Nuestra aportación a la educación infantil

Archivo del autor

Rechíos poéticos II: la abubilla

In ContArte, EncienciArte on 16/05/2018 at 00:18

IMG_3679

Buscando poesías sobre pájaros para el “Tendal de los poemas”, no tuvimos la suerte de encontrar una de nuestro pájaro preferido, la abubilla. Tenemos la certeza de haber leído alguna, pero ahora no la encontramos, lo que nos dejó barruntando por un tiempo. Hasta que encontramos la solución a nuestro problema: la encargaríamos.

Así, con tal determinación, le escribimos a Antonio García Teijeiro, Helena Villar Janeiro, Dores Tembrás y Rosalía Morlán. Nuestra sorpresa fue cuando ya de inmediato comenzamos a recibir las respuestas aceptando el encargo.

Según fueron llegando, quedábamos asombrados con su hermosura. Se nota la maestría y el cariño con el que fueron hechas pensando en los chiquillos. Cada uno de ellos a su manera recoge las características principales de la abubilla y su singular cuanto.

No sabemos bien cómo agradecer la atención que tuvieron estos grandes de la literatura gallega actual; una muestra más de que su creatividad y lírica va íntimamente ligada con su buen hacer, ser y estar en el mundo, así como su compromiso con la educación. Mil gracias.

Somos unos afortunados pero sería un acto de egoísmo no compartirlas con todo el mundo, así surge la segunda fase de los “Rechíos poéticos”: colgaremos las poesías de los árboles de los parques, aceras, jardines y montes del Milladoiro.

Una madre de un alumno experta en artes gráficas, para explicarnos el proceso de impresión nos hizo los carteles con la imagen de una abubilla, incluso con su descomposición en los cuatro colores. Junto a ellas, por la otra cara pondremos los poemas de escritos por los pequeños.

Pero nuestros niños y niñas aún querían más, les gustaría ver a los pájaros revoloteando alrededor de  las poesías, por lo que me preguntaron si sería posible hacerles unos comederos con grano. Aceptamos la idea con la condición de que fueran ecológicos y artesanales, de modo que encontramos un modelo hecho con la corteza de media naranja.

Más tarde hubo que llenarlos de granos de muchas variedades para que fuesen del gusto de todo tipo de pájaros. Así, cada uno preparó su combinación de maíz entero, troceado o con alpiste, con la condición de que cada preparado no podía superar los 50 g. que era lo que habíamos calculado cabía en las cáscaras deshidratadas.

Ahora, en grupo, colgamos unos carteles por los alrededores de la escuela y luego, cada niña y niño, lleva uno para poner en el árbol que prefiera siempre que esté visible a los paseantes. Se acompañarán todas de los comederos para los pájaros.

En estos días, más de setenta carteles con poemas de la abubilla llenan las calles del Milladoiro colgados por los niños y sus familias. Ya empiezan a llegarnos imágenes.

Un intento más de que las iniciativas escolares traspasen el reducido ámbito de las cuatro paredes del edificio enriqueciendo a la comunidad con las aportaciones de los niños y niñas.

Una vez más, sacamos la poesía a la calle y con ella vuelven los pájaros y sus cantos.

Anuncios

Rechíos poéticos

In ContArte, Sin categoría on 14/05/2018 at 22:30

IMG_2060

Un año más el Departamento de Normalización Lingüística del ayuntamiento de Ames nos invitó a participar en las actividades alrededor de las Letras Gallegas, en este caso repitiendo el Tendal de los poemas del pasado curso que tantos éxitos obtuvo por poner la poesía al alcance de todos los viandantes de Bertamiráns y O Milladoiro.

Pero en esta ocasión quisimos darle una vuelta y si en la edición anterior se centraban en la naturaleza, ríos y caminos, en la presente lo vinculamos con los proyectos de re-naturalización de las escuelas, así el tema fueron los pájaros. Los habíamos despedido en otoño, los habíamos esperado por la Candelaria, habíamos prestado atención al primer canto del cuco (ahí por el 25 de abril), le habíamos echado granos para traerlos a nuestro jardín, aprendimos sus nombres y a distinguir su canto, así que era normal que ahora les brindásemos un homenaje poético titulado “Rechíos poéticos” (rechíos=cantos de los pájaros).

En la poética gallega abundan textos protagonizados por las aves más comunes en el entorno: mirlos, golondrinas, cuervos, gorriones, petirrojos, palomas…, así fuimos escogiendo cincuenta poesías de todas las épocas que una vez escritas sobre lona adornarían los paseos y caminos de nuestros pueblos. Recuperar el conocimiento de las aves, poner la poesía en la calle y alegrar la vida del vecindario eran nuestros objetivos.

En Bertamiráns del CEIP A Maía.

En el Milladoiro de la EEI Milladoiro.

Permanecerán expuestos hasta finales del mes de junio.

 

Anatomía da lingua

In ActualizArte on 12/05/2018 at 21:26

Anatomía-da-lingua-Lingua-de-amar-lingua-de-amor

¿Es posible un poemario sobre la lengua?

Es, y además puede ser hermoso, entretenido, variado, reivindicativo, incitador, provocador y juguetón.

En los previos al día grande de las Letras Gallegas, no se nos ocurre recomendación más idónea que Anatomía da lingua de Antón Cortizas, con las ilustraciones simbióticas de Leandro Lamas, editado por la AS-PG.

18-0

A ti, lingua miña
idioma do meu cerne,
silabario do meu mundo inacabado,
ausente en tantas bocas,
presente en cada alento
dos ecos navegantes do meu nome.

Para corroborar lo que estamos diciendo, quisimos seleccionar algún fragmento sugerente, lo que nos resultó una ardua tarea porque tendríamos que reproducirlo íntegramente. Es un libro para tener cerca y echar mano de él con cualquier motivo, ya que encontraremos suficientes razones para decir que el gallego es una lengua de amar, una lengua de amor y una lengua de futuro.

Tamaño
é tan grande esta miña
pequena e humilde lingua
que nunca chegarei
a pronunciala enteira.
Xénese
(…)
Entón, dende as fervenzas da tenrura
cada murmio foi calidoscopio
na noite incandescente dos cronómetros
e a verba foi medrando
e non deixou xamais de ser semente.
Oficios da lingua
(…)
Se a lingua miña fose tecedeira
urdiría un tear de diccionarios
como eguas ao galope, libertarias,
de frases de perífrase de verbas,
domésticas e místicas metáforas
rimando co marfil das madrugadas.
    se a lingua miña fose tecedeira…
Palabras inventadas
(…)
Palabras inventadas
necesito cantar,
para que aniñen libres
os sons de nomear toda a beleza.
Tipoloxía da lingua
A lingua que se saiba, pode ser:
lingua viva ou lingua morta,
nativa, cativa, oficial, real, popular,
lingua sabia, lingua pobre, lingua vulgar,
auxiliar, exiliada, inventada, artificial,
de orde, ordinaria,
lingua franca, oficial, cooficial, oficiosa,
(…)
Lingua de subsistir, de murmurar,
lingua de burlar, de bicar, lingua de amor,
lingua coñecida, lingua ignota,
lingua, en fin, de amar e de soñar
que a miña alma vive monolingüe
e políglota é a miña boca.

cortizas-620x330

Con ppkkmo

In CativArte, ContArte on 30/04/2018 at 21:59

IMG_3145

 

 

Desde que leímos en clase “O ganapán das palabras”, teníamos ganas de conocer a Pepe Caccamo, el escritor que hace versos inversos, le da la vuelta las palabras o que las lee a través del espejo, pero luego llegó a nuestras manos “Tinta de luz y entonces ya no esperamos más. Lo llamamos, le contamos lo que nos gustaba de su obra y él, generosamente, aceptó dándonos todo tipo de facilidades.

No sabíamos bien cómo recibirlo, pero su tinta de luz ya nos iba brindando oportunidades de juego con los colores. Esas ilustraciones de su hermana, la pintora Berta Caccamo, plasmando

“cores frías e quentes,
mornas, tépedas, ardentes,
duribrandas, brandiduras.
branquiloiro, roxipardo,
grismarelo, negriazul,
rosvermello e verdourado.
Cores altas, branquilongas,
verdifracas, griscontentas,
negribaixas, roxivellas,
rosanchas e pardolentas.”

dieron pie a que nosotros también creáramos nuestros colores, siguiendo fórmulas únicas, a los que dieron nombres como “rosa diamante”, “rojo piruleta” o “gris vaquero”.

 

 

Más tarde, gracias a la visita de una madre, también les pudimos poner “matrícula” porque, como especialista en artes gráficas, nos mostró las cartas Pantone y nos ayudó a identificar la denominación estándar de esas nuestras creaciones.

 

 

 

 

Entretanto, nosotros seguíamos disfrutando con “Tinta de luz”, así supimos de las liñas paralelas que corren namoradas, do triángulo tángulo farángulo, do cadrado carbado carbón, das acompasadas liñas onduladas o de las bravas liñas quebradas…, y también quisimos pintar o vento e a sombra do aire na herba.

 

 

Las buscamos por todas partes.

Hasta que llegó Pepe Caccamo a la escuela y puso todo patas arriba. Nada de lo previamente pensado, nada de lo previsto salió adelante. Él traía su propio plan, que por supuesto superaba con creces todo lo que esperábamos de él.

 

 

Como artista, creador, malabarista de las palabras, conocedor de los pequeños y de las escuelas infantiles supo lo que había que hacer para engancharlos en su hilo y llevarlos prendidos de la música de sus palabras hasta la hora de marchar.

Leyó “Tinta de luz”, hizo juegos de palabras con bayetas de cocina, nos dejó la idea de atrapar la tinta de luz y guardarla en tarros de cristal para luego escribir con ella, con la promesa de venir de nuevo a cuando lo llamáramos.

 

 

Nos obsequió con alguno de sus libros, nos los dedicó con textos escritos en espejo…, nos dejó a todos agotados con su energía, entusiasmo, creatividad y cariño.

 

 

Recordaremos esta visita. Fue un momento inolvidable en nuestra vida escolar.

Mil gracias Pepe Caccamo, te esperaremos leyendo “Sopa de estrelas” -con unos poemas que fueron escritos a petición de Bea, su maestra, para las niñas y niños de la EEI do Ribeiro, situada en el satélite San Adrián de Cobres del planeta Vilaboa do Morrazo-, también ilustrados por su hermana Berta Cáccamo.

 

El aire del pan

In EncienciArte on 26/04/2018 at 21:50

Una niña nos trajo  una receta de pan, por lo que decidimos hacerlo en clase. Todos habían comentado que les gustaría hacer dos panes, uno para comérselo y otro para llevar a casa. De modo que hicimos cálculos sobre lo que pesa un bollo y concluimos que necesitaríamos alrededor de 200 g. para cada uno de los 25 niños y niñas de clase. Afortunadamente el personal de cocina del centro nos permite hornear algunas elaboraciones, pero no las usar las instalaciones por motivos de sanidad, así que previamente preparamos una masa de seis kilos en casa, ya que nos parecía inviable en clase por el volumen y por el tiempo necesario. Lo que sí reprodujimos fue la receta de nuestra compañera pesando todos los ingredientes, así como la masa resultante tras ser amasada por todos y hecha la prueba de que estaba en su punto cuando al presionarla con un dedo recupera su forma.

La rodeamos con una cinta métrica para ver si surtía efecto la levadura (que tanto desagrado le había producido su olor). Preparamos una tabla de control en la que íbamos anotando los cambios en cuanto a peso y medida. Y esto fue lo que los desconcertó, porque a cada poco la masa crecía y sin embargo no variaba de peso. Pronto descubrimos a qué se debía, ya que mientras esta preparación leudaba, echamos mano de la que habíamos preparado con anterioridad; al cortarla para dividirla entre todos descubrimos que estaba llena de hoyuelos, como burbujas de aire. Ahí estaba la solución al misterio del crecimiento sin incremento de peso: estaba llena de aire.

Ahora cada uno tenía que repartir su porción de aproximadamente 200 g. de masa en dos bollos. Fue revelador ver como algunos dejaban el más grande para casa y el más pequeño para ellos, o al revés. El trabajo fue autónomo, cumpliendo sólo la condición de que tenían que anotar el peso de los dos panes.

Tras el horneado, la llegada del carro con las bandejas precedido por el aroma a pan recién hecho fue motivo de alborozo.

Y ahora llegaba el momento de comprobar si cocidos pesaban lo mismo.

Habían disminuido de peso. En este caso, la explicación la dimos nosotras: el agua de la masa se había evaporado.

La degustación del pan, copiar la receta para repetir en casa y adjuntarla en el mismo paquete que el bollo para tomar en familia, dio el cierre a una sesión intensa de trabajo manipulativo y matemático, de disfrute de las cosas sencillas de la vida: olores, sabores, un trabajo en grupo y la satisfacción de saber hacer. El aire del pan, nos sentó bien en todos los sentidos.

Mango/manga, mangifera/mangueira

In EncienciArte on 22/03/2018 at 08:36

img_9142.jpg

En el mes de enero un niño trajo un mango para compartir con los compañeros. Algunos lo habían probado antes y otros no, lo que no dejó de sorprenderlos fue que en gallego su nombre es femenino y en castellano masculino, manga/mango, así como su homonimia, pues las mismas palabras tienen significados bien diferentes.
Como no podía ser de otro modo, decidimos probarlo, no sin antes pesarlo, tocarlo, olerlo…Tras la cata buscamos semejanzas en su sabor; apuntaban al melocotón o al melón, incluso al olor de los pinos.

Tanto gustó, incluso a los reacios a probar, que propusieron plantar el hueso para así tener un árbol de mangos. Como nunca lo habíamos hecho, decidimos buscar información en la red y encontramos un vídeo muy interesante en el que nos decía el modo y los tiempos. Tuvimos que verlo varias veces antes de ponernos manos a la obra, no sin antes anotar en un almanaque todos los pasos y plazos a seguir. Según eso, en el mes de marzo, allá por la llegada de la primavera, justo en el día del árbol, tendríamos una mangifera para plantar.

Abrir el hueso, extraer la semilla, envolverla en papel húmedo, dejarla tapada, trasladarla la una maceta aún cubierta, destapar y regar a menudo, fueron las anotaciones, tan sólo quedaba esperar que se cumplieran los diferentes pasos.

Y así fue. Con una exactitud que nos alborozaba, se iban cumpliendo.

Causó tal sensación verla brotar que todos quisieron repetirlo en sus casas para así ir llevando un proceso paralelo al de la escuela.
Las responsabilidades de los encargados, los hitos marcados en el calendario, los crecimientos, las mediciones y las comparaciones entre las dos semillas que habíamos plantado, nos llevaron a un extraordinario trabajo matemático, que aún continúa. Sin contar que a la vista del éxito, los cultivos se extendieron a pistachos, almendras, aguacates, bellotas, castañas, mandarinas y limones. Toda semilla que caía en sus manos, nos llevaba a buscar información en la red y planificación de sus fases.
Tal y como habíamos calculado, el día 21 de marzo, tras la llegada de la primavera, en el día del árbol, nuestras mangiferas lucen hermosas.

Ahora nos cuesta hacerles entender que no tendremos frutos hasta dentro de unos años. Entre tanto vamos distrayéndonos con las degustaciones de otros mangos que llegan al aula.
Plantar para el futuro. Desear. Aprender a esperar. Comprender el ciclo de la naturaleza. Poco más se le puede pedir a un mango.

mango-tree-ted-hebbler

“Mango tree”, Ted Hebbler

 

Ames con Rosalía

In Sin categoría on 23/02/2018 at 18:58

cartaz acto rosalia

En Ames é xa unha tradición consolidada celebrar o día do nacemento de Rosalía de Castro con toda a veciñanza xa que, a máis de ser unha figura senlleira en Galicia, a poetisa pasou uns anos da súa infancia nunha aldea do concello, no lugar do Castro en Ortoño, onde andando no tempo se fundou o Seminario de Estudos Galegos, así a visita a O Castro figura na Ruta Rosaliana. E isto é algo que moita xente descoñece, mesmo na propia localidade emporiso este ano quíxose que a celebración dera a coñecer ese dato, máxime cando estamos a falar dun concello no que se asentan moitas familias procedentes de fóra.

Así, co lema “Rosalía tamén vive aquí” todos os escolares de Ames exporán nos portais das súas vivendas un cartel no que se fai referencia ao paso da poetisa por Ames xunto con un poema escolmado polo alumnado de cada unha das unidades dos centros de infantil e primaria, para lembrar que Rosalía aínda vive nas nosas casas, lingua e corazón, en parte, grazas a todo o traballo que se fai dende as escolas. Segundo o EDNL da EEI Milladoiro, quen promoveu a iniciativa, trátase en definitiva de traspasar o ámbito escolar irradiando cara as comunidades veciñais.

A proxección das iniciativas escolares na comunidade é algo do que nunca se dimensiona ben o seu alcance, pero “Ames con Rosalía” compleméntase con outras accións -promovidas todas polo Equipo de Normalización Lingüística- como son:

– “Café con verso”, no que os establecementos hostaleiros acompañan as consumicións cunha tarxetiña con versos de Rosalía escolmados polos grupos de mozos/as do IES de Bertamiráns coordinados polo escritor Carlos Negro.

-“Escaparates con Rosalía” Os escaparates dos establecementos amesáns lucirán unha selección de textos de Rosalía de Castro realizada por Dolores Vilavedra Fernández, unha das máis prestixiosas estudosas da obra rosaliana e veciña de Ames.

12744441_1518972125072506_8677081682876917659_n - copia

– “Paseando con Rosalía”, coa que algúns dos pasos de peóns do Milladoiro e Bertamiráns lucirán versos da autora.

-“Viaxando con Rosalía” O sábado, 10 de marzo, realizarase unha excursión poética coa escritora María López Sández quen nos achegará á  vida da homenaxeada e á súa obra.

Todo isto, redondéase cunha homenaxe poética musical o día 24 de febreiro que contará con lecturas, dramatizacións, videocreacións e coa actuación musical do Sonia Lebedynski Trío. No acto participarán o alumnado dos centros escolares de Ames, representantes de asociacións e do ámbito cultural, así como veciñas e veciños procedentes doutros países.

cartaz acto rosalia (1)

O obxectivo principal de “Ames con Rosalía  é o de difundir a obra e o pensamento rosaliano, ao tempo que se pon en valor a lingua galega e se resalta a vixencia e a actualidade de Rosalía de Castro, así, malia que é ben sabido que InnovArte non é de “Días de…”, neste caso cremos que paga a pena implicarse nunha celebración que congrega ao seu redor a todos os ámbitos da sociedade local.

 

Buscadores de versos rosalianos

In FamiliarizArte on 22/02/2018 at 18:55

0pasos_peons_rosalia_pazo2

Una de las iniciativas del ayuntamiento de Ames para celebrar el Día de Rosalía es la de pintar alguno de sus versos en los pasos de peatones de las localidades de Bertamiráns y O Milladoiro,  que se hizo en estos días, lo que nos dio pie a una de nuestras actividades preferidas: hacer de detectives uniendo nuestro gusto por la poesía, por el uso de mapas y los paseos en familia.

IMG_0531

Al lado de nuestra escuela ya hay uno, así que esta mañana aprovechamos para verlo.

La propuesta que llevaban hoy para sus casas es localizar y fotografiar los seis pasos de peatones que hay en O Milladoiro con versos de Rosalía, para lo que les dimos indicaciones y les marcamos las calles en las que están pintados.

En estos días veremos el resultado de nuestra pesquisa poética.

“Rosalía también vive aquí”

In ContArte on 18/02/2018 at 08:47

img_0251.jpg

Con motivo del Día de Rosalía, desde el Equipo de Dinamización y Normalización Lingüística de la EEI Milladoiro, se propuso como campaña escolar “Rosalía tamén vive aquí”, una iniciativa que pretende traspasar el ámbito escolar e irradiar hacia las comunidades de vecinos con el ánimo de dar a conocer los vínculos de la escritora con el ayuntamiento de Ames –la casa familiar paterna está en el lugar del Castro en Ortoño, donde se dice que pasó algún tiempo en su infancia-, así como brindar la lectura de un poema suyo a las personas con las que compartimos vivienda.

“Rosalía tamen vive aquí” quiere poner el acento en que mientras perdure su recuerdo en nuestra cabeza, lengua y corazón, morará  en nuestras casas. Así cada niño y niña expondrá en el portal de los edificios un cartel elaborado en las distintas aulas de infantil y primaria del ayuntamiento. Como se puede entender, esto supone un trabajo de fondo que va más allá del mero hecho de colgar un cartel; en todos los grupos se hace un trabajo previo para que esto no sea una acción puntual, de modo que incluso son muchas las familias que a la vista de la ilusión de los hijos/as visitan los hitos próximos de la Ruta Rosaliana en Padrón La Casa de la Matanza, el Pazo de Arretén, Bastavales y O Castro.

En nuestra aula a elección del poema fue fruto de un intenso debate ya que les habíamos propuesto uno pero no fue tanto de su agrado como “Parece una rosa” que ya habíamos visto en otras ocasiones. Todos acordaban en que tenía que ser “parece unha rosa (…), parece un repolo”, en lo que no coincidían era en las estrofas preferidas de cada uno. Como siempre, sugirieron llevarlo la votación. Por ello, aun quisimos darle una vuelta más; con tal motivo fotocopiamos el poema completo recogido en la magnífica publicación “Parece unha rosa“, de la editorial Ir Indo, con las hermosas ilustraciones de Isabel Pintado y les propusimos numerar las estrofas y llevarlo a casa, para allí en compañía de sus padres, decidir cuáles eran las dos que más les gustaban.

img_3104

El jueves llegaron con el encargo hecho y para que no quedara ninguna duda, se plasmaron en un gráfico las votaciones. Este fue el resultado:

Ahora, ya sólo quedaba transcribirlo en el cartel base elaborado por el ENL del ayuntamiento, fotocopiarlo para todos y enviarlo a las casas junto con las indicaciones para que una vez expuesto, tomen una fotografía y nos la envíen al centro. Con todas ellas elaboraremos un montaje audiovisual para proyectar en el acto poético musical organizado para el día 24 en la Casa de Cultura de O Milladoiro.

Con los carteles originales se compondrá una exposición colectiva en el centro que se completará con la plantación de camelias de la variedad “Rosalía de Castro” en el jardín exterior, tal y como ya se había hecho el pasado año.

Queremos confesar que nunca habíamos tenido un grupo que estableciera tal vínculo con Rosalía como el actual. Una amiga siempre dice que los niños quieren aquello que notan que nosotras queremos. Con certeza es así, por ello, merece la pena ir llenando sus vidas de vivencias plenas de significado, como cuando el pasado curso fuimos a la Casa de la Matanza en tren, o cuando pisan el suelo que pisó Rosalía, como sucede cuando hablan del Pazo del Faramello del que la poetisa dijo que “O pazo onde nunca xea, a súa beleza conxeloume a alma”.

Ahora estamos esperando por las fotografías, confiando en que incluso en aquellas comunidades en las que no permiten la pegada de carteles -tal y como algunos niños/las nos advirtieron- permitan una excepción. Hay carteles y carteles…, y en este caso, la  causa bien merece la pena.

Botanicum

In EncienciArte on 06/02/2018 at 00:12

9788416542437.jpg

A estas alturas nuestra debilidad por la botánica no es un secreto para nadie, así nuestras amistades siempre aciertan cuando nos sorprenden con libros relacionados con la naturaleza, mundo vegetal y plantas. Eso mismo nos sucedió estos días cuando una amiga nos regaló “Botanicum”, un libro que supuso nos gustaría porque está ilustrado por Katie Scott, encargada de las imágenes del vídeo “Story of flowers” que hace poco también compartimos a través do blog.

91XC7LHvrmL

A la belleza de las ilustraciones y formato del libro se suma la concepción de este compendio botánico como la visita a un museo con diferentes salas en las que podemos encontrar:

Entrada: El árbol de la vida.

Sala 1: Las primeras plantas.

Sala 2: Árboles

Sala 3: Palmas y cícadas.

Sala 4: Plantas herbáceas.

Sala 5: Gramíneas, espadañas, ciperáceas y juncos.

Sala 6: Orquídeas y bromelias.

Sala 7: Adaptarse al entorno, suculentas, cactus, plantas acuáticas, plantas parasitarias, plantas carnívoras y manglares.

Si las ilustraciones son maravillosas, algo igual acontece con el texto, obra de Kathy Willis, directora del Real Jardín Botánico de Kew, quien tanto nos sorprende con sus conocimientos científicos como por los históricos y curiosidades alrededor de las diferentes especies vegetales.

Botanicum-Katie-Scott (7) 800

Si nos preguntan si se trata de un libro para niños, responderemos que es una obra interesante para cualquier edad, digna de estar en las bibliotecas de los centros educativos. Con el anticipo que aquí dejamos esperamos despertar el gusto a muchas de las personas que nos siguen.

CuogaFgWAAAMuZL17481478343584874bf610065d6b5fbe332e6c099a847ce3d--katie-scott-botanicum-katie-omalley

El blanco pinta

In CativArte, ContArte on 05/02/2018 at 20:02

img_9613.jpg

Los encuentros con autores siempre son una ocasión excepcional para que los pequeños puedan ponerle cara a quien escribe los libros que en un determinado momento nos fascinan. Saber que detrás de casa cuento hay siempre una historia hace que le cojan más cariño.

Desde que tuvimos en las manos “O branco non pinta !”, habíamos quedado con Antía Otero en un encuentro en nuestra aula; así a la vuelta de vacaciones de Navidad anduvimos dándole vueltas a cómo recibir a la autora de ese libro que tanto nos había puesto la cabeza en funcionamiento. Nosotros que este curso estamos pintando cuadros sin pintura y escribiendo sin lápices, queríamos mostrarle que el blanco, además de complementar, contrastar o mezclar con otros colores, también puede ser el color protagonista de una obra de arte con fuerza expresiva propia. No es un descubrimiento nuestro, ya que aparte de Malévich, son muchos los artistas que pintaron cuadros empleando sólo el color blanco y pese a ello lograron transmitir una idea que subyuga a quien los admira. Esta reseña que lleva por título “Antología del lienzo vacío” supimos de los que pintaron en blanco: Alphonse Allais, Robert Rauschenberg, Li Yuan-Chia, Agnès Martin o Robert Ryman entre otros de los ligados al expresionismo abstracto.

Pero a nosotros no nos interesaba tanto explorar las posibilidades artísticas del blanco como conocer a la madre de la niña que se siente defraudada porque “el blanco no pinta”; a quien le demuestra a Mara que el blanco es el color más hermoso. El vídeo con que se presenta el libro   plasma fidedignamente el desconcierto de los pequeños cuando descubren que el blanco sobre papel blanco casi no se percibe. Nuestro alumnado se identificó totalmente con Mara y quisieron conocer a su madre para con ella poner los prismáticos para detectar la presencia del blanco en el mundo.

Es sabido que cuidamos mucho la recepción de las personas que tienen la gentileza de venir a compartir un rato de su tiempo y de su saber con nosotros, así tratamos de que sea un ritual aunque personalizado y diferente para cada uno de nuestros invitados, por ello nos pusimos con los preparativos de la acogida de Antía Otero pensando como podíamos mostrarle nuestro agradecimiento. Una exposición de obras en blanco, el catálogo de la misma para Mara y un bizcocho blanco, comida de ángeles, para celebrar el encuentro fue la elección.

En los días previos quisieron saber si  Antía era alta, rubia, morena, joven o mayor… y cuando la vieron en fotografías dijeron que les parecía una bailarina o un hada con la sonrisa dulce y permanente. Así, cuando por fin la vieron en persona ya la trataron como una amiga a la que llevaron por todo el colegio mostrando aquello de lo que más orgullosos se sienten; la invitaron a merendar y más tarde escucharon la historia esta vez contada con su voz lo que la hace aún más hermosa. La explicación del proceso de creación de las obras con pintura chorreada directamente del bote al lienzo, los títulos elegidos para ellos, el montaje del catálogo y la rápida decisión de poner las pegatinas que Antía nos regaló sobre los cuadros, hizo que volara el tiempo hasta el momento de la despedida.

Como siempre, no cabe más que agradecer que haya personas que quieran departir con los pequeños de igual a igual, escuchando sus ideas y aprendiendo los unos de los otros.

Mil gracias a Antía Otero, a María Brenn, a Mara, a Apiario, y a Dores Tembrás por propiciarnos una rica experiencia de vida, de esas que nos gustan, de esas que recordaremos por mucho tiempo.

Ver todo el proceso.

El pacto educativo

In ReflexionArte on 31/01/2018 at 00:26

Indubrik_muebles_madera_maciza_felices_fiestas_interpretar_anillos_arboles_tronco

Estos días volvió a reaparecer el tema del pacto educativo; decimos reaparecer porque es de esos temas recurrentes que cada cierto tiempo vuelve a la palestra pero nunca se llega a ningún puerto seguro con él. El principal escollo siempre es la falta de consenso político. Se piensa que susodicho pacto educativo sería la panacea para salvar la educación española, según dicen siempre a la deriva, excepto cuando se quiere amortizar políticamente. En los medios de comunicación y en los debates se focalizan los argumentos a favor del pacto educativo en una serie de puntos, también siempre recurrentes: la necesidad de leyes que permanezcan el tiempo preciso para poder ver sus resultados (hasta ahora llevamos siete en treinta y cinco años), la Religión, el abandono escolar, la Formación profesional, la inversión económica, la enseñanza concertada, la formación inicial y permanente del profesorado, el prestigio de la carrera docente y el acceso a la misma, la autonomía de los centros, etc, etc. Lugares comunes y tópicos archirrepetidos.

Ahora bien, ¿de verdad creemos que aún en el hipotético caso de que los diferentes partidos políticos decidieran ponerse de acuerdo –fruto de muchas concesiones a todas bandas- sólo con eso se mejoraría la calidad de la educación?

El pacto educativo tiene que ir más allá que de un acuerdo entre partidos políticos, requiere del esfuerzo conjunto de toda la sociedad y eso sí que es difícil de conseguir cuando hay fuerzas centrífugas que tiran en todos los sentidos excepto hacia el centro donde está el niño o niña.

Desde nuestra visión como maestras de a pie, sin ningún condicionante político, sin estar afiliadas a ningún sindicato, sin pertenecer a ningún grupo, organización, empresa de servicios educativos, etc, etc, hacen falta muchos más firmantes del pacto: las familias, los medios de comunicación, las corporaciones locales, las empresas de ocio y entretenimiento, la publicidad, facultades de formación del profesorado, centros de formación, etc, etc, todos aquellos ámbitos que dirigen sus acciones hacia infancia -en muchos casos sin contar con ella-, y así nos va, cada quién entiende la educación y lo educativo según le convenga, incluso con posturas contradictorias, y curiosamente todos concluyen que hay que mejorar la formación del profesorado y prestigiar su papel en la sociedad. Paradójico, cuando son ellos los que nos usurpan, desprestigian y compiten deslealmente con nosotros.

No hay partido político que no lleve entre sus objetivos el pacto educativo, pero, aparte de esa bonita referencia, poco más sabemos del meollo de ese objetivo tan elevado. Queda mucho por decir sobre esta cuestión, ahora bien no nos gustaría que nos enredasen con debates infructuosos a lo largo de un par de años para acabar sacando un documento tan liofilizado como infértil, con preámbulos a modo de desiderátums y con medidas que no se concretan en nada palpable excepto en campañas publicitarias.

Poco a poco y sin ánimo de exhaustividad iremos haciendo algunos apuntes de cuestiones a contemplar para que el extradimensionado pacto educativo sea de utilidad.

Loris y Reggio

In ActualizArte on 28/01/2018 at 09:23

9788471128423_m

Loris Malaguzzi es una de las figuras más singulares de la educación infantil del siglo XX, ideólogo de las internacionalmente reconocidas escuelas de Reggio Emilia, uno de los pedagogos más citados por cualquier maestro o pedagogo y con todo uno de los más desconocidos ya que no hay muchos de sus escritos traducidos al español. En verdad, él no se dedicó plenamente a escribir, así suele decirse que “sus escuelas son sus libros”. Dejó obras, dejó ideas, dejó una huella indeleble en aquellas personas que tuvieron la fortuna de conocerlo, pero poco material escrito. Salvando las diferencias precisas, siempre que pensamos en Malaguzzi y su influencia en la educación, nos viene a la cabeza el galleguista Ramón Piñeiro, casi coetáneos, ambos dejaron una impronta única en las personas que los conocieron de tal modo que fueron ellas las transmisoras de su pensamiento privilegiado, en un caso sobre la infancia y en el otro sobre el galleguismo.

Ahora, gracias al esfuerzo de algunos de sus colaboradores y estudiosos, tenemos la fortuna de disponer de una publicación en la que se recogen retazos de su pensamiento que nos permiten ir reconstruyendo la gestación de las escuelas de Reggio Emilia.

En el pasado mes de noviembre la editorial Morata presentó “Loris Malaguzzi y las escuelas de Reggio Emilia”, que resumen así:

Loris Malaguzzi fue una de las figuras más importantes de la educación infantil del siglo XX. Alcanzó un reconocimiento mundial gracias a sus ideas educativas y a su labor en la creación de escuelas infantiles municipales para niños y niñas en la ciudad italiana de Reggio Emilia; un verdadero ejemplo de educación progresista, democrática y pública. A pesar de la repercusión de su trabajo, solo está disponible en castellano una pequeña parte de sus escritos y de su pensamiento sobre la educación en la primera infancia. Este libro permite llenar ese vacío, presentando por primera vez en nuestro idioma textos y discursos realizados entre los años 1945 y 1993, seleccionados por un grupo de compañeras suyas del archivo establecido en Reggio Emilia. Podemos encontrar desde poemas breves, cartas y artículos de prensa, hasta fragmentos sobre los primeros años en la vida de Malaguzzi, los orígenes de las escuelas municipales, así como su pensamiento sobre la infancia, la pedagogía y la escuela.Este material está organizado en cinco capítulos cronológicos, que comienzan al final de la Segunda Guerra Mundial y acaban justo antes de su muerte. Cada capítulo contiene una introducción que incluye los antecedentes, el contexto histórico y los principales acontecimientos biográficos de Malaguzzi, junto con los argumentos que justifican la selección de dichos documentos. Este libro ofrece una visión única sobre el contexto, el pensamiento y el trabajo de Malaguzzi, basado en sus propias palabras y nos revela cómo se fue desarrollando su pensamiento, la manera en la que vinculaba la teoría y la práctica yendo más allá de las distintas disciplinas y temas, e igualmente el modo en el que era capaz de combinar los diferentes roles, desde ejercer de pedagogo hasta de administrador, así como de investigador o de activista. Una obra que resultará de interés a profesionales de la educación y a estudiantes de magisterio, pero también a personas interesadas en la Educación Infantil encontrarán en esta publicación los ingredientes que proporcionan un provechoso acercamiento a su vida y a su trabajo. Esta es la tercera obra que Ediciones Morata dedica a la relevante experiencia de Reggio Emilia, después de La inteligencia se construye usándola (1995) y de Arte y creatividad en Reggio Emilia (2013).

Desde que llegó a nuestras manos, no hacemos más que leer, subrayar, volver atrás y releer para así poder comprender el calado del discurso de este hombre al que siempre tenemos en mente y al que muchas veces recurriríamos para conocer su opinión sobre algunas de las cosas que suceden en la actualidad con la infancia, con su atención y educación.

Si tuviésemos que seleccionar algún fragmento de las más de quinientas páginas, posiblemente quedaríamos con sus conclusiones a la intervención “El alumno, la clase y el maestro en una dinámica educativa, en las experiencias psicopedagógicas”, presentada en 1963  en un simposio sobre las “Relaciones entre Psiquiatría, Psicología y Pedagogía”, porque en esta conferencia, Loris va desgranando lo que es la educación, la realidad psicosocial de la escuela, la pedagogía del interés y la del esfuerzo, el papel de los docentes, la formación del profesorado o la innovación y presenta veinte conclusiones que bien podríamos copiar y poner en la entrada de todas las aulas para no olvidarnos de ellas.

En cualquier caso, dejamos aquí un fragmento para abrir boca y superar el handicap del precio de esta publicación.

img_9469.jpg

Desde aquí a editorial permite leer un avance de la publicación.

 

Ocho años de InnovArte

In EmocionArte on 28/01/2018 at 01:14

QQBU4611

¿Quién nos iba a decir que ocho años después de abrir Innovarte Educación Infantil aún mantenemos la ilusión por compartir a través del blog nuestro trabajo educativo? Ni lo imaginábamos, pero aquí estamos gracias a los ánimos que nos dais todas las personas que nos seguís.

Siempre contamos lo mismo en cada aniversario, pero es necesario decir que Innovarte surgió como un acto de rebeldía contra el inmovilismo, tradicionalismo, burocratización y distanciamiento de la infancia que se está dando en la escuela infantil. Habrá quien piense que esto no es así, incluso nos replicarán que hay más “innovaciones” que nunca y que se hacen multitud de actividades que conectan con los “intereses” de los pequeños, todas ellas bien recogidas en programaciones, actas y documentos. Y justo ahí radica el problema: la canonización de lo que Loris Malaguzzi denominaba la “pedagogía profética”, aquella que no deja margen a la sorpresa ni da cabida a lo que no está diseñado en cabeza docente o, por desgracia, en otras que ni siquiera tienen formación específica sobre la infancia y a pesar de todo, se arrogan el derecho a pontificar sobre la educación infantil llevando el agua a su molino. Que los pequeños son un nicho de mercado del que todo el mundo quiere obtener beneficio nos lleva al absurdo actual cuando vemos que en la misma sentencia tienen cabida el conocimiento más científico de las características de los pequeños y la vulneración más flagrante de sus necesidades básicas de juego, autonomía, afecto y libertad para hacer.

spiral-jetty_1200

Un año más, rendimos homenaje a nuestra imagen de cabecera, Spiral Jetty, la emblemática intervención de Land Art, realizada por Robert Smithson en el Lago Salado de Utah. Una creación que nos remite a lo primitivo y elemental, un viaje al interior que incluso desorienta, un andar en contrasentido horario, un dejar hacer a la naturaleza… Desde 1970 Spiral Jetty ha sufrido todo tipo de variaciones; el muelle espiral creado en seis días con más de seis mil toneladas de roca basáltica visible desde el espacio, se cubrió de agua, se anegó, desapareció de la vista durante veinte años, reapareció recubierto de cristales de sal contrastando con las aguas rojas del lago, y hoy ya está en tierra seca, tal como se puede apreciar en las últimas fotografías aéreas que se tomaron; debido al cambio climático, cada vez hay menos agua y mayor concentración de sal.

spiraljetty05.jpg.990x0_q80_crop-smart

Spiral Jetty es nuestra metáfora. Una obra para ser vista a través de los relatos y de las imágenes; una creación que se va transformando con el paso del tiempo, conservando su estructura inalterable. Echando la vista atrás, Innovarte también fue cogiendo cuerpo a lo largo de los años pero el discurso de base permanece intacto. Hubo cursos más artísticos, otros más lingüísticos, hubo los literarios, poéticos, pedagógicos, algunos llenos de enojo y de rebeldía, otros más dulces, incluso algunos más perezosos, pero cada vez que lo retomamos, lo hacemos con la misma fuerza que cuando lo creamos. Sería ingratitud no devolver todo cuanto Innovarte nos dio.

Quedará por ver lo que sucederá con Innovarte en los períodos de sequía.

spiraljetty_030611_5

Mil gracias a todas las personas que nos acompañáis y a aquellas que hacen del blog una referencia habitual en sus vidas profesionales.

Por un año más.

Para facer memoria.

Por que Spiral Jetty como imaxe do blog?

Un ano de InnovArte

Dous anos de InnovArte

Tres anos de InnovArte

Catro anos de InnovArte

Cinco anos e mil post de InnovArte

Sete anos de InnovArte

xgr_spiral_012616_0LRYB3557descargaxgr_spiral_012616_1

 

Un cuento de flores

In EncienciArte, VisionArte on 21/01/2018 at 14:05

Se acerca el momento en que haremos plantaciones en la escuela (bulbos, semillas, esquejes, raíces), por ello, buscamos información y vídeos en los que se resume el proceso desde la plantación hasta la floración o fructificación, pero nos gustan especialmente aquellos en los que se aprecia la simbiosis que se da en la naturaleza. Así llegamos a este hermoso cortometraje, obra de un artista botánico contemporáneo, Azuma Makoto, quien, no sabiendo cómo explicar el proceso a su hija de cinco años, decidió realizar este corto con las ilustraciones de Katie Scott y del animador Jamie Paulley. En tres minutos y medio, se resume la vida de las flores. Una historia no narrativa, mezcla de ciencia y arte, en la que se puede ver la polinización, germinación, descomposición o los microorganismos que viven en las raíces de las plantas.

Una autentica delicia.

Still-frame-from-Azuma-Makoto-Story-of-Flowers-show-organisms-living-in-the-root-soil-of-plants-680x383Still-frame-from-Azuma-Makoto-Story-of-Flowers-showing-a-humming-bird-collecting-nectar-from-a-flower-680x383
1495633742146-Screen-Shot-2017-05-24-at-93842-AM1495633711612-Screen-Shot-2017-05-24-at-93600-AM1495633671114-Screen-Shot-2017-05-24-at-93701-AM

Leer contra la nada

In ActualizArte on 20/01/2018 at 21:35

9788417151409_L38_04_l

Por Navidad nos regalaron unos de esos libros que son pequeños tesoros, “Leer contra la nada”, de Antonio Basanta, un ensayo publicado en Siruela. Tardamos en compartirlo porque tardamos en leerlo, y esto no se debe a que sea una lectura difícil o pesada sino más bien porque es como una onza de chocolate que hay que saborear con tiempo y con todos los sentidos puestos.

Si tuviésemos que reseñarlo, tendríamos que copiarlo íntegramente pues no se puede prescindir de nada de él ni resumirlo en modo alguno. A pesar de tener un formato pequeño es de esos libros que parecen fermentar, crecer, expandirse e incitar a un ciento de nuevas lecturas.

Antonio Basanta fue durante más de veinticinco años director general de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez -referente internacional del fomento de la lectura-, de la que ahora es vicepresidente. Casi toda su vida profesional estuvo directa o indirectamente relacionada con la causa lectora, siendo una voz autorizada para hablar sobre ella; así, a lo largo de casi doscientas páginas va desgranando todo el relacionado con la acción y con la pasión lectora.

La pasión de leer. El ADN de la lectura. El cerebro lector. En el principio era el Verbo… Cuentas que son cuentos. Del lagar a la nube. Regreso al futuro. La sociedad lectora. La rebelión del lector. Palabras en el margen. Estos son los títulos de los capítulos en los que si estructura el trabajo y que ya nos dan una idea del abordaje que el autor hace sobre lo que supone el acto de leer. En ellos, sus certeras y pulidas reflexiones se acompañan de fragmentos de obras exquisitamente escogidos; así la bibliografía lleva también por título, Libros de compañía, una referencia obligada para todas aquellas personas interesadas en el fomento de la lectura.

Según el autor leer es como esas cajas chinas que encierran en su interior otras tantas, así va desentrañando el ADN de la lectura que supone la realización de una serie de acciones conjuntas:

Leer es detenerse, observar, escuchar.
Leer es interpretar.
Leer es comprender.
Leer es cosechar.
Leer es tejer.
Leer es surcar.
Leer es eligir.
Leer es transformar.
Leer es asimilar.
Leer es compartier.
Leer es un ejercicio de riesgo. De exclusividad. De fidelidad compartida.
Afirma, que leer, aun siendo un acto comúnmente sedentario, nos devuelve a nuestra condición de nómadas. Y hacia el final del libro, dice que leer es una rebelión; y aquí, en un ejercicio de ingenio, conocimiento y concreción, nos da más de cincuenta razones por las leer es un buen antídoto:

Contra el falso conocimiento.

Contra la superficialidad que ahoga la profundidad de las palabras.

Contra la desmemoria.

Contra la banalización de la información.

Contra la instantaneidad que destruye la secuencia del pensar.

Contra la facilidad como felicidad.

Contra la vida como simple ejercicio de utilidad.

Contra la deserción de la duda.

Contra las respuestas que no generan nuevas preguntas.

Contra la apatía y la amnesia de una comunidad anestesiada.

Contra el funambulismo moral.

Contra la ausencia de convicciones.

Contra el avance imparable de la nada.

(…) “Leer contra la nada”, una joya de la que presumir en cada biblioteca de aquellos entregados a la causa lectora, para podamos transmitir que hay  que:

Leer como quien ama.
Leer como quien siente.
Leer como quien sueña.
Leer como quien respira

 

Mi primer beso

In EmocionArte on 19/01/2018 at 15:26

IMG_9220

Seguimos ayudándolos a reconstruir su historia hacia atrás, recogiendo esos momentos que no quedan reflejados ni en las fotografías ni en los vídeos pero que dicen mucho de ellos. Si bien hace unas semanas supieron cuál fue su primera palabra, ahora, tras la lectura de “Mi primer beso” de Guido van Genechten, intentamos averiguar quién les dio su primer beso y a qué hora nacieron. Como siempre, la colaboración de las familias en nuestros juegos es inestimable.

151789_154040

La recogida de información nos proporcionó la ocasión de hacer estadísticas sobre las horas de nacimiento y de quién les dio el primer beso, así como de trabajar con símbolos.

El maestro que prometió el mar

In ActualizArte on 12/12/2017 at 17:00

9788498016949

“Esta es la historia de una promesa incumplida, la que hizo un maestro a sus alumnos. El maestro era Antonio Benaiges. Los alumnos eran los niños de la escuela rural de Bañuelos de Bureba, un pueblo de la provincia de Burgos. La promesa la hizo un día de invierno del año 1936. Les prometió el mar…”

Nos llega de la mano de nuestra compañera Marina un hermoso libro titulado “Antoni Benaiges. El maestro que prometió el mar”, de la colección [Desenterrando el silencio]. En él, los textos de Francesc Escribano, Francisco Ferrándiz y Queralt Solé acompañan las fotografías de Sergi Bernal, quien en agosto de 2010 pudo documentar gráficamente la apertura de una fosa común en los montes de La Pedraja, cando lo advierten de que entre aquellos cien cuerpos podría estar el de un maestro catalán que había trabajado en el pueblo a mediados de la década de 1930. Tras lo que se puso a investigar, dando forma a una singular biografía y respuestas a: ¿Qué hacía un maestro catalán en una modesta escuelita de un pueblo de Burgos? ¿Cómo se recibió en un entorno rural una innovadora técnica pedagógica  basada en el uso de la imprenta? ¿Cómo consiguieron unos sencillos cuadernos escritos por escolares retratar la vida cotidiana de la población? ¿Por qué Benaiges no llegó a cumplir su promesa de mostrarle el mar a sus alumnos?

Su lectura nos aporta más información sobre una etapa desgarradora de nuestra historia reciente, y también sobre la escuela republicana, la técnica Freinet, sus principios pedagógicos y su difusión en Cataluña. Pero por encima de todo nos lleva a pensar que quizás debiéramos redimensionar o repensar:

  • el concepto y alcance de las innovaciones educativas actuales,
  • lo que entendemos por compromiso social del profesorado,
  • cómo se crean las verdaderas redes de renovación pedagógica.

Todo lo que queda hoy en día de Antoni Benaiges cabe en una caja de cartón: unas fotos en blanco/negro y trece cuadernos fruto de la imprenta Freinet que compró cuando le dieron plaza de maestro en Bañuelos de Bureba. Gracias a la imprenta, los niños se convirtieron en cronistas de la vida del pueblo, en los que además de los textos de los alumnos, hay refranes, canciones populares, observaciones meteorológicas o cartas con otras escuelas a las que mandaban ejemplares de sus cuadernos.

En el primer artículo que Benaiges publica en una revista de la Cooperativa Freinet en España, transcribiendo textos de su diario personal, relata cómo vivieron la llegada del esperado paquete de la imprenta. Habla del alboroto que suscitó:

“Desorden. Trato de imponerme. ¿Pero por qué turbar un momento tan lleno de vida? Además la culpa era mía. Renace la calma. Al terminar la clase todo ha quedado debidamente distribuído. Mañana arreglaré la prensa y haremos algunas pruebas. Y enseguida el periódico. Le llamaremos “Gestos”. Gesto es carácter. Expresión libre. Matiz. Vida. Atributos de la escuela.”

De su proceso de trabajo:

“Los niños hacen su vida normal. Juegan. Rien. Cantan. Corren. Saltan la huerta. Se caen del mulo… Toman parte en las fiestas, costumbres, ritos… En la vida del niño hay material abundante para el propósito que nos guía. Yo, el maestro, procuro recoger ese material. Lo más espontáneo posible. Que chorree. Unas veces se refiere solamente a la vida de uno o más niños. Otras, a la vida del pueblo en general. Igual interesan.”

Y de su ideario:

“El periódico no es un fin, es un resultado. (…) No usamos otro. Porque vamos al sentido profundo de la libertad. Sentido vital. El papel rayado es pauta. La pauta es conducción. O lo que es igual, dejarse llevar. (…) El niño, para ser educado, necesita camino libre, trazarse por sí mismo la trayectoria de sus actividades. ¿Qué con papel sin rayar el niño escribe torcido? Mejor. Un motivo más para mejorarse yendo derecho. Dejémosle.”

Tras finalizar la lectura de este libro no queremos más que recomendarlo porque este freinetista practicante y convencido, nos daría lecciones de magisterio, de humildad y de práctica reflexiva a los innovadores de hoy.

20140712173846_MAR_MAESTRO_120714

Para ver un avance de la publicación, así como un vídeo con un montajes de las fotografías de Sergi Bernal y los textos de los niños recogidos en el cuaderno “El mar. Visión de unos niños que no lo han visto nunca“, que acompaña el libro.

Bibliotecas para madres y padres

In FamiliarizArte on 07/12/2017 at 11:49
Matej Kren

Imaxe de Matej Kren

Cada vez más, detectamos el desconcierto de las familias en cuanto al modo de educar a sus hijos/as. Ya no saben bien a quién hacer caso: opiniones de todo tipo de expertos, modelos de parentalidad totalmente diferentes, informaciones contradictorias en la red, gabinetes psicopedagógicos de muy variada orientación, métodos “infalibles” para la disciplina, para las emociones, para el sueño, para la estimulación de las inteligencias, para todo tipo de problemáticas (aquí es necesario hacer una observación: se convierte en patología o síndrome cualquier rasgo de la personalidad infantil). Y lo peor es que toda esta abundante gama información casi siempre entra en confrontación con lo que los tutores y tutoras escolares les dicen de sus hijos, lo que les deja con un poso de incredulidad a unos y otros.

Hubo un tiempo en el que las escuelas de padres/madres eran una iniciativa siempre bien acogida por las familias. Hoy en día la falta de tiempo, las prisas, los horarios imposibles de sus trabajos o de las actividades de los hijos, harían muy difícil volver la ellas. Se necesita la orientación buscando otros canales conociendo bien el perfil, inquietudes y dispoñibilidad de las familias a las que nos dirigimos, por tanto no vale lo mismo en todas las escuelas; cada una debe articular las estrategias para que la corresponsabilidad educativa familia-escuela sea real y efectiva.

Consejos para familias vía web, folletos informativos elaborados por los equipos de orientación son alguna de las opciones, otra serían sugerencias de lecturas de su interés en función de aquello que las preocupa en un determinado momento. Lecturas sí, pero, ¿de qué tipo? Porque hay de todo publicado, desde los modelos más autoritarios, disciplinarios, conductistas a los que defienden la educación de los pequeños como un laissez-faire, un dejar hacer con entera libertad individual de elección y de acción. Y aquí entraría nuestro criterio profesional como expertos formados en la educación de los más jóvenes. Lógicamente, consejos de lectura en coherencia con el estilo educativo del centro.

Esta es la iniciativa que se puso en marcha en este curso académico en el CEIP A Maía de Bertamiráns (Ames). El equipo de biblioteca escolar hizo una rigurosa selección de libros del interés de las familias concordantes con el sentir educativo del claustro, y tras el anuncio de esta nueva prestación escolar, todos los lunes, día de tutorías, los padres/madres pueden pasar por la biblioteca en horario de tarde a cogerlos en préstamo por quince días.

Por ahora, pese al escaso período de implantación se puede considerar un éxito, de modo que ya se hace preciso incrementar el número de ejemplares y los folletos informativos con la oferta disponible.

El pasado lunes, los períodicos gallegos El faro de Vigo y La opinión de A Coruña se hacían eco de la noticia en un artículo firmado por Selina Otero, y desde algunas instituciones ya se han brindado al centro para incrementar esa biblioteca de padres y de madres.

AMaía (1)

biblioopinión

Patios verdes y escuelas abiertas a la naturaleza

In ActualizArte on 06/12/2017 at 12:36

Nuestra última colaboración con la Revista Latinoamericana de la Educación Infantil en la sección En la Red, gira en torno a la renaturalización de las escuelas, así en la selección que hacemos de espacios web interesantes para la educación infantil, destacamos el trabajo de los colectivos El nou safareig, El patio que queremos, Children&Natura Network y la del grupo Bambini e Natura.

Fuente: El nou safareig

Si bien hace poco tiempo las redes sociales se llenaban de mensajes demandando más contacto entre la infancia y la naturaleza al tiempo que nos alertaban de los peligros de que esto no sucediese, afortunadamente, hoy en día se colman de reportajes sobre escuelas que han decidido dar un giro hacia lo verde. Es por ello que, una vez más, nos hacemos eco en esta sección de eses movimientos tan inspiradores y esperanzadores.

Fuente: El pati que volem

A finales de 2016 tuvo lugar en Austria el congreso internacional “Educación, tierra y naturaleza”, con el objetivo de promover redes entre diferentes países europeos para introducir estrategias que incrementen la conciencia de ser sujetos de un ecosistema, promoviendo un comportamiento respetuoso con el medio al tiempo que se consigue el bienestar, la competencia y la autonomía. Se presentaron allí, docenas de comunicaciones de comunidades locales y de centros educativos que ya tomaron la decisión de poner a los niños con los pies en la tierra, bien transformado los patios de hormigón en hermosos jardines, haciendo lavaderos, huertos, cocinas en el exterior, escondites y cabañas en las que procurar la intimidad, así como rincones en los que descansar, leer o jugar. Se observa que todos ellos coinciden en la búsqueda de esa autenticidad de la que están precisados los más pequeños (todos nosotros), objetivo muy elevado y complejo, para lo cual ya comenzaron a dar pequeños pasos de los que todos podemos aprender, máxime cuando ponen su experiencia a disposición a través de la red, tal como hacen El nou safareig, El patio que queremos, Children&Natura Network o el grupo Bambini e Natura.

Fuente: Bambini e Natura

De estos últimos tomamos el Manifiesto AFUERA en formato cartel ilustrado -ya traducido al castellano por el colectivo catalán Safareig-, una declaración de intenciones y de las razones que nos pueden llevar a la búsqueda del contacto directo con la naturaleza. Ponerlo en un lugar bien visible o zona de paso de toda la comunidad puede ayudar en esa labor de sensibilización de cara a la naturaleza como llave de todo conocimiento, de disfrute y de vida saludable.

afuera-castellano-pe

Destacables también son los decálogos de escuelas y de familias abiertas al exterior, que recogemos a continuación y con las que cerramos esta colaboración con el deseo de que suscite una reflexión que lleve a la acción renaturalizadora a muchas más comunidades educativas.

Leer  el artículo completo.

Fuente: Children&Nature Network

Infancias. Educar y educarse

In ActualizArte on 06/12/2017 at 11:16

Infancias

Hay libros necesarios. Esta afirmación no se puede aplicar a todos los libros, tan sólo a unos escogidos, tal es el caso de Infancias. Educar y educarse, de Vicenç Arnaiz y Mari Carmen Díez Navarro, recientemente publicado por la editorial Graó.

Esa consideración radica en el hecho de que es una obra que nos reconcilia con nuestra labor, con la que a veces entramos en confrontación por motivos ajenos y tangenciales: la burocracia, las presiones sociales o las diferencias irreconciliables entre lo que pensamos, lo que hacemos y lo que decimos hacer.

A nosotras este libro nos vino como caído del cielo, justo en un momento en el que tras las presiones documentales de inicio de curso vienen las de final de trimestre, haciéndonos pensar que no somos más que meros cumplidores fieles de norma, siendo incluso más papistas que el Papa, llegando al extremo de ahorcarnos con nuestra propia soga. El papeleo no es nuestra principal función, aún así es por lo que somos juzgados.

Lo esperábamos, porque hace unos meses Mari Carmen Díez Navarro nos invitó a comentar una fotografía que ella misma nos facilitó; nos dijo que era para un libro que estaban preparando Vicenç y ella que se acompañaría de imágenes con pequeños textos que habían solicitado a colaboradores y conocidos. Una vez más, es un orgullo participar en algo al lado de ellos dos, máxime tratándose de un libro llamado a convertirse en un referente para toda aquella persona interesada en la educación de la infancia.

Decíamos que “Infancias” es un bálsamo, un reconstituyente y así lo expusimos en una reseña que hicimos para la Revista Latinoamericana de la Educación Infantil que recogemos a continuación.

Las personas que somos seguidoras de columnistas de opinión de los periódicos, entendemos que a veces estamos asistiendo a la lectura de un libro por entregas, aunque no esté aún redactado. Cuando empatamos con el sentir y con el discurso del articulista es como si mantuviésemos una conversación en la distancia. Cuando seguimos a alguien esperamos casi con ansiedad su opinión sobre los temas del momento y valoramos especialmente la capacidad de reunir en un número limitado de caracteres esas claves que nosotros intuímos. Me agradan las columnas que me dan otro enfoque permitiéndome ver facetas para mi ocultas o las que me dejan barruntando durante horas sobre una sentencia sencilla, que por obvia posiblemente no había considerado. Lo negativo de las columnas de opinión es que las consumimos en el momento y luego es muy difícil volver sobre ellas salvo que seamos coleccionistas de recortes (hoy archivos o enlaces), o que ejerzamos de detectives en las hemerotecas. Por ello, siempre me felicito cuando alguno de mis columnistas de cabecera reúne en un libro esas píldoras que tanto bien me han hecho en el pasado, máxime si vienen enriquecidas con otros componentes.

Debo confesar que el día que llegó a mis manos “Infancias. Educar y educarse”, fue para mí como un bálsamo que mitigó los sarpullidos y erupciones que a veces nos atacan haciéndonos perder la esperanza en la escuela. De tal modo cuasi terapéutico empecé a leerlo y ya no pude dejar de hacerlo porque en cada capítulo veía la respuesta sensata a mis desvelos. En efecto, tras su lectura se puede llegar a la conclusión de que educar es mucho más sencillo de lo que lo hacemos con tanta burocracia de por medio; requiriendo tan sólo de capacidad de escucha, de diálogo y de cuidado (con la palabra, con el gesto, con el corazón y con el interlocutor).

Como expone en el prólogo Vicenç Arnaiz, este libro recoge una selección de escritos publicados por Mari Carmen Díez Navarro y él mismo en sus respectivas columnas de los diarios Información de Alicante y Menorca, ahora reunidos en tres capítulos: “Escuchar a la infancia”, “Familiarizar a la educación”, “Educar y educarse”, enriquecidos además con una acertada selección de fotografías que han sido comentadas por amigos de ambos, entre otros: Álvaro Marchesi, Beatriz Trueba Marcano, Remedios Picó, Cristobal Gómez Mayorga, Javier Abad y Ángeles Ruiz de Velasco, Monserrat Antón, o nosotras mismas, las hermanas Abelleira.

Los lectores que hemos disfrutado con los libros de Vicenç Arnaiz y de Mari Carmen Díez Navarro, intuímos que siendo diferentes personas que mantienen distinta relación con las infancias (he aquí una de las claves: no hay una única infancia), teniendo estilos diferenciados, en el fondo comparten una sintonía común. Sería osado y limitador concretarla solo en la bondad de la mirada, en el optimismo sobre la educación, en la sencillez de sus relatos preñados de ricos mensajes o en el zoom de su objetivo siempre presto a captar esos momentos únicos y entrañables. Sea como fuere, es un acierto que hayan decidido reunir los artículos de los dos porque el lector mantiene una conversación a tres bandas, escuchando las inconfundibles voces de Vicenç y de Mari Carmen hablando sobre los grandes bloques en los que han agrupado sesenta artículos.

Tengo la tentación de reproducir aquí artículos completos, algo que no me puedo permitir por el espacio de esta recensión nin por ética editorial, pero creo que apuntando algunos de sus sugerentes títulos puede ser más que suficiente para que puedan comprender la riqueza que encierra esta publicación, una reflexión educativa en toda regla, escrita con un estilo muy fresco y ágil tal y como corresponde a su destino inicial, un diario. He aquí una pequeña muestra:

  • Niños, infancia, infancias.
  • El maestro con espacio interior disponible.
  • Nacer en diciembre o en enero.
  • ¡Para eso estamos los maestros!
  • La pobreza en el relato escolar.
  • Los niños que se mueren sin haber nacido.
  • Niños mascota.
  • Escuelas con las puertas abiertas… ¿sólo por un día?
  • La bondad educa.
  • Mi abuelo lleva pañales.
  • Lo siento de corazón.
  • Como los pollos de granja.
  • Del yoyo al dron.

Si bien todos los artículos tienen su savia y su sabiduría, los tres últimos son una lección magistral sobre lo que es educar y ser maestro o maestra. Vicenç en “Educar, dar lo mejor de uno mismo” y Mari Carmen en “La bolsa negra” y “¿Cómo ha de ser un buen maestro?” dejan buenos textos para reflexionar tanto en la formación inicial como en la del profesorado en ejercicio, pues nos hablan sobre lo que estamos olvidando, lo básico y esencial en nuestra profesión.

Tras la lectura de “Infancias. Educar y educarse” te sientes como el invitado de una pareja bien avenida que te ha recibido en su casa para pasar una tarde de risas y de conversaciones espontaneas pero no banales. Su compenetración y equilibrio es tal que uno abre la puerta de la casa y el otro la cierra. Así le corresponde a Mari Carmen el epílogo en el que deja constancia de su satisfacción por el resultado de este libro escrito a dos voces, porque supone mirar lo que va pasando pero con alguien: juntos y entremezclados, en masculino y en femenino, en singular y en plural, en prosa y en verso.

 

Temperatura corporal

In EncienciArte on 30/11/2017 at 16:58

img_8185.jpg

Tras dedicar un tiempo al registro de la temperatura exterior e interior nos percatamos de que esta última se incrementaba mucho más rápido, a lo que tratamos de buscarle explicación: la calefacción, el sol dando de pleno en las cristaleras y cómo no, al calor que nosotros desprendemos. Todos tenían una idea aproximada del calor corporal, aunque no sabían de sus valores habituales. Sabían también que las subidas de calor eran indicadores de la fiebre.

Por ello, en primer lugar hicimos estimaciones del calor corporal de unos y de otros comparándolo con el propio, método tradicional y popular para notar la fiebre. Y luego ya empleamos los termómetros clínicos digitales, aunque les mostramos uno de los de mercurio más similar a los ya conocidos de exterior.

Y así fuimos mirando la temperatura corporal de cada uno y registrándola para conseguir una media o deducir cuál es la normalidad.

 Antes de nada se hizo preciso leer las instrucciones del termómetro pues conocían varias opciones sobre dónde colocar el termómetro: axila, boca o recto. Optamos lógicamente por la primera. Y luego supimos de los pitidos que indicaban la finalización de la medición e incluso de la alarma de fiebre.

Tan entusiasmados estaban que decidimos proponer como tarea tomar la temperatura de todos los miembros de la familia.

De estas mediciones, salieron observaciones muy interesantes: quién tenía la temperatura más alta, quien la más baja, si esto tenía algo que ver con la constitución física o con el calor de la casa (por que no todos tienen la misma), si los hermanos mellizos/gemelos (de los que hay cinco en el aula) tenían la misma temperatura, la escritura de los números digitales, etc.

Incluso hubo quien le hizo mediciones a Pako, el perro de la familia, lo que nos llevó a confirmar la sensación de calor que tenemos al tocar a los animales domésticos (perros, gatos, pollitos), ya que ellos tienen la temperatura corporal un poco más alta que nosotros.

Temperatura exterior-temperatura interior

In EncienciArte on 29/11/2017 at 15:05

img_8171.jpg

En estos días de bajadas bruscas de temperatura, heladas o nevadas en zonas de Galicia y al tiempo cielos soleados, los pequeños estaban totalmente desconcertados, no podían entender que hubiera sol e hiciese frío.

Así decidimos dedicarle atención a los instrumentos de medida de temperatura, a las previsiones meteorológicas y a la observación de los cambios a lo largo de la jornada. Para eso sacamos toda nuestra colección de termómetros, estaciones meteorológicas, relojes con sensores de temperatura, termostatos e incluso nuestro omnipresente gallo de Barcelos. De igual modo, nos supuso la búsqueda de termómetros presentes en su entorno cotidiano (calles, establecimientos comerciales, automóviles, viviendas, teléfonos…) buscando la coincidencia de sus mediciones.

Hicimos un registro del incremento de temperatura-exterior-interior a lo largo de la sesión de mañana y comprobamos que con nuestro cuerpo también podíamos percibir si hacía más o menos frío y cómo esto se hacía visible con el vaho que nos sale por la boca o la nariz.

También prestamos atención a los recursos que tenemos para combatir el frío en las casas, haciendo una enumeración de los conocidos para luego comprobar en sus hogares cuáles eran los que empleaban.

Incluso buscamos un modo casero de hacer un termómetro pero el resultado no nos resultó muy satifactorio.

Vivir las matemáticas

In ReflexionArte on 07/11/2017 at 08:36

IMG_7041

Asisto con estupor al desembarco de las dos “metodologías innovadoras” de moda – ni son metodologías ni innovadoras-, que ahora dan título y contenido a un sinfín de actividades formativas, cursos, charlas y grupos de trabajo: las matemáticas ABN y la robótica en infantil. Aunque ya hace un tiempo que vengo escuchando cantos de sirena de esos dos fenómenos emergentes, hasta ahora no quise dedicarle tiempo pues pensé que serían tan efímeros como otros predecesores, pero al parecer la cosa va a más y quizás hace falta poner el foco sobre ellos. En ambos casos la justificación que se hace de su llegada a la educación infantil es la aportación que suponen al conocimiento matemático de los más pequeños, sumado a que como se desarrolla tan “exitosamente” en niveles superiores, es bueno entrenarse en ellos ya desde el momento de la entrada en la escuela.

Me cuentan en una papelería que ahora en el lote de material que se le pide a los niños de entre 3-6 años no pueden faltar una caja de palillos y un cuaderno de matemáticas, así como en la dotación de aula unos robots que incluso tienen cabida en las bibliotecas escolares…, vivir para ver, ¡así nos va con las matemáticas y con la lectura!  Responsabilizo de esto a la formación del profesorado, a quien es capaz de justificar un sinsentido en base al currículo, y también a quien calla y otorga, dejando hacer “innovaciones” de ese calibre, quizás seducidos por las estrategias de marketing con las que se adornan.

Ayer vi a un pequeño dando saltitos y pensé que era uno de esos entretenimientos de cualquier niño de su edad, lo que me sorprendió fue que al preguntarle qué hacía me dijo que estaba sumando, que ya sabía sumar porque las sumas se hacían  saltando. Podría pensar que era una de esas confusiones que a veces tienen los críos, pero como ya me había introducido en el divertido mundo del “algoritmo” enseguida deduje que en su escuela seguirían el método y trabajarían con la “recta numérica”, como pomposamente gustan llamar a una alfombrilla que dota a los pequeños de toda la sabiduría matemática junto con montones de tuppers llenos de tapones y de atados de decenas de palillos.

Como estoy muy desconectada de las innovaciones educativas, primero quise informarme sobre la justificación didáctica y pedagógica de estas modas, tras lo cual, fui a la biblioteca para desintoxicarme y eché mano de mis referentes en el campo de las matemáticas, de cada uno de los cuales dejo aquí una pequeña cita:

El niño reinventa la aritmétrica, de Constance Kamii publicado en Visor de libros en 1986.

“La tercera razón reside en que los procedimientos que los niños inventan surgen de lo más profundo de su intuición y de su manera natural de pensar. Si favorecemos que ejerciten su forma genuina de pensar, en lugar de exigirles que memoricen reglas que para ellos carecen de sentido, desarrollarán una base cognitiva más sólida y una mayor seguridad. Los niños que se sienten seguros aprenden más a largo plazo que aquellos que han sido instruidos de un modo que les hace dudar de sus propios razonamientos.”

Repensar el aprendizaje de las matemáticas. Matemáticas para convivir`comprendiendo el mundo, de Carlos Gallego Lázaro en Graó, 2005

“Las experiencias matemáticas son adecuadas cuando convierten los procesos de aprender en procesos sociales de elaboración, de descubrimiento o de invención sobre situaciones reales que estén reguladas por continuas evaluaciones del progreso.”

Vivir las matemáticas, de María Antonia Canals publicado en Octaedro-Rosa Sensat en 2001.

“Podemos afirmar que en todas las experiencias de la vida de los niños se hallan presentes los elementos necesarios para hacer matemáticas, mejor dicho, los elementos capaces de desencadenar esta acción. Estos elementos se refieren siempre a los aspectos siguientes: cantidades de elementos y acciones entre ellos, formas y posición de los objetos y magnitudes físicas mensurables. También en todas las experiencias vividas hay aspectos de organización y de estructura lógicas. Todo esto es lo que hace que podamos afirmar que en toda experiencia vivida hay potencialmente una actividad matemática. (…)

En definitiva, para que la actividad de una persona pueda denominarse como propiamente matemática es necesario que la experiencia haya implicado y puesto en funcionamiento su pensamiento lógico.

A continuación volví a leer el currículo de educación infantil,

Bloque 1. Medio físico: elementos, relaciones y medida. Este bloque recoge los contenidos que potencian el desarrollo del pensamiento lógico-matemático a través de los cuales la niña y el niño intentan interpretar y comprender el mundo, favoreciendo las nociones de tiempo, espacio, causalidade, cuantificación y la resolución de problemas que se presentan en su vida cotidiana. Así, para conocer y comprender cómo funciona la realidad, la niña y el niño indagan sobre el comportamiento y las propiedades de objetos y materias presentes en su contorno: actuando y estableciendo relaciones con los elementos de en medio físico, explorando e identificando los dichos elementos, reconociendo las sensaciones que producen, anticipándose a los efectos de sus acciones sobre ellos, detectando semejanzas y diferencias, comparando, ordenando, cuantificando, pasando así de la manipulación a la representación, origen de las incipientes habilidades lógico-matemáticas. (pp 53-54)

¡No tienen cabida!

Bien es cierto que quien quiera justificar ese tipo de matemáticas que estamos analizando, probablemente también encontrará argumentos a favor en lo anteriormente expuesto, aunque todos nosotros sabemos que no es lo mismo. Lo que sucede es que como vivimos en un mundo visual, a la gente le resulta más fácil ver un vídeo en youtube que leer un libro, así quedamos perplejos viendo maestras que en lugar de hacer fichas en el papel, las hacen en el suelo igual de repetitivas, aburridas y desconectadas de la realidad. Como somos tan modernos y queremos empatar con los niños, atribuimos a un robot la capacidad de enseñarle a los niños cooperación, lenguaje, lateralidad y direccionalidad , cuando eso, los profesionales de la educación infantil sabemos de sobra que sólo se puede hacer a partir del propio cuerpo, no del cuerpo de un aparatejo.

Con la de oportunidades que nos brinda la vida cotidiana para introducir el lenguaje e iniciarnos en los procesos lógico matemáticos, desafortunadamente, una vez más, nos dio por seguir métodos estandarizados.

 

Nuestro rincón favorito de Santiago

In AlfabetizArte on 05/11/2017 at 21:09

img_7970.jpg

Con motivo de la preparación de una salida didáctica a la Plaza de Abastos y a la librería Couceiro, imprimimos un plano de Santiago y localizamos los dos lugares que visitaríamos, así como el itinerario a seguir desde donde nos dejase el autobús. Una vez marcados, aprovechamos para buscar otros sitios para nosotros conocidos: la Catedral, la Alameda, la biblioteca Ánxel Casal… y sus correspondencias con los números indicados en el plano.

También descubrimos los iconos qu figuraban en el plano sus respectivas leyendas: farmacias, hospitales, paradas de taxi o de bus urbano, WC, por donde pasa el Camino de Santiago, vistas panorámicas, etc.

Como vimos que identificaban algunos lugares por haber ido con sus familias, le propusimos llevar el plano para casa para  y con sus padres marcar su rincón favorito en Compostela.

 Al día siguiente, cada uno supo explicar a los compañeros sus preferencias y los motivos.

Entre tanto, encontramos un maravilloso “Mapa emocional de Santiago”, una ilustración de María Meijide, en la que, aunque no guardia proporción ni escala, están representados aquellos lugares de la ciudad más llenos de significado para la artista. Así pudimos ir localizando en el mapa sus rincones favoritos y otros muchos que reconocían: la escultura de las Marías en la Alameda, la Ciudad de la Cultura, la Policía, la Plaza de Abastos o la Plaza del Obradoiro.