Nuestra aportación a la educación infantil

Archive for the ‘FormArte’ Category

Apuntes para el Prácticum

In FormArte on 10/11/2016 at 00:12

dsc_0113Nos invitaron a participar en una jornada dirigida al alumnado de EI de la Facultad de CC.EE de la Universidad de A Coruña que en este momento está realizando el Prácticum II. A pesar del reacias que somos a hablar en público aceptamos porque, desde los inicios, uno de las razones de InnovArte es ser una aportación a la formación del profesorado, tanto en la inicial como en la permanente.
Nos habían pedido que hablásemos del blog y que dedicásemos un tiempo a exponer nuestras visitas a las escuelas italianas de Reggio Emilia, Pistoia y San Miniato, pero optamos por centrarnos en los hilos o constantes que deberían estar siempre presentes en las aulas de infantil. Creemos que, en estos tiempos en los que las experiencias escolares son como estrellas fugaces en el universo de las redes sociales, es necesario tenerlos presentes ya que, muchas veces, quedamos deslumbrados con su originalidad o con las imágenes de las que se acompañan y, con su resplandor, nos olvidamos de preguntarnos para qué se hacen, por qué surgen, qué pretenden y a qué se suman. Abundan las experiencias pero fallan los discursos, las fundamentaciones y la reflexión sobre la praxis educativa; así en más de las ocasiones se ven actuaciones contradictorias. Y esto es lo que nosotras pensamos debíamos transmitir a los futuros maestros, enseñarlos a ahondar más allá de la superficie, instarlos a rascar el barniz “innovador”, novedoso o de moda con el que se adornan, indagando sobre su verdadera esencia educativa.
Nosotras no es que tengamos la respuesta, pero cuando menos tenemos el hábito de analizarnos a nosotras mismas, de cuestionarnos y de reconducirnos para no desviarnos mucho de aquello que creemos debe ser la escuela infantil, de lo que debe estar presente en la vida de los pequeños y también de cuál es el rol de las maestras o maestros sin confundirlo con otros agentes, también educativos, pero no docentes.dsc_0115
Así que, a modo de los hilos con los que a lo largo de tres años vamos tejiendo un cobertor con el que arropamos a nuestro alumnado, hay unos ejes que constantemente aparecen en cada una de nuestras actuaciones y que tienen que ver con el despertar de los sentidos, con el hacerlos conscientes de su lugar en el mundo, de sus crecimientos, de la percepción que los demás tienen de ellos, de su capacidad de expresarse con las palabras, con el arte, con los gestos y con sus acciones. Creemos que poco más y poco menos se puede esperar de la función de la escuela infantil, sin embargo a día de hoy se están olvidando a favor de otras cuestiones que no son más que medios, no fines en sí mismas, caso por ejemplo de las tecnologías o de programas de todo tipo: matemáticos, de lectura, de escritura o de las -omnipresentes y pésimamente trabajadas- emociones.
Agradecemos que nos habían brindado la oportunidad de exponer el discurso InnovArte y valoramos muy positivamente la organización de esta jornada en medio del período de prácticas escolares del alumnado, porque tal y como manifestábamos a su responsable, es bueno no perder de vista al alumnado durante un cuatrimestre, hay que ayudarles a asimilar e interpretar lo que están viviendo en las escuelas llevándolos a un viaje continuo entre la teoría y la práctica.

dsc_0117
Puede que las prácticas en centros sean de lo más determinante en la configuración de los futuros maestros -lo corrobora toda la literatura e investigación hecha en ese campo-, pese a ello es algo que aún no está totalmente cuidado. Se sabe bien de la incidencia de un buen o de un mal tutor de prácticas en la formación del estudiante así como en la de los maestros noveles y sin embargo desde las universidades no se establecen y aplican criterios rigurosos para su selección. El alumnado suele hacer la elección por motivos que van desde la comodidad, la cercanía o la amistad y eso tiene tantas posibilidades de salir bien como de salir mal. Lamentablemente, más de las veces, la sabiduría adquirida se limita a conocer de primera mano los vicios que lastran la escuela, las razones del no por sistema o del abismo entre lo que debe ser y lo que es. En muchas ocasiones también se pierde la comunicación con los tutores de la facultad o se limita a un rendir cuentas del trabajo a presentar sobre el desempeño en el aula, que también, en muchas ocasiones, es pura ficción porque no les dejaron tocar pelota y fueron convidados de piedra, meros observadores o en el peor de los casos, hacedores de manualidades. Lástima de formación desaprovechada. Aún nos queda mucho por mejorar en ese aspecto, pero es bueno ir poniendo las primeras piedras tal y como hicieron con esta jornada.
Vayan desde aquí el nuestros agradecimientos y felicitaciones junto con las demandas de la revisión de los defectos del período de prácticas escolares de los maestros. Es por el bien de todos, especialmente, por el bien de la enseñanza.

Anuncios

InnovArte en la UIMP- A Coruña 2015

In FormArte on 09/07/2015 at 18:11

En el mes de julio tuvimos ocasión de presentar InnovArte Educación Infantil en el curso de verano que organiza conjuntamente el Ministerio de Educación con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en la sede de A Coruña. Se trataba de la actividad formativa “Aprendizaje creativo e innovación docente” dirigido por César Bona y Mar Jiménez, en el que quisieron presentar a los asistentes algunas de las experiencias que se desarrollan en los distintos centros del territorio estatal que tienen como denominador común la búsqueda de un nuevo modo de acercarse alumnado colocándolo en el centro de la acción educativo, haciéndolo protagonista de su proceso de aprendizaje.
Para nosotras fue un auténtico lujo“compartir cartel” con representantes de experiencias escolares avanzadas como son los centros Amara BerriAshoka -las escuelas changemaker -considerados entre los más innovadores del país-, así como con los responsables del centro gallego CEIP Francisco Vales Villamarín de Betanzos, reciente ganador del premio nacional de educación inclusiva. No se olvidaron tampoco de las iniciativas de escuelas pequeñas, mucho menos conocidas que las anteriores, pero que, gracias al empuje de docentes entusiastas realizan una labor tan innovadora, así entramos en la ventana mágica de Domingo Santabárbara que nos cargó las pilas a todos los asistentes con sus experiencias “frikis” con la tecnología; o del proyecto de los protectores planetarios de Juan Antonio Rodríguez Bueno. El programa se completaba con conferencias como la de la profesora universitaria María Acaso quien hizo toda una declaración de intenciones bajo el título: “Prometo no utilizar dos veces la misma unidad didáctica”, complementada por Eva Morales; o la de Francisco Javier Estella Rabal que nos enseñó a iniciar el uso del cine en las escuelas así como a realizar cortos. O curso comenzó con una videoconferencia de Guillem Ferrer Reynes -un personaje al que no conocíamos y a quien hay que conocer así como su web Poc a poc– iniciador de un movimiento en Mallorca con el que pretenden inspirar, impulsar y crear acciones locales para el cuidado de la Tierra, del alma y de la sociedad con un activismo de servicio que integra ecología, espiritualidad, economía de la felicidad y la educación en una atmósfera de espíritu libre y de servicio a la comunidad.
Nostras, InnovArte Educación Infantil, impartimos nuestra conferencia sobre lo que se convirtió en el leit motiv del blog, la defensa del patrimonio de los niños y de las niñas, su infancia, que cada vez se está viendo más mermada, en tempo y en calidadad de experiencias, por causas que proceden tanto del contexto social, del familiar y del académico. Expusimos nuestra firme creencia en el valor de los pequeños gestos y del compromiso “real” de todos con la mejora de la calidad de la atención a la infancia sin estar esta mediada por intereses mercantilistas y/o ajenos a los niños, y sin confundir tampoco los ámbitos asistenciales, educativos y de entretenimiento, pese a que tan sólo los separa una muy fina linea.


César Bona, cerró el ciclo formativo presencial de una semana con su visión de los retos y desafíos con los que se encuentran los docentes hoy en día en día. Por no extendernos en demasía, os dejamos un enlace a un artículo que escribimos sobre él para RELAdEI, por la profunda impresión que nos causó como docente comprometido.

En nuestra trayectoria formativa, tan sólo en una ocasión tuvimos ocasión de participar en un curso de verano de la UIMP en Santander, pero tanto en aquella como en esta edición de A Coruña, la organización, el trato dispensado y la calidad de los conferenciantes, hacen que tengamos una muy elevada opinión sobre esta modalidad de formación, que se desarrolla en épocas no lectivas de modo intensivo a lo largo de una semana, siendo tan provechoso el programa establecido como la oportunidad que nos brindan de estar en contacto con otros docentes y profesionales propiciando intercambios que nos enriquecen en todas las facetas, tanto personales como profesionales. Como siempre cuentan con una fase presencial y luego con una de trabajo que se prolonga a lo largo de un trimestre, viendo así la posibilidad de implementar lo aprendido en el propio contexto escolar, siendo tutorizados por alguno de los conferenciantes o coordinadores del curso. Creemos que esta opción formativa es casi un premio para los participantes, algo que todos deberíamos probar en alguna ocasión, por lo que aconsejamos estar al tanto de las convocatorias anuales que publican en la web del Ministerio de Educación.
Como siempre, detrás de una gran iniciativa, hay que descubrir y reconocer el trabajo silencioso de quien lo organiza, en este caso, vaya desde aquí todo nuestro agradecimiento a Beatriz Fernández Pazos y Mar Jiménez, dos docentes, en la actualidad, personal de la administración educativa del Ministerio, que nos conducen a pensar que, afortunadamente, en todos los campos, hay grandes profesionales  que, de una forma o de otra hacen el posible por elevar la calidad educativa, dando lo mejor de sí mismas.

Viaje de estudios a Reggio Emilia 2015

In FormArte on 03/10/2014 at 09:01

 

 

Ayer compartimos a través de la red la convocatoria del viaje de estudios a las escuelas de Reggio Emilia para los días 30, 31 de marzo y 1 de abril del ano 2015, una oferta de Diip (diseño, infancia, innovación y proyectos), finalizando el plazo de inscripción el 25 de febrero. Incluye:

  • Visita a la ciudad de Reggio Emilia.
  • Encuentros con la comunidad ciudana.
  • Presentaciones por parte de pedagogos, atelieristas, maestros y familias.
  • Presentación y análisis de proyectos de investigación realizados en las escuelas de la municipalidad de Reggio Emilia (0-3 e 3-6).
  • Visitas a las escuelas 3-6 y a una escuela primaria.
  • Visita al centro Internacional Loris Malaguzzi.
  • Visita al Centro de Reciclaje Creativo, REMIDA.
  • Visita al atelier Raggio di Luce.
  • Visitas a las exposiciones.
  • Visita al Centro de Documentación e Investigación Educativa.
  • Transporte en autobús a los centros.
  • Intérpretes en lengua castellana.
  • Pausa Caffé.
  • Aperitivo de despedida.

Desplazamientos y alojamiento no incluidos.

Para matrícula y desplazamientos, en Galicia, se puede solicitar ayuda a través de la convocatoria anual de reintegro individual de gastos por asistencia a actividades de formación del profesorado no universitario. Dejamos como referencia el enlace al procedimiento para el año 2014, ya que la del 2015 todavía no ha sido publicada.

Nosotras visitamos estas escuelas en el año 2010, así vimos cumplido uno de nuestros deseos profesionales acariciados desde el mismo momento en que conocimos esta iniciativa siendo aún estudiantes. De esta visita dimos buena cuenta en InnovArte a través de catorce entradas que se pueden encontrar bajo la etiqueta “Reggio Emilia”, en las que relatamos:

Escuelas de Reggio Emilia

Reggio 1ª: La maleta de Reggio Emilia

Reggio 2ª: contextualización

Reggio 3ª: líneas de fuerza

Reggio 4ª: proyección al exterior

Reggio 5ª: escuchar y conversar con los niños y niñas

Reggio 6ª: el trabajo por proxectos

Reggio 7º: niños y niñas con dereichos especiales

Reggio 8ª: un raggio di luce

Reggio 9ª: el plurilingüísmo

Reggio 10ª: la participación social y ciudadana

Reggio 11ª: la participación privada

Reggio 12ª: la documentación de los procesos educativos

Reggio 13ª: experiencias de trabajo

A experiencia merece mucho la pena.

El patrimonio de los niños y niñas: su infancia

In FormArte on 27/01/2014 at 09:03

2014-01-25 11.58.50

El pasado sábado participamos en las jornadas organizadas por la Fundación Barrié en Vigo. Para nosotras fue una ocasión de tomar contacto con todas y todos aquellos conocidos que nos siguen a diario en la red. Nos llena de orgullo y nos supone una responsabilidad que toda esa gente nos diga que Innovarte es para ellos un referente. Ciertamente fue una inyección de ánimo para seguir tirando. Vaya por delante nuestro agradecimiento a EducaBarrié por brindarnos estas ocasiones.

Como dijimos en otra entrada anterior, estas jornadas alrededor del patrimonio y la infancia están estructuradas en tres fases: una primera celebrada en la Coruña el pasado mes de noviembre abordó la arquitectura y el paisaje, ahora en Vigo el patrimonio etnográfico, y la tercera parte versará sobre la relación de los pequeños con el patrimonio inmaterial.

Cuando nos invitaron lo dudamos un poco, entre otras razones porque nosotras no solemos participar en este tipo de actividades formativas, ya que, todo cuanto tenemos que decir y que contar ya está recogido en InnovArte, y por otra parte, en un primer momento, pensamos que nosotras no teníamos ninguna experiencia didáctica destacable en esa línea.

Accedimos porque entendemos que InnovArte es un discurso sobre el verdadero patrimonio de los niños y de las niñas, su infancia, y, en los últimos tiempos, este patrimonio está siendo expoliado, privando a los pequeños de disfrutar de una infancia plena y feliz tal y como cabe esperar que sea este período vital único, irrecuperable e insustituible.

Así, en el estilo de InnovArte, hicimos un alegato a favor de la restitución de la infancia a los niños y niñas, analizando todos los puntos que se están dando en la sociedad actual y que hacen que las criaturas tengan cada vez una infancia más semejante a la vida adulta, llena de preocupaciones, de prisa, de presión y de angustia.

Defendimos que, al igual que se considera de gran importancia que los niños/as descubran, conozcan, disfruten y velen por el patrimonio natural, arquitectónico o etnográfico, del mismo modo, la sociedad valore la importancia de la infancia, no como un previo a la vida adulta, sino como una etapa con entidad y características propias con un papel determinante en el posterior devenir de las personas. Tal y como se viva la infancia, se vivirá la vida adulta, y lo que se está viendo no parece muy prometedor.

Al igual que vino haciendo a lo largo de estos cuatro años, InnovArte defendió como derecho fundamental de los niños el poder vivir una infancia feliz. El activismo feroz que invade la vida de los pequeños, las falacias de la conciliación, la sobreculturización de la infancia, la primacía de lo cognitivo sobre lo relacional, la anticipación de temas no propios en el pensamiento de los niños, la segmentación y presión curricular, la programación educativa de cada uno de los minutos de su vida, la falta de serenidad y de libertad, fueron algunas de las cuestiones que dejamos encima de la mesa para su reflexión por parte de las personas asistentes, que junto con otras que nos sugirieron, seguirán constituyendo la razón de ser de nuestro discurso.

Aunque en breve EducaBarrié publicará todos los materiales de las distintas intervenciones, dejamos aquí un enlace al resumen y presentación de InnovArte.

EducaBarrié: Patrimonio e infancia (0-6)

In FormArte on 15/01/2014 at 08:45

El  24 y 25 de enero tendrá lugar en Vigo la segunda parte de las II Xornadas EducaBarrié sobre experiencias de patrimonio en infancia (0-6), una magnífica iniciativa formativa, estructurada en tres fases, siendo la primera de ellas, ya celebrada el 29 y 30 de noviembre, un éxito absoluto, de la que podemos tener acceso a las distintas intervenciones que allí tuvieron lugar. En aquellas, centradas en arquitectura y paisaje, se presentaron experiencias muy destacables que podemos conocer y de las que podemos sacar ideas, ya que están disponibles a través de la web de la fundación. En esta selección el departamento educativo de EducaBarrié trató de visibilizar aquellos trabajos innovadores que tienen como hilo conductor el descubrimiento del entorno físico y arquitectónico pero en las que su gran objetivo es la mejora de la calidad de la vida de la infancia y de sus familias. Paseos en familia, el descubrimiento de joyas arquitectónicas locales, los faros de nuestra costa, la “humanización” de las habitaciones hospitalarias infantiles, o la recreación artística de las ciudades fueron algunos de los trabajos escolares presentados, precedidos por unas intervenciones teóricas que ayudaron a centrar el tema.

La segunda fase, el 24 y 25 de enero versará sobre patrimonio etnográfico, y la tercera, 29 de febrero y 1 de marzo, sobre el patrimonio inmaterial.
Aire fresco en la formación del profesorado de infantil!
Desde aquí un enlace a todo el material, información y galerías fotográficas.

Consideraciones sobre el borrador de los Planes de Formación Permanente del Profesorado 2013-2014

In FormArte on 06/06/2013 at 08:00

Llega a nuestros centros el documento: “Guía: Planes de Formación Permanente del Profesorado que se van a implantar en centros educativos públicos dependientes de esta consejería en el curso 2013-2014”, del CAFI (Centro Autonómico de Formación e Innovación).

Suponemos que es un borrador no se sabe bien si de una orden, de una resolución o de algo que sólo se publicará en la web, pero tras su lectura nos asaltan varias dudas que nos gustaría alguien pudiera ayudarnos a esclarecer.

1ª El pasado miércoles 22 de mayo se publicó en el DOG la Orden del 14 de mayo de 2013 por la que se regula la convocatoria, el reconocimiento, la certificación y el registro de las actividades de formación permanente del profesorado en Galicia, que en su artículo 9 dedicado a las modalidades de formación y sus características, en el punto 3 referido a los “proyectos de formación en centros”, recoge que tendrán una duración mínima de 30 horas y máxima de 75, añadiendo que “Se asimilarán a la modalidad de proyectos de formación en centros, para los efectos de certificación, reconocimiento y registro, cualquier otro programa institucional convocado por la Administración educativa con la valoración en horas de formación determinada en la convocatoria correspondiente.”, entendiendo que no se superán las allí estipuladas. En la “Guía PFFP 2013-2014” en el apartado de certificación del Plan explicita “no se podrán certificar más de 100 horas de formación por curso escolar y profesor participante”. Jurídicamente, esto no podría ser posible, por tanto incumpliría la norma, salvo que se haga una interpretación lasa de la misma.

2ªEn la referida Orden del 14 de mayo, se dice que en los proyectos de formación en centros, de entre sus integrantes, uno de ellos actuará como coordinador/a del mismo. En la “Guía PFPP 2013-2014” dice se creara un “equipo de coordinación” integrado por la persona directora o persona del equipo directivo en quien delegue, y la persona responsable de formación (coordinador de formación, si lo hubiere, o jefe de estudios. El responsable de formación será el coordinador del PFPP y el responsable de su correcto desarrollo. Los profesores coordinadores de cada uno de los itinerarios definidos que integren el plan.” (no aclaran el que se hará en caso de que el centro opte por un solo itinerario). Jurídicamente, esto no podría ser posible, por tanto incumpliría la norma, salvo que también se haga una interpretación lasa de la misma.

3ª En la “Guía PFPP 2013-14” indica que las personas integrantes de los equipos de formación recibirán una certificación como actividad de innovación educativa de 20 horas por curso escolar. Nos preguntamos que es lo que le confiere el cariz innovador las tareas a desarrollar por esas dos personas (casi siempre del equipo directivo), de modo que reciban 100 horas de formación y 20 de innovación, tal vez entiendan que radica en las tareas a realizar: preparar y elaborar la documentación, colaborar con el CAFI, elaborar las memorias, preparar las actas o redactar la propuesta de profesorado la quien certificar. Esto podría ser una asimilación de innovación a realización de tareas administrativas, algo muy preocupante, añadido a que estamos hablando de un proyecto de formación, no de innovación. Claro que no incumple el 24.7 de la Orden de 14 de mayo “Por una actividad sólo se recibirá un certificado, como regla general, sea cual sea la participación en ella, por lo tanto, no podrá expedir simultáneamente certificación de asistencia y de coordinación o tutoría de una misma actividad.” porque no son dos certificados de formación, ahora bien, no parece correcta esa manera de entender lo que es la innovación educativa, amén de suponer un agravio comparativo. Al igual que en los puntos anteriores, puede ser una interpretación lasa de la norma.

4ª En la valoración de solicitudes se dice que se atenderán los siguientes criterios:

-viabilidad pedagógica, hasta 30 puntos
-calidad del plan, hasta 30 puntos
-implicación y participación, hasta 15 puntos
-participación en otros planes, hasta 10 puntos
-participación de varios centros en el mismo plan (mismo nivel hasta 10 puntos, distinto, hasta 15 puntos).
De modo que las dudas que nos surgen son:

a) ¿Cómo se distribuyen objetivamente esos puntos?, ¿ qué hace que un centro consiga 1 punto y otro 30?, ¿en base a qué indicadores se diferenciará entre 25 o 26 puntos?

b)¿Es posible la implicación plena y activa del centro si está comprometido con otros macroproyectos como pueden ser Abalar, ComBas o Contratos-programa? ¿Podría ser una forma de rentabilizar por partida doble una misma acción? ¿Podría dar lugar a perversión de la formación? ¿Podría ser que se recibiese doble dotación y doble certificación por el mismo tiempo y similares actividades?

c) A la vista de los itinerarios se valorará más que se junten centros de distinto nivel educativo, ¿creen entonces que hay compatibilidad de intereses formativos y de aplicación en el aula entre centros de primaria y secundaria en el caso del tratamiento de las competencias básicas, de la convivencia escolar o de la atención a la diversidad? Esto es opinable, pero la experiencia en la diferenciación de actividades formativas para uno o para otro colectivo parece indicar todo el contrario.

d)¿Cómo podrán valorar la implicación del profesorado cuando se está hablando del proyecto que redactarán en el mes de septiembre previo al inicio del plan?

5ª En lo que unas veces denominan “líneas de trabajo” y otras “líneas de actuación”, en su punto g) establecen la gestión directiva de los centros. ¿Es posible que esta temática implique al menos al 40% del profesorado del centro? ¿Esta línea “responde a las necesidades del centro tomando cómo punto de partida una evaluación de su situación con el objetivo final de aplicar en el aula a formación recibida”? De ser así, en ese centro, más que incidir en la formación, quizás sería aconsejable cambiar al equipo directivo.

6ª Se establece como finalidad de los PFPP “la actualización y perfeccionamiento de las competencias profesionales del profesorado, para el avance de la calidad de la educación y de los resultados escolares del alumnado”, competencias profesionales que no están recogidas en ninguna parte, y a la vista de las diferencias interpretativas, sería bueno enunciarlas.

7ª Entre las características de los PFPP se indica que tendrán una duración mínima de 2 cursos escolares y máxima de 4. Sabiendo que no se pueden garantizar ni la estabilidad de las plantillas ni la dispoñibilidad formativa del profesorado, sería bueno, contemplar la posibilidad de altas y bajas siempre y cuando no se modifiquen las condiciones que se tuvieron en cuenta para su concesión.

8ª No aclara la guía, cuál será el procedimiento a seguir para la dotación económica de los proyectos, y dado que se trata de cuantías bastante elevadas (4000€-6000€) de dinero público, sería aconsejable establecer la relación entre la puntuación del proyecto y la dotación, así como entre el cumplimiento de los objetivos, por tanto, la ambición de tener dos itinerarios no es garantía de que necesiten ni de que empleen adecuadamente los presupuestos, revirtiendo finalmente en un avance de la praxis docente. Posiblemente habría que tener en cuenta el colectivo participante y las horas que le quieran dedicar; eso sí, ajustándose a la norma.

9ª Parece extraño que no se mencione que en la dotación económica influirá el número de centros que lo soliciten ni el montante global de la misma, ya que es de suponer que en estos tiempos de austeridad económica en todas partidas, esta aplicación presupuestaria no será inagotable.

Finalizamos estas notas con las dudas que nos surgieron, con la petición de que a ser posible se aclare más y mejor la convocatoria, algo que tenemos la completa seguridad se hará porque hay mecanismos de control de sobra, entre otros suponemos que se tendrán en cuenta: las aportaciones de los distintos representantes del colectivo docente, de las estructuras de formación, de la Inspección Educativa, de los Servicios Técnicos Jurídicos, de los de Intervención económica, del Servicio de Formación del Profesorado, del Servicio de Ordenación, Innovación y Orientación Educativa- muchos de ellos ya presentes en la “Comisión de selección y evaluación” recogida en la guía para velar por su correcta ejecución-, o incluso de los agentes de evaluación externa que certifican la calidad del servicio prestado por el CAFI. Sin olvidarnos,  por supuesto, de todo lo ampliamente aceptado tras innumerables estudios e investigaciones en materia de formación y de innovación educativa.

Concluimos diciendo que, si osamos hacer estas aportaciones es porque consideramos que el documento está en un momento muy inicial, así, en la copia que fue entregada en mano en los centros educativos por los asesores del CAFI ni figura el membrete de la consejería ni se hace referencia explícita a ella en el título.

-NOTA: 13 días después salió publicada en el DOG como Resolución sin ninguna modificación sobre el borrador inicial.

Pensamiento y lenguajes

In FormArte on 04/03/2013 at 09:10

Este es el lema del XXV Encontro de Filosofía para Nen@as que tendrá lugar los próximos días 7, 8, 9 e 10 de marzo en Sanxenxo (Pontevedra). El sábado, para los que no puedan asistir todos los días habrá una jornada que condensará las líneas principales del encuentro.

De siempre admiramos el trabajo y labor que desarrollan estos amigos de la Ría de Arosa, nos une, además de la amistad y respeto profesional, por ello nos honra compartir con ellos eses intensos días de los que a continuación os presentamos un avance del programa.

Jueves 7/03

-19:45 Mesa redonda: “FpN balance y futuro”, Irene de Puig, Javier Rouco, Francisco Díaz, Adoración de la Fuente, Félix García Moriyón.

Vienres 8/03

9:30 “Cine, emociones y pensamiento crítico”, Carmen Becerra.

11:00 “InnovArte Educación Infantil”, Ángeles e Isabel Abelleira

16:30 Talleres

-“Publicidad y filosofía”, Araceli Ochoa.

-“¿Qué pasa cuando en un colegio aplican FpN desde Primaria hasta Bachillerato?”, Félix García Moriyón.

-“Evaluación y futuro del máster on line de FpN”, Carla Carreras.

-“Espacio y tiempo, ¿intuiciones puras?”, Elena Morilla.

-“Flores en los bordes”, Paco Pascual.

19:00 Experiencias

-“Expresión oral y habilidades de pensamiento a través de los cuentos de Andersen”, Manuel Gómez.

-“El programa FpN para niños de 2-3 años”, Irene de Puig.

-“Desarrollo de competencias filosóficas a partir de la escucha de una pieza musical”, Mercedes García Márquez.

-“Lenguaje líquido y filosofía para niños”, Luis Alberto Prieto.

Sábado 9/03

10:00 “Filosofía para niños”, Angélica Sátiro.

12:00 Experiencias/ Talleres

-“Pensar con TIC”, Rafael Robles

-“Pensamiento, texto e imagen”, José Manuel Gutiérrez.

-“Cómo tratar el año internacional del agua desde FpN”, Gloria Arbonés

-“Desarrollo del pensamiento complejo sobre consumo a partir de los materiales FpN”, Adolfo Agúndez Rodríguez.

16:00 “Desarrollando habilidades comunicativas”, Guadalupe Jover.

18:00 Videoconferencia, “Revista FpN” y presentación del libro “Otra educación es posible” de Rodolfo Rezola.

18:30 Película “Sólo es el principio”presentada e moderada a charla posterior por Irene de Puig.

Un programa de lujo fruto de las alianzas que se establecen entre todos los profesionales que creen en la necesidad y bondades de introducir la filosofía en la vida desde la más tierna infancia.

San Miniato: una manera de hacer infancia

In FormArte on 23/04/2012 at 07:55


En el primero que nos insisten en La Bottega di Geppetto cuando nos explican los servicios comunales de atención a la infancia es en que su prioridad no es la conciliación sino la oferta de algo que es necesario para los niños/as. Quieren garantizar que, siendo voluntaria la asistencia, aun así exista una plaza para cada alumno; ese es su reto. En la región de la Toscana están muy comprometidos con la infancia. Incluso le ofrecen las familias la posibilidad de que, sin asistir diariamente puedan acudir al centro para relacionarse, niños y padres. Son totalmente contrarios a los “paquetes horarios” porque les interesa prioritariamente el bienestar de los niños/as, no la comodidad de las familias.

Tienen 10 servicios, en los que acogen 180 criaturas (80 quedan fuera). De su coste el 40% es aportado por las familias y el 60%  de la comunidad. Hay 3 centros comunales, 2 privados y 5 gestionados por cooperativas. Para ello hay una comisión que vela por la calidad de los centros privados que solicitan permiso de apertura para evitar diferencias.

El nido Pinocchio fue el primero en abrir, hace 30 años. Este es el que visitamos y que nos sirve de referencia. Acogen niños de 3 a 36 meses, con una ratio de 3 por adulto. A la entrada hay una zona de filtro, una zona de psicomotricidad y luego tres laboratorios: de lectura, de teatro, y del color/manipulación (en un luminoso patio interior acristalado). En la zona de manipulación vemos tarros llenos de pastas, de arena, de caparazones y piedras, todo a su alcance, allí manejan material natural, de recuperación, y material no estructurado. La zona de disfraces/teatro está llena de espejos y estructuras que permiten colgar telas para hacer teatro; también tienen cámaras fotográficas para tomar imágenes de los niños cuando se transforman con un trapo. Nos gustó la idea de tener un estor colgado del techo, con ventanitas a distintas alturas que se baja para hacer teatro, y cuando no, se recoge y no estorba ni resta espacio. Las instalaciones del centro se completan con una sala de juntas, tanto para personal como para entrevistas con familias. El horario diario del centro y el calendario anual está expuesto a la entrada, junto con las fotografías y puestos de las personas que trabajan en el nido: 9 educadoras, 2 cuidadoras y una auxiliar permanecen allí desde que abren hasta que cierran.

Por la tarde, divididas en tres grupos, visitamos otras modalidades de los servicios: uno de gestión privada –Pollicino-; otro de cooperativa –La Fata Turchina-, en el que hay un área de encuentro y juego –Il Paese di Balocchi-; y otro público –Mastro Ciliegia-, en el que finalmente nos reunieron a todas para hacer una puesta en común y responder a nuestras preguntas.

En cualquier caso, lo más importante, la filosofía del proyecto educativo de San Miniato, ya habíamos tenido ocasión de apreciarlo y comprenderlo durante la observación de la mañana.

San Miniato es una realidad única, comprometida y respetuosa con la infancia. Un referente a tener en cuenta.

La idea que se tiene sobre la infancia es un constructo social, y ciertamente, nos gusta como la “edifican” en San Miniato.

Aquí cerramos nuestra “expedición pedagógica 2012” a Italia. El grupo, como dijimos al principio estaba conformado por 12 maestras de infantil, 1 especialista de inglés en EI, 1 profesora del CS de EI y 1 responsable del programa educativo Preescolar na Casa. Un puñado de profesionales comprometidas con la mejora de la educación infantil en Galicia, que tuvimos ocasión de reflexionar -seguiremos haciéndolo- sobre el modelo de atención a la infancia que le estamos dispensando a la sociedad. Especialmente interesante, para nosotras, fue la visión de las compañeras más relacionadas con el ciclo 0-3, que, con sus opiniones y aportaciones nos hicieron caer en la cuenta de la brecha existente entre el 0-3 y el 3-6 -semejante al que siempre criticamos entre infantil y primaria; del desconocimiento que tenemos sobre lo que los niños/as hacen antes de llegar a nuestras manos. Esto, como ya hemos dicho en muchas entradas del blog, tiene una solución muy fácil: tenemos que establecer una relación entre los centros 0-3 y los 3-6. La administración educativa, no parece caer en la cuenta de esta necesidad, por ello la iniciativa tiene que partir de los equipos directivos, docentes y responsables educativos municipales. Tenemos que saber los unos de los otros, ya que nuestros “usuarios” son los mismos. Esto tiene que ir más allá de una mera visita de acogida; tiene que ser una relación cotidiana y constante, no son mundos diferentes, no seamos nosotras, las que con nuestros prejuicios, no facilitemos esa transición, que en algunos casos es dura para los niños y niñas. Todas/os trabajamos por lo mismo: la educación de la infancia, eso es lo que nos tiene que unir.

San Miniato: slow life

In FormArte on 23/04/2012 at 07:53

Aprovechamos el tiempo que nos dejaron para almorzar para subir a San Miniato, la ciudad medieval que se encuentra en la cima de un monte, pues las escuelas están en la zona nueva, en la zona baja. En la mitad del camino de ascenso, un indicador nos informa de que entramos en una Cittàslow , algo que pudimos comprobar en el reducido tiempo que allí permanecimos. Sólo algo más de 100 ciudades en el mundo pueden lucir el logotipo del caracol, ya que deben cumplir al menos con cincuenta indicadores de la calidad de vida saludable, de la ausencia de estres, de las tradiciones, etc. En palabras de sus promotores -este movimiento nació en la Toscana- buscan ciudadanos interesados en los viejos tiempos, en ciudades con plazas, teatros, tiendas, cafeterías, hospedarías, lugares santos, paisajes virgenes, artesanos fascinantes, donde el hombre reconoce la importancia de la lenta sucesión de las estaciones con el movimiento del buen producto casero que respeta el gusto y la salud de las tradiciones espontáneas.

En esta hermosa villa llena de rica arquitectura, tradiciones y arte, se nota la calidad de vida de sus ciudadanos. Gente que se desplaza en bicicleta por las empinadas calles que conducen al castillo; otras sentadas en las puertas de las casas o de los comercios con productos locales colocados de tan atractivo modo que nos hacen parar a cada momento, restaurantes slow, y otros muchos detalles (como el próximo festival de cometas para que los niños/as elaboraron los carteles anunciadores) hacen que más de una, fantasee con la idea de vivir en un sitio así.

Nos detenemos en la descripción de este lugar, porque nada es casual; sólo en un sitio como San Miniato y en el que se vive de tal manera, se pueden concebir unas escuelas con una filosofía educativa como la que tienen.

El movimiento slow comenzó con la slow food, luego se hizo extensivo a la slow life, apostando por una desaceleración del ritmo de vida actual, para más tarde transferirse al ámbito educativo con la slow education, cuyo representante más conocido es el maestro rural italiano Zavalloni Gianfranco, quien estableció un decálogo de derechos naturales para los niños y niñas, que recogemos a continuación:

1º Derecho al ocio, a tener tiempos no programados por las personas mayores.

2º Derecho a ensuciarse, a jugar con la arena, con la hierba y con las hojas, con el agua, con las piedras y con las ramas.

3º Derecho a los olores, a percibir y reconocer el aroma de la naturaleza.

4º Derecho al diálogo, a escuchar y poder tomar la palabra, y a conversar.

5º Derecho al uso de las manos, a martillar puntas, a cortar y lijar maderos, pegar, moldear la tierra, ligar cuerdas.

6º Derecho a un buen comienzo, a desayunar con productos sanos desde el nacimiento, beber el agua limpia y respirar el aire.

7º Derecho a la calle, a jugar en las plazas libremente, a caminar por las carreteras.

8º Derecho al monte, a construir un refugio-juego, a tener guaridas donde esconderse, a árboles por los que trepar.

9º Derecho al silencio, a escuchar soplar el viento, al canto de los pájaros, al escurrir del agua, al batir del mar.

10º Derecho a los matices, a ver el amanecer, el ocaso, a contemplar la noche, la luna y las estrellas.

Esto es lo que nosotros intuimos sirve de guía en las escuelas de San Miniato, por ello, al volver a encontrarnos con la responsable de la Bottega di Geppetto, tratamos de confirmar nuestras percepciones. Le preguntamos si aquí se aplicaban los postulados de la pedagogia della lumaca, de la educación lenta; meditó un rato y nos respondió que sí.

Para nosotras es igual la denominación que quieran ponerle a este modelo educativo, si hay relación o no entre la slow education y San Miniato, lo realmente importante es el respecto a los tiempos e intereses de la infancia.

San Miniato: una realidad slow

In FormArte on 23/04/2012 at 07:51

Desde que salimos a primera hora de la mañana de Pistoia hacia San Miniato, todo parecía estar preparado para predisponernos a lo que allí encontramos. Una distancia de 30 km que hicimos por carreteras locales, que transcurrían por paisajes que se corresponden con esa imagen estereotipada que todos tenemos de la Toscana, semioculta por la bruma, pero que permitía intuir senderos de cipreses que conducen a villas en lo alto de colinas con las laderas cubiertas de olivos y romero en flor. Atendiendo a nuestro objetivo, tuvimos que resistirnos a muchos pequeños pueblos  que invitaban a quedarse en cada uno de ellos. Hacia el final del trayecto abre el día, entonces la visión es de estampa.

Según las indicaciones del GPS, llegamos a un sitio perdido en medio de la nada, lo que nos hizo pensar en que habíamos errado al introducir las indicaciones. Pero no, allí estaba la Bottega di Geppetto, el centro de documentación y formación de las escuelas de San Miniato, donde nos impartieron una sesión de inmersión en el proyecto educativo de esta comunidad.

Acto seguido, nos llevaron a la escuela Pinocchio, donde nos mostraron parte de las instalaciones y luego nos distribuyeron en grupos de 4-5 por las distintas “aulas”. Inicialmente, estábamos desconcertadas.Nos pidieron que nos sentáramos y que no interviniésemos en la escena que íbamos observar, el momento del almuerzo, a las 11:45. Quince niños/as de edades mezcladas de entre 1 y 3 años, junto con tres adultos (la educadora, la asistente y la auxiliar), sentados en las mesas en las que antes habían estado jugando, ahora preparadas para la comida con sus manteles, vajillas, cubiertos, vasos y paños, al igual que en cualquier casa. Nada era de tamaño infantil, ni de plástico. Con mucha calma y ritualismo, cada niño/a va sirviéndose la sopa, y cuando todos estuvieron listos, comenzaron a comer por su mano, con una corrección y naturalidad que nos dejó sorprendidas. La adulta que comía con ellos, no estaba allí para corregir, sino para ser modelo y ejemplo. Simplemente comía, y de vez en cuando, le daba una cucharada a aquellos que tenían menos edad aunque se defendían con solvencia. Podríamos decir que los escuchaba con los ojos y con los oídos, ayudándoles con un gesto o con una palabra, más que con una explicación. Como una familia, conversaban con tranquilidad, y terminada la sopa, cada cual puso su plato en el carrito, y volvieron a repetir el ritual de servirse el pollo con patatas aplastadas, así como el agua de una jarra. Por cierto, por si quedó alguna duda, todos tenían cara de estar felices, relajados y bien alimentados. Esto duró lol que debe durar una comida placentera compartida con amigos. Nadie les metió prisa, nadie dio ninguna orden, pero todo discurría con una calma que se nos fue metiendo en el cuerpo y nos hizo surgir muchas preguntas tales como: cómo es posible que en nuestras escuelas sean acarreados para el comedor como manadas, que coman apilados, que sean amenazados si no les gusta la comida…, ¿cuándo se convirtieron estos momentos en comidas de trabajo o en repostajes en el circuito?

Alguien se puede estar preguntando si viajamos a Italia para ver unos pequeños comiendo pollo con patatas; pues puede que fuese necesario ver que hay otras maneras de hacer más serenas y respetuosas con los tiempos de la infancia, que obtienen mejores resultados pese a que no son más costosas. Hicimos la cuenta sobre el personal que hay en nuestros comedores y viene a salir lo mismo, pero con la salvedad de que unos son “proveedores”, y otros son personas que comparten un momento grato.

Terminada la comida, todos colaboran en la recogida y limpieza, y tras eso, van a ampararse junto a la educadora que en un confortable rincón, reparte cosquillas, caricias al tiempo que lee un cuento en voz alta.Mientras tanto, de uno en uno, ordenadamente van pasando junto a la auxiliar a cambiar los pañales; vuelven sin ropa, descalzos y casi todos con chupete pasan para un espacio tenuemente iluminado en el que hay quince colchonetas; cogen sus mantas y almohadas y se acuestan a dormir.

Nosotras entre pasmadas y maravilladas, terminamos aquí la provechosa visita a este centro de atención a la infancia -nunca mejor empleada esa denominación; como apreciaréis, visto lo visto, ni siquiera nos importó que no nos dejasen tomar fotografías. Ya vimos lo que había que ver y eso no hay imagen que lo pueda transmitir. Es para pensar; la atmósfera apacible en la que viven estos niños en el centro, no podemos recogerla con una cámara. Que nadie nos hable de asistencial o educativo. Hay que recordar que son criaturas de 12 a 36 meses. Tan sólo decir que es así como nos gustaría que fuesen atendidos  nuestros hijos/as, y todos los niños/as.

Pistoia XII: conclusiones

In FormArte on 23/04/2012 at 07:47

A lo largo de doce entradas que dedicamos a la visita a las escuelas infantiles de Pistoia, tratamos de transmitir nuestras impresiones personales.

Sabemos que lo que nos mostraron con orgullo es lo mejor que hacen, y que al igual que nosotras, tendrán aspectos mejorables que tratan de minimizar o no exponer. Con todo, las que nos dedicamos a esto, como en cualquier profesión, fruto de la experiencia, desarrollamos un olfato especial que nos permite diferenciar discursos de prácticas, retórica de realidad, ficción de cotidianidad. Y podemos asegurar que las escuelas de Pistoia, son dignos ejemplos de calidad en la atención a la infancia. Calidad como concepto de escucha de los intereses de los niños/as y de sus familias; no de otras mal entendidas calidades según estándares empresariales.

Para concretar, del proyecto de Pistoia, diríamos que sus líneas de fuerza son el modelo educativo, la estructura organizativa sobre la cual se asientan, los profesionales que intervienen y las políticas educativas que lo hacen posible.

Como siempre hacemos comparaciones entre nuestras realidades y las que visitamos, había una serie de preguntas para las cuales pedimos respuesta en cada una de las escuelas que visitamos; estas son:

¿Qué documentación programática manejan en el centro? Queríamos saber sí, al igual que nosotras, se mueven en el terreno de la “ficción pedagógica”, llevando a cabo la incoherencia de redactar declaraciones en las que decimos que trabajaremos por proyectos que surjan de los intereses de los niños, y luego nuestros supervisores de la administración, a comienzo de cada curso nos piden programaciones pormenorizadas -al gusto del “lector” – en las que se detalla cada minuto de cada hora que pasamos en el centro, llegando a excesos de celo, ridículos e ignorantes, tales como venir a comprobar in situ si los trabajos individuales de los niños/as se corresponden con lo especificado en la “programación”.

No, tienen el proyecto educativo de la comunidad en el que se recogen los principios que deben regir cualquier intervención, y luego, semanalmente se reúnen las distintas profesionales del centro para consensuar, reconducir y/o ver posibilidades y provecho de lo que están haciendo. Los proyectos, como es lógico, los redactan con posterioridad a su realización, para que, a modo de memoria, quede constancia del hecho.

¿Cómo evalúan a los niños y cómo informan a las familias de los logros obtenidos?

La evaluación de los niños, de las intervenciones y de los profesionales, se hace en cada una de esas juntas de equipo. No tienen boletines porque no le encuentran sentido a contar una vez al trimestre todo lo realizado. Prefieren tener una especie de diarios a la puerta de la clase en los que los padres/madres, de una manera muy gráfica, breve y clara, pueden conocer lo que hicieron sus hijos ese día. Como le conceden tanta importancia a la relación con las familias, a reservar un tiempo para conversar con los progenitores, tanto en la acogida como en la recogida, es ahí cuando le comentan aspectos reseñables de sus hijos en ese día.

-¿Quién supervisa el cumplimiento de su cometido?

Tienen una inspección/supervisión habitual por parte de los responsables educativos de la comunidad, y semanal con la coordinadora pedagógica de las escuelas

-¿Cómo hacen la distribución de los grupos?

Ni por orden alfabética ni por fechas de nacimiento, sino una vez conocidos los rasgos de carácter más reseñables de cada niño, tratan de distribuir los grupos buscando el equilibrio entre todos ellos fomentando la diversidad y la diferencia.

¿Cómo introducen las TIC y la lengua extranjera?

No lo hacen. En casi ningún centro tienen conexión a internet, ni ordenadores, ni EDI, ni televisión, porque entienden que la infancia es para jugar, para relacionarse y para disfrutar con los otros, no con aparatos. Tampoco se contempla la introducción temprana de la lengua extranjera, porque creen que primero deben afianzar y conocer los otros diversos lenguajes con los que expresarse y con los que escuchar.

-¿Qué es lo que marca los tiempos escolares?, hay alguna normativa que impida que estén en el exterior simplemente jugando?

Los tiempos están marcados por los intereses y apetencias de los niños/as. Ellos son los que deciden explorar en un espacio o en otro, algo que no les preocupa, porque todos los espacios son concebidos como educativos y estimuladores de las potencialidades de las criaturas. El juego es un principio que rige la actividad educativa, por ello no se considera una pérdida de tiempo estar en el exterior o en los rincones.

-¿Cómo proceden con el alumnado con necesidades educativas especiales?

Aquí es donde encontramos menos respuestas; decían que al igual que con cualquier otro, pero que en ese momento no tenía ningún caso.

-¿Cuáles son a su entender los puntos fuertes del modelo?

A tenor de lo que conocen por el gran número de docentes de otros países que los visitan, entienden que sus puntos fuertes son: una rigurosa coordinación pedagógica, una sólida formación de los profesionales que intervienen con la infancia, el compromiso social con la educación, la relación con las familias, y la posibilidad de que varias personas estén al mismo tiempo con los grupos de niños.

En los centros de primaria a los que acudirán estos niños, ¿trabajan de forma similar?

No, pero las competencias que esperan lleven incorporadas son: saber hablar, saber escuchar y saber compartir. Nadie les requiere que sepan leer y escribir. La escuela primaria los enfrenta a exigencias más formalizadas, pero haber vivido a lo largo de seis años en contextos que los motivó a aprender y que le transmitieron confianza en sus propias capacidades, contribuye a crear las condiciones idóneas para el éxito escolar. Aquí el nidi no tiene un carácter propedéutico para la sccuolle della infanzia, y esta para  primaria, aquí, cada etapa tiene su tempo, su ritmo, adaptado a su nivel evolutivo.

-¿En qué consiste el programa formativo de los profesionales que intervienen con los niños/as?

La formación es un factor decisivo, especialmente la que se realiza en la compañía de otros adultos poseedores de competencias específicas para el desempeño de su cometido. Por supuesto no hay formación a distancia, ni teleformación, les parece un imposible, porque, a su entender, no permite la reflexión sobre la propia práctica, sobre uno mismo, contrastando con los demás y haciendo explícitas las propias intenciones educativas, adquiriendo los hábitos de escucha y de colaboración. Es decir, no creen que se puedan formar aplicando principios que no son iguales a los que tratan de transmitirle a los niños/as. Lo consideran una incongruencia.

-¿Cómo ven la situación actual de la educación en Italia?

Es una ecuación muy fácil, a menor inversión, menor calidad de la prestación del servicio educativo. No entraña ningún misterio.

Nos quedaron muchas preguntas por hacer, por lo que sentimos envidia del alumnado de la Facultad de Educación de la Universidad de Vic que realizan las prácticas escolares en los Servicios educativos de Pistoia, fruto de un convenio establecido hace más de diez años, pudiendo formarse de esta manera al lado de profesionales que hacen realidad un sólido proyecto dirigido a la infancia.

Pistoia XI: Il Faro y Piccolo Blu

In FamiliarizArte, FormArte on 20/04/2012 at 08:14


La Toscana con una tasa del 29,8% es la primera región de Italia en acogida de niños/as de 0-3 en Asilo Nido y en otros servicios como Spazi Gioco y Spazi Piccolissimi, cuando la media estatal se sitúa en un 13,8%. Hay 10 Asilo Nido comunales que atienden a 503 pequeños, con un coste anual de 6.330 € por niño/a.

En cuanto a Scuole dell´Infanzia, 3-6, las escuelas comunales acogen el 40%, las estatales el 37% y las privadas el 23%. El coste anual de un niño/sería de 4.362 €, de los que el 55% es asumido por la comunidad, el 35% por la familia y el restante 10% por las aportaciones de fondos regionales y estatales.

Estos datos son del año 2009. Para orientarnos, en España, según la publicación “Sistema estatal de indicadores de educación. Edición 2011“, en el año 2008, el gasto medio por alumno de infantil (CINE 0) es de 4.826 €.

Sin duda, en Pistoia, se emplea el dinero de forma bien distinta: personal, espacios y se establecen fuertes vínculos con la comunidad. Eso marca la diferencia, unido a una participación real de las familias en los servicios educativos.

Este aspecto, la participación de las familias, es el que más llama nuestra atención en la visita a Il Faro y Piccolo Blu. Cantidad de detalles que observamos nos indica que esta participación no es retórica ni se limita a lo establecido por los canales formales. Es más, aquí los padres y madres tienen su lugar. Hay información por todas partes para que sean conocedores de la filosofía del centro, de las actividades que se realizan, documentación a la vista, etc. Ellos colaboran en la mejora de este entorno para sus hijos e hijas. En la entrada hay un curioso libro en el que se recogen las “habilidades” de los padres/madres, su disponibilidad horaria y el material que precisarían. Aquí hay sitio para todo tipo prestación que se pueda y quiera hacerse para el centro: leer cuentos, cantar, hacer arreglos, decorar, coser, hacer pompas de jabón, patchwork, etc. Unha gran idea que se puede apreciar en las fotografías. Mientras los niños/as están en centro, ellos puede participar en cantidad de actividades, tanto de colaboración como de información/asesoramiento.

Para entender como debe ser la participación de las familias en la educación de los sus hijos/as, recomendamos la lectura del artículo “Establecer puentes de diálogos con la familia: los escenarios para la relación“de María Riera Jaume, de la Universidad de las Islas Baleares, gran conocedora de las escuelas italianas.

Ver presentación.

 

Nidi Blu

Pistoia X: Area Blu (3-6)

In CativArte, FormArte on 20/04/2012 at 08:13

Sí hasta el momento habíamos visitado Asili Nido (0-3) o Scuole dell´Infancia (3-6), la tarde del segundo día en Pistoia la dedicamos a un complejo en el que se acogen criaturas de 0-6 a tiempo parcial, las Areabambini, otra modalidad de atención a la infancia dentro de este concepto de servicio a la comunidad.

Es una concepción distinta de escolarización; es una adaptación a las necesidades y preferencias de las familias, siendo a las Areabambini, lugares de intercambio de relaciones y de cultura, incluso con la presencia de los progenitores.

Arena Blu, es un Areabambini, un servicio al que acuden niños/as de 3 a 6 años para participar en actividades que los ponen en contacto con los lenguajes artísticos contemporáneas. Aquí es donde nos reciben con un almuerzo, durante el el cual tenemos ocasión de departir con las responsables, que ya nos van anticipando lo que se realiza en estas instalaciones que más tarde visitaremos. Según nos cuentan, por las mañas atienden los niños y niñas de las escuelas infantiles de la comunidad, para que puedan desarrollar proyectos artísticos en los que juegan con el arte, y reservan algunas tardes para la realización de actividades extraescolares con propuestas como Pomeriggi con … (Tardes con …).

Es un lugar lleno de materiales, que tanto por su cuidada clasificación, organización y presentación, son una rica materia prima para creativas realizaciones plásticas. Todo cuanto hay aquí es estimulante y sugestivo: la chaqueta de yeso, la baldosa reflectante, la cometa de hierro, las vidrieras …

La planta de abajo, acoge el sinfín de material, y rincones de trabajo: con la arcilla, con la mesa de luz, con la arena, con la pintura, con la manipulación de materiales, mesas de dibujo y retroproyectores. Cuando los niños acceden a la zona alta, siguiendo un ritual que, a modo de metáfora, va mostrando como de cada vez que visitan Area Blu disponen de más y más autonomía. La primera vez que acuden suben agarrados a una cuerda, que a cada visita se va haciendo más fina, hasta llegar a ser invisible. Una vez arriba, en la estancia de las ideas, conversan sobre los proyectos a realizar, consultan libros y catálogos de arte como fuente de inspiración de sus posteriores realizaciones.

Una vez más, comprobamos in situ, como en Pistoia consideran primordial que los niños tengan a su disposición lugares hermosos, en los que las artes están presentes de muchas formas, de tal modo que, ese ambiente ya es todo un aprendizaje estético y creativo.

Ver presentación.

Area Bambini Blu

Pistoia IX: la biblioteca de La Filastrocca

In FormArte on 18/04/2012 at 07:41

La biblioteca “Arcobaleno” era una antigua fábrica anexa al edificio de la escuela “La Filastrocca”, razón de sus elevados techos que permiten dos alturas.

Aquí la novedad es que cuentan con una atelierista de biblioteca; una persona experta en la selección, organización y dinamización de sus fondos.

Haciéndole honor a su nombre está decorada con los colores del arco iris, incluso sirven para diferenciar las zonas más adecuadas para cada edad. Los libros están todos a la vista, colocados de frente, para que así los niños/as -incluso sin saber leer- puedan identificar sus preferidos, o sentir un flechazo por sus portadas, llegando a poder anticipar así su argumento. En todo tipo de anaqueles hay antologías de libros según sus temáticas, así pudimos ver historias divertidas, historias de niños, historias de fantasmas, de monstruos, de animales o de abuelos.

Al igual que en el resto del centro, cuando se entra en la biblioteca, se tiene la sensación de entrar en un hogar con distintas estancias en las que se puede leer cómodamente, jugar con títeres, hacer teatro, ir al baño con un libro, o refugiarse en pequeños rincones a la búsqueda de la intimidad que puede precisar la lectura.

En una zona casi oculta hay una escalera musical, una escalera de caracol que conduce a la parte alta, donde a modo de las habitaciones de una casa, hay, también espacios para la lectura.

Cuando terminamos la visita concluimos una obviedad, que por evidente no está tan asumida como pudiera parecer: para fomentar el hábito lector, los libros tienen que estar presentes constantemente y al alcance de los niños/as en cualquier momento. Tienen que formar parte de su vida cotidiana.

Creemos que las fotografías pueden ayudar a comprender mejor la magia de la biblioteca “Arcobaleno”.

Ver presentación.

.

Biblioteca de La Filastrocca

Pistoia VIII: La Filastrocca (3-6)

In FormArte on 18/04/2012 at 07:41

Cuando llegamos un indicador en la entrada que dice “La fabbrica delle emozioni” ya nos anticipa que estamos en un lugar especial. Una escuela en un espacio de encuentro social denominado la fábrica de las emociones, cuando menos despierta nuestra curiosidad.

La Filastrocca es una escuela infantil (3-6) sita en un barrio popular de Pistoia. Filastroccas son pequeñas rimas o cancioncillas tradicionales. El centro hace una compilación de estas filastroccas desde hace veinte y cuatro años de la mano de un personaje que es el símbolo de la escuela, un mago, que se encarga de la guarda y custodia de esta tradición; y él es el que acoge a los niños cuando llegan a la escuela.

Su punto fuerte es el fomento de la lectura, para ello cuentan con una biblioteca “Arcobaleno” que es todo un referente en la comunidad. Además realizan un servicio de préstamo, para así, a través de los niños, poder irradiar cultura para sus casas.

Al igual que en las anteriores, al entrar, ya se tiene la sensación de estar en un sitio agradable, a la vista como al resto de los sentidos. Bien organizado, luminoso, lleno de rincones que permiten tanto la relación con los otros como la intimidad. Desde las galerías de los amplios corredores se aprecia que es de planta cuadrada con el patio de juegos en su interior.

Acoge cerca de cien niños y niñas de 3 a 6 años, que van llegando progresivamente hasta que, a las 9:30, por grupos, se reúnen en asamblea y organizan la jornada; luego, al estilo montessoriano le facilitan la autonomía de elección de sus ocupaciones. Así, los corredores están llenos de espacios para el juego simbólico, manipulativo y de lectura. Insisten mucho en la organización del material, de esto se encargan los niños/as de 5 años. Para facilitarle la tarea, en cada anaquel hay una fotografía del material que contiene.

Hay tres salas-aula, además de una sala dedicada al movimiento y el juego con la luz y las sombras; otra al trabajo artístico. Los cuartos de baño, dignos de visita, también son entendidos como lugares de relación y de aprendizaje.

El fomento de la lectura, el amor por los libros y por la palabra se palpa en el ambiente; cualquier pequeño rincón es un espacio confortable para ojear un libro. Hay bancadas, caderas, cojines por todas partes y al lado, libros.

Al igual que en las anteriores, frases y/o fotografías, son como pequeños flashes que, a un golpe de vista, transmiten el ideario del centro o muestran proyectos desarrollados.

Destacamos un proyecto sobre la razón del nombre de cada niño y niña, como se puede apreciar en las imágenes allí tomadas.

Ver presentación.

.

La Filastrocca

Pistoia VI: La Coccinella (3-6)

In FormArte on 16/04/2012 at 07:58

Llegamos a la segunda instalación educativa, La Coccinella -la mariquita-; esta “especializada” en el trabajo con el arte y naturaleza, o arte ambiental. Un edificio sencillo con doble planta y bajo cubierta. Según entramos por la parte baja vemos un cartel que dice “Arte conjunto”. Es como acceder al taller de un artista; de hecho, es el espacio de trabajo de un artista local, que se beneficia de las instalaciones, y los niños/as del seguimiento de sus procesos creativos. Montones, cientos y cientos de obras pictóricas, escultóricas y performances nos dan la bienvenida. Un buen acuerdo.
Nos reciben con un apetitoso almuerzo, el mismo menú que acaban de comer los niños.
Acto seguido, por la parte exterior accedemos al primer piso. Ahora descubrimos que esta escuela es una isla en el mar de viveros de plantas que lindan con ella; toda la comarca parece tener que ver con las explotaciones de especies ornamentales, y casi todas las familias del alumnado trabajan en ellos; más adelante veremos lo que puede dar de sí este contexto con el que la escuela mantiene un continuo diálogo.
El patio exterior, al igual que los que vimos en Reggio Emilia, no resistiría una evaluación de riesgos y seguridad infantil; pero tenemos por seguro que hace las delicias de los pequeños. Laureles llenos de flor, hierba alta, ramas de los árboles que llegan al suelo lleno de charcas. Aquí, que nos volvimos “tan responsables” -y tan ridículos- con la seguridad infantil, pensaríamos en la cantidad de accidentes, alergias e infecciones por picaduras de bichos. Cada una de nosotras tiene un momento nostálgico y piensa en los momentos felices de su infancia, trepando por los árboles y chapoteando en las charcas, pese a todos los “riesgos y peligros” a los que estábamos expuestas.
Vemos que cada una de las tres aulas (3, 4 y 5 años) tienen entradas independientes a través de un corredor común. Volvemos aquí sobre el momento de la despedida y acogida. No es el mismo gesto “abandonar” los hijos/as para que “se incorporen a filas”, que depositar la confianza familiar en un educador/a, y tener 5 o 10 minutos para comentarle lo más reseñable. Puede haber quien lo considere una pérdida de tiempo; pero con criaturas de 3, 4 o 5, si fuesen nuestros hijos, ¿acaso no agradeceríamos una pequeña conversación con la persona que se va a ocupar de ellos a lo largo del día?

Tres salas, cada una de casi 100 metros cuadrados con acceso desde la parte frontal para las familias, y desde la posterior para el “jardín de invierno” (zona cubierta para los días de inclemencias climatológicas y donde guardar las katiuskas, para cuando se puede acceder al exterior).

Que nadie se lleve a engaño; posiblemente en nuestras escuelas las instalaciones son más seguras, con más dotación y con mobiliario más “a prueba de niños”; pero ¿por qué aquí resulta una atmósfera más acogedora?

Zonas limpias de obstáculos, visibilidad desde todos los ángulos y versátiles espacios abiertos fruto de un concepto “educativo” del ambiente y no de una búsqueda decorativa. De un tiempo a esta parte, todo el mundo quiso subdividir sus aulas por medio de armarios y atrancos varios; hay quien dio rienda suelta a su faceta de decoradora de interiores. El resultado, bonito es, pero práctico, está por ver. Hay que mentalizarse de que no se trata de decorar sino de racionalizar los espacios sacándoles el máximo provecho.
A la vista de las fotografías recomendamos prestarle especial atención al uso de elementos de la naturaleza, a la organizadísima clasificación de material (por ejemplo, ver el rincón de disfraces según la parte del cuerpo), al rincón de los mensajes (un descubrimiento de la funcionalidad y uso de la lengua escrita), o a los alfabetos de la naturaleza (con piedras, con ramas y con hojas/flores secas).
Como en la anterior, mención especial merecen los cuartos de baño, concebidos, también, como espacios de relación, agradables a la vista, al oído e incluso al olfato.
Ver presentación.

La Coccinella I

Pistoia V: Parco Drago (3-6)

In FormArte on 12/04/2012 at 08:11

En su privilegiada localización del parque Puccini, se encuentra la escuela infantil Parco Drago que acoge a niños/as de 3-6 años al lado de la Lago Mago de 0-3. Nosotras, personalmente creemos que este es el centro ideal de infantil, el modelo hacia el el cual debería tender la normativa y las nuevas construcción escolares. Un edificio que aglutine los dos ciclos de infantil, pese a que con vidas diferentes, entradas diferentes, pero un mismo lugar, un referente para toda la etapa infantil.

Sobre esto hemos debatido con compañeras, ya que no hay muchas que sean partidarias del modelo; prefieren compartir con primaria que con 0-3. Creemos que tras esas determinaciones subyacen muchos prejuicios subconscientes contra el primer ciclo, contra su consideración de “guardería” -desafortunadamente, aun no superada, pese a los discursos retóricos educativo vs. asistencial-, y contra las diferencias de estatus profesional de educadores, maestros y profesores. A nuestro entender, estos complejos profesionales, no favorecen mucho la calidad de la atención a la infancia.

Aquí, en horario de 8:00 a 16:00 atienden 37 niños/as de 3 años (3 enseñantes), 41 de 4 años (4 enseñantes) y 36 de 5 años (3 enseñantes). Si echamos la cuenta, no difiere mucho de nuestra situación (contabilizando tutoras, apoyos y especialistas), pero organizados de otra manera, ya que siempre hay dos personas con cada grupo, eso les permite hacer desdobles y trabajar en pequeño grupo. El alumnado se distribuye a comienzo de curso, buscando un equilibrio y diversidad entre los niños, no por orden alfabético como se suele hacer habitualmente.

Cada educadora trabaja 30 horas con las criaturas, y luego una hora de coordinación; una vez a la semana se reúne el profesorado de la escuela, y una vez al mes con el de otros centros de infantil.

En Parco Drago, tienen un proyecto fijo, que es el trabajo sobre el parque, la naturaleza, su conocimiento, respeto y conservación. Este es un eje vertebrador, así recogen sus experiencias de varios años en la publicación “Per mano. Pistoia: itinerari di bambini nella natura”. En la actualidad, desarrollan un proyecto de fotografía de la naturaleza, siendo los niños los fotógrafos (sus ojos no miran ni ven lo mismo que los de los adultos), y ahora exponen estas imágenes en el ayuntamiento.

De aquí, nos gustó una idea que tienen de realizar todas las rutinas entre 3 niños/as, así se ven obligados a la búsqueda del consenso, a ponerse de acuerdo, por ejemplo sobre el tiempo que hace o como está el cielo.

Tienen otro juego que no vimos en otro lugar que es el “sombrero de pensar”, un elemento “mágico” que facilita las reflexiones complejas; para ello diseñan y elaboran modelos de sombreros de lo más creativos, como se puede apreciar en las fotografías.

Ver presentación.

Parco Drago

Pistoia IV: Lago Mago (0-3)

In FormArte on 12/04/2012 at 08:10

En el parque Puccini, al lado del lago, hay una edificación que acoge el Nido de Infancia (0-3) Lago Mago y la Escuela Infantil (3-6) Parco Drago. Tienen entradas independientes, pero comparten instalaciones.

Nuestra visita comenzó por Lago Mago. A la entrada una estantería con las kaituskas e impermeables de los niños/as para salir al exterior, pese a la humedad o la lluvia, algo que, a diferencia de aquí, no les impide respirar aire fresco. En este centro que abrió en los años ochenta, acogen 67 niños/las; no es habitual que las escuelas superen las 100 plazas.

Tal y como ya nos advirtieron, cada uno de los centros que visitaríamos están “especializados” en ámbitos artísticos, en el fomento de la lectura, o como en este caso, en el medio natural. Con este entorno, no podía ser de otra manera, hay que aprovechar la poética del lago y del parque, así el material natural está presente por todas partes, y hay muchos rincones en las zonas exteriores.

Sus horarios son de 8:00 a 16:00, si comen en el centro. La llegada de los niños es relajada, y paulatina, según sus necesidades, los padres/madres entran a dejarlos y a conversar un rato con la educadora. Aquí el momento de acogida tiene mucha importancia. Se quedan en la zona de la biblioteca, escuchando tranquilamente un cuento o conversando, hasta que una vez reunidos todos, pasan a las distintas zonas de juego: simbólico, con casitas equipadas con elementos pequeños pero reales, hasta con su mascota; heurístico, con todo tipo de material; manipulativo, con objetos de la naturaleza y otros aportados por las familias, de procedencia del más diversa (secciones de troncos, trozos de madera, piezas de metal, mangueras, tubos de bobinas, tapas, etc); zonas de juego con la luz y las sombras (mesas de luz, lámparas, bolas de espejos, retroproyectores); zona de psicomotricidad; zona de trabajo artístico; zonas de lectura, o zona de juego con los sonidos y la música. Alrededor de las 13:00 comen en los comedores distribuidos en tres zonas y con una decoración similar a la de cualquier hogar. Los cuartos de baño, son de catálogo, amplios, luminosos, bien decorados, con sus objetos de higiene bien ordenados, pulcros y con buen olor.

La distribución de los espacios es similar a la que ya venimos en Reggio Emilia, zonas delimitadas con muebles, cortinas o tabiques bajos, lo que permite un ambiente abierto, y deja libertad de movimientos y de visibilidad entre unas zonas y otras.

Destacable es la profusión de espejos; hay algunos que nos resultan fascinantes (ver en las fotografías un tipo caja con 4 caras de espejo y otras dos que se proyectan en las paredes de enfrente), consiguen visiones inverosímiles y multiplican las imágenes hasta lo impensable. Todo ello, realizado por familiares de los niños/as.

De lo que más llama nuestra atención son la cantidad de ventanas de todos los tamaños y posiciones, que permiten “meter” la naturaleza dentro; incluso las hay algunas en las paredes interiores, lo que da lugar a juegos entre los pequeños. Cuando entramos lo primero que comentamos todas las visitantes era que teníamos la sensación de estar en un hogar acogedor, con mobiliario de hogar no escolar. Pueda que ahí esté la clave.

Ver presentación

Lago Mago

Ver presentación.

Lago Mago II

Cómo visitar las escuelas de Reggio Emilia, Pistoia o San Miniato

In FormArte on 10/04/2012 at 07:54

Son muchas las personas que nos están preguntando la manera de visitar estas escuelas italianas, por ello,  he ahí nuestra experiencia:

Reggio Emilia

Hay una Red educativa reggiana en el estado español (SAREL), con Alfredo Hoyuelos al frente. Casi todos los años organizan un viaje de estudios, no hay más que hacerles la consulta. La otra opción, es contactar directamente con Reggio Children, en su web hay información sobre visitas, cursos y másteres.

Pistoia

Tienen una web en el que indican la posibilidad de realizar visitas y estancias de estudio. Los contactos pueden ser Donatella Giovannini, d.giovannini@comune.pistoia.it o Fiorella Serafini f.serafini@comune.pistoia.it.

San Miniato

La Bottega di Geppetto es el centro de formación y documentación de los servicios de atención a la infancia de la Comunidad de San Miniato. En su web se encuentra información sobre cursos, estancias y contacto. Barbara Pagni, pagni@bottegadigeppetto.it es la coordinadora de estas acciones.

Es muy fácil, tan solo hay que querer ir.

Escuelas de Pistoia y San Miniato

In FormArte on 29/03/2012 at 14:55

Salimos para Italia. Llevamos mucho tiempo acariciando la idea de visitar las Escuelas infantiles de la Comunidad de Pistoia y de San Miniato y por fin llegó el momento tan esperado.

Para nosotras las escuelas del norte de Italia son un referente de buen hacer en la atención la infancia. Hace dos años tuvimos ocasión de conocer algunas de la Comunidad de Reggio Emilia (ver las entradas que le dedicamos), y aun a día de hoy, seguimos recordando pequeños detalles que inspiran nuestra práctica diaria. No es fácil comprender en tres o cuatro días el funcionamiento de unos servicios que llevan décadas destacando  a nivel internacional, pero la preparación previa, las lecturas, la visita, y el intercambio de miradas y opiniones entre las compañeras que allí vamos, dará, cuando menos, para ser un revulsivo en nuestro quehacer.

En Pistoia nos acompañarán Sonia Iozzelli y Annalia Gallardini en una visita a seis escuelas que se distinguen por su trabajo con el medio natural, con las artes o con la biblioteca. En este enlace se puede acceder a más información.

En San Miniato, con los responsables de la Bottega di Geppetto, -el centro de documentación de los servicios educativos-, conoceremos tres de esos “laboratorios de la educación infantil”. Estas escuelas nacieron lideradas por Aldo Fortunati, quien se inspiró en las concepciones educativas de Loris Malaguzzi para tratar de ver el futuro a través de los ojos de los niños y de las niñas, no perdiéndose en la retórica de sus derechos. Desde aquí más información.

Hace tiempo que descubrimos que estas breves “expediciones pedagógicas” nos suponían tanta o más formación que cualquier curso por muy prolongado que este fuese. Ya hará cerca de veinte años, muchas de las que ahora vamos, fuimos llevadas de la mano de la nuestra querida y recordada asesora Lourdes Taboada a conocer las escuelas del norte de Portugal, que, con el asesoramiento pedagógico de la profesora Julia Formosinho, llevaban a la práctica educativa rural lusa el modelo curricular High/Scope; aquí conocido gracias a las publicaciones del profesor Zabalza Beraza (ver “Calidad en la educación infantil“).

Es difícil de creer, pero tantos años después, esa importancia de la calidad ambiental, de las “experiencias llave” o de las interacciones entre niños/adultos, que tienen en las Escuelas de Braga, Módena,Trento, Turín, Reggio Emilia, Pistoia, San Miniato o Pamplona, aquí, en Galicia no consiguen cuajar, pese a la toda la labor de difusión y formación que han hecho personas como Miguel ZabalzaLina Iglesias ForneiroLois FerradásBattista Quinto BorghiAlfredo Hoyuelos o Francesco Tonucci, entre otros. Esto da para pensar un poco.

Contaremos a la vuelta de nuestro pedagógico Giro de Italia 2012, en el que también trataremos de recoger los ecos de la Fiera del Libro per Ragazzi de Bolonia, una de las más importantes citas a nivel internacional en cuanto a la literatura infantil, que en esta edición 49 dedican una exposición extraordinaordinaria a “La flor más gran del mundo” de José Saramago.

Mientras tanto, a través de Twitter  y de Facebook, iremos reseñando aquello que más nos impresione.

Buenas vacaciones para todas/os y hasta la vuelta.

María Montessori: una vida por los niños

In FormArte on 07/02/2012 at 09:04

En un momento de hastío de los discursos grandilocuentes vacíos  de contenido y de de credibilidad, nos llega como caída del cielo, a través del Facebook, un enlace a unha serie sobre la vida de María Montessori producida por la televisión italiana en el 2007.

A lo largo de tres horas podremos acercarnos a la vida de esta mujer, la primera en licenciarse en Medicina en Italia, que dedicó su vida a la mejora de la educación de los niños y niñas, y que supuso una renovación radical de lo que se venía haciendo hasta aquel momento.

Desde la web “Cine y educación”, se puede acceder a información sobre su biografía, principios metodológicos, antecedentes pedagógicos, materiales didácticos, su obra y la serie.

Merece la pena profundizar un poco en esta figura clave y en su labor aún patente en las escuelas de educación infantil de casi todo el mundo.

El álbum ilustrado en infantil

In FormArte on 20/11/2011 at 21:02

Mi participación en las I Xornadas de Literatura e Ensino, no siendo una especialista en literatura infantil, ni autora, ni ilustradora, fue en calidad de usuaria habitual de libros infantiles, a decir de los conocidos, con buena mano para seleccionar aquellos más cercanos a los gustos de los niños y niñas.

Intervine, tras la entusiasta puesta en escena de la “amante de los álbumes” Gracia Santorum, que trató de mostrarle a los asistentes que el álbum no es sólo para el público infantil, sino que, superados los prejuicios iniciales de los adolescentes -que por su formato, asocian álbum a los cuentos de la infancia de la que huyen-, pueden dar mucho juego en las aulas de secundaria. Para convencer a los recelosos, hizo un despliegue de su colección de álbumes -dice atesorar cerca de mil ejemplares que en breve expondrá en el centro de enseñanza en el que trabaja, de lo que suponemos dará buena cuenta en el blog referencial del que es coautora, Trafegando Ronseis. La lectura de “Caja de cartón” convenció hasta a los más escépticos. Magnífica. Esos son los caminos del entusiasmo.

Mi exposición giró alrededor de la selección de libros para las aulas de infantil. Siendo conocedora del cambio que se ha producido en este campo en los últimos veinte años, y del papel preponderante de las editoriales gallegas en el ámbito internacional, destacando por la calidad de sus productos, cuestiono la etiqueta álbum como distintivo superior diferenciador de otros como pueden ser el libro ilustrado o el libro de imágenes. A mi entender, los límites son tan difusos que si nos ajustamos a los criterios definitorios de álbum que apuntan los expertos, quedarían fuera la mayor parte de los álbumes canónicos que, por otro lado, ellos mismos apuntan. Considero el álbum fruto lógico de la evolución que se ha producido en la intención de llegar más y mejor a los gustos de los chicos de hoy en día, atendiendo a que su bagaje está absolutamente determinado por el audiovisual y por los mensajes publicitarios; y al igual que sucedió con las series de animación traspasó las fronteras infantiles y en la actualidad se publican álbumes que por sus temáticas, por la complejidad del texto o de las imágenes apelan la experiencia e inteligencia de una persona adulta para ser capaz de entenderlos.

Por otro lado, considerando que en el álbum se armonizan el lenguaje escrito y el lenguaje artístico, la radicalización del peso de la ilustración en detrimento del texto conduce a la consecución de otro objetivo, también importante, pero no literario, sino plástico. Razón, a mi entender por la que los expertos no acuerdan enmarcar el álbum como nuevo género literario sino que lo denominan “nuevo producto editorial”.
En cualquier caso, para una persona que va a comprar un libro para sus hijos o alumnado esto es irrelevante. Casi nadie va a buscar un formato, lo que se va buscando en algunos casos es una buena historia y en otros un bonito libro. El álbum no es un fin en sí mismo, es un medio más. Por lo que intenté apuntar algunas claves para seleccionar esos libros que logren cautivar a los más pequeños. Más allá de los discursos expertos, muchos de esos, bien o mal llamados, álbumes cumplen con el objetivo tanto por su formato (tamaño, características de páginas, tapas, contratapas …); como por el texto (abundante, escaso, ausente, en prosa, en verso); como por las ilustraciones (siempre y cuando no sean un mero alarde artístico, o tan conceptuales que se escapan del entender de los niños y niñas); como por las temáticas que abordan. Aquí hice una advertencia sobre una tendencia que afloró en los últimos años asociada al álbum, que a mi entender va en contra del espíritu de la infancia, la aparición de lo que denomino una recreación en el feismo de la vida: la muerte, la violencia, la soledad, la tristeza, el maltrato, la guerra, injusticia social …, un lavado de la conciencia adulta, que no sabiendo qué facer, vuelca sus frustraciones sobre los niños y niñas creyendo que de esta manera aprenderán a evitarlas o a convivir con ellas. Es opinable, pero casi ningún padre/madre le compra un libro a sus hijos sobre esos temas por muy poéticos y líricos que sean; lo hacemos los docentes y se incluyen en las listas de honor de los libros destacados.

La segunda advertencia en cuanto a temáticas fue referida a otra tendencia, también perniciosa, lo que denomino “los cuentos curriculares”. Autores y editores sabedores que la escuela es una de sus mejores proyecciones, fabrican artefactos didácticos disfrazados tras un personaje o tras una original ilustración, con una corrección curricular y con un didactismo explícito que aterroriza a la literatura infantil, por naturaleza irreverente, escatológica, divertida, surrealista e incluso absurda. No es que descarte el aprovechamiento didáctico que se puede hacer de una obra de literatura infantil, todo lo contrario, pero eso es algo a posteriori, si el motivo por el que se elige es por el placer de leer, por la potencialidad de hacer soñar los niños y niñas.

Apunto, asimismo, la posibilidad de que publiquen algunos de esos productos tan artísticos en otros soportes que mejor permitan apreciar la riqueza de las ilustraciones pero también hablo del riesgo de que en ese traspaso se pierdan gestos del acto de leer libros en pos de la primacía de la imagen.

Finalmente apunto el rol decisivo del mediador/a entre el libro y el individuo sin competencia lectora, tanto directo (docente, padre/madre, animador) como de los “recomendadores de lectura” indirectos (blogs, webs, revistas, listados …), apelando en este caso a una ética responsable de su papel, no dejándose guiar por las novedades, por las estrategias comerciales, por el prestigio de los autores, o por la trayectoria de la editora. Un libro para recomendar, en primer lugar, y en conjunto tiene que fascinar al mediador, luego tiene que probarlo con el público representativo del rango al que va dirigido. Solo, y tan sólo después, probado que cautiva también a los niños y niñas en este caso, puede recomendarlo. Deben ser conscientes de que no sólo trata de una cuestión económica, es algo mucho más grave, que afecta a la consideración que los niños y niñas tendrán de los libros, de la lectura y de la literatura.

Tras la presentación de esas, para mí, características de la calidad de un libro, pongo en cuestión que los adultos conozcamos los gustos de los niños/as a tenor de una experiencia reciente en mi aula, cuando le solicité a los niños/as que trajesen de sus casas aquellos libros que más les gustaban, aquellos que les pedían a sus padres que se los leyesen una y otra vez. A la vista de los más de cincuenta libros no me atrevo a extraer conclusiones. No concuerdan ni con lo que dicen los expertos ni con los que les mostré a lo largo de tres años. Son de la más diversa procedencia y algunos de ínfima calidad literaria, plástica o editorial. Pese  a todo, no me importa, son esos, son los que los tienen enganchados con la lectura, son los que les hicieron descubrir el libro como una fuente de placer. Son los que a lo largo de estos días pondremos en valor delante del grupo, porque son los que le gustan a cada uno de los niños y niñas de la clase.

Al igual que en la alimentación, leer, conocer otros mundos reales o ficticios, abrir la imaginación, desarrollar la creatividad, disfrutar con el conocimiento …, son como los nutrientes vitales que se pueden presentar de muy diversas formas: crudos, en cocina tradicional, en cocina light, mediterránea,  atlántica, cocina experimental o cocina de autor. Unas formas son más saludables que otras, unas sientan mejor, pero tras la ingesta, lo que importa es cuando entran en vena y son de provecho para el organismo. Y para que responder a los gourmets que consideran que sólo merece la pena llevar a la boca platos con 3 estrellas Michelín, dije que sé que a mis alumnos/as hasta que puedan apreciar en su paladar las delicatessen de Ferran Adrià, aun le quedan por comer muchas arrobas de sal en huevos fritos -que es lo que más les gusta-, pero comer comen, alimentar se alimentan. Leer leen. Y eso es lo que me importa.

Nota: para quien piense lo contrario soy una ferviente admiradora de los buenos álbumes.

Leer, ¿para qué?

In FormArte on 20/11/2011 at 21:01

Ayer en las jornadas Marcos Calveiro, inició su labor como moderador de la mesa redonda 3, preguntándole a los participantes Ramón Nicolás, Marilar Aleixandre y Xabier P. Docampo, “Leer, ¿para qué?”, con tal motivo proyectó en la pantalla parte de las 33 razones para ler de Victoria Fernández, directora da revista CLIJ, que a pesar de ser archirrepetidas, son siempre actuales. Xabier P. Docampo apostilló que muchas de esas razones pueden suplirse con otras actividades, y pedía una razón de ler que solo pudiese aplicársela a lectura. Según él, leer es un instrumento irreemplazable en la formación del individuo.

Para recordar, desde aquí las 33 razones para ler, que tan ben presentaron no CEP Las Palmas.

Los caminos del entusiasmo

In FormArte on 20/11/2011 at 21:00

Este fin de semana participamos en las I Xornadas de Literatura e Ensino, que se centraban en “La literatura gallega en las aulas: los caminos del entusiasmo”, una cuidada actividad formativa organizada por la Asociación de Escritores en Lengua Gallega y la ASPG.
Nos resultó extraño que case la totalidad de los asistentes eran de enseñanza secundaria, o mejor dicho, que no hubiera profesorado de infantil y primaria. Cuestión de clichés; puede que en vez de Literatura y Enseñanza, se entendiese Enseñanza de la Literatura, que no es lo mismo. Una lástima, porque mereció la pena, y todos encontraríamos temas de interés.
Con un cartel de lujo, se abordaron temas que nos preocupan a todos y a todas: la LIJ gallega en las aulas del siglo XXI pasando por la poesía, el teatro, la literatura de tradición oral, el álbum, la BD y la novela gráfica; casi todos ellos expuestos por reconocidos autores de esos géneros literarios.

En próximas entradas iremos apuntando alguna de las cuestiones allí expuestas, pese a que no nos podemos resistir a adelantar que coincidiendo todos los ponentes en la necesidad de la lectura de los distintos géneros, debatiendo sobre si centrarse en los clásicos o inclinarse más a los gustos de los chicos, sobre si hay literaturas con mayúsculas y minúsculas – con continuas referencias a dos artículos recientes: E por que non vos deixades de cinismos e dicides LIXo de S. Jaureguizar y Ler ou non de María do Cebreiro-; quien, para nosotros dio con la clave fue Xabier P. Docampo, preguntando: para que leer y que es lo que nos da la lectura a los individuos que no nos da ninguna otra actividad. Ahí radica la cuestión, ya que, aun hay quien no sabe por qué hay que inculcar a los niños y jóvenes el gusto por leer.

Daremos cuenta.

Una reflexión: a las personas que ya llevamos unos cuantos años en esto es difícil que nos cuenten algo nuevo en los cursos dirigidos única y exclusivamente a la educación infantil; en cambio, pueden resultarnos muy enriquecedoras otras miradas desde distintos ángulos, con distintas ópticas, con otros profesionales, pues es una manera de abrirse de un ámbito en el que a veces también resulta asfixiante estar escuchando hablar siempre de lo mismo. El/La profesional de infantil ya sabrá sacarle provecho a nuevos soplos de aire fresco.

Formación en infantil

In FormArte on 18/05/2011 at 00:02

En fechas recientes plasmamos en tres entradas nuestras reflexiones alrededor de la formación y trans-formación del profesorado. Ahora coincidiendo con la publicación del nuevo decreto que regula la formación del profesorado en Galicia, queremos recoger la opinión del profesor Miguel Zabalza alrededor de los ejes fundamentales que deberían constituir la estructura fundamental de la formación del profesorado 0-6, contemplados en el artículo “La formación del profesorado de EI”, publicado en la revista Participación Educativa nº 16; estos son:
-conocer en profundidad el desarrollo infantil
-saber desarrollar el currículo de la etapa
-llegar a adquirir y practicar nuevas habilidades de enseñanza a niños/as pequeños
-conocimiento de la profesión
-conocimiento de ellos/las mismos/las
-conocimiento de las escuelas o instituciones donde ejercen su trabajo
Si esos son, a su entender, los aspectos centrales de la formación, apunta también, algunos contenidos que necesariamente deberían tenerse en cuenta a la hora de planificar para este colectivo:
-la soledad del trabajo diario (conocimiento personal)
-a coordinación y continuidad entre lo profesorado
-la inserción en el entorno
Sin olvidar, por supuesto, una buena integración entre la formación inicial y la continua; algo que por lo de ahora parece difícil de alcanzar.
Aun coincidiendo con lo anteriormente dicho sobre el papel determinante de la formación del profesorado en la mejora de la calidad de la educación, nos atreveríamos a apuntar ciertas dudas que nos surgen, porque al igual que hay excelentes profesionales que casi no asisten a actividades de formación, conocemos a “adictas” a las actividades formativas a quienes no se les nota nada esa “sobresaturación” de conocimiento y de innovación. Entonces, puede ser:
-que en el aprovechamiento que se pode hacer de la formación influyen sobre todo las creencias individuales sobre la educación, sobre el currículo y sobre el modelo de escuela;
-que la formación no sea la acertada porque los modelos que se transmiten de docente, de educación o de la función social de la escuela no son claros y unívocos.
Continuaremos reflexionando sobre la formación del profesorado en próximas ocasiones.

II Encuentro Nacional AFrato

In FormArte on 28/04/2011 at 08:02

La Asociación Pedagógica Francesco Tonucci acaba de publicar el programa del II Encuentro Nacional, “El mundo de las emociones, los sentimientos y los valores en el juego de educar”, que tendrá lugar en Granada los días 3, 4 y 5 de junio de 2011.

Tan sólo vamos a apuntar los títulos de las conferencias y quien las impartirá, con eso, creemos que ya es motivo de sobra para vernos allá.

-“El diccionario de los sentimientos en la escuela de hoy”, José Antonio Marina.

-“Los niños y niñas no aprenden lo que les enseñamos, nos aprenden la nosotros”, Antoni Zabala.

-“Arqueología de los sentimientos”, Miguel A. Santos Guerra.

-“Cuando el piso de abajo de la escuela huele a naranja”, Carmen Díez.

-“Una educación que siente, valora y ama”, José Mª Toro.

-“¿Cuánto vale un niño?”, Francesco Tonucci.

Y otros muchos momentos interesantes en los que la Asociación AFRato presentará el Consejo del Alumnado, u otros en los que Marina, Tonucci y Zabala responderán las preguntas de los niños/as y del público.

La (trans)formación del profesorado I

In FormArte on 12/03/2011 at 12:02

Días atrás leíamos en EDUGA n º 60 un artículo de Xabier San Isidro titulado “La vertiginosa (trans)formación del profesorado” en el que analiza las nuevas -y viejas- necesidades de formación derivadas de los cambios sociales; dice el autor que el alumnado en permanente “conexión” tiene una relación diferente con el tiempo y con el mundo, y eso es (o debe ser) la piedra angular en la que tiene que asentarse la formación del profesorado.


Ahora, nos llega información del II Congreso Estatal de la Red de Formación: conectando Redes, que tiene por objeto la reflexión, evaluación y toma de decisiones futuras sobre el desarrollo de la formación permanente del profesorado. A lo largo de los días 4, 5 y 6 de abril estudiosos destacados en el terreno de la formación como Carlos Marcelo, Francesc Imbernón o Jaume Martínez Bonafé, entre otros, analizarán su impacto en la mejora de resultados académicos, la calidad vs. cantidad, las comunidades y redes de profesorado, la detección de necesidades, las estrategias formativas, etc. Nada nuevo y nada viejo; al igual que en todos los debates sobre educación: la búsqueda de la calidad (término polisémico y mudable), la eficacia y la eficiencia, tan sólo aderezado con la irrupción de las nuevas tecnologías.

Volviendo al artículo de San Isidro, en este señala que el reto más importante de la educación contemporánea es la (trans)formación del profesorado. Nos gustó esa doble acción que apunta: transformar-cambiar al profesorado, y trans-formación como ir más allá de la formación, superando el clásico concepto de formación. Precisamente en un momento en el que se dan dos grandes paradojas en la formación:

-aquellas personas “menos” necesitadas de formación son las que tienen más interés por formarse -incluso asisten a actividades sin reconocimiento o no directamente relacionadas con su ámbito y por las que, en algunos casos, tienen que pagar.

-aquellas personas “más” necesitadas de formación son las que más interés tienen por resistirse y huir de la formación -no participando o poniendo la prueba la capacidad de control de los organizadores de actividades express con reconocimiento, y por las que, en algunos casos pagan por no tener que ir.

El como llegamos a esta situación se debe a factores varios; hay quien apunta al sistema de acceso y de concurso en el cuerpo docente; puede ser, pero hace, no muchos años, ocurría lo mismo; siempre había una “bolsa” de profesionales que tan sólo se dejaban ver cuando les iba a vencer el plazo del sexenio y, al igual que ahora, empleaban trucos que iban desde la suplantación de personalidad hasta técnicas de escapismo que dejarían boquiabierto el Gran Houdini. Curiosamente, de ese grupo era/es desde donde se oían las voces más críticas contra la escasez o ausencia de oportunidades de formación -cuando uno no transita habitualmente por un sendero es difícil que conozca los detalles y variedad “paisajística”.

¿Dónde está el fallo de la formación?

Digamos que no estamos en momento álgido de debates sobre la formación del profesorado, eso tuvo su tiempo, especialmente en la década de los noventa, luego fue desfalleciendo. Lo que escuchamos, leemos y vemos en la actualidad no viene a ser más que una vuelta sobre lo mismo: no es posible la cuadratura del círculo. Esta cuestión poliédrica ya fue analizada desde cada una de sus facetas, de la combinación y de la fusión de ellas; podemos añadirle las posibilidades que nos brindan las tecnologías, pero el debate de fondo sigue siendo lo mismo, de tal manera, que hasta los grandes “gurus” abandonaron esa parcela. Pero, en cualquier caso, sigue siendo una cuestión fundamental: la mejora educativa pasa por la mejora de la formación del profesorado, mas, ¿cómo llevarla a cabo de forma óptima para que produzca la deseada (trans)formación del profesorado?

A día de hoy, con toda la variedad de modalidades, temáticas, formatos, momentos, espacios …, ¿qué es lo que pasa para que la formación no cumpla con su función?, ¿o es que sí la cumple? (Sigue)


La (trans)formación del profesorado II

In FormArte on 12/03/2011 at 12:01

He ahí nuestra somera opinión en cuanto a:

1º Modalidades formativas. No es posible inventar más; hay para formación individual o en grupo; breve o dilatada en el tiempo; en el propio centro o con un grupo estable; más centradas en la formación o en la innovación; in situ o en el extranjero; en ejercicio o liberado del mismo; promovido por la administración o por otras entidades; autoformación, asesoramiento directo, a distancia … ¿Cuál es la ideal? La que cada quien precise o pueda permitirse en un determinado momento de su vida profesional. De ahí que todas ellas tengan demanda. Siempre pensamos que las decisiones en cuanto a la formación suelen ir parejas a las circunstancias personales, por lo que habrá momentos en los que se procure el intercambio con iguales, en otro una inmersión de urgencia en un tema, y en otros la vida permite realizar un curso intensivo con una duración de una o varias semanas, distanciándonos del contexto habitual y zambulléndonos por completo en una temática -estos tienen, más de las veces propiedades terapéuticas, sanadoras y renovadoras del entusiasmo profesional-, al estilo de los cursos de verano del ministerio.

Todos los expertos destacan la formación en centros y la formación entre iguales como las mejores opciones; aun coincidiendo en que sería la vía óptima para la mejora escolar, también hay que contar con la inestabilidad de las plantillas, con las desigualdades formativas entre el staff, las diferencias insalvables de criterio que poco o nada harán por la formación de los implicados.

Para la (trans)formación del profesorado no es preciso inventar nuevas modalidades de formación, bastan las existentes, tan sólo hay que darlas a conocer y rentabilizarlas al máximo. Cada una de ellas fue concebida para conseguir unos determinados objetivos; no se pretende lo mismo con la realización/asistencia a un congreso en dos días, que unos encuentros en los que conocer e intercambiar experiencias, que en un curso de actualización, que en un PFAC, un GT o un SP. Bien es cierto que en los últimos tiempos, se viene observando un mestizaje entre todas estas modalidades que produce extraños híbridos, de tal modo que a la hora de evaluar estas intervenciones, puede que no se cumplan las expectativas iniciales o no se obtengan los resultados esperados.

2º Detección de necesidades. Se han vertido ríos de tinta alrededor de la detección de necesidades del profesorado; las necesidades sentidas, las percibidas, las demandadas…, invertido ingentes cantidades de dinero, de tiempo y de trabajo silente -manual o informático- en las encuestas sobre las necesidades formativas; el valor, utilidad y uso que se le da eso está por ver, por varias razones:

-Primera: tiene mucha importancia lo que el profesorado manifiesta como necesidad formativa, pero por el contrario no es habitual que se eche en falta lo que no se conoce o no se considera.

-Segunda: una cuestión es lo que se manifiesta cuando estás cubriendo una encuesta sobre necesidades de formación, y otra bien distinta son los motivos por los que decides inscribirte en una actividad: por la cercanía, porque asisten personas conocidas, porque lo imparten conferenciantes de reconocido prestigio, por la adecuación de las fechas y de la temporalización, por disponibilidad, etc.

Por lo que aun considerando la importancia de la detección de necesidades, no sería un tema clave en la (trans)formación del profesorado, máxime cuando hay feedback suficiente a través de las evaluaciones de las actividades que se realizan y a través del conocimiento de los centros del profesorado.

3º La temática de las actividades de formación. Pese a que hay quien apunta las tecnologías y la competencia en una lengua extranjera, nosotros no nos atreveríamos a asegurarlo. Somos un colectivo numeroso y diverso, con experiencias profesionales y vitales bien distintas, todos vamos pasando por distintas fases o etapas; en un determinado momento podemos sentir interés o inclinación por unas temáticas y luego por otras. La administración educativa establece habitualmente unas líneas preferentes de formación en función de necesidades emergentes tales como las competencias básicas, la mejora de la convivencia, la atención a la diversidad, etc., pero los motivos por los que uno decide participar tienen más que ver con lo ya anteriormente apuntado y con la necesidad que cada cual sienta de actualización científica, didáctica, organizativa o curricular.

Ahora bien, ¿cuáles son las temáticas que se deben abordar para producir la (trans)formación del profesorado? A nuestro entender, cualquiera, siempre y cuando los temas no sean más que un pretexto para introducir nuevas visiones metodológicas y didácticas en el profesorado. Y aquí aludimos a la responsabilidad de las entidades convocantes de formación. Cuando nos inscribimos en un curso sobre ecología, tecnología, idiomas o artes, por poner un ejemplo, no es con la finalidad de convertirnos nosotros o a nuestro alumnado en ecologistas, tecnólogos, políglotas o artistas, sino de saber despertar en ellos un interés, ganas de aprender, de descubrir, de organizar el conocimiento, de analizar, de argumentar, de enjuiciar, de valorar …

Idiomas, sí; manejo de herramientas informáticas, por supuesto …, puesto que puede hacerse a partir de cualquier tema; lo importante, que finalmente producirá la (trans)formación del profesorado, es que la mejora metodológica y didáctica sea el leitmotiv de la actividad formativa, no el tema en cuestión. (Sigue …)


La (trans)formación del profesorado III

In FormArte on 12/03/2011 at 12:00

4º Calidad de la formación. Pese a que la formación es un derecho y necesidad laboral inherente a las tareas docentes, más de las veces se siente como una obligación, y esta visión se acentúa cuando uno tiene la sensación de pérdida de tiempo. Y esto es algo que nadie perdona, y menos a la administración. Por ello consideramos que para la (trans)formación es necesario mejorar la calidad de la formación. Se debate sobre cantidad vs. calidad. Al igual que en todo, hubo un momento en el que si hizo precisa una formación que llegara al mayor número de profesionales; muchas horas, muchas actividades, al lado de la casa de cada uno. A día de hoy, personalmente, preferiría asistir a una actividad de un alto nivel de calidad aunque eso me supusiera un desplazamiento u ocupar parte de mi tiempo personal.

La sobreoferta de actividades de formación acarreó que se rebajaran sus niveles de calidad. Si hace quince años el catálogo de actividades era más bien escaso, hubo un momento en el que todas las entidades, asociaciones agrupaciones se sumaron a la formación del profesorado, con motivaciones de lo más dispares; las finalidades que persiguen van más allá de eso, entre ellas la búsqueda de afiliados, de socios, de beneficios económicos o de proyección social. Cabría preguntarse si todos ellos nos están dispensando la calidad deseable en la formación o si están manteniendo abierto un frente que les proporciona otras ventajas.

5º Las estructuras de formación del profesorado. Son el músculo de la formación, pero como tal, puede estar más o menos tonificado, más menos puesto a punto; pueden hacer movimientos de fuerza o rutinarios; poder dar respuestas voluntarias o espasmódicas. ¿Qué es preciso entonces que hagan los centros de profesorado para la (trans)formación del profesorado? Prioritariamente, y como ente que son, que promuevan la mejora de la calidad de la enseñanza mediante la formación permanente; como organización integrada por personas especializadas en la formación, que asesoren. Tanto nos da que sean especialistas, generalistas o por ámbitos -cualquier opción tiene pros y contras-, lo que necesitamos es de un equipo que se complemente, que transmitan el ejemplo de trabajo colaborativo que se debe dar en un centro educativo y que nos acompañen en nuestro proceso de crecimiento profesional abriéndonos posibilidades desconocidas de mejora educativa.

Como colofón, ¿cuál es el reto actual de la formación para conseguir la (trans)formación del profesorado?

1º Definir con claridad el modelo de profesor/a que necesita la sociedad, establecer las competencias que debe poseer, sin ir construyendo un collage continuo de añadidos dispares. Un/una docente no es ni más ni menos que eso, un docente, sin saturarlo de otras responsabilidades que pese a ser de carácter educativo tienen que ser asumidas por otras personas, entidades o servicios, y así, evitar, también, duplicidades y vacíos. Cuando hay un catálogo de competencias de casi todas las profesiones, ¿por qué no de los docentes? Pongamos las que consideremos, por acudir a un clásico, las de Perrenoud, por ejemplo.

Una vez definidas las competencias de un/una docente de infantil, de primaria, de un especialista de lengua extranjera en infantil, en primaria o en secundaria, de un orientador/a de un especialista en audición y lenguaje o de un director/a, hace falta desglosar los conocimientos, habilidades y destrezas que debe poseer, tanto para el trabajo directo con el alumnado, con el grupo, con los compañeros, con las familias, con la administración, etc.; tanto relacionadas con la materia que imparte, como con la manera en la que lo hace o como se actualiza; y en base a eso, agruparlos en módulos formativos a realizar bien como un itinerario o bien cubriendo aquellas parcelas carenciales. Lógicamente hay módulos que son comunes a todo el personal docente: el trabajo en equipo, las habilidades sociales y comunicativas, el manejo de herramientas informáticas …, y otras específicas de cada especialidad y nivel educativo. Puede parecer una propuesta excesivamente purista y difícil de realizar, casi de laboratorio y que deja de lado a la creatividad y la originalidad de la oferta formativa -si acaso sólo válida para la formación a distancia; también se le puede achacar que dejaría de lado la importante parcela de la autoformación, o de la participación en otras actividades no promovidas por la administración. Nada más lejos de la realidad y cuando menos sería un referente que todo docente debería tener presente, sabiendo aquellos campos en los que fue formado y en los que no. Nosotras mismas somos capaces de ver los inconvenientes de esta propuesta, pero también vemos que hay personas que -terca y obstinadamente- se matriculan siempre en actividades -puede que con distinto título pero con los mismos contenidos o los mismos ponentes- y escuchar las quejas de que no les aportan nada.

2º Velando por la rigurosidad en el diseño, organización y ejecución de acciones formativas. Es responsabilidad de la administración educativa, tanto de las propias como de las que autoriza su homologación.

3º Procurando la mejora de la profesionalización de los docentes, y evitando que se le añadan otras tareas, responsabilidades que pese a ser educativas no nos son propias ni del tiempo lectivo. Esta es unas de las actuaciones que “dignificaría” nuestra profesión y contribuiría a la deseada transformación evitando la dispersión de esfuerzos.

La (trans)formación requiere de la información, de la actualización, de la formación, de la innovación, de la apertura, y sobre todo de voluntad de mejora y de respecto a la profesión docente, tanto por parte de los propios docentes como por parte de la formación.

Cerramos recordando una premisa muy elemental y conocida que viene a decir que si seguimos haciendo lo mismo de siempre y empleando las mismas estrategias de siempre conseguiremos los mismos resultados de siempre.


Primavera formativa

In FormArte on 07/02/2011 at 22:00

Esta primavera vendrá cargada de actividades formativas para los/las profesionales de educación infantil; todo un ramillete de posibilidades:

I Xornadas de Innovación Educativa. Mudando a “gramática” da escola, organizadas por la Facultad de Ciencias de la Educación de la UDC, los días 14, 15, 21 y 22 de febrero.

I Xornadas educando na infancia e na adolescencia, de las fundaciones SM y Preescolar na Casa, los días 12 y 26 de marzo.

Congreso Gallego de Educación Infantil 0-6, promovido por la AGADEI, los días 8 y 9 de abril.

VIII Encontros de Educación Infantil, de la Consellería de Educación e O.U., los días 6 y 7 de mayo.

Variaciones sobre la lectura

In FormArte on 21/10/2010 at 14:54

“Los días 29 y 30 de octubre se celebrarán en Santiago de Compostela (Palacio de Congresos) los III Encuentros de Bibliotecas Escolares de Galicia. El lema de esta cita será Variaciones sobre la lectura, una oportunidad para la difusión de experiencias que se están llevando a cabo en centros escolares gallegos (alguno también de fuera de Galicia), alrededor de esta cuestión (la lectura), que aúna tantas voluntades y merece tanta atención en tiempos de mudanzas tecnológicas y, a decir de algunos expertos, de paradigma en la cultura escrita y en la forma de leer y de escribir. Será un punto de encuentro del gran colectivo gallego de las bibliotecas escolares para seguir ampliando las posibilidades de colaboración.”
Entre outros conferenciantes destacamos la presencia de Teresa Colomer, Javier Celaya y Manuel Bragado, de los que hemos hablado en otras ocasiones en este blog.

EnlatArte

In CativArte, FormArte on 04/10/2010 at 18:00

Aun no tuvimos tiempo de contar nada del curso “Leer para aprender“, al que asistimos en la UIMP en Santander organizado por el Ministerio de Educación dentro de su oferta de cursos de verano. Pero, en este momento, estamos en proceso de redacción de nuestra propuesta de trabajo para la fase no presencial. Se nos pidió que llevásemos a cabo una secuencia didáctica con el alumnado en la que se trabajara conjuntamente la competencia lingüística y la competencia matemática o con la competencia artística, de manera similar a las que se pueden ver en el portal Leer.es y que fueron mostradas en la fase presencial del curso. Nos gustaron tanto las intervenciones de Andrea Giráldez y de Javier Abad sobre arte comunitario, que no lo dudamos un momento. Nuestro proyecto se titulará “EnlatArte”.

Partiendo de un objeto cotidiano, las latas de conserva, presente en los hogares de todos los niños y niñas, haremos una intervención artística en la que todos podrán participar e incluso modificar continuamente. Al mismo tiempo, trabajaremos la competencia lingüística, a partir del etiquetado y de la composición de los productos enlatados; la competencia social y ciudadana, con la sostenibilidad -recilaje y reutilización; la competencia en interacción con el mundo físico y social, conociendo alimentos y sus formas de conservación; la competencia digital, buscando información e imágenes; la competencia matemática, con medidas de magnitud, peso y volumen; la competencia en autonomía e iniciativa personal, centrándonos en el consumo responsable; y como no, la competencia en aprender a aprender.

Un proyecto para estar enlatado y dar la lata todo el curso. Iremos contando.

Emilia Ferreiro en Compostela

In AlfabetizArte, FormArte on 14/06/2010 at 14:03

Cuando vimos el programa del 32º Congreso Internacional del IBBY, llevamos una muy grata sorpresa: entre los conferenciantes de gran reconocimiento internacional, estará nuestra admirada Emilia Ferreiro. Hay que decirlo así. Las personas que allá por los noventa descubrimos a esta argentina afincada en México -especializada en psicología genética, cuya tesis de doctorado fue dirigida por Jean Piaget-, por la lectura de su publicación “Los sistemas de escritura en el desarrollo del niño” nos abrió un nuevo espacio, una nueva forma de mirar las producciones escritas de nuestro alumnado, y también nuestras concepciones sobre el enseñanza-aprendizaje de la lectura y de la escritura. Emilia Ferreiro es reconocida internacionalmente por sus aportaciones a la comprensión del proceso evolutivo de adquisición de la lengua escrita.

No podemos evitarlo, tenemos un gran respeto por su trabajo. Leerla es necesario para cualquier profesional de la enseñanza -de todos el niveles-, pero escucharla le añade peso, credibilidad y fuerza al escrito; es una delicia. La última ocasión que la vimos fue hace diez años en un congreso en Granada. Luego, por más que se ha intentado, no fue posible traerla a Galicia. De tal modo que podéis comprender nuestra alegría. Sus investigaciones profundas, actuales, vinculadas con la realidad y con los cambios que se producen en la sociedad, las expone con una claridad y sencillez que hace que todos entendamos los argumentos con los que cuestiona las bases de una escuela que desestima el potencial de los niños y de las niñas.

De entre todas las publicaciones, artículos o conferencias que podríamos destacar, recogemos:

-Un vídeo en el que se expone su trayectoria profesional.

-Una entrevista, realizada por Nora Veiras, con motivo de la presentación del CD-rom “Los niños piensan sobre la escritura”.

-La conferencia “Leer y escribir en un mundo cambiante“, dictada en el Congreso de la Unión Internacional de Editores celebrado en el CINVESTAV de México.

-El artículo “Nuevas tecnologías y escritura“, publicado en la revista Docencia y en el libro “Alfabetización de niños y adultos-Textos escogidos”, que encontramos en el portal educativo de Argentina.

-La recomendación de lectura de su libro “Pasado y presiente de los verbo leer y escribir“, publicado en Fondo de Cultura Económica en el 2001. En este volumen se reúnen textos presentado en distintos congresos y destinados a sacudir conciencias adormecidas.

Debemos comunicarle a la organización del congreso de la IBBY, lo que nos supondría a muchas y muchos maestros de infantil poder asistir a la conferencia de Emilia Ferreiro.

Cursos de verano

In FormArte on 21/05/2010 at 16:16

El Ministerio de Educación acaba de publicar el catálogo de cursos de verano 2010. Se ofertan 1078 plazas por la modalidad A (gastos de matrícula y alojamiento en régimen de pensión completa), y 272 por la modalidad B (gastos de matrícula y almuerzo); el desplazamiento, en los dos casos, por cuenta del solicitante.

Específicos para educación infantil:

“Leer para aprender en EI y EP”, en Santander del 30 de agosto al 3 de septiembre.

“Propuestas educativas de calidad para la primera infancia”, en Ávila del 5 al 9 de julio.

Congreso “Retos de la educación bilingüe”, en El Escorial del 5 al 9 de julio.

El plazo de presentación de solicitudes está abierto hasta el 3 de junio.

Convocatoria.

El eBook y otras pantallas

In FormArte, Sin categoría on 07/04/2010 at 16:25

La llegada a nuestro contorno cultural del dispositivo de lectura electrónica, eBook, está generando muchas incertidumbre y opiniones muy diversas. Su entrada en lugares públicos como privados de lectura (bibliotecas, centros educativos, hogares) va a cambiar tanto la forma de entender la lectura como la fisonomía de los espacios que la contienen y divulgan.

Con este motivo la FGSR dedicará las 18ª Jornadas de bibliotecas infantiles, juveniles y escolares (27-29 mayo) a “El eBook y otras pantallas: nuevas formas, posibilidades y espacios para la lectura”, en las que se contará con ponencias y experiencias de centro sobre los primeros lectores y los primeros pasos, dirigidas a nuestra etapa educativa.

Para que nos vayamos haciendo una idea, facilitamos un vídeo en el que Penguin Books presenta una serie de libros infantiles y educativos que aprovechan al máximo la pantalla multitáctil del iPad.

La publicación electrónica Clip, boletín de la SEDIC (Asociación Española de Documentación e Información), dedica su último número al panorama actual y futuro del libro digital y debaten sobre sus ventajas e inconvenientes.

Escuelas de Reggio Emilia

In FormArte on 26/03/2010 at 00:32

Por fin llegó el momento, nos vamos a Italia para visitar las escuelas infantiles de Reggio Emilia. Daremos amplia información a la vuelta. Lo que más nos ilusiona, aparte de ver la organización de los espacios y de los tiempos en las escuelas municipales, aparte de conocer toda la experiencia reggiana y cómo conciben los cien lenguajes del niño, es ver el REMIDA, el centro de reciclaje creativo. Un centro de distribución de materiales de desperdicio (papel, cartón, cerámica, cuerdas, botones, hilos…), que se recogen de las industrias de la zona, y que permiten la realización de originales intervenciones artísticas con el alumnado. En la web de Niños Reggio encontramos más información.

La primera sorpresa, llegamos a Bolonia para los últimos ecos del Salón Internacional del Libro Infantil, el más importante del mundo. Y en pleno Año Rodariano, ya contaremos…

Buenas vacaciones para todas y todos.

Reintegros individuales

In FormArte, LegislArte on 11/02/2010 at 22:31

Hoy se publicó en el DOG la orden por la que se establece el procedimiento para el reintegro individual de gastos derivados de la asistencia a actividades de formación no organizadas por la consellería. Abonarán hasta un máximo de 300€ si la actividad se desarrolla en la comunidad autónoma; hasta 510€ en el territorio estatal y 1.021€ en el extranjero. La solicitud tiene que hacerse cuando menos, veinte días antes del inicio de la actividad.

Escuelas infantiles de Pistoia

In ActualizArte, FormArte on 27/01/2010 at 22:52


En el nº 397 de Cuadernos de Pedagogía, de enero de 2010, se recogen en un artículo los principios educativos de estas escuelas ubicadas en la Toscana, que desde los años 60 desarrollan un proyecto de transformación educativa en la Educación Infantil y en el conjunto de las políticas educativas, sociales y culturales. Todo ello, plasmado en una Carta de Servicios Educativos.

En el nº 129 de la revista In-fan-cia entrevistan a Sonia Iozzelli, que junto con Annalia Galardini fueron responsables durante los últimos treinta años de los servicios educativos a la primera infancia en Pistoia

Una buena lectura para inspirar proyectos semejantes en aquellos ayuntamientos de Galicia que ofrecen un amplio abanico de posibilidades de atención educativa y de ocio a la infancia, pero en los que aun no se llegó al punto de consensuarlo con el principal servicio educativo, la escuela. Así a veces, se duplican, se solapan, chocan las intervenciones sobre los mismos niños pero en distintos momentos y por distintos servicios. Habría que hacerle alguna sugerencia a la FEGAMP en este terreno.

Posibilidad de realizar visitas de estudio a las escuelas de Pistoia.

Escuelas Infantiles de Reggio Emilia

In FormArte on 27/01/2010 at 22:24

SAREL la Red Educativa Reggiana del estado español, organiza un viaje de estudios a las Escuelas Infantiles de Reggio Emilia, en el mes de marzo de 2010. Participaremos muchas profesionales de la educación infantil en Galicia, daremos amplia información; para aquellas personas que no podáis asistir os recomendamos la visita a la web, allí podréis saber algo más de la experiencia educativa reggiana, de su fundador Loris Malaguzzi y de la filosofía de vida de estas escuelas.