Nuestra aportación a la educación infantil

Posts Tagged ‘IBBY’

Literatura infantil de calidad

In ActualizArte on 13/09/2010 at 21:00

Si hubo una constante a lo largo de todo el 32º Congreso IBBY fue hablar de la Literatura Infantil y Juvenil de calidad (LIJ) -aunque no tuve el placer, supongo que sería igual en todas las anteriores ediciones de este encuentro internacional-, mas para los profanos surge inmediatamente la pregunta: ¿qué es lo que diferencia un libro de calidad de otro que calificaríamos de mediocre? ¿Es objetivable? ¿Puede cuantificarse?

Se trató constantemente la necesidad de orientar a los mediadores, docentes, agentes de dinamización cultural …, para que elijan lecturas de calidad, pero ¿cuáles son estas? ¿O lo dejamos a la arbitrariedad de una crítica que en muchas ocasiones opina avalándose en criterios que poco tienen que ver con el “peso” de la obra?

Tras la intervención de Teresa Colomer, en la ronda de preguntas, se le pidieron pautas. Ella respondió que poco sabemos de los motivos por los que un libro conecta con los lectores. Valorar la calidad es muy complejo, continuó; en la comida, en la bebida, en las artes…, se hace por comparación; si alguien no puede comparar, no puede saber si algo es más bueno o menos malo. Pero, según ella, hasta los libros mediocres son necesarios; serán un referente. Nos remitió a Emili Teixidor. Este autor catalán, en su artículo “Estrategias del deseo o trucos para leer“, ganador del VI Premio Periodístico sobre la lectura de la FGSR, en el 2005, dice que “todos los lectores buscan en los libros una metáfora de la felicidad.”, será pues, que los libros de calidad son los que abren una puerta a la esperanza. Recomendamos encarecidamente la lectura de este artículo.

Y aconsejamos, también, la lectura de “Siete llaves para valorar las historias infantiles“, obra dirigida por Teresa Colomer, para la FGSR, publicada en el 2002 y fruto de un seminario en el que participaron, entre otros, L.M. Cencerrado, Antonio Ventura, Teresa Corchete, Xabier P. Docampo y muchos más expertos en LIJ. Se estructura en ocho capítulos, siete de ellos centrados en aspectos integrantes de los libros-álbum, siendo el octavo la visión de conjunto. Al remate de cada uno de ellos, da pautas sobre cuestiones a tener en cuenta con respecto a cada uno de esos elementos constitutivos de la obra.

En el 1º capítulo se trata sobre la imagen y su relación con los textos infantiles. El 2º imagina el itinerario de un lector que se familiariza progresivamente con la forma que tienen las historias de nuestra cultura. El 3º, parte de la idea de que los libros hablan con los niños y niñas a través del conjunto de voces de sus narradores. El 4º alude a la experiencia estética, a la forma en la que se fusionan las artes plásticas y la literatura. El 5º se centra en la posibilidad de multiplicar o expandir la experiencia propia a través de la vivencia de los personajes. El 6º trata de la posibilidad de ampliar las fronteras del contorno conocido a través de los libros. Y el 7º, contempla los libros como una puerta de entrada del lector en la vida.

Seguro que cuando elegimos una obra tiene más que ver con cuestiones emocionales y totalmente subjetivas, por lo que es interesante conocer los ítems observables en una obra para considerarla de calidad. “Siete llaves para valorar las historias infantiles” junto con “La formación del lector literario“, son lecturas altamente recomendables, para profesionales de la educación, especialmente para integrantes de equipos de dinamización de la biblioteca escolar.

Círculos concéntricos

In InformArte on 12/09/2010 at 23:00

La última conferencia plenaria del 32º Congreso IBBY fue impartida hoy por el conocido poeta, escritor y miembro de la RAG, Manolo Rivas – él siempre se define como un “contrabandista de géneros”, ya que cuando escribe un poema quiere contar una historia, y cuando hace un cuento quiere que se pueda leer como un poema largo. El tono de la conferencia fue totalmente distinto al de todas las demás. Con la singularidad y lirismo que lo caracteriza, a lo largo de una hora fue desgranando y tejiendo recuerdos de su infancia con una erudición sobre el tema objeto de su intervención: “La literatura de insurgencia”.

Carente del todo tipo de artificio tecnológico, mostró a una audiencia internacional un dibujo hecho por él mismo similar a los motivos de círculos concéntricos que se encuentran en muchos de los petroglifos gallegos, la primera escrita gallega, hecha con sílex grabando el “texto” sobre la piedra; los primeros grafitis atlánticos. Una escritura indeleble, al igual que la escrita en la lengua, la escrita en el aire, la tradición oral, que permanece en la cultura gracias al paso de lengua en lengua. El primero y central círculo de las composiciones concéntricas de los petroglifos, según el paralelismo que él estableció con la literatura.

Echando mano de los “efectos especiales” que traía en una pequeña maleta, y que nos remitían a muchas de sus obras y a esa sabiduría popular gallega -bola del mundo, minilibro, conchas de vieiras-, Rivas fue centrando su disertación en el cuento como insurgencia dentro de la literatura. Insurgencia entendida como el que se alza, lo que se levanta, y sobre todo, como un erguirse, un despertar …, las palabras en pie. La LIJ tiene ese carácter insurgente, innovador, tanto en las formas como en los contenidos.

Reivindicó la necesidad del cuento; analizó sus funciones; mencionó la morfología de los cuentos de Vladímir Propp, la condensación que de ellas hizo Gianni Rodari, y que él mismo reduce a “tres”: los afectos y el miedo al abandono.

Vinculó el lema del congreso “La fuerza de las minorías” con una cita del poeta portugués Miguel Torga, “Lo universal es lo local sin paredes”.

A nuestro entender, la conferencia de Manolo Rivas fue como escuchar un cuento; seguro que cada cual hizo su propia lectura e interpretación; quizá no recordemos la trama, sólo algunos detalles, pero nos quedaremos con los valores apuntados.

Gracias a quien tan bien supo retratar a un buen maestro, la angustia de un alumno nuevo en la escuela y el placer de aprender, en su relato “La lengua de las mariposas“.

“Literatura infantil: una minoría dentro de la literatura”

In ContArte on 11/09/2010 at 12:12

Este es el título de la conferencia a la que asistimos esta mañana impartida por la doctora Teresa Colomer en el marco del 32º Congreso IBBY. Experta investigadora en literatura infantil, autora de libros y de más de 200 artículos sobre la LIJ, centra su trabajo en el análisis de la literatura denominada infantil, en el pasado, en el presente, y sobre todo, avanza las tensiones o los desafíos a los que tendrá que enfrentarse para conseguir la calidad literaria y la formación de lectores. Entre otros temas abordó los que sigue:

Literatura contra pedagogía; habló de la artificialidad de los libros clasificados por edades y por temas; los libros ajenos a la experiencia literaria, seguidores de esa política de la corrección, libros escritos bajo el dictado de los contenidos curriculares. Esto nos hizo recordar una entrevista a Manuel Janeiro con motivo de la presentación de su obra “A abella abesullona”, en la que dice que “uno de los grandes males de la actual LIJ es que, aparte de ser, a veces, refugio de malos escritores, se llena intencionadamente de objetivos psicopedagógicos. Estos, los valores didácticos o sociales deben darse, pero implícitamente”. El impacto de esas obras en los lectores aun no se conoce.

Literatura sin adjetivos; en la actualidad se entiende la LIJ como literatura, algo que no siempre fue así, ya que había un gran desprecio por este campo -exceptuando el folclore ya que se entendía que éste no había sido creado exclusivamente para niños-, por fortuna ahora se ve con unas nuevas – “gafas valorativas”.

El debate cultural: la conquista colectiva de la visibilidad en los medios de comunicación. A medida que el sector iba creciendo, se ampliaba la queja de la escasa atención de los medios sobre este apartado, pese a que mejoró bastante en los últimos tiempos no es para celebrar los éxitos.

La tela de araña de la animación lectora; cuentacuentos, portadores de maletas institucionales, autores que comentan sus obras, promotores de lectura que sobrecargan a los ya superados docentes…, todo un elenco de personajes que pululaba por los centros en pleno sarampión de la animación lectora y de la que no se demostró a día de hoy su incidencia en la formación de lectores. Leer requiere silencio constancia y complicidad, algo que no se puede lograr con acciones anecdóticas y puntuales.

Las leyes del mercado, la marea de la mediocridad; actualmente existen diversidad de géneros, traducciones de obras extranjeras, premios que hacen que cada vez que publique más. Pero también hay un ataque a las editoriales acusándolas de moverse por criterios mercantilistas. Una marea de mediocridad invade las obras que esterilizan el interés del lector con el didactismo. Según Colomer, para leer esos libros es mejor dedicarse a otra cosa. Se apunta también a la responsabilidad de una crítica que separe el grano de la paja.

La imagen; ésta forma parte de la LIJ desde siempre. En la actualidad, en los albúmenes, libros álbum encontramos imágenes fruto de la fusión con los códigos artísticos contemporáneos. La belleza de alguna de estas imágenes ya es motivo suficiente para comprar un libro, pero muchos de ellos sólo viven del impacto del consumidor; son espectaculares, sugestivas, y algunas de ellas, hasta banales. Traspasan al lector la responsabilidad de darle sentido. Aún no se sabe cómo funciona la lectura de libros álbum, cómo funciona el lector en la fusión del código visual y del código escrito. Queda por analizar los efectos de esa literatura infantil y el interés posterior de los niños por la lectura de textos carentes de imagen.

Nuevas formas de ficción: un nuevo reparto de la baraja; hay libros que ya nacen emparentados con las pantallas -videojuegos, cine- estos tránsitos conllevan unas características en la migración entre pantallas, más acción, textos cortos, etc. que no sabemos cómo afectará esto a la literatura infantil de calidad. Hay que indagar si es posible la dualidad de una experiencia ficcional y literaria potente.

Con su exposición Teresa Colomer nos ayudó a visualizar la fuerza que tuvo que hacer la LIJ de calidad para legitimar su parcela, pero afortunadamente estamos en un momento en el que hacen más y mejores libros, que llegan a más niños que nunca. Terminó enlazando con el lema del congreso diciendo que la LIJ dentro de la literatura es la fuerza de las minorías.

Lengua de cuna

In AlfabetizArte, InformArte on 09/09/2010 at 18:32

Esta mañana tuvimos el enorme honor de escuchar a Emilia Ferreiro en su intervención en el 32º Congreso Internacional del IBBY. Supimos que se hará una publicación con las actas del congreso y un CD que contendrá las grabaciones de las distintas intervenciones. Esperaremos hasta ese momento. Recomendamos la visita a la exposición de ilustración de albúmenes infantiles, una maravilla, y a los distintos stands de las editoriales en los que pudimos conocer las últimas novedades que, suponemos, estuvieron preparando para la ocasión. La visita bien merece la pena, asistentes de 56 países, conferenciantes venidos de todas partes del mundo para hablar de la literatura infantil y las mejores publicaciones en distintas lenguas. Iremos contando poco a poco.

Emilia Ferreiro comenzó mostrando su satisfacción por encontrarse en Compostela ya que su abuelo era de estas tierras. Agradeció, también, que en un congreso sobre literatura le cedieran un espacio a las investigaciones sobre psicolingüística. Con la fuerza que la caracteriza, empezó hablando de que cuando ella eligió como campo de trabajo la alfabetización había interminables debates y una gran confusión sobre los métodos de enseñanza de la lectura y de la escritura y sobre cómo se desarrollaban sus procesos de aprendizaje. Actualmente estas tesis no se mantienen en los discursos, aunque desafortunadamente, sí en las prácticas.

Nos preguntó en qué idioma se alfabetiza hoy a los más pequeños, anticipó que responderíamos en la materna, algo que a su entender no se puede decir tan a la ligera por varias razones, entre ellas, las reivindicaciones del sexo masculino y, por otro lado, por la actual y compleja situación social plurilingüe. Más bien tendríamos que hablar de “lengua de cuna”. Puso varios ejemplos de hijos e hijas de familias con miembros de distintas nacionalidades -algo bastante habitual en muchos contextos- atendidos por personas de otras culturas, y que interaccionan a diario con personas con otras lenguas. Hay casos de niños y niñas con 4 o 6 lenguas maternas. Esto es un alegato a favor del multilingüísmo ya que cada una de esas lenguas representa una cultura.

Las investigaciones sobre la “lengua de cuna” en psicolingüística aun son muy incipientes. ¿Qué pasa cuando en la escuela escolarizamos en la lengua materna y nos olvidamos de la lengua de cuna? ¿Qué pasa con la diversidad cultural y lingüística? ¿Qué pasa en los centros llenos de niños procedentes del extranjero? Según ella la escuela aprendió a negarla. Las diferencias individuales no modifican la ideología escolar; las diferencias que más afectan a la ideología escolar no son las individual, sinó las colectivas, de grupos sociales y culturales que pujan por hacerse un sitio. La integración de estas diferencias en la escuela se hace más de las veces con tintes folclorizantes; se averigua un poco sobre sus comidas, sobre sus fiestas, etc., pero nos olvidamos de indagar sobre cómo se apropian del mundo en sus culturas, cómo realizan el conteo, cuál es el calendario que emplean… ¿Se tiene en cuenta la oralidad de esos niños y niñas? No, la escuela es impermeable e imperturbable a la oralidad, se impone la lengua dominante, y bien sabemos lo que sucede cuando hay una distancia muy grande entre la oralidad cotidiana y la lengua en la que los chicos se apropian del código escrito.

Si la función de los sistemas educativos es la de producir conocimientos y desafiar al desconocimiento, qué hacer en la escuela para desechar la idea de que la diversidad es un obstáculo pedagógico y transformarla en una ventaja educativa. En este punto del discurso nos mostró unas grabaciones hechas a pequeños grupos de niños de escuelas infantiles de Reggio Emilia, niños de distintas nacionalidades que hacían sus anticipaciones sobre lo que diferencia a unas lenguas escritas de las otras, y vimos como las diferencias ayudan a discriminar la escritura propia de una lengua de la ajena -en las escuelas reggianas existe la figura de la mediadora lingüístico-cultural de la que ya hablamos en otra entrada del blog-, de cómo esta diversidad genera riqueza de conocimientos sobre todo en aquellos ausentes de perjuicios, al tiempo que suscita la curiosidad intelectual. Habló de como si las minorías son puestas en positivo todos ganamos.

Emilia Ferreiro terminó magistralmente su intervención diciendo que “la fuerza de las minorías consiste en hacer pensar a las mayorías”. Toda una declaración en los tiempos que corren en los que parece haber más interés por buscar la confrontación que por aprovechar lo que nos hace crecer a todos.

Emilia Ferreiro en Compostela

In AlfabetizArte, FormArte on 14/06/2010 at 14:03

Cuando vimos el programa del 32º Congreso Internacional del IBBY, llevamos una muy grata sorpresa: entre los conferenciantes de gran reconocimiento internacional, estará nuestra admirada Emilia Ferreiro. Hay que decirlo así. Las personas que allá por los noventa descubrimos a esta argentina afincada en México -especializada en psicología genética, cuya tesis de doctorado fue dirigida por Jean Piaget-, por la lectura de su publicación “Los sistemas de escritura en el desarrollo del niño” nos abrió un nuevo espacio, una nueva forma de mirar las producciones escritas de nuestro alumnado, y también nuestras concepciones sobre el enseñanza-aprendizaje de la lectura y de la escritura. Emilia Ferreiro es reconocida internacionalmente por sus aportaciones a la comprensión del proceso evolutivo de adquisición de la lengua escrita.

No podemos evitarlo, tenemos un gran respeto por su trabajo. Leerla es necesario para cualquier profesional de la enseñanza -de todos el niveles-, pero escucharla le añade peso, credibilidad y fuerza al escrito; es una delicia. La última ocasión que la vimos fue hace diez años en un congreso en Granada. Luego, por más que se ha intentado, no fue posible traerla a Galicia. De tal modo que podéis comprender nuestra alegría. Sus investigaciones profundas, actuales, vinculadas con la realidad y con los cambios que se producen en la sociedad, las expone con una claridad y sencillez que hace que todos entendamos los argumentos con los que cuestiona las bases de una escuela que desestima el potencial de los niños y de las niñas.

De entre todas las publicaciones, artículos o conferencias que podríamos destacar, recogemos:

-Un vídeo en el que se expone su trayectoria profesional.

-Una entrevista, realizada por Nora Veiras, con motivo de la presentación del CD-rom “Los niños piensan sobre la escritura”.

-La conferencia “Leer y escribir en un mundo cambiante“, dictada en el Congreso de la Unión Internacional de Editores celebrado en el CINVESTAV de México.

-El artículo “Nuevas tecnologías y escritura“, publicado en la revista Docencia y en el libro “Alfabetización de niños y adultos-Textos escogidos”, que encontramos en el portal educativo de Argentina.

-La recomendación de lectura de su libro “Pasado y presiente de los verbo leer y escribir“, publicado en Fondo de Cultura Económica en el 2001. En este volumen se reúnen textos presentado en distintos congresos y destinados a sacudir conciencias adormecidas.

Debemos comunicarle a la organización del congreso de la IBBY, lo que nos supondría a muchas y muchos maestros de infantil poder asistir a la conferencia de Emilia Ferreiro.