Nuestra aportación a la educación infantil

La (trans)formación del profesorado III

In FormArte on 12/03/2011 at 12:00

4º Calidad de la formación. Pese a que la formación es un derecho y necesidad laboral inherente a las tareas docentes, más de las veces se siente como una obligación, y esta visión se acentúa cuando uno tiene la sensación de pérdida de tiempo. Y esto es algo que nadie perdona, y menos a la administración. Por ello consideramos que para la (trans)formación es necesario mejorar la calidad de la formación. Se debate sobre cantidad vs. calidad. Al igual que en todo, hubo un momento en el que si hizo precisa una formación que llegara al mayor número de profesionales; muchas horas, muchas actividades, al lado de la casa de cada uno. A día de hoy, personalmente, preferiría asistir a una actividad de un alto nivel de calidad aunque eso me supusiera un desplazamiento u ocupar parte de mi tiempo personal.

La sobreoferta de actividades de formación acarreó que se rebajaran sus niveles de calidad. Si hace quince años el catálogo de actividades era más bien escaso, hubo un momento en el que todas las entidades, asociaciones agrupaciones se sumaron a la formación del profesorado, con motivaciones de lo más dispares; las finalidades que persiguen van más allá de eso, entre ellas la búsqueda de afiliados, de socios, de beneficios económicos o de proyección social. Cabría preguntarse si todos ellos nos están dispensando la calidad deseable en la formación o si están manteniendo abierto un frente que les proporciona otras ventajas.

5º Las estructuras de formación del profesorado. Son el músculo de la formación, pero como tal, puede estar más o menos tonificado, más menos puesto a punto; pueden hacer movimientos de fuerza o rutinarios; poder dar respuestas voluntarias o espasmódicas. ¿Qué es preciso entonces que hagan los centros de profesorado para la (trans)formación del profesorado? Prioritariamente, y como ente que son, que promuevan la mejora de la calidad de la enseñanza mediante la formación permanente; como organización integrada por personas especializadas en la formación, que asesoren. Tanto nos da que sean especialistas, generalistas o por ámbitos -cualquier opción tiene pros y contras-, lo que necesitamos es de un equipo que se complemente, que transmitan el ejemplo de trabajo colaborativo que se debe dar en un centro educativo y que nos acompañen en nuestro proceso de crecimiento profesional abriéndonos posibilidades desconocidas de mejora educativa.

Como colofón, ¿cuál es el reto actual de la formación para conseguir la (trans)formación del profesorado?

1º Definir con claridad el modelo de profesor/a que necesita la sociedad, establecer las competencias que debe poseer, sin ir construyendo un collage continuo de añadidos dispares. Un/una docente no es ni más ni menos que eso, un docente, sin saturarlo de otras responsabilidades que pese a ser de carácter educativo tienen que ser asumidas por otras personas, entidades o servicios, y así, evitar, también, duplicidades y vacíos. Cuando hay un catálogo de competencias de casi todas las profesiones, ¿por qué no de los docentes? Pongamos las que consideremos, por acudir a un clásico, las de Perrenoud, por ejemplo.

Una vez definidas las competencias de un/una docente de infantil, de primaria, de un especialista de lengua extranjera en infantil, en primaria o en secundaria, de un orientador/a de un especialista en audición y lenguaje o de un director/a, hace falta desglosar los conocimientos, habilidades y destrezas que debe poseer, tanto para el trabajo directo con el alumnado, con el grupo, con los compañeros, con las familias, con la administración, etc.; tanto relacionadas con la materia que imparte, como con la manera en la que lo hace o como se actualiza; y en base a eso, agruparlos en módulos formativos a realizar bien como un itinerario o bien cubriendo aquellas parcelas carenciales. Lógicamente hay módulos que son comunes a todo el personal docente: el trabajo en equipo, las habilidades sociales y comunicativas, el manejo de herramientas informáticas …, y otras específicas de cada especialidad y nivel educativo. Puede parecer una propuesta excesivamente purista y difícil de realizar, casi de laboratorio y que deja de lado a la creatividad y la originalidad de la oferta formativa -si acaso sólo válida para la formación a distancia; también se le puede achacar que dejaría de lado la importante parcela de la autoformación, o de la participación en otras actividades no promovidas por la administración. Nada más lejos de la realidad y cuando menos sería un referente que todo docente debería tener presente, sabiendo aquellos campos en los que fue formado y en los que no. Nosotras mismas somos capaces de ver los inconvenientes de esta propuesta, pero también vemos que hay personas que -terca y obstinadamente- se matriculan siempre en actividades -puede que con distinto título pero con los mismos contenidos o los mismos ponentes- y escuchar las quejas de que no les aportan nada.

2º Velando por la rigurosidad en el diseño, organización y ejecución de acciones formativas. Es responsabilidad de la administración educativa, tanto de las propias como de las que autoriza su homologación.

3º Procurando la mejora de la profesionalización de los docentes, y evitando que se le añadan otras tareas, responsabilidades que pese a ser educativas no nos son propias ni del tiempo lectivo. Esta es unas de las actuaciones que “dignificaría” nuestra profesión y contribuiría a la deseada transformación evitando la dispersión de esfuerzos.

La (trans)formación requiere de la información, de la actualización, de la formación, de la innovación, de la apertura, y sobre todo de voluntad de mejora y de respecto a la profesión docente, tanto por parte de los propios docentes como por parte de la formación.

Cerramos recordando una premisa muy elemental y conocida que viene a decir que si seguimos haciendo lo mismo de siempre y empleando las mismas estrategias de siempre conseguiremos los mismos resultados de siempre.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: