Nuestra aportación a la educación infantil

Posts Tagged ‘invierno’

El viento de invierno

In CativArte on 20/01/2017 at 20:12

Allá por el otoño nos surgió el problema de representar plásticamente el viento. Fue tras la lectura del poema “Ese vento” de Ana Mª Fernández, recogido en el Versos da tarde laranxa publicado en Galaxia y desde entonces andabamos dándole vueltas. Buscamos inspiración en la obra de artistas e ilustradores, pedimos ayuda a otras personas, pero no acababa de satisfacernos.

Ese vento/que fala en asubío./Ese vento/que ole a pel de esquío./Ese vento/que as follas ergue e deita./ Ese vento/que a xente trae dereita./Ese vento/que vén devagariño./Ese vento/que sopra no camiño./Ese vento que nace nas montañas./Ese vento/xa fala das castañas.

De dónde viene el viento, dónde nace, dónde se esconde cuando desaparece, de qué está hecho…, estas y otras muchas preguntas surgieron al hilo de nuestros debates, motivo por el que tuvimos que buscar información, lo que nos tuvo ocupados por largo tiempo. Bien es cierto que luego se sucedieron otras actividades y dejamos el asunto a reposar un poco, hasta que ahora a la vuelta de vacaciones, ya metidos de lleno en invierno, el viento era otra cosa bien diferente, tenía otro color, otra temperatura y otro temperamento. Ya no nos acaricia, los da punzadas;  ya no trae el aroma de las castañas, sólo huele a frío; ya no es de colores cálidos, es de un blanco ceniciento; ya no juega con nosotros, nos empuja con fuerza. Pese a todo,  nuestro mayor problema era representar el movimiento de las rachas de viento, su frío y matices dentro del blanco de la niebla y de la helada.

En otras entradas del blog hemos mostrado cómo nos gustan las actividades como son el recortado, enrollado y plegado de papel, de las que no es preciso abundar en sus ventajas en cuanto a la coordinación motriz, a pesar de que en los últimos tiempos fueron muy denostadas en la escuela infantil. Fruto de muchos de esos trabajos y con otros muchos elementos de desecho fuimos haciendo nuestra interpretación colectiva del invierno,  para más tarde, cada niño y niña elaborar la suya propia, así como ponerle un título.

Cuando abrimos puertas y ventanas, la corriente de aire crea ese efecto de movimiento que tanto buscábamos, a veces hasta le ponemos un ventilador y música de fondo (sonidos del viento en la naturaleza) y entonces estamos totalmente satisfechos con el resultado. Con todo, es posible que aún le demos otra vuelta.

Maneras de representar lo que sentimos, maneras de sentir con lo que representamos.

Ver presentación.

Anuncios

Huellas indelebles

In CativArte on 20/01/2017 at 19:26

img_4215

En estos días de heladas, con el peligro de resbalar por el patio del colegio, reparamos en las suelas de los zapatos, especialmente en aquellas que son más adecuadas para evitar patinar. Así descubrimos la variedad de grabados y de relieves que hay en su calzado. Tras tocarlas y apreciar con el tacto su rugosidad o suavidad, vimos algunas tan vistosas que decidimos hacer un calco con ceras blandas. Al mismo tiempo fuimos atendiendo a que botas diferentes pueden tener suelas iguales o viceversa. Pie derecho, pie izquierdo, tamaños, contornos, plantas, talones, suelas, tacones, etc, fueron muchos de los descubrimientos de esa mañana.

A continuación hicimos un trabajo de creatividad: cada uno pensó qué huellas le gustaría ir escribiendo por el suelo, en la nieve, en la arena o en el barro; lo que se complicó cuando algunos decidieron que las suelas de cada pie serían diferentes; ya que la escritura de sus huellas sería más complicada.

Pero no finalizó ahí, continuamos pensando en las huellas de los animales y en las de las cosas. Siempre nos sorprenden con su capacidad de observación: las huellas del polvo, las que dejamos en el vaho de las cristaleras, en el suelo después de fregarlo, las de los aviones en el cielo o las de los barcos en el mar. Huellas efímeras o imborrables que dejan su escritura.

img_4216

Nada más que una actividad al hilo de la realidad que se prolonga en un trabajo de pensamiento, imaginación y creatividad.

Paraguas, ¿para qué?, para la lluvia

In CativArte, EncienciArte on 12/02/2014 at 09:11

??????????

Derivado del trabajo realizado sobre la lluvia que presentamos en el post anterior, quisimos aprovechar los paraguas rotos en estos días por las rachas de viento. Así le pedimos las familias que nos los enviasen para que nosotros les pudiésemos dar una segunda vida.

Inicialmente vimos la utilidad del paraguas, que va más allá de la estética, a pesar de que a veces es lo único en que reparan los niños y niñas. Hablamos sobre su forma, elucubramos sobre su utilidad en el caso de tener otra, vimos cuáles son los que mejor cumplen con su función y finalmente los motivos por los que ahora estaban destrozados. Cuando les preguntábamos cuál sería su último destino, respondían que el contenedor de la basura. Nosotras le hicimos cambiar de idea.

Con acrílicos y por grupos, he aquí algunos de los resultados que lucen expuestos nos corredores del centro junto con hermosas ilustraciones en las que siempre están presentes a lluvia y los paraguas.

Ver presentación.

Paraugas

??????????

??????????

60 días lloviendo, 60 nombres de la lluvia y 60 modos de llover

In AlfabetizArte, CativArte, EncienciArte on 11/02/2014 at 08:21

??????????

Van allá 60 días lloviendo. Puede ser , pues ya casi no recordamos como es la vida sin lluvia. Por muy lírica y melancólica que sea, en la escuela infantil es un fastidio: sin recreos, mojaduras, falta de juego al aire libre… Pero también pudimos aprovecharla como aprendizaje contextualizado.

En la rutina diaria de observar el estado del tiempo y de las previsiones para el día y días próximos, en los últimos tiempos decían “Llueve”, por lo cual decidimos afinar un poco esa apreciación dando respuesta a cómo llueve. Hay veces que llueve “miudiño”, otras arrolla, otras hay una tormenta o un chubasco o cae una “babuxa” o una “coriscada” o un diluvio o una “orballada”. Nuestra lengua dispone de docenas de palabras para nombrar la variada tipología de lluvia que tenemos, así, echando mano de las “Palabras enchoupadas” del Portal de las palabras y de otras magníficas compilaciones que encontramos pudimos llamar a la lluvia por su nombre.

Así mismo, quisimos dejar constancia plástica de ese rico abanico de denominaciones de la lluvia. Cada día, en un momento, observábamos el color del cielo y las nubes que dan lugar a cada una de las formas de lluvia. En este caso fuimos nosotras quien nos ocupamos de la representación, dado la dificultad que podía entrañar para nuestro alumnado a manipulación de los elementos empleados. Ellos son quien ahora se ocupan de explicar la exposición a la que dio lugar, por el momento 15 cuadros sobre la lluvia y otros fenómenos, que -de cara a ser visitada por las familias y compañeros- se acompaña de unas diapositivas en las que se recogen nombres, sustantivos, adjetivos, verbos, expresiones, dichos y refranes sobre la lluvia.

Este trabajo aún no cerrado (hasta que la lluvia no nos abandone), nos posibilitó conocer vocabulario propio de nuestra lengua, fenómenos meteorológicos, literatura, poesía, el ciclo del agua, el lenguaje plástico, y otros muchos aprendizajes y experiencias que iremos contando en los próximos días.

Esto fue el positivo de esta temporada de tanta inestabilidad meteorológica: conocer la riqueza lingüística del gallego.

Ver la presentación.

60 días, 60 nomes e 60 modos de chover

Nuestra preferida es “Choven chuzos de punta”, la de ellos es “Pedrazo” o “Cielo de verano”, ahora bien, ansían una “Lluvia del Arco Iris”.

??????????

La gran ola

In CativArte, EncienciArte on 10/01/2014 at 08:58

A la vuelta de vacaciones, una vez nos pusimos al día, nuestro alumnado no paraba de comentar sobre el temporal de truenos, viento, lluvia, rayos, y especialmente de olas gigantes. Así tuvimos que buscar una explicación a este fenómeno, ya que, hasta ahora, para ellos las olas siempre fueran parte de la diversión de un día de playa en el verano. Tras las aportaciones de unos, descartadas por otros, buscamos información en la red, así supimos por qué se producen las olas en el mar y no en una piscina, en un río o en un lavadero.

En este corte de un informativo de VTelevisión  nos explican cómo se forman las olas gigantes, la espuma del mar, e incluso nos sugieren hacer un experimento con un secador de pelo orientado hacia una cubeta con agua.

Luego vinieron las conversaciones sobre las ventajas/divertimento de las olas (juegos en el mar, deportes, etc), y los inconvenientes (para los barcos, para la pesca, para os paseantes).

En el Portal de las Palabras encontramos denominaciones de los estados del mar.

Nos vino al recuerdo el hermoso álbum ilustrado “La ola” publicado por Bárbara Fiore Editora, en el que se nos cuenta una historia sin palabras de una niña que pasa un día en la playa, para ello, su autora, Suzi Lee, solo emplea dos colores: el azul y el gris. Aquí una presentación del mismo.

De inmediato enlazamos con el magistral grabado del japonés Hokusai de “La gran ola de Kanagawa”, que incluso fue fuente de inspiración de otros artistas entre ellos, Roy Lichtestein e “La mer” de Claude Debussy.

El visionado de este grabado les llevó a creer que ellos también podrían representar las olas con tan sólo dos colores. Así nos pusimos manos a la obra empleando ceras, pero los resultados no fueron muy de su agrado, por lo que repetimos con otras técnicas: fondo con rodillo, brocha seca de dos tonos de azul para la ola, rotulador para barcos y témpera blanca con pincel fino para la espuma del mar.

IMG_6543

Para nuestra sorpresa, la obra de Hokusai era conocida por algunos niños/as debido a que aparece en un episodio de los Little Einsteins.

Por los de ahora nos conformaremos con las fantásticas imágenes del experto en capturar olas, el fotógrafo Pierre Carreau, en cuya web podeis encontrar macroolas, multiolas y el poder del agua que los dejarán con la boca abierta. O también las espectaculares olas hawaianas de Clark Little.

Entrada del invierno 2013-14

In InformArte on 21/12/2013 at 10:11

Flores de xeo

A pesar de que este año fue casi una perpetua invernada –en todos los sentidos-, hoy entra oficialmente el invierno 2013-2014.

Aquí, en Galicia, resulta bastante difícil hacerle ver a nuestro alumnado los cambios estacionales, de modo que, cuando sentimos el calor ya vamos por la mitad del verano, cuando notamos el otoño ya estamos cerca del invierno. Por ello, a veces, precisamos recurrir a imágenes o a hermosas alegorías –más allá del consabido “árbol 4 estaciones”-, con las que explicarles las transformaciones que se aprecian en la naturaleza.

Encontramos muchas en la magnífica página Pinzellades al mon, de las que os deixamos aquí una muestra, que podeis  ver organizadas por temas como: las estaciones, las damas del año, las sirenas y las estaciones o calendarios ilustrados.

Leandro Lamas

Leandro Lamas

Casey Robin

Vladimir Golub

De aquí a 20 de marzo de 2014 habrá que llevarlo lo mejor que podamos.

Tendremos presente aquello de “Tras la noche viene el día, tras el invierno viene la primavera, y tras la oscuridad, la luz.

“El último día de otoño”

In ContArte on 20/12/2012 at 08:29

Mañana, 21 del 12 de 2012, a las 12:12 será el inicio de la estación del invierno, así, hoy es el último día de otoño.
No es fácil explicarle a nuestro alumnado estas transiciones estacionales, máxime cuando no hay una diferencia obvia entre la estación que se cierra y la que se abre. Aquí, en esta zona de Galicia no es algo que se evidencie con la claridad que necesitarían para entenderlo. Se dan cambios muy sutiles y paulatinos.
Teniendo que recurrir a estereotipos sobre las estaciones, nos gustó la colección de libros “El último día de…” de Edebé, distinguida con Premio Lazarillo 2004.
El último día de otoño” es un álbum impresionista, con una perfecta comunión entre el texto y las ilustraciones obra de Adriá Gódia. Hay un uso de las pinceladas de color que hace que los pequeños se percaten del tránsito de los cálidos ocres a los azules y verdosos más fríos que representan el invierno.

Los protagonistas de este lírico álbum son dos pequeños zorros que se preguntan qué es el invierno, mientras escuchan el canto de la lechuza que repite:
El lirón ya duerme, nada florece. / El sol ya no calienta, la hierba no crece. / Todo está en silencio, ha llegado el invierno.”
A la vuelta de vacaciones trataremos de comprobar si aquí en el invierno ocurren las mismas cosas que en el libro.

Heladas invernales

In EncienciArte on 17/01/2012 at 08:33

Detestamos profundamente el árbol “4 estaciones” que hay en muchas aulas de infantil. Ese árbol de especie incierta, con tronco incerto, hojas inciertas, flores inciertas y frutos inciertos que tan solo crece en las ventanas de las escuelas. Ese que en estas fechas aparece cubierto de inciertos copos de algodón, queriendo semejar no se sabe qué. Seguro que se lo dan en un kit a algunas maestras de infantil; en otra ocasión ya hablaremos de las cosas que van en ese kit atemporal, anacrónico y absurdo.

Si no hay más que abrir la persiana y ver el invierno, la primavera, el verano o el otoño. O mejor aún: abrir los ojos.

Por Septiembre hablamos del proyecto FotografiArte que pondríamos en práctica a lo largo de este curso. Estas son las fotografías de la naturaleza tomadas esta mañana de helada que nos dejó imágenes espectaculares, que más tarde, los niños y niñas, titularon de forma bastante creativa y sugestiva.

PD: Fuera no vimos ningún árbol como el de marras.

Ver presentación.

Xeada