Nuestra aportación a la educación infantil

Aceite III: degustación de aceite y plantación de olivos “a brava”

In EncienciArte on 19/03/2015 at 14:47

En el mes de octubre, a partir de una rama de olivo con olivas que habíamos llevado al aula, iniciamos un trabajo de conocimiento de este producto natural tan empleado y tan desconocido para el alumnado. En aquel momento, habíamos hecho un trabajo de investigación, incluso detectivesco, buscando olivas en los olivos de las calles de O Milladoiro (ver Aceite I), también habíamos degustado el aceite y conocido alguna preparación como el pan de aceite y olivas que elaboramos en clase (ver Aceite II).

Entre nuestros descubrimientos, también estaba la existencia de la empresa Olei, sita a pocos metros de nuestro centro. Nos pusimos en contacto con su directora, María Estévez, quien se ofreció para venir a la escuela y organizar unos talleres de degustación de aceite gallego así como para plantar algunos ejemplares de esta variedad autóctona gallega, “a brava”, ya conocida desde el siglo XII.

Pero pasó el tiempo, la climatología no fue propicia para las plantaciones y lo fuimos dejando hasta la llegada de la primavera.

Hoy, finalmente, tuvo lugar la tan esperada cata de aceite y plantación de olivos; nos pareció la mejor fecha y el mejor modo de dar entrada a la nueva estación.

En primer lugar y antes de nada, tenemos que agradecer la buena disposición de Olei que estaban tanto o más entusiasmadas que nosotros por la realización de la experiencia. Para los niños/as María Estévez ya era conocida porque habíamos visto en dos ocasiones el vídeo corporativo de Olei, en el que se explica cómo nace el proyecto de recuperación de la producción del aceite gallego, y de sus averiguaciones que la llevaron a rastrear documentos hasta encontrar menciones al aceite gallego en las Cantigas de Alfonso X El Sabio, en tradiciones orales populares y en los escritos de Fray Martín Sarmiento. En el vídeo habla también de la existencia de una variedad gallega, “la brava”, que estuvo a punto de desaparecer en tiempos de los Reyes Católicos, y que ahora se fue recuperando, gracias a su buena calidad y propiedades nutricionales.

Preparando la degustación, María nos aconsejó que lo hiciéramos con alimentos que ellos pudieran consumir habitualmente, tanto en desayunos como en meriendas, así nos decidimos por probar aceite con pan, con fruta (manzana, melón, plátano y naranja) y con chocolate; esta última era la apuesta más arriesgada, con la que todos quedaban sorprendidos, extrañados y luego encantados.

Cando esta mañana llegaron María e Iria, traían una presentación en ppt, en la que en un intento de acercarse a los intereses de los niños, hablaban del aceite a través de un personaje, la Princesa Brava, una aceituna singular. La floración de los olivos en este tiempo primaveral también ayudó a conducir o tema.

Sabedoras de que en el centro estábamos con los preparativos para el día de la poesía nos trajeron estas citas:

“e irei pela marinha vendend’ azeit’ e farinha”. Cantigas de Escarnio. Alfonso X el Sabio.

“aceite, carne, pan, trigo e sal, mercadoría real” (Autor desconocido. S. XII)

En Galiza existen tres variedades de aceituna, a brava, a mansa e as de fora” (Frai Martín Sarmiento, S. XVII)

Llegado el momento de la degustación, María y su compañera Iria le mostraron a los niños/as cómo se hacía la cata en unos vasitos de color azul con la boca estrecha para así mejor apreciar el aroma. Nos dijeron que hay aceites que dan aromas afrutados y otros olían a hierba recién cortada. Fue curioso porque, días atrás, habíamos salido al exterior del centro a oler la hierba cortada, mientras los obreros del ayuntamiento acondicionaban el césped, y en ese momento yo les había dicho que ese olor era único, inconfundible y no se parecía a ningún otro. Hoy tuvimos que admitir que hay otros elementos que también huelen igual; el aceite Olei huele la hierba recién cortada.

Luego pasamos a la observación de su color, del tacto y del paladar. A continuación realizamos la degustación, que fue todo un éxito, nadie se negó a probar y casi todos quisieron repetir, sorprendiéndose de las combinaciones que les ofrecían. La de chocolate fue sensacional.

Haciendo muestra de su generosidad, nos obsequiaron con un delantal -que quedará en la cocina del aula- y con pequeños envases de aceite en dosis individuales para cada niño/a.

Ver presentación.

Degustación aceite

Por último, tras la presentación y degustación en cada una de las cuatro unidades de cinco años, salimos al exterior para hacer las plantaciones de pequeños olivos “a brava”, destinándoles una zona bien soleada a la espera de que crezcan y sigan allí, incluso cuando estos niños traigan al centro a sus hijos o a sus nietos. Esperemos que sean respetadas, con tal motivo elaboramos un panel informativo en plancha de policarbonato para que todo el mundo nos ayude a llevar a buen puerto los olivos. En este panel explicamos la variedad y hacemos mención a la cita de Fray Martín Sarmiento.

Mientras pasaban por las otras aulas, nuestro alumnado quiso hacerle una tarjeta de agradecimiento a María y a Iria, que podéis ver en esta presentación. Se le entregó el regalo junto con una cesta de camelias.

Ver presentación.

Debuxos Olei

Mil gracias a Ole, y a todas aquellas personas, empresas y negocios de la localidad que se implican con nosotras en la educación de los pequeños y pequeñas de O Milladoiro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: