Nuestra aportación a la educación infantil

Posts Tagged ‘plantas’

Sembrando para los que vienen detrás

In EncienciArte on 26/05/2015 at 19:12

Desde el otoño habíamos guardado en el aula unas calabazas que poco a poco se fueron secando, otras estropeándose, mientras una se conservó intacta. De vez en cuando sacudíamos las secas para agitar las pepitas. Ahora que llegó el momento de sembrar, las abrimos para ver lo que encontrábamos. Descubrimos que teníamos semillas de sobras para llenar el colegio de calabazas, eso si conseguimos que nazcan y se logren.

Buscamos información en la red y supimos que las calabazas precisan de terrenos amplios para extenderse, soleados y con humedad. Ahora que conseguimos que nos cerraran un espacio exterior, contamos con todo eso, así nos decidimos a plantar, aun sabiendo que tardarán tres meses en dar fruto, allá por el mes de septiembre u octubre, cuando este grupo ya no esté en el centro, pues pasarán para primaria. Con todo, nos gustó la idea de plantar para los que vienen detrás, dejando un pequeño obsequio que servirá para vincular la promoción saliente con la entrante.

Ver presentación.

Son estos pequeños gestos los que nos gusta inculcar a nuestro alumnado: la generosidad, la transmisión de una responsabilidad, el dejar una huella para el recuerdo … Otros lo hicieron antes con nosotros, ahora es bueno que ellos lo hagan por otros. Saber esperar e incluso no esperar nada más que hacerle la vida más agradable los que vienen detrás. Para nosotras, estas son algunas de las vivencias más importantes que podemos compartir con los niños y niñas en la escuela infantil. Apurar los tiempos están bien para los time lapse, pero lo valioso siempre requiere de espera.

Plantando cactus de Navidad en macetas de autorriego

In EncienciArte on 28/11/2014 at 17:19

Seguimos buscando soluciones al problema del riego de nuestras plantas en períodos vacacionales. Así, ya mostramos en unha entrada anterior como optamos por la plantación de crasas o suculentas, ya que estas variedades tienen la cualidad de almacenar agua que van liberando según sus necesidades. Para nosotras, este es un pretexto válido, al hilo de nuestra vida cotidiana, que llena de razón el hecho de ponernos a plantar plantas, conociendo posibilidades, variedades, cualidades, usos, etc. No se trata de hacer por hacer, si no de hacer con sentido.


Hace más de un mes preparáramos para enraizamiento esquejes de un cactus de Navidad que nos había traído un alumno. Ahora, transcurridas varias semanas, comienzan a verse pequeñas raíces, por lo cual consideramos que estaban listos para ser trasplantados. Además, en alguno de los “hijos”, ya pueden verse flores; recordemos que precisamente se llaman cactus de Navidad porque florecen en esta época.
De nuestras búsquedas en la red tomamos una idea que vimos en la web La Bioguía (espacio muy recomendable): las macetas de autorriego hechas con botellas de plástico. El esquema es muy sencillo: cada una de ellas cuenta con un pequeño depósito de agua, del que la planta toma agua a través de un cordón que hace de conductor de la humedad, así pueden pasar semanas, incluso meses, sin necesidad de regar estas plantas.
Explicada la propuesta a nuestro alumnado y valorada su pertinencia, escribimos una nota para solicitar botellas a las familias, que les enviamos junto con un esquema del uso que les daríamos. Luego, incluso hicimos una prueba para comprobar que efectivamente el cordón lograba llevar auga y humedecer la tierra. Las preparamos y nos dispusimos a llevar a cabo todos los pasos precisos para la plantación. También aprovechamos para plantar las semillas de aguacate y de mango, ya que tienen una germinación muy rápida y vistosa. Todo ello, pasa para nuestro “invernadero” (un espacio acristalado bajo la rampa que conecta el patio con la planta baja de nuestro centro.


Tan sólo nos queda por hacer un seguimiento del tiempo que puede transcurrir sin tener que regar, para lo que preparamos una hoja de control, una por cada niño/a y maceta, en la que en fechas determinadas(cada 15 días en invierno), comprobaremos si aún hay agua en el deposito y si la tierra permanece húmeda.

Ver presentación.

Autorriego-cactus de Navidad

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, para nosotras, las plantaciones en la escuela son la forma más acertada de mostrar el ciclo vital de las plantas, pero esto no tiene por que suponer grandes gastos, ni hay por que comprar plantas ni macetas ni tierra, ya que hay alternativas más sostenibles, educativas y coherentes con los valores ambientales y relacionales, promoviendo el hecho de compartir y de saber esperar los tiempos de la naturaleza.

Camelias con nombre

In AlfabetizArte, EncienciArte on 31/03/2014 at 07:33

Desde hace algunas semanas, raro es el día en el que nos obsequian con una camelia, la flor más emblemática de Galicia con presencia en casi todas las casas, jardines y paseos.  Ver la Ruta de la camelia en Turgalicia

Inicialmente las acogíamos con gran alegría, le decíamos que era una camelia y la poníamos en agua. De un tiempo a esta parte, nos dedicamos a mirarlas con más detalle, especialmente porque nuestro alumnado observó que siempre le decíamos que era una camelia aunque entre sí fueran totalmente diferentes. Así acordamos ir nombrándolas; nosotros le pondríamos el nombre, ya que, los verdaderos según la variedad, no nos eran muy fáciles de recordar.

Hasta que hoy las juntamos todas. Una lección de diversidad: hay rasgos comunes entre ellas pero cada una también tiene elementos diferenciadores que las hacen únicas, singulares y hermosas. El color, la forma, número y disposición  de los pétalos, la visibilidad de los pistilos… Así se percataron de  que no tienen aroma (las variedades con las que trabajamos), pero que ni falta le  hace.

Como siempre hay nombres más o menos creativos, pero nosotros seguimos poniéndole nombre a la naturaleza.

Gracias a Sandra del CEIP El Coto que desarrolló un magnífico proyecto sobre las camelias, supimos de poemas, de música y de representaciones pictóricas.

Camelias con nome

Ahora nuestro alumnado está entusiasmado con la idea de representar plásticamente las camelias, algo nada fácil, para lo que tomaremos como referencia el “Proyecto camelia” del pintor vigués Alex Vázquez.

Finalizamos con una audición del poema de García Lorca, “Madrigal a la ciudad de Santiago“, traducido al gallego, musicado por Ismael Serrano y Luar na lubre.

Llueve en Santiago
Mi dulce amor
Camelia blanca del aire
Brilla entenebrecida al sol (…)

Calabazas espinosas

In EncienciArte on 17/12/2012 at 16:01

Nos regalaron una cesta de hermosas chayotas, también conocidas como calabazas espinosas, papaspobres o papas del aire. Un fruto de una planta trepadora de la familia de las cucurbitáceas (como las calabazas), que en algunos lugares de Latinoamérica se consume de la misma forma que las patatas, de ahí su nombre.

Pensábamos guardarlas para plantar en la primavera, y así ver cómo nacen las plantas directamente de un fruto, xa que en otras ocasiones hemos visto la reproducción por esqueje, por semilla, por bulbo, por hoja, etc. Pero al parecer se encontraron a gusto en nuestra aula que algunas ya empezaron a germinar y a crecer a un ritmo de 2-3 cm por día (son como las habichuelas mágicas); para cuando alcancen más altura non sabemos qué haremos con ellas, ya que precisan un emparrado.

o nos dio pié para hablar con nuestro alumnado de las necesidades vitales de las plantas, e incluso a hacer pruebas privándolas de uno de esos elementos: agua, luz, calor, para comprobar si así germinan igual que las que tienen todas sus necesidades cubiertas. Preparamos un cuadro de doble entrada para hacer el seguimiento y así poder extraer conclusiones.

Un regalo de la naturaleza para el conocimiento de los niños y de las niñas.

Ver presentación.

Chayotas

El paso del tiempo

In EncienciArte on 26/03/2012 at 07:59

Los niños/as de infantil no son muy conscientes del paso del tiempo, -las personas adultas, a veces, tampoco-, por ello, lo que debemos hacer es propiciarle experiencias que les ayuden a comprender y vivenciar como esto sucede.

Albúmenes con sus fotografías desde que entran en el centro, el blog de aula en el que se recogen todas las actividades diarias, rutinas, la existencia de hitos significativos para el grupo, las celebraciones anuales, etc, pueden ayudar. Para el tránsito de las estaciones, el ciclo vegetal, nosotras recurrimos a las plantaciones, además de que permiten trabajar otros muchos conceptos y valores.

Este curso, el 25 de noviembre hicimos las plantaciones de bulbos (tulipanes, crocus e iris), que dieron pie a un intenso trabajo matemático, así como de seguimiento de su evolución hasta el día de hoy, en el que ya florecidos, pudieron llevarlos para la casa, tras la comprobación de todas las hipótesis que se habían formulado al inicio, así como de las indicaciones del envase en cuanto al período de crecimiento y momento de floración. Lo mismo sucede con las plantaciones de fresas, o con los bonsais.

Bulbos_fresas

Mención aparte merece la actividad “Nuestros árboles mes a mes“, que nos permitió ir apreciando los cambios a los que se vieron sometidos árboles con un significado especial en la vida de los niños, a lo largo de estos seis meses.

Para nosotras, estas experiencias son clave, y por supuesto no pueden ser sustituidas por el coloreado de una ficha. Tenemos por cierto que es así entendido por todos los profesionales que intervenimos con la infancia, por lo cual, no podemos comprender que se siga haciendo de esa manera.

Hoy se culminó un proceso, abriremos otros, siempre con el objetivo de que vayan construyendo conocimiento de forma significativa, tal y como recogemos en la categoría EncienciArte.

Cortando raíces

In EncienciArte on 20/01/2012 at 17:52

Una de las frutas que cuenta con mayor aceptación de los niños y niñas es la  fresa, de tal modo que su sabor, olor y color se emplea en cantidad de productos. Por ello, llevaban tiempo pidiéndonos que plantáramos fresas. Has el momento no habíamos conseguido las plantas, aunque ya teníamos preparadas las latas. Es la razón por la que no pudieron ocultar la cara de decepción cuando vieron aquel montón de raíces y de hojas secas.

Ya habíamos mirado las variedades de fresa, las condiciones de plantación, la temperatura óptima, las necesidades de luz y de sol; por lo que quisieron plantarlas de inmediato. Hubo que recordar una indicación del encargado del vivero que nos dijo que había que cortarle la mitad de la raíz. Esta poda de raíces despertó todo tipo de comentarios y de conjeturas.

Acordado que la longitud idónea de la raíz sería de 7 centímetro, surge el debate sobre cómo hacerlo. El uso de la regla es obvio, pero no cómodo, por lo que se recurrió a una plantilla con la que se corta lo sobrante. A continuación, limpieza de hojas secas, tallos y plantación.

Ahora a esperar su rápido desarrollo. Cómo van apareciendo las primeras hojas, las flores rosáceas de cinco pétalos, y el fruto como un engrosamiento de la misma flor. Controlarán el tiempo con un calendario en el que también harán registros de temperatura y humedad. Diversos instrumentos de medida, diversos usos del número, diversas experiencias ricas en todos los sentidos.

Ver presentación.

Cortes de raíz

Descocados

In EncienciArte on 17/01/2012 at 08:34

Es bastante habitual en estas fechas encontrar cocos en las fruterías; aún así, ninguno de nuestros/as alumnas lo había probado nunca, salvo en productos como galletas, yogures o dulces. Por ello, buscamos  información en la red, vimos su procedencia, el árbol, los frutos así como otros usos en la cosmética (bronceadores, champús, cremas…) y en la cocina. Descubrimos que parte de su interés se debía a la serie televisiva “George de la jungla”, donde al parecer, el protagonista abre los cocos de una forma muy singular.

Contamos en el aula con “Una cocina tan grande como un huerto” de Alain Serres, un hermoso libro de cocina y de arte, que le dedica un capítulo al coco; alí supimos alguna de las particularidades de este fruto, entre otras, que puede flotar. Esto nos llevós a realizar unha interesante experiencia de comparación y de flotación. Tras el debate sobre cuales son los motivos por los que creen que flotan los cocos, pensaron si esto le sucede a otras frutas, si influye su corteza de madera, el estar hueco por el medio, o tener auga dentro. Todo esto fue contrastado para ver si era aplicable a outras.

Debemos confesar que la degustación del agua y de la carne de coco no fue lo más memorable de toda la actividad, por lo que repetimos el conocido trabalenguas:

¡Compadre, cómpreme un coco!

¡Compadre, coco no compro!, porque el que poco coco come, poco coco compra y como yo poco coco como, poco coco compro!.

Ver presentación.

Descocados

Bulbos y matemáticas

In EncienciArte on 16/11/2011 at 21:00
bulbos e matemáticas

Ver presentación.

Este año acordamos que volveríamos a plantar bulbos dado el éxito de los jacintos del pasado curso. En esta ocasión serán crocus, iris y tulipanes. Los tres en una misma lata y todos diferentes en cuanto a: tamaño, momento de floración y profundidad de plantación. Lo que nos dio ocasión a hacer un interesante trabajo matemático.

En primer lugar se hizo necesario conocer las recomendaciones presentes en el envase  la interpretación de símbolos convencionales referidos  al momento de plantación, al de floración, a la necesidad de luz, a la orientación y a la profundidad de plantación. Observando también el tipo de envase en el que se comercializa, una bolsa perforada para permitir que “respiren”.

A continuación, hay que preparar los recipientes, haciéndoles un agujero a las latas para facilitar la salida de agua excedente, para así no “ahogar” los bulbos.

El problema llega en el momento de preparar la plantación, ya que los bulbos deben plantarse la distinta profundidad. Intuyen acertadamente cuál es el motivo de esta diferencia: bulbos más grandes, plantas de mayor altura necesitan más profundidad para que la tierra les sirva de soporte. Se debate alrededor de cómo solucionarlo y sobre cuál debemos plantar primero. Deciden tomar medidas en la lata desde el borde; se llena al primer nivel o marca, a 10 cm., y se colocan los bulbos de tulipán y de iris; se cubre de tierra hasta la segunda marca a 8 cm, y se deposita el crocus. Se rellena de tierra hasta el borde, se riega y se lleva al “invernadero”, una zona acristalada que recibe el sol de la mañana y la sombra de la tarde, tal y como precisan estas plantas, según las indicaciones del envase.

Finalizamos con la elaboración del calendario en el que hacer el seguimiento de las estimaciones de germinación y floración: crocus en marzo (a comienzo de la primavera); tulipanes en mayo (a mitad de la primavera) e iris a finales de mayo-junio (al final de la primavera). Ya contaremos sobre la evolución de los bulbos. La fijación de fechas, el seguimiento del desarrollo de una planta, es lo que nos permite trabajar con nuestro alumnado el paso del tiempo; concepto harto difícil de comprender a estas edades.

Posteriormente le sacamos más provecho a las etiquetas de los envases; si en un primer momento nos centramos en la información contenida en el texto y símbolos, más tarde le dedicamos un tiempo a los números. Hay muchos más de los que pensábamos, de distinto tamaño, acompañando a letras o símbolos. Vimos que unos indican cantidad, otros precio, dimensiones,direcciones, códigos de identificación, etc.

También atendieron a la información en distintos idiomas, con sus correspondientes símbolos, y como novedad les mostramos los números romanos, empleados para refirirse a los meses de forma muy abreviada.
Toda una fuente de información que llevaron a casa para mostrársela a sus familias.

Pan de maíz (borona)

In EncienciArte on 28/10/2011 at 17:21

Hace algunos años, trabajábamos en una pequeña villa costera e hicimos pan de maíz o borona con nuestro alumnado. En aquel momento pudimos ir a recoger las espigas a un campo, las deshojamos, las desgranamos, cribamos el maíz y llevamos una parte a un molino de cubo en un regato y a otra a un molino de marea, luego tamizamos la harina, amasamos y cocimos en un horno de leña. Fue una manera de conocer cultivos tradicionales, labores del campo, alimentos, patrimonio arquitectónico popular (hórreo, molinos, hornos) en el rural, etc.
Ahora, esta es la versión urbana, porque seguimos pensando que los niños y niñas deben conocer el proceso de elaboración de un producto típico gallego y todo lo que hay detrás hasta que llega a ellos. Ahora, lo que no podemos visitar, lo suplimos con otros recursos e información de la red.
Afortunadamente, aun hay abuelos y abuelas del alumnado que entendiendo lo que pretendemos conseguir con sus nietos, se prestan para todo lo que les requerimos. Pedimos todas las variedades posibles de maíz, incluso de las que están a punto de desaparecer: maíz negro, maíz de leche, maíz del país …; poco a poco el aula se fue llenando de espigas de todos los tamaños y clases, muchos de ellos azuzados por la idea de encontrar a “una reina” (espiga roja, morada o negra). Observándolas, fueron surgiendo dudas que tratamos de confirmar:
-¿las barbas y las hojas de la casulla nos indican cuál es el color de la espiga?
-¿la harina que se obtenga será del color de los granos de maíz? ¿Y el pan?
-¿las espigas combinadas se deben a que plantaron dos granos juntos? ¿Y sí se planta un gran negro de una espiga negra y amarilla, saldrá negra o amarilla?
-¿sólo comen maíz los animales?

Puede verse todo el trabajo hasta la elaboración de la borona en la siguiente presentación, pero insistimos en la idea de que importa más el proceso desarrollado que el producto conseguido.

Lo mejor, fue que este trabajo despertó expectación entre el resto del alumnado del centro y los niños/as ejercieron de cicerones de los otros, explicándole detalladamente a sus compañeros desde el proceso vital del maíz, su presencia en muchos alimentos que consumen constantemente, hasta la elaboración de la borona.

No nos vamos a extender exponiendo los objetivos trabajados. Una persona que nos vio, nos preguntó qué objetivo pretendíamos conseguir, tan sólo quisimos saber de cuánto tiempo disponía para que se lo explicásemos…

Pan de pipas de girasol

In EncienciArte on 28/09/2011 at 17:24

Si hay una palabra que podamos atribuirle a nuestra aula es fértil. Todo cuando plantamos crece y da sus frutos. A finales del curso pasado habíamos sembrado girasoles y realizado varias actividades sobre esta fascinante planta para los niños/as. Ahora llegó el momento de recoger los frutos. Probamos las pipas, reservamos una parte para los pájaros -tal y como habían sido los planes iniciales- y otra para volver a plantar la próxima primavera -no queremos que nos suceda como en el cuento “Pirracas y las patatas” que comieron todas las patatas y no tomaron la precaución de dejar la semilla para el año siguiente por lo que se acabó la cosecha. El equilibrio de los tres tercios, una lección de sostenibilidad.

Conocimos otros usos de las pipas de girasol: aceite, margarinas, y la más antigua, molerlas para hacer pan.Para finalizar, tras el visionado de un time lapse de la floración del girasol -algo que no pudimos ver dado que coincidió con las vacaciones- y otro en el que se aprecia la particularidad que le da nombre, girar donde está el sol, elaboramos pan de pipas.

Habemus habas

In EncienciArte on 15/06/2011 at 07:51

Tras casi tres meses de cuidados, hoy recogimos nuestra cosecha de habas y guisantes –de las lentejas y habichuelas no supimos nada-; cada uno fue a recoger los frutos de su lata, fijándose bien en la etiqueta para recordar de qué variedad era. Las primeras conclusiones: las semillas más pequeñas fueron las que más pronto y más cantidad produjeron; una lección para los que eligieron las semillas más grandes creyendo que serían las mejores. Nos dio un poco que pensar la variedad de habas rosa porque no sabemos a qué semilla asociarlas. Para ver todo el proceso I e II.

Como cierre, y para recordar, un time lapse de la germinación de las habas.

AromatizArte V: rosquillas de anís

In EncienciArte on 10/06/2011 at 15:00


Seguimos descubriendo los diversos usos de las aromáticas, en este caso el anís en la repostería.

AromatizArte III: espantainsectos

In EncienciArte on 08/06/2011 at 15:47

Hace dos semanas centramos nuestro interés en las polillas; a lo largo de varios días observamos que entraban muchas en clase, cada uno expuso su conocimiento sobre ellas y decidimos averiguar más porque un niño dijo que en casa de su abuelo se habían comido una silla, algo que le pareció absolutamente imposible a los compañeros. Denominamos este pequeño trabajo de investigación “La polilla que se comió una silla”. Luego supimos que hay una gran variedad de polillas, de la ropa, de los libros, de las manzanas, de las patatas, de la madera…; por lo que fuimos tratando de saber cuál sería el interés de las polillas en nuestra clase, hasta que concluimos que venían a las castañas que aún conservábamos en el supermercado desde el pasado otoño. Cuando se le solicitó información a las familias, casi todas coincidieron en hablarnos de las polillas de la ropa, de los daños que ocasionaban y de los métodos que empleaban para evitarlas: saquitos perfumados, pulverizadores, ventilación, etc.
Ahora, en el marco del proyecto AromatizArte, retomamos el tema: vimos las ventajas de la utilización de hierbas aromáticas para prevenir esas plagas. La melisa, el romero y la hierba luísa, además de sus propiedades y usos como relajantes, como aromatizantes o en la cosmética (pasta de dientes, champús, etc), son repelentes de insectos, así preparamos saquitos perfumados para sus dormitorios y armarios con estas hierbas.

Una manera de respetar el medio y la vida sin usar los perjudiciales aerosoles.

AromatizArte II: agua de rosas

In EncienciArte on 07/06/2011 at 20:00


Segunda entrega del trabajo con las plantas aromáticas.

AromatizArte

In EncienciArte on 06/06/2011 at 21:00

Con esto trabajaremos toda la semana. Estos son nuestros recursos, de ahí saldrán colonias, aromatizadores, perfumeros, infusiones, jabones, helados…; veremos sus usos en la cocina, la medicina, la cosmética, etc.

Las hierbas y flores recogidas en el fin de semana con la ayuda de sus padres y madres  nos dará mucho juego, ya que están en su momento de esplendor, cerca de la celebración del San Juan.

¿Quién vive ahí?

In EncienciArte on 01/06/2011 at 07:00

La observación con lupa de las plantas del patio, dio como resultado que supiésemos de la existencia de pequeños bichos (pulgón, hormigas, arañas, larvas, escarabajos…), que incluso se pueden considerar plagas pero a través de las fotografías de Kristin Nikolai  y de  Thomas Shahan no podemos más que verlos con ternura.
Hasta el momento no hicimos más que observarlos, ya le dedicaremos tiempo y debatiremos sobre si son perjudiciales o beneficiosos para las plantas.

Nuestro curioso jardín

In EncienciArte on 27/05/2011 at 15:00

Escuchando la historia de Liam, el pequeño jardinero de “El jardín curioso” de Peter Brown, una niña nos dijo que había visto una flor saliendo de una alcantarilla. Hablamos mucho sobre las plantas que nacen –al igual que en el cuento- en lugares insólitos, de lo que podría suceder si se dejasen crecer, de lo que cambiaría el paisaje si hubiese más jardines en los parques, en las calles, en los pueblos…, incluso en el cole.

Aquí el cambio no es fácil, edificio rodeado de elevadas construcciones y con un patio con muros de hormigón de tres metros de altura, sin muchas posibilidades de humanizarlo, de enverdecelo, ¿o es que aún se pode hacer algo? Cuatro árboles huérfanos que tenemos que cuidar, nuestras plantaciones en lata, y alguna que otra sorpresa…, ¡nacen plantas en lugares insólitos! Muchas más de las que pensamos. Decidimos hacer de investigadores para localizar dónde hay vida vegetal, fotografiamos y estableceremos un plan de cuidados, para ver si sucede como en el libro.

Recordamos que en el cuento las plantas que primero se extendían eran las malas hierbas, luego detrás iban las otras. Entonces, ¿por qué se le llama  malas hierbas?

Una lección de respeto a la diversidad y de integración –en este caso paisaxística pero aplicable a otros ámbitos-: los grandes jardineros ingleses siempre decían que no hay malas hierbas, sino plantas que nacen en lugares inadecuados.

¿Se podría hacer algo más en nuestro patio?,¿cómo sería si hubiese jardines verticales?, ¿qué pasaría?, ¿cómo se cuidarían?

Siempre es mejor soñar que resignarse. He ahí los diseños.

Nosotras creemos que al alumnado, por ahora, non hay que hablarle de los grandes ideales ni de los discursos habituales en esta conmemoración, tan solo mostrarle el valor de los pequeños gestos que están a su alcance.

Ver presentación.

El jardín curioso

In ContArte, EncienciArte on 27/05/2011 at 07:02

Nuestro último descubrimento es una delicia de libro, se titula “El jardín curioso” de Peter Brown, publicado por la editorial Takatuka.

Un día, mientras explora su ciudad monótona y gris, un niño curioso llamado Liam descubre un jardín en apuros. Decide ayudarle a crecer, sin caer en la cuenta de que acabará provocando que el jardín tenga vida propia y que se extienda por la ciudad cambiándolo todo a su paso.

A pesar del aprovechamiento didáctico que se pode sacar de él, el autor insiste en que tan sólo quiso contar una buena historia. Nuestro alumnado en seguida percibió lo que se puede cambiar con un pequeño gesto, cuando las personas deciden colaborar con la naturaleza en vez de luchar contra ella. Un cuento con una visión ecologista y medioambiental como pocos.

Las imágenes tienen la fuerza suficiente para transmitirnos esa transformación del paisaje, con las flores, con los topiarios, con las plantas trepadoras…; aquí dejamos una muestra.

Muy recomendable para hablar del medioambiente en cualquier ocasión o en su día.

Los sonidos del jardín

In MusicArte on 27/05/2011 at 07:01

Para completar nuestra ambientación en el jardín, unos minutos de música relajante.

Para escuchar y percibir lo que cambiaría nuestro estado y nuestro ánimo en entornos naturales.

La floración del jardín

In EncienciArte on 27/05/2011 at 07:00

Dos vídeos con el  time lapse de la floración de varias plantas.

En unos segundos se condensa lo que hemos estado observando a lo largo de la primavera.

Los pintores de girasoles

In CativArte on 05/05/2011 at 15:01

Hace muchos, muchos años -más de cien-, en la ciudad de París se conocieron dos pintores. Uno se llamaba Van Gogh, – en realidad su nombre es Vicent- y el otro Paul Gauguin.

A Paul le gustaban mucho los girasoles que pintaba Vicent, por lo que le propuso un cambio, le daría un cuadro suyo por uno de dos girasoles. Era un buen trato. Se hicieron amigos y Vicent invitó a Paul a su casa amarilla en el pueblo de Arlés.

A Vicent le gustaban mucho los girasoles, el sol, las estrellas, la hierba seca, la luz del verano y el color amarillo por lo que preparó para su amigo una habitación amarilla, con una mesa amarilla, con un florero amarillo con un ramo de girasoles amarillos y llena de cuadros de … GIRASOLES. Como podéis suponer la habitación de Vicent era de color … AZUL!.

Muy agradecido, Paul retrató a Vicent pintando … GIRASOLES casi rojos, porque a él le gustaba el rojo.

Cuando se separaron, Vicent siguió pintando sus flores favoritas, pero ahora ramos mucho más grandes, de doce o quince girasoles.

Paul marchó lejos, muy lejos, a las islas de la Polinesia, y desde allí pidió que le mandaran semillas de girasol; cuando estas florecieron pintó también cuatro cuadros de girasoles. Flores cortadas de girasol.

Así es por lo que los girasoles nos recuerdan la amistad que mantuvieron los dos pintores Vicent Van Gogh y Paul Gauguin.

Aunque es una versión libre de la verdadera historia, así se lo contamos a nuestro alumnado para que conocieran lo que hay detrás de alguna de las obras de arte que le mostramos.

Sabemos que no se olvidarán de las pinturas de girasoles.

Como cierre, un trabajo colectivo, sobre la obra de Van Gogh que titularon “Campo de girasoles” en la que cada cual representó el girasol como quiso.

Girasoles

In EncienciArte on 05/05/2011 at 15:00

Nuestro alumnado está imparable con los éxitos obtenidos en todas las plantaciones realizadas (castaños, laureles reales, encinas, jacintos, margaritas, alubias, guisantes y lentejas). Ahora llevan ya un tiempo pidiendo que plantemos girasoles, porque les atrae mucho la idea de que den pipas y que vengan los pájaros a comerlas. Ya avisé que será la última plantación en este curso, aun nos queda otro año por delante.
No podíamos tener mejor comienzo que con la reciente publicación en España del éxito de Eric Carle, “La semillita“; libro en la línea de todos los de este autor, con ilustraciones de collage que, en una historia circular, nos narra las aventuras de una pequeña semilla de girasol hasta que se convierte en planta y cuando le caen las semillas vuelve a empezar.

Siguiendo la historia del cuento, extraemos semillas de una flor de girasol del pasado año y las depositamos en las latas que tenemos preparadas. Conocemos a razón de su nombre, sus necesidades, los cuidados, las utilidades de esta planta, etc;  en el tiempo que nos queda de espera hasta a primera floración tendremos ocasión de conocer las emblemáticas obras de Vicent Van Gogh en las que los girasoles son protagonistas.

Habas en lata

In EncienciArte on 28/04/2011 at 08:01

Nuestras plantacións de habas nos están dando grandes satisfacciones. A pesar de que se estima el tiempo de germinación en diez días, suponemos que debido las condiciones de calor y humedad, a los cinco días de plantarlas ya habían empezado a brotar. Ahora a la vuelta de vacaciones quedamos totalmente sorprendidos por su crecimiento, todas tienen varias hojas y el tallo ya necesitaba ser tutorizado. Con tal fin escogieron varas de la medida adecuada -en función de lo que sabemos sobre su tamaño- y esta mañana realizamos se las colocamos. Iremos haciendo un seguimento dado que aún tenemos varias hipótesis que comprobar:
-¿se corresponderá el tamaño de las habas con la altura que alcancen?
-¿el color de la flor tiene algo que ver con el color de la haba?
-¿las de mayor tamaño producirán más?
De aquí a la cosecha nos darán muchas posibilidades de aprendizaje.
Pocas actividades escolares proporcionan tanto beneficio educativo como el cultivo de plantas; sería indispensable que todos los centros contaran con un pequeño terreno en el que cuidar hortalizas, legumbres, aromáticas, ornamentales, etc. No hablamos de jardines decorativos, no hablamos de aulas de naturaleza a las que se va de visita, hablamos de huertos funcionales, un espacio vivo en el que trabajar y aprender a lo largo de todo el año. Mientras tanto nos conformaremos con lo que tenemos:  unas latas con un poco de tierra.

¿De qué color es la tierra?

In EncienciArte on 11/04/2011 at 15:00

Como ya hicimos plantaciones de frutos de otoño, de jacintos y de margaritas -frutos, bulbo y planta pequeña- ahora le tocó el turno a las legumbres -varios tipos de alubias, garbanzos, lentejas y guisantes- con la promesa de que aun nos quedan pendientes los girasoles -no sabemos de dónde sacaron esa manía pero quieren pipas para ellos y para los pájaros. En esta ocasión, tras la observación -tamaño, forma, color- y búsqueda de información sobre lo que plantaríamos -necesidades de temperatura, humedad, altura que conseguirán, tiempo de germinación y de cosecha, plagas, etc- cada cual eligió la variedad a plantar, preparó una etiqueta con una muestra de la semilla. Durante el fin de semana llevaron las latas a casa para llenarlas de tierra; quisimos hacerlo así intencionadamente para ver lo que descubrimos esta mañana: no había una tierra igual a la otra. Diferencias de color, grosor, tacto que fueron palpadas y observadas con la lupa, así como pasadas por el tamiz para ver lo que queda en el cedazo. Diez días previstos para la germinación y noventa para la recolección que nos van a dar mucho juego. Esto no hizo más que comenzar: ¿cuál será la tierra más adecuada?, ¿podemos plantar en arena o piedras? -según ellos sí, ya que en las dunas nacen plantas y las palmeras se dan en la arena, al igual que en las rocas de la playa hay pinos-, ¿todas tendrán la misma floración?, ¿cuáles son sus enemigos? -aceptaron mejor a  la araña roja que a los caracoles devoran voraces las gemas nuevas-, ¿algunas crecerán como las “habichuelas mágicas”?, ¿la planta de las lentejas será la más pequeña?, ¿ellos comen legumbres? -una ojeada a la agenda del comedor escolar nos sacó de dudas … Ya iremos contando lo que da de sí.

Ver presentación.

Margaritas del campo

In EncienciArte on 01/03/2011 at 20:04

Tras las plantaciones de semillas y de bulbos, ahora vamos a probar con planta pequeña, con las margaritas de los campos, la alegría de la primavera.
Previa a su plantación en latas, observamos detenidamente la raíz, las hojas y las flores, comparado con las que aún teníamos de jacinto. Esperamos que el día que dé comienzo la primavera puedan llevarlas para alegrar sus casas.

Buscamos información en la red, conocimos distintas formas de llamar estas sencillas flores y sus variedades. Supimos que también puede ser nombre de persona. Incluso el de una variedad de moluscos de las que una niña nos había traído los caparazones como si de un autentifico tesoro se tratara.

Terminamos muy poéticamente con el hermoso libro de Sleepyslaps que recoge el cuento “Margarita” de Rubén Darío, que podemos ver completo desde aquí.

Ver presentación.

La diversidad en los jacintos

In EncienciArte on 01/03/2011 at 20:02

El pasado mes de diciembre plantamos bulbos de jacinto. Estamos conociendo las diferentes formas de obtener una planta: por semilla -con las plantaciones de árboles autóctonos-, por bulbo -con los jacintos-, ahora lo haremos por rizoma, y luego probaremos por esqueje. Tras los cuidados dedicados todo este tiempo, la pasada semana pudieron llevarlos a sus casas, para allí poder disfrutar de ellos, de sus colores y de su aroma, con su familia. Para ello preparamos un folleto informativo con las indicaciones de sus cuidados, con una tabla de frecuencia de riegos y con una regla medidora de su crecimiento.

Desde el momento en el que empezaron a germinar, ya se vieron diferencias entre ellos que ahora se hicieron evidentes. La pregunta que surgió fue, ¿cómo es posible que plantados en el mismo día, con la misma tierra, regados por igual con la misma agua, colocados en el mismo sitio recibiendo la misma ración de sol, haya tanta diferencia de tamaño entre ellos? Formularon todo tipo de hipótesis que tratamos de comprobar, que si los de color rosa habían crecido más que ninguno, que si los de color blanco habían florecido antes, que se era por el tamaño de las latas en las que habían sido plantados … no pudimos concluir nada, pues nada avalaba ninguna de las razones que daban. Unos antes y otros después fueron deleitándonos con sus hermosas flores.

Ahora nos mandan fotos desde casa para que podamos seguir su evolución.

Ver presentación.

Mimosas y mimosos

In EncienciArte on 11/02/2011 at 18:33

Esta semana nos dedicamos a conocer las mimosas, el “sol de invierno” como son conocidas esas hermosas flores que en este momento, junto con los tojos, doran nuestros montes. Descubrimos que se llaman así, por la peculiaridad de las sensitivas de reaccionar al tacto; otros significados y sinónimos de la palabra aplicados a las personas; las sensaciones que nos producen a la vista, al olfato, al tacto …; las comparamos con esas otras flores también amarillas y de esta época con las que no comparten las mismas sensaciones; y aprendimos algún dicho popular que las relaciona con el Carnaval.

Posteriormente las reproducimos empleando distintas técnicas, apreciando su gama de color -mismo dentro del amarillo-; hicimos las cartas de color empleando Colour Hounter; y realizamos grabados tanto con pintura como con arcilla blanca. Para acabar un juego de adivinanzas, descubriendo qué mimoso/a se esconde detrás de las mimosas.

Ver presentación.

Ver_mirar_pensar_contar XV

In MirArte on 11/12/2010 at 09:30

Como días atrás hicimos nuestras plantaciones de bulbos, proyectamos esta imagen que nos permite plantearnos:  ¿qué pasaría si…?, ¿a quién le atenderíamos sus necesidades, al libro o a la planta?

Ver otras fotografías del proyecto Gartenkultur.

Más de hojas

In EncienciArte on 05/11/2010 at 22:20

Seguimos sacando provecho de las hojas. Esta semana pudimos conocer su tipología, características, forma, partes, etc. Organizamos una exposición con las que nos traían, colocándolas por el derecho y por el envés, para de esta forma, más tarde, poder observarlas, tocarlas, ver sus nervaduras y medirlas.

Como siempre detestamos las series lógicas de gomets o similares, hicimos nuestras composiciones, buscando un orden lógico -en función del tamaño, forma o color- y procurando una estética cuidada. De tal modo que luego sirviesen como decoración otoñal en sus casas.

Tras la observación detallada de las hojas con las lupas, cuando intentan dibujar una hoja no olvidan las nervaduras, pero algunas son muy difíciles de reproducir, por lo que recurrimos a una técnica que nos produjo mucha satisfacción por los resultados conseguidos.

Bellotas en lata

In EncienciArte on 29/10/2010 at 15:00

Hace unos días leímos en clase el libro “Jaime y las bellotas” de Tim Bowley, publicado en Demademora; una tierna historia circular y cíclica que comienza así “Jaime plantó una bellota, pero …, antes de que pudiera crecer una ardilla la desenterró y la escondió. Jaime plantó una bellota, germinó y brotó de la tierra, pero …” En ella se habla de la perseverancia y del ciclo de un árbol -el roble-, y no da pie a trabajar todo su desarrollo vital y su utilidad.
Quedamos tan enredados con la historia, que acordamos que en el fin de semana recogerían bellotas con sus familias. Lo que no sospechábamos es lo que nos encontramos el lunes: un montón de bellotas de muchas variedades -hasta nos las trajeron de Verín, de León y de Portugal. Nuestro descubrimiento: había una gran diferencia entre muchas de ellas -tamaños, color, forma, etc.


Se hizo necesario buscar información. He ahí lo que encontramos en cuanto a variedades, imágenes, información; recomendamos la web del IES A Pinguela de Monforte que cuenta con una exhaustiva catalogación de todas las especies que integran su jardín botánico, entre ellas, algunas variedades de quercus: encinas, alcornoques, roble albar o melojo.
En cuanto a sus usos, descubrimos que fue alimento de los primeros pobladores, que se puede extraer una harina con la que hacer una torta, que fue sustituto del café, que en la actualidad se elaboran licores y que tiene usos medicinales.

Dentro de unos días, como Jaime, plantaremos nuestras bellotas en latas perfectamente etiquetadas en función de la variedad, consignando el nombre, la altura que puede alcanzar y sus necesidades de luz y de agua; recordamos que estamos totalmente inmersos en nuestro proyecto “EnlatArte“. Ya encontramos el lugar idóneo en el centro, un pequeño invernadero -las ventajas de trabajar en un centro de diseño, obra de Pedro de Llano, todo cristal y hormigón-, en él velaremos y supervisaremos la germinación y su crecimiento, todo un proceso de gran provecho educativo. Esperamos que no nos suceda como en el cuento “¿Todavía nada?” de Christian Voltz en Kalandraka. Pese a todo, guardaremos unas pocas para hacer una plantación según el método Fukuoka, nendo dando. Será cuestión de paciencia y perseverancia.

Calabazas adjetivadas

In EncienciArte on 19/10/2010 at 21:02

Es tiempo de calabazas. En los últimos años, las froiterías se llenan del todo tipo y variedad de calabazas pequeñas sabiendo que serán del gusto de los críos, y que serán requeridas desde muchos centros educativos. Otro día ya hablaremos del Samaín y del Halloween. Nosotras adelantándonos a todas esas tradiciones populares, quisimos trabajar y jugar con las calabazas. Hasta ahora, estas son las posibilidades que le vimos: las pesamos, las medimos, hicimos estimaciones, comparaciones, las adivinamos, hablamos de sus texturas, colores, tacto, dureza, olor; conocimos su ciclo; tratamos de conseguir las mezclas de colores idóneas para pintarlas; hacemos hipótesis de como serán por dentro; organizamos series según el color o tamaño, etc. Como un guiño les mostramos calabazas cuadradas. O los montajes fotográficos con calabazas de Anne Geddes. Incluso estamos recogiendo distintas ilustraciones de la carroza de Cenicienta. Hasta puede que las empleemos de la forma más habitual en el Samaín.

El Jardín de Gulliver

In EncienciArte on 15/09/2010 at 08:03

Este verano conocimos un espectacular jardín-huerta; el tamaño de sus hortalizas, frutos y aperos para trabajar la tierra, XXL. En la villa medieval de Boulogne-sur-Mer en la Cósta de Ópalo francesa estaban desarrollando un proyecto educativo para que los más pequeños conocieran el origen de muchos de los alimentos que integran una dieta saludable. Era algo que iba mucho más allá de lo que se podía ver en la plaza central del pueblo; suponía desde la plantación de distintas variedades de hortalizas -podían verse diferentes clases de tomates, de lechugas, de zanahorias, de berenjenas- hasta exposiciones artísticas en las muchas galerías de arte existentes. Lo realizaban en colaboración con los centros educativos. La galería de fotos, merece la pena.

Nosotras, este año, queremos iniciar un proyecto de colaboración entre las tutorías, los responsables del comedor escolar y las familias. Cerca de un 40% de nuestro alumnado es usuario del comedor escolar, el restante, a las dos de la tarde va a comer a sus casas o a la de los abuelos. No creemos necesario decir qué grupo de alumnado tiene una dieta más equilibrada. Por no ser repetitivas, tampoco volveremos a hablar de frutas y verduras. Pero algo tendremos que hacer. Cada año nos sorprende más el anómalo crecimiento de algunos niños, y especialmente de las niñas; cada curso vemos las dificultades que tienen algunas criaturas para comer, tal y como se espera que lo hagan los niños de 3, 4 o 5 años. Hubo un tiempo, muy lejano, en el que la escuela era un espacio donde se aprendían hábitos básicos que la familia no podía proporcionarles; ahora puede que suceda lo mismo; antes era por ignorancia y por necesidad, hoy ¿por qué es? Vemos que se hace preciso que la escuela inculque hábitos saludables relacionados con la alimentación; que la escuela enseñe el comportamiento correcto de un comensal y que al tiempo los transforme en consumidores responsables. Pues puede que esto sea prioritario, le va en la salud.

Nuestros pasos: 1º meriendas pautadas para todos los días de la semana. 2º coordinación con el comedor escolar que también dispensa los desayunos. 3º Consumo limitado de golosinas, dulces y chucherías. 4º Implicación y responsabilidad de las familias.

Un proyecto para trabajar todas las competencias básicas, la escritura, la lectura, las matemáticas, las artes …; un hilo conductor que dará pie a promover actividades desde los equipos de biblioteca, de TICs, de dinamización lingüística, de actividades extraescolares, de convivencia; la diversidad: cultural, celíacos, diabéticos, etc.; salidas escolares a la Plaza de Abastos, a invernaderos, a la Escuela Gallega de Consumo; será el eje de todas las conmemoraciones y celebraciones escolares. Un objetivo para trabajar coordinadamente en los tres niveles, todo el año, no en fechas puntuales. Posibilidades no le faltan. Iremos contando.

Fractales en la naturaleza

In EncienciArte on 31/05/2010 at 17:13

Cuando estábamos intentando dibujar las ramas del hinojo, nuestro alumnado se percató de que era una estructura que se repetía cada vez la menor escala. Esto nos animó a mostrarles imágenes de fractales en la naturaleza, el exponente más claro el de un romanesco, o de un helecho.

Escuchamos una vez que la geometría que enseñamos en las escuelas sólo sirve para explicar las realizaciones humanas, pero la naturaleza sigue otro tipo de patrones geométricos, la geometría fractal. Las nubes, las montañas, el sistema circulatorio, las líneas costeras, o los copos de nieve son fractales naturales. Si vemos un pino a lo lejos estaremos viendo la misma estructura que si observamos cada una de sus ramas, hasta la más pequeña de ellas.

Y los niños en seguida perciben eso. Ciertamente, sus realizaciones posteriores mejoraron considerablemente. Ahora buscan fractales por todas partes.

¡Es apasionante!, descubrimos que hay una rama de las artes dedicada a los fractales, generadores de árboles con estructura fractal en Second Life, fractales en el paisaje … ¡Todo un descubrimiento!

El jardín de los sentidos

In EncienciArte on 31/05/2010 at 17:12

Hace ya algún tiempo tuvimos ocasión de conocer una experiencia de trabajo que se había realizado en una escuela infantil del ayuntamiento de Valga, el jardín de los sentidos. Posteriormente conocimos otras similares, pero ésta la recordamos especialmente. Se trataba de una escuela unitaria de dos unidades, construcción de piedra al estilo de las de la provincia de Pontevedra; estaba rodeada por una zona verde, a medio camino entre un parque infantil y una era donde se juntaban los vecinos. Alrededor de la edificación había varias zonas de jardín, que las maestras, junto con las familias del alumnado habían dividido en cinco hermosas parcelas correspondientes a cada uno de los sentidos: el gusto, el olfato, el tacto, el oído, la vista. En cada una de ellas habían plantado especies vegetales que estimulaban cada uno de ellos. Nuestra pregunta inmediata había sido para conocer que habían plantado en la zona del oído: campanillas, campánulas, dedaleras, etc. Era un proyecto en el que se trabajaba a lo largo del todo el curso, como en un jardín y como jardineros tenían trabajo todo el año; no había tiempo para la pereza. Acondicionar la tierra, recoger a semillas, clasificarlas, dividir esquejes, airear los bulbos, secar las aromáticas, hacer un herbolario, abonar, poner tutores…, y sobre todo disfrutar del en cada momento y en cada estación.

Por las limitaciones de espacio de la mayor parte de los centros esta experiencia no es transferible a esa escala, pero pueden hacerse otras muchas actividades que permitan poner a los niños en contacto con el mundo de las plantas, bien por el cultivo en macetas, o bien aprovechando esta época en la que podemos acercar al aula muchas variedades vegetales que estimulen todos y cada uno de los sentidos.

Facilitamos un enlace a imágenes de los mejores jardines del mundo según la revista Forbes y a un curioso jardín en Francia llamado “Le jardin des cinq sens“.

Como es bastante habitual que se muestren en clase obras de Monet, facilitamos el enlace a la web y un vídeo del jardín de Giverny, plantado por el propio artista y sus hijos para que le sirviera de fuente de inspiración. Es muy fácil que los niños y niñas reconozcan los paisajes que dieron lugar a algunos de los más famosos cuadros de Monet.

Hierbas aromáticas

In EncienciArte on 31/05/2010 at 17:12

Nosotros, ante la imposibilidad de cultivar un jardín en la escuela, le pedimos al alumnado que nos trajeran plantas, hojas e hierbas de olor. Laurel, anís, menta, hinojo, romero, tomillo, orégano, ruda, hierbaluísa … A lo largo de una semana pudimos trabajar:

-Las distintas sensaciones que nos producen: olfativas, visuales, táctiles …

-Conocer sus usos en la medicina, en la cocina, en la cosmética, en la decoración, etc.

-Secamos algunas para ver si conservan sus propiedades. Y vimos sus usos.

-Elaboramos colonias artesanales al estilo del agua de San Juan.

-Las observamos y las dibujamos e incluso pintamos con sus hojas.

-Aprendimos algunos poemas tradicionales gallegos en los que se hace mención a ellas. “Paxariños que voades/ polas ramas dos loureiros/ deixade durmir a/o nena/o que está no sono primeiro.”

Nendo dango

In EncienciArte on 03/05/2010 at 16:38

En el programa de Preescolar en la Casa en la TVG del sábado 24 de abril mostraron como iniciaron a los más pequeños en la agricultura sostenible haciendo nendo dango. Esta es una práctica de cultivo del método Fukuoka, un labriego nipón que apostaba por la agricultura natural. El nendo dango consiste en introducir semillas dentro de bolitas de arcilla que, una vez se sequen, se esparcirán por el campo o por el monte, como reforestación natural, evitando de esta manera que las semillas sean comidas por los roedores o por los pájaros. Con las primeras lluvias las bolitas se desharán y las semillas nacerán. Acceder al vídeo a partir del minuto 18:20.

Merece la pena probar.

Árboles

In EncienciArte on 15/03/2010 at 00:18

El día 21 de marzo, coincidiendo con la entrada de la primavera se celebrará el Día del árbol; con este motivo quisimos hacer una selección de cuentos, obras pictóricas, sugerencias de trabajo y otras noticias de interés que versen sobre los árboles y la naturaleza, dado que es el momento en el que se aprovecha en la mayor parte de las aulas para abordar estos contenidos.

Como siempre, empezamos con un cuento, para nosotros, adultos, una fábula hermosísima: “O home que plantaba árboles” de Jean Giono en Galaxia. Un libro que habla de la generosidad humana sin límites. Del respeto a la naturaleza, de la vida y del amor a la tierra y a todo el que de ella puede nacer. Para creer en la bondad humana y en el altruismo.

Y unas imágenes primaverales:

-La floración de los cerezos en el valle del Jerte, web y vídeo.

-La floración de los almendros en Mallorca, allá por el mes de febrero, porque en algunos lugares se adelanta, web y vídeo.

Los árboles en la literatura infantil

In ContArte on 15/03/2010 at 00:17

Hicimos una antología de libros en gallego y en castellano.

– “El árbol de hojas  DIN A-4“, de Carles Cano en Kalandraka. “Hubo una vez un árbol que nació en lo más recóndito del bosque y que sabía, de esa forma vegetal y misteriosa en la que los árboles saben las cosas, que se convertiría en papel. Y una primavera, cuando llegó la hora de cambiar el traje…”

– “A memoria das árbores“, de X.A. Neira Cruz en Sondeconto. Los padres de Tano, cuando nació, plantaron un árbol en el jardín para que creciera con él.” Con la sensibilidad y saber hacer que caracteriza todos los trabajos de Neira Cruz, en una edición especial con música de Marcial Adalid, interpretada por la Orquesta Sinfónica de Galicia.

“¿Todavía nada?” de Cristian Woltz en Demademora. “Una mañana muy temprano el señor Luís cavó con un agujero en la tierra y en él dejó caer una semilla.”

– “As estacións” de Iela Mari en Demademora. Va mostrando el ciclo de las estaciones al tiempo que se va llenando de color.

-“Jaime y las bellotas” de Tim Bowley en Demademora. Jaime plantó una bellota pero antes de haber podido crecer, una ardilla la desenterró…”

– “A pequena árbore” de Ánxeles Ferrer en Xerais. Nos habla del ciclo de las estaciones y de los incendios.

– “Lume” de Alberto Varela en Xerais, los peligros que amenazan nuestros montes.

– “El lugar más maravilloso“, de Javier Sobrino en Thule Ediciones. Lo extraordinario que puede ocurrir en lo alto de una higuera.

– “La semilla piloto“, de Sergio Mora, en Thule Ediciones. Una semilla escapa de diversos peligros, todos quieren comerla, pero ella quiere llegar a su país de los sueños.

– “El jardín subterráneo“, de Cho Shunkyung en Thule Ediciones. Una estación de metro huele mal, pero ¿qué ocurriría si alguien plantara un jardín que llenase todo con su aroma?

– “El manzano“, de Mira Lobe en Lóguez. Una sencilla historia de árboles y de pájaros que nos habla de la hospitalidad y de la tolerancia.

-” Pétala“, de Pep Bruno en OQO. Un día Pétala va a regar las plantas y descubre que no hay agua.

Recordad la posibilidad de hacer búsquedas de libros a través del S.O.L. Estos son los resultados que nos devuelve tras introducir la palabra “árboles” o “bosques“.

Árboles y matemáticas

In EncienciArte on 15/03/2010 at 00:16

Además de todo lo que se puede hacer con los árboles para trabajar distintos conceptos matemáticos (hacer estimaciones, medir, pesar, contar los años por los anillos del tronco, comparar sus formas…), nos gustó la idea de mostrarle a nuestro alumnado los laberintos vegetales. Otra manera de plantar árboles formando calles y encrucijadas con la intencionalidad de confundir a quien entra en él. Los hay absolutamente fascinantes.

Los laberintos vegetales nos dan ocasión de trabajar sus formas- cuadrado o rectangular, los más antiguos-, la relación que existe entre el centro y la salida del mismo, y la forma en la que se construyen. A continuación podemos intentar hacerlos en arena o en otros materiales con nuestro alumnado. Seguro que la próxima vez que les propongamos resolver un laberinto infantil, ya no lo mirarán de igual manera.

El significado cultural del laberinto como símbolo es muy rico, en algunas culturas se asocia a ritos iniciáticos. Como curiosidad, existe un localizador mundial de laberintos, estos son los resultados que nos devuelve en España; en Galicia salen algunos, de estos ya hablaremos en otra ocasión.

Los árboles como arte

In CativArte on 15/03/2010 at 00:16

Ya que estamos hablando de los árboles, queremos hacer mención a la obra del pintor y escultor vasco Agustín Ibarrola que en los últimos años realizó obras de gran formato, interviniendo directamente sobre la naturaleza. En sus “Bosques” pinta sobre los propios árboles, como en el conocido Bosque de Oma, cerca de Guernica, o en el Bosque Encantado en Salamanca en las riberas del río Tormes, donde pintó troncos de árboles secos con pintura de vivos colores. En Galicia también hizo una intervención artística en el Ecoespacio de O Rexo. Allí los árboles, las piedras y bloques de granito forman parte de la obra de arte. Podemos apreciarlo en las fotografías de Xurxo Lobato.

Los árboles en la pintura gallega

In CativArte on 15/03/2010 at 00:14

Como viene siendo habitual, hicimos una antología de obras de pintores gallegos en las que el tema sean los árboles o el paisaje en las distintas estaciones.

Francisco Lloréns: “A aciñeira” (1907); “Costas gallegas” (1915); “Paisaxe das mariñas” (1927); “Sada desde Sada de arriba” (1946); “Estrada da Coruña”; “Paisaxe”; “Fronda”; “Castiro”; “Val Esmeralda, Barcia” (1912); “Paisaxe” (1914); “O vieiro” (1923); “Brañas” (1925). Algunhas de sus obras en la colección Caixanova.

Antonio Fernández: “A sobreira de San Roque” (1945); “Piñeiro do Baixo Miño”; “Vello oliveiral”; “Paisaxe típica galega” (1959); “Oliveiras a contraluz” (1921); “Carballo”. Algunhas de sus obras  en la colección Caixanova.

Juan Luis: “Á beira do Umia”; “Os ameneiros e o río”; “Tríptico: paisaxe de primavera”. Algunhas de sus obras en la colección Caixanova.

Topiarios: esculturas vegetales

In EncienciArte on 15/03/2010 at 00:14

Algo que fascina a los pequeños cuando visitan a un parque es ver un árbol con formas de animales, de muñecos, de juguetes… Otra manera más de ver los árboles con una larga historia y una técnica muy cuidada. He ahí el vínculo a un jardín topiario de animales en Montreal y a otro con personajes de cuentos.

Bulbos en el aula

In EncienciArte on 05/02/2010 at 19:14

En esta época, en muchas aulas, se han plantado bulbos, bien en tierra, bien en recipientes especiales con agua que permiten ir viendo el crecimiento de las raíces y de la planta. Para quien quiera mostrarles los niños y niñas el resultado final de sus cuidados, facilitamos el acceso a la web de los jardines holandeses de Keukenhof, “jardín de la cocina” en neerlandés.

Keukenhof, conocido como el jardín de Europa, posee una impresionante colección de flores de una gran variedad de especies, destacando las de bulbo. Su momento más espectacular es el de la floración de los tulipanes, los quince días centrales del mes de mayo.