Nuestra aportación a la educación infantil

Archivo del autor

Vivir las matemáticas

In ReflexionArte on 07/11/2017 at 08:36

IMG_7041

Asisto con estupor al desembarco de las dos “metodologías innovadoras” de moda – ni son metodologías ni innovadoras-, que ahora dan título y contenido a un sinfín de actividades formativas, cursos, charlas y grupos de trabajo: las matemáticas ABN y la robótica en infantil. Aunque ya hace un tiempo que vengo escuchando cantos de sirena de esos dos fenómenos emergentes, hasta ahora no quise dedicarle tiempo pues pensé que serían tan efímeros como otros predecesores, pero al parecer la cosa va a más y quizás hace falta poner el foco sobre ellos. En ambos casos la justificación que se hace de su llegada a la educación infantil es la aportación que suponen al conocimiento matemático de los más pequeños, sumado a que como se desarrolla tan “exitosamente” en niveles superiores, es bueno entrenarse en ellos ya desde el momento de la entrada en la escuela.

Me cuentan en una papelería que ahora en el lote de material que se le pide a los niños de entre 3-6 años no pueden faltar una caja de palillos y un cuaderno de matemáticas, así como en la dotación de aula unos robots que incluso tienen cabida en las bibliotecas escolares…, vivir para ver, ¡así nos va con las matemáticas y con la lectura!  Responsabilizo de esto a la formación del profesorado, a quien es capaz de justificar un sinsentido en base al currículo, y también a quien calla y otorga, dejando hacer “innovaciones” de ese calibre, quizás seducidos por las estrategias de marketing con las que se adornan.

Ayer vi a un pequeño dando saltitos y pensé que era uno de esos entretenimientos de cualquier niño de su edad, lo que me sorprendió fue que al preguntarle qué hacía me dijo que estaba sumando, que ya sabía sumar porque las sumas se hacían  saltando. Podría pensar que era una de esas confusiones que a veces tienen los críos, pero como ya me había introducido en el divertido mundo del “algoritmo” enseguida deduje que en su escuela seguirían el método y trabajarían con la “recta numérica”, como pomposamente gustan llamar a una alfombrilla que dota a los pequeños de toda la sabiduría matemática junto con montones de tuppers llenos de tapones y de atados de decenas de palillos.

Como estoy muy desconectada de las innovaciones educativas, primero quise informarme sobre la justificación didáctica y pedagógica de estas modas, tras lo cual, fui a la biblioteca para desintoxicarme y eché mano de mis referentes en el campo de las matemáticas, de cada uno de los cuales dejo aquí una pequeña cita:

El niño reinventa la aritmétrica, de Constance Kamii publicado en Visor de libros en 1986.

“La tercera razón reside en que los procedimientos que los niños inventan surgen de lo más profundo de su intuición y de su manera natural de pensar. Si favorecemos que ejerciten su forma genuina de pensar, en lugar de exigirles que memoricen reglas que para ellos carecen de sentido, desarrollarán una base cognitiva más sólida y una mayor seguridad. Los niños que se sienten seguros aprenden más a largo plazo que aquellos que han sido instruidos de un modo que les hace dudar de sus propios razonamientos.”

Repensar el aprendizaje de las matemáticas. Matemáticas para convivir`comprendiendo el mundo, de Carlos Gallego Lázaro en Graó, 2005

“Las experiencias matemáticas son adecuadas cuando convierten los procesos de aprender en procesos sociales de elaboración, de descubrimiento o de invención sobre situaciones reales que estén reguladas por continuas evaluaciones del progreso.”

Vivir las matemáticas, de María Antonia Canals publicado en Octaedro-Rosa Sensat en 2001.

“Podemos afirmar que en todas las experiencias de la vida de los niños se hallan presentes los elementos necesarios para hacer matemáticas, mejor dicho, los elementos capaces de desencadenar esta acción. Estos elementos se refieren siempre a los aspectos siguientes: cantidades de elementos y acciones entre ellos, formas y posición de los objetos y magnitudes físicas mensurables. También en todas las experiencias vividas hay aspectos de organización y de estructura lógicas. Todo esto es lo que hace que podamos afirmar que en toda experiencia vivida hay potencialmente una actividad matemática. (…)

En definitiva, para que la actividad de una persona pueda denominarse como propiamente matemática es necesario que la experiencia haya implicado y puesto en funcionamiento su pensamiento lógico.

A continuación volví a leer el currículo de educación infantil,

Bloque 1. Medio físico: elementos, relaciones y medida. Este bloque recoge los contenidos que potencian el desarrollo del pensamiento lógico-matemático a través de los cuales la niña y el niño intentan interpretar y comprender el mundo, favoreciendo las nociones de tiempo, espacio, causalidade, cuantificación y la resolución de problemas que se presentan en su vida cotidiana. Así, para conocer y comprender cómo funciona la realidad, la niña y el niño indagan sobre el comportamiento y las propiedades de objetos y materias presentes en su contorno: actuando y estableciendo relaciones con los elementos de en medio físico, explorando e identificando los dichos elementos, reconociendo las sensaciones que producen, anticipándose a los efectos de sus acciones sobre ellos, detectando semejanzas y diferencias, comparando, ordenando, cuantificando, pasando así de la manipulación a la representación, origen de las incipientes habilidades lógico-matemáticas. (pp 53-54)

¡No tienen cabida!

Bien es cierto que quien quiera justificar ese tipo de matemáticas que estamos analizando, probablemente también encontrará argumentos a favor en lo anteriormente expuesto, aunque todos nosotros sabemos que no es lo mismo. Lo que sucede es que como vivimos en un mundo visual, a la gente le resulta más fácil ver un vídeo en youtube que leer un libro, así quedamos perplejos viendo maestras que en lugar de hacer fichas en el papel, las hacen en el suelo igual de repetitivas, aburridas y desconectadas de la realidad. Como somos tan modernos y queremos empatar con los niños, atribuimos a un robot la capacidad de enseñarle a los niños cooperación, lenguaje, lateralidad y direccionalidad , cuando eso, los profesionales de la educación infantil sabemos de sobra que sólo se puede hacer a partir del propio cuerpo, no del cuerpo de un aparatejo.

Con la de oportunidades que nos brinda la vida cotidiana para introducir el lenguaje e iniciarnos en los procesos lógico matemáticos, desafortunadamente, una vez más, nos dio por seguir métodos estandarizados.

 

Anuncios

Celebrando los cumpleaños con el arte: pintar un cuadro sin pintura

In CativArte on 26/09/2017 at 00:47

IMG_5930

En los dos cursos anteriores introducimos una variación en cuanto al modo de celebrar los cumpleaños en el aula tratando de huir del consumismo que impera en estas ocasiones. En un caso pintaban un lienzo empleando sus dos colores preferidos y, el año pasado seleccionábamos una noticia del periódico del día en el que cumplían cinco años al tiempo que rescatábamos otra noticia relacionada con algo que había sucedido el día que nacieron. Además, con la colaboración de las familias, preparaban un montaje en el que quedaban patentes sus gustos, aficiones y preferencias como un modo de singularizarse en el grupo.

Ahora, andábamos dándole vueltas para continuar en la misma linea en la que sintiéndose especiales y protagonistas elaboran una obra que les haga recordar ese día único. La idea surge de la unión del juego de los lápices primos y fruto de una visita que nosotras hicimos a la exposición “Flor Novoneyra” de Antón Lamazares en el Museo de a Cidade da Cultura.

flornovoneyra_web_cabe

Flor Novoneyra está formada por más de cien piezas inéditas realizadas por Lamazares en los dos últimos años entre Berlín y Madrid, en las que el autor fusiona su pintura con una selección de versos de Uxío Novoneyra traducidos al Alfabeto Delfín, un código inspirado en el abecedario occidental creado por Lamazares en homenaje a su padre y utilizado en todas las facetas de su vida y obra desde el año 2012.

En nuestra versión, cada niño/a “pintará” un cuadro sin usar la pintura. Para ello emplearemos unos soportes de cartón sobre el que perforarán dibujos, textos, mensajes, nombres y todo aquello que ellos quieran plasmar.

Se completará con la colaboración de las familias ayudándolos a escribir su nombre en soportes no convencionales con materiales no convencionales para la escritura.

Este fue el primer intento que ya dio el pistoletazo de salida para poner la imaginación en acción. Iremos dando cuenta de los resultados.

Dice Antón Lamazares que él se considera un poeta que pretende hacer poesía pintando, sembrando en un soporte humilde como la tierra, el cartón. Nosotros también lo intentaremos.

Mensajes secretos y tintas invisibles

In AlfabetizArte on 25/09/2017 at 23:24

IMG_5903

Como respuesta a nuestra petición de ideas para escribir con lápices primos, una familia nos envió un mensaje escrito con tinta invisible y desde entonces iniciamos un juego que nos llevó a la búsqueda de sistemas de escritura para secretos.

Cada día vamos experimentando con uno diferente.

Con zumo de limón que luego necesita del calor para poder leerlo.

IMG_5923

Presionando fuerte sobre un papel doble para luego descubrirlo sombreando con un lápiz.

Con cera que luego requiere de una capa de acuarela.

IMG_5944

Con bicarbonato o con leche para luego aplicarle calor.

IMG_5894

Con todo esto no pretendemos más que conocer formas de escritura y despertar el deseo de escribir por puro placer.

 

Los lápices primos

In AlfabetizArte, ContArte on 25/09/2017 at 22:51

IMG_5902

Desde que conocimos el libro “Lápices primos” teníamos ganas de sacarle provecho.

Los lápices no lo saben.
No saben que tienen primos
y que un día descubrimos
su parentesco, que son
nietos todos de la Tiza
y del abuelo Tizón.

Ya sabemos que para escribir podemos utilizar lápices, bolígrafos, plumas, rotuladores, tizas… pero, ¿qué pasaría si probásemos a hacerlo con los primos de los lápices?, quiénes son?

Ahora con el comienzo del nuevo curso con el grupo de cinco años, tras la lectura del libro pusimos la imaginación a funcionar para descubrir con qué podíamos escribir sin emplear lápices, ceras, pinturas, acuarelas, rotuladores ni otros materiales convencionales. Incluso pedimos la colaboración de las familias, que como siempre nos sorprendieron con su ingenio.

Tras dos semanas, aún raro es el día que no aparecen con una nueva ocurrencia; tenemos la seguridad de que este juego se quedará ahí por mucho tiempo.

 

Proyectos InnovArte curso 17_18

In InformArte on 06/09/2017 at 00:00

Iniciamos este curso con proyectos que nos ilusionan tras un año dedicadas casi por completo a “Los hilos de infantil”. Dejamos un pequeño avance que iremos ampliando a medida que vayamos concretando.

Presentaciones del libro

Ahora, ya con las tres ediciones en la mano, comenzaremos una ronda de presentaciones por las distintas Facultades de Educación de Galicia; acordamos con la editorial Galaxia que eses serían los espacios idóneos para dar a conocer un libro que habla de la escuela infantil. Aún estamos fijando fechas, pero ya hemos confirmado en A Coruña, Lugo, Orense, Pontevedra y Santiago. Aprovecharemos además para realizar unas charlas formativas con el alumnado del Practicum.

Visitas de estudio a escuelas

Hacía ya unos años que no visitábamos escuelas en el extranjero y tras las recomendaciones de nuestra amiga Carmen García, volvemos a nuestras giras pedagógicas con los Nidos y escuelas de la Bassa ReggianaIride y Arcobaleno en Guastalla, Zenit en Boretto y La Ginestra en Poviglio- en Italia (6-10 de diciembre), así como a los Jardins de Infância de las Escuelas Josefa de Óbidos en Portugal (mayo). Como en otras ocasiones formaremos un grupo con compañeras interesadas en aprender de lo bueno que hacen en esos lugares. Dejamos una somera información con enlaces a sus webs y a documentos elaborados por grupos de estudio.

Tendiendo puentes con Brasil

Desde hace ya dos años tenemos pendiente una visita a Sao Paulo con el Grupo Pedagogía Subjetividade que dirixe Tais Romero. Finalmente, será en el mes de febrero coincidiendo con la presentación de “Los hilos de infantil” en brasileiro. Como se pode suponer es algo que nos llena de satisfacción por la toma de contacto con este grupo integrado también por Alejandra Dubovik y Alejandra Cippitelli del maravilloso Jardin Fabulinus de Bos Aires de inspiración reggiana. Esperamos que pronto podamos visitarlas también a ellas pues son un referente de innovación y de educación respetuosa con la infancia.

Renaturalizando la educación infantil

Hace ya algún tiempo que andamos pensando en cómo volver la naturaleza a las aulas de infantil o en cómo llevar las aulas a la naturaleza. Así el curso pasado tomamos contacto y visitamos iniciativas como las escuelas bosque Amadahi en Dexo y Foresta Espacio de aprendizaje Activo en Vincios, o descubrimos a grupos como Alados-Bosquinenos que promueven una educación en el medio natural como alternativa a otras actividades fuera del horario escolar. También vamos conociendo muchos centros que están llenando de tierra y de verde sus patios escolares. Ojalá prosperen muchas más, mientras tanto iremos aprendiendo de ellos.

Lógicamente, la escuela será el grueso de nuestro trabajo, ya iremos contando lo que realizamos con un grupo de cinco años y de cómo abrimos nuestras experiencias a la comunidad.

Esperamos continuar un año más con el blog, y van ocho, pero aún queda mucho por contar.

Buen inicio de curso para todas las personas que nos seguís y nos dais ánimo para continuar.

 

Presentación de “Os fíos de infantil”

In ActualizArte, EmocionArte on 05/09/2017 at 09:51

5403aef97d3c8a7bba4bc9d60e0ca6de(1)

El 29 de junio en el Museo Pedagógico de Galicia tuvo lugar a presentación oficial de la edición en gallego de nuestro libro “Os fíos de infantil. Innovarte Educación Infantil”, a cargo del Consejero de Cultura, Educación y O.U, Román Rodríguez y del Director General de la editorial Galaxia, Francisco Castro, acompañadas también por el Director General de Centros y Recursos Humanos, José Manuel Pinal.

IMG_5197

Cuando por fin vio la luz un proyecto tan mimado desde lejos fue la culminación de un trabajo que nos supuso la dedicación de muchas horas, momentos de ansiedad y de preocupación desde el día en que nos pusimos a escribirlo, hasta que, tras ganar el premio Marta Mata empezamos con la maquetación, con las imágenes y con las revisiones de las ediciones catalana (ya publicado en marzo), gallega (en junio) y castellano (en septiembre).

IMG_2839

En cualquier caso, este fue para nosotras un día de felicidad profesional y personal, viendo a nuestro lado a familia y a tantas amistades y compañeros en el mundo de la educación.

Las palabras del consejero vinieron a redundar en lo ya manifestado en el prólogo institucional con el que se acompaña la edición gallega; con una idea que nos llena de orgullo que no es otra que el reconocimiento a la labor que se desarrolla en las aulas y a la proyección exterior de esa práctica. Nosotras siempre manifestamos que la intención que teníamos cuando abrimos Innovarte Educación Infantil no era otra que la de suscitar una reflexión sobre la atención que se le dispensa a la infancia. Habrá quien  comparta lo que decimos, habrá quien no, ahora bien, damos ocasión para poner el punto de mira en cuestiones que muchas veces se hacen de manera rutinaria.

Con todo, ese acto quisimos reservarlo sólo para manifestar nuestro agradecemiento y así lo hicimos a través de estas palabras que entre las dos dirigimos a los asistentes.

Señor consejero, director general, director general de Galaxia, asistentes, buenos días a todos.

Lo habitual en estas ocasiones es hablar del libro que vamos a presentar, pero nosotras dejamos esa parte porque como no tiene mucha intriga no queremos destripalo, así, no os queda más remedio que comprarlo y leerlo. Y aquí, todo cuanto haremos es dar las gracias por ayudarnos a elaborar una manta. En efecto, decimos en “Los hilos de infantil” que con cada promoción de alumnado nosotras vamos tejiendo una manta con la que arroparlos para su vida futura; esa manta lleva unos hilos que son una constante en nuestra práctica, pero casi todos ellos dependen más de los que aquí estáis que de nosotras mismas.

Como mi hermana Isabel y  yo trabajamos a cuatro manos, así será como os lo iremos contando.

Veréis.

Hay un hilo institucional…, la Consejería de Educación que siempre nos apoyó en todo cuanto hicimos. Muestra de ello es que hoy estemos aquí con la edición en gallego financiada por la consejería. Consejero, queremos darle especialmente las gracias por su acogida, por el cariño y por el respeto a nuestro trabajo. Debo confesar que cuándo leí el prólogo con el que presenta el libro me eché a llorar (será cosa de la edad que una se va haciendo más floja…), porque decir de nosotras que somos buenas y generosas…, a pocas más menciones y títulos puede aspirar un gallego o una gallega. Y decir que la escuela que nosotras mostramos es la escuela que quiere la consejería, viene a ser la culminación de nuestro trabajo. Gracias Román, por tan generosas consideraciones.

No debemos olvidarnos de otro miembro de su equipo que desde hace muchos años mira por nosotras, el Director general de Recursos Humanos y Centros, José Manuel Pinal. Gracias a los dos por ayudarnos a ver publicado el libro en nuestra lengua materna. La consejería bien sabe que la escuela no se cambia a golpe de leyes, se cambia con las creencias y buen hacer del profesorado, así que, apoyando las prácticas, mostrando ejemplos y destacando el trabajo de los docentes tal vez será como mudará la educación.

Por otra parte, y en ese hilo institucional también metemos las corporaciones locales. A día de hoy, casi tiene tanto peso a educación formal como la no formal, la que en gran medida depende de los ayuntamientos, por ello es determinante que las actividades educativas que se proponen fuera del horario escolar sigan unos criterios acertados. Nuestro ayuntamiento, Ames, independientemente de su color político, siempre mostró una gran sensibilidad hacia lo educativo, así nos ha apoyado en gran número de propuestas presumiendo además del trabajo de las escuelas de la localidad.

A continuación pasamos al hilo editorial.

Tenemos que decir que en el mes de noviembre, el día que supimos que habíamos resultado premiadas con el Marta Mata, era ya al anochecer cuando asistíamos a la presentación de un libro en la que estaba Víctor F. Freixanes, en aquel momento aún director general de Galaxia. Cuando le dijimos que acabábamos de ganar el premio y que nos lo publicarían en catalán y en castellano. Él lo primero que nos dijo fue: “hablad con los catalanes para traducir el libro al gallego”. “Obedientes” como somos, así lo hicimos, y tras la marcha de Víctor, Francisco Castro, amigo también, asumió el compromiso con todo el cariño junto con Malores Villanueva, nuestra editora (qué gusto decir esto..). Ver nuestro trabajo en editoriales como Rosa Sensat y Octaedro nos llena de satisfacción ahora bien, verlo publicado en la editora buque insignia de la cultura gallega, no os podéis imaginar lo que nos supone. Mil gracias también.

A día de hoy, las editoras tienen un papel fundamental en las tendencias educativas. Que se decida publicar un libro u otro va más allá de cuestiones económicas o modas, se trata de una responsabilidad, porque en sus páginas se esconden concepciones sobre la escuela, sobre la infancia y sobre la enseñanza. Apostar por un libro es también una forma de compromiso con la educación. Llevamos con orgullo que estas tres editoras con las que  sale “Los hilos de infantil” (Rosa Sensat, Octaedro y Galaxia) tienen demostrada solvencia, criterio y prestigio educativo.

Además, las tres ediciones van acompañadas de los prólogos que nos hicieron dos pesos pesados en la educación infantil: Carmen Díez Navarro y Beatriz Trueba, faros que alumbran el camino profesional de tantas maestras, entre ellas nosotras, que siempre las admiramos y seguimos en sus trayectorias profesionales. Cuando nos preguntaron quién nos gustaría que nos prologara, dijimos que teníamos el corazón “partío”, y en Rosa Sensat nos sugirieron que se lo pidiésemos a las dos; así lo hicimos y aceptaron. Que una nos llame “abejas tejedoras” y otra “maestras abanico”, serán también de esos títulos que nos queden grabados para siempre por conseguir esa consideración de ellas. Mil gracias a las dos por su generosidad y alegría.

Pero además, para que esto haya salido a la luz, tuvo que contar con el concurso de muchas más personas.

Detrás de los trabajos hay una familia. Para la nuestra, InnovArte es un miembro más en la mesa de almorzar. Desde hace siete años, nos da motivos para debatir cada quien desde su lugar en el sistema educativo: como docentes, como alumnos, como padres… algo que definitivamente enriquece nuestra mirada. Pero antes de todo eso, nuestros padres, Manolo y Lina, a quienes dedicamos el libro, trabajaron sin descanso para invertir en nuestra educación ya que pensaban que era el mejor legado que nos podían dejar. Nuestra madre, aun a día de hoy nos recuerda nuestra responsabilidad para que en la escuela no se noten las diferencias debidas al origen social, situación económica o singularidad de las familias del alumnado, tal y como ella vivió en una de esas escuelas de ferrado de las que guarda memoria este museo. Nuestra tía Victoria, quien con su prodigiosa fantasía llenó nuestra infancia con cuentos de boca, haciendo que nosotros deseemos cautivar a los pequeños con historias tal y como ella hizo con nosotros. Nuestro hermano Manolo, quien con su resolución, paciencia, bondad y generosidad, soluciona todos los problemas logísticos de nuestros montajes más espectaculares. Mi hija y nuestros sobrinos, banco de pruebas de libros, de inventos y de juegos, que con sinceridad desarmante nos dicen de inmediato lo que les gusta o no sin andarnos con paños calientes. Nuestra prima Sandra que siempre nos llega con primicias editoriales que sólo ella encuentra, y nuestra tía Mary que es capaz de buscarnos un adorno en el cuerno más lejano de la luna.

InnovArte, este libro y nuestro trabajo escolar, es un asunto de familia, pero no sólo de la nuestra, sino también de las de nuestro alumnado. Se habla mucho de la participación de los padres en la escuela de los pequeños, pero en muchos casos queda reducida a trabajos gruesos. Nosotras entendemos la educación como una corresponsabilidad, una responsabilidad compartida sabiendo los unos de los otros. Llevamos a gala que hoy estén aquí con nosotras, padres y madres de nuestros chiquillos, algunos ya jóvenes, y tenemos la sospecha de que no lo debimos hacer muy mal pues tenemos una elevada tasa de ex alumnos que cursan Magisterio (no nos atribuimos todo el mérito pero una maestra de infantil marca mucho…). Nunca se dimensiona debidamente el impacto que puede tener un docente en la vida de un niño y en las expectativas que la familia deposita en su educación. Mil gracias a ellas por confiar en dos maestras no convencionales.

También tenemos presente el hilo de la Universidad, con quien mantenemos contacto continuo lejos de las tirapujas habituales entre la teoría y la práctica. Gracias a profesores que integran nuestra mirada y nos enriquecen con la suya avanzando por una escuela de más calidad. Personas como Lina, Lois, Zabalza, Javier Rouco, Vicente y Salvador, Uxío, Antón Costa y otros muchos que no entienden de diferencias de categorías de profesorado según los niveles en los que trabajan.

Y tenemos también ya en el hilo de la profesión, compañeras que nos ven en directo, sin filtros, aquellas que incluso nos vieron en alguna ocasión echando un grito, las que nos dejan salir un rato para tomar aire y contención: Luz y Begoña, y otras como Ana maestra novel que, con su juventud y energía, nos devolvieron la mirada fresca sobre la escuela. Porque enseñar la cara buena de lo que hacemos no nos convierte en perfectas, ni lo pretendemos. En InnovArte también hemos hablado de nuestros fracasos, de las decepciones y de las contrariedades, porque de las teclas blancas y negras es de donde salen grandes melodías.

¿Y cómo olvidarnos del hilo de las amistades? Somos lo que somos gracias a lo que nos dan los amigos y amigas. Se habla mucho de la formación del profesorado, pero casi nunca se menciona la incidencia que las relaciones pueden tener en el desempeño profesional. Ahora dicen que los cazatalentos de las grandes multinacionales no miran tanto los títulos que pueda tener un aspirante como sus vivencias, sus relaciones y su apertura social. Nosotros somos ricas en amistades y la más, todas ellas están comprometidas con InnovArte.

Malós y Víctor que desde que recalaron en O Cabo nos hicieron creer que somos mejores de lo que en realidad somos (lo sabemos pero los gustan creerlo) y Malós que de cada viaje, de cada feria del libro, de cada librería nos obsequia con un tesoro para InnovArte.  Marisé y Victoria de las que tanto compromiso social aprendimos en cada uno de sus pequeños gestos. Mercedes que entre libros, poemas y  carcajadas nos dio tantos motivos para reflexionar. Luisa y Moncho con los que en las sobremesas montamos pseudoclaustros a pesar de todas las promesas hechas a mi marido de no tocar temas educativos. Fina Casalderrey con su sencillez y hondo calado y Mariano con su pragmatismo e ironía. Antía Cual con su activismo educativo. Xosé Antonio con sus traducciones y búsqueda de la palabra exacta en gallego. O Xabier Sanisidro con su entusiasmo desbordante…

Y luego están las personas que gracias a solicitar su colaboración para actividades de aula, acaban por convertirse en amistades. Son tantas las que nos dieron lo mejor de sí…: Leandro Lamas sus cuentos pintados. Gonzalo su bosque y el Xardín do Recordo. El escultor Ramón Conde la maestría de sus manos. María Solar con sus pies perfectos. La poetisa Rosalía Morlán sus lunas y estrellas. Palmira do Sardiñeiro sus barquitas de papel. Dolores Tembrás su petirrojo Roque…

Sería imposible mencionar aquí todas las personas que de una manera u otra nos agasajaron con su saber para disfrute de los pequeños. Cuando decimos que la escuela tiene que ser abierta a los saberes, no es tan sólo a aquellos que se ajustan a nuestros parámetros académicos, es a todos en general, porque siendo receptivos es cómo les enseñaremos a los niños a ser y a estar en el mundo.

Al igual que en el libro, aquí no queríamos más que mostrar nuestro agradecimiento por lo que la vida y la  buena gente nos brinda, y eso, amigas y amigos, es uno de los hilos fundamentales de nuestro trabajo, porque de nada o poco valen los circunloquios y los conocimientos sofisticados si en la escuela no enseñamos a los niños a ser personas que disfrutan con lo sencillo, a descubrir cada día un trocito de mundo, a desear la experiencia y el saber de los otros.

Esperamos que vosotros disfrutéis con el libro al igual que nosotras lo hicimos mientras vivíamos cada una de esas experiencias.

Muchas gracias por ayudarnos a tejer esta manta de la vida.

Mil grazas a todas las personas que nos acompañaron con su presencia o con su afecto y respeto profesional aún desde la distancia.

21430100_1134401266693854_5971432175077891806_n

Ahora felices de ver el libro en los escaparates de las librerías, en reseñas en publicaciones especializadas y de escuchar las opiniones de las personas que dedicaron parte de su tiempo a leerlo.

 

Educación y compromiso cívico en O Xardín do Recordo

In CativArte, EmocionArte, FamiliarizArte on 17/06/2017 at 19:16

 

Las personas que nos siguen saben de nuestro empeño en conectar la realidad educativa y la realidad social con experiencias que favorezcan la educación en los derechos humanos y la aplicación de estos conocimientos en la vida, siguiendo, entre otros, los mandatos de la UNESCO para la educación en el Desarrollo Sostenible que instan a la configuración de nuevas metodologías en las que los conocimientos académicos, las competencias cognitivas y las claves para el ejercicio de una ciudadanía activa estén íntimamente imbricadas. Así, siempre intentamos proporcionar vivencias a nuestro alumnado  en las que participe la comunidad y que al fin reviertan sobre ella ayudando a mejorarla. Conviene recordar que hicimos nuestro el lema de Eduardo Galeano: cosas pequeñas de gente pequeña en lugares pequeños que pueden cambiar el mundo.

Desde el comienzo de este curso iniciamos una relación de colaboración con el proyecto del Xardín do Recordo en el Pazo do Faramello, un jardín público memorial a la tragedia de Angrois del 2013. Habíamos estrenado allí el otoño contribuyendo con la plantación de un ejemplar de cercis canadensis (árbol elegido por la Escuela de Paisajismo Juana de Vega para simbolizar cada una de las 81 víctimas del accidente de Angrois); asistimos a la caída de las hojas de los árboles del amor, nos emocionamos con su floración en primavera y con la llegada de su follaje con forma de corazón; celebramos cada nueva incorporación de árboles gracias a las visitas de otros centros educativos y lo fuimos viendo crecer poco a poco. Con tal motivo, ahora, quisimos cerrar este curso en el mismo lugar pero con toda nuestra comunidad a la que habíamos ido haciendo partícipe de nuestras aportaciones.

Huelga decir que no somos partidarias de las celebraciones de cierre de curso que tanto se estilan como festivales y macrofiestas en las que el consumismo, la falta de calma y de reflexión son el denominador común. Por ello, nuestra alternativa tenía que ser más serena, sin esas divisiones entre escuela y comunidad en la línea de actores o espectadores y, al tiempo, generadora de compromiso ciudadano. Una merienda con las familias en una placentera tarde en el lugar del que tanto nos oyeron hablar, haciéndolos también parte  del proyecto del Xardín do Recordo fue nuestra opción.

El pasado 15 de junio nos citamos todos los grupos de 5º de EI en el jardín con la consigna de que cada quién tenía que aportar lo mejor de sí para contribuir al bienestar de todos: meriendas, dulces, refrescos, cantos y música, cometas, juegos y enredos, conversaciones y miradas cómplices sobre lo que nos une a todos, las niñas y niños.

Pero la comunidad somos más que docentes, alumnado y familias, es la sociedad en general y el entorno social en concreto, así fuimos muchas más las personas que colaboramos para hacer de esta tarde un recuerdo especial de la vida en educación infantil.

Cuando contamos algunas de nuestras experiencias, suelen sorprender las colaboraciones que logramos a lo que respondemos que por lo general la gente se brinda gustosamente con todo lo que tenga que ver con la educación de los pequeños, siempre y cuando se le pida que muestren aquello que mejor saben hacer, aquello que les gustaría transmitir a la infancia. No puede haber imposiciones sino apertura; si de verdad abrimos la escuela a los ciudadanos llevaremos grandes sorpresas.

En este caso, el ilustrador Leandro Lamas, tan conocido por su creatividad como por su generosidad y compromiso con otros modos de vida más respetuosos, quiso realizar una ilustración imagen del Jardín del Recuerdo.  Trasladarla a un cartel para estar a la vista de los visitantes fue también gentileza de la empresa local Rótulos Axeitos, asiduo colaborador en nuestras experiencias.

DSCN5057

No faltó la vertiente artística con la magnífica intervención del escultor Marcos Mariño, un creador que, a lo largo de la tarde y a la vista de todos, con sus motosierras fue dando forma a un tronco de un árbol derribado por los temporales del pasado invierno hasta transformarlo en una alegoría del Xardín do Recordo en la que no faltan los símbolos inconfundibles del Pazo do Faramello, el Sol y la Luna.

Mención especial merece también la compaña de la fotógrafa Elena Cerviño que cada día nos agasaja en las redes con sus miradas sensibles, especialmente las referidas al Xardín do Recordo. Así gracias a ella vamos sabiendo incluso de los cambios que le pasan desapercibidos a la mayor parte de los visitantes.

Nuestra contribución en nuestra línea, poemas y letras, para que quien visite el jardín sepa los nombres en gallego de las especies arbóreas que lo integran y puedan deleitarse con la lectura de poemas de escritores de la tierra que le hablan a los ríos, al viento y a los bosques.

Y también un consejo para camiñantes, visitantes y peregrinos sobre cómo pasear por la legendaria senda de la Traslatio Xacobea y Camino Portugués que discurre paralelo al Xardín do Recordo: los veinte puntos del “Manual del buen paseante” de Raimon Juventeny publicado en Faktoría K de libros trasladados a lajas de pizarra para que a cada paso vayan impregnándose del espíritu de los buenos paseantes.

Como no podía ser de otro modo, todo nuestro agradecimiento al artífice del XdR, Gonzalo, quien con su generosidad,  compromiso con la memoria, con la educación y con el futuro nos acoge siempre con un regalo, en este caso con un ejemplar de cotinus más conocido como árbol de las pelucas, que también fue plantado con la ayuda de todas las manos, aportando nuestro grano de tierra a este proyecto nacido por su iniciativa pero que ahora precisa de que todos arrimemos el hombro.

DSCN5004

Gracias a todos por hacer de esta tarde un recuerdo especial en un lugar muy especial.

DSCN4956 - copia

Llevo en el bolsillo…

In AlfabetizArte on 23/05/2017 at 14:27

img_3394.jpg

img_3355.jpg

Nuestra intervención plástico-poética para el tendal de los poemas se hizo sobre la poesía “O meu peto” de Ana Mª Fernández, recogido en el libro Versos da tarde laranxa (2016) publicado en Galaxia.

IMG_3454

La condición para la antología poética de los tendales era que hiciesen referencia a la naturaleza, al agua, a los caminos…, y en este caso se cumplía, y el soporte no podía ser otro que una bata de maestra llena de bolsillos.

Aquí se puede ver el resultado y el proceso de elaboración, ahora ya colgada en el tendal.

Poemas en el tendal

In AlfabetizArte on 23/05/2017 at 09:01

IMG_3370

Promovido por el Servicio de Dinamización Lingüística de Ames, en estos días se pueden ver por el ayuntamiento tendales con poemas escritos en gallego. Desde hace unos años, con motivo del mes de las Letras Gallegas todos los centros educativos colaboran en alguna intervención conjunta que sirva para poner la poesía al alcance de toda la ciudadanía, así en otras ediciones se sembraron poemas por los pueblo y aldeas.

En esta ocasión, en esta tierra de ríos (Tambre y Sar) y caminos (el Camino de Santiago y el de Finisterre), se quisieron aprovechar los paseos fluviales, fuentes y lavaderos para tender poemas al modo en el que ya se hacía desde el medievo en España y Portugal, con la llamada literatura de cordel.

Ayer, primer día de esa acción poética, había gran expectación alrededor de los tendales, familias acompañando a sus hijos y hijas para ver la pieza de ropa que habían tendido por cada unidad de los centros educativos de Ames. Allí permanecerán hasta finales del mes de junio, permitiendo que quien quiera pueda deleitarse con la lectura y con las realizaciones plásticas de los niños y niñas.

Nuestras felicitaciones, iniciativas como “Entre ríos y caminos, poemas en el tendal” colocan la cultura al alcance de todo el mundo y muestran una parte de lo que desde las escuelas se hace por ella.

Fotografías del Paseo fluvial de Bertamiráns con los poemas del CEIP A Maía y CEIP Agro do Muíño.

img_3389.jpgdefault

Tendales en O Milladoiro de la EEI Milladoiro, despertando la curiosidad de los peregrinos en su última etapa del Camino a Santiago de Compostela.

 

Temporada de guisantes

In EncienciArte on 19/05/2017 at 13:40

IMG_3234

Solemos decir que para vincular a los pequeños con la realidad no hay nada mejor que abrir las puertas de la escuela a todo lo que la sociedad y el entorno nos brindan; eso sí, con la única condición de que suelten las consabidas fichas. Tocar, palpar, oler, escuchar, observar…, son los pasos previos que darán lugar a un sinfín de actividades que cualquiera puede circunscribir a los objetivos y contenidos de la etapa.

La primavera con sus frutos siempre nos da un montón de ocasiones de aprender, muestra de ello es lo que nos sucedió cuando una madre nos dijo que a su hijo lo que más le gustaba esta temporada era desgranar guisantes, algo que quería compartir con sus compañeros y compañeras.

Llegó con una bolsa llena de guisantes y ya nos mostró cómo diferenciar los que estaban llenos de los que aún eran pequeños; él lo hacía tanto por el tacto como por su crujir al apretarlos. Medir, comparar, contar, pesar, hacer estimaciones, observar como es cada grano, saborear lo dulces que son los más tiernos, saber de como nacen de la semilla que es lo mismo que se come, de sus variedades e incluso de canciones populares, alimentación, preparaciones todo esto fue lo que los guisantes nos brindaron.

Ver fotografías.

Retamos a quien sea a que nos demuestre que con una ficha o con una aplicación informática se puede hacer lo mismo. Lo más sencillo siempre da más juego educativo que cualquier sofisticado material didáctico.

Queremos insistir en ello, ahora que todas las editoriales están presentando al profesorado sus ingentes lotes de fichas para infantil, tanto para 3-6 como para 0-3, algo que nos tiene absolutamente perplejas; ¡niños y niñas que aún toman biberón y ya tienen material estandarizado para ir a la escuela! Pero de qué valen tantos cursos, tantas publicaciones, tantas experiencias respetuosas con sus intereses y con su neurobiología. ¡Esto es inaudito! ¿Dónde dejamos la cabeza las personas que nos dedicamos a la educación de la infancia?

Música de concierto: “Seres fantásticos”, “El agua”, “Las aves”

In MusicArte on 19/05/2017 at 10:39

Tenemos tendencia a recurrir siempre a los mismos fragmentos de música clásica, por ello agradecimos tanto el haber descubierto estos tres libros de la editorial Océano travesía. En cada uno de ellos una selección de 20 escogidas piezas recogidas en un CD que acompaña a unos magníficos libros, en los que se da una información tanto sobre el autor como sobre la obra así como de los aspectos a atender en ese corte gracias a una guía de audio. Se complementa con las sugestivas ilustraciones de Claudia Legnazzi. El libro contiene al final un glosario de términos musicales, una lista con los créditos de los audios y un cuadro cronológico de los compositores y períodos musicales que se recorren en el libro. Tres libro-disco singulares, ricos y necesarios.

Introducción a la música de concierto: Seres fantásticos

Desde los tiempos más remotos, gnomos, hadas, brujas, duendes, elfos y otros personajes fantásticos han provocado admiración, temor o simpatía, tanto en niños como adultos, y nos han ayudado a explicar los misterios insondables de nuestra existencia. Sus presencias y poderes sobrenaturales han inspirado también a músicos de todas las tradiciones. Este libro ilustrado con CD recoge una muestra de esas creaciones.

Introducción a la música de concierto: El agua

Los ríos, los lagos, los océanos y las fuentes han servido de inspiración a infinidad de compositores a lo largo de la historia. El agua ha permitido a numerosos músicos crear obras centradas en el tema de este líquido vital. Son composiciones que nos invitan a soñar y a imaginar este elemento mediante recursos sonoros. Su transparencia, el sonido que hace al correr, las tonalidades que adquiere el mar… estos y otros aspectos han sido traducidos a hermosos sonidos que, desde el barroco hasta nuestros días ha traído hasta nosotros piezas memorables. Este libro –tercer volumen de la serie Introducción a la Música de Concierto– constituye otra extraordinaria invitación para acercar a los pequeños a lo mejor de la música universal.

Introducción a la música de concierto: Las aves

Los seres humanos siempre han admirado y envidiado el vuelo y el canto de las aves. Tal vez por eso, desde tiempos muy remotos, músicos de las más diversas culturas han tratado de imitarlas o evocarlas con su propia voz o con otros instrumentos musicales. Este libro presenta 20 obras musicales desde el siglo XVI al siglo XX. Contiene textos explicativos y un cd de las composiciones ejecutadas por grandes intérpretes. Se trata pues de una magnífica introducción la música.

En este vídeo se puede ver una entrevista a Ana Gerhard, escritora y responsable de la selección musical.

Piedras, conchas y palos

In CativArte on 18/05/2017 at 21:19

final-baja-una-casa-bien-abierta-tapa

Descubrimos las ilustraciones de Claudia Legnazzi y quedamos fascinadas con el proceso de creación del libro “Una casa bien abierta”, por ello lo compartimos para que sirva de inspiración en este tiempo de paseos por la orilla del mar.

10007471_764254180286097_481420939379729152_n
Claudia Legnazzi es argentina, ilustra libros para niños y jóvenes desde hace veinte años. Ha recibido muchos premios, entre otros el Runner-up en el Noma Concurso de Ilustración en Xapón. En 2002 obtuvo el Primer Lugar en el Catálogo de Ilustradores de CONACULTA, y también el Gran Premio del Jurado en el Noma Concurso de Ilustración de la Unesco Asia. Muchos de sus trabajos se exhiben en el Chihiro Art Museum de Tokio, especializado en ilustración infantil de todo el mundo.

Clases al aire libre

In EncienciArte on 04/05/2017 at 23:37

IMG_3010

En esta nueva cruzada por naturalizar la vida de los más pequeños, se están desarrollando iniciativas que van desde lo más radical hasta otras más paulatinas en función de la acogida y compromiso que encuentran en la comunidad educativa, así como del ideario del centro. Colegios que realizan parte de la jornada en la calle aprendiendo a partir de lo que van encontrando y, otros que están reverdeciendo sus espacios exteriores. En cualquiera caso, es una tendencia al alza. Aun así, hay quien dice que le gustaría hacerlo pero que la normativa del centro no se lo permite; pues habrá que ir dando argumentos y arañando horas para sacar los niños a la calle.

El próximo día 18 de mayo, tenemos como pretexto una iniciativa internacional que fomenta llevar las clases afuera. “Aprendiendo al aire libre”, en la última convocatoria logró que se adhiriesen cerca de cuatro mil centros de todo el mundo. Para quien nos pregunta qué pueden hacer, cómo programar la jornada, lo más aconsejable sería dejarse llevar. Como sugerencia unas fotografías que no precisan de mucha más explicación pero cualquiera de la profesión puede intuir los objetivos y contenidos que encierran.

Si aún quedaran dudas de los beneficios del contacto con la naturaleza, recomendamos el visionado de este vídeo sobre los baños forestales.

Naturaleza aislada, envasada y esterilizada

In EncienciArte on 02/05/2017 at 07:29

IMG_2284

Hace unos días asistimos a la charla La necesidad de la naturalización del entorno escolar, del escritor y comunicador ambiental Antonio Sandoval, encuadrada en la XVII Campaña municipal de animación a la lectura del ayuntamiento de Santiago. Fue un auténtico placer escuchar el motivo por el que escribió el libro “El árbol de la escuela”, publicado en Kalandraka con las ilustraciones de Emilio Urberuaga, y así arrancó su alegato a favor de la naturalización de los centros, instándonos incluso a la “desobediencia civil” (parafraseando a Thoureau), ya que somos los docentes los que tenemos que tomar la iniciativa de que por encima de las normativas constructivas, de los reglamentos de los centros y de las demandas de seguridad y de limpieza de las familias, está el bienestar físico y psicológico de los niños, que precisan sin más dilación de la vitamina N (naturaleza), de la que habla Richard Louv, pues todos adolecen del trastorno por su déficit. Nos dio sobradas razones para convencernos de que de seguir como hasta ahora, la salud de los pequeños se verá resentida en el futuro, con tal motivo fue desgranando todos los acuerdos firmados en esa linea por destacadas organizaciones internacionales.

Como siempre, el problema radica en que los que allí estábamos no necesitábamos de que nos persuadiese, en cambio, hay muchos docentes que no quieren saber nada de meter la naturaleza en las aulas ni de llevar las aulas a la naturaleza; comodidad, falta de tiempo, responsabilidades, etc., son los argumentos que esgrimen avalándose en la legislación vigente y en los reglamentos de los centros educativos que vienen a darles la razón. Por ello, entonces no queda más que convertirnos en activistas de la renaturalización de las escuelas.

A decir verdad, ya somos muchos y muchas las que estamos convencidas de dar este giro hacia lo verde; ya se están viendo iniciativas como la de las escuelas bosque, la naturalización de patios, escuelas que desarrollan gran número de actividades en el exterior, etc., son pequeños pasos, que acabarán configurando una tendencia de la que poco a poco, se harán eco los medios de comunicación con  la consiguiente aceptación social. Ya se ven brotes verdes.

A nosotras lo que nos preocupa son los sucedáneos que pueden salir de esa línea, todos ellos deliberadamente impuestos por el mercado: el negocio de las actividades de los niños en la naturaleza, la perversión de la idea genuina en pro del beneficio económico. Llegado este momento del curso en el que hacemos salidas didácticas con los chiquillos, hay ya un nicho emergente en el que podríamos agrupar a todos aquellos que en una sesión de mañana o tarde nos ofrecen una experiencia “inolvidable” en la que a modo de time lapse los niños pueden sembrar, ver brotar, cosechar y procesar (pan, leche, vino, miel) en tan sólo un minutos, o por un casi nunca módico precio montar a caballo, darle el biberón a un cordero, incubar y ver como nacen los pollitos de los huevos que ellos recogieron en el gallinero. Todo ello respetando los controles de seguridad sanitaria, alimentaria y animal o vegetal y acompañado por las explicaciones de personal especializado en cada caso. Es decir, estamos llevando a los pequeños a parques temáticos de la naturaleza, donde esta se nos presenta aislada, envasada y esterilizada.

Paradojas de la educación, para enseñar lo natural recurrimos a lo artificial. Para hacer eso, casi mejor ponerles un vídeo en la escuela. Sabemos con certeza que los niños volverán contentos, algunos incluso verán lo que nunca vieron, pero no es eso lo que debemos pretender o mejor dicho no es así como lograremos poner a la infancia en contacto con la naturaleza.

Si a decir verdad queremos renaturalizar la vida de los pequeños hay dos condiciones que no deberíamos perder de vista:

-La naturaleza hay que normalizarla; en mayor o menor medida, tiene que estar presente en la vida cotidiana, en el día a día de cada niño y niña. No se trata de hacer una sofisticada experiencia anual sino más bien de una pentasensorial vivencia diaria. Siempre será mejor poder cuidar de unas plantas que sembraron en unas macetas preparadas por ellos y de las que llevaron cuenta de los días hasta que las vieron brotar, crecer y fructificar, que una espectacular visita, aunque sea a la huerta de permacultura del Gigante Verde o a los nuevos jardines colgantes de Babilonia.

-El componente afectivo no es desdeñable; al igual que sucede con la animación a la lectura, con la educación en valores, con la educación en general, enseñamos más con el ejemplo  que con las lecciones magistrales, y nosotros, los docentes tenemos que ser los mediadores entre la vivencia con la naturaleza y los pequeños. No necesitamos los circunloquios de los expertos en plantas, en jardinería, en agricultura o en ganadería, precisamos mostrar el placer que nos produce el contacto con el medio natural; si somos capaces de transmitirles eso ya podemos dar por bien hecha nuestra labor. Sobresaturamos de didactismo lo que tiene que entrarnos por el simple disfrute.

Es mucho más sencillo y mucho más barato de lo que puede parecer, la pregunta que nos asalta siempre es, y entonces ¿por qué no lo hacemos? ¿En verdad creemos que realizamos algo significativo por la naturaleza, celebrando un día dedicado a la madre Terra, al medio ambiente, al agua o a los bosques?

Las salidas hay que desarrollarlas en espacios naturales-naturales, me valgo de la redundancia para diferenciarlos de otros de carácter educativo-lúdico-artificial, de los que sin descartar el valor de sus actuaciones no pueden ser substitutivos o usurpar el lugar que de por sí le corresponde  al entorno natural tal y como lo podemos encontrar sin ir a un espacio creado ad hoc.  Estar en la naturaleza no puede ser ir a una aula más, tiene que ser una vivencia que a veces ni requiere de explicaciones, tan sólo de la admiración y de la recreación, precisando para ello de la calma y del sosiego.

Mientras no entendamos esto, la naturalización de las escuelas puede ser una cuestión decorativa o una experiencia lúdica anual, pero no conseguiremos los objetivos de mejorar las condiciones de vida y salud de los niños ni de que “termen” (custodien) el paisaje”, como bien decía Marilar Aleixandre en su discurso de ingreso en la RAG, en el sentido de cuidarla, mirar por ella y sustentarla.

IMG_2599

Leer es un placer cuando es placentero

In ReflexionArte on 18/04/2017 at 13:51

IMG_2750

Esta afirmación de pata de banco encierra la sencilla fórmula de la animación lectora; no sé por que se le da más vueltas, desconozco por qué se hacen cosas tan rebuscadas desde las bibliotecas escolares tratando de inocular el virus de la lectura. La clave no es otra que procurar que la lectura sea un acto placentero. Somos seres hedonistas -hablo en el sentido filosófico-, la búsqueda del placer puede ser fruto de un comportamiento positivo educado, por ello no debe ser visto como algo malo. La industria bien lo sabe, pero desafortunadamente, muchos maestros recomendadores de lectura, no, así se explican los libros que les ponen entre las manos a los pequeños, las horas que escogen para leer o la batería de trabajos que les proponen a posteriori casi como castigo por leer.

Sobre esto hemos hablado mucho en este blog, aunque nos quedaban por decir las asociaciones que se pueden hacer para que ese rato de lectura sea aún más placentero. Cuando preguntamos a personas adultas sobre sus momentos de lectura, hay quien menciona el lugar donde lee (bajo un árbol, al lado de una ventana, en su sofá preferido…), otros comentan sobre las parejas de la lectura (un café, un bombón, unas galletas…), otros de las horas de leer (al despertar, por la noche ya en la cama, después de comer…). Nosotros, los/las docentes, no; ponemos a leer a los niños cuándo, cómo y lo qué nosotros consideramos, sin moverse ni distraerse con nada. Por qué nos costará tanto entender que ellos pueden disfrutar o rechazar la lectura al igual que nosotros por las condiciones, por los libros o por los tiempos inadecuados.

Por qué no procuramos que la experiencia lectora se vea enriquecida con un ambiente proclive. Por qué no aprovechamos un día de sol para leer en el campo, o por qué no les dejamos mordisquear un pequeño regalo dulce al tiempo que escuchan un cuento.

Mucho cambiaría el cuento si así lo entendiésemos.

A continuación, recogemos aquí el artículo “El primer peldaño de la animación a la lectura”, en el que profundizábamos en ese tema, publicado en el Caderno de Análise A Fondo (124, 13/11/15) de Sermos Galicia, coordinado por Francisco Castro, cuyo título era “Dos contos á lus do candil á cultura da imaxe”, en el que exponíamos nuestra visión junto a Antonio G. Teijeiro, Concha Costas y Jacobo Fernández Serrano.

IMG_2765

Cada vez que comienzo con un nuevo grupo de alumnado persigo sin tregua ese momento mágico que se crea cuando logro que veinticinco niñas y niñas de tres años estén engañados escuchando un cuento. Hay quien piensa que esto es algo sencillo ya que a todos los críos les gustan los cuentos. Puede ser, mas no es lo mismo. Una cosa es que atiendan y otra bien distinta es enredarlos en el hilo de la historia y llevarlos prendidos hasta el desenlace. A veces incluso me siento como la bruja de la casita de chocolate tratando de conquistar a Hansel y Gretel para encerrarlos y luego engordarlos bien antes de paparlos.

Así cuando me preguntan cómo hacer animación a la lectura en infantil, siempre contesto lo mismo: leyendo mucho, leyendo bien y leyendo a menudo. Leer, leer y leer. Ese es el secreto o fórmula mágica para hacer lectores. Hay otras muchas estrategias, ora bien, nunca debemos olvidar que los medios no pueden solapar el fin. Cuando reflexiono sobre los ralos éxitos de todos los esfuerzos que se están haciendo desde bibliotecas, escuelas y otras instituciones para el fomento de la lectura, hay veces que pienso que, a lo mejor, lo que falla es que a pesar de que se hacen grandes exposiciones y campañas sobre el libro, presentaciones, juegos de papel, ginkanas o encuentros con autores, se lee poco en las aulas, en las casas y en los espacios públicos. Esta afirmación, a más de uno puede que le parezca desatinada, pero hace falta poner sobre la mesa y dilucidar lo que pretende cada uno de los implicados: vender libros, tener público, mostrar resultados o hacer lectores. Más de las veces nos quedamos en la monda y no llegamos al corazón.

Leer es un proceso personal y colectivo que tiene muchos implicados. Yo en este caso estoy hablando como docente, pero no me olvido de que ante todo soy lectora, soy mediadora de lectura, soy incitadora de lecturas, soy compradora de libros y soy ciudadana. A continuación, iré explicando lo que le pido a cada quien.

Cuando decía al inicio que quería enganchar con un cuento lo antes posible a mi alumnado es porque soy de las que pienso que leer es un placer cuando es placentero. Esto puede parecer de pata de banco, pero no tanto. Leer es muchas cosas, se hace con múltiples finalidades, he ahí las distintas funcionalidades de la lengua escrita, sin embargo con críos que no son capaces de leer por sí mismos, lo que tenemos que mostrarles es que leer es un acto especial. Leerle a niños y niñas no puede ser una mera rutina, ni un hueco en la programación escolar o tan sólo la motivación de una secuencia didáctica. El momento del cuento tiene que ser especialmente delicioso, deseado por ellos, de modo que anhelen que la maestra coja un libro entre las manos. Por ello, condición básica es que los y las educadoras seamos personas apasionadas por la lectura. Si no es así, se nos nota la farsa. De vez en cuando, circula por las redes sociales la afirmación de Emilia Ferreiro, sobre que si los maestros no leen no pueden transmitir el placer por leer, y continúa esta reputada investigadora argentina, diciendo que, desgraciadamente, los maestros no leen. Lo sabemos, no nos engañemos. Hay maestros que se aburren y que aburren leyendo. A menudo me pregunto por qué en los planes de estudios de los futuros maestros no se incluye enseñar a contar historias. Sé que hay materias sobre la literatura infantil con una visión histórica y didáctica, pero se imaginan lo que cambiaría el cuento si las facultades de educación se llenaran de contadores que tuviesen que conseguir que la gente los escuchasen o si en las oposiciones -entre otras cosas- se le pidiese a los futuros docentes que conquistaran al tribunal con la lectura de un relato o fragmento de un libro. Cuando me dicen lo que hacen algunos maestros en la “Hora de leer” de los centros de primaria, siempre me acuerdo de aquel profesor de Daniel Pennac en “Como una novela” que abría su cartera y sacaba libros de los que le daba bocados a sus alumnos para abrirles el apetito lector. Dirán que es difícil, bien, pues vayamos a  lo más fácil y factible: cuando menos pongamos como condición –lógica- a los integrantes de los equipos de dinamización de la biblioteca escolar que sean lectores. Así, a lo mejor, las compras, selección, consejos de lectura y actividades de fomento responderían a un criterio literario que vaya más allá de modas, de novedades, de temas del momento o de fechas en el calendario.

La siguiente pregunta que me harán será sobre consejos de lectura para animar a leer. Ahí viene lo verdaderamente difícil, porque así como cualquier lector o maestro tiene un fondo de biblioteca que siempre funciona, queda una buena porción de libros que debemos escoger una vez conocemos al lector o lectora. He aquí la verdadera interacción entre el mediador/a de lectura y el lector, y la importancia de que el guía sea un gran lector. Lo peor que se le puede hacer a un lector en proceso es darle libros que no lo enganchan. Pero esto no sólo es responsabilidad del recomendador, aquí entra también la de los editores. Me quejaba días atrás a mi librero de cabecera de la frustración que había sentido porque comprara unas novelas destacadas en webs especializadas, en los medios y en los escaparates de las librerías, pero que no había sido capaz de acabar de leerlas. Él me decía que en los últimos tiempos se estaba notando la desaparición del oficio de editor en pro del economista editorial. Bien, pues piensen también señores editores de lo que se dice de pan para hoy y hambre para mañana, del daño que se hace defraudando a un lector.

En cuanto a los formatos de la lectura, sé de las indicaciones de la IFLA, a pesar de todo, hace poco me sentí reconfortada cuando leí a Roberto Casati, afirmando en “Elogio del papel” que la verdadera lectura en profundidad debe hacerse en formato libro, y que en las escuelas hay que volver a la lectura en voz alta. No somos unos nostálgicos, tan sólo piensen en el objetivo que pretendemos, no en otros, también importantes, pero en este caso secundarios. En infantil, un “cuento de boca”, como dicen ellos, no tiene comparación con otras modalidades más visuales, acaso más interactivas –imposible-, o más tecnológicas. Sospecho que en las otras edades sucede lo mismo, pero así como nos echamos a reír cuando le preguntamos a una persona adulta si leyó un libro y nos dice que no pero que vio la película, parece que la fascinación por los aparatos nos aturdió la mirada.

En este balance que estamos haciendo sobre la animación a la lectura, no podría olvidar el papel de las familias. Cuando un pequeño me dice que su padre o madre le lee un cuento en la cama, ni siquiera me preocupo por sus sus escasos atributos literarios –frecuentemente de personajes o series televisivas-, porque para mí, el vínculo afectivo que se establece con la lectura de por medio, está por encima de su ínfima calidad. Un niño o una niña que asocia un cuento a un momento de placer, de calor, de ternura o de alegría, tiene muchas probabilidades de seguir buscando eso en los libros el día que sea capaz de leer sólo.

Hoy en día cuando se publican más libros infantiles que nunca, lograr que los pequeños lean es más difícil que nunca, porque no sólo se trata de engancharlos a leer sino de luchar contra todos los adversarios que le surgieron a la lectura, por ello, el papel de las bibliotecas, de las industrias culturales y de los medios comunicación, de la ciudadanía en general es crucial, pero puede ser que no estén dándolo todo por la lectura. En cualquiera caso, yo desde mi aula seguiré cautivando a los pequeños. A mí de pequeña me engañaron los cuentos de nuestra tía Victoria; que nos repetía siempre los mismos –no más de tres o cuatro-, con ellos curaba, consolaba, nos acariciaba y nos adormilaba. Hoy en día, sigue haciendo lo mismo con sus sobrinos nietos, y por ahora aún le va ganando la partida a “Pocoyó”.

IMG_2770

Se cerraba este cuaderno con esta doble aseveración borgiana: 1ª que el paraíso, de existir, debe ser una biblioteca; 2ª que leer es una de las formas de la felicidad. Para Francisco Castro de atender ese mensaje “igual seríamos más felices”.

Las risas del mundo

In AlfabetizArte, CativArte on 17/04/2017 at 23:00

IMG_2864

En una actividad de la biblioteca escolar del centro nos encomendaron representar plásticamente un fragmento de un poema de Gabriela Mistral:

“Doña Primavera de aliento fecundo

se ríe de todas las penas del mundo”.

Durante días estuvimos pensando cómo hacerlo, reflexionando qué quería decir aliento fecundo, cómo podía reírse de todas las penas del mundo, y en definitiva, sobre cómo sería Doña Primavera.

Empezamos por lo más fácil, cómo sería la risa de la primavera, lo tuvimos claro: tenía que ser en Ja, ja ja, ya que el jejeje, jijiji, jojojo, jujuju, parecía tener otros matices. ¿Y se reiría de igual modo en otros lugares del mundo? Debemos apuntar que en clase nos gusta trabajar con onomatopeyas, escribirlas e incluso ilustrarlas. Hay un gran número de páginas en internet que nos facilitan la escritura de la risa en distintos idiomas, siendo algunos de ellos muy curiosos. Estaban tan interesados que incluso quisieron elaborar una lista para poder compartir esta información con sus familias. Así estuvimos jugando con las risas de doña Primavera.

img_28631.jpg

El montaje final fue muy sencillo. Elegimos los colores que llenan el paisaje que vemos a través del ventanal. Usando ceras acuarelables preparamos una base  con esos colores. Sobre el lienzo escribimos el poema y finamente añadimos unos bocadillos con las risas de la primavera en idiomas del mundo.

Tan sólo nos quedaba la duda de si esas gente de otros países se reía como nosotros o se reían con reproduciendo los sonidos de la escritura.

Un pequeño trabajo de investigación, de vocabulario, de lengua, de escritura, de participación de las familias, de representación plástica y de consenso que nos mantuvo interesados durante unos días.

Nieve caliente

In EncienciArte, Sin categoría on 08/03/2017 at 19:52

Nuestra particular celebración de los cumpleaños no hace más que traernos regalos inesperados. En esta ocasión, un niño quiso exponernos su gusto por la nieve, de la que disfruta cuando viaja a casa de los abuelos zamoranos, de modo que en el porexpan colocaron escenas familiares en paisajes nevados. Además quiso hacer una demostración a sus compañeros de cómo simular nieve con tres pañales y agua.

Formulada su propuesta, todos quedamos desconcertados; los padres habían tomado la precaución de enviarme un correo con un enlace a un vídeo del proceso.

Insistió mucho en que había que cribar muy bien las bolitas adheridas entre el algodón del pañal, ya que son ellas las que logran ese efecto.

IMG_4695

Aún así quisimos comprobar si ese algodón no se asemejaría también a los copos de nieve, por ello lo preparamos en otras cubetas a las que se les añadió agua.

Al añadir líquido, de inmediato comienza a solidificar y al remover parece que ha caído una nevada.

Fuimos tocando y la sensación es húmeda, fresca, no compacta pero, por supuesto, a temperatura ambiente, por ello los niños dijeron que era nieve caliente.

De esta sesión, destacamos la cuidadosa preparación de la familia para que el niño pudiese demostrárselo a los compañeros, la rigurosidad “cuasi científica”  de la exposición, la expectación de los asistentes, así como toda la experiencia del trabajo con la vista y con el tacto.

Carnaval rosaliano

In RebelArte on 24/02/2017 at 18:38

16938894_10208936866364328_4052358618777997526_n

La vida siempre nos sorprende con una vuelta más allá de nuestra imaginación; pensábamos que ya no tendríamos nada más que decir sobre el Carnaval y resulta que este año coincidió con el día dedicado a Rosalía de Castro (recordándonos su nacimiento en una fecha neutra, inocua, que no interfiere con nada), así hubo quien vio la ocasión y pensó en “matar dos pájaros de un tiro” con lo nunca visto hasta ahora, haciendo los disfraces más originales de Galicia: niñas y niños disfrazados de Rosalía. Pensarían que así conjugaban la cultura con la celebración pagana por excelencia, manifestación singular de la tradición gallega popular. ¡Qué desatino! Pero habrá alguien en este país que les diga que no le están haciendo bien ni la cultura, ni al Carnaval ni a la educación. Cómo puede ser que aún haya medios de comunicación que reproduzcan esa barbaridad Acaso en la CRTVG tampoco hay nadie con sentido común.

Es cierto que el Carnaval siempre fue un tiempo de saltar por encima de todos los poderes pero esto ya roza el sacrilegio. Ahora bien, quién les va a afear el desatino, los que promueven que para ensalzar la figura literaria de Rosalía se haga una careta o quizá los que piden que hagamos un mannequin challege.

Aquí andamos algo confundidos. Y en el caso de la educación aun más porque parece que lo nunca hecho es innovador; y no señores hay cosas que nunca se hicieron porque siempre se pensó que eran chorradas. Hacer caretas es hacer caretas, se ejercitan las habilidades manuales y plásticas. Hacer de “estatuas” es aguantar un tiempo sin pestañear ni mover un músculo. Ora bien, celebrar la obra y la figura de Rosalía, nuestra poetisa más universal es otra cosa. Y conocer en la escuela las celebraciones típicas como es el Carnaval, también es otra cosa, que no pasa por que las maestras se tengan que vestir de aquello que anhelan en su fuero interno con el pretexto de hacérselo pasar bien a los niños, ni porque el centro se transforme en un sambódromo.

Aquí hace falta que alguien venga a decirle a la escuela que se está equivocando de lado a lado. Pero ya saben ustedes, mientras lo pasemos bien, haya buen ambiente escolar y las familias estén contentas, tira para delante. A ver quién le pone el cascabel al gato. Y quién se lo va a poner: las voces autorizadas del mundo de la cultura o la consejería; quién va a ser el valiente que le diga al emperador que va desnudo.  Porque ciertamente estamos desnudos. La dos o tres voces discordantes con la euforia y banalización de la cultura se les acaba tillando de rancios, aburridos, amargados y aguafiestas y los que aún conservan la conciencia (cultural o pedagógica) pero tienen otros objetivos, miran para lo otro lado y dejan que corra el agua, no vaya ser que pierdan clientes, ventas de libros, seguidores o amistades en las redes sociales.

Hace unos días escuchamos decir a Francisco Castro, director de la editorial Galaxia, que si la Xunta le quisiese hacer un favor a las Letras Gallegas, debería mantenerlo como día laboral, para que así se conmemorara con el motivo por el que fue concebida y no en el que se trastocó como un puente en el mes de mayo que con el bueno tiempo invita a hacer turismo pero no a celebrar nuestra lengua y literatura gallega. Lleva toda la razón, ahora veremos quién es el valiente que saca ese festivo del calendario laboral y escolar, habría que ver cómo se ponían de punta los tour operadores.

Pues lo mismo sucede con lo que estamos diciendo pero, quién le va a poner freno a esto, ¿quizás el profesorado que siempre fue muy comprometido con la cultura, con la lengua, con la educación, con las tradiciones y con los valores? Sincera y lamentablemente, a día de hoy, no lo creo.

Sabemos que el amigo Leandro Lamas nos disculpará por emplear su hermosa acuarela para esta entrada del blog tan desesperanzada. Lo hacemos porque, como él, mantenemos la ilusión porque se redescubra a Rosalía como una mujer de rabiosa actualidad, adelantada a su tiempo y luchadora porque no aceptaba los condicionantes del momento en el que le tocó vivir. Por ello queremos huir de imágenes de mujer “chorona” o de otras que ya son souvenirs. Rosalía es mucho más que todo eso y está muy por encima de disfraces o de caretas.

Celebrando los cumpleaños con el periódico

In AlfabetizArte, CativArte, Sin categoría on 09/02/2017 at 00:13

img_4353

Continuando en la línea iniciada el curso pasado, cada vez que un alumno o alumna está de aniversario lo celebramos de una manera diferente a la convencional, con una elaboración plástica sobre una página del periódico del día en la que seleccionaron una noticia que les gustó.

Tras el éxito de las creaciones del año anterior, que habían dado lugar a la exposición 50 años en 9 meses, en la reunión inicial con las familias del alumnado, les facilitamos una hoja informativa en la que se les explicaba el modo de realización y su participación en esta fecha tan significativa en la vida de sus hijos y hijas. Aceptaron de muy buen grado y así lo venimos desarrollando desde comienzo de curso, primero con los que aún faltaban por cumplir los cuatro años y ahora ya con los de comienzo de año que hacen cinco.

img_4352

Consta de dos partes que expondremos en esta entrada del blog y en otra titulada “Singularizándose en el grupo”.

Debemos recordar que en el aula tenemos carteles por cada mes del año ilustradas con las fotografías de los niños/as que nacieron en ellos. Así vamos llevando la cuenta de los meses que faltan y de los que vienen por delante.

En el día en el que un niño o niña está de aniversario, la maestra se encarga de comprar un periódico (cada vez diferente) y dedicamos un buen tiempo a leer las noticias que más llaman nuestra atención -especialmente la del homenajeado/a-. Aquí son determinantes los gustos personales, las fotografías de las que se acompañen o el impacto que tenga esa noticia en sus vidas (bien porque la escucharon en la televisión, porque se habla de ella en las casas o porque los vincula con algo conocido). Solemos ir marcando las que más le gustan y luego finalmente elige una. La leemos con detenimiento, hablamos sobre ella (a veces hasta puede dar pie a desarrollar un pequeño trabajo), y nos fijamos especialmente en la fecha que figura en cada una de las páginas. Recalcamos que el día en el que él o ella hicieron cuatro o cinco años, ocurrió eso.

Luego, tal y como nos gusta, para dejar una presencia palpable, empleando dos colores (una condición que también habíamos impuesto el pasado curso), escriben su nombre y el número de años que cumple. Aquí jugamos mucho con distintas grafías para que vean que hay variadas formas de escribir una misma letra o número, procurando no ocultar la fecha y la noticia por la que escogió esa página. Una vez seca, pasa para un cuadro de cristal que le hemos reservado desde comienzo de curso en el que figura su fotografía y el texto: “Reservado para …, –/–/2017”.

A las familias, le pedimos que busquen en la red noticias que sucedieron en el día en el que nació su hijo o hija (hay páginas web o hemerotecas que lo permiten). Tenemos que destacar y agradecer la colaboración que nos están dando, preparando carteles o composiciones con esa noticia que les gusta vincular al nacimiento del niño o niña. En función del formato, nos la envían por correo electrónico o en soporte físico y, en el aula, dedicamos un tiempo a saber por qué la eligieron. Una vez conocida también la guardaremos bajo la elaboración plástica realizada en la clase.

A decir verdad le dedicamos tiempo, pero tampoco hay nada que nos impida hacerlo; nos parecen bien interesantes los derroteros que van surgiendo al hilo de cada celebración, además del nexo que vamos estableciendo entre la vida de los pequeños y lo que sucede en el mundo en el que viven. En el periódico hay noticias que ni nos van ni nos vienen, otras que les gustan mucho, páginas que siempre atraen su atención (pasatiempos, previsiones meteorológicas, anuncios o programación televisiva); en cualquiera caso y poco a poco vamos sabiendo cómo se organizan los periódicos y la información que contienen, cómo recogen contenido tanto en los titulares, en el cuerpo del texto, como en las fotografías o pies de foto. Despacio, ya que no es nuestro principal objetivo; eso irá calando a lo largo de las cuando menos veinticinco lecturas de periódico que haremos.

img_4279

En el aula con la celebración de un aniversario hay una serie de rituales a realizar: ser el encargado en ese día; tacharse del listado en la que figura con 4 años para anotarse en la columna de 5; medir el pie ahora con un año más (ver “Los estirones de los pies“); elegir el libro que quiere que leamos o la dramatización, canción o baile a realizar. El día del aniversario tiene que ser una fecha muy especial para ese niño o niña, algo para anhelar que llegue, algo para recordar, algo para desear que vuelva a suceder.

img_4265

Lo importante para nosotras, salir de los senderos consumistas uniformizantes y homogeneizantes  en los que se convierten las celebraciones y vincularlos con la realidad forzándolos a abrirse un poco del egocentrismo propio de estas edades, así como ir construyendo su historia, guardando recuerdos hermosos y dejando huellas de los hitos importantes de sus vidas.

Singularizándose en el grupo

In CativArte on 08/02/2017 at 01:40

IMG_2867

Continuación de celebrando los aniversarios con el periódico.

En la línea de querer hacer de los aniversarios una fecha especial en la que cada niño y niña se sienta protagonista y único, hablamos a comienzo de curso con sus familias solicitando su ayuda para plasmar en una intervención sus gustos y aficiones.

Con tal motivo y como soporte se compraron unas placas de porexpán, no es que sea la que opción que más nos gusta por motivos obvios, pero había que buscar algo que fuera fácil de encontrar y no demasiado costoso. Sobre ellas y con la ayuda de las familias, en los días previos a la fecha del aniversario, pegan, insertan o cuelgan elementos que les recuerden aquellas cosas que los hacen felices, que les gustan mucho o con las que se sienten más unidos a sus familiares.

img_1664.jpg

img_4220

Ahora van llegando al aula y no dejan de sorprendernos. Tenemos miniexposiciones de temas de lo más variados que los diferencian a cada uno de ellos entre todo el grupo. A la vista de ellos no hay duda de que son el reflejo de personalidades bien distintas que gustan de conocer las banderas de los países, los deportes, los planetas, las mariposas, las flores, maquinaria de jardín, la Patrulla Canina, etc.

img_4479.jpg

img_4370

Está siendo una fuente de aprendizaje para todo el grupo al tiempo que un modo de singularizarse frente a los iguales.

img_4196

En el día del aniversario cada niño o niña trae su montaje y se la exponen a los compañeros con explicaciones con las que muestran sus conocimientos específicos sobre este tema. Estamos maravillados con los motivos que los llevaron la esas inclinaciones y con los saber que poseen sobre ellas.

img_4252

img_4321

img_4219

Cuando finalice el curso tendremos veinticinco reflejos inconfundibles de la personalidad y de los saberes de cada uno de ellos y ellas.

img_4224

img_1666.jpg

img_4223

img_1670.jpg

Clásicos InnovArte: el Carnaval

In RebelArte on 07/02/2017 at 00:44
grafobrahires_00316

“Máscaras”, Maruja Mallo

Para todas las personas que nos siguen desde hace siete años ya no es preciso recordarles cuál es la postura de InnovArte con respecto a ciertos tópicos escolares, pero también somos conscientes que hay mucha gente que se hizo seguidora del blog en los últimos años y no llegó a esta información, con tal motivo dejamos a vuestra disposición algunas de nuestras opiniones, en este caso, con motivo del Carnaval.

“La banda del trapo” (2010)

Disfraces de Carnaval” (2011)

Festivales, disfraces, excursiones y otros (2012)

Disfraces en serie en la escuela” (2013)

Cómo sobrevivir al Carnaval y no perecer en el intento” (2014)

Sin incurrir en la repetición, poco más podemos decir, ni nada diferente de lo ya dicho que nos reafirme un año más en esta postura.

Siete años de InnovArte

In EmocionArte on 28/01/2017 at 12:08

Hace hoy siete años echó a andar el blog Innovarte y qué decir que no hayamos dicho ya con motivo de cada uno de sus aniversarios: que no esperábamos estar presentes tanto tiempo, que no contábamos con la acogida que tuvo, que no somos capaces de agradecer todas las palabras de ánimo que recibimos, que no imaginábamos lo que nos iba a suponer esta andadura, que ya no concebimos nuestro trabajo sin Innovarte. Todo cierto y todo ya sabido.

Cada 28 de enero de estos últimos siete años fuimos relatando nuestra sorpresa y nuestro agradecimiento por todo cuanto nos supuso el blog; en cada uno de ellos pensábamos que probablemente sería el último ya que el miedo a aburrir o a aburrirnos es nuestra principal preocupación. Luego vamos andando en el tiempo y hay períodos de abundancia y períodos de sequía, -solemos decir que paros biológicos para regenerar-, hasta que un día vuelven a nosotras las ganas de contar lo que hacemos y vamos tirando de InnovArte.

Cada vez estamos más convencidas de que la imagen de Innovarte, Spiral Jetty, es la mejor metáfora visual de nuestro estado. Esta intervención en la naturaleza realizada por Robert Smithson en el Lago Salado de Utah, muda cada día, siendo más visible o menos visible en función de la altura de las aguas, pero en cualquier caso está ahí desde 1970 y siempre hay alguien que sucumbe fascinado ante esta obra singular del Land Art, de la que sólo se puede apreciar su magnitud desde la lejanía.

spiral_jetty5

Fotografía George Steinmetz

Siempre decimos que comenzamos a escribir el blog como un acto de catarsis contra el tradicionalismo e inmovilismo de la escuela infantil, en la que ya se consolidaron tantos rituales sin sentido en tan pocos años que incluso da miedo, en la que a veces parece que sólo se mira hacia arriba tratando de emular aquello que precisamente se le critica a los niveles superiores. Es posible que las primeras generaciones de maestras de infantil (de aquella preescolar), tras casi treinta años de ejercicio ya estemos cansadas de defendernos de las críticas y de las demandas que se nos hacen; es posible, ahora bien, claudicar no es el mejor favor que le podemos hacer a los pequeños. Por ello, Innovarte vuelca sus esfuerzos en las personas que están en período de formación inicial, para que sepan tomar el relevo, pero hay algo que en los últimos tiempos nos está horrorizando: estamos viendo profesorado novel más rancio, más acomodaticio y menos motivado de lo que nunca hubiésemos imaginado. Hace falta una reflexión desde las facultades y desde los procesos selectivos de oposición. Habrá que ver si hay discursos paralelos, por un lado destacamos las metodologías activas y respetuosas con la infancia (incluso las alternativas) y por el otro consolidamos la escuela pobre de expectativas, la escuela llena de aparatos y de un sinfín de programas de emociones pero vacía de recursos, de corazón y de sentir.

Será como la sociedad y la vida misma:  soñamos con los ideales y con la utopía pero luego nos conformamos con lo fácil, con aquello que no nos supone mucho esfuerzo ni muchos disgustos.

Pues ya vamos adelantando que a InnovArte aún le queda fuelle para seguir poniendo el punto de mira en esas discrepancias y para mostrar nuestras alternativas a lo que cuestionamos.

Por un año más.

Para facer memoria.

Por que Spiral Jetty como imaxe do blog?

Un ano de InnovArte

Dous anos de InnovArte

Tres anos de InnovArte

Catro anos de InnovArte

Cinco anos e mil post de InnovArte

El viento de invierno

In CativArte on 20/01/2017 at 20:12

Allá por el otoño nos surgió el problema de representar plásticamente el viento. Fue tras la lectura del poema “Ese vento” de Ana Mª Fernández, recogido en el Versos da tarde laranxa publicado en Galaxia y desde entonces andabamos dándole vueltas. Buscamos inspiración en la obra de artistas e ilustradores, pedimos ayuda a otras personas, pero no acababa de satisfacernos.

Ese vento/que fala en asubío./Ese vento/que ole a pel de esquío./Ese vento/que as follas ergue e deita./ Ese vento/que a xente trae dereita./Ese vento/que vén devagariño./Ese vento/que sopra no camiño./Ese vento que nace nas montañas./Ese vento/xa fala das castañas.

De dónde viene el viento, dónde nace, dónde se esconde cuando desaparece, de qué está hecho…, estas y otras muchas preguntas surgieron al hilo de nuestros debates, motivo por el que tuvimos que buscar información, lo que nos tuvo ocupados por largo tiempo. Bien es cierto que luego se sucedieron otras actividades y dejamos el asunto a reposar un poco, hasta que ahora a la vuelta de vacaciones, ya metidos de lleno en invierno, el viento era otra cosa bien diferente, tenía otro color, otra temperatura y otro temperamento. Ya no nos acaricia, los da punzadas;  ya no trae el aroma de las castañas, sólo huele a frío; ya no es de colores cálidos, es de un blanco ceniciento; ya no juega con nosotros, nos empuja con fuerza. Pese a todo,  nuestro mayor problema era representar el movimiento de las rachas de viento, su frío y matices dentro del blanco de la niebla y de la helada.

En otras entradas del blog hemos mostrado cómo nos gustan las actividades como son el recortado, enrollado y plegado de papel, de las que no es preciso abundar en sus ventajas en cuanto a la coordinación motriz, a pesar de que en los últimos tiempos fueron muy denostadas en la escuela infantil. Fruto de muchos de esos trabajos y con otros muchos elementos de desecho fuimos haciendo nuestra interpretación colectiva del invierno,  para más tarde, cada niño y niña elaborar la suya propia, así como ponerle un título.

Cuando abrimos puertas y ventanas, la corriente de aire crea ese efecto de movimiento que tanto buscábamos, a veces hasta le ponemos un ventilador y música de fondo (sonidos del viento en la naturaleza) y entonces estamos totalmente satisfechos con el resultado. Con todo, es posible que aún le demos otra vuelta.

Maneras de representar lo que sentimos, maneras de sentir con lo que representamos.

Ver presentación.

Huellas indelebles

In CativArte on 20/01/2017 at 19:26

img_4215

En estos días de heladas, con el peligro de resbalar por el patio del colegio, reparamos en las suelas de los zapatos, especialmente en aquellas que son más adecuadas para evitar patinar. Así descubrimos la variedad de grabados y de relieves que hay en su calzado. Tras tocarlas y apreciar con el tacto su rugosidad o suavidad, vimos algunas tan vistosas que decidimos hacer un calco con ceras blandas. Al mismo tiempo fuimos atendiendo a que botas diferentes pueden tener suelas iguales o viceversa. Pie derecho, pie izquierdo, tamaños, contornos, plantas, talones, suelas, tacones, etc, fueron muchos de los descubrimientos de esa mañana.

A continuación hicimos un trabajo de creatividad: cada uno pensó qué huellas le gustaría ir escribiendo por el suelo, en la nieve, en la arena o en el barro; lo que se complicó cuando algunos decidieron que las suelas de cada pie serían diferentes; ya que la escritura de sus huellas sería más complicada.

Pero no finalizó ahí, continuamos pensando en las huellas de los animales y en las de las cosas. Siempre nos sorprenden con su capacidad de observación: las huellas del polvo, las que dejamos en el vaho de las cristaleras, en el suelo después de fregarlo, las de los aviones en el cielo o las de los barcos en el mar. Huellas efímeras o imborrables que dejan su escritura.

img_4216

Nada más que una actividad al hilo de la realidad que se prolonga en un trabajo de pensamiento, imaginación y creatividad.

Ayuntamientos y éxito educativo

In EmocionArte on 18/01/2017 at 21:09

El Premio de Pedagogía Marta Mata 2016 nos está dando muchas más alegrías de las que podríamos imaginar así,  el ayuntamiento de Ames, en el que trabajamos, tuvo a bien homenajearnos con un reconocimiento público de la corporación municipal por la obtención de este preciado galardón educativo. Cualquiera puede imaginar lo que eso supuso para nosotras y para nuestra familia, ya que es el lugar en el que nacimos y en el que vivimos.

Lo que nos pareció más destacable fue esa sensibilidad hacia los éxitos educativos que sucedene en el ayuntamiento, algo que también percibimos con el reconocimiento que se le hizo a los estudiantes ganadores de diversos premios al esfuerzo académico. Decimos que un ayuntamiento que exalta esas conquistas va en el buen camino, porque los éxitos educativos son éxitos de la sociedad y de la ciudadanía.

Nosotras aprendimos a ser maestras en el ayuntamiento de Muros que nos dejó una profunda huella. Tuvimos la suerte de que al inicio de nuestra andadura profesional llegamos a un lugar donde cada mes nos reunían a todos los directores de los centros educativos del ayuntamiento y todas las responsables de las escuelas infantiles unitarias, de modo que había un conocimiento común de lo que estaba aconteciendo en los diferentes niveles educativos. Todo esto se debía al buen hacer de la técnico municipal de educación, Madó Santos Maneiro y a la actitud constructiva de los representantes educativos de las diferentes formaciones políticas. Esto que casi parece de ciencia ficción, allí era una realidad. Habrá quien diga que era fruto del momento y del perfil profesional de los integrantes, es posible; pero sería lo deseable en vez de ser un lugar donde lanzarse acusaciones y reproches totalmente condicionados por la política y ajenos al interés educativo.

Foto de David Santomil.

Los tiempos fueron mudando y no es lo mismo trabajar en un ayuntamiento pequeño como en un ayuntamiento como Ames, así a veces lamentamos que se estén haciendo tantas cosas en las escuelas y en los ayuntamientos y que sin embargo no saben las unas de las otras o chocan entre ellas. Por ello, en nuestras palabras de agradecimiento, fieles a nuestro estilo, no pudimos desaprovechar la ocasión para hacerle dos apuntes a la corporación municipal con el ánimo de suscitar una reflexión.

Aquí dejamos el texto completo da recepcion-na-casa-do-concello-de-ames-18 y un corte de esos dos puntos.

Foto de Isabel Ab.

Así, en nuestra línea, nos van a permitir que aprovechando el auditorio les hagamos dos apuntes con respeto al papel de los ayuntamientos en la educación.

1º Estamos convencidas de que la calidad de nuestras escuelas puede ser un motor de dinamización de un lugar, de una comarca o de una región. Hay experiencias escolares que colocan a sus villas en los mapas pedagógicos y  creanos cuando les decimos que allá donde vamos hablamos de los centros amienses como prototípicos del amplio espectro social que se puede encontrar en la escuela pública gallega, dispensándose una educación de elevada calidad a todos los niños y niñas. Y eso, señores representantes de los grupos políticos le da prestigio a un lugar. Aquí aún tenemos que creerlo, pero piensen por un rato en tantos sitios en donde la gente elige el distrito para vivir en función de la calidad de sus escuelas. Piensen en ayuntamientos como Pamplona, Reggio Emilia, Trento, Pistoia o Budapest a donde “peregrinamos” los maestros para poder conocer sus escuelas, haciendo que ese “turismo pedagógico” sea motivo de orgullo y de riqueza para sus habitantes.

Ustedes lo tienen. En Ames hay buenos centros, buenos docentes, buena calidad educativa y más enseñantes por metro cuadrado que en ningún otro lugar. Aprovéchenlo.

2º La calidad hubo tiempos en los que iba asociada a la cantidad, hoy en día nos; así no es necesario tener tanto de todo sino poco, bueno y coherente. Yendo a lo que nos ocupa, en las últimas décadas afloraron todo tipo de actividades extraescolares para ocupar a los pequeños y hay suficientes, incluso de más, así estamos sobresaltándolos. Los niños y niñas precisan descanso, serenidad, escucha e incluso tiempo para aburrirse, les queda mucha vida por delante, así que sean ustedes un ayuntamiento pionero y denle una vuelta a todo eso devolviendo  la tranquilidad a los niños. Dormir una siesta, dar un paseo por el monte, escuchar los pájaros, leer un libro al lado de nuestros ríos, andar en bicicleta, puede ser tanto más beneficioso para ellos que los hinchables, fiestas, actuaciones, cuentacuentos y festejos varios con los que los tenemos enloquecidos vulnerando todos sus derechos y todos los principios educativos. Si hoy formulásemos una apuesta o deseo, les diría que los vinculen con la naturaleza. Nuestro Valle de la Mahía tiene de todo en cuanto a biodiversidad, cultura y tradiciones, no precisamos más que acercar los niños y niñas a ellas. Hagan un ayuntamiento que mire hacia infancia, evitando solapamientos, inferencias, intromisiones, y sobre todo el hiperactivismo sensentido que invade la vida de los pequeños y pequeñas. Hagan como algunos ayuntamientos avanzados, creen una comisión de personas expertas en la infancia que se pregunten y opinen sobre todo cuando se les ofrece a los pequeños, valorando su idoneidad. Hay gente mucha gente válida para ello. Aprovéchenla.

 Vaya desde aquí nuestro agradecimiento y nuestro ofrecimiento a colaborar en todo aquello que pueda suponer una mejora a la calidad educativa de nuestras escuelas y de nuestro ayuntamiento.

“Un mundo de familias”

In ContArte on 30/12/2016 at 15:27

un-mundo-de-familias

Hay una expresión muy gallega para cuando nos queremos referir a una gran variedad de cosas, decimos “un mundo de…”, pues así debemos entender el título del libro que hoy compartimos ya que recoge veinticuatro tipos de familias y abre la puerta a otras muchas que se nos puedan ocurrir tal y como le sucedió a su autora que habla de historias que conoce o que le contaron.

Estas fechas suelen ser de encuentro de grupos humanos a veces con nexos familiares y otras sin ellos, pero que tienen en común algo que tira por ellos para juntarlos con motivo de estas celebraciones anuales, de modo que puede ser una buena ocasión para ver de qué tipo de familia formamos parte:

-seremos familias funambulistas que a veces tambalean, pero vuelven a ponerse en marcha para encontrar el equilibrio y evitar la caída;

-seremos familias nómadas para las que un infinito lazo de amor y afecto se burla de los desplazamientos, de los medios de transporte y de los adiós;

familias alacena a las que le apasiona reunirse y pasar tiempo juntos sin buscar excusas para hacerlo;

familias mar de nubes donde uno puede caer sin sufrir, porque regalan cariño, protección y el amor necesario;

familias orquesta que a veces ensayan y desafinan, se equivocan, corrigen y vuelven a comenzar;

familias desván que cada vez que conquistan un retazo del pasado doman un trozo del presente;

familias Babel que a pesar de que dominan varios idiomas creen que la mejor palabra es la mejor dicta: la que cuida, calma, divierte o aclara, la palabra que estamos esperando;

familias arcoiris  en las que hay más de un color en todo: en la piel, en las paredes, en la ropa?;

familias alas, que las colecciona porque creen que son el mejor medicamento para la triste enfermedad de vivir separados;

familias bosque, a las que le preocupa el color del cielo, la intensidad de la lluvia o la dirección del viento;

familias arca que piensan que familia son todos, también los primos y los amigos, y sobre todo esos otros ser que viven con ellos;

familias retales, de esas que no se crean de una sola vez sino después de varios intentos, con gente  que decidió darse una segunda oportunidad para encontrar la felicidad;

familias Amazonas, familias biblioteca, familias mariposa, familias zen, familias cohete, familias estuche, familias macedonia, familias caravana, familias collage, hay tantas familias como ser humanos dice la autora que intenta hacer una clasificación de ellas en función de sus sueños, así hay familias que sueñan con la igualdad, otras con reunirse, con crear, con aprender, con la generosidad o con la naturaleza.

En el prólogo la propia autora dice que se preguntó muchas veces sobre lo qué es una familia y que llegó a la siguiente conclusión:

 “Algo así son para mí las familias: una especie de negocio que en realidad es muy simple. Se trata de compaginar el amor con la voluntad y el cariño con el esfuerzo. En base a esos ingredientes y gracias a la disposición de muchos, el mundo está lleno de grandes familias que día a día demuestran que vivir juntos hace que la vida sea mucho menos complicada y más bella. Al fin y al cabo, ese afán de hacerlo todo más sencillo y más agradable es uno de los motivos por los que se construyen estructuras familiares.”

81neyafsnbl

A la descripción de tantas familias, añaden un “Diccionario ilustrado de familias” donde dicen qué le aportan a esas células sociales: Aficciones, Besos, Comidas, Diversión, Espacios, Fotos, Gracias, Hilos, Infancia, Juegos, Kilos, Leyendas, Mimos… y así hasta la Z de los zapatos que dejan juntos muchas familias para que los Reyes Magos le dejen regalos, cuando precisamente el regalo más grande es precisamente que unos cuantos pares de zapatos descansen juntos durante una fría noche de enero.

Una delicia de libro para encontrar y encontrarse, para descubrir y descubrirse, para leer solos o en familia ( sea del tipo que sea).

Un mundo de familias” de Marta Gómez Mata y Carla Nazaret publicado en Comanegra en 2015.

La palabra justa de Antía Cal: compromiso con la educación

In InformArte on 27/12/2016 at 12:11

CARTEL_GALEGO

Ayer por la tarde se estrenó en Vigo el documental “A palabra xusta”alrededor de la vida de Antía Cual, maestra fundadora del colegio Rosalía de Castro, en el que a diario le pedía a sus alumnos que definiesen con la “palabra justa” lo aprendido en la jornada. Nosotras no tuvimos la fortuna de ser discípulas de ella, así que nos cuesta mucho reducir a una palabra la impresión que nos causó el film, con todo creemos que “compromiso con la educación” podría ser un buen intento. Aun así no estamos ni cerca de la metáfora creada por Miguel Piñeiro, su director que, con una gran sencillez, sin alardes ni circunloquios, logra retratarla de un modo fidedigno e inconfundible: Tita en Muras haciendo camino por los montes, por la orilla del río, abriendo puertas y ventanas para dejar entrar la luz al tiempo que va desgranando sus vivencias y recuerdos acompañada de fotografías familiares y de fragmentos de las cartas que le enviaba su marido Antón Beiras. En verdad, además de su valor por plasmar la vida de esta maestra innovadora y arriesgada,  es una belleza de documental, muy emotivo, se le nota bien que fue hecho desde el respeto y la admiración.

Las personas que siguen este blog, saben de nuestro aprecio por Antía Cual de quien hemos hablado en múltiples ocasiones: con motivo de la concesión del Premio Trasalba en 2012 con el libro “Sementar no futuro“,  de la entrevista en Preescolar na Casa TVG, por el reportaje publicado en EDUGA 50 o por la publicación del libro “Este camiño que fixemos xuntos” en la editorial Galaxia. Desde que la conocimos en el año 2005 en su casa de Domaio, nos quedó muy presente su agradecimiento profesional por la Asociación de Mestres Rosa Sensat así, cuando ahora nos concedieron el XXXVI Premio de Pedagogía Marta Mata, ella fue de las primeras personas a quien se lo comunicamos y al regreso de recogerlo pasamos una tarde juntas rememorando sus aprendizajes profesionales derivados de las Escolas d´estiu de Cataluña.

Viendo el gran número de los que fueron sus alumnos y alumnas que ayer la acompañaron y se emocionaron con la cinta, nos podemos hacer una pequeña idea de loque les supuso tener a Tita como maestra; con todo, para las personas que no tuvimos esa fortuna, es muy recomendable ver el documental, es más, creemos que sería aconsejable su pase en las Facultades de Educación, para que los más jóvenes sepan lo que era innovar en los años 60 del siglo pasado y de cómo se consolida una vocación docente, con lectura, con amistades, con conversaciones, con el amor por la cultura gallega, con la escucha de los niños y de sus familias, con mucha alegría e incluso con otra tanta rebeldía.

estreno-documental-palabra-xusta-3_g

Faro de Vigo

Para nosotras ayer fue uno de esos días para el recuerdo y bien aprovechado porque nos reunimos en la editorial Galaxia con su nuevo director, Francisco Castro y con Malores Villanueva quien coordinará la edición en gallego de nuestro libro “Los hilos de infantil“;  en el que  alrededor de un café también conversamos con nuestra amiga Selina Otero, periodista del Faro de Vigo, sobre la presencia/ausencia en los medios de las buenas noticias educativas; y que cerramos la jornada con el broche del visionado del film. Lo que siempre decimos recordando a Galeano: cosas pequeñas, de gente pequeña de lugares pequeños, haciendo sus pequeñas aportaciones a la educación.

Para quien quiera aprovechar, el documental se pasará los días 26 y 26 de diciembre en Vigo, el 19 y 20 de enero en Santiago de Compostela, más información aquí.

estreno-documental-palabra-xusta-5_g

Faro de Vigo

Pintando el fondo del mar

In CativArte on 23/12/2016 at 11:22

 

img_4107

Nos gusta contar en clase con la ayuda de personas “expertas” que ponen su conocimiento y habilidades al servicio de nuestras dudas o problemas. En esta ocasión recurrimos a la experiencia de la amiga Amalia Costa Bouzas, una artista plástica que, entre otras muchas temáticas, tiene especial predilección por plasmar en sus obras fondos marinos, charcas y reflejos del agua.

A lo largo de este otoño, climatológicamente tan bondadoso, nuestro alumnado con sus familias aprovecharon para dar muchos paseos por la orilla del mar, de los que siempre nos traían tesoros (conchas, trozos de madera, piedras y arena) que queríamos tener presentes en el aula para rememorar esos momentos tan placenteros para ellos, así, me habían pedido que hiciese un cuadro con ellos. Realizamos una presentación que teníamos en un rincón del aula junto con otras colecciones de conchas, pero no acababa de ser totalmente de su agrado, ya que según me decían, no les recordaba el mar ni olía a mar…, lo que nos pedían era todo un reto.

img_4035Estábamos ante uno de nuestros “problemas” al que había que buscarle solución para lo que solicitamos la colaboración de Amalia. Llegó cargada de recursos: fotografías de pozas marinas que le sirven de inspiración, conchas, erizos, estrellas, trozos de madera y de cristal pulidos por el mar, corales y piedras.

Tras mostrarles todo esto y conversar sobre el objetivo que pretendían, se puso manos a a la obra: con un tablero de madera y pigmentos les dijo que recrearía un fondo marino. La sorpresa llegó cuando como utensilio para pintar sacó un secador de pelo. No daban crédito a lo que veían, pintar con un secador, esto incluso superaba todas nuestras anteriores extravagancias.

En verdad, tras todo un proceso en el que fue acomodando la pintura con el efecto del viento, el resultado es espectacular por los efectos creados así como por las texturas que fue dejando que se asemejan al agua en movimiento sobre la arena.

Tras el secado, no quedó más que añadir los elementos.

img_4095

Ahora sí están satisfechos del resultado, esto sí que les recuerda una de esas charcas en las que ellos suelen jugar en los días de playa. Nosotras también lo estamos por todo el rico proceso que nos condujo a este resultado fruto de mucho debate y de mucho pensar para la resolución de un problema.

img_4111

La Escuela Bosque Amadahi y el Pazo del Sol y la Luna, un binomio mágico

In EmocionArte, EncienciArte on 10/12/2016 at 13:30

15304286_926171527518492_2421923518069668334_o

Hoy queremos relatar una de esas nuestras experiencias de vida con ida y vuelta a pesar de que en esta ocasión no participó directamente nuestro alumnado ya que no fuimos más que mediadoras o propiciadoras de un descubrimiento y de un encuentro especial entre la tribu de la Escuela en el Bosque Amadahi en Dexo, la magia del Pazo del Faramello y muchas otras personas que de una forma u otra queremos hacer nuestra aportación para la re-naturalización de la educación.

Como en muchas historias comienza con dos protagonistas que de partida no se conocían.

En el mes de noviembre a Facultad de CC.EE de A Coruña invitó  a Innovarte a dar una charla al alumnado que está realizando el Practicum junto con otras experiencias, entre ellas la de la Escuela en el Bosque Amadahi en Dexo. Sabíamos de la existencia de esta escuela que toma la filosofía de tantas otras ya muy extendidas en países como Alemania, Dinamarca o Canadá, pero nunca habíamos tenido ocasión de conocer su idiosincrasia. Escuchando a Paz Gonçalvez, su directora, se nos despertó el deseo de conocerla in situ, así se lo manifestamos y nos invitó a ir cuando quisiéramos, de modo que ya cerramos una visita para unos días después.

Por otra parte, las personas que siguen nuestro blog saben que en el mes de septiembre dimos inicio al otoño con una visita de nuestro alumnado al Pazo del Faramello y que desde entonces comenzamos una historia de añadidos en la que en cada vuelta volvemos a encontrarnos manteniendo vivo un vínculo que se estableció entre nuestros niños y el, para ellos, Pazo del Sol y de la Luna. Desde el primer momento, Gonzalo, su dueño, nos manifestó su interés por dar una vertiente educativa al lugar del Faramello, sacando especial provecho pedagógico-lúdico al bosque y al Jardín del Recuerdo sin mediar más interés que el de la divulgación ambiental y el fomento del compromiso social y educativo, de modo que Innovarte le hace algunas sugerencias en esa línea.

Así fue como, uniendo estos dos elementos, pensamos que sería bueno que se conociesen, en primer lugar en Dexo-Oleiros, acompañándonos en la visita a Amadahi. En aquella ocasión, además del responsable del Pazo venían con nosotros dos técnicos municipales de educación, Anayansi y Aída, personas también muy comprometidas en la búsqueda de alternativas más reales a las actividades extraescolares dirigidas a los pequeños.

Esta primera toma de contacto tuvo lugar el pasado 21 de noviembre, día en el que caían chuzos de punta allá por la Costa Ártabra, lo que no nos disuadió de pisar el monte, los bosques, las rocas y los acantilados por los que corren y aprenden los niños y niñas de la Escuela en el Bosque Amadahi. De la mano de sus responsables educativas conocimos la vida cotidiana en esta escuela no convencional en la que se priman las relaciones escuela-familia y en la que los niños son artífices de sus aprendizajes siendo parte activa en su propio proceso educativo por tanto, sus percepciones, sus intereses, sus singularidades y sus gustos son los hilos con los que se va andamiando su conocimiento siempre con la ayuda respetuosa de las maestras, de las monitoras y del mismo vecindario. Decir que quedamos impresionados es poco, Amadahi nos hizo volver la mirada a lo básico, a lo sencillo, a lo carente de adornos superfluos e irrelevantes. Allí cada lugar tiene nombre y tiene sentido: la huerta, la entrada, la puerta de las palabras bonitas, el misterioso túnel vegetal de laureles, los lugares de reunión, los árboles, mismo el columpio al que adjetivamos como “el más hermoso del mundo” porque en su cadencia te traslada desde el bosque al mar. Aún escuchando una charla de Paz o visitando la web uno no se puede hacer una idea aproximada de la sensibilidad y del sentido educativo que allí se respira.

Fascinados como estábamos, tras la visita, conversamos sobre la educación y las aportaciones que cada uno puede hacer, así el dueño del Pazo las invitó a conocer su lugar, a correr por su también“aula con cielo, agua y árboles” y a plantar un árbol en el Jardín del Recuerdo, lo que de inmediato fue acogido con alegría y ya planificaron una visita con la tribu Amadahi para el día 8 de diciembre. Tras una primera toma de contacto que hizo Paz Gonçalves al Faramello a finales de noviembre, junto con su compañera María, perfilaron como discurriría este día tan especial para los pequeños y sus familias. A pesar de que querían que fuese un encuentro íntimo por tratarse de la primera salida del curso, pensamos qué personas podrían acompañarnos en esa aventura en la que no podrían faltar Gloria Mosquera y Tomi del grupo musical Mamá Cabra -que van todos los fines de semana a cantar con ellos en La Marola (islote emblemático de la costa de Dexo)- y unos amigos comunes de la Facultad de CC.EE de Lugo -los profesores Lina Iglesias Forneiro y Uxío Otero Urtaza (director del Máster de Dirección de Actividades Educativas en la Naturaleza)-, así como Anayansi y Aída, Esther y Asun (pilares fundamentales en el Jardín del Recuerdo), y nosotras de invitadas, que asistimos a ese encuentro tan mágico.

15284987_10210273242900967_8066134805726412891_n

Sentimos no poder ilustrar con fotografías el discurrir de la jornada, la razón es que no disponemos de las autorizaciones de uso de imagen, motivo por el que os invitamos a visitar el Facebook de Amadahi y allí podréis ver algunos momentos tales como el de la llegada al Jardín del Recuerdo;  el paseo hasta el hermoso puente romano de Francos; la plantación de dos ejemplares de cornus florida, que completaron dejando como recuerdo piedras-palabra y un bastón de poder;  la entrada al Pazo a un lado de la Roca madre y del trono celta donde nos hicieron sentar por turnos a Gonzalo, a Innovarte y a Gloria y Tomi para hacernos entrega de un regalo muy especial, una cuña de un árbol pintado por los niños en las que plasmaron mensajes como “Quien comparte su bosque comparte su corazón” en la dedicada al anfitrión, o “Maxia de nen@s” en la dedicada a nosotras.

img_1260

Una vez dentro, ya era hora de almorzar, momento también especial en el que las familias sacaron de sus mochilas elaboraciones caseras para compartir entre todos mientras charlábamos sobre la vida y la infancia al tiempo que íbamos picoteando un delicioso pan con forma de árbol amasado por todos los niños.

15403127_1191023997644735_87000740_n

Ya en la sobremesa una sorpresa más, Gloria y Tomi sacaron sus instrumentos musicales se pusieron a cantar las canciones preferidas de la tribu Amadahi.

15424586_1191023887644746_999322245_n

La jornada finalizó con un paseo por la legendaria senda de la Traslatio Xacobea con el cantarín río Tinto a un lado y al otro con las recientes reforestaciones que se hicieron en el bosque del Faramello para así eliminar especies invasoras, devolviéndole el lugar a los árboles autóctonos. Finalmente despedida y agradecimientos que se prolongaron hasta el caer de la tarde.

15423562_1191024087644726_1531878059_n

Quizás por eso quisimos  definir experiencia como un binomio mágico. Nos es imposible relatar la atmósfera especial que se creó en ese lugar ese día en el que hasta la climatología colaboró; es muy difícil describir lo que sienten unas maestras cuando ven que otra educación es posible; no es fácil contar cómo se constata que la naturaleza debe ser una aliada y protagonista educativa, por lo que tomaremos unas palabras de Paz Gonçalvez:

“Me siento emocionada por lo que provoca Amadahi….curiosidad, sonrisas …y sobre todo ganas, ganas de vincularse la Naturaleza, de aprender a través de ella, de amarla con mimos , pequeños y grandes, acercándonos a ella a través de canciones, de la escucha…Las primeras familias y María hacen que todo esto sea más fácil.”

Esperamos asistir a otros muchos encuentros entre nosotros o entre otros grupos que tengan la sensibilidad suficiente para entender que la naturaleza no es un tema a tratar una quincena o un trimestre en la escuela o en el día 5 de junio, muy por el contrario es nuestro medio más natural por ello hay que propiciar todo tipo de encuentros entre los niños y ella prestando atención a todos los componentes que intervienen en este proceso: afectivos, emocionales, cognitivos, sensoriales y muchos otros que no se pueden anticipar pero que siempre nos aguardan escondidos para sorprendernos.

15356011_1191023914311410_78108997_n

Gracias a la Escuela Bosque Amadahi y al Pazo del Faramello por dejarnos estar.

15416148_1191024097644725_975959722_n

InnovArte Premio de Pedagogía Marta Mata 2016

In PremiArte on 30/11/2016 at 14:34

img_9027-1

Ayer por la tarde recibimos en Barcelona el prestigioso Premio de Pedagogía Marta Mata 2016 por el libro “Los hilos de infantil. InnovArte Educación Infantil“, que será publicado en español por la editorial Octaedro, en catalán por Rosa Sensat, y ahora también en gallego por la editorial Galaxia.

Hace mucho tiempo que acariciábamos la idea de reunir en un libro algunas de las experiencias más significativas de InnovArte y así lo hicimos con motivo de concurrir al premio que convoca anualmente la Asociación de Maestros Rosa Sensat.

A modo de unas tejedoras que vamos realizando una manta con la que arropar a nuestros niños, introducimos veinte hilos o constantes que siempre están presentes en nuestras prácticas escolares; podrían ser más lo menos, pero son en definitiva los que nosotras consideramos deben guiar la educación de los niños y niñas y que, desafortunadamente, se están olvidando a favor de otros menos relevantes. Si logramos que los pequeños gocen con sus conquistas, descubran a los otros, aprendan a manifestar sus afectos, conecten con la Naturaleza y con el arte, valoren las pequeñas cosas, jueguen y disfruten, usen la lógica para la vida acercándose al pensamiento científico y a la sabiduría popular, se admiren con la belleza cotidiana, despierten los sentidos, suelten la lengua, se abran a lo no académico, celebren la vida, aprendan a guardar recuerdos hermosos, descubran el entorno más inmediato, se inicien en el amor por los libros y la lectura, disfruten de su infancia como niños, todo esto sumado la que sean capaces de manifestar agradecimiento por lo que la vida y las personas les dan, creemos que poco más y poco menos se puede pedir a los aprendizajes a realizar en la etapa infantil. Para ilustrarlo con ejemplos, recogemos más de setenta experiencias de vida realizadas con nuestro alumnado. No podíamos soñar con mejor respaldo para esta manera de entender la escuela que la del Premio de Pedagogía Marta Mata 2016. Como siempre decimos, mil gracias al jurado por considerar que hacemos una aportación de interés a la educación infantil.

Para nosotras, Rosa Sensat es un colectivo con presencia en nuestra vida profesional desde nuestros inicios, a través de la revista In-fan-cia y que representa los valores con los que sus fundadores dieron comienzo a esta trayectoria de más de cincuenta años en la formación del profesorado y en la renovación pedagógica, de modo que este premio nos hace sentir más cerca de sus ideales, que también son los nuestros.

Nunca agradeceremos suficientemente el apoyo de tantas personas amigas que siempre nos dieron ánimos para hacer medrar InnovArte plasmando en una publicación el devenir de seis anos del blog. Va por vosotros y por todas las personas que confiáis en nuestras aportaciones.

Dejamos aquí nuestras palabras (discurso-mm16) a la hora de recoger el premio, con ellas tratamos de explicar qué nos condujo a esto junto con nuestro orgullo de ser gallegas y de trabajar en la escuela pública gallega.

Premi pedagogia Marta Mata 2016: “Los hilos de infantil” de Mª de los Ángeles Abelleira i Mª Isabel Abelleira from Rosa Sensat on Vimeo.

Nos faltan palabras para describir lo que ayer sentimos cuando fuimos poniéndole cara a tantos miembros de Rosa Sensat a quienes conocíamos a través de sus artículos y de sus libros. Tampoco somos capaces de narrar nuestro orgullo y satisfacción al escuchar la glosa de los motivos por los que elegieron nuestro libro en palabras de Antoni Poch, un maestro que dijo que hasta había hecho un viaje virtual por nuestra tierra, el Val de la Mahía, para conocer en el ayuntamiento de Ames las localidades de Bertamiráns y Milladoiro y así contextualizar las experiencias escolares que había leído. Recordó también, que se lo dedicamos a nuestros padres, Manolo y Lina, de quienes aprendimos desde pequeñas que es la educación lo que nos hace mejores.

En este vídeo se puede ver el acto completo con la entrega del XXXVI Premio de Pedagogía Marta, la glosa de Antoni Poch, nuestras palabras de agradecimiento y, posteriormente, la entrega de los Galardones Marta Mata al escritor Joaquim Carbó y El Diari de l’Educació. Acceso a la galería de imágenes.

Acte de lliurament del Premi de Pedagogia i els guardons Marta Mata 2016 from Rosa Sensat on Vimeo.

15272194_1252860878111107_777787495236693461_o

Después vinieron todas las referencias en la prensa catalana y gallega, de las que dejamos aquí el enlace: La Vanguardia (30/11), Faro de Vigo (30/11), ABC.es (29/11), Faro de Vigo (01/12), Diari de l´Educació , así como en la web de Rosa Sensat.

Ahora a esperar para tener el libro ya en las manos, primero en catalán y en gallego y luego en español, mientras tanto volveremos por la sede de esa asociación emblemática de la renovación pedagógica que, ahora, ya es también nuestra casa.

dscn4837

Mil gracias a todas las personas que a lo largo de estos días compartieron con nosotras nuestra alegría y que nos enviaron palabras de respeto profesional, bien personalmente, por teléfono o por las redes sociales.

Siempre en deuda con todas y todos vosotros.

Escuelas de Barcelona (II). Escuela Pompeu Fabra: abierta a la sociedad

In InformArte, Sin categoría on 30/11/2016 at 14:02

img_1238

Continuación de Escuelas de Barcelona (I). Cuando tratábamos de localizar la Escuela Pompeu Fabra, le preguntamos a varias personas por dónde ir y ya nos sorprendió el comentario de una mujer que nos dijo que sabía de ella porque tenía un “patio abierto” al que a veces llevaba a sus hijos así, en efecto, cuando llegamos, lo primero que vimos fue una gran pancarta que invitaba a entrar en el patio, así como que era un centro sostenible.

dscn4821

Nada más entrar ya quedamos maravilladas por la vida que se veía: movimiento, exposiciones, información para las familias y alumnado; al ver a su directora, Leo Carbonell, corroboramos que el centro era su fiel reflejo y viceversa.

 Se trata de una escuela de infantil y primaria de una línea, con más de cincuenta años de historia, a pesar de que en este edificio llevan tan sólo trece. Nos cuentan en primer lugar cómo funciona lo del patio abierto fruto de una colaboración municipal por la cual, tras el remate de la sesión lectiva, el patio puede ser empleado como lugar de recreo por el vecindario, por lo que el ayuntamiento ha asignado un monitor para velar por el correcto uso de las instalaciones tanto de las exteriores como interiores, así la biblioteca, también bajo la supervisión de un monitor, la utiliza cualquier niño/a para leer o para hacer los deberes. Al mismo tiempo tienen establecidos convenios con entidades sin ánimo de lucro para la cesión de espacios (basket, yoga, acrobacias, danza, patinaje?), por un alquiler simbólico. Todo lo recaudado va a una bolsa para ayuda a la realización de salidas y colonias escolares a alumnado cuyas familias no tienen medios (en esto colaboran estrechamente con Servicios Sociales).

Nos habían aconsejado visitar esta escuela porque desde hace muchos años trabajan por talleres, así fue de las primeras cuestiones por las que preguntamos, por lo que nos explicaron que al tener jornada partida, le dedicaban cuatro tardes semanales, dejando la mañana para todas esas actividades más de grupo. Tienen cinco talleres en los que cada niño o niña pasa una semana en cada uno:

Jugem: actividad física y/o lúdica, juego simbólico (la casita es una habitación perfectamente acondicionada en la que juegan 5-6 niños)

Parlem: desarrollo de la expresión oral

Pensem: habilidades de pensamiento

Descubrir: actividades científicas

Expresem: lenguaje plástico

Una vez todos los niños pasaron por todos los talleres, se varían las propuestas. Destacable también es que para el alumnado de 3 años se contempla un tiempo de descanso tras la comida.

dscn4798

En cuanto a la distribución del espacio, no siendo un centro de diseño espectacular ni concebido a priori, sorprende el aprovechamiento que se hace de él. Así destacamos:

Patio: al que se accede directamente desde todas las aulas de infantil y en el que hacen dos turnos para evitar saturación de niños (Infantil-1º,2º EP y más tarde el resto de los niveles); cuenta con dos planos:

-zona de arena, con todo tipo de juguetes para amontonar, cavar, arrastrar o montar construcciones efímeras.

dscn4802

-zona de cemento: canchas, juegos de son, terraza con bancos en medio de la huerta, y en el que incluso permiten un día a la semana convertirlo en patio con ruedas (patines, patinetes, triciclos y bicicletas).

 dscn4809
Sumado a eso, hay rincones como la zona chillout, rocódromo, jardín de los olores, etc.

Continuando nuestra visita por el centro, sigue sorprendiéndonos  el uso racional del espacio y de los recursos, así hay una zona donde se almacenan todos los materiales lúdicos/didácticos/educativos, para de este modo compartir entre las aulas y evitar la saturación en las mismas.

dscn4816

De igual modo, en el aula de plástica además del espacio para la creación y exposición, hay una zona de almacenaje de todo tipo de materiales, perfectamente clasificados y organizados para que todo el profesorado del centro pueda acceder a ellos. Aquí debemos destacar el rol del profesor de plástica, quien además es el coordinador de la estética y de las intervenciones artísticas que se hacen en el centro; se apuran a puntualizar que no es un censor sino más bien un orientador/asesor artístico, lo que nosotras asimilamos de inmediato al atellierista de las escuelas reggianas.

Visitamos también el aula de inglés y allí mantuvimos una interesante conversación sobre la decisión del centro de no introducir la lengua extranjera en la educación infantil; argumentan que los pequeños tienen bastante con consolidar las dos lenguas oficiales, sin contar que hay niños con otras lenguas maternas. Esta medida creen que debidamente expuesta a las familias es aceptada por todos al margen de la presiones sociales existentes por meter todas las lenguas y todas las actividades posibles (e imposibles) en infantil.

Consideramos que fue muy acertada la recomendación de visitar la Escuela Pompeu Fabra, ya que a pesar de que se trató de una visita muy breve pudimos palpar de inmediato que estábamos en un centro con una trayectoria, con una reflexión educativa y con una postura clara sobre lo prioritario y lo secundario, como muestra su “Carta de compromiso educativo”.

Para profundizar más aconsejamos la visita a la web del centro.

dscn4824

No nos queda más que agradecer a la Asociación Rosa Sensat que nos facilitasen la visita a estos dos centros, esperando que podamos conocer otros en próximas estancias en Barcelona.

Escuelas de Barcelona (I). Escuela Bressol Municipal Els Patufets de Navas (0-3): sentido y sensibilidad

In Sin categoría on 30/11/2016 at 13:31

img_1224

Aprovechando nuestra estancia en Barcelona con motivo de la entrega del XXXVI Premio de Pedagogía Marta Mata 2016, le pedimos a la Asociación de Maestros Rosa Sensat si nos podían gestionar la visita a dos escuelas de infantil, lo que nos facilitaron con toda eficacia y cariño Mercè Marles así como la directora de la revista In-fan-cia. Las escuelas propuestas fueron Els Patufets (0-3) y Pompeu Fabra (3-6), de las que a continuación relataremos lo que más llamó nuestra atención.

Escola Bressol Municipal Els Patufets de Navas

Ya nos habían advertido de que sería bueno llegar temprano a ese centro para poder asistir al momento en el que se acogen de los niños y niñas de las manos de sus familias, así estábamos en la puerta a las 8:30 de la mañana en una escuela de un barrio del ensanche de Barcelona, sita en un complejo moderno que aúna un centro de 3ª edad, un centro cívico y la propia escuela, todo ello encima de un garaje, si embargo esto no se había convertido en un defecto sino más bien en una potencialidad del centro pues trabajan conjuntamente en el Plan Comunitario del barrio de Navas, pensando en qué pueden aportar a la comunidad desde el centro de infancia, cuidando la coherencia de todos los centros de Navas en sus intervenciones sociales.

Nos recibe en la puerta su directora, Clara Salido, al tiempo que le va dando la bienvenida a pequeños y familias. Nos sorprende (no tendría por qué) ver a muchos padres o abuelos, nos explican que se debe la que algunas madres pidieron concentración de jornada laboral de modo que empiezan a trabajar más temprano, motivo por el que son los padres los que se encargan de dejarlos en la escuela.

img_1231

El centro se abre a un espacio-patio sobre el que la directora nos dijo que estaban estudiándolo, pues habían visto la imposibilidad de hacer un espacio verde por tener debajo el garaje y haber peligro de filtraciones, así lo habían cubierto con arena de playa de modo que parecía un área recreativa  de un rincón de la costa, con sus mesitas merendero, con juegos de madera, con palas y calderos, teniendo todas las estancias un acceso directo a ella desde el interior, así como una pequeña solana que permitía el juego exterior incluso en los días de lluvia.

dscn4779

Ya sólo accediendo al recinto del centro se notaba una sensibilidad y una sutileza extraordinaria, lo que fuimos constatando según íbamos avanzando por los distintos espacios y saludando a niños, familias y trabajadoras.

No hay profusión decorativa porque creen que no se deben saturar demasiado los estímulos; esto al parecer está muy reflexionado con las familias así como argumentada su razón de ser, especialmente para evitar la sorpresa de los padres al llegar los primeros días y ver ambientes tan desnudos. Con todo, han conformado un equipo de trabajo para crear ambientes, no centrándose en cuestiones decorativas, sino en otros aspectos tan cruciales como pueden ser la iluminación, la accesibilidad, el tono de voz y el gesto. Así van haciendo ajustes de los que dejan constancia en un registro de los cambios que realizan en los espacios y la razón de por qué los hacen. Participan además en una comisión municipal creada con la finalidad de que, de cara a la construcción de nuevas escuelas, se puedan hacer aportaciones para la mejora del diseño y de la distribución de los espacios.

dscn4784

En alguna estancia encontramos padres/madres dentro, nos explicaron que era acorde con su concepción escolar en la que la apertura y la vivencia del cotidiana son pilares fundamentales; a pesar de todo, las personas adultas tienen que interaccionar con todo el grupo sin interferir, por el contrario, si se quedaron por un demanda de sus hijos, tienen un lugar específico donde hacerlo, fuera de la mirada de los demás niños. Recuerdan continuamente que la maestra no es una sustituta de la madre, asumen su rol docente lo que no les resta afectividad. Al final de la jornada hablan personalmente con cada una de las familias -por lo que le preguntamos si no tenían expuesto, como en muchas escuelas, un libro en el que se hace un resumen del día; descartaron esa opción porque tras debatirlo mucho concluyeron que no todos los niños hacen lo mismo y así sería falsear o concederle más importancia a una actividad sobre a otra.

dscn4788

Los niños pueden cambiar libremente de estancia, respetando siempre que las rutinas se realizan con el grupo de referencia, entre ellas la del descanso, algo sobre lo que todavía están analizando para mejorar el espacio dormitorio.
dscn4783

Ya nos anticipara el día anterior el profesor Miguel A. Essomba, Comisionado de Educación e Universidades de Barcelona, que las escuelas bressol estaban en pleno proceso de cambio volviéndose a la remunicipalización de las mismas, dejando así la gestión externa hasta ahora vigente. Nos decía que era un proceso complejo pero que consideraban podía mejorar la concordancia de todas ellas en la prestación del servicio.

Finalizamos con un café en el que tuvimos ocasión de conversar con distinto personal del centro, laboral y educativo, notando en todos la ilusión de ser parte de un proyecto de vida y de futuro.

dscn4789

Para quien quiera saber más, aconsejamos la visita al espacio web de Clara Salido su directora, miembro también de la junta rectora de Rosa Sensat, de donde destacamos artículos como: “Acoger al niño a la vida”, “Infancia, sociedad y educación“, o “¿Qué esperamos de la escuela? Vivir lo cotidiano, oportunidades de aprendizaje”.

Sensibilidad, profesionalidad, reflexión sobre la práctica, respeto por el niño y por sus familias y vinculación con la comunidad podrían ser algunas notas resumen de la visita.

dscn4794

Nuestras felicitaciones y ánimos a la Escuela Bressol Els Patufets de Navas y todo nuestro agradecimiento por permitirnos conocerla.

El bien-estar/estar-bien un derecho de la infancia

In ReflexionArte on 19/11/2016 at 12:54
c4ec17661f486c5647fc7a1d484b8873

Chema Madoz

Con motivo de la conmemoración del Día Universal del Niño, las redes sociales y medios de comunicación se llenarán de denuncias de situaciones de vulneración de sus derechos, de ausencia flagrante en la atención a sus necesidades más básicas, de manifiestos, de declaraciones, de citas, de exposiciones, de gestos, de cuentos, de cortometrajes y de otras muchas acciones necesarias pero no suficientes. De cualquier modo, en muchos casos no pasa de ahí. Pasó el día y pasó la romería.

Nosotras, hoy, queremos fijar la mirada en el día a día, en la cotidianeidad, en lo que tenemos cerca, enlo que vemos (o en lo que no queremos ver) en las escuelas: la carencia de bienestar de muchos niños y niñas, entendiendo el bienestar como estar-bien o bien-estar, lo que sería el resumen y finalidad última de todos los derechos.

Llevar muchos años en la enseñanza y tener ya bastantes años nos permiten una mirada comparativa de la calidad de vida de los niños. Calidad, esa palabra tan polisémica y de naturaleza tan multifactorial que en los últimos tiempos se asocia a la existencia de condiciones en muchos casos irrelevantes. Calidad de vida y bienestar en nuestro contexto hace referencia al cumplimiento de unas características sobre el estilo de parentalidad que establecen los padres/madres con los hijos; al establecimiento de unas normas ajustadas a la edad de los chiquillos; a la atención que se le dispensa para la cobertura de sus necesidades de higiene, alimentación, descanso, movimiento, sanitarias, educativas, relacionales, afectivas, emocionales y de apego positivo; y cómo no, a la existencia de unos referentes adultos que sean modelos de habla, de actitud, de valores, de ser y de estar en la vida. Pues es aquí donde nos encontramos el problema: en nuestro mundo, en nuestra sociedad (no en otras distantes o desconocidas), hay cada vez más niños y niñas que carecen de lo anteriormente expuesto. Y a esto no se le está prestando la debida atención; no queremos decir que pase desapercibido pero, como hay otras cuestiones más urgentes, pasa a formar parte de la normalidad, acostumbramos a decir que es contextual.

Los docentes tenemos indicios de sobra para detectar todas esas situaciones: la falta de aseo o de sueño, la ingesta con voracidad, el comportamiento de los pequeños, las expresiones, las anécdotas o episodios familiares que nos cuentan, la falta de hábitos adecuados a los distintos momentos, etc; lo que podemos complementar con la imagen que nos causan los progenitores y con las escenas en las que los vemos juntos (cuando se despiden, cuando los recogen o cuando los recibimos en tutoría). No hace falta ser muy sagaces para conformarse una idea bastante aproximada de su estilo y condiciones de vida así como de la forma en la que educan y se relacionan.

Se comenta en la escuela, nos lamentamos de la mala suerte de algunos pequeños, reprobamos a algunos padres pero poco más hacemos. La razón es siempre la misma, pensamos que nuestra opinión está sometida a nuestra subjetividad y que es demasiado drástica la adopción de medidas ya protocolizadas por los servicios sociales. Nadie quiere meterse en conflictos con los progenitores y argumentan que para llegar a la denuncia por maltrato deben existir riesgos de mayor gravedad. Solemos decir que no pretenden hacerle mal intencionadamente a los hijos, tan sólo que no saben ser padres/madres.

Pueden valernos todas esas justificaciones, ahora bien, hace falta recordar que nuestro principal objetivo es el bienestar del niño o niña, independientemente de que seamos capaces de comprender las adversas circunstancias de sus padres.

La negligencia en el trato a los niños está tipificada como una forma de maltrato infantil, así como el abandono educacional, siendo mucho más frecuentes de lo que pensamos, es suficiente con ver algunas de sus formas:

-Negligencia física cuando no se les provee de alimentación adecuada, vestido y condiciones de salubridad en el hogar, de supervisión adecuada para evitar riesgos físicos o accidentes por descuido, o cuando dejarlos sin comida es una amenaza o castigo.

-Negligencia educativa, tanto por no llevarlos con regularidad y normalidad de horarios a la escuela, como por el tiempo que se le permite a los niños la exposición a las pantallas.

-Negligencia psicológica y emocional, cuando a los pequeños se les ignora, si les deja sólos o en soledad, cuando las amenazas y los abusos verbales forman parte de su cotidianeidad.

-Negligencia médica, cuando los cuidados sanitarios son inapropiados a la edad y condiciones de salud de los niños o cuando no se siguen los procedimientos e instrucciones recomendadas por los médicos

Desafortunadamente, seguro que muchos de nosotros a estas alturas ya tenemos un niño o niña en mente y qué podemos hacer desde la escuela.

No es una inferencia ni una intromisión velar por el bienestar de los niños. Escuchar y hablar con los padres, aconsejarlos, hacerles ver que percibimos esas anomalías en la atención de sus hijos, incluso facilitarles los contactos con organismos e instituciones que pueden ayudarlos al tiempo que, advertirlos que, de persistir esas situaciones de riesgo, antepondremos el bienestar del niño o niña sobre todas las demás cosas.

Insistimos una vez más en que en la escuela hay que educar en los derechos, pero también cumplir con nuestra responsabilidad de garantizar el acceso de todos los niños a esos derechos. No es una cuestión de valentía sino de compromiso profesional.

Resultado de imagen de chema madoz

Chema Madoz

Pintando la piel de los árboles

In CativArte on 18/11/2016 at 19:31

Continuación de “La piel de los árboles”.

Buscando imágenes de la corteza de los árboles encontramos la web de Cédric Pollet, un fotógrafo botánico y arquitecto paisajista que recorre el mundo fotografiando la piel de los árboles; ha publicado libros y realizado exposiciones con esas espectaculares fotografías, así imparte talleres para escolares en los que explica curiosidades sobre los árboles. De su galería, organizada por el color de la corteza (blanca, roja, rosa, amarillo, verde o azul), observamos muchas fotografías, de las que nuestro alumnado opinaba que eran pintadas. A continuación les mostramos otras del eucalipto arcoiris y como no lo conocían insistían en que eran pintados con pintura o con los reflejos del sol, por lo que tuvimos que echar mano de árboles que fueron pintados como en el emblemático Bosque de Oma o el Ecoespazo O Rexo de Agustín Ibarrola, entonces quedaron fascinados y nos preguntaron por qué no pintábamos nosotros los  árboles.

Resultado de imagen de cedric pollet

Resultado de imagen de eucalipto arcoiris

Resultado de imagen de ecoespacio o rexo ibarrola

Resultado de imagen de bosque de oma ibarrola

Tuvimos que buscar una alternativa y acordamos que pintaríamos la piel de los árboles como nos gustase y que luego las colgaríamos como si fuese un bosque. Este es el resultado de este trabajo plástico sobre un soporte diferente, que produce sensaciones visuales, efectos de movimiento, olores, al tiempo que desarrolla la sensibilidad artística y estética.

Ver presentación.

La piel de los árboles

In EncienciArte on 18/11/2016 at 08:07

img_3911

Llevar al alumnado a “pensar con la piel” es una de las constantes de InnovArte, así aprovechamos cualquier ocasión para desarrollar el sentido del tacto, verbalizar las sensaciones que se perciben a través de él y conectar esas percepciones con otras conocidas o guardarlas en la memoria para poder rescatarlas cuando vuelvan a sentir algo semejante. El sentido del tacto aporta una información ingente que sin embargo en la escuela lo reducimos a duro/blando, caliente/frío o seco/mojado, pero hay mucho más, pensar con la piel puede ser fuente de ricos aprendizajes.

Este otoño tan amable que permite tantos paseos y que invita a caminar por el monte noss está proporcionando “tesoros” diarios (hojas, ramas, semillas, piñas, frutas) que nos traen nuestros niños y niñas, especialmente tras el fin de semana o festivos. Así fuimos juntando cantidad de trozos de corteza de los árboles, por lo que pensamos en hacer algo especial con ellas, dedicándole un tiempo a saber más de la piel de los árboles.

Tocar, sentir y ponerle nombre a lo que perciben.

Comparar en función de la suavidad o aspereza.

Pesar comparando grosor y tamaño.

img_3917

Sentir el calor o el frío que emana de la piel de los árboles.

img_3914

Conocer otros seres vivos que habitan en la corteza de los árboles.

img_3897

Ver as marcas (surcos, grietas o cicatrices)  que deja el crecimiento y la vida en los árboles.

Ver la estructura de la corteza en función de la especie arbórea.

img_3902

Con tal motivo hicimos una salida a un bosque cercano a la escuela y allí pudimos observar con lupas, medir con los brazos, tocar, palpar y abrazar los árboles, disfrutar corriendo entre ellos, así como hacer calcos de su piel.

img_3937

img_3957

Ver presentación.

Siempre decimos que para pensar con la piel la primera condición es sacarles el lápiz y el folio de la mano y dejarles tocar de todo sin miedo.

Apuntes para el Prácticum

In FormArte on 10/11/2016 at 00:12

dsc_0113Nos invitaron a participar en una jornada dirigida al alumnado de EI de la Facultad de CC.EE de la Universidad de A Coruña que en este momento está realizando el Prácticum II. A pesar del reacias que somos a hablar en público aceptamos porque, desde los inicios, uno de las razones de InnovArte es ser una aportación a la formación del profesorado, tanto en la inicial como en la permanente.
Nos habían pedido que hablásemos del blog y que dedicásemos un tiempo a exponer nuestras visitas a las escuelas italianas de Reggio Emilia, Pistoia y San Miniato, pero optamos por centrarnos en los hilos o constantes que deberían estar siempre presentes en las aulas de infantil. Creemos que, en estos tiempos en los que las experiencias escolares son como estrellas fugaces en el universo de las redes sociales, es necesario tenerlos presentes ya que, muchas veces, quedamos deslumbrados con su originalidad o con las imágenes de las que se acompañan y, con su resplandor, nos olvidamos de preguntarnos para qué se hacen, por qué surgen, qué pretenden y a qué se suman. Abundan las experiencias pero fallan los discursos, las fundamentaciones y la reflexión sobre la praxis educativa; así en más de las ocasiones se ven actuaciones contradictorias. Y esto es lo que nosotras pensamos debíamos transmitir a los futuros maestros, enseñarlos a ahondar más allá de la superficie, instarlos a rascar el barniz “innovador”, novedoso o de moda con el que se adornan, indagando sobre su verdadera esencia educativa.
Nosotras no es que tengamos la respuesta, pero cuando menos tenemos el hábito de analizarnos a nosotras mismas, de cuestionarnos y de reconducirnos para no desviarnos mucho de aquello que creemos debe ser la escuela infantil, de lo que debe estar presente en la vida de los pequeños y también de cuál es el rol de las maestras o maestros sin confundirlo con otros agentes, también educativos, pero no docentes.dsc_0115
Así que, a modo de los hilos con los que a lo largo de tres años vamos tejiendo un cobertor con el que arropamos a nuestro alumnado, hay unos ejes que constantemente aparecen en cada una de nuestras actuaciones y que tienen que ver con el despertar de los sentidos, con el hacerlos conscientes de su lugar en el mundo, de sus crecimientos, de la percepción que los demás tienen de ellos, de su capacidad de expresarse con las palabras, con el arte, con los gestos y con sus acciones. Creemos que poco más y poco menos se puede esperar de la función de la escuela infantil, sin embargo a día de hoy se están olvidando a favor de otras cuestiones que no son más que medios, no fines en sí mismas, caso por ejemplo de las tecnologías o de programas de todo tipo: matemáticos, de lectura, de escritura o de las -omnipresentes y pésimamente trabajadas- emociones.
Agradecemos que nos habían brindado la oportunidad de exponer el discurso InnovArte y valoramos muy positivamente la organización de esta jornada en medio del período de prácticas escolares del alumnado, porque tal y como manifestábamos a su responsable, es bueno no perder de vista al alumnado durante un cuatrimestre, hay que ayudarles a asimilar e interpretar lo que están viviendo en las escuelas llevándolos a un viaje continuo entre la teoría y la práctica.

dsc_0117
Puede que las prácticas en centros sean de lo más determinante en la configuración de los futuros maestros -lo corrobora toda la literatura e investigación hecha en ese campo-, pese a ello es algo que aún no está totalmente cuidado. Se sabe bien de la incidencia de un buen o de un mal tutor de prácticas en la formación del estudiante así como en la de los maestros noveles y sin embargo desde las universidades no se establecen y aplican criterios rigurosos para su selección. El alumnado suele hacer la elección por motivos que van desde la comodidad, la cercanía o la amistad y eso tiene tantas posibilidades de salir bien como de salir mal. Lamentablemente, más de las veces, la sabiduría adquirida se limita a conocer de primera mano los vicios que lastran la escuela, las razones del no por sistema o del abismo entre lo que debe ser y lo que es. En muchas ocasiones también se pierde la comunicación con los tutores de la facultad o se limita a un rendir cuentas del trabajo a presentar sobre el desempeño en el aula, que también, en muchas ocasiones, es pura ficción porque no les dejaron tocar pelota y fueron convidados de piedra, meros observadores o en el peor de los casos, hacedores de manualidades. Lástima de formación desaprovechada. Aún nos queda mucho por mejorar en ese aspecto, pero es bueno ir poniendo las primeras piedras tal y como hicieron con esta jornada.
Vayan desde aquí el nuestros agradecimientos y felicitaciones junto con las demandas de la revisión de los defectos del período de prácticas escolares de los maestros. Es por el bien de todos, especialmente, por el bien de la enseñanza.

“Días de outono”

In ContArte, Sin categoría on 08/11/2016 at 15:17
img_3795
Nos días de outono
hai follas de cores
e ventos que escriben
polos corredores
maiúsculas verdes,
puntos amarelos,
carreiros de pingas,
letras de marmelos,
gráficos de ramas,
marxes de erbedelos,
alfabetos de auga,
conversas dos regos.

Nos días de outono,
tranquilos e moitos,
hai cores nos campos,
nas nubes nos froitos.

Llegó a nuestras manos el nuevo poemario de Ana María Fernandez, “Versos da tarde laranxa”, publicado en la editorial Galaxia, desde entonces estamos disfrutando con la lectura de sus poesías llenas de imágenes, de colores, de sonidos, de sensaciones, de musicalidad y lirismo.

9788498657234

“A chuvia”, “Ese vento”, “O meu libro”, “Falemos”, “Agasallos” o “Poesía porque si”, tenemos la seguridad de que nos darán juego en muchas ocasiones.

img_3784-2

A veces leemos por el gusto de que los poemas nosa hagan cosquillas en el oído, en la piel y en el corazón; otras para recrear con la imaginación y otras para regalarle la vista a todos los que pasen por nuestras aulas.

img_3785-1

Con “Días de outono” nos dieron ganas de representarlo con acuarelas y completarlo con hojas secas.

img_3782

Aquí algunas de las diferentes visiones.

“¿Qué educación queremos?”

In ActualizArte on 07/10/2016 at 20:56

Hace tiempo que, por salud profesional, dejamos de escuchar las noticias educativas que llenan torticeramente los medios de comunicación; tal y como solemos decir siempre se quedan enredados en las mondas porque no tienen ninguna intención de llegar al meollo del asunto, que dicho sea de paso, no le interesa a ninguno de los que se dedican a pontificar en las tertulias o en las columnas de opinión, los que por cierto tampoco saben mucho de que estar minuto a minuto en las escuelas. Haciendo retrospectiva creemos que nuestro punto de desconexión con el hilo de la actualidad fue la raíz del debate alrededor del “Libro blanco de la educación”, luego para rematarlo vinieron todos los discursos de los postulantes al “Gran pacto educativo” cada uno de ellos con su propia idea para redimir y salvar nuestra, según ellos, maltrecha educación y ya no pudimos aguantar más. Desde entonces iniciamos un viaje al pasado pedagógico, a la lectura de los grandes de la educación, de los que no twittean todos los días, excepto cuando alguien se acuerda de ellos con motivo del aniversario de su muerte. Sorprende su contemporaneidad y su vigencia y nos preguntamos por qué nadie recurre a ellos, será que no dan conferencias TED (debemos recordar acrónimo de: tecnología, entretenimiento, diseño).

Por qué nos costará tanto aceptar lo que está bien sin querer cambiarlo a cada golpe de viento; por qué se ha sacralizado la innovación per se; innovar será incorporar mejoras a lo hecho o tirar por tierra todo lo que hay; cuántos más ensayos-errores tendremos que soportar hasta que alguien se percate de que a quien desgastan por el camino es a los que trabajamos por la mejora de la escuela.

Tanta tecnología, tanta nueva materia, tantas emociones de colores, tanto emprendimiento, tanto discurso vano ya nos tiene hartas.

9788499217376

No sabemos bien, pero en cualquier caso, en esta nuestra cura pedagógica nos sentimos reconfortadas cuando encontramos el libro “¿Qué educación queremos?” de Pilar Benejam publicado en Octaedro, quien ya en su introducción  escribe:

“Hay que tener la humildad y el placer de aprender de quienes nos han precedido y partir de su discurso para repensar, reformular y mejorar aquellas ideas que han sido base y el fundamento de la educación que queremos. Si estas ideas fueran nuevas, no serían básicas. Basta ya de desorientar a los maestros pretendiendo empezar siempre de nuevo. Esta soberbia, compañera fiel de la ignorancia, es un pecado frecuente en el mundo de la educación, porque se declaran obsoletas algunas aportaciones sin haber agotado y, en ocasiones, sin haber estudiado sus posibilidades, ¡cómo si estuvieran de vuelta sin haberse ido! Los cambios deben basarse en una apreciación bien digerida de las aportaciones anteriores, aceptando que la experiencia futura siempre puede comportar cambios y mejoras.”

Desde el inicio la autora apunta el riesgo que corre por colocarse en la marginalidad de no seguir las consignas de moda, y en seguida va desgranando aspectos de suma relevancia educativa como son:

-Las finalidades de la educación

-Qué se entiende por conocimiento

-Qué se entiende por aprendizaje

-Las metodologías y la práctica docente

-Cómo enseñar

-Razón, emoción, valores y acción

-La evaluación entendida como una pedagogía

-La profesión docente y la formación del profesorado

Pilar Benejam expone y argumenta en este libro su pensamiento y su práctica, ella que siempre llevó con orgullo ser maestra, dice que no hay mejor teoría que una buena práctica. Reconoce que lo escribió ya con una edad avanzada,  desde el conocimiento, la serenidad y la benevolencia que dan la experiencia, la reflexión y la memoria.

Puede que sea necesario que en estos momentos de incertidumbre se escuchen las voces de personas con experiencia acreditada hablando de la dignidad de la profesión docente, de su complejidad, de sus exigencias, de la satisfacción de trabajar con niños, niñas y jóvenes y de la responsabilidad social que representa.

Para leer con calma.

La definición de un niño: “Éranse muchas cosas”

In ContArte on 01/09/2016 at 22:59

eransemuchascosas_p

Llegamos a este libro de la mano de nuestra amiga Pilar de KunArte, con la que entre otras muchas cosas compartimos la visión de la infancia y de los pequeños como diversos, cambiantes, creativos, imaginativos, no sujetos a estereotipos nin clichés que los constriñen.

12742355_588941074603470_3787656895142096720_n

A la vista de este álbum ilustrado con collages y de sugerente texto, uno puede tener meridianamente claro que un niño o una niña siempre nos sorprenderán: pueden ser gigantes, el viento, una acrobacia, un salto mortal, una velocidad sobrehumana, una pluma que cae suavemente o el universo entero.

lupe-estevez-maribel-ganso

“Las personas somos por naturaleza un compendio de contradicciones y puntos opuestos, una mezcla de sentimientos, ideas concretas y conceptos abstractos. Somos un fantástico collage. De esta evidencia surge esta historia cargada de imágenes y palabras inspiradas en el mundo de la infancia.”

lupe-estevez-maribel-ganso-3

Una buena recomendación para comenzar el curso con la mirada abierta a las infinitas posibilidades de los niños y de las niñas.

lupe-estevez-maribel-ganso-2

Éranse muchas cosas“, Lupe Estévez y Maribel Ganso, publicado en Kókinos. Para saber más pueden visitar el blog de las autoras, donde incluso se puede ver el proceso de elaboración.

Creciendo por los pies

In EncienciArte on 02/03/2016 at 16:55

img_2659

A lo largo de los tres años que permanecemos con un grupo tenemos por costumbre establecer distintos punto por los que ellos mismos podrán ir constatando su crecimiento. Así tenemos en el aula un panel con cintas métricas en el que registramos sus “estirones” en altura, y otro para evidenciar los cambios de peso. Pero siempre les decimos que el crecimiento se nota en otro muchos aspectos: el habla, la autonomía, la capacidad de relacionarse, etc., a pesar de que eso no podamos medirlo con un metro. Por ahora y tratándose de pequeños de tres años, vamos estableciendo esas rutinas que nos acompañarán en toda la etapa infantil.

IMG_2452IMG_1878

Hasta ahora, nunca habíamos prestado mucha atención al crecimiento de los pies, aunque ahí de notan mucho los cambios, así que este año decidimos hacerlo, pero queríamos que fuese de un modo que nos permitiese verlos tanto individualmente como con respeto al grupo.

Tras dar muchas vueltas al comienzo, haciendo el contorno de los pies, comparando con los de los compañeros y mientras tanto, pensando en cómo evidenciar los “estirones” de cada uno, tras muchas búsquedas en la red sobre cómo medir los pies, finalmente, encontramos un modo de hacerlo y de exponerlo que nos dejó bastante satisfechos a todos.

 Inicialmente le hicimos el contorno del pie a todos y, aprovechando que estaban descalzos, le mirábamos el número de zapato y lo anotábamos encima. Sucedió que finalizadas todas las plantillas, las juntamos y nos dimos cuenta de que apenas había diferencia, pese a que habíamos anotado números muy dispares. Esto nos llevó a pensar que, a veces, el tamaño de pie no se corresponde exactamente con el número del calzado, y por supuesto, tampoco con el contorno del zapatón o de la bota. Hablamos con una madre que tiene una zapatería quien nos dejó una plantilla con todas las medidas en centímetros así como en la talla estándar europea. Pero la solución vino de mano de una compañera maestra que nos trajo unos medidores de pies. Ahí ya pudimos establecer fielmente la medida de cada uno, tanto calzados como descalzos.

img_2653

Ahora ya sólo había que pensar en cómo registrar los cambios a lo largo del tiempo, de un modo que resultara muy visible.

Le pedimos a las familias que anotasen sobre una plantilla que les facilitamos, la medida del pie de su hijo/a al nacer, cuando tenían un año, dos y tres. Hubo incluso quien nos mandó la huella en escayola hecha a los pocos días de nacer; y también hubo quien nos mandó patucos o zapatitos de cuando eran bebés.

Con la medida del pie de cada año hicimos una plantilla en acetato de color, una por cada año (1, 2, 3), y las superpusimos sobre una hoja de acetato transparente en la que fotocopiamos las medidas estándar, así permite ver con claridad cómo fue aumentando de tamaño.

img_2782

img_2784

Entretanto, buscamos información sobre las razones por las que crecen los pies, a qué se debe, para qué, si tan sólo crecían los dedos, las uñas o todo el pie. Esto nos llevó a todo tipo de hipótesis. También hablamos de la correspondencia entre altura/años/medida de los pies y de otras muchas cosas más.

img_2666

Llegó un momento en el que había que saber más de esta parte tan importante de nuestro cuerpo, por lo que lo primero que hicimos fue ir a verle los pies a Pepe, el esqueleto de la biblioteca. Allí quedaron sorprendidos con la cantidad de huesos que tenían. De paso, también le tomamos la medida a Pepe para saber qué número de zapato usaría.img_2668

img_2672

En una de nuestras búsquedas de información descubrimos el libro “Tengo unos pies perfectos” de María Solar, que nos permitió conocer muchas cosas sobre los pies.

Ahora tenemos expuestas en el ventanal del aula todos los “estirones” de nuestros pies, porque así con la entrada de luz se ven mejor. Permanecerán ahí hasta que los niños/as se vayan de esta escuela, entonces, las llevarán como recuerdo de su crecimiento junto con las cintas de altura y peso; le haremos una caja especial en la que guardarán “as medras” en infantil; pero aún falta mucho para eso. Mientras tanto, cada vez que un niño o niña está de cumpleaños -entre otros muchos de nuestros rituales que ya contamos en una entrada anterior- le tomamos la medida del pie.

img_2722

img_2746

Dice María Solar en “Tengo unos pies perfectos”, que Melchor Sabichón podía ser el niño más listo del planeta ya que sabía de dinosaurios, de estrellas y de planetas, sabía de casi todo menos de sus pies, de los que le permiten andar, correr, y conocer el mundo. “A veces nos preocupamos más de saber sobre temas y asuntos muy lejanos y nos olvidamos de la importancia que tienen las cosas que están muy, muy cerca.”

img_2771

Nosotras así lo pensamos, por ello quisimos dedicarle un tiempo a conocer esta parte tan hermosa e interesante de nuestro cuerpo.

Ver presentación de todo el proceso.

El mundo de Khoa Le

In ContArte, Sin categoría on 01/03/2016 at 09:15

6e695d38125125f497342546c0827371

Allá por el mes de noviembre descubrimos el libro “Sol y luna” de  Khoa Le, una historia que relata la necesidad de la alternancia noche-día para la vida en la Tierra. Quedamos fascinadas con la originales, ricas y serenas ilustraciones de la autora, una vietnamita que demuestra una percepción y sensibilidad exquisita plasmada en la abundancia de detalles -ninguno de ellos superfluo- que nos remite a esa estética oriental tan centrada en las sensaciones.

Ahora descubrimos cuatro nuevos libros suyos publicados, también, en la editorial San Pablo. Los recomendamos y le decimos a todo el mundo que Khoa Le habla de la vida, de la naturaleza y de sus tiempos, o de los conflictos cotidianos en la vida de los pequeños -las rabietas o el rechazo a bañarse o peinarse-, y sin embargo, sus libros no tienen ese tufo didáctico que se detecta a tantos otros. Ella cuenta historias, no da lecciones explícitas.

“Sol y luna”

sol y luna-CVR.indd

Las hermanas Sol y Luna reinan en el cielo, pero están celosas una de la otra. Una noche deciden averiguar quién es más importante y cambian sus horarios, pero se dan cuenta de que causan un montón de problemas. Este maravilloso cuento, escrito e ilustrado por la artista vietnamita Khoa Le y presentado en un cómodo formato y con una excepcional cubierta plastificada en 3-D, hará las delicias de niños y mayores. Sol y Luna ha sido galardonado con el Premio Samsung KidsTime que otorga el Consejo Nacional de Fomento del Libro de Singapur.

“La princesa de las nubes”

NUINUI_Cop-Cloudy-Princess-ES.indd

La dulce princesa vive feliz en las nubes, pero quiere descubrir el mundo que está debajo de ella. Un día desciende a la Tierra, cada vez más abajo, hasta que algo inesperado sucede. Este maravilloso cuento, escrito e ilustrado por la artista vietnamita Khoa Le y presentado en un cómodo formato y con una excepcional cubierta plastificada en 3-D, hará las delicias de niños y mayores.

“Simón el llorón”

simón el llorón-portada.indd

Simón nunca pierde la oportunidad de coger un berrinche porque piensa que así conseguirá todo lo que se propone. Sin embargo, un día sus padres deciden no hacerle caso, y Simón llora tanto que inunda toda la  casa y se forma un río, y luego, un mar de lágrimas… Este maravilloso cuento, escrito e ilustrado por la artista vietnamita Khoa  Le y presentado en un cómodo formato y con una excepcional cubierta plastificada en 3-D, hará las delicias de niños y mayores.

“¡Vaya pelos!”

vaya pelos-portada.indd

Tony no quiere peinarse, no le gusta que nadie le toque la cabeza. Su pelo está tan enredado que dos pajarillos deciden hacer su nido en él.  Y cuando los pájaros comienzan a cantar y crecen sus primeros polluelos, empiezan los problemas para Tony… Este maravilloso cuento, escrito e ilustrado por la artista vietnamita Khoa Le y presentado en un cómodo formato y con una excepcional cubierta plastificada en 3-D, hará las delicias de niños y mayores.

“No me quiero lavar”

no me quiero lavar-portada.indd

A Sebas no le gusta nada el agua. Nunca se baña, y en la suciedad que le cubre cada día un poco más, se multiplican unos invitados no deseados: las temidas bacterias. Para derrotarlas, Sebas tendrá que llegar a un acuerdo con el agua, ísu peor enemigo! Este maravilloso cuento, escrito e ilustrado por la artista vietnamita Khoa Le y presentado en un cómodo formato y con una excepcional cubierta plastificada en 3-D, hará las delicias de niños y mayores.

5bd00f2407b70de15f640580e07d76df

Celebrando los cumpleaños con arte

In CativArte on 11/01/2016 at 07:49

IMG_2830

Cada vez que comenzamos con un nuevo grupo de alumnado, en la reunión inicial con las familias, ya les anticipamos que, en el aula, celebraremos los aniversarios de un modo diferente al habitual. La razón que les exponemos es que ni los mismos niños saben cuántas veces los festejan -cuando menos tres o cuatro: con la familia (en el día), con los amigos y amigas (en el fin de semana), en el comedor escolar (a finales de mes), con los abuelos (en el domingo)-; así que en la escuela hay que tratar de huir de celebraciones en la misma línea consumista, haciendo en ese día algo que los haga sentir especiales y que sea para recordar. Al tiempo, hay que intentar que los aniversarios sumen los crecimientos de todos y de todas.
En este curso, adaptamos una idea que vimos en la red en Jugaryjugar, de entre las muchas y muy interesantes que proponían. Al inicio, le pedimos la cada niño y niña un lienzo de pequeño tamaño, los colgamos en la pared y sobre cada uno de ellos pusimos una nota en la que hay la fotografía de cada niño y el texto: “Reservado para…, y la fecha el aniversario”. Cuando llega el día, descolgamos el lienzo (que forma parte del conjunto de todos los del alumnado, profesorado y personal que tiene relación con el grupo), y en ese momento, el/la homenajeado/la, lo pinta a su gusto. Dado que se trata de niños de 3 años, pusimos como condición que sólo emplearían dos colores, sus favoritos, y que emplearían los utensilios y técnicas que prefieran (chorreando, salpicando, con los dedos, rollos, brochas, esponjas, pinceles…

El conjunto de lienzos se acompaña de un panel hecho con las fotografías de los niños y de las niñas según los meses de nacimiento y con un almanaque; así nadie se despista y llevan la cuenta de lo que falta para su aniversario.

El día que hay celebración, repetimos un ritual, en el que se traslada el nombre del niño o niña para la columna que corresponde (3, 4, 5 o 6 años), y se tacha en la que estaba hasta el momento; a continuación se descuelga el lienzo, elige colores y utensilios, y rodeado/a por sus compañeros, pinta su cuadro; le explica a los demás lo que representa, y de nuevo, se vuelve a colgar en su sitio. A continuación, observamos cómo va cambiando poco a poco esa obra colectiva que cerraremos a final de curso para mostrárselo a todo el centro.

Cielos, mares, campos de flores y noches estrelladas, integrarán esa intervención artística, tan personal al tiempo que tan de grupo.

“Espacios en armonía”

In ActualizArte on 20/12/2015 at 08:16

Portada de Espacios en armonía

Tras un largo período sin noticias de ella, recibimos con alegría la nueva aportación pedagógica de Beatriz Trueba Marcano, “Espacios en armonía. Propuestas de actuación en ambientes para la infancia”, que, con seguridad, se convertirá en un referente en la formación del profesorado, campo que ella domina por dentro y por fuera, ya que, a lo largo de muchos años fue asesora de formación.

Hacía mucho tiempo que un libro no nos tocaba tan certeramente; quién no siente en infinidad de ocasiones las discrepancias entre lo que iensa, lo que dice y lo que siente. He aquí el punto central del avance profesional: lograr acordar esas tres voces que todas escuchamos, que otras veces acallamos, y con las que incluso noscontrariamos.

En cuanto lo leímos, escribimos una reseña para RELAdEI, la Revista Latinoamericana de Educación Infantil, que podéis continuar leyendo desde aquí.

Toda una generación de docentes de infantil tenemos entre nuestras referencias bibliográficas  “Talleres integrales en educación infantil” de Beatriz Trueba Marcano, un libro publicado en 1999 en el que se nos presentaba una propuesta de organización del escenario escolar, que aún a día de hoy, sigue siendo innovadora, motivo por el que está presente en todas las citas sobre organización del espacio. Así, recibimos con alegría la nueva aportación de esta maestra de infantil y asesora de formación, desempeño que la ha llevado a ser conocida tanto por sus publicaciones como por sus intervenciones en múltiples foros de educación infantil.

En palabras de la autora, “Espacios en armonía”, es el fruto de dos años de trabajo, en los que a partir de un artículo y animada por un editor, decide plasmar sus reflexiones alimentadas por su experiencia en los centros y en el asesoramiento formativo, lo que le ha supuesto un enorme esfuerzo de pulido de lenguaje ya que los tópicos pedagógicos están tremendamente contaminados. En esa linea, plantea como eje la importancia de los paradigmas que sustentan nuestras prácticas y la manera en que se manifiesta la relación entre el hacer, el decir, el pensar y el sentir como maestros. He ahí la clave, ¿cuántas veces nuestro pensamiento entra en clara contradicción con nuestra praxis?, ¿en cuántas ocasiones lo que decimos no se corresponde con lo que realmente sentimos sobre la educación?

Leer en RELAdEI.

Para quien quiera conocer otras publicaciones:

-“Talleres integrales en educación infantil. Una propuesta de organización del escenario escolar, en Ediciones de la Torre en 1999.

-“Modelos didácticos y materiales curriculares en educación infantil“, en Investigación en la escuela nº 33, 1997.

“El paraguas”

In ContArte on 01/12/2015 at 08:50

descarga

A veces y sin esperarlo, nos encontramos con un tesoro en las librerías. En este caso, se trata de  “El paraguas” , un libro con música incluida, editado en Pastel de Luna, gracias al que también descubrimos otros de la misma editorial.bf73bf_7b99fa70524e4cf1a5f428f887ab06b1

.descarga (1)

Es un libro inusual, de los que ponen la imaginación en funcionamiento, una hermosura de la que podemos echar mano en infinidad de momentos y con muy diversos motivos: para deleitarnos, para inspirarnos, para crear, para profundizar más en sus mensajes implícitos, etc. Es un libro sin edad, ni tema, así que cualquier persona podrá emplearlo para lo que desee: leer, inventar historias diferentes, dramatizar, evocar, representar plásticamente, escuchar, o hablar de lo que nos diferencia y de lo que nos iguala a todos.

images (1)

“El paraguas”, es un álbum ilustrado sin ningún texto, cada página que pasamos da pie a una nueva historia. Comienza con la imagen de un paraguas amarillo en el puerta de una casa como cualquier otra, en una calle cualquiera, al que poco a poco se le van uniendo otros paraguas de distintos colores en el recorrido que hacen por espacios conocidos de un pueblo cualquiera. Es altamente sugerente e incluso sinestésico. Se acompaña de una música de piano especialmente compuesta para él.

Según el ilustrador, Jae Soo Liu, “El paraguas”, se le ocurrió mientras veía, a través de una ventana, cómo llegaban sus alumnos al instituto en un día lluvioso; bajo los paraguas no había diferencias, todos eran iguales. Esto es el mensaje que pretende contarnos el libro.

Dong Il Sheen, dice que el tema está compuesto sólo por tres notas Do-Re-Mi, con variaciones para contar lo que va sucediendo en cada página.

Aquí, se puede saber más del álbum y escuchar un fragmento de la música que evoca las gotas de lluvia. A nuestro alumnado le encanta escucharla y bailar al son de la lluvia.

images

Antía Cal, la palabra justa

In ActualizArte, VisionArte on 30/11/2015 at 09:22

Sentimos un gran afecto por Antía Cal, motivo por el que nos alegramos al saber que se hizo un documental sobre su visión y trayectoria en el campo de la educación de los niños y de las niñas, que lleva por título “Tita, a palabra xusta”. Se presentó a finales del mes de noviembre en Muras, su lugar de nacimientos, donde es conocida como Tita a do Mesón.

En este enlace, podrán acceder a una muy reciente entrevista realizada para el programa ZigZag diario de la  TVG con motivo del estreno del documental dirigido por Miguel Piñeiro.

Siempre pensamos que a Antía Cal no se le agradece suficientemente la labor que realizó por la modernización y apertura de la educación gallega, estableciendo lazos con instituciones como Rosa Sensat, introduciendo el inglés en las aulas sin restar espacio al gallego, fomentando la participación real de las familias en el proceso educativo, y  sobre todo, poniendo en valor la cultura gallega en la escuela.

Desde aquí , ya hablamos en varias ocasiones sobre la entrañable y audaz Tita:

-con motivo de la presentación de su libro “Este camiño que fixemos xuntos” publicado en la Editorial Galaxia en el 2006, con la presentación del amigo Xesús Alonso Montero, presidente de la RAG, y del que  recomendábamos a su lectura;

-del reconocimiento a su trayectoria, con el Premio Trasalba en el 2012 , para lo que la Fundación Otero Pedrayo editó el libro Antía Cal. Sementar no futuro“;

con la entrevista que le hicieron desde el programa Preescolar na casa, en la CRTVG en el 2012;

-con la entrevista que le hizo Gena Borrajo para la revista EDUGA 50, “Antía Cal Vázquez: unha vida de superación“.

Creemos que todo el profesorado debería conocerla y saber se su legado…, lástima que no sea tema de oposiciones, ya que parece que esto es lo que dota de “trascendencia” a los pedagogos y a las escuelas (entre las que, curiosamente nunca están las gallegas).

InnovArte en KunArte

In CativArte on 28/11/2015 at 09:44

Una de las grandes satisfacciones que nos da el blog es la de ponernos en contacto con gente que, aunque geográficamente distante, nos es muy próxima en las visiones sobre la infancia. Así fuimos invitadas a un foro que dejó una muy grata huella en nosotras. En el mes de noviembre allá fuimos a Victoria-Gasteiz a participar en el programa Ikusi Makusi de KunArte,  el Centro de Innovación Artística y pequeña infancia, un proyecto hermanado al Teatro Paraíso, una iniciativa que hace falta difundir, tanto por su origen y motivación como por su trayectoria y labor que desarrollan en la actualidad, que los hizo dignos de muy prestigiosos premios y galardones nacionales e internacionales a lo largo de los 38 años que llevan trabajando por el teatro.

Una visita a la web de Teatro Paraíso ya nos da una idea del proyecto global que realizan, destinado tanto a la representación de obras de muy alta calidad, como a la educación-formación de espectadores (niños/as, familias y educadores). Esto, junto con la conversación telefónica que mantuvimos con Pilar, y la asistencia a la representación de su obra “Nómadas” en La Coruña, hizo que desde el primer momento nos entusiasmáramos con la propuesta de una “charla en familia” en la maravillosa casita que tienen en Abetxuko Pueblo, en la que a cada paso que dábamos, tomábamos una nueva idea inspiradora de cada uno de los rincones y espacios.

Nosotras teníamos el encargo de hablar sobre cómo introducimos el Arte en nuestras aulas a través de las pequeñas cosas, así hicimos una presentación de alguna de las experiencias publicadas en InnovArte, y, por sugerencia de nuestras anfitrionas, finalizamos con un “remake” de la intervención Las llaves están en infantil. Eso fue lo de menos, porque lo magnífico de ese fin de semana fue a conocer in situ el buen hacer de KunArte, coincidiendo con el Festival Internacional de Teatro infantil de Vitoria-Gasteiz. Asistir la representaciones como la de la compañía Teloncillo Teatro, dirigidas a pequeños y a sus familias, con una exquisita puesta en escena y trato con el público, hizo que eleváramos exponencialmente nuestros criterios de valoración de una representación teatral infantil.
Charlar sobre la educación en las artes, sobre la vida o sobre lo que nos apasiona y vivir momentos tan agradables en una hermosa “ciudad verde”, harán que mantengamos un gran recuerdo de una iniciativa tan singular como es KunArte.
Gracias mil a todo el equipo, mil gracias a Pilar, Rosa, Elena, Irene, Ana  y Tomás, seguid dándonos tantos frutos de vuestro proyecto de juventud.

Animar a leer en infantil

In ActualizArte on 12/11/2015 at 09:59

12243597_10206810048162531_383304542891030687_n

En el mes de noviembre, Francisco Castro editor y escritor, se puso en contacto con nosotras para invitarnos a participar en el Caderno  de análise 124  A fondo del periódico  Sermos Galiza, centrado en esta ocasión en la promoción de la lectura.

Ahora, con él en las manos, consideramos que “Dos contos á lus do candil, á cultura da imaxe” resultó un número muy interesante. Francisco Castro, el coordinador del cuaderno, lo inicia con un artículo que lleva por título “Máis gramática e menos fantasía”, en el que sostiene que no sólo leyendo se hace fomento de la lectura, también escribiendo, por tanto, aprendiendo a escribir, aprenden a leer, y así incluye la creación pensando que puede que escribiendo quizás aprendan a amar la literatura. Propone que se incorpore, también,  la escritura creativa como una rutina curricular, lo que requiere -cómo no-  de la formación del profesorado.

Sigue el número con una entrevista a Concha Costas, presidenta de Espazo de Lectura, realizada por Xabier P. Iglesias, donde reivindican que la lectura es un factor socializador que nos permite una ciudadanía crítica.

Jacobo Fernández Serrano, dibujante y autor de literatura infantil, habla de la banda diseñada en la escuela, del cómic, que con su naturaleza híbrida, ofrece infinitas posibilidades para un educador, incluso se permite un vaticinio en el que los ve, junto con la novela gráfica, como una de las grandes atribuidas del mundo editorial en la escuela.

Antonio García Teijeiro escribe un sugestivo artículo que lleva por título “Cultivar con la poesía las emociones del alumnado” en el que ya comienza afirmando que los seres humanos precisamos de la poesía.  Como docente y como escritor, sostiene que la poesía puede ayudar a cambiar la línea de conducta de niños y adultos, y y a pesar de todo no tiene presencia suficiente en las aulas, está al margen. Defiende la poesía en voz alta, poesía para sorprender, para ganar la atención de los chicos, para emocionar. Y según él, alguna de las razones por las que la poesía no entra en las aulas es porque los docentes no fueron educados en ella, por ello, ofrece un camino para iniciarse echando mano de la literatura de tradición oral, siguiendo con los cuentos rimados, dando paso inmediato a los romances, y luego las canciones (poemas en música). Pero sobre todo, considera que la clave está en la convicción de que la poesía tiene valores para  la formación de las personas.

Nosotras, hablamos de cómo enganchar al alumnado “por la oreja” y llevarlo al mundo de los libros, a través de cuentos, -bien contados, bien escogidos- sin perseguir nada más que el placer de la escucha. Afirmamos que leer, leer y leer es la única fórmula mágica o secreto para hacer lectores,  y lamentablemente, se hacen muchas actividades de fomento (exposiciones, campañas o díasde), pero se lee poco en los centros, en las aulas, en las bibliotecas, en las casas, y en los espacios infantiles.

El cuaderno se cierra con una conclusión a cargo de Francisco Castro en la que hace un alegato a favor de la lectura ya que leer sólo produce beneficios. No tiene absolutamente ninguna contraindicación.

Como sucede siempre, estos argumentos a favor de la lectura sólo los leerán las personas que ya leen, a las que no leen las dejará igual, pero a lquienes leemos nos darán razones para no cejar en nuestro empeño.

Ausencias y presencias

In InformArte on 11/11/2015 at 10:09
Chema Madoz

Chema Madoz

Hay ocasiones en las que la vida nos deja tiempo para proyectarnos y otras en las que hay que hacer trabajo hacia dentro. La ausencia de InnovArte en estos últimos tiempos fue debida a una de esas épocas en las que hay que cuidar más de lo que nos rodea. Incluso valoramos que había llegado el momento de cerrar un capítulo.  Con todo, no dejó de crecer, no hay día en el que no recibamos solicitudes de amistad a través de las redes sociales, mayoritariamente de estudiantes y personas que opositarán en breve. Esto nos llena de satisfacción y nos da ánimos para pensar que el trabajo desarrollado a lo largo de seis años, aun está vigente, siendo de utilidad para mucha gente. Poco más se puede pedir,  incluso nos lleva a creer que somos como Frederick, el ratoncito poeta de Leo Lionni que durante las épocas de oscuridad se alimentaba con los rayos de sol cosechados durante el verano.

Queremos agradecer todos los mensajes que recibimos de amigas y amigos de InnovArte extrañados por el parón del blog, al tiempo que nos daban razones o ánimo para continuar. Lamentamos mucho el no haber aceptado todas las invitaciones que nos hicieron para participar en actividades, eventos o publicaciones, pero en otra ocasión será.

Aun así, no dejamos de leer, de descubrir y de comenzar el camino con un nuevo grupo, de modo que, ahora clarea el horizonte, iremos compartiendo lo vivido.

InnovArte finalista autonómico al Premio FAD

In Sin categoría on 22/07/2015 at 00:04

logo

El día 22 de julio recibimos la grata noticia de que el proyecto presentado por InnovArte Educación Infantil fue seleccionado como finalista autonómico para el Premio a la Acción Magistral 2015 convocado por la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción), a Comisión Nacional Española de Cooperación coa UNESCO e BBVA, que tiene como objetivo galardonar y dar a conocer proyectos de promoción de valores sociales realizados por docentes de centros educativos de Infantil, Primaria y Secundaria de toda España.

El Premio FAD que va por su 11ª edición, este año añadió una nueva categoría, la de Proyectos en Red, por la que concurrimos con el título “(Re)conquistando el territorio de la infancia. InnovArte Educación Infantil: el valor de los pequeños gestos”. Pensamos que era una buena ocasión para exponer lo que llevamos seis anos defendiendo, que no es otra cosa que entender que toda acción educativa sobre los valores sociales tiene que ser la suma de un constante trabajo diario de los pequeños gestos, por encima de las grandes acciones “efemerizantes” que, habitualmente, se realizan con motivo de la celebración de un día marcado en el calendario escolar.


IMG_0573

Una vez cerrado el plazo de presentación, en cada Comunidad Autónoma se reúne una comisión conformada por representantes de la FAD y personas expertas en educación así como miembros de la administración educativa, quienes seleccionan los proyectos que representarán a esa comunidad. En la segunda fase, la FAD reúne una comisión nacional que escogerá un ganador por cada una de las tres categorías. Esto tendrá lugar en el mes de septiembre, de modo que tendremos que esperar. A pesar de todo, para nosotras ya es un logro que el discurso InnovArte llegue tan lejos y tenga tanta aceptación. En más de una ocasión tuvimos la sensación de que remábamos contracorriente, no hay más que echar un vistazo a las redes sociales en los “días especiales” en los que se conmemoran los distintos valores, para comprobar que parece que todo se reduce a eso, y que luego ya no hay nada más que hacer. Una de la primeras entradas de InnovArte, allá por enero de 2010, ya trataba sobre esa cuestión, *Folclorización de las conmemoraciones escolares; luego vinieron otras muchas en esa línea que se pueden leer en la categoría RebelArte una de las más queridas por nosotras ya que es donde volcamos todo el enojo que nos produce esa “perversión del hecho educativo”. Pero InnovArte es mucho más que un grito desesperado, es una ventana en la que mostramos nuestra manera de hacer. Así, cuando criticamos algo, siempre mostramos alternativas que, a nuestro entender, son más coherentes con los principios educativos, con los intereses y con la formación de los niños y niñas para la promoción de valores prosociais. Hoy por hoy, tras seis años de trabajo y 1050 entradas, en el blog, se pueden encontrar ejemplos de suficientes para comprender que la conciencia ciudadana, social, personal o medioambiental tiene que ser fruto de un continuum en el que no tienen cabida las incoherencias, que tan pronto detectan y nos reprochan los pequeños, a pesar de que tratemos de saturar su entendimiento con los fastos de celebraciones que cada vez se asemejan más a cualquiera otra cosa festiva que a lo que deben ser.

Pero, Innovarte es mucho más que un proyecto escolar desarrollado en sus aulas por dos maestras de dos centros educativos gallegos, el CEIP A Maía y la EEI Milladoiro, se trata de una acción educativa que se abre a millares de personas (docentes, familias, educadores, estudiantes, y otras muchas interesadas en la formación de los más jóvenes); así lo viene constatando a través de su presencia en el mundo virtual, como en todas las acciones formativas en las que es invitado a participar (cursos, congresos, jornadas, medios de comunicación y revistas especializadas). Reconocimientos como los premios Mestre Mateo 2011, el Francisco Giner de los Ríos 2012, o ser seleccionado para representar a España en la Red Iberoamericana de Educación Infantil, le dieron una proyección al blog con la que no podíamos soñar en el momento que comenzamos esta andadura.

Vaya por delante nuestro agradecemento a la comisión autonómica, porque, insistimos, para nosotras, ya es un reconocimiento de que el discurso InnovArte es compartido desde campos tan singulares como son la propia administración educativa, la Universidad e instituciones cuya finalidad principal es el avance educativo y promoción de valores prosociales.

Dejamos aquí el enlace al proyecto presentado, a la noticia recogida en el periódico La Voz de Galicia, así como a un vídeo en el que condensamos lo que es InnovArte, sus constantes y porque entendemos que debemos Re(conquistar) el territorio de la infancia.

InnovArte en la UIMP- A Coruña 2015

In FormArte on 09/07/2015 at 18:11

En el mes de julio tuvimos ocasión de presentar InnovArte Educación Infantil en el curso de verano que organiza conjuntamente el Ministerio de Educación con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en la sede de A Coruña. Se trataba de la actividad formativa “Aprendizaje creativo e innovación docente” dirigido por César Bona y Mar Jiménez, en el que quisieron presentar a los asistentes algunas de las experiencias que se desarrollan en los distintos centros del territorio estatal que tienen como denominador común la búsqueda de un nuevo modo de acercarse alumnado colocándolo en el centro de la acción educativo, haciéndolo protagonista de su proceso de aprendizaje.
Para nosotras fue un auténtico lujo“compartir cartel” con representantes de experiencias escolares avanzadas como son los centros Amara BerriAshoka -las escuelas changemaker -considerados entre los más innovadores del país-, así como con los responsables del centro gallego CEIP Francisco Vales Villamarín de Betanzos, reciente ganador del premio nacional de educación inclusiva. No se olvidaron tampoco de las iniciativas de escuelas pequeñas, mucho menos conocidas que las anteriores, pero que, gracias al empuje de docentes entusiastas realizan una labor tan innovadora, así entramos en la ventana mágica de Domingo Santabárbara que nos cargó las pilas a todos los asistentes con sus experiencias “frikis” con la tecnología; o del proyecto de los protectores planetarios de Juan Antonio Rodríguez Bueno. El programa se completaba con conferencias como la de la profesora universitaria María Acaso quien hizo toda una declaración de intenciones bajo el título: “Prometo no utilizar dos veces la misma unidad didáctica”, complementada por Eva Morales; o la de Francisco Javier Estella Rabal que nos enseñó a iniciar el uso del cine en las escuelas así como a realizar cortos. O curso comenzó con una videoconferencia de Guillem Ferrer Reynes -un personaje al que no conocíamos y a quien hay que conocer así como su web Poc a poc– iniciador de un movimiento en Mallorca con el que pretenden inspirar, impulsar y crear acciones locales para el cuidado de la Tierra, del alma y de la sociedad con un activismo de servicio que integra ecología, espiritualidad, economía de la felicidad y la educación en una atmósfera de espíritu libre y de servicio a la comunidad.
Nostras, InnovArte Educación Infantil, impartimos nuestra conferencia sobre lo que se convirtió en el leit motiv del blog, la defensa del patrimonio de los niños y de las niñas, su infancia, que cada vez se está viendo más mermada, en tempo y en calidadad de experiencias, por causas que proceden tanto del contexto social, del familiar y del académico. Expusimos nuestra firme creencia en el valor de los pequeños gestos y del compromiso “real” de todos con la mejora de la calidad de la atención a la infancia sin estar esta mediada por intereses mercantilistas y/o ajenos a los niños, y sin confundir tampoco los ámbitos asistenciales, educativos y de entretenimiento, pese a que tan sólo los separa una muy fina linea.


César Bona, cerró el ciclo formativo presencial de una semana con su visión de los retos y desafíos con los que se encuentran los docentes hoy en día en día. Por no extendernos en demasía, os dejamos un enlace a un artículo que escribimos sobre él para RELAdEI, por la profunda impresión que nos causó como docente comprometido.

En nuestra trayectoria formativa, tan sólo en una ocasión tuvimos ocasión de participar en un curso de verano de la UIMP en Santander, pero tanto en aquella como en esta edición de A Coruña, la organización, el trato dispensado y la calidad de los conferenciantes, hacen que tengamos una muy elevada opinión sobre esta modalidad de formación, que se desarrolla en épocas no lectivas de modo intensivo a lo largo de una semana, siendo tan provechoso el programa establecido como la oportunidad que nos brindan de estar en contacto con otros docentes y profesionales propiciando intercambios que nos enriquecen en todas las facetas, tanto personales como profesionales. Como siempre cuentan con una fase presencial y luego con una de trabajo que se prolonga a lo largo de un trimestre, viendo así la posibilidad de implementar lo aprendido en el propio contexto escolar, siendo tutorizados por alguno de los conferenciantes o coordinadores del curso. Creemos que esta opción formativa es casi un premio para los participantes, algo que todos deberíamos probar en alguna ocasión, por lo que aconsejamos estar al tanto de las convocatorias anuales que publican en la web del Ministerio de Educación.
Como siempre, detrás de una gran iniciativa, hay que descubrir y reconocer el trabajo silencioso de quien lo organiza, en este caso, vaya desde aquí todo nuestro agradecimiento a Beatriz Fernández Pazos y Mar Jiménez, dos docentes, en la actualidad, personal de la administración educativa del Ministerio, que nos conducen a pensar que, afortunadamente, en todos los campos, hay grandes profesionales  que, de una forma o de otra hacen el posible por elevar la calidad educativa, dando lo mejor de sí mismas.

Intervención artística final: Las llaves están en infantil

In CativArte on 19/06/2015 at 07:46

A lo largo de estos tres años mantuvimos un juego con nuestro alumnado en el que le decíamos que la maestra tenía unas llaves mágicas con las que logramos abrirles la cabeza, el corazón, los sentidos, la mirada o el pensamiento. Ahora que se van con todo abierto, le pregunté si no me dejaban aquí las llaves para poder ayudar a otros niños y niñas a abrirse. Por ello decidimos hacer una intervención artística como un recuerdo o una metáfora de ese nuestro juego.

Nosotras, siempre decimos que el arte es un lenguaje que nos permite expresar ideas con otros recursos, los plásticos. Es fundamental que comprendan que una obra es una forma de expresión, por ello, cuando hacemos trabajo artístico, no se trata de copiar obras de autores más o menos relevantes, sino que entiendan que son otros modos de representar el mundo. En este caso, pese a la aparente sencillez del resultado, cuidamos mucho el proceso y todo tiene un significado.

Una vez acordamos que me haríamos un cuadro con las llaves que empleamos, redactaron una nota para pedir a las familias que colaborasen con nosotros aportándonos llaves que ya no utilizasen en casa, explicándoles que era para nuestra última intervención artística. Así juntamos cincuenta de todos los tamaños, modelos y formatos: las hay grandes, pequenitas, llaves de armarios, de puertas, de coches, tubulares, de doble punto, de seguridad, de cajas, de portal…

Luego fuimos decidiendo qué podía simbolizar cada una de ellas: la llave con la que abrimos los secretos, los ojos, el oído, la bondad, la timidez, los sentimientos, la sensibilidad …, y por supuesto una llave personal con la que se abrió cada uno de ellos y de ellas. Sobre cada una de ellas se escribió su función.

En el último día nos trajeron una de esas llaves grandes y antiguas (de hórreo o molino) y decidimos que esa sería la llave maestra que puede abrir todo.

Como soporte, tras dos intentos, nos decantamos por un lienzo grande sobre el que cada uno de ellos escribió varias veces su nombre con ceras acuarelables, de modo que una vez aplicada el agua, cada color de cada nombre se fusionó con los otros creando una paleta multicolor donde los nombres permanecen atenuados por debajo de los colores. Como cualquiera puede suponer, esto no se le ocurrió a ellos, pero sí se les explicó la razón por la qué se hacía así. Todo responde a un motivo, es una metáfora y así hay que hacérselo ver.

Hecho el montaje, se busca un título, nos decantamos por la propuesta de una niña que escribe “Las llaves mágicas abretodo”.

Ahora que ya vaciamos el aula, recogimos todos sus trabajos, los carteles con sus nombres, quedando todo de nuevo desnudo y en blanco para volver a comenzar con otros niños y niñas, saben que ese cuadro quedará conmigo y que cada vez que lo vea recordaré cómo se fueron abriendo estas veinticinco personas que cuando llegaron a la escuela aún tenían muchas puertas cerradas. Tan sólo fue preciso encontrar la llave adecuada para lograr que cada uno nos mostrase lo que tenía escondido dentro o para que dejase entrar las buenas cualidades con las que ahora van equipados.

Para nosotras es una de las mejores metáforas visuales que tenemos realizado, una de las más llenas de significado y de vida. Sin contar que tiene un doble sentido, incluso una afirmación y una reivindicación de nuestra función profesional: que nadie dude que las llaves están en infantil.

Ver presentación

Chaves

Para acceder a las intervenciones artísticas finales de otros cursos:
2012-13: Water painting
2011-2012 Tall painting
2010-2011 Drip painting
2013-2014 Ice painting  y  Milladoiro 11_14

Acogida en los centros: sentido y sensibilidad

In ReflexionArte on 10/06/2015 at 07:08

“Magical Thinking”, Bo Bartlett, en Children in Art History

A raíz de la entrada anterior en la que relatábamos la preparación del obsequio para la visita al centro de primaria, fueron muchas las personas que nos escribieron contándonos que en sus centros no estaba contemplada la presentación en primaria ni la acogida de alumnado de las escuelas 0-3. Al tiempo, también nos preguntaban cómo hacerla. Nosotras, únicamente decimos que sólo se puede llevar a cabo con sentido y sensibilidad, de lo contrario es mejor no hacerla. Si esto se entiende como un “protocolo” más, es mejor dejarlo.

Todos hemos vivido las experiencias de ser recibidos en una casa por compromiso o con cariño y afecto. Pues esto es lo mismo. Si recibimos o nos reciben para cumplir con una encomienda y entendemos o lo entienden como una actividad fijada, será una rutina más de las muchas que hay sin sentido.

Entendemos que el paso al centro de primaria es para nuestro alumnado un rito de tránsito de una edad infantil a otra ya de niñez, ellos así lo ven. Saben que es una de las señales del crecimiento. Tienen sentimientos ambivalentes, por un lado se saben cómodos y felices en la escuela infantil pero al tiempo quieren vivir la experiencia de ir al centro de los grandes. Incluso aceptan la pérdida de los “privilegios” de los que gozan aquí en aras de ser mayores.

Por ello, el día que visitemos el centro de primaria hay que entenderlo casi como una ceremonia. La preparación del itinerario, la elaboración de los obsequios para los anfitriones, la realización del camino que nos separa, la recepción y la estancia allí deben ser muy cuidados y por supuesto adaptados a la edad y sentimientos de los pequeños. En el centro receptor no deben proceder como si se tratase de una visita institucional de una embajada; no hace falta mostrar todas las instalaciones y riquezas del centro; no es preciso pasar una mañana entera matando el tiempo, no hace falta proyectar vídeos promocionales. Hace falta sentido y sensibilidad.

Es necesario que los niños y niñas vean que hay una relación de respeto y cercanía entre los docentes de los dos centros ya desde el momento en el que se saludan y se presentan; es preciso que perciban que son esperados, que sientan que allí serán atendidos con cariño. Esto es lo más difícil, porque es de esas cosas que, o salen de dentro de natural o no hay protocolo que lo pueda fingir.

Tratándose de varias unidades, nosotras apostamos por una visita en varios días; ya sabemos que habrá quien apunte el coste del autobús (en caso de ser necesario), el trastorno que ocasiona en los dos centros (que no será tanto), u otro tipo de excusas. Sea como sea, hay que recordar que no es lo mismo una atención para 25 (que ya son muchos), que para 100 (ahí se pierden los detalles). En muchos casos es posible la visita a pie, pisando y tomándole la medida (figurada) a la distancia que nos separa (a veces una calle, otras pasar de un edificio a otro, en otros casos ni siquiera eso). Es una cuestión de voluntad.

Lo habitual es que en el centro receptor haya hermanos (amigos) de los niños/as que se incorporan, tanto de 0-3 como de 3-6. Pues ellos son siempre el mejor comité de bienvenida. Ellos saben qué les gusta mostrar de su centro, ellos saben cómo agradar a los visitantes. Preguntado nuestro alumnado sobre lo que más le gustó de la visita, casi todos coinciden en que fue ver a sus hermanos. Da para pensar; nosotros planificando otras cosas más complicadas y resulta que era así de sencillo.

Un recibimiento cariñoso (del alumnado y del profesorado), una pequeña actividad en un aula o en la biblioteca, compartir el momento del bocadillo de media mañana y unos juegos con el alumnado de primero ya pueden ser suficientes. No hace falta más, la cuestión es que perciban que allí van a estar a gusto. Que, en definitva, es de lo que se trata.

El problema es que cuando se planifican estas actividades, a veces, se piensa más en impresionar al profesorado que en causar buena impresión al alumnado. No confundamos. No mezclemos en esto los conflictos y complejos “históricos” entre los distintos ciclos (0-3, 3-6, EP). No se trata de evidenciar las diferencias mirando casi con desdén lo que hacen los del nivel anterior; es exactamente lo contrario. Recordemos que el objetivo es procurarle bienestar y tranquilidad al alumnado, no que los docentes se sientan superiores, eso tendrán que arreglarlo en otro momento y lugar. Todas y todos somos profesionales que trabajamos por la educación de la infancia, independientemente de la etapa en la que nos ubiquemos.

Los departamentos de orientación, las direcciones y los equipos de ciclo deberían ser los encargados de planificar esta actividad, que lógicamente tiene que ir más allá de la visita, ya que en algún otro momento habrá que sentarse a hablar sobre los niños y las niñas que entran en el centro. No deberíamos reducirlo al mero trámite burocrático del traspaso de informes.

Pero como decíamos al comienzo, todo esto depende del respeto por el trabajo de los que nos precedieron y del compromiso por el bienestar del alumnado.

Sentido y sensibilidad es lo único que se necesita. Nada más, y nada menos.

Presentando nuestras credenciales en el centro de E.Primaria

In EmocionArte on 05/06/2015 at 14:00

Si cualquiera de nosotros tuviese que presentarse ante una persona con la que va a convivir los próximos seis años, probablemente en el primer momento no le mostraría un informe. Con toda seguridad le hablaría de quién es, cómo es, de sus gustos, aficiones, inquietudes y de lo que otras personas dicen de él/ella.

A mi alumnado le llegó el momento de conocer el centro y los/las docentes con los que cursarán la Educación Primaria, así quisimos que se presentasen como las personas que son. Con tal motivo y como obsequio para nuestros anfitriones decidimos elaborar una carta de presentación en la línea de lo que vinimos haciendo en estos tres años: un cuadro compuesto por 25 cajas -todas diferentes, todas de distintos formatos, dimensiones, tamaño y distintos sistemas de apertura. Siendo cada una única, logran un conjunto artístico y además componen un texto:

“Presentándonos: somos más que un grupo de niñas y niños, somos 25 personas únicas, extraordinarias, especiales, diferentes, irrepetibles, maravillosas y singulares. Así somos, somos así.”

Dentro de cada caja una descripción de sí mismo/a hecha por cada niño y niña, una carta de sus familiares hablando del hijo o hija, y un autorretrato. Poco más se puede decir que aporte tanta información y revele tanto sobre cada uno de ellos.

Cuando nos pusimos manos a la obra, pensé que tendría que ser yo quien redactara la presentación esbozando el perfil de cada uno de ellos. Aun así, decidí hacer una prueba en pequeño grupo y les pedí que escribiesen su presentación. En verdad no tenía la seguridad de que pudiesen hacerlo. El resultado me dejó admirada; quedé boquiabierta cuando los vi escribiendo “Yo soy … son muy divertido, me gustan los tractores y los camiones y las patatas fritas (…)”, Me gustan los libros sobre dinosaurios y velo Clan”, “Yo soysoy marroquí, fui a Marruecos año pasado a ver a mi abuela, y no como carne de cerdo como como vosotros“, “Yo soy … soy muy bueno rompí un brazo 2 veces y corto pinos con la motosierra y con la máquina de espalda corto hierba”, “Yo soy… soy buena y guapa y me gusta que me den abrazos”, “Soy muy alegre y me gusta mirar por la ventana”.  Tan sólo levantaban la cabeza para pedir ayuda a los compañeros a la hora de escribir algo que les entrañaba alguna dificultad. Quedé emocionada y admirada. En ese momento fui plenamente consciente de la labor desarrollada a lo largo de estos tres años. Aquí vi un resumen de tantas lecturas, tantas conversaciones, tanto trabajo sobre lo emocional, la diversidad, la autoestima, etc.

También envié una nota a las familias en la que les explicaba qué estábamos haciendo y solicitaba su colaboración para escribir una carta en la que presentasen a su hijo/a. El pasado lunes llegaron y fue entrañable leer lo que dicen los padres sobre los niños/as y ver la reacción que a ellos les producía escucharlo y que lo escuchasen todos los compañeros. A pesar de que nos encantaría que pudieseis leer los textos, creemos que ya entran en el terreno de la privacidad, por ello no los publicaremos.

El autorretrato complementó la presentación.

Al tiempo, cada uno seleccionó la caja que quiso y la decoró a su gusto. Después llegó el momento del montaje. Tuvimos que calcular la medida del soporte que necesitaríamos para poder exponer las cajas permitiendo la apertura de cada una, 70 x 70. Luego añadir el texto y el nombre de cada uno; pintar el panel, pegar las cajas con silicona. Y finalmente introducir las presentaciones dentro de las cajas.

Hecho el cuadro, quisimos acompañarlo de con una carta mía dirigida al tutor o tutora de primaria en la que le explico la intencionalidad de este regalo.

Como gesto de vínculo entre la vida en la escuela infantil y su nueva vida en primaria, le traspasamos un objeto muy querido para todos nosotros, el gallo de Barcelos que nos anunció el tiempo todos los días, para que así les siga anticipando si podrán jugar en el exterior, si podrán ver el sol, si el día estará nublado o si lloverá, y por supuesto que les recuerde de dónde vino.

Envolvimos el regalo, lo firmamos todos y tras la caminata –fuimos a pié ya que no hai una gran distancia y es un paseo bastante placentero-, lo entregamos orgullosos y emocionados.

Creemos que hemos cumplido con nuestro objetivo, que se entienda que aunque son un grupo, también son la suma de infinitas cualidades individuales, características, habilidades, saberes y potencialidades de 25 personas maravillosas.

Ver presentación.

Firmas, rúbricas y huellas dactilares

In CativArte on 05/06/2015 at 08:19

IMG_1435

Continuando en nuestro empeño para que entiendan que son personas únicas e irrepetibles, ya en los últimos días del curso, les mostramos un gesto personal que los diferencia de todas las demás personas: su firma y su huella dactilar.IMG_1420

En infantil, es una conquista cuando reconocen su nombre de entre los demás y cuando son capaces de escribirlo. A estas alturas todos pueden hacerlo, por ello quisimos ir un poco más allá y hablarles de las firmas, algo que non les es ajeno, ya que han visto en muchas ocasiones a personas firmando un documento (médicos, bancos, supermercados…) o en soportes de lo más inverosímil, en el caso de sus deportistas o artistas favoritos. Pero hasta ahora a ellos nunca les habían pedido que firmasen.

Por ello, en primer lugar buscamos en clase documentos firmados: comunicaciones del centro, notas de sus padres, dedicatorias de los libros, cuadros …, y nos preguntamos por la razón que los llevó a firmarlos. Buscamos información e imágenes en la red y vimos muchos tipos de firma: legibles, no legibles, con rúbrica o sin ella, con símbolos, etc. Les mostré cómo firmo yo en función de si se trata de algo muy importante o si es algo más informal. A continuación le pregunté como firmaban sus padres; con tal motivo enviamos una nota a casa pidiendo a los miembros de la familia que nos mostrasen sus firmas. Insistimos en la idea de que la firma es algo que nos individualiza y que nos distingue de los demás, anticipándole que de ahora en adelante habrá muchas ocasiones en las que les pidan que estampen la suya -como para el DNI o en el cole de primaria-, de modo que era interesante que fuesen pensando en ello y haciendo prácticas para lograr una que siempre sea lo más similar, esto bien sabemos que es complicado para ellos, lo que no es óbice para que no se lo expliquemos.IMG_1406

Al tiempo, también les fuimos hablando de otra forma de firmar con la huella dactilar, de sus usos, de la razón de su utilización y de cómo se puede identificar a una persona por las lineas que traza la piel de sus dedos.

IMG_1439

Aprovechando que teníamos un soporte sobrante de los dos que habíamos preparado para las llaves (con sus nombres escritos y difuminados con ceras acuarelables), decidimos dejar otra obra de recuerdo del paso por el centro de un grupo compuesto por veinticinco personas únicas e diferentes, con sus firmas y huellas dactilares.

IMG_1437

En nuestra linea, siempre apostando por los pequeños gestos que nos ayudan a reconocer nuestra individualidad sumada al valor de ser parte de un grupo.

Vida programada o vida real en la escuela infantil

In ReflexionArte on 04/06/2015 at 06:46

Casi llegando al final del curso, caemos en la cuenta de todas las pequeñas cosas que llenaron nuestra vida en el aula y que nos ayudaron a aprender, a convivir y a mejorar como personas. A pesar de que entran dentro de lo normal y habitual, ninguna de ellas estaba contemplada en las programaciones que entregamos en el mes de septiembre. Con todo, estamos muy satisfechas y agradecidas por todas esas oportunidades que nos brindó la cotidianeidad, más que de ninguna otra actuación programada con antelación por nosotras mismas, por el equipo de ciclo/nivel o por los de dinamización. Hace ya tiempo que queríamos escribir sobre esto, porque cada vez más, y fruto de la presión burocrática -que llena y pervierte nuestras horas de labor docente-, nos exigen programarlo todo. Y visto lo visto, no sabemos bien para qué. La escuela infantil, debería ser, cuando menos, un reducto libre de la fiebre programadora. La escuela infantil, debe ser un lugar para aprender viviendo y para vivir aprendiendo pero en la vida real, no en la ficción de la vida académica. A comienzo de curso, deberían exigiirnos una propuesta educativa, que no es una programación. Una propuesta educativa es una declaración de nuestras intenciones en cuanto a todas esas cosas que acaban produciendo tantos disgustos, discrepancias y debates entre las compañeras. Pero siempre sucede el incluso, no dedicamos tiempo a eso porque ya sabemos de antemano que suscitarán diferencias, entonces optamos por lo más cómodo, entregamos las programaciones –que no cumpliremos y que no leeremos las de las compañeras- y luego pasa lo que pasa: choques, discrepancias, saturación y sensación de llevar doble vida (una dentro del aula y otra de cara a los supervisores).

A nadie que actúe con sentido profesional le cabe en la misma hoja del mismo documento “trabajamos por proyectos didácticos que surgen de los intereses espontáneos del alumnado” o “empleamos una metodología activa de base *constructivista” y a continuación una batería de programaciones semanales, quincenales, mensuales o trimestrales, así como todo lo programado por los diferentes equipos del centro. ¡IM-PO-SI-BLE!

Aquí hay algo que no cuadra. Sólo caben dos posibilidades: o mentimos en la definición metodológica o bien en la realización de las programaciones. No puede ser. No casan unas afirmaciones con las otras. Pero a nadie parece importarle esta “insignificancia”. También cabe la posibilidad de que lo que le llaman “trabajar por proyectos” no sea tal. Pudiese ser que estén errados en las editoriales y en muchas aulas y que denominen trabajar por proyectos lo que en realidad es trabajar por centros de interés que dan lugar a unidades didácticas. Así puede ser. Y no pasa nada, pero entonces habrá que ajustar la justificación didáctica. Habrá quien diga que eso no es más que un error de nomenclatura, pero es un error de concepción metodológica y didáctica; que como decía antes, no pasa nada, pero cada una de estas formas de entender trabajo docente suponen una praxis distinta. Esto sería largo y necesitaríamos mucho tiempo para explicar que trabajar por proyectos (que nosotras no lo hacemos) es más que poner un cartel con las consabidas preguntas “¿Qué sabemos?, ¿qué queremos saber?, ¿dónde encontraremos información?”, y luego presentar ante los niños/as fichas fotocopiadas. Todos y todas sabéis de lo que estamos hablando.

Nosotras en realidad, escribimos hoy para reivindicar la vida real en la escuela, no la vida programada (bajo cualquier epígrafe: unidades, proyectos, secuencias, etc). Creemos que es lo que nos está fallando, pero esto debe sustentarse en una sólida formación del profesorado, en su versatilidad y capacidad de adaptación a lo que surge espontáneamente, sabiendo exprimir su beneficio didáctico. No se nos escapa que esto acarrea serias complicaciones, ya sin entrar en las derivadas de las interpretaciones subjetivas y personales de lo qué es relevante y de lo irrelevante, ni en los problemas de coordinación entre tutoras-especialistas-apoyos, ni tan siquiera en lo que se entiende como coordinación internivel, interciclo, entre otras cosas para el establecimiento de ítemes de evaluación conjuntos. Imagínense lo que sucedería si cada maestra centrase su actuación a partir de que un niño trae una invitación para el circo o una fotografía de su hermano recién nacido, o con la noticia de que ardió un monte cercano a su domicilio. Todo esto, es el normal y si sabemos escuchar a los niños, podría dar lugar a una interminable fuente de aprendizaje, lo que no es normal es que esperemos a la primera quincena de marzo que es cuando tenemos el “proyecto” del circo, o para el mes de junio que es cuando hablamos del medio ambiente y de los incendios.

Es posible que el origen del problema esté en que desde algún lugar lejanos, alguien nos empezó a pedir cosas absurdas que todos y todas le fuimos proporcionando para no agraviarlo, aún sabiendo que eran una ficción. Pero más tarde, todas esas ficciones tomaron cuerpo de realidad, por ser algo por lo que nos pueden pedir cuentas, ya que está contemplado en la normativa. Algún día habrá que dejar de mentir y decir que infantil no es como un ciclo de Formación Profesional, con un temario y unos contenidos exactos a impartir de forma perfectamente temporalizada y secuenciada. Infantil es una prolongación de la vida en el espacio escolar donde lo realmente importante es vivir, convivir y aprender a ser, y eso no se puede programar sin conocer a los pequeños, sin saber de ellos y sin tenerlos en cuenta. De lo contrario, llegaremos a final de curso y descubriremos que no cumplimos nada de lo fijado, y esto queridos/as seguidores de InnovArte, pode conducir a que el maestro más innovador o la mejor maestra del mundo pueda ser reprendida y/o amonestada.

Hay que decidir a quien guardamos lealtad y fidelidad: a los papeles o a la educación de los niños. Por ello y desde ya, en las memorias de final de curso y en las programaciones del inicio hay que dejar de mentir y contar lo que en realidad hacemos, que no es poco, ni para esconderlo.

En la escuela infantil, vivimos y aprendemos de la cotiadianeidad de la vida real y eso no se puede prever ni programar.

Modelando la sombra

In CativArte on 01/06/2015 at 07:05

Gracias al buen tiempo, los días pasados pudimos permitirnos juegos con el sol y con las sombras. Ya lo habíamos hecho en otras ocasiones, pero ahora, y tras el trabajo con la sombra sobre el reloj analemático, lo hicimos de una forma más cuidada, ya buscando “la sombra de diseño”. Nos ayudaron mucho las sugerentes fotografías del libro “¡Asómbrate!” de Cecile Gabriel publicado en SM, que nos invita a adivinar qué se esconde tras las sombras y los reflejos.

Inicialmente estaban más ocupados en reproducir las posturas que habían visto en el libro que en la sombra que producían, pero cuando entendieron en qué posición lograban la mejor sombra, comenzaron a “modelarla”. No es fácil y el control de la sombra requiere mucho ensayo. Además la sombra del sol es diferente de cuando jugamos a hacerla con el retroproyector, ya que la primera va “pegada” a los pies. El  siguiente paso ya fueron las composiciones entre varios y el uso de elementos del patio para lograr sombras curiosas. A partir de ahí no dábamos atendido tanta demanda para fotografiar sus creaciones.

Lo que sentimos es que no conseguimos encontrar el libro “Filiberto y el sastre de sombras” de Benoît Perroud, publicado en Kalandraka editora en 1999, ya que nos vendría como anillo al dedo en este momento.


Una fuente inagotable de creatividad y diversión.

Ver presentación.

Sombras

Con las sobras se hacen las fiestas

In CativArte on 01/06/2015 at 07:04

“Con las sobras se hacen las fiestas” es un dicho muy gallego, especialmente referido a la cocina, a la economía del hogar y a que no se debe tirar nada ya que, con ingenio y creatividad, todo se puede aprovechar, logrando unas creaciones tanto más ricas que las iniciales. Nosotras es algo que intentamos transmitir a nuestro alumnado como uno de los aprendizajes de la etapa. Podríamos incardinarlo en consumo responsable, en sostenibilidad, en creatividad o en lo que queramos, de lo que se trata es de que comprendan que hay que explorar y agotar todos los posibles usos de un material antes de deshacernos del.
Ahora, ya casi a finales de curso, estamos haciendo limpieza y poniendo orden en el material de clase que tendrán que seguir utilizando en septiembre. Así encontramos una gran cantidad de trozos de ceras blandas que por pequeñas ya no resultan cómodas para pintar. Entonces decidimos darle dos usos, así resultó “Ceras fundidas” y “Lienzos al horno”, que podeis ver con más detalle en el blog de aula de 4 anos.
En Ceras fundidas, cada uno hizo las combinaciones que quiso para lograr esos colores que no hay en las cajas de ceras: un azul mar de noche o de cielo de invierno, un verde monte de tojos, ese rojo imposible, o ese “color carne/piel de verdad”, incluso para pieles oscuras. Colocadas en moldes de silicona, se metieron por un breve tempo en el horno, y luego se dejaron enfriar en el frigorífico has el día siguiente. Ahora las usaremos en los grandes murales o carteles.

En lienzos al horno, colocaron los trozos de cera sobre un lienzo que se introdujo en el horno hasta que comenzaron a fundir, luego, o bien se dejaron derretir o se movieron para lograr otros efectos de movimiento del color.

Al finalizar, recordar e insistir en el mensaje de que si las hubiésemos tirado sin más no habríamos logrado estas producciones.

Admiradores de nubes

In CativArte on 27/05/2015 at 07:44

El pasado verano, una amiga que nos quiere bien (a nosotras y a InnovArte), nos trajo como regalo del Museo Magritte de Bruselas, una publicación inspiradora  “Imagine dans les nuages de Cécile Gabriel en Mila éditions; un libro de imágenes de cielos con nubes, que se prestan a dejar  volar la imaginación.

Desde entonces estuvimos dándole vueltas a lo que podríamos hacer con las nubes. Vimos docenas de actividades plásticas, pero finalmente acabamos decantándonos por la opción más sencilla: acostarnos en la hierba y tan sólo mirar las nubes. Esto también merece una reflexión, porque las maestras parece que tenemos la obligación de buscar la vertiente didáctica-productiva a todo lo que hacemos: si leemos un cuento hay que hacer un dibujo o un resumen, si vamos a una visita debemos reflejarla en una redacción …, de tal modo que acabamos pervirtiendo y confundiendo objetivos tan elevados, líricos y artísticos como pueden ser disfrutar escuchando las olas del mar o los pájaros, mirando el cielo u oliendo un paisaje. Lo básico, lo elemental, lo sencillo, sin más adornos, bien hecho como una actividad placentera, puede producir tantos más beneficios -a la persona y a la creatividad- que cualquier otra actividad mucho más historiada.

Nuestra amiga, también nos facilitó información sobre la Asociación ibérica de observadores de nubes que, casualmente, se juntaron en el mes de septiembre en Sarria (Lugo) con el ánimo de compartir sus conocimientos sobre las nubes, cómo encontrarlas, fotografiarlas u observarlas. No sabíamos de la existencia de esta sociedad, pero nos pareció muy interesante.

También merece la pena entrar en la web de The cloud apreciation society y echarle un vistazo a las galerías de imágenes de nubes clasificadas por tipologías, por sus semejanzas, las favoritas, etc. Cuentan además con un apartado “Las nubes en el arte” en la que podremos ver obras plásticas en las que las nubes tienes un especial protagonismo, o “Vídeos de nubes”, con grabaciones espectaculares, y el de “Nubes en la poesía”, con una buena selección, aunque toda ella en inglés.

En verdad, la admiración de las nubes podría dar lugar a un sinfín de actividades, ahora bien, en esta recta final del curso, con el adelanto del calor del verano, lo mejor que podemos hacer por nuestro alumnado es enseñarles a recrearse con la belleza que nos brinda gratuitamente la naturaleza, y en la que muchas veces ni nos detenemos. Acostados con una sola consigna, deben decir “A mi me parece …”, evitando las visiones únicas, ya que en algo tan subjetivo como es la percepción no valen las afirmaciones tajantes como “Es un dragón” o “Esa nube es un cocodrilo”. Tan sólo eso: creatividad, serenidad y respeto, poco más se le puede pedir a una sesión educativa.

Sembrando para los que vienen detrás

In EncienciArte on 26/05/2015 at 19:12

Desde el otoño habíamos guardado en el aula unas calabazas que poco a poco se fueron secando, otras estropeándose, mientras una se conservó intacta. De vez en cuando sacudíamos las secas para agitar las pepitas. Ahora que llegó el momento de sembrar, las abrimos para ver lo que encontrábamos. Descubrimos que teníamos semillas de sobras para llenar el colegio de calabazas, eso si conseguimos que nazcan y se logren.

Buscamos información en la red y supimos que las calabazas precisan de terrenos amplios para extenderse, soleados y con humedad. Ahora que conseguimos que nos cerraran un espacio exterior, contamos con todo eso, así nos decidimos a plantar, aun sabiendo que tardarán tres meses en dar fruto, allá por el mes de septiembre u octubre, cuando este grupo ya no esté en el centro, pues pasarán para primaria. Con todo, nos gustó la idea de plantar para los que vienen detrás, dejando un pequeño obsequio que servirá para vincular la promoción saliente con la entrante.

Ver presentación.

Son estos pequeños gestos los que nos gusta inculcar a nuestro alumnado: la generosidad, la transmisión de una responsabilidad, el dejar una huella para el recuerdo … Otros lo hicieron antes con nosotros, ahora es bueno que ellos lo hagan por otros. Saber esperar e incluso no esperar nada más que hacerle la vida más agradable los que vienen detrás. Para nosotras, estas son algunas de las vivencias más importantes que podemos compartir con los niños y niñas en la escuela infantil. Apurar los tiempos están bien para los time lapse, pero lo valioso siempre requiere de espera.

Enamorados/as de la irrelevancia

In ActualizArte on 18/05/2015 at 23:07

El pasado sábado 16 tuvimos ocasión de escuchar a Catherine L´Ecuyer en A Coruña, con motivo de la celebración de las Xornadas Infancia, asombro y educación, organizadas por la Fundación Barrié. Ante todo queremos decir que el programa era magnífico, lleno de buena gente, amigos y amigas a quien todos conocemos por su compromiso con la mejora de la educación infantil; en ese sentido la Fundación actúa con mucho criterio y sensibilidad, siendo receptiva a todo lo que se “mueve” en este ámbito. Pero nos centraremos en la exposición de Catherine L´Ecuyer a la autora del bestseller educativo (ya es difícil que esto suceda en el mundo editorial) “Educar en el asombro” y el más reciente “Educar en la realidad” del que también hablamos no hace mucho.

Cuando pensamos en escribir este post dudamos en titularlo “Maestras con piel fina o con piel de elefante”, haciendo alusión a una expresión de la autora para referirse a la existencia o no en las aulas de sensibilidad ante la belleza. Acabamos decantándonos por “Enamorados de la irrelevancia” porque esta afirmación nos tocó la fibra, ya que resume a la perfección todo aquello contra lo que llevamos seis cursos rebelándonos en InnovArte: la prevalencia de las chorradas educativas sobre lo verdaderamente importante. Para nosotras fue absolutamente reconfortante leer las reflexiones de L´Ecuyer, porque es como cuando nos encontramos con alguien que piensa de forma muy semejante, aún en contra de toda la opinión imperante. Aquí también nos asalta una duda sobre quienes son las personas que compraron y leyeron sus libros. Con toda probabilidad docentes o familias. Si esto es así, cómo es posible que lean con fruición esta crítica sobre la praxis y las concepciones educativas que nos marcan las tendencias publicitarias y que luego sigan haciendo lo mismo. ¿Será un acto de masoquismo?

En cualquier caso, Catherine puso voz al grito desesperado de muchas personas pidiendo un cambio de enfoque para centrar la atención en lo realmente importante en la infancia, en las vivencias infantiles y en su educación.

Como era de esperar, su imagen, su presencia, su voz y el tono de su exposición, se corresponde plenamente con su discurso: serenidad, ausencia de adornos innecesarios e intervención certera, directa al grano sin perderse en giros, ni en vehemencias gratuitas, ni en fogonazos. Va a donde tiene que ir. Es una magnífica comunicadora, pero no al modo que ahora se estila, sino que expone como si se tratara de una persona que reflexiona y habla consigo misma. El acompañamiento audiovisual es perfectamente concordante con ella, sin alardes tecnológicos, sin colores llamativos, sin exceso de mensajes: una imagen bien elegida y un lema o una pregunta breve que anticipan o complementan su intervención. Magnífica.

Desde luego, fue un auténtico placer poder asistir a su conferencia, que fue siguiendo fielmente los puntos tratados en el libro “Educar en el asombro”, así comienza preguntándose qué es el asombro y de las consecuencias de su presencia o ausencia en el hecho educativo. Habla largamente de la mal entendida motivación, de los efectos de la sobreestimulación, del consumismo, del efecto pantalla, de la generación Baby Einstein, del respeto por los ritmos y tiempos, de la reducción de la infancia y de la hipereducación. Nos va llevando de la mano hasta presentarnos la Belleza y del drama de su ausencia en la educación. Hasta que finalmente nos insta a desechar todo lo irrelevante para dejar libre el campo de lo relevante y así poder trabajar con sensibilidad y sentido.

Si tuviésemos que recoger aquí alguna cita de sus libros nos veríamos en un aprieto, ya que todo cuanto dice es digno de copiar, resaltar con negrita y fotocopiarlo ampliado para exponerlo en las salas de profesorado, en las entradas de las escuelas o en las aulas.

No podemos más que recomendar la lectura de “Educar en el asombro” y de “Educar en la realidad”, así como de su blog Apego&Asombro, en el que con una cierta periodicidad va recogiendo sus reflexiones al hilo de las consultas que le hacen los lectores o los asistentes a sus conferencias.

“Cartas a la profesora Matilde”. Sobre la educación inclusiva

In ActualizArte on 13/05/2015 at 07:17

El gran objetivo de las Redes Iberoamericanas de Innovación educativa es poner en contacto a profesionales de los distintos países miembros para así poder compartir experiencias, acciones desarrolladas en la región, y sobre todo el saber del profesorado. Así, ahora que ya se constituyeron todas ellas, la OEI puso a nuestra disposición un foro virtual en el que agrupados por las temáticas por las que fuimos seleccionados- compartamos conocimiento, tanto en el foro específico como en el general de todas las redes. Gracias a esto estamos conociendo muchas iniciativas, publicaciones, enlaces web, etc. Nunca agradeceremos suficientemente esta oportunidad.

Una de nuestros últimos descubrimientos fue en la Red Iberoamericana de educación inclusiva, que puso a disposición de todos la publicación “Cartas  a la profesora Matilde. Una mirada a las experiencias de inclusión educativa con estudiantes con discapacidad en Colombia” (2012), de Rafael Pabón García. Un documento producido por Alianza Educación Compromiso de todos, Fundaciones Corona, Restrepo Barco y Saldarriga Concha, Corporación Región UNICEF Colombia y Universidad de Andres y del Norte.

“Con las Cartas a la profesora Matilde se quiere contribuir, por una parte, a promover la reflexión acerca de los de­sarrollos, condiciones, posibilidades y retos de la educación inclusiva en Colombia. Por otro lado, se busca dar cuenta de ciertos aprendizajes de algu­nas experiencias desarrolladas en colegios del país, y orientadas a garantizar el derecho a la educación de estudiantes con discapacidad.”

A nosotras nos pareció una propuesta bien incardinada, ya que se articula sobre las preguntas que hace una maestra en cuanto a sus dudas sobre lo que significa la educación inclusiva. Así, el autor va dando respuesta a cada una de ellas, mostrándole además, la experiencia de algún centro educativo de Colombia que trabaje en esa linea. Nueve son las cuestiones que relacionamos a continuación, sobre todo para invitaros a su lectura, ya que con toda probabilidad, esas preguntas nos han asaltado a todos y todas en alguna ocasión.

CARTA No. 1

¿No es más conveniente para las niños y jóvenes con discapacidad asistir a colegios especializados que garanticen su protección y cuidado, y no someterlos a las presiones y a las limitaciones de la escuela formal incapaz de prestarles la atención requerida?

CARTA No. 2

¿La educación inclusiva valora y asume a la discapacidad de diferente forma?

CARTA No. 3

¿La educación inclusiva es educación sin exclusión?

CARTA No. 4

¿Es lo mismo integrar que incluir?

CARTA No. 5

¿Es cierto que la educación inclusiva no se limita a estudiantes con discapacidad?

CARTA No. 6

¿Cuál es el desarrollo de la educación inclusiva en Colombia?

CARTA No. 7

¿Es posible una definición aceptada por todos de educación inclusiva?

CARTA No. 8

¿Cuál es el lugar de la educación inclusiva en la pedagogía?

CARTA No. 9

¿Cuáles son las dificultades de la inclusión?

Previamente, “Cartas a la profesora Matilde” cuenta con una introducción bien fundamentada, en la que habla del derecho a la educación para todas las personas, de la educación inclusiva como transformación, de los pasos que se han dado de la integración a la inclusión, y cómo no, de las barreras a superar para lograr que sea real.

Un libro en el que se emplea un lenguaje que tanto pueden entender los profesionales de la educación como cualquier otra persona interesada en estos temas.

“Educar en la realidad” (real no virtual)

In ActualizArte, FamiliarizArte on 04/05/2015 at 20:47

Compramos sin dudarlo el segundo libro de Catherine L´Ecuyer, “Educar en la realidad”, con la certeza de que sería tan tan enriquecedor como “Educar en el asombro”. Efectivamente, así es. Tuvimos que abstenernos de subrayar los párrafos con los que nos sentíamos identificadas porque no nos quedaba ni una palabra sin marcar. No tiene desperdicio, merece la pena leerlo mientras esperamos poder escucharla el próximo día 16 en A Coruña, en el marco de las Jornadas de educación infantil de Educabarrié. Contamos con que nos dejen asistir, pero le cederíamos gustosamente nuestro sitio a todos y a todas las “abducidas por llas tecnologías”, porque esta autora arroja un poco de luz sobre todos esos mitos y falacias con las que nos pretenden seducir los que quieren vender aparatos, o los que trabajan -incluso sin saberlo- para ellos.

Tal y como apunta en el prólogo el neuropediatra Juan Narbona, “L´Ecuyer realiza aquí un acertado análisis de los excesos derivados de una neurointoxicación de la psicología y de los procedimientos educativos apoyados en neuromitos, que no son sino una caricatura de lo que las neurociencias del desarrollo humano vienen ofreciendo. Así, la buena voluntad de los padres es manipulada al animarles al uso de dispositivos y programas informáticos “interactivos” que pueden, supuestamente, multiplicar de forma exponencial la inteligencia y saberes de los pequeños. Falta allí la acción del adulto que, bien conectado con la cabecita del niño (intersubjetividad), sabe dosificar y gestionar prudentemente lo que es apropiado en cada momento evolutivo para cada chaval.”

Tras su primer éxito editorial, esta abogada canadiense afincada en Barcelona, madre de cuatro hijos, se desmarca de la actual tendencia que casi sacraliza las tecnologías en la educación de las jóvenes generaciones y postula la importancia de “educar en la realidad”: en el mundo actual, en la belleza de la realidad (contrapuesta a la virtual), y con realismo. Se pregunta cómo conciliar esas tres ideas “¿Cómo educar en el mundo actual, en la belleza de la realidad y teniendo en cuenta la naturaleza de nuestros hijos? ¿Qué lugar deben o pueden educar la NT en la búsqueda de la perfección de que la naturaleza de los niños y de los jóvenes es capaz?

Arranca exponiendo varios estudios en los que se constata que cerca del 80% de los niños y jóvenes del primer mundo pasan una media de siete horas y pico ante las pantallas en modo multitarea, así contestan watsApp mientras hacen los deberes, juegan con videoconsolas al tiempo que hablan con amigos, y ven la televisión mientras cenan. La primera pregunta que nos hacemos todos es cómo llegamos a este punto, y en qué se sustenta la permisividad de los padres/madres para desencadenar esa situación. Según la autora, se basan en una serie de neuromitos que nos fueron metiendo por los ojos -malas e interesadas interpretaciones- que proliferan y arraigan en el ámbito familiar, educativo y social, creando falsas premisas sobre las las cuales se construyen modelos educativos que no tienen ninguna base científica y generando una oferta comercial cada vez más amplia para esos productos. Así va analizando algunos de los más extendidos como: que los niños tienen una inteligencia ilimitada, y tan sólo emplean el 10% de su cerebro; o que cada hemisferio cerebral es responsable de un estilo de aprendizaje distinto; o que un entorno enriquecido aumenta la capacidad del cerebro para aprender; o que los tres primeros años son críticos para el aprendizaje y por lo tanto decisivos para el posterior desarrollo cognitivo.

A continuación va desgranando temas como la pertinencia de las pantallas en la primera infancia, si los nativos digitales son una “raza diferente”, nos habla de la motivación, o de las ventajas o perjuicios de la exposición temprana y prolongada las pantallas, para terminar afirmando que lo verdaderamente relevante en la educación son las relaciones interpersonales, el apego, la sensibilidad, la empatía, y el pensamiento, algo que por ahora no nos dan las tecnologías, razón por la que debemos volver a la realidad, a educar en la realidad.

Con puntería de francotirador denuncia la imposibilidad de que se den ese tipo de relaciones entre los mediadores educativos y el alumnado en clases con ratios tan elevadas, pero que los centros y las familias prefieren escuchar que tienen aulas digitales que aulas de grupos reducidos. De igual modo, disecciona muchas de esas aulas donde la tecnología significa tener los pequeños enchufados a las pantallas viendo películas comerciales, para luego ir a casa con mochilas cargadas de deberes.

Altamente recomendable para profesorado y familias.

Para quien quiera saber más sobre ambas publicaciones puede acceder a la web y blog de Catherine L´Ecuyer, Apego&asombro 

“Arte, educación y primera infancia”

In ActualizArte, CativArte on 04/05/2015 at 08:55

La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), estableció entre sus objetivos de las Metas educativas 2021, la mejora de la atención a la infancia. Así, y como uno de los ejes para su cumplimiento, proporciona publicaciones que aporten reflexiones teóricas sobre diferentes temas de la educación infantil, que al mismo tiempo ofrezcan modelos de buenas prácticas.

Una de las últimas que pusieron a disposición a través del portal de la OEI, fue “Arte, educación y primera infancia”, con el convencimiento del papel fundamental que ocupa la expresión artística y creativa en los primeros anos. El texto está organizado en dos partes: fundamentación teórica sobre la importancia de las artes (literatura infantil, lenguaje corporal, musical, la formación estética, o la educación artística); y diversas experiencias realizadas en los países miembros de la OEI. Es un lujo de publicación, con artículos de relevantes pedagogos e investigadores educativos como Mª Victoria Peralta, Javier Abad, Elizabeth Ivaldi, Lía Schenck, Salomon Azar o Judith Akoschky que tratan de aportar luz sobre lo que es y lo que no es educación artística (manualidades). Todos ellos hacen hincapié en el surgimiento en los últimos tiempos de una didáctica seudoerudita que hay que desterrar:

“Estas reflexiones apuntan a promover en los docentes una reflexión sincera sobre estas prácticas instaladas en la educación de la primera infancia que confunden las actividades de educación artística con el entretenimiento, la copia o repetición de modelos de imágenes, diseños, músicas, movimientos, la producción de lo útil y lo bello, la selección de los niños y las niñas considerando sus aptitudes antes que sus intereses.”

Contenido del libro:

Primera parte

Educación, arte y creatividad en las infancias del siglo XXI. Elizabeth Ivaldi

La literatura en la primera infancia. Lía Schenck

El sensible acto de mirar: la educación visual en la primera infancia. Salomón Azar

El lenguaje corporal: simbología de las acciones en los espacios de juego. Javier Abad Molina

El lenguaje musical. Judith Akoschky

Interculturalidad, primera infancia y educación artística. M. Victoria Peralta E.

Segunda parte

Educación infantil y arte: una trama que entreteje buenas prácticas pensada para niños pequeños. Patricia Sarlé

¿Qué hacen estos niños aquí? Los niños de los jardines de infantes en los Museos de Arte de Buenos Aires. Patricia Berdichevsky

Conjugando ética y estética: arte en y con la comunidad • Uruguay. Alicia Milán López

Experiencias de educación artística en la primera infancia: puntos de encuentro de distintos enfoques, Colombia. Juanita Eslava Mejía