Hacia una escuela imaginada

cuberta EDUCAR.indd

A veces encontramos personas, libros o webs que coinciden plenamente con lo que  tenemos en mente acerca de la escuela imaginada. Esto nos sucedió cuando conocimos a Vicente Blanco e Salvador Cidrás gracias a nuestra amiga Lina Iglesias Forneiro, ya que son compañeros profesores en la Facultad de Formación del Profesorado de Lugo. Cuando nos los presentó ya nos llevaron volando a ver el aula en la que imparten educación artística a los futuros maestros y también una exposición que entonces tenían en el recibidor de la facultad en la que relataban procesos de creación con los niños del colegio de prácticas. Empatamos bien, ya intuimos que teníamos pensamientos comunes sobre la infancia y la educación artística, lo que nos llevó a intercambiar escritos. Cuando supimos que habían ganado el premio Educa Compostela 2016 junto con Rocío Modia, fuimos a acompañarlos y poco despues ya nos contaron de la propuesta de la editorial Kalandraka de publicarlo. Entre tanto, nuestra amistad e intercambio profesional fue creciendo; a veces, coincidimos en la contrariedad por ver algunas prácticas que se llevan a cabo en la escuela supuestamente para trabajar el arte; algunas otras, hablamos de aquello en el que andamos embarcado o de descubrimientos. También íbamos preguntándonos los unos a los otros por nuestros libros.

B03M7021
Vicente Blanco, Salvador Cidrás y Rocío Modia, en el acto de entrega del premio Educa Compostela 2016.

Casualidades da vida, los dos vieron la luz en el Culturgal 2019; el de ellos se presentaba en ese gran evento de las industrias culturales gallegas. Aunque ya lo habíamos leído, deseábamos que lo hicieran público, pues tenemos la certeza que será una gran aportación para la formación inicial y permanente del profesorado en el campo artístico; curiosamente un campo en el que hay mucha producción pero poca con el conocimiento que poseen ellos de las tres puntas de este triángulo mágico resultante de la unión del arte, de la formación del profesorado y de la infancia. De lo mucho que hay, más de las veces va a los dos extremos peligrosos: las manualidades (entre las que incluimos la copia de obras) o al metaforismo o abstracción conceptual que en modo alguno “toca” a los pequeños, a pesar de que nos muestren unas fotografías espectaculares (con unos niños como de atrezzo) o aludan a una incierta creatividad.    

Vicente y Salvador, saben bien de lo que es la creatividad – proceden del mundo del arte y simultanean la docencia con exposiciones en algunos de los más reputados espacios gallegos, estatales o europeos-, sin embargo cuando están con los pequeños  o con futuros maestros no olvidan que “los procesos creativos implican un nivel elevado de constancia, esfuerzo, exploración, planificación, reiteración y retroalimentación.” También son conocedores de que “el sistema educativo no fue capaz de incorporar ni integrar la riqueza metodológica que las artes nos pueden aportar, precisamente porque los procesos que propician la creación artística son incompatibles con el modelo de escuela tradicional dominante.” Así apuntan algunas razones como que lo característico de las actividades artísticas no está en los productos o resultados que se puedan obtener, sino en los procesos personales; que surge a través de la acción, no desde la teoría;  se manifiesta en diversas de formas de expresión; “se resiste a la cuantificación”; y que debería ser inseparable de las vivencias siendo indivisible de nuestra identidad y entorno.

Y así, en el libro “Educar a través da arte. Cara unha escola imaxinada”, poco a poco y como punto de partida van desgranando el estado de la cuestión “una escuela sin creatividad”, para luego dar paso a sus propuestas para Transformar desde la acción, con sugestivas experiencias de creación con papel, el animalario fantástico, imaginar el sol o el módulos que nos ayudarán a romper estereotipos, deconstruír la práctica docente, ver la diversidad estética que darán paso a centrarnos más en experiencias procesales. Ellos creen que otra educación artística es posible y a pesar de que son tiempos difíciles, no todo está perdido, sin embargo lo apuestan todo la que “sea una esperanza y una forma de resistencia”. Así, Vicente y Salvador, predicando con el ejemplo, muestran su compromiso poniendo a nuestra disposición su experiencia a través del blog Escola imaxinada, en el que en formato bilingüe comparten  su saber, buen hacer y creatividad.

blo

El libro y el blog, dos referencias a tener presentes para caminar hacia una escuela imaginada. Por algún motivo forman parte de la Biblioteca de Pedagoxíaproyecto de la editorial Kalandraka coordinado por el profesor Antón Costa que incluye títulos de reconocidos autores como Jean Piaget, María Montessori, Paulo Freire o Celestin Freinet, entre otros.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s