Nuestra aportación a la educación infantil

Archivo de Autor

Celebrando los cumpleaños con el periódico

In AlfabetizArte, CativArte, Sin categoría on 09/02/2017 at 00:13

img_4353

Continuando en la línea iniciada el curso pasado, cada vez que un alumno o alumna está de aniversario lo celebramos de una manera diferente a la convencional, con una elaboración plástica sobre una página del periódico del día en la que seleccionaron una noticia que les gustó.

Tras el éxito de las creaciones del año anterior, que habían dado lugar a la exposición 50 años en 9 meses, en la reunión inicial con las familias del alumnado, les facilitamos una hoja informativa en la que se les explicaba el modo de realización y su participación en esta fecha tan significativa en la vida de sus hijos y hijas. Aceptaron de muy buen grado y así lo venimos desarrollando desde comienzo de curso, primero con los que aún faltaban por cumplir los cuatro años y ahora ya con los de comienzo de año que hacen cinco.

img_4352

Consta de dos partes que expondremos en esta entrada del blog y en otra titulada “Singularizándose en el grupo”.

Debemos recordar que en el aula tenemos carteles por cada mes del año ilustradas con las fotografías de los niños/as que nacieron en ellos. Así vamos llevando la cuenta de los meses que faltan y de los que vienen por delante.

En el día en el que un niño o niña está de aniversario, la maestra se encarga de comprar un periódico (cada vez diferente) y dedicamos un buen tiempo a leer las noticias que más llaman nuestra atención -especialmente la del homenajeado/a-. Aquí son determinantes los gustos personales, las fotografías de las que se acompañen o el impacto que tenga esa noticia en sus vidas (bien porque la escucharon en la televisión, porque se habla de ella en las casas o porque los vincula con algo conocido). Solemos ir marcando las que más le gustan y luego finalmente elige una. La leemos con detenimiento, hablamos sobre ella (a veces hasta puede dar pie a desarrollar un pequeño trabajo), y nos fijamos especialmente en la fecha que figura en cada una de las páginas. Recalcamos que el día en el que él o ella hicieron cuatro o cinco años, ocurrió eso.

Luego, tal y como nos gusta, para dejar una presencia palpable, empleando dos colores (una condición que también habíamos impuesto el pasado curso), escriben su nombre y el número de años que cumple. Aquí jugamos mucho con distintas grafías para que vean que hay variadas formas de escribir una misma letra o número, procurando no ocultar la fecha y la noticia por la que escogió esa página. Una vez seca, pasa para un cuadro de cristal que le hemos reservado desde comienzo de curso en el que figura su fotografía y el texto: “Reservado para …, –/–/2017”.

A las familias, le pedimos que busquen en la red noticias que sucedieron en el día en el que nació su hijo o hija (hay páginas web o hemerotecas que lo permiten). Tenemos que destacar y agradecer la colaboración que nos están dando, preparando carteles o composiciones con esa noticia que les gusta vincular al nacimiento del niño o niña. En función del formato, nos la envían por correo electrónico o en soporte físico y, en el aula, dedicamos un tiempo a saber por qué la eligieron. Una vez conocida también la guardaremos bajo la elaboración plástica realizada en la clase.

A decir verdad le dedicamos tiempo, pero tampoco hay nada que nos impida hacerlo; nos parecen bien interesantes los derroteros que van surgiendo al hilo de cada celebración, además del nexo que vamos estableciendo entre la vida de los pequeños y lo que sucede en el mundo en el que viven. En el periódico hay noticias que ni nos van ni nos vienen, otras que les gustan mucho, páginas que siempre atraen su atención (pasatiempos, previsiones meteorológicas, anuncios o programación televisiva); en cualquiera caso y poco a poco vamos sabiendo cómo se organizan los periódicos y la información que contienen, cómo recogen contenido tanto en los titulares, en el cuerpo del texto, como en las fotografías o pies de foto. Despacio, ya que no es nuestro principal objetivo; eso irá calando a lo largo de las cuando menos veinticinco lecturas de periódico que haremos.

img_4279

En el aula con la celebración de un aniversario hay una serie de rituales a realizar: ser el encargado en ese día; tacharse del listado en la que figura con 4 años para anotarse en la columna de 5; medir el pie ahora con un año más (ver “Los estirones de los pies“); elegir el libro que quiere que leamos o la dramatización, canción o baile a realizar. El día del aniversario tiene que ser una fecha muy especial para ese niño o niña, algo para anhelar que llegue, algo para recordar, algo para desear que vuelva a suceder.

img_4265

Lo importante para nosotras, salir de los senderos consumistas uniformizantes y homogeneizantes  en los que se convierten las celebraciones y vincularlos con la realidad forzándolos a abrirse un poco del egocentrismo propio de estas edades, así como ir construyendo su historia, guardando recuerdos hermosos y dejando huellas de los hitos importantes de sus vidas.

Singularizándose en el grupo

In CativArte on 08/02/2017 at 01:40

img_4368

Continuación de celebrando los aniversarios con el periódico.

En la línea de querer hacer de los aniversarios una fecha especial en la que cada niño y niña se sienta protagonista y único, hablamos a comienzo de curso con sus familias solicitando su ayuda para plasmar en una intervención sus gustos y aficiones.

img_4255

Con tal motivo y como soporte se compraron unas placas de porexpán, no es que sea la que opción que más nos gusta por motivos obvios, pero había que buscar algo que fuera fácil de encontrar y no demasiado costoso. Sobre ellas y con la ayuda de las familias, en los días previos a la fecha del aniversario, pegan, insertan o cuelgan elementos que les recuerden aquellas cosas que los hacen felices, que les gustan mucho o con las que se sienten más unidos a sus familiares.

img_1664

img_4220

Ahora van llegando al aula y no dejan de sorprendernos. Tenemos miniexposiciones de temas de lo más variados que los diferencian a cada uno de ellos entre todo el grupo. A la vista de ellos no hay duda de que son el reflejo de personalidades bien distintas que gustan de conocer las banderas de los países, los deportes, los planetas, las mariposas, las flores, maquinaria de jardín, la Patrulla Canina, etc.

img_4479

img_4370

Está siendo una fuente de aprendizaje para todo el grupo al tiempo que un modo de singularizarse frente a los iguales.

img_4196

En el día del aniversario cada niño o niña trae su montaje y se la exponen a los compañeros con explicaciones con las que muestran sus conocimientos específicos sobre este tema. Estamos maravillados con los motivos que los llevaron la esas inclinaciones y con los saber que poseen sobre ellas.

img_4252

img_4321

img_4219

Cuando finalice el curso tendremos veinticinco reflejos inconfundibles de la personalidad y de los saberes de cada uno de ellos y ellas.

img_4224

img_1666

img_4223

img_1670

img_4087

Clásicos InnovArte: el Carnaval

In RebelArte on 07/02/2017 at 00:44
grafobrahires_00316

“Máscaras”, Maruja Mallo

Para todas las personas que nos siguen desde hace siete años ya no es preciso recordarles cuál es la postura de InnovArte con respecto a ciertos tópicos escolares, pero también somos conscientes que hay mucha gente que se hizo seguidora del blog en los últimos años y no llegó a esta información, con tal motivo dejamos a vuestra disposición algunas de nuestras opiniones, en este caso, con motivo del Carnaval.

“La banda del trapo” (2010)

Disfraces de Carnaval” (2011)

Festivales, disfraces, excursiones y otros (2012)

Disfraces en serie en la escuela” (2013)

Cómo sobrevivir al Carnaval y no perecer en el intento” (2014)

Sin incurrir en la repetición, poco más podemos decir, ni nada diferente de lo ya dicho que nos reafirme un año más en esta postura.

Siete años de InnovArte

In EmocionArte on 28/01/2017 at 12:08

Hace hoy siete años echó a andar el blog Innovarte y qué decir que no hayamos dicho ya con motivo de cada uno de sus aniversarios: que no esperábamos estar presentes tanto tiempo, que no contábamos con la acogida que tuvo, que no somos capaces de agradecer todas las palabras de ánimo que recibimos, que no imaginábamos lo que nos iba a suponer esta andadura, que ya no concebimos nuestro trabajo sin Innovarte. Todo cierto y todo ya sabido.

Cada 28 de enero de estos últimos siete años fuimos relatando nuestra sorpresa y nuestro agradecimiento por todo cuanto nos supuso el blog; en cada uno de ellos pensábamos que probablemente sería el último ya que el miedo a aburrir o a aburrirnos es nuestra principal preocupación. Luego vamos andando en el tiempo y hay períodos de abundancia y períodos de sequía, -solemos decir que paros biológicos para regenerar-, hasta que un día vuelven a nosotras las ganas de contar lo que hacemos y vamos tirando de InnovArte.

Cada vez estamos más convencidas de que la imagen de Innovarte, Spiral Jetty, es la mejor metáfora visual de nuestro estado. Esta intervención en la naturaleza realizada por Robert Smithson en el Lago Salado de Utah, muda cada día, siendo más visible o menos visible en función de la altura de las aguas, pero en cualquier caso está ahí desde 1970 y siempre hay alguien que sucumbe fascinado ante esta obra singular del Land Art, de la que sólo se puede apreciar su magnitud desde la lejanía.

spiral_jetty5

Fotografía George Steinmetz

Siempre decimos que comenzamos a escribir el blog como un acto de catarsis contra el tradicionalismo e inmovilismo de la escuela infantil, en la que ya se consolidaron tantos rituales sin sentido en tan pocos años que incluso da miedo, en la que a veces parece que sólo se mira hacia arriba tratando de emular aquello que precisamente se le critica a los niveles superiores. Es posible que las primeras generaciones de maestras de infantil (de aquella preescolar), tras casi treinta años de ejercicio ya estemos cansadas de defendernos de las críticas y de las demandas que se nos hacen; es posible, ahora bien, claudicar no es el mejor favor que le podemos hacer a los pequeños. Por ello, Innovarte vuelca sus esfuerzos en las personas que están en período de formación inicial, para que sepan tomar el relevo, pero hay algo que en los últimos tiempos nos está horrorizando: estamos viendo profesorado novel más rancio, más acomodaticio y menos motivado de lo que nunca hubiésemos imaginado. Hace falta una reflexión desde las facultades y desde los procesos selectivos de oposición. Habrá que ver si hay discursos paralelos, por un lado destacamos las metodologías activas y respetuosas con la infancia (incluso las alternativas) y por el otro consolidamos la escuela pobre de expectativas, la escuela llena de aparatos y de un sinfín de programas de emociones pero vacía de recursos, de corazón y de sentir.

Será como la sociedad y la vida misma:  soñamos con los ideales y con la utopía pero luego nos conformamos con lo fácil, con aquello que no nos supone mucho esfuerzo ni muchos disgustos.

Pues ya vamos adelantando que a InnovArte aún le queda fuelle para seguir poniendo el punto de mira en esas discrepancias y para mostrar nuestras alternativas a lo que cuestionamos.

Por un año más.

Para facer memoria.

Por que Spiral Jetty como imaxe do blog?

Un ano de InnovArte

Dous anos de InnovArte

Tres anos de InnovArte

Catro anos de InnovArte

Cinco anos e mil post de InnovArte

El viento de invierno

In CativArte on 20/01/2017 at 20:12

Allá por el otoño nos surgió el problema de representar plásticamente el viento. Fue tras la lectura del poema “Ese vento” de Ana Mª Fernández, recogido en el Versos da tarde laranxa publicado en Galaxia y desde entonces andabamos dándole vueltas. Buscamos inspiración en la obra de artistas e ilustradores, pedimos ayuda a otras personas, pero no acababa de satisfacernos.

Ese vento/que fala en asubío./Ese vento/que ole a pel de esquío./Ese vento/que as follas ergue e deita./ Ese vento/que a xente trae dereita./Ese vento/que vén devagariño./Ese vento/que sopra no camiño./Ese vento que nace nas montañas./Ese vento/xa fala das castañas.

De dónde viene el viento, dónde nace, dónde se esconde cuando desaparece, de qué está hecho…, estas y otras muchas preguntas surgieron al hilo de nuestros debates, motivo por el que tuvimos que buscar información, lo que nos tuvo ocupados por largo tiempo. Bien es cierto que luego se sucedieron otras actividades y dejamos el asunto a reposar un poco, hasta que ahora a la vuelta de vacaciones, ya metidos de lleno en invierno, el viento era otra cosa bien diferente, tenía otro color, otra temperatura y otro temperamento. Ya no nos acaricia, los da punzadas;  ya no trae el aroma de las castañas, sólo huele a frío; ya no es de colores cálidos, es de un blanco ceniciento; ya no juega con nosotros, nos empuja con fuerza. Pese a todo,  nuestro mayor problema era representar el movimiento de las rachas de viento, su frío y matices dentro del blanco de la niebla y de la helada.

En otras entradas del blog hemos mostrado cómo nos gustan las actividades como son el recortado, enrollado y plegado de papel, de las que no es preciso abundar en sus ventajas en cuanto a la coordinación motriz, a pesar de que en los últimos tiempos fueron muy denostadas en la escuela infantil. Fruto de muchos de esos trabajos y con otros muchos elementos de desecho fuimos haciendo nuestra interpretación colectiva del invierno,  para más tarde, cada niño y niña elaborar la suya propia, así como ponerle un título.

Cuando abrimos puertas y ventanas, la corriente de aire crea ese efecto de movimiento que tanto buscábamos, a veces hasta le ponemos un ventilador y música de fondo (sonidos del viento en la naturaleza) y entonces estamos totalmente satisfechos con el resultado. Con todo, es posible que aún le demos otra vuelta.

Maneras de representar lo que sentimos, maneras de sentir con lo que representamos.

Ver presentación.

Huellas indelebles

In CativArte on 20/01/2017 at 19:26

img_4215

En estos días de heladas, con el peligro de resbalar por el patio del colegio, reparamos en las suelas de los zapatos, especialmente en aquellas que son más adecuadas para evitar patinar. Así descubrimos la variedad de grabados y de relieves que hay en su calzado. Tras tocarlas y apreciar con el tacto su rugosidad o suavidad, vimos algunas tan vistosas que decidimos hacer un calco con ceras blandas. Al mismo tiempo fuimos atendiendo a que botas diferentes pueden tener suelas iguales o viceversa. Pie derecho, pie izquierdo, tamaños, contornos, plantas, talones, suelas, tacones, etc, fueron muchos de los descubrimientos de esa mañana.

A continuación hicimos un trabajo de creatividad: cada uno pensó qué huellas le gustaría ir escribiendo por el suelo, en la nieve, en la arena o en el barro; lo que se complicó cuando algunos decidieron que las suelas de cada pie serían diferentes; ya que la escritura de sus huellas sería más complicada.

Pero no finalizó ahí, continuamos pensando en las huellas de los animales y en las de las cosas. Siempre nos sorprenden con su capacidad de observación: las huellas del polvo, las que dejamos en el vaho de las cristaleras, en el suelo después de fregarlo, las de los aviones en el cielo o las de los barcos en el mar. Huellas efímeras o imborrables que dejan su escritura.

img_4216

Nada más que una actividad al hilo de la realidad que se prolonga en un trabajo de pensamiento, imaginación y creatividad.

Ayuntamientos y éxito educativo

In EmocionArte on 18/01/2017 at 21:09

El Premio de Pedagogía Marta Mata 2016 nos está dando muchas más alegrías de las que podríamos imaginar así,  el ayuntamiento de Ames, en el que trabajamos, tuvo a bien homenajearnos con un reconocimiento público de la corporación municipal por la obtención de este preciado galardón educativo. Cualquiera puede imaginar lo que eso supuso para nosotras y para nuestra familia, ya que es el lugar en el que nacimos y en el que vivimos.

Lo que nos pareció más destacable fue esa sensibilidad hacia los éxitos educativos que sucedene en el ayuntamiento, algo que también percibimos con el reconocimiento que se le hizo a los estudiantes ganadores de diversos premios al esfuerzo académico. Decimos que un ayuntamiento que exalta esas conquistas va en el buen camino, porque los éxitos educativos son éxitos de la sociedad y de la ciudadanía.

Nosotras aprendimos a ser maestras en el ayuntamiento de Muros que nos dejó una profunda huella. Tuvimos la suerte de que al inicio de nuestra andadura profesional llegamos a un lugar donde cada mes nos reunían a todos los directores de los centros educativos del ayuntamiento y todas las responsables de las escuelas infantiles unitarias, de modo que había un conocimiento común de lo que estaba aconteciendo en los diferentes niveles educativos. Todo esto se debía al buen hacer de la técnico municipal de educación, Madó Santos Maneiro y a la actitud constructiva de los representantes educativos de las diferentes formaciones políticas. Esto que casi parece de ciencia ficción, allí era una realidad. Habrá quien diga que era fruto del momento y del perfil profesional de los integrantes, es posible; pero sería lo deseable en vez de ser un lugar donde lanzarse acusaciones y reproches totalmente condicionados por la política y ajenos al interés educativo.

Foto de David Santomil.

Los tiempos fueron mudando y no es lo mismo trabajar en un ayuntamiento pequeño como en un ayuntamiento como Ames, así a veces lamentamos que se estén haciendo tantas cosas en las escuelas y en los ayuntamientos y que sin embargo no saben las unas de las otras o chocan entre ellas. Por ello, en nuestras palabras de agradecimiento, fieles a nuestro estilo, no pudimos desaprovechar la ocasión para hacerle dos apuntes a la corporación municipal con el ánimo de suscitar una reflexión.

Aquí dejamos el texto completo da recepcion-na-casa-do-concello-de-ames-18 y un corte de esos dos puntos.

Foto de Isabel Ab.

Así, en nuestra línea, nos van a permitir que aprovechando el auditorio les hagamos dos apuntes con respeto al papel de los ayuntamientos en la educación.

1º Estamos convencidas de que la calidad de nuestras escuelas puede ser un motor de dinamización de un lugar, de una comarca o de una región. Hay experiencias escolares que colocan a sus villas en los mapas pedagógicos y  creanos cuando les decimos que allá donde vamos hablamos de los centros amienses como prototípicos del amplio espectro social que se puede encontrar en la escuela pública gallega, dispensándose una educación de elevada calidad a todos los niños y niñas. Y eso, señores representantes de los grupos políticos le da prestigio a un lugar. Aquí aún tenemos que creerlo, pero piensen por un rato en tantos sitios en donde la gente elige el distrito para vivir en función de la calidad de sus escuelas. Piensen en ayuntamientos como Pamplona, Reggio Emilia, Trento, Pistoia o Budapest a donde “peregrinamos” los maestros para poder conocer sus escuelas, haciendo que ese “turismo pedagógico” sea motivo de orgullo y de riqueza para sus habitantes.

Ustedes lo tienen. En Ames hay buenos centros, buenos docentes, buena calidad educativa y más enseñantes por metro cuadrado que en ningún otro lugar. Aprovéchenlo.

2º La calidad hubo tiempos en los que iba asociada a la cantidad, hoy en día nos; así no es necesario tener tanto de todo sino poco, bueno y coherente. Yendo a lo que nos ocupa, en las últimas décadas afloraron todo tipo de actividades extraescolares para ocupar a los pequeños y hay suficientes, incluso de más, así estamos sobresaltándolos. Los niños y niñas precisan descanso, serenidad, escucha e incluso tiempo para aburrirse, les queda mucha vida por delante, así que sean ustedes un ayuntamiento pionero y denle una vuelta a todo eso devolviendo  la tranquilidad a los niños. Dormir una siesta, dar un paseo por el monte, escuchar los pájaros, leer un libro al lado de nuestros ríos, andar en bicicleta, puede ser tanto más beneficioso para ellos que los hinchables, fiestas, actuaciones, cuentacuentos y festejos varios con los que los tenemos enloquecidos vulnerando todos sus derechos y todos los principios educativos. Si hoy formulásemos una apuesta o deseo, les diría que los vinculen con la naturaleza. Nuestro Valle de la Mahía tiene de todo en cuanto a biodiversidad, cultura y tradiciones, no precisamos más que acercar los niños y niñas a ellas. Hagan un ayuntamiento que mire hacia infancia, evitando solapamientos, inferencias, intromisiones, y sobre todo el hiperactivismo sensentido que invade la vida de los pequeños y pequeñas. Hagan como algunos ayuntamientos avanzados, creen una comisión de personas expertas en la infancia que se pregunten y opinen sobre todo cuando se les ofrece a los pequeños, valorando su idoneidad. Hay gente mucha gente válida para ello. Aprovéchenla.

 Vaya desde aquí nuestro agradecimiento y nuestro ofrecimiento a colaborar en todo aquello que pueda suponer una mejora a la calidad educativa de nuestras escuelas y de nuestro ayuntamiento.

“Un mundo de familias”

In ContArte on 30/12/2016 at 15:27

un-mundo-de-familias

Hay una expresión muy gallega para cuando nos queremos referir a una gran variedad de cosas, decimos “un mundo de…”, pues así debemos entender el título del libro que hoy compartimos ya que recoge veinticuatro tipos de familias y abre la puerta a otras muchas que se nos puedan ocurrir tal y como le sucedió a su autora que habla de historias que conoce o que le contaron.

Estas fechas suelen ser de encuentro de grupos humanos a veces con nexos familiares y otras sin ellos, pero que tienen en común algo que tira por ellos para juntarlos con motivo de estas celebraciones anuales, de modo que puede ser una buena ocasión para ver de qué tipo de familia formamos parte:

-seremos familias funambulistas que a veces tambalean, pero vuelven a ponerse en marcha para encontrar el equilibrio y evitar la caída;

-seremos familias nómadas para las que un infinito lazo de amor y afecto se burla de los desplazamientos, de los medios de transporte y de los adiós;

familias alacena a las que le apasiona reunirse y pasar tiempo juntos sin buscar excusas para hacerlo;

familias mar de nubes donde uno puede caer sin sufrir, porque regalan cariño, protección y el amor necesario;

familias orquesta que a veces ensayan y desafinan, se equivocan, corrigen y vuelven a comenzar;

familias desván que cada vez que conquistan un retazo del pasado doman un trozo del presente;

familias Babel que a pesar de que dominan varios idiomas creen que la mejor palabra es la mejor dicta: la que cuida, calma, divierte o aclara, la palabra que estamos esperando;

familias arcoiris  en las que hay más de un color en todo: en la piel, en las paredes, en la ropa?;

familias alas, que las colecciona porque creen que son el mejor medicamento para la triste enfermedad de vivir separados;

familias bosque, a las que le preocupa el color del cielo, la intensidad de la lluvia o la dirección del viento;

familias arca que piensan que familia son todos, también los primos y los amigos, y sobre todo esos otros ser que viven con ellos;

familias retales, de esas que no se crean de una sola vez sino después de varios intentos, con gente  que decidió darse una segunda oportunidad para encontrar la felicidad;

familias Amazonas, familias biblioteca, familias mariposa, familias zen, familias cohete, familias estuche, familias macedonia, familias caravana, familias collage, hay tantas familias como ser humanos dice la autora que intenta hacer una clasificación de ellas en función de sus sueños, así hay familias que sueñan con la igualdad, otras con reunirse, con crear, con aprender, con la generosidad o con la naturaleza.

En el prólogo la propia autora dice que se preguntó muchas veces sobre lo qué es una familia y que llegó a la siguiente conclusión:

 “Algo así son para mí las familias: una especie de negocio que en realidad es muy simple. Se trata de compaginar el amor con la voluntad y el cariño con el esfuerzo. En base a esos ingredientes y gracias a la disposición de muchos, el mundo está lleno de grandes familias que día a día demuestran que vivir juntos hace que la vida sea mucho menos complicada y más bella. Al fin y al cabo, ese afán de hacerlo todo más sencillo y más agradable es uno de los motivos por los que se construyen estructuras familiares.”

81neyafsnbl

A la descripción de tantas familias, añaden un “Diccionario ilustrado de familias” donde dicen qué le aportan a esas células sociales: Aficciones, Besos, Comidas, Diversión, Espacios, Fotos, Gracias, Hilos, Infancia, Juegos, Kilos, Leyendas, Mimos… y así hasta la Z de los zapatos que dejan juntos muchas familias para que los Reyes Magos le dejen regalos, cuando precisamente el regalo más grande es precisamente que unos cuantos pares de zapatos descansen juntos durante una fría noche de enero.

Una delicia de libro para encontrar y encontrarse, para descubrir y descubrirse, para leer solos o en familia ( sea del tipo que sea).

Un mundo de familias” de Marta Gómez Mata y Carla Nazaret publicado en Comanegra en 2015.

La palabra justa de Antía Cal: compromiso con la educación

In InformArte on 27/12/2016 at 12:11

CARTEL_GALEGO

Ayer por la tarde se estrenó en Vigo el documental “A palabra xusta”alrededor de la vida de Antía Cual, maestra fundadora del colegio Rosalía de Castro, en el que a diario le pedía a sus alumnos que definiesen con la “palabra justa” lo aprendido en la jornada. Nosotras no tuvimos la fortuna de ser discípulas de ella, así que nos cuesta mucho reducir a una palabra la impresión que nos causó el film, con todo creemos que “compromiso con la educación” podría ser un buen intento. Aun así no estamos ni cerca de la metáfora creada por Miguel Piñeiro, su director que, con una gran sencillez, sin alardes ni circunloquios, logra retratarla de un modo fidedigno e inconfundible: Tita en Muras haciendo camino por los montes, por la orilla del río, abriendo puertas y ventanas para dejar entrar la luz al tiempo que va desgranando sus vivencias y recuerdos acompañada de fotografías familiares y de fragmentos de las cartas que le enviaba su marido Antón Beiras. En verdad, además de su valor por plasmar la vida de esta maestra innovadora y arriesgada,  es una belleza de documental, muy emotivo, se le nota bien que fue hecho desde el respeto y la admiración.

Las personas que siguen este blog, saben de nuestro aprecio por Antía Cual de quien hemos hablado en múltiples ocasiones: con motivo de la concesión del Premio Trasalba en 2012 con el libro “Sementar no futuro“,  de la entrevista en Preescolar na Casa TVG, por el reportaje publicado en EDUGA 50 o por la publicación del libro “Este camiño que fixemos xuntos” en la editorial Galaxia. Desde que la conocimos en el año 2005 en su casa de Domaio, nos quedó muy presente su agradecimiento profesional por la Asociación de Mestres Rosa Sensat así, cuando ahora nos concedieron el XXXVI Premio de Pedagogía Marta Mata, ella fue de las primeras personas a quien se lo comunicamos y al regreso de recogerlo pasamos una tarde juntas rememorando sus aprendizajes profesionales derivados de las Escolas d´estiu de Cataluña.

Viendo el gran número de los que fueron sus alumnos y alumnas que ayer la acompañaron y se emocionaron con la cinta, nos podemos hacer una pequeña idea de loque les supuso tener a Tita como maestra; con todo, para las personas que no tuvimos esa fortuna, es muy recomendable ver el documental, es más, creemos que sería aconsejable su pase en las Facultades de Educación, para que los más jóvenes sepan lo que era innovar en los años 60 del siglo pasado y de cómo se consolida una vocación docente, con lectura, con amistades, con conversaciones, con el amor por la cultura gallega, con la escucha de los niños y de sus familias, con mucha alegría e incluso con otra tanta rebeldía.

estreno-documental-palabra-xusta-3_g

Faro de Vigo

Para nosotras ayer fue uno de esos días para el recuerdo y bien aprovechado porque nos reunimos en la editorial Galaxia con su nuevo director, Francisco Castro y con Malores Villanueva quien coordinará la edición en gallego de nuestro libro “Los hilos de infantil“;  en el que  alrededor de un café también conversamos con nuestra amiga Selina Otero, periodista del Faro de Vigo, sobre la presencia/ausencia en los medios de las buenas noticias educativas; y que cerramos la jornada con el broche del visionado del film. Lo que siempre decimos recordando a Galeano: cosas pequeñas, de gente pequeña de lugares pequeños, haciendo sus pequeñas aportaciones a la educación.

Para quien quiera aprovechar, el documental se pasará los días 26 y 26 de diciembre en Vigo, el 19 y 20 de enero en Santiago de Compostela, más información aquí.

estreno-documental-palabra-xusta-5_g

Faro de Vigo

Pintando el fondo del mar

In CativArte on 23/12/2016 at 11:22

 

img_4107

Nos gusta contar en clase con la ayuda de personas “expertas” que ponen su conocimiento y habilidades al servicio de nuestras dudas o problemas. En esta ocasión recurrimos a la experiencia de la amiga Amalia Costa Bouzas, una artista plástica que, entre otras muchas temáticas, tiene especial predilección por plasmar en sus obras fondos marinos, charcas y reflejos del agua.

A lo largo de este otoño, climatológicamente tan bondadoso, nuestro alumnado con sus familias aprovecharon para dar muchos paseos por la orilla del mar, de los que siempre nos traían tesoros (conchas, trozos de madera, piedras y arena) que queríamos tener presentes en el aula para rememorar esos momentos tan placenteros para ellos, así, me habían pedido que hiciese un cuadro con ellos. Realizamos una presentación que teníamos en un rincón del aula junto con otras colecciones de conchas, pero no acababa de ser totalmente de su agrado, ya que según me decían, no les recordaba el mar ni olía a mar…, lo que nos pedían era todo un reto.

img_4035Estábamos ante uno de nuestros “problemas” al que había que buscarle solución para lo que solicitamos la colaboración de Amalia. Llegó cargada de recursos: fotografías de pozas marinas que le sirven de inspiración, conchas, erizos, estrellas, trozos de madera y de cristal pulidos por el mar, corales y piedras.

Tras mostrarles todo esto y conversar sobre el objetivo que pretendían, se puso manos a a la obra: con un tablero de madera y pigmentos les dijo que recrearía un fondo marino. La sorpresa llegó cuando como utensilio para pintar sacó un secador de pelo. No daban crédito a lo que veían, pintar con un secador, esto incluso superaba todas nuestras anteriores extravagancias.

En verdad, tras todo un proceso en el que fue acomodando la pintura con el efecto del viento, el resultado es espectacular por los efectos creados así como por las texturas que fue dejando que se asemejan al agua en movimiento sobre la arena.

Tras el secado, no quedó más que añadir los elementos.

img_4095

Ahora sí están satisfechos del resultado, esto sí que les recuerda una de esas charcas en las que ellos suelen jugar en los días de playa. Nosotras también lo estamos por todo el rico proceso que nos condujo a este resultado fruto de mucho debate y de mucho pensar para la resolución de un problema.

img_4111

La Escuela Bosque Amadahi y el Pazo del Sol y la Luna, un binomio mágico

In EmocionArte, EncienciArte on 10/12/2016 at 13:30

15304286_926171527518492_2421923518069668334_o

Hoy queremos relatar una de esas nuestras experiencias de vida con ida y vuelta a pesar de que en esta ocasión no participó directamente nuestro alumnado ya que no fuimos más que mediadoras o propiciadoras de un descubrimiento y de un encuentro especial entre la tribu de la Escuela en el Bosque Amadahi en Dexo, la magia del Pazo del Faramello y muchas otras personas que de una forma u otra queremos hacer nuestra aportación para la re-naturalización de la educación.

Como en muchas historias comienza con dos protagonistas que de partida no se conocían.

En el mes de noviembre a Facultad de CC.EE de A Coruña invitó  a Innovarte a dar una charla al alumnado que está realizando el Practicum junto con otras experiencias, entre ellas la de la Escuela en el Bosque Amadahi en Dexo. Sabíamos de la existencia de esta escuela que toma la filosofía de tantas otras ya muy extendidas en países como Alemania, Dinamarca o Canadá, pero nunca habíamos tenido ocasión de conocer su idiosincrasia. Escuchando a Paz Gonçalvez, su directora, se nos despertó el deseo de conocerla in situ, así se lo manifestamos y nos invitó a ir cuando quisiéramos, de modo que ya cerramos una visita para unos días después.

Por otra parte, las personas que siguen nuestro blog saben que en el mes de septiembre dimos inicio al otoño con una visita de nuestro alumnado al Pazo del Faramello y que desde entonces comenzamos una historia de añadidos en la que en cada vuelta volvemos a encontrarnos manteniendo vivo un vínculo que se estableció entre nuestros niños y el, para ellos, Pazo del Sol y de la Luna. Desde el primer momento, Gonzalo, su dueño, nos manifestó su interés por dar una vertiente educativa al lugar del Faramello, sacando especial provecho pedagógico-lúdico al bosque y al Jardín del Recuerdo sin mediar más interés que el de la divulgación ambiental y el fomento del compromiso social y educativo, de modo que Innovarte le hace algunas sugerencias en esa línea.

Así fue como, uniendo estos dos elementos, pensamos que sería bueno que se conociesen, en primer lugar en Dexo-Oleiros, acompañándonos en la visita a Amadahi. En aquella ocasión, además del responsable del Pazo venían con nosotros dos técnicos municipales de educación, Anayansi y Aída, personas también muy comprometidas en la búsqueda de alternativas más reales a las actividades extraescolares dirigidas a los pequeños.

Esta primera toma de contacto tuvo lugar el pasado 21 de noviembre, día en el que caían chuzos de punta allá por la Costa Ártabra, lo que no nos disuadió de pisar el monte, los bosques, las rocas y los acantilados por los que corren y aprenden los niños y niñas de la Escuela en el Bosque Amadahi. De la mano de sus responsables educativas conocimos la vida cotidiana en esta escuela no convencional en la que se priman las relaciones escuela-familia y en la que los niños son artífices de sus aprendizajes siendo parte activa en su propio proceso educativo por tanto, sus percepciones, sus intereses, sus singularidades y sus gustos son los hilos con los que se va andamiando su conocimiento siempre con la ayuda respetuosa de las maestras, de las monitoras y del mismo vecindario. Decir que quedamos impresionados es poco, Amadahi nos hizo volver la mirada a lo básico, a lo sencillo, a lo carente de adornos superfluos e irrelevantes. Allí cada lugar tiene nombre y tiene sentido: la huerta, la entrada, la puerta de las palabras bonitas, el misterioso túnel vegetal de laureles, los lugares de reunión, los árboles, mismo el columpio al que adjetivamos como “el más hermoso del mundo” porque en su cadencia te traslada desde el bosque al mar. Aún escuchando una charla de Paz o visitando la web uno no se puede hacer una idea aproximada de la sensibilidad y del sentido educativo que allí se respira.

Fascinados como estábamos, tras la visita, conversamos sobre la educación y las aportaciones que cada uno puede hacer, así el dueño del Pazo las invitó a conocer su lugar, a correr por su también“aula con cielo, agua y árboles” y a plantar un árbol en el Jardín del Recuerdo, lo que de inmediato fue acogido con alegría y ya planificaron una visita con la tribu Amadahi para el día 8 de diciembre. Tras una primera toma de contacto que hizo Paz Gonçalves al Faramello a finales de noviembre, junto con su compañera María, perfilaron como discurriría este día tan especial para los pequeños y sus familias. A pesar de que querían que fuese un encuentro íntimo por tratarse de la primera salida del curso, pensamos qué personas podrían acompañarnos en esa aventura en la que no podrían faltar Gloria Mosquera y Tomi del grupo musical Mamá Cabra -que van todos los fines de semana a cantar con ellos en La Marola (islote emblemático de la costa de Dexo)- y unos amigos comunes de la Facultad de CC.EE de Lugo -los profesores Lina Iglesias Forneiro y Uxío Otero Urtaza (director del Máster de Dirección de Actividades Educativas en la Naturaleza)-, así como Anayansi y Aída, Esther y Asun (pilares fundamentales en el Jardín del Recuerdo), y nosotras de invitadas, que asistimos a ese encuentro tan mágico.

15284987_10210273242900967_8066134805726412891_n

Sentimos no poder ilustrar con fotografías el discurrir de la jornada, la razón es que no disponemos de las autorizaciones de uso de imagen, motivo por el que os invitamos a visitar el Facebook de Amadahi y allí podréis ver algunos momentos tales como el de la llegada al Jardín del Recuerdo;  el paseo hasta el hermoso puente romano de Francos; la plantación de dos ejemplares de cornus florida, que completaron dejando como recuerdo piedras-palabra y un bastón de poder;  la entrada al Pazo a un lado de la Roca madre y del trono celta donde nos hicieron sentar por turnos a Gonzalo, a Innovarte y a Gloria y Tomi para hacernos entrega de un regalo muy especial, una cuña de un árbol pintado por los niños en las que plasmaron mensajes como “Quien comparte su bosque comparte su corazón” en la dedicada al anfitrión, o “Maxia de nen@s” en la dedicada a nosotras.

img_1260

Una vez dentro, ya era hora de almorzar, momento también especial en el que las familias sacaron de sus mochilas elaboraciones caseras para compartir entre todos mientras charlábamos sobre la vida y la infancia al tiempo que íbamos picoteando un delicioso pan con forma de árbol amasado por todos los niños.

15403127_1191023997644735_87000740_n

Ya en la sobremesa una sorpresa más, Gloria y Tomi sacaron sus instrumentos musicales se pusieron a cantar las canciones preferidas de la tribu Amadahi.

15424586_1191023887644746_999322245_n

La jornada finalizó con un paseo por la legendaria senda de la Traslatio Xacobea con el cantarín río Tinto a un lado y al otro con las recientes reforestaciones que se hicieron en el bosque del Faramello para así eliminar especies invasoras, devolviéndole el lugar a los árboles autóctonos. Finalmente despedida y agradecimientos que se prolongaron hasta el caer de la tarde.

15423562_1191024087644726_1531878059_n

Quizás por eso quisimos  definir experiencia como un binomio mágico. Nos es imposible relatar la atmósfera especial que se creó en ese lugar ese día en el que hasta la climatología colaboró; es muy difícil describir lo que sienten unas maestras cuando ven que otra educación es posible; no es fácil contar cómo se constata que la naturaleza debe ser una aliada y protagonista educativa, por lo que tomaremos unas palabras de Paz Gonçalvez:

“Me siento emocionada por lo que provoca Amadahi….curiosidad, sonrisas …y sobre todo ganas, ganas de vincularse la Naturaleza, de aprender a través de ella, de amarla con mimos , pequeños y grandes, acercándonos a ella a través de canciones, de la escucha…Las primeras familias y María hacen que todo esto sea más fácil.”

Esperamos asistir a otros muchos encuentros entre nosotros o entre otros grupos que tengan la sensibilidad suficiente para entender que la naturaleza no es un tema a tratar una quincena o un trimestre en la escuela o en el día 5 de junio, muy por el contrario es nuestro medio más natural por ello hay que propiciar todo tipo de encuentros entre los niños y ella prestando atención a todos los componentes que intervienen en este proceso: afectivos, emocionales, cognitivos, sensoriales y muchos otros que no se pueden anticipar pero que siempre nos aguardan escondidos para sorprendernos.

15356011_1191023914311410_78108997_n

Gracias a la Escuela Bosque Amadahi y al Pazo del Faramello por dejarnos estar.

15416148_1191024097644725_975959722_n

InnovArte Premio de Pedagogía Marta Mata 2016

In PremiArte on 30/11/2016 at 14:34

img_9027-1

Ayer por la tarde recibimos en Barcelona el prestigioso Premio de Pedagogía Marta Mata 2016 por el libro “Los hilos de infantil. InnovArte Educación Infantil“, que será publicado en español por la editorial Octaedro, en catalán por Rosa Sensat, y ahora también en gallego por la editorial Galaxia.

Hace mucho tiempo que acariciábamos la idea de reunir en un libro algunas de las experiencias más significativas de InnovArte y así lo hicimos con motivo de concurrir al premio que convoca anualmente la Asociación de Maestros Rosa Sensat.

A modo de unas tejedoras que vamos realizando una manta con la que arropar a nuestros niños, introducimos veinte hilos o constantes que siempre están presentes en nuestras prácticas escolares; podrían ser más lo menos, pero son en definitiva los que nosotras consideramos deben guiar la educación de los niños y niñas y que, desafortunadamente, se están olvidando a favor de otros menos relevantes. Si logramos que los pequeños gocen con sus conquistas, descubran a los otros, aprendan a manifestar sus afectos, conecten con la Naturaleza y con el arte, valoren las pequeñas cosas, jueguen y disfruten, usen la lógica para la vida acercándose al pensamiento científico y a la sabiduría popular, se admiren con la belleza cotidiana, despierten los sentidos, suelten la lengua, se abran a lo no académico, celebren la vida, aprendan a guardar recuerdos hermosos, descubran el entorno más inmediato, se inicien en el amor por los libros y la lectura, disfruten de su infancia como niños, todo esto sumado la que sean capaces de manifestar agradecimiento por lo que la vida y las personas les dan, creemos que poco más y poco menos se puede pedir a los aprendizajes a realizar en la etapa infantil. Para ilustrarlo con ejemplos, recogemos más de setenta experiencias de vida realizadas con nuestro alumnado. No podíamos soñar con mejor respaldo para esta manera de entender la escuela que la del Premio de Pedagogía Marta Mata 2016. Como siempre decimos, mil gracias al jurado por considerar que hacemos una aportación de interés a la educación infantil.

Para nosotras, Rosa Sensat es un colectivo con presencia en nuestra vida profesional desde nuestros inicios, a través de la revista In-fan-cia y que representa los valores con los que sus fundadores dieron comienzo a esta trayectoria de más de cincuenta años en la formación del profesorado y en la renovación pedagógica, de modo que este premio nos hace sentir más cerca de sus ideales, que también son los nuestros.

Nunca agradeceremos suficientemente el apoyo de tantas personas amigas que siempre nos dieron ánimos para hacer medrar InnovArte plasmando en una publicación el devenir de seis anos del blog. Va por vosotros y por todas las personas que confiáis en nuestras aportaciones.

Dejamos aquí nuestras palabras (discurso-mm16) a la hora de recoger el premio, con ellas tratamos de explicar qué nos condujo a esto junto con nuestro orgullo de ser gallegas y de trabajar en la escuela pública gallega.

Premi pedagogia Marta Mata 2016: “Los hilos de infantil” de Mª de los Ángeles Abelleira i Mª Isabel Abelleira from Rosa Sensat on Vimeo.

Nos faltan palabras para describir lo que ayer sentimos cuando fuimos poniéndole cara a tantos miembros de Rosa Sensat a quienes conocíamos a través de sus artículos y de sus libros. Tampoco somos capaces de narrar nuestro orgullo y satisfacción al escuchar la glosa de los motivos por los que elegieron nuestro libro en palabras de Antoni Poch, un maestro que dijo que hasta había hecho un viaje virtual por nuestra tierra, el Val de la Mahía, para conocer en el ayuntamiento de Ames las localidades de Bertamiráns y Milladoiro y así contextualizar las experiencias escolares que había leído. Recordó también, que se lo dedicamos a nuestros padres, Manolo y Lina, de quienes aprendimos desde pequeñas que es la educación lo que nos hace mejores.

En este vídeo se puede ver el acto completo con la entrega del XXXVI Premio de Pedagogía Marta, la glosa de Antoni Poch, nuestras palabras de agradecimiento y, posteriormente, la entrega de los Galardones Marta Mata al escritor Joaquim Carbó y El Diari de l’Educació. Acceso a la galería de imágenes.

Acte de lliurament del Premi de Pedagogia i els guardons Marta Mata 2016 from Rosa Sensat on Vimeo.

15272194_1252860878111107_777787495236693461_o

Después vinieron todas las referencias en la prensa catalana y gallega, de las que dejamos aquí el enlace: La Vanguardia (30/11), Faro de Vigo (30/11), ABC.es (29/11), Faro de Vigo (01/12), Diari de l´Educació , así como en la web de Rosa Sensat.

Ahora a esperar para tener el libro ya en las manos, primero en catalán y en gallego y luego en español, mientras tanto volveremos por la sede de esa asociación emblemática de la renovación pedagógica que, ahora, ya es también nuestra casa.

dscn4837

Mil gracias a todas las personas que a lo largo de estos días compartieron con nosotras nuestra alegría y que nos enviaron palabras de respeto profesional, bien personalmente, por teléfono o por las redes sociales.

Siempre en deuda con todas y todos vosotros.

Escuelas de Barcelona (II). Escuela Pompeu Fabra: abierta a la sociedad

In InformArte, Sin categoría on 30/11/2016 at 14:02

img_1238

Continuación de Escuelas de Barcelona (I). Cuando tratábamos de localizar la Escuela Pompeu Fabra, le preguntamos a varias personas por dónde ir y ya nos sorprendió el comentario de una mujer que nos dijo que sabía de ella porque tenía un “patio abierto” al que a veces llevaba a sus hijos así, en efecto, cuando llegamos, lo primero que vimos fue una gran pancarta que invitaba a entrar en el patio, así como que era un centro sostenible.

dscn4821

Nada más entrar ya quedamos maravilladas por la vida que se veía: movimiento, exposiciones, información para las familias y alumnado; al ver a su directora, Leo Carbonell, corroboramos que el centro era su fiel reflejo y viceversa.

 Se trata de una escuela de infantil y primaria de una línea, con más de cincuenta años de historia, a pesar de que en este edificio llevan tan sólo trece. Nos cuentan en primer lugar cómo funciona lo del patio abierto fruto de una colaboración municipal por la cual, tras el remate de la sesión lectiva, el patio puede ser empleado como lugar de recreo por el vecindario, por lo que el ayuntamiento ha asignado un monitor para velar por el correcto uso de las instalaciones tanto de las exteriores como interiores, así la biblioteca, también bajo la supervisión de un monitor, la utiliza cualquier niño/a para leer o para hacer los deberes. Al mismo tiempo tienen establecidos convenios con entidades sin ánimo de lucro para la cesión de espacios (basket, yoga, acrobacias, danza, patinaje?), por un alquiler simbólico. Todo lo recaudado va a una bolsa para ayuda a la realización de salidas y colonias escolares a alumnado cuyas familias no tienen medios (en esto colaboran estrechamente con Servicios Sociales).

Nos habían aconsejado visitar esta escuela porque desde hace muchos años trabajan por talleres, así fue de las primeras cuestiones por las que preguntamos, por lo que nos explicaron que al tener jornada partida, le dedicaban cuatro tardes semanales, dejando la mañana para todas esas actividades más de grupo. Tienen cinco talleres en los que cada niño o niña pasa una semana en cada uno:

Jugem: actividad física y/o lúdica, juego simbólico (la casita es una habitación perfectamente acondicionada en la que juegan 5-6 niños)

Parlem: desarrollo de la expresión oral

Pensem: habilidades de pensamiento

Descubrir: actividades científicas

Expresem: lenguaje plástico

Una vez todos los niños pasaron por todos los talleres, se varían las propuestas. Destacable también es que para el alumnado de 3 años se contempla un tiempo de descanso tras la comida.

dscn4798

En cuanto a la distribución del espacio, no siendo un centro de diseño espectacular ni concebido a priori, sorprende el aprovechamiento que se hace de él. Así destacamos:

Patio: al que se accede directamente desde todas las aulas de infantil y en el que hacen dos turnos para evitar saturación de niños (Infantil-1º,2º EP y más tarde el resto de los niveles); cuenta con dos planos:

-zona de arena, con todo tipo de juguetes para amontonar, cavar, arrastrar o montar construcciones efímeras.

dscn4802

-zona de cemento: canchas, juegos de son, terraza con bancos en medio de la huerta, y en el que incluso permiten un día a la semana convertirlo en patio con ruedas (patines, patinetes, triciclos y bicicletas).

 dscn4809
Sumado a eso, hay rincones como la zona chillout, rocódromo, jardín de los olores, etc.

Continuando nuestra visita por el centro, sigue sorprendiéndonos  el uso racional del espacio y de los recursos, así hay una zona donde se almacenan todos los materiales lúdicos/didácticos/educativos, para de este modo compartir entre las aulas y evitar la saturación en las mismas.

dscn4816

De igual modo, en el aula de plástica además del espacio para la creación y exposición, hay una zona de almacenaje de todo tipo de materiales, perfectamente clasificados y organizados para que todo el profesorado del centro pueda acceder a ellos. Aquí debemos destacar el rol del profesor de plástica, quien además es el coordinador de la estética y de las intervenciones artísticas que se hacen en el centro; se apuran a puntualizar que no es un censor sino más bien un orientador/asesor artístico, lo que nosotras asimilamos de inmediato al atellierista de las escuelas reggianas.

Visitamos también el aula de inglés y allí mantuvimos una interesante conversación sobre la decisión del centro de no introducir la lengua extranjera en la educación infantil; argumentan que los pequeños tienen bastante con consolidar las dos lenguas oficiales, sin contar que hay niños con otras lenguas maternas. Esta medida creen que debidamente expuesta a las familias es aceptada por todos al margen de la presiones sociales existentes por meter todas las lenguas y todas las actividades posibles (e imposibles) en infantil.

Consideramos que fue muy acertada la recomendación de visitar la Escuela Pompeu Fabra, ya que a pesar de que se trató de una visita muy breve pudimos palpar de inmediato que estábamos en un centro con una trayectoria, con una reflexión educativa y con una postura clara sobre lo prioritario y lo secundario, como muestra su “Carta de compromiso educativo”.

Para profundizar más aconsejamos la visita a la web del centro.

dscn4824

No nos queda más que agradecer a la Asociación Rosa Sensat que nos facilitasen la visita a estos dos centros, esperando que podamos conocer otros en próximas estancias en Barcelona.

Escuelas de Barcelona (I). Escuela Bressol Municipal Els Patufets de Navas (0-3): sentido y sensibilidad

In Sin categoría on 30/11/2016 at 13:31

img_1224

Aprovechando nuestra estancia en Barcelona con motivo de la entrega del XXXVI Premio de Pedagogía Marta Mata 2016, le pedimos a la Asociación de Maestros Rosa Sensat si nos podían gestionar la visita a dos escuelas de infantil, lo que nos facilitaron con toda eficacia y cariño Mercè Marles así como la directora de la revista In-fan-cia. Las escuelas propuestas fueron Els Patufets (0-3) y Pompeu Fabra (3-6), de las que a continuación relataremos lo que más llamó nuestra atención.

Escola Bressol Municipal Els Patufets de Navas

Ya nos habían advertido de que sería bueno llegar temprano a ese centro para poder asistir al momento en el que se acogen de los niños y niñas de las manos de sus familias, así estábamos en la puerta a las 8:30 de la mañana en una escuela de un barrio del ensanche de Barcelona, sita en un complejo moderno que aúna un centro de 3ª edad, un centro cívico y la propia escuela, todo ello encima de un garaje, si embargo esto no se había convertido en un defecto sino más bien en una potencialidad del centro pues trabajan conjuntamente en el Plan Comunitario del barrio de Navas, pensando en qué pueden aportar a la comunidad desde el centro de infancia, cuidando la coherencia de todos los centros de Navas en sus intervenciones sociales.

Nos recibe en la puerta su directora, Clara Salido, al tiempo que le va dando la bienvenida a pequeños y familias. Nos sorprende (no tendría por qué) ver a muchos padres o abuelos, nos explican que se debe la que algunas madres pidieron concentración de jornada laboral de modo que empiezan a trabajar más temprano, motivo por el que son los padres los que se encargan de dejarlos en la escuela.

img_1231

El centro se abre a un espacio-patio sobre el que la directora nos dijo que estaban estudiándolo, pues habían visto la imposibilidad de hacer un espacio verde por tener debajo el garaje y haber peligro de filtraciones, así lo habían cubierto con arena de playa de modo que parecía un área recreativa  de un rincón de la costa, con sus mesitas merendero, con juegos de madera, con palas y calderos, teniendo todas las estancias un acceso directo a ella desde el interior, así como una pequeña solana que permitía el juego exterior incluso en los días de lluvia.

dscn4779

Ya sólo accediendo al recinto del centro se notaba una sensibilidad y una sutileza extraordinaria, lo que fuimos constatando según íbamos avanzando por los distintos espacios y saludando a niños, familias y trabajadoras.

No hay profusión decorativa porque creen que no se deben saturar demasiado los estímulos; esto al parecer está muy reflexionado con las familias así como argumentada su razón de ser, especialmente para evitar la sorpresa de los padres al llegar los primeros días y ver ambientes tan desnudos. Con todo, han conformado un equipo de trabajo para crear ambientes, no centrándose en cuestiones decorativas, sino en otros aspectos tan cruciales como pueden ser la iluminación, la accesibilidad, el tono de voz y el gesto. Así van haciendo ajustes de los que dejan constancia en un registro de los cambios que realizan en los espacios y la razón de por qué los hacen. Participan además en una comisión municipal creada con la finalidad de que, de cara a la construcción de nuevas escuelas, se puedan hacer aportaciones para la mejora del diseño y de la distribución de los espacios.

dscn4784

En alguna estancia encontramos padres/madres dentro, nos explicaron que era acorde con su concepción escolar en la que la apertura y la vivencia del cotidiana son pilares fundamentales; a pesar de todo, las personas adultas tienen que interaccionar con todo el grupo sin interferir, por el contrario, si se quedaron por un demanda de sus hijos, tienen un lugar específico donde hacerlo, fuera de la mirada de los demás niños. Recuerdan continuamente que la maestra no es una sustituta de la madre, asumen su rol docente lo que no les resta afectividad. Al final de la jornada hablan personalmente con cada una de las familias -por lo que le preguntamos si no tenían expuesto, como en muchas escuelas, un libro en el que se hace un resumen del día; descartaron esa opción porque tras debatirlo mucho concluyeron que no todos los niños hacen lo mismo y así sería falsear o concederle más importancia a una actividad sobre a otra.

dscn4788

Los niños pueden cambiar libremente de estancia, respetando siempre que las rutinas se realizan con el grupo de referencia, entre ellas la del descanso, algo sobre lo que todavía están analizando para mejorar el espacio dormitorio.
dscn4783

Ya nos anticipara el día anterior el profesor Miguel A. Essomba, Comisionado de Educación e Universidades de Barcelona, que las escuelas bressol estaban en pleno proceso de cambio volviéndose a la remunicipalización de las mismas, dejando así la gestión externa hasta ahora vigente. Nos decía que era un proceso complejo pero que consideraban podía mejorar la concordancia de todas ellas en la prestación del servicio.

Finalizamos con un café en el que tuvimos ocasión de conversar con distinto personal del centro, laboral y educativo, notando en todos la ilusión de ser parte de un proyecto de vida y de futuro.

dscn4789

Para quien quiera saber más, aconsejamos la visita al espacio web de Clara Salido su directora, miembro también de la junta rectora de Rosa Sensat, de donde destacamos artículos como: “Acoger al niño a la vida”, “Infancia, sociedad y educación“, o “¿Qué esperamos de la escuela? Vivir lo cotidiano, oportunidades de aprendizaje”.

Sensibilidad, profesionalidad, reflexión sobre la práctica, respeto por el niño y por sus familias y vinculación con la comunidad podrían ser algunas notas resumen de la visita.

dscn4794

Nuestras felicitaciones y ánimos a la Escuela Bressol Els Patufets de Navas y todo nuestro agradecimiento por permitirnos conocerla.

El bien-estar/estar-bien un derecho de la infancia

In ReflexionArte on 19/11/2016 at 12:54
c4ec17661f486c5647fc7a1d484b8873

Chema Madoz

Con motivo de la conmemoración del Día Universal del Niño, las redes sociales y medios de comunicación se llenarán de denuncias de situaciones de vulneración de sus derechos, de ausencia flagrante en la atención a sus necesidades más básicas, de manifiestos, de declaraciones, de citas, de exposiciones, de gestos, de cuentos, de cortometrajes y de otras muchas acciones necesarias pero no suficientes. De cualquier modo, en muchos casos no pasa de ahí. Pasó el día y pasó la romería.

Nosotras, hoy, queremos fijar la mirada en el día a día, en la cotidianeidad, en lo que tenemos cerca, enlo que vemos (o en lo que no queremos ver) en las escuelas: la carencia de bienestar de muchos niños y niñas, entendiendo el bienestar como estar-bien o bien-estar, lo que sería el resumen y finalidad última de todos los derechos.

Llevar muchos años en la enseñanza y tener ya bastantes años nos permiten una mirada comparativa de la calidad de vida de los niños. Calidad, esa palabra tan polisémica y de naturaleza tan multifactorial que en los últimos tiempos se asocia a la existencia de condiciones en muchos casos irrelevantes. Calidad de vida y bienestar en nuestro contexto hace referencia al cumplimiento de unas características sobre el estilo de parentalidad que establecen los padres/madres con los hijos; al establecimiento de unas normas ajustadas a la edad de los chiquillos; a la atención que se le dispensa para la cobertura de sus necesidades de higiene, alimentación, descanso, movimiento, sanitarias, educativas, relacionales, afectivas, emocionales y de apego positivo; y cómo no, a la existencia de unos referentes adultos que sean modelos de habla, de actitud, de valores, de ser y de estar en la vida. Pues es aquí donde nos encontramos el problema: en nuestro mundo, en nuestra sociedad (no en otras distantes o desconocidas), hay cada vez más niños y niñas que carecen de lo anteriormente expuesto. Y a esto no se le está prestando la debida atención; no queremos decir que pase desapercibido pero, como hay otras cuestiones más urgentes, pasa a formar parte de la normalidad, acostumbramos a decir que es contextual.

Los docentes tenemos indicios de sobra para detectar todas esas situaciones: la falta de aseo o de sueño, la ingesta con voracidad, el comportamiento de los pequeños, las expresiones, las anécdotas o episodios familiares que nos cuentan, la falta de hábitos adecuados a los distintos momentos, etc; lo que podemos complementar con la imagen que nos causan los progenitores y con las escenas en las que los vemos juntos (cuando se despiden, cuando los recogen o cuando los recibimos en tutoría). No hace falta ser muy sagaces para conformarse una idea bastante aproximada de su estilo y condiciones de vida así como de la forma en la que educan y se relacionan.

Se comenta en la escuela, nos lamentamos de la mala suerte de algunos pequeños, reprobamos a algunos padres pero poco más hacemos. La razón es siempre la misma, pensamos que nuestra opinión está sometida a nuestra subjetividad y que es demasiado drástica la adopción de medidas ya protocolizadas por los servicios sociales. Nadie quiere meterse en conflictos con los progenitores y argumentan que para llegar a la denuncia por maltrato deben existir riesgos de mayor gravedad. Solemos decir que no pretenden hacerle mal intencionadamente a los hijos, tan sólo que no saben ser padres/madres.

Pueden valernos todas esas justificaciones, ahora bien, hace falta recordar que nuestro principal objetivo es el bienestar del niño o niña, independientemente de que seamos capaces de comprender las adversas circunstancias de sus padres.

La negligencia en el trato a los niños está tipificada como una forma de maltrato infantil, así como el abandono educacional, siendo mucho más frecuentes de lo que pensamos, es suficiente con ver algunas de sus formas:

-Negligencia física cuando no se les provee de alimentación adecuada, vestido y condiciones de salubridad en el hogar, de supervisión adecuada para evitar riesgos físicos o accidentes por descuido, o cuando dejarlos sin comida es una amenaza o castigo.

-Negligencia educativa, tanto por no llevarlos con regularidad y normalidad de horarios a la escuela, como por el tiempo que se le permite a los niños la exposición a las pantallas.

-Negligencia psicológica y emocional, cuando a los pequeños se les ignora, si les deja sólos o en soledad, cuando las amenazas y los abusos verbales forman parte de su cotidianeidad.

-Negligencia médica, cuando los cuidados sanitarios son inapropiados a la edad y condiciones de salud de los niños o cuando no se siguen los procedimientos e instrucciones recomendadas por los médicos

Desafortunadamente, seguro que muchos de nosotros a estas alturas ya tenemos un niño o niña en mente y qué podemos hacer desde la escuela.

No es una inferencia ni una intromisión velar por el bienestar de los niños. Escuchar y hablar con los padres, aconsejarlos, hacerles ver que percibimos esas anomalías en la atención de sus hijos, incluso facilitarles los contactos con organismos e instituciones que pueden ayudarlos al tiempo que, advertirlos que, de persistir esas situaciones de riesgo, antepondremos el bienestar del niño o niña sobre todas las demás cosas.

Insistimos una vez más en que en la escuela hay que educar en los derechos, pero también cumplir con nuestra responsabilidad de garantizar el acceso de todos los niños a esos derechos. No es una cuestión de valentía sino de compromiso profesional.

Resultado de imagen de chema madoz

Chema Madoz

Pintando la piel de los árboles

In CativArte on 18/11/2016 at 19:31

Continuación de “La piel de los árboles”.

Buscando imágenes de la corteza de los árboles encontramos la web de Cédric Pollet, un fotógrafo botánico y arquitecto paisajista que recorre el mundo fotografiando la piel de los árboles; ha publicado libros y realizado exposiciones con esas espectaculares fotografías, así imparte talleres para escolares en los que explica curiosidades sobre los árboles. De su galería, organizada por el color de la corteza (blanca, roja, rosa, amarillo, verde o azul), observamos muchas fotografías, de las que nuestro alumnado opinaba que eran pintadas. A continuación les mostramos otras del eucalipto arcoiris y como no lo conocían insistían en que eran pintados con pintura o con los reflejos del sol, por lo que tuvimos que echar mano de árboles que fueron pintados como en el emblemático Bosque de Oma o el Ecoespazo O Rexo de Agustín Ibarrola, entonces quedaron fascinados y nos preguntaron por qué no pintábamos nosotros los  árboles.

Resultado de imagen de cedric pollet

Resultado de imagen de eucalipto arcoiris

Resultado de imagen de ecoespacio o rexo ibarrola

Resultado de imagen de bosque de oma ibarrola

Tuvimos que buscar una alternativa y acordamos que pintaríamos la piel de los árboles como nos gustase y que luego las colgaríamos como si fuese un bosque. Este es el resultado de este trabajo plástico sobre un soporte diferente, que produce sensaciones visuales, efectos de movimiento, olores, al tiempo que desarrolla la sensibilidad artística y estética.

Ver presentación.

La piel de los árboles

In EncienciArte on 18/11/2016 at 08:07

img_3911

Llevar al alumnado a “pensar con la piel” es una de las constantes de InnovArte, así aprovechamos cualquier ocasión para desarrollar el sentido del tacto, verbalizar las sensaciones que se perciben a través de él y conectar esas percepciones con otras conocidas o guardarlas en la memoria para poder rescatarlas cuando vuelvan a sentir algo semejante. El sentido del tacto aporta una información ingente que sin embargo en la escuela lo reducimos a duro/blando, caliente/frío o seco/mojado, pero hay mucho más, pensar con la piel puede ser fuente de ricos aprendizajes.

Este otoño tan amable que permite tantos paseos y que invita a caminar por el monte noss está proporcionando “tesoros” diarios (hojas, ramas, semillas, piñas, frutas) que nos traen nuestros niños y niñas, especialmente tras el fin de semana o festivos. Así fuimos juntando cantidad de trozos de corteza de los árboles, por lo que pensamos en hacer algo especial con ellas, dedicándole un tiempo a saber más de la piel de los árboles.

Tocar, sentir y ponerle nombre a lo que perciben.

Comparar en función de la suavidad o aspereza.

Pesar comparando grosor y tamaño.

img_3917

Sentir el calor o el frío que emana de la piel de los árboles.

img_3914

Conocer otros seres vivos que habitan en la corteza de los árboles.

img_3897

Ver as marcas (surcos, grietas o cicatrices)  que deja el crecimiento y la vida en los árboles.

Ver la estructura de la corteza en función de la especie arbórea.

img_3902

Con tal motivo hicimos una salida a un bosque cercano a la escuela y allí pudimos observar con lupas, medir con los brazos, tocar, palpar y abrazar los árboles, disfrutar corriendo entre ellos, así como hacer calcos de su piel.

img_3937

img_3957

Ver presentación.

Siempre decimos que para pensar con la piel la primera condición es sacarles el lápiz y el folio de la mano y dejarles tocar de todo sin miedo.

Apuntes para el Prácticum

In FormArte on 10/11/2016 at 00:12

dsc_0113Nos invitaron a participar en una jornada dirigida al alumnado de EI de la Facultad de CC.EE de la Universidad de A Coruña que en este momento está realizando el Prácticum II. A pesar del reacias que somos a hablar en público aceptamos porque, desde los inicios, uno de las razones de InnovArte es ser una aportación a la formación del profesorado, tanto en la inicial como en la permanente.
Nos habían pedido que hablásemos del blog y que dedicásemos un tiempo a exponer nuestras visitas a las escuelas italianas de Reggio Emilia, Pistoia y San Miniato, pero optamos por centrarnos en los hilos o constantes que deberían estar siempre presentes en las aulas de infantil. Creemos que, en estos tiempos en los que las experiencias escolares son como estrellas fugaces en el universo de las redes sociales, es necesario tenerlos presentes ya que, muchas veces, quedamos deslumbrados con su originalidad o con las imágenes de las que se acompañan y, con su resplandor, nos olvidamos de preguntarnos para qué se hacen, por qué surgen, qué pretenden y a qué se suman. Abundan las experiencias pero fallan los discursos, las fundamentaciones y la reflexión sobre la praxis educativa; así en más de las ocasiones se ven actuaciones contradictorias. Y esto es lo que nosotras pensamos debíamos transmitir a los futuros maestros, enseñarlos a ahondar más allá de la superficie, instarlos a rascar el barniz “innovador”, novedoso o de moda con el que se adornan, indagando sobre su verdadera esencia educativa.
Nosotras no es que tengamos la respuesta, pero cuando menos tenemos el hábito de analizarnos a nosotras mismas, de cuestionarnos y de reconducirnos para no desviarnos mucho de aquello que creemos debe ser la escuela infantil, de lo que debe estar presente en la vida de los pequeños y también de cuál es el rol de las maestras o maestros sin confundirlo con otros agentes, también educativos, pero no docentes.dsc_0115
Así que, a modo de los hilos con los que a lo largo de tres años vamos tejiendo un cobertor con el que arropamos a nuestro alumnado, hay unos ejes que constantemente aparecen en cada una de nuestras actuaciones y que tienen que ver con el despertar de los sentidos, con el hacerlos conscientes de su lugar en el mundo, de sus crecimientos, de la percepción que los demás tienen de ellos, de su capacidad de expresarse con las palabras, con el arte, con los gestos y con sus acciones. Creemos que poco más y poco menos se puede esperar de la función de la escuela infantil, sin embargo a día de hoy se están olvidando a favor de otras cuestiones que no son más que medios, no fines en sí mismas, caso por ejemplo de las tecnologías o de programas de todo tipo: matemáticos, de lectura, de escritura o de las -omnipresentes y pésimamente trabajadas- emociones.
Agradecemos que nos habían brindado la oportunidad de exponer el discurso InnovArte y valoramos muy positivamente la organización de esta jornada en medio del período de prácticas escolares del alumnado, porque tal y como manifestábamos a su responsable, es bueno no perder de vista al alumnado durante un cuatrimestre, hay que ayudarles a asimilar e interpretar lo que están viviendo en las escuelas llevándolos a un viaje continuo entre la teoría y la práctica.

dsc_0117
Puede que las prácticas en centros sean de lo más determinante en la configuración de los futuros maestros -lo corrobora toda la literatura e investigación hecha en ese campo-, pese a ello es algo que aún no está totalmente cuidado. Se sabe bien de la incidencia de un buen o de un mal tutor de prácticas en la formación del estudiante así como en la de los maestros noveles y sin embargo desde las universidades no se establecen y aplican criterios rigurosos para su selección. El alumnado suele hacer la elección por motivos que van desde la comodidad, la cercanía o la amistad y eso tiene tantas posibilidades de salir bien como de salir mal. Lamentablemente, más de las veces, la sabiduría adquirida se limita a conocer de primera mano los vicios que lastran la escuela, las razones del no por sistema o del abismo entre lo que debe ser y lo que es. En muchas ocasiones también se pierde la comunicación con los tutores de la facultad o se limita a un rendir cuentas del trabajo a presentar sobre el desempeño en el aula, que también, en muchas ocasiones, es pura ficción porque no les dejaron tocar pelota y fueron convidados de piedra, meros observadores o en el peor de los casos, hacedores de manualidades. Lástima de formación desaprovechada. Aún nos queda mucho por mejorar en ese aspecto, pero es bueno ir poniendo las primeras piedras tal y como hicieron con esta jornada.
Vayan desde aquí el nuestros agradecimientos y felicitaciones junto con las demandas de la revisión de los defectos del período de prácticas escolares de los maestros. Es por el bien de todos, especialmente, por el bien de la enseñanza.

“Días de outono”

In ContArte, Sin categoría on 08/11/2016 at 15:17
img_3795
Nos días de outono
hai follas de cores
e ventos que escriben
polos corredores
maiúsculas verdes,
puntos amarelos,
carreiros de pingas,
letras de marmelos,
gráficos de ramas,
marxes de erbedelos,
alfabetos de auga,
conversas dos regos.

Nos días de outono,
tranquilos e moitos,
hai cores nos campos,
nas nubes nos froitos.

Llegó a nuestras manos el nuevo poemario de Ana María Fernandez, “Versos da tarde laranxa”, publicado en la editorial Galaxia, desde entonces estamos disfrutando con la lectura de sus poesías llenas de imágenes, de colores, de sonidos, de sensaciones, de musicalidad y lirismo.

9788498657234

“A chuvia”, “Ese vento”, “O meu libro”, “Falemos”, “Agasallos” o “Poesía porque si”, tenemos la seguridad de que nos darán juego en muchas ocasiones.

img_3784-2

A veces leemos por el gusto de que los poemas nosa hagan cosquillas en el oído, en la piel y en el corazón; otras para recrear con la imaginación y otras para regalarle la vista a todos los que pasen por nuestras aulas.

img_3785-1

Con “Días de outono” nos dieron ganas de representarlo con acuarelas y completarlo con hojas secas.

img_3782

Aquí algunas de las diferentes visiones.

“¿Qué educación queremos?”

In ActualizArte on 07/10/2016 at 20:56

Hace tiempo que, por salud profesional, dejamos de escuchar las noticias educativas que llenan torticeramente los medios de comunicación; tal y como solemos decir siempre se quedan enredados en las mondas porque no tienen ninguna intención de llegar al meollo del asunto, que dicho sea de paso, no le interesa a ninguno de los que se dedican a pontificar en las tertulias o en las columnas de opinión, los que por cierto tampoco saben mucho de que estar minuto a minuto en las escuelas. Haciendo retrospectiva creemos que nuestro punto de desconexión con el hilo de la actualidad fue la raíz del debate alrededor del “Libro blanco de la educación”, luego para rematarlo vinieron todos los discursos de los postulantes al “Gran pacto educativo” cada uno de ellos con su propia idea para redimir y salvar nuestra, según ellos, maltrecha educación y ya no pudimos aguantar más. Desde entonces iniciamos un viaje al pasado pedagógico, a la lectura de los grandes de la educación, de los que no twittean todos los días, excepto cuando alguien se acuerda de ellos con motivo del aniversario de su muerte. Sorprende su contemporaneidad y su vigencia y nos preguntamos por qué nadie recurre a ellos, será que no dan conferencias TED (debemos recordar acrónimo de: tecnología, entretenimiento, diseño).

Por qué nos costará tanto aceptar lo que está bien sin querer cambiarlo a cada golpe de viento; por qué se ha sacralizado la innovación per se; innovar será incorporar mejoras a lo hecho o tirar por tierra todo lo que hay; cuántos más ensayos-errores tendremos que soportar hasta que alguien se percate de que a quien desgastan por el camino es a los que trabajamos por la mejora de la escuela.

Tanta tecnología, tanta nueva materia, tantas emociones de colores, tanto emprendimiento, tanto discurso vano ya nos tiene hartas.

9788499217376

No sabemos bien, pero en cualquier caso, en esta nuestra cura pedagógica nos sentimos reconfortadas cuando encontramos el libro “¿Qué educación queremos?” de Pilar Benejam publicado en Octaedro, quien ya en su introducción  escribe:

“Hay que tener la humildad y el placer de aprender de quienes nos han precedido y partir de su discurso para repensar, reformular y mejorar aquellas ideas que han sido base y el fundamento de la educación que queremos. Si estas ideas fueran nuevas, no serían básicas. Basta ya de desorientar a los maestros pretendiendo empezar siempre de nuevo. Esta soberbia, compañera fiel de la ignorancia, es un pecado frecuente en el mundo de la educación, porque se declaran obsoletas algunas aportaciones sin haber agotado y, en ocasiones, sin haber estudiado sus posibilidades, ¡cómo si estuvieran de vuelta sin haberse ido! Los cambios deben basarse en una apreciación bien digerida de las aportaciones anteriores, aceptando que la experiencia futura siempre puede comportar cambios y mejoras.”

Desde el inicio la autora apunta el riesgo que corre por colocarse en la marginalidad de no seguir las consignas de moda, y en seguida va desgranando aspectos de suma relevancia educativa como son:

-Las finalidades de la educación

-Qué se entiende por conocimiento

-Qué se entiende por aprendizaje

-Las metodologías y la práctica docente

-Cómo enseñar

-Razón, emoción, valores y acción

-La evaluación entendida como una pedagogía

-La profesión docente y la formación del profesorado

Pilar Benejam expone y argumenta en este libro su pensamiento y su práctica, ella que siempre llevó con orgullo ser maestra, dice que no hay mejor teoría que una buena práctica. Reconoce que lo escribió ya con una edad avanzada,  desde el conocimiento, la serenidad y la benevolencia que dan la experiencia, la reflexión y la memoria.

Puede que sea necesario que en estos momentos de incertidumbre se escuchen las voces de personas con experiencia acreditada hablando de la dignidad de la profesión docente, de su complejidad, de sus exigencias, de la satisfacción de trabajar con niños, niñas y jóvenes y de la responsabilidad social que representa.

Para leer con calma.

La definición de un niño: “Éranse muchas cosas”

In ContArte on 01/09/2016 at 22:59

eransemuchascosas_p

Llegamos a este libro de la mano de nuestra amiga Pilar de KunArte, con la que entre otras muchas cosas compartimos la visión de la infancia y de los pequeños como diversos, cambiantes, creativos, imaginativos, no sujetos a estereotipos nin clichés que los constriñen.

12742355_588941074603470_3787656895142096720_n

A la vista de este álbum ilustrado con collages y de sugerente texto, uno puede tener meridianamente claro que un niño o una niña siempre nos sorprenderán: pueden ser gigantes, el viento, una acrobacia, un salto mortal, una velocidad sobrehumana, una pluma que cae suavemente o el universo entero.

lupe-estevez-maribel-ganso

“Las personas somos por naturaleza un compendio de contradicciones y puntos opuestos, una mezcla de sentimientos, ideas concretas y conceptos abstractos. Somos un fantástico collage. De esta evidencia surge esta historia cargada de imágenes y palabras inspiradas en el mundo de la infancia.”

lupe-estevez-maribel-ganso-3

Una buena recomendación para comenzar el curso con la mirada abierta a las infinitas posibilidades de los niños y de las niñas.

lupe-estevez-maribel-ganso-2

Éranse muchas cosas“, Lupe Estévez y Maribel Ganso, publicado en Kókinos. Para saber más pueden visitar el blog de las autoras, donde incluso se puede ver el proceso de elaboración.

Creciendo por los pies

In EncienciArte on 02/03/2016 at 16:55

img_2659

A lo largo de los tres años que permanecemos con un grupo tenemos por costumbre establecer distintos punto por los que ellos mismos podrán ir constatando su crecimiento. Así tenemos en el aula un panel con cintas métricas en el que registramos sus “estirones” en altura, y otro para evidenciar los cambios de peso. Pero siempre les decimos que el crecimiento se nota en otro muchos aspectos: el habla, la autonomía, la capacidad de relacionarse, etc., a pesar de que eso no podamos medirlo con un metro. Por ahora y tratándose de pequeños de tres años, vamos estableciendo esas rutinas que nos acompañarán en toda la etapa infantil.

IMG_2452IMG_1878

Hasta ahora, nunca habíamos prestado mucha atención al crecimiento de los pies, aunque ahí de notan mucho los cambios, así que este año decidimos hacerlo, pero queríamos que fuese de un modo que nos permitiese verlos tanto individualmente como con respeto al grupo.

Tras dar muchas vueltas al comienzo, haciendo el contorno de los pies, comparando con los de los compañeros y mientras tanto, pensando en cómo evidenciar los “estirones” de cada uno, tras muchas búsquedas en la red sobre cómo medir los pies, finalmente, encontramos un modo de hacerlo y de exponerlo que nos dejó bastante satisfechos a todos.

 Inicialmente le hicimos el contorno del pie a todos y, aprovechando que estaban descalzos, le mirábamos el número de zapato y lo anotábamos encima. Sucedió que finalizadas todas las plantillas, las juntamos y nos dimos cuenta de que apenas había diferencia, pese a que habíamos anotado números muy dispares. Esto nos llevó a pensar que, a veces, el tamaño de pie no se corresponde exactamente con el número del calzado, y por supuesto, tampoco con el contorno del zapatón o de la bota. Hablamos con una madre que tiene una zapatería quien nos dejó una plantilla con todas las medidas en centímetros así como en la talla estándar europea. Pero la solución vino de mano de una compañera maestra que nos trajo unos medidores de pies. Ahí ya pudimos establecer fielmente la medida de cada uno, tanto calzados como descalzos.

img_2653

Ahora ya sólo había que pensar en cómo registrar los cambios a lo largo del tiempo, de un modo que resultara muy visible.

Le pedimos a las familias que anotasen sobre una plantilla que les facilitamos, la medida del pie de su hijo/a al nacer, cuando tenían un año, dos y tres. Hubo incluso quien nos mandó la huella en escayola hecha a los pocos días de nacer; y también hubo quien nos mandó patucos o zapatitos de cuando eran bebés.

Con la medida del pie de cada año hicimos una plantilla en acetato de color, una por cada año (1, 2, 3), y las superpusimos sobre una hoja de acetato transparente en la que fotocopiamos las medidas estándar, así permite ver con claridad cómo fue aumentando de tamaño.

img_2782

img_2784

Entretanto, buscamos información sobre las razones por las que crecen los pies, a qué se debe, para qué, si tan sólo crecían los dedos, las uñas o todo el pie. Esto nos llevó a todo tipo de hipótesis. También hablamos de la correspondencia entre altura/años/medida de los pies y de otras muchas cosas más.

img_2666

Llegó un momento en el que había que saber más de esta parte tan importante de nuestro cuerpo, por lo que lo primero que hicimos fue ir a verle los pies a Pepe, el esqueleto de la biblioteca. Allí quedaron sorprendidos con la cantidad de huesos que tenían. De paso, también le tomamos la medida a Pepe para saber qué número de zapato usaría.img_2668

img_2672

En una de nuestras búsquedas de información descubrimos el libro “Tengo unos pies perfectos” de María Solar, que nos permitió conocer muchas cosas sobre los pies.

Ahora tenemos expuestas en el ventanal del aula todos los “estirones” de nuestros pies, porque así con la entrada de luz se ven mejor. Permanecerán ahí hasta que los niños/as se vayan de esta escuela, entonces, las llevarán como recuerdo de su crecimiento junto con las cintas de altura y peso; le haremos una caja especial en la que guardarán “as medras” en infantil; pero aún falta mucho para eso. Mientras tanto, cada vez que un niño o niña está de cumpleaños -entre otros muchos de nuestros rituales que ya contamos en una entrada anterior- le tomamos la medida del pie.

img_2722

img_2746

Dice María Solar en “Tengo unos pies perfectos”, que Melchor Sabichón podía ser el niño más listo del planeta ya que sabía de dinosaurios, de estrellas y de planetas, sabía de casi todo menos de sus pies, de los que le permiten andar, correr, y conocer el mundo. “A veces nos preocupamos más de saber sobre temas y asuntos muy lejanos y nos olvidamos de la importancia que tienen las cosas que están muy, muy cerca.”

img_2771

Nosotras así lo pensamos, por ello quisimos dedicarle un tiempo a conocer esta parte tan hermosa e interesante de nuestro cuerpo.

Ver presentación de todo el proceso.

El mundo de Khoa Le

In ContArte, Sin categoría on 01/03/2016 at 09:15

6e695d38125125f497342546c0827371

Allá por el mes de noviembre descubrimos el libro “Sol y luna” de  Khoa Le, una historia que relata la necesidad de la alternancia noche-día para la vida en la Tierra. Quedamos fascinadas con la originales, ricas y serenas ilustraciones de la autora, una vietnamita que demuestra una percepción y sensibilidad exquisita plasmada en la abundancia de detalles -ninguno de ellos superfluo- que nos remite a esa estética oriental tan centrada en las sensaciones.

Ahora descubrimos cuatro nuevos libros suyos publicados, también, en la editorial San Pablo. Los recomendamos y le decimos a todo el mundo que Khoa Le habla de la vida, de la naturaleza y de sus tiempos, o de los conflictos cotidianos en la vida de los pequeños -las rabietas o el rechazo a bañarse o peinarse-, y sin embargo, sus libros no tienen ese tufo didáctico que se detecta a tantos otros. Ella cuenta historias, no da lecciones explícitas.

“Sol y luna”

sol y luna-CVR.indd

Las hermanas Sol y Luna reinan en el cielo, pero están celosas una de la otra. Una noche deciden averiguar quién es más importante y cambian sus horarios, pero se dan cuenta de que causan un montón de problemas. Este maravilloso cuento, escrito e ilustrado por la artista vietnamita Khoa Le y presentado en un cómodo formato y con una excepcional cubierta plastificada en 3-D, hará las delicias de niños y mayores. Sol y Luna ha sido galardonado con el Premio Samsung KidsTime que otorga el Consejo Nacional de Fomento del Libro de Singapur.

“La princesa de las nubes”

NUINUI_Cop-Cloudy-Princess-ES.indd

La dulce princesa vive feliz en las nubes, pero quiere descubrir el mundo que está debajo de ella. Un día desciende a la Tierra, cada vez más abajo, hasta que algo inesperado sucede. Este maravilloso cuento, escrito e ilustrado por la artista vietnamita Khoa Le y presentado en un cómodo formato y con una excepcional cubierta plastificada en 3-D, hará las delicias de niños y mayores.

“Simón el llorón”

simón el llorón-portada.indd

Simón nunca pierde la oportunidad de coger un berrinche porque piensa que así conseguirá todo lo que se propone. Sin embargo, un día sus padres deciden no hacerle caso, y Simón llora tanto que inunda toda la  casa y se forma un río, y luego, un mar de lágrimas… Este maravilloso cuento, escrito e ilustrado por la artista vietnamita Khoa  Le y presentado en un cómodo formato y con una excepcional cubierta plastificada en 3-D, hará las delicias de niños y mayores.

“¡Vaya pelos!”

vaya pelos-portada.indd

Tony no quiere peinarse, no le gusta que nadie le toque la cabeza. Su pelo está tan enredado que dos pajarillos deciden hacer su nido en él.  Y cuando los pájaros comienzan a cantar y crecen sus primeros polluelos, empiezan los problemas para Tony… Este maravilloso cuento, escrito e ilustrado por la artista vietnamita Khoa Le y presentado en un cómodo formato y con una excepcional cubierta plastificada en 3-D, hará las delicias de niños y mayores.

“No me quiero lavar”

no me quiero lavar-portada.indd

A Sebas no le gusta nada el agua. Nunca se baña, y en la suciedad que le cubre cada día un poco más, se multiplican unos invitados no deseados: las temidas bacterias. Para derrotarlas, Sebas tendrá que llegar a un acuerdo con el agua, ísu peor enemigo! Este maravilloso cuento, escrito e ilustrado por la artista vietnamita Khoa Le y presentado en un cómodo formato y con una excepcional cubierta plastificada en 3-D, hará las delicias de niños y mayores.

5bd00f2407b70de15f640580e07d76df

Celebrando los cumpleaños con arte

In CativArte on 11/01/2016 at 07:49

IMG_2830

Cada vez que comenzamos con un nuevo grupo de alumnado, en la reunión inicial con las familias, ya les anticipamos que, en el aula, celebraremos los aniversarios de un modo diferente al habitual. La razón que les exponemos es que ni los mismos niños saben cuántas veces los festejan -cuando menos tres o cuatro: con la familia (en el día), con los amigos y amigas (en el fin de semana), en el comedor escolar (a finales de mes), con los abuelos (en el domingo)-; así que en la escuela hay que tratar de huir de celebraciones en la misma línea consumista, haciendo en ese día algo que los haga sentir especiales y que sea para recordar. Al tiempo, hay que intentar que los aniversarios sumen los crecimientos de todos y de todas.
En este curso, adaptamos una idea que vimos en la red en Jugaryjugar, de entre las muchas y muy interesantes que proponían. Al inicio, le pedimos la cada niño y niña un lienzo de pequeño tamaño, los colgamos en la pared y sobre cada uno de ellos pusimos una nota en la que hay la fotografía de cada niño y el texto: “Reservado para…, y la fecha el aniversario”. Cuando llega el día, descolgamos el lienzo (que forma parte del conjunto de todos los del alumnado, profesorado y personal que tiene relación con el grupo), y en ese momento, el/la homenajeado/la, lo pinta a su gusto. Dado que se trata de niños de 3 años, pusimos como condición que sólo emplearían dos colores, sus favoritos, y que emplearían los utensilios y técnicas que prefieran (chorreando, salpicando, con los dedos, rollos, brochas, esponjas, pinceles…

El conjunto de lienzos se acompaña de un panel hecho con las fotografías de los niños y de las niñas según los meses de nacimiento y con un almanaque; así nadie se despista y llevan la cuenta de lo que falta para su aniversario.

El día que hay celebración, repetimos un ritual, en el que se traslada el nombre del niño o niña para la columna que corresponde (3, 4, 5 o 6 años), y se tacha en la que estaba hasta el momento; a continuación se descuelga el lienzo, elige colores y utensilios, y rodeado/a por sus compañeros, pinta su cuadro; le explica a los demás lo que representa, y de nuevo, se vuelve a colgar en su sitio. A continuación, observamos cómo va cambiando poco a poco esa obra colectiva que cerraremos a final de curso para mostrárselo a todo el centro.

Cielos, mares, campos de flores y noches estrelladas, integrarán esa intervención artística, tan personal al tiempo que tan de grupo.

“Espacios en armonía”

In ActualizArte on 20/12/2015 at 08:16

Portada de Espacios en armonía

Tras un largo período sin noticias de ella, recibimos con alegría la nueva aportación pedagógica de Beatriz Trueba Marcano, “Espacios en armonía. Propuestas de actuación en ambientes para la infancia”, que, con seguridad, se convertirá en un referente en la formación del profesorado, campo que ella domina por dentro y por fuera, ya que, a lo largo de muchos años fue asesora de formación.

Hacía mucho tiempo que un libro no nos tocaba tan certeramente; quién no siente en infinidad de ocasiones las discrepancias entre lo que iensa, lo que dice y lo que siente. He aquí el punto central del avance profesional: lograr acordar esas tres voces que todas escuchamos, que otras veces acallamos, y con las que incluso noscontrariamos.

En cuanto lo leímos, escribimos una reseña para RELAdEI, la Revista Latinoamericana de Educación Infantil, que podéis continuar leyendo desde aquí.

Toda una generación de docentes de infantil tenemos entre nuestras referencias bibliográficas  “Talleres integrales en educación infantil” de Beatriz Trueba Marcano, un libro publicado en 1999 en el que se nos presentaba una propuesta de organización del escenario escolar, que aún a día de hoy, sigue siendo innovadora, motivo por el que está presente en todas las citas sobre organización del espacio. Así, recibimos con alegría la nueva aportación de esta maestra de infantil y asesora de formación, desempeño que la ha llevado a ser conocida tanto por sus publicaciones como por sus intervenciones en múltiples foros de educación infantil.

En palabras de la autora, “Espacios en armonía”, es el fruto de dos años de trabajo, en los que a partir de un artículo y animada por un editor, decide plasmar sus reflexiones alimentadas por su experiencia en los centros y en el asesoramiento formativo, lo que le ha supuesto un enorme esfuerzo de pulido de lenguaje ya que los tópicos pedagógicos están tremendamente contaminados. En esa linea, plantea como eje la importancia de los paradigmas que sustentan nuestras prácticas y la manera en que se manifiesta la relación entre el hacer, el decir, el pensar y el sentir como maestros. He ahí la clave, ¿cuántas veces nuestro pensamiento entra en clara contradicción con nuestra praxis?, ¿en cuántas ocasiones lo que decimos no se corresponde con lo que realmente sentimos sobre la educación?

Leer en RELAdEI.

Para quien quiera conocer otras publicaciones:

-“Talleres integrales en educación infantil. Una propuesta de organización del escenario escolar, en Ediciones de la Torre en 1999.

-“Modelos didácticos y materiales curriculares en educación infantil“, en Investigación en la escuela nº 33, 1997.

“El paraguas”

In ContArte on 01/12/2015 at 08:50

descarga

A veces y sin esperarlo, nos encontramos con un tesoro en las librerías. En este caso, se trata de  “El paraguas” , un libro con música incluida, editado en Pastel de Luna, gracias al que también descubrimos otros de la misma editorial.bf73bf_7b99fa70524e4cf1a5f428f887ab06b1

.descarga (1)

Es un libro inusual, de los que ponen la imaginación en funcionamiento, una hermosura de la que podemos echar mano en infinidad de momentos y con muy diversos motivos: para deleitarnos, para inspirarnos, para crear, para profundizar más en sus mensajes implícitos, etc. Es un libro sin edad, ni tema, así que cualquier persona podrá emplearlo para lo que desee: leer, inventar historias diferentes, dramatizar, evocar, representar plásticamente, escuchar, o hablar de lo que nos diferencia y de lo que nos iguala a todos.

images (1)

“El paraguas”, es un álbum ilustrado sin ningún texto, cada página que pasamos da pie a una nueva historia. Comienza con la imagen de un paraguas amarillo en el puerta de una casa como cualquier otra, en una calle cualquiera, al que poco a poco se le van uniendo otros paraguas de distintos colores en el recorrido que hacen por espacios conocidos de un pueblo cualquiera. Es altamente sugerente e incluso sinestésico. Se acompaña de una música de piano especialmente compuesta para él.

Según el ilustrador, Jae Soo Liu, “El paraguas”, se le ocurrió mientras veía, a través de una ventana, cómo llegaban sus alumnos al instituto en un día lluvioso; bajo los paraguas no había diferencias, todos eran iguales. Esto es el mensaje que pretende contarnos el libro.

Dong Il Sheen, dice que el tema está compuesto sólo por tres notas Do-Re-Mi, con variaciones para contar lo que va sucediendo en cada página.

Aquí, se puede saber más del álbum y escuchar un fragmento de la música que evoca las gotas de lluvia. A nuestro alumnado le encanta escucharla y bailar al son de la lluvia.

images

Antía Cal, la palabra justa

In ActualizArte, VisionArte on 30/11/2015 at 09:22

Sentimos un gran afecto por Antía Cal, motivo por el que nos alegramos al saber que se hizo un documental sobre su visión y trayectoria en el campo de la educación de los niños y de las niñas, que lleva por título “Tita, a palabra xusta”. Se presentó a finales del mes de noviembre en Muras, su lugar de nacimientos, donde es conocida como Tita a do Mesón.

En este enlace, podrán acceder a una muy reciente entrevista realizada para el programa ZigZag diario de la  TVG con motivo del estreno del documental dirigido por Miguel Piñeiro.

Siempre pensamos que a Antía Cal no se le agradece suficientemente la labor que realizó por la modernización y apertura de la educación gallega, estableciendo lazos con instituciones como Rosa Sensat, introduciendo el inglés en las aulas sin restar espacio al gallego, fomentando la participación real de las familias en el proceso educativo, y  sobre todo, poniendo en valor la cultura gallega en la escuela.

Desde aquí , ya hablamos en varias ocasiones sobre la entrañable y audaz Tita:

-con motivo de la presentación de su libro “Este camiño que fixemos xuntos” publicado en la Editorial Galaxia en el 2006, con la presentación del amigo Xesús Alonso Montero, presidente de la RAG, y del que  recomendábamos a su lectura;

-del reconocimiento a su trayectoria, con el Premio Trasalba en el 2012 , para lo que la Fundación Otero Pedrayo editó el libro Antía Cal. Sementar no futuro“;

con la entrevista que le hicieron desde el programa Preescolar na casa, en la CRTVG en el 2012;

-con la entrevista que le hizo Gena Borrajo para la revista EDUGA 50, “Antía Cal Vázquez: unha vida de superación“.

Creemos que todo el profesorado debería conocerla y saber se su legado…, lástima que no sea tema de oposiciones, ya que parece que esto es lo que dota de “trascendencia” a los pedagogos y a las escuelas (entre las que, curiosamente nunca están las gallegas).

InnovArte en KunArte

In CativArte on 28/11/2015 at 09:44

Una de las grandes satisfacciones que nos da el blog es la de ponernos en contacto con gente que, aunque geográficamente distante, nos es muy próxima en las visiones sobre la infancia. Así fuimos invitadas a un foro que dejó una muy grata huella en nosotras. En el mes de noviembre allá fuimos a Victoria-Gasteiz a participar en el programa Ikusi Makusi de KunArte,  el Centro de Innovación Artística y pequeña infancia, un proyecto hermanado al Teatro Paraíso, una iniciativa que hace falta difundir, tanto por su origen y motivación como por su trayectoria y labor que desarrollan en la actualidad, que los hizo dignos de muy prestigiosos premios y galardones nacionales e internacionales a lo largo de los 38 años que llevan trabajando por el teatro.

Una visita a la web de Teatro Paraíso ya nos da una idea del proyecto global que realizan, destinado tanto a la representación de obras de muy alta calidad, como a la educación-formación de espectadores (niños/as, familias y educadores). Esto, junto con la conversación telefónica que mantuvimos con Pilar, y la asistencia a la representación de su obra “Nómadas” en La Coruña, hizo que desde el primer momento nos entusiasmáramos con la propuesta de una “charla en familia” en la maravillosa casita que tienen en Abetxuko Pueblo, en la que a cada paso que dábamos, tomábamos una nueva idea inspiradora de cada uno de los rincones y espacios.

Nosotras teníamos el encargo de hablar sobre cómo introducimos el Arte en nuestras aulas a través de las pequeñas cosas, así hicimos una presentación de alguna de las experiencias publicadas en InnovArte, y, por sugerencia de nuestras anfitrionas, finalizamos con un “remake” de la intervención Las llaves están en infantil. Eso fue lo de menos, porque lo magnífico de ese fin de semana fue a conocer in situ el buen hacer de KunArte, coincidiendo con el Festival Internacional de Teatro infantil de Vitoria-Gasteiz. Asistir la representaciones como la de la compañía Teloncillo Teatro, dirigidas a pequeños y a sus familias, con una exquisita puesta en escena y trato con el público, hizo que eleváramos exponencialmente nuestros criterios de valoración de una representación teatral infantil.
Charlar sobre la educación en las artes, sobre la vida o sobre lo que nos apasiona y vivir momentos tan agradables en una hermosa “ciudad verde”, harán que mantengamos un gran recuerdo de una iniciativa tan singular como es KunArte.
Gracias mil a todo el equipo, mil gracias a Pilar, Rosa, Elena, Irene, Ana  y Tomás, seguid dándonos tantos frutos de vuestro proyecto de juventud.

Animar a leer en infantil

In ActualizArte on 12/11/2015 at 09:59

12243597_10206810048162531_383304542891030687_n

En el mes de noviembre, Francisco Castro editor y escritor, se puso en contacto con nosotras para invitarnos a participar en el Caderno  de análise 124  A fondo del periódico  Sermos Galiza, centrado en esta ocasión en la promoción de la lectura.

Ahora, con él en las manos, consideramos que “Dos contos á lus do candil, á cultura da imaxe” resultó un número muy interesante. Francisco Castro, el coordinador del cuaderno, lo inicia con un artículo que lleva por título “Máis gramática e menos fantasía”, en el que sostiene que no sólo leyendo se hace fomento de la lectura, también escribiendo, por tanto, aprendiendo a escribir, aprenden a leer, y así incluye la creación pensando que puede que escribiendo quizás aprendan a amar la literatura. Propone que se incorpore, también,  la escritura creativa como una rutina curricular, lo que requiere -cómo no-  de la formación del profesorado.

Sigue el número con una entrevista a Concha Costas, presidenta de Espazo de Lectura, realizada por Xabier P. Iglesias, donde reivindican que la lectura es un factor socializador que nos permite una ciudadanía crítica.

Jacobo Fernández Serrano, dibujante y autor de literatura infantil, habla de la banda diseñada en la escuela, del cómic, que con su naturaleza híbrida, ofrece infinitas posibilidades para un educador, incluso se permite un vaticinio en el que los ve, junto con la novela gráfica, como una de las grandes atribuidas del mundo editorial en la escuela.

Antonio García Teijeiro escribe un sugestivo artículo que lleva por título “Cultivar con la poesía las emociones del alumnado” en el que ya comienza afirmando que los seres humanos precisamos de la poesía.  Como docente y como escritor, sostiene que la poesía puede ayudar a cambiar la línea de conducta de niños y adultos, y y a pesar de todo no tiene presencia suficiente en las aulas, está al margen. Defiende la poesía en voz alta, poesía para sorprender, para ganar la atención de los chicos, para emocionar. Y según él, alguna de las razones por las que la poesía no entra en las aulas es porque los docentes no fueron educados en ella, por ello, ofrece un camino para iniciarse echando mano de la literatura de tradición oral, siguiendo con los cuentos rimados, dando paso inmediato a los romances, y luego las canciones (poemas en música). Pero sobre todo, considera que la clave está en la convicción de que la poesía tiene valores para  la formación de las personas.

Nosotras, hablamos de cómo enganchar al alumnado “por la oreja” y llevarlo al mundo de los libros, a través de cuentos, -bien contados, bien escogidos- sin perseguir nada más que el placer de la escucha. Afirmamos que leer, leer y leer es la única fórmula mágica o secreto para hacer lectores,  y lamentablemente, se hacen muchas actividades de fomento (exposiciones, campañas o díasde), pero se lee poco en los centros, en las aulas, en las bibliotecas, en las casas, y en los espacios infantiles.

El cuaderno se cierra con una conclusión a cargo de Francisco Castro en la que hace un alegato a favor de la lectura ya que leer sólo produce beneficios. No tiene absolutamente ninguna contraindicación.

Como sucede siempre, estos argumentos a favor de la lectura sólo los leerán las personas que ya leen, a las que no leen las dejará igual, pero a lquienes leemos nos darán razones para no cejar en nuestro empeño.

Ausencias y presencias

In InformArte on 11/11/2015 at 10:09
Chema Madoz

Chema Madoz

Hay ocasiones en las que la vida nos deja tiempo para proyectarnos y otras en las que hay que hacer trabajo hacia dentro. La ausencia de InnovArte en estos últimos tiempos fue debida a una de esas épocas en las que hay que cuidar más de lo que nos rodea. Incluso valoramos que había llegado el momento de cerrar un capítulo.  Con todo, no dejó de crecer, no hay día en el que no recibamos solicitudes de amistad a través de las redes sociales, mayoritariamente de estudiantes y personas que opositarán en breve. Esto nos llena de satisfacción y nos da ánimos para pensar que el trabajo desarrollado a lo largo de seis años, aun está vigente, siendo de utilidad para mucha gente. Poco más se puede pedir,  incluso nos lleva a creer que somos como Frederick, el ratoncito poeta de Leo Lionni que durante las épocas de oscuridad se alimentaba con los rayos de sol cosechados durante el verano.

Queremos agradecer todos los mensajes que recibimos de amigas y amigos de InnovArte extrañados por el parón del blog, al tiempo que nos daban razones o ánimo para continuar. Lamentamos mucho el no haber aceptado todas las invitaciones que nos hicieron para participar en actividades, eventos o publicaciones, pero en otra ocasión será.

Aun así, no dejamos de leer, de descubrir y de comenzar el camino con un nuevo grupo, de modo que, ahora clarea el horizonte, iremos compartiendo lo vivido.

InnovArte finalista autonómico al Premio FAD

In Sin categoría on 22/07/2015 at 00:04

logo

El día 22 de julio recibimos la grata noticia de que el proyecto presentado por InnovArte Educación Infantil fue seleccionado como finalista autonómico para el Premio a la Acción Magistral 2015 convocado por la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción), a Comisión Nacional Española de Cooperación coa UNESCO e BBVA, que tiene como objetivo galardonar y dar a conocer proyectos de promoción de valores sociales realizados por docentes de centros educativos de Infantil, Primaria y Secundaria de toda España.

El Premio FAD que va por su 11ª edición, este año añadió una nueva categoría, la de Proyectos en Red, por la que concurrimos con el título “(Re)conquistando el territorio de la infancia. InnovArte Educación Infantil: el valor de los pequeños gestos”. Pensamos que era una buena ocasión para exponer lo que llevamos seis anos defendiendo, que no es otra cosa que entender que toda acción educativa sobre los valores sociales tiene que ser la suma de un constante trabajo diario de los pequeños gestos, por encima de las grandes acciones “efemerizantes” que, habitualmente, se realizan con motivo de la celebración de un día marcado en el calendario escolar.


IMG_0573

Una vez cerrado el plazo de presentación, en cada Comunidad Autónoma se reúne una comisión conformada por representantes de la FAD y personas expertas en educación así como miembros de la administración educativa, quienes seleccionan los proyectos que representarán a esa comunidad. En la segunda fase, la FAD reúne una comisión nacional que escogerá un ganador por cada una de las tres categorías. Esto tendrá lugar en el mes de septiembre, de modo que tendremos que esperar. A pesar de todo, para nosotras ya es un logro que el discurso InnovArte llegue tan lejos y tenga tanta aceptación. En más de una ocasión tuvimos la sensación de que remábamos contracorriente, no hay más que echar un vistazo a las redes sociales en los “días especiales” en los que se conmemoran los distintos valores, para comprobar que parece que todo se reduce a eso, y que luego ya no hay nada más que hacer. Una de la primeras entradas de InnovArte, allá por enero de 2010, ya trataba sobre esa cuestión, *Folclorización de las conmemoraciones escolares; luego vinieron otras muchas en esa línea que se pueden leer en la categoría RebelArte una de las más queridas por nosotras ya que es donde volcamos todo el enojo que nos produce esa “perversión del hecho educativo”. Pero InnovArte es mucho más que un grito desesperado, es una ventana en la que mostramos nuestra manera de hacer. Así, cuando criticamos algo, siempre mostramos alternativas que, a nuestro entender, son más coherentes con los principios educativos, con los intereses y con la formación de los niños y niñas para la promoción de valores prosociais. Hoy por hoy, tras seis años de trabajo y 1050 entradas, en el blog, se pueden encontrar ejemplos de suficientes para comprender que la conciencia ciudadana, social, personal o medioambiental tiene que ser fruto de un continuum en el que no tienen cabida las incoherencias, que tan pronto detectan y nos reprochan los pequeños, a pesar de que tratemos de saturar su entendimiento con los fastos de celebraciones que cada vez se asemejan más a cualquiera otra cosa festiva que a lo que deben ser.

Pero, Innovarte es mucho más que un proyecto escolar desarrollado en sus aulas por dos maestras de dos centros educativos gallegos, el CEIP A Maía y la EEI Milladoiro, se trata de una acción educativa que se abre a millares de personas (docentes, familias, educadores, estudiantes, y otras muchas interesadas en la formación de los más jóvenes); así lo viene constatando a través de su presencia en el mundo virtual, como en todas las acciones formativas en las que es invitado a participar (cursos, congresos, jornadas, medios de comunicación y revistas especializadas). Reconocimientos como los premios Mestre Mateo 2011, el Francisco Giner de los Ríos 2012, o ser seleccionado para representar a España en la Red Iberoamericana de Educación Infantil, le dieron una proyección al blog con la que no podíamos soñar en el momento que comenzamos esta andadura.

Vaya por delante nuestro agradecemento a la comisión autonómica, porque, insistimos, para nosotras, ya es un reconocimiento de que el discurso InnovArte es compartido desde campos tan singulares como son la propia administración educativa, la Universidad e instituciones cuya finalidad principal es el avance educativo y promoción de valores prosociales.

Dejamos aquí el enlace al proyecto presentado, a la noticia recogida en el periódico La Voz de Galicia, así como a un vídeo en el que condensamos lo que es InnovArte, sus constantes y porque entendemos que debemos Re(conquistar) el territorio de la infancia.

InnovArte en la UIMP- A Coruña 2015

In FormArte on 09/07/2015 at 18:11

En el mes de julio tuvimos ocasión de presentar InnovArte Educación Infantil en el curso de verano que organiza conjuntamente el Ministerio de Educación con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en la sede de A Coruña. Se trataba de la actividad formativa “Aprendizaje creativo e innovación docente” dirigido por César Bona y Mar Jiménez, en el que quisieron presentar a los asistentes algunas de las experiencias que se desarrollan en los distintos centros del territorio estatal que tienen como denominador común la búsqueda de un nuevo modo de acercarse alumnado colocándolo en el centro de la acción educativo, haciéndolo protagonista de su proceso de aprendizaje.
Para nosotras fue un auténtico lujo“compartir cartel” con representantes de experiencias escolares avanzadas como son los centros Amara BerriAshoka -las escuelas changemaker -considerados entre los más innovadores del país-, así como con los responsables del centro gallego CEIP Francisco Vales Villamarín de Betanzos, reciente ganador del premio nacional de educación inclusiva. No se olvidaron tampoco de las iniciativas de escuelas pequeñas, mucho menos conocidas que las anteriores, pero que, gracias al empuje de docentes entusiastas realizan una labor tan innovadora, así entramos en la ventana mágica de Domingo Santabárbara que nos cargó las pilas a todos los asistentes con sus experiencias “frikis” con la tecnología; o del proyecto de los protectores planetarios de Juan Antonio Rodríguez Bueno. El programa se completaba con conferencias como la de la profesora universitaria María Acaso quien hizo toda una declaración de intenciones bajo el título: “Prometo no utilizar dos veces la misma unidad didáctica”, complementada por Eva Morales; o la de Francisco Javier Estella Rabal que nos enseñó a iniciar el uso del cine en las escuelas así como a realizar cortos. O curso comenzó con una videoconferencia de Guillem Ferrer Reynes -un personaje al que no conocíamos y a quien hay que conocer así como su web Poc a poc– iniciador de un movimiento en Mallorca con el que pretenden inspirar, impulsar y crear acciones locales para el cuidado de la Tierra, del alma y de la sociedad con un activismo de servicio que integra ecología, espiritualidad, economía de la felicidad y la educación en una atmósfera de espíritu libre y de servicio a la comunidad.
Nostras, InnovArte Educación Infantil, impartimos nuestra conferencia sobre lo que se convirtió en el leit motiv del blog, la defensa del patrimonio de los niños y de las niñas, su infancia, que cada vez se está viendo más mermada, en tempo y en calidadad de experiencias, por causas que proceden tanto del contexto social, del familiar y del académico. Expusimos nuestra firme creencia en el valor de los pequeños gestos y del compromiso “real” de todos con la mejora de la calidad de la atención a la infancia sin estar esta mediada por intereses mercantilistas y/o ajenos a los niños, y sin confundir tampoco los ámbitos asistenciales, educativos y de entretenimiento, pese a que tan sólo los separa una muy fina linea.


César Bona, cerró el ciclo formativo presencial de una semana con su visión de los retos y desafíos con los que se encuentran los docentes hoy en día en día. Por no extendernos en demasía, os dejamos un enlace a un artículo que escribimos sobre él para RELAdEI, por la profunda impresión que nos causó como docente comprometido.

En nuestra trayectoria formativa, tan sólo en una ocasión tuvimos ocasión de participar en un curso de verano de la UIMP en Santander, pero tanto en aquella como en esta edición de A Coruña, la organización, el trato dispensado y la calidad de los conferenciantes, hacen que tengamos una muy elevada opinión sobre esta modalidad de formación, que se desarrolla en épocas no lectivas de modo intensivo a lo largo de una semana, siendo tan provechoso el programa establecido como la oportunidad que nos brindan de estar en contacto con otros docentes y profesionales propiciando intercambios que nos enriquecen en todas las facetas, tanto personales como profesionales. Como siempre cuentan con una fase presencial y luego con una de trabajo que se prolonga a lo largo de un trimestre, viendo así la posibilidad de implementar lo aprendido en el propio contexto escolar, siendo tutorizados por alguno de los conferenciantes o coordinadores del curso. Creemos que esta opción formativa es casi un premio para los participantes, algo que todos deberíamos probar en alguna ocasión, por lo que aconsejamos estar al tanto de las convocatorias anuales que publican en la web del Ministerio de Educación.
Como siempre, detrás de una gran iniciativa, hay que descubrir y reconocer el trabajo silencioso de quien lo organiza, en este caso, vaya desde aquí todo nuestro agradecimiento a Beatriz Fernández Pazos y Mar Jiménez, dos docentes, en la actualidad, personal de la administración educativa del Ministerio, que nos conducen a pensar que, afortunadamente, en todos los campos, hay grandes profesionales  que, de una forma o de otra hacen el posible por elevar la calidad educativa, dando lo mejor de sí mismas.

Intervención artística final: Las llaves están en infantil

In CativArte on 19/06/2015 at 07:46

A lo largo de estos tres años mantuvimos un juego con nuestro alumnado en el que le decíamos que la maestra tenía unas llaves mágicas con las que logramos abrirles la cabeza, el corazón, los sentidos, la mirada o el pensamiento. Ahora que se van con todo abierto, le pregunté si no me dejaban aquí las llaves para poder ayudar a otros niños y niñas a abrirse. Por ello decidimos hacer una intervención artística como un recuerdo o una metáfora de ese nuestro juego.

Nosotras, siempre decimos que el arte es un lenguaje que nos permite expresar ideas con otros recursos, los plásticos. Es fundamental que comprendan que una obra es una forma de expresión, por ello, cuando hacemos trabajo artístico, no se trata de copiar obras de autores más o menos relevantes, sino que entiendan que son otros modos de representar el mundo. En este caso, pese a la aparente sencillez del resultado, cuidamos mucho el proceso y todo tiene un significado.

Una vez acordamos que me haríamos un cuadro con las llaves que empleamos, redactaron una nota para pedir a las familias que colaborasen con nosotros aportándonos llaves que ya no utilizasen en casa, explicándoles que era para nuestra última intervención artística. Así juntamos cincuenta de todos los tamaños, modelos y formatos: las hay grandes, pequenitas, llaves de armarios, de puertas, de coches, tubulares, de doble punto, de seguridad, de cajas, de portal…

Luego fuimos decidiendo qué podía simbolizar cada una de ellas: la llave con la que abrimos los secretos, los ojos, el oído, la bondad, la timidez, los sentimientos, la sensibilidad …, y por supuesto una llave personal con la que se abrió cada uno de ellos y de ellas. Sobre cada una de ellas se escribió su función.

En el último día nos trajeron una de esas llaves grandes y antiguas (de hórreo o molino) y decidimos que esa sería la llave maestra que puede abrir todo.

Como soporte, tras dos intentos, nos decantamos por un lienzo grande sobre el que cada uno de ellos escribió varias veces su nombre con ceras acuarelables, de modo que una vez aplicada el agua, cada color de cada nombre se fusionó con los otros creando una paleta multicolor donde los nombres permanecen atenuados por debajo de los colores. Como cualquiera puede suponer, esto no se le ocurrió a ellos, pero sí se les explicó la razón por la qué se hacía así. Todo responde a un motivo, es una metáfora y así hay que hacérselo ver.

Hecho el montaje, se busca un título, nos decantamos por la propuesta de una niña que escribe “Las llaves mágicas abretodo”.

Ahora que ya vaciamos el aula, recogimos todos sus trabajos, los carteles con sus nombres, quedando todo de nuevo desnudo y en blanco para volver a comenzar con otros niños y niñas, saben que ese cuadro quedará conmigo y que cada vez que lo vea recordaré cómo se fueron abriendo estas veinticinco personas que cuando llegaron a la escuela aún tenían muchas puertas cerradas. Tan sólo fue preciso encontrar la llave adecuada para lograr que cada uno nos mostrase lo que tenía escondido dentro o para que dejase entrar las buenas cualidades con las que ahora van equipados.

Para nosotras es una de las mejores metáforas visuales que tenemos realizado, una de las más llenas de significado y de vida. Sin contar que tiene un doble sentido, incluso una afirmación y una reivindicación de nuestra función profesional: que nadie dude que las llaves están en infantil.

Ver presentación

Chaves

Para acceder a las intervenciones artísticas finales de otros cursos:
2012-13: Water painting
2011-2012 Tall painting
2010-2011 Drip painting
2013-2014 Ice painting  y  Milladoiro 11_14

Acogida en los centros: sentido y sensibilidad

In ReflexionArte on 10/06/2015 at 07:08

“Magical Thinking”, Bo Bartlett, en Children in Art History

A raíz de la entrada anterior en la que relatábamos la preparación del obsequio para la visita al centro de primaria, fueron muchas las personas que nos escribieron contándonos que en sus centros no estaba contemplada la presentación en primaria ni la acogida de alumnado de las escuelas 0-3. Al tiempo, también nos preguntaban cómo hacerla. Nosotras, únicamente decimos que sólo se puede llevar a cabo con sentido y sensibilidad, de lo contrario es mejor no hacerla. Si esto se entiende como un “protocolo” más, es mejor dejarlo.

Todos hemos vivido las experiencias de ser recibidos en una casa por compromiso o con cariño y afecto. Pues esto es lo mismo. Si recibimos o nos reciben para cumplir con una encomienda y entendemos o lo entienden como una actividad fijada, será una rutina más de las muchas que hay sin sentido.

Entendemos que el paso al centro de primaria es para nuestro alumnado un rito de tránsito de una edad infantil a otra ya de niñez, ellos así lo ven. Saben que es una de las señales del crecimiento. Tienen sentimientos ambivalentes, por un lado se saben cómodos y felices en la escuela infantil pero al tiempo quieren vivir la experiencia de ir al centro de los grandes. Incluso aceptan la pérdida de los “privilegios” de los que gozan aquí en aras de ser mayores.

Por ello, el día que visitemos el centro de primaria hay que entenderlo casi como una ceremonia. La preparación del itinerario, la elaboración de los obsequios para los anfitriones, la realización del camino que nos separa, la recepción y la estancia allí deben ser muy cuidados y por supuesto adaptados a la edad y sentimientos de los pequeños. En el centro receptor no deben proceder como si se tratase de una visita institucional de una embajada; no hace falta mostrar todas las instalaciones y riquezas del centro; no es preciso pasar una mañana entera matando el tiempo, no hace falta proyectar vídeos promocionales. Hace falta sentido y sensibilidad.

Es necesario que los niños y niñas vean que hay una relación de respeto y cercanía entre los docentes de los dos centros ya desde el momento en el que se saludan y se presentan; es preciso que perciban que son esperados, que sientan que allí serán atendidos con cariño. Esto es lo más difícil, porque es de esas cosas que, o salen de dentro de natural o no hay protocolo que lo pueda fingir.

Tratándose de varias unidades, nosotras apostamos por una visita en varios días; ya sabemos que habrá quien apunte el coste del autobús (en caso de ser necesario), el trastorno que ocasiona en los dos centros (que no será tanto), u otro tipo de excusas. Sea como sea, hay que recordar que no es lo mismo una atención para 25 (que ya son muchos), que para 100 (ahí se pierden los detalles). En muchos casos es posible la visita a pie, pisando y tomándole la medida (figurada) a la distancia que nos separa (a veces una calle, otras pasar de un edificio a otro, en otros casos ni siquiera eso). Es una cuestión de voluntad.

Lo habitual es que en el centro receptor haya hermanos (amigos) de los niños/as que se incorporan, tanto de 0-3 como de 3-6. Pues ellos son siempre el mejor comité de bienvenida. Ellos saben qué les gusta mostrar de su centro, ellos saben cómo agradar a los visitantes. Preguntado nuestro alumnado sobre lo que más le gustó de la visita, casi todos coinciden en que fue ver a sus hermanos. Da para pensar; nosotros planificando otras cosas más complicadas y resulta que era así de sencillo.

Un recibimiento cariñoso (del alumnado y del profesorado), una pequeña actividad en un aula o en la biblioteca, compartir el momento del bocadillo de media mañana y unos juegos con el alumnado de primero ya pueden ser suficientes. No hace falta más, la cuestión es que perciban que allí van a estar a gusto. Que, en definitva, es de lo que se trata.

El problema es que cuando se planifican estas actividades, a veces, se piensa más en impresionar al profesorado que en causar buena impresión al alumnado. No confundamos. No mezclemos en esto los conflictos y complejos “históricos” entre los distintos ciclos (0-3, 3-6, EP). No se trata de evidenciar las diferencias mirando casi con desdén lo que hacen los del nivel anterior; es exactamente lo contrario. Recordemos que el objetivo es procurarle bienestar y tranquilidad al alumnado, no que los docentes se sientan superiores, eso tendrán que arreglarlo en otro momento y lugar. Todas y todos somos profesionales que trabajamos por la educación de la infancia, independientemente de la etapa en la que nos ubiquemos.

Los departamentos de orientación, las direcciones y los equipos de ciclo deberían ser los encargados de planificar esta actividad, que lógicamente tiene que ir más allá de la visita, ya que en algún otro momento habrá que sentarse a hablar sobre los niños y las niñas que entran en el centro. No deberíamos reducirlo al mero trámite burocrático del traspaso de informes.

Pero como decíamos al comienzo, todo esto depende del respeto por el trabajo de los que nos precedieron y del compromiso por el bienestar del alumnado.

Sentido y sensibilidad es lo único que se necesita. Nada más, y nada menos.

Presentando nuestras credenciales en el centro de E.Primaria

In EmocionArte on 05/06/2015 at 14:00

Si cualquiera de nosotros tuviese que presentarse ante una persona con la que va a convivir los próximos seis años, probablemente en el primer momento no le mostraría un informe. Con toda seguridad le hablaría de quién es, cómo es, de sus gustos, aficiones, inquietudes y de lo que otras personas dicen de él/ella.

A mi alumnado le llegó el momento de conocer el centro y los/las docentes con los que cursarán la Educación Primaria, así quisimos que se presentasen como las personas que son. Con tal motivo y como obsequio para nuestros anfitriones decidimos elaborar una carta de presentación en la línea de lo que vinimos haciendo en estos tres años: un cuadro compuesto por 25 cajas -todas diferentes, todas de distintos formatos, dimensiones, tamaño y distintos sistemas de apertura. Siendo cada una única, logran un conjunto artístico y además componen un texto:

“Presentándonos: somos más que un grupo de niñas y niños, somos 25 personas únicas, extraordinarias, especiales, diferentes, irrepetibles, maravillosas y singulares. Así somos, somos así.”

Dentro de cada caja una descripción de sí mismo/a hecha por cada niño y niña, una carta de sus familiares hablando del hijo o hija, y un autorretrato. Poco más se puede decir que aporte tanta información y revele tanto sobre cada uno de ellos.

Cuando nos pusimos manos a la obra, pensé que tendría que ser yo quien redactara la presentación esbozando el perfil de cada uno de ellos. Aun así, decidí hacer una prueba en pequeño grupo y les pedí que escribiesen su presentación. En verdad no tenía la seguridad de que pudiesen hacerlo. El resultado me dejó admirada; quedé boquiabierta cuando los vi escribiendo “Yo soy … son muy divertido, me gustan los tractores y los camiones y las patatas fritas (…)”, Me gustan los libros sobre dinosaurios y velo Clan”, “Yo soysoy marroquí, fui a Marruecos año pasado a ver a mi abuela, y no como carne de cerdo como como vosotros“, “Yo soy … soy muy bueno rompí un brazo 2 veces y corto pinos con la motosierra y con la máquina de espalda corto hierba”, “Yo soy… soy buena y guapa y me gusta que me den abrazos”, “Soy muy alegre y me gusta mirar por la ventana”.  Tan sólo levantaban la cabeza para pedir ayuda a los compañeros a la hora de escribir algo que les entrañaba alguna dificultad. Quedé emocionada y admirada. En ese momento fui plenamente consciente de la labor desarrollada a lo largo de estos tres años. Aquí vi un resumen de tantas lecturas, tantas conversaciones, tanto trabajo sobre lo emocional, la diversidad, la autoestima, etc.

También envié una nota a las familias en la que les explicaba qué estábamos haciendo y solicitaba su colaboración para escribir una carta en la que presentasen a su hijo/a. El pasado lunes llegaron y fue entrañable leer lo que dicen los padres sobre los niños/as y ver la reacción que a ellos les producía escucharlo y que lo escuchasen todos los compañeros. A pesar de que nos encantaría que pudieseis leer los textos, creemos que ya entran en el terreno de la privacidad, por ello no los publicaremos.

El autorretrato complementó la presentación.

Al tiempo, cada uno seleccionó la caja que quiso y la decoró a su gusto. Después llegó el momento del montaje. Tuvimos que calcular la medida del soporte que necesitaríamos para poder exponer las cajas permitiendo la apertura de cada una, 70 x 70. Luego añadir el texto y el nombre de cada uno; pintar el panel, pegar las cajas con silicona. Y finalmente introducir las presentaciones dentro de las cajas.

Hecho el cuadro, quisimos acompañarlo de con una carta mía dirigida al tutor o tutora de primaria en la que le explico la intencionalidad de este regalo.

Como gesto de vínculo entre la vida en la escuela infantil y su nueva vida en primaria, le traspasamos un objeto muy querido para todos nosotros, el gallo de Barcelos que nos anunció el tiempo todos los días, para que así les siga anticipando si podrán jugar en el exterior, si podrán ver el sol, si el día estará nublado o si lloverá, y por supuesto que les recuerde de dónde vino.

Envolvimos el regalo, lo firmamos todos y tras la caminata –fuimos a pié ya que no hai una gran distancia y es un paseo bastante placentero-, lo entregamos orgullosos y emocionados.

Creemos que hemos cumplido con nuestro objetivo, que se entienda que aunque son un grupo, también son la suma de infinitas cualidades individuales, características, habilidades, saberes y potencialidades de 25 personas maravillosas.

Ver presentación.

Firmas, rúbricas y huellas dactilares

In CativArte on 05/06/2015 at 08:19

IMG_1435

Continuando en nuestro empeño para que entiendan que son personas únicas e irrepetibles, ya en los últimos días del curso, les mostramos un gesto personal que los diferencia de todas las demás personas: su firma y su huella dactilar.IMG_1420

En infantil, es una conquista cuando reconocen su nombre de entre los demás y cuando son capaces de escribirlo. A estas alturas todos pueden hacerlo, por ello quisimos ir un poco más allá y hablarles de las firmas, algo que non les es ajeno, ya que han visto en muchas ocasiones a personas firmando un documento (médicos, bancos, supermercados…) o en soportes de lo más inverosímil, en el caso de sus deportistas o artistas favoritos. Pero hasta ahora a ellos nunca les habían pedido que firmasen.

Por ello, en primer lugar buscamos en clase documentos firmados: comunicaciones del centro, notas de sus padres, dedicatorias de los libros, cuadros …, y nos preguntamos por la razón que los llevó a firmarlos. Buscamos información e imágenes en la red y vimos muchos tipos de firma: legibles, no legibles, con rúbrica o sin ella, con símbolos, etc. Les mostré cómo firmo yo en función de si se trata de algo muy importante o si es algo más informal. A continuación le pregunté como firmaban sus padres; con tal motivo enviamos una nota a casa pidiendo a los miembros de la familia que nos mostrasen sus firmas. Insistimos en la idea de que la firma es algo que nos individualiza y que nos distingue de los demás, anticipándole que de ahora en adelante habrá muchas ocasiones en las que les pidan que estampen la suya -como para el DNI o en el cole de primaria-, de modo que era interesante que fuesen pensando en ello y haciendo prácticas para lograr una que siempre sea lo más similar, esto bien sabemos que es complicado para ellos, lo que no es óbice para que no se lo expliquemos.IMG_1406

Al tiempo, también les fuimos hablando de otra forma de firmar con la huella dactilar, de sus usos, de la razón de su utilización y de cómo se puede identificar a una persona por las lineas que traza la piel de sus dedos.

IMG_1439

Aprovechando que teníamos un soporte sobrante de los dos que habíamos preparado para las llaves (con sus nombres escritos y difuminados con ceras acuarelables), decidimos dejar otra obra de recuerdo del paso por el centro de un grupo compuesto por veinticinco personas únicas e diferentes, con sus firmas y huellas dactilares.

IMG_1437

En nuestra linea, siempre apostando por los pequeños gestos que nos ayudan a reconocer nuestra individualidad sumada al valor de ser parte de un grupo.

Vida programada o vida real en la escuela infantil

In ReflexionArte on 04/06/2015 at 06:46

Casi llegando al final del curso, caemos en la cuenta de todas las pequeñas cosas que llenaron nuestra vida en el aula y que nos ayudaron a aprender, a convivir y a mejorar como personas. A pesar de que entran dentro de lo normal y habitual, ninguna de ellas estaba contemplada en las programaciones que entregamos en el mes de septiembre. Con todo, estamos muy satisfechas y agradecidas por todas esas oportunidades que nos brindó la cotidianeidad, más que de ninguna otra actuación programada con antelación por nosotras mismas, por el equipo de ciclo/nivel o por los de dinamización. Hace ya tiempo que queríamos escribir sobre esto, porque cada vez más, y fruto de la presión burocrática -que llena y pervierte nuestras horas de labor docente-, nos exigen programarlo todo. Y visto lo visto, no sabemos bien para qué. La escuela infantil, debería ser, cuando menos, un reducto libre de la fiebre programadora. La escuela infantil, debe ser un lugar para aprender viviendo y para vivir aprendiendo pero en la vida real, no en la ficción de la vida académica. A comienzo de curso, deberían exigiirnos una propuesta educativa, que no es una programación. Una propuesta educativa es una declaración de nuestras intenciones en cuanto a todas esas cosas que acaban produciendo tantos disgustos, discrepancias y debates entre las compañeras. Pero siempre sucede el incluso, no dedicamos tiempo a eso porque ya sabemos de antemano que suscitarán diferencias, entonces optamos por lo más cómodo, entregamos las programaciones –que no cumpliremos y que no leeremos las de las compañeras- y luego pasa lo que pasa: choques, discrepancias, saturación y sensación de llevar doble vida (una dentro del aula y otra de cara a los supervisores).

A nadie que actúe con sentido profesional le cabe en la misma hoja del mismo documento “trabajamos por proyectos didácticos que surgen de los intereses espontáneos del alumnado” o “empleamos una metodología activa de base *constructivista” y a continuación una batería de programaciones semanales, quincenales, mensuales o trimestrales, así como todo lo programado por los diferentes equipos del centro. ¡IM-PO-SI-BLE!

Aquí hay algo que no cuadra. Sólo caben dos posibilidades: o mentimos en la definición metodológica o bien en la realización de las programaciones. No puede ser. No casan unas afirmaciones con las otras. Pero a nadie parece importarle esta “insignificancia”. También cabe la posibilidad de que lo que le llaman “trabajar por proyectos” no sea tal. Pudiese ser que estén errados en las editoriales y en muchas aulas y que denominen trabajar por proyectos lo que en realidad es trabajar por centros de interés que dan lugar a unidades didácticas. Así puede ser. Y no pasa nada, pero entonces habrá que ajustar la justificación didáctica. Habrá quien diga que eso no es más que un error de nomenclatura, pero es un error de concepción metodológica y didáctica; que como decía antes, no pasa nada, pero cada una de estas formas de entender trabajo docente suponen una praxis distinta. Esto sería largo y necesitaríamos mucho tiempo para explicar que trabajar por proyectos (que nosotras no lo hacemos) es más que poner un cartel con las consabidas preguntas “¿Qué sabemos?, ¿qué queremos saber?, ¿dónde encontraremos información?”, y luego presentar ante los niños/as fichas fotocopiadas. Todos y todas sabéis de lo que estamos hablando.

Nosotras en realidad, escribimos hoy para reivindicar la vida real en la escuela, no la vida programada (bajo cualquier epígrafe: unidades, proyectos, secuencias, etc). Creemos que es lo que nos está fallando, pero esto debe sustentarse en una sólida formación del profesorado, en su versatilidad y capacidad de adaptación a lo que surge espontáneamente, sabiendo exprimir su beneficio didáctico. No se nos escapa que esto acarrea serias complicaciones, ya sin entrar en las derivadas de las interpretaciones subjetivas y personales de lo qué es relevante y de lo irrelevante, ni en los problemas de coordinación entre tutoras-especialistas-apoyos, ni tan siquiera en lo que se entiende como coordinación internivel, interciclo, entre otras cosas para el establecimiento de ítemes de evaluación conjuntos. Imagínense lo que sucedería si cada maestra centrase su actuación a partir de que un niño trae una invitación para el circo o una fotografía de su hermano recién nacido, o con la noticia de que ardió un monte cercano a su domicilio. Todo esto, es el normal y si sabemos escuchar a los niños, podría dar lugar a una interminable fuente de aprendizaje, lo que no es normal es que esperemos a la primera quincena de marzo que es cuando tenemos el “proyecto” del circo, o para el mes de junio que es cuando hablamos del medio ambiente y de los incendios.

Es posible que el origen del problema esté en que desde algún lugar lejanos, alguien nos empezó a pedir cosas absurdas que todos y todas le fuimos proporcionando para no agraviarlo, aún sabiendo que eran una ficción. Pero más tarde, todas esas ficciones tomaron cuerpo de realidad, por ser algo por lo que nos pueden pedir cuentas, ya que está contemplado en la normativa. Algún día habrá que dejar de mentir y decir que infantil no es como un ciclo de Formación Profesional, con un temario y unos contenidos exactos a impartir de forma perfectamente temporalizada y secuenciada. Infantil es una prolongación de la vida en el espacio escolar donde lo realmente importante es vivir, convivir y aprender a ser, y eso no se puede programar sin conocer a los pequeños, sin saber de ellos y sin tenerlos en cuenta. De lo contrario, llegaremos a final de curso y descubriremos que no cumplimos nada de lo fijado, y esto queridos/as seguidores de InnovArte, pode conducir a que el maestro más innovador o la mejor maestra del mundo pueda ser reprendida y/o amonestada.

Hay que decidir a quien guardamos lealtad y fidelidad: a los papeles o a la educación de los niños. Por ello y desde ya, en las memorias de final de curso y en las programaciones del inicio hay que dejar de mentir y contar lo que en realidad hacemos, que no es poco, ni para esconderlo.

En la escuela infantil, vivimos y aprendemos de la cotiadianeidad de la vida real y eso no se puede prever ni programar.

Modelando la sombra

In CativArte on 01/06/2015 at 07:05

Gracias al buen tiempo, los días pasados pudimos permitirnos juegos con el sol y con las sombras. Ya lo habíamos hecho en otras ocasiones, pero ahora, y tras el trabajo con la sombra sobre el reloj analemático, lo hicimos de una forma más cuidada, ya buscando “la sombra de diseño”. Nos ayudaron mucho las sugerentes fotografías del libro “¡Asómbrate!” de Cecile Gabriel publicado en SM, que nos invita a adivinar qué se esconde tras las sombras y los reflejos.

Inicialmente estaban más ocupados en reproducir las posturas que habían visto en el libro que en la sombra que producían, pero cuando entendieron en qué posición lograban la mejor sombra, comenzaron a “modelarla”. No es fácil y el control de la sombra requiere mucho ensayo. Además la sombra del sol es diferente de cuando jugamos a hacerla con el retroproyector, ya que la primera va “pegada” a los pies. El  siguiente paso ya fueron las composiciones entre varios y el uso de elementos del patio para lograr sombras curiosas. A partir de ahí no dábamos atendido tanta demanda para fotografiar sus creaciones.

Lo que sentimos es que no conseguimos encontrar el libro “Filiberto y el sastre de sombras” de Benoît Perroud, publicado en Kalandraka editora en 1999, ya que nos vendría como anillo al dedo en este momento.


Una fuente inagotable de creatividad y diversión.

Ver presentación.

Sombras

Con las sobras se hacen las fiestas

In CativArte on 01/06/2015 at 07:04

“Con las sobras se hacen las fiestas” es un dicho muy gallego, especialmente referido a la cocina, a la economía del hogar y a que no se debe tirar nada ya que, con ingenio y creatividad, todo se puede aprovechar, logrando unas creaciones tanto más ricas que las iniciales. Nosotras es algo que intentamos transmitir a nuestro alumnado como uno de los aprendizajes de la etapa. Podríamos incardinarlo en consumo responsable, en sostenibilidad, en creatividad o en lo que queramos, de lo que se trata es de que comprendan que hay que explorar y agotar todos los posibles usos de un material antes de deshacernos del.
Ahora, ya casi a finales de curso, estamos haciendo limpieza y poniendo orden en el material de clase que tendrán que seguir utilizando en septiembre. Así encontramos una gran cantidad de trozos de ceras blandas que por pequeñas ya no resultan cómodas para pintar. Entonces decidimos darle dos usos, así resultó “Ceras fundidas” y “Lienzos al horno”, que podeis ver con más detalle en el blog de aula de 4 anos.
En Ceras fundidas, cada uno hizo las combinaciones que quiso para lograr esos colores que no hay en las cajas de ceras: un azul mar de noche o de cielo de invierno, un verde monte de tojos, ese rojo imposible, o ese “color carne/piel de verdad”, incluso para pieles oscuras. Colocadas en moldes de silicona, se metieron por un breve tempo en el horno, y luego se dejaron enfriar en el frigorífico has el día siguiente. Ahora las usaremos en los grandes murales o carteles.

En lienzos al horno, colocaron los trozos de cera sobre un lienzo que se introdujo en el horno hasta que comenzaron a fundir, luego, o bien se dejaron derretir o se movieron para lograr otros efectos de movimiento del color.

Al finalizar, recordar e insistir en el mensaje de que si las hubiésemos tirado sin más no habríamos logrado estas producciones.

Admiradores de nubes

In CativArte on 27/05/2015 at 07:44

El pasado verano, una amiga que nos quiere bien (a nosotras y a InnovArte), nos trajo como regalo del Museo Magritte de Bruselas, una publicación inspiradora  “Imagine dans les nuages de Cécile Gabriel en Mila éditions; un libro de imágenes de cielos con nubes, que se prestan a dejar  volar la imaginación.

Desde entonces estuvimos dándole vueltas a lo que podríamos hacer con las nubes. Vimos docenas de actividades plásticas, pero finalmente acabamos decantándonos por la opción más sencilla: acostarnos en la hierba y tan sólo mirar las nubes. Esto también merece una reflexión, porque las maestras parece que tenemos la obligación de buscar la vertiente didáctica-productiva a todo lo que hacemos: si leemos un cuento hay que hacer un dibujo o un resumen, si vamos a una visita debemos reflejarla en una redacción …, de tal modo que acabamos pervirtiendo y confundiendo objetivos tan elevados, líricos y artísticos como pueden ser disfrutar escuchando las olas del mar o los pájaros, mirando el cielo u oliendo un paisaje. Lo básico, lo elemental, lo sencillo, sin más adornos, bien hecho como una actividad placentera, puede producir tantos más beneficios -a la persona y a la creatividad- que cualquier otra actividad mucho más historiada.

Nuestra amiga, también nos facilitó información sobre la Asociación ibérica de observadores de nubes que, casualmente, se juntaron en el mes de septiembre en Sarria (Lugo) con el ánimo de compartir sus conocimientos sobre las nubes, cómo encontrarlas, fotografiarlas u observarlas. No sabíamos de la existencia de esta sociedad, pero nos pareció muy interesante.

También merece la pena entrar en la web de The cloud apreciation society y echarle un vistazo a las galerías de imágenes de nubes clasificadas por tipologías, por sus semejanzas, las favoritas, etc. Cuentan además con un apartado “Las nubes en el arte” en la que podremos ver obras plásticas en las que las nubes tienes un especial protagonismo, o “Vídeos de nubes”, con grabaciones espectaculares, y el de “Nubes en la poesía”, con una buena selección, aunque toda ella en inglés.

En verdad, la admiración de las nubes podría dar lugar a un sinfín de actividades, ahora bien, en esta recta final del curso, con el adelanto del calor del verano, lo mejor que podemos hacer por nuestro alumnado es enseñarles a recrearse con la belleza que nos brinda gratuitamente la naturaleza, y en la que muchas veces ni nos detenemos. Acostados con una sola consigna, deben decir “A mi me parece …”, evitando las visiones únicas, ya que en algo tan subjetivo como es la percepción no valen las afirmaciones tajantes como “Es un dragón” o “Esa nube es un cocodrilo”. Tan sólo eso: creatividad, serenidad y respeto, poco más se le puede pedir a una sesión educativa.

Sembrando para los que vienen detrás

In EncienciArte on 26/05/2015 at 19:12

Desde el otoño habíamos guardado en el aula unas calabazas que poco a poco se fueron secando, otras estropeándose, mientras una se conservó intacta. De vez en cuando sacudíamos las secas para agitar las pepitas. Ahora que llegó el momento de sembrar, las abrimos para ver lo que encontrábamos. Descubrimos que teníamos semillas de sobras para llenar el colegio de calabazas, eso si conseguimos que nazcan y se logren.

Buscamos información en la red y supimos que las calabazas precisan de terrenos amplios para extenderse, soleados y con humedad. Ahora que conseguimos que nos cerraran un espacio exterior, contamos con todo eso, así nos decidimos a plantar, aun sabiendo que tardarán tres meses en dar fruto, allá por el mes de septiembre u octubre, cuando este grupo ya no esté en el centro, pues pasarán para primaria. Con todo, nos gustó la idea de plantar para los que vienen detrás, dejando un pequeño obsequio que servirá para vincular la promoción saliente con la entrante.

Ver presentación.

Son estos pequeños gestos los que nos gusta inculcar a nuestro alumnado: la generosidad, la transmisión de una responsabilidad, el dejar una huella para el recuerdo … Otros lo hicieron antes con nosotros, ahora es bueno que ellos lo hagan por otros. Saber esperar e incluso no esperar nada más que hacerle la vida más agradable los que vienen detrás. Para nosotras, estas son algunas de las vivencias más importantes que podemos compartir con los niños y niñas en la escuela infantil. Apurar los tiempos están bien para los time lapse, pero lo valioso siempre requiere de espera.

Enamorados/as de la irrelevancia

In ActualizArte on 18/05/2015 at 23:07

El pasado sábado 16 tuvimos ocasión de escuchar a Catherine L´Ecuyer en A Coruña, con motivo de la celebración de las Xornadas Infancia, asombro y educación, organizadas por la Fundación Barrié. Ante todo queremos decir que el programa era magnífico, lleno de buena gente, amigos y amigas a quien todos conocemos por su compromiso con la mejora de la educación infantil; en ese sentido la Fundación actúa con mucho criterio y sensibilidad, siendo receptiva a todo lo que se “mueve” en este ámbito. Pero nos centraremos en la exposición de Catherine L´Ecuyer a la autora del bestseller educativo (ya es difícil que esto suceda en el mundo editorial) “Educar en el asombro” y el más reciente “Educar en la realidad” del que también hablamos no hace mucho.

Cuando pensamos en escribir este post dudamos en titularlo “Maestras con piel fina o con piel de elefante”, haciendo alusión a una expresión de la autora para referirse a la existencia o no en las aulas de sensibilidad ante la belleza. Acabamos decantándonos por “Enamorados de la irrelevancia” porque esta afirmación nos tocó la fibra, ya que resume a la perfección todo aquello contra lo que llevamos seis cursos rebelándonos en InnovArte: la prevalencia de las chorradas educativas sobre lo verdaderamente importante. Para nosotras fue absolutamente reconfortante leer las reflexiones de L´Ecuyer, porque es como cuando nos encontramos con alguien que piensa de forma muy semejante, aún en contra de toda la opinión imperante. Aquí también nos asalta una duda sobre quienes son las personas que compraron y leyeron sus libros. Con toda probabilidad docentes o familias. Si esto es así, cómo es posible que lean con fruición esta crítica sobre la praxis y las concepciones educativas que nos marcan las tendencias publicitarias y que luego sigan haciendo lo mismo. ¿Será un acto de masoquismo?

En cualquier caso, Catherine puso voz al grito desesperado de muchas personas pidiendo un cambio de enfoque para centrar la atención en lo realmente importante en la infancia, en las vivencias infantiles y en su educación.

Como era de esperar, su imagen, su presencia, su voz y el tono de su exposición, se corresponde plenamente con su discurso: serenidad, ausencia de adornos innecesarios e intervención certera, directa al grano sin perderse en giros, ni en vehemencias gratuitas, ni en fogonazos. Va a donde tiene que ir. Es una magnífica comunicadora, pero no al modo que ahora se estila, sino que expone como si se tratara de una persona que reflexiona y habla consigo misma. El acompañamiento audiovisual es perfectamente concordante con ella, sin alardes tecnológicos, sin colores llamativos, sin exceso de mensajes: una imagen bien elegida y un lema o una pregunta breve que anticipan o complementan su intervención. Magnífica.

Desde luego, fue un auténtico placer poder asistir a su conferencia, que fue siguiendo fielmente los puntos tratados en el libro “Educar en el asombro”, así comienza preguntándose qué es el asombro y de las consecuencias de su presencia o ausencia en el hecho educativo. Habla largamente de la mal entendida motivación, de los efectos de la sobreestimulación, del consumismo, del efecto pantalla, de la generación Baby Einstein, del respeto por los ritmos y tiempos, de la reducción de la infancia y de la hipereducación. Nos va llevando de la mano hasta presentarnos la Belleza y del drama de su ausencia en la educación. Hasta que finalmente nos insta a desechar todo lo irrelevante para dejar libre el campo de lo relevante y así poder trabajar con sensibilidad y sentido.

Si tuviésemos que recoger aquí alguna cita de sus libros nos veríamos en un aprieto, ya que todo cuanto dice es digno de copiar, resaltar con negrita y fotocopiarlo ampliado para exponerlo en las salas de profesorado, en las entradas de las escuelas o en las aulas.

No podemos más que recomendar la lectura de “Educar en el asombro” y de “Educar en la realidad”, así como de su blog Apego&Asombro, en el que con una cierta periodicidad va recogiendo sus reflexiones al hilo de las consultas que le hacen los lectores o los asistentes a sus conferencias.

“Cartas a la profesora Matilde”. Sobre la educación inclusiva

In ActualizArte on 13/05/2015 at 07:17

El gran objetivo de las Redes Iberoamericanas de Innovación educativa es poner en contacto a profesionales de los distintos países miembros para así poder compartir experiencias, acciones desarrolladas en la región, y sobre todo el saber del profesorado. Así, ahora que ya se constituyeron todas ellas, la OEI puso a nuestra disposición un foro virtual en el que agrupados por las temáticas por las que fuimos seleccionados- compartamos conocimiento, tanto en el foro específico como en el general de todas las redes. Gracias a esto estamos conociendo muchas iniciativas, publicaciones, enlaces web, etc. Nunca agradeceremos suficientemente esta oportunidad.

Una de nuestros últimos descubrimientos fue en la Red Iberoamericana de educación inclusiva, que puso a disposición de todos la publicación “Cartas  a la profesora Matilde. Una mirada a las experiencias de inclusión educativa con estudiantes con discapacidad en Colombia” (2012), de Rafael Pabón García. Un documento producido por Alianza Educación Compromiso de todos, Fundaciones Corona, Restrepo Barco y Saldarriga Concha, Corporación Región UNICEF Colombia y Universidad de Andres y del Norte.

“Con las Cartas a la profesora Matilde se quiere contribuir, por una parte, a promover la reflexión acerca de los de­sarrollos, condiciones, posibilidades y retos de la educación inclusiva en Colombia. Por otro lado, se busca dar cuenta de ciertos aprendizajes de algu­nas experiencias desarrolladas en colegios del país, y orientadas a garantizar el derecho a la educación de estudiantes con discapacidad.”

A nosotras nos pareció una propuesta bien incardinada, ya que se articula sobre las preguntas que hace una maestra en cuanto a sus dudas sobre lo que significa la educación inclusiva. Así, el autor va dando respuesta a cada una de ellas, mostrándole además, la experiencia de algún centro educativo de Colombia que trabaje en esa linea. Nueve son las cuestiones que relacionamos a continuación, sobre todo para invitaros a su lectura, ya que con toda probabilidad, esas preguntas nos han asaltado a todos y todas en alguna ocasión.

CARTA No. 1

¿No es más conveniente para las niños y jóvenes con discapacidad asistir a colegios especializados que garanticen su protección y cuidado, y no someterlos a las presiones y a las limitaciones de la escuela formal incapaz de prestarles la atención requerida?

CARTA No. 2

¿La educación inclusiva valora y asume a la discapacidad de diferente forma?

CARTA No. 3

¿La educación inclusiva es educación sin exclusión?

CARTA No. 4

¿Es lo mismo integrar que incluir?

CARTA No. 5

¿Es cierto que la educación inclusiva no se limita a estudiantes con discapacidad?

CARTA No. 6

¿Cuál es el desarrollo de la educación inclusiva en Colombia?

CARTA No. 7

¿Es posible una definición aceptada por todos de educación inclusiva?

CARTA No. 8

¿Cuál es el lugar de la educación inclusiva en la pedagogía?

CARTA No. 9

¿Cuáles son las dificultades de la inclusión?

Previamente, “Cartas a la profesora Matilde” cuenta con una introducción bien fundamentada, en la que habla del derecho a la educación para todas las personas, de la educación inclusiva como transformación, de los pasos que se han dado de la integración a la inclusión, y cómo no, de las barreras a superar para lograr que sea real.

Un libro en el que se emplea un lenguaje que tanto pueden entender los profesionales de la educación como cualquier otra persona interesada en estos temas.

“Educar en la realidad” (real no virtual)

In ActualizArte, FamiliarizArte on 04/05/2015 at 20:47

Compramos sin dudarlo el segundo libro de Catherine L´Ecuyer, “Educar en la realidad”, con la certeza de que sería tan tan enriquecedor como “Educar en el asombro”. Efectivamente, así es. Tuvimos que abstenernos de subrayar los párrafos con los que nos sentíamos identificadas porque no nos quedaba ni una palabra sin marcar. No tiene desperdicio, merece la pena leerlo mientras esperamos poder escucharla el próximo día 16 en A Coruña, en el marco de las Jornadas de educación infantil de Educabarrié. Contamos con que nos dejen asistir, pero le cederíamos gustosamente nuestro sitio a todos y a todas las “abducidas por llas tecnologías”, porque esta autora arroja un poco de luz sobre todos esos mitos y falacias con las que nos pretenden seducir los que quieren vender aparatos, o los que trabajan -incluso sin saberlo- para ellos.

Tal y como apunta en el prólogo el neuropediatra Juan Narbona, “L´Ecuyer realiza aquí un acertado análisis de los excesos derivados de una neurointoxicación de la psicología y de los procedimientos educativos apoyados en neuromitos, que no son sino una caricatura de lo que las neurociencias del desarrollo humano vienen ofreciendo. Así, la buena voluntad de los padres es manipulada al animarles al uso de dispositivos y programas informáticos “interactivos” que pueden, supuestamente, multiplicar de forma exponencial la inteligencia y saberes de los pequeños. Falta allí la acción del adulto que, bien conectado con la cabecita del niño (intersubjetividad), sabe dosificar y gestionar prudentemente lo que es apropiado en cada momento evolutivo para cada chaval.”

Tras su primer éxito editorial, esta abogada canadiense afincada en Barcelona, madre de cuatro hijos, se desmarca de la actual tendencia que casi sacraliza las tecnologías en la educación de las jóvenes generaciones y postula la importancia de “educar en la realidad”: en el mundo actual, en la belleza de la realidad (contrapuesta a la virtual), y con realismo. Se pregunta cómo conciliar esas tres ideas “¿Cómo educar en el mundo actual, en la belleza de la realidad y teniendo en cuenta la naturaleza de nuestros hijos? ¿Qué lugar deben o pueden educar la NT en la búsqueda de la perfección de que la naturaleza de los niños y de los jóvenes es capaz?

Arranca exponiendo varios estudios en los que se constata que cerca del 80% de los niños y jóvenes del primer mundo pasan una media de siete horas y pico ante las pantallas en modo multitarea, así contestan watsApp mientras hacen los deberes, juegan con videoconsolas al tiempo que hablan con amigos, y ven la televisión mientras cenan. La primera pregunta que nos hacemos todos es cómo llegamos a este punto, y en qué se sustenta la permisividad de los padres/madres para desencadenar esa situación. Según la autora, se basan en una serie de neuromitos que nos fueron metiendo por los ojos -malas e interesadas interpretaciones- que proliferan y arraigan en el ámbito familiar, educativo y social, creando falsas premisas sobre las las cuales se construyen modelos educativos que no tienen ninguna base científica y generando una oferta comercial cada vez más amplia para esos productos. Así va analizando algunos de los más extendidos como: que los niños tienen una inteligencia ilimitada, y tan sólo emplean el 10% de su cerebro; o que cada hemisferio cerebral es responsable de un estilo de aprendizaje distinto; o que un entorno enriquecido aumenta la capacidad del cerebro para aprender; o que los tres primeros años son críticos para el aprendizaje y por lo tanto decisivos para el posterior desarrollo cognitivo.

A continuación va desgranando temas como la pertinencia de las pantallas en la primera infancia, si los nativos digitales son una “raza diferente”, nos habla de la motivación, o de las ventajas o perjuicios de la exposición temprana y prolongada las pantallas, para terminar afirmando que lo verdaderamente relevante en la educación son las relaciones interpersonales, el apego, la sensibilidad, la empatía, y el pensamiento, algo que por ahora no nos dan las tecnologías, razón por la que debemos volver a la realidad, a educar en la realidad.

Con puntería de francotirador denuncia la imposibilidad de que se den ese tipo de relaciones entre los mediadores educativos y el alumnado en clases con ratios tan elevadas, pero que los centros y las familias prefieren escuchar que tienen aulas digitales que aulas de grupos reducidos. De igual modo, disecciona muchas de esas aulas donde la tecnología significa tener los pequeños enchufados a las pantallas viendo películas comerciales, para luego ir a casa con mochilas cargadas de deberes.

Altamente recomendable para profesorado y familias.

Para quien quiera saber más sobre ambas publicaciones puede acceder a la web y blog de Catherine L´Ecuyer, Apego&asombro 

“Arte, educación y primera infancia”

In ActualizArte, CativArte on 04/05/2015 at 08:55

La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), estableció entre sus objetivos de las Metas educativas 2021, la mejora de la atención a la infancia. Así, y como uno de los ejes para su cumplimiento, proporciona publicaciones que aporten reflexiones teóricas sobre diferentes temas de la educación infantil, que al mismo tiempo ofrezcan modelos de buenas prácticas.

Una de las últimas que pusieron a disposición a través del portal de la OEI, fue “Arte, educación y primera infancia”, con el convencimiento del papel fundamental que ocupa la expresión artística y creativa en los primeros anos. El texto está organizado en dos partes: fundamentación teórica sobre la importancia de las artes (literatura infantil, lenguaje corporal, musical, la formación estética, o la educación artística); y diversas experiencias realizadas en los países miembros de la OEI. Es un lujo de publicación, con artículos de relevantes pedagogos e investigadores educativos como Mª Victoria Peralta, Javier Abad, Elizabeth Ivaldi, Lía Schenck, Salomon Azar o Judith Akoschky que tratan de aportar luz sobre lo que es y lo que no es educación artística (manualidades). Todos ellos hacen hincapié en el surgimiento en los últimos tiempos de una didáctica seudoerudita que hay que desterrar:

“Estas reflexiones apuntan a promover en los docentes una reflexión sincera sobre estas prácticas instaladas en la educación de la primera infancia que confunden las actividades de educación artística con el entretenimiento, la copia o repetición de modelos de imágenes, diseños, músicas, movimientos, la producción de lo útil y lo bello, la selección de los niños y las niñas considerando sus aptitudes antes que sus intereses.”

Contenido del libro:

Primera parte

Educación, arte y creatividad en las infancias del siglo XXI. Elizabeth Ivaldi

La literatura en la primera infancia. Lía Schenck

El sensible acto de mirar: la educación visual en la primera infancia. Salomón Azar

El lenguaje corporal: simbología de las acciones en los espacios de juego. Javier Abad Molina

El lenguaje musical. Judith Akoschky

Interculturalidad, primera infancia y educación artística. M. Victoria Peralta E.

Segunda parte

Educación infantil y arte: una trama que entreteje buenas prácticas pensada para niños pequeños. Patricia Sarlé

¿Qué hacen estos niños aquí? Los niños de los jardines de infantes en los Museos de Arte de Buenos Aires. Patricia Berdichevsky

Conjugando ética y estética: arte en y con la comunidad • Uruguay. Alicia Milán López

Experiencias de educación artística en la primera infancia: puntos de encuentro de distintos enfoques, Colombia. Juanita Eslava Mejía

Arte y educación en la primera infancia museo Artequin • Chile. Yennyferth Becerra

Sintiendo el arte en mi ser • México. Martha Gabriela Espinosa Pichardo

A criança como protagonista da aprendizagem teatral: uma experiência de criação na escola de Educação Infantil • Brasil. Ricardo Carvalho de Figueiredo

El arte y sus lenguajes en la educación de la primera infancia: la compañía infantil la Colmenita • Cuba. Carlos Alberto “Tin” Cremata

Un libro para todos los días

In ContArte on 23/04/2015 at 09:00

Hay días del libro y libros para todos los días. Hace poco tiempo, gracias a nuestra compañera Vicky, conocimos “Um livro para todos os días” de Isabel Minhós Martíns, publicado en Planeta Tangerina, esa editora portuguesa que hace que cuando viajamos al país vecino, compremos alguna de sus pequeños tesoros. Esta es una recomendación para todas las amantes de la LIJ, pues tienen títulos inolvidables como “Quando eu nascí”, “Depressa, devagar“, “Este libro está a chamar-te, nâo ouves”, “As duas estradas”.

IMG_0547

“Um livro para todos os días”, en la linea de otros de la misma autora, juega con la contraposición, así en algunas de sus páginas leemos:

Hay días tan grandes que parecen un mes entero y días que pasan en un abrir y cerrar de ojos. Días para olvidar y días para recordar. Días simples y días que son una confusión. Días silenciosos y días con ganas de hablar. Días llenos y días vacíos, días reales y días irreales, días en los que nos cruzamos de brazos y días en los que nos remangamos… Hay días e días, días que non son días, y mejores días vendrán.

Lo dicho, un libro sobre los días, con el que muchos y muchas nos sentiremos identificadas y que reservamos para un día como el de hoy.

IMG_0552

IMG_0553

Está publicado en portugués, pero su lectura no entrañan ninguna dificultar nin para los gallego hablantes ni para los castellanos.

Midiendo el tiempo (V): creamos un reloj de sol analemático

In EncienciArte on 14/04/2015 at 17:51

Como decíamos en la entrada anterior, el interés por la medida del tiempo y la llegada del sol nos llevó a la elaboración de un reloj analemático, contando con la colaboración de un astrónomo del Observatorio Astronómico de la USC, Pedro Pablo Campo, quien nos hizo las mediciones, trazó el analema y le explicó al alumnado el funcionamiento de este tipo de relojes.

El lugar elegido fue una loma que hay en el patio del centro ya que nos resultó muy difícil encontrar un espacio en el que no hubiese la posibilidad de que el sol quedase oculto, o en el que la sombra del edificio nos imposibilitase el funcionamiento del reloj.

Nos pusimos manos a la obra. En primer lugar, fue necesario establecer las coordenadas, determinando con un punto el Norte-Sur-Este-Oeste, a continuación trazó una línea Norte-Sur, sobre la que marcaría las posiciones del gnomon (persona) según los distintos meses del año.

A continuación, marcó las horas, estando las 12:00 h. en el mismo punto que el Norte.

Luego nos explicó que debido a que la hora solar no se ajusta con la hora oficial, deberíamos calcular siempre 2.30 h. más en verano y 1:30 en invierno, lo que anotamos para no olvidarnos, así como otra información como el lugar por el que nace el sol (Este) y donde se oculta (Oeste). Todo ello tenía que quedar de forma muy visible y gráfica para nuestro alumnado y para todos los que por allí pasen.

Con los niños y niñas fuimos haciendo comprobaciones sobre el correcto y ajustado “funcionamiento” del reloj, aunque es a partir de ahora cuando le sacaremos provecho y cuando lo utilizaremos siempre que la presencia del sol nos acompañe.

Para finalizar, escribimos el nombre del reloj, analemático, y a modo de esfera rodeamos todo con lemas que suelen figurar inscriptos en latín en los relojes de sol antiguos; nosotras nos decantamos por escribirlos en lengua gallega:

-““Soli Soli” Solo con sol

-““Sine sole Sileo” Sin sol callo

– “Sum Si Sol Sit” Soy si hay sol

“Horas señaladas, horas soleadas”

Ver presentación.

Reloj de sol analemático

El reloj  analemático en el centro será una curiosidad durante un tiempo, pero tenemos la completa seguridad de que  nuestro alumnado no olvidará el funcionamiento de los relojes de sol, y que se fijarán en ellos siempre que encuentren uno.

Con todo, no descartamos la posibilidad de crear uno como el de la fotografía.

No podríamos cerrar esta experiencia sin agradecer de nuevo la disponibilidad, atención y colaboración del director del Observatorio, José Ángel Docobo y del investigador Pedro Pablo Campo, que están a disposición de los centros educativos tanto para la realización de visitas didácticas como para la realización de programas como “Todo cosmos”.

Midiendo el tiempo (IV): el reloj de sol analemático

In EncienciArte on 14/04/2015 at 15:49

Desde que llegó la primavera y el sol, hemos cambiado la observación del paso del tiempo en nuestros relojes de pared, por los relojes de sol. Esto nos ha dado la posibilidad de conocer los existentes en nuestra localidad, su forma, elementos, usos y lemas o leyendas inscritas en la parte superior con las que suelen acompañarlos. Nuestro preferido es uno que vimos recientemente en Urueña, la Villa del Libro de Valladolid, que tenía la inscripción más clásica en latín “Horas non numeros nisi serenas”: Solamente cuento las horas serenas.

??????????

Incluso contemplamos la posibilidad de comprar uno para la escuela, pero vimos otra opción que nos gustó más y que nos mantuvo entusiasmados: los relojes analemáticos.IMG_0461

Un reloj de sol analemático es un tipo de reloj solar que consta de una elipse dibujada en el suelo sobre la que se colocan los dígitos con las horas, y una zona central en que una persona debe colocarse en un punto concreto según la fecha, y su propia sombra determina la hora al proyectarse sobre la elipse. Suelen colocarlos en parques, jardines y patios escolares ya que da bastante juego y siempre despierta la curiosidad de los paseantes.IMG_0463

Trazar y pintar un reloj analemático es una tarea relativamente sencilla una vez determinados los puntos cardinales y la orientación, el problema surge porque la posición del gnomon, -la persona-, que varía en función del momento del año y consiguientemente por la inclinación del sol. Así es necesario marcar una curva analemática en la parte central en la que se indiquen las distintas posiciones según el momento.

Con tal motivo, en principio pensamos en hacerlo al revés, marcar la curva y las horas y luego según los meses establecer el punto dónde la sombra marcaría las 12h. Era una posibilidad que no descartamos, pero escogimos otra opción más fácil, nos pusimos en contacto con el Observatorio Astronómico Ramón María Aller de la USC en Santiago de Compostela. De inmediado se sumaron a nuestro proyecto y vino un astrónomo al centro.  En la próxima entrada explicaremos la creación de nuestro reloj de sol anatemático.

Midiendo el tiempo con la lengua (III)

In AlfabetizArte on 14/04/2015 at 07:50

Entre los ítemes de evaluación de infantil siempre aparece si distinguen la noche del día, ayer, hoy y mañana. Esto es algo más que obvio, claro que lo diferencian aunque a veces confundan las palabras. Pero las expresiones que hablan del paso del tiempo son mucho más variadas, incluso más metafóricas o complejas, y también, mucho más habituales para los niños de lo que nosotras consideramos. Raro es el cuento, poema o lectura infantil en la que no aparecen adverbios, locuciones o expresiones adverbiales referidas al paso del tiempo:
Al salir el sol; al rayar el día; con la primera luz; al amanecer; al mediodía; al caer la noche; al oscurecer; al amanecer; al principio; siempre; hace muchos años; hoy en día; en un instante; de cabo a rabo; de vez en cuando; a veces; luego; por aquel entonces; muy temprano; ahora; nunca; jamás; mientras; pronto, todavía, ya, muy despacio…
Non hace mucho leímos “El ladrón de tiempo”, de Nathalie Minne publicado en Edelvives, que es una delicia de libro en le que casi todas las palabras hacen referencia al tiempo, a su brevedad, a su elasticidad y a la medida que cada uno hacemos de él:

Antes del lunes, el chico no sabía que existiera; a partir de ese momento, lo quiso saber todo de ella. Cuando lo miraba, el tiempo pasaba volando, y cuando esperaba su próxima cita, parecía detenerse. Por eso, ambos decidieron robar un poco de tiempo a cada día solo para ellos. Así, siempre podían contar con ese tiempo robado que no devolverían jamás.

Conviene considerar que las expresiones que aparecen el el libro van más allá de día-noche, ayer-hoy-mañana, y pese a todo son comprendidas por los niños/as porque son empleadas en el momento, el tono, la forma y el contexto adecuado:
“Después de clase”; “le pareció un instante pero duró una eternidad”; “antes del lunes”; “todos los días”; “había nacido una mañana de verano”; “¿cuántas veces había visto caer las hojas de los árboles?”; “más de lo que tardan los cerezos en florecer, la luna en hacerse redonda y las manzanas en madurar”; “era víspera del jueves”; “infinitamente corto”; “pronto”; “hace una semana que se conocen, es mucho o poco”; ” hasta luego”…

Por ello, nosotras abogamos porque el uso de un lenguaje rico en expresiones o matices referidos al paso del tiempo,  y a superar el reduccionismo pueril con el que a veces se dirigen las personas adultas a los críos. La lengua tiene que ayudarnos a tomarle las medidas al tiempo, y esto hay que hacerlo desde que son bien pequeños.

Midiendo el tiempo: relojes, cronómetros y temporizadores

In EncienciArte on 14/04/2015 at 07:50

IMG_9844

El paso del tiempo en infantil es algo que sólo se mide en grandes tramos: día-noche, ayer-hoy-mañana, con los meses o los días en el calendario. Solemos decir que a los pequeños les cuesta mucho comprender el paso del tiempo, así debemos hacerlos conscientes llevando cuenta de los cambios  estacionales en la naturaleza y en las plantas, o analizando su crecimiento (en todos los sentidos) a lo largo de los años que permanecen con nosotras. No consideramos la posibilidad de que entiendan fracciones más breves de tiempo.

IMG_9845

Pero a lo largo del día empleamos y ellos nos escuchan usar expresiones como “en la próxima hora”, “en cinco minutos”, “faltan unos segundos” o “voy en un minuto”…, así, desde el segundo trimestre, introducimos en el aula varios instrumentos para medir esos pequeños tiempos: temporizadores, relojes de arena, de agua, de burbujas, analógicos, digitales y relojes que proyectan la hora en el techo, con los que controlamos esos pequeños tiempos , generalmente en actividades rutinarias: el tiempo que les lleva recoger, poner el mandilón, esperar a que seque algo, la duración de una canción, etc.

IMG_9846

Ahora, desde enero, con el grupo de cinco años, hay veces que comprobamos si diferentes relojes miden el mismo tiempo: programamos temporizadores, ponemos en funcionamiento cronómetros, iniciamos un reloj de arena, contamos las vueltas del segundero en un reloj de pared, etc. , todo ello, para medir una misma actividad.
Por supuesto, no hacemos esto por meter prisa en las aulas de infantil,  pero sí para que entiendan la duración del tiempo.

IMG_9847

Tapiz de la primavera: puntillismo con los pies y dripping

In CativArte on 27/03/2015 at 08:43

Cómo reflejar en una pintura todos los colores del paisaje primaveral, los cambiantes azules del cielo, los cientos de verdes de los montes, los amarillos de los tojos y de la retama que como gotas salpican el verde; cómo pintar las etéreas flores rosáceas de los desnudos frutales que con un soplo de viento marchan volando como pequeñas cometas … Cómo lograr plasmar en un cuadro todo eso que con la distancia parecen pequeñas manchas de color que se superponen, se mezclan y se resaltan.

Nuestro alumnado intentó hacer una representación del paisaje que vemos a través de los ventanales, pero puede que por los materiales empleados –ceras, lápices de color y rotuladores-, el resultado no los dejó muy satisfechos, ya que quedaba con colores muy planos, muy estático y no lograron plasmar toda la paleta cromática que veían.

Así, al día siguiente, les hicimos una propuesta, intentaríamos repetirlo en un gran mural que luego expondríamos en los pasillos del centro al igual que hicimos con el verano y con el otoño 2014, así como con el invierno 2015. En cada uno de ellos habíamos empleado una técnica distinta, y en esta ocasión quisimos hacer una intervención a medio camino entre lo artístico y lo lúdico, de modo que les dijimos que lo pintaríamos con los pies y lanzando pintura, lo que los dejó absolutamente desconcertados y fascinados.

Cuando llegaron por la mañana le mostramos algunas obras de pintores ligados al movimiento del puntillismo (divisionismo), y en ese momento vieron que eso era lo que a ellos les gustaría plasmar: cientos de colores que acaban dando forma a elementos que se integran como un todo en la naturaleza. Pero, ya de inmediato, me dijeron que eso era muy difícil porque habría que hacerlo con la punta de los dedos puntito a puntito, y  como teníamos en mente el gran mural de 200×180, que acostumbramos a preparar en cada cambio de estación para colgar en el corredor, eso nos llevaría un montón de tiempo. En ese momento apunté que les había dicho que lo pintaríamos con los pies. Ante sus observaciones (mancharse, frío, no quedar forma de puntitos, etc.), añadí que no se descalzarían, lo que aún los dejó más desconcertados. Les mostré un rollo de plástico de burbujas y dije que con eso les haría unas calzas con las que pintarían. Nos organizamos por grupos, hicimos un esquema en el encerado, dividimos zonas en el mural (línea de tierra-línea de cielo), nos “calzamos”, cogimos botes de témpera en colores básicos (verde, azul, amarillo, blanco), extendimos un paño (trozo de tela de colcha blanca muy gruesa y con relieve), y comenzamos el chorreado de pintura para que la pisaran.

Comenzamos por el cielo, que realizamos en tres grupos variando las cantidades de azules y de blanco, y luego con dos grupos hicimos el monte con verdes y amarillos. Finalizamos con unos chorros témpera con purpurina para crear ese efecto brillante de la luz sobre las cosas. Estaban asombrados de cómo sus huellas creaban esas combinaciones de colores.

Una vez lo pusimos vertical quedaron impresionados con el efecto logrado, pensaron que ya podía quedar así, pero le recordamos que aún nos faltaban los árboles frutales con sus flores volando por el cielo. Ahí surgieron muchos apuntes, habían quien sugería pintar los árboles y poner las flores de papel o pintadas con un pincel fino. Respondimos que eso no lograría el efecto “volador” que querían. Durante el recreo añadí unas ramas de retama que pegué al tapiz con silicona, y a la vuelta creamos tres tonos diferentes que iban del blanco roto al rosa, como las flores de los cerezos, de los ciruelos o de los melocotoneros. Sobre ellas chorreamos la pintura (dripping) con brochas grandes.

Ahora quedamos absolutamente satisfechos, tanto por el resultado como por el proceso seguido, en este caso más guiado que en otras ocasiones, pero siempre sugiriendo e incorporando sus aportaciones.

Está claro que no es nuestro objetivo enseñar movimientos pictóricos (ni pervertir la idea de la que surgieron) ni la copia de obras emblemáticas, pero en este caso, consistió en echar mano de la experiencia para solucionar “nuestro problema”. Y sobre todo, fue una actividad creadora, divertida, diferente y enriquecedora.

Nuestro tapiz permanecerá colgado hasta la inminente llegada del verano y de que los cambios en el paisaje nos pidan otra interpretación. Ya se verá.

Ver fotografías do proceso

Tapís da primavera

El gallo de Barcelos y las previsiones meteorológicas

In EncienciArte on 24/03/2015 at 15:25

Un alumno que pasó el fin de semana en Portugal, trajo como regalo para  clase el típico gallo portugués que cambia de color según la humedad ambiental, de modo que hace una certera previsión meteorológica a corto plazo.

Ninguno de sus compañeros y compañeras conocían este recuerdo tan típico del país vecino presente en casi todas las casas gallegas, ni por supuesto la leyenda que dio lugar a este souvenir tan representativo de Portugal. Así, cuando abrimos el paquete quedaron un poco extrañados. Vimos que traía las explicaciones en cuatro idiomas (español, portugués, inglés, francés), y atraídos por el texto donde decía que cambiaba a 9 colores, nos pusimos a leer. De modo que supimos de la leyenda del gallego que haciendo el Camino de Santiago fue acusado falsamente, y en presencia del juez dijo que, para confirmar su inocencia, el gallo que estaban comiendo cantaría cuando lo fueran a ejecutar.

descarga

06-08500

Ya de inmediato decidimos comprobar si era cierto que cambiaba de color. Al poco de abrir la bolsa en la que venía, las alas y la cola del gallo pasaron de un color gris violáceo al azul intenso (que al parecer es el color que adopta cuando se espera calor), pero el cielo, el día y nuestra estación meteorológica decían otra cosa. Reflexionaron sobre el asunto y llegaron a la conclusión de que el gallo tenía que estar fuera, pues dentro del aula siempre hace calor. Así, durante el recreo lo llevamos al exterior y el color pasó a violeta (anuncio de lluvias). Visto esto, concluyeron que el gallo debería estar fuera, al igual que el sensor exterior de la pequeña estación meteorológica que tenemos en la clase. Ahora las previsiones y el color del gallo coinciden, tal y como pudimos comprobar en varias verificaciones que hicimos a lo largo de los días y que registramos en una tabla comparativa.

IMG_0404

Tan sólo nos queda por saber la razón por la qué cambia de color.

Hicimos indagaciones en la red y leímos que se debe a un producto que le aplican en esas zonas al gallo. Con todo, quisimos hacer partícipes a las familias, por lo que les enviamos una consulta con tres preguntas: si tenían algún gallo de Portugal en las casas; sí sabían por qué cambiaba de color, y si creían que el gallo acertaba con las previsiones del tiempo.

Descubrieron que en muchas casas -de los abuelos especialmente- había algún elemento en el que estaba representado este popular símbolo portugués (delantales,  posavasos, trapos de cocina, manteles, relojes y figuras de cerámica), y que se fiaban totalmente de lo que decía el color del gallo. Lo que nadie nos dijo es por qué logra cambiar de color.

barcelos

designall (1)

Así fue como gracias a un regalo, hicimos una pequeña investigación que nos mantuvo a todos entusiasmados/as.

portugal_independence_day_2013-1527005-hp

Las tiendas de los poemas. Poesías en los escaparates

In AlfabetizArte, CativArte on 19/03/2015 at 17:05

He aquí nuestra iniciativa de este año para celebrar el Día Mundial de la Poesía. Un curso más tratamos de poner las poesías al alcance de toda la  comunidad. Sabemos que tenemos a nuestro favor que todo lo realizado por los pequeños/as cuenta, cuando menos, con una buena acogida. Así, esta vez, nos pusimos en contacto con la Asociación de comerciantes de O Milladoiro y solicitamos su colaboración para cedernos un rincón de sus escaparates para exponer los poemas seleccionados, escritos e ilustrados por los niños y niñas de cinco años con la intención de deleitar poéticamente a sus vecinos.

Ver presentación.

Poesía á rúa

Preparamos una carpeta con 3 o 4 poemas por niño/a acompañados de una hoja informativa para las familias en las que se les explica la iniciativa (también se hizo a través de los blogs de aula). Los padres y madres tendrán que acompañar a sus hijos/as a las tienda y negocios locales (amigos, habituales o de cercanía) para dejar allí los poemas.

En la cartulina en la que van escritos los poemas, se indica también el motivo de la iniativa, así como una dirección electrónica de contacto, para que quien guste de la lectura de la poesía en lugares no habituales, como muestra de agradecimiento nos envíe una fotografía. Estamos a la espera de lo que nos envíen.
Para n, además de los que podemos lograr con nuestro alumnado, creemos que de este modo estamos posibilitando la apertura de la escuela a la comunidad, mostrando lo que hacen los pequeños en las aulas.

Aceite III: degustación de aceite y plantación de olivos “a brava”

In EncienciArte on 19/03/2015 at 14:47

En el mes de octubre, a partir de una rama de olivo con olivas que habíamos llevado al aula, iniciamos un trabajo de conocimiento de este producto natural tan empleado y tan desconocido para el alumnado. En aquel momento, habíamos hecho un trabajo de investigación, incluso detectivesco, buscando olivas en los olivos de las calles de O Milladoiro (ver Aceite I), también habíamos degustado el aceite y conocido alguna preparación como el pan de aceite y olivas que elaboramos en clase (ver Aceite II).

Entre nuestros descubrimientos, también estaba la existencia de la empresa Olei, sita a pocos metros de nuestro centro. Nos pusimos en contacto con su directora, María Estévez, quien se ofreció para venir a la escuela y organizar unos talleres de degustación de aceite gallego así como para plantar algunos ejemplares de esta variedad autóctona gallega, “a brava”, ya conocida desde el siglo XII.

Pero pasó el tiempo, la climatología no fue propicia para las plantaciones y lo fuimos dejando hasta la llegada de la primavera.

Hoy, finalmente, tuvo lugar la tan esperada cata de aceite y plantación de olivos; nos pareció la mejor fecha y el mejor modo de dar entrada a la nueva estación.

En primer lugar y antes de nada, tenemos que agradecer la buena disposición de Olei que estaban tanto o más entusiasmadas que nosotros por la realización de la experiencia. Para los niños/as María Estévez ya era conocida porque habíamos visto en dos ocasiones el vídeo corporativo de Olei, en el que se explica cómo nace el proyecto de recuperación de la producción del aceite gallego, y de sus averiguaciones que la llevaron a rastrear documentos hasta encontrar menciones al aceite gallego en las Cantigas de Alfonso X El Sabio, en tradiciones orales populares y en los escritos de Fray Martín Sarmiento. En el vídeo habla también de la existencia de una variedad gallega, “la brava”, que estuvo a punto de desaparecer en tiempos de los Reyes Católicos, y que ahora se fue recuperando, gracias a su buena calidad y propiedades nutricionales.

Preparando la degustación, María nos aconsejó que lo hiciéramos con alimentos que ellos pudieran consumir habitualmente, tanto en desayunos como en meriendas, así nos decidimos por probar aceite con pan, con fruta (manzana, melón, plátano y naranja) y con chocolate; esta última era la apuesta más arriesgada, con la que todos quedaban sorprendidos, extrañados y luego encantados.

Cando esta mañana llegaron María e Iria, traían una presentación en ppt, en la que en un intento de acercarse a los intereses de los niños, hablaban del aceite a través de un personaje, la Princesa Brava, una aceituna singular. La floración de los olivos en este tiempo primaveral también ayudó a conducir o tema.

Sabedoras de que en el centro estábamos con los preparativos para el día de la poesía nos trajeron estas citas:

“e irei pela marinha vendend’ azeit’ e farinha”. Cantigas de Escarnio. Alfonso X el Sabio.

“aceite, carne, pan, trigo e sal, mercadoría real” (Autor desconocido. S. XII)

En Galiza existen tres variedades de aceituna, a brava, a mansa e as de fora” (Frai Martín Sarmiento, S. XVII)

Llegado el momento de la degustación, María y su compañera Iria le mostraron a los niños/as cómo se hacía la cata en unos vasitos de color azul con la boca estrecha para así mejor apreciar el aroma. Nos dijeron que hay aceites que dan aromas afrutados y otros olían a hierba recién cortada. Fue curioso porque, días atrás, habíamos salido al exterior del centro a oler la hierba cortada, mientras los obreros del ayuntamiento acondicionaban el césped, y en ese momento yo les había dicho que ese olor era único, inconfundible y no se parecía a ningún otro. Hoy tuvimos que admitir que hay otros elementos que también huelen igual; el aceite Olei huele la hierba recién cortada.

Luego pasamos a la observación de su color, del tacto y del paladar. A continuación realizamos la degustación, que fue todo un éxito, nadie se negó a probar y casi todos quisieron repetir, sorprendiéndose de las combinaciones que les ofrecían. La de chocolate fue sensacional.

Haciendo muestra de su generosidad, nos obsequiaron con un delantal -que quedará en la cocina del aula- y con pequeños envases de aceite en dosis individuales para cada niño/a.

Ver presentación.

Degustación aceite

Por último, tras la presentación y degustación en cada una de las cuatro unidades de cinco años, salimos al exterior para hacer las plantaciones de pequeños olivos “a brava”, destinándoles una zona bien soleada a la espera de que crezcan y sigan allí, incluso cuando estos niños traigan al centro a sus hijos o a sus nietos. Esperemos que sean respetadas, con tal motivo elaboramos un panel informativo en plancha de policarbonato para que todo el mundo nos ayude a llevar a buen puerto los olivos. En este panel explicamos la variedad y hacemos mención a la cita de Fray Martín Sarmiento.

Mientras pasaban por las otras aulas, nuestro alumnado quiso hacerle una tarjeta de agradecimiento a María y a Iria, que podéis ver en esta presentación. Se le entregó el regalo junto con una cesta de camelias.

Ver presentación.

Debuxos Olei

Mil gracias a Ole, y a todas aquellas personas, empresas y negocios de la localidad que se implican con nosotras en la educación de los pequeños y pequeñas de O Milladoiro.

“Tiene que llover al revés”

In ActualizArte, CativArte on 17/03/2015 at 09:02

En nuestra biblioteca profesional tienen cabida temáticas muy diversas, ahora bien, debemos confesar que los libros sobre la educación artística ocupan  la parte más extensa. Compramos muchos, cada vez seleccionando más, porque  aunque es un tema muy atractivo, se detecta de inmediato si el autor/l “habla de oreja” o si tiene la bata manchada de pinturas.  En este caso, en primer lugar, nos sedujo el título: “Tiene que llover al revés. Reflexiones de un maestro de plástica”. Tres claves: ya anticipamos que nos habla de un proyecto realizado; reivindica la figura del maestro de plástica; y recibió el Premio de Pedagogía Rosa Sensat en el 2008. No nos defraudó.

Lluís Vallvé Cordomí, el autor, es un maestro de educación visual y plástica que a lo largo de su vida profesional compaginó la docencia y la formación, y eso se nota en la manera en la que va desgranando en el libro su experiencia al tiempo que nos relata los trabajos plásticos con el alumnado. Una vez se finaliza la lectura, se tien la sensación de que este hombre tocó todas las teclas de la escuela: didáctica, organización escolar, relación con las familias, con el alumnado y con los compañeros/as de profesión; dudas de los docentes; alianzas con el entorno; incluso la incomprensión de la entrada del arte en la escuela por parte de alguna persona (significativa la anécdota con el inspector que le pregunta si no teme estar formando unos inadaptados por incidir tanto en la creatividad; increíble pero sabemos que esa opinión no es exclusiva de ese inspector).

Según el autor, “este libro que intenta mostrar los beneficios de la vivencia del arte, surge de la necesidad de poner orden en los propios pensamientos y en la propia práctica educativa, y de la necesidad de reflexionar sobre las ideas, convicciones e instituciones –todas ellas cambiantes- que me han ido sirviendo durante los últimos treinta años. Es fruto de la voluntad de sistematizar la experiencia que, como a tantos maestros, por un lado me pesa y se convierte en un lastre y, por otro, me proporciona alas para emprender con incertidumbre, pero con ilusión, nuevos caminos.”

A lo largo de su exposición, en capítulos muy breves y con sugestivos títulos, podemos conocer distintos proyectos realizados; así es un libro que se puede ler poco a poco, o mejor aún, hay que leerlo de un tirón y luego volver sobre él para analizar más en detalle la experiencia y las reflexiones con las que se acompaña. Muestra de esos títulos de capítulos son: “¡Tienes los ojos en los dedos!”, “Puede ser abstracto”, “Deberes de vacaciones”, “Desmontar con el lápiz”, ¡Yo no entiendo el arte!, “¡Parece fácil de hacer!”…, e así ata cuarenta más. Desde aquí se puede acceder a un avance del libro.

Luís Vallvé Coromín, nos da un montón de razones para seleccionar uno u otror, porque como él dice, la clave está en elegir: “En la escuela tenemos que saber elegir pero sin llegar a colapsar a nuestros alumnos. Esa es la clave del éxito. Los maestros nos embarcamos a menudo en más aventuras de las que podemos abarcar, y lo que es peor aún, de las que nuestros alumnos pueden digerir.”

No podemos más que recomendar la lectura de esta magnífica “historia de vida profesional”, y agradecer al autor que se tomara el trabajo de hacer un ejercicio de memoria y de introspección para obsequiarnos a los lectores con su relato no sólo de un maestro de plástica,  sino de con las reflexiones de un gran maestro.

Por último, tan sólo queremos hacer una observación. Sabemos que para las editoriales publicar en color este tipo de libros los encarecería mucho y no tendrían tanta salida –es opinable, yo preferiría que no entrase en la media de precios habituales, pero que me permitiesen disfrutar con los colores originales de cada proyecto en fotografías de buen tamaño-. Aún así, si toman esa opción, sería muy sencillo facilitar desde la web de la editorial las imágenes originales. Tengo por seguro que no habría ninguna traba ni por parte del autor ni por parte de la editora, y así, los/las lectores/as podríamos hacernos una idea más ajustada del trabajo realizado con el alumnado. Imaginar un proyecto con una sola fotografía de pequeño tamaño en blanco y negro, eso sí que es apelar a nuestra creatividad.

Lluís tenemos que confesarte que al acabar el libro, le dimos la vuelta para ver la portada en el otro sentido, y efectivamente, constatamos que tiene que llover al revés.

Leyendo números en una entrada de fútbol

In EncienciArte on 16/03/2015 at 18:01

Sobra decir que los números sirven para mucho más que para contar, pero los diversos usos, lecturas y funciones de los números deben ser aprendidos en situaciones reales dando respuesta a necesidades reales. Requieren de una alfabetización contextualizada.

La pasada semana, en nuestro centro, en el marco de una actividad propuesta por las compañeras del equipo de actividades complementarias, relacionada con la presencia de la mujer en el deporte, recibimos, entre otras, la visita de varios jugadores de la SD Compostela (uno de ellos padre de un alumno), que, tras la conversación y juegos en el patio, tuvieron a bien obsequiar a los 325 niños/as con una entrada para el partido de fútbol del domingo.

Podríamos darles las entrada sin más para que la llevasen a sus casas, pero no quisimos desaprovechar la ocasión que se nos brindaba para conocer la información que nos proporcionaban los números en ella presentes. El código de barras (para evitar falsificaciones), el formato de la fecha de celebración del partido (15/03/2015), de la hora (17:00), de la jornada futbolística (29), de la fila y número de asiento (en este caso la abreviatura s/n), de la puerta de acceso (2), del número de la entrada (15257), y del precio 0€. Esto, junto con la información extraída del texto, los hizo sentir que sabían lo que llevaban entre las manos, y dispuestos a explicárselo a sus familias. Con una simple entrada de un partido de fútbol, tuvimos una de esas clases maravillosas, que nos hacen sentir que no se necesitan grandes medios para realizar aprendizajes significativos. El contraste con sus experiencias de asistir la otros partidos en campos locales donde no hay estos protocolos, o la otros espectáculos (teatro, títeres, actuaciones musicales) donde sí hay entradas y asientos numerados, nos dio para mucho.

Mención aparte precisa el texto que se podía leer en el anverso de la entrada referida a la prevención de la violencia en los campos de fútbol, suscitó una larga conversación.

De todo esto, y por iniciativa de ellos, sólo queda apuntar una observación que le querían hacer a los responsables de las entradas porque en el texto ponen COLEGIO/NIÑO. Se preguntaban si no eran válidas para las niñas.

“Enséñame, pero bonito”

In VisionArte on 16/03/2015 at 17:50

En un momento en que el actual modelo de escuela está siendo cuestionado, en el que ya hay instituciones educativas que quieren seguir otros sistemas de enseñanza-aprendizaje huyendo de los perniciosos círculos de los estándares, indicadores, evaluaciones, exámenes, deberes,  etc., es bueno conocer otras posibilidades, como las que se realizan en diferentes escuelas alternativas.

En el documental “Enséñame, pero bonito”, podemos escuchar los argumentos de profesionales de la educación que piensan en una escuela distinta, más centrada en los niños y niñas que en las necesidades de la sociedad.

Siempre se agradece que el cine aporte su grano de arena a la innovación educativa, máxime cuando los programas televisivos y los filmes están llenos de ejemplos de modelo educativos absurdos y estereotipados en los que los clichés  profesor-alumno tan poco favorecen la consideración del hecho educativo.

Este documental parte de una iniciativa de crowdfunding, para la que presentaron las grabaciones realizadas en tres escuelas de pedagogía alternativa en Perú, para luego ampliar el proyecto con entrevistas a responsables de escuelas similares en España. En palabras de la directora del documental, Sara Moreno,
El objetivo del documental “Enséñame, pero bonito” es presentar alternativas educativas eficaces para la formación integral de los/las niños/as. Es nuestra aportación para trabajar por una renovación pedagógica, que parte de pensamientos críticos, experiencias reales y que se desarrolla en y para la libertad. Queremos, pues, mostrar y promover la reflexión sobre la pedagogía que conocemos y con la que aprendimos a multiplicar y leer. Ayudar a cuestionarnos sí fue la más eficaz y sí existen otras maneras más respetuosas y actuales. Este trabajo muestra experiencias educativas que motivan la reflexión profunda sobre el concepto de Escuela.”

A lo largo de las diferentes entrevistas veremos como hay modelos tan diversos de escuela alternativa como diversos son los niños/as. En lo que coinciden todos los participantes es que la actual escuela, como tal, está obsoleta y no es respetuosa con los intereses y desarrollo de los niños. También se incide mucho en la legalidad de estas iniciativas, todas ellas privadas, aún así no elitistas.

En esa línea, ya hablamos en otras ocasiones sobre la red Reevo, una plataforma web centrada en la educación alternativa, en la que activistas de Reevo van describiendo y mapeando todas las escuelas alternativas que conocen en distintos lugares del mundo.

Homeschooling, unschooling, pedagogías alternativas, son diferentes posibilidades que también se apuntan y sobre las que podremos saber más en el blog de la jurista y madre unschooler, Laura Mascaró.

A nuestro entender, este documental debería ser visto en grupos docentes, equipos varios y claustros escolares, para dar pie a un posterior debate sobre lo que estamos haciendo por las criaturas, por la escuela y por la sociedad.

Cada tiempo, cada sociedad, cada grupo humano, necesitan una escuela en la que crecer. Para nosotras, aquí llegó el momento de dar un giro, ya que permanecer en el modelo actual no conduce a nada enriquecedor.

“La analfabeta” y “Cómo aprendí a leer”

In ActualizArte on 14/03/2015 at 09:30

En algunas ocasiones, en este blog, destacamos algunos libros que, sin ser de pedagogía o didáctica, a nosotras, por nuestra condición de docentes, nos hacen reflexionar sobre la educación y lavida escolar, huelga decir que, nos acercamos a ellos atraídas  por sus títulos. Así, en los últimos tiempos,  leímos dos libros que, sin tener nada que ver entre ellos, ni entre los contextos de origen de las autoras, ni las condiciones en las que deciden hacerse escritoras, ambas coinciden en la afirmación de que la privación de su lengua materna les hace perder las claves para entender el mundo. Le faltan palabras para expresar lo que sienten, y confiesan necesitar continuamente de un diccionario para ser capaces de reflejar o para ayudarles a comprender lo que leen o lo que escriben. Esto, con las diferencias lógicas,  nos hizo pensar mucho en las niñas y niños que tenemos en el centro, en lo que sentirán cuándo lo que les contamos o leemos no encaja con las claves lingüísticas que “maman” en casa.

Se trata de:

La analfabeta”, de Agota Kristof publicado en la editorial Alpha Decay, dentro de la colección Héroes modernos.

“Leo. Es como una enfermedad. Leo todo lo que cae en las manos, bajo los ojos. Diarios, libros escolares, carteles, pedazos de papel encontrados por la calle, recetas de cocina, libros infantiles. Cualquier cosa impresa. Tengo cuatro años. La guerra acaba de empezar.”

Pero Agota aprendió a leer autónomamente: “Fue así como, muy joven, por casualidad y sin apenas darme cuenta, contraje la incurable enfermedad de la lectura.”

Algo que en su contexto non es muy valorado porque le resta tempo para hacer cosas de más utilidad.

“El abuelo saca un diario del bolsilo de su levita y dice a los vecinos:

-¡Mirad! ¡Escuchad!

Y a mí me dice:

-¡Lee!

Y yo leo. Normalmente, sin errores, y tan rápido como me lo pida.

Dejando de lado ese orgullo de abuelo, mi enfermedad de la lectura me traerá sobre todo reproches y desprecio:

“No hace nada. Se pasa el día leyendo.”

“No sabe hacer nada más.”

“Es la tarea más pasiva de todas.”

“Perezosa.”

Y sobre todo, “Lee en vez de…”

¿En vez de qué?

“Hay miles de cosas más útiles, ¿no?”

Así comienza esta breve obra en la que la autora, una escritora traducida a más de treinta lenguas y cuyo nombre se barajó en alguna ocasión para el premio Nobel, confiesa que a los 21 años se siente una analfabeta tras huir a Austria con su hija de meses y con su marido, en un país en el que se habla una lengua de la que ella aprende palabras básicas, pero en la que no es capaz de leer o escribir. Por el contrario, a medida que va creciendo su niña, cuando ella le recita poemas en húngaro, la pequeña la mira extrañada. El drama de muchos exiliados o de los inmigrantes.

Once breves capítulos para once momentos de la intensa vida de Agota Kristof. Una obra autobiográfica que sintetiza en estos bellos fragmentos los once momentos fundamentales de una existencia apasionada. Estas páginas han sido definidas por la crítica como «un regalo para el intelecto»; un trayecto vital que describe primero a una joven que devora libros en húngaro para luego dar la palabra a una escritora mundialmente reconocida en otro idioma, el francés.

De una infancia feliz a la pobreza después de la guerra, pasando por los años de soledad en el internado, la muerte de Stalin, la lengua materna y las lenguas enemigas como el alemán y el ruso, la huida de Austria y la llegada a Lausanne con su bebé. Las palabras de Agota Kristof nunca son tristes, son implacables, justas y precisas. Todo el mundo de Agota Kristof está aquí, en este libro caracterizado por frases breves, minimalistas, diminutas en las que se concentran en todo momento las grandes reflexiones y los poderosos pensamientos que las han provocado.

Un libro necesario para entender el  drama de los que son obligados a abandonar su tierra por la guerra.

 

Cómo aprendí a leer”, de Agnès Desarthe publicado en Periférica.

Como una niña que se niega a comer lo que le ponen en el plato, la protagonista de este libro no entendía las líneas que pasaban ante sus ojos y escupía las palabras. Le gustaban la brevedad, la música y las imágenes de la poesía, pero obstinadamente se negaba a tragar las grandes novelas. A veces, los planes ideados por su padre, un prestigioso pediatra, la llevaban a leer novelas negras que sí la cautivaban; pero nunca Madame Bovary, por ejemplo. Entusiasta y optimista desde bebé, la protagonista —que no es otra que la propia autora, Agnès Desarthe— pensaba que al acceder al lenguaje estaría en condiciones de decirlo todo. Habría una palabra para cada sensación, para cada cosa vista, tan eficaz como el dedo que apunta al cielo con un grito inarticulado y que significa al mismo tiempo: avión, velocidad, flecha, ruido, miedo, belleza, relámpago, cohete, estrella, azul. Pero las palabras, sentía Agnès ya de adolescente, «eran imprecisas, poco numerosas, rígidas y ocupaban mucho espacio». Hasta que todo cambió. Eso sí: muchos años después.

Un libro que en palabras de la crítica se nos dice:
«Este libro hará las delicias de todos los amantes de la lectura y tranquilizará a aquellos que no leen. O mejor dicho: que no leen todavía. Porque no hay no lectores, sino personas que aún no han tenido la oportunidad de encontrar la puerta que conduce a este increíble jardín secreto, la lectura. Y, contrariamente a la creencia popular, no es fácil llegar a ser un lector; del mismo modo que no es fácil llegar a ser feliz. Es una cuestión de experiencia, azar, suerte, encuentros… Le llevó años a Agnès Desarthe destruir el muro que se interponía entre ella y la lectura. Ésta es su historia, que relata con humor en un libro delicioso.» François Busnel, L’Express

«A través de una serie de acercamientos al placer que producen los libros, Cómo aprendí a leer se convierte en Cómo aprendí a traducir y, por último, en Cómo me convertí en una escritora.» Olivia de Lamberterie, Elle

«Un libro que hará más ligeros los corazones de muchos lectores.» Claire Devarrieux, Libération

Dos lecturas que compartimos con porque merecen la pena, tanto por su belleza como por las reflexiones y conexiones que podemos hacer tras su lectura las personas que nos dedicamos a transmitir el amor por la lectura y por la escritura.

“As señoras cousas”

In ContArte on 13/03/2015 at 08:41

¿Qué es lo que hace que un poema sea del gusto de los pequeños? Pregunta compleja con respuesta difícil que, suponemos, se harán todos aquellos que de una forma o de otra quieren acercar los niños/as a la poesía, quienes la escriben, quienes la editan, quienes la venden, quien la compra y quien la selecciona. Las temáticas, el lenguaje empleado, la rima, las relaciones que se establecen entre los protagonistas, el momento en el que se le presente …, son algunos de los elementos determinantes, pero, con todo, aún en su medida justa, hay obras en las que todo eso logra un conjunto harmonioso y en otras, desafortunadamente no toca la sensibilidad de los niños.

Son muchos los libros de poesía infantil que se publican y pocos los que quedan cerca para echar mano de ellos en cualquier ocasión.

Nosotras, desde el mes de septiembre, tenemos en la biblioteca de aula , “As señoras cousas” de Helena Villar Janeiro porque siempre puede ser un buen momento para leer uno de sus poemas que nos hablan del sabor del agua, de un trueno que va de boda, de la nieve tibia, del castillo de la lluvia, de la cabellera del mar, de la maleta de la golondrina o de la escoba del viento. Como se pode intuir, hablando de lo de siempre, lo que varía es la mirada sobre las cosas. Helena Villar, fija su atención en ese punto lírico que tiene lo cotidiano, lo rutinario. Se le nota toda su trayectoria de creación literaria, el dominio de la vertiente irreverente de la que tanto gustan los críos, y por encima de todo, se le nota que es una abuela que quiere seducir con versos a su nieta Helena, que ya juega con las cosas.

Para abrir boca, os dejamos una buena muestra de lo que estamos a decir, un poema que nos habla de cómo las señoras cosas y los señores nombres andan siempre juntos de día y de noche.

“As señoras cousas” está publicado en la editorial Galaxia, acompañando los poemas de Helena Villar Janeiro con las ilustraciones inconfundibles de Mª Fe Quesada.

IMG_0187 IMG_0188 IMG_0189

Poesía en la pared. Acción poética

In CativArte on 10/03/2015 at 22:00

ones

Estamos con los preparativos de todo lo que viene ahora, Día Mundial de la Poesía, Mes de las Letras,  Letras gallegas, y al igual que hicimos el pasado año lo que queremos es sacar la poesía a la calle, porque la poesía es de todos; todas las personas tenemos derecho a leer un poema gratis. Queremos que el lema sea más poesía y menos publicidad en la ciudad.

Tomamos como referencia lo que se hizo hace más de veinte años en la ciudad holandesa de Leiden,  Muurgedichten van Leiden– que podría traducirse cómo “Poemas en las paredes”- una colección de poemas, (un total de 101) que se pintaron en las paredes exteriores de los edificios de la ciudad de Leiden en los  Países Bajos, siendo hoy muy populares entre la población y una atracción para los turistas. Escritos en diferentes idiomas, según el idioma del poeta (con una traducción al holandés y al inglés), cuidando mucho el contraste visual de las letras y el fondo de la pared. El proyecto “Poemas en las paredes” comenzó en 1992 financiado por una fundación privada y por corporaciones locales de Leiden, siendo el primer poema de la poeta rusa Marina Tsvietáieva; desde entonces, se añadieron todos los demás, rematando en el 2005 con el poema De profundis de Federico García Lorca. En la actualidad algunos poemas ya se perdieron, pero se conserva la mayor parte de ellos, además de los que se añadieron en el 2010. Otros poetas incluidos son Cummings, Langston Hughes, Du Fu, Luis Oliver, Neruda, Rilke, Shakespeare y  Yeats.

Ya se dice que en Leiden los graffitis son poesía.

A nuestra escala podemos hacerlo de muy variadas formas, siempre manteniendo la idea de poner más poesía al alcance de todos los viandantes: en las paredes interiores del centro, sobre vinilos, en carteles, en colaboración con asociaciones o ayuntamientos, en espacios públicos, en muros de zonas dejadas, en las calles circundantes a los centros educativos, en zonas de paso, en negocios, en los parques… Las posibilidades son múltiples, y los efectos seguro que beneficiosos para la vista, para el ánimo y para el espíritu.

Abundan ejemplos similares como las ciudades adheridas a Acción Poética, un movimiento mundial iniciado por Armando Alanís Pulido, un escritor y  promotor cultural mexicano director-fundador de Acción Poética, que consiste en pintar frases, versos, poemas en las paredes de las ciudades. O las acciones de los madrileños  Boamistura, autores de “Madrid, te comería a versos”, un proyecto que surge de un acto de amor de artistas y poetas para humanizar la ciudad, en este caso, escribiendo poemas en los pasos de peatones, o en “Paisajes de paz“, y en “Callar es gritar intensamente“, por mencionar algunas de sus intervenciones más emblemáticas.

H

Habrá quien piense que estas pintadas pueden afear las paredes, eso depende del concepto de belleza que tenga cada uno. También habrán quien diga que eso puede incitar a que se hagan otras pintadas, ojalá fuesen tan quisquillosos con los paneles publicitarios y con las imágenes infantiles estereotipadas de las multinacionales. Para desmontar esos temores no tenemos más argumentos que los que siguen:

 Poesía para todos los días en todos los espacios. Liberando poemas.

Que salten los poemas a la calle desde los centros educativos de Galicia de la mano de nuestro alumnado porque

¡Imagínense los muros de las escuelas llenas de poemas!

“Canta a lúa coas estrelas”

In ContArte on 09/03/2015 at 09:06

??????????

Ayer asistimos a la presentación del libro disco “Canta a lúa coas estrelas”, que contiene algunos de los poemas de Rosalía Morlán musicados y en la voz de Manoele de Felisa.

10435579w

Cuando llegamos y vimos el Teatro Principal de Compostela lleno de gente de todas las edades y condición; cuando escuchamos las palabras de presentación de Xosé Neira Vilas, de Valentín García, de Pilar Varela y de la propia Rosalía Morlán; cuando gozamos con las interpretaciones de Manoele de Felisa y demás músicos; y cuando, como todo el público, tuvimos la sensación de estar pasando un rato muy agradable, entonces, pensamos en la fórmula mágica para que esto suceda.

Estamos en un momento en el que se publican libros disco como rosquillas, todas las editoriales tienen alguna colección con canciones infantiles, en las que se procura mezclar en la medida exacta texto, ilustración, música, valores y  guiños a la infancia. Pero, como en la cocina, que se preparen con la cantidad justa de ingredientes saludables, con productos de temporada y con la cocción exacta, no es garantía de que sea un plato sabroso ni memorable.

Decía ayer Xosé Neira Vilas que “se tiene o no se tiene”, y este proyecto tiene. Tiene la sustancia del corazón, tiene el cariño de Rosalía, tiene la acogida de todas las personas que la quieren (que son muchas porque ella es una muy buena persona y profesional), tiene la hermosa voz de Manoele de Felisa, tiene el acompañamiento de músicos y voces de amigos, y tiene las ilustraciones de Isa Albela que le dan un toque muy naif. Con todo, cuando lo cogemos entre las manos, no tenemos la sensación de ver una acertada suma de “nutrientes”, sino que estamos ante un plato redondo, de esos que llevan el aroma de la amistad, el color de los recuerdos y el sabor del cariño.

A coitada lúa”, “Estrelas de azucre” y “O Castelo da Rocha Forte”, son poemarios que ya están en la biblioteca de todos los centros de infantil gallegos, y tenemos la completa seguridad de que “Canta a lúa coas estrelas” los acompañará en breve, porque es la obra de unos amigos que miran las cosas con los ojos de los poetas:

??????????

Les deseamos lo mejor y les damos las gracias por la excelente tarde que nos regalaron ayer.

Poesías para todos los días

In ContArte on 05/03/2015 at 08:59

Agora que se están organizando las actividades para el próximo 21 de marzo, Día Mundial de la Poesía, queremos compartir espacios en los que nosotras encontramos poemas infantiles:

-En el de Antonio García Teijeiro, Versos e aloumiños, en el que además de sus propias publicaciones, tiene un rincón, Catavento de poemas infantís, en el que va referenciando aquellos que más le gustaron. Actualmente recoge cerca de cincuenta autores e de cada une de ellos publica cinco o seis poesías. Las hay en gallego, en castellano y en otras lenguas, cumpliendo todas ellas con la condición que apuntaba la inolvidable Gloria Fuertes.

Si hay poetas que escriben bien

y no dicen nada

es que no escriben bien.

Lo dice Gloria Fuertes.

Sin título

-En el blog de la biblioteca de Cocentaina, Bibliopoemas, un espacio del que ya hemos hablado en otras ocasiones, así como de su hermano Bibliocolors, dedicado a la ilustración. Ambos tiene una actividad inagotable, publicando a diario poemas e ilustraciones organizadas por temas, por autores, por estaciones, por meses, por celebraciones, por países … También tienen un apartado en el que se pueden encontrar frases o citas célebres sobre la poesía, para quien quiera eligir un buen lema. De visita obligada.

A lo que hemos recogido en InnovArte sobre poesía infantil, queremos añadir un descubrimiento que hicimos ayer gracias a una alumna que nos trajo el libro “Versos de cuento”, de Carmen Gil, publicado en SM de una colección en la que se reúnen otros seis títulos, entre los que encontramos “Versos para contar” o “Versos de colores”.

Para finalizar este apunte sobre poesía infantil, non queremos olvidarnos de un libro con el que nos obsequiaron las compañeras uruguayas Adriana y Doris durante la reunión de la Red Iberoamericana de Educación Infantil, “21 poemas raritos”/”Mirá vos”, uno por el derecho y otro por el revés editado por Alfaguara.

“Dos libros en uno, al derecho y al revés. No importa cómo se mire. En Mirá vos se descubrirán pequeños mundos dentro del mundo: de grillos, bananas, elefantes, violines, globos con forma de corazones y hasta astronautas que pisan la luna. 21 poemas raritos es un divertido conjunto de poemas acompañados por coloridas ilustraciones donde hay canciones de cuna y anticanciones, gatos, cocineros y hasta un tiburón volador.”21 poemas raritos. Fernando González (textos) y Sebastián Santana (ilustraciones) Mirá vos. Fabio Guerra (textos) y Alfredo Soderguit (ilustraciones)Edición de Virginia Sandro. Montevideo, Uruguay. Editorial Alfaguara, 2006. Colección Alfaguara Infantil. 

Nosotras, el pasado curso, habíamos hecho la actividad Liberando poemas, que repetiremos este ano pero con una pequeña modificación para llegar a mucho más público. Os mantendremos informadas, pero recordad que se necesitan poesías para todos los días, porque,

La poesía es pintura que habla, la pintura poesía que calla. (Simónides de Ceos)
La poesía es el sentimiento que le sobra al corazón y te sale por la mano. (Carmen Conde)
La poesía es la pintura que se mueve y la música que piensa. (Émile Deschamps)
La poesía le da a la humanidad lo que la historia le niega. (Francis Bacon)
La poesía no quiere adeptos, quiere amantes. (Federico García Lorca)
La poesía tal vez se realza cantando cosas humildes. (Miguel de Cervantes Saavedra)

Educación en la naturaleza

In InformArte on 05/03/2015 at 08:30

Los niños y niñas manifiestan cada vez más un déficit de lo que Antonio Sandoval denomina vitamina N, una de las carencias que más puede afectar su desarrollo armónico. La vida que llevan no les permite el contacto con la naturaleza, todo tiene lugar en contextos artificiales o virtuales, pero pocas, muy pocas veces logran explayarse en el medio natural, en el que no fue diseñado y programado por la mano de las grandes multinacionales.

Así, curiosamente, están surgiendo iniciativas educativas en todo el mundo que tienen como finalidad ponerlos en contacto en su medio más natural. Escuelas bosque, escuelas en la naturaleza o centros educativos en el campo son la nueva tendencia, que por el momento sólo estan al alcance de unos pocos, ya que, en casi todos los casos se trata de apuestas privadas, personales o experimentales. Nosotras ya hablamos de alguna de estas escuelas en el número 3-2º de la Revista del Instituto Latinoamericano de Estudios de la Infancia, RELAdEI. Allí recogimos espacios web en los que podíamos saber más del Programa Victoria Nature School, una escuela preescolar de 181.000 hectáreas en un parque de British Columbia en Canadá, o de las Waldkindergartens (Escuelas Bosque) de Friburgo en Alemania,  donde niñas y niñas de infantil pasan el día al aire libre, corriendo, subiendo por los árboles y descubriendo todas las manifestaciones de la vida.

Bien sabemos que pocas posibilidades hay de mudar nuestros contextos actuales, pero estas tendencias también están llegando a todo el ámbito de la educación no formal, a las actividades extraescolares, a los talleres de verano o a los campamentos.

Ayer se puso en contacto con nosotras una de la promotoras de la recién nacida, Asociación Nacional de Educación en la Naturaleza, para comentarnos que los próximos 18 y 19 de abril tendrá lugar el I Encuentro de EDNA, en el marco inigualable de la localidad coruñesa de Cariño. Se hablará sobre lo qué es y sobre lo que no es educación en la naturaleza (siempre que hay una tendencia surgen imitaciones que nada tienen que ver con la filosofía inicial), presentarán la asociación, su web, y como no, harán una sesión en la naturaleza. Desde aquí se puede acceder a la información y programa.

Con seguridad, volveremos en otras ocasiones sobre estas iniciativas y a insistir en que aún que no haya escuelas bosque para todos los niños, hay monte e árboles suficientes para todas las salidas familiares e escolares.

I Red Iberoamericana de Educación Infantil (4): alojamiento en la Residencia de Estudiantes de Madrid

In InformArte, PremiArte on 20/02/2015 at 08:54

Seguimos contando en qué consistió el I Encuentro de la RIEI.

Uno de los mayores aciertos de la organización del Encuentro de la I Red Iberoamericana de Educación Infantil fue alojarnos en la Residencia de Estudiantes de Madrid.

La Residencia de Estudiantes, desde su fundación en 1910 por la Junta para Ampliación de Estudios hasta 1936, fue el primer centro cultural de España y una de las experiencias más vivas y fructíferas de creación e intercambio científico y artístico de la Europa de entreguerras. En 1915 se traslada a su sede definitiva en la madrileña Colina de los Chopos. Durante toda esta primera etapa su director fue Alberto Jiménez Fraud, que hizo de ella una casa abierta a la creación, el pensamiento y el diálogo interdisciplinar. Tanto la Junta como la Residencia eran producto de las ideas renovadoras de la Institución Libre de Enseñanza, fundada en 1876 por Francisco Giner de los Ríos.

La Residencia se proponía complementar la enseñanza universitaria mediante la creación de un ambiente intelectual y de convivencia adecuado para los estudiantes. Características distintivas de la Residencia fueron propiciar un diálogo permanente entre ciencias y artes y actuar como centro de recepción de las vanguardias internacionales. Ello hizo de la Residencia un foco de difusión de la modernidad en España, y de entre los residentes surgieron muchas de las figuras más destacadas de la cultura española del siglo XX, como el poetaFederico García Lorca, el pintor Salvador Dalí, el cineasta Luis Buñuel y el científico Severo Ochoa. A ella acudían como visitantes asiduos o como residentes durante sus estancias en Madrid Miguel de Unamuno, Alfonso Reyes, Manuel de Falla, Juan Ramón Jiménez, José Ortega y Gasset, Pedro Salinas, Blas Cabrera, Eugenio d’Ors o Rafael Alberti, entre muchos otros.

La Residencia fue además foro de debate y difusión de la vida intelectual de la Europa de entreguerras, presentada directamente por sus protagonistas. Entre las personalidades que acudieron a sus salones figuran Albert Einstein, Paul Valéry, Marie Curie, Igor Stravinsky, John M. Keynes, Alexander Calder, Walter Gropius, Henri Bergson y Le Corbusier, entre muchos otros. A menudo, estas personalidades fueron invitadas por dos asociaciones privadas que colaboraron activamente con la Residencia y unieron su labor a un amplio sector de la sociedad civil: la Sociedad de Cursos y Conferencias y el Comité Hispano-Inglés.

Para nosotros, poder vivir esta experiencia fue un regalo. Una vez se llega a la Colina de los Chopos, se tiene la sensación de trasladarse en el tiempo. Sólo de pensar en los intelectuales que por aquí pasaron y dejaron su impronta ya da vértigo.  Siendo un lugar austero, como de college, sin grandes lujos, el trato es exquisito. Sito en el centro de Madrid, parece un oasis de calma que propicia el estudio, la lectura, la conversación y la reflexión.

Hoy la Residencia es, de nuevo, uno de los centros más originales del panorama cultural español.

  • Organiza numerosos actos públicos, en los que intervienen muchos de los protagonistas actuales de las artes y las ciencias como Mario Vargas Llosa, Pierre Boulez, Martinus Veltman, Ramón Margalef, Jacques Derrida, Blanca Varela o Massimo Cacciari, entre otros. Conferencias, mesas redondas, conciertos, lecturas de poemas, encuentros o exposiciones convierten a la Residencia en un espacio abierto al debate, la reflexión crítica y la creación en torno a las tendencias de nuestra época.
  • En ella conviven cada año, en estancias generalmente inferiores a una semana, cerca de 3.000 investigadores, artistas y profesionales de los campos, más diversos, procedentes de todo el mundo.
  • En el Centro de Documentación puede consultarse un conjunto único de fondos bibliográficos y documentales, especializado en la historia intelectual y la ciencia contemporáneas, principalmente del primer tercio de siglo. Destacan los archivos particulares de Federico García Lorca, Luis Cernuda, Jesús Bal y Gay, Fernando de los Ríos o León Sánchez Cuesta, y los de instituciones como la Junta para la Ampliación de Estudios o el Museo Pedagógico Nacional. Las descripciones de los fondos documentales y bibliográficos y un conjunto de imágenes de los propios documentos digitalizados están disponibles en la Red de centros y archivo virtual de la Edad de Plata de la cultura española contemporánea (1868-1936), proyecto que lidera la Residencia de Estudiantes y que cuenta con la financiación de la Fundación Marcelino Botín.
  • Desarrolla distintos proyectos de investigación siguiendo dos líneas principales: el estudio y la difusión de su legado histórico y el análisis de las tendencias actuales de pensamiento con el objetivo de explorar el porvenir de la cultura.
  • En 1990 recuperó su viejo sello editorial, con el que publica los resultados de su labor investigadora y algunos de sus cursos, lecturas de poemas o ciclos de conferencias. Prepara, además, ediciones críticas de sus textos históricos y rescata excepcionales testimonios como elArchivo de la Palabra o la revista Residencia.
  • El 28 de marzo de 2001 se inauguró la rehabilitación arquitectónica integral de la Residencia de Estudiantes con los trabajos de renovación de los pabellones Central y Gemelos, el amueblamiento del conjunto de los edificios y la urbanización y ajardinamiento del entorno de la Colina de los Chopos.

A día de hoy es un centro con constante actividad, así, además de la exposición Redes Internacionales de la Cultura española 1914-1939, también pudimos ver una sobre el escritor gallego Ramón María del Valle-Inclán, “Otros verbos, nuevas lecturas: Valle-Inclán traducido [1906-1936]“, organizada por el Consello da Cultura Galega y dedicada a la recepción internacional del dramaturgo a través de la traducción de su obra a distintos idiomas.

En este vídeo, elaborado con motivo de la celebración del centenario de la Residencia de Estudiantes (1910-2010), se puede ver lo que fue y lo que es hoy, un lugar de encuentro para la cultura internacional abierto al debate y a la reflexión sobre las corrientes de pensamiento y creación en este comienzo de siglo. Aquí tienen lugar cursos, conferencias, encuentros, lecturas de poemas, conciertos y exposiciones, prestando especial atención tanto a la recuperación de un período especialmente significativo de la historia intelectual como a las nuevas tendencias en las diversas áreas de conocimiento y aplicación de las nuevas tecnologías.

A lo largo de la semana que allí permanecimos vimos que la Residencia de Estudiantes es un hervidero de actividad desde primeras horas de la mañana -ya que, también es sede del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC-, hasta bien entrada la noche con ciclos de conferencias o conciertos.

No queremos dejar de agradecer la oportunidad única que nos brindó la organización, permitiendo que nos alojemos en un lugar tan emblemático de la renovación educativa en España, en el pasado y en el presente.

La Residencia conserva su función de alojamiento, dirigida en la actualidad a investigadores, artistas y creadores de diversos campos y procedencias que residen durante periodos normalmente inferiores a una semana. La Residencia dispone ahora de 90 habitaciones y de servicios de cafetería y restaurante abiertos tanto a los residentes como al público general.

Cerca de 3.000 personas se alojan anualmente en la Residencia. La relevancia profesional de los residentes fomenta un especial clima de intercambio interdisciplinar que la convierte en un campus informal de las ciencias, las artes y las humanidades. Este ambiente está propiciado por la convivencia diaria, desde la tertulia a la hora del café hasta el debate entre los especialistas.

Un caso especial es el de los becarios. Varios jóvenes investigadores y artistas, que obtuvieron las becas convocadas por la Residencia y el Ayuntamiento de Madrid, residen durante el curso en los Pabellones Gemelos.

I Red Iberoamericana de Educación Infantil (3): integrantes

In InformArte, PremiArte on 19/02/2015 at 09:00

Seguimos hablando de los participantes en el encuentro de la I Red Iberoamericana de Educación Infantil.

Blanca Elena Ibáñez de Martínez y Clara Ofelia Escobar Zacarías de Paraguay, son un claro ejemplo de la relación que debe darse entre la administración educativa y las personas encargadas de ejecutar los programas institucionales. Estas dos amigas paraguayas levan a cabo iniciativas relacionadas con la mejora de la educación de la primera infancia, enmarcadas en el Plan Nacional de Desarrollo Integral de la Primera InfanciaBlanca desde el Ministerio coordina programas, participa en los procesos selectivos de docentes, en los desarrollos curriculares y en los pactos con otras instituciones que también intervienen con los niños y niñas. Clara, con su vitalidad y optimismo, pone en marcha esas actuaciones relacionadas con la formación de docentes o de mediadores, empleando tanto la visita a distintos puntos de la región, como con la participación en programas de radio en los que proporciona una formación no formal a todas aquellas personas que tienen entre sus responsabilidades la crianza de los niños y niñas.
Blanca y Clara, sin perder el entusiasmo y alegría con la que viajan por el país, nos hablan de la situación de algunos pequeños en Paraguay, a los que una vez satisfechas sus necesidades más básicas (alimentación y asistencia sanitaria), nos dicen que deben suministrarles “vacunas afectivas”, ya que, son muchos los padres que no saben manifestar cariño hacia sus hijos, así, ellas deben fortalecer el vínculo afectivo padres-hijos como una labor educativa más.
Al igual que hicimos con las otras compañeras, con ellas hablamos sobre niños sometidos a abuso y maltrato o trato negligente; de niños víctimas de venta, trata, secuestro o explotación sexual; de adopciones, condiciones de vida, acceso al bienestar y de servicios de apoyo del Estado para la crianza. Así supimos del Programa de Provisión de Útiles Escolares, y del Programa Abrazo una iniciativa institucional para la disminución progresiva del trabajo infantil que suma los componentes de calle, familia, centros y redes de protección.


Adriana Luongo Tuso y Dorys Marlene Beloqui Seijas de Uruguay, son dos luchadoras por el empoderamiento de la, ahora injustamenete desacreditada, escuela pública, dos compañeras que no se conocían hasta que se encontraron en el aeropuerto, y sobre las que tenemos la completa seguridad de que forjarán una amistad de por vida. Adriana, directora de un jardín de infancia, el CAIF de Montevideo, mujer feliz y agradecida de lo que la vida le brinda cada día y Dorys una educadora de jardín 0-3, el CAIF Garabatos de Flores.
El Plan CAIF (Centros de Atención a la Infancia y la Familia) es la Política Pública de Atención Integral a la Primeira Infancia, de alianza entre el Estado (bajo la responsabilidad del INAU) y las Organizaciones de la Sociedad Civil. Ofrecen cobertura a más de 47.000 niños/as, distribuidos en 372 centros por todo el país en los que atienden tanto a los pequeños de 0 a 3 como a sus familias
Cada Centro CAIF cuenta con un equipo de trabajo interdisciplinar (dos maestros/as o licenciados/as especializados en educación inicial (uno en cada turno), un trabajador/a social, un psicólogo/a, un psicomotricista, un coordinador de gestión, educadoras referentes de grupos, cocinera y auxiliar de servicio responsable del funcionamiento del mismo, que se coordinan con el equipo central del Plan CAIF en las diferentes disciplinas, garantizando así la calidad de atención para todos sus usuarios. En los CAIF desarrollan talleres semanales para niños/as de 0 a 24 meses y para sus familias. Estos espacios de interacción de personas adultas con otros niños les facilitan vivir experiencias de aprendizaje significativo brindando apoyo a las familias para desarrollar sus capacidades en prácticas de crianza, estimulación psicomotriz y hábitos de alimentación saludables. Así mismo, ofrecen atención diaria para pequeños/as de 2 y 3 años con actividades dirigidas a potenciar su desarrollo global que se complementan con actividades para las familias.
Ver página web y acceso a todos los folletos y publicaciones del CAIF.

Luisa Ramírez, de Toledo en España, directora de la Escuela Infantil Castilla la Mancha; una mujer encantadora que nos acogió en la escuela con el mismo cariño que se recibe en la propia casa, mostrándonos su buen hacer, fruto de muchos años de trabajo y de pequeñas conquistas diarias. De esta escuela hablaremos más detalladamente en otra entrada dedicada a las visitas, pero no queremos dejar pasar la ocasión de manifestarle nuestro agradecemiento y pedirle disculpas por los nervios lógicos previos a una visita en la que tantas personas expertas en educación y representantes de la administración autonómica y estatal mirarían con lupa lo allí realizado. El proyecto educativo “Biblioteca Escolar: Colorín” de esta escuela, fue seleccionado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para representar a España en Redes Iberoamericanas de innovación educativa. Su proyecto de biblioteca escolar consiste en un plan de lectura para toda la comunidad educativa, herramienta fundamental al servicio de los niños/as, cuyo objetivo es favorecer el desarrollo de habilidades y competencias lingüísticas y lectoras del alumnado como base para la adquisición de conocimiento y aprendizaje.

Ángeles Abelleira Bardanca de Galicia, coautora junto a su hermana Isabel Abelleira Bardanca del blog Innovarte Educación Infantil, la experiencia seleccionada para representar a España en el tramo 3-6 en la I Red Iberoamericana de Educación Infantil. De nosotras poco que añadir a lo ya dicho en este blog a lo largo de cinco años, tan sólo decir que defendimos el discurso InnovArte, como un alegato a favor de la infancia, desde un país donde no se dan situaciones tan dramáticas (o en un porcentaje tan elevado) como las expuestas por otros países, pero, a pesar de todo, los niños y niñas aquí también corren muchos riesgos, entre ellos lo que nosotros denominamos “el rapto o expolio del patrimonio de la infancia”que podríamos resumir en los siguientes apartados y que son la esencia que llena los más de mil post que contiene el blog:
-en el ámbito escolar: presión, falta de sosiego, asignaturización, segmentación del tiempo, sacralización de la tecnología y de los idiomas, prevalencia de lo congnitivo, fomento del consumismo, conversión de las escuelas en centros de día con microespacios en macrocentros supermasificados.
-en el ámbito familiar: abuso/mal uso de la conciliación, sobrecuidados vs. falta de atención, ausencia de referentes adultos, primacía de los “entretenimientos educativos” sobre lo relacional, culpabilización de los niños de las problemáticas adultas.
-en el ámbito social: sobreculturización de la infancia, perversión de la conciliación de la vida escolar/familiar/laboral, clientelización a través de los niños, etiquetaje con síndromes y medicalización de la infancia, exceso de mercadotecnia educativa.
-en el ámbito de la cultura del ocio: exceso de “programación educativa”, mala consideración del tiempo libre o de descanso, primacía del tecnológico, anticipo de temáticas/problemáticas no propias de la infancia (contranatura) en la literatura, en el cine y en las series (soledad, depresión, enfermedad, muerte…).
-en el ámbito de la administración: exigencia semejante a la de otros niveles educativos, asimilación a etapas superiores, anticipación curricular, sobreoferta descoordinada de actividades desde la administración local, asociaciones, instituciones y ONGs.
Tras la exposición del “discurso Innovarte”, de la concepción de infancia, de maestra, de escuela y de formación del profesorado, pasamos a la presentación de la estructura y contenido del blog, así como del número y país de origen de nuestros seguidores y visitantes, mayoritariamente de toda América.
Huelga decir que fue un inmenso orgullo poder formar parte de esta I Red Iberoamericana de Educación Infantil con la humilde iniciativa de tan sólo dos maestras de infantil. Esta fue una de esas sorpresas que se esconden en los vericuetos de la vida profesional. Gracias mil por contar con nosotras.
Esperamos haber reflejado con fidelidad las trayectorias e iniciativas educativas de los diez integrantes de la Red, ya que no es tarea fácil, resumir aquí sus historias de vida profesional.

Este balance no estaría completo sin mencionar a Belén de la Torre de la OEI, a Beatriz Fernández, asesora del INTEF y a Mar Jiménez Jefa de Área de Formación y Relaciones Institucionales del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, las tres siempre pendientes de nosotros, de nuestras necesidades, de nuestra comodidad y de hacernos sentir gente importante. Esto puede parecer irrelevante, pero no es en absoluto banal. La mayor parte somos personas anónimas en todo lo que es la región iberoamericana, pero a lo largo de cinco días nos hicieron sentir que nuestras aportaciones eran muy válidas, y esto es algo que no olvidaremos en nuestras vidas, marcando un hito que determina un antes y un después de Madrid. Gracias a todas ellas y a las personas que nos permitieron las visitas y recepciones de las que fuimos objeto. Nos acordaremos de todos ellos, con especial afecto para Paco el conductor del autobús en el que hicimos los desplazamientos, otra de las personas a las que se le nota que ama su trabajo.

Agora, nas vindeiras entradas, falaremos das visitas e actividades desenvolvidas ao longo de cinco días en Madrid.

I Red Iberoamericana de Educación Infantil (2): integrantes

In InformArte, PremiArte on 19/02/2015 at 08:31

Seguimos relatando el encuentro en el que participamos los pasados días en Madrid.

Colombia, El Salvador, España, Paraguay y Uruguay, son los cinco países escogidos a través de la OEI para participar en esta I Red Iberoamericana de Educación Infantil, en función de las peticiones priorizadas que establecieron en cuanto a las temáticas propuestas: educación inicial, educación inclusiva y tecnologías educativas. De cada uno de los países enviaron dos personas, seleccionadas por su participación en programas relacionados con la atención a la infancia. El procedimiento de selección fue establecido por las respectivas oficinas nacionales de la OEI, así en España se abrió una convocatoria a través de la cual cada Comunidad Autónoma presentaba sus candidaturas para la posterior valoración por parte del personal del Ministerio de Educación Cultura y Deporte y de la OEI, aplicando un baremo en el que se computaba tanto la relevancia e impacto de la experiencia, los premios recibidos, así como las publicaciones sobre la misma. Para representar a nuestro país se escogió la Escuela Infantil Castilla la Mancha de Toledo, por el ciclo 0-3, e InnovArte Educación Infantil por el tramo 3-6. En los otros cuatro países las formas y criterios de selección fueron diversos, ahora bien, visto ya con retrospectiva, creemos que totalmente acertados. El primer día, y aún conociendo muy someramente las diferentes iniciativas, teníamos la certeza de que estábamos entre los mejores, entre auténticos héroes y heroínas de la educación infantil. Cualquiera de los que tuvimos el honor de conocer a Diego, Mónica, José Salvador, Silvia, Dorys, Adriana, Blanca, Clara y Luisa, sabemos que fueron la mejor muestra de lo bueno que se está haciendo en sus países por la mejora de la calidad de vida de la infancia. Seguramente habrá cientos, miles de personas como ellos, como nosotros, que también merecerían formar parte de esta Red, eso lo pensábamos todos motivo por el cual nos consideramos unos privilegiados por tener la fortuna de estar allí. Nunca se sabe qué es lo que nos lleva a estar en un determinado sitio en un determinado momento, azar, destino, oportunidad…, cada uno se lo atribuirá a lo que considere, pero, para todos nosotros fue una ocasión única e inolvidable. Gracias a quien lo hizo posible y nos permitió conocer a:

Diego Alexander Enríquez Cajigas de Putumayo en Colombia. A Diego siempre lo recordaremos como un joven licenciado en Filosofía, con una sólida formación teórica y con la experiencia de un trabajo a pie de obra que pocos de seríamos capaces de resistir. Si nosotros viajamos a diario en un coche para ir a nuestros puestos, Diego lo hace en canoa o en moto por las trochas del Putumayo, la puerta de la Amazonia colombiana (como él decía, siempre por las más anchas para no perderse), encontrándose con frecuencia con las guerrillas, con los campesinos que son desahuciados de sus campos de cultivo por no tener papeles que acrediten la propiedad de la tierra frente a las grandes multinacionales, viendo los nocivos efectos en la salud de los niños de la aplicación de los glifosatos usados para el exterminio de las plantaciones de coca, y luchando contra el “destino” de los niños en las guerrillas y de las niñas en casamientos concertados con hombres que les doblan o triplican la edad. En este panorama, él habla de la resiliencia, que es el “arma” con la que lucha su organización, la Fundación Fraternidad, una entidad privada que basa su trabajo social en la niñez y juventud de Putumayo, tratando de crear ambientes saludables, armónicos y prósperos a través de programas de salud, de educación y de generación de ingresos dirigidos a familias vulnerables que habitan en la región amazónica. Ver vídeo institucional.

Este hombre junto con sus compañeros/as de la Fundación Fraternidad, desarrollan una estrategia nacional llamada “De cero a siempre”, porque ya comienzan con madres gestantes en el trabajo de restitución de los derechos que les son negados, creyendo que estas acciones les dejarán una huella para el resto de sus vidas. Creen que la educación es la única posibilidad de salvación de un pueblo siempre maltratado. Así, sin horarios -debido a la singularidad de la población a la que atienden-, sin locales –chozas, eras, casas comunales-, realizan encuentros educativos grupales, en los que forman a los adultos como mediadores o educadores familiares quienes serán los encargados de transmitir a la comunidad sugerencias sobre la mejora de las condiciones de vida en el hogar, sobre la atención a las crianzas, así como de inculcarles la idea de que los niños son sujetos de derechos no sólo objeto de esos derechos.

Cuando escuchamos algo siempre tratamos de establecer comparaciones con lo que nos es conocido, así, cuando Diego contaba su labor, yo pensaba en nuestro querido programa gallego Preescolar na Casa, con la salvedad de que en este caso se desarrolla en la selva.

Mónica Ordoñez  Mora de Cali en Colombia, quien también quedará en el recuerdo de todos los participantes por su capacidad para sobreponerse a un dramático golpe del destino en su primer día de estancia en España. Ahí es dónde se les nota que son gente de una pasta especial; cualquier otro se abatiría, pero ella no; antepuso lo profesional a lo personal, pensando que no podía ni debía desaprovechar esta oportunidad que le había brindado la OEI para dar a conocer la labor que desarrolla la Fundación Dar Amor-Fundamor, en la que trabaja y que venía a sumarse a toda una larga trayectoria de reconocimientos, nacionales, europeos e internacionales. Un caso más de resiliencia.

Fundamor es una organización no gubernamental con sede en la ciudad de Cali, con más de 21 años de experiencia en intervención social con más de 80.000 personas beneficiadas a través de sus programas y servicios dirigidos la poblaciones en situación de vulnerabilidad en todo el país, incluyendo a más de 560 niños y jóvenes afectados por el VIH/SIDA procedentes de todas las regiones de Colombia. En sus inicios, en el 1992, comenzaron atendiendo a personas adultas y más tarde reorientaron sus actuaciones hacia una creciente población de niños y niñas que nacieron con el virus, dando así lugar a la creación de un modelo de atención en salud, educación, acogida y protección, que contribuye a incrementar la expectativa de vida esperada para ellos, y logrando, además, la inclusión social a la que tienen derecho como ciudadanos.

Al tiempo, Fundamor, también estableció como estrategia de intervención la prevención y sensibilización frente al VIH/SIDA, incluyendo programas dirigidos a todas las edades, generando conocimiento y valor añadido que se traduce en capacitación, vídeos, metodologías, herramientas de apoyo y publicaciones al servicio de la comunidad.

Mónica trabaja en el Centro de Desarrollo Infantil “Semillas de Amor“, un espacio terapéutico preescolar que realiza una “inclusión a la inversa”con 160 niños/as de *Jamundí y del Valle de Lili, y en el que cuentan con 15 lugares de aprendizaje significativos, cada uno de ellos con una función dirigida a un momento específico en el desarrollo de los niños, siendo el papel de la maestra el de propiciadora de los aprendizajes y de la participación de los menores siguiendo los pasos de motivación, acuerdos, actividad, cierre y evaluación. Dichos espacios de aprendizaje son: casa de las muñecas, magia musical, aldea de la paz, malabares, parque, jugando y aprendiendo, pequeños lectores, exploradores, mundo mágico, manos creativas, huerta, pensadores, la casa de la alegría, grandes científicos y constructores.

En la actualidad, Fundamor, está embarcada en el proyecto de construcción de la Ecoaldea Madivá, un espacio más de aprendizaje y de inclusión para dar Amor.

Silvia Rebeca Ramos de Caprile y José Salvador Alvarenga Rivera de la Universidad Gerardo Barrios de El Salvador. Dos profesores universitarios que a día de hoy están echando a andar un máster, la Maestría en Educación integral a la primera infancia, que se enmarca entre las acciones prioritarias de El Salvador para la “Política nacional y modelo de educación para el desarrollo integral para la primera infancia”. Ellos vienen de un país que esforzándose por cerrar las heridas abiertas tras más de diez años de guerra; un lugar donde la gente está acostumbrada a ver la crueldad de los mareros y la extorsión de las maras; un sitio con unas problemáticas sociales como las que se apuntan tomadas de los datos del propio Ministerio de Educación: 3 de cada 10 feminicidios son niñas menores de 18 años, el inicio de la vida sexual en las niñas es a los 10 años, 8 de cada 10 violaciones se producen en niñas, siendo el 75% a manos de sus familiares. Así, tal y como apuntaba Silvia, se hizo absolutamente necesario un Pacto por la educación de la infancia en el que participan todas las instituciones nacionales relacionadas con la infancia para caminar de un modo coordinado aunando sinergias.

Silvia que participó en el trabajo de esa Comisión estatal, hablaba con ilusión de que se colocó a la infancia en el centro de todas las actuaciones sanitarias, asistenciales, educativas y familiares, tanto a nivel nacional, regional o local, así se crearon los Comités locales de Promoción de Derechos de la infancia, últimos garantes de la atención a los niños y niñas.

Ellos dos, Silvia y José Salvador, saben que indudablemente, cualquier cambio educativo tiene que pasar por un avance en la selección y formación del profesorado, además de la oferta de lo que denominan “la malla curricular” y del modelo o ejemplificaciones didácticas que den cuerpo al discurso curricular.Uno de los pasos iniciales fue el establecimiento del Plan de Estudios para el Profesorado y Licenciatura  de Educación Inicial y Parvularia a través del Acuerdo Nº. 15-1043 en el que se establece el Perfil del profesorado, definiendo competencias en cuanto a lo que deben conocer, hacer (con la infancia, con la familia, con la comunidad) y cómo deben ser y convivir docentes y alumnado.

Todos los que los escuchamos, sabemos que con personas así, comprometidas con la educación, es posible que llegue a buen puerto este ilusionado cambio en el que están poniendo empeño en El Salvador.

Seguir leyendo.

I Red Iberoamericana de Educación Infantil (1): programa de movilidad docente

In InformArte, PremiArte on 19/02/2015 at 07:52

En el mes de junio  ya anunciamos que InnovArte Educación Infantil había sido seleccionado para representar a España en la Red Iberoamericana de Innovación Educativa, y ahora llegó el momento del primer encuentro de esta experiencia piloto que tuvo lugar en Madrid en los pasados días con la finalidad de crear la Red de Educación Infantil.

Esta es la información que sacó sobre el encuentro la OEI.

La Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) en coordinación con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte han preparado la agenda de actividades que los diez docentes participantes en el “Programa de Redes de Movilidad del Profesorado: Red Iberoamericana de Educación Infantil”, que lidera España, van a realizar entre los días 9 y 13 de febrero en centros e instituciones educativas de Madrid y Toledo.

En el marco del proyecto centrado en el desarrollo profesional docente, esta iniciativa tiene como objetivo la creación de redes académicas de formación al profesorado, el impulso y fortalecimiento de redes de innovación y el intercambio de experiencias entre instituciones educativas de diferentes países, promoviendo con ello la investigación educativa.

De esta forma, Blanca Elena Ibañez de Martinez y Clara Ofelia Escobar Zacarías, procedentes de Paraguay, Dorys Marlene Beloqui Seijas y Adriana Luongo Tuso de Uruguay, Silvia Rebeca Ramos de Caprile y José Salvador Alvarenga Rivera de El Salvador, Diego Alexander Enríquez Cajigas y Mónica Ordoñez y las españolas Luisa Ramírez y Mª Ángeles Abelleira conocerán prácticas innovadoras y creativas de aprendizaje centradas en la educación inicial.

El proyecto de desarrollo profesional de los docentes, que incluye la movilidad del profesorado, fue aprobado en la Conferencia de Ministros de Educación de Panamá en septiembre de 2013 y se puso en marcha pocos meses después tras una reunión en Montevideo con representantes de todos los Ministerios de Educación iberoamericanos, entre ellos España.

Para lograr los objetivos planteados, se han identificado las experiencias innovadoras de cada país, estableciendo acuerdos entre ellos para desarrollar las redes de innovación y los intercambios de los profesionales que cada ministerio ha seleccionado para ser partícipes de estas experiencias, que incluyen encuentros formativos, seminarios, grupos de reflexión y talleres.

De esta forma, el proyecto espera también contribuir a la profesionalización de los docentes y facilitar el intercambio de información y vivencias entre países, especialmente sus buenas prácticas, en este caso en educación infantil.

El fortalecimiento de la profesión docente constituye unos de los ejes prioritarios de actuación de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y tiene, en consecuencia, presencia destacada en el proyecto «Metas Educativas 2021: la educación que queremos para la generación de los Bicentenarios”.

En las próximas entradas contaremos cómo se desarrolló esta magnífica oportunidad profesional que nos permitió conocer de primera mano lo que se está haciendo en otros países iberoamericanos. Con motivo de dar orden a la infinidad de momentos que vivimos, organizamos la información en varias entradas en las que hablaremos de los participantes, de las visitas realizadas, así como del balance de la experiencia y de los proyectos de futuro.

“El Carnaval de los animales” y la afectividad auditiva

In MusicArte on 05/02/2015 at 08:41

En estas fechas, recuperamos un clásico musical siempre presente en las propuestas didácticas de infantil para el Carnaval, la pieza de Camille Saint-Saëns “El Carnaval de los animales”, ahora editada en un libro disco por Kalandraka, acompañada de las magníficas ilustraciones del portugués João Vaz de Carvalho.

Este libro fue presentado en el pasado mes de abril en la XIV Campaña de Animación á Lectura do concello de Santiago, y con tal motivo, el editor, el ilustrador y el responsable de la selección musical, José Antonio Abad  hablaron sobre la sensibilización musical de los más pequeños. Así, el pedagogo, psicólogo y responsable de diversos proyectos educativos relacionados con la música, José Antonio Abad, expuso la importancia clave de una acertada selección de piezas para inculcar en los niños/as el gusto y sensibilidad musical. Él parte siempre de la premisa que “escuchar sin entender, aburre a los niños”, así trata de buscar aquellas piezas que más se presten para ser comprendidas por los críos. Además, considera que escuchar con afecto, la afectividad auditiva, es el único modo de que la música genere una sensibilidad.

Ciertamente, con este libro es muy fácil que los niños y niñas comprendan cómo discurre esta “broma musical”, que fue presentada en París, en el Martes de Carnaval de 1886, en la que gallinas, tortugas, canguros, mulos y otros animales acuden a la fiesta del rey, el león. Una suite musical con 14 movimientos en los que se distinguen a la perfección los animales que los protagonizan, así les gusta porque son capaces de entender los diferentes ritmos e instrumentaciones empleados.

Pulsando aquí se puede ver un avance del libro.

Títeres en la cocina

In CativArte on 02/02/2015 at 16:56

A principios del mes de octubre, dos niños de clase asistieron a la representación de “Mi amor es un colador”, en la Feria Galicreques de Compostela y nos trajeron los folletos. Le gustaron tanto a sus compañeros, que, como todos los años hacemos algún títere, en esta ocasión decidimos inspirarnos en estos. Así, poco a poco fuimos elaborando los personajes de nuestra “compañía del colador”.

Coladores de café, de metal, chinos o para té, espumaderas, palas, espátulas o ralladores, dieron la base para las creaciones de cada niño/a. Muñecas, hermanas, novias, marineros, perros fantásticos y otros personajes originales como “El Rastas”, fueron el resultado. Nos llevó su tiempo porque cada uno decidía los elementos que le gustaría integrasen su títere, para luego ser pegados por la profe con silicona; trabajamos en pequeño grupo el día que podemos permitirnos desdoblar con una gracias a una compañera de apoyo.

En otra ocasión, en el curso 2011/12, ya habíamos hecho títeres con con cucharas o tenedores de madera y también títeres de dedo de los que aquí dejamos el enlace así como las recomendaciones bibliográficas que en aquel momento habíamos seleccionado sobre el juego dramático en las aulas de infantil.

titeres_pau

Ver presentación de diapositivas

Maria Montessori, una lectura desde y para el siglo XXI

In ActualizArte on 28/01/2015 at 08:39

A punto de celebrarse el Congreso Latinoamericano María Montessori y la nueva escuela infantil, que tendrá lugar en Roma los días 20-24 de febrero organizado por la Fundación María Montessori Italia, la Revista Latinoamericana de Educación Infantil, RELAdEI publica un monográfico sobre esta mujer clave en la educación de la infancia, coordinado por Floriana Falcinelli y Furio Pesci sobre la afirmación de que la pedagogía montessoriana sigue siendo válida hoy ya que se basa en la libertad del niño/a.
El número 3/2014, haciendo honra a su título, “María Montessori, una lectura desde y para el siglo XXI”, supone una revisión en clave actual de los postulados montessorianos, así Battista Quinto Borghi, presidente de la Fundacion Montessori Italia, analiza por qué siguen vigentes las enseñanzas de María Montessori, poniendo el acento en la idea tan en boga del bienestar, un concepto muy empleado en los últimos tiempos y con un carácter holístico, pero que ya hiciera suyo la educadora italiana.
A lo largo de casi doscientas páginas podremos leer artículos sobre la creación de la pedagogía Montessori, los materiales sensoriales, la formación de docente, webs y propuestas de lectura sobre el tema.
Creemos que es una recomendación magnífica a la que sólo le hacemos una objeción, que no estén traducidos al español todos los artículos.

Cinco años y mil post de InnovArte

In EmocionArte on 28/01/2015 at 08:37
Spiral Jetty, Utah saltlake - earth work by Robert Smithson

Spiral Jetty, Utah, Lucie Maru, 2005

Hoy hace cinco años que comenzamos con InnovArte y a decir verdad, nada nos hacía pensar que tuviésemos tanto de que hablar. Como apuntaron los amigos de Gigas de Tiza, cinco años de un blog hay que calcularlos como en la vida de los perros y gatos -multiplicando por siete-, ya que son muy intensos y no es habitual que duren tanto tiempo por el esfuerzo que se requiere para mantenerlos activos.

Aquella tarde en la que mi hermana y yo decidimos lo que sería InnovArte, teníamos en la manga algo así como veinte o treinta posibles temas sobre los que hablar, aunque no contábamos con que la conversación se prolongase hasta en mil ocasiones más, pero así fue y esta es la 1001. Mil es una cifra que da vértigo aunque sólo sea para contar, cuanto más para ser conscientes de que escribimos un millar de post o entradas en las que expusimos la vida en nuestras aulas, las experiencias que desarrollamos, nuestras alegrías, las frustraciones, los enfados, las sorpresas, las lecturas y los hallazgs que vamos haciendo, manteniendo siempre el objetivo de la búsqueda del reconocimiento, dignificación y empoderamiento de la educación infantil.

Cuando empezamos teníamos presente que lo que dijésemos en la red sería muy difícil de borrar, ocultar o negar, y que esto nos “perseguiría” siempre en nuestras vidas; a pesar de todo, echando la vista atrás no cambiaríamos nada de lo hasta ahora dicho. InnovArte tiene su música, habrá a quien le guste, a quien le sea indiferente e incluso a quien le desagrade, pero siempre suena a lo mismo, el discurso no cambia. Puede que según nuestro estado de ánimo, haya temporadas en las que somos más creativas, más optimistas, más originales y otras menos. Hubo tiempos en los que creíamos que teníamos que mantener un ritmo y una frecuencia que nos llevó a pensar en dejarlo, ahora lo tomamos más relajadamente porque sabemos que quien nos sigue intuye que como personas estamos supeditadas a las circunstancias profesionales, personales, familiares e incluso tecnológicas. Como la obra de nuestra imagen de cabecera, Spiral Jetty, somos más o menos visibles en función de hasta donde nos llegue el nivel del agua.

No sabemos por cuanto más, ahora bien, mientras haya quien nos diga que le somos de utilidad, aquí estaremos. Nos llena de satisfacción que nos escriban jóvenes estudiantes de Magisterio y opositores porque ahí es donde nosotras focalizamos nuestros esfuerzos y compromiso, poniendo nuestra experiencia a su servicio. Creemos, y siempre insistimos en ello, que las más veteranas tenemos un deber para con los noveles que no es otro que el de enseñarles lo bueno, lo malo y lo mejorable de esta profesión, sin fantasías, sin velos, sin secretos y sin fórmulas mágicas. Nosotras lo hacemos confiando en que les ayude a conocer la vida real en las escuelas contada día a día.

Como viene siendo habitual, en cada aniversario de InnovArte, acompañamos este balance con unas imágenes de Spiral Jetty; distintas visiones, distintas tomas, distintos enfoques, distintas épocas sobre una obra emblemática del Land Art realizada por Robert Smithson hace ahora cuarenta y cinco años.

Para cerrar, no nos atrevemos a decir “Por mil InnovArtes más” porque sabemos de antemano que no seremos capaces de cumplirlo, pero sí daros las gracias a todos los que hicisteis que InnovArte sea lo que es, compartiendo, comentando, aportando.

Gracias también a las herramientas 2.0 que nos posibilitaron hablar con gente que de otro modo no tendríamos ocasión. Aunque con seguridad no se enteren, gracias a la plataforma WordPress que nos permite publicar gratuitamente -con los peajes de la publicidad-, los dos blos, InnovArte en gallego y en español.

Mil gracias, gracias mil a todas y a todos los que nos acompañasteis a lo largo de estos seis cursos, cinco años y mil entradas de InnovArte.

Spiral Jetty, Utah saltlake - earth work by Robert Smithson

Spiral Jetty, Utah saltlake, earth work by Robert Smithson. Fotografía de Lucie Maru, 2005

“El ratón que comía gatos”

In ContArte on 27/01/2015 at 08:47

El título de este libro ya engancha desde el principio, ¡un ratón que come gatos, qué barbaridad! ¡Parece mentira!

Pues es cierto, en esta historia de Gianni Rodari, las cosas no son lo que parecen, y un ilustre ratón de biblioteca, cuando va a visitar a sus primos, les dice que él es un ratón muy resabiado porque lee mucho y que ha vivido todo tipo de aventuras. Lo que pronto descubriremos es que toda su sabiduría se reduce a lo que ha visto en las páginas de los libros, que no es poco, pero tampoco es real. Así comía rinocerontes, elefantes y gatos de las ilustraciones de los libros. Demuestra ser tan ignorante que cuando se encuentra delante de un gato de verdad ni lo reconoce, y sólo por un golpe de suerte puede escapar de él.
Las personas mayores, enseguida sacaríamos una conclusión, “ Tan malo es vivir sin libros como vivir sólo en los libros, y curiosamente, los pequeños, llegan a la misma que nosotros.
De vez en cuando, entre las docenas de libros que se publican con la intención de fascinar a niños y niñas -y especialmente a sus padres, que son quienes se los compran-, descubrimos alguna joya como esta, no nueva porque ya fue publicada hay muchos años por Gianni Rodari, pero ahora enriquecida con las ilustraciones de Emilio Urberuaga, editada por SM.
Un libro para divertirse enganchándose a las fantasías del rato resabido pero no sabio, un libro para extraer aprendizajes.
El cuento se puede encontrar en un gran número de páginas en la red, aquí os lo dejamos, pero la verdad es que merece la pena verlo ilustrado.

EL RATÓN QUE COMÍA GATOS
Un viejo ratón de biblioteca fue a visitar a sus primos, que vivían en un solar y sabían muy poco del mundo.
– Vosotros sabéis poco del mundo -les decía a sus tímidos parientes-, y probablemente ni siquiera sabéis leer.
– ¡Oh, cuántas cosas sabes!- suspiraban aquéllos.
– Por ejemplo, ¿os habéis comido alguna vez un gato?
– ¡Oh, cuántas cosas sabes! Aquí son los gatos los que se comen a los ratones.
– Porque sois unos ignorantes. Yo he comido más de uno y os aseguro que no dijeron ni siquiera “¡Ay!”
– ¿Y a qué sabían?
– A papel y a tinta en mi opinión. Pero eso no es nada. ¿Os habéis comido alguna vez un perro?
– ¡Por favor!
– Yo me comí uno ayer precisamente. Un perro lobo. Tenía unos colmillos… Pues bien, se dejó comer muy quietecito y ni siquiera dijo “¡Ay!”
– ¿Y a qué sabía?
– A papel, a papel. Y un rinoceronte, ¿os lo habéis comido alguna vez?
– ¡Oh, cuántas cosas sabes! Pero nosotros ni siquiera hemos visto nunca un rinoceronte. ¿Se parece al queso parmesano o al gorgonzola?
– Se parece a un rinoceronte, naturalmente. Y ¿habéis comido un elefante, un fraile, una princesa, un árbol de Navidad?
En aquel momento el gato, que había estado escuchando detrás de un baúl, saltó afuera con un maullido amenazador. Era un gato de verdad, de carne y hueso, con bigotes y garras. Los ratoncitos corrieron a refugiarse, excepto el ratón de biblioteca, que, sorprendentemente, se quedó inmóvil sobre sus patas como una estatuilla. El gato lo agarró y empezó a jugar con él.
– ¿No serás tú quizás el ratón que se come a los gatos?
– Sí, Excelencia… Entiéndalo usted… Al estar siempre en una biblioteca…
– Entiendo, entiendo. Te los comes en figura, impresos en los libros.
– Algunas veces, pero sólo por razón de estudio.
– Claro. También a mí me gusta la literatura. Pero ¿no te parece que deberías haber estudiado también un poquito de la realidad? Habrías aprendido que no todos los gatos están hechos de papel, y que no todos los rinocerontes se dejan roer por los ratones.
Afortunadamente para el pobre prisionero, el gato tuvo un momento de distracción porque había visto pasar una araña por el suelo. El ratón de biblioteca regresó en dos saltos con sus libros, y el gato se tuvo que conformar con comerse la araña.

¿Maestras insolidarias con las mujeres?

In ReflexionArte on 26/01/2015 at 16:57

Chema Madoz

El fin de semana tuvimos ocasión de hablar en profundidad con una amiga maestra a la que hacía bastante tiempo que no veíamos, así le dimos un repaso a nuestras vidas y nos pusimos al día en cuanto a las inquietudes profesionales. Ella que es maestra de infantil desde hace casi treinta años, nos dijo que estaba viendo una precarización en nuestra profesión y unas reclamaciones sociales sobre la escuela que le estaban preocupando por todo lo que llevaban consigo.

Nos contó que días atrás una madre la acusó de insolidaria con las mujeres porque tuvo que llamarla para que cambiase al hijo que se había meado; ya por teléfono le dijo que acababa de conseguir un trabajo tras un largo período de paro y que, así de buenas a primeras, no podía decirle a su empleadora que tenía que salir para mudar al niño en el cole, ya que se arriesgaba a que echasen a la calle. Nuestra amiga, pese a que se quedó con mala conciencia, para ella el debate sobre cambiarle la ropa a los niños en las escuelas no tiene cabida, de no ser en los casos excepcionales, para lo que hay cuidadoras. Ella que empezó a trabajar cuando preescolar era para 4-6 años, esas cuestiones eran hechos aislados y a nadie se le pasaba por la cabeza que una maestra le cambiase pañales a los críos; más tarde, por las presiones sociales, metieron a calzador a los de 3 años en las escuelas de segundo ciclo, respondiendo más a las demandas que a una división acorde con la evolución de los niños/as. Así, las exigencias sobre las maestras de infantil se vieron incrementadas con esa petición que resurge cada comienzo de curso.

A nuestra amiga le quedó la acusación bullendo en cabeza, no porque quiera mudar críos, sino porque cree que habría que pensar en otra solución. Le duró hasta que fue a buscar comprensión en otra madre, en este caso una mujer profesora universitaria, siempre a la defensa de los derechos sociales, feminista, militante en grupos de izquierda, etc, quien le dijo que ella nunca entendió que la llamasen de la escuela para cambiar a sus niñas, que parecía mentira que hicieran eso, cuando la maestra también las curaba cuando llevaban un golpe, les sonaba los mocos, las calmaba cuando vomitaban y las consolaba cuando lloraban. Ella, a su manera, y desde su punto de vista, también la acusó de insolidaria. No supo qué decirle, excepto preguntarle qué hacía ella por sus alumnos universitarios más allá de lo estrictamente académico, ya estos jóvenes también están muy necesitados apoyos varios, o si por lo contrario, pensaba ella que las maestras de infantil son una categoría especial de docentes, entre cuyas labores se incluyen el asesoramiento psicológico a familias, limpieza del centro, aseo de los niños, decoración de interiores, etc.

Nos preguntaba esta maestra sí se nos verá como insolidarias, ahora que hay tanta falacia en cuanto a la liberación de las mujeres. Seremos nosotras insolidarias cuando los medios de comunicación no hacen más que mostrarnos a mujeres en puestos de poder, presumiendo de que para simultanear la carrera profesional y familiar, saltaron del paritorio al despacho dinamitando así lo que fueron conquistas históricas en los derechos laborales de las mujeres. Seremos nosotras insolidarias cuando se ponen todos los medios para que los niños pequeños estén más horas confinados en los centros que los presos de régimen abierto. Seremos nosotras insolidarias cuando incluso las empresas de pro, para favorecer el desarrollo profesional de las mujeres, se ofrecen a financiarle la congelación de óvulos para que pospongan el ser madres para cuando disminuya su potencial laboral. Seremos nosotras insolidarias cuando las mujeres con medios buscan madres de día como alternativa para el cuidado de sus pequeños. Seremos nosotras insolidarias cuando hay mujeres que por no poder cumplir con los condicionantes del cuidado de los hijos adoptan bebés reborn, para así darse el gusto de ser madres sin asumir la responsabilidad que supone tenerlos y sin perjudicar a los pequeños.

Será que las maestras en lugar de ocuparnos de la educación de los pequeños tendremos que asumir su cuidado para que así nuestras congéneres puedan tener una vida profesional plena.

¿Qué es ser madre hoy, qué es ser mujer profesional, qué es la conciliación o qué es el cuidado de los hijos?

Nuestra amiga se quedó rumiando sobre la acusación de insolidaridad con las mujeres y a nosotros los dejó con la cabeza caliente sobre las supuestas conquistas femeninas en el mundo de hoy.

“O paraugas dameaugas”

In CativArte, EncienciArte on 19/01/2015 at 19:12

Desde que nos regalaron “O paraugas dameaugas”, estábamos deseando hacer algo con él en clase, pero tuvimos que esperar el momento, a que llegase la lluvia. La semana pasada llegó, cansó y aburrió, de modo que a los dos días ya renegábamos de ella. La lluvia es un  tedio, por muy melancólica y llena de lirismo que venga, en la escuela es un fastidio. El trimestre pasado bien se notó, tanto en el rendimiento como en el comportamiento de los críos, que pudiesen salir todos los días al patio. Pero la lluvia tiene que venir en su tiempo y además es muy necesaria; esto es lo que tratamos de hacerle ver a nuestro alumnado echando mano de “O paraugas dameaugas”. de Anxo Moure y Cristina Oro, publicado en Urco.

Una sencilla historia muy en la linea de las de Anxo Moure, un discurso por la defensa de nuestro patrimonio, natural, cultural y la lengua gallega. Con dos poemas para aprender y luego corear (como a él le gusta), junto con el mensaje de que la lluvia es portadora de muchos bienes: cultura, cuentos, cuantos, caricias, abrazos, poesía, palabras… Poco más se puede pedir si esto se acompaña de unas sugestivas ilustraciones.

Nuestros niños y niñas bajo el Paraugas dameaugas que elaboramos en clase, parece que hacen rogativas para la lluvia, repitiendo sin cesar una plegaria:

“Dáme augas, dáme augas.

co cantar das túas bágoas

enche ríos, enche fontes

cando esvares polos montes.”

También quisieron compartir con los demás compañeros/as del entro “A carta dos bosques á nube Cristina”, por lo que la reproducimos en un gran mural acompañado de una exposición de diferentes representaciones de la lluvia.

“Chove nube chove para que se apaguen os lumes.

Chove nube chove para que beban os pobres.

Chove nube chove para que bailen os ríos.

Chove nube chove para que nazan as flores.”

Para lo que mostramos en estas fotografías, no tuvimos más que dejarnos llevar por lo que nos inspiraron las ilustraciones de Cristina Oro, pero, en esta ocasión y a partir de este libro, nosotras, además, pretendíamos trabajar dos objetivos: valorar la importancia de la lluvia para la vida y el medio -algo que ya nos viene servido en el cuento-, y conocer diversas técnicas pictóricas para la representación de la lluvia.

El pasado curso, y debido al prolongado período –otoñal, invernal y primaveral- de lluvias, ya habíamos hecho muchas representaciones plásticas de las distintas formas y modos de llover, pero ahora queríamos ir un paso más allá, porque pintar la lluvia entraña bastante dificultad, a no ser que nos quedemos con modos esquemáticos o muy básicos. Buscamos información en la red y allí encontramos varias posibilidades que iban desde poner acuarela aún húmeda bajo la lluvia, dejar caer gotas de cera de una vela sobre un soporte y luego pintar por encima o trazar gotas con cera blanda blanca y luego cubrir con pintura. Las probamos todas, y la tercera es la que más nos gustó. Así, fue la elegida para ilustrar el poema que todos/as llevarían para sus casas. Les parecía algo mágico que no se notase cuando aplicábamos la cera sobre el papel y luego ver como en ese punto repelía la acuarela, quedando algo muy semejante a la lluvia en un cristal.

Ahora, tras una semana trabajando con el cuento, ven y valoran de otro modo la lluvia, siguen considerándola molesta e inoportuna para sus actividades, pero necesaria para la vida de las personas, animales, plantas y para el medio.

Ver presentación

Paraugas dameaugas

Midiendo el tiempo (I): almanaques

In AlfabetizArte on 12/01/2015 at 18:30

Aprovechando el inicio de año y un regalo clásico en estas fechas, los almanaques, quisimos ampliar nuestro conocimiento sobre estos recursos para medir el transcurso del tiempo.

A la vuelta de las vacaciones de Navidad le pedimos a nuestro alumnado almanaques de todo tipo: de mesa, de pared o de bolsillo. Así juntamos cerca de treinta variantes: grandes, pequeños, de faldilla, de mesa y/o pared.

Casi podríamos asegurar que en todas las aulas de infantil hay algún panel de control de los días de la semana, de los meses, de la climatología, de las estaciones, de lectivos y festivos, incluso se pode encontrar algún almanaque, pero se prefieren emplear esos otros más infantiles, comerciales o de elaboración propia. En cambio nosotras  y dado que estamos con alumnado que en este año hace 6 años, quisimos ir un poco más allá.

Los almanaques que inicialmente tenían el propósito de aportar información sobre las estaciones y el clima, hoy en día son mucho más, y están presentes en casi todos los espacios en los que hay actividad, de modo que consideramos necesario introducir al alumnado en su interpretación y comprensión, algo más que la mera consignación diaria de la fecha.

En un primer momento nos dedicamos a ver las variantes que nos habían traído y la cantidad de información que contienen además de la tabular de días o meses. He aquí algunas de las curiosidades que pudimos observar y sobre las que conversamos:

-Formato: de bolsillo, de pared, de mesa, de taco, de pared/mesa.

-Presentación: horizontales o verticales con todos los meses a la vista, por semestres, por cuatrimestres, por trimestres, por bimestres o de una hoja por mes, en este caso pudiendo ser en tabla o en columna.

-Diferencias de color en los días laborables, festivos, celebraciones. En algunos sólo emplean dos colores y en otros tres o más.

-Lanumeración de los meses (1-12, I-XII), de las semanas (1-53), de los días (1-365). Modo de expresar una fecha: 1-1-2015, 01/01/2015; 01-I-2015 (meses en nº romanos); 1 de enero de 2015; Lunes, 1 de enero de 2015.

-La forma de organizar los días (en gallego, castellano, inglés o bilingües), con letra inicial, abreviatura o nombre completo. Aquí, como curiosidad destacamos que los calendarios en casi todos los países comienzan en el lunes, excepto en los anglosajones que lo hacen en domingo, algo que comprobamos recitando algunas canciones sobre de los días de la semana, en una o en otra lengua. Existencia de un espacio para anotaciones (diaria, semanal, mensual). La curiosidad de por qué en algunos casos, al final de mes pueden aparecer dos fechas en un mismo cuadro 23/30.

-Presencia de símbolos: de las fases lunares (a un lado del día correspondiente o en la cabecera/pie de página); de las estaciones (los más habituales: estrellas de hielo, flores, soles y hojas). Destaque de fechas señaladas con símbolos: Día de Reyes (los 3 reyes), Día de los Enamorados (con un corazón), días del cambio de hora (con un reloj que retrasa o adelanta 1 hora), día de entrada de las estaciones…

-Información adicional: santoral, refranes, proverbios, dichos… y otros en función de si se trata de calendarios religiosos, agrícolas, laborales o escolares.

-Otros: declaraciones como “2015 año de la luz” o mensajes como “No me tires, recíclame” o mapas con los prefijos provinciales…

Esta comparativa nos dio para muchos más temas como la relación entre las ilustraciones, imágenes, fotografías o símbolos con los promotores del calendario (panaderías, supermercados, pescaderías), así como la información que contienen relativa a esos establecimientos (nombre, dirección, teléfonos, web, RRSS, etc).

Una vez vistos y analizados los enviamos de nuevo a las casas para que así con sus familias puedan personalizarlos marcando en el calendario aquellas fechas significativas para ellos.

Ahora los tenemos todos colgados en el aula, a la vista y alcance de los niños, de modo que cada día, cuando hagamos la rutina de poner la fecha,  cada uno podrá hacer una aportación enriquecedora para todos. Al final de cada mes, unos pasarán página, otros arrancarán una hoja y otros no, pero será una buena ocasión para ver la diversidad y variedad existente sobre una misma idea.

Ver presentación

Almanaques

El trabajo con los almanaques va a dar mucho de sí, sin olvidarnos de otras variantes más modernas, como un electrónico que tenemos en el aula; ni de otros más artísticos como los que nos presentan en Pinzellades al Mon; ni tampoco del hermoso “Almanaque musical” de Antonio Rubio y David Pintor publicado en Kalandraka.

Mimadriña: una barquita en el mar, el mar en una barquita

In CativArte on 09/01/2015 at 19:18

Días antes de las vacaciones recibimos a Mimadriña en nuestro centro. Era una visita deseada y esperada desde hace tiempo, pero debido a sus compromisos y a nuestra planificación no fue posible realizarla antes. Retrasamos el relato de esta experiencia porque en aquel momento había tal saturación de actividades que temíamos no se le prestase la tención que merece.
Ya hemos hablado con anterioridad del trabajo que desarrolla Palmira, una mujer joven de Sardiñeiro, relacionado con la creatividad y con la defensa del patrimonio natural y cultural de la Costa de la Muerte, así ya os hemos instado a entrar en su web o Facebook para seguirla en muchas de sus momentos creadores o en los tallers que desarrolla con niños y mayores reflejo de su mundo interior y exterior.
Decir de Mimadriña que hace barcos de papel es un reduccionismo o un etiquetaje inexacto, porque, si bien hace figuras  de origami con las que realiza unas intervenciones maravillosas, es mucho más que eso. Mimadriña es una barquita en el mar, el mar en una barquita. Una visita de Palmira da para abrir una vía de trabajo para todo un trimestre o un curso entero, tal y como nos sucedió a nosotras. Nos dejó tantas puertas abierta tras ella, que tuvimos que tomar nota y priorizar las que más despertaron la curiosidad de nuestro alumnado.


Su puesta en escena es cuidada y espectacular. No olvidaremos aquel 16 de diciembre cuando llegamos al centro al amanecer, aún con la oscuridad de la noche cubriéndolo todo, y vimos cientos de barquitas que nos conducían hacia ella. Dentro, en el aula, libros, tesoros que el mar echa fuera, trozos de madera, barbas de ballena, arena, latas de conserva, conchas e incluso restos de naufragios. La motivación estaba servida, nosotros estábamos preparados para recibirla; en cada uno de los grupos de 5 años habíamos hecho barquitas gigantes, calendarios de cuenta-atrás o móviles con barquitas, pero ella superó todas nuestras expectativas. Nos había dicho que, dado que se trataba de niños/as tan pequeños -y disponiendo tan sólo de una hora con cada uno de los cuatro grupos-, no intentaría hacer con ellos origami, sino que les iría contando historias al tiempo que trabajaba con las manos. Que nadie se confunda, porque tampoco es una cuentacuentos, Mimadriña es una de esas mujeres de la Costa de la Muerte que, mezclando fantasía y realidad, narra historias del mar y de su gente al tiempo que trabaja con las manos. Es una versión actual de aquellas mujeres que reparaban redes o trabajaban en las conserveras sin dejar de desgranar historias de vida. No precisa de más recursos que sus vivencias y sus manos; sin más adornos ni atrezos cautiva la atención de todo aquel que la escucha, creando un momento casi mágico.

Puede parecer mentira, pero ahora, a la vuelta, el alumnado nos recordó una hoja en la que dejamos anotaciones sobre todas aquellas cosas sobre las que quedamos con ganas de saber más, tras la visita de Palmira: la Costa de la Muerte, Sardiñeiro, los balleneros y pesca de ballenas en Galicia, naufragios, conserveras… Iremos dándole forma e seguiremos contando lo desencadenó la visita de Mimadriña.
Como regalo de despedida, los dejó un ejemplar del Manifiesto Mimadriña, que nosotras fotocopiamos y enviamos para la casa de todos los niños/as, porque pensamos que es toda una declaración de intenciones con una vehemente defensa de la creatividad y de la singularización en medio de la globalización.
Gracias Palmira por traernos el mar de la Costa de la Muerte al Milladoiro.

 

Cosas pequeñas de gente pequeña en lugares pequeños: Coque el asesor del CFR de A Coruña

In InformArte on 09/01/2015 at 08:43

En los días de Navidad nos llegó la noticia de la muerte de Manuel Pazos Crespo, más conocido como Coque, el asesor del CFR de A Coruña. Nos dejó muy entristecidas porque era de esas personas, maestros, a los que aunque sólo veas una vez en tu vida quedan para siempre en el recuerdo. Un ejemplo de persona vitalista, entusiasta y con la capacidad de transmitir conocimiento “serio” con alegría.
En ese momento, eché la vista atrás y recordé cómo conocí a Coque. Fue en el 2001, cuando aprobé el concurso para cubrir la plaza de asesora de formación en el CFR de Pontevedra. Previo al desempeño, recibíamos una jornada formativa para la inmersión en el mundo del asesoramiento al profesorado, y con tal motivo, nos presentaban a personas que desempeñaban diversas funciones en las estructuras de formación, entre otras -en las que se nos hablaba desde la administración, universidad o la dirección del CFR, y que nos hacían caer en la cuenta de aquello en lo que nos estábamos metiendo-, y casi para finalizar, nos daban ocasión de conocer a un asesor en ejercicio, Coque era el escogido. Desde luego, era una elección bien hecha, porque tras dos días medio intimidados y dudando sobre si seríamos capaces de llevar a cabo aquello que nos decían, llegaba Coque y nos hacía sentir ganas de echarnos a los centros llevando la “buena nueva”, la formación,  a todos los rincones de la geografía educativa gallega.
Coque era un crack (a posteriori leí un artículo que le dedica su hijo en su blog y me resulta curioso que coincidamos en esa palabra para definir a su padre, un crack). Si lo pillasen estos tiempos de ahora, dirían de él que era un coach, incluso daría conferencias en TED, o podría llevar un programa televisivo en el que mostrase cómo hacía el asesoramento a grupos de profesorado, o cómo divulgaba con alegría otra de sus grandes pasiones, la enseñanza de las matemáticas. Y esto, si bien en otros casos puede ser peyorativo, en el caso de Coque es todo lo contrario: habría que grabarlo y reproducir cada una de sus intervenciones porque de todas ellas, siempre, siempre, se sacaba provecho, daba lo mismo que fuese con maestros, con asesores, con niños o con jóvenes. Era único, transmitía ilusión por aprender, por el trabajo bien hecho y por la mejora de la educación.
Con todo, no queremos olvidar que también era muy conocido por ser uno de los dinamizadores del Rebumbio Matemático, colaborador de AGAPEMA, difusor del Proyecto Sur en Galicia, miembro de asociaciones matemáticas…, y no se sabe de cuántas cosas más porque él siempre tenía tiempo y una sonrisa para todo aquel que le pedía colaboración.
Andando en el tiempo, tuve la fortuna de coincidir con él en jornadas, encuentros formativos o comisiones. Recuerdo una de ellas en especial, en la que nos habían reunido a varios asesores para redactar un reglamento de las estructuras de formación del profesorado; en ese documento final se debería dejar por escrito cuáles serían las funciones y modos de proceder en todas las situaciones formativas. Coque con su talante siempre nos decía que un asesor/a no sólo era el que le llevaba el agua al conferenciante en los cursos, pero con todo, tampoco debería olvidarse del agua. Él creía en la figura del asesor acompañante de un proceso de cambio hacia la mejora, por ello renegaba de los asesores burócratas, tecnócratas, meros gestores de un servicio, y no se cansaba de recordarlo tanto con sus argumentos como con su ejemplo.
Fue un luchador por la renovación de la enseñanza. Era de esas primeras hornadas de asesores que fueron seleccionados para formar parte de los, por aquel entonces, CEFOCOPs, es decir, en el mejor momento de la formación del profesorado en servicio en Galicia y en el resto del estado. Esa gente sentó las bases de lo que luego tuvo épocas doradas y más tarde, horas bajas. Pasó por todos los avatares legislativos de modo que fue desde asesor técnico, asesor especialista, asesor generalista, asesor de ámbito o asesor de área. Da lo mismo, porque quien vale, vale, y  Coque valía bajo cualquier epígrafe; era un gran maestro, y siendo un gran maestro se puede ser un gran asesor. En cualquiera de los dos casos hay que tener pasión por el trabajo, conocimiento, saber estar, habilidades sociales y comunicativas, y sobre todo respeto y confianza en la capacidad de cambio de los niños/as o de los docentes. Coque quería al profesorado y el profesorado quería a Coque, así, con él, se apaga un foco de ilusión que alumbró en muchos centros de Galicia.
Otra de las cosas que siempre repetía Coque era que en todo aquello que escribimos -pese a que no lo pretendamos-, hay mucho de autobiográfico, incluso aunque sea en la redacción de una normativa; en alguna ocasión debatí con él sobre esto, pero ahora, no me queda más que darle la razón. Así quisimos dedicarle esta entrada en InnovArte porque para quien no tuvo la fortuna de conocerlo es bueno que sepan de él, y para los que lo conocieron, coincidirán con nosotras en que hablando de Coque estamos hablando de la formación del profesorado gallego, en el pasado, en el presente y en el futuro: cómo era, cómo es y cómo debería ser sin perder nunca el contacto directo con el profesorado, tomándole el pulso a los centros, sin desconectar jamás del alumnado.
De las fotografías que encontramos en la red, quisimos quedarnos con esta que él había puesto en su perfil de Twitter, porque, con gratitud, así lo recordaremos siempre: alegre, vital y con los brazos abiertos.

Inicio del 2015

In ReflexionArte on 08/01/2015 at 08:54

2015

Nos llegó esta felicitación de Ano Nuevo de una familia amiga -gente que vive entre las palabras, los libros, la lengua y la cultura gallega- y nos gustó tanto que les pedimos que nos dejasen publicarla en el inicio del blog en el 2015.

Creemos que esta imagen condensa todos aquellos deseos que harían el mundo y las personas un poco mejores.

Así, con empeño, esperanza, cariño, sinceridad, honestidad, dignidad…, InnovArte, en el 2015, seguirá intentando hacer una aportación válida a la mejora de la educación infantil.

Buen retorno a las aulas.

Cierre del año 2014: la fuerza del optimismo

In ReflexionArte on 23/12/2014 at 11:03

Imagen de Jardines de México

Acercándonos al final del año, es casi un ritual hacer balance de lo acontecido en este período, y en pocas o en ninguna ocasión anterior pudiera ser tan negativo. Ya es imposible recordar las noticias malas con las que nos bombardearon los medios de comunicación. Pocos “mitos” nos quedan en pie. Ya no se sabe quién es bueno y quién un interesado, parece que nadie se mueve por el bien ajeno y de la sociedad. Da la impresión de que vivimos en un mundo de egoístas, ambiciosos, avariciosos, mentiroso, corruptos, desvergonzados, descarados e inmorales. Pero esto no es más que lo que nos quieren hacer ver. Puede ser que lo que nos vendieron como ídolos tienen todos los pies de barro, pero esto no es más que fruto de esa ilusión óptica y de la materia con la que la construyeron. Tal vez sigue habiendo gente buena, la misma que el pasado año y que el anterior y el anterior. Haberla, haila, pero esas buenas personas y sus buenas acciones nunca ocuparon ni ocupan espacio en los medios, ni en los periódicos, ni en las redes, ni en la radio, ni en la televisión, pero, con todo, existen; lo que pasa es que a nadie le interesa destacar el buen trabajo, las buenas acciones, la buena gente. Lo que vende es el mal, lo negativo, llenando de pesimismo el mundo, contaminando el presente, el futuro y también el pasado. Ahora que tantos protocolos se firman para luchar contra la contaminación y el feísmo, deberían establecer un tratado por el que se  se tipo de contaminación. Que resuelvan los delitos donde tienen que resolverse y que nos dejen tranquilos a los que nada tenemos que ver.

Parece mentira, pero la sensación de porquería, de suciedad no se queda sólo donde la hay sino que se extiende a todos los ámbitos, haciendo que todos nos miremos mal entre nosotros. Todo se convirtió en el plató de un reallity show. Ahora, ante cualquier actuación, incluso las casuales o las no intencionadas, ya le aplicamos el filtro detector de la presencia de bacterias de maldad.

Por ello, y con miras al nuevo año que en breve comenzaremos, pediríamos que mantengan la basura lejos. Que no nos contaminen con el pesimismo.

Hace pocos días, buscando entre mis libros, encontré uno de Luis Rojas Marcos que compré años atrás, titulado “La fuerza del optimismo”. Recordé que había dejado una página marcada en la que este psiquiatra, argumentaba el poder del optimismo. Contaba que la NASA, para la selección de sus astronautas empleaba como criterio la capacidad de optimismo.

“La NASA, que elige con exquisito cuidado a los candidatos a astronautas, aparte de valorar su preparación científica y experiencia aeronáutica, considera entre las características personales más deseables el talante optimista. Esta disposición positiva debe reflejarse en una abundante dosis de confianza en sí mismos y en la mentalización de que su suerte está en sus manos; en un espíritu emprendedor y una actitud audaz y al mismo tiempo serena ante los desconocidos retos e imponderables; en una buena disposición para convivir y trabajar en equipo; en la habilidad para resistir el aburrimiento, la soledad y la incertidumbre; y en la aptitud para compartir la duda y el miedo.”

En aquel momento me había parecido increíble que en algo que suponía de extremado control de la especialidad y competencia técnica, se tuviese en cuenta esa calidad tan humana y personal. Había pensado, además, que no sería un mal criterio para la selección de los y de las docentes, porque el optimismo –y el pesimismo- es contagioso, transmisible y educable. Y la verdad es que hay escuelas en las que abundan más los/las pesimistas que los optimistas, y nuestra infancia y juventud precisan conocimiento pero, también, y sobre todo, alegría y optimismo. Nos lamentamos de que los jóvenes de ahora son unos descreídos, cómo no lo van a ser si fuimos los adultos los que nos encargamos de enseñarles a mirar la maldad y el interés en lugar de destacar la bondad, la generosidad y el altruismo. En qué pueden creer ellos, si nuestra generación fue la encargada de “sacar todo a la luz”, desmitificando todo y mostrando la vida en crudo.

Nunca soporté el dicho de que un optimista es un pesimista mal informado; un pesimista es un cenizo, nada más y nada menos; un gafe que atrae aquello en lo que piensa. Se pode estar informado y, con todo, tratar de mantener una realista actitud vital de esperanza en las personas y en la sociedad. Por ello, como cierre del año, pedimos que en el 2015 podamos cambiar un poco nuestra mirada negativa y sanar nuestro optimismo, teniendo como objetivo la búsqueda de la alegría propia y ajena.

Buena entrada de año para todas y todos.

Evaluar en infantil (3ª parte)

In ReflexionArte on 18/12/2014 at 08:36

Me pasa siempre, cuando acabo de cubrir los boletines informativos para las familias del alumnado, me asalta la duda, o mejor dicho, tengo la seguridad de que no reflejé los cambios producidos en cada uno de los niños y niñas, ni tan siquiera los más importantes. Si cualquier persona cogiese alguna de esas hojas informativas no se podría hacer ni una vaga idea de quien están hablando. Esto no es cosa de ahora, como decía, me pasó siempre: con los boletines XADE o con cualquier otro que empleé a lo largo de mi vida profesional. Cuando los estoy cubriendo y voy allá por el quinto o sexto, tengo la sensación de que en otro momento podría decir otra cosa, me preocupa el cómo los entenderán las familias, y me parece que convierten a los niños/as en unos iguales a los otros, cuando en realidad son tan diferentes.

Bien sé que en nuestra formación nos hablan de instrumentos de evaluación como listas de control, diarios de clase, anecdotarios, etc, etc, pero la verdad es que a mí no me aportan mucho más y por encima me generan la mala conciencia por no emplearlos cuando, en la práctica, cualquiera sabe que eso es imposible de llevar a cabo estando cinco horas al cien por cien con 25 críos. En cualquiera caso, no estamos hablando de los medios sino de la forma en la que se evalúa.

Tan sólo hay dos hechos que me calman la mala conciencia de los boletines: las conversaciones con las familias, y sobre todo, la evaluación que hago con el alumnado (a diario, periódicamente, al final de cada trimestre).

Como en breve también le dedicaremos en el blog una entrada a la programación, allí ya explicaremos más detalladamente cómo planificamos a diario la sesión de trabajo, y cómo dedicamos un tiempo para hacer una valoración conjunta de lo realizado así como del ajuste de esa planificación. Parece algo del todo lógico, cualquiera en su vida personal o profesional, previamente, debe planificar en qué va a emplear su tiempo y esfuerzo en la jornada, y al finalizar, debe valorar si se consiguió lo propuesto; de lo contrario, se tendrá que analizar qué falló, la planificación o el trabajo. Este es un ejercicio, para nosotras, diario con nuestro alumnado. Cualquier niño o niña, de antemano, debe saber o tener unos trazos, de lo que va a pasar ese día en el aula o en la escuela. Luego pueden surgir imprevistos (que casi siempre surgen), pero esa rutina (que casi nunca aparece ni se habla de ella en las programaciones diarias) debería ser una constante, porque le aporta seguridad a los niños, porque les ayuda a estructurar el tiempo, porque les permite organizar con lógica y coherencia las tareas; y finalmente, porque les inculca un hábito fundamental en la vida y del que carecen muchas personas: la capacidad de planificar con sentido el tiempo y el esfuerzo. Esto es elemental pero no habitual; hay quien se echa al camino sin saber para qué, con qué, cuánto tiempo le llevará ni a dónde llegará. Un niño o una niña, no pueden estar cinco horas en la incertidumbre de no saber lo que va a suceder en ese tiempo.

Planificar al inicio de la jornada y valorar lo hecho al final, es un modo de evaluar lo realizado, su ajuste y la validez de ese trabajo. De igual modo procedemos cuando cerramos una temporada -cada uno de esos bloques de tiempo que se corresponden casi siempre con ciclos naturales en los que se realizan unas actividades propias de ese tiempo: a la vuelta del verano, el inicio del otoño, el tiempo de los frutos, el previo las vacaciones de Navidad,  el invierno… Cada quien lo dividirá como considere o como cuadre, pero siempre hay un tránsito, y en ese momento, nosotras, al cierre de cada uno de esos bloques hacemos con el alumnado una valoración del trabajado y del poso que nos deja.

Y llegado el final de trimestre también hay que dedicar un tiempo específico a esa labor.

Por desgracia, uno de los aspectos negativos de la evaluación, es que introduce presión en la vida de los críos. Las familias, por inercia suelen decirle a los hijos/as  “a ver cómo vienen las notas”; es algo inevitable que casi todos hacen, iniciando una especie de chantaje que los acompañará a lo largo de toda su vida académica. Lo peor es que en la edad de nuestro alumnado, para ellos es casi un “misterio”  el mensaje que portan en esa hoja que acompaña los trabajos escolares y que los padres/madres leen con avidez. Por ello, y porque creemos que la evaluación tiene que ser enriquecedora no atemorizadora, nosotras dedicamos tiempo para hablar con los niños/as sobre el contenido de esos boletines.

Nosotros mismos, en clase, en conjunto, hacemos una “evaluación” de los logros conseguidos en el trimestre, así como de los puntos fuertes y de los aspectos precisados de avance. Le comentamos que nos vamos a reunir todas las maestras que estamos con ellos y que hablaremos de estas cuestiones. Luego, también les avanzamos algunos de los ítemes contemplados en los boletines para que ellos, individualmente, piensen sobre el dominio que tienen en esos puntos. Es relativamente fácil que cada uno de ellos sepa valorar si “emplea adecuadamente las tijeras”, si “se esfuerza por rematar las tareas”, “si sabe respetar los turnos de palabra”, “si recoge el material”, etc, etc. Si se hace la prueba, se podrá comprobar que sus “evaluaciones” son bien certeras, por ello insistimos en que esto no pode ser un misterio para los niños. Hay que dedicarle tiempo, nada más que eso y cambiar dinámicas. Cubrir los boletines y preparar las carpetas con el material a final de trimestre, son labores que casi siempre hacen las maestras sin contar con los niños/as cuando en realidad son ocasiones magníficas para hacer un balance de lo realizado, de lo aprendido y de lo que nos queda por aprender.

Nosotras, que casi a diario subimos información en los blogs de aula, también echamos mano de estos para hacer balance. Ver y comentar cada una de las entradas del blog, con las noticias, con las fotografías, con las actividades del día a día, abrir ese almacén y hacerlos conscientes de todo lo realizado en el trimestre, constituye para nosotras un recurso inestimable de la memoria del aula, que nos permite visualizar toda la vida escolar de estos últimos tres meses: aniversarios, celebraciones, actividades sorprendentes, novedades, incidentes …, es como mirar un álbum de fotos que permite conservar el recuerdo de un tiempo de aprendizajes, de afectos, de sorpresas, de emociones, incluso de enfados, en definitiva un tiempo que vivimos juntos en el que compartimos, aprendemos y enseñamos.

Esta es la evaluación que nos gusta y que nunca podremos reflejar en un boletín, en un informe o en una acta, pero que, de hacerla así, estamos convencidas de que es una fuente de aprendizaje, no de control. Tan sólo hay que dedicarle tiempo con el alumnado; no debe ser realizada por la maestra en soledad con la única compañía del ordenador. Al final de trimestre, en lugar de ir a prisa, hay que dejar un tiempo para mirar con satisfacción para atrás y también hacia delante.

Desde que lo estudiamos en la Facultad, repetimos como loros que la evaluación tiene que ser global, continua, formativa, cualitativa, criterial, personal y participativa, pero en verdad, creemos que no se entiende ben el significado y alcance de estas características.

Arena cinética, arena de la luna o arena mágica: verificando o descartando hipótesis

In EncienciArte on 12/12/2014 at 16:06

Nuestro alumnado quedó maravillado cuando nuestra compañera Luz nos trajo una bolsa de arena cinética del Museo de los Niños de Nueva York. No la conocíamos, y sin verla y/o tocarla resulta muy difícil explicar la sensación que produce tanto visual como táctil, pero con este vídeo se pueden hacer una idea aproximada.

Por aquel entonces, estábamos muy dedicados a nuestros talleres de modelado, y esta forma de trabajar, con este material, era una experiencia y una sensación que no se parecía la ninguna de las otras masas o pastas que habíamos empleado con anterioridad. Incluso tiene un efecto relajante, casi hipnótico, cuando se observa como se expande y desmorona.

Quedamos tan “enganchados” que buscamos por la red cómo podríamos “fabricarla” en clase.

Ahora, en estos días de tanta actividad, de alteración, y ya de cansancio, decidimos retomar el asunto, pensando que podría ser una experiencia relajante.

En una primera búsqueda, vimos varias recetas para hacerla que nos parecieron de lo más sencillo; al parecer sólo se trataba de añadir aceite de bebé. Cosa fácil. Así, buscamos arena, tal y como nos indicaban, la metimos en el horno para eliminar gérmenes; la tamizamos y, todos ilusionados, añadimos el aceite. Los niños/as fueron los primeros en percatarse de que aquello no era igual a la arena cinética comercial que habíamos probado. Percibieron que esta manchaba las manos -cosa que no sucedía con la otra-, que no lográbamos compactarla para darle forma, y que luego no se deshacía como la otra. Miramos si se trataba de añadir más aceite, pero ese no era el problema. Disfrutaron jugando con ella, pero no hacían más que comparar con el recuerdo táctil y visual que tenían. Esto dio mucho de sí. Por ello, no lo entendimos como un fracaso, sino que nos dio ánimos para seguir indagando y probando nuevas fórmulas.

Un niño apuntó que a lo mejor yo me había confundido y que se tratase de gel de bebé, ya que es más pegajoso. A todos los demás les pareció acertada la propuesta, de modo que ese sería el segundo intento. Otros apuntaron la posibilidad de echarle agua. Otros de que podía tratarse de suavizante porque dejaba las manos muy suaves. Nos pareció increíble la cantidad de hipótesis o alternativas que salieron. Acordamos además que le pedirían a sus padres y madres que buscasen desde sus ordenadores o tabletas por si les aparecía algo distinto que en el nuestro.

Por nuestra cuenta afinamos más la búsqueda y supimos que la arena cinética es un compuesto que en su mayor parte (98%) es arena, más un 2% de compuestos químicos, como el polidimetilsiloxano, una silicona basada en un polímero orgánico que la dota de unas particulares propiedades como la maleabilidad, que no se seca, no mancha -porque sólo se pega a sí misma-, y no es nocivo. Añade que este compuesto es tan caro que no compensa hacerlo en casa.

Pero ya estábamos embarcados. Ahora no había vuelta atrás; al menos debíamos comprobar las propuestas de los niños. No teníamos nada que perder, estábamos investigando, manipulando, ejercitando la memoria visual, la táctil, y cuando menos estaban entusiasmados. Así vimos también la alternativa de añadir almidón de maíz (Maizena) y agua.

De nuevo nos preparamos para las pruebas: los dividimos en cuatro grupos según apostasen por la opción de agua + aceite, gel, suavizante, o el ingrediente secreto de la maestra, harina de maíz, que la verdad no contó con muchos seguidores, excepto un niño y una niña que, suponemos, se posicionaron más por “lealtad” con la maestra que por convicción.

En papel, preparamos una tabla de verificación de hipótesis, que cada uno iría cubriendo en función de su percepción de los resultados conseguidos con los diferentes ingredientes. Así como del cumplimiento de las características singulares de la arena mágica: no mancha-modela-se desmorona- se mueve. Fuimos conscientes de la dificultad que entrañaba la verificación de una de esta formulada en negativo -no mancha-, podríamos ponerla sin la negación, -así facilitaría su comprensión-, pero, de ese modo no nos darían todas la comprobaciones en afirmativo, por lo cual decidimos mantenerla así. Si lográbamos la fórmula correcta, tendrían que cumplirse todas las condiciones en sí, al igual que sucedía con la arena comercial.

Tras los tres primeros fallos, y viendo su desánimo, llegamos a prometer que si no  lo lográbamos, compraría un paquete de arena cinética comercial pese a lo cara que es.

Aquí puede verse todo el proceso. Ver presentación.

Arena cinética

En cuanto a los resultados del producto, hay que reconocer que sólo logramos acercarnos a las cualidades de la arena comercial con la mezcla de Maizena, lo que los hizo estallar de alegría, como cuando los científicos hacen un gran descubrimiento. Con la excepción de que mancha un poco -no tanto como las otras- y el movimiento que tiene, compensa esa diferencia; así puede verse en las tablas de control que los “investigadores” más puristas, tuvieron dudas sobre si poner “Sí” o “No” en el apartado de cumplimento de esa condición.

Cando iniciamos el proceso con la Maizena, la opinión de los observadores era totalmente negativa, dado que según se indicaba en la receta, había que mezclar 2 tazas de ese almidón con agua; esto solidificó de inmediato, de modo que los niños/as ya me decían, “Ángeles, es Falso”; luego tuvimos que desmigajar ese mazacote que decían semejaba queso. Parecía imposible que aquello pudiese “absorber” las 4 tazas de arena que había que añadir. Le echamos un poco más de agua, y entonces vino la sorpresa: ¡aquello empezaba a moverse! Fue un momento increíble, en el que exclamaban “¡Lo conseguimos!”, “¡Es Verdadera!” Fue fantástico, pero como siempre, para nosotras, es más importante todo el proceso de la experiencia investigadora que el producto en sí.

Cuando comenzamos, no podíamos imaginar que esto diese tanto de sí, pero fue otra de esas nuestra experiencias “elásticas”, que tienen más calado del que cabría esperar. Lo que iba camino de ser una actividad puntual y relajante, se convirtió en un pequeño proyecto de investigación.

Taller de postales con corazón

In CativArte on 05/12/2014 at 22:13

3 grupos mixtos de 3, 4 y 5 años, 75 niños y niñas, 2 maestras, 3 días, 3 talleres de 2 horas cada uno con el objeto de elaborar postales con las que felicitar las fiestas. Materiales, los existentes en el aula, todos expuestos y a su disposición. Consigna, hacer corazones, porque las postales sirven para manifestar a sus destinatarios que los queremos y que nos acordamos de ellos. Inspiración, el libro-CD “CoraSons” de Kalandraka. Clima de tranquilidad y de respeto por los gustos personales que se reflejan en las creaciones. Resultado, una postal con un corazón único en la portada y con una fotografía del autor o autora con su creación.

Sencillo y gratificante.

En breve iremos a Correos para enviarlas.

Finalmente un collage en el que se recogen todos los corazones.

Ver presentación.

Total corazones

Y ya convertida en cartel de 100×140 y felicitación del centro.

Felicitación Nadal

Los libros de la merienda (II)

In ContArte on 05/12/2014 at 08:10

IMG_9573

Nos gusta mucho esta iniciativa de la editora Urco, sobre la que ya hemos hablado en otra ocasión, por ello nos alegramos de que la colección “Os libros da merenda” crezca con 4 títulos nuevos que siguen manteniendo el precio de 2,50 euros.

Son unos libros pequeños, con una historia amable y divertida, acompañada de unas ilustraciones sencillas al tiempo que muy explícitas, lo que nos lleva a pensar en otras publicaciones de más elevado coste y que pese a todo, por el contrario, no logran seducir a los niños y niñas. Una rana perezosa, una oveja sabia, una zanahoria resabiada, un pollo valiente, un burro goloso, un cerdo maloliente…, que tienen vida y cualidades más o menos deseables, que conviven con otros animales, una historia con ritmo y rima, bien contada en un gallego muy afinado, con un texto aligerado de todo lo superfluo. Aun llevando dentro un mensaje potente (la alimentación, la amistad, la generosidad…) aprovechable en la escuela, ésta no se superpone a la historia ni distrae del placer de escucharla.

En la publicación digital Criaturas, centrada en LIJ, le dedican un artículo a la colección que bien merece la pena su lectura.

En algún momento, se debería reflexionar sobre la finalidad de las historias infantiles. En cualquier caso, Urco abre una nueva vía en el ámbito de las publicaciones dirigidas al sector infantil.

“Os libros da merenda” es una apuesta muy en la linea de esta editorial llevada por gente joven, con unas concepciones diferentes sobre las formas de proporcionar libros a niños/as y chicos/as, primando el fomento de la lectura sobre el negocio. Cualquiera de sus obras podrían publicarse en otros formatos -más costosos-, pero ellos prefieren llegar a todos los bolsillos aligerando costes en la edición. Por otro lado, prescinden de toda la parafernalia que supone la presentación de los libros, la publicidad y encuentros con los autores; así, en este caso, se ocultan bajo los seudónimos de Martinho Terrafría y Vladimir Zatonski.

Como lectoras, siempre nos preguntamos por qué las editoras -si quieren hacer lectores- no sacan sus libros en ediciones de bolsillo -mucho más asequibles-, y luego, en función del éxito que tengan -y para quien lo desee- en formatos más costosos, y no al revés como se hace habitualmente.

En algún momento, también deberíamos reflexionar sobre lo que quedaría de muchos libros infantiles si se le suprimiesen todos los “adornos” con los que hoy se disfrazan, aún así, ¿nos contarían alguna historia que mereciese la pena recordar?

Plantando cactus de Navidad en macetas de autorriego

In EncienciArte on 28/11/2014 at 17:19

Seguimos buscando soluciones al problema del riego de nuestras plantas en períodos vacacionales. Así, ya mostramos en unha entrada anterior como optamos por la plantación de crasas o suculentas, ya que estas variedades tienen la cualidad de almacenar agua que van liberando según sus necesidades. Para nosotras, este es un pretexto válido, al hilo de nuestra vida cotidiana, que llena de razón el hecho de ponernos a plantar plantas, conociendo posibilidades, variedades, cualidades, usos, etc. No se trata de hacer por hacer, si no de hacer con sentido.


Hace más de un mes preparáramos para enraizamiento esquejes de un cactus de Navidad que nos había traído un alumno. Ahora, transcurridas varias semanas, comienzan a verse pequeñas raíces, por lo cual consideramos que estaban listos para ser trasplantados. Además, en alguno de los “hijos”, ya pueden verse flores; recordemos que precisamente se llaman cactus de Navidad porque florecen en esta época.
De nuestras búsquedas en la red tomamos una idea que vimos en la web La Bioguía (espacio muy recomendable): las macetas de autorriego hechas con botellas de plástico. El esquema es muy sencillo: cada una de ellas cuenta con un pequeño depósito de agua, del que la planta toma agua a través de un cordón que hace de conductor de la humedad, así pueden pasar semanas, incluso meses, sin necesidad de regar estas plantas.
Explicada la propuesta a nuestro alumnado y valorada su pertinencia, escribimos una nota para solicitar botellas a las familias, que les enviamos junto con un esquema del uso que les daríamos. Luego, incluso hicimos una prueba para comprobar que efectivamente el cordón lograba llevar auga y humedecer la tierra. Las preparamos y nos dispusimos a llevar a cabo todos los pasos precisos para la plantación. También aprovechamos para plantar las semillas de aguacate y de mango, ya que tienen una germinación muy rápida y vistosa. Todo ello, pasa para nuestro “invernadero” (un espacio acristalado bajo la rampa que conecta el patio con la planta baja de nuestro centro.


Tan sólo nos queda por hacer un seguimiento del tiempo que puede transcurrir sin tener que regar, para lo que preparamos una hoja de control, una por cada niño/a y maceta, en la que en fechas determinadas(cada 15 días en invierno), comprobaremos si aún hay agua en el deposito y si la tierra permanece húmeda.

Ver presentación.

Autorriego-cactus de Navidad

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, para nosotras, las plantaciones en la escuela son la forma más acertada de mostrar el ciclo vital de las plantas, pero esto no tiene por que suponer grandes gastos, ni hay por que comprar plantas ni macetas ni tierra, ya que hay alternativas más sostenibles, educativas y coherentes con los valores ambientales y relacionales, promoviendo el hecho de compartir y de saber esperar los tiempos de la naturaleza.

Performance otoñal

In CativArte on 27/11/2014 at 09:03

A lo largo del curso hacemos muchas actividades, algunas muy prolongadas en el tiempo, y otras muy espontáneas, que surgen en el momento y que a veces pueden ser tanto o más satisfactorias que las otras.

En este caso, en la clase de 4 años, con las hojas recogidas por el alumnado, surgió una de esas tan efímeras como divertidas: hicimos una performance otoñal en la que los niños y niñas, por parejas, le hacían sentir al otro/a que era un árbol lleno de hojas, que poco a poco van perdiendo al tiempo que el viento los hace mecerse y el frío se incrementa.

Se pueden ver todas las fotografías en el blog de aula.

“Los cansados”

In FamiliarizArte, ReflexionArte on 27/11/2014 at 08:42

Todas las maestras (y maestros) de infantil nos sentimos orgullosas cuando, a finales de ciclo, echamos la mirada atrás recordando cómo era nuestro alumnado cuando entró en la escuela y valoramos los cambios acaecidos en ellos en estos tres años. Esta es la mayor satisfacción de nuestro trabajo. Siempre nos parece que ya los encaminamos bien: hablan y manifiestan actitudes de compañerismo, de responsabilidad con el medio y con la sociedad, saben docenas de maneras con las que ocupar su tiempo, disfrutan con los libros, se refieren con afecto a las personas con las que se relacionan … Lo que no sabemos es qué pasa después. Más tarde, cuando vemos en los medios episodios de violencia familiar o escolar, cuando vemos comportamientos vandálicos, cuando los vemos absortos con sus smartphones incomunicados con su entorno, cuando los escuchamos en programas televisivos hablando de sus sueños (ser famosos, ir de shopping, no hacer nada…), entonces, es cuando nos preguntamos qué es lo que pasó en tan sólo diez años.

No paramos de darle vueltas a esto; leemos, reflexionamos, analizamos, pero nunca acertamos en lo que nos equivocamos escuela, familia y sociedad. Hay quien cree que es un problema educativo, hay quien le echa la culpa a la familia, hay quien piensa que la clave está en la disciplina, y quienes ponen el acento en la libertad,  o en el cambio de enfoque, del tipo que sea.

Por ello, compramos este libro en cuanto lo vimos en la librería. “Los cansados”, se presenta como una novela (que no lo es) que penetra en el mundo desconocido de los hijos y en el no menos desconocido de los “postpadres”. Los cansados son los hijos adolescentes, que, por lo general duermen cuando todos los demás están despiertos; chicos y chicas que dejan todo encendido, nada apagado; todo abierto, nada cerrado; todo empezado, nada acabado. Michele Serra, su autor, tiene una mirada implacable hacia los hijos y hacia los padres, y narra los conflictos, las ocasiones perdidas, o sentimientos de culpa, preguntándose qué es lo que pasó, cómo pasó y dónde nos perdimos.

Ya en las primeras páginas encontramos una reflexión del padre que podría dar para un largo debate.

“Pienso en lo fácil que ha sido quererte de niño. En lo difícil que es seguir haciéndolo ahora que nuestras estaturas se han emparejado, tu voz se asemeja a la mía y reclama por tanto el mismo tono y volumen, las dimensiones de los cuerpos son las mismas.

El amor natural que se siente por los hijos de niños no es un mérito. No requiere habilidades que no sean instintivas. Incluso un idiota o un cínico es capaz de ello. (…) Es años más tarde, cuando tu hijo (el ángel inepto que te hacía sentir como un dios porque lo alimentabas y lo protegías; y a ti te gustaba creerte poderoso y bueno) se transforma en un semejante tuyo, en un hombre, en una mujer, en definitiva, en alguien como tú, cuando quererlo exige las virtudes que cuentan. La paciencia, la fortaleza de ánimo, la autoridad, la severidad, la generosidad, la ejemplaridad…, demasiadas, demasiadas virtudes para quien, mientras tanto, trata de seguir viviendo.”

Una visión de un “padre titubeante”, que, con su “relativismo ético”, considera que esta generación de snobs de nuevo cuño, precisan hacer de la necesidad virtud: “habeis llegado a un mundo que ya ha agotado todas las experiencias, digerido todos los alimentos, cantado todas las canciones, leído y escrito todos los libros, librado todas las guerras, hecho todos los viajes, amueblado todas las casas, inventado y luego desmontado todas las ideas…, y pretender, en este mundo usado, oíros exclamar: “¡Qué bonito!”, veros avanzar entusiastas siguiendo caminos consumidos por millones de pasos, eso no, no queréis -podéis, debéis-concedérnoslo.

Creemos que es una lectura recomendable con la que, por momentos, nos sentiremos identificados, incluso cuando el padre, con la sinceridad que impregna todo el libro, se pregunta “Cuántas veces, en lugar de mandarte al carajo, hubiera debido abrazarte. Cuántas veces te abracé y, en cambio, hubiera debido mandarte al carajo.”

El árbol de las mariposas amarillas

In CativArte on 21/11/2014 at 08:53

En esta ocasión todo empezó con un poema sobre el otoño, de la argentina Laura Forchetti, que nos envió la madre de una alumna, en el que se hace un símil entre las hojas que caen y las mariposas amarillas. Pero aquí, en nuestra zona, -con nuestros árboles autóctonos, con el retraso en los cambios de color y de caída de la hoja-, había que echarle mucha imaginación. Hasta que un día volvimos a un álbum ya clásico para nosotras, “El otoño” , de la también argentina Claudia Degliuomini; en aquel momento, viendo aquellas ilustraciones, vimos el paisaje del que nos hablaba Laura Forchetti: tonos anaranjados, amarillos, rojos y hojas que parecían mariposas, las del ginkgo biloba. En la última página, en la que Claudia habla de sí misma, aparece una fotografía de una caja de acuarelas con unas hojas de ginkgo. Así, decidimos hacer un mural del otoño que sustituyese al del verano. Pintado con acuarelas de tonalidades marrones, ocres y con unas breves frases (algunas copiadas y otras inventadas) que dan idea de lo que es esta estación. Se completa finalmente con las hermosas hojas del ginkgo, de las que los niños, en principio, dicen les recuerdan abanicos y corazones.

Una compañera del centro nos habla de una hermosa leyenda oriental en la que se explica la existencia de los ginkgos, así como la razón de que sus hojas tomen el color amarillo y tengan forma de alas de mariposa. Merece la pena leerla. Lo que todavía no descubrimos es por qué algunas hojas tienen forma de corazón. Entonces empezamos a buscar información en la red, descubriendo que este árbol es un “fósil viviente”, que ya existía hace millones de años, incluso en la época de los dinosaurios. También supimos que es el árbol sagrado del Japón; que es motivo protagonista de infinidad de representaciones artísticas, en joyería, pintura, escultura, artes decorativas, arquitectura, etc. Así mismo, supimos de sus usos en la medicina alternativa. El ginkgo biloba es conocido como un árbol milagroso.

Todo esto trasciende a las familias del alumnado, y un padre nos informa de que hay dos ejemplares de ginkgo en nuestra localidad. Los niños y niñas, advertidos de que el espectáculo del árbol de las mariposas amarillas sólo dura unos días, aprovechan para visitarlos y recoger hojas que traen al aula y con las que hacemos bonitas composiciones.

Están tan maravillados con este descubrimiento arbóreo que nos piden hacer un cuadro –como el mural pero en pequeño- que puedan llevar para sus casas. En un giro de los nuestro, copiamos en el lienzo el poema de Laura Forchetti que dio inicio a todo y decoramos con mariposas amarillas del ginkgo biloba. Como curiosidad, un poema de Goethe decorado con hojas de ginkgo.

Un viaje circular. Una sorpresa de este otoño 2014 que recordaremos siempre que veamos alguno de los escasos ejemplares de ginkgo que hay en nuestra comunidad.

 

 

Ver presentación

otoño

Veto a los catálogos de juguetes

In RebelArte on 17/11/2014 at 10:49

Ya de lleno en la “Campaña de Navidad”-a pesar de que aún estamos a cuarenta días de la fecha-, tomamos una decisión: prohibir la entrada de catálogos de juguetes en el aula. Así de tajante y radical. No permitiremos que durante el período escolar los niños/as ocupen su tiempo mirando y discutiendo con los compañeros/as por lo que le van a pedir a los Reyes Magos, a Papá Noel o a quien toque ser este año el personaje dadivoso.

Para las personas adultas no creemos sea preciso dar más explicaciones de esta decisión; para el alumnado es muy fácil: la escuela no es lugar para esos menesteres. Aquí tenemos el deber –es nuestra tarea- la formación integral de los pequeños; entre otras muchas, debemos procurar formarlos como personas que no se dejan llevar por el consumismo feroz, prendiendo en ellos el sentido crítico, y, ciertamente, los catálogos de juguetes con los que las grandes cadenas tienen a bien deleitarnos en estas fechas, no van en la misma línea que los principios por los que se rigen los proyectos educativos de los centros.

Hay a quien las prohibiciones le levantan un sarpullido, pero en algunos casos, la escuela tiene que posicionarse y no dejarse llevar por lo que marcan los mercados. Hace años, cuando algunos maestros y maestras prohibieron las golosinas, chucherías, bollería o bebidas edulcoradas, también pudo parecer excesivo, y sin embargo, se consideró necesario, de modo que, hoy en día, esta norma es defendida en casi todos los Claustros y Consejos escolares. Pues ahora, debieran ser estos mismos órganos escolares los que tomasen las riendas del asunto en lo que a catálogos de juguetes se refiere, ya que, van en contra de todo lo que se pretende inculcarle al alumnado en los centros educativos.

La elección, el consumo, la racionalización o no de juguetes en estas fechas es un asunto de índole familiar, por ello, la escuela dará pautas sobre el consumo responsable, pero nunca podrá ser partícipe, inductora o consentidora de esta orgía del dispendio.

Sin el ánimo de parecer nostálgicas o críticas, muchas veces pensamos sobre esta “necesidad”actual de que los críos elijan lo que van a querer con antelación (para así anticipar y repartir el gasto según recomiendan desde las asociaciones de consumidores), con precisión de marcas y lugares donde comprar regalos (para evitar devoluciones), y llegamos a la conclusión de que los Magos de antes o eran más listos o escuchaban más a los niños/as, porque siempre acertaban con lo que querían, mostrando así, de verdad, sus cualidades adivinatorias. Eso era lo que los convertía en algo especial y mágico.

Bien sabemos que habrá quien nos replique diciendo que aprovecha los catálogos para trabajar la lengua escrita o los números. Ya, pero hay alternativas; no son materiales insustituibles. Que piensen en las consecuencias de “bendecir” los catálogos en las escuelas.

Y ya de paso, metidos en esta materia, también sería bueno que los Claustros y Consejos escolares hablaran seriamente sobre las visitas de personajes navideños, dando argumentos pedagógicos que vayan más allá de que “les taaaanta ilusión a los pequeños”. Esto ya lo hemos abordado muchas veces en InnovArte, y seguimos sin entender cómo centros educativos en los que la diversidad cultural, religiosa o étnica es una realidad patente; cómo asociaciones de padres y madres comprometidos con la educación de los hijos/as; cómo técnicos municipales o dirigentes de ayuntamientos (que presumen de progres), pueden sucumbir al encanto de disfrazarse de Pajes, Carteros, Reyes Magos, Santa Claus, Apalpadores, etc, y acabar haciendo una tournée enloquecida en la que tan sólo le preguntan a los pequeños “¿Y que me pides?, ¿Qué quieres que te traigamos?, ¿Ya escribiste carta?”. Nos parece imposible que se pueda admitir esto en centros en los que supuestamente se pasa el curso tratando de inculcarle otros valores al alumnado. Pode ser que unos estén tan ocupados disfrazados y los otros disfrazándolos que no tengan tiempo para escuchar o para pensar el motivo o razón de estas visitas. Pero ahora, aun con tiempo, podrían preguntarse si todo lo que se está haciendo en las escuelas resistiría un análisis riguroso desde el punto de vista de los principios educativos por los que se deben regir.

Taller de modelado

In CativArte on 12/11/2014 at 19:10

???????????????????????????????

Una de las actividades más satisfactorias para el alumnado de infantil es el modelado, de la que  huelga hablar de sus beneficios -en cuanto al fomento de la creatividad, de la destreza manual o de la adquisición del concepto de volumen-, y a pesar de todo, se practica poco. La falta de espacios idóneos o contar con grupos tan numerosos son algunos de los motivos de esta carencia. Nosotras, este curso, dado que tenemos niños/as de cinco años, de que disponemos de un pequeño rincón en el centro, y también porque contamos con una compañera de apoyo con la que hacemos desdoble del grupo -para así trabajar 12-13 niños/as en dos sesiones semanales en dos días sucesivos-, decidimos dedicarle un poco más de atención.

Comenzamos ya en el mes de septiembre, así en un primero intento modelamos con pasta blanca empleando la técnica del ahuecado. En esta ocasión, aprovechando las conchas que aún nos traían de la playa, quisimos hacer un recuerdo del verano. Tras el  tiempo de secado -hasta que coge dureza suficiente y pierde la humedad- le dimos una capa de barniz para que así lo puedan emplear para guardar sus “tesoros”.

???????????????????????????????

Ver presentación: Pasta branca recordo do verán

Modelado souvenir verán_14

Tras el éxito de esta primera pieza, y con la mala conciencia de no dejar total libertad creativa, volvimos a modelar pasta blanca, pero en esta ocasión con tema libre. Para nuestra sorpresa, y después de algunos frustrados intentos iniciales, los niños/as pedían nuestra ayuda o copiaban lo hecho por los compañeros. Posiblemente, en un primero momento hay que dar pautas para conocer las técnicas y luego dejar la creatividad. En cualquiera caso, todos y todas quedaron bastante contentos de sus obras, que ganaron mucha presencia con el soporte y con un toque de color.

???????????????????????????????

Ver presentación: Pasta branca tema libre

Modelado tema libre

En la tercera ocasión empleamos arcilla, así pudieron apreciar las diferencias de color, de textura y de mayor rapidez de secado. De esta vez hicimos impresiones de hojas de árboles, escribiendo su nombre con un palillo. Dejamos secar, y a lo largo de los días veían como, por efecto del secado de la arcilla y de la misma hoja, ambas se iban desprendiendo. Antes de sacarla dimos una capa de color.

???????????????????????????????

Ver presentación: Arxila

Modelado arxila

En el cuarto taller, modelamos con pasta de papel –más húmeda, más caliente y más ligera-. Para apurar el secado y evitar roturas, hicimos pequeñas figuritas al estilo de las de San Andrés de Teixido, a medio camino entre animales fantásticos y elementos reales. Dado su reducido tamaño, y de cara a su exposición, las montamos sobre tableros como escenas en volumen.

???????????????????????????????

Ver presentación: Pasta de papel

Pasta papel

Para la quinta sesión elaboramos pasta de sal, y ante el temor de que secasen o de que se fragmentaran con facilidad, decidimos hacer unos medallones en los que incrustamos granos de maíz, garbanzos, arroz, habas, lentejas o sésamo. Lo presentamos también sobre chapa a modo de collage.

Ver presentación: Pasta de sal

Pasta sal

En la clase de 4 años también hicimos algún trabajo como este “Souvenir do verán“, con pasta de papel y elementos de la playa.

image20

Ahora tenemos montada una exposición con las obras a fin de que pueda ser vista por los compañeros y compañeras, así como por las familias.

IMG_9199

Puede que hasta que vuelva el calor no hagamos más modelado, pues la falta de un horno o de una zona de secado dificultaría mucho, pero dejamos pendiente la experimentación con otras pastas como por ejemplo la de arena.

Volveremos porque el placer de hacer algo con las manos, algo a lo que ellos dan forma entre el tacto y los ojos, con principio y fin, y que por encima, perdure, no es algo para olvidar.

Mientras tanto, aprovecharemos para darle a conocer algunas muestras de la cerámica de Galicia y de otros lugares del mundo, conocidas por su belleza, utilidad o historia.

Termina(d)o, pinta(d)o, esta(d)o. -ao, -ao, -ao

In AlfabetizArte on 12/11/2014 at 08:24


Las maestras de infantil siempre debemos tener el oído muy atento a los defectos del habla del alumnado, así, a lo largo de los tres años que permanecen con nosotras, en la mayor parte de los casos, ayudamos a corregir problemas en la articulación (inversiones de sílabas, omisiones, sustituciones) que, aún siendo habituales, requieren de algún tipo de intervención.
Pero ahora, en este curso, detecté un problema en mi alumnado que hasta ahora no había encontrado: la pérdida de la /d/ intervocálica en las palabras acabadas en –ado, convirtiéndose de ese modo en –ao. Participios, sustantivos o adjetivos, toda palabra acabada en –ado, pasa automáticamente a –ao. No estoy hablando tan sólo de alumnado castellano hablante, también los gallego-hablantes lo hacen, especialmente cuando se expresan en castellano como si esa fuese la forma correcta.
Soy inflexible, corrijo cada uno de eses errores, porque de lo contrario, sé que se convertirán en un hábito con el que tanto las familias como las demás personas adultas son muy laxos, no hay más que escuchar las intervenciones televisivas o radiofónicas de presentadores/as, actores, actrices, políticos/as, casi todos ellos/as están cansaos, agotaos, sobraos o abandonaos.
Inicialmente, esta pérdida de la /d/ intervocálica en participios, era considerado un vulgarismo, más tarde ya no se daba esa distinción, pero ahora, de seguir al paso que vamos, podemos considerarlo un “hecho consumao”.

“El ladrón de tiempo”

In ContArte on 04/11/2014 at 08:42


Hay libros que nos incitan a detenernos en la belleza de lo cotidiano y de las palabras que empleamos habitualmente, casi sin darnos cuenta de su significado e implicaciones. Ayer, gracias a Sandra, conocimos el último trabajo de Nathalie Minie publicado en Edelvives, “El ladrón de tiempo”, que nos recuerda otro de sus “pequeños ladrones”, “El ladrón de palabras”, que tanto juego nos dio en clase, y que fue publicado en la entrada Tarros de palabras.
Con unas ilustraciones del día y de la noche -en las que destacan las constelaciones-, entramos en un tiempo elástico que se apura o ralentiza en función de las palabras o expresiones que se emplean: antes del lunes, al caer la noche, duró una eternidad, un instante, una mañana de verano, después de clase, falta poco, mañana será jueves, infinitamente corto…

Todo el es una continua alusión al tiempo:

¿Cuántas noches tienen que pasar? ¿Cuántos días? Le parecía mucho, mucho tiempo, infinitamente más tiempo de lo que tardan los cerezos en florecer, la luna en hacerse redonda, las manzanas en madurar, y mucho más tiempo que lo que hay que esperar para que llegue la nieve.

Necesitarán saber la hora de su próxima cita. (…) Buscaron todos los relojes de la ciudad. Contaron las horas, que giran alrededor de un gran eje si que se las vea, como el sol.

Se aprenderán los meses para imaginar otras estaciones.Sabrán que junio viene antes de julio, como el viernes precede al sábado.

Una semana, un día, una hora pueden ser mucho o poco en función de lo que se haga o de lo que se espere.
Nosotras sabemos que sobre este libro volveremos muchas, mucha veces, tanto por la belleza de la historia como por las oportunidades didácticas que nos brinda.

Niñas princesas

In FamiliarizArte, InformArte on 03/11/2014 at 23:58

En la reunión final del curso pasado y en la de inicio del presente, dediqué un espacio de tiempo a reflexionar con las familias sobre un hecho que estaba/está llamando profundamente mi atención y que me llena de preocupación: la proliferación de las “niñas princesas”; denomino de este modo la moda de que las pequeñas lleven las uñas pintadas, collares, pulseras, diademas–corona, ropa interior y exterior que se asemeja a la de las adultas, etc. Habrá quien piense que no es más que una moda temporal o un gusto normal por lo llamativo, sin más importancia que la “coquetería” de las niñas o de la intención de emular a las chicas mayores. Yo, sin animo alarmista ni timorato, no lo veo así, me parece un anuncio y un síntoma de la pérdida de los derechos de la mujer; una de las consecuencias más palpables de la imposición de modelos femeninos no respetuosos por parte de la publicidad, de los medios y de la sociedad de consumo; las no visibles ya se verán.

Hay quien piensa que soy una exagerada. No lo creo. Sea por deseo de las niñas o por gusto de las madres, se están transmitiendo unos mensajes que ellas adoptan como normales desde bien crías. Maquillajes, peinados, zapatos de tacón, desfiles de moda o combinar accesorios nunca fueron preocupaciones de las niñas de infantil, ahora sí. Y esto no es normal, aunque lo hagan las hijas de las famosas de la prensa rosa.

En la clase ya suscita problemas. Llega una pequeña de esa guisa y, de inmediato, todas las demás, enloquecen por tener lo mismo, máxime cuando dicen que es de “chicas mayores”. A continuación se establece un juego perverso entre las pequeñas en el que excluyen a las que no tienen cosas bonitas (brillos y adornos), y cómo no a sus compañeros niños, porque ya diferencian lo que es “cosas de chicas y cosas de chicos”. Estamos a hablando de crías de 4 y 5 años. Qué quieren que les diga; que no me parece algo admisible en una escuela en la que tratamos de educar en igualdad, y que me llena de tristeza que unas series infantiles y unos modelo femeninos no adecuados echen por tierra lo que hace años fue una conquista. Y aun más triste es que haya quien no preste atención a este peligro o que lo tome como “cosas de crías”.

En mi aula, explicadas a las familias esas vertientes de lo que para muchos no es más que un entretenimiento lógico, normal y natural de las niñas, “de por sí más coquetas” que los niños, coincidieron conmigo en que era algo que deberíamos evitar. No las hubo, pero podría haber reticencias, llegado ese punto, así lo expuse en una reunión de equipo, serían los centros los que tendrían que adoptar algún tipo de medidas, pero, ahí la cosa es complicada porque, hasta dónde llegan las normas escolares y hasta dónde los derechos de las familias. Mejor será lograrlo desde la comprensión, argumentando y haciéndolos reflexionar sobre las consecuencias futuras de algo -inicialmente- tan banal.

Los medios de comunicación también empiezan a hacerse eco de esta moda, así lo resumen en este vídeo, titulado “Ocio sexista que no ayuda a fomentar la igualdad”. Sería bueno que tomaran nota y dieran ejemplo, porque, ciertamente, no sabemos dónde está o para dónde mira el comité de supervisión de contenidos infantiles, ya que la vulneración de los derechos de la infancia es flagrante y continuo en las emisiones de los distintos canales televisivos, dentro y fuera de la franja horaria infantil.

http://www.rtve.es/drmn/embed/video/2844474

Enseñantes: motivaciones y desmotivaciones

In RebelArte on 31/10/2014 at 10:47

Eucaliptos arcoiris

Hoy, Día de la Enseñanza en Galicia, las redes sociales y medios se llenarán de vídeos, artículos, citas, poemas y manifiestos sobre los/las docentes y la labor que desempeñan en la sociedad, incluso se buscarán las opiniones y recuerdos escolares de gente famosa, famosilla o popular. Todo muy bonito si fuera siempre así, pero la verdad es que los restantes 364 días del año lo que se hace es dar leña al profesorado. Explícita o implícitamente, esta segunda es casi la peor forma de hacerlo porque es la que tiene más calado social, también la más habitual y en la que incluso participamos los propios enseñantes difundiendo las críticas a través de las redes como si no fueran con nosotros porque nos las presentan en bonitos y modernos “envoltorios”.

Veamos algún ejemplo.

En los últimos tiempos hay una tendencia a desmitificar los “síndromes” que se inventaron y que llenaron millares de páginas o de consultas de especialistas, principalmente, hiperactividad, TDAH. Ahora ya dicen que es una invención, que lo que realmente le sucede a esos críos es que “se aburren en la escuela”. Coincidimos con las dos afirmaciones, ahora bien, debemos culpar a los maestros de que no sepan despertar la cada vez más hedonista y esquiva curiosidad de los niños, o deberíamos preguntarnos qué  transformó la escuela en aburrida. Podría ser que no somos capaces de superar la sobreestimulación que reciben a toda hora con chutes varios de ludiactividades antes y después del horario escolar, en la calle, en los centros comerciales, en las fiestas temáticas o en los aniversarios. Todo es una romería, viven montados en una montaña rusa que cada vez debe tener giros más excitantes porque a todo se acaba acostumbrando uno. No estoy negando que haya escuelas y aulas en las que los pequeños se aburren de pura necesidad, que haberlas hailas. Ahora bien, la pregunta es si tenemos que competir o si tenemos que contrarrestar toda esa fiesta. Hay quien ya optó por la primera posibilidad, baste echarle un vistazo a los centros en estos días y encontraremos maestras brujas, hechiceras, animadoras del miedo, hacedoras de manualidades ad hoc para el SamaínHalloween; las escuelas como parques temáticos de aventura y de la animación. Como decía es una opción. La otra es mantener la escuela como un espacio de aprendizaje de vida y de serenidad; esto puede ser aburrido, por supuesto nunca tan vistoso y aplaudido como lo otro, incluso se puede correr el riesgo de parecer aburrida.

Entonces y volviendo al punto inicial, le preguntaríamos en primer lugar a los felices predicadores “antisíndromes” (casi ninguno de ellos con experiencia docente en escuelas) qué entienden por aburrimiento, cuál sería el antídoto y, por supuesto, si creen que es culpa de los docentes, o será de la sociedad en general y de las leyes del mercado en particular.

Pero el daño ya está hecho, la descalificación de los enseñantes y de la enseñanza pulula por las redes en formatos como TED (no olvidemos, tecnología, entretenimiento y diseño) -más de lo mismo-, píldoras excitantes que provocan euforia superficial y escaso análisis real (pastilleo), en el caso que nos ocupa, la educación, especialmente centradas en “motivación” y “creatividad”. Entretenimiento sin límites.

Otro ejemplo de descalificación implícita es lo que suponen las utilizaciones interesadas de las evaluaciones de culto como PISA. Ahora también ya se empiezan a escuchar muchas voces críticas -no sólo procedentes del lado de los enseñantes-, pero el mal ya está hecho. En cualquier tertulia de mediopelo, en cualquier tema de mediopelo, le echan la culpa de cualquier mal al sistema educativo, la escuela y a los enseñantes; y para que nadie piense que es un opinador de mediopelo, menciona los resultados de PISA (que ni los conoce ni sabe en qué consisten y pobre de él como se los aplicasen) y ya queda como un tipo/a ilustrado. ¡Vaya, pues en estas andamos! ¡La credibilidad de los docentes puesta en tela de juicio por gente de tan poco pelo!

Bien, pues entre otras muchas, esto es a lo que me refiero cuando digo que fuera del día de hoy la veda contra los educadores está abierta sin ningún tipo de limitación, excepto para unos pocos que siempre, en cualquier momento, se acuerdan y agradecen el gran bien que le hicieron los enseñantes.

Por ello, pediría que quien así piense, por respeto a la enseñanza, a los enseñantes y a nosotros mismos no comparta pavadas ni disparates. Eso sí que sería un homenaje a nuestra labor, porque el resto no hace más que desmotivar a los que nos dedicamos a educar.

Aceite II: pan de aceite y aceitunas

In EncienciArte on 29/10/2014 at 14:44

IMG_8981

Continuamos descubriendo más sobre los olivos, las aceitunas y el aceite, así quisimos preparar una comida en la que estos productos fueran los ingredientes principales. Nada tan sencillo como el pan. Seguimos la receta de la focaccia (hogaza) italiana, “pan pobre” enriquecido con aceite y adornado con aceitunas. Simple pero con mucha miga.

IMG_8942
El alumnado participó en el proceso de amasado,  contabilizó el tiempo de reposo para que la levadura actúe, registró los cambios producidos en el tamaño de la masa, le dio forma, pintó el pan con aceite, lo adornó con olivas cortadas (verdes y negras –maduras-), lo llevó al horno y esperó expectante por los resultados. El olor de las bandejas acabadas de salir fue el mejor indicio del éxito de la elaboración. Una delicia que compartimos con los compañeros y compañeras del centro, y cómo no, con el profesorado y personal de cocina que tan gustosamente se prestan a colaborar con nosotros.

IMG_8974

Sabores, olores, frutos del otoño y el gusto por compartir con todos un producto saludable elaborado con cariño.

Ver presentación.

Pan de aceite

Aceite I: aceitunas y olivos

In EncienciArte on 27/10/2014 at 09:08

IMG_8812

La pasada semana, llevamos a clase una rama de olivo con aceitunas. Fue toda una sorpresa porque no reconocían el fruto, decían que si eran uvas, ciruelas o cerezas. En verdad, en nuestra zona no es habitual ver olivos con fruto, pero en Galicia habelas, hainas, de hecho, según las investigaciones, fueron traídas por los romanos y, luego, de aquí, bajaron por la península, y no al contrario como se podría pensar. Ahora, se está recuperando la producción de aceite gallego, especialmente en aquellas zonas en las que se conservaron los árboles pese al mandato de la época de los Reyes Católicos de cortarlas todas.

IMG_8811

Preguntados de dónde viene el aceite, la respuesta es un clásico, “de la botella”, bueno es que saben que sirve para freír, para aliñar las ensaladas, en el pulpo a la feria o con pescado cocido. Así, dedicamos un tiempo a conocer los árboles, el proceso de recogida de la oliva (ahora en el otoño) y de la elaboración del aceite. Después, hicimos una cata de aceite sobre trozos de pan.

IMG_8813
Fue tal el éxito de la actividad que decidimos darle continuidad.
Recordamos que a finales del curso pasado conociéramos los  nombres de las calles de nuestra localidad porque todas ellas llevaban el nombre de los árboles que hay plantados en los márgenes; entre otras, la calle Oliveiras. Así que les pedimos que fuesen con sus familias a mirar si los olivos de O Milladoiro tenían aceitunas.

IMG_20141022_161338893 IMG_20141022_162906069
Por suerte, en el polígono industrial en el que está ubicada la escuela, tiene su sede la empresa gallega Olei, dedicada a recuperar y explotar el aceite producido en Galicia. Nos pusimos en contacto con su directora, la bióloga María Estévez, quien se entusiasmó con la idea de explicar a los pequeños el proceso de recogida y producción, hablarle también sobre la variedad autóctona de olivo -la “brava”-, hacer una cata de aceite, así como, regalarnos unos ejemplares de estos olivos para poder plantarlos en el centro.

Alumnado, familias y comunidad implicadas en un proyecto que nos tiene entusiasmados a todos. Poco más se puede pedir de algo tan elemental como una rama de olivo.
Seguiremos contando.

“Vagalume de versos”

In ContArte on 27/10/2014 at 08:03

??????????

No todos los intentos de escribir poemas para niños y niñas pequeños logran su objetivo, unos por exceso de abstracción, otros por ñoñería de más, otros porque no aciertan con las temáticas y algunos porque el lenguaje no es el adecuado. Llegado ese punto, nosotras preferimos rechazarlos, pues hacen más mal que bien por la sensibilidad y gusto poético de los pequeños. Por eso, ya nos tardaba el poder compartir esta novedad de  María Canosa, ilustrado por Yago Puentes y publicado en Galaxia.
“Vagalume de versos” es uno de esos libros de poemas que todas las maestras de infantil queremos tener a mano porque en cualquier momento podemos tirar de él, tanto por la variedad de temas como porque son de esas pequeñas “píldoras poéticas” que dejan buen sabor de boca y ganas de más.
Según la reseña editorial:

Un libro que nos recorda o que pasa nas noites de verán. Nas noites de verán, un dos espectáculos máis fermosos, ademais do ceo claro e estrelado, é ver os puntos de luz que desprenden os vagalumes, coándose entre as herbas, como tesouros agochados que chaman por nós. Así son estes poemas, sinxelos e naturais, coma se os versos estivesen voando entre as nubes, no aire, agardando ser atrapados por estas páxinas, para contarnos historias de todo o que nos arrodea.

??????????

??????????

Espacios y tiempos en educación infantil

In ActualizArte on 16/10/2014 at 07:42

La organización de espacios y de los tiempos puede que sea uno de los temas que más preocupa a las personas que se dedican a la educación de la infancia. Con tal motivo a Revista Latinoamericana de Educación Infantil, dedica su 2º volumen de 2014 a esta cuestión tan relevante, tan tratada pero nunca cerrada, ya que cada niño, cada niña, cada maestro/a, cada sociedad y cada época precisan un espacio y un tiempo diferente.

Sobre los autores o los artículos no se puede mas que invitar a la lectura de las colaboraciones con unos títulos ya de por sí sugestivos.

Desde aquí se puede consultar la tabla de contenidos o acceder al volumen completo.

Monográfico

Espacios y tiempos en Educación Infantil. Coordinadores: Lina Iglesias & Quinto Borghi

Tiempos y espacios en la Educación Infantil. Miguel Ángel Zabalza Beraza

La organización del espacio por ambientes de aprendizaje en la Educación Infantil: significados, antecedentes y reflexiones. Maria A. Riera Jaume, Maria Ferrer Ribot & Catalina Ribas Mas

La adaptación del espacio a las diversas situaciones didácticas. Rossella D’Ugo

Ambientes para la infancia: escuelas entre experiencia y proyecto. Clara Eslava Cabanellas

La didáctica Montessori en la escuela infantil. Un método para programar espacios y tiempos a medida de los niños. Barbara De Serio

El espacio empático en la educación: representación del espacio y empatía, de Piaget a la didáctica de la “simplicidad”. Pio Alfredo Di Tore, Stefano Di Tore, Giuseppina Rita Mangione & Felice Corona

El tiempo en los servicios educativos de la primera infancia. Battista Quinto Borghi

Entender el ambiente: buenas prácticas en los ecosistemas de cuevas. Sabrina Pandolfi & Paola Nicolini

La representación de la actividad física y los comportamientos sedentarios en las imágenes de libros de texto españoles del segundo ciclo de educación infantil. Javier Molina García & Vladimir Martínez Bello

Niños que leen antes leer. Experiencias educativas en zonas de lectura para niños pequeños y padres. Vanna Gherardi

La observación del tiempo. Cómo enriquecer una rutina diaria bajo el enfoque de las competencias básicas. Ángeles Abelleira Bardanca

En la Red: Reevo & Let the children play. Ángeles Abelleira Bardanca

Recensiones

Neuroeducación (Francisco Mora). Tomas Ortiz Alonso

Pulgarcita (Michel Serres). Ángeles Abelleira Bardanca

Territorios de la Infancia. Diálogos entre arquitectura y pedagogía (Isabel Cabanellas & Clara Eslava (coords.); Walter Fornasa, Alfredo Hoyuelos, Raquel Polonio & Miguel Tejada)(Angela Glenn, Jacquie Cousins & Alicia Helps). Javier Abad Molina

Noticias ILAdEI (Instituto Latinoamericano de Estudios sobre la Infancia): Congreso Latinoamericano de Educación Infantil: el legado de Maria Montessori

para el siglo XXI

Plantando crasas o suculentas

In EncienciArte on 14/10/2014 at 08:03

 

A la vuelta de vacaciones llevamos la desagradable sorpresa de encontrarnos las pocas plantas que tenemos en un estado lamentable por el calor y falta de agua, motivo por el que estuvimos pensando para que esto no volviese a suceder. Así buscamos plantas que resistieran prolongados períodos de sequía y altas temperaturas. Descubrimos que podrían ser las crasas o suculentas, que muchos tenemos en los balcones y macetas en nuestras casas. Por lo cual comenzamos uno de nuestras experiencias en la escuela.

En primer lugar analizamos todo lo que necesitaríamos: macetas, tierra arenosa, plantas crasas, una ubicación cálida para el invierno, carteles explicativos para el resto de los compañeros/as, etc.

-Las macetas las hicimos con latas que decoramos con colores cálidos y motivos “desérticos”. Luego no hubo más que hacerle agujeros para que así pudiesen expulsar el agua sobrante.

-La tierra arenosa, nos supuso un análisis de sus cualidades (drenaje, ligereza y color). Aprovechando unas obras cercanas al centro, hicimos un plano con su localización para darle las indicaciones a las familias y así, cada una podrías recoger una cantidad aproximada de 2 k. que fue lo que calculamos precisaríamos para cada maceta.

-Las plantas las conseguimos en las casas de las familias y amistades del alumnado. Trajeron aloes, aeoniums, crásulas, etc, así pudimos comprobar el grosor de las hojas y tallos de estas plantas que actúan a modo de depósitos de agua, por ello son llamadas “suculentas”.

-La ubicación de las macetas nos supuso un estudio de las condiciones del centro: temperatura, accesibilidad, visibilidad, facilidad para el riego, y otras, por lo que nos decantamos por un “espacio muerto” que queda bajo las rampas de acceso al patio, donde tienen luz y calor, tal y como comprobamos con varias mediciones de temperatura.

Hecho esto, nos pusimos manos a la obra con las plantaciones, para lo cual empleamos distintos procedimientos de reproducción de plantas: de hijos, de trozos de tallo (esquejes) o de hoja. Nos interesaba mucho hacer esto para que también viesen que no siempre es necesario comprar las plantas; que se pueden obtener gracias al hecho de compartir con los amigos o vecinos.

En el caso de los aloe vera, aloe ferox, aloe aristata e aloe arborescens, fue muy fácil  ver cómo alrededor de la planta madre le van saliendo hijos que se pueden arrancar con raíz y plantar ya directamente en la tierra.

As crásulas arborescens o las de trompetas fue preciso dividirlas en trozos más pequeños que plantamos en la tierra y alguna en un recipiente de cristal para poder seguir el proceso de echar raíces. Al cabo de una semana ya se podían apreciar unas pequeñas y a los veinte días estaban en condiciones de plantar, lo que nos vendría a indicar que a las que estaban en la tierra le sucedería algo similar.

El cactus de Navidad lo dividimos en cada una de sus “paletas” lo plantamos inicialmente en una bandeja con tierra especial para enraizamiento (sustrato, fertilizado, húmedo, con abundancia de perlita). Periódicamente haremos comprobaciones y cuando veamos que echa raíces y nuevas paletas, lo pasaremos para otras macetas.

El aeonium arboreum del que una niña nos trajo una “planta madre”, fue preciso dividirlo en cada una de sus “piñas” que colocamos en vasos de plástico con agua para ver cómo le van saliendo las raíces antes de trasladarlas a la tierra.

Entretanto pudimos ir conociendo muchas características de estas plantas, desde sus lugares de origen, utilidades, propiedades, usos en la medicina alternativa, cosmética y otros.

Cuando todas estén enraizadas y plantadas en sus macetas pasarán para el “Jardín de las crasas”, que es cómo denominamos esta zona del centro, que preparamos con carteles explicativos, que están a la vista de todo el alumnado desde el patio. Esto también nos supuso largos debates porque queríamos una cartelería que no impidiese la visibilidad, por lo que los rotuladores con pintura para vidrio nos parecieron la mejor opción; el problema surgió a la hora de escribir desde dentro para ser leído desde fuera. Tras muchos intentos, dimos en calcar por dentro lo que queríamos que fuese visto desde el exterior.

El seguimiento del proceso de enraizamiento, el control de humedad y de temperatura (ahora con el cambio estacional), nos mantienen ajetreados en varias ocasiones a la semana. Ahora, poco a poco iremos recreando un ambiente “desértico” (conchas, piedras, ramas secas), más acorde con el Jardín de las crasas.

En estos días, incrementamos la colección de crasas con el regalo que alguien nos hizo, unos kalanchoe, también crasas, que habían aportarán un toque de color.

Esta experiencia nos supuso el trabajo de un mes, con un montón de oportunidades de aprovechamiento didáctico, aprendiendo, investigando, conociendo el ciclo vital de las plantas, escribiendo notas o planos, tomando apuntes, pesando, midiendo, colaborando con las familias, y también, cómo no, descubriendo que no es preciso gastar dinero para tener plantas, ya que compartir hijos o esquejes es una opción para tener un jardín de coste 0.

Confiamos en que en esta ocasión hayamos acertado con las plantas adecuadas para nuestro centro.

Ver a presentación de todo el proceso. 

Crasas

rEDUvolution, revolución educativa y pedagogías invisibles

In ActualizArte on 10/10/2014 at 07:31

María Acaso

De todo cuanto se publica y se dice en los medios sobre educación, de cuando en vez (en escasas ocasiones), surge una voz que conecta con aquello que intuimos o que está en la linea de lo que pensamos. Esto es lo que nos sucedió cuando conocimos a María Acaso, profesora de la Universidad Complutense de Madrid que lleva anos abogando por la “revolución en educación”, bien a través de sus libros, conferencias, cursos, blogs, grupos o clases, no sólo denunciando la obsolescencia del actual sistema, sino dando alternativas.
Por ello, hoy queremos compartir unos enlaces a algunos de sus trabajos, para así poder conocer mejor la rEDUvolution que plasma en 5 ideas básicas:

Primera. Aceptar que lo que enseñamos no es lo que los estudiantes aprenden

Segunda.Cambiar las dinámicas de poder

Tercera. Conseguir que el aula pase de ser un NO lugar a un lugar habitado

Cuarta. Pasar del simulacro a la experiencia

Quinta. Diseñar procesos de evaluación creativa

Vídeo con su entrevista en “La aventura de saber”.http://www.rtve.es/drmn/embed/video/2401948La Aventura del Saber. María Acaso. REDuvolution

Blog de María Acaso
Propostas desde la web Pedagogías invisibles
Web Escuela de educación disruptiva
Libro “rEDUvolution”: hacer la revolución en la educación”


Libro “Pedagogías invisibles:el espacio del aula como discurso”


Libro “La educación artística no son manualidades”

Maestras mayores con niños/as pequeños/as

In ReflexionArte on 08/10/2014 at 08:08

Desde que leímos el artículo, “Maestras mayores con niños pequeños”, publicado en la revista Aula de infantil nº 66, sobre el que ahora se abrió un foro en la web de la editorial, estamos dándole vueltas al tema: ¿qué es más adecuado para los niños pequeños, una maestra joven o una maestra mayor?
Puede que esta pregunta ni siquiera se debería formular, pero se hace, al igual que se hace sobre la idoneidad de la edad de los padres, a pesar de que cada quien los tiene cuando quiere/puede/decide. Aun así, a los padres mayores y las maestras mayores, a veces, se le pasa esta pregunta por la cabeza. A los jóvenes no tanto.
Poco tenemos que añadir a lo expuesto por la autora Clara Guindulain, y que comienza así:

Cuando me planteo esta cuestión, y pienso en las diferencias entre maestros mayores y jóvenes, lo primero que me viene a la mente es preguntarme qué necesita un niño de educación infantil de su maestra: afecto, seguridad, tranquilidad, firmeza, límites, atención, orden, conocimiento, sensibilidad, alegría, ilusión por la vida… Todo esto puede ofrecerlo una maestra mayor, y también una maestra joven, es más una cuestión de talante que de edad.
Nosotras, las maestras mayores, además de ser maestras, somos personas, de la misma manera que lo son las maestras jóvenes. Pero quizá sí que hay algunas vivencias que experimentamos de manera diferente, precisamente por ser más mayores, y porque los años vividos muy probablemente han hecho cambiar nuestra mirada.

Ahora bien, en más de una ocasión lo hemos tratado en este blog, así como de los motivos que conducen a las maestras de infantil experimentadas a pasarse para primaria.

Es cierto que hay un momento en el que todas pensamos que ya no tenemos las mismas fuerzas que cuando éramos más jóvenes, y que pudiera ser que esto prive a los críos de actividades que poco a poco vamos espaciando cada vez más. En ocasiones, también somos conscientes de la gran diferencia que hay entre nosotras y los padres/madres de nuestro alumnado, siendo conscientes del cambio generacional.

Puede que en esta reflexión haya que diferenciar varios planos: el de cómo se siente una maestra mayor con niños pequeños; el de cómo se sienten los niños pequeños (y familias) con una maestra mayor; y el de las diferencias de opinión/percepción entre las maestras más noveles y las más veteranas (esto se da tanto en infantil como en cualquiera otro nivel de enseñanza).
En los dos primeros supuestos coincidimos plenamente con el expuesto en el artículo: es más una cuestión de talante que de edad. En cuanto a las diferencias de opinión, sin querer atribuírselas a la edad –pues se dan incluso en los grupos más homogéneos-, pensamos que tanto la experiencia o la falta de veteranía pueden ser una fuente de enriquecimiento mutua, siempre y cuando no nos dejemos llevar por prejuicios: ni todas las maestras mayores, por ser mayores, están quemadas, ni todas las maestras jóvenes, por ser jóvenes, están llenas de ideas frescas e innovadoras. Hay de todo, por ello, innovación, desgaste, rutina, dejadez, desidia o fuerza no son palabras que vayan indefectiblemente unidas a las maestras jóvenes  o experimentadas. La que sí debería estar siempre presente es respeto. Respetando y escuchando nos daremos cuenta de lo que nos aporta la frescura o ingenuidad profesional de las jóvenes, y la experiencia o bagaje de las mayores.

Diferencias tan sutiles son para pensar pero nunca para pesar en una balanza, pues esta no tiene precisión suficiente para medirlas.

Viaje de estudios a Reggio Emilia 2015

In FormArte on 03/10/2014 at 09:01

 

 

Ayer compartimos a través de la red la convocatoria del viaje de estudios a las escuelas de Reggio Emilia para los días 30, 31 de marzo y 1 de abril del ano 2015, una oferta de Diip (diseño, infancia, innovación y proyectos), finalizando el plazo de inscripción el 25 de febrero. Incluye:

  • Visita a la ciudad de Reggio Emilia.
  • Encuentros con la comunidad ciudana.
  • Presentaciones por parte de pedagogos, atelieristas, maestros y familias.
  • Presentación y análisis de proyectos de investigación realizados en las escuelas de la municipalidad de Reggio Emilia (0-3 e 3-6).
  • Visitas a las escuelas 3-6 y a una escuela primaria.
  • Visita al centro Internacional Loris Malaguzzi.
  • Visita al Centro de Reciclaje Creativo, REMIDA.
  • Visita al atelier Raggio di Luce.
  • Visitas a las exposiciones.
  • Visita al Centro de Documentación e Investigación Educativa.
  • Transporte en autobús a los centros.
  • Intérpretes en lengua castellana.
  • Pausa Caffé.
  • Aperitivo de despedida.

Desplazamientos y alojamiento no incluidos.

Para matrícula y desplazamientos, en Galicia, se puede solicitar ayuda a través de la convocatoria anual de reintegro individual de gastos por asistencia a actividades de formación del profesorado no universitario. Dejamos como referencia el enlace al procedimiento para el año 2014, ya que la del 2015 todavía no ha sido publicada.

Nosotras visitamos estas escuelas en el año 2010, así vimos cumplido uno de nuestros deseos profesionales acariciados desde el mismo momento en que conocimos esta iniciativa siendo aún estudiantes. De esta visita dimos buena cuenta en InnovArte a través de catorce entradas que se pueden encontrar bajo la etiqueta “Reggio Emilia”, en las que relatamos:

Escuelas de Reggio Emilia

Reggio 1ª: La maleta de Reggio Emilia

Reggio 2ª: contextualización

Reggio 3ª: líneas de fuerza

Reggio 4ª: proyección al exterior

Reggio 5ª: escuchar y conversar con los niños y niñas

Reggio 6ª: el trabajo por proxectos

Reggio 7º: niños y niñas con dereichos especiales

Reggio 8ª: un raggio di luce

Reggio 9ª: el plurilingüísmo

Reggio 10ª: la participación social y ciudadana

Reggio 11ª: la participación privada

Reggio 12ª: la documentación de los procesos educativos

Reggio 13ª: experiencias de trabajo

A experiencia merece mucho la pena.

Pintar con agua, arte efímero

In CativArte on 03/10/2014 at 07:49

En lo más sencillo es donde habitualmente se encuentra mayor placer. En estos días del veranillo de San Miguel, con altas temperaturas en las aulas, decidimos salir al patio para pintar sólo con agua sobre el hormigón de los muros. Para ellos, pura magia. Jugar con el agua, dejar las huellas de las manos, de los pies, salpicar, manchar, escribir, dibujar con pinceles, brochas, rodillos, esponjas, jeringas o trapos, y al rato desaparecer lo que hicieron, fue algo que los mantuvo fascinados y entretenidos durante bastante tiempo.
Lo malo es que pocas ocasiones tenemos en Galicia para poder repetir la experiencia, por ello, en cuanto se den las condiciones, volveremos.

Peligros en la recogida de frutos y hojas del otoño

In EncienciArte on 29/09/2014 at 16:00

Lonicera

Los que nacimos en la aldea aprendimos desde muy pequeños cuáles eran las plantas o frutos que nunca debíamos tocar por ser tóxicas o venenosas, pero hay muchas personas que no poseen esos conocimientos ya que sus contactos con la naturaleza son muy esporádicos y/o estacionales. Por ello estamos preocupadas, porque en estas fechas son muchas las familias que salen de paseo por el campo o monte con sus hijos/as pequeños/as a recolectar “tesoros otoñales”: hojas, bayas, frutos … Hoy sin ir más lejos, un alumno nos trajo castañas de Indias y no sabía que no se podían comer por ser altamente tóxicas.

Hicimos una búsqueda por la red y no encontramos ningún folleto informativo sobre plantas y frutos silvestres no comestibles y/o tóxicos. Es de esperar que la Consejería de Medio Ambiente, las asociaciones ecologistas gallegas, las de defensa del medio natural, o las federaciones de patrimonio natural tengan algo hecho en esa línea, por lo que agradeceríamos cualquier información, enlace o cartel que se pueda facilitar a los centros educativos, familias y servicios de atención a la infancia, junto con las peticiones de “elementos del otoño”.

Mientras tanto, nosotras encontramos alguna que otra información en  espacios web como Zaragoza salvaje, que, a pesar de no ser de nuestra comunidad, es perfectamente transferible por registrar muchas de las plantas aquí existentes en los montes, parques y calles: castaños de indias, frutos de la madreselva, del tejo o de la hiedra, estramonio, lantana, bayas del acebo, belladona, saúco, ricino, viburbum, solanum, etc, todas ellas con hermosos reclamos que pueden llamar la atención por su colorido o forma.

Saúco

Castañas de Indias

Acebo

 

Ricino

Tejiendo momentos

In CativArte, EmocionArte on 23/09/2014 at 07:49

 

50 metros cuadrados para 25 niños y niñas poco espacio dejan para hacer vida y para guardar momentos. Por ello, este curso, hartas de no saber dónde poner los pequeños tesoros sentimentales con los que nos agasajan día a día, decidimos tejer telarañas en las que iremos colgando todo lo que se deba poner a la vista de todos.

Esta fue la labor de comienzo en el aula de cuatro años. Como las arañas tejimos nuestras telarañas con bambú, lazos, cuerdas, hilos y  cordeles. De ahora en adelante, ahí quedarán prendidos los recuerdos de cada uno.

Lo que hace sentimiento de grupo son los momentos o intimidades compartidas y conocidas por los demás. Esto es lo que intentamos, tejer la vida guardando pequeños recuerdos que nos los hagan rememorar.

Para ir empezando, en estas fotografías hay paseos en barco, arena del “mar de los abuelos”, tardes de pesca con el padre, días de vacaciones y alegría…

Ver presentación.

Arañeiras

Fin del verano 2014

In CativArte on 23/09/2014 at 07:48

Ayer despedimos el verano 2014. Con tal motivo y para recordarlo a lo largo del curso que tenemos por delante quisimos hacer un mural en el que recogimos muchos de los elementos presentes en la vida bajo el sol: flotadores, palas, cubos, rastrillos, gafas de sol y de buceo, trajes de baño, camisetas, conchas, piedras, arena, redes, chanclas, gorros, viseras, sombreros, mariposas, sol, flores. Muchos de ellos ahora acabarían en la basura, por lo que nosotros decidimos darle un nuevo uso. Cada uno/a hizo su aportación para esta composición plástica con la que todos se sienten identificados.

Ver presentación.

Fin do verán

Fuego lento, unas gotas de ilusión, alegría y cariño: la receta del éxito

In ContArte on 10/09/2014 at 08:00

¡Es un secreto de la abuela
que guardo en el corazón.
Cuando llenes la cazuela,
falta echarle lo mejor!
Lo mejor no es el picante,
ni si es dulce o es salado:
son las gotas de ilusión
las que dan bueno resultado.
El cariño y la alegría
son para mí una ley.
¡Así hago, a fuego lento,
manjares dignos de un rey!

Ya finalizado el pasado curso compramos el libro “La cocinera del rey” de Soledad Felloza, ilustrado por Sandra de la Prada, publicado en OQO editora, e incluso lamentamos tener que esperar hasta septiembre para mostrárselo a nuestro alumnado.
Según la autora, “La cocinera del rey” nos sumerge en un mundo de colores, sabores y olores característicos de la cocina tradicional, la que se hace al fuego lento, con amor y productos frescos, de la tierra. Pero, de la mano de Mencía, descubrimos también el valor de las pequeñas cosas, de lo cotidiano, ya que ella es capaz de elaborar manjares exquisitos basados en la sencillez de sus ingredientes. También habla de los afectos, de dejar nuestra huella en aquello que hacemos. Así, Mencía no pone sólo el conocimiento de la receta, sino también el mimo, el cuidado, su corazón. (…) Una historia que desborda optimismo por los cuatro costados y que nos enseña a valorar la cocina, no solo como base de nuestra cultura, si no también como parte de nuestra vida y de nuestras emociones.

Nosotras nos quedamos con el mensaje que intenta transmitir la resuelta protagonista del libro que siempre conquista a todo el mundo, logrando que cuando ella cocina sea un día de fiesta. Su receta: echarle lo mejor (de productos frescos y de sí misma), fuego lento y unas gotas de ilusión. Con sólo (o con todo) eso consigue triunfar y hacer felices a los demás. De modo que nos pareció un buen mensaje para comenzar con nuestras tareas lectivas.

Nuestro amigo José Antonio, que desde hace años nos acompaña con su aprecio y consejos, cada vez que veía que nos íbamos a embarcar en alguna de nuestras aventuras siempre nos recordaba que llegar a buen puerto precisa de tres patas como una banqueta: trabajo (constancia, tesón), cabeza (inteligencia, sentido común) e ilusión (cariño, alegría). Todas ellas se complementan; si falla una, las otras dos por sí solas no pueden sostener nada.

Así, hoy, cuando (re)tomamos contacto con los niños y niñas a los que acompañaremos en su aprendizaje al largo de los próximos meses, queremos dejar presente el “ingrediente secreto” que nos ayudará a alejar “las nubes negras que no nos dejan pensar” y que de vez en cuando ensombrecen nuestro horizonte.
Buen curso 2014_15.

Compromiso en la escuela con la pobreza infantil

In RebelArte on 09/09/2014 at 09:00

Rara es la escuela en la que a lo largo del curso no se hace alguna actividad con la que se pretende sensibilizar al alumnado con otras realidades más desfavorecidas que la suya (de fuera). Todas ellas muy loables. Ahora bien, hoy queremos reflexionar sobre cómo se compromete la escuela con la pobreza del alumnado que tiene escolarizado (de dentro).
Antes ilustrábamos la pobreza con fotografías de niños/as desconocidos de lugares remotos; ahora, la pobreza tiene cara conocida, la tenemos a nuestro lado, entre nuestro alumnado. Y nos preguntamos qué medidas se adoptaron al respeto. Ahora es el momento en el que se muestra con claridad el compromiso de la escuela pública con las situaciones deprimidas de muchas familias: con las peticiones de material y con la organización de eventos/salidas para todo el curso.
1º Material escolar. De siempre, cuando estudiábamos la carrera y las oposiciones fuimos “preparadas” para trabajar con recursos mínimos, sabíamos sacar beneficio del material del entorno, del reciclaje o reutilización, de lo alternativo …, y sin embargo ahora parece que precisamos lo más sofisticado, lo más específico para cada caso y ocasión. En eso las proveedoras comerciales saben darnos por el palo, no hay nada en lo que no piensen para “solucionarnos la vida” y que nos ofrecen bien empaquetado, organizado y clasificado para las distintas situaciones, convirtiendo en necesario lo prescindible. Así nosotras no tenemos más que comprarlo o pedírselo a los padres. Si a alguien se le pasa por la cabeza la crisis, siempre habrá quien le diga que pueden solicitarlo a las ayudas de los ayuntamientos o a Cáritas. (¿??) ¿En verdad necesitamos todo eso? ¿No podríamos sustituirlo por otra cosa? ¿Es preciso que todo cuanto hagamos con el alumnado parezca salido de una tienda de regalos o de un bazar? ¿Qué creemos le estamos proporcionando a nuestro alumnado con esas actuaciones: educación estética/artística, educación para el consumo responsable, compromiso con las desigualdades sociales, …? ¿Qué puede justificar tanto despilfarro?
2º Eventos/salidas. No es la primera vez que hablamos en este blog sobre disfraces, festivales y salidas, siempre preguntándonos si no hay otro tipo de alternativas. ¿Es preciso organizar exóticas salidas didácticas con el alumnado de infantil (y de otros niveles) que supongan altos costes de autobuses y entradas? ¿No deberíamos sacar provecho de lo que tenemos gratuitamente en el entorno? Ya no estamos apelando únicamente a cuestiones económicas, sino de sentido común.
No parece lógico que la escuela y los/as docentes procedamos de esa manera. Somos los primeros en detectar cuando la situación económica de una familia no es óptima: la ropa, las meriendas, los pagos del comedor escolar y otros muchos detalles del día a día son para nosotros indicadores de eso que pueden tratar de ocultar para que el niño/a no sea diferente de los otros o incluso por vergüenza. Pero nosotros, que somos gente lista, lo sabemos de inmediato. Hay muchos tipos de pobreza que, sin llegar a ser severa, le suponen a las familias grandes sacrificios, a pesar de que aparentemente se esfuercen para que el niño/a tenga una mochila como la de los demás.
De vez en cuando, los titulares de los medios de comunicación nos recuerdan que en España 2.306.000 niños/as, el 27% de la población infantil, vive bajo los umbrales de la pobreza, el segundo país de la UE (Informe UNICEF 2014). Desde diversas instituciones, se insta a las administraciones a adoptar políticas públicas para reducir la pobreza de la infancia (ayudas a las familias, subvenciones, etc.). Todos deseamos que desde arriba se haga algo para paliar esto (protestas, comunicados, manifiestos …), pero, desde abajo, qué hacemos; nos estamos mostrando nosotros más comprometidos con la pobreza que los que no adoptan medidas sociales; o procedemos como algunos “filántropos y mecenas” que primero esquilman y luego crean fundaciones sociales para lavar los beneficios y de paso un poco la conciencia.
En estos días no hacemos más que escuchar las quejas de las compañeras por la inversión que deben hacer en el equipamiento escolar de sus hijos/as, y ¿qué creemos le sucede a los que ni siquiera tienen un sueldo como nosotros?
Cuando vamos a emprender un viaje, siempre pensamos en un montón de cosas que nos podrían hacer falta, luego, por motivo del peso del equipaje y por comodidad, vamos descartando y cribando, quedándonos sólo con prendas versátiles, multiusos, de fácil combinación y mantenimiento. Pues aquí y ahora, a la hora de elaborar las listas de material para el alumnado, es necesario aplicar el mismo criterio.

Equipos docentes, equipos directivos y consejos escolares, por ello. A las familias no les queda más remedio, bancos de libros, cooperativas de padres/madres para la compra de material, mercadillos solidarios de materiales escolares proliferan por todas partes, y nosotros, ¿qué estamos haciendo para contribuir a paliar la crisis y la pobreza infantil?

Inicio de curso 2014: apostando por la seriedad y serenidad profesional

In RebelArte on 02/09/2014 at 09:17

spiral-jetty_1200

Lunes 1 de septiembre de 2014. Despierto temprano con el malestar que me acompaña cada inicio de curso desde que tengo 5 años. Se ve que esto no se cura con el tiempo; tanto en la infancia como en esta opción profesional parece que el año nuevo arranca con el comienzo de curso académico.
Con la mala conciencia de haber estado desconectada (prensa, Internet, medios de comunicación e incluso compañeras/os de profesión) a lo largo de estas semanas de vacaciones, decido encender el ordenador y ver qué hay de nuevo. Tras una hora y pico, ya aturdida de tanta “información”, apago computadora y luz. Casi es más sano seguir fuera de ese mundo. Tras una vuelta por espacios web habituales, revistas, Facebook y Twitter hago un balance con una rápida clasificación de todos ellos:
-Los hay “*hiperpuestos”, están al hilo de la última novedad, aplicación, gadched o publicación con supuesta utilidad en las aulas.
-Los hay “hiperfatalistas” e “hipercríticos”, en los que se apuntan con toda crudeza los males de la educación actual, al tiempo que apuntan posibles soluciones particulares (interesadas) a ese “desastre”.
-Los hay “hiperbuenistas”, con esperanzada ñoñería en los efectos de imágenes de aulas idílicas, citas, frases y declaraciones felices (descontextualizadas) de célebres pensadores.
-Los hay “hiperactivos”, que al ritmo de las leyes del mercado están abiertos 24 h. al día, 365 días al año, tratando de mantener su nicho, de no perder cuota de audiencia aun a costa de meter de todo, incluso mensajes contradictorios entre ellos mismos o con los principios y línea editorial del espacio en cuestión.
-Los hay “hipersalvadores”, en los que a través de un tema concreto y parcial creen poder redimir la educación de todos sus males (coaching, liderazgo, educación emocional, etc, etc, etc.).
Concluyo que la mayor parte de ellos no vieron delante un niño crudo en su vida, ni estuvieron en un Claustro, ni dedicaron tiempo a las tutorías, reuniones varias y otras actividades escolares. Se nota que están a lo suyo. Lo malo de toda esta sobresaturación es que crean un ruido de fondo que nos llega a enloquecer a los que tenemos que estar año a año, curso a curso, día a día, minuto a minuto, segundo a segundo dentro de las escuelas, con los niños y niñas, con los padres y madres, con los compañeros y compañeras. Incluso nos generan malestar profesional porque nos hablan de unas irrealidades que no podemos compartir la mayor parte de los que nos dedicamos a la enseñanza. Y lo peor de todo es que como muchos de ellos disponen de tiempo y de medios, disfrutan de un cierto predicamento que los lleva a erigirse como gurús educativos, seguidos por los mass media, por lo tanto con penetración social. Así divulgan su buena nueva equivocada, deformada o intencionada al público en general, quien luego, sin más reflexión, la reproduce, denuncia o reivindica. Un “pelotazo” más, como todos los demás: interesado, premeditado, pernicioso y perjudicial.
Mi hermana y  yo a lo largo del verano tocamos en un par de ocasiones -muy de soslayo- la cuestión de la continuidad de InnovArte, teníamos en contra tres razones: no queremos incurrir en las peligrosas derivas antes apuntadas; no creemos tener mucho más que decir tras cinco cursos; y tercera, -no la más importante-, nos supone mucho tiempo y trabajo. No tomamos aún una decisión, ya se verá si tenemos algo que decir o no. Ya se verá si le somos de utilidad a alguien o no. Con todo, rogaríamos encarecidamente a todas aquellas personas que nos siguen que por favor no le den compulsivamente al “Me gusta”, tan sólo si, tras la lectura, realmente le parece de interés, y que sólo “Compartan” nuestra opinión si realmente la comparten, no por mantener su actividad en las redes sociales. Pedimos lo mismo para todo lo demás que circula por la red relacionado con la educación. Todos y todas tenemos nuestra parte de responsabilidad en la propagación y contaminación de “ruido educativo”.
Tras estos pensamientos, nos encaminamos hacia escuela, con la esperanza de que tras la euforia del reencuentro no tengamos que presenciar escenas en las que las grandes palabras con las que llenamos las diversas programaciones (colaboración, bienestar, trabajo en equipo, valores, espíritu crítico, solidaridad, generosidad, bondad, buenas formas…, en definitiva, EDUCACIÓN) no se vean enturbiadas por egoísmos, intereses particulares (de los docentes, de las familias o de los grupúsculos de poder), por la imagen de cara a la galería o por modas educativas totalmente efímeras y sin fundamento.
Con nuestros mejores deseos, apostando, como siempre por la profesionalidad, rigurosidad, seriedad y serenidad, buen inicio de curso para todas y para todos.

Cierre por vacaciones

In EmocionArte on 30/06/2014 at 08:22

Pájaros Horneros

Cuando vimos esta imagen publicada por Jardines de México, pensamos que- con las diferencias obvias, nos representaba a la perfección a nosotras dos construyendo InnovArte. Partiendo de la nada, tan sólo con nuestros conocimientos y con los recursos del entorno fuimos haciendo un nido a nuestra medida. InnovArte es nuestro nido, en el que estamos cómodas y a gusto. Pero dice la tradición popular, que si estos pájaros, Horneros, trabajan en domingo, se entiende como un augurio de un invierno lluvioso, por ello, ahora es el turno de descansar.

Llegado este momento, en cada uno de los cinco finales de curso de InnovArte, pensamos en dejarlo, es tal el nuestro cansancio que tenemos la sensación de que no seremos capaces de echarlo a andar un curso más ni de contar nada nuevo que no hayamos dicho ya. Después,  llega septiembre y queremos retomar la conversación que mantenemos con las personas que nos siguen. Pero el año escolar es muy largo y cuesta mucho mantener un nivel como el logrado por este blog. Es para nosotras una responsabilidad y un “deber”, ser una aportación a la educación infantil de calidad, de modo que repensamos mucho cada una de las entradas que publicamos. Si ahora echáramos una mirada atrás no cambiaríamos ni una sola palabra de las aquí dichas, y esto, en los tiempos que corren, no es poca cosa.

Ya se verá. Necesitamos un descanso reparador.

Por lo de ahora, quien visite InnovArte encontrará cerca de un millar de conversaciones mantenidas a lo largo de cinco cursos en las que relatamos experiencias de aula, lecturas recomendadas para el alumnado de infantil y otras para el profesorado o familias, reflexiones sobre tradiciones, preocupaciones, episodios o incidentes escolares; vivencias profesionales; deseos de avance; y sobre todo nuestra visión sobre la infancia y la escuela infantil hoy.

Decimos en todas partes que InnovArte es un hilo invisible que une personas que comparten un sentimiento, unas creencias y unas expectativas sobre la educación de la primera infancia, creando un sentido de pertenencia a una comunidad virtual que supera fronteras geográficas, facilitado por el hecho de compartir un idioma común, el gallego o el español, y que lograr la fidelización de un público tan numeroso y tan diverso a lo largo de tan prolongado período es algo que sólo se consigue desde la honestidad profesional con la dedicación de mucho tiempo y esfuerzo

Cualquier persona con mínimos conocimientos sobre la web 2.0 y sobre la blogosfera educativa sabe de lo dificultoso que es hacer un hueco y lograr tener voz en este inmenso espacio digital. Para nosotras, la honestidad profesional es lo que subyace a la gran acogida del blog. En una sociedad en la que cualquier persona pode hacer de la red su speaker´s corner particular y en la que hay tantos predicadores educativos, las personas que sabemos del día a día de las aulas y de los niños/las, sólo escuchamos a quien nos transmite mensajes esperanzados y ajustados a la realidad, ya que, como todos sabemos, la charlatanería es algo que tiene fecha de caducidad.

Nosotras, en Innovarte, no pretendemos ni impresionar, ni engañar, ni falsear, ni vender nada, ni ninguna otra cosa que no sea aportar nuestra mirada sobre la educación infantil, y mientras nos digan que le somos de utilidad a alguien seguiremos intentándolo.

Buenas vacaciones a todas y a todos los que nos seguís y hasta la vuelta.

Alfonso Albacete

Intervención artística final: Ice painting

In CativArte on 29/06/2014 at 08:35

Ya casi es una “tradición InnovArte” finalizar el curso con una intervención artística; en este caso recogemos el trabajo final realizado por Isabel con alumnado de 4º de infantil en el CEIP A Maía.
Si en cursos anteriores hicimos:
2012-13: Water painting
2011-2012 Tall painting
2010-2011 Drip painting
Ahora, en el 2013-2014 tocó Ice painting.
Llegado este tiempo, en todas las escuelas aprovechamos para trabajar el estado sólido del agua: hacemos helados, figuras de hielo, pero ahora quisimos probar cómo actúa la pintura sobre bloques helados y qué sucede cuando se va derritiendo.
¡¡Espectacular!! Nada que añadir a las imágenes.

Ver presentación.

Ice painting

 

Intervención artística final: Milladoiro 11_14

In CativArte on 29/06/2014 at 08:34

Por nuestra escuela pasan cientos de niños y niñas que, por lo general, permanecen tres años y luego marchan para iniciar la Educación Primaria en otros centros, dejando un bonito recuerdo que, inexorablemente, se va diluyendo con el tiempo. Por ello, siempre nos contrariaba que no quedase una huella física de su paso.
Así, en este remate de curso damos inicio a lo que esperamos se convierta en una tradición: el recuerdo de cada promoción a través de una intervención escultórica que quede en el centro.
El Milladoiro, donde está la escuela, es el último paso del Camino Portugués antes de la llegada a Compostela. De hecho, el nombre de esta localidad se dice que deviene de:
– De la derivación de “humilladoiro”, lugar donde los peregrinos se postraban ante la visión en el horizonte de las torres de la catedral, tras un largo y dificultoso camino.
– Hay quien dice que de “miradoiro”, lugar desde donde se avistaba Compostela.
– Milladoiro de piedras en el que los caminantes, desde tiempos ancestrales, dejaban una piedra como señal de su paso.
A día de hoy, docenas de peregrinos pasan por delante del centro, e incluso entran para sellar su credencial, siendo para nuestro alumnado algo cotidiano ver pasar grupos de peregrinos a pie, a caballo o en bicicleta, de modo que siempre los saludan con alegría. Pero pocos caminantes saben del origen del Milladoiro, llevándose la impresión de que es la típica población de un polígono industrial.


En la exposición “Auga doce” de la Ciudad de Cultura en el Gaiás, quedamos fascinadas con una escultura de Manolo Paz, “Catedrales”, una composición de losas de piedra, y esto nos resultó inspirador para decidir qué hacer como recuerdo de todos los niños y niñas que pasan por la escuela.

"Catedrais" de Manolo Paz

“Catedrais” de Manolo Paz

 Así que, como un guiño a la tradición y como un homenaje a cada promoción, decidimos hacer un “Milladoiro de niños/as”.
Bueno fue que, con la euforia inicial, decidimos ponernos manos a la obra, pues de meditarlo con detenimiento habríamos descartado la idea ya que fue preciso hacer estructuras de hierro, asentarlas con  hormigón,  comprar piedra, agujerearla, transportarla, ensamblarla, etc, etc.

Ver presentación

Milladoiro 11_14

El resultado para nosotras es magnífico. Cada niño/a puso su nombre en una piedra que pasó a formar parte de una de las cinco torres-milladoiro (una por cada grupo que se va); en la base, la más grande, la de la tutora; cerrando las de especialistas y apoyos. Ahora, cuando pasen por el centro, sabrán que allí vivieron tres años de su infancia y que son parte de una escultura que simboliza tanto el nombre y origen de la localidad, como su paso por el centro. Y todos los peregrinos que pasen por delante del centro, podrán leer en un panel informativo (elaborado en una plancha de policarbonato) los orígenes de este topónimo.

Una escultura a medio camino entre lo más ancestral (milladoiros en el megalitismo) y lo más actual (rock balancing).

Como cualquiera pode suponer, esta obra supera la capacidad operativa de InnovArte, por ello, en el capítulo de agradecimientos debemos mencionar la colaboración del Ayuntamiento de Ames y las gestiones del concejal de Educación; la dirección de la EEI Milladoiro; y muy especialmente, la ayuda de nuestro hermano Manolo que siempre nos apoya en nuestras “excentricidades creativas”, revolviéndonos las cuestiones prácticas, ya que sin él no tendríamos ni estructuras metálicas, ni piedras, ni agujeros de las piedras, ni transportes, ni solución a muchos de los problemas que nos surgen, tanto en esta ocasión como en muchas otras.

Tras todo el trabajo realizado a lo largo del curso tratando de descubrir “tesoros” y rincones secretos en O Milladoiro, poniendo en valor esta localidad, esta es nuestra manera de devolver algo, enriqueciendo el paisaje y destacando su historia, tradiciones y riqueza cultural.

Como decíamos al comienzo, esperamos que sea la primera de muchas esculturas que engalanen la Escuela Infantil Milladoiro, haciendo que habitantes y caminantes sepan  un poco más de esta localidad que tiene mucho bueno que contar, aunque casi siempre sale en los medios de comunicación en el apartado de “crónica negra”.

No podríamos finalizar esta entrada sin una referencia a uno de los grupos musicales gallegos más emblemáticos, Milladoiro, con un vídeo que se acompaña de la pieza “O caminho”.

Agustín Fernández Paz, el deber del profesorado gallego

In InformArte on 29/06/2014 at 08:31
Agustín Fernández Paz, asínándolle un exemplar do libro a Casilda

Agustín Fernández Paz, asínándolle un exemplar do libro a Casilda

Viajamos un año más a la Casa Grande de Cimadevila para presenciar la entrega del Premio Trasalba 2014 a Agustín Fernández Paz. Poco o casi nada podemos añadir a lo allí dicho y recogido en el libro que se editó con motivo del acto y que lleva por título “Na casa da esperanza”, tan sólo nuestros pensamientos y suposiciones sobre sentir del homenajeado.
Es muy grato ver como todos los asistentes glosan los méritos del premiado para ser distinguido con un galardón que reconoce una trayectoria de trabajo en pro de Galicia, pero la mí en esos casos siempre me da por pensar qué hay detrás de los numerosos premios, publicaciones, intervenciones, homenajes, entrevistas, artículos, traducciones, coordinaciones editoriales, participaciones en colectivos varios, etc. Con certeza absoluta podría asegurar que muchas, muchísimas horas de trabajo, algunas renuncias, unos pocos disgustos e incluso una pizca de frustración al ver que tanto esfuerzo a veces parece no reflejarse en la realidad. Entonces es cuando me pregunto de qué pasta están hechas estas personas excepcionales y por qué no abundan más. Qué es lo que hace que siempre tengan encendido el fuego de la ilusión cuando la inmensa mayoría sucumbimos al desánimo.

Agustín Fernández Paz es un ejemplo a tener presente. Un docente que desde la escuela se implicó en el fomento y consideración de nuestra lengua; un maestro que se comprometió con la renovación pedagógica; un escritor que llenó un vacío poniendo en valor la LIJ; una figura siempre dispuesta a participar en todos los actos en los que se requería su presencia; por encima de todos, un defensor de la educación pública de calidad. Y en todas sus facetas profesor, escritor, editor o formador, no dejó de ser un hombre coherente con sus principios. Esto, en los tiempos que corren, no es lo común. Y menos aún, llevar el éxito y el reconocimiento con la humildad que lo caracteriza, cuando otros por mucho menos parecen ser unos elegidos de los dioses.
Aproveché para hacer una revisión del panorama actual y no encontré ni a los Susosjares, ni Finas, ni Agustines que decía nuestro amigo Francisco Castro en la Laudatio refiriéndose a algunos de los compañeros del homenajeado en las batallas por el gallego y por la educación. En los tiempos de las redes sociales, de los colectivos virtuales, de la no distancia, no hay grupos de renovación pedagógica entusiastas como los hubo allá por los setenta y ochenta, cuando, conscientes de que el cambio no caía del cielo, se dedicaron a poner los pilares para que el gallego, la cultura gallega y la pedagogía gallega fuesen la semilla del avance educativo y social. Hoy en día, casi todo fue domesticado, financiado, encaminado a través de líneas de subvención, lo que acabó ahogando la creatividad. Eso, lo sabe cualquiera. Cuando se marcan las pautas de la innovación desde la administración, no hay verdadera renovación.
Por ello, nos alegramos tanto de la elección del jurado del Premio Trasalba, distinguiendo la trayectoria de Agustín Fernández Paz, un docente que llevó su magisterio desde las aulas y desde la literatura abriendo nuevos caminos por los que luego otros transitamos. Y sobre todo, porque es un hombre con esa fortaleza tranquila que distingue a los que dejan una huella que perdura a lo largo de los años. Un antídoto contra todos esos predicadores que ahora llenan foros charlataneando de lo que no saben, exaltando, tergiversando y portando banderas o consignas que no dignifican con sus actuaciones. Gracias por valorar la honestidad profesional y personal, tal y como sería del gusto de D. Ramón Otero Pedrayo.
Cerramos esta nuestra personal crónica de la visita anual a los Chaos de Amoeiro con un parágrafo de un artículo de Otero Pedrayo, Un deber do profesorado galego, publicado en El Pueblo Gallego (16-VII-1919), del que supimos gracias al folleto que la organización del acto nos entregó a los asistentes, en el que se recogían cuatro artículos relacionados con la educación, en los que se interpela al profesorado gallego, en un discurso absolutamente vigente y actual, personificado en la labor de Agustín Fernández Paz.
“Mais estamos salindo fóra do tema d´istas liñas. Elas somentes se propoñen chamar a concenza do profesorado galego de tódol´os ordes pr´unha maor exempraridade do seu traballo diant´as necesidás propias de Galiza.
Pídese con elemental xustiza a incursión dos temas galegos nos programas escolares. Namentras ist´a arela non sexa conquerida o esforzo particolar pode facer moito, cuase todo, en cada cátedra. Ben mirado, a esquemática dos plans d´enseñanza soilo adequiren vidalidade c´a interpretazón e traballo do profesorado.
I-agora qu´unha Galiza coscentemente espranzada alumea nas cibdades e nas vilas i-é agardada nos agros com´unha redenzón, figura craro i-urxente o ditoso deber do que falamos. Calquera que sexan os programas oficiais o mestre ten espazo para eispricar ôs rapaces as grandes liñas da faciana xeográfeca e histórica da Galiza. Non se precisa material d´ensiñanza. Está nos montes d´hourizonte, nos ríos que debuxan o chan, no seo dos bosques, nos castros cinguidos de lendas, na portada esculturada feitucamente da igrexa, nos contos, nos refrás e nos ditos dos vellos, tan amados e simbólecos pr´a tenra intelixenza dos rapaces. As leuciós da escola deben compretar, eisaltar e cinguir c´o mundo aquela pedagoxía fonda de todol´os días do vivir e do traballo. Calquera acontecemento do día -a chegada d´un americano, a feira, a vendima – dá pé pra eispricar como son as terras i as xentes d´alén-mar, a siñificanza do comercio, o valor do traballo das viñas. E non digamos o que se pode facer c´os rapaces d´os grados superiores d´unha escola graduada. (…)

Moito se tén feito e se fai pol´o profesorado galego. Cómpre máis: un acordo intenso e fecundo pra que en todal´as enseñanzas non esteña en ningunha cátedra ausente ista grande e vidal realidade da Galiza que nos envolve e na que alentamos como unha atmósfera nosa e insustituibre. “

Con Francisco Castro, presidente de GALIX.

Con Francisco Castro, presidente de GALIX

Moras de morera y moras de zarza

In EncienciArte on 19/06/2014 at 07:27

En estos días de salidas, entre dos niños surgió una discusión porque uno de ellos dijo que su calle estaba llena de árboles de moras que nos traería en cuanto maduraran. Otro le respondió que las moras nacían en las  zarzas y no eran árboles. Cada uno defendía lo que conocía, por ello tuvimos que intervenir y sugerir la posibilidad de informarnos y ver ambas opciones.

En efecto, en la calle Xaquín Lorenzo hay más de veinte morales o moreras (árboles), más conocidas por sus hojas (alimento de los gusanos de la seda), que por sus frutos en los que casi nadie repara. Pero son moras que en este momento están madurando, así lo pudimos comprobar el día que pasamos por allí para ir a las huertas urbanas.

En el caso de las moras de las zarzas, ahora están en plena floración (con la luna de San Juan), algo que también constatamos en una salida expresa que hicimos  a un zarzal al lado del centro. Aun así pudimos ver la diferencia de las tallos trepadores, hojas y flores con respeto a los morales.

Moras das silveiras e moras das moreiras

Cuando estábamos haciendo los carteles para las calles sin nombre, dos alumnos que viven en la calle Xaquín Lorenzo, nos dijeron que les gustaría hacer uno para la “Calle de las moreras”. Tanto insistieron dando sus razones –según ellos, mucha gente no sabe que son morales-, que tuvimos que aceptar y dejarlos diseñar dos carteles: uno para el comienzo y otro para el final de la calle. Sobre eso tampoco se ponen de acuerdo, hasta que decidieron que una calle puede tener dos comienzos y dos finales, según por dónde se empiece.

En estos días nos trajeron las moras de las moreras, que todos degustamos, apuntando las diferencias con respeto a las de las zarzas (compramos una cajita de las cultivadas): más alargadas, más blandas, menos ácidas, con un sabor que parece recordar al de las cerezas y el de la sandía, y comprobamos que manchan mucho más.

Como por ahora no podemos probar las de las zarzas, quedamos emplazados para el mes de septiembre,  cuando iremos a recogerlas y haremos tartas de moras.

Rúa das moreiras


IMG_20140618_173325112_HDR

Rosalía Morlán en “O castelo da Rocha Forte”

In ContArte on 19/06/2014 at 06:25

???????????????????????????????

Nuestra compañera Begoña tiene mucho empeño en que hagamos una visita didáctica al Castelo da Rocha Forte, a un tiro de piedra de nuestra escuela. Nosotras reconociendo la importancia de tales vestigios arqueológicos de la que fuera en el medievo una de las más grandes fortalezas de la Península, hasta que fue arrasada en la Revuelta Irmandiña, teníamos serias dudas de cómo presentárselo a nuestro alumnado de infantil. La solución a nuestro problemanos vino ayer de la mano de la poetisa Rosalía Morlán, gran amiga del centro, que ya nos ha visitado y deleitado en ocasiones con sus poemas.

Ayer por la tarde, en un acto celebrado en el Centro Gallego de Arte Contemporáneo de Compostela, se presentó el libro “O Castelo da Rocha Forte”, poemario de Rosalía Morlán, promovido por la Asociación Cultural Rocha Forte, patrocinado por la Ayuntamiento de Santiago y por la Secretaría General de Política Lingüística.

Tal y como se dijo en la presentación, este libro es una herramienta muy potente para darle a conocer a los niños/as esta fortaleza a través de la poesía de cercanía, de la palabra amable y de los afectos, despertando en ellos el deseo de conocer una parte de nuestra historia.

Nosotras ya hemos solicitado la visita a la fortaleza para la vuelta de vacaciones, porque nuestro alumnado quedó fascinado con las pequeñas historias que nos cuenta Rosalía con aparente sencillez (para lo que se necesita una técnica muy afinada), sobre “A Fada do castelo”, “O sapo Rosendo”, “A princesa do castelo” o “O dragón Antón”, muchas de ellas recitadas y musicadas en el acto por Manuel de Felisa.

Información y visitas a Castelo da Rocha Forte.

???????????????????????????????

Bautizando calles sin nombre

In CativArte, EncienciArte on 17/06/2014 at 07:49

A lo largo de todo el trabajo realizado con las calles de nuestra localidad y de todas las salidas que hicimos, fuimos descubriendo lugares, calles y caminos que no tienen nombre. En muchos casos, a nosotros se nos ocurren maneras de llamarlos continuando en la línea de darle el nombre de la especie arbórea que impera en ese sitio.
De cada salida fuimos tomando nota de los que sería necesario nombrar de algún modo, así como propuestas que tuvimos que consensuar:
“Costa das ameixeiras” (Cuesta de los ciruelos)
“Monte dos piñeiros” (Monte de los pinos)
“Camiño dos eucaliptos” (Camino de los eucaliptos)
“Rúa das moreiras” (Calle de las moreras)
“Aparcadoiro dos liquidámbar” (Aparcamiento de los liquidámbar)
“Lugar das hortas urbanas” (Lugar de los huertos urbanos)
Ya apúntabamos en la entrada anterior, que descubrimos que ponerle nombre a las calles es algo que se hace en el Pleno del Ayuntamiento, a veces atendiendo a los antiguos usos delos sitios, otras como homenaje a alguna figura destacable, o bien por propuesta de los vecinos. En el caso que nos ocupa, y dado que se trata de espacios aún no urbanizados, por ahora tan sólo nos limitamos a hacer unas chapas con los nombres (similares a los de las calles “oficiales”recogidas nos planos). Las colocamos en sus lugares correspondientes y se las dimos a conocer las familias y demás compañeros del centro.
Para su elaboración, sobre placas de aluminio, se escribió el nombre de la calle acompañado de una ilustración alusiva. Para eso, y dado que todos los nombres hacen referencia a árboles, nos inspiramos en las imágenes del libro “Los caminos de los árboles”, de Pep Bruno y Mariona Cabassa, publicado en La Fragatina.
Como curiosidad, decir que cuando fuimos a colgar el cartel del “Monte dos piñeiros”, un obrero del ayuntamiento que se encarga del cuidado de este lugar, le dijo a los niños/as que le parecía muy bien el nombre que le habían puesto, pero que le gustaría más “Monte de los niños y niñas”, propuesta con la que concordaron nuestros pequeños, así que tuvimos que hacer una segunda placa.

En la visita a las huertas urbanas dejamos como regalo el correspondiente cartel.
Y dos niños que viven en la calle Xaquín Lorenzo, en la que hay moreras plantadas en las aceras, pidieron hacer una placa de  “Calle de las moreras”.
Porque acaba el curso, de lo contrario, acabaríamos haciendo placas para todas las calles de O Milladoiro y alredores.
Ahora como cierre, enviaremos una carta a la Alcaldía, junto con las fotografías del resultado de nuestro trabajo y las sugerencias de los escolares. Mientras duren las placas, esta será la aportación visible del trabajo realizado por los pequeños de la escuela infantil. El no visible, y más importante, es toda la huella que queda en los niños/as y en sus familias tras estas semanas de trabajo y disfrute intenso del entorno y del patrimonio natural.

Ver presentación

Rúas sen nome

Huertos urbanos

In EncienciArte on 16/06/2014 at 07:32

 

IMG_7757

De entre las sugerencias que nos hicieron las familias con relación a los lugares de la localidad donde había zonas de árboles, jardines o huertas, descubrimos la existencia de unos huertos urbanos, que casualmente están bastante cerca de la escuela en una calle en la que viven dos de nuestros alumnos. Así, en la planificación de rutas por O Milladoiro, contemplamos la visita a esas huertas urbanas.

Pocos de nuestros pequeños y de sus familias sabían de la existencia de estas huertas creadas hace pocos meses por el ayuntamiento, por ello tuvimos que explicar en qué consisten, quién puede tener una, y las diferencias con respeto a las huertas de las casas de sus abuelos o familiares. Dimos con la ordenanza municipal, y así supimos de las 48 Huertas Municipales Sostenibles y Solidarias:

-Cuál era su finalidad: promover buenas prácticas ambientales de cultivo, gestión de residuos, ahorro del agua, agricultura ecológica, recuperación de usos y costumbres de la agricultura tradicional, preservación de variedades autóctonas, favorecer la integración de colectivos, mejorar la alimentación y salud …, o potenciar el uso educativo de estas huertas.

-Quién podía tener una huerta urbana: cualquier vecino de Ames mayor de edad; 14% de ellas para personas en situación de riesgo social, otro 14% para mayores de 65 años.

-Cuáles eran las condiciones: cuidarla y trabajarla, no comercializar los productos, no emplear pesticidas ni fertilizantes químicos, no llevar animales, instalar gallineros, hacer pozos, emplear trampas para animales, derrochar el agua  o hacer fuego.

-Cultivos permitidos: plantas hortícolas y florales de tradición local, aromáticas y medicinales. No permitidos: arbustos y frutales, ni transgénicos o psicotrópicos.

-Horario: desde una hora antes de la salida del sol incluso una hora después del atardecer.

-Colaboración: préstamo de  utensilios y herramientas compartidos para lo cual siempre hay una caseta donde guardarlas.

Consideramos necesario saber estas condiciones que hacen de las huertas urbanas algo bastante diferente de cualquiera otra huerta.

Preparados, anunciada la visita a las familias (con la petición de que llevaran a sus hijos para así saber ellos también de las huertas), planificada la ruta en el plano, hecha una lista de posibles verduras y hortalizas que encontraríamos, escuchados compañeros que acompañan a sus padres adjudicatarios de alguna huerta, nos pusimos al camino, llevando como guías los dos niños que viven en esa calle.

Ver presentación

Hortas urbanas II

Llegados a los huertos, vimos que estaban cerrados perimetralmente con alambre y que había un portal; allí una de las mujeres que trabajaban nos invitó a pasar. Antes le hicimos entrega de nuestro regalo, una placa para señalizar las Huertas urbanas. Entre todos los que allí estaban, nos fueron dando explicaciones de las plantaciones, de los cuidados, del uso de herramientas y recursos comunes, y tuvimos ocasión de comprobar todo aquello que nosotros ya sabíamos de las huertas.

Siendo una actividad muy interesante desde el punto de vista didáctico, a la vuelta a la escuela, recomendamos a las demás compañeras que retrasen la visita para el mes de septiembre, ya que, ahora los niños/as tan sólo ven las plantaciones pero no los frutos, que es lo que más facilmente reconocen.

El día siguiente, hicimos una actividad sobre lo que no vimos: los frutos.

Para ello, llevamos a la escuela 30 variedades de verduras, hortalizas y legumbres, que observamos, olimos, conversamos y clasificamos en función de si lo que se le come crece encima o bajo tierra; si se le comen las hojas, los tallos, los frutos, las semillas o las raíces. Complementamos la información con el “Atlas ilustrado de las verduras”, de Susaeta y con “Una cocina tan grande como un huerto”, de Michael Serres y Martin Jarrie, en Kókinos

Sabemos que esta actividad todavía puede dar mucho juego, pero debemos recordar que estamos a punto de cerrar el curso y los niños/as están muy cansados, y que en este caso, esta visita vino derivada de las visitas por el entorno, y ese era el objetivo.

Ver presentación

Verduras e hortalizas

Aun estando cerca de la escuela, nosotras queremos insistir en la idea que apuntábamos en la entrada “Huertos escolares ecológicos”, en la que me hablábamos de la posibilidad de que los centros cediesen unas pequeñas parcelas para convertirlas en esas huertas urbanas de las que tanto se puede aprender a lo largo del año, y tanto intercambio puede propiciar con otras personas.

Calles con nombres de árboles

In EncienciArte on 09/06/2014 at 07:57

Para nosotras el trabajo de conocimiento del propio entorno es previo a cualquier otra salida didáctica que se pueda hacer con el alumnado de infantil. Con el cambio del tiempo, de estación, del paisaje, e incluso con motivo del mes de las Letras y del Día del Medioambiente, nos decidimos a explorar un poco más lo que tenemos a nuestro lado.

En la localidad en la que trabajamos, O Milladoiro, especialmente en la zona donde está ubicada la escuela, O Novo Milladoiro, las calles, avenidas y travesías llevan el nombre de especies arbóreas con las que también engalanaron las aceras. Esto es algo que le pasa desapercibido a la mayor parte de la población. Aún no sabemos con certeza si hacen referencia a los antiguos nombres de los terrenos que dieron lugar a las urbanizaciones o si fue una acertada ocurrencia de alguien, el caso es que nos gustó mucho y decidimos sacar provecho de ello.

Tras hacérselo saber a los pequeños (muchos, por ejemplo, no se habían percatado de que viven en la calle Palmeras en la que hay palmeras en las rotondas, parques y aceras), así buscamos en sus direcciones familiares referencias a árboles.

Rúa Palmeiras, Rúa Figueiras, Rúa Oliveira, Rúa Xesteira, Rúa dos Cereixos, Rúa Camelias, Rúa do Buxo, Rúa das Hedras, Rúa da Pereira, Rúa Codeseira, Rúa Castiñeiras, Rúa das Espiñas …, As Mimosas o Raíces, nos pusieron en la pista de lo que podríamos encontrar. La toponimia gallega está llena de referencias al mundo vegetal.

Ver presentación.

Rúas con árbores

Las búsquedas en la red, la consulta de catálogos de árboles, y como no, la reciente publicación “Inventario ilustrado de los árboles” de Virginie Aladjidi e Emmanuelle Tchoukriel en Factoría K de libros, nos ayudaron a reconocer la especies que daban nombre a todas esas calles cercanas al centro escolar. Árboles grandes o pequeños, perennes o caducos, frutales u ornamentales, autóctonos o foráneas, dieron lugar a no pocas conversaciones y elucubraciones alrededor de los motivos de una elección u otra. También valoramos las ventajas de nombrar así las calles de cara a quien no sabe leer o a quien no entiende lo escrito.

Comunicaciones a las familias (escritas y en el blog de clase) en las que los informábamos de esta nueva actividad para la que solicitábamos su conocimiento y colaboración, nos proporcionaron mucha más información. Los padres y madres se implicaron a fondo en nuestra propuestas, así cada día nos enviaban sugerencias de “rincones secretos de árboles” que ellos conocen y a los que llevaron a sus hijos. Incluso hubo quien nos envió muestras de la vegetación organizada por calles. Huertos privados, huertas urbanas, jardines, árboles emblemáticos o exóticos…, fueron algunas de las propuestas que señalaron en el plano que cada niño/a llevó para su casa y al siguiente día compartían con sus compañeros.

Follas por rúas

Así comenzó la planificación de paseos diarios en los que llegábamos a 2 o 3 calles para conocerlas y comprobar la concordancia del nombre con los árboles allí plantados (con Google Maps). Estos paseos quedaron recogidos en el plano y en una especie de cuadernos de viaje, “Paseos polas rúas con árbores”, que se complementaba con las fotografías que íbamos tomando, de las placas con el nombre de las calles, de los árboles, de sus frutos, de su estado, de los daños que se le infligen (basura, excrementos de animales, ramas rotas, etc).

Ver presentación.

Libro paseos polas rúas con árbores

1º Día 2/06/14: “Paseo dos Plátanos”- Rúa dosCereixos- Rúa das Camelias- “Costa das Ameixeiras”.

2º Día 3/06/14: Rúa Palmeiras- Rúa do Buxo- “Aparcadoiro dos Liquidambar”.

3º Día 4/06/14: “Paseo dos Plátanos”- “Monte dos Piñeiros”.

4º Día 5/06/14: “Paseo dos Plátanos”- “Camiño dos Eucaliptos”- “Costa das Ameixeiras”.

5º Día  /06/14: “Paseo dos Plátanos”- Hortas urbanas.

 Lugares significativos, la sinaléctica, la numeración de los edificios, la orientación en el espacio y en el plano, el conocimiento del lugar donde viven, son muestra del gran provecho que sacamos de esta actividad.

Por el camino, descubrimos otras calles que no llevando el nombre de árboles, bien podrían llevarlo, así las Travesía do Porto (donde está la escuela) podría ser el Paseo de los Plátanos, el Agro do Medio podría ser la Calle de los Aligustres, etc. Y también vimos otras aún no “bautizadas” a las que perfectamente podríamos poner nombre: Cuesta de los Prunos, Camino de los Eucaliptos, Calle de las Zarzas …

Como siempre, una cosa lleva a otra, y así tratamos de saber quién decide el nombre de las calles. Supimos que se hace en el Ayuntamiento, por lo que en vista de que hay calles nuevas al lado de nuestro centro que todavía no tienen placa con el nombre, decidimos ponérselo nosotros y enviarle la propuesta a la Alcaldía.

Gracia al material que nos obsequió una empresa sita en el Polígono do Milladoiro, elaboramos estas placas para algunas de nuestras calles.

Le pusimos sonido a esta actividad con la canción “Cos pés na terra” de Paco Nogueiras Nodar, recogida en el libro CD/DVD “Brinca vai!

Carballo … cos pés na terra.
Ameneiro … cos pés na terra.
Buxo … cos pés na terra.
Se queres podes plantar.
Nogueira … cos pés na terra.
Castiñeiro … cos pés na terra.
Figueira … cos pés na terra.
Se queres podes plantar.

Las conversaciones sobre los beneficios que nos proporcionan los árboles quedaron perfectamente resumidas con la lectura del  hermoso libro “Árbores no camiño”, de Régine Raymond-García y Vanina Starkoff en OQO, que nos cuenta la historia de Karim quien, en una visita al mercado pierde de vista a su madre, y cuando se encuentran bajo un baobab le cuenta que “El arbol rojo me dio fuerzas, la palmera me dio de beber, el mango de comer, el baobab sus panes de mono…

Y cuando vuelve para casa, a modo de despedida le pregunta a los árboles.

—¿Estarás aquí cuando sea mayor?–preguntó Karim.—Se nadie me corta, estaré. —¿Aún le darás de comer a los monos?? —Si nadie me corta… —¿Y le darás golosinas a los niños? —Se nadie me corta… Te voy a contar un secreto: todo está en equilibrio…un equilibrio perfecto, pero frágil!

 Preservar el equilibro del sistema solo puede hacerse desde el conocimiento real, y eso es lo que intentamos hacer en esta actividad.

Para finalizar, queremos recoger las palabras de Antoni Reyes, director del Archivo Municipal de Blanes, quien en una charla dirigida al alumnado sobre “El porqué de los nombres de las calles” dijo:

“El nombre de las calles refleja la manera de ver el mundo de la sociedad que les ha dado nombre, y que las calles de un pueblo son como páginas de un libro de historia”.

Nos gustaría que así fuese en O Milladoiro.

 

Redistribuir grupos de infantil en el paso a primaria

In InformArte on 09/06/2014 at 07:53


Llegado este momento hay en algunos centros un debate abierto sobre si se deben redistribuir los grupos de infantil en el paso a primaria. Esto es algo que tiene que ser acordado en el propio centro en el caso de que se trate de un CEIP, o consensuado con el centro receptor de tratarse de una EEI y un CEP.
Nosotras somos partidarias de la redistribución, ya que en nuestro caso, hay grupos que ya comparten vida escolar desde hace cinco o seis años, si asistieron a infantil 0-3. Pero como hay muchas compañeras que esta medida vendría a incrementar el estrés que les puede suponer el paso a primaria, decidimos buscar opiniones en la red.
En el blog Familiaycole recogen una aportación del orientador Jesús Jarque que reproducimos textualmente.

Ahora que se termina el curso académico y se comienzan a planificar algunos aspectos del próximo os traigo una propuesta que algunos orientadores y tutores nos hemos planteado en más de una ocasión: ¿ Sería una buena medida si redistribuyéramos los grupos de alumnos varias veces a lo largo de la etapa obligatoria? En la entrada de hoy os presento en qué consiste la medida y los argumentos a favor. En una próxima entrada los argumentos en contra.
De qué se trata
La medida solo se puede llevar a cabo en los centros de dos líneas o más. Consiste en cambiar la distribución de alumnos por clase del mismo nivel varias veces a lo largo de la escolaridad obligatoria.
Por ejemplo, se pueden cambiar al comenzar 1º de Primaria: el alumnado del A y del B se entremezclan y se hace una distribución nueva en 1º A y 1º B. Lo mismo puede volverse a repetir al terminar 4º de Primaria y pasar a 5º
A favor de resdistribuirlas
Si la medida se lleva a cabo sería con carácter educativo y pedagógico, procurando siempre favorecer el proceso de enseñanza y aprendizaje del alumnado. Las razones para llevarlas a cabo son:
1. Se cambiarían los roles. Muchos niños tienen asignados desde muy pronto roles dentro del grupo clase. Algunos roles son positivos, pero otros no lo son tanto: “el distraído, el lento, el bebé, el inquieto, el payaso…”
Los roles funcionan como “profecías de autocumplimiento” de manera que los niños se comportan en muchas ocasiones así, porque no tienen otra alternativa y porque es como los demás esperan que se comporten.
Cuando los grupos se mezclan muchos roles negativos desaparecen y esos niños empiezan de cero.
2. Clases etiquetadas. Lo mismo que ocurre con niños individuales ocurre con los grupos: llega un momento en que a las clases se les asignan unas etiquetas(casi siempre sin faltarle motivos) que hacen que como grupo se comporten así y que de cara a los profesores, ya crean una predisposición negativa hacia ellos.
Hablo de clases que se etiquetan como “charlatanes, inquietos…” Además es la pescadilla que se muerde la cola. Al tener “mala fama”son las últimas clases en ser elegidas y por tanto, no suele haber continuidad en las tutorías.
La redistribución de grupos también rompería esta dinámica
3. Se rompen rivalidades. Otro motivo a favor de redistribuir los grupos a lo largo de la enseñanza obligatoria es que se rompen rivalidades entre los niños y sus familias.
Suele ocurrir que a medida que se van haciendo mayores los alumnos, las familias del grupo A, por ejemplo, rivalizan con las del grupo B yesa rivalidad llega a los niños. Muchos conflictos en los recreos, en encuentros deportivos y otros problemas de comportamiento en las clases pueden estar asociados a esta rivalidad.
La redistribución de los grupos sanearía esta circunstancia y la rivalidad sería mínima
4. Se favorece la interacción social. Los niños tendrían que entablar nuevas relaciones y la red de amistades se ampliaría seguro. No dejarían de ser amigos de los niños de grupos anteriores, sino que ampliarían su círculo de amistad. Incluso los niños que por cualquier motivo van quedando más aislados tendrían una nueva oportunidad.
Además al rehacer los grupos siempre continuaría un número importante de alumnado juntos a pesar del cambio.
5. Se compensarían los niveles. Como medida pedagógica además, se podrían compensar los niveles promedio de las clases. En ocasiones, se van acumulando en un grupo el número de niños con dificultades. Al redistribuirlos los niveles se compensarían y la atención a la diversidad se haría de una manera más justa y eficaz
Criterios pedagógicos
La distribución se realizaría con criterios pedagógicos que tendrían en cuenta algunos aspectos:
• Que se favoreciera la integración y socialización del alumnado con necesidades especiales
• Aquellas relaciones que parecen positivas se pudieran continuar
• Compensar los niveles de las clases
• Atender la demanda de las familias a que su hijo o hija cambie de grupo
Resumiendo, las razones a favor de redistribuir los grupos varias veces en la escolaridad son las siguientes:
1. Se cambiarían los roles negativos asignados a los alumnos
2. Se cambiarían las etiquetas asignadas a las clases
3. Se romperían rivalidades entre alumnado y familias
4. Se favorecería la interacción social
5. Se compensarían los niveles de las clases
En una próxima entrada abordaré las razones en contra. Mientras tanto ¿Se te ocurren más razones a favor?

En otra entrada del mismo blog recogen los argumentos en contra de redistribuirlas, que podéis leer completo aquí.

Los argumentos en contra son:

  1. Las familias se van a oponer
  2. Se rompen círculos de relaciones
  3. Dificultades de integración para el alumnado con necesidades especiales
  4. No hay datos sobre experiencias
  5. Que no se realice por criterios pedagógicos

Narrativas evaluadoras

In ActualizArte on 09/06/2014 at 07:52

Mari Carmen Díez Navarro

Finales
Estoy haciendo los informes de final de curso y de etapa a los niños de mi clase. En la mesa tengo sus informes anteriores, el cuaderno de observaciones individuales en los que he ido anotando algunos datos significativos tomados del día a día, las entrevistas mantenidas con los padres, varios trabajos suyos y el diario de clase con fragmentos de la dinámica grupal, conversaciones y proyectos de trabajo. O sea, todo aquello que he pensado me podría hacer falta si me fallara la memoria.
Sin embargo, me he dado cuenta de que cuando pienso en ellos con “afán evaluador”, lo que menos me inspira es hacer constar si saben hacer bien los números o si se interesan por las letras, más bien me dan ganas de explicitar cómo son, cómo se relacionan, en qué prefieren ocuparse, qué tareas le son más sencillas o cuáles les cuestan por el momento.
En el esfuerzo de centrarme en cada uno de ellos, tengo la sensación de estar viendo una película con las escenas pertinentes para rememorar las vivencias y poder así plasmar mis impresiones, mis sentimientos y mis dudas acerca de cómo ha sido un proceso de evolución en el que he sido acompañante y testigo privilegiado. Desmenuzando esta sensación, veo que pongo empeño en reflejar las particularidades, los cambios y las características genuinas de sus identidades recientes, señalando sus puntos más radiantes, pero también nombrando los detenimientos que les pudieran originar dificultades posteriores para que sus maestros y sus padres les puedan ayudar a superarlas.
Pongo empeño en que las demandas del currículo, las normas y la presión social actual no llenen de prisas y deseo de rendimientos excesivos un tiempo que pertenece a los niños para aprender, para relacionarse y para disfrutar a su ritmo y estilo. Y también en intentar que al leer los informes los padres entrevean parte del ambiente de aprendizaje, juego, palabras y relación que sus hijos han vivido en la escuela. Pero, sobre todo, pongo empeño en explicar el modo que tienen de encarar su aprendizaje. Si es con miedo, con interés, con reticencia o con entusiasmo. Si es con lentitud, con prisas, con tesón o con distracciones. Si es como respuesta a la demanda externa teñida de responsabilidades y deberes, o a un impulso interno de curiosidad y deseo de saber. Si es un aprendizaje fluido, creativo, abierto, confiado y alegre, o no.
Sé que en mi forma de analizar y valorar a mis alumnos se pueden entrecruzar cosas mías: estereotipos, errores de apreciación, proyecciones …, pero también sé que la intención es buena y que en mi narrativa evaluadora hay una mirada esperanzada hacia cada uno de ellos.
En este tiempo de finales, me es inevitable pensar en los acontecimientos vividos con estos niños y con sus familias. Ha sido tanto lo que hemos compartido: tiempo, vivencias, emociones …, ellos también han hecho su colección de momentos para recordar, que son así de entrañables:
-Yo me quiero acordar …

Llega el momento que tanto detestamos casi todas las profesionales de la educación: el de la evaluación. En los años que llevamos trabajando nunca encontramos el “modelo ideal”, y siempre nos quedamos con la sensación de que la narrativa que empleamos es injusta con los logros y conquistas de cada uno de los niños y niñas.
Por todo ello, recogemos textuamente este fragmento del libro “10 ideas clave. La educación infantil”, de Graó, en el que Mari Carmen Díez Navarro resume a la perfección nuestros sentimientos y postura en este trance/trámite.

Puede que la clave esté en ponernos las “Las gafas de ver”, como reza el título del magnífico trabajo de Margarita del Mazo y Guridi, publicado en La Fragatina, muy en la línea de lo anteriormente dicho.

InnovArte Infantil para la Red Iberoamericana de Innovación

In InformArte, PremiArte on 05/06/2014 at 06:55

3

Recibimos con tanta ilusión como responsabilidad la noticia de que InnovArte Educación Infantil es uno de los diez proyectos innovadores seleccionados (único de 3-6) para representar a España en la Red Iberoamericana de Innovación, una iniciativa de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación (OEI).
Bajo el Plan Marco Metas educativas 2021, en la pasada Conferencia de Ministros iberoamericanos celebrada en Panamá en septiembre de 2013 se aprobó el proyecto de desarrollo profesional de los docentes que incluye la movilidad del profesorado, dando así un paso para la creación de redes de innovación e intercambio de experiencias entre instituciones educativas identificadas por países contribuyendo a la profesionalización de los docentes. Así, la OEI, a través de los departamentos educativos de cada país miembro hará la selección las experiencias que considere oportunas para este intercambio.
En España, la selección le correspondió al Ministerio de Cultura, Educación y Deporte a través del INTEF, de entre las candidaturas presentadas por cada una de las comunidades autónomas y relacionadas con tres ámbitos de intervención: educación infantil (1º y 2º ciclo), educación inclusiva y nuevas tecnologías. Como criterios para su valoración se tuvo en cuenta que las experiencias hubiesen sido premiadas con anterioridad y que ya estuviesen publicadas.
Vaya desde aquí nuestro agradecimiento a Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria de la Xunta de Galicia por confiar en nosotras presentando y avalando la candidatura de InnovArte Infantil. Esperamos estar a la altura de las expectativas y sobre todo, deseamos que esta sea una ocasión para conocer experiencias innovadoras en la educación infantil iberoamericana, y también, cómo no, para mostrar con orgullo lo que miles de docentes hacemos día a día en la escuela por la educación de un país.
InnovArte es un hilo invisible que, desde hace cinco ños, une personas que comparten un sentimiento, unas creencias y unas expectativas sobre la educación de la primera infancia, creando un sentido de pertenencia a una comunidad virtual que supera fronteras geográficas, facilitado por el hecho de compartir un idioma común, el español o el gallego. De modo que ahora contamos poder conocer algunas de las personas que siguen InnovArte Infantil desde países como México, Argentina, Colombia, Chile, Perú, Venezuela, Ecuador, Uruguay, Guatemala, Costa Rica, República Dominicana, Bolivia, El Salvador, Panamá, Paraguay, Brasil, Honduras, (ranking de los 20 primeros segundo el número de visitantes) o demás países americanos. Siempre decimos que lograr la fidelización de un público tan numeroso y tan diverso a lo largo de tan prolongado período es algo que sólo se consigue desde la honestidad profesional con la dedicación de mucho esfuerzo y de tiempo. Pero tiene muchas compensaciones. Esta es una de ellas.

Dad por hecho que seremos “cronistas” de esta primera edición de las Redes Iberoamericanas de Innovación, informando, como siempre, de todo lo que veamos, escuchemos y percibamos.

“El mercado de los duendes”

In ContArte on 04/06/2014 at 07:54

“Globin market”, Dante Gabriel Rossetti

Conocimos a través de nuestra compañera Mercedes este fragmento de la obra “El mercado de los duendes y otros poemas” de la escritora Christina Rossetti, poetisa insigne del período victoriano británico. Bien nos advirtió que, pese a su aparente simplicidad, -semejan rimas infantiles-, hay en él una ambigüedad que hace que supere el paso del tiempo y se adapte a múltiples interpretaciones, mucho más allá de las posiblemente pretendidas por su autora.
A nosotras estas tentaciones de los duendes nos llevan a pensar en muchos cantos de sirenas que escuchamos día a día, que non persiguen otro objetivo que el de seducirnos y llevarnos a su terreno.
Que cada uno/a lo aplique a lo que  considere: educación, política, medios de comunicación, mercado …

 De la mañana a la noche
gritan los duendes a troche y moche:
“nuestros frutos compren,
vengan, vengan y compren
membrillos y manzanas,
limones y naranjas
rollizas cerezas,
melones y fresas,
sonrosados melocotones,
arándanos silvestres
moras atezadas,
zarzamoras muy moradas,
piñas y garraberas,
albaricoques y frambuesas;
que alcanzan su madurez
en verano todas de vez;
la mañana llega
y la tarde se aleja,
compren lo que el verano deja:
de la viña uvas frescas,
granadas hermosas y plenas,
dátiles y peras,
de fraile y claudias son las ciruelas,
también damascenas y de yema,
vengan y pruébenlas, no les dé pena:
pasas y grosellas,
encarnadas bayas,
higos a raudales
cítricos meridionales,
dulces y lozanos:
compren, alarguen esa mano.

Brinca Vai!

In MusicArte on 31/05/2014 at 14:47

Conocimos a Paco Nogueiras Nodar el pasado curso cuando una compañera lo invitó a venir a nuestro centro para cantar y explicarle a los pequeños cómo nacían aquellas canciones-regalo   para sus hijos que él componía, musicaba, cantaba, grababa y subía a Youtube convirtiéndose en una de esas sorpresas de las redes sociales por el número de visitas y de descargas.
Ahora, un año después y como era lógico, una editora emblemática como es Kalandraka se fijó en él y publica un libro disco en el que recogen todas esas canciones y otras más compuestas para “Brinca vai!”, todas ellas con ese toque fresco de niño traste, inconformista e independiente que es Paco Noqueiras.
Hoy asistimos a la presentación de “Brinca vai!” en un acto organizado en la Galería Sargadelos como cierre de la Campaña de Animación á Lectura 2014 del ayuntamiento de Compostela.Con una cuidada presentación se recogen 12 canciones en un libro disco ilustrado por David Pintor y los vídeos a cargo de Sr. Saguillo, que se acompaña de las personalísimas gafas y sombrero del autor con la intención de llenar el “mundo de Pacos”.
Todo el público allí presente, cantou, bailou e aturuxou con “Meu o mundo é” -ya casi convertido en un “himno escolar” homenaje a la lengua gallega, repitiendo incansablemente el estribillo:

En galego falo, en galego sinto,
en galego canto, sabes que non minto.
En galego todo podo facer…”
MEU O MUNDO É!

Disfrutar con las palabras

In ActualizArte on 27/05/2014 at 06:53

Queremos hacer dos recomendaciones para aquellas personas que disfrutan con las palabras, en ambos casos el autor es Jesús Marchamalo, de ellas se pueden extraer grandes ideas y mejores momentos.


Palabras”, ilustrado por MO Guitérrez Serna publicado por Kalandraka en 2013, recientemente distinguido con el 2º Premio Nacional a los Libros Mejor editados 2014.

Me gustan las palabras. Me gusta bajar por la mañana a comprarlas, y elegirlas una a una, como si fueran albaricoques maduros. Nunca se sabe qué palabras van a necesitarse a lo largo del día. Nunca se sabe cuáles sacar en la mochila, o llevar en la maleta, de viaje. Cuántos adjetivos -blanco, oloroso, fértil-, cuántos verbos y cómo conjugados: te quiero, conduzco, abriendo, he estado, supuse…Cuántos artículos indefinidos. Cuántas preposiciones. Ya digo que me gustan las palabras…

Paladearlas, palparlas, sentir su forma, su sonido e incluso su aroma. Las palabras nos abrazan y nos comunican. Esta reflexión poética y artística nos acerca a los secretos del lenguaje y a cómo lo perciben los grandes creadores literarios.

la-tienda-de-palabras-siruela-1999La tienda de palabras”, publicado en Siruela en 1999.
En el libro se cuenta la historia de Matías, un vendedor de curiosidades lingüísticas, a cuya tienda, una especie de extraña chamarilería de palabras, acude Carlos. Un profesor que en cada una de las visitas va descubriendo el poder de seducción y evocación de las palabras, pero también sus trampas y excepciones.

100 palabras para gastar de tanto usar

In AlfabetizArte on 27/05/2014 at 06:52

Nos gustan las listas, sirven para organizar, para recordar, para compilar …, así, de cada tema que tratamos, hacemos una lista con las palabras que más nos gustaron.

Ya dijimos en alguna ocasión que en nuestro contexto escolar el gallego no es la lengua predominante, y a aunque en la escuela todos los niños y niñas disfrutan con ella, en algunas casas es desconocida. De modo que decidimos hacer un libro con todas nuestras listas de palabras en gallego para así compartir con las familias.

Un libro abanico de 10X10, 10 páginas con 10 palabras en cada una: animales, mamíferos, peces, árboles, frutas, nombres de niño y de niña, herramientas, pájaros, flores y juegos.

100 palabras para gastar, para hablar, para contar, para emplear, para agasajar …, y para disfrutar con ellas.

Ver presentación.

100 palabras para gastar

Xiqui Xoque, fiu, fiú! de María Fumaça

In MusicArte on 27/05/2014 at 06:50

En rara ocasión reseñamos un libro infantil en Innovarte sin antes “probarlo” con nuestro alumnado, pero para nosotras la verdadera “prueba del algodón” es que pase la valoración de nuestro jurado particular e independiente: la de nuestros sobrinos/as. Casilda (10), Julia (4) y Manuel (2) siempre nos dicen lo que piensan, ellos no se ven en el deber de agradarnos, y con total sinceridad aplauden o rechazan un libro, siendo para nosotras fundamental contar con su opinión. Y por el momento casi nunca fallaron en cuanto al éxito que puede tener entre el público menudo.
Cuando el curso pasado las llevamos a la presentación y escucharon el CD María Fumaça, se hicieron fans devotas y divulgadoras del proyecto (para nosotras María Fumaça es una historia y el proyecto de vida de una familia). Cayeron rendidas ante los videoclips y diferentes ritmos de “Bailaches, Carolina?”, “Bananaphone”, “Que é o que ten a sopa do nené?”, “Alegría”, “Fun ao mercado”, “Tem pouca diferença”, y otras muchas. Y sobre todo, se enteraron de que María Fumaça es el regalo que le hace una familia especial a un niño especial, Ruí, que siempre está presente en todas las canciones.
Ahora recibieron con ilusión la segunda entrega, que lleva por título Xiqui Xoque, Fiú Fiú!, que en su prólogo nos recuerda el objetivo de hacer público este proyecto inicialmente íntimo y familiar-, en el que colaboran diversos músicos, artistas, niños, niñas, amigos y amigas de María Fumaça:

Fiuuuuú! Partimos de nuevo! He aquí otra vez la locomotora de la alegría con las máquinas de vapor preparadas para nuevas risas y aventuras. María Fumaça tiene el cumbustible necesario para atravesar valles y montañas: vuestro aliento. (…)
Si en esta nueva aventura, ademáis de divertirnos, nos mueve y conmueve hasta  hacernos capaces de imaginar un mundo sin barreras físicas y mentales, en el que las discapacidades sean unas de las muchas diferencias más que enriquecen nuestra vida y nuestro planeta, nos sentiremos afortunados y dichosos con la sensación grata de la misión cumplida. ¿Sabéis cuál es nuestro gran secreto? El mágico cuanto de Ruí.
Subir a María Fumaça supone sumar vuestra voz a la de Ruí. Queremos vuestro apoyo para conseguir la dignidad, los derechos y el bienestar de las personas con discapacidades, hasta lograr su integración en todos los aspectos de la vida.

Por todo ello, queremos recomendar este libro CD y aconsejar que se le cuente al alumnado qué es lo que hay detrás de las músicas y de los víedeos. Hay que hacerle saber por qué motivo algunas canciones se cantan con lengua de signos. Tienen que saber que, a pesar de las diferencias, Ruí también puede cantar