel de los árboles; ha publicado libros y realizado exposiciones con esas espectaculares fotografías, así imparte talleres para escolares en los que explica curiosidades sobre los árboles. De su galería, organizada por el color de la corteza (blanca, roja, rosa, amarillo, verde o azul), observamos muchas fotografías, de las que nuestro alumnado opinaba que eran pintadas. A continuación les mostramos otras del eucalipto arcoiris y como no lo conocían insistían en que eran pintados con pintura o con los reflejos del sol, por lo que tuvimos que echar mano de árboles que fueron pintados como en el emblemático Bosque de Oma o el Ecoespazo O Rexo de Agustín Ibarrola, entonces quedaron fascinados y nos preguntaron por qué no pintábamos nosotros los  árboles.

Resultado de imagen de cedric pollet

Resultado de imagen de eucalipto arcoiris

Resultado de imagen de ecoespacio o rexo ibarrola

Resultado de imagen de bosque de oma ibarrola

Tuvimos que buscar una alternativa y acordamos que pintaríamos la piel de los árboles como nos gustase y que luego las colgaríamos como si fuese un bosque. Este es el resultado de este trabajo plástico sobre un soporte diferente, que produce sensaciones visuales, efectos de movimiento, olores, al tiempo que desarrolla la sensibilidad artística y estética.

Ver presentación.

Celebrando los cumpleaños con arte

In CativArte on 11/01/2016 at 07:49

IMG_2830

Cada vez que comenzamos con un nuevo grupo de alumnado, en la reunión inicial con las familias, ya les anticipamos que, en el aula, celebraremos los aniversarios de un modo diferente al habitual. La razón que les exponemos es que ni los mismos niños saben cuántas veces los festejan -cuando menos tres o cuatro: con la familia (en el día), con los amigos y amigas (en el fin de semana), en el comedor escolar (a finales de mes), con los abuelos (en el domingo)-; así que en la escuela hay que tratar de huir de celebraciones en la misma línea consumista, haciendo en ese día algo que los haga sentir especiales y que sea para recordar. Al tiempo, hay que intentar que los aniversarios sumen los crecimientos de todos y de todas.
En este curso, adaptamos una idea que vimos en la red en Jugaryjugar, de entre las muchas y muy interesantes que proponían. Al inicio, le pedimos la cada niño y niña un lienzo de pequeño tamaño, los colgamos en la pared y sobre cada uno de ellos pusimos una nota en la que hay la fotografía de cada niño y el texto: “Reservado para…, y la fecha el aniversario”. Cuando llega el día, descolgamos el lienzo (que forma parte del conjunto de todos los del alumnado, profesorado y personal que tiene relación con el grupo), y en ese momento, el/la homenajeado/la, lo pinta a su gusto. Dado que se trata de niños de 3 años, pusimos como condición que sólo emplearían dos colores, sus favoritos, y que emplearían los utensilios y técnicas que prefieran (chorreando, salpicando, con los dedos, rollos, brochas, esponjas, pinceles…

El conjunto de lienzos se acompaña de un panel hecho con las fotografías de los niños y de las niñas según los meses de nacimiento y con un almanaque; así nadie se despista y llevan la cuenta de lo que falta para su aniversario.

El día que hay celebración, repetimos un ritual, en el que se traslada el nombre del niño o niña para la columna que corresponde (3, 4, 5 o 6 años), y se tacha en la que estaba hasta el momento; a continuación se descuelga el lienzo, elige colores y utensilios, y rodeado/a por sus compañeros, pinta su cuadro; le explica a los demás lo que representa, y de nuevo, se vuelve a colgar en su sitio. A continuación, observamos cómo va cambiando poco a poco esa obra colectiva que cerraremos a final de curso para mostrárselo a todo el centro.

Cielos, mares, campos de flores y noches estrelladas, integrarán esa intervención artística, tan personal al tiempo que tan de grupo.

InnovArte en KunArte

In CativArte on 28/11/2015 at 09:44

Una de las grandes satisfacciones que nos da el blog es la de ponernos en contacto con gente que, aunque geográficamente distante, nos es muy próxima en las visiones sobre la infancia. Así fuimos invitadas a un foro que dejó una muy grata huella en nosotras. En el mes de noviembre allá fuimos a Victoria-Gasteiz a participar en el programa Ikusi Makusi de KunArte,  el Centro de Innovación Artística y pequeña infancia, un proyecto hermanado al Teatro Paraíso, una iniciativa que hace falta difundir, tanto por su origen y motivación como por su trayectoria y labor que desarrollan en la actualidad, que los hizo dignos de muy prestigiosos premios y galardones nacionales e internacionales a lo largo de los 38 años que llevan trabajando por el teatro.

Una visita a la web de Teatro Paraíso ya nos da una idea del proyecto global que realizan, destinado tanto a la representación de obras de muy alta calidad, como a la educación-formación de espectadores (niños/as, familias y educadores). Esto, junto con la conversación telefónica que mantuvimos con Pilar, y la asistencia a la representación de su obra “Nómadas” en La Coruña, hizo que desde el primer momento nos entusiasmáramos con la propuesta de una “charla en familia” en la maravillosa casita que tienen en Abetxuko Pueblo, en la que a cada paso que dábamos, tomábamos una nueva idea inspiradora de cada uno de los rincones y espacios.

Nosotras teníamos el encargo de hablar sobre cómo introducimos el Arte en nuestras aulas a través de las pequeñas cosas, así hicimos una presentación de alguna de las experiencias publicadas en InnovArte, y, por sugerencia de nuestras anfitrionas, finalizamos con un “remake” de la intervención Las llaves están en infantil. Eso fue lo de menos, porque lo magnífico de ese fin de semana fue a conocer in situ el buen hacer de KunArte, coincidiendo con el Festival Internacional de Teatro infantil de Vitoria-Gasteiz. Asistir la representaciones como la de la compañía Teloncillo Teatro, dirigidas a pequeños y a sus familias, con una exquisita puesta en escena y trato con el público, hizo que eleváramos exponencialmente nuestros criterios de valoración de una representación teatral infantil.
Charlar sobre la educación en las artes, sobre la vida o sobre lo que nos apasiona y vivir momentos tan agradables en una hermosa “ciudad verde”, harán que mantengamos un gran recuerdo de una iniciativa tan singular como es KunArte.
Gracias mil a todo el equipo, mil gracias a Pilar, Rosa, Elena, Irene, Ana  y Tomás, seguid dándonos tantos frutos de vuestro proyecto de juventud.

Intervención artística final: Las llaves están en infantil

In CativArte on 19/06/2015 at 07:46

A lo largo de estos tres años mantuvimos un juego con nuestro alumnado en el que le decíamos que la maestra tenía unas llaves mágicas con las que logramos abrirles la cabeza, el corazón, los sentidos, la mirada o el pensamiento. Ahora que se van con todo abierto, le pregunté si no me dejaban aquí las llaves para poder ayudar a otros niños y niñas a abrirse. Por ello decidimos hacer una intervención artística como un recuerdo o una metáfora de ese nuestro juego.

Nosotras, siempre decimos que el arte es un lenguaje que nos permite expresar ideas con otros recursos, los plásticos. Es fundamental que comprendan que una obra es una forma de expresión, por ello, cuando hacemos trabajo artístico, no se trata de copiar obras de autores más o menos relevantes, sino que entiendan que son otros modos de representar el mundo. En este caso, pese a la aparente sencillez del resultado, cuidamos mucho el proceso y todo tiene un significado.

Una vez acordamos que me haríamos un cuadro con las llaves que empleamos, redactaron una nota para pedir a las familias que colaborasen con nosotros aportándonos llaves que ya no utilizasen en casa, explicándoles que era para nuestra última intervención artística. Así juntamos cincuenta de todos los tamaños, modelos y formatos: las hay grandes, pequenitas, llaves de armarios, de puertas, de coches, tubulares, de doble punto, de seguridad, de cajas, de portal…

Luego fuimos decidiendo qué podía simbolizar cada una de ellas: la llave con la que abrimos los secretos, los ojos, el oído, la bondad, la timidez, los sentimientos, la sensibilidad …, y por supuesto una llave personal con la que se abrió cada uno de ellos y de ellas. Sobre cada una de ellas se escribió su función.

En el último día nos trajeron una de esas llaves grandes y antiguas (de hórreo o molino) y decidimos que esa sería la llave maestra que puede abrir todo.

Como soporte, tras dos intentos, nos decantamos por un lienzo grande sobre el que cada uno de ellos escribió varias veces su nombre con ceras acuarelables, de modo que una vez aplicada el agua, cada color de cada nombre se fusionó con los otros creando una paleta multicolor donde los nombres permanecen atenuados por debajo de los colores. Como cualquiera puede suponer, esto no se le ocurrió a ellos, pero sí se les explicó la razón por la qué se hacía así. Todo responde a un motivo, es una metáfora y así hay que hacérselo ver.

Hecho el montaje, se busca un título, nos decantamos por la propuesta de una niña que escribe “Las llaves mágicas abretodo”.

Ahora que ya vaciamos el aula, recogimos todos sus trabajos, los carteles con sus nombres, quedando todo de nuevo desnudo y en blanco para volver a comenzar con otros niños y niñas, saben que ese cuadro quedará conmigo y que cada vez que lo vea recordaré cómo se fueron abriendo estas veinticinco personas que cuando llegaron a la escuela aún tenían muchas puertas cerradas. Tan sólo fue preciso encontrar la llave adecuada para lograr que cada uno nos mostrase lo que tenía escondido dentro o para que dejase entrar las buenas cualidades con las que ahora van equipados.

Para nosotras es una de las mejores metáforas visuales que tenemos realizado, una de las más llenas de significado y de vida. Sin contar que tiene un doble sentido, incluso una afirmación y una reivindicación de nuestra función profesional: que nadie dude que las llaves están en infantil.

Ver presentación

Chaves

Para acceder a las intervenciones artísticas finales de otros cursos:
2012-13: Water painting
2011-2012 Tall painting
2010-2011 Drip painting
2013-2014 Ice painting  y  Milladoiro 11_14

Firmas, rúbricas y huellas dactilares

In CativArte on 05/06/2015 at 08:19

IMG_1435

Continuando en nuestro empeño para que entiendan que son personas únicas e irrepetibles, ya en los últimos días del curso, les mostramos un gesto personal que los diferencia de todas las demás personas: su firma y su huella dactilar.IMG_1420

En infantil, es una conquista cuando reconocen su nombre de entre los demás y cuando son capaces de escribirlo. A estas alturas todos pueden hacerlo, por ello quisimos ir un poco más allá y hablarles de las firmas, algo que non les es ajeno, ya que han visto en muchas ocasiones a personas firmando un documento (médicos, bancos, supermercados…) o en soportes de lo más inverosímil, en el caso de sus deportistas o artistas favoritos. Pero hasta ahora a ellos nunca les habían pedido que firmasen.

Por ello, en primer lugar buscamos en clase documentos firmados: comunicaciones del centro, notas de sus padres, dedicatorias de los libros, cuadros …, y nos preguntamos por la razón que los llevó a firmarlos. Buscamos información e imágenes en la red y vimos muchos tipos de firma: legibles, no legibles, con rúbrica o sin ella, con símbolos, etc. Les mostré cómo firmo yo en función de si se trata de algo muy importante o si es algo más informal. A continuación le pregunté como firmaban sus padres; con tal motivo enviamos una nota a casa pidiendo a los miembros de la familia que nos mostrasen sus firmas. Insistimos en la idea de que la firma es algo que nos individualiza y que nos distingue de los demás, anticipándole que de ahora en adelante habrá muchas ocasiones en las que les pidan que estampen la suya -como para el DNI o en el cole de primaria-, de modo que era interesante que fuesen pensando en ello y haciendo prácticas para lograr una que siempre sea lo más similar, esto bien sabemos que es complicado para ellos, lo que no es óbice para que no se lo expliquemos.IMG_1406

Al tiempo, también les fuimos hablando de otra forma de firmar con la huella dactilar, de sus usos, de la razón de su utilización y de cómo se puede identificar a una persona por las lineas que traza la piel de sus dedos.

IMG_1439

Aprovechando que teníamos un soporte sobrante de los dos que habíamos preparado para las llaves (con sus nombres escritos y difuminados con ceras acuarelables), decidimos dejar otra obra de recuerdo del paso por el centro de un grupo compuesto por veinticinco personas únicas e diferentes, con sus firmas y huellas dactilares.

IMG_1437

En nuestra linea, siempre apostando por los pequeños gestos que nos ayudan a reconocer nuestra individualidad sumada al valor de ser parte de un grupo.

Modelando la sombra

In CativArte on 01/06/2015 at 07:05

Gracias al buen tiempo, los días pasados pudimos permitirnos juegos con el sol y con las sombras. Ya lo habíamos hecho en otras ocasiones, pero ahora, y tras el trabajo con la sombra sobre el reloj analemático, lo hicimos de una forma más cuidada, ya buscando “la sombra de diseño”. Nos ayudaron mucho las sugerentes fotografías del libro “¡Asómbrate!” de Cecile Gabriel publicado en SM, que nos invita a adivinar qué se esconde tras las sombras y los reflejos.

Inicialmente estaban más ocupados en reproducir las posturas que habían visto en el libro que en la sombra que producían, pero cuando entendieron en qué posición lograban la mejor sombra, comenzaron a “modelarla”. No es fácil y el control de la sombra requiere mucho ensayo. Además la sombra del sol es diferente de cuando jugamos a hacerla con el retroproyector, ya que la primera va “pegada” a los pies. El  siguiente paso ya fueron las composiciones entre varios y el uso de elementos del patio para lograr sombras curiosas. A partir de ahí no dábamos atendido tanta demanda para fotografiar sus creaciones.

Lo que sentimos es que no conseguimos encontrar el libro “Filiberto y el sastre de sombras” de Benoît Perroud, publicado en Kalandraka editora en 1999, ya que nos vendría como anillo al dedo en este momento.


Una fuente inagotable de creatividad y diversión.

Ver presentación.

Sombras

Con las sobras se hacen las fiestas

In CativArte on 01/06/2015 at 07:04

“Con las sobras se hacen las fiestas” es un dicho muy gallego, especialmente referido a la cocina, a la economía del hogar y a que no se debe tirar nada ya que, con ingenio y creatividad, todo se puede aprovechar, logrando unas creaciones tanto más ricas que las iniciales. Nosotras es algo que intentamos transmitir a nuestro alumnado como uno de los aprendizajes de la etapa. Podríamos incardinarlo en consumo responsable, en sostenibilidad, en creatividad o en lo que queramos, de lo que se trata es de que comprendan que hay que explorar y agotar todos los posibles usos de un material antes de deshacernos del.
Ahora, ya casi a finales de curso, estamos haciendo limpieza y poniendo orden en el material de clase que tendrán que seguir utilizando en septiembre. Así encontramos una gran cantidad de trozos de ceras blandas que por pequeñas ya no resultan cómodas para pintar. Entonces decidimos darle dos usos, así resultó “Ceras fundidas” y “Lienzos al horno”, que podeis ver con más detalle en el blog de aula de 4 anos.
En Ceras fundidas, cada uno hizo las combinaciones que quiso para lograr esos colores que no hay en las cajas de ceras: un azul mar de noche o de cielo de invierno, un verde monte de tojos, ese rojo imposible, o ese “color carne/piel de verdad”, incluso para pieles oscuras. Colocadas en moldes de silicona, se metieron por un breve tempo en el horno, y luego se dejaron enfriar en el frigorífico has el día siguiente. Ahora las usaremos en los grandes murales o carteles.

En lienzos al horno, colocaron los trozos de cera sobre un lienzo que se introdujo en el horno hasta que comenzaron a fundir, luego, o bien se dejaron derretir o se movieron para lograr otros efectos de movimiento del color.

Al finalizar, recordar e insistir en el mensaje de que si las hubiésemos tirado sin más no habríamos logrado estas producciones.

Admiradores de nubes

In CativArte on 27/05/2015 at 07:44

El pasado verano, una amiga que nos quiere bien (a nosotras y a InnovArte), nos trajo como regalo del Museo Magritte de Bruselas, una publicación inspiradora  “Imagine dans les nuages de Cécile Gabriel en Mila éditions; un libro de imágenes de cielos con nubes, que se prestan a dejar  volar la imaginación.

Desde entonces estuvimos dándole vueltas a lo que podríamos hacer con las nubes. Vimos docenas de actividades plásticas, pero finalmente acabamos decantándonos por la opción más sencilla: acostarnos en la hierba y tan sólo mirar las nubes. Esto también merece una reflexión, porque las maestras parece que tenemos la obligación de buscar la vertiente didáctica-productiva a todo lo que hacemos: si leemos un cuento hay que hacer un dibujo o un resumen, si vamos a una visita debemos reflejarla en una redacción …, de tal modo que acabamos pervirtiendo y confundiendo objetivos tan elevados, líricos y artísticos como pueden ser disfrutar escuchando las olas del mar o los pájaros, mirando el cielo u oliendo un paisaje. Lo básico, lo elemental, lo sencillo, sin más adornos, bien hecho como una actividad placentera, puede producir tantos más beneficios -a la persona y a la creatividad- que cualquier otra actividad mucho más historiada.

Nuestra amiga, también nos facilitó información sobre la Asociación ibérica de observadores de nubes que, casualmente, se juntaron en el mes de septiembre en Sarria (Lugo) con el ánimo de compartir sus conocimientos sobre las nubes, cómo encontrarlas, fotografiarlas u observarlas. No sabíamos de la existencia de esta sociedad, pero nos pareció muy interesante.

También merece la pena entrar en la web de The cloud apreciation society y echarle un vistazo a las galerías de imágenes de nubes clasificadas por tipologías, por sus semejanzas, las favoritas, etc. Cuentan además con un apartado “Las nubes en el arte” en la que podremos ver obras plásticas en las que las nubes tienes un especial protagonismo, o “Vídeos de nubes”, con grabaciones espectaculares, y el de “Nubes en la poesía”, con una buena selección, aunque toda ella en inglés.

En verdad, la admiración de las nubes podría dar lugar a un sinfín de actividades, ahora bien, en esta recta final del curso, con el adelanto del calor del verano, lo mejor que podemos hacer por nuestro alumnado es enseñarles a recrearse con la belleza que nos brinda gratuitamente la naturaleza, y en la que muchas veces ni nos detenemos. Acostados con una sola consigna, deben decir “A mi me parece …”, evitando las visiones únicas, ya que en algo tan subjetivo como es la percepción no valen las afirmaciones tajantes como “Es un dragón” o “Esa nube es un cocodrilo”. Tan sólo eso: creatividad, serenidad y respeto, poco más se le puede pedir a una sesión educativa.

“Arte, educación y primera infancia”

In ActualizArte, CativArte on 04/05/2015 at 08:55

La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), estableció entre sus objetivos de las Metas educativas 2021, la mejora de la atención a la infancia. Así, y como uno de los ejes para su cumplimiento, proporciona publicaciones que aporten reflexiones teóricas sobre diferentes temas de la educación infantil, que al mismo tiempo ofrezcan modelos de buenas prácticas.

Una de las últimas que pusieron a disposición a través del portal de la OEI, fue “Arte, educación y primera infancia”, con el convencimiento del papel fundamental que ocupa la expresión artística y creativa en los primeros anos. El texto está organizado en dos partes: fundamentación teórica sobre la importancia de las artes (literatura infantil, lenguaje corporal, musical, la formación estética, o la educación artística); y diversas experiencias realizadas en los países miembros de la OEI. Es un lujo de publicación, con artículos de relevantes pedagogos e investigadores educativos como Mª Victoria Peralta, Javier Abad, Elizabeth Ivaldi, Lía Schenck, Salomon Azar o Judith Akoschky que tratan de aportar luz sobre lo que es y lo que no es educación artística (manualidades). Todos ellos hacen hincapié en el surgimiento en los últimos tiempos de una didáctica seudoerudita que hay que desterrar:

“Estas reflexiones apuntan a promover en los docentes una reflexión sincera sobre estas prácticas instaladas en la educación de la primera infancia que confunden las actividades de educación artística con el entretenimiento, la copia o repetición de modelos de imágenes, diseños, músicas, movimientos, la producción de lo útil y lo bello, la selección de los niños y las niñas considerando sus aptitudes antes que sus intereses.”

Contenido del libro:

Primera parte

Educación, arte y creatividad en las infancias del siglo XXI. Elizabeth Ivaldi

La literatura en la primera infancia. Lía Schenck

El sensible acto de mirar: la educación visual en la primera infancia. Salomón Azar

El lenguaje corporal: simbología de las acciones en los espacios de juego. Javier Abad Molina

El lenguaje musical. Judith Akoschky

Interculturalidad, primera infancia y educación artística. M. Victoria Peralta E.

Segunda parte

Educación infantil y arte: una trama que entreteje buenas prácticas pensada para niños pequeños. Patricia Sarlé

¿Qué hacen estos niños aquí? Los niños de los jardines de infantes en los Museos de Arte de Buenos Aires. Patricia Berdichevsky

Conjugando ética y estética: arte en y con la comunidad • Uruguay. Alicia Milán López

Experiencias de educación artística en la primera infancia: puntos de encuentro de distintos enfoques, Colombia. Juanita Eslava Mejía

Arte y educación en la primera infancia museo Artequin • Chile. Yennyferth Becerra

Sintiendo el arte en mi ser • México. Martha Gabriela Espinosa Pichardo

A criança como protagonista da aprendizagem teatral: uma experiência de criação na escola de Educação Infantil • Brasil. Ricardo Carvalho de Figueiredo

El arte y sus lenguajes en la educación de la primera infancia: la compañía infantil la Colmenita • Cuba. Carlos Alberto “Tin” Cremata

Tapiz de la primavera: puntillismo con los pies y dripping

In CativArte on 27/03/2015 at 08:43

Cómo reflejar en una pintura todos los colores del paisaje primaveral, los cambiantes azules del cielo, los cientos de verdes de los montes, los amarillos de los tojos y de la retama que como gotas salpican el verde; cómo pintar las etéreas flores rosáceas de los desnudos frutales que con un soplo de viento marchan volando como pequeñas cometas … Cómo lograr plasmar en un cuadro todo eso que con la distancia parecen pequeñas manchas de color que se superponen, se mezclan y se resaltan.

Nuestro alumnado intentó hacer una representación del paisaje que vemos a través de los ventanales, pero puede que por los materiales empleados –ceras, lápices de color y rotuladores-, el resultado no los dejó muy satisfechos, ya que quedaba con colores muy planos, muy estático y no lograron plasmar toda la paleta cromática que veían.

Así, al día siguiente, les hicimos una propuesta, intentaríamos repetirlo en un gran mural que luego expondríamos en los pasillos del centro al igual que hicimos con el verano y con el otoño 2014, así como con el invierno 2015. En cada uno de ellos habíamos empleado una técnica distinta, y en esta ocasión quisimos hacer una intervención a medio camino entre lo artístico y lo lúdico, de modo que les dijimos que lo pintaríamos con los pies y lanzando pintura, lo que los dejó absolutamente desconcertados y fascinados.

Cuando llegaron por la mañana le mostramos algunas obras de pintores ligados al movimiento del puntillismo (divisionismo), y en ese momento vieron que eso era lo que a ellos les gustaría plasmar: cientos de colores que acaban dando forma a elementos que se integran como un todo en la naturaleza. Pero, ya de inmediato, me dijeron que eso era muy difícil porque habría que hacerlo con la punta de los dedos puntito a puntito, y  como teníamos en mente el gran mural de 200×180, que acostumbramos a preparar en cada cambio de estación para colgar en el corredor, eso nos llevaría un montón de tiempo. En ese momento apunté que les había dicho que lo pintaríamos con los pies. Ante sus observaciones (mancharse, frío, no quedar forma de puntitos, etc.), añadí que no se descalzarían, lo que aún los dejó más desconcertados. Les mostré un rollo de plástico de burbujas y dije que con eso les haría unas calzas con las que pintarían. Nos organizamos por grupos, hicimos un esquema en el encerado, dividimos zonas en el mural (línea de tierra-línea de cielo), nos “calzamos”, cogimos botes de témpera en colores básicos (verde, azul, amarillo, blanco), extendimos un paño (trozo de tela de colcha blanca muy gruesa y con relieve), y comenzamos el chorreado de pintura para que la pisaran.

Comenzamos por el cielo, que realizamos en tres grupos variando las cantidades de azules y de blanco, y luego con dos grupos hicimos el monte con verdes y amarillos. Finalizamos con unos chorros témpera con purpurina para crear ese efecto brillante de la luz sobre las cosas. Estaban asombrados de cómo sus huellas creaban esas combinaciones de colores.

Una vez lo pusimos vertical quedaron impresionados con el efecto logrado, pensaron que ya podía quedar así, pero le recordamos que aún nos faltaban los árboles frutales con sus flores volando por el cielo. Ahí surgieron muchos apuntes, habían quien sugería pintar los árboles y poner las flores de papel o pintadas con un pincel fino. Respondimos que eso no lograría el efecto “volador” que querían. Durante el recreo añadí unas ramas de retama que pegué al tapiz con silicona, y a la vuelta creamos tres tonos diferentes que iban del blanco roto al rosa, como las flores de los cerezos, de los ciruelos o de los melocotoneros. Sobre ellas chorreamos la pintura (dripping) con brochas grandes.

Ahora quedamos absolutamente satisfechos, tanto por el resultado como por el proceso seguido, en este caso más guiado que en otras ocasiones, pero siempre sugiriendo e incorporando sus aportaciones.

Está claro que no es nuestro objetivo enseñar movimientos pictóricos (ni pervertir la idea de la que surgieron) ni la copia de obras emblemáticas, pero en este caso, consistió en echar mano de la experiencia para solucionar “nuestro problema”. Y sobre todo, fue una actividad creadora, divertida, diferente y enriquecedora.

Nuestro tapiz permanecerá colgado hasta la inminente llegada del verano y de que los cambios en el paisaje nos pidan otra interpretación. Ya se verá.

Ver fotografías do proceso

Tapís da primavera

Las tiendas de los poemas. Poesías en los escaparates

In AlfabetizArte, CativArte on 19/03/2015 at 17:05

He aquí nuestra iniciativa de este año para celebrar el Día Mundial de la Poesía. Un curso más tratamos de poner las poesías al alcance de toda la  comunidad. Sabemos que tenemos a nuestro favor que todo lo realizado por los pequeños/as cuenta, cuando menos, con una buena acogida. Así, esta vez, nos pusimos en contacto con la Asociación de comerciantes de O Milladoiro y solicitamos su colaboración para cedernos un rincón de sus escaparates para exponer los poemas seleccionados, escritos e ilustrados por los niños y niñas de cinco años con la intención de deleitar poéticamente a sus vecinos.

Ver presentación.

Poesía á rúa

Preparamos una carpeta con 3 o 4 poemas por niño/a acompañados de una hoja informativa para las familias en las que se les explica la iniciativa (también se hizo a través de los blogs de aula). Los padres y madres tendrán que acompañar a sus hijos/as a las tienda y negocios locales (amigos, habituales o de cercanía) para dejar allí los poemas.

En la cartulina en la que van escritos los poemas, se indica también el motivo de la iniativa, así como una dirección electrónica de contacto, para que quien guste de la lectura de la poesía en lugares no habituales, como muestra de agradecimiento nos envíe una fotografía. Estamos a la espera de lo que nos envíen.
Para n, además de los que podemos lograr con nuestro alumnado, creemos que de este modo estamos posibilitando la apertura de la escuela a la comunidad, mostrando lo que hacen los pequeños en las aulas.

“Tiene que llover al revés”

In ActualizArte, CativArte on 17/03/2015 at 09:02

En nuestra biblioteca profesional tienen cabida temáticas muy diversas, ahora bien, debemos confesar que los libros sobre la educación artística ocupan  la parte más extensa. Compramos muchos, cada vez seleccionando más, porque  aunque es un tema muy atractivo, se detecta de inmediato si el autor/l “habla de oreja” o si tiene la bata manchada de pinturas.  En este caso, en primer lugar, nos sedujo el título: “Tiene que llover al revés. Reflexiones de un maestro de plástica”. Tres claves: ya anticipamos que nos habla de un proyecto realizado; reivindica la figura del maestro de plástica; y recibió el Premio de Pedagogía Rosa Sensat en el 2008. No nos defraudó.

Lluís Vallvé Cordomí, el autor, es un maestro de educación visual y plástica que a lo largo de su vida profesional compaginó la docencia y la formación, y eso se nota en la manera en la que va desgranando en el libro su experiencia al tiempo que nos relata los trabajos plásticos con el alumnado. Una vez se finaliza la lectura, se tien la sensación de que este hombre tocó todas las teclas de la escuela: didáctica, organización escolar, relación con las familias, con el alumnado y con los compañeros/as de profesión; dudas de los docentes; alianzas con el entorno; incluso la incomprensión de la entrada del arte en la escuela por parte de alguna persona (significativa la anécdota con el inspector que le pregunta si no teme estar formando unos inadaptados por incidir tanto en la creatividad; increíble pero sabemos que esa opinión no es exclusiva de ese inspector).

Según el autor, “este libro que intenta mostrar los beneficios de la vivencia del arte, surge de la necesidad de poner orden en los propios pensamientos y en la propia práctica educativa, y de la necesidad de reflexionar sobre las ideas, convicciones e instituciones –todas ellas cambiantes- que me han ido sirviendo durante los últimos treinta años. Es fruto de la voluntad de sistematizar la experiencia que, como a tantos maestros, por un lado me pesa y se convierte en un lastre y, por otro, me proporciona alas para emprender con incertidumbre, pero con ilusión, nuevos caminos.”

A lo largo de su exposición, en capítulos muy breves y con sugestivos títulos, podemos conocer distintos proyectos realizados; así es un libro que se puede ler poco a poco, o mejor aún, hay que leerlo de un tirón y luego volver sobre él para analizar más en detalle la experiencia y las reflexiones con las que se acompaña. Muestra de esos títulos de capítulos son: “¡Tienes los ojos en los dedos!”, “Puede ser abstracto”, “Deberes de vacaciones”, “Desmontar con el lápiz”, ¡Yo no entiendo el arte!, “¡Parece fácil de hacer!”…, e así ata cuarenta más. Desde aquí se puede acceder a un avance del libro.

Luís Vallvé Coromín, nos da un montón de razones para seleccionar uno u otror, porque como él dice, la clave está en elegir: “En la escuela tenemos que saber elegir pero sin llegar a colapsar a nuestros alumnos. Esa es la clave del éxito. Los maestros nos embarcamos a menudo en más aventuras de las que podemos abarcar, y lo que es peor aún, de las que nuestros alumnos pueden digerir.”

No podemos más que recomendar la lectura de esta magnífica “historia de vida profesional”, y agradecer al autor que se tomara el trabajo de hacer un ejercicio de memoria y de introspección para obsequiarnos a los lectores con su relato no sólo de un maestro de plástica,  sino de con las reflexiones de un gran maestro.

Por último, tan sólo queremos hacer una observación. Sabemos que para las editoriales publicar en color este tipo de libros los encarecería mucho y no tendrían tanta salida –es opinable, yo preferiría que no entrase en la media de precios habituales, pero que me permitiesen disfrutar con los colores originales de cada proyecto en fotografías de buen tamaño-. Aún así, si toman esa opción, sería muy sencillo facilitar desde la web de la editorial las imágenes originales. Tengo por seguro que no habría ninguna traba ni por parte del autor ni por parte de la editora, y así, los/las lectores/as podríamos hacernos una idea más ajustada del trabajo realizado con el alumnado. Imaginar un proyecto con una sola fotografía de pequeño tamaño en blanco y negro, eso sí que es apelar a nuestra creatividad.

Lluís tenemos que confesarte que al acabar el libro, le dimos la vuelta para ver la portada en el otro sentido, y efectivamente, constatamos que tiene que llover al revés.

Poesía en la pared. Acción poética

In CativArte on 10/03/2015 at 22:00

ones

Estamos con los preparativos de todo lo que viene ahora, Día Mundial de la Poesía, Mes de las Letras,  Letras gallegas, y al igual que hicimos el pasado año lo que queremos es sacar la poesía a la calle, porque la poesía es de todos; todas las personas tenemos derecho a leer un poema gratis. Queremos que el lema sea más poesía y menos publicidad en la ciudad.

Tomamos como referencia lo que se hizo hace más de veinte años en la ciudad holandesa de Leiden,  Muurgedichten van Leiden– que podría traducirse cómo “Poemas en las paredes”- una colección de poemas, (un total de 101) que se pintaron en las paredes exteriores de los edificios de la ciudad de Leiden en los  Países Bajos, siendo hoy muy populares entre la población y una atracción para los turistas. Escritos en diferentes idiomas, según el idioma del poeta (con una traducción al holandés y al inglés), cuidando mucho el contraste visual de las letras y el fondo de la pared. El proyecto “Poemas en las paredes” comenzó en 1992 financiado por una fundación privada y por corporaciones locales de Leiden, siendo el primer poema de la poeta rusa Marina Tsvietáieva; desde entonces, se añadieron todos los demás, rematando en el 2005 con el poema De profundis de Federico García Lorca. En la actualidad algunos poemas ya se perdieron, pero se conserva la mayor parte de ellos, además de los que se añadieron en el 2010. Otros poetas incluidos son Cummings, Langston Hughes, Du Fu, Luis Oliver, Neruda, Rilke, Shakespeare y  Yeats.

Ya se dice que en Leiden los graffitis son poesía.

A nuestra escala podemos hacerlo de muy variadas formas, siempre manteniendo la idea de poner más poesía al alcance de todos los viandantes: en las paredes interiores del centro, sobre vinilos, en carteles, en colaboración con asociaciones o ayuntamientos, en espacios públicos, en muros de zonas dejadas, en las calles circundantes a los centros educativos, en zonas de paso, en negocios, en los parques… Las posibilidades son múltiples, y los efectos seguro que beneficiosos para la vista, para el ánimo y para el espíritu.

Abundan ejemplos similares como las ciudades adheridas a Acción Poética, un movimiento mundial iniciado por Armando Alanís Pulido, un escritor y  promotor cultural mexicano director-fundador de Acción Poética, que consiste en pintar frases, versos, poemas en las paredes de las ciudades. O las acciones de los madrileños  Boamistura, autores de “Madrid, te comería a versos”, un proyecto que surge de un acto de amor de artistas y poetas para humanizar la ciudad, en este caso, escribiendo poemas en los pasos de peatones, o en “Paisajes de paz“, y en “Callar es gritar intensamente“, por mencionar algunas de sus intervenciones más emblemáticas.

H

Habrá quien piense que estas pintadas pueden afear las paredes, eso depende del concepto de belleza que tenga cada uno. También habrán quien diga que eso puede incitar a que se hagan otras pintadas, ojalá fuesen tan quisquillosos con los paneles publicitarios y con las imágenes infantiles estereotipadas de las multinacionales. Para desmontar esos temores no tenemos más argumentos que los que siguen:

 Poesía para todos los días en todos los espacios. Liberando poemas.

Que salten los poemas a la calle desde los centros educativos de Galicia de la mano de nuestro alumnado porque

¡Imagínense los muros de las escuelas llenas de poemas!

Títeres en la cocina

In CativArte on 02/02/2015 at 16:56

A principios del mes de octubre, dos niños de clase asistieron a la representación de “Mi amor es un colador”, en la Feria Galicreques de Compostela y nos trajeron los folletos. Le gustaron tanto a sus compañeros, que, como todos los años hacemos algún títere, en esta ocasión decidimos inspirarnos en estos. Así, poco a poco fuimos elaborando los personajes de nuestra “compañía del colador”.

Coladores de café, de metal, chinos o para té, espumaderas, palas, espátulas o ralladores, dieron la base para las creaciones de cada niño/a. Muñecas, hermanas, novias, marineros, perros fantásticos y otros personajes originales como “El Rastas”, fueron el resultado. Nos llevó su tiempo porque cada uno decidía los elementos que le gustaría integrasen su títere, para luego ser pegados por la profe con silicona; trabajamos en pequeño grupo el día que podemos permitirnos desdoblar con una gracias a una compañera de apoyo.

En otra ocasión, en el curso 2011/12, ya habíamos hecho títeres con con cucharas o tenedores de madera y también títeres de dedo de los que aquí dejamos el enlace así como las recomendaciones bibliográficas que en aquel momento habíamos seleccionado sobre el juego dramático en las aulas de infantil.

titeres_pau

Ver presentación de diapositivas

“O paraugas dameaugas”

In CativArte, EncienciArte on 19/01/2015 at 19:12

Desde que nos regalaron “O paraugas dameaugas”, estábamos deseando hacer algo con él en clase, pero tuvimos que esperar el momento, a que llegase la lluvia. La semana pasada llegó, cansó y aburrió, de modo que a los dos días ya renegábamos de ella. La lluvia es un  tedio, por muy melancólica y llena de lirismo que venga, en la escuela es un fastidio. El trimestre pasado bien se notó, tanto en el rendimiento como en el comportamiento de los críos, que pudiesen salir todos los días al patio. Pero la lluvia tiene que venir en su tiempo y además es muy necesaria; esto es lo que tratamos de hacerle ver a nuestro alumnado echando mano de “O paraugas dameaugas”. de Anxo Moure y Cristina Oro, publicado en Urco.

Una sencilla historia muy en la linea de las de Anxo Moure, un discurso por la defensa de nuestro patrimonio, natural, cultural y la lengua gallega. Con dos poemas para aprender y luego corear (como a él le gusta), junto con el mensaje de que la lluvia es portadora de muchos bienes: cultura, cuentos, cuantos, caricias, abrazos, poesía, palabras… Poco más se puede pedir si esto se acompaña de unas sugestivas ilustraciones.

Nuestros niños y niñas bajo el Paraugas dameaugas que elaboramos en clase, parece que hacen rogativas para la lluvia, repitiendo sin cesar una plegaria:

“Dáme augas, dáme augas.

co cantar das túas bágoas

enche ríos, enche fontes

cando esvares polos montes.”

También quisieron compartir con los demás compañeros/as del entro “A carta dos bosques á nube Cristina”, por lo que la reproducimos en un gran mural acompañado de una exposición de diferentes representaciones de la lluvia.

“Chove nube chove para que se apaguen os lumes.

Chove nube chove para que beban os pobres.

Chove nube chove para que bailen os ríos.

Chove nube chove para que nazan as flores.”

Para lo que mostramos en estas fotografías, no tuvimos más que dejarnos llevar por lo que nos inspiraron las ilustraciones de Cristina Oro, pero, en esta ocasión y a partir de este libro, nosotras, además, pretendíamos trabajar dos objetivos: valorar la importancia de la lluvia para la vida y el medio -algo que ya nos viene servido en el cuento-, y conocer diversas técnicas pictóricas para la representación de la lluvia.

El pasado curso, y debido al prolongado período –otoñal, invernal y primaveral- de lluvias, ya habíamos hecho muchas representaciones plásticas de las distintas formas y modos de llover, pero ahora queríamos ir un paso más allá, porque pintar la lluvia entraña bastante dificultad, a no ser que nos quedemos con modos esquemáticos o muy básicos. Buscamos información en la red y allí encontramos varias posibilidades que iban desde poner acuarela aún húmeda bajo la lluvia, dejar caer gotas de cera de una vela sobre un soporte y luego pintar por encima o trazar gotas con cera blanda blanca y luego cubrir con pintura. Las probamos todas, y la tercera es la que más nos gustó. Así, fue la elegida para ilustrar el poema que todos/as llevarían para sus casas. Les parecía algo mágico que no se notase cuando aplicábamos la cera sobre el papel y luego ver como en ese punto repelía la acuarela, quedando algo muy semejante a la lluvia en un cristal.

Ahora, tras una semana trabajando con el cuento, ven y valoran de otro modo la lluvia, siguen considerándola molesta e inoportuna para sus actividades, pero necesaria para la vida de las personas, animales, plantas y para el medio.

Ver presentación

Paraugas dameaugas

Mimadriña: una barquita en el mar, el mar en una barquita

In CativArte on 09/01/2015 at 19:18

Días antes de las vacaciones recibimos a Mimadriña en nuestro centro. Era una visita deseada y esperada desde hace tiempo, pero debido a sus compromisos y a nuestra planificación no fue posible realizarla antes. Retrasamos el relato de esta experiencia porque en aquel momento había tal saturación de actividades que temíamos no se le prestase la tención que merece.
Ya hemos hablado con anterioridad del trabajo que desarrolla Palmira, una mujer joven de Sardiñeiro, relacionado con la creatividad y con la defensa del patrimonio natural y cultural de la Costa de la Muerte, así ya os hemos instado a entrar en su web o Facebook para seguirla en muchas de sus momentos creadores o en los tallers que desarrolla con niños y mayores reflejo de su mundo interior y exterior.
Decir de Mimadriña que hace barcos de papel es un reduccionismo o un etiquetaje inexacto, porque, si bien hace figuras  de origami con las que realiza unas intervenciones maravillosas, es mucho más que eso. Mimadriña es una barquita en el mar, el mar en una barquita. Una visita de Palmira da para abrir una vía de trabajo para todo un trimestre o un curso entero, tal y como nos sucedió a nosotras. Nos dejó tantas puertas abierta tras ella, que tuvimos que tomar nota y priorizar las que más despertaron la curiosidad de nuestro alumnado.


Su puesta en escena es cuidada y espectacular. No olvidaremos aquel 16 de diciembre cuando llegamos al centro al amanecer, aún con la oscuridad de la noche cubriéndolo todo, y vimos cientos de barquitas que nos conducían hacia ella. Dentro, en el aula, libros, tesoros que el mar echa fuera, trozos de madera, barbas de ballena, arena, latas de conserva, conchas e incluso restos de naufragios. La motivación estaba servida, nosotros estábamos preparados para recibirla; en cada uno de los grupos de 5 años habíamos hecho barquitas gigantes, calendarios de cuenta-atrás o móviles con barquitas, pero ella superó todas nuestras expectativas. Nos había dicho que, dado que se trataba de niños/as tan pequeños -y disponiendo tan sólo de una hora con cada uno de los cuatro grupos-, no intentaría hacer con ellos origami, sino que les iría contando historias al tiempo que trabajaba con las manos. Que nadie se confunda, porque tampoco es una cuentacuentos, Mimadriña es una de esas mujeres de la Costa de la Muerte que, mezclando fantasía y realidad, narra historias del mar y de su gente al tiempo que trabaja con las manos. Es una versión actual de aquellas mujeres que reparaban redes o trabajaban en las conserveras sin dejar de desgranar historias de vida. No precisa de más recursos que sus vivencias y sus manos; sin más adornos ni atrezos cautiva la atención de todo aquel que la escucha, creando un momento casi mágico.

Puede parecer mentira, pero ahora, a la vuelta, el alumnado nos recordó una hoja en la que dejamos anotaciones sobre todas aquellas cosas sobre las que quedamos con ganas de saber más, tras la visita de Palmira: la Costa de la Muerte, Sardiñeiro, los balleneros y pesca de ballenas en Galicia, naufragios, conserveras… Iremos dándole forma e seguiremos contando lo desencadenó la visita de Mimadriña.
Como regalo de despedida, los dejó un ejemplar del Manifiesto Mimadriña, que nosotras fotocopiamos y enviamos para la casa de todos los niños/as, porque pensamos que es toda una declaración de intenciones con una vehemente defensa de la creatividad y de la singularización en medio de la globalización.
Gracias Palmira por traernos el mar de la Costa de la Muerte al Milladoiro.

 

Taller de postales con corazón

In CativArte on 05/12/2014 at 22:13

3 grupos mixtos de 3, 4 y 5 años, 75 niños y niñas, 2 maestras, 3 días, 3 talleres de 2 horas cada uno con el objeto de elaborar postales con las que felicitar las fiestas. Materiales, los existentes en el aula, todos expuestos y a su disposición. Consigna, hacer corazones, porque las postales sirven para manifestar a sus destinatarios que los queremos y que nos acordamos de ellos. Inspiración, el libro-CD “CoraSons” de Kalandraka. Clima de tranquilidad y de respeto por los gustos personales que se reflejan en las creaciones. Resultado, una postal con un corazón único en la portada y con una fotografía del autor o autora con su creación.

Sencillo y gratificante.

En breve iremos a Correos para enviarlas.

Finalmente un collage en el que se recogen todos los corazones.

Ver presentación.

Total corazones

Y ya convertida en cartel de 100×140 y felicitación del centro.

Felicitación Nadal

Performance otoñal

In CativArte on 27/11/2014 at 09:03

A lo largo del curso hacemos muchas actividades, algunas muy prolongadas en el tiempo, y otras muy espontáneas, que surgen en el momento y que a veces pueden ser tanto o más satisfactorias que las otras.

En este caso, en la clase de 4 años, con las hojas recogidas por el alumnado, surgió una de esas tan efímeras como divertidas: hicimos una performance otoñal en la que los niños y niñas, por parejas, le hacían sentir al otro/a que era un árbol lleno de hojas, que poco a poco van perdiendo al tiempo que el viento los hace mecerse y el frío se incrementa.

Se pueden ver todas las fotografías en el blog de aula.

El árbol de las mariposas amarillas

In CativArte on 21/11/2014 at 08:53

En esta ocasión todo empezó con un poema sobre el otoño, de la argentina Laura Forchetti, que nos envió la madre de una alumna, en el que se hace un símil entre las hojas que caen y las mariposas amarillas. Pero aquí, en nuestra zona, -con nuestros árboles autóctonos, con el retraso en los cambios de color y de caída de la hoja-, había que echarle mucha imaginación. Hasta que un día volvimos a un álbum ya clásico para nosotras, “El otoño” , de la también argentina Claudia Degliuomini; en aquel momento, viendo aquellas ilustraciones, vimos el paisaje del que nos hablaba Laura Forchetti: tonos anaranjados, amarillos, rojos y hojas que parecían mariposas, las del ginkgo biloba. En la última página, en la que Claudia habla de sí misma, aparece una fotografía de una caja de acuarelas con unas hojas de ginkgo. Así, decidimos hacer un mural del otoño que sustituyese al del verano. Pintado con acuarelas de tonalidades marrones, ocres y con unas breves frases (algunas copiadas y otras inventadas) que dan idea de lo que es esta estación. Se completa finalmente con las hermosas hojas del ginkgo, de las que los niños, en principio, dicen les recuerdan abanicos y corazones.

Una compañera del centro nos habla de una hermosa leyenda oriental en la que se explica la existencia de los ginkgos, así como la razón de que sus hojas tomen el color amarillo y tengan forma de alas de mariposa. Merece la pena leerla. Lo que todavía no descubrimos es por qué algunas hojas tienen forma de corazón. Entonces empezamos a buscar información en la red, descubriendo que este árbol es un “fósil viviente”, que ya existía hace millones de años, incluso en la época de los dinosaurios. También supimos que es el árbol sagrado del Japón; que es motivo protagonista de infinidad de representaciones artísticas, en joyería, pintura, escultura, artes decorativas, arquitectura, etc. Así mismo, supimos de sus usos en la medicina alternativa. El ginkgo biloba es conocido como un árbol milagroso.

Todo esto trasciende a las familias del alumnado, y un padre nos informa de que hay dos ejemplares de ginkgo en nuestra localidad. Los niños y niñas, advertidos de que el espectáculo del árbol de las mariposas amarillas sólo dura unos días, aprovechan para visitarlos y recoger hojas que traen al aula y con las que hacemos bonitas composiciones.

Están tan maravillados con este descubrimiento arbóreo que nos piden hacer un cuadro –como el mural pero en pequeño- que puedan llevar para sus casas. En un giro de los nuestro, copiamos en el lienzo el poema de Laura Forchetti que dio inicio a todo y decoramos con mariposas amarillas del ginkgo biloba. Como curiosidad, un poema de Goethe decorado con hojas de ginkgo.

Un viaje circular. Una sorpresa de este otoño 2014 que recordaremos siempre que veamos alguno de los escasos ejemplares de ginkgo que hay en nuestra comunidad.

 

 

Ver presentación

otoño

Taller de modelado

In CativArte on 12/11/2014 at 19:10

???????????????????????????????

Una de las actividades más satisfactorias para el alumnado de infantil es el modelado, de la que  huelga hablar de sus beneficios -en cuanto al fomento de la creatividad, de la destreza manual o de la adquisición del concepto de volumen-, y a pesar de todo, se practica poco. La falta de espacios idóneos o contar con grupos tan numerosos son algunos de los motivos de esta carencia. Nosotras, este curso, dado que tenemos niños/as de cinco años, de que disponemos de un pequeño rincón en el centro, y también porque contamos con una compañera de apoyo con la que hacemos desdoble del grupo -para así trabajar 12-13 niños/as en dos sesiones semanales en dos días sucesivos-, decidimos dedicarle un poco más de atención.

Comenzamos ya en el mes de septiembre, así en un primero intento modelamos con pasta blanca empleando la técnica del ahuecado. En esta ocasión, aprovechando las conchas que aún nos traían de la playa, quisimos hacer un recuerdo del verano. Tras el  tiempo de secado -hasta que coge dureza suficiente y pierde la humedad- le dimos una capa de barniz para que así lo puedan emplear para guardar sus “tesoros”.

???????????????????????????????

Ver presentación: Pasta branca recordo do verán

Modelado souvenir verán_14

Tras el éxito de esta primera pieza, y con la mala conciencia de no dejar total libertad creativa, volvimos a modelar pasta blanca, pero en esta ocasión con tema libre. Para nuestra sorpresa, y después de algunos frustrados intentos iniciales, los niños/as pedían nuestra ayuda o copiaban lo hecho por los compañeros. Posiblemente, en un primero momento hay que dar pautas para conocer las técnicas y luego dejar la creatividad. En cualquiera caso, todos y todas quedaron bastante contentos de sus obras, que ganaron mucha presencia con el soporte y con un toque de color.

???????????????????????????????

Ver presentación: Pasta branca tema libre

Modelado tema libre

En la tercera ocasión empleamos arcilla, así pudieron apreciar las diferencias de color, de textura y de mayor rapidez de secado. De esta vez hicimos impresiones de hojas de árboles, escribiendo su nombre con un palillo. Dejamos secar, y a lo largo de los días veían como, por efecto del secado de la arcilla y de la misma hoja, ambas se iban desprendiendo. Antes de sacarla dimos una capa de color.

???????????????????????????????

Ver presentación: Arxila

Modelado arxila

En el cuarto taller, modelamos con pasta de papel –más húmeda, más caliente y más ligera-. Para apurar el secado y evitar roturas, hicimos pequeñas figuritas al estilo de las de San Andrés de Teixido, a medio camino entre animales fantásticos y elementos reales. Dado su reducido tamaño, y de cara a su exposición, las montamos sobre tableros como escenas en volumen.

???????????????????????????????

Ver presentación: Pasta de papel

Pasta papel

Para la quinta sesión elaboramos pasta de sal, y ante el temor de que secasen o de que se fragmentaran con facilidad, decidimos hacer unos medallones en los que incrustamos granos de maíz, garbanzos, arroz, habas, lentejas o sésamo. Lo presentamos también sobre chapa a modo de collage.

Ver presentación: Pasta de sal

Pasta sal

En la clase de 4 años también hicimos algún trabajo como este “Souvenir do verán“, con pasta de papel y elementos de la playa.

image20

Ahora tenemos montada una exposición con las obras a fin de que pueda ser vista por los compañeros y compañeras, así como por las familias.

IMG_9199

Puede que hasta que vuelva el calor no hagamos más modelado, pues la falta de un horno o de una zona de secado dificultaría mucho, pero dejamos pendiente la experimentación con otras pastas como por ejemplo la de arena.

Volveremos porque el placer de hacer algo con las manos, algo a lo que ellos dan forma entre el tacto y los ojos, con principio y fin, y que por encima, perdure, no es algo para olvidar.

Mientras tanto, aprovecharemos para darle a conocer algunas muestras de la cerámica de Galicia y de otros lugares del mundo, conocidas por su belleza, utilidad o historia.

Pintar con agua, arte efímero

In CativArte on 03/10/2014 at 07:49

En lo más sencillo es donde habitualmente se encuentra mayor placer. En estos días del veranillo de San Miguel, con altas temperaturas en las aulas, decidimos salir al patio para pintar sólo con agua sobre el hormigón de los muros. Para ellos, pura magia. Jugar con el agua, dejar las huellas de las manos, de los pies, salpicar, manchar, escribir, dibujar con pinceles, brochas, rodillos, esponjas, jeringas o trapos, y al rato desaparecer lo que hicieron, fue algo que los mantuvo fascinados y entretenidos durante bastante tiempo.
Lo malo es que pocas ocasiones tenemos en Galicia para poder repetir la experiencia, por ello, en cuanto se den las condiciones, volveremos.

Tejiendo momentos

In CativArte, EmocionArte on 23/09/2014 at 07:49

 

50 metros cuadrados para 25 niños y niñas poco espacio dejan para hacer vida y para guardar momentos. Por ello, este curso, hartas de no saber dónde poner los pequeños tesoros sentimentales con los que nos agasajan día a día, decidimos tejer telarañas en las que iremos colgando todo lo que se deba poner a la vista de todos.

Esta fue la labor de comienzo en el aula de cuatro años. Como las arañas tejimos nuestras telarañas con bambú, lazos, cuerdas, hilos y  cordeles. De ahora en adelante, ahí quedarán prendidos los recuerdos de cada uno.

Lo que hace sentimiento de grupo son los momentos o intimidades compartidas y conocidas por los demás. Esto es lo que intentamos, tejer la vida guardando pequeños recuerdos que nos los hagan rememorar.

Para ir empezando, en estas fotografías hay paseos en barco, arena del “mar de los abuelos”, tardes de pesca con el padre, días de vacaciones y alegría…

Ver presentación.

Arañeiras

Fin del verano 2014

In CativArte on 23/09/2014 at 07:48

Ayer despedimos el verano 2014. Con tal motivo y para recordarlo a lo largo del curso que tenemos por delante quisimos hacer un mural en el que recogimos muchos de los elementos presentes en la vida bajo el sol: flotadores, palas, cubos, rastrillos, gafas de sol y de buceo, trajes de baño, camisetas, conchas, piedras, arena, redes, chanclas, gorros, viseras, sombreros, mariposas, sol, flores. Muchos de ellos ahora acabarían en la basura, por lo que nosotros decidimos darle un nuevo uso. Cada uno/a hizo su aportación para esta composición plástica con la que todos se sienten identificados.

Ver presentación.

Fin do verán

Intervención artística final: Ice painting

In CativArte on 29/06/2014 at 08:35

Ya casi es una “tradición InnovArte” finalizar el curso con una intervención artística; en este caso recogemos el trabajo final realizado por Isabel con alumnado de 4º de infantil en el CEIP A Maía.
Si en cursos anteriores hicimos:
2012-13: Water painting
2011-2012 Tall painting
2010-2011 Drip painting
Ahora, en el 2013-2014 tocó Ice painting.
Llegado este tiempo, en todas las escuelas aprovechamos para trabajar el estado sólido del agua: hacemos helados, figuras de hielo, pero ahora quisimos probar cómo actúa la pintura sobre bloques helados y qué sucede cuando se va derritiendo.
¡¡Espectacular!! Nada que añadir a las imágenes.

Ver presentación.

Ice painting

 

Intervención artística final: Milladoiro 11_14

In CativArte on 29/06/2014 at 08:34

Por nuestra escuela pasan cientos de niños y niñas que, por lo general, permanecen tres años y luego marchan para iniciar la Educación Primaria en otros centros, dejando un bonito recuerdo que, inexorablemente, se va diluyendo con el tiempo. Por ello, siempre nos contrariaba que no quedase una huella física de su paso.
Así, en este remate de curso damos inicio a lo que esperamos se convierta en una tradición: el recuerdo de cada promoción a través de una intervención escultórica que quede en el centro.
El Milladoiro, donde está la escuela, es el último paso del Camino Portugués antes de la llegada a Compostela. De hecho, el nombre de esta localidad se dice que deviene de:
– De la derivación de “humilladoiro”, lugar donde los peregrinos se postraban ante la visión en el horizonte de las torres de la catedral, tras un largo y dificultoso camino.
– Hay quien dice que de “miradoiro”, lugar desde donde se avistaba Compostela.
– Milladoiro de piedras en el que los caminantes, desde tiempos ancestrales, dejaban una piedra como señal de su paso.
A día de hoy, docenas de peregrinos pasan por delante del centro, e incluso entran para sellar su credencial, siendo para nuestro alumnado algo cotidiano ver pasar grupos de peregrinos a pie, a caballo o en bicicleta, de modo que siempre los saludan con alegría. Pero pocos caminantes saben del origen del Milladoiro, llevándose la impresión de que es la típica población de un polígono industrial.


En la exposición “Auga doce” de la Ciudad de Cultura en el Gaiás, quedamos fascinadas con una escultura de Manolo Paz, “Catedrales”, una composición de losas de piedra, y esto nos resultó inspirador para decidir qué hacer como recuerdo de todos los niños y niñas que pasan por la escuela.

"Catedrais" de Manolo Paz

“Catedrais” de Manolo Paz

 Así que, como un guiño a la tradición y como un homenaje a cada promoción, decidimos hacer un “Milladoiro de niños/as”.
Bueno fue que, con la euforia inicial, decidimos ponernos manos a la obra, pues de meditarlo con detenimiento habríamos descartado la idea ya que fue preciso hacer estructuras de hierro, asentarlas con  hormigón,  comprar piedra, agujerearla, transportarla, ensamblarla, etc, etc.

Ver presentación

Milladoiro 11_14

El resultado para nosotras es magnífico. Cada niño/a puso su nombre en una piedra que pasó a formar parte de una de las cinco torres-milladoiro (una por cada grupo que se va); en la base, la más grande, la de la tutora; cerrando las de especialistas y apoyos. Ahora, cuando pasen por el centro, sabrán que allí vivieron tres años de su infancia y que son parte de una escultura que simboliza tanto el nombre y origen de la localidad, como su paso por el centro. Y todos los peregrinos que pasen por delante del centro, podrán leer en un panel informativo (elaborado en una plancha de policarbonato) los orígenes de este topónimo.

Una escultura a medio camino entre lo más ancestral (milladoiros en el megalitismo) y lo más actual (rock balancing).

Como cualquiera pode suponer, esta obra supera la capacidad operativa de InnovArte, por ello, en el capítulo de agradecimientos debemos mencionar la colaboración del Ayuntamiento de Ames y las gestiones del concejal de Educación; la dirección de la EEI Milladoiro; y muy especialmente, la ayuda de nuestro hermano Manolo que siempre nos apoya en nuestras “excentricidades creativas”, revolviéndonos las cuestiones prácticas, ya que sin él no tendríamos ni estructuras metálicas, ni piedras, ni agujeros de las piedras, ni transportes, ni solución a muchos de los problemas que nos surgen, tanto en esta ocasión como en muchas otras.

Tras todo el trabajo realizado a lo largo del curso tratando de descubrir “tesoros” y rincones secretos en O Milladoiro, poniendo en valor esta localidad, esta es nuestra manera de devolver algo, enriqueciendo el paisaje y destacando su historia, tradiciones y riqueza cultural.

Como decíamos al comienzo, esperamos que sea la primera de muchas esculturas que engalanen la Escuela Infantil Milladoiro, haciendo que habitantes y caminantes sepan  un poco más de esta localidad que tiene mucho bueno que contar, aunque casi siempre sale en los medios de comunicación en el apartado de “crónica negra”.

No podríamos finalizar esta entrada sin una referencia a uno de los grupos musicales gallegos más emblemáticos, Milladoiro, con un vídeo que se acompaña de la pieza “O caminho”.

Bautizando calles sin nombre

In CativArte, EncienciArte on 17/06/2014 at 07:49

A lo largo de todo el trabajo realizado con las calles de nuestra localidad y de todas las salidas que hicimos, fuimos descubriendo lugares, calles y caminos que no tienen nombre. En muchos casos, a nosotros se nos ocurren maneras de llamarlos continuando en la línea de darle el nombre de la especie arbórea que impera en ese sitio.
De cada salida fuimos tomando nota de los que sería necesario nombrar de algún modo, así como propuestas que tuvimos que consensuar:
“Costa das ameixeiras” (Cuesta de los ciruelos)
“Monte dos piñeiros” (Monte de los pinos)
“Camiño dos eucaliptos” (Camino de los eucaliptos)
“Rúa das moreiras” (Calle de las moreras)
“Aparcadoiro dos liquidámbar” (Aparcamiento de los liquidámbar)
“Lugar das hortas urbanas” (Lugar de los huertos urbanos)
Ya apúntabamos en la entrada anterior, que descubrimos que ponerle nombre a las calles es algo que se hace en el Pleno del Ayuntamiento, a veces atendiendo a los antiguos usos delos sitios, otras como homenaje a alguna figura destacable, o bien por propuesta de los vecinos. En el caso que nos ocupa, y dado que se trata de espacios aún no urbanizados, por ahora tan sólo nos limitamos a hacer unas chapas con los nombres (similares a los de las calles “oficiales”recogidas nos planos). Las colocamos en sus lugares correspondientes y se las dimos a conocer las familias y demás compañeros del centro.
Para su elaboración, sobre placas de aluminio, se escribió el nombre de la calle acompañado de una ilustración alusiva. Para eso, y dado que todos los nombres hacen referencia a árboles, nos inspiramos en las imágenes del libro “Los caminos de los árboles”, de Pep Bruno y Mariona Cabassa, publicado en La Fragatina.
Como curiosidad, decir que cuando fuimos a colgar el cartel del “Monte dos piñeiros”, un obrero del ayuntamiento que se encarga del cuidado de este lugar, le dijo a los niños/as que le parecía muy bien el nombre que le habían puesto, pero que le gustaría más “Monte de los niños y niñas”, propuesta con la que concordaron nuestros pequeños, así que tuvimos que hacer una segunda placa.

En la visita a las huertas urbanas dejamos como regalo el correspondiente cartel.
Y dos niños que viven en la calle Xaquín Lorenzo, en la que hay moreras plantadas en las aceras, pidieron hacer una placa de  “Calle de las moreras”.
Porque acaba el curso, de lo contrario, acabaríamos haciendo placas para todas las calles de O Milladoiro y alredores.
Ahora como cierre, enviaremos una carta a la Alcaldía, junto con las fotografías del resultado de nuestro trabajo y las sugerencias de los escolares. Mientras duren las placas, esta será la aportación visible del trabajo realizado por los pequeños de la escuela infantil. El no visible, y más importante, es toda la huella que queda en los niños/as y en sus familias tras estas semanas de trabajo y disfrute intenso del entorno y del patrimonio natural.

Ver presentación

Rúas sen nome

Auga doce

In CativArte, EncienciArte on 14/05/2014 at 07:55

“Paisaje absorbido”, Patricio Cabrero, 2007

Como continuación natural a todo el trabajo realizado en el pasado trimestre mirando al cielo, con la lluvia y con las formas de llover, ahora tratamos de dar respuesta a la pregunta ¿adónde se fue toda esa agua?”
Así llevamos semanas conociendo los ríos, arroyos, lavaderos, pozos, puentes y fuentes que  hay cerca de su casas o de la de sus abuelos y familiares. A la vuelta de cada fin de semana recibimos fotografías de los niños/as visitando alguno de esos lugares y conociendo sus nombres. A esto ya le dedicaremos otra entrada porque da mucho de sí: Sar, Sarela, Miño, Río Tinto, Tambre, Rego dos pasos…
Como caída del cielo, desde lo 21 de marzo, se inauguró en el Museo de la Ciudad de la Cultura en el Gaiás, la exposición “Auga doce” para la que tenemos solicitada una visita didáctica. Allí podrán ver:
-El agua escondida, aguas envasadas, agua y salud (termas y balnearios).
-El agua en la tierra, agua y paisaje, flora y fauna, los grandes ríos, el Miño y las construcciones relacionadas con los cursos del agua.
-El hombre el agua, recipientes (cerámica), ingeniería hidráulica.
-Mirando al cielo, la meteorología, el agua en el universo.
Siendo como es una macroexposición, el Departamento educativo del Gaiás hace unha selección en función de la edad del alumnado. Nosotros ya le apuntamos nuestros intereses.

Con todo, también sugerimos a las familias  la posibilidad de llevar a sus hijos el 18 de mayo, que, con motivo del Día de los Museos, tienen programada una jornada de puertas abiertas con música, talleres y ciencia para toda la familia. Así, entre otras muchas, podrán hacer el viaje de una pompa de jabón; empaparse de historias donde los ríos, las charcas, los arroyos y las cascadas o la lluvia son los protagonistas; conocer las formas del agua; vivenciar el agua como una fuente de sonido con distintos aquófonos; etc.
Mientras tanto, y como avance, nosotras visitamos la exposición y aquí os dejamos algunas de las fotografías que mostramos a nuestro alumnado. Muy pocas, y siempre relacionadas con el trabajo realizado, porque, como siempre decimos, no hay razón para saturar a los pequeños con algo que incluso a los adultos nos cuesta.

“Auga doce”

Homenaje al Sol

In CativArte on 10/03/2014 at 08:42

???????????????????????????????

Tras tres meses de lluvia, por fin reapareció el Sol y con él la alegría. Mismo hay un ambiente festivo por las calles y por los parques infantiles.

Nuestro alumnado no se cansa de estar al aire libre y de mirar el cielo azul. Así, quisimos hacer nuestro particular homenaje al Sol que nos da tanta vida. Fue algo muy rápido y espontáneo, de modo que tan sólo empleamos una técnica de chorreo de pintura directamente del bote y dejamos que ella misma se “moviese” a su antojo. Como no podía ser de otro modo, los cores elegidos fueron brillantes, llenos de destellos y de luz. Témpera líquida sobre cartón.

???????????????????????????????

Ver las representaciones del grupo de 4 años.

Sol

Y aquí el trabajo realizado con el grupo de 3 años. Témpera líquida sobre planchas de poliestireno expandido.

Mimosas, el sol del invierno

In CativArte on 21/02/2014 at 09:46

Llegado este tiempo, casi todos los cursos hacemos algo con las mimosas que llenan de color amarillo los montes de nuestra tierra, así son llamadas el sol del invierno. Puede que sea por su aroma, por la delicadeza de sus flores, por la originalidad de las hojas o porque son de las primeras en aparecer aún en la invernada, las mimosas siempre nos dan mucho juego en el aula: olores, cosquillas, mimos, observaciones y representaciones artísticas, como ya mostramos en años pasados.

En estos días quisimos hacer una representación figurativa realista, en la medida que son capaces de hacerlo nuestros niños y niñas. Sobre esto, a pesar de que hay quien piensa que no se le deben imponer modelos a los pequeños, nosotras somos de las que opinamos que en algunas ocasiones hay que darles las claves de cómo ver y de cómo poder representar la realidad. Para ello hay que hacerles reparar en detalles como el tamaño, la proporción, la distribución en el papel, los trazos iniciales, el uso del color y de las técnicas adecuadas que permitan una copia más fiel.

Partiendo de una primera rama traída por una niña, hicimos un boceto inicial con lapiz de color, pero el resultado no fue muy de su agrado. Lo intentamos de nuevo con rotulador de modo que nos permitiera trazar mejor las hojas de las mimosas pero los materiales definitivos vinieron con el tercer intento: acrílico aplicado con bastoncitos de algodón y palillos.

En esta ocasión logramos veinticinco trabajos bastante iguales entre ellos y el modelo a representar, y para constatarlo conservamos las flores originales tras secarlas y prensarlas.

A nuestro entender, esto no es ir en contra de la creatividad individual, pero hay que reconocer que la copia también reporta beneficios, en este caso de expresión plástica. Lo malo es que a veces nos movemos de forma pendular y acabamos denostando lo que en otros tiempos se hizo, por el mero hecho de escapar del pasado.

Entre tanto, descubrimos que la mimosa es considerada la flor de la amistad, por ello es empleada en Italia como obsequio el 14 de febreiro, en otros lugares el día 8 de marzo para las mujeres trabajadoras, y en Francia incluso le dedican fiestas y festivales a las mimosas.

Ver presentación.

Mimosas

“La caja de los truenos”

In CativArte on 13/02/2014 at 08:18

En toda esta temporada de lluvias no podían faltar las tormentas eléctricas, que asustan y fascinan por igual a niños y niñas, por lo que decidimos dedicarle un tiempo.  En primer lugar fue necesaria una aclaración terminológica sobre rayos, truenos y relámpagos, ya que hay una gran confusión en cuanto a estos tres fenómenos, así como una asociación errónea –no extraña- en cuanto a la forma de los rayos.

Escuchamos truenos, vimos imágenes de relámpagos, hablamos sobre sus consecuencias y precauciones a adoptar. Incluso pudimos apreciar su belleza para ello empleamos lassugerentes imágenes de la emblemática intervención de earthwork, “Lightning field” de Walter de María en el desierto de Nuevo México allá por los años setenta del siglo pasado.

Pero nuestro alumnado quería una representación de los truenos, rayos y relámpagos para incrementar la exposición de la lluvia. Esto nos supuso un reto, ya que plasmar el sonido y las sensaciones que producen no nos parecía nada fácil. Tras pedir ayuda a otras compañeras maestras fuimos reuniendo instrumentos musicales cuyo sonido se asemeja al de los truenos y tormentas, de alguno ni conocemos el nombre, pero sí reconocemos su sonido.

Otros, como “el palo de lluvia”, tras descubrir lo que contienen en su interior para lograr ese sonido tan similar a la lluvia, dieron pie a que hiciésemos nuestros propios palos de lluvia caseros.

Y esta fue la represención: la caja de los truenos.

Ver presentación

A caixa dos tronos

Paraguas, ¿para qué?, para la lluvia

In CativArte, EncienciArte on 12/02/2014 at 09:11

??????????

Derivado del trabajo realizado sobre la lluvia que presentamos en el post anterior, quisimos aprovechar los paraguas rotos en estos días por las rachas de viento. Así le pedimos las familias que nos los enviasen para que nosotros les pudiésemos dar una segunda vida.

Inicialmente vimos la utilidad del paraguas, que va más allá de la estética, a pesar de que a veces es lo único en que reparan los niños y niñas. Hablamos sobre su forma, elucubramos sobre su utilidad en el caso de tener otra, vimos cuáles son los que mejor cumplen con su función y finalmente los motivos por los que ahora estaban destrozados. Cuando les preguntábamos cuál sería su último destino, respondían que el contenedor de la basura. Nosotras le hicimos cambiar de idea.

Con acrílicos y por grupos, he aquí algunos de los resultados que lucen expuestos nos corredores del centro junto con hermosas ilustraciones en las que siempre están presentes a lluvia y los paraguas.

Ver presentación.

Paraugas

??????????

??????????

60 días lloviendo, 60 nombres de la lluvia y 60 modos de llover

In AlfabetizArte, CativArte, EncienciArte on 11/02/2014 at 08:21

??????????

Van allá 60 días lloviendo. Puede ser , pues ya casi no recordamos como es la vida sin lluvia. Por muy lírica y melancólica que sea, en la escuela infantil es un fastidio: sin recreos, mojaduras, falta de juego al aire libre… Pero también pudimos aprovecharla como aprendizaje contextualizado.

En la rutina diaria de observar el estado del tiempo y de las previsiones para el día y días próximos, en los últimos tiempos decían “Llueve”, por lo cual decidimos afinar un poco esa apreciación dando respuesta a cómo llueve. Hay veces que llueve “miudiño”, otras arrolla, otras hay una tormenta o un chubasco o cae una “babuxa” o una “coriscada” o un diluvio o una “orballada”. Nuestra lengua dispone de docenas de palabras para nombrar la variada tipología de lluvia que tenemos, así, echando mano de las “Palabras enchoupadas” del Portal de las palabras y de otras magníficas compilaciones que encontramos pudimos llamar a la lluvia por su nombre.

Así mismo, quisimos dejar constancia plástica de ese rico abanico de denominaciones de la lluvia. Cada día, en un momento, observábamos el color del cielo y las nubes que dan lugar a cada una de las formas de lluvia. En este caso fuimos nosotras quien nos ocupamos de la representación, dado la dificultad que podía entrañar para nuestro alumnado a manipulación de los elementos empleados. Ellos son quien ahora se ocupan de explicar la exposición a la que dio lugar, por el momento 15 cuadros sobre la lluvia y otros fenómenos, que -de cara a ser visitada por las familias y compañeros- se acompaña de unas diapositivas en las que se recogen nombres, sustantivos, adjetivos, verbos, expresiones, dichos y refranes sobre la lluvia.

Este trabajo aún no cerrado (hasta que la lluvia no nos abandone), nos posibilitó conocer vocabulario propio de nuestra lengua, fenómenos meteorológicos, literatura, poesía, el ciclo del agua, el lenguaje plástico, y otros muchos aprendizajes y experiencias que iremos contando en los próximos días.

Esto fue el positivo de esta temporada de tanta inestabilidad meteorológica: conocer la riqueza lingüística del gallego.

Ver la presentación.

60 días, 60 nomes e 60 modos de chover

Nuestra preferida es “Choven chuzos de punta”, la de ellos es “Pedrazo” o “Cielo de verano”, ahora bien, ansían una “Lluvia del Arco Iris”.

??????????

“Soy un artista”

In CativArte, ContArte on 11/02/2014 at 08:00

En una de nuestras últimas visitas a las librerías descubrimos “Soy un artista”, de Marta Altés, un libro que ilustra la diferente mirada que tienen una madre y un hijo sobre el proceso creativo. El ve arte en todas partes, todo le inspira, pero la madre no está tan contenta con alguna de sus creaciones.

Que los niños y niñas den rienda suelta a su imaginación artística tiene sus ventajas y sus inconvenientes, especialmente algo que no le gusta mucho a sus padres: que se ensucien y manchen la ropa, paredes, las mesas o el suelo. Pero hay que ser consecuentes, si se quiere que sean creativos hay que dejarlos crear y experimentar.

La gran ola

In CativArte, EncienciArte on 10/01/2014 at 08:58

A la vuelta de vacaciones, una vez nos pusimos al día, nuestro alumnado no paraba de comentar sobre el temporal de truenos, viento, lluvia, rayos, y especialmente de olas gigantes. Así tuvimos que buscar una explicación a este fenómeno, ya que, hasta ahora, para ellos las olas siempre fueran parte de la diversión de un día de playa en el verano. Tras las aportaciones de unos, descartadas por otros, buscamos información en la red, así supimos por qué se producen las olas en el mar y no en una piscina, en un río o en un lavadero.

En este corte de un informativo de VTelevisión  nos explican cómo se forman las olas gigantes, la espuma del mar, e incluso nos sugieren hacer un experimento con un secador de pelo orientado hacia una cubeta con agua.

Luego vinieron las conversaciones sobre las ventajas/divertimento de las olas (juegos en el mar, deportes, etc), y los inconvenientes (para los barcos, para la pesca, para os paseantes).

En el Portal de las Palabras encontramos denominaciones de los estados del mar.

Nos vino al recuerdo el hermoso álbum ilustrado “La ola” publicado por Bárbara Fiore Editora, en el que se nos cuenta una historia sin palabras de una niña que pasa un día en la playa, para ello, su autora, Suzi Lee, solo emplea dos colores: el azul y el gris. Aquí una presentación del mismo.

De inmediato enlazamos con el magistral grabado del japonés Hokusai de “La gran ola de Kanagawa”, que incluso fue fuente de inspiración de otros artistas entre ellos, Roy Lichtestein e “La mer” de Claude Debussy.

El visionado de este grabado les llevó a creer que ellos también podrían representar las olas con tan sólo dos colores. Así nos pusimos manos a la obra empleando ceras, pero los resultados no fueron muy de su agrado, por lo que repetimos con otras técnicas: fondo con rodillo, brocha seca de dos tonos de azul para la ola, rotulador para barcos y témpera blanca con pincel fino para la espuma del mar.

IMG_6543

Para nuestra sorpresa, la obra de Hokusai era conocida por algunos niños/as debido a que aparece en un episodio de los Little Einsteins.

Por los de ahora nos conformaremos con las fantásticas imágenes del experto en capturar olas, el fotógrafo Pierre Carreau, en cuya web podeis encontrar macroolas, multiolas y el poder del agua que los dejarán con la boca abierta. O también las espectaculares olas hawaianas de Clark Little.

Bolas de cristal

In CativArte on 04/12/2013 at 08:09

CIMG2824

En el centro en el que trabajamos todos los años organizan talleres en los que se elaboran elementos típicos de la navidad: dulces, postales y adornos. Ya hemos hecho mención a ellos en otras ocasiones, siempre insistiendo en la idea de la reutilización, del no consumismo y de la austeridad, que también debe ser un hecho manifiesto en las prácticas escolares, ya que, de nada vale dedicarle un día al medio ambiente, al consumo o a otros valores, cuando después no son evidentes en las actuaciones diarias.

En esta edición nosotras nos encargamos de hacer “bolas de cristal”, inspirándonos en las bolas de nieve que a todos nos fascinaron de críos, y de no tan críos .

Tarros de vidrio, pequeñas figuras, adornos, botones o abalorios, purpurina gruesa, agua y una cucharada de glicerina líquida por bote (no es absolutamente necesaria, pero incrementa la densidad del agua ayudando a mantener la purpurina en suspensión).

Una actividad sencilla, apta para todas las edades, muy gratificante y con muchas posibilidades de aprovechamiento desde el punto de vista de la competencia matemática, de la social e incluso desde la experimentación de principios físicos.

CIMG2833

Otoño waterpainting

In CativArte, EncienciArte on 25/10/2013 at 14:01

IMG_6295

Es tiempo de calabazas y unas tienen más colorido que otras, por ello decidimos llenarlas todas de color. Así decidimos aplicar la técnica del waterpainting -que ya habíamos empleado en otras ocasiones- con elementos del otoño.

Visto lo que que necesitábamos –esmaltes, soportes, agua y una cubeta- nos encontramos con un problema: la posibilidad de que se desbordara el agua. Para el alumnado fue un descubrimiento ver como subía el nivel del agua en función del tamaño del elemento que introducíamos, por lo que se hizo necesario introducir el mayor y ajustar la cantidad de agua a él.

Por añadidura, surgió una experiencia de carácter físico a la que todavía no dimos una respuesta fiable: elementos pesados como las calabazas flotaban y otras más pequeñas se hundía. Hicimos varias pruebas con otras cosas de menor tamaño y escaso peso, así como con otras grandes y de mucho peso. Deberemos insistir más en esta cuestión para poder formular una “teoría científica”. Por el momento no la tenemos.

En cuanto a la experiencia artística fue muy vistosa tal y como se puede apreciar en las fotografías. Hojas, mazorcas de maíz, calabazas y tarjetas de papel fueron los soportes empleados.

Ver presentación. 

outono painting

Pintando hortensias

In CativArte on 01/10/2013 at 07:53

9389_548625128528988_1791970468_n

Cada nuevo curso, en nuestros centros se elabora la cartelería identificativa de cada espacio/aula acompañada de sugestivas imágenes alrededor de un eje común. Las obras de David Hockney, instalaciones del Land Art, puertas, o en el presente senderos por la naturaleza, tratan de personalizar cada puerta en función de los gustos, características o aficiones de cada una de las personas que ocupamos eses espacios. Da para mucho juego, para trabajar con los pequeños y para alguna que otra interpretación por parte de los adultos.

A nuestra aula le correspondió un sendero entre hortensias. Así, los niños/as sabedores de que es una de las flores preferidas de su maestra, en estos días nos sorprenden con hermosos ramos. La elevada temperatura del centro no permite que duren mucho, por lo cual pensamos de qué modo podríamos conservarlas a lo largo del curso. Secarlas es una posibilidad y pintarlas, otra.

Tras observarlas con detenimiento, se percatan de que no es asunto fácil representar la gama de colores presente en los cientos de flores que integran las hortensias. Buscamos información en la red y vemos que hay quien las pinta con un dedo (auténticos virtuosos).

Este es el resultado.

Ver la presentación.

Hortensias

Que llueva, que llueva

In CativArte on 01/10/2013 at 07:53

Vía Galicia Cool Magazine, conocimos esta instalación realizada el pasado verano en la villa portuguesa de Vilanova da Cerveira.

Creemos que puede ser muy inspiradora para los centros educativos, tanto para los días de sol como para los de lluvia.

Encuentros con el arte en Brión

In CativArte on 29/06/2013 at 23:59

???????????????????????????????

Hace ya varios años que en nuestro ayuntamiento vecino, Brión, se organizan unos Encontros coa Arte en los que invitan a artistas a plasmar plásticamente algunos lugares del entorno, al tiempo que se lo dedican a escritores destacados.

Esta edición tuvo lugar la pasada semana, homenajeando a Roberto Vidal Bolaño que vivió sus últimos años en esta localidad. Las actividades comenzaron el viernes, de entre las que reseñamos la apertura de los encuentros con la inauguración de una exposición colectiva de las obras realizadas el pasado año, tanto en Brión como en Rianxo, ya que le escritor homenajeado era Castelao. El sábado estuvo dedicado al lugar de Pontemaceira y el domingo al Río Pego.

Hay que destacar estas iniciativas que permiten que adultos y niños tengan contacto con los artistas, que puedan ver cómo éstos trasladan al lienzo su particular visión de un rincón empleando diversas técnicas. Iniciativas que, como reconocía el regidor del concejo, hay que mantener, porque la crisis no puede servir de pretexto para privarnos de la cultura, y que sobreviven gracias a la colaboración entusiastas de los pintores invitados, quienes a posteriori ceden una de sus obras para integrar los fondos artísticos municipales distribuídos en salas y centros educativos públicos. Brión siempre se ha distinguido por su apuesta por la educación y por la cultura, siendo ejemplo referencial para otros muchos ayuntamientos.

Para nuestros chicos/as, el sábado fue un día inolvidables: un lugar único como es Pontemaceira atestado de pintores que surjían en cada recoveco del río, de los peñascos, entre los molinos o las casas, dejándolos mirar, conversando con ellos, incluso invitándolos a pintar. Tuvieron ocasión de ver en persona a dos pintoras que conocían por sus ilustraciones de libros infantiles: Isabel Pintado, autora de las hermosas imágenes que acompañan “Parece unha rosa” o “Cantiga do mazarico” que recogimos en este blog; y María Manuela creadora de las de “O meu primeiro Celso Emilio”.

Vaya desde aquí nuestro agradecimiento a nuestros amigos y maestros Luisa y Moncho que fueron quienes nos hablaron de esta iniciativa y nos instaron a ir.