Nuestra aportación a la educación infantil

“O paraugas dameaugas”

In CativArte, EncienciArte on 19/01/2015 at 19:12

Desde que nos regalaron “O paraugas dameaugas”, estábamos deseando hacer algo con él en clase, pero tuvimos que esperar el momento, a que llegase la lluvia. La semana pasada llegó, cansó y aburrió, de modo que a los dos días ya renegábamos de ella. La lluvia es un  tedio, por muy melancólica y llena de lirismo que venga, en la escuela es un fastidio. El trimestre pasado bien se notó, tanto en el rendimiento como en el comportamiento de los críos, que pudiesen salir todos los días al patio. Pero la lluvia tiene que venir en su tiempo y además es muy necesaria; esto es lo que tratamos de hacerle ver a nuestro alumnado echando mano de “O paraugas dameaugas”. de Anxo Moure y Cristina Oro, publicado en Urco.

Una sencilla historia muy en la linea de las de Anxo Moure, un discurso por la defensa de nuestro patrimonio, natural, cultural y la lengua gallega. Con dos poemas para aprender y luego corear (como a él le gusta), junto con el mensaje de que la lluvia es portadora de muchos bienes: cultura, cuentos, cuantos, caricias, abrazos, poesía, palabras… Poco más se puede pedir si esto se acompaña de unas sugestivas ilustraciones.

Nuestros niños y niñas bajo el Paraugas dameaugas que elaboramos en clase, parece que hacen rogativas para la lluvia, repitiendo sin cesar una plegaria:

“Dáme augas, dáme augas.

co cantar das túas bágoas

enche ríos, enche fontes

cando esvares polos montes.”

También quisieron compartir con los demás compañeros/as del entro “A carta dos bosques á nube Cristina”, por lo que la reproducimos en un gran mural acompañado de una exposición de diferentes representaciones de la lluvia.

“Chove nube chove para que se apaguen os lumes.

Chove nube chove para que beban os pobres.

Chove nube chove para que bailen os ríos.

Chove nube chove para que nazan as flores.”

Para lo que mostramos en estas fotografías, no tuvimos más que dejarnos llevar por lo que nos inspiraron las ilustraciones de Cristina Oro, pero, en esta ocasión y a partir de este libro, nosotras, además, pretendíamos trabajar dos objetivos: valorar la importancia de la lluvia para la vida y el medio -algo que ya nos viene servido en el cuento-, y conocer diversas técnicas pictóricas para la representación de la lluvia.

El pasado curso, y debido al prolongado período –otoñal, invernal y primaveral- de lluvias, ya habíamos hecho muchas representaciones plásticas de las distintas formas y modos de llover, pero ahora queríamos ir un paso más allá, porque pintar la lluvia entraña bastante dificultad, a no ser que nos quedemos con modos esquemáticos o muy básicos. Buscamos información en la red y allí encontramos varias posibilidades que iban desde poner acuarela aún húmeda bajo la lluvia, dejar caer gotas de cera de una vela sobre un soporte y luego pintar por encima o trazar gotas con cera blanda blanca y luego cubrir con pintura. Las probamos todas, y la tercera es la que más nos gustó. Así, fue la elegida para ilustrar el poema que todos/as llevarían para sus casas. Les parecía algo mágico que no se notase cuando aplicábamos la cera sobre el papel y luego ver como en ese punto repelía la acuarela, quedando algo muy semejante a la lluvia en un cristal.

Ahora, tras una semana trabajando con el cuento, ven y valoran de otro modo la lluvia, siguen considerándola molesta e inoportuna para sus actividades, pero necesaria para la vida de las personas, animales, plantas y para el medio.

Ver presentación

Paraugas dameaugas
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: