Nuestra aportación a la educación infantil

Leer contra la nada

In ActualizArte on 20/01/2018 at 21:35

9788417151409_L38_04_l

Por Navidad nos regalaron unos de esos libros que son pequeños tesoros, “Leer contra la nada”, de Antonio Basanta, un ensayo publicado en Siruela. Tardamos en compartirlo porque tardamos en leerlo, y esto no se debe a que sea una lectura difícil o pesada sino más bien porque es como una onza de chocolate que hay que saborear con tiempo y con todos los sentidos puestos.

Si tuviésemos que reseñarlo, tendríamos que copiarlo íntegramente pues no se puede prescindir de nada de él ni resumirlo en modo alguno. A pesar de tener un formato pequeño es de esos libros que parecen fermentar, crecer, expandirse e incitar a un ciento de nuevas lecturas.

Antonio Basanta fue durante más de veinticinco años director general de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez -referente internacional del fomento de la lectura-, de la que ahora es vicepresidente. Casi toda su vida profesional estuvo directa o indirectamente relacionada con la causa lectora, siendo una voz autorizada para hablar sobre ella; así, a lo largo de casi doscientas páginas va desgranando todo el relacionado con la acción y con la pasión lectora.

La pasión de leer. El ADN de la lectura. El cerebro lector. En el principio era el Verbo… Cuentas que son cuentos. Del lagar a la nube. Regreso al futuro. La sociedad lectora. La rebelión del lector. Palabras en el margen. Estos son los títulos de los capítulos en los que si estructura el trabajo y que ya nos dan una idea del abordaje que el autor hace sobre lo que supone el acto de leer. En ellos, sus certeras y pulidas reflexiones se acompañan de fragmentos de obras exquisitamente escogidos; así la bibliografía lleva también por título, Libros de compañía, una referencia obligada para todas aquellas personas interesadas en el fomento de la lectura.

Según el autor leer es como esas cajas chinas que encierran en su interior otras tantas, así va desentrañando el ADN de la lectura que supone la realización de una serie de acciones conjuntas:

Leer es detenerse, observar, escuchar.
Leer es interpretar.
Leer es comprender.
Leer es cosechar.
Leer es tejer.
Leer es surcar.
Leer es eligir.
Leer es transformar.
Leer es asimilar.
Leer es compartier.
Leer es un ejercicio de riesgo. De exclusividad. De fidelidad compartida.
Afirma, que leer, aun siendo un acto comúnmente sedentario, nos devuelve a nuestra condición de nómadas. Y hacia el final del libro, dice que leer es una rebelión; y aquí, en un ejercicio de ingenio, conocimiento y concreción, nos da más de cincuenta razones por las leer es un buen antídoto:

Contra el falso conocimiento.

Contra la superficialidad que ahoga la profundidad de las palabras.

Contra la desmemoria.

Contra la banalización de la información.

Contra la instantaneidad que destruye la secuencia del pensar.

Contra la facilidad como felicidad.

Contra la vida como simple ejercicio de utilidad.

Contra la deserción de la duda.

Contra las respuestas que no generan nuevas preguntas.

Contra la apatía y la amnesia de una comunidad anestesiada.

Contra el funambulismo moral.

Contra la ausencia de convicciones.

Contra el avance imparable de la nada.

(…) “Leer contra la nada”, una joya de la que presumir en cada biblioteca de aquellos entregados a la causa lectora, para podamos transmitir que hay  que:

Leer como quien ama.
Leer como quien siente.
Leer como quien sueña.
Leer como quien respira

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: