Nuestra aportación a la educación infantil

Apuntes para el Prácticum

In FormArte on 10/11/2016 at 00:12

dsc_0113Nos invitaron a participar en una jornada dirigida al alumnado de EI de la Facultad de CC.EE de la Universidad de A Coruña que en este momento está realizando el Prácticum II. A pesar del reacias que somos a hablar en público aceptamos porque, desde los inicios, uno de las razones de InnovArte es ser una aportación a la formación del profesorado, tanto en la inicial como en la permanente.
Nos habían pedido que hablásemos del blog y que dedicásemos un tiempo a exponer nuestras visitas a las escuelas italianas de Reggio Emilia, Pistoia y San Miniato, pero optamos por centrarnos en los hilos o constantes que deberían estar siempre presentes en las aulas de infantil. Creemos que, en estos tiempos en los que las experiencias escolares son como estrellas fugaces en el universo de las redes sociales, es necesario tenerlos presentes ya que, muchas veces, quedamos deslumbrados con su originalidad o con las imágenes de las que se acompañan y, con su resplandor, nos olvidamos de preguntarnos para qué se hacen, por qué surgen, qué pretenden y a qué se suman. Abundan las experiencias pero fallan los discursos, las fundamentaciones y la reflexión sobre la praxis educativa; así en más de las ocasiones se ven actuaciones contradictorias. Y esto es lo que nosotras pensamos debíamos transmitir a los futuros maestros, enseñarlos a ahondar más allá de la superficie, instarlos a rascar el barniz “innovador”, novedoso o de moda con el que se adornan, indagando sobre su verdadera esencia educativa.
Nosotras no es que tengamos la respuesta, pero cuando menos tenemos el hábito de analizarnos a nosotras mismas, de cuestionarnos y de reconducirnos para no desviarnos mucho de aquello que creemos debe ser la escuela infantil, de lo que debe estar presente en la vida de los pequeños y también de cuál es el rol de las maestras o maestros sin confundirlo con otros agentes, también educativos, pero no docentes.dsc_0115
Así que, a modo de los hilos con los que a lo largo de tres años vamos tejiendo un cobertor con el que arropamos a nuestro alumnado, hay unos ejes que constantemente aparecen en cada una de nuestras actuaciones y que tienen que ver con el despertar de los sentidos, con el hacerlos conscientes de su lugar en el mundo, de sus crecimientos, de la percepción que los demás tienen de ellos, de su capacidad de expresarse con las palabras, con el arte, con los gestos y con sus acciones. Creemos que poco más y poco menos se puede esperar de la función de la escuela infantil, sin embargo a día de hoy se están olvidando a favor de otras cuestiones que no son más que medios, no fines en sí mismas, caso por ejemplo de las tecnologías o de programas de todo tipo: matemáticos, de lectura, de escritura o de las -omnipresentes y pésimamente trabajadas- emociones.
Agradecemos que nos habían brindado la oportunidad de exponer el discurso InnovArte y valoramos muy positivamente la organización de esta jornada en medio del período de prácticas escolares del alumnado, porque tal y como manifestábamos a su responsable, es bueno no perder de vista al alumnado durante un cuatrimestre, hay que ayudarles a asimilar e interpretar lo que están viviendo en las escuelas llevándolos a un viaje continuo entre la teoría y la práctica.

dsc_0117
Puede que las prácticas en centros sean de lo más determinante en la configuración de los futuros maestros -lo corrobora toda la literatura e investigación hecha en ese campo-, pese a ello es algo que aún no está totalmente cuidado. Se sabe bien de la incidencia de un buen o de un mal tutor de prácticas en la formación del estudiante así como en la de los maestros noveles y sin embargo desde las universidades no se establecen y aplican criterios rigurosos para su selección. El alumnado suele hacer la elección por motivos que van desde la comodidad, la cercanía o la amistad y eso tiene tantas posibilidades de salir bien como de salir mal. Lamentablemente, más de las veces, la sabiduría adquirida se limita a conocer de primera mano los vicios que lastran la escuela, las razones del no por sistema o del abismo entre lo que debe ser y lo que es. En muchas ocasiones también se pierde la comunicación con los tutores de la facultad o se limita a un rendir cuentas del trabajo a presentar sobre el desempeño en el aula, que también, en muchas ocasiones, es pura ficción porque no les dejaron tocar pelota y fueron convidados de piedra, meros observadores o en el peor de los casos, hacedores de manualidades. Lástima de formación desaprovechada. Aún nos queda mucho por mejorar en ese aspecto, pero es bueno ir poniendo las primeras piedras tal y como hicieron con esta jornada.
Vayan desde aquí el nuestros agradecimientos y felicitaciones junto con las demandas de la revisión de los defectos del período de prácticas escolares de los maestros. Es por el bien de todos, especialmente, por el bien de la enseñanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: