Nuestra aportación a la educación infantil

La (trans)formación del profesorado I

In FormArte on 12/03/2011 at 12:02

Días atrás leíamos en EDUGA n º 60 un artículo de Xabier San Isidro titulado “La vertiginosa (trans)formación del profesorado” en el que analiza las nuevas -y viejas- necesidades de formación derivadas de los cambios sociales; dice el autor que el alumnado en permanente “conexión” tiene una relación diferente con el tiempo y con el mundo, y eso es (o debe ser) la piedra angular en la que tiene que asentarse la formación del profesorado.


Ahora, nos llega información del II Congreso Estatal de la Red de Formación: conectando Redes, que tiene por objeto la reflexión, evaluación y toma de decisiones futuras sobre el desarrollo de la formación permanente del profesorado. A lo largo de los días 4, 5 y 6 de abril estudiosos destacados en el terreno de la formación como Carlos Marcelo, Francesc Imbernón o Jaume Martínez Bonafé, entre otros, analizarán su impacto en la mejora de resultados académicos, la calidad vs. cantidad, las comunidades y redes de profesorado, la detección de necesidades, las estrategias formativas, etc. Nada nuevo y nada viejo; al igual que en todos los debates sobre educación: la búsqueda de la calidad (término polisémico y mudable), la eficacia y la eficiencia, tan sólo aderezado con la irrupción de las nuevas tecnologías.

Volviendo al artículo de San Isidro, en este señala que el reto más importante de la educación contemporánea es la (trans)formación del profesorado. Nos gustó esa doble acción que apunta: transformar-cambiar al profesorado, y trans-formación como ir más allá de la formación, superando el clásico concepto de formación. Precisamente en un momento en el que se dan dos grandes paradojas en la formación:

-aquellas personas “menos” necesitadas de formación son las que tienen más interés por formarse -incluso asisten a actividades sin reconocimiento o no directamente relacionadas con su ámbito y por las que, en algunos casos, tienen que pagar.

-aquellas personas “más” necesitadas de formación son las que más interés tienen por resistirse y huir de la formación -no participando o poniendo la prueba la capacidad de control de los organizadores de actividades express con reconocimiento, y por las que, en algunos casos pagan por no tener que ir.

El como llegamos a esta situación se debe a factores varios; hay quien apunta al sistema de acceso y de concurso en el cuerpo docente; puede ser, pero hace, no muchos años, ocurría lo mismo; siempre había una “bolsa” de profesionales que tan sólo se dejaban ver cuando les iba a vencer el plazo del sexenio y, al igual que ahora, empleaban trucos que iban desde la suplantación de personalidad hasta técnicas de escapismo que dejarían boquiabierto el Gran Houdini. Curiosamente, de ese grupo era/es desde donde se oían las voces más críticas contra la escasez o ausencia de oportunidades de formación -cuando uno no transita habitualmente por un sendero es difícil que conozca los detalles y variedad “paisajística”.

¿Dónde está el fallo de la formación?

Digamos que no estamos en momento álgido de debates sobre la formación del profesorado, eso tuvo su tiempo, especialmente en la década de los noventa, luego fue desfalleciendo. Lo que escuchamos, leemos y vemos en la actualidad no viene a ser más que una vuelta sobre lo mismo: no es posible la cuadratura del círculo. Esta cuestión poliédrica ya fue analizada desde cada una de sus facetas, de la combinación y de la fusión de ellas; podemos añadirle las posibilidades que nos brindan las tecnologías, pero el debate de fondo sigue siendo lo mismo, de tal manera, que hasta los grandes “gurus” abandonaron esa parcela. Pero, en cualquier caso, sigue siendo una cuestión fundamental: la mejora educativa pasa por la mejora de la formación del profesorado, mas, ¿cómo llevarla a cabo de forma óptima para que produzca la deseada (trans)formación del profesorado?

A día de hoy, con toda la variedad de modalidades, temáticas, formatos, momentos, espacios …, ¿qué es lo que pasa para que la formación no cumpla con su función?, ¿o es que sí la cumple? (Sigue)


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: