Nuestra aportación a la educación infantil

Posts Tagged ‘educación’

Proyectos InnovArte curso 17_18

In InformArte on 06/09/2017 at 00:00

Iniciamos este curso con proyectos que nos ilusionan tras un año dedicadas casi por completo a “Los hilos de infantil”. Dejamos un pequeño avance que iremos ampliando a medida que vayamos concretando.

Presentaciones del libro

Ahora, ya con las tres ediciones en la mano, comenzaremos una ronda de presentaciones por las distintas Facultades de Educación de Galicia; acordamos con la editorial Galaxia que eses serían los espacios idóneos para dar a conocer un libro que habla de la escuela infantil. Aún estamos fijando fechas, pero ya hemos confirmado en A Coruña, Lugo, Orense, Pontevedra y Santiago. Aprovecharemos además para realizar unas charlas formativas con el alumnado del Practicum.

Visitas de estudio a escuelas

Hacía ya unos años que no visitábamos escuelas en el extranjero y tras las recomendaciones de nuestra amiga Carmen García, volvemos a nuestras giras pedagógicas con los Nidos y escuelas de la Bassa ReggianaIride y Arcobaleno en Guastalla, Zenit en Boretto y La Ginestra en Poviglio- en Italia (6-10 de diciembre), así como a los Jardins de Infância de las Escuelas Josefa de Óbidos en Portugal (mayo). Como en otras ocasiones formaremos un grupo con compañeras interesadas en aprender de lo bueno que hacen en esos lugares. Dejamos una somera información con enlaces a sus webs y a documentos elaborados por grupos de estudio.

Tendiendo puentes con Brasil

Desde hace ya dos años tenemos pendiente una visita a Sao Paulo con el Grupo Pedagogía Subjetividade que dirixe Tais Romero. Finalmente, será en el mes de febrero coincidiendo con la presentación de “Los hilos de infantil” en brasileiro. Como se pode suponer es algo que nos llena de satisfacción por la toma de contacto con este grupo integrado también por Alejandra Dubovik y Alejandra Cippitelli del maravilloso Jardin Fabulinus de Bos Aires de inspiración reggiana. Esperamos que pronto podamos visitarlas también a ellas pues son un referente de innovación y de educación respetuosa con la infancia.

Renaturalizando la educación infantil

Hace ya algún tiempo que andamos pensando en cómo volver la naturaleza a las aulas de infantil o en cómo llevar las aulas a la naturaleza. Así el curso pasado tomamos contacto y visitamos iniciativas como las escuelas bosque Amadahi en Dexo y Foresta Espacio de aprendizaje Activo en Vincios, o descubrimos a grupos como Alados-Bosquinenos que promueven una educación en el medio natural como alternativa a otras actividades fuera del horario escolar. También vamos conociendo muchos centros que están llenando de tierra y de verde sus patios escolares. Ojalá prosperen muchas más, mientras tanto iremos aprendiendo de ellos.

Lógicamente, la escuela será el grueso de nuestro trabajo, ya iremos contando lo que realizamos con un grupo de cinco años y de cómo abrimos nuestras experiencias a la comunidad.

Esperamos continuar un año más con el blog, y van ocho, pero aún queda mucho por contar.

Buen inicio de curso para todas las personas que nos seguís y nos dais ánimo para continuar.

 

Anuncios

Presentación de “Os fíos de infantil”

In ActualizArte, EmocionArte on 05/09/2017 at 09:51

5403aef97d3c8a7bba4bc9d60e0ca6de(1)

El 29 de junio en el Museo Pedagógico de Galicia tuvo lugar a presentación oficial de la edición en gallego de nuestro libro “Os fíos de infantil. Innovarte Educación Infantil”, a cargo del Consejero de Cultura, Educación y O.U, Román Rodríguez y del Director General de la editorial Galaxia, Francisco Castro, acompañadas también por el Director General de Centros y Recursos Humanos, José Manuel Pinal.

IMG_5197

Cuando por fin vio la luz un proyecto tan mimado desde lejos fue la culminación de un trabajo que nos supuso la dedicación de muchas horas, momentos de ansiedad y de preocupación desde el día en que nos pusimos a escribirlo, hasta que, tras ganar el premio Marta Mata empezamos con la maquetación, con las imágenes y con las revisiones de las ediciones catalana (ya publicado en marzo), gallega (en junio) y castellano (en septiembre).

IMG_2839

En cualquier caso, este fue para nosotras un día de felicidad profesional y personal, viendo a nuestro lado a familia y a tantas amistades y compañeros en el mundo de la educación.

Las palabras del consejero vinieron a redundar en lo ya manifestado en el prólogo institucional con el que se acompaña la edición gallega; con una idea que nos llena de orgullo que no es otra que el reconocimiento a la labor que se desarrolla en las aulas y a la proyección exterior de esa práctica. Nosotras siempre manifestamos que la intención que teníamos cuando abrimos Innovarte Educación Infantil no era otra que la de suscitar una reflexión sobre la atención que se le dispensa a la infancia. Habrá quien  comparta lo que decimos, habrá quien no, ahora bien, damos ocasión para poner el punto de mira en cuestiones que muchas veces se hacen de manera rutinaria.

Con todo, ese acto quisimos reservarlo sólo para manifestar nuestro agradecemiento y así lo hicimos a través de estas palabras que entre las dos dirigimos a los asistentes.

Señor consejero, director general, director general de Galaxia, asistentes, buenos días a todos.

Lo habitual en estas ocasiones es hablar del libro que vamos a presentar, pero nosotras dejamos esa parte porque como no tiene mucha intriga no queremos destripalo, así, no os queda más remedio que comprarlo y leerlo. Y aquí, todo cuanto haremos es dar las gracias por ayudarnos a elaborar una manta. En efecto, decimos en “Los hilos de infantil” que con cada promoción de alumnado nosotras vamos tejiendo una manta con la que arroparlos para su vida futura; esa manta lleva unos hilos que son una constante en nuestra práctica, pero casi todos ellos dependen más de los que aquí estáis que de nosotras mismas.

Como mi hermana Isabel y  yo trabajamos a cuatro manos, así será como os lo iremos contando.

Veréis.

Hay un hilo institucional…, la Consejería de Educación que siempre nos apoyó en todo cuanto hicimos. Muestra de ello es que hoy estemos aquí con la edición en gallego financiada por la consejería. Consejero, queremos darle especialmente las gracias por su acogida, por el cariño y por el respeto a nuestro trabajo. Debo confesar que cuándo leí el prólogo con el que presenta el libro me eché a llorar (será cosa de la edad que una se va haciendo más floja…), porque decir de nosotras que somos buenas y generosas…, a pocas más menciones y títulos puede aspirar un gallego o una gallega. Y decir que la escuela que nosotras mostramos es la escuela que quiere la consejería, viene a ser la culminación de nuestro trabajo. Gracias Román, por tan generosas consideraciones.

No debemos olvidarnos de otro miembro de su equipo que desde hace muchos años mira por nosotras, el Director general de Recursos Humanos y Centros, José Manuel Pinal. Gracias a los dos por ayudarnos a ver publicado el libro en nuestra lengua materna. La consejería bien sabe que la escuela no se cambia a golpe de leyes, se cambia con las creencias y buen hacer del profesorado, así que, apoyando las prácticas, mostrando ejemplos y destacando el trabajo de los docentes tal vez será como mudará la educación.

Por otra parte, y en ese hilo institucional también metemos las corporaciones locales. A día de hoy, casi tiene tanto peso a educación formal como la no formal, la que en gran medida depende de los ayuntamientos, por ello es determinante que las actividades educativas que se proponen fuera del horario escolar sigan unos criterios acertados. Nuestro ayuntamiento, Ames, independientemente de su color político, siempre mostró una gran sensibilidad hacia lo educativo, así nos ha apoyado en gran número de propuestas presumiendo además del trabajo de las escuelas de la localidad.

A continuación pasamos al hilo editorial.

Tenemos que decir que en el mes de noviembre, el día que supimos que habíamos resultado premiadas con el Marta Mata, era ya al anochecer cuando asistíamos a la presentación de un libro en la que estaba Víctor F. Freixanes, en aquel momento aún director general de Galaxia. Cuando le dijimos que acabábamos de ganar el premio y que nos lo publicarían en catalán y en castellano. Él lo primero que nos dijo fue: “hablad con los catalanes para traducir el libro al gallego”. “Obedientes” como somos, así lo hicimos, y tras la marcha de Víctor, Francisco Castro, amigo también, asumió el compromiso con todo el cariño junto con Malores Villanueva, nuestra editora (qué gusto decir esto..). Ver nuestro trabajo en editoriales como Rosa Sensat y Octaedro nos llena de satisfacción ahora bien, verlo publicado en la editora buque insignia de la cultura gallega, no os podéis imaginar lo que nos supone. Mil gracias también.

A día de hoy, las editoras tienen un papel fundamental en las tendencias educativas. Que se decida publicar un libro u otro va más allá de cuestiones económicas o modas, se trata de una responsabilidad, porque en sus páginas se esconden concepciones sobre la escuela, sobre la infancia y sobre la enseñanza. Apostar por un libro es también una forma de compromiso con la educación. Llevamos con orgullo que estas tres editoras con las que  sale “Los hilos de infantil” (Rosa Sensat, Octaedro y Galaxia) tienen demostrada solvencia, criterio y prestigio educativo.

Además, las tres ediciones van acompañadas de los prólogos que nos hicieron dos pesos pesados en la educación infantil: Carmen Díez Navarro y Beatriz Trueba, faros que alumbran el camino profesional de tantas maestras, entre ellas nosotras, que siempre las admiramos y seguimos en sus trayectorias profesionales. Cuando nos preguntaron quién nos gustaría que nos prologara, dijimos que teníamos el corazón “partío”, y en Rosa Sensat nos sugirieron que se lo pidiésemos a las dos; así lo hicimos y aceptaron. Que una nos llame “abejas tejedoras” y otra “maestras abanico”, serán también de esos títulos que nos queden grabados para siempre por conseguir esa consideración de ellas. Mil gracias a las dos por su generosidad y alegría.

Pero además, para que esto haya salido a la luz, tuvo que contar con el concurso de muchas más personas.

Detrás de los trabajos hay una familia. Para la nuestra, InnovArte es un miembro más en la mesa de almorzar. Desde hace siete años, nos da motivos para debatir cada quien desde su lugar en el sistema educativo: como docentes, como alumnos, como padres… algo que definitivamente enriquece nuestra mirada. Pero antes de todo eso, nuestros padres, Manolo y Lina, a quienes dedicamos el libro, trabajaron sin descanso para invertir en nuestra educación ya que pensaban que era el mejor legado que nos podían dejar. Nuestra madre, aun a día de hoy nos recuerda nuestra responsabilidad para que en la escuela no se noten las diferencias debidas al origen social, situación económica o singularidad de las familias del alumnado, tal y como ella vivió en una de esas escuelas de ferrado de las que guarda memoria este museo. Nuestra tía Victoria, quien con su prodigiosa fantasía llenó nuestra infancia con cuentos de boca, haciendo que nosotros deseemos cautivar a los pequeños con historias tal y como ella hizo con nosotros. Nuestro hermano Manolo, quien con su resolución, paciencia, bondad y generosidad, soluciona todos los problemas logísticos de nuestros montajes más espectaculares. Mi hija y nuestros sobrinos, banco de pruebas de libros, de inventos y de juegos, que con sinceridad desarmante nos dicen de inmediato lo que les gusta o no sin andarnos con paños calientes. Nuestra prima Sandra que siempre nos llega con primicias editoriales que sólo ella encuentra, y nuestra tía Mary que es capaz de buscarnos un adorno en el cuerno más lejano de la luna.

InnovArte, este libro y nuestro trabajo escolar, es un asunto de familia, pero no sólo de la nuestra, sino también de las de nuestro alumnado. Se habla mucho de la participación de los padres en la escuela de los pequeños, pero en muchos casos queda reducida a trabajos gruesos. Nosotras entendemos la educación como una corresponsabilidad, una responsabilidad compartida sabiendo los unos de los otros. Llevamos a gala que hoy estén aquí con nosotras, padres y madres de nuestros chiquillos, algunos ya jóvenes, y tenemos la sospecha de que no lo debimos hacer muy mal pues tenemos una elevada tasa de ex alumnos que cursan Magisterio (no nos atribuimos todo el mérito pero una maestra de infantil marca mucho…). Nunca se dimensiona debidamente el impacto que puede tener un docente en la vida de un niño y en las expectativas que la familia deposita en su educación. Mil gracias a ellas por confiar en dos maestras no convencionales.

También tenemos presente el hilo de la Universidad, con quien mantenemos contacto continuo lejos de las tirapujas habituales entre la teoría y la práctica. Gracias a profesores que integran nuestra mirada y nos enriquecen con la suya avanzando por una escuela de más calidad. Personas como Lina, Lois, Zabalza, Javier Rouco, Vicente y Salvador, Uxío, Antón Costa y otros muchos que no entienden de diferencias de categorías de profesorado según los niveles en los que trabajan.

Y tenemos también ya en el hilo de la profesión, compañeras que nos ven en directo, sin filtros, aquellas que incluso nos vieron en alguna ocasión echando un grito, las que nos dejan salir un rato para tomar aire y contención: Luz y Begoña, y otras como Ana maestra novel que, con su juventud y energía, nos devolvieron la mirada fresca sobre la escuela. Porque enseñar la cara buena de lo que hacemos no nos convierte en perfectas, ni lo pretendemos. En InnovArte también hemos hablado de nuestros fracasos, de las decepciones y de las contrariedades, porque de las teclas blancas y negras es de donde salen grandes melodías.

¿Y cómo olvidarnos del hilo de las amistades? Somos lo que somos gracias a lo que nos dan los amigos y amigas. Se habla mucho de la formación del profesorado, pero casi nunca se menciona la incidencia que las relaciones pueden tener en el desempeño profesional. Ahora dicen que los cazatalentos de las grandes multinacionales no miran tanto los títulos que pueda tener un aspirante como sus vivencias, sus relaciones y su apertura social. Nosotros somos ricas en amistades y la más, todas ellas están comprometidas con InnovArte.

Malós y Víctor que desde que recalaron en O Cabo nos hicieron creer que somos mejores de lo que en realidad somos (lo sabemos pero los gustan creerlo) y Malós que de cada viaje, de cada feria del libro, de cada librería nos obsequia con un tesoro para InnovArte.  Marisé y Victoria de las que tanto compromiso social aprendimos en cada uno de sus pequeños gestos. Mercedes que entre libros, poemas y  carcajadas nos dio tantos motivos para reflexionar. Luisa y Moncho con los que en las sobremesas montamos pseudoclaustros a pesar de todas las promesas hechas a mi marido de no tocar temas educativos. Fina Casalderrey con su sencillez y hondo calado y Mariano con su pragmatismo e ironía. Antía Cual con su activismo educativo. Xosé Antonio con sus traducciones y búsqueda de la palabra exacta en gallego. O Xabier Sanisidro con su entusiasmo desbordante…

Y luego están las personas que gracias a solicitar su colaboración para actividades de aula, acaban por convertirse en amistades. Son tantas las que nos dieron lo mejor de sí…: Leandro Lamas sus cuentos pintados. Gonzalo su bosque y el Xardín do Recordo. El escultor Ramón Conde la maestría de sus manos. María Solar con sus pies perfectos. La poetisa Rosalía Morlán sus lunas y estrellas. Palmira do Sardiñeiro sus barquitas de papel. Dolores Tembrás su petirrojo Roque…

Sería imposible mencionar aquí todas las personas que de una manera u otra nos agasajaron con su saber para disfrute de los pequeños. Cuando decimos que la escuela tiene que ser abierta a los saberes, no es tan sólo a aquellos que se ajustan a nuestros parámetros académicos, es a todos en general, porque siendo receptivos es cómo les enseñaremos a los niños a ser y a estar en el mundo.

Al igual que en el libro, aquí no queríamos más que mostrar nuestro agradecimiento por lo que la vida y la  buena gente nos brinda, y eso, amigas y amigos, es uno de los hilos fundamentales de nuestro trabajo, porque de nada o poco valen los circunloquios y los conocimientos sofisticados si en la escuela no enseñamos a los niños a ser personas que disfrutan con lo sencillo, a descubrir cada día un trocito de mundo, a desear la experiencia y el saber de los otros.

Esperamos que vosotros disfrutéis con el libro al igual que nosotras lo hicimos mientras vivíamos cada una de esas experiencias.

Muchas gracias por ayudarnos a tejer esta manta de la vida.

Mil grazas a todas las personas que nos acompañaron con su presencia o con su afecto y respeto profesional aún desde la distancia.

21430100_1134401266693854_5971432175077891806_n

Ahora felices de ver el libro en los escaparates de las librerías, en reseñas en publicaciones especializadas y de escuchar las opiniones de las personas que dedicaron parte de su tiempo a leerlo.

 

Ayuntamientos y éxito educativo

In EmocionArte on 18/01/2017 at 21:09

El Premio de Pedagogía Marta Mata 2016 nos está dando muchas más alegrías de las que podríamos imaginar así,  el ayuntamiento de Ames, en el que trabajamos, tuvo a bien homenajearnos con un reconocimiento público de la corporación municipal por la obtención de este preciado galardón educativo. Cualquiera puede imaginar lo que eso supuso para nosotras y para nuestra familia, ya que es el lugar en el que nacimos y en el que vivimos.

Lo que nos pareció más destacable fue esa sensibilidad hacia los éxitos educativos que sucedene en el ayuntamiento, algo que también percibimos con el reconocimiento que se le hizo a los estudiantes ganadores de diversos premios al esfuerzo académico. Decimos que un ayuntamiento que exalta esas conquistas va en el buen camino, porque los éxitos educativos son éxitos de la sociedad y de la ciudadanía.

Nosotras aprendimos a ser maestras en el ayuntamiento de Muros que nos dejó una profunda huella. Tuvimos la suerte de que al inicio de nuestra andadura profesional llegamos a un lugar donde cada mes nos reunían a todos los directores de los centros educativos del ayuntamiento y todas las responsables de las escuelas infantiles unitarias, de modo que había un conocimiento común de lo que estaba aconteciendo en los diferentes niveles educativos. Todo esto se debía al buen hacer de la técnico municipal de educación, Madó Santos Maneiro y a la actitud constructiva de los representantes educativos de las diferentes formaciones políticas. Esto que casi parece de ciencia ficción, allí era una realidad. Habrá quien diga que era fruto del momento y del perfil profesional de los integrantes, es posible; pero sería lo deseable en vez de ser un lugar donde lanzarse acusaciones y reproches totalmente condicionados por la política y ajenos al interés educativo.

Foto de David Santomil.

Los tiempos fueron mudando y no es lo mismo trabajar en un ayuntamiento pequeño como en un ayuntamiento como Ames, así a veces lamentamos que se estén haciendo tantas cosas en las escuelas y en los ayuntamientos y que sin embargo no saben las unas de las otras o chocan entre ellas. Por ello, en nuestras palabras de agradecimiento, fieles a nuestro estilo, no pudimos desaprovechar la ocasión para hacerle dos apuntes a la corporación municipal con el ánimo de suscitar una reflexión.

Aquí dejamos el texto completo da recepcion-na-casa-do-concello-de-ames-18 y un corte de esos dos puntos.

Foto de Isabel Ab.

Así, en nuestra línea, nos van a permitir que aprovechando el auditorio les hagamos dos apuntes con respeto al papel de los ayuntamientos en la educación.

1º Estamos convencidas de que la calidad de nuestras escuelas puede ser un motor de dinamización de un lugar, de una comarca o de una región. Hay experiencias escolares que colocan a sus villas en los mapas pedagógicos y  creanos cuando les decimos que allá donde vamos hablamos de los centros amienses como prototípicos del amplio espectro social que se puede encontrar en la escuela pública gallega, dispensándose una educación de elevada calidad a todos los niños y niñas. Y eso, señores representantes de los grupos políticos le da prestigio a un lugar. Aquí aún tenemos que creerlo, pero piensen por un rato en tantos sitios en donde la gente elige el distrito para vivir en función de la calidad de sus escuelas. Piensen en ayuntamientos como Pamplona, Reggio Emilia, Trento, Pistoia o Budapest a donde “peregrinamos” los maestros para poder conocer sus escuelas, haciendo que ese “turismo pedagógico” sea motivo de orgullo y de riqueza para sus habitantes.

Ustedes lo tienen. En Ames hay buenos centros, buenos docentes, buena calidad educativa y más enseñantes por metro cuadrado que en ningún otro lugar. Aprovéchenlo.

2º La calidad hubo tiempos en los que iba asociada a la cantidad, hoy en día nos; así no es necesario tener tanto de todo sino poco, bueno y coherente. Yendo a lo que nos ocupa, en las últimas décadas afloraron todo tipo de actividades extraescolares para ocupar a los pequeños y hay suficientes, incluso de más, así estamos sobresaltándolos. Los niños y niñas precisan descanso, serenidad, escucha e incluso tiempo para aburrirse, les queda mucha vida por delante, así que sean ustedes un ayuntamiento pionero y denle una vuelta a todo eso devolviendo  la tranquilidad a los niños. Dormir una siesta, dar un paseo por el monte, escuchar los pájaros, leer un libro al lado de nuestros ríos, andar en bicicleta, puede ser tanto más beneficioso para ellos que los hinchables, fiestas, actuaciones, cuentacuentos y festejos varios con los que los tenemos enloquecidos vulnerando todos sus derechos y todos los principios educativos. Si hoy formulásemos una apuesta o deseo, les diría que los vinculen con la naturaleza. Nuestro Valle de la Mahía tiene de todo en cuanto a biodiversidad, cultura y tradiciones, no precisamos más que acercar los niños y niñas a ellas. Hagan un ayuntamiento que mire hacia infancia, evitando solapamientos, inferencias, intromisiones, y sobre todo el hiperactivismo sensentido que invade la vida de los pequeños y pequeñas. Hagan como algunos ayuntamientos avanzados, creen una comisión de personas expertas en la infancia que se pregunten y opinen sobre todo cuando se les ofrece a los pequeños, valorando su idoneidad. Hay gente mucha gente válida para ello. Aprovéchenla.

 Vaya desde aquí nuestro agradecimiento y nuestro ofrecimiento a colaborar en todo aquello que pueda suponer una mejora a la calidad educativa de nuestras escuelas y de nuestro ayuntamiento.

“¿Qué educación queremos?”

In ActualizArte on 07/10/2016 at 20:56

Hace tiempo que, por salud profesional, dejamos de escuchar las noticias educativas que llenan torticeramente los medios de comunicación; tal y como solemos decir siempre se quedan enredados en las mondas porque no tienen ninguna intención de llegar al meollo del asunto, que dicho sea de paso, no le interesa a ninguno de los que se dedican a pontificar en las tertulias o en las columnas de opinión, los que por cierto tampoco saben mucho de que estar minuto a minuto en las escuelas. Haciendo retrospectiva creemos que nuestro punto de desconexión con el hilo de la actualidad fue la raíz del debate alrededor del “Libro blanco de la educación”, luego para rematarlo vinieron todos los discursos de los postulantes al “Gran pacto educativo” cada uno de ellos con su propia idea para redimir y salvar nuestra, según ellos, maltrecha educación y ya no pudimos aguantar más. Desde entonces iniciamos un viaje al pasado pedagógico, a la lectura de los grandes de la educación, de los que no twittean todos los días, excepto cuando alguien se acuerda de ellos con motivo del aniversario de su muerte. Sorprende su contemporaneidad y su vigencia y nos preguntamos por qué nadie recurre a ellos, será que no dan conferencias TED (debemos recordar acrónimo de: tecnología, entretenimiento, diseño).

Por qué nos costará tanto aceptar lo que está bien sin querer cambiarlo a cada golpe de viento; por qué se ha sacralizado la innovación per se; innovar será incorporar mejoras a lo hecho o tirar por tierra todo lo que hay; cuántos más ensayos-errores tendremos que soportar hasta que alguien se percate de que a quien desgastan por el camino es a los que trabajamos por la mejora de la escuela.

Tanta tecnología, tanta nueva materia, tantas emociones de colores, tanto emprendimiento, tanto discurso vano ya nos tiene hartas.

9788499217376

No sabemos bien, pero en cualquier caso, en esta nuestra cura pedagógica nos sentimos reconfortadas cuando encontramos el libro “¿Qué educación queremos?” de Pilar Benejam publicado en Octaedro, quien ya en su introducción  escribe:

“Hay que tener la humildad y el placer de aprender de quienes nos han precedido y partir de su discurso para repensar, reformular y mejorar aquellas ideas que han sido base y el fundamento de la educación que queremos. Si estas ideas fueran nuevas, no serían básicas. Basta ya de desorientar a los maestros pretendiendo empezar siempre de nuevo. Esta soberbia, compañera fiel de la ignorancia, es un pecado frecuente en el mundo de la educación, porque se declaran obsoletas algunas aportaciones sin haber agotado y, en ocasiones, sin haber estudiado sus posibilidades, ¡cómo si estuvieran de vuelta sin haberse ido! Los cambios deben basarse en una apreciación bien digerida de las aportaciones anteriores, aceptando que la experiencia futura siempre puede comportar cambios y mejoras.”

Desde el inicio la autora apunta el riesgo que corre por colocarse en la marginalidad de no seguir las consignas de moda, y en seguida va desgranando aspectos de suma relevancia educativa como son:

-Las finalidades de la educación

-Qué se entiende por conocimiento

-Qué se entiende por aprendizaje

-Las metodologías y la práctica docente

-Cómo enseñar

-Razón, emoción, valores y acción

-La evaluación entendida como una pedagogía

-La profesión docente y la formación del profesorado

Pilar Benejam expone y argumenta en este libro su pensamiento y su práctica, ella que siempre llevó con orgullo ser maestra, dice que no hay mejor teoría que una buena práctica. Reconoce que lo escribió ya con una edad avanzada,  desde el conocimiento, la serenidad y la benevolencia que dan la experiencia, la reflexión y la memoria.

Puede que sea necesario que en estos momentos de incertidumbre se escuchen las voces de personas con experiencia acreditada hablando de la dignidad de la profesión docente, de su complejidad, de sus exigencias, de la satisfacción de trabajar con niños, niñas y jóvenes y de la responsabilidad social que representa.

Para leer con calma.

Antía Cal, la palabra justa

In ActualizArte, VisionArte on 30/11/2015 at 09:22

Sentimos un gran afecto por Antía Cal, motivo por el que nos alegramos al saber que se hizo un documental sobre su visión y trayectoria en el campo de la educación de los niños y de las niñas, que lleva por título “Tita, a palabra xusta”. Se presentó a finales del mes de noviembre en Muras, su lugar de nacimientos, donde es conocida como Tita a do Mesón.

En este enlace, podrán acceder a una muy reciente entrevista realizada para el programa ZigZag diario de la  TVG con motivo del estreno del documental dirigido por Miguel Piñeiro.

Siempre pensamos que a Antía Cal no se le agradece suficientemente la labor que realizó por la modernización y apertura de la educación gallega, estableciendo lazos con instituciones como Rosa Sensat, introduciendo el inglés en las aulas sin restar espacio al gallego, fomentando la participación real de las familias en el proceso educativo, y  sobre todo, poniendo en valor la cultura gallega en la escuela.

Desde aquí , ya hablamos en varias ocasiones sobre la entrañable y audaz Tita:

-con motivo de la presentación de su libro “Este camiño que fixemos xuntos” publicado en la Editorial Galaxia en el 2006, con la presentación del amigo Xesús Alonso Montero, presidente de la RAG, y del que  recomendábamos a su lectura;

-del reconocimiento a su trayectoria, con el Premio Trasalba en el 2012 , para lo que la Fundación Otero Pedrayo editó el libro Antía Cal. Sementar no futuro“;

con la entrevista que le hicieron desde el programa Preescolar na casa, en la CRTVG en el 2012;

-con la entrevista que le hizo Gena Borrajo para la revista EDUGA 50, “Antía Cal Vázquez: unha vida de superación“.

Creemos que todo el profesorado debería conocerla y saber se su legado…, lástima que no sea tema de oposiciones, ya que parece que esto es lo que dota de “trascendencia” a los pedagogos y a las escuelas (entre las que, curiosamente nunca están las gallegas).

“Los cansados”

In FamiliarizArte, ReflexionArte on 27/11/2014 at 08:42

Todas las maestras (y maestros) de infantil nos sentimos orgullosas cuando, a finales de ciclo, echamos la mirada atrás recordando cómo era nuestro alumnado cuando entró en la escuela y valoramos los cambios acaecidos en ellos en estos tres años. Esta es la mayor satisfacción de nuestro trabajo. Siempre nos parece que ya los encaminamos bien: hablan y manifiestan actitudes de compañerismo, de responsabilidad con el medio y con la sociedad, saben docenas de maneras con las que ocupar su tiempo, disfrutan con los libros, se refieren con afecto a las personas con las que se relacionan … Lo que no sabemos es qué pasa después. Más tarde, cuando vemos en los medios episodios de violencia familiar o escolar, cuando vemos comportamientos vandálicos, cuando los vemos absortos con sus smartphones incomunicados con su entorno, cuando los escuchamos en programas televisivos hablando de sus sueños (ser famosos, ir de shopping, no hacer nada…), entonces, es cuando nos preguntamos qué es lo que pasó en tan sólo diez años.

No paramos de darle vueltas a esto; leemos, reflexionamos, analizamos, pero nunca acertamos en lo que nos equivocamos escuela, familia y sociedad. Hay quien cree que es un problema educativo, hay quien le echa la culpa a la familia, hay quien piensa que la clave está en la disciplina, y quienes ponen el acento en la libertad,  o en el cambio de enfoque, del tipo que sea.

Por ello, compramos este libro en cuanto lo vimos en la librería. “Los cansados”, se presenta como una novela (que no lo es) que penetra en el mundo desconocido de los hijos y en el no menos desconocido de los “postpadres”. Los cansados son los hijos adolescentes, que, por lo general duermen cuando todos los demás están despiertos; chicos y chicas que dejan todo encendido, nada apagado; todo abierto, nada cerrado; todo empezado, nada acabado. Michele Serra, su autor, tiene una mirada implacable hacia los hijos y hacia los padres, y narra los conflictos, las ocasiones perdidas, o sentimientos de culpa, preguntándose qué es lo que pasó, cómo pasó y dónde nos perdimos.

Ya en las primeras páginas encontramos una reflexión del padre que podría dar para un largo debate.

“Pienso en lo fácil que ha sido quererte de niño. En lo difícil que es seguir haciéndolo ahora que nuestras estaturas se han emparejado, tu voz se asemeja a la mía y reclama por tanto el mismo tono y volumen, las dimensiones de los cuerpos son las mismas.

El amor natural que se siente por los hijos de niños no es un mérito. No requiere habilidades que no sean instintivas. Incluso un idiota o un cínico es capaz de ello. (…) Es años más tarde, cuando tu hijo (el ángel inepto que te hacía sentir como un dios porque lo alimentabas y lo protegías; y a ti te gustaba creerte poderoso y bueno) se transforma en un semejante tuyo, en un hombre, en una mujer, en definitiva, en alguien como tú, cuando quererlo exige las virtudes que cuentan. La paciencia, la fortaleza de ánimo, la autoridad, la severidad, la generosidad, la ejemplaridad…, demasiadas, demasiadas virtudes para quien, mientras tanto, trata de seguir viviendo.”

Una visión de un “padre titubeante”, que, con su “relativismo ético”, considera que esta generación de snobs de nuevo cuño, precisan hacer de la necesidad virtud: “habeis llegado a un mundo que ya ha agotado todas las experiencias, digerido todos los alimentos, cantado todas las canciones, leído y escrito todos los libros, librado todas las guerras, hecho todos los viajes, amueblado todas las casas, inventado y luego desmontado todas las ideas…, y pretender, en este mundo usado, oíros exclamar: “¡Qué bonito!”, veros avanzar entusiastas siguiendo caminos consumidos por millones de pasos, eso no, no queréis -podéis, debéis-concedérnoslo.

Creemos que es una lectura recomendable con la que, por momentos, nos sentiremos identificados, incluso cuando el padre, con la sinceridad que impregna todo el libro, se pregunta “Cuántas veces, en lugar de mandarte al carajo, hubiera debido abrazarte. Cuántas veces te abracé y, en cambio, hubiera debido mandarte al carajo.”

Enseñantes: motivaciones y desmotivaciones

In RebelArte on 31/10/2014 at 10:47

Eucaliptos arcoiris

Hoy, Día de la Enseñanza en Galicia, las redes sociales y medios se llenarán de vídeos, artículos, citas, poemas y manifiestos sobre los/las docentes y la labor que desempeñan en la sociedad, incluso se buscarán las opiniones y recuerdos escolares de gente famosa, famosilla o popular. Todo muy bonito si fuera siempre así, pero la verdad es que los restantes 364 días del año lo que se hace es dar leña al profesorado. Explícita o implícitamente, esta segunda es casi la peor forma de hacerlo porque es la que tiene más calado social, también la más habitual y en la que incluso participamos los propios enseñantes difundiendo las críticas a través de las redes como si no fueran con nosotros porque nos las presentan en bonitos y modernos “envoltorios”.

Veamos algún ejemplo.

En los últimos tiempos hay una tendencia a desmitificar los “síndromes” que se inventaron y que llenaron millares de páginas o de consultas de especialistas, principalmente, hiperactividad, TDAH. Ahora ya dicen que es una invención, que lo que realmente le sucede a esos críos es que “se aburren en la escuela”. Coincidimos con las dos afirmaciones, ahora bien, debemos culpar a los maestros de que no sepan despertar la cada vez más hedonista y esquiva curiosidad de los niños, o deberíamos preguntarnos qué  transformó la escuela en aburrida. Podría ser que no somos capaces de superar la sobreestimulación que reciben a toda hora con chutes varios de ludiactividades antes y después del horario escolar, en la calle, en los centros comerciales, en las fiestas temáticas o en los aniversarios. Todo es una romería, viven montados en una montaña rusa que cada vez debe tener giros más excitantes porque a todo se acaba acostumbrando uno. No estoy negando que haya escuelas y aulas en las que los pequeños se aburren de pura necesidad, que haberlas hailas. Ahora bien, la pregunta es si tenemos que competir o si tenemos que contrarrestar toda esa fiesta. Hay quien ya optó por la primera posibilidad, baste echarle un vistazo a los centros en estos días y encontraremos maestras brujas, hechiceras, animadoras del miedo, hacedoras de manualidades ad hoc para el SamaínHalloween; las escuelas como parques temáticos de aventura y de la animación. Como decía es una opción. La otra es mantener la escuela como un espacio de aprendizaje de vida y de serenidad; esto puede ser aburrido, por supuesto nunca tan vistoso y aplaudido como lo otro, incluso se puede correr el riesgo de parecer aburrida.

Entonces y volviendo al punto inicial, le preguntaríamos en primer lugar a los felices predicadores “antisíndromes” (casi ninguno de ellos con experiencia docente en escuelas) qué entienden por aburrimiento, cuál sería el antídoto y, por supuesto, si creen que es culpa de los docentes, o será de la sociedad en general y de las leyes del mercado en particular.

Pero el daño ya está hecho, la descalificación de los enseñantes y de la enseñanza pulula por las redes en formatos como TED (no olvidemos, tecnología, entretenimiento y diseño) -más de lo mismo-, píldoras excitantes que provocan euforia superficial y escaso análisis real (pastilleo), en el caso que nos ocupa, la educación, especialmente centradas en “motivación” y “creatividad”. Entretenimiento sin límites.

Otro ejemplo de descalificación implícita es lo que suponen las utilizaciones interesadas de las evaluaciones de culto como PISA. Ahora también ya se empiezan a escuchar muchas voces críticas -no sólo procedentes del lado de los enseñantes-, pero el mal ya está hecho. En cualquier tertulia de mediopelo, en cualquier tema de mediopelo, le echan la culpa de cualquier mal al sistema educativo, la escuela y a los enseñantes; y para que nadie piense que es un opinador de mediopelo, menciona los resultados de PISA (que ni los conoce ni sabe en qué consisten y pobre de él como se los aplicasen) y ya queda como un tipo/a ilustrado. ¡Vaya, pues en estas andamos! ¡La credibilidad de los docentes puesta en tela de juicio por gente de tan poco pelo!

Bien, pues entre otras muchas, esto es a lo que me refiero cuando digo que fuera del día de hoy la veda contra los educadores está abierta sin ningún tipo de limitación, excepto para unos pocos que siempre, en cualquier momento, se acuerdan y agradecen el gran bien que le hicieron los enseñantes.

Por ello, pediría que quien así piense, por respeto a la enseñanza, a los enseñantes y a nosotros mismos no comparta pavadas ni disparates. Eso sí que sería un homenaje a nuestra labor, porque el resto no hace más que desmotivar a los que nos dedicamos a educar.

Espacios y tiempos en educación infantil

In ActualizArte on 16/10/2014 at 07:42

La organización de espacios y de los tiempos puede que sea uno de los temas que más preocupa a las personas que se dedican a la educación de la infancia. Con tal motivo a Revista Latinoamericana de Educación Infantil, dedica su 2º volumen de 2014 a esta cuestión tan relevante, tan tratada pero nunca cerrada, ya que cada niño, cada niña, cada maestro/a, cada sociedad y cada época precisan un espacio y un tiempo diferente.

Sobre los autores o los artículos no se puede mas que invitar a la lectura de las colaboraciones con unos títulos ya de por sí sugestivos.

Desde aquí se puede consultar la tabla de contenidos o acceder al volumen completo.

Monográfico

Espacios y tiempos en Educación Infantil. Coordinadores: Lina Iglesias & Quinto Borghi

Tiempos y espacios en la Educación Infantil. Miguel Ángel Zabalza Beraza

La organización del espacio por ambientes de aprendizaje en la Educación Infantil: significados, antecedentes y reflexiones. Maria A. Riera Jaume, Maria Ferrer Ribot & Catalina Ribas Mas

La adaptación del espacio a las diversas situaciones didácticas. Rossella D’Ugo

Ambientes para la infancia: escuelas entre experiencia y proyecto. Clara Eslava Cabanellas

La didáctica Montessori en la escuela infantil. Un método para programar espacios y tiempos a medida de los niños. Barbara De Serio

El espacio empático en la educación: representación del espacio y empatía, de Piaget a la didáctica de la “simplicidad”. Pio Alfredo Di Tore, Stefano Di Tore, Giuseppina Rita Mangione & Felice Corona

El tiempo en los servicios educativos de la primera infancia. Battista Quinto Borghi

Entender el ambiente: buenas prácticas en los ecosistemas de cuevas. Sabrina Pandolfi & Paola Nicolini

La representación de la actividad física y los comportamientos sedentarios en las imágenes de libros de texto españoles del segundo ciclo de educación infantil. Javier Molina García & Vladimir Martínez Bello

Niños que leen antes leer. Experiencias educativas en zonas de lectura para niños pequeños y padres. Vanna Gherardi

La observación del tiempo. Cómo enriquecer una rutina diaria bajo el enfoque de las competencias básicas. Ángeles Abelleira Bardanca

En la Red: Reevo & Let the children play. Ángeles Abelleira Bardanca

Recensiones

Neuroeducación (Francisco Mora). Tomas Ortiz Alonso

Pulgarcita (Michel Serres). Ángeles Abelleira Bardanca

Territorios de la Infancia. Diálogos entre arquitectura y pedagogía (Isabel Cabanellas & Clara Eslava (coords.); Walter Fornasa, Alfredo Hoyuelos, Raquel Polonio & Miguel Tejada)(Angela Glenn, Jacquie Cousins & Alicia Helps). Javier Abad Molina

Noticias ILAdEI (Instituto Latinoamericano de Estudios sobre la Infancia): Congreso Latinoamericano de Educación Infantil: el legado de Maria Montessori

para el siglo XXI

rEDUvolution, revolución educativa y pedagogías invisibles

In ActualizArte on 10/10/2014 at 07:31

María Acaso

De todo cuanto se publica y se dice en los medios sobre educación, de cuando en vez (en escasas ocasiones), surge una voz que conecta con aquello que intuimos o que está en la linea de lo que pensamos. Esto es lo que nos sucedió cuando conocimos a María Acaso, profesora de la Universidad Complutense de Madrid que lleva anos abogando por la “revolución en educación”, bien a través de sus libros, conferencias, cursos, blogs, grupos o clases, no sólo denunciando la obsolescencia del actual sistema, sino dando alternativas.
Por ello, hoy queremos compartir unos enlaces a algunos de sus trabajos, para así poder conocer mejor la rEDUvolution que plasma en 5 ideas básicas:

Primera. Aceptar que lo que enseñamos no es lo que los estudiantes aprenden

Segunda.Cambiar las dinámicas de poder

Tercera. Conseguir que el aula pase de ser un NO lugar a un lugar habitado

Cuarta. Pasar del simulacro a la experiencia

Quinta. Diseñar procesos de evaluación creativa

Vídeo con su entrevista en “La aventura de saber”.http://www.rtve.es/drmn/embed/video/2401948La Aventura del Saber. María Acaso. REDuvolution

Blog de María Acaso
Propostas desde la web Pedagogías invisibles
Web Escuela de educación disruptiva
Libro “rEDUvolution”: hacer la revolución en la educación”


Libro “Pedagogías invisibles:el espacio del aula como discurso”


Libro “La educación artística no son manualidades”

Implicaciones del currículo de Primaria en Infantil

In LegislArte on 23/05/2014 at 07:36

movimiento-del-agua_1848155233

 Leímos el Proxecto de Decreto polo que se establece o currículo da educación primaria na Comunidade Autónoma de Galicia , y debemos confesar que, inicialmente, fuimos a tiro fijo al punto de “conflicto histórico” entre el profesorado de educación infantil y el de primaria: la lectura y la escritura.
Esta es una lucha que comienza desde lo mismo momento en el que se establece la educación Preescolar y llega incluso nuestros días, de modo que cada vez que entra una nueva promoción en educación primaria, siempre hay protestas por parte del profesorado porque los niños/as no saben leer y escribir. Esto acaba repercutiendo en que las familias “exigen” que se les enseñe a leer y escribir en infantil para evitar que el niño/a se vea en situación de desventaja a su llegada a primaria. Ni las maestras de infantil concordamos en ese punto, pero, hasta el momento nos amparábamos en tres argumentos:
1º La educación infantil es una etapa voluntaria, no obligatoria, por ello, nadie puede presuponer que se adquiera la lectura y la escrita de forma obligatoria, ya que eso supondría una diferencia para los niños cuyas familias, en el ejercicio de su derecho a elegir, decidiesen no escolarizarlos.
2º La educación infantil es una etapa con identidad propia y no con carácter propedéutico ni subsidiario de la educación primaria.
3º En lo recogido en el Decreto 130/2007, de 28 de xuño, polo que se establece o currículo da educación primaria na Comunidade Autónoma de Galicia, y que decía así:
Área de Lingua galega e Literatura (pax. 107)
“É na etapa de educación primaria cando, ademais da progresiva consolidación e perfeccionamento da lingua oral, se produce unha aprendizaxe máis sistemática da lingua escrita.”
“Bloque 2. Ler e escribir. Nesta etapa consolidarase o dominio de técnicas gráficas, a relación son-grafía, as normas ortográficas convencionais e a disposición do texto.”
Isto aparecía con igual redacción para Área de Lingua castelá e Literatura (pax.133)

Bien, pues ahora en el nuevo Proyecto de Decreto eses párrafos, en los que se determinaba que la lectura y la lectura eran objeto de adquisición y consolidación en la educación primaria, desaparecieron, y quedan como sigue:

Área de lingua castelá.
“Os Bloques 2 e 3 Comunicación escrita: ler e escribir deben fomentar o achegamento, en contextos persoais, académicos e sociais á comprensión e produción de textos de diferente tipoloxía, atendendo tanto a forma da mensaxe (descritivos, narrativos, dialogados, expositivos e argumentativos) como a intención comunicativa (informativos, literarios, prescritivos e persuasivos).” (pax.138)
“Pola súa parte, o bloque sobre a escritura pretende a aprendizaxe desta como un procedemento estruturado en tres fases: planificación do escrito, redacción, e revisión de borradores antes de producir o texto definitivo. Así, a ensinanza da escrita non se debe centrar no produto final, elaborado de forma individual ou en grupo, senón en todo ao proceso de escritura.”(pax.139)
“Así pois, o profesorado implicado no proceso de ensino-aprendizaxe da Lingua castelá e literatura e de Lingua galega e literatura, en cada curso da educación primaria, deberá organizar o seu labor para evitar a repetición de contidos naqueles aspectos comúns á aprendizaxe de calquera lingua, como son as estratexias de lectura, ou o proceso de escritura, a tipoloxía textual ou a definición de termos lingüísticos.” (pax. 140)
Área de Lingua galega e Literatura
O bloque 2, Comunicación escrita: ler, recolle diversos aspectos da comprensión escrita. A lectura implicará dominar a decodificación do texto e achegarse a unha progresiva regulación de estratexias que permiten operar co significado do texto,establecendo relacións entre coñecementos previos e información nova. O alumnado debe ser quen de entender textos de diferente complexidade e xénero e extraer as ideas explícitas e implícitas no texto co fin de elaborar o seu propio pensamento crítico e creativo. Comprender un texto implica poñer en marcha unha serie de estratexias de lectura que deben practicarse na aula e proxectarse a todas as esferas da vida e a calquera tipo de lectura: ler para obter información, ler para aprender a propia lingua, ler por pracer.”(pax 623)
“O bloque 3, Comunicación escrita: escribir, potencia o uso persoal, autónomo e creativo da lingua escrita. Este uso da lingua implica o coñecemento das posibilidades que ofrece o código desde o punto de vista do léxico, da ortografía, da estrutura do discurso e da dimensión estética. A produción escrita significará buscar para cada situación o tipo de texto, adecuando, planificando e redactando, atendendo a aspectos diversos e revisando a escrita final. Nesta etapa consolidaranse o dominio de técnicas gráficas, a relación son-grafía, as normas ortográficas convencionais e a disposición do texto. O ensino do proceso de escritura pretende conseguir que o alumnado tome conciencia deste proceso como un procedemento estruturado en tres partes: planificación, redacción a partir de borradores e redacción e revisión do texto definitivo.”(pax. 623)

Suponemos que esta redacción tan general tiene que ver con que se dirige a toda la etapa de educación primaria, cuando en el Decreto 130/2007, figuraba en el apartado del 1º ciclo.

Así mismo, el Decreto 330/2009, do 4 de xuño, polo que se establece o currículo da educación infantil na Comunidade Autónoma de Galicia, es claro en ese sentido:
“No segundo ciclo de educación infantil preténdese así mesmo que o alumnado descubra e explore os usos da lectura e a escritura, espertando e afianzando o seu interese por elas.
A apropiación da linguaxe, nas súas formas oral e escrita, dependerá da amplitude, variedade e calidade das experiencias comunicativas que os nenos e nenas teñan.”

Siempre nos pareció insólito que en el artículo 17 de la LOE dedicado a los objetivos de la educación primaria no hubiese ni una sola mención a la lengua escrita, algo que tampoco fue modificado por la LOMCE, aunque sin embargo aparece entre los Principios de la EP en ambas, en el apartado 2 del artículo 16.

«La finalidad de la Educación Primaria es facilitar a los alumnos y alumnas los aprendizajes de la expresión y comprensión oral, la lectura, la escritura, el cálculo, la adquisición de nociones básicas de la cultura, y el hábito de convivencia así como los de estudio y trabajo, el sentido artístico, la creatividad y la afectividad, con el fin de garantizar una formación integral que contribúa al pleno desarrollo de la personalidad de los alumnos y alumnas y de prepararlos para cursar con aprovechamiento la Educación Secundaria Obligatoria.» (LOMCE)

Por ello, objetivamente, consideramos que se debería afinar la redacción de dicho apartado en el Proyecto de Decreto evitando ambigüedades, ya que de lo contrario, dejaría un vacío no aclarando cuándo ni con quién aprenderán los niños/as a leer y a escribir. Y, creemos que una norma de la envergadura de un currículo de enseñanza primaria obrigatoria no debería inducir a confusiones, máxime siendo conocedores de que estas existen.

Hablando claro con las familias

In FamiliarizArte, RebelArte on 21/05/2014 at 07:39

Yelmo veneciano

Hay días en los que da la impresión de que la educación se convirtió en una profesión de riesgo, en los que una no sabe bien cómo mantener la compostura ante lo que se está viendo  escuchando. En toda la literatura pedagógica actual se habla de la importancia de la relación con las familias, pero hay veces en las que dan ganas de levantar una barrera, poner un casco y evitar todo contacto. Sé que esto le hará rasgarse las vestiduras a más de uno o de una (especialmente a los teóricos de la educación o los que no están a pie de obra). Sé que cuándo enfríe volveré a creer en los beneficios de esa fluidez en el trato. Pero también hay que decir que no siempre es fácil y que tenemos que esforzarnos mucho, muchísimo, por mantener una mirada bondadosa.
Nuestro oficio tiene una cara muy bonita -la que se vende y vendemos-, pero también un lado no tan bonito, que siempre prefiere ocultarse evitando que salga en la foto. Esa parte es la que sólo aflora en las reuniones con compañeros de confianza que pueden entender nuestra frustración, ya que al resto de la sociedad le podrían parecer lamentos exagerados de quien no tiene otras preocupaciones.
Cada familia es un mundo con unas expectativas y con unas exigencias distintas sobre lo que espera de la escuela y de los maestros. Y aquí es cuando digo que esto no es como un negocio en el que el cliente siempre tiene la razón. No, las familias no tienen siempre la razón, y nuestro deber es manifestarlo si sabemos que eso afectará a la educación de sus hijos/as. Y ahí es donde puede surgir el conflicto. Se pueden tomar dos opciones: pasar y pensar que el problema es de ellos (esta es la menos arriesgada), o exponer nuestra opinión contraria (esta es la más arriesgada), exponiéndonos a protestas ante nuestros órganos superiores. Y aquí es donde uno/una se define; donde nos la jugamos por la profesión y por el compromiso con la educación de las nuevas generaciones.
No conozco ninguna publicación, informe o investigación que verse sobre la dificultad de la relación con las familias. Hay millares sobre iniciativas fantásticas y las bondades de la colaboración, pero se ocultan bajo la alfombra esas piedras en el zapato con las que todos/as nos sentimos molestos o nos dañamos en alguna ocasión. Pues miren, ni todo es blanco ni todo es negro. Ni todos los padres vienen a la escuela con actitud prepotente ni todos son potenciales fuentes de aprendizaje. Hay algunos que, cuando tenemos tutoría con ellos, ya sabemos que saldremos de mal humor sin llegar a un entendimiento inteligente por el bien del niño/a. Problema de química? No. Desajuste entre sus demandas y la oferta de la escuela. Concepciones erróneas del servicio que prestamos.
En esta nuestra sociedad actual se pervirtió hasta tal punto la función de la escuela que esto da lugar a que se le pida lo que no está en las manos ni en las competencias de los docentes. Apunto algunas posibilidades y ustedes dirán:
-¿Es nuestro deber saber sobre las condiciones particulares de cada convenio regulador de las responsabilidades de los progenitores en caso de separación de la pareja, poniendo especial cuidado en que ninguno de ellos se sienta desplazado/molesto/importunado?
-¿Tenemos el deber de rebatir las opiniones de todos los pseudoexpertos que aconsejan a los padres/madres dando diagnósticos de hiperactividad, altas capacidades, síndromes varios, como justificación a la manifiesta falta de normas/orden/serenidad de los niños/as, cuando nosotros somos conscientes de que eso tiene un origen que los padres se niegan a admitir?
-¿Qué hacer cuando los padres/madres nos reprochan que sus hijos/as se contagian de piojos en la escuela, exigiéndonos alguna actuación contundente para impedirlo?
-¿Es nuestro deber mantener una postura ecuánime cuando sabemos que un padre y una madre colocan al hijo/a en el centro de sus discrepancias de pareja?
Son tan sólo cuatro ejemplos, de las docenas de ellos que podríamos apuntar, ante los cuales no podemos ser imparciales, neutrales o ser meros observadores. Muestras de casos en los que nos vemos abocados a posicionarnos llevándole la contraria a la familia.
Que nadie me venga ahora con discursos sobre la asertividad, la empatía o sobre habilidades sociales y comunicativas. No los quiero escuchar, porque soy de las que piensan que, a veces, hay que decir las cosas sin paños calientes y sin anestesia, ya que esto puede aturdir y hacer confuso el mensaje. Hay ocasiones en las que es preciso llamar a las cosas por su nombre, claro, firme y con todas las letras. Cueste lo que cueste.

Políticas de infancia en RELAdEI

In ActualizArte on 20/05/2014 at 07:42

Días atrás se publicó el vol.3 de la Revista Latinoamericana de Educación Infantil (RELAdEI), una iniciativa gratuita on line del Instituto Latinoamericano de Estudios sobre la Infancia, centrado en esta ocasión en las Políticas de infancia.
Desde aquí se puede acceder a la tabla de contenidos, en la que se encuentran, entre otras, las colaboraciones de:

-Alfredo Hoyuelos analizando la “Pedagogía y pensamiento político en la obra de Loris Malaguzzi.”
Malaguzzi odiaba el olor a lo escolar (su experiencia académica como estudiante no había sido la adecuada), la fetidez de la didáctica, del currículum, de los programas, de lo meramente instructivo. Quiso construir una escuela no académica, una escuela sin muros con la ciudad, con la política, con la administración municipal, con las diversas organizaciones, con los cambios culturales y sociales.

-Mª Victoria Peralta, que centra el artículo en las implicaciones de la elaboración de currículos nacionales, en “La construcción de currículos nacionales en educación infantil como parte de las políticas de calidad en Latinoamérica.”
Lo que implica elaborar un currículo nacional, tanto en recursos como esfuerzo, no puede limitarse a crearlos para cumplir con una normativa o mandato legal.
“A la par, se hace necesario revisar condiciones básicas de calidad de los programas, como son la ratio adulto-niño, las condiciones de infraestructura, los salarios de los docentes, ya que sin estas medidas, es difícil que cualquier programa surta efecto.

-Miguel Zabalza, que hace un acercamiento a la pedagógía del centro gallego O Pelouro, explicando las características de su proyecto educativo y en el trabajo que allí se desarrolla en el ámbito de la educación infantil.

-Gaby Fujimoto, en “El derecho del niño al juego, las artes, las actividades recreativas”, que comprende un análisis del significado y amplitud de ese derecho.

Otros artículos, experiencias y reseñas completan esta nueva entrega de RELAdEI.

El tamaño de las escuelas infantiles

In RebelArte on 07/05/2014 at 07:47

“Happy children”, Paul Barthel, tomado de Children in art history

Hoy recibimos la visita de una compañera que estuvo con nosotras varios años como provisional en el centro. En este curso le dieron el destino definitivo en una unitaria de la zona. Cuando marchó se lamentaba porque estaba acostumbrada a esta escuela, le gustaba el ambiente y no conocía otra cosa. Al incorporarse a su nuevo destino nos echaba de menos. Ahora ya no es así. La encontramos feliz, nos hablaba del cambio, de estar en un centro con 325 niños/as a uno con 11; de estar condicionada por los horarios que tenemos que seguir aquí por mantener una organización operativa a dejarse llevar por el tiempo de los niños; de las problemáticas sociales de las familias a la la serenidad que se respira en una unitaria de aldea; de la desasistencia en la que viven algunos de los niños de aquí a la integración en la vida familiar cotidiana de sus actuales alumnos. Nos habló de la noche y del día. Incluso sentimos una envidia profesional por su actual situación. Pensamos que ahora tiene una vivencia ajustada de lo que se idealiza como lo que es ser maestra de infantil. Nos alegramos por ella. Alguna vez en la vida profesional hay que tener esa percepción de la escuela y de la profesión.

Siempre digo que para resistir en ambientes como el nuestro hay que estar muy acostumbrado. No es fácil de soportar. Incluso se pierde la noción de la normalidad. Las que aquí estamos, por lo general, pasamos todas con anterioridad por escuelas más pequeñas y de menos difícil desempeño. Eso creo que es lo que nos ayuda, echando mano de la veteranía frente a todo lo que día a día nos supera por desconocido,  recordando de vez en cuando con nostalgia lo que es una escuela infantil “de las de libro” de esas con las que soñábamos cuando estudiábamos para ser maestras.

Con todo y desde nuestra experiencia, le rogamos a los responsables educativos que no construyan macrocentros. No se engañen, pueden ser fantásticos en su diseño arquitectónico, ser todo lo funcionales que quieran, estar dotados con los últimos avances, cumplir todos los requisitos de seguridad, pero no dejan de ser almacenes de niños/as. Cierto que no sólo es culpa de la administración educativa; las familias también tienen su responsabilidad, pues muchas prefieren llevar los hijos a grandes centros donde disfrutan de todo tipo de servicios con horarios de apertura de 12 o 14 horas todos los días del año excepto los fines de semana. En eso y en las actividades que se ofertan parece estribar, para ellos, la calidad de un centro, lo que conduce la que se cierren unitarias próximas por falta de matrícula.

Están todos engañados. La calidad de la escuela infantil se mide por la serenidad de su vida diaria. Y un centro que pasa de 6 unidades ya requiere de una organización de tiempos, de espacios y de personal que hace perder la esencia de escuela infantil en la que niños y niñas pueden vivir una infancia tranquila, plena y satisfactoria.

Nota: para quien se pregunte por qué no pedimos el traslado, una de las respuestas puede ser que nos supone un desafío profesional conciliar nuestras concepciones en la situación actual, resistiéndonos a dejarnos llevar por las inercias a las que nos conduce la masificación de alumnado y de unidades.

El trabajo visto por los niños y niñas

In InformArte on 01/05/2014 at 10:52

Con motivo del festivo de hoy, ayer conversé con mi alumnado sobre la celebración del Día internacional del trabajador/a. Como no podía ser de otro modo lo llevamos al terreno del trabajo que desarrollan sus padres y madres y en el que les gustaría trabajar a ellos de mayores. Sin dramas y sin exageraciones hubo tres cosas que llamaron mi atención, no por novedosas pero sí por reiterativas:
1ª Como siempre siguen sin considerar el trabajo que desarrollan en los hogares, generalmente las madres, incluso cuando los padres están en el paro.
2ª Preguntados por sus deseos futuros, más que nunca noté las diferencias de género: de 14 niños, 12 quieren ser policías, 1 médico y 1 veterinario; de 11 niñas, 10 bailarinas, 1 veterinaria. Sé que las respuestas pueden estar condicionadas por lo que dijo la primera, bien sé que esto no tiene nada que ver con lo que será en el futuro, sé que son muy pequeños, pero es lo que dijeron. Incluso forcé la situación insistiendo en si no había ninguna niña que quisiera ser policía o un niño bailarín, lo que provocó su hilaridad.
3ª Sólo entienden el trabajo como fuente de ingresos, como la manera de obtener dinero para dedicarlo a las necesidades básicas y a los caprichos.
Volví para casa pensando que algo estamos haciendo mal. Cierto que sólo tienen 4 o 5 años pero son inteligentes, puede que les falte vocabulario y recursos para expresarse adecuadamente, pero verbalizan aquello que piensan y que viven en sus contextos personales. A decir verdad, la mayor parte de nuestro alumnado pertenece a familias en situación de precariedad, y sus referentes adultos seguro que que no realizan los trabajos que desean, sino aquellos en los que los contratan con horarios que no les permiten disfrutar plenamente de la paternidad/maternidad, y eso los niños/as lo perciben. Razón para que debamos insistir más en que el trabajo es una realización personal.
Puede que esos sean los condicionantes de esas respuestas, pero no me tranquiliza porque, en la clase de mi hermana, con un contexto totalmente diferente -casi contrario-, las contestaciones con respecto a esos tres aspectos fueron las mismas.
La Fundación Adecco lleva varios años realizando el informe ¿Qué quieres ser de mayor?, para lo cual entrevista a miles de niños/as de entre 4 y 16 años de todo el Estado, preguntando por sus aspiraciones profesionales de futuro, por las claves de la felicidad en el trabajo, por los jefes ideales, etc. En el IX informe, presentado en agosto de 2013, se dice que los más pequeños son los más conscientes (55,8%) de que las madres desarrollan las tareas domésticas, (esto no quiere decir que lo consideren trabajo). En el estudio del pasado año, también realizado en Galicia, los niños/as gallegos propusieron como jefes ideales a Cristiano Ronaldo y a Shakira, y sus profesiones futuras en este orden por sexo:
-niños: futbolista, policía, astronauta;
-niñas: profesora, peluquera, actriz.
Creemos que hay conquistas que nosotras damos por consolidadas y sin embargo no es así, por ello hay que insistir en ellas en la clase. Trabajamos los oficios y profesiones –incluso aquellas más exóticas o extrañas-, hablamos de las aportaciones de hombres y mujeres singulares, empleamos un lenguaje no sexista, sin embargo no vamos al fondo, a lo básico en estas edades. Una vez más, constatamos que, a veces, ascendemos tanto que no pisamos la tierra y la realidad.

Fotografía de Sam Falk, 1958.

La LOMCE en infantil

In LegislArte on 27/01/2014 at 09:04

Lo malo de los debates prolongados en el tiempo y hechos desde muchos foros es que uno acaba perdiendo el ánimo y las ganas de seguirlos, así, esta es una estrategia bastante habitual para desgastar la opinión pública. Si a esto se suma que se introduce la polémica con tres o cuatro “bombas de relojería” -que de partida ya se sabe son un despropósito-, la atención se focaliza en esos puntos pasando por alto otros más sutiles y a veces más perversos. Esta también es una estrategia bastante común.

Con la LOMCE fueron tantos los debates, críticas, tertulias, artículos, opiniones, huelgas, manifestaciones, boutades, manipulaciones en aras de todo tipo de intereses (más allá del educativo), y otras, que ya no sabemos bien en qué punto estamos. Esto apareció y desapareció, hasta que, cuando vino de verdad, ni se le prestó atención.

Así es que, inopinada, intencionada y legalmente, entró en vigor el pasado 3 de enero, veinte días después de su publicación en el BOE. Inopinadamente, creemos que no precisa de más aclaración. Intencionadamente porque así le da tiempo a que se cumplan los dos meses preceptivos para que los centros privados a los que se le rechazó el concierto puedan volver a solicitarlo allá por el mes de marzo (artículo 84.3). Y legalmente porque, contra lo habitual en la legislación educativa, no entra en vigor con el comienzo de un nuevo curso, sino cuando se determina en la propia ley, así ya podrá ser de aplicación en la admisión de alumnado, en las subvenciones a las editoriales para elaboración de nuevos materiales acordes con ella y, como no, en los conciertos educativos.

No vamos a profundizar en el análisis ideológico de la Ley 8/2013, de 9 de diciembre para la mejora de la calidad educativa, en las causas ni en las consecuencias porque eso, como reza a su comienzo, le corresponde “a todos los que la vieren y entendieren”, así, cada quien ya habrá formado su opinión. Para nosotras, desde un punto de vista de la técnica normativa siempre nos pareció una chapuza, entre otras razones porque:

-Cuando se quiere cambiar la filosofía a una ley educativa no se hace una modificación sobre la existente diciendo en el propio preámbulo que se elige la “técnica normativa de una modificación limitada”. Si así fuere, no se redactaría un nuevo preámbulo ni se le cambiaría el nombre a la que está en vigor (esto no es el habitual). Para hacerlo así, se redacta una nueva en su totalidad, recogiendo aquello que no se quiere cambiar. Esto no hizo más que confundir y parece responder más al deseo de dejar la huella en el nombre de una ley. Como curiosidad decir que no se recoge en ningún apartado, de este artículo único del que consta, el cambio de denominación. Paradojas.

-El citado preámbulo, se nota que fue redactado a trozos recogiendo una suma de ideas felices más propias de un discurso que de una ley. Por otra parte, ciertos parágrafos son citas más adecuadas en un informe que en una ley; otros no aportan nada ya que debieran restringirse a la memoria justificativa que acompaña el anteproyecto de nueva ley (porcentajes y datos de Eurostat del 2011); y otros son futuribles más semejantes a vaticinios de videntes que a una ley.

-En ese preámbulo se da como una de las razones de este cambio los resultados de PISA, cuando luego, también indica que esas pruebas tienen “tan sólo un carácter formativo y de diagnóstico”. Con respecto a PISA es extremadamente prolija en detalles y datos, y sin embargo, para justificar que la educación pivote sobre las TIC no se echa mano de ninguno de los informes de investigación sobre los resultados e impacto de las tecnologías en la mejora el avance de los resultados educativos (que tampoco son nada halagüeños). Sólo se justifica lo que interesa.

Podríamos seguir, pero no queremos aburrir con algo que corresponde a los servicios jurídicos y que no tiene más importancia que de “curiosidades de la LOMCE”, así que pasaremos a lo que nos puede suponer la Ley 8/2013 en la educación infantil.

Nosotras, desde el primer aviso –aquella presentación en ppt en la que el 0-3 aparecía con líneas punteadas- estuvimos pendientes del que implicaría la LOMCE en la etapa en la que trabajamos. Aparentemente no se toca, pero las leyes de la física –aceptadas tanto por la comunidad científica como por todos los mortales- dicen que cualquier presión ejercida en cualquier punto de un cuerpo acaba repercutiendo y multiplicando la presión sobre su base. A nivel curricular, queda por ver cómo serán contempladas las competencias básicas, ni siquiera asumidas por igual en todas las comunidades autónomas.

Como no encontramos mucha información, os remitimos a un artículo en el que se hace un exhaustivo seguimiento desde la LGE, LOGSE, LOCE, LOE y LOMCE.

Allá por el 2003 participamos en el grupo de elaboración del currículo LOCE para Galicia –que nunca vio la luz- y por aquel entonces, las profesionales de la educación infantil que lo integrábamos, tratamos de aligerar un contenido en el que se indicaba  la necesidad de insistir en el “proceso lectoescritor”. Como andábamos preocupadas, consultamos con una amiga de esas que tienen la sabiduría labrada en la experiencia y esta, sin tintes dramáticos, nos contestó con un tono de chanza que la ella le pasaba como a la banda de música de su pueblo que sólo sabía tocar una pieza, pero que a veces cargaban más la mano con el bombo y otras con los platillos y así parecía que sonaba distinto, pero tocar, tocaban siempre lo mismo. Hemos recordado muchas veces ese comentario y no nos queda más que darle la razón, las creencias educativas del profesorado no se mudan con cada cambio de nueva ley. Esto tiene su parte positiva y, como no, negativa; para bien o para mal.

Confiamos en que impere el sentido profesional. En todos los ámbitos.

NOTA: Casi nunca explicamos los motivos por los que elegimos la imagen con la que ilustramos cada entrada, hoy sí queremos hacerlo. A la vista de este objeto imposible cabe preguntarse sobre su finalidad: ¿son mesas, son toboganes o sólo es decorativo? En ningún caso cumple bien el cometido, así, incluso el discurso estético quieta enturbiado por su escasa funcionalidad, y viceversa.

El patrimonio de los niños y niñas: su infancia

In FormArte on 27/01/2014 at 09:03

2014-01-25 11.58.50

El pasado sábado participamos en las jornadas organizadas por la Fundación Barrié en Vigo. Para nosotras fue una ocasión de tomar contacto con todas y todos aquellos conocidos que nos siguen a diario en la red. Nos llena de orgullo y nos supone una responsabilidad que toda esa gente nos diga que Innovarte es para ellos un referente. Ciertamente fue una inyección de ánimo para seguir tirando. Vaya por delante nuestro agradecimiento a EducaBarrié por brindarnos estas ocasiones.

Como dijimos en otra entrada anterior, estas jornadas alrededor del patrimonio y la infancia están estructuradas en tres fases: una primera celebrada en la Coruña el pasado mes de noviembre abordó la arquitectura y el paisaje, ahora en Vigo el patrimonio etnográfico, y la tercera parte versará sobre la relación de los pequeños con el patrimonio inmaterial.

Cuando nos invitaron lo dudamos un poco, entre otras razones porque nosotras no solemos participar en este tipo de actividades formativas, ya que, todo cuanto tenemos que decir y que contar ya está recogido en InnovArte, y por otra parte, en un primer momento, pensamos que nosotras no teníamos ninguna experiencia didáctica destacable en esa línea.

Accedimos porque entendemos que InnovArte es un discurso sobre el verdadero patrimonio de los niños y de las niñas, su infancia, y, en los últimos tiempos, este patrimonio está siendo expoliado, privando a los pequeños de disfrutar de una infancia plena y feliz tal y como cabe esperar que sea este período vital único, irrecuperable e insustituible.

Así, en el estilo de InnovArte, hicimos un alegato a favor de la restitución de la infancia a los niños y niñas, analizando todos los puntos que se están dando en la sociedad actual y que hacen que las criaturas tengan cada vez una infancia más semejante a la vida adulta, llena de preocupaciones, de prisa, de presión y de angustia.

Defendimos que, al igual que se considera de gran importancia que los niños/as descubran, conozcan, disfruten y velen por el patrimonio natural, arquitectónico o etnográfico, del mismo modo, la sociedad valore la importancia de la infancia, no como un previo a la vida adulta, sino como una etapa con entidad y características propias con un papel determinante en el posterior devenir de las personas. Tal y como se viva la infancia, se vivirá la vida adulta, y lo que se está viendo no parece muy prometedor.

Al igual que vino haciendo a lo largo de estos cuatro años, InnovArte defendió como derecho fundamental de los niños el poder vivir una infancia feliz. El activismo feroz que invade la vida de los pequeños, las falacias de la conciliación, la sobreculturización de la infancia, la primacía de lo cognitivo sobre lo relacional, la anticipación de temas no propios en el pensamiento de los niños, la segmentación y presión curricular, la programación educativa de cada uno de los minutos de su vida, la falta de serenidad y de libertad, fueron algunas de las cuestiones que dejamos encima de la mesa para su reflexión por parte de las personas asistentes, que junto con otras que nos sugirieron, seguirán constituyendo la razón de ser de nuestro discurso.

Aunque en breve EducaBarrié publicará todos los materiales de las distintas intervenciones, dejamos aquí un enlace al resumen y presentación de InnovArte.

EducaBarrié: Patrimonio e infancia (0-6)

In FormArte on 15/01/2014 at 08:45

El  24 y 25 de enero tendrá lugar en Vigo la segunda parte de las II Xornadas EducaBarrié sobre experiencias de patrimonio en infancia (0-6), una magnífica iniciativa formativa, estructurada en tres fases, siendo la primera de ellas, ya celebrada el 29 y 30 de noviembre, un éxito absoluto, de la que podemos tener acceso a las distintas intervenciones que allí tuvieron lugar. En aquellas, centradas en arquitectura y paisaje, se presentaron experiencias muy destacables que podemos conocer y de las que podemos sacar ideas, ya que están disponibles a través de la web de la fundación. En esta selección el departamento educativo de EducaBarrié trató de visibilizar aquellos trabajos innovadores que tienen como hilo conductor el descubrimiento del entorno físico y arquitectónico pero en las que su gran objetivo es la mejora de la calidad de la vida de la infancia y de sus familias. Paseos en familia, el descubrimiento de joyas arquitectónicas locales, los faros de nuestra costa, la “humanización” de las habitaciones hospitalarias infantiles, o la recreación artística de las ciudades fueron algunos de los trabajos escolares presentados, precedidos por unas intervenciones teóricas que ayudaron a centrar el tema.

La segunda fase, el 24 y 25 de enero versará sobre patrimonio etnográfico, y la tercera, 29 de febrero y 1 de marzo, sobre el patrimonio inmaterial.
Aire fresco en la formación del profesorado de infantil!
Desde aquí un enlace a todo el material, información y galerías fotográficas.

Supercocineros y educación

In RebelArte on 09/01/2014 at 17:17

Leíamos días atrás un artículo de Manolo Rivas en el que reflexionaba sobre la superabundancia de programas y concursos televisivos alrededor de la cocina, justo en este momento de pobreza, en el que se preguntaba qué es lo que se pretende con esta oferta.

A mí me ponen nerviosa y molesta por las flagrantes faltas de respeto que se perciben, de modo que no puedo tolerar un programa completo, pero lo que me pareció más grave fue el traspaso del formato adulto al mundo infantil. Así, a lo largo de esta navidad todos tuvimos ocasión de padecer/disfrutar con los chefs en miniatura. A mi entender un error.

Desde las cadenas televisivas intentaron vendernos los valores positivos de estos programas: la promoción de hábitos alimentarios saludables, la incursión de los pequeños en el mundo adulto, la responsabilidad, el trabajo en equipo…, bla, bla, bla. Incluso leí artículos en los que se trataba la importancia de que los más jóvenes cocinasen en las escuelas.

Totalmente de acuerdo. Hace años que muchas y muchos de nosotros entendimos las posibilidades educativas de la elaboración de recetas en la escuela. Pero no de esta manera. No así. No creemos que haga falta que un crío de 8 o 10 años hable de “emplatar” una “tembladera de huevo en su espejo de caramelo”, evidenciando que está sometido a una situación de estrés no propia de su edad en caso de que el flan no cuaje. No creemos que sea necesario que toda su familia parezca que tiene depositadas todas sus apuestas sobre la criatura, mostrando gran disgusto si no resulta elegido “supercocineiro del 2013”. No parece profesional que sus docentes se conviertan en el jurado que va a opinar sobre los platos elaborados. No es normal que estos niños/as tengan que preparar comida para 20 o 40 personas controlando cantidades, tiempos, cortes, equipos, competidores, y “tocanarices” de supervisores que comen desaforadamente destrozando y aplastando en segundos lo que supuso horas de trabajo y sudores a los  “aspirantes a ser como ellos”. ¡Vaya ejemplo! No, no es así; las personas que gustamos de cocinar, de enseñar a hacerlo, de comer, de saborear y degustar , bien sabemos que esa gente no puede ser ejemplo para niños ni para nadie.

Esto no es normal ni educativo. No nos engañen, esto es una ridiculez que promueve justo los valores contrarios a lo que pretenden vendernos: la competitividad feroz, el despilfarro y la pérdida de la infancia. No nos engañemos, lo que quieren es que compremos sus vídeos en los que se ven los niños tan chuscos cortando en juliana un palmito encurtido o escalfando un huevo de gallina de Guinea en un bolsa ad hoc. Un disparate.

En estos casos, nunca sé para donde miran los comités de contenidos televisivos infantiles. No sé para donde miran todas esas voces críticas contra leyes educativas que fomentan la competencia y luego toleran estos disparates televisivos, que, contra lo que pudiese parecer, tienen un fondo calado social. Hace falta recordar que educa toda la sociedad, que todas las acciones pueden ser educativas o deseducativas, que los chavales aprenden más de lo que ven que de lo que se le dice que hagan, y que la escuela no es más que una mínima aportación de toda el bagaje que atesoran los críos.

Incoherencias. Otra más.

En lugar de mostrarnos una imagen infantil positiva nos enseñan miniaturas de adultos (seleccionados en función de un perfil) con sus peores cualidades. En este apartado también quiero incluir un spot televisivo en el que una madre egoísta porfía con sus hijos por un trozo de pizza. ¡Bonita imagen de la entrega maternal! Justo cuando en otro spot de una ONG -que nos informa de que 1 de cada 3 niños pasa hambre- vemos como una madre quiere disimular su pobreza con fantasía, preparándole a su hija un bocadillo de pan con pan, para que ella pueda echarle creatividad e imaginar que está relleno de aquello que desee.

Las paradojas de la sociedad actual, la gula frente al hambre, el sibaritismo frente al racionalismo, la tontería frente a la formación sólida de los más pequeños. Supernanys, superchefs, supervoces…, supernecios, superfulgurantes y supersuperficiales; en eso nos quieren convertir.

Y lo peor es que puede que de pronto empiecen a proliferar esos concursos por los centros en los que los niños/as y jóvenes son público cautivo.

Y lo mejor de todo es que nadie protesta.

Imagen del corto “Al dente“.

Celebrar o trabajar la Navidad en la escuela

In RebelArte on 20/12/2013 at 08:44

Como en los chistes, imaginen ustedes que en estas fechas llegase un marciano/a de estadía formativa a nuestros centros. Como ser interesado en la educación, en las maneras de hacer escuela y en las fortalezas/debilidades de nuestra idiosincrasia educativa, estaría con las antenas conectadas, con las orejas y ojos pendientes de todo lo que ocurre. Por supuesto, podría preguntar todo aquello que suscitase alguna duda.

Supuestamente, este marciano/a habría estudiado la legislación de aplicación, así como tendría leída mucha literatura pedagógica, tanto de la que sentó las bases como la más actual, la de los pedagogos de pro. También sabría de las críticas que se le hacen, desde distintos colectivos, a la actual ley en proceso de implantación, la LOMCE. Como ser formado e instruido en el sistema educativo español sabría de los blindados convenios entre la Santa Sede y el Estado Español; así como de las críticas de la ciudadanía la muchas de las concesiones que se hacen; por una parte y por la otra.

Sabría también sobre nuestra Constitución, nuestra Transición, antecedentes así como de las singularidades autonómicas e incidencia en el tipo de escuela que tenemos. Así comprendería la coexistencia de la escuela pública, la personal y la concertada, disfrutando de más prestigio las dos últimas, a pesar de a ser España un estado aconfesional (artículo 16.3 de la Constitución española) y pertenecer éstas casi siempre a una orden religiosa.

A estas alturas, es necesario apuntar que el marciano/a es un ser literal y pragmático, entonces aplica a rajatabla todo lo que ha leído.

El marciano/a se cortocircuíta en cuanto pone un pie en un centro público y ve la decoración, ambientación y tareas académicas/docentes de estas fechas. Reinicia el disco, vuelve a revisar todas sus base de datos y se mantiene en pause; a pesar de todo no pierde detalle. Como es un ser especial, tiene tiempo y ganas para leer el currículo, el Proyecto de centro (PC), el Reglamento de régimen interior (RRI), la Programación general anual (PGA), la Programación de nivel y la de aula. También los estatutos del ANPA, la Legislación Orgánica de los centros (ROC) y muchos otros documentos que marcan la vida escolar.

Transcurridas las dos semanas de su estancia, el marciano/a, -que ya se hizo amigo/a en Facebook y en Twitter de todos/as las docentes del centro, y cree conocer sus filias y fobias- y la imagen que quieren transmitir, así que decide mantener entrevistas con el profesorado (individuales, por niveles, en Claustro) y con el equipo directivo. Luego tentará hacerlo con la misma administración.

Para todos esos casos elabora una batería de preguntas, fruto del contraste entre lo leído y la experiencia vivida en esos días. De muchas de ellas, el marciano/a ya tiene la respuesta pero quiere conocer las creencias docentes sobre esas cuestiones, ya que, son las que finalmente determinan el discurrir escolar.

Arranca preguntando que es la Navidad. A lo que recibe respuestas del tipo de que se trata de una tradición; de una celebración de origen cristiano que recuerda el nacimiento de Jesús, el Mesías para los creyentes. Otros, -el marciano más o menos ya se hizo su propia clasificación de la gente-, dicen que es una celebración a la amistad, a la fraternidad, a la familia y a la felicidad. Otros que la Navidad es una colonización más de las grandes multinacionales y de las leyes del mercado. Incluso hay quien le habla de la cristianización de otras celebraciones más ancestrales relacionadas con la entrada del solsticio de invierno.

El marciano sigue preguntando si todas las personas celebran la Navidad, si lo sufren, si la aguantan o se reniegan de ella. Se le dice que eso será en función de sus creencias y tolerancia, pero que está presente en casi todos los lugares públicos a los que accede toda la ciudadanía, sean creyentes o no.

Pregunta si todos los niños y niñas que asisten al centro pertenecen la familias católicas cristianas. Entonces le dicen que no y le muestran las estadísticas de alumnado que profesan otras religiones o ninguna; en la mayor parte de los casos, son aquellos que luego optan por no recibir Religión Católica en los centros educativos.

El marciano sigue con su cantinela que podríamos resumir en:
-Si se permiten símbolos y signos de carácter religioso en los centros. A continuación, por qué se pone un Belén y lo que se quiere recordar con ese gesto y si no se considera signo religioso.
-Quién son los Reyes Magos y si todos los niños creen en ellos; qué hacen; cuándo aparecen; si es normal que vengan por los centros a traer regalos antes de su fecha en el calendario. Quién son los Pajes Reales y a qué vienen a la escuela. Quién es el Papá Noel; quién es el Apalpador; si se emplean como amenaza para mejorar el comportamiento de los pequeños; si todas las familias se alegran de la entrada de estos personajes en la escuela…
-Se pregunta si está contemplado en la norma que el mes de diciembre se dedique académicamente a hacer manualidades, preparar murales, decoraciones, ensayos y festivales; y por qué se hace esto…

-Quiere saber si la Navidad es tiempo de disfraces; le despierta curiosidad que haya cantidad de gente los por los centros con trajes fastuosos, con largas barbas blancas o con las caras tiznadas de negro. Se pregunta sí el alumnado puede ir a la escuela con la cabeza cubierta, y sobre el sentido de que el profesorado ponga gorros rojos con luces intermitentes o cornamentas de renos.

El marciano profundiza y reflexiona sobre el asunto que lo tiene totalmente fuera de juego. No acaba de ver la relación entre la educación formal y reglada y todas estas manifestaciones. No puede comprender que se rompa el ritmo y armonía escolar –ya que los niños están totalmente alterados-, para un fin que no consigue de ver y que echa por tierra a mayor parte de los “grandes” objetivos educativos: la educación para la paz, para el respeto, para la sostenibilidad, para el consumo responsable o para la igualdad, que no pretenden otra cosa que lograr una ciudadanía sólida, solvente, competente, formada y crítica.

Andando el tiempo, hay quien empieza a cansarse de sus preguntas; incluso hay quien le dice que confunde el tocino con la velocidad. Como el marciano de velocidad sabe mucho pero de tocino no tiene ni idea, sigue empeñando y procesando. Indaga sobre lo que sucede en otros centros y descubre algunas de las curiosidades e incoherencias de cada uno de ellos y de las personas que los integran.

Haciendo uso de sus contactos, se entrevista con gente de responsabilidad en las distintas confesiones religiosas presentes en este contexto. Ninguno está contento de lo que se está a haciendo, pero, por un motivo u otro -básicamente para evitar significarse y producir rechazo social- deciden callar y dejar que corra la cosa, a pesar de que se podría estar vulnerando la condición de aconfesionalidad de los centros públicos así como la libertad religiosa de todos (o de algunos). En contra de lo que pudiere parecer, le resultó curioso que ni a los católicos les guste lo que se está haciendo en las escuelas; personas solventes de esta religión, le manifestaron que para hacer eso, era mejor que lo habían dejado quedar siguiendo con el ritmo escolar normal.

Como colofón de su estadía, asiste a la traca final: fiestas, actuaciones, comilonas y cuchipandas por las que se suspenden las clases y que en nada hacen recordar que se está en un centro educativo.

Se despide y vuelve de nuevo para Marte.

Hay quien queda aliviado de perderle de vista. Ya empezaba a ser cargante con sus preguntas que algunos tildaban de ingenuas pero otros de maliciosas.

Por lo que sabemos, el marciano, ahora está redactando un informe para sus superiores en el que les dará cuenta y argumentos sobre la necesidad o no de implantar todas estas actuaciones en los centros marcianos, para que así los niños y niñas marcianas puedan saber también de esta tradición cultural terrícola, –para ellos no puede ser otra cosa-, que es la Navidad.

Sus superiores, en vista de la indumentaria con la que volvió, creen que está algo contaminado, incluso estudian ponerlo en una temporada en cuarentena. Él porfía y les dice que se vistió de Papá Noel porque esta es una época de ilusión y felicidad y quiere transmitirle esa alegría a los niños y niñas.

Un amigo marciano que bien le quiere, le recomendó sacarse el gorro, ya que para él, es lo que le está impidiendo el paso de las ondas a las antenas, y así pensar con claridad.

Vamos para atrás

In RebelArte on 15/10/2013 at 08:23

Nuestra madre, que siempre estuvo muy orgullosa de que sus hijas se dedicaran a la enseñanza, en los últimos tiempos tiene una actitud bastante pesimista sobre la educación derivada de lo que lee o escucha en los medios. Cada vez más repite “se está volviendo a mis tiempos”, y de inmediato nos relata a hijos y nietos sus recuerdos escolares.

Nos dice que en su aldea había dos escuelas, la nacional y la de pago. Luego, cuando le preguntamos la cuál iba, nos contesta que a las dos con mucho sacrificio por parte de su familia. En la nacional recuerda que tuvo una maestra que era viuda de guerra; una buena mujer que les hablaba de mundos para ellos desconocidos, que les enseñaba modales, labores y los preparaba para las “funciones escolares”, al tiempo que les daba para desayunar la leche en polvo que enviaba el Ministerio. Pero aquella maestra estaba desbordada, tenía setenta críos de todas las edades, así los más grandes tenían que enseñar a los más pequeños las cuatro reglas, a leer y a escribir con cuidada caligrafía, ya que finalmente sería por lo que el inspector la evaluaría cuando la visitara.

Su abuela, viendo la escasa atención que podría recibir allí, la mandó a la escuela de pago –lo que ahora entenderíamos como una pasantía-, que no era otra cosa que lo que Narciso de Gabriel tiene prolijamente investigado, una escuela de ferrado, en la que el pago se hacía con un ferrado de grano. Como en la familia de nuestra madre no disponían de esa “moneda”, la abuela pagaba un duro al mes ganado trabajando muy precariamente en las minas de Barilongo.

En esta escuela de pago había un “escolante”, un hombre muy bravo que no había logrado finalizar sus estudios de cura y que ahora simultaneaba la enseñanza con las labores de sacristán. En la era de su casa, alrededor del pajar -cuando el tiempo lo permitía- o en el alpendre, recitaban la tabla de multiplicar cerca de veinte chavales (los demás no podían pagarla). Como esto no le daba para vivir dejaba a los críos solos mientras iba a picar tojo para la yegua o a ayudar en un oficio religioso. Cuando esto sucedía, las mujeres que lavaban ropa en un lavadero cercando cuidaban de que los chicos no discutieran, algo que no era habitual pues la vara con aguijón que empleaba el “maestro” para imponer su autoridad ya era de por sí bastante disuasoria.

Cuando le preguntamos a nuestra madre de cuál de las dos escuelas guarda mejor recuerdo, dice que de la nacional, y en ese momento es cuando insiste en que en la escuela pública se está volviendo hacia atrás.

A nuestra madre le parece imposible esta involución. Ella no quiere ni que sus hijas trabajen ni que sus nietos estudien en aulas atestadas en la escuela pública. Cree que no nos merecemos esto y se enoja cuando alguien le habla de las necesarias medidas de austeridad y de ajuste económico.

Ella sabe de lo que habla. No es como muchos “expertos” o “tertulianos” que ahora opinan sobre estas medidas. Ella lo vivió y sobrevivió a esa escuela, vio que sus hijos pudieron acceder a la universidad, algo que, a priori, no estaría a su alcance; percibió el avance que supone el acceso gratuito a la educación, y resulta que ahora tiene que ver una vuelta para atrás, temiendo que sus nietos no puedan tener las mismas oportunidades.

No es de extrañar que esté cabizbaja.

Suponemos que la historia escolar de nuestra familia es muy semejante a la de la mayor parte de los maestros de de Galicia, por lo que no podemos entender la tranquilidad que estamos viendo en algunos docentes. Encojer los hombros y agachar la cabeza tendrá un alto precio.

A nosa nai é a 4ª pola esquerda na fila de diante. Estaban coa moza veciña "axudanta" da mestra que se encargada do grupo das nenas pequenas.

A nosa nai é a 4ª pola esquerda na fila de diante. Estaban coa moza veciña “axudanta” da mestra que se encargada do grupo das nenas pequenas.

Tres consignas para la educación

In InformArte on 23/09/2013 at 07:28

Este verano vimos un programa televisivo de esos en los que algunos paisanos nuestros nos muestran los lugares del mundo a donde fueron a parar –en los que les va bien, viven felices y nos hacen envidiarlos. En este caso se trataba de la isla de Barbados. A parte del exótico y hermoso del reportaje, hubo un momento, cuando nos explicaban su configuración, en el que hablaron de la educación, y ahí fue cuando -por deformación profesional-, prestamos más atención.

Según nos decían, el sistema educativo de Barbados está muy reconocido a nivel mundial por las tasas de éxito que alcanza. Así nos mostraron un inicio de curso en el que una maestra se dirigía al grupo de alumnado y les daba tres consignas que nos parecieron dignas de recordar.

Les decía a los chicos que tendrían que fomentar la capacidad de soñar, ya que los sueños son los vehículos que los podrán conducir a donde quieran. Les explicaba que la educación es lo más importante, muy  por encima de otras cuestiones. Y terminaba recordando que tienen el deber para con los demás de devolver lo que se les da, lo que reciben a través de la educación.

Los sueños, la educación y el compromiso con el grupo. Poco más se les pode inculcar a los chavales. Nosotras no lo hacemos.

Puede que sea necesario decirles de vez en cuando que lo que reciben no es a fondo perdido; que la educación es más importante que la belleza, el dinero o el reconocimiento (que es lo que ahora hace perder la cabeza a nuestros jóvenes. Y puede que sea preciso enseñarles a soñar sus propios sueños, no los impuestos por la publicidad o por el contexto.

A nosotras nos hizo pensar mucho en las consecuencias de no explicitar debidamente estas consignas.

Bien es cierto que, cuando más tarde buscamos información en la red, vimos que no todo es tan maravilloso.

Reglas que niños/as y maestras deben obedecer en la escuela

In InformArte on 19/09/2013 at 07:52

Entre otras recomendaciones, en el libro mencionado en el anterior post, “Consejos”, encontramos los Derechos de los niños relacionados con la escuela, los Derechos de los niños relacionados con la familia y la Carta de las reglas en la escuela. Las reglas fueron debatidas y votadas por los niños/as de 5 años, aclarando que las que obtuvieron más votos son las que se siguen, incluso por los que votaron “no”, porque, de lo contrario, no serían para todos. Aclaran que si un niño o una maestra no sigue una regla, seguro que es porque se le olvidó, entonces, primero hay que recordarla; si aun así se olvida de ella, hay que reñirle con amabilidad; y si aun así se olvida de ella, se le puede privar de algo que le guste mucho, pero si sigue haciendo lo mismo, entonces hay que dejarlo sólo para que no pueda hacer nada, que es algo muy triste.
He aquí las reglas que los niños y las maestras tienen que obedecer en la escuela acordadas polos Niños Grandes del centro Diana de Reggio Emilia.
1. Se habla sin gritar, hay que hablar en voz baja. 
2. Cuando los niños y niñas están cansados de trabajar o de pensar hay que esperar un poco y así se nos ocurren otras ideas. 
3. No, a los pisotones, a las patadas y a los puñetazos. No se pellizca, no se dicen palabrotas y no se tiran cosas encima. 
4. No tomeis el pelo con palabras, con caras, con gestos o con AAAA (con los tonos de la voz). No repitáis como loros (no imitéis) las palabras y los movimientos. 
5. No molestéis a quien quiere estar tranquilo. 
6. Cuando las maestras avisan a los niños/as que están jugando, se tienen que dejar 4 minutos de tiempo. 
7. Sobre el amor hay que ponerse de acuerdo. No vale que uno lo decida solo. 
8. Sobre las cosas de comer no hay que obligar pero hay que probar. 
9. Reglas del jardín: 
No le hagáis daño a los árboles porque están vivos. No tiréis los juegos más allá de los zarzales, porque si no nos quedamos sin ellas. 
10. Es justa la regla de pillar a las niñas en el patio sí ellas dicen que sí. También se puede pillar a los niños. Pero se puede cambiar de idea. Si uno se cansa puede decir basta. 
Pueden parecernos más o menos acertadas. Podemos echar algunas de menos o quitaríamos otras. Pero lo realmente importante es que fueron decididas por el grupo, así tienen que ser consensuadas por todos y acatadas por niños/as y maestros/as.
Sobre las reglas del centro volveremos en otra ocasión, ya que hay mucho que decir, especialmente, cuando somos muchas las profesionales que intervenimos con las criaturas a lo largo del día y cada una impone su ley.

Ilustración de Saja Sabine Jeannot

La vida en la escuela contada por los mayores a los más pequeños

In ActualizArte on 16/09/2013 at 18:24
Sergey Rimashevskij

Sergey Rimashevskij

Recuperamos un libro y una idea que por ahora no fuimos capaces de llevar a cabo: que los niños y niñas mayores de la escuela expliquen a los recién llegados cómo es la vida aquí..

Como siempre, es Reggio Emilia quien nos inspira.

Consejos ” es el libro que el parvulario municipal Diana de Reggio Emilia ha elaborado para dar acogida a los niños nuevos y a sus familias. Un libro escrito e ilustrado básicamente por los mayores de la escuela, por las niñas y niños de 5 años, que permite descubrir la dimensión y el significado de la experiencia. Es una experiencia compleja, llena de valores, de emociones, de ideas, de conocimiento, de comprensión, en la que la mirada analítica y global de los niños permite descubrir qué es importante para ellos. Hace visible lo invisible de la educación y muestra lo más profundo de la enseñanza y, sobre todo, del aprendizaje. Consejos, como libro, invita a experimentar en solitario o en grupo, entre mayores y pequeños, invita a entrar en el juego de la pedagogía de Malaguzzi, invita a ser activo en la lectura, a dar color a sus páginas, invita a descubrir a través de la voz de los niños, la sutileza de la educación. Muestra con exquisita fineza, a través de textos e imágenes, una escuela en la cual los niños felizmente felices tienen posibilidad de descubrir, experimentar y expresar lo que ven, lo que sienten, lo que piensan, lo que imaginan de las cosas, de las personas, del mundo. Un mundo que en su escuela discute y dialoga, un mundo en el cual la historia y la realidad se combinan para proyectar un futuro posible, que se ha construido de manera colectiva entre niños y adultos. Consejos plantea un gran reto a cualquier educador, pero sobre todo a políticos y al maestro.

Cuando menos, trataremos de poner en práctica alguna de las ideas que en él se recogen.

¿26, 27, 28…alumnos/as por aula?

In RebelArte on 11/09/2013 at 08:01

2013-03-06 23.10.13_Clean

Nos llegan noticias de centros de infantil en los que se están metiendo más de 25 niños/as por aula por mandato de las comisiones de escolarización o de los servicios de inspección. La norma, en su ambigüedad, es clara al respecto: pueden hacerlo. Y lo están haciendo. Y los maestros, ¿qué podemos decir? Patalear.

Se emplea el argumento de la excepcionalidad, pero lo que unos entienden por excepcionalidad no es lo mismo que lo que entendemos la mayoría de nosotros. Excepcionalidad es una circunstancia extraordinaria que obliga a superar, de forma irregular, una norma; en el caso que nos ocupa: enfermedad grave de un progenitor, inexistencia de otra posibilidad de escolarización que no implique desplazamientos insensatos, traslado por violencia doméstica, sometimiento a tratamientos médicos o de otro tipo por parte del alumno y pocas más. En el resto de los casos habrá que adoptar otro tipo de medidas: oferta de otro centro o habilitación de otra unidad. No hay más.

Hasta el momento el límite de 25 fue sagrado, ahora ya no, cualquiera que ejerza una autoridad superior sobre un docente lo puede vulnerar. Y al docente no le queda otra que acatar, las represalias pueden ser muy fuertes. Hace años, si pasaba algo así, de inmediato había una manifestación de padres, de equipos directivos y de compañeros. Hoy no. Cada quién mira para lo suyo y cuida de que no se le eche a perder lo que tiene. Los abusos de autoridad, la sumisión, el acatamiento, la insolidaridad y la insensatez abonan un campo en el que crecen los desmanes pedagógicos. La cuestión es meter niños para dentro y que no haya protestas, así todos contentos excepto el maestro, pero como es un solo tampoco importa demasiado.

En realidad, ¿qué supone un niño/a más en clase? Esto es lo que se preguntan muchos, que luego apostillan, “en mis tiempos éramos 40 y aun así, salimos para delante”. Nos sobrarían argumentos para dar respuesta, pero nos falta el ánimo para hacerlo. Lo único que nos gustaría es invitarlos a hacerse cargo de un grupo de infantil de 3, 4 o 5 años. Un día, sólo un día, así sabrían por qué no se pueden soportar ratios tan elevadas atendiendo con profesionalidad a los niños.

Por otra parte, está el grupo de los “bien informados”, que de inmediaro nos dicen que los más recientes estudios no establecen correlación entre tamaño de las clases y resultados escolares, y que nada parece confirmar que la disminución del número de alumnado incremente el éxito académico, pero por supuesto, tampoco confirman que el aumento del grupo lo consiga. No es lo mismo un grupo de 25 en un centro de una zona residencial que los mismos en una de un polígono, ni que 15 en una escuela unitaria del rural del interior. Cuando nos hablen de esas investigaciones sería bueno que también correlacionaran el tamaño del grupo, el nivel, el contexto social y los resultados en base al punto de partida, no en base a un estándar final igual para todos.

Sobre esto habría mucho que hablar, en primer lugar, qué consideran éxito en la educación. Hasta ahora, los estudios internacionales a los que todos acudíamos, corroboraban la potencialidad compensadora e igualadora de la educación infantil en el caso de las desigualdades sociales. Eso es éxito educativo.

Pero, ¿esto sucede en todos los centros en los que hay gran demanda? No. La ratio de 25 se respeta en centros públicos de élite de las ciudades y sus excedentes revierten sobre otros no tan “excelentes”. Algo que, por supuesto, no sucede al revés.

Los centros supermasificados suelen ser aquellos sitos en lugares a donde acude población desfavorecida a la búsqueda de trabajos precarios en polígonos industriales y zonas suburbiales en los que la vivienda es más barata. En estas zonas, la pobreza, la marginalidad, la prostitución, la mendicidad y la violencia están presentes en la vida de muchos pequeños, así, la escuela cumplía, además, con la función de compensar las carencias derivadas de la falta de estímulo educativo en el seno familiar. Realizar esta tarea con alumnado tan diverso ya era difícil, porque las tasas de niños con necesidades son más elevadas que en otros sitios y porque el compromiso de los progenitores con la educación de sus hijos no está entre sus prioridades, pon lo cual el profesorado tenía que hacer malabares para atender debidamente a 25 criaturas. Y si con 25 era difícil, con 26, 27, 28 o más ya se convierte en un imposible.

Muchas y muchos de nosotros llevábamos años pidiendo la reducción de ratio; 25 era un exceso pero también una barrera psicológica para los que íbamos a tope en las aulas; estábamos mal, pero sabíamos que no podíamos empeorar. Y ahora, ¿dónde está el límite?, ¿cuál es el techo al que podemos llegar?, vulnerada la norma, todo vale.

¿Se pueden meter? Pueden. ¿El maestro los puede “aguantar”? Puede. ¿Estarán educativamente bien atendidos? No. Entonces, ¿por qué se permite esto? No es necesario ahondar en las razones económicas que maneja la administración, ni en las que llevan a las familias a emplear, incluso, el engaño para escolarizar a su hijo/a en un centro que ya sabe de antemano saturado: la prestación de servicios asistenciales en las horas previas y posteriores al tiempo escolar. No los queremos culpabilizar a ellos, pero sí a quien tiene la responsabilidad de dispensar a la ciudadanía una educación de calidad. Ellos tienen al deber de que haya una oferta que cubra todas las necesidades allí donde éstas surgen.

Escuchamos muchas razones que se oponen a este incremento, casi todas ellas relacionadas con la capacidad de las aulas y con cuestiones organizativas (mesas, percheros, autobuses para las salidas, zonas de juego, etc), todas ellas pueden ser rebatidas por las autoridades apelando a la creatividad y a la capacidad de resolución que siempre mostraron los maestros de infantil, pero lo que es incontestable es la pérdida de la calidad educativa y eso es lo que tenemos que hacerle ver a la sociedad. La regla es fácil de entender para cualquiera: a mayor número de alumnos/as menor atención a la autonomía, individualidad y singularidad de cada niño y niña. No tiene vuelta.

Ya veremos lo que sale de aquí .

Flores y espinas en la educación

In EmocionArte on 30/06/2013 at 11:48

13286_529511560440345_886197172_n

Un curso más, el cuarto, cerramos el blog por vacaciones y como en las anteriores ocasiones aprovechamos para hacer una reflexión balance.

Éste fue uno de los más duros que recordamos. La climatología no ayudó a aguantar la invernía permanente, ya que no hubo ningún anticipo del verano hasta el momento de su entrada; los críos estuvieron como fieras en jaulas los nueve meses. Las noticias y declaraciones vertidas (o recogidas) en los medios por los políticos y otra casta de pseudopensadores fueron demoledoras. Pero lo peor de todo, fue ver las situaciones de empobrecimiento acelerado de muchas de las familias de nuestro alumnado y de cómo ésto les está afectando. Estamos convencidas de que, lamentablemente, serán años que quedarán en nuestro recuerdo.

Hubo días que incluso pensamos que nada merecía la pena. Así hacia mediados de curso Innovarte sufrió su particular crisis, teniendo un “paro biológico” de un mes.

Por fortuna siempre hay algo que nos hace tirar para delante: los niños y niñas. Y por el contrario acordamos dejar de escuchar y leer todo aquello que nos era perjudicial para nuestra salud. Decidimos que teníamos que edificar nuestra propia mirada sobre la realidad escolar, poniendo en positivo todo aquello que la hace grande pese a la adversidad.

Los medios no suelen recoger –ni podrían- lo que acontece en las aulas en los últimos días de curso, y es una lástima, porque todas esos gestos de agradecimiento que se reciben por parte de las familias y del alumnado son el alimento del profesorado. Los recortes son terribles, las decisiones educativas son desatinadas, la presión social sobre la escuela es injusta, las críticas a los docentes son intencionadas, pero lo que nos hace comprometidos/as con nuestra profesión es el agradecimiento de nuestro alumnado. Puede parecer un disparate, pasamos todo el año echando chispas y a pesar de todo, un gesto, una mirada, un abrazo, una palabra, un hecho en el último minuto del último día de clase pode hacernos olvidar todos los disgustos sufridos y en ese momento empezar a pensar sobre los preparativos para el próximo curso. Somos gente extraña.

Los cómicos y los artistas suelen ser el colectivo sobre el que existe la creencia de que son gente rara, pero en realidad puede que los enseñantes seamos aun más singulares; también puede ser que tengamos mucho con los cómicos y con los artistas. Somos un colectivo hecho de una pasta especial. Al igual que ellos, un aplauso al final de la función es todo cuanto pedimos. Bien pensado somos muy fáciles de contentar, lo que no sabemos es por qué no se hace. Es una pregunta que nos formulamos muchas veces: ¿cómo es posible que individualmente cada familia nos esté agradecida por lo que hicimos por su hijo o hija, y sin embargo luego parece que tenemos a toda la sociedad en nuestra contra? Un misterio.

Sumado a eso, los docentes somos unos “adictos”, estamos enganchados a los efectos que nos produce ver la eclosión de cada uno de nuestros críos, que, como la secuencia que se recoge en el siguiente vídeo es un momento mágico y único. Los docentes de verdad, los que tienen la sensibilidad para apreciar y valorar la singularidad de cada niño y niña, saben que, en un momento u otro, florecerán y darán frutos hermosos y que en ese proceso, la mano de un maestro/a es determinante.

Por desgracia eso lo desconocen muchos responsables de las políticas educativas, que quieren tener cultivos de invernadero, pensando, en su ignorancia, que todas las plantas –niños- son iguales, a las que hay que aplicarle los mismos cuidados para obtener los mismos resultados. ¡Pobres!, no saben ellos del subidón que da recoger frutos inesperados incluso de las plantas más raras, de esas que por no tener no tienen ni hojas, de esas que sobreviven en los climas más adversos, de esas que por su aspecto no se podría esperar nada de ellas, de esas que se defienden con sus espinas. ¡Pobres!, ellos no saben de estas substancias que nos producen esos efímeros momentos de felicidad a los docentes. ¡Lástima para ellos!, pero los adictos, a pesar de las prohibiciones, seguiremos consumiéndolos aunque sea a escondidas. No podemos dejarlo, estamos enganchados.

Absentismo en infantil

In InformArte on 28/05/2013 at 09:32

Hoy queremos reflexionar sobre un tema que de partida ya nos supone posicionamentos contrarios. Se trata del absentismo escolar en educación infantil.
Para comenzar apuntamos cuál es nuestra opinión en cuanto a la escolarización en educación infantil:
1º Estamos de acuerdo con que no se considere una etapa obligatoria.
2º Aun escolarizados, no creemos en la necesidad de períodos tan prolongados con la rigidez horaria que se le aplica, 5 horas lectivas y 30 minutos de recreo para niños de 3-6 años no tiene sentido.
3º Respetamos la decisión de algún padres/madres que teniendo debidamente atendidos a sus hijos/as, deciden no escolarizarlos. Nos referimos tanto a los que se apuntan al homeschooling, unschooling, el whitout schooling, o a aquellos que sin adherirse a ningún movimiento, deciden no supeditarlos a la tiranía de los horarios, normas, condiciones, etc.
4º No siendo partidarias, entendemos que la educación infantil, en algunos casos supone una compensación, un respiro para niños en situación familiares de riesgo.
5º Sabemos que a pesar de las estadísticas muestran que los niños escolarizados en educación infantil obtienen mejores resultados académicos en las etapas posteriores, en los países a la cabeza de las evaluaciones internacionales externas no escolarizan a los pequeños hasta los 6-7 años.
Aun atendiendo a lo anteriormente expuesto, y justo en este momento en el que se están manteniendo reuniones informativas con las familias del alumnado que ingresará el próximo cursos, creemos que se les debería hacer saber que si deciden escolarizarlos tendrían que aprovechar debidamente esa plaza escolar que ocupan.
Lo que vamos a decir puede que sólo les afecte a un pequeño número de centros, como en los que nosotras trabajamos, con mucha demanda de plazas y largas listas de espera.
Las razones que nos llevan la esto:
1º Cuando se disfruta del derecho de tener una plaza escolar en un centro público hay que asumirlo con todos los deberes que esto supone, de lo contrario, sería mejor que le dejaran la otro/a aprovechar esa oportunidad. Ya sabemos que la administración debe ofertar plazas que cubran la demanda existente, pero también sabemos que no siempre hay cercanas al domicilio.
2º Se agrava esto si la atención al niño/a requiere de la intervención de especialistas, PT o AL, ya que estas profesionales organizan su horario en función de ellos y si no asisten, supone una pérdida para otros. Lógicamente estamos a hablar de razones diferentes a cuestiones de salud.
El absentismo escolar en infantil es un terreno delicado e “inexplorado”, no habiendo nada estipulado al respeto debido a esa concepción de etapa no obligatoria -que no sin obligaciones-, incluso no hay consenso entre la propia comunidad docente. Hay que se pregunta si se puede comparar el absentismo no justificado con el justificado (motivos de enfermedad), incluso entre el absentismo por motivos culturales o religiosos del que se produce por períodos vacacionales de los progenitores.
No debemos olvidar nuestra responsabilidad, en cuanto a que una ausencia prolongada puede estar ocultando una situación de desamparo o desatención de los niños. Y esto también está sucediendo, por lo que instamos a que:

a) La administración educativa dicte instrucciones sobre el absentismo: medidas, intervención, justificación de faltas, actuaciones en cuanto a notificaciones, evaluación de este alumnado, etc.

b) Que se estreche la relación entre el centro educativo y los servicios sociales de los ayuntamientos, indagando, interviniendo y ayudando a algunas criaturas a tener una mejor calidad de vida.

En algunas comunidades autónomas y/o ayuntamientos ya se hizo, y aquí se hace necesario iniciar algún protocolo de intervención.

Relaciones parentales saludables

In FamiliarizArte on 15/05/2013 at 07:32

Fathers and Sons Totem - detail

Conocimos el trabajo de la profesora María Riera de la Universidad de las Islas Baleares gracias a un artículo suyo que nos proporcionaron en nuestra visita a los centros infantiles de Pistoia (Italia). Llamó poderosamente nuestra atención su mirada serena y racional de la infancia, con una crítica explícita la concepción de la escuela que se limita a asistir y preescolarizar, inmersa en un activismo sin sentido que hace perder de vista cómo son los tiempos de los niños, en la que se sobredimensionan unos lenguajes sobre otros, en centros tan masificados que conducen inexorablemente al anonimato. En ese artículo, se preguntaba finalmente la autora, dónde quedaban los tiempos vitales y sociales de las criaturas.

Ahora, a raíz de las entradas que publicamos en el blog, sobre programas televisivos en los que se dan pautas de actuación para los padres/madres y sobre las políticas de parentalidad positiva, nos acordamos de otro artículo suyo en el que exponía un programa de intervención con familias en situación de dificultad, la experiencia del ““Espacio familiar de Camp Rodó””, en el que participa y que tiene como objetivo fundamental trabajar el vínculo afectivo padres-hijos. En éste, relata que los usuarios de los espacios familiares le llegan derivados por las diferentes administraciones públicas y que el punto fuerte de la eficacia del programa radica en la coordinación de recursos y de servicios sociales comunitarios tratando de que los padres/madres aprendan a:
-recuperar el placer de estar con los hijos,
-disfrutar mirando y observando a los hijos,
-escuchar y atender las demandas de los hijos,
-compartir vivencias sobre la paternidad/maternidad con otros padres y madres,
-hablar, escuchar y crecer juntos.

Grandes objetivos, que a pesar de que todos pensemos que son inherentes al papel de padre o madre, hay que desarrollarlos y ejercitarlos, pero no todo el mundo sabe cómo hacerlo. Por ello consideramos tan destacables iniciativas como las de “Camp Rodó” y a labor de María Riera, quien además dirige un interesante Máster universitario en Primera infancia: perspectivas y líneas de intervención, en la UIB.

Imagen: “Fathers and sons“, Peter Michel.

Tonucci en el Gaiás

In InformArte on 08/05/2013 at 08:00

Ayer asistimos a una conferencia de Francesco Tonucci en la Ciudad de la Cultura de Galicia. No recordamos el título porque esto es irrelevante, al igual que tampoco recordamos el de otras muchas que le escuchamos. Tonucci es una de esas personas que tiene tal capacidad de comunicación y de convocatoria que a nadie le importa que el substrato del discurso se mantenga a lo largo de los años, aunque de cada vez lo titule de forma diferente. Puede que ese sea uno de sus puntos fuertes, que junto con la mirada que tiene de niño hacen de él un referente mundial. Así, cientos de docentes llegados de todas partes –a pesar de que el lunes impartió en Pontevedra- nos acercamos al Gaiás a las siete de la tarde. Esto hay que decirlo para que lo sepan aquellos que le recriminan al profesorado que sólo acude a la formación cuando precisa los puntos para el sexenio; pues esto confirma que no es cierto: por esta actividad no se podía percibir bolsa de desplazamiento ni certificación.

Nos habló de que la escuela actual sigue siendo una escuela de “completamiento”, al igual que lo fue en el pasado cuando sólo era accesible para una élite,  con la diferencia de que a día de hoy se dedica a completar algo que no existe, en consecuencia, es como poner las bases en el vacío. Por medio de sus conocidas viñetas -que firma como Frato- nos fue mostrando muchas de las incoherencias y anacronismos de la escuela actual y de los maestros/as.

En una atmósfera casi reverencial escuchamos fascinados la voz serena y pausada de Tonucci que nos hablaba de la escuela ideal, haciéndonos soñar con maestros sensibles al sentir de los niños. Allí, en aquel edificio tan moderno era como si estuviésemos dentro de una burbuja irreal, con un diseño constructivo sofisticado, con la temperatura idónea, con luz clara, todo acorde, en la que nada desentona, haciendo de aquello una experiencia grata bajo condiciones controladas. Sin embargo, si mirábamos a través de las cristaleras podíamos ver un paisaje no domesticado, hermoso pero abrupto. Los cortes de las excavaciones, peñascos destrozados por la maquinaria que dejaron una brecha sin cicatrizar donde surgían desde las plantas más resistentes y autóctonas como pueden ser los tojos o los brezos, así como otras ajenas que tratan de hacerse un hueco en medio de ellas o en las agrietas de las piedras. Así visto desde nuestra comodidad de dentro, incluso parecía que esta diversidad del exterior –ahora con su esplendor primaveral- le confería una belleza que complementaba la asepticidad de laboratorio del interior. Era un hermoso contraste. Era bonito verlo desde dentro y versar sobre ello. En esa imagen bucólica y amable tan sólo “estorbaba” un viento terco que soplaba con fuerza, -en un momento hasta la voz de Tonucci se vio superada por su sonido, lo que provocó la sonrisa de los asistentes. No paró de llover y de ventar en toda la tarde, tan sólo podíamos olvidarnos del temporal si no mirábamos para fuera, a pesar de que obstinadamente éste se hacía notar. En ese ambiente cálido discurrió la intervención. Lo malo fue cuando tuvimos que marchar y vimos que fuera todo seguía igual o peor; también puede ser que ahora se notaba más, máxime después de estar tan a gusto con nuestras ensoñaciones necesarias pero también traicioneras.

Para nosotras, la visita al Gaiás siempre suponen la dolorosa constatación de la gran distancia entre lo idealmente proyectado y lo realmente ejecutado. Y ayer no fue diferente.

Crowfunding o micromecenazgo

In InformArte on 08/04/2013 at 16:37

Nuestra amiga Fátima que lleva ya dos años como maestra en St. Louis (EEUU), siempre nos está dando ideas nuevas que funcionan en el ámbito americano, en este caso nos hizo partícipes de una modalidad de finanzación de proyectos –también educativos-: el crowdfunding, que ella recoge muy bien en su blog “Teaching in St. Louis“, de lectura recomendada para quien quiera pasar por la experiencia de la docencia en el exterior.

Tenemos que confesar que al leer en qué consiste el crowdfunding, de pronto pensamos que era lamentable que los maestros tuviéramos que ser, además, buscadores de financiación, pero en seguida caímos en la cuenta de que era algo que siempre habíamos, bien adhiriéndonos a proyectos oficiales, institucionales o procurando ayuda en el entorno.

Cuando se va de visita a un colegio, siempre hay alguien que va contando el origen de los fondos y “tesoros” que poseen, llegando a situaciones que pueden rozar a veces lo inverosímil. Pues bien, aquello que antes de reducía al ámbito de la localidad: búsqueda de patrocinadores para los equipos deportivos o para publicaciones, donación de fondos para la biblioteca por parte de las librerías locales, rifas para viajes escolares, sorteos, orquestas que daban conciertos para recaudar fondos para arreglos urgentes en los centros o para una ONG, etc, ahora pode tener una mayor proyección.

También hemos hablado en muchas otras ocasiones de iniciativas como la del REMIDA -que abastece de recursos a las escuelas de Reggio Emilia-, un centro de reciclaje al que las industrias locales donan sus excedentes. Hay muchas modalidades de microfinanciamiento.

Pensad que no estamos a hablando sólo de dinero, ya que, a veces interesa más el material. Baste recordar la de veces que perdimos tiempo tratando de adivinar dónde encontrar recursos para llevar a cabo un determinado proyecto. Esto puede ser una interesante opción.

Como dice Fátima, sólo precisamos que alguien tome la iniciativa de crear un espacio web en el que publicar los proyectos educativos a desarrollar y sus necesidades.

No creáis que incurrimos en la ingenuidad de no ver lo negativo, pero llegamos la un punto en el que hay que sopesar las ventajas e inconvenientes y tirar para delante por mor de lo que realmente es importante: la escuela y los niños/as. Mirado en positivo, incluso puede ser una lección de emprendimiento ahora que está tan en boga la cultura emprendedora.

Síndrome de la puerta giratoria en la educación pública

In RebelArte on 02/04/2013 at 08:04

Se le aplica esta denominación a aquellas situaciones en las que hay entradas y salidas pasando de un sistema a otro, como por ejemplo a los políticos captados del sector privado que tras ejercer en el ámbito público, retornan a aquello en lo que estuvieron influyendo. También se usa con aquellos jóvenes que tras independizarse tienen que regresar al hogar familiar por problemas económicos. Últimamente también se emplea para referirse a lo que viven aquellos hijos/as de padres separados a los que de inmediato les van presentando las nuevas y sucesivas parejas de sus progenitores.
Nosotras dimos en usarlo para con un efecto de la crisis que estamos empezando a percibir, justo ahora en el momento de solicitud de matrícula. Padres y madres educados en la escuela pública, que en los tiempos de bonanza económica quisieron llevar a sus hijos/as a centros privados más acordes con el estatus que pudieron disfrutar por un tiempo -bien diferente del de su infancia-, y que ahora, por los cambios acaecidos, se ven en la necesidad de solicitar plaza en centros públicos ya que no pueden sostener las cargas económicas que esto le suponía. Un curioso efecto boomerang que tiene o mejor dicho, tendrá sus consecuencias, porque el tránsito por un sistema diferente genera unas expectativas bien distintas de lo que es la prestación del servicio educativo, que sumadas a la incomodidad del cambio, acaba produciendo un gran malestar, tanto para los nuevos “residentes” como para los “habitantes” de la casa. Las costumbres no son las mismos que cuando marcharon, algo mudó, por ello, la readaptación va a ser dura, para unos y para los otros.
No vamos a entrar aquí en aquello que diferencia a la escuela pública de la privada (incluso de la concertada), ya que todos tenemos una idea bastante aproximada sobre esta cuestión. Ahora bien, hay ciertas atenciones de la privada más dirigidas a la captación del cliente que van más allá de lo estrictamente educativo. Y eso será el elemento que echarán a faltar estas familias en la escuela pública. Esa será la piedra de toque. Ese será el motivo de discrepancia e incluso de descalificación de la escuela pública.
La solución: no hay solución, porque es algo ajeno a nosotros. Pero podemos evitar comparaciones odiosas si desde el primer momento en el que estos padres pisan el centro tratamos de mostrarle los puntos fuertes de la escuela pública, destacando las ventajas que esto tendrá para la educación de sus hijos. Sin complejos, que nuestro gran problema es que siempre vendemos más lo negativo que lo positivo (otra de las cosas que nos diferencia de la privada). La escuela pública es una gran opción para ellos y sus hijos, no es una desgracia sumada a las otras que ya tienen.
Pero es una visión que primero tenemos que creer nosotros mismos para ser capaces de transmitírselo a las familias.

Niños/as teflón

In RebelArte on 11/03/2013 at 22:36

Hace unos días escuchamos por primera vez una nueva denominación de esta generación que ahora tenemos en las escuelas que nos pareció bastante certera, les llamaba niños/as teflón, a los que nada se les pega y todo les resbala.

Una de las singularidades del teflón es su impermeabilidad, algo que también caracteriza a estas criaturas.

Es cierto, no podemos negarlo, hay días que coincidimos con esta denominación.

Bien sabemos cuál es el motivo de que sean de teflón y de su antiadherencia, pero a veces hay que ser muy cabal para no perder el sentido en la escuela. Siempre decimos que este no es un trabajo de grandes esfuerzos físicos pero sí de una gran contención y autocontrol.

Pasado el momento inicial de aplaudir la ocurrencia (lo acuñó el canadiense Daniel Kemp), hace falta una reflexión sobre el motivo por el que en estos críos nada tiene efecto.

Puede que el actual sistema educativo no sea adecuado a sus intereses e inquietudes –sobre esto ya está casi todo dicho, está asumido, pero no se traduce en cambios-; puede que la dejación de responsabilidades parentales también tenga mucho que ver; puede que toda esta locura de actividades por las que van pasando a lo largo del día también tenga su parte de culpa; puede que los medios de comunicación a los que están expuestos faciliten su anticipación al mundo adulto sin una adecuada vivencia de su infancia, puede… Todas y todos los que nos dedicamos a esto ya sabíamos cómo iba a acabar el cuento, pero tampoco podíamos hacer nada para pararlo porque es un síntoma/signo de los tiempos y de la sociedad en la que vivimos.

Ahora bien, saber de lo que adolecen, nos tiene que dar las pistas para nuestra intervención desde la escuela.

El pasado sábado tuvimos la fortuna de escuchar a Angélica Sátiro en el XXV Encuentro de Filosofía para Niños en Sanxenxo. En una conferencia magistral articulada alrededor de las sinfonías nº 9 de Beethoven, Schubert, Mahler y Dvorak, fue desgranando lo que es pensar, las habilidades de pensamiento –una cartografía del paisaje interior- y el pensar sinfónicamente.

Si la traemos ahora aquí, al hilo de la reflexión sobre los niños teflón es porque es posible que lo que ella expuso sobre las habilidades de pensamiento sea lo que hay desarrollar en la escuela como antídoto a esa desidia infantil. A esto le dedicaremos otra entrada en el blog.

Éxodo hacia las escuelas unitarias

In RebelArte on 11/03/2013 at 21:03

Huellas en el mar

En estos días de conversaciones con conocidos surgió en varias ocasiones un tema que no nos sorprende: el éxodo hacia las escuelas rurales.

Se da de tres formas pero todas ellas van a suponer una revitalización de las escuelas unitarias.

1º Padres y madres residentes en pequeñas villas satélites de ciudades que se decantan por las escuelas unitarias para escolarizar a sus hijos e  hijas. Las razones que esgrimen: menor ratio, trato personalizado, menor masificación de los centros y mejores relaciones familia-escuela.

2º Padres y madres residentes en las ciudades que derivado de la crisis vuelven las aldeas de origen de sus familias. Es un goteo que aún no se está notando significativamente en las escuelas pero que va en aumento.

3º Maestras y maestros de infantil que, hartos de las exigencias y burocratización de los macrocentros, piden traslado para las escuelas unitarias, a la búsqueda de un ritmo de trabajo más respetuoso con los tiempos de los niños/as, de una menor ratio y de una vuelta a la esencia del trabajo docente a día de hoy ahogado entre millares de papeles, protocolos, festejos y reuniones infructuosas.

Como se puede ver, en el caso de las familias que eligen esta opción nos encontramos con dos tipos: las de escasos recursos económicos, y las que con una cierta solvencia priorizan otras cuestiones por encima de las ventajas de los grandes centros. Lo que las diferencia es que éstas últimas, lo toman como algo temporal y les preocupa no conseguir en el futuro plaza para sus hijos en los centros referenciales urbanos en los que les gustaría desarrollen la enseñanza primaria y secundaria.

En el caso de los docentes que optan por una plaza en una escuela unitaria también nos encontramos con dos tipos: los que lo toman como una opción profesional tras la experiencia en otros grandes centros –por su puntuación suelen estar en destinos muy cercanos a villas o ciudades-, y los noveles que no les queda otra que elegir esas escuelas que, por lejanas, no las quiere nadie.

En los tres discursos aparecen las mismas razones dadas desde una perspectiva u otra: menor ratio profesor/alumno, atención personalizada, ritmos acordes con las edades de los niños no sometidos a las tiranías de los timbres, más relación y menos pantomima. He aquí los indicadores de calidad de una escuela infantil.

Si nos años 70 hubo un cierre de las escuelas rurales y se consideraba signo de progreso ir a los centros de EGB comarcales, a día de hoy la percepción es bien distinta. Las escuelas unitarias cuentan casi con más recursos y apoyos que los centros de referencia, y al tiempo, suman entre sus ventajas un menor número de alumnado, que aún de edades diferentes facilita la interacción entre iguales.

Como apuntábamos al inicio, nos alegra esta visión, máxime en los días previos a la apertura del plazo de matrícula cuando todo se reduce a llamadas telefónicas de padres/madres preguntando por el horario de apertura del centro (7:30-21:30), o por las actividades y servicios que oferta (dato curioso: nadie pregunta por el proyecto educativo). Como decimos, nos alegra esta opción en tiempos en los que al abrir los periódicos se ve media página dedicada a la publicidad de centros infantiles 0-3 y 3-6 en los que chupan el biberón con un iPad en la mano realizando juegos “educativos” en inglés acompañados de música de los grandes clásicos, para luego sumergirse en piscinas desde las que pueden ser seguidos por sus progenitores a través de las webcam a las que se conectan desde sus sofisticados smartphones.

Es bastante improbable que se vuelvan a abrir todas las escuelas rurales que se cerraron en los últimos años, pero también es posible que con este movimiento se eviten nuevos cierres.

Para unas familias es una salida, para otras una opción, al igual que para los maestros, pero para las escuelas y para las aldeas es una ocasión que no deben desaprovechar.

El buen profesor

In ActualizArte on 28/01/2013 at 08:40

Hace poco leímos en el blog Observatorio de innovación educativa liderado  por el  filósofo José Antonio Marina, director del CEIDE, y coeditado por la pedagoga Carmen Pellicer, subdirectora del mismo; un post titulado El buen profesor, que queremos compartir y del que recomendamos su lectura..

Vamos buscando, como dice José Antonio Marina, buenas prácticas educativas, como semillas de cambio que, de savia vigorosa, sean capaces de comerse tanta cizaña mediática que hace tambalear la esperanza de que la educación puede transformar un futuro que vemos tan incierto. Y sabemos que, en el fondo, todas las experiencias educativas de éxito tienen un solo elemento en común: buenos profesores que las incitan y acompañan, no para brillar ni presumir, sino para que sus alumnos aprendan y crezcan. Por eso, muchas están ocultas y quedan en lo secreto de la cotidianidad de cientos de nuestras aulas.

Queremos desvelarlas, y a sus artífices, los buenos maestros.
Aprendemos cada día de todos ellos el significado y el poder que se esconde detrás de “dar clase”, de ponerse delante de un grupo de niños, que, aunque solo por un instante están expectantes. Algunos, cual magos del espíritu, son capaces de lograr imposibles y marcar huellas en sus mentes y en sus corazones. ¿Cómo son esos protagonistas de las mejores clases? ¿Cómo es un buen profesor?

Este es nuestro particular decálogo:

1. Sabe y cree que lo que sabe es importante y necesario para comprender la vida y a uno mismo, y para avanzar, y por eso profundiza en el conocimiento de lo que quiere enseñar y busca las maneras de hacerlo sencillo y comprensible para todos los alumnos.

2. Conoce bien a sus alumnos, no solo como son, sino también por qué son como son y, sobre todo, de qué son capaces. Tiene de cada uno de ellos una visión de hacia dónde pueden crecer en todas sus dimensiones, y sabe cómo empujarles hacia adelante para lograr lo mejor de ellos mismos.

3. Identifica las necesidades y los momentos en los que está cada alumno y cómo afectan a su desarrollo personal y genera una multiplicidad de oportunidades y recursos variados para que todos se impliquen y aprendan en profundidad.

4. Maneja con agilidad diferentes estrategias y metodologías que dotan a la clase del ritmo y las tensión necesaria para estimular la motivación, la curiosidad, la atención y la reflexión de sus alumnos.

5. Hace a sus alumnos cada vez más autónomos y protagonistas de su propio aprendizaje, creando un clima cálido y respetuoso de participación y colaboración mutua, gestionando los conflictos con firmeza y eficacia.

6. Fomenta la creatividad y amplía los horizontes de aprendizaje facilitando el acceso a diferentes recursos, experiencias, lenguajes, interlocutores y herramientas tecnológicas.

7. Dedica tiempo y esfuerzo personal a pensar sobre cada uno de sus alumnos y sus clases, que prepara, planifica y modifica a la vez que estudia, investiga y contrasta para crecer con y para ellos.

8. Acompaña los procesos de maduración y aprendizaje de cada alumno, evaluando y discerniendo sobre lo que ve y lo que revela aquello que ve, y proponiendo iniciativas de mejora y superación continua.

9. Comparte su conocimiento y experiencia, y trabaja en equipo con sus compañeros, implicándose en un proyecto común que ayude a sus alumnos más allá de su aula y de su misma escuela, haciendo cómplices de su educación a las familias y otros agentes sociales presentes en la vida local.

10. Disfruta de los éxitos de sus alumnos y vive sus fracasos como propios, cree en lo que hace y sabe que lo que hace puede marcar una diferencia en sus vidas, y por eso se compromete con ellos, y saca lo mejor de sí mismo para ellos.

Pero creo, que al final, y después de muchos años de docencia, he aprendido que tienes que quererles lo suficiente para que te importen. Esto no se puede poner en el decálogo porque el cariño no se puede exigir, solo regalar. Por eso, delante de cualquiera de mis grupos de alumnos, pequeños y grandes, necesito dejarme seducir y embaucar por ellos, y entonces dejarme la piel y la vida en arrancarles sonrisas, miradas de complicidad, preguntas e inquietudes, hacerles enfadar y sorprenderles.
Y entonces ese cariño que se nutre del roce diario, la impaciencia, el cansancio superado, la rutina que se rompe, a la vez que de las miles de recompensas fugaces que recibes cuando les ves crecer y ser más y mejor. Ese cariño es el que les educa, y el que te sostiene a ti.

 Creemos que todas y todos nos sentimos identificados con estas palabras de Carmen Pellicer, y en estos tiempos de desánimo y malestar por el  futuro de nuestra bienquerida educación, se hace necesario tener muy presente sencillos decálogos cómo este que hacen que en los chispeen nuevamente los ojos al pensar en nuestra vocación, en nuestra labor, en nuestro alumnado y en el futuro de toda una generación.

Enciclopedia virtual sobre el desarrollo de la primera infancia

In ActualizArte on 11/01/2013 at 19:40

Ya podemos acceder en español a la Enciclopedia sobre el desarrollo de la primera infancia producida por el Centro de Excelencia para el Desarrollo de la Primera Infancia de la Universidad de Montreal, destinada a responsables políticos, planificadores y proveedores de servicios y familias.
Agrupa artículos escritos por expertos de renombre internacional sobre temas relacionados con el desarrollo de los niños/as, desde la concepción hasta los cinco años.
Los 47 temas fueron elaborados desde tres perspectivas: el desarrollo, los servicios y las políticas. Para cada tema hay una síntesis que ofrece, en un formato simplificado, los puntos claves que serán de gran utilidad para los profesionales y planificadores. Esta síntesis responde la tres preguntas: Por qué es importante este tema? Cuáles son los datos más actualizados y concluyentes disponibles sobre este tema? Y qué podemos hacer para mejorar los servicios, las políticas y la investigación?
Es una herramienta única on line, de acceso libre y abierto, presentada en tres niveles de lenguaje (artículos de expertos, síntesis y mensajes claves): está disponible en inglés, francés, español y portugués, lo que hace que sea accesible a una amplia audiencia en todo el mundo.

Desde aquí la lista completa de temas.

5 mentes del futuro

In ActualizArte on 17/12/2012 at 08:56

En momentos de gran confusión en los que todo el mundo opina sobre la función y objetivo de la educación, creemos que puede resultar esclarecedora la lectura de la publicación “Las cinco mentes del futuro” de Howard Gardner.

El cultivo de la mente disciplinada, de la mente sintética, de la mente creativa, de la mente respetuosa, de la mente ética, en eso podríamos resumir la finalidad de la escuela en los tiempos actuales. Cinco frentes a trabajar desde todos los ámbitos.

En un tiempo de sobresaturación de información, imposible de memorizar, se hace necesaria una mente disciplinada, que se capaz de cuestionarla, de buscar la relevante y descartar la falsa; una mente que sintetice (mente sintética) esa información dotándola de sentido para así poder transmitírsela a los demás, creando nuevas formas de entenderla (mente creativa), respetando distintas creencias, formas de vida, de cultura (mente respetuosa), encarnando el compromiso ético y la excelencia (mente ética).

Sencillo; no se necesitan más indicadores de calidad educativa, tan sólo que cada uno, desde su ámbito (escolar, familiar, administración, etc), compruebe si su tarea favorece estas cinco mentes.

Entrevista a H. Gardner sobre el libro.

RELAdEI

In ActualizArte on 24/10/2012 at 07:48

Nos llega la noticia de la aparición de una nueva publicación sobre la infancia. Se trata de RELAdEI, la Revista del Instituto Latinoamericano de Estudios sobre la Infancia, una publicación científica que se dirige a un público variado pero con un interés común por el mundo de la infancia y su desarrollo: político, docentes, investigadores, familias, gestores de servicios públicos o personal dedicado a los niños y niñas, etc.

En este primero número el equipo editorial dirigido por el profesor Zabalza, acordaron dedicárselo a la recordada Lourdes Taboada, maestra, asesora y presidenta fundadora de AGAMEI, a la que tanto le debemos en el campo de la formación del profesorado de educación infantil en Galicia. Con tal motivo, recuperaron el texto de su intervención en Vitoria en el año 2001 en unas jornadas de ikastolas, que versaba sobre la lengua escrita y las nuevas tecnologías. Nos separa más de una década, y muchos cambios han ocurrido en ese tiempo, a pesar de todo, las reflexiones de Lourdes y sus preguntas siguen sin encontrar respuesta, por lo que recomendamos la lectura de este artículo de plena vigencia y relevancia en la actualidad.

Otros interesantes artículos de Franco Frabboni, Battista Quinto Borghi, Inés Corte Vitoria y Rossella Casso, junto con experiencias de aula, entrevistas y reseñas, completan este primer número de RELAdEI al que se puede acceder gratuitamente así como a la web de ILAdEI.

Buena andadura.

Informe estatal sobre la Educación Infantil

In ActualizArte on 17/10/2012 at 07:04

El pasado 29 de septiembre se presentó en Madrid el documento “Planteamiento, situación y perspectivas de la Educación Infantil en España”, elaborado por la Plataforma estatal en defensa de la etapa de Educación Infantil, en el que se da un panorama global, analítico y objetivo de su situación en todo el Estado.

Según indican sus redactores no es una obra exhaustiva que pretenda dar cabida a todas las casuísticas que se pueden dar en las CC.AA, a pesar de que las ideas centrales forman parte de los planeamentos autonómicos con toda la diversidad y heterogeneidad que se contemplan en los diferentes territorios y regiones. Así mismo, declaran que pretende ser una llamada de atención para el duro momento presente que estamos viviendo y para construir un futuro que contenga los principios de la educación infantil y que recoja los avances que se van produciendo en los diferentes campos científicos sustentadores de las ciencias psicopedagóxicas.

Para nosotras, uno de los mejores trabajos que se ha hecho sobre el panorama de la educación infantil en España y de la concepción que se tiene de la infancia. Merece la pena tenerlo de referencia para conocer como fue contemplada en los distintos reglamentos normativos, (LOGSE, LOCE, LOE, LOMCE), de sus puntos fuertes y de sus aspectos de mejora.

Imagen: “El chaparral”, Pamen Pereira

Premios Francisco Giner de los Ríos

In PremiArte on 18/09/2012 at 06:57

El día 17 de julio se publicó en el BOE la XXVIII convocatoria de Premios Francisco Giner de los Ríos a la mejora de la calidad educativa, los más prestigiosos galardones educativos en España.
Cuentan con una dotación económica a la altura del esfuerzo que realizan aquellos que desarrollan las experiencias educativas más innovadoras. Esto es algo muy importante porque hay que poner en valor el esfuerzo y la dedicación; los galardones importan, pero en la sociedad que vivimos, bien sabemos que el valor de las cosas siempre se asocia a su coste. Entonces, 24.000€ para el premio especial del jurado y 15.000 para cada uno de los siete restantes distribuidos entre todos el niveles de enseñanza no universitaria. Los Premios Francisco Giner de los Ríos son un referente a nivel estatal y los promueve el Ministerio de Educación Cultura e Deporte y la Fundación BBVA.
Hemos hablado aquí de que hay que poner en valor la educación, el trabajo de los docentes; no decimos que sea la única manera de hacerlo, pero estos reconocimientos ayudan, y aún ayudarían más si fueran retransmitidos por los medios de comunicación. Lo hace el cine o la televisión, lo hacen los músicos, los cocineros, y por qué no los docentes. Qué podría suponer que en horario de mayor audiencia se emitiesen unos premios a los maestros y profesores de los hijos de cualquiera de los telespectadores y se les explicase a la audiencia el motivo por el que fueron galardonados. A nuestro entender, sería una manera de poner en valor el hecho educativo, siempre y cuando los trabajos se ajustasen a los postulados, cada vez más vigentes de Francisco Giner de los Ríos y de la Institución Libre de Enseñanza.

Antía Cal, la Maestra

In ActualizArte, EmocionArte on 25/06/2012 at 09:47


Ayer tuvimos el gusto de asistir a la entrega del Premio Trasalba 2012 a Antía Cal En un hermoso acto en Amoeiro, en la Casa Grande de Cimadevila, se reunió a alrededor una importante representación de la cultura de Galicia, para reconocer la gran aportación de esta mujer a la educación; una de esas iniciativas civiles de base destacables en nuestra tierra, que, como decía Víctor F. Freixanes, hay que reseñar, porque surgen de la iniciativa particular no esperando a que vengan de arriba para bajo por parte de las autoridades o de la administración.

En un día y en un paraje único, con un cielo aun lleno del humo de la noche anterior llegamos a las tierras de D. Ramón Otero Pedrayo, os chans de Amoeiro, un lugar de esos que tan sólo se pueden encontrar en Galicia, con una vegetación autóctona en máximo momento de esplendor: castaños estrellados con sus flores, cerezos rebosantes de papudos frutos rojos, robles centenarios en los que ya asoman las bellotas, rosales silvestres que hacen de muro en los caminos, millares de dedaleras moradas y zarzas llenas con la flor de la luna de San Juan. Un lugar de contrastes, donde lo religioso y lo pagano van de la mano, y en el que cada último domingo del mes de junio, la Fundación Otero Pedrayo, reconoce la labor de una personalidad por nuestra lengua y por nuestra cultura.

A este lugar de naturaleza no domesticada por la mano del hombre -al que hasta de ahora no había llegado Antía Cal, pese a que siempre que pasaba por la carretera de Ourense miraba con pesar y decía “por ahí se va la Trasalba”-, llevó ayer su discurso, también, como ella, indomable; un alegato por la primera educación de los niños y de las niñas.

Antía Cal, -a la que ahora hacía cerca de cinco años, que no veíamos-, llegó con la energía y determinación que la caracteriza, y como quien echa fuera la rabia, denunció la situación que está viviendo la educación en Galicia. Con una exposición valiente, en un discurso que le dedicó a su esposo Antón Beiras, -su compañero de viaje/viajes y mentor en el galleguismo-, habló de las falacias de las tesis oficiales sobre la excelencia, el esfuerzo o la calidad en la enseñanza. Puso en pie varias veces al auditorio que no se cansaba de escuchar las razones de una octogenaria que sigue creyendo en aquello que la llevó a fundar un colegio diferente en Vigo en los años 60, en el que se le enseñaba a los niños y niñas a pensar y a ser ciudadanos con derechos.

Se emocionó y lloró con la rabia cuando recordó a su padre, un hijo de la aldea que tuvo que emigrar la Cuba analfabeto – “para vergüenza de España”, algo que por desgracia, en los tiempos que corren, ahora puede volver a acontecer con los recortes a los que está siendo sometida la escuela rural que echaran a perder todas las siembras de Antía y de otros muchos como ella que trabajaron por la mejora de la educación en Galicia.

Para no extendernos, más, como en un ejercicio de revitalización profesional, aconsejamos leer su discurso completo que se publicará en la web de la editorial Galaxia. Nos hará bien a todos y a todas los que ya estamos cansados de escuchar palabras vacías de sentimiento por la educación.

Con motivo del premio, la Fundación Otero Pedrayo publicó el libro “Antía Cal. Sementar no futuro”, en el que se recogen artículos de Xesús Alonso Montero, Xosé Neira Vilas o Antón Costa entre otros; una carta que le había dirigido D. Ramón; un poema que Celso Emilio Ferreiro le dedicó a los niños y niñas del Colegio Rosalía de Castro; la visión de Marta Mata y Pilar Benejam sobre la labor de innovación educativa de Antía en Galicia; cariñosos y agradecidos reconocimientos de algunos de sus alumnos y compañeros, así como una completa cronobiografía.

Nosotras también hicimos nuestra aportación para esa publicación, con un pequeño artículo que leva por título Antía Cal, la Maestra, en el que tratamos de mostrar la admiración que sentimos por Tita, para nosotras un ejemplo de mujer innovadora, adelantada a su tiempo, comprometida con la educación y cultura gallega, de la que recomendamos, para quien no la conozca, la lectura del libro en el que se recoge su memoria “Este camiño que fixemos xuntos“, publicado en el año 2006.

No podíamos imaginar mejor manera de cerrar este curso escolar que con un homenaje a la educación de los primeros años como ayer defendió Antía Cal, y que se puede leer desde aquí en “Carta a Antón Beiras“.

Tonucci, el niñólogo

In ActualizArte on 20/02/2012 at 10:05

Días atrás, Francesco Tonucci estuvo en Granada para recoger el premio al Mérito en Educación. Allí también impartió la conferencia “¿Cómo puede ser la escuela para el mañana?” que ahora pusieron la disposición de todos a través de la red. A lo largo de una hora, con la clarividencia y sencillez que lo caracteriza fue desgranando unos y otros temas que inciden en lo que siempre insiste, en que hay que colocar al niño en el centro de las políticas, acciones y diseños de la sociedad de cara a la educación de la infancia.

Entre otros, tomamos los siguientes apuntes:

-Si bien la escuela de antes no le gustaba a los niños, la escuela de ahora sigue sin gustarles; la diferencia con respecto al pasado es que ahora tampoco le gusta a las familias ni a los propios maestros.

-Los padres de hoy en día más que buscar la complementariedad educativa con la escuela, se convirtieron en los “sindicalistas” de sus hijos.

-En el seno de los claustros tiene que darse un debate sobre qué debe hacer la escuela para ser educativa por sí misma; cómo puede ofrecerse la escuela como un lugar donde sentir un ambiente hermoso, rico, cuidado, con libros, con música, en el que estar ya significa de alguna manera, educarse.

-No hay métodos de aprendizaje de lectura, el único método es regalarle lecturas a los niños/as.

-La escuela tiene que ser abierta y de escucha, interesada en lo que el niño puede aportar.

-Los materiales escolares verdaderos no son los libros de texto, son las ideas de los niños.

-En la escuela tienen que trabajarse un gran abanico de lenguajes, porque cuando la escuela dice que lo más importante es leer y escribir, ya está excluyendo a los que no están dentro de esos parámetros.

-Hay que eliminar la división por aulas y pasar a una concepción del espacio y del trabajo por talleres.

-En la actualidad, los legisladores, estudian lo que precisa el mercado y eso lo trasladan a la escuela.

-El desafío actual de la escuela, de la educación, de las familias y de los docentes es hacer a los niños felices realizando sus deseos y desarrollando sus potencialidades.

-Apuesta por la escuela pública por ser la más diversa; no teniendo nada en contra de las privadas, entiende que son lugares donde se reduce la diversidad.

-Los niños son niños por tan poco tiempo que no puede dejarse al azar, a la suerte que tengan un buen maestro. Tener un buen maestro es un derecho de todos los niños.

-La escuela no se cambia con leyes. Un buen maestro no puede hacer una mala escuela aunque las leyes sean malas; un mal maestro no puede hacer una buena escuela aunque las leyes sean buenas. Por lo que, para mejorar la escuela, hay que mejorar la formación del profesorado.

Lo recogemos en este blog porque creemos que el visionado de este vídeo puede ser un buen punto de partida de un debate que puede darse en el claustros, en GT, SP o PFAC, alejado de derrotismos y de culpabilizaciones ideologizadas políticamente.

Que cada cual reflexione sobre si está siendo un buen maestro que contribuye a hacer una buena escuela en la que el niño es el centro de las decisiones educativas que se toman.

Existen los buenos maestros?

In ActualizArte on 13/02/2012 at 19:43

¿Existen los buenos maestros?, ¿cómo son?, ¿dónde están?, estas y otras preguntas son las que se van haciendo los autores de “Profesores y profesion docente: entre el ser y el estar, libro recientemente publicado por la editorial Narcea.

Las personas que en alguna ocasión nos hemos cruzado con el profesor Miguel Zabalza, sabemos que uno de sus empeños profesionales se centra en la identificación de aquello que diferencia a un buen maestro de un mal docente, o a una educación de calidad de una mala educación. Por ello, nos alegramos de que recoja en esta obra –junto con María Zabalza- un análisis de los retos actuales a los que deben hacer frente los docentes,  y a su triple vertiente: el profesorado como persoas, como profesionales y como trabajadores.

Si a lo largo de todo el libro se nos trata de hacer ver que esta profesión es un privilegio -somos personas que enseñamos a personas-, en el último capítulo, desarrollan las responsabilidades y compromisos inherentes a la docencia: compromiso con nosotros mismos y con nuestro crecimiento persoal, compromiso social, compromiso con los conocimientos, con la cultura profesional, con el trabajo en el equipo y el tacto pedagógico.

Un homenaje a los que nos dedicamos a la función educativa, que en palabras del profesor Zabalza, estaremos siempre entre los miembros más influyentes de la comunidad. Ojalá muchos pensaran como él.

Nota: no pasar por alto la dedicatoria del libro a algunos buenos Maestros.

Desde aquí se accede a una vista previa.

María Montessori: una vida por los niños

In FormArte on 07/02/2012 at 09:04

En un momento de hastío de los discursos grandilocuentes vacíos  de contenido y de de credibilidad, nos llega como caída del cielo, a través del Facebook, un enlace a unha serie sobre la vida de María Montessori producida por la televisión italiana en el 2007.

A lo largo de tres horas podremos acercarnos a la vida de esta mujer, la primera en licenciarse en Medicina en Italia, que dedicó su vida a la mejora de la educación de los niños y niñas, y que supuso una renovación radical de lo que se venía haciendo hasta aquel momento.

Desde la web “Cine y educación”, se puede acceder a información sobre su biografía, principios metodológicos, antecedentes pedagógicos, materiales didácticos, su obra y la serie.

Merece la pena profundizar un poco en esta figura clave y en su labor aún patente en las escuelas de educación infantil de casi todo el mundo.

La manipulación mediática con la educación

In RebelArte on 23/01/2012 at 17:00

Hace días que vi en la red un artículo que recogía las diez estrategias de manipulación mediática apuntadas por Noam Chomsky, y si bien en un primer momento las apliqué en general a la situación que estamos viviendo, poco a poco fui llevándolas al terreno de la educación.
No fallan. Dan de pleno.
De un tiempo a esta parte, la educación y los docentes en particular estamos viviendo una caza de brujas. La razón a mi entender va más allá de castigarnos por la crisis económica o de que la sociedad nos mire con recelo a unas personas que supuestamente tenemos un puesto de trabajo de por vida, bien pagados, con muchas vacaciones y gracias al cual, disfrutamos de unas prebendas. Hay en la red muchas cartas y declaraciones atinadas en ese sentido, pero insisto, yo no creo que la sociedad sea tan necia. Aunque hay malos funcionarios, todo el mundo sabe que no somos los culpables de lo que nos vino encima.
Si hace unos años el conspiracionismo o las teorías conspirativas me podían hacer echar una carcajada, hoy en día no las descarto. Hay algo y alguien que está interesado en que la educación de calidad sólo esté al alcance de unos pocos, para lo cual hay algo y alguien que quiere que los docentes seamos la última escoria de la sociedad; hay algo y alguien que quiere que, pese a que en este momento la cultura, la información, el conocimiento podría estar al alcance de todos, sólo sea el privilegio de unos pocos. Hay algo y alguien que quiere hacernos necios a nosotros, a la sociedad y a las generaciones futuras.

Primero nos bombardearon con las evaluaciones internacionales de la educación, y venga que vamos mal, venga que los docentes de otros países son los mejores, los que verdaderamente saben atender la diversidad del alumnado, los que saben encender la chispa del pensamiento inteligente … a los de aquí que se nos va a pedir …, somos generalmente gente de niveles socioeconomicos bajos que logramos acceder a una titulación universitaria corta, o aquellos que no hicieron carrera en sus especialidades y solo les quedó la enseñanza secundaria como alternativa. Así se explica que los chicos no lean como los de los países nórdicos, que no se esfuercen como los coreanos, que no sean disciplinados, que no hablen inglés y que como no entienden nada de matemáticas van a caer enredados en las redes de los prestamistas.
Como no valemos para otra cosa, para qué invertir en educación, si ya se sabe que el que quiere que un hijo/a salga bien preparado tiene que mandarlo a la privada, allí sí que saben hacerlo bien … a los de la pública, para el provecho que le van a sacar, tanto da que el profesor de matemáticas dé música o que el de latín dé dibujo. Lo que importa es abaratar costes y poner a trabajar esos vagos en aquello para lo que valen: para custodiar a la chiquillada cada vez más hacinada en las aulas, para bajarlos del autobús, o para entretenerlos hasta que sean mano de obra barata. Por ello nos recortaron el sueldo, nos incrementaron la carga horaria e hicieron desaparecer los tiempos para compartir y departir con otros profesionales. También se recortaron las inversiones en formación, para lo que nos luce …, y si a alguno de nosotros aun nos quedaba tiempo para querer ir a la universidad, que lo pague de su bolsillo.

Como somos unos infelices y por encima tenemos síndrome de víctima de maltrato, pese a que la sociedad no nos respaldó, seguimos haciendo lo de siempre, considerando, que las criaturas no tenían la culpa de lo que nos estaba ocurriendo. Algunos, como acto de rebeldía dijeron que sólo harían lo que era de obligado cumplimiento, por lo tanto, excluirían todo aquello que supusiese trabajar fuera del centro o fuera del horario escolar en las actividades extraescolares o como bien dicen en algunos sitios, extracurriculares. A nadie pareció molestarle mucho. Aparentemente, sólo aparentemente. Ahora ya se escuchan voces (hay muchos “pegacarteles” pontificando), denunciando que los niños están sin festivales, sin excursiones, y que en consecuencia estas diversiones/entretenimientos tienen que ser asumidos por las familias. No tardaremos en ir los sábados a trabajar y, como en mi infancia, dedicarnos a preparar la “función escolar”, labores del hogar, y competiciones deportivas. Circo para distraer a la plebe. Es para lo que valemos …
Seguirán dándonos, seguiremos llevando y apandando, porque por encima, creemos que nos lo merecemos. Haremos lo que quieran y no nos preguntaremos de dónde y por qué nos caen estos palos. Puede que en alguna ocasión nos preguntemos adónde nos van a llevar todas estas medidas, qué van a suponer en la formación de los niños y niñas y qué ciudadanos prepararemos para el futuro unos docentes transformados en cuidadores, animadores y ; pero callaremos porque todos somos muy contestarios hasta que nos tocan el horario, el sueldo y la seguridad. Así que, mejor estar quietos y hacer lo que nos mandan.

Bien, ¿y ese algo o alguien cómo conseguirá que la sociedad -que no es tonta- consienta esta situación? Fácil: manipulando la opinión a través de lo que apunta Chomsky:
1º La estrategia de la distracción.
2º Crear problemas y luego ofrecer soluciones.
3º La estrategia de la gradualidad.
4º La estrategia de diferir.
5º Dirigiéndose al publico como a criaturas de corta edad.
6º Utilizando el aspecto emocional mucho más que la reflexión.
7º Manteniendo al público en la ignorancia y en la mediocridad.
8º Estimulando al público a ser complacente con la mediocridad.
9º Reforzando la autoculpabilidad.
10º Conociendo a los individuos mejor del que ellos mismos se conocen.
La escuela pública y los docentes estamos vendidos. ¿Quién ganará en esta operación? Por ahora es una incógnita, pero cuando lo sepamos, recordaremos todas las señales que se nos manifestaron (ver la teoría de los cisnes negros). ¿Quién perderá en esta operación? De seguir en esta línea, los “perdedores” estarán tan manipulados que ni se percatarán hasta que sea demasiado tarde.
Parece un cuento de miedo. Nunca pensé creer en estas cosas, pero es lo que hay. Para (no)olvidarse de esto, haré una recomendación literaria en esta línea temática: “Génesis” de Bernard Beckett.

Rousseau para todos

In ActualizArte on 20/01/2012 at 17:36

El primer libro que leímos de filosofía de la educación fue “El Emilio, o de la educación”, lectura que nos dejó desconcertadas e interesadas por la influencia de la educación en el individuo.

Ayer, con motivo del tricentenario del nacimiento de su autor, se presentó en Ginebra “Rousseau para todos”, el programa de actividades que se desarrollarán a lo largo del año alrededor de la obra de Jean-Jacques Rousseau.

Como seguro que es un recuerdo común  de todas las personas que estudiamos  Magisterio, recogemos aquí el enlace a la obra en soporte digital.

Las escuelas sólo enseñan a obedecer órdenes

In RebelArte on 10/10/2011 at 07:52
En momentos como los que narramos en la entrada anterior, siempre volvemos sobre el discurso de John Taylor Gatto, pronunciado hace más de veinte años, cuando recibió el galardón, por tercer año consecutivo, como Maestro del Año, por su labor en escuelas de barrios desfavorecidos de Nueva York. Autor de varios libros y numerosos artículos sobre la educación y firme defensor del homeschooling.Recomendamos la lectura completa de su intervención de la que entresacamos algunos apuntes que ayudarán a comprender la conexión que establecemos entre esta entrada y la anterior.

  • Las escuelas no enseñan nada salvo cómo obedecer órdenes.
  • La escuela escolariza pero no educa.
  • La crisis de la escuela no es más que el reflejo de una crisis social más amplia.
  • Las escuelas y la escolarización son crecientemente irrelevantes para las grandes empresas del planeta.
  • Aunque el profesorado se preocupa y trabaja duro la institución es psicopática, no tiene conciencia.
  • Las escuelas fueron diseñadas para ser instrumentos de la dirección científica de las masas.
  • Las personas bien escolarizadas son irrelevantes.
  • Tenemos que devolverle a los niños/as el tiempo libre porque esa es la clave para el autoaprendizaje.
Al mismo tiempo, recomendamos la lectura de su publicación “Historia secreta del sistema educativo” que se puede encontrar aquí traducido al español.
Un bálsamo (o un revulsivo) en tiempos difíciles.

¿Cuál es la función de la escuela infantil hoy?

In RebelArte on 10/10/2011 at 07:51
Charlas mantenidas con compañeras que en este momento atienden a grupos de 3 años, nos hacen extraer unos aspectos comunes en la situación que están detectando y que apuntamos a continuación:
  • Cada vez los niños/as que se incorporan a 3-6 son menos autónomos, pese a que casi todos estuvieron escolarizados en 0-3.
  • Las exigencias/expectativas de las familias sobre cuestiones que hasta ahora considerábamos de su incumbencia, son cada vez mayores.
  • El período de adaptación es cada vez más caótico, a pesar de toda la información que se les facilita a las familias en las reuniones en el momento de solicitud, de matriculación, en las jornadas de puertas abiertas, en los folletos o normas que se le entregan, sobre aspectos tener en cuenta con las criaturas tales como control de esfínteres, comidas sólidas, autonomía en la higiene y aseo personal, etc.
  • La valoración que tienen algunas familias sobre las docentes es similar a la que podrían tener de una empleada a su servicio, que se tiene que adaptar al gusto y circunstancias de cada uno de los usuarios. Y en el caso de no conformidad, de inmediato protestan ante la dirección del centro (si el niño llora, si se hace pis encima …), haciendo valer sus “derechos”. La actual coyuntura tampoco favorece la valoración del trabajo de los enseñantes.

Esta entrada podría parecer el eterno dilema familia-escuela tratando de “dirimir” quien es el culpable. No es el caso. Tan sólo estamos analizando qué es lo que está sucediendo para que el momento de incorporación a la escuela sea un momento ingrato y/o doloroso para los más pequeños.

A la sensación de frustración que se tiene, se suma la incertidumede sobre cuál es la función de la escuela infantil.

Se añaden a las dudas profesionales otras cuestiones, no tangenciales, como:

-los niños/as que por las tardes pueden disfrutar de la compañía de miembros de su familia, pese a que no asisten a ninguna de las actividades extraescolares de la amplia oferta existente, no muestran ninguna diferencia significativa en cuanto a aprendizajes, conocimientos, habilidades o actitudes.

-los niños/as que sus familias tomaron la decisión (desde la responsabilidad y el compromiso) de no escolarizarlos hasta los 5 años, una vez se incorporan al centro, en una semana salvan las diferencias que podrían mantener con los compañeros/as que ya llevan varios años asistiendo a la escuela.

Entre líneas se pueden entresacar muchas conclusiones que no nos atrevemos a escribir, por resistirnos a creer que sean ciertas. Tan sólo apuntamos unas preguntas que muchos/as nos hacemos en este momento: ¿qué se espera de nosotros?, ¿qué somos asistentes personales/sociales o docentes?; ¿qué debe primar?; ¿en estas edades pesa más lo asistencial o lo educativo? Dejemos de lado los discursos de los “expertos”, reflexionemos y hablemos desde la realidad del día a día. ¿Cuáles son las ventajas para los niños/as de escolarizarlos tan pronto?; ¿tan sólo sirve para paliar las desventajas de contextos socioeconómicos familiares poco favorecidos?

Podemos dar respuestas tipo desde aquello que nos enseñaron, aprendimos, leímos y creemos, pero puede que no coincidan con lo que afirmaríamos un día cualquier a la salida de una escuela masificada, tras permanecer cinco horas con veinticinco niños y niñas de tres años, todos ellos diferentes, todos ellos con distintas necesidades, todos ellos con distintas historias, la mayor parte de ellos con horarios que ni los adultos soportarían, y casi todos con familias que esperan la escuela asuma toda la responsabilidad educativa/formativa/asistencial.

Comprendemos las complejas situaciones familiares, pero no por ello podemos perder el horizonte de nuestra tarea.

Nótese que en el título nos preguntamos cuál es la función de la escuela infantil hoy; intencionadamente no pusimos cal es la función de la educación infantil hoy, para evitar asimilar escuela a educación.

La nueva frontera educativa

In ActualizArte on 22/09/2011 at 17:48
En un tiempo en el que proliferan los engañosos programas, materiales, juguetes y vídeos de estimulación de la inteligencia de los más pequeños, José Antonio Marina sigue con su cruzada personal: aplicar los recientes descubrimientos en el campo de la neurociencia, y aplicarlos a la educación, explorando un continente desconocido y mágico como es el sistema nervioso, en especial el cerebro infantil, lo que él considera la gran oportunidad del futuro de los más pequeños.
Acaba de publicar “El cerebro infantil: la gran oportunidad”, dirigido a familias y docentes que padecen “angustia educativa”, con la pretensión de que estos libros -junto con “La educación del talento”, dentro de la misma colección- funcionen como manuales de autoayuda, que les permitan sentirse mejor y ampliar la capacidad de afrontar las dificultades.

Estructurado en tres partes: una primera teórica, en la segunda establece contacto con los mejores expertos, y en el tercero dialoga con personas interesadas en el asunto tratado. Desde aquí se puede acceder a partes de cada uno de los ocho capítulos.

Asimismo, en esta web pueden encontrarse vídeos que responden a algunas de las preguntas que le hacen los participantes en la Universidad de Padres.

Escuchar, ver o leer la Marina siempre es una ocasión para aprender gracias a su empeño en la divulgación de estos temas que otros reducen al exclusivo terreno de los especialistas.

Profesionales de la educación no nannies

In RebelArte on 12/09/2011 at 08:03

Escucho una cuña publicitaria de una reconocida corporación de formación a distancia. Una voz de una entusiasta joven dice “Trabajo en una escuela infantil. Tengo en clase 20 niños y los siento como míos.” De inmediato música de fondo y pasan a la promoción de un ciclo superior de Técnico en educación infantil. Terminan diciendo ¡”Tu también puedes ser como María!”

No soy una obsesiva, pero cuando escucho noticias relacionadas con la educación presto más atención -especialmente cuando creo que reflejan la visión que la sociedad tiene de nuestro trabajo y luego, como es lógico, extraigo mis conclusións. Partiendo de la premisa de que los publicistas no son tontos -y menos los que trabajan para estas grandes empresas-, y de que hablan de un “empleo con futuro”, reflexiono mientras conduzco:

1º ¿A quién se están dirigiendo?: a chicas -no se les escapa la feminización de esta profesión- a las que le “gustan los niños” y sentirlos como suyos.

2º ¿Qué le gusta escuchar al público?: que las educadoras sienten a los niños como suyos, que casi son mamás.

La seguridad de María me hace dudar. Llevo en esta profesión muchos años y por ahora nunca sentí los niños como míos, lo que me lleva a pensar si me equivoqué en mis elecciones.

¡O no!

Si me permites que te dé un consejo querida María, estimados publicistas y sociedad en general, ese anuncio es una banalización de nuestra función social.

Sin duda a los que nos dedicamos a la enseñanza tienen que gustarnos los niños -y las niñas-, pero, y sobre todo, tiene que gustarnos la labor educativa. Porque sólo gustándonos y sintiéndolos como nuestros podemos hacer muchas cosas que nada tienen que ver con la educación formal.

Las maestras y las educadoras no somos nannies, ni mamás de repuesto, somos profesionales de la educación, acompañamos y guiamos las criaturas en su proceso de crecimiento, en su formación integral como individuos, como como personas y como ciudadanos. Sabemos de la importancia del establecimiento de un apego seguro en la escuela, de los afectos y de las emociones en los pequeños, pero también sabemos que si se mantienen relaciones maternofiliales entre la maestra y los alumnos, algo va mal, por un lado o por el otro. Las madres tienen que hacer de madres y las maestras de maestras; aquí no vale lo de tanto monta, monta tanto.

Queridas Marías, la educación como profesión de futuro no es jugar a las casitas. Por lo tanto, cuando os pregunten por qué queréis ser maestras/educadoras no digáis tiernamente que para “sentir los niños como míos”; a mí me haría sospechar.

Después, pasa lo que pasa…

El proyecto educativo de las escuelas infantiles

In ActualizArte on 07/09/2011 at 16:01

Nos escriben unas compañeras para comentarnos que quieren elaborar de nuevo el proyecto educativo. Esta es una situación en la que se encuentran muchas escuelas infantiles. En su momento se vieron apremiadas por hacerlo, se tomaron como ejemplo los de otros contextos, se adaptaron y sufrieron maquillajes varios, pero a día de hoy parece que no se corresponden con el discurso propio de esa escuela, no reflejan el sentir del centro en cuanto a la función que cumple, ni hay concordancia entre este documento de cabecera y otros programáticos.
No nos extenderemos aquí explicando en qué consiste -ver artículo 121 de la LOE-, en el cómo debe ser elaborado o en lo qué debe contener, tan sólo vamos a recoger recomendaciones de lectura actuales que esperamos sean de ayuda. El momento más prolífico en publicaciones relacionadas con los proyectos de centro fue hace más de quince años y luego no hubo grandes novedades pese a los cambios legislativos, curriculares, sociales y de concepción de las instituciones escolares que tuvieron lugar.

“El proyecto educativo de centro”, de Serafín Antúnez en Graó, un bestseller, aunque fue publicado en 1987, hay una 12ª reedición del 2007 revisada y actualizada.

El proyecto educativo de la institución escolar“, de Graó que va por la 5ª reimpresión, coordinado por J. Álvarez, en el que participan J.M. Escudero, J. Gairín y Serafín Antúnez entre otros. En distintos bloques va abordando la función y sentido del proyecto, su composición y relatos del proceso de elaboración en distintos centros. Desde aquí se puede acceder a alguno de sus capítulos.

Un proyecto educativo por hacer: un proyecto educativo diseñado“, es una de las publicaciones más recientes, fruto del trabajo de los miembros de la Asociación Pedagógica Francesco Tonucci.

Algunas administraciones autonómicas con el cambio de consideración educativa de las escuelas 0-3 derivadas de la LOE, publicaron guías para ayudar en la elaboración de sus proyectos de centro y propuestas educativas. En el momento de creación de las escuelas infantiles 0-3, en la web podía descargarse un modelo de proyecto educativo y de propuesta educativa, a día de hoy no lo encontramos. Salvando las diferencias en cuanto al personal, organización o espacios, pueden ser orientativas.

“El proyecto educativo y la propuesta pedagógica en centros de primer ciclo de educación infantil”, de Navarra, que analiza todos los apartados que deben figurar en este documento.

Orientaciones para la elaboración de la propuesta pedagógica en educación infantil“, del gobierno de Canarias en el 2010; un folleto que contempla la elaboración del proyecto tanto para el primer como para el segundo ciclo.

Si en algo insisten todas estas publicaciones es que el proyecto educativo tiene que ser un documento vivo, ágil, útil y que debe ser aligerado de literatura pedagógica superflua. Es un documento de referencia para ser consultado continuamente, no para entregar una copia en la inspección y guardar otra en un cajón que nunca se abre.

 

Comienzo de curso III: el prestigio de la función docente

In RebelArte on 03/09/2011 at 09:02

A modo de conclusión reflexionamos sobre quién poder tener interés por descalificar el trabajo de los docentes. ¿O será que realmente somos unos perezosos y desconsiderados?

Lo que acabo de contar no es nada excepcional; sucede en dos macrocentros de infantil supermasificados sitos en uno de los ayuntamientos con mayor tasa de natalidad en los últimos años, con una población flotante que implica al menos dos o tres cambios de matrícula anuales por unidad. Habrá quien apunte que existen muchas aulas en el rural con escasa ratio carentes de muchas de las problemáticas expuestas; cierto, como también lo es que, por el contrario, el profesorado de esas unitarias desempeña todas esas tareas en soledad. Trabajar en educación infantil es mucho más que “cantar unas cancioncillas y contar un cuento”, como piensan muchas personas.

Seguro que hay trabajos mucho más duros -y más fáciles también-, hay quien trabaja a la intemperie mientras nosotros trabajamos a cubierto y con calefacción -y otros en mullidos sofás-, pero no entiendo el motivo de esa comparación continua con los docentes y no con los meteorólogos, con locutores, con pilotos de carreras o con los políticos. Todas las profesiones tienen sus ventajas y sus inconvenientes; algunas personas tienen la fortuna de trabajar en lo que les gusta y otras en lo que pueden, pero eso no es culpa de los docentes, ¿no? Nuestro trabajo no lo heredamos ni nos agasajaron con él, sino que es fruto de una apuesta personal que implicó desvelos y privaciones, así como la certeza de que terndríamos un sueldo para la vida pero que no nos permitiría invertir en Bolsa.

Tampoco nos engañemos, sabemos que hay centros en los que el profesorado no asiste con regularidad desde el día 1; cierto es que, también hay docentes que tan sólo imparten su materia y el resto les “resbala”; cierto es que hay quien no tiene en consideración a las familias, fijándole horarios imposibles para atenderlos; cierto es que somos un colectivo de más de 30.000 profesionales en el que -como en todas partes- hay de todo; nosotros mismos despreciamos aquellos que tan sólo están cobrando el jornal. Esto mismo sucede en la sanidad, en la justicia, en la administración …, pero no nos juzguen a todos por la actuación de unos negligentes.

¿Quién está detrás de las críticas con las que nos lapidan? Serán personas resentidas contra la educación? ¿Alguien con una mala experiencia escolar en su infancia? ¿Alguien que aspiraba a disfrutar de las “prebendas” de los docentes y no consiguió superar el proceso selectivo? ¿Algún compañero docente que consiguió escalar puestos en la administración educativa y ahora reniega de los suyos? ¿Será una madre enojada porque la “abandonada” de la maestra deja que su niña extravie todos los días la historiada lazada con la que le adorna la melena? ¿Alguien que quiere favorecer a las empresas de transportes?

¿Quién es o quiénes son los que quieren descalificarnos? ¿Qué se oculta bajo toda esa campaña de desprestigio? ¿Qué intereses perversos esconde esa crítica desaforada?

No escribo esto ni desde el victimismo ni con ánimo panfletario, pero quiero dejar claro que los maestros no somos una banda de vagos ni maleantes. Es más, me resisto a creer que la sociedad en general nos vea tal y como nos están retratando los medios de comunicación y unos cuantos opinadores gratuitos. Si así fuera, ¡vaya irresponsabilidad de los padres depositando sus retoños en nuestras manos!

Pero si consideran que nuestro trabajo es válido para la sociedad respétennos, porque, creánme, no vamos a mejorar nada la calidad de la educación desprestigiando al profesorado. Hasta los certeros, oportunos y brillantes programas de la administración no serían lo que son sin la participación de estos “vagos”.

Una sociedad que no valora a sus maestros no puede avanzar mucho. Siempre será un sistema cojo.

Comienzo de curso II: el trabajo de los docentes

In RebelArte on 03/09/2011 at 09:01

A lo largo de todos estos días que faltan hasta que lleguen las criaturas se sucederán las reuniones de nivel, de ciclo, de equipos de biblioteca, de convivencia, de dinamización lingüística, de actividades complementarias …, con el fin de que quede perfilado y programado todo lo que se va a hacer hasta el 30 de junio de 2012 y así favorecer la práctica de los valores cívicos, la lengua gallega, el amor por la lectura, la buena relación con las familias, el acercamiento a la cultura, la compensación de desigualdades derivadas de las situaciones socioeconómicas familiares. Trataremos de que sean ciudadanos con conciencia medioambiental, consumidores responsables, respetuosos con las diferencias de género, de raza o de cultura, que separen la basura, que no desperdicien el agua, que no tiren pilas a la papelera, que coman fruta y pescado, que se laven las manos, que cuiden los dientes, que no vean demasiado la televisión, que no empleen juegos violentos, que recuperen espacios naturales del contorno, etc, etc, etc …, poniendo en funcionamiento todos los programas que vomitan sobre la escuela desde distintos organismos.

Pensaremos también en los niños/as con intolerancias alimentarias, en los que tienen alguna discapacidad física o psíquica. Repasaremos lo que hacer en caso de surgir una emergencia con los pequeños acogidos al programa de “Alerta escolar”, para lo cual recibimos instrucciones para ponerles la inyección antes de que llegue el 061. Repasaremos el plan de evacuación del centro. Trataremos también la manera de convencer a las familias procedentes del extranjero, atendiendo a sus reticencias a hablar en el contexto familiar las lenguas oficiales de la comunidad haciéndoles ver lo poco que eso favorece su adquisición por parte de los niños y niñas.

Revisaremos todas aquellas situaciones “delicadas” de ciertas unidades familiares, casos de separación, diferentes personas que tienen autorización para recoger las criaturas, casos de maltrato, órdenes de alejamento, casos de prestación de asistencia social …, coordinaremos nuestras actuaciones con servicios sociales y educadores familiares. Dado el complejo panorama actual, hay quien apunta la necesidad de requerir asesoramiento a una persona experta que nos aclare las responsabilidades y derechos en cada caso, para así evitar cometer errores graves en la relación con los progenitores.

En un ejercicio digno de una parábola bíblica neotestamentaria, multiplicaremos la rala dotación de aula gracias a recorrer en nuestro tiempo libre las tiendas y bazares de la comarca para conseguir la mejor oferta de folios, de piezas de madera o de muñecas para que los pequeños puedan tener “de todo”.

Nos formaremos sobre nuevas tecnologías para así poder grabar en vídeo y editar aquellos momentos escolares más emotivos para los niños y padres. Pondremos al día la web del centro para que las familias tengan toda la información que precisan. Todas nosotras abriremos nuestros blogs de aula para que de esta manera padres y madres vayan sabiendo en que pasan el tiempo sus hijos que cuando llegan a casa y les preguntan lo que hicieron siempre responden que nada.

Como hay cambios de espacios en el centro debido a las obras de ampliación para acogida de más niños que en los que inicialmente pensó el ayuntamiento, el arquitecto y el constructor, portearemos bultos de un lado para otro; dado el “vacío de responsabilidad” existente parece que no queda más remedio que hacerlo nosotras. Limpiaremos los juguetes y material cubierto de polvo, buscaremos la pieza perdida de cada uno de los rompecabezas, volveremos a reubicar las mesas por undécima vez para decidir cómo dejar más espacio para la libertad de movimiento de los pequeños, asunto de gran importancia en estas edades y algo en lo que nadie parece pensar. Reconvertiremos un trastero en un espacio para el trabajo artístico. Incluso supliremos al conserje en los días que anunció su ausencia.

Mientras tanto, en nuestras casas iremos preparando carteles para indicar los distintos espacios del aula, haremos listados, tratemos las fotografías de las criaturas para identificar sus percheros y pertenencias personales. Iremos redactando toda la “ficción pedagógica” que se nos requiere desde los distintos estamentos de la administración educativa. Novelaremos al gusto de nuestros supervisores lo que pretendemos hacer cada una de las horas de los días que restan hasta el 30 de junio. No, no vale la de un año para otro, ya que hay distintos gustos en cuanto a eso, y dependiendo de a quien se la tenemos que entregar, empleamos un género u otro.

Habrá quien piense que si hacemos todo eso de motu proprio, por qué nos enfadamos tanto por tener que recoger a los chicos en la parada el autobús. Si incluso limpiamos, barremos, hacemos de carpinteros, pintores y decoradores, ¿qué más nos da? Si no es tanto tiempo, como dicen algunos, y se contabilizará dentro de nuestro horario laboral. Pues señores, para mí es una cuestión de respeto a mi trabajo. Soy una maestra con una cualificación profesional alta fruto de mis estudios, de mi experiencia, lecturas y formación; en algunos casos pagadas por la administración y en otras muchas salió de mi bolsillo, para así mejorar mi práctica docente. Puedo barrer, limpiar, cambiar pañales, recoger niños en el bús…, pero se da el caso que no es el trabajo al que concursé y pese a que me paguen esos trabajos a precio de docente no quiero ni que la administración malgaste los cuartos públicos ni que infravaloren mi función en el sistema educativo. Es un desperdicio del “capital humano” como le llaman ahora los grandes gurús expertos en organizaciones.

Comienzo de curso I: alboroto de fondo

In RebelArte on 03/09/2011 at 09:00

1 de septiembre

8:30

Abro distintos periódicos sobre los que hago lectura “escaneada”; me detengo en los titulares que hacen referencia a la educación. Encuentro muchas noticias y artículos de opinión relacionados con el inicio del curso académico, mismo podría clasificarlos en dos categorías: los referidos al buen hacer y certera gestión de la administración educativa, y los que implícita o explícitamente critican al profesorado por sus desmedidas reivindicaciones en cuanto a la carga horaria y laboral.

9:00

Llegada al centro, saludos, reencuentro con las compañeras, puesta al día sobre lo acontecido en las vacaciones, bienvenida a cinco nuevas docentes que se incorporan y avance de las ideas de cada cual. Hay quien comenta que durante las vacaciones vio materiales de los que sería interesante disponer, hay quien ya sabe como va reestructurar su aula para que esos 50 metros cuadrados se conviertan en espacio suficiente para el aprendizaje y juego de los 25 niños; hay quien asistió a cursos de formación para conocer nuevas posibilidades de trabajo; hay quien puso a miembros de su familia o amistades a elaborar mobiliario low cost para el centro; hay quien trae libros y juguetes que sus hijos o sobrinos ya no emplean. Todas tenemos nuevas ideas e ilusiones para el curso que empezamos.

Comienzo de la primera reunión del curso. Se nota que el equipo directivo reflexionó mucho -incluso durante las vacaciones- para presentar el día 1 una propuesta de organización de grupos, de horarios, de recursos, etc. A lo largo de casi cuatro horas nos dedicamos a planificar hasta el detalle más insignificante para el inicio, adelantándonos a los problemas, teniendo en cuenta la acogida de 125 nuevos alumnos/as de 3 años y la de 200 de 4 y 5.

14:15

A la salida del centro nos encontramos con familias que vienen a recoger a sus hijos/as del programa “Septiembre lúdico” -la mayor parte de ellos permanecieron ininterrumpidamente participando en el “Ludiverano”. Los niños/as, y especialmente sus progenitores nos manifiestan lo mucho que nos echaron en falta, lo “hartos que están de aguantarlos dado lo insoportables que se pusieron”; todos reconocen que no saben como podemos sobrevivir a 25 niños cuando ellos con uno sólo en casa están al borde de una crisis de nervios.

¿Cómo se concilian estas dos posturas? ¿Cuál es la opinión de la sociedad sobre el trabajo que desarrollamos? ¿Ciertamente piensan que somos unas vagas? ¿Por qué nos pintan así en los medios de comunicación?

Picapedreros, canteros o constructores de catedrales

In RebelArte on 21/06/2011 at 00:01

Quedan pendientes para la vuelta de septiembre los comentarios sobre las intervenciones de Antoni Zabala, José Antonio Marina y de Francesco Tonucci en los II Encuentros Aprato.
A punto de dar vacaciones al blog y en momento profesional convulso –en la comunidad autónoma gallega- con debates alrededor de cuál es la clave o lo que nos falta para la mejora de la calidad de la educación infantil, recordamos una historia contada por duplicado por J.A. Marina y por M.A. Santos Guerra en dichos encuentros, sobre tres trabajadores que estaban haciendo una tarea similar, que requería esfuerzo y tesón: picar piedra; pero la actitud con la que la realizaban era muy diferente: uno maldecía el castigo, otro la realizaba rutinariamente a la espera del jornal y el tercero disfrutaba imprimiéndole a su trabajo un sentido elevado y motivador.

Nosotras siempre nos consideramos constructoras de catedrales; tenemos la completa seguridad de que las familias de nuestro alumnado coinciden con nuestra apreciación, y estamos convencidas de que no se les pasaría por la cabeza ponernos a picar piedra por mucha falta que les hiciera. Sabemos y saben que nuestro fin en la vida de sus hijos/as es mucho más elevado, por lo cual sería malgastarnos pidiéndonos que hiciésemos lo que cualquier otro puede hacer.

Puede que estemos erradas, puede que tengamos una visión equivocada de la opinión de los otros sobre nosotras…, pero ciertamente, creemos que las familias y la sociedad tienen otras expectativas sobre nuestro trabajo.
Es cierto que hay picapedreros, también que hay algunos canteros, y muchos y muchas constructores de catedrales; sería una lástima que acabáramos haciendo trabajos en los que desaprovechemos nuestro potencial…, pero será lo que quiera la sociedad, depende de lo que precisen: piedra desmenuzada de cualquier manera, piedra labrada o piedras angulares.
A decir verdad nuestra actitud es determinante de la consideración que tenemos sobre nuestros trabajos y de la forma en la que los realizamos; pero, asimismo, son decisivas las expectativas y el respeto de los demás sobre nuestra tarea.

Impresionismo educativo

In ActualizArte, TicArte on 13/06/2011 at 15:00

El pasado día 3 se presentó en el Museo Nacional Reina Sofía la publicación “Experiencias educativas en las aulas del siglo XXI”, editado por Ariel, promovido por Educared y Ciberespiral. Prologado por Jordi Adell, recoge experiencias innovadoras realizadas en todos los niveles educativos, desde infantil a la Universidad; entre otras colaboraciones destacamos las de Tíscar Lara, Enrique Barreiro Alonso, Pedro Cuesta Morales, Azucena Vázquez o Pilar Soro. Nosotras aportamos nuestra reflexión “¿Competencia digital o manejo de tecnología?”.

En la presentación Juan Miguel Muñoz, presidente de Espiral Educación y Tecnología, habla de la educación como de la Bella Durmiente, refiriéndose al actual estado de “apalancamiento educativo”; de la necesidad de volver a los postulados de la vieja Nueva Escuela y aplicarlos a todo lo que se pretende con la tecnología educativa para no perder el sentido pedagógico de lo que se hace; y apunta con optimismo la pujanza de un movimiento, -una especie de impresionismo educativo “ese que pretende plasmar la luz entre las sombras de nuestra aletargada escuela”-, en el que se encuentran los 112 profesionales de la enseñanza que colaboraron en la publicación. Nos honra que nos consideren integrantes de esa Escuela Impresionista.

Merece la pena dar una vuelta por esta exposición impresionista llena de luz, de creatividad y de nuevas miradas sobre el paisaje educativo.

Escuelas del Ave María

In InformArte on 06/06/2011 at 20:59

Una de las sorpresas que nos deparó nuestra estancia este fin de semana en Granada, fue a conocer -sin contarlo- el lugar donde surgieron las Escuelas del Ave María fundadas en 1889 por el Padre Manjón en el Sacromonte, un hombre que se preguntaba “¿es educación una enseñanza que, todo más, instruye pero no educa?”.

Criticado por los partidarios de una enseñanza laica, recogía entre sus avanzados principios pedagógicos que la educación debe ser: integral, para que abarque al hombre entero; comenzar desde la cuna; gradual y continua; progresiva, ascendiendo despacio y gradualmente; instrutiva y educadora; activa, tanto por parte del alumno como del maestro; y libre para que los padres elijan los establecimientos que prefieran para la educación de los hijos.

Para conocer más, recomendamos la lectura de este artículo de Francisco Canes Garrido publicado en la Revista Complutense de Educación.

La (trans)formación del profesorado I

In FormArte on 12/03/2011 at 12:02

Días atrás leíamos en EDUGA n º 60 un artículo de Xabier San Isidro titulado “La vertiginosa (trans)formación del profesorado” en el que analiza las nuevas -y viejas- necesidades de formación derivadas de los cambios sociales; dice el autor que el alumnado en permanente “conexión” tiene una relación diferente con el tiempo y con el mundo, y eso es (o debe ser) la piedra angular en la que tiene que asentarse la formación del profesorado.


Ahora, nos llega información del II Congreso Estatal de la Red de Formación: conectando Redes, que tiene por objeto la reflexión, evaluación y toma de decisiones futuras sobre el desarrollo de la formación permanente del profesorado. A lo largo de los días 4, 5 y 6 de abril estudiosos destacados en el terreno de la formación como Carlos Marcelo, Francesc Imbernón o Jaume Martínez Bonafé, entre otros, analizarán su impacto en la mejora de resultados académicos, la calidad vs. cantidad, las comunidades y redes de profesorado, la detección de necesidades, las estrategias formativas, etc. Nada nuevo y nada viejo; al igual que en todos los debates sobre educación: la búsqueda de la calidad (término polisémico y mudable), la eficacia y la eficiencia, tan sólo aderezado con la irrupción de las nuevas tecnologías.

Volviendo al artículo de San Isidro, en este señala que el reto más importante de la educación contemporánea es la (trans)formación del profesorado. Nos gustó esa doble acción que apunta: transformar-cambiar al profesorado, y trans-formación como ir más allá de la formación, superando el clásico concepto de formación. Precisamente en un momento en el que se dan dos grandes paradojas en la formación:

-aquellas personas “menos” necesitadas de formación son las que tienen más interés por formarse -incluso asisten a actividades sin reconocimiento o no directamente relacionadas con su ámbito y por las que, en algunos casos, tienen que pagar.

-aquellas personas “más” necesitadas de formación son las que más interés tienen por resistirse y huir de la formación -no participando o poniendo la prueba la capacidad de control de los organizadores de actividades express con reconocimiento, y por las que, en algunos casos pagan por no tener que ir.

El como llegamos a esta situación se debe a factores varios; hay quien apunta al sistema de acceso y de concurso en el cuerpo docente; puede ser, pero hace, no muchos años, ocurría lo mismo; siempre había una “bolsa” de profesionales que tan sólo se dejaban ver cuando les iba a vencer el plazo del sexenio y, al igual que ahora, empleaban trucos que iban desde la suplantación de personalidad hasta técnicas de escapismo que dejarían boquiabierto el Gran Houdini. Curiosamente, de ese grupo era/es desde donde se oían las voces más críticas contra la escasez o ausencia de oportunidades de formación -cuando uno no transita habitualmente por un sendero es difícil que conozca los detalles y variedad “paisajística”.

¿Dónde está el fallo de la formación?

Digamos que no estamos en momento álgido de debates sobre la formación del profesorado, eso tuvo su tiempo, especialmente en la década de los noventa, luego fue desfalleciendo. Lo que escuchamos, leemos y vemos en la actualidad no viene a ser más que una vuelta sobre lo mismo: no es posible la cuadratura del círculo. Esta cuestión poliédrica ya fue analizada desde cada una de sus facetas, de la combinación y de la fusión de ellas; podemos añadirle las posibilidades que nos brindan las tecnologías, pero el debate de fondo sigue siendo lo mismo, de tal manera, que hasta los grandes “gurus” abandonaron esa parcela. Pero, en cualquier caso, sigue siendo una cuestión fundamental: la mejora educativa pasa por la mejora de la formación del profesorado, mas, ¿cómo llevarla a cabo de forma óptima para que produzca la deseada (trans)formación del profesorado?

A día de hoy, con toda la variedad de modalidades, temáticas, formatos, momentos, espacios …, ¿qué es lo que pasa para que la formación no cumpla con su función?, ¿o es que sí la cumple? (Sigue)


La (trans)formación del profesorado II

In FormArte on 12/03/2011 at 12:01

He ahí nuestra somera opinión en cuanto a:

1º Modalidades formativas. No es posible inventar más; hay para formación individual o en grupo; breve o dilatada en el tiempo; en el propio centro o con un grupo estable; más centradas en la formación o en la innovación; in situ o en el extranjero; en ejercicio o liberado del mismo; promovido por la administración o por otras entidades; autoformación, asesoramiento directo, a distancia … ¿Cuál es la ideal? La que cada quien precise o pueda permitirse en un determinado momento de su vida profesional. De ahí que todas ellas tengan demanda. Siempre pensamos que las decisiones en cuanto a la formación suelen ir parejas a las circunstancias personales, por lo que habrá momentos en los que se procure el intercambio con iguales, en otro una inmersión de urgencia en un tema, y en otros la vida permite realizar un curso intensivo con una duración de una o varias semanas, distanciándonos del contexto habitual y zambulléndonos por completo en una temática -estos tienen, más de las veces propiedades terapéuticas, sanadoras y renovadoras del entusiasmo profesional-, al estilo de los cursos de verano del ministerio.

Todos los expertos destacan la formación en centros y la formación entre iguales como las mejores opciones; aun coincidiendo en que sería la vía óptima para la mejora escolar, también hay que contar con la inestabilidad de las plantillas, con las desigualdades formativas entre el staff, las diferencias insalvables de criterio que poco o nada harán por la formación de los implicados.

Para la (trans)formación del profesorado no es preciso inventar nuevas modalidades de formación, bastan las existentes, tan sólo hay que darlas a conocer y rentabilizarlas al máximo. Cada una de ellas fue concebida para conseguir unos determinados objetivos; no se pretende lo mismo con la realización/asistencia a un congreso en dos días, que unos encuentros en los que conocer e intercambiar experiencias, que en un curso de actualización, que en un PFAC, un GT o un SP. Bien es cierto que en los últimos tiempos, se viene observando un mestizaje entre todas estas modalidades que produce extraños híbridos, de tal modo que a la hora de evaluar estas intervenciones, puede que no se cumplan las expectativas iniciales o no se obtengan los resultados esperados.

2º Detección de necesidades. Se han vertido ríos de tinta alrededor de la detección de necesidades del profesorado; las necesidades sentidas, las percibidas, las demandadas…, invertido ingentes cantidades de dinero, de tiempo y de trabajo silente -manual o informático- en las encuestas sobre las necesidades formativas; el valor, utilidad y uso que se le da eso está por ver, por varias razones:

-Primera: tiene mucha importancia lo que el profesorado manifiesta como necesidad formativa, pero por el contrario no es habitual que se eche en falta lo que no se conoce o no se considera.

-Segunda: una cuestión es lo que se manifiesta cuando estás cubriendo una encuesta sobre necesidades de formación, y otra bien distinta son los motivos por los que decides inscribirte en una actividad: por la cercanía, porque asisten personas conocidas, porque lo imparten conferenciantes de reconocido prestigio, por la adecuación de las fechas y de la temporalización, por disponibilidad, etc.

Por lo que aun considerando la importancia de la detección de necesidades, no sería un tema clave en la (trans)formación del profesorado, máxime cuando hay feedback suficiente a través de las evaluaciones de las actividades que se realizan y a través del conocimiento de los centros del profesorado.

3º La temática de las actividades de formación. Pese a que hay quien apunta las tecnologías y la competencia en una lengua extranjera, nosotros no nos atreveríamos a asegurarlo. Somos un colectivo numeroso y diverso, con experiencias profesionales y vitales bien distintas, todos vamos pasando por distintas fases o etapas; en un determinado momento podemos sentir interés o inclinación por unas temáticas y luego por otras. La administración educativa establece habitualmente unas líneas preferentes de formación en función de necesidades emergentes tales como las competencias básicas, la mejora de la convivencia, la atención a la diversidad, etc., pero los motivos por los que uno decide participar tienen más que ver con lo ya anteriormente apuntado y con la necesidad que cada cual sienta de actualización científica, didáctica, organizativa o curricular.

Ahora bien, ¿cuáles son las temáticas que se deben abordar para producir la (trans)formación del profesorado? A nuestro entender, cualquiera, siempre y cuando los temas no sean más que un pretexto para introducir nuevas visiones metodológicas y didácticas en el profesorado. Y aquí aludimos a la responsabilidad de las entidades convocantes de formación. Cuando nos inscribimos en un curso sobre ecología, tecnología, idiomas o artes, por poner un ejemplo, no es con la finalidad de convertirnos nosotros o a nuestro alumnado en ecologistas, tecnólogos, políglotas o artistas, sino de saber despertar en ellos un interés, ganas de aprender, de descubrir, de organizar el conocimiento, de analizar, de argumentar, de enjuiciar, de valorar …

Idiomas, sí; manejo de herramientas informáticas, por supuesto …, puesto que puede hacerse a partir de cualquier tema; lo importante, que finalmente producirá la (trans)formación del profesorado, es que la mejora metodológica y didáctica sea el leitmotiv de la actividad formativa, no el tema en cuestión. (Sigue …)


La (trans)formación del profesorado III

In FormArte on 12/03/2011 at 12:00

4º Calidad de la formación. Pese a que la formación es un derecho y necesidad laboral inherente a las tareas docentes, más de las veces se siente como una obligación, y esta visión se acentúa cuando uno tiene la sensación de pérdida de tiempo. Y esto es algo que nadie perdona, y menos a la administración. Por ello consideramos que para la (trans)formación es necesario mejorar la calidad de la formación. Se debate sobre cantidad vs. calidad. Al igual que en todo, hubo un momento en el que si hizo precisa una formación que llegara al mayor número de profesionales; muchas horas, muchas actividades, al lado de la casa de cada uno. A día de hoy, personalmente, preferiría asistir a una actividad de un alto nivel de calidad aunque eso me supusiera un desplazamiento u ocupar parte de mi tiempo personal.

La sobreoferta de actividades de formación acarreó que se rebajaran sus niveles de calidad. Si hace quince años el catálogo de actividades era más bien escaso, hubo un momento en el que todas las entidades, asociaciones agrupaciones se sumaron a la formación del profesorado, con motivaciones de lo más dispares; las finalidades que persiguen van más allá de eso, entre ellas la búsqueda de afiliados, de socios, de beneficios económicos o de proyección social. Cabría preguntarse si todos ellos nos están dispensando la calidad deseable en la formación o si están manteniendo abierto un frente que les proporciona otras ventajas.

5º Las estructuras de formación del profesorado. Son el músculo de la formación, pero como tal, puede estar más o menos tonificado, más menos puesto a punto; pueden hacer movimientos de fuerza o rutinarios; poder dar respuestas voluntarias o espasmódicas. ¿Qué es preciso entonces que hagan los centros de profesorado para la (trans)formación del profesorado? Prioritariamente, y como ente que son, que promuevan la mejora de la calidad de la enseñanza mediante la formación permanente; como organización integrada por personas especializadas en la formación, que asesoren. Tanto nos da que sean especialistas, generalistas o por ámbitos -cualquier opción tiene pros y contras-, lo que necesitamos es de un equipo que se complemente, que transmitan el ejemplo de trabajo colaborativo que se debe dar en un centro educativo y que nos acompañen en nuestro proceso de crecimiento profesional abriéndonos posibilidades desconocidas de mejora educativa.

Como colofón, ¿cuál es el reto actual de la formación para conseguir la (trans)formación del profesorado?

1º Definir con claridad el modelo de profesor/a que necesita la sociedad, establecer las competencias que debe poseer, sin ir construyendo un collage continuo de añadidos dispares. Un/una docente no es ni más ni menos que eso, un docente, sin saturarlo de otras responsabilidades que pese a ser de carácter educativo tienen que ser asumidas por otras personas, entidades o servicios, y así, evitar, también, duplicidades y vacíos. Cuando hay un catálogo de competencias de casi todas las profesiones, ¿por qué no de los docentes? Pongamos las que consideremos, por acudir a un clásico, las de Perrenoud, por ejemplo.

Una vez definidas las competencias de un/una docente de infantil, de primaria, de un especialista de lengua extranjera en infantil, en primaria o en secundaria, de un orientador/a de un especialista en audición y lenguaje o de un director/a, hace falta desglosar los conocimientos, habilidades y destrezas que debe poseer, tanto para el trabajo directo con el alumnado, con el grupo, con los compañeros, con las familias, con la administración, etc.; tanto relacionadas con la materia que imparte, como con la manera en la que lo hace o como se actualiza; y en base a eso, agruparlos en módulos formativos a realizar bien como un itinerario o bien cubriendo aquellas parcelas carenciales. Lógicamente hay módulos que son comunes a todo el personal docente: el trabajo en equipo, las habilidades sociales y comunicativas, el manejo de herramientas informáticas …, y otras específicas de cada especialidad y nivel educativo. Puede parecer una propuesta excesivamente purista y difícil de realizar, casi de laboratorio y que deja de lado a la creatividad y la originalidad de la oferta formativa -si acaso sólo válida para la formación a distancia; también se le puede achacar que dejaría de lado la importante parcela de la autoformación, o de la participación en otras actividades no promovidas por la administración. Nada más lejos de la realidad y cuando menos sería un referente que todo docente debería tener presente, sabiendo aquellos campos en los que fue formado y en los que no. Nosotras mismas somos capaces de ver los inconvenientes de esta propuesta, pero también vemos que hay personas que -terca y obstinadamente- se matriculan siempre en actividades -puede que con distinto título pero con los mismos contenidos o los mismos ponentes- y escuchar las quejas de que no les aportan nada.

2º Velando por la rigurosidad en el diseño, organización y ejecución de acciones formativas. Es responsabilidad de la administración educativa, tanto de las propias como de las que autoriza su homologación.

3º Procurando la mejora de la profesionalización de los docentes, y evitando que se le añadan otras tareas, responsabilidades que pese a ser educativas no nos son propias ni del tiempo lectivo. Esta es unas de las actuaciones que “dignificaría” nuestra profesión y contribuiría a la deseada transformación evitando la dispersión de esfuerzos.

La (trans)formación requiere de la información, de la actualización, de la formación, de la innovación, de la apertura, y sobre todo de voluntad de mejora y de respecto a la profesión docente, tanto por parte de los propios docentes como por parte de la formación.

Cerramos recordando una premisa muy elemental y conocida que viene a decir que si seguimos haciendo lo mismo de siempre y empleando las mismas estrategias de siempre conseguiremos los mismos resultados de siempre.


Análisis de la calidad de la educación infantil

In ActualizArte on 04/03/2011 at 20:00

El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación de México acaba de presentar el informe “La educación preescolar en México. Condiciones para la enseñanza y el aprendizaje“, una radiografía educativa que ya nos gustaría tener en España; recordemos que la última mención del Instituto de Evaluación del Ministerio de Educación a la educación infantil es el Estudio Piloto del 2007, del que nunca más se supo.

Vamos a entrar con detalle en el estudio mexicano porque nos sorprendió por su rigurosidad y por los indicadores de calidad de la educación infantil analizados -los lógicos, pero en los que ninguna administración educativa entra; siempre prefieren aspectos cuantitativos maquillados que los cualitativos. Puede que haya un abismo entre México y España -por poner un ejemplo, atienden a la existencia de agua potable en todos los centros infantiles; pero salvando las diferencias, es un análisis del que tenemos mucho que aprender.

El objetivo principal del estudio fue a identificar las condiciones en las que se prestan los servicios a la infancia en México y las diferencias que existen de acuerdo con la modalidad educativa y el nivel socioeconómico de la población. Organizado en trece apartados, cada uno de ellos parte de la comprobación de dos hipótesis, se dan los datos objetivos y se extraen conclusiones. Estos son:
1º Recursos económicos para la financiación de las escuelas públicas, contribuciones y aportaciones de las familias.

2º Infraestrutura educativa para el bienestar y desarrollo de las competencias de los niños/as. Se refiere a los espacios y servicios que permiten la realización de las tareas educativas: el ambiente físico, la existencia de sala de usos múltiples, áreas verdes, plaza pública, patio o canchas deportivas, chapoteadero, arenero y área de juego. Infraestructuras sanitarias, condiciones para la seguridad, cierre perimetral, control de accesos. Suficiencia de espacio por niño/aula -toman como referencia las de la National Association for the Education of Young Children, 3,25m2 /alumno, ya que NAEYC la considera que por debajo de eso la carencia de espacio tiene efectos nocivos. Ambiente físico del aula: infraestructura, mobiliario, contorno, temperatura, ventilación, iluminación, comodidad y flexibilidad del mobiliario, o condiciones auditivas.

3º Aulas equipadas con materiales variados y accesibles. La disponibilidad, variedad y suficiencia de material educativo evidencia oportunidades en el aprendizaje. Analizan por ejemplo la existencia de los que permitan el acercamiento a la cultura escrita, tanto literarios como informativos; de materiales para la dramatización, música, actividades físicas, para la construcción y nociones matemáticas, para la observación y experimentación. Comprueban, asimismo las fuentes de finanzamento de los materiales educativos en las aulas.

4º Composición de grupo adecuada para la atención de las necesidades individuales y colectivas de los niños/as. Grupos reducidos, la NAEYC, señala que en edades de 4-5 años no debería haber más de 10 criaturas por cada docente. Y grupos multigrado, las ventajas educativas de la mezcla de niños de distintas edades.

5º Espacios y personal docente capacitado para atender a niños/as con n.e.e., adecuación de la infraestructura para la accesibilidad de los niños con discapacidades motóricas. Creencias docentes con respecto a a la atención de niños con n.e.e., y su formación.
6º Condiciones contractuales para el trabajo docente: tipo de contratación, salario y cercanía al lugar de trabajo.

7º Capacitación y experiencia docente. En infantil se destaca que la capacidad de los docentes para identificar y dar respuesta a las necesidades del alumnado es una componente crítica de la calidad educativa; por lo que analizan tanto los estudios de los docentes como los años de experiencia laboral.

8º Docentes con creencias consonantes con las orientaciones curriculares. Las creencias de los docentes permiten entender la naturaleza de sus acciones, estando fuertemente relacionadas con las características de sus prácticas de enseñanza/aprendizaje, e influyen en sus percepciones y juicios, además de afectar a su comportamiento dentro del aula. Se refieren a las creencias sobre: la orientación para la planificación del trabajo docente, orientaciones para la enseñanza y orientación para la evaluación.

9º Oportunidades para el aprendizaje y desarrollo profesional de los docentes: participación en cursos de actualización, discusión y análisis de la práctica docente en colectivos escolares, estudio de materiales educativos, asistencia a centros de profesorado.

10º Dirección de centros escolares con capacidad y experiencia. El cometido que realizan los directores es crucial para la consecución de resultados educativos, la construcción de comunidades de aprendizaje y para la provisión de servicios de calidad.

11º Duración y distribución de la jornada escolar adecuada a las necesidades de los niños, de sus familias y la sociedad. Analizan el tiempo que se dedica diariamente a las actividades rutinarias.

12º Interacciones estables y seguras entre docentes y niños/as. Estabilidad docente, manejo de situaciones conflictivas.

13º Oportunidades para que los niños trabajen de manera individual y en pequeños grupos.

En un apartado final, anterior a los anexos con datos, recogen una serie de conclusiones para la determinación de políticas educativas. Sorprende una llamada de atención que se hace a la inconsistencia palpable entre normativa, construcciones, currículo, infraestructuras y dotación de los centros.

Desde luego es un informe valiente. Una mirada necesaria para la mejora.

Disfraces de Carnaval

In RebelArte on 22/02/2011 at 14:01

Máscaras de Maruja Mallo

Llegado por este momento no tenemos nada que añadir a lo publicado el pasado año por las misma fechas en el postLa banda del trapo“. Tan sólo, hacer unas aclaraciones que inciten a una reflexión de los equipos docentes sobre estas prácticas tan instauradas en las dinámicas escolares infantiles.

1º No tenemos nada en contra de que los niños y niñas se disfracen; es lo propio de estas fechas, y lo esperan con ilusión.

2º No somos partidarias de la elaboración de los disfraces por parte del profesorado, ya que las criaturas de estas edades no son capaces de hacerlo, a no ser unos pequeños adornos.

3º Para que las docentes se dediquen a hacer los disfraces, o los hagan individualmente con cada una de las criaturas sólo caben dos posibilidades: o dejan de atender al grupo, o le dedican horario no lectivo. Y ciertamente no sabemos del provecho pedagógico de esta actividad artesanal.

4º Que sean las familias quien los hagan siguiendo el patrón indicado en la escuela tampoco le encontramos mucho aprovechamiento para las criaturas.

5º Desde la escuela pueden/deben inculcarse hábitos relacionados con el consumo responsable. El despilfarro en bolsas, papeles, adornos sofisticados, etc, tenemos por seguro que no ayuda a conseguir ese objetivo.

6º El argumento de que esto se hace para evitar diferencias no nos parece muy consistente. Las diferencias están presentes todos los días y no por ello se solventan poniéndoles un uniforme, ya que aun así prevalecerían. El cometido de la escuela no es pintar todo del mismo color, sino enseñar a apreciar y valorar todos los colores.

7º Aferrarse a que “siempre si hizo y es muy bonito”, nos hace pensar en cantidad de prácticas -afortunadamente ya desaparecidas- que también eran muy bonitas y siempre se habían hecho así. La escuela debe estar cuestionándose continuamente la utilidad educativa de lo que hace, ya que la responsabilidad de la escuela es educar no sólo hacer “cosas bonitas”.

8º Para los que esgrimen que es una tradición. El disfrute en Carnaval es ser otro/a, de estar irreconocible para el resto, como se hizo tradicionalmente en Galicia y en casi todos los lugares del mundo. Unas ropas prestadas y una careta pueden ser suficiente para conseguir tal fin lúdico.

9º Hubo una época -ya superada- que la mayor parte del tiempo de la escuela infantil se dedicaba a la realización de manualidades, ya que se pensaba que los pequeños no tenían capacidad para pensar, para indagar, para aprender …; esta etapa era un pre-momento importante, a la espera de que estuviesen maduros para hacer algo de provecho cognitivo. Se ve que, pese a todo, aun quedan rescoldos de eso. Hoy en día, hay otros espacios, en los que deben permanecer los niños y niñas -por esto de la conciliación- que perfectamente se pueden dedicar a esas actividades más de entretenimiento.

10º De igual manera que nos parecería impensable que los docentes de Bachillerato -con lo que tienen que hacer-, se dedicaran a elaborar disfraces con el alumnado, lo mismo pensamos de los de infantil; nuestra tarea fundamental es la de que desarrollen los aspectos cognitivos, intelectuales, motóricos, afectivos y emocionales. Para eso somos profesionales de la educación, no otra cosa.

El Carnaval puede ser para las escuelas la ocasión de promover actividades ricas de sentido educativo, propiamente dicho, o de todo lo contrario. No podemos admitir que se dediquen más horas de debate a los disfraces del Carnaval -reuniones de nivel, ciclo y claustros- que a la mejora de la calidad educativa.

Nosotros decidimos qué tipo de escuela, qué estilo de docente queremos ser y qué modelo de ciudadano estamos formando.

Primavera formativa

In FormArte on 07/02/2011 at 22:00

Esta primavera vendrá cargada de actividades formativas para los/las profesionales de educación infantil; todo un ramillete de posibilidades:

I Xornadas de Innovación Educativa. Mudando a “gramática” da escola, organizadas por la Facultad de Ciencias de la Educación de la UDC, los días 14, 15, 21 y 22 de febrero.

I Xornadas educando na infancia e na adolescencia, de las fundaciones SM y Preescolar na Casa, los días 12 y 26 de marzo.

Congreso Gallego de Educación Infantil 0-6, promovido por la AGADEI, los días 8 y 9 de abril.

VIII Encontros de Educación Infantil, de la Consellería de Educación e O.U., los días 6 y 7 de mayo.

Metas educativas 2021

In ActualizArte on 26/01/2011 at 15:00

El pasado 24 de diciembre, en la XX Cumbre Iberoamericana en Mar del Plata, Álvaro Marchesi, Secretario General de la OEI, presentó el documento “Metas educativas 2021: la educación que queremos para la celebración de los Bicentenarios“.

Como todos estos documentos, se mueve en el nivel de la utopía necesaria; los retos que se proponen son un buen punto de referencia, pese a que ya de partida se vean inalcanzables. Nos pareció muy interesante el análisis que se hace del panorama educativo iberoamericano. Leemos con interés aquellos aspectos referidos a la educación infantil, lo que sucede es que afortunadamente la situación de España  bastante distinta del resto de los países.

En la web puede accederse al documento completo, así como a un apartado donde recogen las aportaciones de personas destadas del ámbito educativo o representantes de instituciones y fundaciones relacionadas con la educación.

¿Acumular saber o aprender a pensar?

In InformArte on 25/01/2011 at 09:01

En contraposición a las afirmaciones de Schank -en la entrevista recogida en la anterior entrada-, y en la que termina diciendo “Tenemos que enseñar lo que importa hoy en día. Dejemos de convertir a los niños en intelectuales y hagamos que sean ciudadanos de provecho.”, leímos ayer en el diario El País que Reino Unido prepara una profunda reforma de sus contenidos escolares.

“El ministro de Educación, el conservador Michael Gove, ha abogado por un retorno a la enseñanza de “los hechos”, en contraste con la evolución de la educación en el último medio siglo como una herramienta que pone sobre todo énfasis en enseñar a pensar, más que a transmitir conocimientos enciclopédicos. Gove echó mano de los datos del informe PISA de la OCDE presentado el mes pasado -que mide los conocimientos de los alumnos de 15 años de 60 páises, precisamente, en lectura, matemáticas y ciencias-, en el que Reino Unido han bajado puestos. Así puso como ejemplo a los estudiantes chinos de matemáticas de 15 años (Hong Kong y Sahangái están la la cabeza de PISA) llevan dos años de ventaja a los estudiantes ingleses de su misma edad. Y defendió la necesidad de que los niños británicos “adquieran un núcleo esencial de conocimiento” para no quedar “culturalmente empobrecidos”.

Esto está suscitando un gran debate en el Reino Unido, y pensamos se hará extensivo a otros países del contorno europea. La discusión parece centrarse en si es más importante acumular saber o aprender a pensar.

Nosotras, creemos que no tiene sentido colocarnos en ese dilema; pensemos que en la sociedad del conocimiento serán los instrumentos tecnológicos los que tengan capacidad ilimitada de almacenaje de conocimientos, por ello, sería más conveniete formar a los usuarios de ese conocimiento para encontrarlo clasificarlo, analizarlo, y emplearlo.

Al hilo de su fundamentación en el Informe PISA, recordamos un artículo de Miguel A.Santos Guerra, publicado en el diario La Opinión de Malaga, titulado ¿”Viene PISA del verbo pisar?” en el que con mucho tino decía, “Sólo se tienen en cuenta los resultados. Son importantes, cómo no. Pero una buena evaluación no puede olvidarse de los procesos que conducen la ellos Los resultados no pueden comprenderse sin los procesos. O, mejor dicho, no tienen el mismo significado que sí se contemplan desde el análisis de los procesos que han conducido a ellos. Al no preocuparse de los procesos el Informe no  ofrece suficientes explicaciones de por qué no se han conseguido en alto grado, o en grado suficiente al menos, aquello que se pretendía alcanzar.”

Nosotras aun apuntamos algo más, esto sucede por la falta de coherencia, ¿cómo se pueden conciliar los currículos educativos que, supuestamente, se dirigen a la adquisición de las competencias básicas, con la realización de unas evaluaciones que miden áreas de conocimiento?, ¿en algún caso mide PISA el proceso de adquisición de una competencia? Luego pasa lo que pasa, de aquellos polvos vienen estos lodos …, y ahora hay quien se ampara en los resultados para hacer un nostálgico retroceso al pasado, al saber enciclopédico. Incluso considerarán que el manual de estudio podría ser el que recogemos en la imagen “Lo más selecto del Pensamiento Universal”: 160 páginas, 3,20 metros de altura, más de 4 metros de envergadura y 250 Kg de peso, con pensamientos de autores como Teresa de Calcuta, Gandhi, Voltaire, Shakespeare y otros, ilustrado con fotografías. El libro más grande del mundo.  (Vía Biblioabrazo)

Ciudadanos de provecho

In ActualizArte on 25/01/2011 at 09:00

Nos facilitan el enlace a una de esas lecturas que sirve como revulsivo para rebelarse contra la inercia, tradicionismo y continuismo escolar imperante en los sistemas educativos de casi todo el mundo. Por eso tán sólo recogemos aquí unas pequeñas píldoras y os invitamos a su lectura. Entrevista a Roger C. Schank, presidente de Socratic Arts, publicada en Kidsein en el 2007.

“Los colegios no deberían existir, (…) son guarderías, y no muy buenas.”

Su opinión sobre el sistema educativo: “se podría resumir así: un profesor entra en clase y habla. Los alumnos, como mucho, toman apuntes. Como no pueden recordar lo que se les dijo, les hacen exámenes. Pero poco después de pasar esos exámenes, olvidan todo.”

Sobre si los docentes son culpables de eso: “Los profesores no tienen la culpa. Han aprendido a vivir en un sistema tonto, pero normalmente empiezan con grandes ideales y aprenden a adaptarse. Podrán aprender a enseñar de una nueva manera cuando exista una nueva manera.”

Sobre quién quiere mantener el sistema inamovible: “hay grupos de presión que quieren dejarlo igual, y son muy fuertes. Editores de libros de texto, preparadores de exámenes, profesores y muchos otros tienen un gran interés en que todo siga igual.”

Cmóo se puede cambiar: “Internet puede cambiarlo todo al proporcionar una experiencia de alta calidad a todo el mundo. Por supuesto, lo que se ha visto hasta ahora es el vino de siempre en una nueva botella.”

Alrededor del fin de la educación: “El objetivo no son las notas de los exámenes, sino la felicidad. La felicidad proviene de una vida emocionante, que incorpora habilidades laborales, capacidad de razonamiento, capacidades personales, y no incluye fórmulas matemáticas ni obras literarias que consideran sagradas las distintas culturas. Tenemos que enseñar lo que importa hoy en día. Dejemos de convertir a los niños en intelectuales y hagamos que sean ciudadanos de provecho.”

Por razones obvias no podemos estar de acuerdo con su afirmación que da  título al artículo, pero sí con su discurso.

“Una llamada de atención”

In ActualizArte on 22/12/2010 at 19:02

Vemos en las librerías la última publicación de Philippe Meirieu, “Una llamada de atención. Carta a los mayores sobre los niños de hoy” en Ariel. En la reseña editorial recogen:
“Nuestro futuro no está escrito y eso determina un claro imperativo: educar a nuestros hijos para que lo escriban. Frente la la pregunta habitual: ¿qué mundo vamos a dejarles a nuestros hijos?, se hace apremiante contraponer esta otra: ¿qué hijos vamos a dejarles al mundo? Nuestra responsabilidad educativa es grande en materia de transmisión cultural. ¿Pero acaso debemos transmitirla con calzador? ¿Hemos de imponer por la fuerza o el condicionamiento conocimientos, saberes, tareas …? El prestigioso pedagogo Philippe Meirieu nos habla en esta obra de nuestra responsabilidad ante el futuro. Una llamada de atención sobre los desafíos más recientes de la educación: la crisis de autoridad, el uso de Internet, el trabajo escolar, la idea del esfuerzo, la influencia de la publicidad, la detección precoz de la delincuencia, el dominio de la lengua … Una reflexión completa que recoge las aportaciones de los grandes pedagogos sobre la educación de los adultos del mañana dirigida a todos los adultos de hoy, con propuestas innovadoras para emprender esta gran aventura común que decidirá el futuro de nuestros hijos y el de nuestro mundo.
Philippe Meirieu es profesor de Ciencias de la Educación en la Universidad Lumière- Lyon 2 y especialista en pedagogía. Sus trabajos versan sobre la escuela y el aprendizaje, sobre la filosofía y a la educación y sobre la familia y los medios de comunicación. Entre sus títulos destacamos algunos de los que podemos acceder desde la red.

Carta a un joven profesor: por qué enseñar hoy” en Graó.

Referencias para un mundo sin referencias” en Graó.

El mundo no es un juguete” en Graó.

Una visión contemporánea de la educación, que se puede ampliar con otros escritos y opiniones de Meirieu, que encontraremos en su web.

La educación del talento

In ActualizArte, FamiliarizArte on 20/12/2010 at 21:20

En estos días que las familias andan pidiendo recomendaciones de lectura para los sus hijos/as, también queremos hacer una recomendación para ellas.

La educación del talento” es el más reciente libro de José Antonio Marina, publicado en Ariel, con el que la Universidad de Padres on line abre una colección de libros dirigida a padres y educadores preocupados por la educación.

“El objetivo de la educación es desarrollar el talento de los individuos y de las colectividades. Los gurus del management insisten sin descanso en la necesidad de talento, y hay profesionales que se dedican a buscarlo. A todos nos gustaría tener talento. Todos lo admiramos. La cuestión es como desarrollarlo en nuestros niños y niñas, y también en nosotros. No hay simplificaciones milagrosas. Ni se puede ser “millonario al instante”, ni “aprender chino en veinte horas”, ni conseguir ninguna de esas maravillas que prometen libros estafadores. El talento es un hábito y, como todos los hábitos, difícil de adquirir.Hai también muchos tipos de talento. Esta obra pretende ayudar a nuestros niños a descubrir los suyos. Cada uno de nosotros tenemos nuestras propias fortalezas y debilidades. Pero también hay un “talento básico”, que debemos intentar desarrollar universalmente, y de este trata sobre todo este libro. Talento para saber qué hacer con los demás talentos y también con nuestras limitaciones.”

Estos libros tienen una finalidad práctica, ayudar y educar. Están pensados para que alguien “profano” pueda leerlos con agrado, y alguien especialista, estudiarlos con facilidad. Están redactados en dos niveles: la parte expositiva en papel, y la ampliación científica y documental, en la red.

Desde la web, el mismo Marina va desgranando a través de distintas grabaciones en vídeo, la composición y finalidad del libro, capítulo por capítulo.

Asimismo, puede accederse a la revista Universo UP, que en su número 10 trata temas como “Videojuegos: enemigos el aliados”, “Ayuda la tu hijo a dormir bien”, una entrevista a Emilio Calatayud, y otras muchos del interés de padres, madres o educadores.

20 años de Preescolar na Casa TVG

In InformArte on 14/12/2010 at 21:27

El pasado sábado, día 11, se emitió el programa 661 de Preescolar en la Casa TVG, con lo que se conmemoran los 20 años que llevan en antena. En el año 1990 se emitía el primero, una apuesta fuerte de la Fundación PnC, viendo las posibilidades que les brindaba el medio televisivo para llegar a un mayor número de familias. A día de hoy sigue siendo un clásico en los programas divulgativos y su función sigue siendo tan necesaria como cuando empezaron, o más.

Ya hemos hablado, en otras ocasiones de la función que desarrolla la Fundación PnC; siempre decimos que nunca será lo suficientemente reconocida, porque millares de familias a lo largo de más de 30 años, contaron con este servicio con una clara vocación de ayuda y formación de los padres, madres, abuelos, abuelas, maestros y otros agentes educadores. Esa labor al lado de los niños y niñas gallegas, en su día a día, no hay institución que se la facilite con el mismo compromiso y con la misma profesionalidad que lo hacen las personas de Preescolar en casa.

Puede conocerse más, bien en el blog, en la web, en el programa de radio que emiten los domingos, o en los programas de la TVG.
¡Larga vida para Preescolar en casa!

Informe OCDE 1:1 en educación

In TicArte on 09/12/2010 at 15:11

El Instituto de Tecnologías Educativas (ITE) acaba de presentar la traducción del informe de la OCDE “1:1 en Educación: prácticas actuales, evidencias del estudio comparativo internacional y implicaciones políticas”. Se trata de un análisis de las iniciativas 1:1 (un ordenador para cada alumno) adoptadas en muchos países y evalúa los resultados del acceso de los chicos 24 horas al día, 7 días a la semana a un dispositivo TIC con conexión la Internet.
Tras una introducción justificativa del informe, va desgranando:
-Las oportunidades y riesgos de 1:1 con perspectiva internacional; indaga en las razones de que se esté invirtiendo en 1:1; en cómo se está apoyando al profesorado y al alumnado; y apunta las conclusiones principales.
-El qué sabemos sobre el impacto del uso de las TIC en educación, si esto ayuda a que emerjan nuevos modelos o contornos de aprendizaje; cómo mejoran los resultados de los estudiantes; y si 1:1 ayuda a salvar la división digital en educación.
-Finalmente trata las lecciones aprendidas y las implicaciones en las políticas.
No da respuesta ni sobre la efectividad/coste ni sobre los impactos educativos del 1:1, tan sólo eleva las mismas preguntas que nos hacemos muchos y muchas profesionales de la enseñanza, que se resumen en lo que sigue:
Se basan en la creencia de que capacitando el alumnado para conectarse la Internet y conectarse entre sí, puede contribuirse a salvar la brecha digital al tiempo que transforman la educación para ayudar mejor a las necesidades sociales. Por ello, los objetivos de estos programas son: proporcionar destrezas TIC, minorar la brecha digital y mejorar la calidad de la enseñanza. Pero las preguntas que surgen de inmediato son: ¿qué razones políticas hay detrás de estas iniciativas?; ¿cuántos y que tipo de socios están participando?
El profesorado precisa de una visión clara de cuáles son los objetivos de aprendizaje ya que, como bien sabemos, la disponibilidad de tecnología informática, por sí misma, no tendrá ningún impacto en los estilos docentes o de aprendizaje. Los programas 1:1 dependen en gran medida del profesorado para que tengan éxito.

En cuanto a los resultados académicos del alumnado, se detecta un impacto positivo sobre las destrezas TIC y de expresión escrita, así como una asociación más modesta entre 1:1 y mejora en otras áreas académicas como las matemáticas.
La desigualdad en el uso de las TIC podría provocar una “segunda brecha digital”. La equidad no puede reducirse al acceso a aparataje tecnológico. El alumnado con capital cultural alto puede beneficiarse de las oportunidades de aprendizaje asociadas a las TIC, pero el resto del alumnado, no, entonces, ¿cómo se beneficiarán los más pobres y los menos capaces con estas reformas?
La mayor parte de las evaluaciones realizadas hasta ahora son descriptivas del proceso de implementación y del diseño del programa, aun no se sabe nada de la relación entre implantación y resultados académicos. El uso de dispositivos TIC en iniciativas 1:1 varía mucho entre centros, dependiendo fundamentalmente del profesorado.
Por lo tanto sería un buen momento para pararse y analizar resultados o para hacer los ajustes precisos, recordando que un ordenador por niño no es un fin en sí mismo y tiene un coste muy elevado como para no saber en qué se traduce.

Los siete saberes necesarios para el futuro

In ActualizArte on 09/12/2010 at 15:10

Leemos que en el Foro 2010 que se celebra en Compostela en estos días, se contará con la presencia del filósofo francés Edgar Morin, quien para nosotros es un referente porque entre otras muchas aportaciones, Morin postuló cambios concretos en el sistema educativo desde la etapa primaria hasta la Universidad tales como: la no fragmentación de los saberes, la reflexión sobre lo que se enseña, y la elaboración de un paradigma de relación circular entre las partes y el todo, lo simple y lol complejo. Abogó por lo que él llamó “diezmo epistemológico”, según el cual las universidades deberían dedicar el diez por ciento de sus presupuestos a finanzar la reflexión sobre el valor y la pertinencia de lo que enseñan.

En 1999 en el marco del proyecto transdisciplinario “Educación para un futuro sostenible”, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), le solicitó a Morin que expresara sus ideas alrededor de lo que consideraba clave para la educación del futuro, para lo cual, él redactó siete principios clave, todos ellos en el contexto de su visión del “pensamiento complejo”. Estos son:

1. Una educación que cure la ceguera del conocimiento. El conocimiento humano es frágil y está expuesto a los errores de percepción, a las influencias distorsionadoras de los afectos, a los conformismos, etc. Por ello, la educación del futuro deberá tener en cuenta esa posibilidad proporcionándole al alumnado la capacidad de asumir y corregir esos errores al tiempo que se les enseña a convivir con sus ideas sin ser destruidos por las mismas.

2. Una educación que garantice el conocimiento pertinente. En una sociedad caracterizada por el aluvión de información existente se hace preciso promover una inteligencia que ayude a discernir cuál de esa información es clave de la que no lo es.

3. Enseñar la condición humana. Conocer al ser humano es situarlo en el universo y al mismo tiempo separarlo de él. La educación deberá mostrar el destino individual, social y global de los seres humanos y nuestro arraigo como ciudadanos de la tierra, ese será el núcleo esencial formativo del futuro.

4. Enseñar la identidad terrenal. La perspectiva planetaria es imprescindible en la educación, no sólo para percibir mejor los problemas, sino para elaborar un auténtico sentimiento de pertenencia a la Tierra.

5. Hacerle frente a las incertidumbres. La historia o la evolución biológica es fruto en gran medida de factores impredecibles; el conocimiento y nuestras decisiones están muchas veces mediadas por la incertidumbre, una vez que tomamos una decisión desencadena una serie de reacciones que no podemos predecir porque nos educaron para la certeza pero no para la incerteza, por lo que es un saber necesario a contemplar en la educación del futuro.

6. Enseñar la comprensión. La comprensión es una necesidad crucial para los seres humanos y debe ser abordada por la educación de manera directa y en dos niveles: a) el interpersonal y el intergrupal y b) la escala planetaria. La comprensión siempre está amenazada por la incomprensión de los códigos éticos de los demás, de sus ritos y costumbres o de sus opciones políticas. Enseñar comprensión significa enseñar a no reducir al ser humano a una o varias de sus cualidades que son múltiples y complejas. La educación del futuro deberá asumir un compromiso con la democracia porque no cabe una comprensión a escala planetaria en otro marco que no sea el democrático.

7. La ética del género humano. Validar una ética para todo el género humano es una exigencia de nuestro tiempo. Esta implica consensos y la aceptación de las reglas democráticas sabiendo que el respecto a la diversidad significa que la democracia no se identifica con la dictadura de la mayoría.

¡Como para comprobar si en los currículos educativos actuales están contempladas estas ideas básicas y fundamentales!

Estas siete ideas clave están recogidas en el libro “Los siete saberes necesarios para la educación del futuro” que se puede descargar de la red, bien desde el web de la UNESCO o desde la propia página personal oficial de Morin en la que también encontraremos otras publicaciones gratuitas, artículos, un blog, referencias, etc.

Falsos mitos en la escuela 2.0 (2ª)

In ActualizArte, TicArte on 09/12/2010 at 15:07

Hace tiempo que queríamos traer aquí algunas de las aportaciones del profesor Jordi Adell, con las que coincidimos plenamente y que se pueden seguir en su página personal. Sus reflexiones, ciertamente, creemos dan en la clave del problema, por lo tanto tan sólo vamos a reproducir textualmente algunos fragmentos y recomendar su lectura completa.

Sobre las iniciativas 1:1, en “Primer análisis sobre la escuela 2.0

“Si algún alto responsable de los proyectos Escuela 2.0 a nivel autonómico lee esto, por favor, dedique unos miles de euros este año a un análisis independiente de los efectos educativos del proyecto. Necesitará un buen diagnóstico de la situación para seguir tomando decisiones. SI puede ser, uno en el que no aparezcan docentes diciendo que los ordenadores “motivan a los niños”, por favor. Un estudio independiente y público que muestre si realmente ha cambiado lo que se hace en las aulas desde que los niños y niñas acarrean ordenadores al colegio. Aunque, todos sospechamos lo mismo. ¿Esperaremos otro año quizá para reconocer públicamente que cacharros sin formación y sin soporte no cambian nada? ¿O no haremos ningún análisis?”

Sobre los contidos y libros digitales en “Carta a los editores de los libros de texto

“El error, su error, es creer en las propiedades mágico-didácticas de los “contenidos”. Señores, los contenidos, sin docente, se llaman libros y bibliotecas, hace años que tenemos y, que yo me haya enterado, no han acabado con las escuelas, ni las universidades. Los maestros y maestras educan, sus libros son, o eran en su tiempo, una ayuda. Igual que la Internet ahora.” (…)

“En fin, creo que el mundo va en una dirección y Uds. están anclados en el pasado. Les ha ido bien, y les va bien ahora mismo, pero pónganse las pilas. Porque, si tengo a la misma distancia, un clic de ratón, una exposición del Museo Británico sobre Egipto, quizá su unidad didáctica sobre el arte egipcio me parezca un poco “cutre” y encima trabajo con la de Inglés. Si tengo las programaciones de otros docentes, quizá la suya me sepa a poco para hacer la mía propia, y si puedo trabajar junto a otras cinco escuelas estudiando un tema “sobre el terreno”, con datos actualizados en tiempo real, y los estudiantes pueden publicar sus resultados en la red, quizá sus actividades sugeridas me sepan a cartón, si en sus libros digitales, cada vez que profundizan en algo, me remiten a vídeos o páginas de la Internet, quizá piense que todo lo que necesito ya está en Internet y que gastarse mis impuestos en algo que se puede conseguir gratis, pues no está claro. El día que los docentes se den cuenta que esos cañones y pizarras digitales se pagan con sus impuestos… En fin.” (…)

“Por otra parte, tienen razón en un tema. La administración juega a dos barajas (o su mano izquierda hace una cosa y la derecha otra) y no debería ser la autora de los materiales de enseñanza. Lo mejor que podría hacer es subvencionar a los grupos de docentes más didácticamente innovadores para que  los hicieran y los compartieran gratuitamente por la red. De hecho dichos grupos ya lo están haciendo sin que les ayuden demasiado desde arriba.” (…)

“Finalmente, permítanme una reflexión final. Eso que están “buscando”, el libro de texto digital, no lo encuentran porque no existe. Y no existe porque quizá no tenga sentido en estos tiempos que vivimos. En la época en la que el acceso a la información era costoso y difícil, un libro de texto tenía mucho sentido: todo lo que merece ser sabido en el curso en un solo sitio, ordenadito y semidigerido. Gran ayuda para los docentes. Eso, hoy, en la era Internet, es sencillamente impensable.” (…)

“El problema es que los docentes que quieren libros de texto digitales son precisamente los menos innovadores y los menos comprometidos con el aprendizaje de sus alumnos (esto levantará algunas ampollas, pero alguien tiene que decirlo). Eso los padres lo descubrirán pronto, si no lo han descubierto ya. Del mismo modo que los centros que se niegan a usar los portátiles deberán dar explicaciones a las AMPAS. Y las escuelas que se aferren a los libros de texto teniendo toda la Internet a su disposición, posiblemente tengan pronto mala fama.” (…)

Poco más se puede añadir, tan sólo instar a que se haga una reflexión seria sobre las iniciativas 1:1 que aun estamos a tiempo de reconducir antes de que se echen a perder por la falta de visión sobre los objetivos que se persiguen, sobre los materiales necesarios y sobre el profesorado que debe emplearlos.

Aulas hospitalarias

In ActualizArte on 26/11/2010 at 08:00

Una alumna nuestra tuvo que ser hospitalizada. Cuando nos lo comunicaron -no podría decir si afortunada o desafortunadamente- supe que la familia no sabía de la existencia de las aulas hospitalarias en todos los grandes complejos hospitalarios de Galicia. Lo peor, es que muchos y muchas compañeras docentes tampoco las conocen, ni cómo se accede a ellas, ni cúal es la función que realizan, ni -y esto es lo más grave- cómo se articula la comunicación/relación entre un aula hospitalaria y los centros educativos de referencia, en el caso de una hospitalización prolongada de un niño o niña en el tramo de enseñanza obligatoria.

Hace dos años la CEOU, publicó “La atención educativa hospitalaria y domiciliaria en Galicia“, dentro de la colección Orientación y respuestas educativas. En esta sencilla publicación se recoge, la finalidad de la atención hospitalaria y domiciliaria, cómo se accede a estos servicios, cúal es el modo de relación entre los centros educativos y los responsables de atender a las criaturas en los hospitales o en sus propios domicilios -cuando la enfermedad obliga a períodos de convalecencia prolongados-, a quién le corresponde establecer el contacto y seguimiento académico del alumnado, cúal es el papel de las familias, de los centros y del personal que en ese momento los atiende, etc.

Se completa la publicación con unos anexos a utilizar desde el momento de la hospitalización, de su permanencia en el complejo sanitario y de su retorno a las aulas ordinarias. Finalmente, recoge las direcciones de todas las aulas hospitalarias de Galicia sitas en las siete grandes ciudades, y la Carta Europea de los Derechos de los niños y niñas hospitalizados.

Más allá de lo meramente académico, se reseña que en estas situaciones es de gran importancia la relación y contacto que puedan mantener los niños/as hospitalizados con sus compañeros de centro. No consideramos necesario explicar el peso de los aspectos emocionales y relacionales en una situación de estas características. Tan sólo decir que en la actualidad, atendiendo a las herramientas de las que disponemos -correo electrónico, videoconferencia, chats, etc- es algo relativamente fácil, y con una gran incidencia en la evolución del niño o niña enfermos.

En el libro “Medrando sans:de sentimento en sentimento … de emoción en emoción“, se recoge una experiencia de trabajo con las emociones de los niños y niñas hospitalizados en el CHUVI, de entre las muchas que desarrolla la maestra de la escuela, y por las que recientemente participó en un Encuentro Iberoamericano celebrado en la ciudad de Méjico.

Informe Infancia en España 2010-2011

In InformArte on 18/11/2010 at 18:03

En estos días la prensa se hacía eco del último informe de UNICEF sobre la situación de la infancia en España. Pese a que en casi todos los medios tan sólo se referían al punto más llamativo de este informe – “la pobreza amenaza a uno de cada cuatro niños -hay otros muchos aspectos que hay que conocer de “La infancia en España 2010-2011“.

Comienza con una fotografía de la infancia en España, uno de los países con una tasa más alta de pobreza, siendo ésta, una tendencia en ascenso. A continuación apunta los avances y los desafíos pendientes con respeto a los derechos de la infancia; entre ellos la dotación de recursos específicos, la falta de coherencia en la aplicación de planes y normativas, la carencia de protagonismo de la infancia en la agenda política y social -sólo quedan bonitos en los discursos y en las fotos. Al mismo tiempo, analiza lo que significa pobreza en España, un país desarrollado; el primer impacto de la crisis económica, y de cómo afecta más a las familias monoparentales y numerosas. Termina con unas conclusiones y recomendaciones, así como con un sistema de indicadores del bienestar infantil.

Se dice en el informe: “Ser pobre en España no es pasar hambre, pero sí tener más posibilidades de estar desnutrido. Tampoco es no tener acceso a la educación y a la sanidad, pero sí tener más dificultades para afrontar esos gastos.”

En algunos centros educativos ya se está haciendo notar más que en otros. En algunos, somos conscientes y conocedoras de la precariedad económica de muchas familias, y de los esfuerzos que éstas hacen para que sus hijos no se diferencien de los demás. También nos percatamos de la falta de articulación de los sistemas de asistencia social, de la incoherencia de ciertas líneas de ayudas y subvenciones que acaban favoreciendo a quien no lo precisa tanto, etc, etc. ¿Y qué hacemos en los centros?, lo que podemos, en muchos casos más de lo que está en nuestro cometido, pero no se puede esperar que actuemos como servicios asistenciales, nosotros no podemos suplir los fallos de otros.

Children full of life

In EmocionArte on 18/11/2010 at 18:02

En el Día de la Infancia, un vídeo para las personas adultas. Se trata de un documental “Children full of life”, del 2004, producido por la cadena nipona NHK, que ha recibido diversos premios en festivales internacionales como en el de Banff o en el de Nueva York. Versa sobre el trabajo a lo largo de un año del profesor Toshiro Kanamori, en una escuela pública de Japón, en la que no sólo prepara a su alumnado para el siguiente nivel educativo, sino, también, los prepara para la vida, educando sus sentimientos y sus emociones, enseñándolos a ser felices con las cosas importantes de la vida. En el primer día de escuela le dice a sus niños/as: “El objetivo de este año es ser felices. No tenemos más que una vida y es importante aprovecharla para ser felices.” Así de claro y así de explícito. Y trata de llevarlo a cabo. Cada día, tres niños/as escriben y le hablan a sus compañeros sobre sus sentimientos, los sentimientos hacia los otros y sobre hechos de sus vidas.

Se puede descargar en cinco partes, y encontramos un resumen con subtítulos en catalán. Son 45 minutos que merece la pena pasar ante la pantalla.

Esta sí es una responsabilidade de la escuela, muchas veces olvidada entre el aluvión de contenidos educativos de los currículos académicos. Más  necesaria que nunca.

Historia y derechos de la infancia

In ActualizArte on 18/11/2010 at 18:01

En la web de la Asociación Profesional de Pedagogos/las y Psicopedagogos/las de Galicia, puede accederse a varias publicaciones; entre ellas encontramos “Historia de los derechos de la infancia” de José Manuel Suárez Sandomingo, presidente de APEGA.
La transformación de las realidades de muchas niñas y niños es un reto aun pendiente que debemos afrontar la ciudadanía en general, y los docentes en particular; por ello, tener conocimiento de la infancia con una perspectiva histórica, nos permite conocer situaciones de exclusión que a día de hoy no fueron superadas.

Analiza la infancia desde el tiempo de los romanos, pasando por la Edad Media, hasta el siglo XVIII, cuando gracias a la influencia de Rousseau, aparece una nueva concepción en la que las criaturas dejan de ser adultos en miniatura para tener una identidad propia. En el capítulo II habla de la evolución internacional de los derechos de los más jóvenes, hasta que cuaja definitivamente con la Declaración Universal de los Derechos del Niño en 1959, y con la Convención Internacional de los Derechos del Niño en 1989. Finalmente, da un repaso a la situación de los derechos de la infancia en la legislación española y gallega -hasta 1999, fecha de la publicación- y apunta los problemas de las criaturas en el final del milenio -que siguen siendo los mismos en la actualidad-, salud, maltrato, desatención …, en las últimas páginas, recoge en una tabla, los hitos sobre el reconocimiento de los derechos de los niños y de las niñas.

Un interesante trabajo, de absoluta vigencia, tras más de una década de su publicación.

Derechos de la infancia

In FamiliarizArte, InformArte on 17/11/2010 at 09:00

El 20 de noviembre se conmemora la fecha en que la Asamblea General aprobó la Declaración sobre los Derechos del Niño en 1959, y la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989. Por todo ello, el 20 de noviembre es el Día Universal de los Niños y Niñas.
En Enrédate.org tenemos una versión de la Convención adaptada a los más jóvenes. También podemos ver un ensayo fotográfico que nos permite conocer en imágenes los derechos de la infancia.
En este corto de animación “Yo quiero”, en stop motion, a través de las imágenes y de la canción se nos recuerda que “todos los niños y niñas del mundo merecen un lugar”.

Es obra de Walter Tourier, y en el su web encontraremos los trabajos de animación realizados para el Instituto Iberoamericano del Niño, la Niña y Adolescentes. Vídeos con su correspondiente folleto explicativo y la letra de la canción. Entre otros: “Queremos que nos oigan”, “Queremos vivir”, “Yo quiero aprender”, “Yo quiero jugar”, “Yo participo”, Es mi familia, “Yo soy”, “Yo quiero”, y “La Carta Democrática”.

Dicionario galego de Pedagoxía

In ActualizArte on 15/11/2010 at 21:04

Esta tarde se presentó el “Dicionario galego de Pedagoxía“, dirigido por Felipe Trillo y José Antonio Caride, editado por Galaxia.

Según figura en la reseña editorial “este diccionario tiene más de 500 entradas en las que 176 especialistas gallegos explican, de manera rigurosa y accesible, los diferentes términos y los conceptos, expresiones y significados a ellos asociados, desde la Didáctica y la Organización Escolar a los métodos de investigación, de la Teoría y la Historia de la Educación a la Pedagogía Social, del diagnóstico a la orientación educativa y laboral.”

En las intervenciones de los integrantes de la mesa se dieron varias coincidencias: el cariñoso recuerdo para el profesor Herminio Barreiro; reseñar el hecho de estar escrito en gallego por gallegos; reconocer la ingente tarea del equipo de trabajo que desarrolló su cometido a lo largo de cinco años; y la necesidad de generar conocimiento en gallego sobre la que es la llave del desarrollo humano, la educación.

Cada una de las entradas tiene su correspondencia en varios idiomas -inglés, francés, alemán y portugués-, dos o tres autores de referencia y otros tantos textos a modo de ejemplo. Incluso nos gustó su portada, de la que el Director general de Galaxia supo dar la razón de ser así: hacerlo atractivo a la vista evitando imágenes recurrentes; la manzana de la sabiduría; y la manzana como comienzo del todo. Un toque fresco para un trabajo que seguro dará mucho que hablar y que estudiar.

Termómetro de la educación

In ActualizArte, FamiliarizArte on 15/11/2010 at 21:02

Dar una vuelta por las estanterías de novedades en una librería es una de las mejores formas de conocer por donde van los tiros en educación, de cuales son las inquietudes y preocupaciones sociales en cuanto a la atención de los más pequeños. Esto es lo que vimos hoy:

-“Las madres nunca se equivocan”, de Giovanni Boella, editado en Los libros del silencio con prólogo de Javier Urra. “Describe de modo tan detallado como accesible los principales momentos de la evolución del niño, analiza las actuales circunstancias de la familia y la educación en el ámbito cotidiano y, por encima de todo, apela al sentido común y a la intuición de los padres, a menudo abrumados por las advertencias tanto de quienes señalan el riesgo de traumatizar a los niños por nimiedades como de quienes buscan la disolución de la autoridad de los progenitores.”

-“Los errores de papá y de mamá“, de Giovanni e Antonella Astrei en Rialp. “No es nada fácil ser padres. Para ayudarles a serlo, este libro muy práctico plantea 135 posibles errores que cabe cometer en la crianza y educación de los hijos; para evitar otras tantas y similares equivocaciones. Simpáticamente ilustrado, ha nacido de la experiencia profesional de los autores y, sobre todo, de las vivencias familiares con sus propios hijos.”

-“La mejor guardería, tu casa”, de Eulalia Torres de Bea en Plataforma Editorial. “Este libro trata fundamentalmente de esta contradicción y sugiere la necesidad de ayudas laborales y económicas a los padres para que puedan realmente conciliar su vida familiar y su vida laboral y criar saludablemente a su bebé.”

-“Guía práctica para abuelos con nietos”, de Isabel Agüera en Toromítico. “Las cada día mayores exigencias de la sociedad actual, marcada por una competitividad laboral acuciante, conllevan que los padres se vean a menudo en la necesidad de dejar a sus hijos al cuidado de los abuelos. Éstos se encuentran así ante una tesitura singular. De un lado les complace enormemente hacerse cargo de sus nietos, cuya compañía les agrada y rejuvenece; pero de otra parte su libertad de acción se ve restringida y el peso de los años les impide atenderlos en plenitud de facultades.”

Jefes tóxicos

In InformArte on 13/11/2010 at 15:00

En alguna otra ocasión hemos traído aquí el blog “El Adarve” que recopila los artículos de Miguel Ángel Santos Guerra publicados en el diario “La Opinión de Málaga”. Volvemos a mencionarlo por el artículo publicado hoy “Jefes tóxicos en educación“.
En éste se pregunta sobre si la acción de los directores y directoras de las escuelas se dirigen a finalidades educativas o se enmarañan en el ejercicio de la burocracia de control, del autoritarismo y de las intrigas. Habla, asimismo, de funciones ricas y de funciones pobres de la dirección, cuestionándose a cuáles si dedica más tiempo.
Bien sabemos que la excesiva carga burocrática de los centros educativos no es una elección, si no, en muchos casos, una imposición, pero también sabemos qué hay quien la realiza como una tarea más y quién la convierte en el leit motiv de su quehacer cotidiano.
Recomendamos su lectura y avanzamos dos citas para tener presentes:
– “Quien ejerce la autoridad debe sentirse servidor y no amo. ”
– “El ambiente no mejorará si quien tiene la responsabilidad de purificarlo y enriquecerlo es quien más toxinas desprende.”

Día Mundial de los Docentes

In RebelArte on 04/10/2010 at 18:15

Desde 1994, la UNESCO declaró el 5 de octubre el Día Mundial de los Docentes. Cada año se establece un lema, el del 2010 es “La recuperación empieza con los docentes“, con el motivo de rendir homenaje al papel que desempeñamos para una educación de calidad a todos los niveles. La labor de los maestros que favorece el impulso económico en el mundo entero y una exposición fotográfica sobre las condiciones de trabajo de algunos profesionales, son los hitos más reseñables para este día.

Pero no hace falta mirar hacia el tercer mundo o hacia el eje sur; hace algunos años tuvimos ocasión de conocer el trabajo de investigación que había hecho un equipo de la USC sobre la dinamización cultural y social que supusieron algunos maestros en el rural gallego. Lo sentimos mucho, pero no recordamos ni el título de la tesis ni el nombre de sus autores -creemos que fue publicado en los primeros números de EDUGA, pero no lo podríamos asegurar. En cada aldea y villa gallega, está en la memoria colectiva el nombre de algún o de alguna maestra que no sólo ayudó a las criaturas y a sus familias, sino que también enriqueció social y culturalmente la localidad, creando sociedades, asociaciones, colectivos, participando en la vida política o introduciendo innovaciones.

Muchos casos similares fueron retratados por la literatura y por el cine. En otra ocasión ya hablamos de un blog “Temas de educación y de cine” que compila películas en las que se trata sobre la educación y las clasifica en estos apartados:

-Cine y niños abandonados
-El poder de la educación en el cine.
-Alumnado y profesorado en las aulas.
-Cine y derecho a la educación.

Como homenaje a nosotros mismos, en este día elegiremos una de esas películas que nos hace creer en la relevancia social de nuestro trabajo. En los medios de comunicación más “sensibles” incluso es posible que se acuerden de nosotros. En otros, sólo nos mencionan cuando hay agresiones o denuncias.

Los discursos políticos y pedagógicos están llenos de buenas intenciones con respecto a la dignificación y reconocimiento del cometido docente, pero en rara ocasión exceden lo meramente discursivo, o toman derroteros equivocados -lease tarimas o tratamientos de cortesía-, pero poco más. En un país en el que -por poner un ejemplo-hay hueco en la televisión  para todo el mundo, se reseña la labor de gaiteros, curas, herreros, cocineros de última generación; hasta para necios y cretinas que aseguran no haber leído un libro en su vida -ni falta que les hace para ser unas triunfadoras/es-, no hay un programa televisivo que nos conceda los 15 minutos de fama que decía Warhol, para sacar a la luz el trabajo oculto, silente, y productivo, de muchas y muchos profesionales de la enseñanza que ayudan a jóvenes y no tan jóvenes, a ser capaces de tener una vida mejor. Será que no nos vendemos bien.

Enhorabuena a todas y a todos por dedicarnos a lo que nos dedicamos.

Nuevas familias en la escuela: dudas y desvelos

In FamiliarizArte on 03/10/2010 at 20:15
Escenario: centros de educación infantil
Temporalización: 1º trimestre del curso académico
Personajes: padres y madres primerizos en la escuela

Problemas:

1º La entrada en la escuela del primer hijo/a

Recomendación: “Sobrevivir al colegio de su hijo“, de Paola di Pietro en Medici.

Se recogen consejos prácticos sobre la entrada en la vida escolar: qué centro; qué actividades; comedor sí o no; participación en la escuela; juegos, etc., de modo que pueda convertirse en una experiencia provechosa, también, para los padres.

 

2º ¿Qué le contesto a mí hijo/a cuando me pregunta por qué hay que ir a la escuela?

Recomendación: “¿Por qué tengo que ir a la escuela?”, de Hartmut von Henting en Gedisa

No es fácil hacer entender a los hijos/las cuál es la razón por la que tienen que pasar el día separados de los progenitores y entre personas extrañas, ajenas a su hábitat familiar. Recurrir a argumentos como la importancia de ser una persona educada y culta para tener una vida de calidad no suenan nada convincentes.

3º ¿En qué actividades extraescolares lo/la inscribo?

Recomendación: “La hiperescolarización de los niños. Las actividades extraescolares, una presión añadida para tus hijos“, de A. Rosenfeld y N.Wise en Paidós.

A veces creemos que lo mejor que podemos darle a los hijos son muchas oportunidades que nosotros no tuvimos, lo que nos lleva a una carrera desenfrenada de actividades después de la jornada escolar. Puede que no sea eso lo que recuerden de adultos, ni lo que les proporcione una vida más sana y rica.

4º Controlando todos los “elementos” de su educación y con las oportunidades que hay, ¿conseguiré que sea de los mejores?

Recomendación: “Bajo presión. Cómo educar a nuestros hijos en un mundo hiperexigente“, de Carl Honoré en RBA.

Todos los padres y madres aspiran, anhelan y desean lo mejor para sus hijos: que tengan éxito, que no fracasen, que no sufran lo que sufrieron ellos …, de tal modo que la vida de los niños se está convirtiendo en una carrera sometidos a presión, y la tarea de los padres en una profesión en sí misma.

Premios a la innovación educativa 2010

In PremiArte on 03/10/2010 at 20:12

Convocados los premios a la innovación educativa para aquellas experiencias escolares desarrolladas en el curso escolar 2009-2010. El plazo de presentación finaliza el día 11 de octubre.

En lo que se refiere a educación infantil, se podrá participar por la categoría 1 -compartida con primaria- desde tres modalidades: fomento del plurilingüísmo, introducción de las competencias básicas en el aula digital y atención a la diversidad. En cada una de las tres modalidades: un 1º premio de 6.000 €, tres 2º premios de 4.000 € y cinco 3º premios de 2.000 €.

Hay que destacar que se hace mucho hincapié -tanto en los requisitos como en los criterios de valoración- que los materiales presentados favorezcan la adquisición de las competencias básicas y de aprendizajes significativos por parte del alumnado, al tiempo que sean de utilidad para las “aulas digitales”. Esto es muy importante, porque a día de hoy encontramos muchos materiales elaborados para las llamadas escuelas 2.0, que no son más que aquellas denostadas fichitas escolares con un poco de animación multimedia y absolutamente infantilizadas. Los autores de estos materiales, totalmente abducidos por su pericia en el manejo de programas, olvidan que sólo les van a producir aprendizajes significativos a ellos mismos -por el duro proceso de elaboración-, pero luego para los niños, nada de nada. Nosotras no somos partidarias de la idea que se intenta transmitir de ese profesor/a “orfebre”, no somos técnicos informáticos; lo que debemos y tenemos que hacer es aprovechar didácticamente lo que a día de hoy podemos encontrar en la red. Nosotras somos las que tenemos el criterio para ver esas posibilidades y sabemos en qué momento nos pueden ser de utilidad. Es nuestra opinión, y también lo que intentamos hacer. Al igual que sucede con las lecturas, poemas, historias, que seleccionamos sin necesidad de tener que escribirlas nosotras mismas, lo mismo oacurre con los recursos digitales. Pero en cualquier caso, la responsabilidad será de quien se encargue de premiar esas experiencias y de difundirlas a modo de buenas prácticas.

Escuelas de emigración

In InformArte on 30/09/2010 at 22:12

El Consello da Cultura Galega acaba de publicar un proyecto del Archivo de la Emigración Gallega, con la finalidad de recuperar el legado educativo de la emigración.

“La salida hacia América de millares y millares de gallegos, muchas veces con carácter definitivo, provocó en numerosos casos un profundo sentimiento de compromiso y solidaridad con su tierra de origen, no sólo en el plano familiar, sinó también con la vecindad.

Uno de los destinos de estas remesas, el que dejó mayor huella en el desarrollo de la sociedad y de la cultura gallegas, se concretó en la esfera educativa. Tuvo como beneficiarios directos sus vecinos, ya que contribuyeron a configurar la primera red escolar gallega.”

A través de una página web puede consultarse una compilación de todas las escuelas organizadas por ayuntamientos, comarcas, provincias o promotores.

Además, en colaboración con la Secretaría Xeral de Emigración, se organizará una exposición itinerante sobre estas escuelas y el legado de los “americanos”, instrumento de transformación social y modernización de la Galicia rural.

La revolución educativa

In InformArte on 30/09/2010 at 22:10

En los últimos años recordamos haber visto publicaciones, leído artículos o escuchado conferencias que llevan por título “La revolución educativa”. En la mayor parte de los casos se referían a la introducción de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) en la escuela y en la enseñanza. Una exagerada magnificación de una herramienta/herramientas. Bien sabemos que por sí solas las TIC no van a revolucionar la educación. Ya tendremos ocasión de constatarlo. Pueden ser un elemento innovador, en constante evolución, pero solas no pueden mejorar los resultados educativos.

De lo que estamos necesitados es de una revolución educativa que apunte a la manera en la que se conciben y se desarrollan los procesos de enseñanza-aprendizaje.

En el programa n º 64 de Redes, Eduard Punset entrevista a Robert Roeser, psicólogo de la Universidad de Portland. Analizan la necesidad de replantear la profesión educativa y de redefinir el papel de los docentes para que puedan afrontar tres grandes responsabilidades:

-Enseñar el alumnado a aprender, que aprendan a aprender, haciéndolos conscientes y enseñándolos a atender, observar, analizar, razonar, enjuiciar …

-Conseguir que la educación englobe e integre aspectos emocionales y la inteligencia social.

-Convertir la diversidad cultural, racial étnica, presente en la sociedad y en los centros educativos en una oportunidad, no para incidir en lo que nos diferencia, sino encontrar lo que nos une: la moral común o innata, la capacidad de empatizar, compadecer, etc.

Siempre consideramos muy interesantes los temas tratados en este programa, pero en esta ocasión aun más, por tratarse de los retos educativos de futuro. Se puede acceder a la transcripción de la entrevista.

Slow education

In ActualizArte on 21/09/2010 at 19:10

El nº 56 de la revista Aula de Infantil, de julio-agosto, se dedica a la educación lenta. Coordinado por Joan Domenèch, autor de “Elogio de la educación lenta”, recoge las voces de aquellos profesionales que piden que se respeten el ritmo natural de los acontecimientos y los tiempos de la infancia. El propio Domènech mantiene un diálogo virtual con Carl Honoré -escritor, periodista y estudioso del movimiento Slow. Puede verse la entrevista completa en educacionlenta.blogspot.com.

En el artículo “Por una pedagogía del caracol”, Gianfranco Zavalloni, hace una propuesta educativa en la que se proponen estrategias didácticas para la ralentización, metafóricamente llamada pedagogía del caracol. Entre ellas destacamos: perder tiempo para hablar, dibujar en vez de fotocopiar, o aprender a silbar en la escuela.

Para quien quiera profundizar más en este movimiento social, contrario al enfoque hamburger, escogimos la siguiente bibliografía:

Elogio de la lentitud“, de Carl Honoré, RBA, 2005.

Elogio de la educación lenta“, de Joan Domènech, Graó, 2010.

El valor del tiempo en la educación“, de Gimeno Sacristán, Morata, 2008

Despacio, despacio: 20 razones para ir más lento por la vida“, de María Novo, Obelisco, 2010.

Pedagogía della lumaca“, de Gianfranco Zavalloni, EMI, 2008

Ozio, lentezza y nostalgia: Decalogo mediterraneo per una vita più conviviale“, de Cristoph Baker, 2006.

Elogio de la pereza“, de Tom Hodgkinson, Bronce, 2005.

Cómo ser libre“, de Tom Hodgkinson, Aguilar, 2008.

En este vídeo de animación se refleja a la perfección la prisa con la que todos transitamos por el sistema educativo, por la sociedad y por la vida, para, finalmente, tener una bolsa vacía.

Competencias profesionales

In ActualizArte on 16/09/2010 at 23:00

El pasado fin de semana, leímos en el suplemento de un diario, un artículo titulado ¿Por qué Julia es una maestra 10?. Julia Resina, una maestra que nunca sufrió acoso escolar ni estrés, vista por 36 de sus alumnos y alumnas de 5 promociones diferentes. A doble página una fotografía de todos ellos con sus comentarios, entre los cuales destacamos:

“Siempre ha estado comprometida con la educación lo transmitía.” Se preocupaba de que cada alumno avanzara en su educación y en su felicidad.” “Lo que hace especial a Julia es que enseñaba desde el cariño y de manera igualitaria” Te daba motivos para que estudiases.”

A la vista de estos comentarios pensé, tantas investigaciones sobre cuáles deben ser las competencias profesionales del profesorado, tanto debate, y ahí están; tan sólo hay que preguntarle a alguien a cuántos profesores recuerda y por qué motivo; en la mayor parte de los casos son coincidentes, y se reducen a los ya expuestos en el artículo.

Aun así, y por ser un poco más sistemática; hace tiempo leímos el libro “Diez nuevas competencias para enseñar“, del sociólogo Philippe Perrenoud, publicado en Graó en el 2004, que es todo un referente. Recoge en 10 puntos los grupos de competencias que debe reunir un buen profesional de la enseñanza:

1. Organizar y animar situaciones de aprendizaje.
2. Gestionar la progresión de los aprendizajes.
3. Elaborar y hacer evolucionar dispositivos de diferenciación.
4. Implicar el alumnado en su aprendizaje y en su trabajo.
5. Trabajar en equipo.
6. Participar en la gestión de la escuela.
7. Informar e implicar a las familias.
8. Emplear las nuevas tecnologías.
9. Afrontar los deberes y los dilemas éticos de la profesión.
10. Organizar su formación continua.

El mismo Perrenoud, las sintetiza en la cita que sigue: “Decidir en la incertidumbre y actuar en la urgencia es una forma de caracterizar la experiencia de los profesores, que realizan una de las tres profesiones que Freud llamaba imposibles, porque el alumno se resiste al saber y a la responsabilidad”. Pueden leerse partes de algún capítulo en la red.

Los comentarios de los ex alumnos y alumnas, también me hicieron recordar los que he escuchado de una maestra gallega -nunca suficientemente reconocida-, Antía Cal, fundadora del Colegio Rosalía Castro de Vigo, con unos principios educativos, aun “modernos” y avanzados para los tiempos actuales. Gran amiga y compañera de Marta Mata desde los tiempos en los que asistía a las Escuelas de Verano de Rosa Sensat. Como ya hicimos en su momento, recomendamos la lectura del libro “Este camiño que fixemos xuntos” -en el que Antía Cal, narra su vida-, a todas aquellas personas interesadas en la renovación pedagógica y en el compromiso con la mejora de la enseñanza en Galicia. Facilitamos, también, acceso a un artículo sobre ella publicado en la revista EDUGA nº50.

La educación motor de futuro

In ActualizArte on 07/09/2010 at 00:03

En la nueva estrategia europea para el 2020, la educación es uno de los cinco objetivos prioritarios para conseguir una salida sostenible de la crisis económica y para el cambio de paradigma. Se entiende la educación como uno de los motores de crecimiento económico y de empleo para los próximos años.

Cada década la Unión Europea fija una estrategia que se traduce en objetivos cuantitativos para cada ámbito de acción. Así, hasta ahora, se hablaba de los objetivos de la Agenda de Lisboa, y de los que ya comentamos, a nivel europeo y estatal en otras entradas de este blog.

Ya que estamos refiriéndonos a la “utopía necesaria”, a nuestro entender, el mejor documento prospectivo sobre el valor futuro de la educación, aún válido y totalmente actual, fue elaborado en el año 1993, encargado por Federico Mayor Zaragoza a la Comisión Internacional sobre la educación para el siglo XXI, presidida por Jacques Delors. El conocido como Informe Delors o “La educación encierra un tesoro” – título inspirado en una fábula de La Fontaine. Redactado en base a seis orientaciones: educación-cultura, educación-ciudadanía, educación-cohesión social, educación-trabajo-empleo, educación-desarrollo, educación-investigación-ciencia. Se completa con temas transversales más directamente relacionados con el funcionamiento de los sistemas de educación: tecnologías de la comunicación, los docentes y la enseñanza, financiación y gestión.

Queremos recomendar su lectura a todas las personas interesadas en el poder transformador de la educación. Lo quisimos “recuperar” para tenerlo muy presente a lo largo del curso que ahora comenzamos.

Los dos principios establecidos en el mismo – los cuatro pilares básicos de la educación y la educación a lo largo de la vida- son un compendio aplicable en cualquier momento, en cualquier país y en cualquier época.

Hay que educar para aprender a ser, para aprender a conocer, para aprender a hacer y para aprender a vivir juntos. Bella manera de resumir las competencias básicas que se deben adquirir a través de la educación.

A partir de ahí poco más se puede decir sobre la educación como motor de futuro.

Objetivos de la Educación para la década 2010-2020. PLAN DE ACCIÓN 2010-2011

In ActualizArte, LegislArte on 07/09/2010 at 00:02

El pasado 17 de junio, el Consejo Europeo marcó las metas a conseguir de aquí al 2020 para mejorar los niveles de educación. Teniendo como referencia ese documento, a nivel estatal y como punto de partida, se estableció un Plan de acción 2010-2011, con un conjunto de actuaciones específicas que se revisarán y renovarán anualmente.

Este plan de acción que se articula sobre los 12 objetivos europeos, se apoyará en una serie de programas como son:

-la mejora del rendimiento escolar del alumnado

-la modernización y flexibilización del sistema educativo

-la modernización e internacionalización de las universidades

-el impulso al aprendizaje de lenguas extranjeras

-un plan estratégico para la Formación Profesional

-la información y la evaluación como factores para mejorar la calidad de la educación

-la formación del profesorado

-la dimensión social de la educación en todos los niveles

Nada nuevo y nada viejo. Estos objetivos tanto podían ser válidos hace diez años como podrán serlo dentro de cincuenta. No hace falla consultar la bola de cristal. Lo único que puede diferenciarlos son las medidas en las que se traduzcan.

Leemos con mucho interés las fichas en las que se concreta el paquete de medidas planificadas por el gobierno español porque, cuando nos remitieron este Plan de acción, alguien nos indicó que las referidas a la educación infantil, estaban recogidas, en su mayor parte en el objetivo general 1º: “El éxito educativo de todos los estudiantes” (pag 28-42). Confieso que mientras esperaba que se abriera el documento pensé que por fin se iba a tener en cuenta la importancia determinante de la EI, tanto para el desarrollo personal como para el futuro discurrir académico del alumnado. También pensé que el ministerio haría mención a la necesidad de ir un paso más allá en el ciclo 0-3, no hablando sólo de provisión de puestos escolares, sino de promoción de la calidad efectiva de este primer peldaño educativo. Supuse que, siendo como es un ciclo en el que la mayor parte de las plazas ofertadas son en centros privados, contemplaría la supervisión del carácter educativo por parte de la inspección. Hasta esperaba ver alguna referencia al fomento de la coordinación entre los dos ciclos infantiles, 0-3 y 3-6; y como, no que se había instado a las comunidades autónomas a que de una vez por todas, estipulen los requisitos mínimos de los centros 0-3 -algo que viene postergando desde el año 2007.

Bien, de las 15 medidas previstas para la consecución de este primero objetivo, que cuentan con una dotación de cerca de 200 millones de euros, tanto para el 2010 como para el 2011, las cuatro primeras se refieren a EI; son las que siguen:

1. Ampliar y evaluar el Plan Educa3, aumentando la oferta de plazas en el primer ciclo de Educación Infantil.

2. Transformar de manera progresiva, en plazas de EI, la oferta de atención a los niños de 0 a 3 años de edad que no está considerada como tal.

3. Aumento de la oferta de plazas para ciclos formativos de Grado Superior de EI.

4. Reconocimiento de las competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral y de aprendizajes no formales obtenidos en centros para atención a niños de 0 a 3 años y oferta de formación para obtener el título de Técnico Superior en Educación Infantil.

Sabemos que un documento programático con la amplitud del Plan de Acción no puede tener un gran nivel de concreción, pues esta característica lo convertiría en algo de difícil lectura e interpretación; sabemos que las actuaciones detalladas dependerán de las distintas comunidades autónomas. Tan sólo queremos recordar que la calidad en infantil hay que cifrarla en algo más que en “ladrillos”, personal o materiales. Pero eso puede lograrse a través de la formación del profesorado, de la innovación y de la ordenación académica.

Confiamos en que a estas alturas no sea preciso convencer a nadie del valor de la educación infantil; para nosotros, tanto como la universitaria.

Pausadamente

In RebelArte on 07/09/2010 at 00:01

Calmadamente, con calma, despacio, con tranquilidad, sosegadamente…, son hermosas expresiones que marcarán la forma en la que queremos comenzar y que vivir el presente curso académico; no asociadas a la pereza, pero si a un ritmo que pretendemos imponer en nuestras aulas, contrario a lo que la sociedad actual nos dicta. La prisa que nos envuelve, creemos, no conduce a nada bueno, ni para nosotras ni para las criaturas.

En otras entrada de este blog, como “Elogio de la educación lenta” o “Velocidad X Tiempo =?”, ya apuntábamos sobre esa necesidad de romper con la prisa estructural que irrumpió en las aulas. Queremos disfrutar del hecho de aprender, de estar, de compartir, de vivir en/la escuela, deleitándonos y gustando de descubrir lo que sabemos, siendo conscientes de lo que hacemos.

La prisa y angustia de las familias por que aprendan a leer y a escribir; la prisa impuesta por la cantidad de contenidos que se introdujeron en la escuela -todos “importantísimos” -; la prisa de los propios centros por hacer actividades de todo tipo que surgen de los distintos equipos de dinamización; la prisa a la que van los niños desde que entran en el centro por la mañana, pasando de las manos de unos a otros profesionales que tienen que justificar de alguna manera su intervención presentando obras o productos… Y toda esta prisa ¿para qué?, ¿a dónde nos lleva?… Escuchamos: “¡estoy estresada!, “¡están alterados!, “¡no hay quien los aguante!”. Pero, ¿analizamos en alguna ocasión nuestra responsabilidad con respecto a esa manera de estar y de vivir el hecho educativo? Parece que en septiembre montamos en una noria de la que no bajamos hasta junio, mareadas después de tantas vueltas, y sin saber exactamente lo que allí pasó.

Si estos primeros días hacemos una ronda por los centros, encontraremos reunidos un sinfín de equipos -de ciclo, de nivel, de actividades, de dinamización, de convivencia, de TIC, de biblioteca – planificando propuestas para todo el curso. Todas bien intencionadas, todas válidas, todas interesantes …, todas, casi todas, independientes y deslavazadas. Demasiadas. Si las sumamos todas, las distintas programaciones de las tutorías, las de las especialidades, las propuestas por otros organismos e instituciones del entorno, no necesitaremos nada más; tendremos suficientes para todo el ciclo.

Como siempre, nos preguntamos: siendo como somos profesionales comprometidas con la mejora de la calidad de la EI, ¿en qué punto del camino nos confundimos?, ¿dónde quedó la metodología globalizadora y la promoción de aprendizajes significativos?, ¿dónde olvidamos respetar los ritmos individuales de cada niño y niña? Será que en nuestro empeño por dignificar la EI y en el querer demostrar que los niños de infantil son seres inteligentes, fuimos introduciendo tantos elementos, tantos contenidos, tantas materias, tantas conmemoraciones que ya perdimos el control.

¿Para qué? ¿Era esto lo que queríamos? ¿Y lo que queremos? ¿Estaremos faltándole al respeto a nuestros niños y niñas?

Tuvimos la suerte de vivir nuestros primeros años docentes en escuelas unitarias del rural, aulas mixtas en muchos casos, y siempre recordamos aquello como algo idílico. La llegada por la mañana acompañados de padres o abuelos con los que hacía tiempo de hacer un pequeño comentario, aquel discurrir sin prisas, aquel tiempo para compartir …, similar al que apreciamos en nuestras visitas a las escuelas reggianas. No queremos atribuírselo a aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor; somos conscientes de las ventajas e inconvenientes, pero también de que aquellos niños salían de la escuela tanto o más “equipados” que los actuales.

Sí en alguna ocasión somos capaces de mirar atrás y recordar nuestra infancia, tendremos una sensación de ingravidez, como si los tiempos y los días duraran más, tardes placenteras, días y vacaciones eternas, sin prisa. En el futuro, no creemos que nuestro alumnado tenga la misma percepción de su infancia.

Dicen los expertos en psicosociología que la vuelta de vacaciones es momento de hacer buenos propósitos, de intento de cambio de estilo de vida, de inicio de hábitos más saludables; pues nuestro propósito para este nuevo curso, será el de respetar el tiempo de la infancia. Será nuestro propósito individual pero como siempre necesitaremos del consenso del grupo, del claustro, del consejo escolar, de la administración, de las familias y de la sociedad.

Devolver a los niños y a las niñas el derecho a vivir y disfrutar de la infancia.

Lo repetiremos varias veces para no olvidarlo:

Calmadamente, con calma, despacio, con tranquilidad, sosegadamente. Con sentido.

Tiempo X Velocidad= ¿?

In ContArte on 18/06/2010 at 18:58

Leemos en EDUGA nº 58 un artículo de opinión titulado “Educación infantil o culto a la velocidad“, de la profesora Concepción Sánchez Blanco de la UDC. “La prisa que nos envuelve es una violencia estructural que soporta la infancia a menudo, tanto en la vida familiar como en la escolar. Hacer las cosas en el menor tiempo posible se convirtió en una demanda y en una expectativa desde el mismo instante del nacimiento, que se va pegando a la identidad de los sujetos conformándola desde bien temprano. Pero la rapidez con la que hay que liquidar la actividad cotidiana crea y acentúa la distancia social entre el adulto y el niño, cuando deberían estar intrínsecamente unidos, porque uno no se puede concebir ni reconstruir sin el otro. El fenómeno se evidencia, tanto en las prácticas familiares, como en las que se llevan a cabo en las escuelas infantiles y centros de infantil y primaria. Este artículo pretende poner de manifiesto algunas contradicciones, tomar conciencia de ellas y repararlas.

Con mucho acierto, se pregunta la autora, si las escuelas rápidas producen niñas y niños veloces; termina con la recomendación de minorar, parar y reflexionar. Nos gustó porque en el fondo coincide con lo que hemos dicho en este blog, en “RebelArte” alguna que otra vez.

El martes nos despediremos de los críos, pero el miércoles volveremos a verlos a casi todos en el centro; comienzan con las actividades del verano, los ludiveranos, los veranos lúdicos, los veranos divertidos …, un sinfín de actividades, que los llevan de una en otra, sin tiempo ni para descansar, con los minutos todos ocupados; ¿serán así, tan divertidos para los niños y las niñas?, porque es más de lo mismo: ¿prisas, apurones, el madrugar, la esclavitud del reloj … Cando volvamos en septiembre, ¿estos niños estarán relajados y descansados?, ¿acaso no tienen derecho a un merecido descanso?, ¿o será que la “diversión” lo justifica todo?. Lo bueno de esto que todos parecemos percibir de que esta prisa no nos conduce la nada, pero no somos capaces de ponerle remedio.

Esta semana, la editorial Galaxia publicó “Un hombre impuntual“, de Pepe Cáccamo, en el que reflexiona sobre el tiempo através de un hombre que llega tarde a toda partes. También recordamos el libro “El tiempo vuela“, de Joao Pedro Messeder, publicado en Kalandraka. Un cuento rimado que entraña una seria reflexión sobre la aceleración de la vida actual y sobre el escaso tiempo dedicado a vivir la vida con plenitud. En él se dice que necesitaríamos un mes más cada año, un día más cada semana, una hora más cada día, para reír, para compartir, para ser felices.

Semanas de cuatro días lectivos

In RebelArte on 11/06/2010 at 21:00

Siempre decimos que en este blog recogemos aquello sobre lo que nosotros podemos influir y/o decidir. Pero hoy no podemos evitar hacer una reflexión en alto. Leemos en “La Voz de Galicia” que en EE.UU. hay distritos que están reduciendo la semana escolar a cuatro días, con la finalidad de recortar gastos (apertura de centros, transporte, docentes …), al parecer esta medida es muy efectiva para mejorar su déficit presupuestario, de tal modo que va a ser copiada por más estados. Inicialmente se aplicó en aquellas áreas con menos población escolar, eminentemente rurales, de Georgia, Minnesota, Oklahoma, California, Florida o Nueva York.Imaginemos esto en Galicia,¿a quien afectaría?, justo a los más desfavorecidos en cuanto a ofertas culturales y de relación social.

Siempre se dijo que EE.UU. es un país de contrastes y de paradojas, y si no podemos evitar pensar en ello es porque recordamos otras dos informaciones bastante recientes:

1º EE.UU. es uno de los países con un mayor índice de analfabetismo; 1 de cada 25 estadounidenses es funcionalmente analfabeto; el 27% de la población no tiene una capacidad elemental en lectura y en informática. Los estados con mayor tasa de analfabetismo son las zonas rurales de Mississippi, Lousiana, Alabama, Florida y Carolina del Sur.

2º En EE.UU. hay colegios que le pagan un sueldo a los estudiantes por asistir a clase; esta es una medida adoptada para reducir el fracaso y el absentismo, al tiempo que trata de motivar a los jóvenes por el hecho educativo. Iniciativa que se está extendiendo más allá de los lugares donde se experimentó: Chicago, Nueva York o Washington.

Bien sabemos que es un país muy grande, con muchas diferencias territoriales y de gestión educativa; que es un tema demasido complejo para tratarlo de una manera tan superficial y casi visceral; que no podemos cometer el reduccionismo de extrapolarlo a Galicia y pensar que se le reduzcan a jornadas lectivas a los chicos del Caurel o de Fonsagrada, para abaratar costes, al tiempo que se le paga a los de Lugo ciudad por ir a la clase, por poner un ejemplo. En el caso de la minoración, los más perjudicados, los de primaria; en el caso del sueldo se dirige a los de secundaria. ¿Esto tiene sentido?, primero se perjudica y luego se trata de subsanar. ¿Se puede jugar de esta forma con la educación?

Reggio 3ª: líneas de fuerza

In InformArte on 12/04/2010 at 22:24

Al igual que las compañeras que me integrábamos el grupo de estudio, nosotras ya teníamos conocimiento de estas escuelas desde hace muchos años; en nuestro caso se lo debemos a los cursos de formación organizados por Lourdes Taboada, así como a las conferencias de los profesores Miguel Zabalza Beraza y Lina Iglesias Forneiro, luego vinieron las lecturas posteriores. Pero nuestro conocimiento se reducía a aspectos de organización de espacios y de algún proyecto desarrollado -especialmente los relacionados con el arte, ya que también habíamos tenido ocasión de escuchar a Vea Vecchi  en Santiago,  la tallerista de una de las escuelas. Sin duda, es preciso ir allí para apreciar la “esencia” del proyecto educativo, lo que decía Malaguzzi sobre “sí se hacen cosas reales, también son reales sus consecuencias”.

En un artículo de Alfredo Hoyuelos, uno de los mayores difusores de Reggio en España, podremos ver en qué consiste su proyecto educativo.

¿Qué es lo que hace distintas estas escuelas? A grandes rasgos, lo que más nos sorprendió:

-La coherencia y cohesión de los equipos profesionales que integran el personal de las escuelas, así como su sentido de identidad y pertenencia a un grupo; y podemos asegurar que no se trata de un “discurso aprendido”. Allí tiene tanto peso, en su terreno, la cocinera de las escuelas como la pedagoga o la atelierista; cada cual habla de su aportación al proyecto, sin interferencias pero con un hilo conductor, y todas se sienten satisfechas de lo que aportan y les aportan los niños.

-Lo asumido que está en la sociedad la importancia de la educación de los más pequeños. Hablaremos más en detalle de la participación social y ciudadana.

-El ambiente “real” que se aprecia en las escuelas; ni una sola imagen Disney Factory, apenas material infantil comercial, nada de colores llamativos ni figuras infantilizadas; todo lo que allí se encuentra puede verse en cualquier casa o cualquier espacio adulto.

-La actitud de escucha activa de cara a los niños y niñas; lo vimos, no es literatura pedagógica.

-La documentación del proceso educativo, y de como se le da a conocer las familias.

-La participación activa de las familias; ojo, decimos participación, no colaboración.

Muchos incrédulos que viajaban con nosotros, se empeñaban en preguntar una y otra vez si allí no había conflictos si los chicos no peleaban, si no tenían niños con n.e.e., sobre cuántas personas estaban en las aulas, a ratio alumnado, si no tenían currículo, si los inspectores no andaban encima de ellos, si trabajaban por proyectos…, parece que no es fácil asumir que las cosas se pueden hacer de otra manera y bien.

Por otro lado estaban las descreídas, las que decían que eso también se hacía aquí …, sintiéndolo mucho, y con el conocimiento que podemos tener de la educación infantil en Galicia y en España, estamos en disposición de opinar que no hay nada semejante aquí; puede que en alguna escuela se realice una actividad que pueda guardar algún parecido, puede que algún aula estén organizados los materiales de forma semejante, siempre iniciativas individuales, pero no conocemos ningún ayuntamiento, ciudad, o localidad donde todas las escuelas respondan a un mismo proyecto, donde todos los profesionales asuman ese proyecto, donde toda la sociedad lo conozca y donde éste sea una señal de identidad.

Algunos de los apuntes aquí esbozados, serán tratados en más detalle en entradas posteriores.

Una de las condiciones que se imponen a los participantes es que no se pueden tomar imágenes de las escuelas, ni fotografías ni vídeos. Encontramos alguno que otro en internet, la mayor parte de ellos antiguos, pero sirven para hacerse una idea.

La educación en la prensa

In RebelArte on 05/04/2010 at 22:51

Hoy leemos en “El País” que Galicia encabeza los indicadores educativos en los dos últimos años, aventajando la media española en la mayor parte de ellos. Destaca asimismo que es la comunidad que más se acerca a la tasa de idoneidad y que está por debajo de la media en cuanto al abandono temprano.

Esto no es una novedad; estos resultados se vienen constatando en los estudios anuales realizados por el Instituto de Evaluación. Lo que es una novedad es que los periódicos reseñen aspectos positivos de la educación. ¿Serán conscientes de que la valoración social del hecho educativo podría ser muy distinta si en vez de llenar titulares con aspectos negativos reseñasen cada día las buenas prácticas de los centros, o la labor de tantas y tantos docentes comprometidos con su trabajo, o el papel determinante de los estudios en la vida plena de las personas? ¿Por qué será que la mayor parte de las ocasiones en las que se habla de la educación es en negativo -violencia, abandono, desidia, conflictividad…, esto hará que se vendan más diarios, o es una tendencia?

Concurso de propuestas para infantil

In PremiArte on 14/03/2010 at 22:06

La Asociación Pedagógica Francesco Tonucci, que preside Mar Romera Morón, convoca el concurso “Propuestas para mejorar la Educación en la Infancia”. Nuestro alumnado tan sólo deberá plasmar en un folio su propuesta y remitirlo antes del 30 de abril. Recomendamos ver las publicaciones de esta asociación.

Cien años de mujeres en la Universidad española

In InformArte on 07/03/2010 at 22:58

El día 8 de marzo, se cumple un siglo de la publicación del decreto que permitió el acceso de las mujeres a la Universidad española, poco después de ser nombrada Emilia Pardo Bazán como Consejera de Instrucción Pública. Hasta el 8 de marzo de 1910, tan sólo 36 mujeres habían accedido, debiendo conseguir la autorización del Consejo de Ministros; algunas hasta fueron disfrazadas de hombres, tal y como hizo Concepción Arenal.

A día de hoy, cambió mucho la situación, pese a que en algunos aspectos, sólo aparentemente… en la última década, las mujeres suponen el 60% del alumnado matriculado, obtienen alrededor del 60% de las becas y consiguen más plazas en las oposiciones. Más alumnas, sin embargo los núcleos de poder siguen siendo coto de hombres. Hasta hace 25 años no hubo una mujer rectora, actualmente son sólo 6; en las universidades gallegas aún no se consiguió.

La Unidad de Mujer y Ciencia, ha publicado el estudio “Mujer y ciencia en cifras“; podemos ver la comparativa de hombres y mujeres en la enseñanza obligatoria, postobligatoria y ciclos formativos; los datos de matrícula en enseñanza universitaria en la USC, UDC y UV, en los que se constata que hay más mujeres matriculadas, pero miremos el cuadro del sexo del profesorado universitario, más hombres; y no hablemos ya de la coordinación de grupos de investigación.

Este 8 de marzo de 2010, será día de doble conmemoración, pero la situación no es para la complacencia retrospectiva, las desigualdades de género subsisten, o rebrotan.

Elogio de la educación lenta

In ActualizArte, RebelArte on 11/02/2010 at 22:34

Días atrás, estábamos en una librería ojeando las novedades publicadas en el ámbito pedagógico y encontramos un libro escrito por un “gurú” de la mercadotecnia y de la publicidad que se internaba en el mundo de la educación y decía que el gran problema que teníamos los profesionales de la enseñanza es que no nos sabemos adaptar al mundo actual, en el que todo va con prisas, en el que lo que importa es el impacto emocional que alude a los instintos más primarios básicos, tal y como hacen los expertos en publicidad. Decía asimismo, que deberíamos emplear el “zapping” en nuestras clases, un cambio continuo y rápido de temas, de actividades, de mensajes…

Justo a su lado había otro titulado “Elogio de la educación lenta” de Joan Domenech, publicado en Graó, de este sí recordamos su título. ¿Sería casualidad que estuvieran juntos, o sería la mano intencionada del librero al colocarlos en la estantería? Leemos el resumen y acabamos comprándolo. Y ahí va: “Los movimientos de la lentitud plantean alternativas a la aceleración que condiciona nuestras vidas: comida, desplazamientos, relaciones personales… Todo está impregnado por una velocidad que no deja saborear el sentido de las cosas y nos aboca la una sociedad neurótica y despersonalizada.

Más, antes y más rápido no son sinónimos de mejor. Aplicar esta afirmación en la escuela y en la educación es una de las cuestiones a las cuales él autor intenta dar respuesta en este libro en que se replantea el tiempo, no desde el punto de vista organizativo, si no, con la intención de que encuentre nuevas dimensiones que den sentido, entre otros, a la diversidad de ritmos de aprendizaje. La educación lenta es un paradigma que no pretende hacer las cosas poco a poco, sino saber encontrar el tiempo justo para cada uno y aplicarlo en cada actividad pedagógica. Educar para la lentitud significa ajustar la velocidad al momento y a la persona.

Hacer elogio de la educación lenta tiene sentido hoy y aquí en tanto que representa el elogio de un modelo educativo entendido como la pieza clave en el proceso de humanización de la sociedad. El tiempo no puede colonizar nuestras vidas y las de la escuela, sino que hay que devolverlo a los niños y niñas y al profesorado para que pueda ser un tiempo vivido plenamente y, por tanto, plenamente educativo.”

Da para pensar un poco en nuestra praxis educativa, muchas veces enzarzada en un activismo sin mucho sentido; en ocasiones estamos más preocupadas por terminar una actividad que por escuchar lo que los niños y niñas nos quieren decir y por respetar sus ritmos personales, lo que nos acaba crispando a nosotros y además a ellos; y cuando recapacitamos, pensamos si valió la pena. Y si la vida ya es acelerada de por sí, proporcionémosles en la escuela ese espacio de tranquilidad, de serenidad, de escucha, de reflexión sobre lo que se está haciendo para evitar que todo se convierta en una tontería. Luego no nos quejemos de que están acelerados y de que no hay quien pueda con ellos.

A raíz de esta publicación, la editorial Graó con el apoyo de la Federación de Movimientos de Renovación Pedagógica (FMRP), abrieron el blog de la educación lenta; “esta iniciativa tiene como objeto promover una educación adecuada a los ritmos y necesidades de los niños y niñas, de las familias y de los profesionales de la educación.”

Ciudades educadoras

In InformArte on 11/02/2010 at 22:30

A la vista de los trabajos presentados por los distintos centros educativos en el  XI Salón del Libro de Pontevedra y que versan sobre la ciudad, queremos ahondar un poco en el proyecto internacional de Ciudades Educadoras.

Ciudades Educadoras, es una organización y un movimiento que se inició en 1990, con motivo de la celebración del I Congreso Internacional de Ciudades Educadoras. Un grupo de ciudades se propusieron como objetivo trabajar conjuntamente y proyectos y actividades que mejoraran la calidad de vida de sus habitantes. En el mismo se redactó una Carta en la que se recogen sus principios de actuación. El concepto de ciudad educadora integra esa visión de que la educación de las generaciones más nuevas es una responsabilidad compartida por toda la sociedad en su conjunto, no sólo tarea exclusiva de la escuela. Entender la ciudad (municipio, asociaciones, empresas, tejido cultural, espacios, realidad social, ciudadanía …) como agente educativo integra el conocimiento y la vivencia del territorio.

En el preámbulo de la Carta de las ciudades educadoras proclama “Hoy más que nunca la ciudad, grande o pequeña, dispone de incontables posibilidades educadoras, pero también pueden incidir en ella fuerzas e inercia deseducadora. De una forma u otra, la ciudad presenta elementos importantes para una formación integral: es un sistema complejo y la vez un agente educativo permanente, plural y poliédrico, capaz de contrarrestar los factores deseducativos. La ciudad educadora tiene personalidad propia, integrada en el país en donde se ubica. Su identidad es, por tanto, interdependiente con la del territorio del que forma parte. Es, también, una ciudad que se relaciona con su entorno; otros núcleos urbanos de su territorio y ciudades de otros países. Su objetivo constante será aprender, intercambiar, compartir y, por lo tanto, enriquecer la vida de sus habitantes.”

En Galicia las ciudades acogidas a este proyecto son: A Coruña, Betanzos, Ferrol, Pontevedra, Santiago, Sanxenxo y Vigo.

La Revista Participación Educativa del Consejo Escolar del Estado, dedicó su nº 6  a las ciudades educadoras; reseñamos el artículo “¿Educa la Ciudad?” de Marina Subirats.

Acercamos también un vínculo al artículo “El papel de las instituciones locales en el sistema formativo integrado” de Fiorenzo Alfieri, conocido pedagogo italiano, que puso en marcha la iniciativa en Turín, y uno de los promotores del movimiento.

Neurociencia, educación y pensamiento contemplativo

In InformArte on 05/02/2010 at 19:41

Los capítulos 49 y 50 del programa televisivo “Redes” de Eduard Punset se centraron en la confluencia de neurociencia, educación y pensamiento contemplativo, con motivo de la celebración del congreso “Educando ciudadanos para el mundo del siglo XXI”, en Washington DC, en el otoño de 2009. Entre los participantes, el Dalai Lama, Daniel Goleman y Linda Darling-Hammond. Tratan de dar respuestas, entre otras cuestiones, a cómo deben evolucionar los sistemas educativos para formar a la ciudadanía del futuro, qué se debe contemplar en la formación del profesorado, o cuál es la aportación de la tradición contemplativa budista a la educación de la infancia.

Capítulo 49: “Educar para fabricar ciudadanos”. Transcripción de la entrevista a Linda Darling-Hammond y Robert Roeser.

Capítulo 50: “Meditación y aprendizaje”. Transcripción de la entrevista a Linda Lantieri y Mark Greenberg.

Educación y cine/cine y educación

In Sin categoría on 03/02/2010 at 19:56

El día 5 de febrero se estrena “Precious“, dirigida por Lee Daniels, película que acaba de recoger múltiples galardones tras su éxito en el Festival de Sundance 2009. Basada en la novela “Push” de la poetisa Sapphire dedicada durante años a enseñar a leer y a escribir a adolescentes del Harlem y del Bronx. Narra la historia de Precious, una joven de 16 años, analfabeta, obesa y embarazada por segunda vez de su propio padre. Su esperanza de salir de esta sórdida situación, la llevará a asistir a unas clases, en un centro alternativo. La escuela tiene un método de enseñanza “distinto”; allí conoce a la Srta. Rain que le ayudará a ganarse su autoestima y dignidad.

El cine ha retratado en muchas ocasiones, con mayor o menor fortuna, el papel determinante de los maestros en la vida de los chicos y chicas; no es fácil escaparse de los tópicos sobre los docentes.

Reseñamos, de entre esos tratamientos afortunados, las siguientes películas:

“Hoy empieza todo” película francesa de 1999 de Bertrand Tavernier. ¿Quién no se sintió identificado/a con el maestro que sufre con las desigualdades presentes en la sociedad? Cine social, rodada a modo de documental, ambientada en la Francia rural, en una zona minera afectada por la reconversión. Tavernier radiografía con exquisita sensibilidad y minuciosidad las responsabilidades sociales de la escuela; su papel como foco de dinamización cultural, ayudando a modificar las actitudes y perjuicios de la comunidad. Dura crítica a la burocratización del sistema de asistencia social y a la incomprensión de la administración educativa. Cuando termina, salimos con la sensación de que  nuestro cometido bien merece la pena.

“Ser y tener“, otra película documental francesa del año 2002 del director Nicolas Philibert ambientada en una escuela unitaria del rural de la Landa francesa. Muestra la vida en el aula a lo largo de un año de una docena de alumnos y de un maestro estricto, amante de la disciplina pero que los acompaña con cariño y ternura en su crecimiento personal e intelectual. Otro estilo docente pero que destaca el compromiso y entrega con los pequeños.

“La clase” del 2008, Palma de Oro en el Festival de Cannes, del francés Laurent Cantet. Nos introducen en la vida de un instituto de secundaria a través de un profesor de lengua. También con un carácter de documental, destaca las diferencias de visión de los adolescentes y del profesor, a través de un conflicto que surge en el aula; en la misma aula se aprecian los rasgos de la sociedad actual.

“La lengua de las mariposas” de 1999, dirigida por José Luis Cuerda, narra la relación especial entre un niño y un adulto, Don Gregorio, maestro de la II República. Basada en el cuento homónimo del escritor gallego Manolo Rivas.

En la web “Profesores y alumnos en las aulas“, podemos ver la sinopsis de otras películas centradas en la educación.

Educar con 3 Cs

In ActualizArte on 02/02/2010 at 23:06

Mucho se habla de las competencias básicas y poco se concreta…; corremos el riesgo de que queden en el mero discurso o en la “literatura” de los documentos programáticos de los centros educativos. El currículo de educación infantil de Galicia, es el único del estado que incluyó las competencias básicas; la propia LOE indica que se desarrollarán en la enseñanza básica, pero por coherencia entre las distintas etapas educativas, se contempló su iniciación en la educación infantil. Para el profesorado de educación infantil no debería entrañar ninguna dificultad ni ser nada nuevo.

En palabras de M ª del Mar Romera Morón, en su artículo “Educar con las 3 Cs: capacidades, competencias y corazón”, hay “tres dimensiones necesarias” y “siete sentidos” los que debe tener un buen profesional de la enseñanza (los cinco, además del sentido común y del sentido del humor); con esto, como si de un juego de palabras se tratara, organiza los “siete tríos de las 3Cs

I.-Capacidades, competencias y corazón.

II.-Compromiso, coraje y confianza.

III.- Casa, colegio y camino.

IV. -Coherencia, cooperación y calma.

V. -Cambio, control y consenso.

VI.-Calidad, continuidad y convivencia.

VII.-Cabeza, cuerpo y corazón.

“La clave del trabajo por competencias está en la elección de las tareas, en la implicación y la responsabilidad del docente, en sus potenciales, en sus gustos, en su afán de superación y en sus propias competencias docentes, nunca relacionadas con los contenidos que se trabajan.”

M ª del Mar Romera Morón es maestra de EI, especialista en educación emocional y presidenta de la Asociación Pedagógica Francesco Tonucci.

Educar en casa

In InformArte on 01/02/2010 at 15:34

En el periódico El Correo Gallego del domingo 31 de enero leemos la noticia “Veinte familias gallegas educan a sus hijos en casa, sin ir al colegio”. Los padres optan por convertirse en guías educativos para potenciar las capacidades personales de los menores y por estar en desacuerdo con el método de la formación tradicional. Internet se convirtió en el aliado estratégico para desarrollar los programas y conseguir los certificados.”

En educación infantil, dado que no es una etapa obligatoria, no se detecta si un niño no está escolarizado. Los datos disponibles indican que a día de hoy en Galicia está escolarizado el 99% de los niños y niñas de 3-6 años, atribuyéndose el 1% restante derivado de problemas como pueden ser la distancia al centro educativo (por la dispersión poblacional), enfermedad y otros como imposibilidad de compatibilizar horarios parentales y escolares.

Pero cuando hablamos de la enseñanza básica y obligatoria, hay familias que no escolarizan a sus hijos por motivos como son evitarles influencias negativas y el aprendizaje de malas costumbres o violencia de los compañeros; por la laicidad de los centros o por la ausencia de formación religiosa; por la carencia de vínculos afectivos profundos y distanciamiento de la vida familiar; o por la poca preocupación por los valores morales de la escuela.

El homeschooling o enseñanza de los niños en edad escolar en el hogar está reconocido y autorizado en países como Canadá, Australia, Francia, Inglaterra o Estados Unidos donde millón y medio de niños siguen esta opción porque sus progenitores “objetan” de la escuela.

En España existe la red Crecer sin escuela y la Asociación por la Libre educación que aglutinan familias que consideran que la educación en el hogar es una opción responsable y adecuada para sus hijos. Hacen suyas y asumen muchas de las críticas que Ivan Illich le hacía a la escuela: “La escuela parece estar eminentemente dotada para ser la iglesia universal de nuestro mundo en decadencia…”, o “La escuela es un rito iniciatorio que introduce al neófito en la carrera sagrada del consumo progresivo.”

XXVII Premios Giner de los Ríos

In PremiArte on 31/01/2010 at 13:04

Hasta el día 26 de febrero está abierto el plazo para concurrir a los premios nacionales Giner de los Ríos, a la Mejora de la Calidad Educativa, uno de los más prestigiosos galardones, en el que la innovación e investigación educativa se refiere. (Leer mas …)

“Las entretelas de la cotidianidad”

In ActualizArte on 28/01/2010 at 16:27

En el nº 12 de la Revista Participación educativa del Consejo Escolar del Estado, dedicado a la educación infantil, resaltamos entre otros, el artículo, “Las entretelas de la cotidianidad” pág. 142-154, de la autora de Carmen Díez Navarro, profesional de la educación, sobradamente conocida en Galicia tanto por su colaboración en distintas actividades de formación del profesorado, como por sus publicaciones, entre las cuales destacamos: La oreja verde de la escuela, Proyectando otra escuela, Mi escuela sabe la naranja, El piso de debajo de la escuela.

En palabras de la propia autora, “La entretela es una tela fuerte, poco fina, tupida. Como su nombre indica, tiene como función principal estar entre otras telas aportándoles “cuerpo”, sujeción, seguridad, y prestancia. Y eso viene a ser también lo que la vida cotidiana nos aporta a las personas, como trataré de explicar a continuación.”

Comenzamos nuestra andadura bloguera!

In RebelArte on 27/01/2010 at 16:26

Para que la maestra sea la que debe ser es necesario que deje de ser niñera, y además que no enseñe trabajos manuales, enseñanza que tal como hoy la da de nada o poco le sirve, y que hace imposible la literaria. (…)

Este texto paradigmático lo encontramos recogido en La instrucción del pueblo (1881), de Concepción Arenal, mujer gallega que tanto defendió la dignidad profesional de las maestras como el necesario cambio de ruta en la configuración del currículo de las escuelas de niñas, a la sazón, separadas de las de niños y atendidas por maestros.

Pese a que mas de cien años nos separan y muchas conquistas históricas en el campo de la educación infantil, quisimos iniciar  este blog con esta cita, porque es obligado tenerla presente …

En el año 2009, el Museo Pedagógico de Galicia (MUPEGA) publicó la obra Mulleres en la educación en Galicia, coordinada por M ª José Méndez Lois, fruto de un proyecto de investigación con el objeto de visibilizar las distintas aportaciones a la educación que hicieron las mujeres, a lo largo del tiempo en Galicia.