Nuestra aportación a la educación infantil

Posts Tagged ‘Reggio Emilia’

Centros Aeiotü

In InformArte on 14/01/2013 at 08:31

Gracias a la profesora de la USC Lina Iglesias Forneiro supimos de la existencia de unas escuelas infantiles en Colombia que siguen el modelo de Reggio Emilia, los centros Aeiotü, creados por iniciativa de la ONG La Fundación Carulla que persigue como objetivo la transformación del país a través de la infancia, centrando sus actuaciones en los cinco primeros años de vida de los niños/as, determinantes del posterior desarrollo físico, social, emocional y cognitivo.
En el siguiente vídeo institucional podemos ver como los centros Aeiotü en los que acogen a niños de familias con altos ingresos, subvencionan centros en otras zonas desfavorecidas (lo que en Colombia supone el 68% de las criaturas de 0-5 años), o que cada niño favorecido subsidia a otros dos nacidos en peores condiciones socioeconómicas. En el futuro pretenden conseguir una cobertura educativa de 15.000 puestos involucrando a más de 1000 educadores, para lo cual establecen alianzas con instituciones públicas y privadas, replicando los centros Aeiotü bajo un modelo de franquicia social.

Una iniciativa pionera y singular de calidad que pretende el empoderamiento de la infancia.

Cómo visitar las escuelas de Reggio Emilia, Pistoia o San Miniato

In FormArte on 10/04/2012 at 07:54

Son muchas las personas que nos están preguntando la manera de visitar estas escuelas italianas, por ello,  he ahí nuestra experiencia:

Reggio Emilia

Hay una Red educativa reggiana en el estado español (SAREL), con Alfredo Hoyuelos al frente. Casi todos los años organizan un viaje de estudios, no hay más que hacerles la consulta. La otra opción, es contactar directamente con Reggio Children, en su web hay información sobre visitas, cursos y másteres.

Pistoia

Tienen una web en el que indican la posibilidad de realizar visitas y estancias de estudio. Los contactos pueden ser Donatella Giovannini, d.giovannini@comune.pistoia.it o Fiorella Serafini f.serafini@comune.pistoia.it.

San Miniato

La Bottega di Geppetto es el centro de formación y documentación de los servicios de atención a la infancia de la Comunidad de San Miniato. En su web se encuentra información sobre cursos, estancias y contacto. Barbara Pagni, pagni@bottegadigeppetto.it es la coordinadora de estas acciones.

Es muy fácil, tan solo hay que querer ir.

Sintiendo el mar

In CativArte on 26/11/2010 at 07:59

Unas compañeras de A Pobra do Caramiñal -con algunas de ellas coincidimos en la visita a Reggio Emilia- llevan ya un tiempo intentando trasladar la filosofía de trabajo con el arte reggiana a sus escuelas unitarias. Para ello cuentan con la colaboración de un atellierista -pilar fundamental en aquellas escuelas del norte de Italia-; una persona con formación específica que sepa introducir los niños y niñas en los procesos de creación artística.
El curso pasado, ya habían expuesto el resultado de esa colaboración con Manuel Teira -obras sobre el agua-, y el día 19 de noviembre abrieron una nueva exposición “Sintiendo el mar“, en este caso asesoradas por la artista Mónica Montero, desde su blog La luna que se mece eternamente, pueden verse algunas de las obras realizadas, al igual que desde el web Desde Pobra.com.
Destacan las compañeras el doble objetivo que perseguían con esta muestra que estará abierta hasta el día 10 de enero en casa de Cultura de A Pobra:

-Por una banda mostrar el producto resultante de un proceso que se considera aun más importante que el producto.

-Mostrarle a la comunidad lo que se hace en la escuela, al igual que se hacía en las escuelas de Reggio, una apertura a la sociedad para conseguir una valoración del hecho educativo y artístico.

Enhorabuena para ellas y para quien las apoyó en esa iniciativa de introducir en la escuela “personas expertas” en la creación y en el lenguaje artístico. Un paso adelante en la mejora de la calidad de la educación infantil y de su valoración social.

Composición sonora

In MusicArte on 18/06/2010 at 18:55

Conocimos en Reggio Emilia un proyecto titulado “Paisajes sonoros” que nos pareció muy interesante y con muchas posibilidades.

La dotación de material de las aulas reggianas es muy distinta de las nuestras; ya comentamos en alguna ocasión que allí es difícil encontrar material comercial, de ese material del que nunca vemos llenas nuestras aulas. No hay piezas plásticas de vivos colores a prueba de mordiscos, no hay muñecas educativas, ni juegos didácticos de última generación; no, allí hay piedras, ramas de árboles, conchas, botellas, tornillos, arandelas, botones, piezas metálicas …, todo de la vida real, no especialmente diseñado para niños con todos los criterios internacionales de seguridad. Esos objetos de distintas texturas, materiales, tamaño, pesos, usos, etc, permiten, al manipularlos, descubrir un mundo de sensaciones y ponen a prueba la creatividad, ingenio e inteligencia de los niños y de las niñas.

Todos ellos producen sonidos, de distinta intensidad, tono y altura. Con ellos experimentan y disfrutan las criaturas a lo largo del día. En otra ocasión ya nos extenderemos con más detalle. Hoy, tan sólo queremos mostrar una versión de las composiciones sonoras realizado en nuestras aulas; las cuales, además del placer de la exploración libre, nos permite trabajar conceptos numéricos, tamaño, secuencias espaciales, orden y tiempo. A la vista de la fotografía, poco más que añadir, salvo que cada cual la organizó según sus gustos. Tantas “partituras” como momentos y estados de realización.

Frutas y verduras

In InformArte on 05/06/2010 at 09:00

¿Qué le pasa a los pequeños con las frutas y verduras?, ¿por qué las rechazan? Todos los estudios sobre alimentación infantil constatan que consumen cantidades muy por debajo de lo que sería aconsejable; también se analiza, si estos productos de la huerta se consumen habitualmente en sus casas.

Tan sólo meter las palabras “verdura y niños” en un buscador de Internet, aparecen cientos de resultados con consejos para introducirlas escondidas, disfrazadas u ocultas. Puede que el error esté ahí, tratamos de engañarlos, como si de algo malo se tratara. Nosotros, que hemos organizado que cada día tomen un tipo de alimento en la merienda, nos sorprendemos de cómo traen la fruta los miércoles: ¡pelada, partida, aplastada, sin huesos, oxidada, irreconocible por la falta de jugo y de textura …, en tupper para comerla con tenedor o cuchara, ¡pero si los niños siempre mordisquearon la fruta y no les pasó nada! Así, casi nadie comería la fruta. Habría mucho que hablar sobre esto …

En las escuelas italianas, en la entrada, la piazza, tienen una pequeña mesa con el menú del día y los ingredientes que lo componen: un repollo, lentejas, ajos puerros o pasta, lo que toque, todo colocado con una estética muy cuidada y perfectamente etiquetado. Así, aunque coman una crema de verduras, sabrán de qué está hecha, y cómo es ese alimento en su estado óptimo de frescor. Pese a que nos parezca extraño, muchos niños no saben como es una lechuga o un tomate antes de llegar al plato. Aquellos comedores escolares reggianos eran como los de una casa de aldea: alacenas con tarros con legumbres, con pasta o con conservas; ramilletes de hierbas aromáticas secas, frutas de temporada, arreglos de mesa con productos de la gastronomía local. De esta manera, están en contacto diario con lo que consumen y conocen sus distintas formas de preparación. En nuestros comedores, colgados de las paredes están Mickey, Pluto, Goofy, Donald o Daisy, que nos parecen las imágenes más apropiadas para los ojos de niños de esta edad. En otra ocasión hablaremos de como cada día dos niños/las ayudan al personal de cocina a preparar la comida, a poner la mesa y a servir a sus compañeros. Tan sólo manipulando, probando y saboreando los alimentos pueden descubrir sus propiedades, sus características y sentir ganas de degustarlos.

Pese a que no somos partidarias de algunos juegos de ordenador, descubrimos “Caras cocineras” que nos permitió jugar a construir distintos rostros y expresiones con frutas, al estilo del libro “¿Qué tal vegetal?”.

EIM A Caracola

In ActualizArte on 29/04/2010 at 17:20

Ayer tuvimos ocasión de visitar la Escuela Infantil 0-3 A Caracola en la zona de Novo  Mesoiro en Coruña. Fuimos invitadas por el ASESOR de infantil del CFR de la Coruña, Javier Rouco; sí, con mayúsculas, porque cuando tanto si anda a hablar de la formación del profesorado es bueno que se sepa que hay grandes profesionales, que asesoran, que acompañan al profesorado en su proceso de crecimiento profesional, que ayudan y que abren nuevas vías; y eso se nota rápidamente, cuando se ve a cuarenta maestras que por su cuenta y tras la jornada de trabajo viajan desde distintos puntos para conocer una experiencia nueva, cuando se ve que contrastan opiniones con el asesor, cuando se ve qué comparten con él sus inquietudes …, no nos cabe duda, es un asesor respetado, es una figura que se ve como necesaria por su aportación a la formación. Además tuvo la gentileza de invitarnos a las maestras de la zona de Santiago que viajamos a Reggio recientemente.

El motivo de la visita era conocer la escuela porque su directora se formó en las Escuelas de Reggio Emila y trató de implantar esta filosofía en este barrio nuevo de A Coruña. Por otra parte, también es una excusa para que las del ciclo 3-6 vayamos conociendo lo que si hace en 0-3, no vaya a ser que luego nos pase como cuando los niños van para primaria. Desde que nos recibió, Bea, la directora insistió en que no es una guardería, que es una escuela infantil al igual que las nuestras. Antes de nada nos facilitó un folleto que recoge una “Carta abierta a las nuevas familias de la EIM A Caracola” de donde extractamos lo siguiente:

Integra la REIM de la Coruña, es un centro de inspiración reggiana y afortunadamente, la apuesta arquitectónica (tiene forma de caracola marina, de ahí su nombre) es muy semejante a las italianas con espacios abiertos y diáfanos para que los niños y las niñas no estén recluidos en las aulas. Según entramos ya nos encontramos en la Piazza ese espacio abierto multifuncional y que sirve de distribuidor central de todo el conjunto así como de zona de juegos (rincón disfraces, juego heurístico, etc). Cuentan con el Atelier, ese espacio de diálogo plástico artístico en el que las criaturas aprecian las cualidades de los materiales e interactúan con ellos. En el centro del complejo hay un jardín interior en el que se desarrollan experiencias sensoriales con la naturaleza; con un diseño al estilo oriental cuenta con un estanque, zona de plantas aromáticas y zona de tarima de madera para juegos. El comedor, junto con la cocina es el espacio donde entran en contacto con los alimentos, con sus texturas, preparaciones, etc. Los menús están compuestos de alimentos ecológicos y con una presentación nada convencional. En este momento todas las unidades están desarrollando un proyecto que les permite conocer la gastronomía y cultura de distintos puntos geográficos (China, España, Italia, Marruecos…). Apuestan, también, por el amamantamiento materno, por lo que se les brinda ayuda a las madres que trabajan para que puedan seguir alimentando de manera natural a sus hijos e hijas.

Su proyecto pedagógico está contextualizado y adaptado a las características propias del lugar en el que se encuentra y a las de las familias. Trabajan en Pareja Educativa, dos educadoras con igual categoría profesional e igual compromiso con el grupo. Tienen, también colaboración de personas del programa de inserción laboral de FADEMGA. Fomentan experiencias de iniciación al inglés a través del juego dramático y de la música. Para este centro, una de los pilares fundamentales son las familias; cuando llegan por las mañanas, se reserva un tiempo para el diálogo entre los niños, la educadora y la familia. Se completa la carta con información sobre horarios y calendario, recordando en cada ocasión que esto no es una guardería sino una escuela infantil 0-3. Continúa.

Reggio 13ª: experiencias de trabajo

In ActualizArte on 24/04/2010 at 15:56

Loris Malaguzzi acostumbraba a decir que “para hacer buena educación debemos cerrar los libros de psicología, pedagogía y didáctica”; para él, en la enseñanza, se precisan personas que tengan un perfil profesional con un punto de vista amplio y complejo para poder realizar con los niños y con las niñas, experiencias, no sólo educativas, sino, culturales y sociales; que a veces la excesiva formación en psicología y pedagogía o didáctica, no permite desplegar.

Hace ya bastantes años, Morata, publicó “Escuelas infantiles de Reggio Emilia. La inteligencia si construye usándola“, recopilación de diversos artículos de experiencias en las escuelas, publicados en la revista “Bambini” entre los años 1985-1990.

En la actualidad, parte de esta obra está disponible en la red. En ella encontrara recogido como se concibe el juego; cual es el rol de los espacios en las escuelas reggianas, para ellos el tercer educador; la historia del atelier; el trabajo con títeres y marionetas; la experiencia de cocinar; el descubrimiento del cautivador mundo de los signos, y muchos otros, que pueden ayudar a comprender como es la praxis en estas escuelas.

Reggio 12ª: la documentación de los procesos educativos

In InformArte on 16/04/2010 at 19:00

La documentación es la práctica de observar, anotar, interpretar y compartir los procesos y productos del aprendizaje a través de una variedad de medios para profundizar y ampliar el aprendizaje” (Rinaldi, 2001). La documentación es uno de los principios básicos de las escuelas reggianas, una documentación reflexiva, además de descriptiva. Las transcripciones de los comentarios y discusiones de los niños, las fotografías de sus actividades y las representaciones de sus pensamientos y aprendizajes son elementos que se estudian cuidadosamente. Estos documentos tienen diferentes funciones; la más importante de todas ellas: ser herramientas para formular hipótesis sobre la dirección que tomará el trabajo y las experiencias con los niños.

Son documentos muy sencillos, en muchos casos no más que un cuadro de doble entrada; por un lado figura el nombre del niño/la, y por el otro apuntes de las tareas o actividades desarrolladas en ese día. Estos documentos se exponen en las entradas de cada aula, de manera que ayudan a que los padres y madres sean conscientes de las vivencias escolares de sus hijos y se mantengan involucrados. En otra ocasión hablaremos de cómo es el acceso de los progenitores al centro y de cómo conversan con los profesionales; no es una “entrega de un paquete”. Esta documentación hace posible que los educadores entiendan mejor a los niños y sirven para evaluar su trabajo docente, a la vez que promueven su crecimiento profesional, y hacen que los niños sean conscientes de que su esfuerzo es valorado. Todo esto se archiva en el centro, más tarde pasa a los fondos del Centro de Documentazione e Ricerca Educativa, donde se almacena la documentación pedagógica de los nidi y scuolas desde 1980, el que ellos consideran “el patrimonio de las ideas y de las experiencias educativas”. Sus funciones, la formación del profesorado y la divulgación, para lo que cuentan con biblioteca, hemeroteca, fototecas, los fondos del sguimiento de proyectos, etc.

El viaje de estudios fue muy interesante porque permitió ver in situ aquello sobre lo que tanto habíamos leído, pero también por la posibilidad que nos brindó de intercambiar experiencias e inquietudes entre las asistentes. Un tema que fue tratado en estas tertulias profesionales fue la preocupación de algunas compañeras que, liberadas del material editorial, al finalizar cada trimestre sentían una cierta desazón por no enviar para las casas nada tangible, como son los libros de fichas, para pueda ser visto por las familias. He ahí la alternativa.

Recomendamos la lectura del libro “Diarios de clase, un instrumento de investigación y des arrollo profesional” del profesor Miguel Zabalza, en Narcea, en el que se expone de forma reflexiva la importancia de escribir y emplear los Diarios en el aula, tanto para el proceso de mejora profesional como en el de investigación sobre la práctica diaria.

Reggio 11ª: la participación privada

In InformArte on 16/04/2010 at 18:59

Las escuelas reciben la ayuda, donación, patrocinio o esponsorización de empresas asentadas en la zona como IKEA, Benetton, Max Mara, eléctricas, comercio local, etc, cuantificándose esta aportación en más de 5 millones de euros. Y ¿esto en qué se traduce y qué “coste” les supone?, ¿es bueno o malo?; hubo todo tipo de opiniones al respecto. Consideramos que es una opción interesante que no perjudica ni desfavorece las criaturas para nada. ¿A quién puede molestar que los niños coman en vajillas de diseño, o que en la tienda se vendan camisetas de Max Mara con dibujos realizados por las criaturas? Hay críticas sobre el mercantilismo de Reggio, nosotras no podemos coincidir con esa calificación, o al menos con que tenga un carácter despectivo. Saber aprovechar el marketing y el merchandising, suponiendo mejoras en la calidad del servicio a la infancia, para nosotros es un valor añadido. En la actualidad, en el mundo empresarial, cuando se quiere cambiar la imagen de una corporación o abrirla al gran público, sus expertos en publicidad diseñan y los vinculan a proyectos de solidaridad, de cooperación o educativos. Que se mejore la imagen de una empresa por la participación en proyectos de educación, entendemos que le está confiriendo un gran valor al hecho educativo. A veces, tenemos una visión un tanto reduccionista y desafortunada sobre estas iniciativas. ¡Ya nos gustaría que todas las grandes empresas “adoptaran” y mimaran una escuela infantil!  Mientras tanto, no desaprovechemos las oportunidades que tenemos en nuestro entorno más inmediato, que de eso, las maestras de infantil, sabemos un poco.

Reggio 10ª: la participación social y ciudadana

In InformArte on 14/04/2010 at 23:23

Desde que en 1991 la revista americana Newsweek  considerara la escuela Diana de las escuelas de Reggio Emilia, como el mejor establecimiento en la vanguardia de la atención a la infancia en el mundo, su enfoque educativo atrajo la atención de todas aquellas personas interesadas en la educación infantil. ¿Qué es lo que hace diferentes estas escuelas? En primer lugar, la manera en la que surgen; en segundo lugar, su proyecto educativo; y en tercero, el modelo de gestión por parte de la comunidad. Veamos.

En el año 2003, se crea en el ayuntamiento de Reggio Emilia la Institución de Escuelas y Nidos de Infancia, como instrumento jurídico que garantiza la autonomía de gestión administrativa, cultural y pedagógica. Tiene como finalidad gestionar y potenciar el funcionamiento y calidad del servicio a la infancia. Mantiene convenios de colaboración con fundaciones, entidades privadas, universidades, con Reggio Children, con la Asociación Internacional de Amigos de Reggio Children y con el Centro Internacional Loris Malaguzzi.

La participación ciudadana se articula en cada escuela o nido, a través del Consejo de Infancia Ciudadana; estructura democrática que promueve la participación y corresponsabilidad de la ciudadanía, integrada por padres, madres, educadores, pedagogas y ciudadanos, recogiendo sus principios en la Carta del Consejo de la Infancia.

En el territorio de Reggio Emilia, existen 80 servicios para criaturas de 0-6 años: 55 escuelas de infancia (3-6); 23 nidos (0-3); 5 nidos-escuela (0-6); 3 espacios de encuentro para adultos y niños de 1-3 años. Algunos nidos ofrecen servicios por horas, los nidi part-time; y muchas de ellas, después del tiempo educativo brindan un horario prolongado para conciliar la vida laboral de los progenitores, así como un servicio en los meses de verano. Poco menos de la mitad son de gestión directa del ayuntamiento, casi el mismo número por la FISM (Federazione Italiana Scuole Materne), otras gestionadas por el estado y otras por cooperativas a través de convenios con la Institución. Cuentan con un Reglamento orgánico común.

Para el mantenimiento de estas prestaciones, las familias hacen una aportación económica proporcional a la renta familiar; en 0-3 de entre 61-490 €, en 3-6 de entre 61-199 €. Se estima el coste anual por niño en 10.596 € (0-3) y 7.884 € (3-6). Los fondos para su mantenimiento provienen de las arcas municipales, de las aportaciones del Estado y de las donaciones, ingresos por las actividades formativas, publicaciones, congresos, exposiciones, eventos, etc.

Reggio 9ª: el plurilingüismo

In InformArte on 14/04/2010 at 23:21

Las asistentes preguntaron si en las escuelas reggianas no se hacía un acercamiento a la lengua extranjera -inglés- y si era impartido por profesorado especialista o por profesorado de infantil; el eterno dilema. Su respuesta fue que allí contaban con “mediadoras lingüístico-culturales”.

El incremento de la presencia de niños/as y familias de nacionalidad no italiana, hizo precisa la creación de un instrumento que ofreciera la posibilidad de participar plenamente en la experiencia educativa del nido y de la escuela infantil. En el curso 2005/06, se puso en marcha el proyecto “Cultura en juego. Diálogo y mediación” y se insertó la mediadora lingüístico-cultural en el tramo 0-6, pero no limitada a intervenciones esporádicas o en respuesta a emergencias. Las 7 mediadoras provienen de Gana, Marruecos, Nigeria, China y Albania. Le dedican 8 horas semanales a cada centro que distribuyen entre las actividades con niños o las de atención y encuentro con las familias. La presencia de las mediadoras legitima y valoriza en el centro el uso de diversas lenguas por parte de los niños y de sus familias, al mismo tiempo que su presencia da voz a la subjetividad de los niños, ayudándolos a comprender a y a expresar sus pensamientos y sentimientos.

No creemos que sea necesario ahondar más, ni hablar de valores, de inter y multiculturalidad, de respeto, de plurilingüismo, de aceptación, de valoración, de atención a la diversidad…

Reggio 8ª: un raggio di luce

In EncienciArte on 14/04/2010 at 14:21

En las escuelas reggianas hay una serie de aspectos que, de una manera u otra, siempre se tratan: el trabajo artístico, el trabajo con la luz y el trabajo con el sonido. Poco a poco iremos viéndolo. Sin pretender caer en el “recetario” presentamos unas ideas y apuntes que pueden dar lugar a grandes proyectos con la luz.

-La presencia constante de la tavola luminosa, mueble muy sencillo, al estilo de una mesa, con una placa de cristal o plástico traslúcido, que deja pasar la luz de dos lámparas que hay en su interior. Éste fue el modelo inicial, ahora ya se comercializan con un diseño más sofisticado. Y ¿qué hacen con la tavola luminosa?, casi todo, es increíble cómo cambian los colores, cómo se aprecian sus mezclas sobre ese soporte lumínico. La cubren de arena y juegan a trazar líneas, formas, dibujos …,, incluso con arcilla o plastilina. Con flores, pétalos y hojas, con conchas o cristales, realizan composiciones que se realzan por el efecto de la luz. Cubierta con un plástico transparente permite pintar con témpera o acrílico -por cierto, los murales no los hacen sobre papel kraft sino sobre plástico transparente, de esta manera al colgarlos del techo o de las ventanillas no impide el paso de la luz. También los vimos jugando a superponer varias capas de papel de seda o acetatos de colores, lo que les brinda la posibilidad de ver las mezclas y gamas o variaciones de un mismo color; impresionante el proyecto que realizaron sobre si todos los blancos son iguales (empleando distintos materiales con distintas texturas todos ellos blancos). A menor escala hacen lo mismo con un retroproyector. Aquí andamos “mendigando” por los encerados digitales y ahora va a resultar que todas las “modernas” que fuimos la Reggio Emilia vagamos por los sótanos de los colegios recuperando el despreciado retroproyector.

-Colores de la sombra: juegos de luces y sombras, creando ambientes oscuros o simplemente bajando las persianas y dejando que la luz que se filtre por sus rendijas sea un elemento de juego sobre el cuerpo de los niños.

-Tubos luminosos: como unas mangueras transparentes que en su interior llevan pequeñas bombillas (como las que se emplean para iluminar exteriores en la Navidad), con ellas juegan a trazar senderos o a enrollarlas en el cuerpo.

-Acetatos de colores: en las ventanas que permiten filtrar la luz solar dando lugar a juegos con los colores. También vimos varios círculos de acetato superpuestos y con perforaciones de distintos tamaños que cada vez que se giran cambian el efecto de la luz a modo de un caleidoscopio.

-La medida de la sombra a lo largo del año: las variaciones por la ausencia de sol. En otra entrada de este blog, y a raíz de una exposición sobre la sombra organizada por el Museo Thyssen, ya hicimos una propuesta de trabajo.

-La iluminación de las ciudades, un proyecto interesantísimo.

-La presencia de espejos por todas partes, las imágenes que reflejan, la luz que recogen y devuelven.

-El teatro de sombras con personajes creados por ellos mismos con materiales de desperdicio o útiles de cocina.

En todas las escuelas hay un taller de luz un elemento que fascina a las criaturas. Y en el Centro Internacional Loris Malaguzzi encontramos el Atelier Raggio dice Luce, una exposición interactiva dirigida a alumnado, educadores y familias para que conozcan las múltiples facetas de la luz. Un lugar de investigación, experimentación e inmersión en un entorno en el que la luz y sus diversas formas pueden ser investigadas a través de la exploración, provocando el asombro y la curiosidad. Un lugar de investigación sobre la enseñanza de la ciencia nueva.

Reggio 7ª: niñas y niños con derechos especiales

In InformArte on 13/04/2010 at 22:55

Cuando visitamos las escuelas, algunas compañeras preguntaban si allí no se escolarizaban niños con necesidades educativas especiales; lógicamente, y como en cualquier otro centro, podía haber o no. Nos explicaron la consideración “especial” que tienen estas criaturas. La primera, y más importante -no es una cuestión de nomenclatura- los llaman niños y niñas con “derechos especiales”, esto como decimos es más que una denominación, cambia sustancialmente su consideración.

Cuando se escolariza un niño de estas características, se refuerza el personal de aula con una persona más; pero no para atender en exclusiva al niño, sino para ayudar a “normalizar” la situación de toda la clase. En este caso en lugar de pareja educativa, serán tres las personas que se corresponsabilicen del grupo. Luego, en función de la especifidad de la atención que requiera, podrán intervenir en el centro personal sanitario o de servicios sociales (equipos de atención tempranera, fisioterapeutas, etc.). En el año 2008, se escolarizaron en Reggio Emilia 45 niños y niñas con “derechos especiales” y se incrementaron las plantillas con 40 educadores de apoyo, así como 1 coordinadora pedagógica de referencia para velar por su inclusión real.

Una hermosa denominación que mira hacia la educación inclusiva. El gran reto que tenemos a día de hoy en las escuelas es el de pasar de un enfoque tradicional de la integración escolar de alumnado con n.e.e. a un enfoque inclusivo; lograr convertir los centros educativos en un contorno comprensivo capaz de acoger y atender adecuadamente la diversidad de necesidades del alumnado. Una escuela inclusiva es aquella que ofrece a todo su alumnado las oportunidades educativas y las ayudas precisas (curriculares, personales y materiales) para su progreso académico y personal. Pero aun, a día de hoy, en nuestros centros suceden cosas como que se significa al alumnado integrado; los servicios de apoyo se centran en el alumno/a; se tiende a apoyar de manera individualista y la mayor parte de las veces fuera del contexto-aula; el profesorado tutor tiende a “desresponsabilizarse”; y se descuidan los aspectos más sociales del aprendizaje.

En el artículo “Inclusión y sistemas educativos” tendremos ocasión de leer las diferencias entre integración-inclusión, así como las condiciones y factores clave para hacer una escuela inclusiva.

Reggio 2ª: contextualización

In InformArte on 12/04/2010 at 22:25

Reggio Emilia es una ciudad de 140.000 habitantes, capital de la provincia homónima en la región de la Emilia Romana. Ciudad con un pequeño casco histórico -semejante al de Pontevedra, y en la que se aprecia un estilo tranquilo, placentero y con una gran calidad de vida para sus habitantes; resulta llamativo ver como se desplazan grandes y pequeños en bicicleta a todas partes. Desde este enlace y presionando sobre el plano del casco antiguo de la ciudad podemos ver fotografías de distintas localizaciones. La ciudad se expandió y en ella pueden encontrarse obras de arquitectura modernas, tales como un puente realizado por el arquitecto español Santiago Calatrava. La población procedente del extranjero se estima en un 14%.

¿Cómo empieza este proyecto educativo motivo de nuestro viaje? Al terminar la Segunda Guerra Mundial, en 1945, la gente del pueblo decide construir una escuela para los niños; al principio se autogestionan, hasta, posteriormente, conseguir la gestión municipal. Los cambios que se producen en la sociedad a comienzos de los años 50, con el éxodo del campo a la ciudad y con la incorporación de la mujer al trabajo, hacen que las escuelas se vean como algo necesario, por lo que el ayuntamiento decide apostar por la creación de nuevas escuelas, llegando a 58 en 1980 (entre nidi y scuole). Esto supuso una gran competencia para las escuelas católicas que iniciaron una campaña de desprestigio. Nos resultó curioso saber, a tenor de su calidad educativa, que la oferta para 0-6 en la actualidad está compuesta por: 40% escuelas comunales; el mismo número de religiosas y un 20% estatales. También, decir que coincidiendo con nuestra presencia, estaban celebrándose a elecciones, algo que los tenía un poco inquietos por las consecuencias que podrían tener los resultados electorales en las políticas para la infancia; por fortuna para ellos, todo sigue igual.

Desde su comienzo contaron con el liderazgo pedagógico de Loris Malaguzzi además de colaboraciones como la de Gianni Rodari y la ayuda de Bruno Ciari.

Reggio 3ª: líneas de fuerza

In InformArte on 12/04/2010 at 22:24

Al igual que las compañeras que me integrábamos el grupo de estudio, nosotras ya teníamos conocimiento de estas escuelas desde hace muchos años; en nuestro caso se lo debemos a los cursos de formación organizados por Lourdes Taboada, así como a las conferencias de los profesores Miguel Zabalza Beraza y Lina Iglesias Forneiro, luego vinieron las lecturas posteriores. Pero nuestro conocimiento se reducía a aspectos de organización de espacios y de algún proyecto desarrollado -especialmente los relacionados con el arte, ya que también habíamos tenido ocasión de escuchar a Vea Vecchi  en Santiago,  la tallerista de una de las escuelas. Sin duda, es preciso ir allí para apreciar la “esencia” del proyecto educativo, lo que decía Malaguzzi sobre “sí se hacen cosas reales, también son reales sus consecuencias”.

En un artículo de Alfredo Hoyuelos, uno de los mayores difusores de Reggio en España, podremos ver en qué consiste su proyecto educativo.

¿Qué es lo que hace distintas estas escuelas? A grandes rasgos, lo que más nos sorprendió:

-La coherencia y cohesión de los equipos profesionales que integran el personal de las escuelas, así como su sentido de identidad y pertenencia a un grupo; y podemos asegurar que no se trata de un “discurso aprendido”. Allí tiene tanto peso, en su terreno, la cocinera de las escuelas como la pedagoga o la atelierista; cada cual habla de su aportación al proyecto, sin interferencias pero con un hilo conductor, y todas se sienten satisfechas de lo que aportan y les aportan los niños.

-Lo asumido que está en la sociedad la importancia de la educación de los más pequeños. Hablaremos más en detalle de la participación social y ciudadana.

-El ambiente “real” que se aprecia en las escuelas; ni una sola imagen Disney Factory, apenas material infantil comercial, nada de colores llamativos ni figuras infantilizadas; todo lo que allí se encuentra puede verse en cualquier casa o cualquier espacio adulto.

-La actitud de escucha activa de cara a los niños y niñas; lo vimos, no es literatura pedagógica.

-La documentación del proceso educativo, y de como se le da a conocer las familias.

-La participación activa de las familias; ojo, decimos participación, no colaboración.

Muchos incrédulos que viajaban con nosotros, se empeñaban en preguntar una y otra vez si allí no había conflictos si los chicos no peleaban, si no tenían niños con n.e.e., sobre cuántas personas estaban en las aulas, a ratio alumnado, si no tenían currículo, si los inspectores no andaban encima de ellos, si trabajaban por proyectos…, parece que no es fácil asumir que las cosas se pueden hacer de otra manera y bien.

Por otro lado estaban las descreídas, las que decían que eso también se hacía aquí …, sintiéndolo mucho, y con el conocimiento que podemos tener de la educación infantil en Galicia y en España, estamos en disposición de opinar que no hay nada semejante aquí; puede que en alguna escuela se realice una actividad que pueda guardar algún parecido, puede que algún aula estén organizados los materiales de forma semejante, siempre iniciativas individuales, pero no conocemos ningún ayuntamiento, ciudad, o localidad donde todas las escuelas respondan a un mismo proyecto, donde todos los profesionales asuman ese proyecto, donde toda la sociedad lo conozca y donde éste sea una señal de identidad.

Algunos de los apuntes aquí esbozados, serán tratados en más detalle en entradas posteriores.

Una de las condiciones que se imponen a los participantes es que no se pueden tomar imágenes de las escuelas, ni fotografías ni vídeos. Encontramos alguno que otro en internet, la mayor parte de ellos antiguos, pero sirven para hacerse una idea.

Reggio 4ª: proyección al exterior

In InformArte on 12/04/2010 at 22:23

Muchas veces nos quejamos de que el trabajo que hacemos en las aulas no es reconocido por la sociedad, puede que el que fallo de base sea que ese trabajo para ser reconocido, previamente debe ser dado a conocer. ¿Cuántas veces mostramos lo que hacemos?, ¿y qué es lo que mostramos?, ¿es suficiente para que se sepa lo que se hace en el día a día?, ¿refleja la realidad de nuestro trabajo?, ¿es eso por lo que queremos ser reconocidas?, ¿cuántas veces abrimos las puertas de nuestras aulas?, ¿cuántas veces llevamos la clase a las calles o a las plazas? Pensemos…, en algunos casos nos dejamos ver en el Carnaval, en el magosto, en alguna exposición y poco, muy poco más.

En Reggio Emilia, desde los primeros tiempos, una vez a la semana subían los niños en unos camiones y los llevaban a las plazas, a los parques, a las calles y allí, delante del asombro inicial de los ciudadanos, realizaban sus trabajos, sobre la arquitectura urbana, sobre la gente, sobre las artes, etc., esto lo constatan las fotografías que nos mostraron. A día de hoy siguen haciéndolo. Es preciso que la sociedad sepa lo que se hace en una escuela con los niños, pues do contrario sólo tendrán una idea muy difusa aquellas personas con hijos en edad escolar. Y por cierto, en ningún caso vimos niños caminando agarrados a un ridículo gusanito o la una cuerda, ni con carnets colgados del cuello o camisetas “corporativas”; caminaban y se movían como cualquier ciudadano por la calle, sin guardias que paren el tráfico o un séquito de padres y madres velando por la manada. Normalidad en cualquier actuación, que no atracción.

El primer punto de encuentro del grupo de estudio con los responsables de Reggio Children fue en un lugar muy significativo para nosotros, el teatro Ariosto, aquel para el  cual los niños de las escuelas ilustraron el telón (sipario) con su famoso “Bestiario”. Este proyecto, junto con otros como “El parque es…”, “Una guía de la ciudad por los niños”, “Paisajes sonoros”, “La bicicleta”, etc., vienen a confirmar ese compromiso de la ciudad con los niños y de los niños con la ciudad.

Hablaremos de la entrada de la sociedad en las escuelas y de como éstas se abren a la participación ciudadana.

Reggio 5ª: escuchar y conversar con los niños y las niñas

In InformArte on 12/04/2010 at 22:21

o

Nos sorprendió ver como los profesionales de las escuelas de Reggio no dan respuestas a los niños, si no que saben hacer las preguntas adecuadas en cada momento. Esto es un arte; preguntar aquello que puede ayudarlos en su desarrollo cognitivo, aquello que pueda suponerles un conflicto para que finalmente les ayude a avanzar en sus aprendizajes. Y sobre todo, ver cómo son capaces de escuchar a la cultura de la infancia, que muchas veces no se corresponde en absoluto con las ideas que los adultos tienen sobre la infancia.

Sobre la escucha y las conversaciones en las aulas, versa un artículo de Uri Ruíz Bikandi, “Conversar con los niños“, publicado en la revista Aula de Infantil, nº 51, en el que dice: “Interesarse por el niño, por la niña, es ponerlo en el centro, es decir, tenerlo de referencia para lograr entender quién es -qué piensa, qué quiere, cómo interpreta- y actuar en consecuencia.”

Reggio 6ª: el trabajo por proyectos

In InformArte on 12/04/2010 at 22:20

Una de las preguntas más repetidas en el grupo de estudios y en las visitas a las escuelas reggianas era si trabajaban por proyectos y si eran constructivistas. La respuesta fue siempre la misma: ellos tienen un proyecto educativo que responde a unos principios; Reggio es un proyecto y una experiencia, no es una metodología. A nosotras nos quedó una duda, ¿todas y todos entendemos lo mismo cuando se habla de trabajar por proyectos?, ¿qué engloba eso de ser constructivistas?, en efecto, creemos que hay mucho confusionismo al respecto.

Algunas personas nos han preguntado en este blog si somos constructivistas, siempre respondemos que pretendemos ser constructivas y constructoras, con eso nos parece más que suficiente para etiquetarnos.

En el último número de Cuadernos de Pedagogía, el 400 de abril del 2010, en los gratuitos encontramos un artículo del más esclarecedor, “Los proyectos de trabajo, tejido de relaciones y de saberes“, en el que además de ilustrarnos sobre en qué consiste el trabajo por proyectos, dejan claro aspectos como: los proyectos de trabajo no pueden asimilarse a un aprendizaje constructivista; los proyectos no pueden meterse en libros de texto; no deben considerarse como una iglesia o un club que le impone a sus miembros cómo ser y cómo pensar. Absolutamente aconsejable.

Asimismo, y como sugerencia de lectura, recomendamos la publicación de la consellería “O traballo por proyectos en educación infantil, primaria e secundaria” que se encuentra en todos los centros y que se puede descargar desde la web.

Otro día hablaremos del constructivismo y de otros “ismos”.

La maleta de Reggio Emilia

In InformArte, RebelArte on 07/04/2010 at 18:23

Volvemos de nuestra peregrinación pedagógica la Reggio Emilia, foco de atracción de creyentes en otra escuela infantil mejor. Allí nos encontramos 160 profesionales de la educación, de ellos, cerca de cuarenta gallegas y gallegos: maestros, asesores de formación de los CFR y responsables de Preescolar en la Casa, entre otros.

¡Tres días de formación intensa que nos darán al menos entradas en el blog para treinta días…!, no defraudó. Vimos, escuchamos, compartimos y reflexionamos tanto que precisamos posar un poco y luego liberando poco a poco. Haremos una identificación de todo lo relacionado con Reggio, para que os percatéis de que, aun después de medio año, estaremos hablando de lo allí visto.

La primera reflexión: después de varios años en los que gallegos viajan a Reggio, ¿cuándo podremos conocer experiencias que se desarrollen en nuestra comunidad, o sólo vamos para hacer turismo pedagógico?, es una posibilidad, Italia tiene suficientes atractivos para ir allí. ¿Cuándo, alguna administración educativa tomará la iniciativa de crear un centro de innovación educativa de referencia para toda la educación infantil? Sabemos que el de Reggio surgió de por sí, pero también se podría hacer surgir, ¿o no? Sería muy difícil crear un centro, con profesionales seleccionados, con un liderazgo pedagógico fuerte y con un respaldo de la universidad y de la investigación educativa que funcionara como centro de “reciclaje” de profesorado en lo que a formación e innovación se refiere. Siempre que comentamos esto, alguien responde que no es posible, que atenta contra los derechos del profesorado (por el destino en este centro), que no se pueden hacer esos experimentos de laboratorio. No nos convencen los argumentos. Todo dependerá de cómo se cree, con qué finalidad y cómo se establezca la provisión de plantillas… y sobre todo, de cómo funcione y los resultados que consiga. De alguna manera, así fueron concebidas las escuelas anejas. ¿No nos complacería a todos contar con un centro referencial gallego en educación infantil? ¿Puede innovarse en la innovación educativa y en la formación del profesorado, o debe seguir haciéndose lo mismo que siempre?

Mientras tanto seguiremos yendo a Italia, veremos, nos entusiasmaremos, contaremos a la vuelta y transcurrido un tiempo…, ni nos recordaremos. Para aquel entonces habrá que volver, motivos hay de sobras: ahora en Reggio empezarán a extender la experiencia a la educación primaria, será bueno ir a conocer los resultados dentro de cinco años.

Lecturas italianas

In ActualizArte on 05/04/2010 at 22:00

Siempre que viajamos procuramos llevar alguna lectura ambientada en el país que vamos a visitar; en este caso, una buena amiga nos agasajó con el libro “O armiño dorme” de Xosé A. Neira Cruz, publicado en Galaxia. Relata los últimos días de Bia de Medici, una mujer que vive la experiencia amorosa en la Florencia del siglo XVI. Una delicia llena de sensibilidad, como todas las obras del autor. Ganadora de muchos reconocimientos nacionales e internacionales. Catalogada como de literatura juvenil pero apta e interesante para el público adulto.

La estancia en Reggio Emilia también quedará para siempre vinculada al libro “Antón Chéjov” de la autora italiana Natalia Ginzburg y publicado en Acantilado. Mi compañera de viaje, conocedora de mi debilidad por los cuentos del escritor ruso, me sorprendió con esta pequeña joya en la que se narra la vida breve del autor, con un tono bastante semejante al empleado por “uno de los mejores retratistas del alma humana”, Antón Chéjov, autor de, entre muchos, “El beso” o “La dama del perrito“, que por cierto, está representándose en los circuitos teatrales gallegos bajo el título de “El juego de Yalta-Afterplay”, de la mano de la compañía Teatro del Atlántico. En esta web pueden encontrarse muchos de sus cuentos.

Escuelas de Reggio Emilia

In FormArte on 26/03/2010 at 00:32

Por fin llegó el momento, nos vamos a Italia para visitar las escuelas infantiles de Reggio Emilia. Daremos amplia información a la vuelta. Lo que más nos ilusiona, aparte de ver la organización de los espacios y de los tiempos en las escuelas municipales, aparte de conocer toda la experiencia reggiana y cómo conciben los cien lenguajes del niño, es ver el REMIDA, el centro de reciclaje creativo. Un centro de distribución de materiales de desperdicio (papel, cartón, cerámica, cuerdas, botones, hilos…), que se recogen de las industrias de la zona, y que permiten la realización de originales intervenciones artísticas con el alumnado. En la web de Niños Reggio encontramos más información.

La primera sorpresa, llegamos a Bolonia para los últimos ecos del Salón Internacional del Libro Infantil, el más importante del mundo. Y en pleno Año Rodariano, ya contaremos…

Buenas vacaciones para todas y todos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.604 seguidores