Nuestra aportación a la educación infantil

Archive for 2017|Yearly archive page

El maestro que prometió el mar

In ActualizArte on 12/12/2017 at 17:00

9788498016949

“Esta es la historia de una promesa incumplida, la que hizo un maestro a sus alumnos. El maestro era Antonio Benaiges. Los alumnos eran los niños de la escuela rural de Bañuelos de Bureba, un pueblo de la provincia de Burgos. La promesa la hizo un día de invierno del año 1936. Les prometió el mar…”

Nos llega de la mano de nuestra compañera Marina un hermoso libro titulado “Antoni Benaiges. El maestro que prometió el mar”, de la colección [Desenterrando el silencio]. En él, los textos de Francesc Escribano, Francisco Ferrándiz y Queralt Solé acompañan las fotografías de Sergi Bernal, quien en agosto de 2010 pudo documentar gráficamente la apertura de una fosa común en los montes de La Pedraja, cando lo advierten de que entre aquellos cien cuerpos podría estar el de un maestro catalán que había trabajado en el pueblo a mediados de la década de 1930. Tras lo que se puso a investigar, dando forma a una singular biografía y respuestas a: ¿Qué hacía un maestro catalán en una modesta escuelita de un pueblo de Burgos? ¿Cómo se recibió en un entorno rural una innovadora técnica pedagógica  basada en el uso de la imprenta? ¿Cómo consiguieron unos sencillos cuadernos escritos por escolares retratar la vida cotidiana de la población? ¿Por qué Benaiges no llegó a cumplir su promesa de mostrarle el mar a sus alumnos?

Su lectura nos aporta más información sobre una etapa desgarradora de nuestra historia reciente, y también sobre la escuela republicana, la técnica Freinet, sus principios pedagógicos y su difusión en Cataluña. Pero por encima de todo nos lleva a pensar que quizás debiéramos redimensionar o repensar:

  • el concepto y alcance de las innovaciones educativas actuales,
  • lo que entendemos por compromiso social del profesorado,
  • cómo se crean las verdaderas redes de renovación pedagógica.

Todo lo que queda hoy en día de Antoni Benaiges cabe en una caja de cartón: unas fotos en blanco/negro y trece cuadernos fruto de la imprenta Freinet que compró cuando le dieron plaza de maestro en Bañuelos de Bureba. Gracias a la imprenta, los niños se convirtieron en cronistas de la vida del pueblo, en los que además de los textos de los alumnos, hay refranes, canciones populares, observaciones meteorológicas o cartas con otras escuelas a las que mandaban ejemplares de sus cuadernos.

En el primer artículo que Benaiges publica en una revista de la Cooperativa Freinet en España, transcribiendo textos de su diario personal, relata cómo vivieron la llegada del esperado paquete de la imprenta. Habla del alboroto que suscitó:

“Desorden. Trato de imponerme. ¿Pero por qué turbar un momento tan lleno de vida? Además la culpa era mía. Renace la calma. Al terminar la clase todo ha quedado debidamente distribuído. Mañana arreglaré la prensa y haremos algunas pruebas. Y enseguida el periódico. Le llamaremos “Gestos”. Gesto es carácter. Expresión libre. Matiz. Vida. Atributos de la escuela.”

De su proceso de trabajo:

“Los niños hacen su vida normal. Juegan. Rien. Cantan. Corren. Saltan la huerta. Se caen del mulo… Toman parte en las fiestas, costumbres, ritos… En la vida del niño hay material abundante para el propósito que nos guía. Yo, el maestro, procuro recoger ese material. Lo más espontáneo posible. Que chorree. Unas veces se refiere solamente a la vida de uno o más niños. Otras, a la vida del pueblo en general. Igual interesan.”

Y de su ideario:

“El periódico no es un fin, es un resultado. (…) No usamos otro. Porque vamos al sentido profundo de la libertad. Sentido vital. El papel rayado es pauta. La pauta es conducción. O lo que es igual, dejarse llevar. (…) El niño, para ser educado, necesita camino libre, trazarse por sí mismo la trayectoria de sus actividades. ¿Qué con papel sin rayar el niño escribe torcido? Mejor. Un motivo más para mejorarse yendo derecho. Dejémosle.”

Tras finalizar la lectura de este libro no queremos más que recomendarlo porque este freinetista practicante y convencido, nos daría lecciones de magisterio, de humildad y de práctica reflexiva a los innovadores de hoy.

20140712173846_MAR_MAESTRO_120714

Para ver un avance de la publicación, así como un vídeo con un montajes de las fotografías de Sergi Bernal y los textos de los niños recogidos en el cuaderno “El mar. Visión de unos niños que no lo han visto nunca“, que acompaña el libro.

Bibliotecas para madres y padres

In FamiliarizArte on 07/12/2017 at 11:49
Matej Kren

Imaxe de Matej Kren

Cada vez más, detectamos el desconcierto de las familias en cuanto al modo de educar a sus hijos/as. Ya no saben bien a quién hacer caso: opiniones de todo tipo de expertos, modelos de parentalidad totalmente diferentes, informaciones contradictorias en la red, gabinetes psicopedagógicos de muy variada orientación, métodos “infalibles” para la disciplina, para las emociones, para el sueño, para la estimulación de las inteligencias, para todo tipo de problemáticas (aquí es necesario hacer una observación: se convierte en patología o síndrome cualquier rasgo de la personalidad infantil). Y lo peor es que toda esta abundante gama información casi siempre entra en confrontación con lo que los tutores y tutoras escolares les dicen de sus hijos, lo que les deja con un poso de incredulidad a unos y otros.

Hubo un tiempo en el que las escuelas de padres/madres eran una iniciativa siempre bien acogida por las familias. Hoy en día la falta de tiempo, las prisas, los horarios imposibles de sus trabajos o de las actividades de los hijos, harían muy difícil volver la ellas. Se necesita la orientación buscando otros canales conociendo bien el perfil, inquietudes y dispoñibilidad de las familias a las que nos dirigimos, por tanto no vale lo mismo en todas las escuelas; cada una debe articular las estrategias para que la corresponsabilidad educativa familia-escuela sea real y efectiva.

Consejos para familias vía web, folletos informativos elaborados por los equipos de orientación son alguna de las opciones, otra serían sugerencias de lecturas de su interés en función de aquello que las preocupa en un determinado momento. Lecturas sí, pero, ¿de qué tipo? Porque hay de todo publicado, desde los modelos más autoritarios, disciplinarios, conductistas a los que defienden la educación de los pequeños como un laissez-faire, un dejar hacer con entera libertad individual de elección y de acción. Y aquí entraría nuestro criterio profesional como expertos formados en la educación de los más jóvenes. Lógicamente, consejos de lectura en coherencia con el estilo educativo del centro.

Esta es la iniciativa que se puso en marcha en este curso académico en el CEIP A Maía de Bertamiráns (Ames). El equipo de biblioteca escolar hizo una rigurosa selección de libros del interés de las familias concordantes con el sentir educativo del claustro, y tras el anuncio de esta nueva prestación escolar, todos los lunes, día de tutorías, los padres/madres pueden pasar por la biblioteca en horario de tarde a cogerlos en préstamo por quince días.

Por ahora, pese al escaso período de implantación se puede considerar un éxito, de modo que ya se hace preciso incrementar el número de ejemplares y los folletos informativos con la oferta disponible.

El pasado lunes, los períodicos gallegos El faro de Vigo y La opinión de A Coruña se hacían eco de la noticia en un artículo firmado por Selina Otero, y desde algunas instituciones ya se han brindado al centro para incrementar esa biblioteca de padres y de madres.

AMaía (1)

biblioopinión

Patios verdes y escuelas abiertas a la naturaleza

In ActualizArte on 06/12/2017 at 12:36

Nuestra última colaboración con la Revista Latinoamericana de la Educación Infantil en la sección En la Red, gira en torno a la renaturalización de las escuelas, así en la selección que hacemos de espacios web interesantes para la educación infantil, destacamos el trabajo de los colectivos El nou safareig, El patio que queremos, Children&Natura Network y la del grupo Bambini e Natura.

Fuente: El nou safareig

Si bien hace poco tiempo las redes sociales se llenaban de mensajes demandando más contacto entre la infancia y la naturaleza al tiempo que nos alertaban de los peligros de que esto no sucediese, afortunadamente, hoy en día se colman de reportajes sobre escuelas que han decidido dar un giro hacia lo verde. Es por ello que, una vez más, nos hacemos eco en esta sección de eses movimientos tan inspiradores y esperanzadores.

Fuente: El pati que volem

A finales de 2016 tuvo lugar en Austria el congreso internacional “Educación, tierra y naturaleza”, con el objetivo de promover redes entre diferentes países europeos para introducir estrategias que incrementen la conciencia de ser sujetos de un ecosistema, promoviendo un comportamiento respetuoso con el medio al tiempo que se consigue el bienestar, la competencia y la autonomía. Se presentaron allí, docenas de comunicaciones de comunidades locales y de centros educativos que ya tomaron la decisión de poner a los niños con los pies en la tierra, bien transformado los patios de hormigón en hermosos jardines, haciendo lavaderos, huertos, cocinas en el exterior, escondites y cabañas en las que procurar la intimidad, así como rincones en los que descansar, leer o jugar. Se observa que todos ellos coinciden en la búsqueda de esa autenticidad de la que están precisados los más pequeños (todos nosotros), objetivo muy elevado y complejo, para lo cual ya comenzaron a dar pequeños pasos de los que todos podemos aprender, máxime cuando ponen su experiencia a disposición a través de la red, tal como hacen El nou safareig, El patio que queremos, Children&Natura Network o el grupo Bambini e Natura.

Fuente: Bambini e Natura

De estos últimos tomamos el Manifiesto AFUERA en formato cartel ilustrado -ya traducido al castellano por el colectivo catalán Safareig-, una declaración de intenciones y de las razones que nos pueden llevar a la búsqueda del contacto directo con la naturaleza. Ponerlo en un lugar bien visible o zona de paso de toda la comunidad puede ayudar en esa labor de sensibilización de cara a la naturaleza como llave de todo conocimiento, de disfrute y de vida saludable.

afuera-castellano-pe

Destacables también son los decálogos de escuelas y de familias abiertas al exterior, que recogemos a continuación y con las que cerramos esta colaboración con el deseo de que suscite una reflexión que lleve a la acción renaturalizadora a muchas más comunidades educativas.

Leer  el artículo completo.

Fuente: Children&Nature Network

Infancias. Educar y educarse

In ActualizArte on 06/12/2017 at 11:16

Infancias

Hay libros necesarios. Esta afirmación no se puede aplicar a todos los libros, tan sólo a unos escogidos, tal es el caso de Infancias. Educar y educarse, de Vicenç Arnaiz y Mari Carmen Díez Navarro, recientemente publicado por la editorial Graó.

Esa consideración radica en el hecho de que es una obra que nos reconcilia con nuestra labor, con la que a veces entramos en confrontación por motivos ajenos y tangenciales: la burocracia, las presiones sociales o las diferencias irreconciliables entre lo que pensamos, lo que hacemos y lo que decimos hacer.

A nosotras este libro nos vino como caído del cielo, justo en un momento en el que tras las presiones documentales de inicio de curso vienen las de final de trimestre, haciéndonos pensar que no somos más que meros cumplidores fieles de norma, siendo incluso más papistas que el Papa, llegando al extremo de ahorcarnos con nuestra propia soga. El papeleo no es nuestra principal función, aún así es por lo que somos juzgados.

Lo esperábamos, porque hace unos meses Mari Carmen Díez Navarro nos invitó a comentar una fotografía que ella misma nos facilitó; nos dijo que era para un libro que estaban preparando Vicenç y ella que se acompañaría de imágenes con pequeños textos que habían solicitado a colaboradores y conocidos. Una vez más, es un orgullo participar en algo al lado de ellos dos, máxime tratándose de un libro llamado a convertirse en un referente para toda aquella persona interesada en la educación de la infancia.

Decíamos que “Infancias” es un bálsamo, un reconstituyente y así lo expusimos en una reseña que hicimos para la Revista Latinoamericana de la Educación Infantil que recogemos a continuación.

Las personas que somos seguidoras de columnistas de opinión de los periódicos, entendemos que a veces estamos asistiendo a la lectura de un libro por entregas, aunque no esté aún redactado. Cuando empatamos con el sentir y con el discurso del articulista es como si mantuviésemos una conversación en la distancia. Cuando seguimos a alguien esperamos casi con ansiedad su opinión sobre los temas del momento y valoramos especialmente la capacidad de reunir en un número limitado de caracteres esas claves que nosotros intuímos. Me agradan las columnas que me dan otro enfoque permitiéndome ver facetas para mi ocultas o las que me dejan barruntando durante horas sobre una sentencia sencilla, que por obvia posiblemente no había considerado. Lo negativo de las columnas de opinión es que las consumimos en el momento y luego es muy difícil volver sobre ellas salvo que seamos coleccionistas de recortes (hoy archivos o enlaces), o que ejerzamos de detectives en las hemerotecas. Por ello, siempre me felicito cuando alguno de mis columnistas de cabecera reúne en un libro esas píldoras que tanto bien me han hecho en el pasado, máxime si vienen enriquecidas con otros componentes.

Debo confesar que el día que llegó a mis manos “Infancias. Educar y educarse”, fue para mí como un bálsamo que mitigó los sarpullidos y erupciones que a veces nos atacan haciéndonos perder la esperanza en la escuela. De tal modo cuasi terapéutico empecé a leerlo y ya no pude dejar de hacerlo porque en cada capítulo veía la respuesta sensata a mis desvelos. En efecto, tras su lectura se puede llegar a la conclusión de que educar es mucho más sencillo de lo que lo hacemos con tanta burocracia de por medio; requiriendo tan sólo de capacidad de escucha, de diálogo y de cuidado (con la palabra, con el gesto, con el corazón y con el interlocutor).

Como expone en el prólogo Vicenç Arnaiz, este libro recoge una selección de escritos publicados por Mari Carmen Díez Navarro y él mismo en sus respectivas columnas de los diarios Información de Alicante y Menorca, ahora reunidos en tres capítulos: “Escuchar a la infancia”, “Familiarizar a la educación”, “Educar y educarse”, enriquecidos además con una acertada selección de fotografías que han sido comentadas por amigos de ambos, entre otros: Álvaro Marchesi, Beatriz Trueba Marcano, Remedios Picó, Cristobal Gómez Mayorga, Javier Abad y Ángeles Ruiz de Velasco, Monserrat Antón, o nosotras mismas, las hermanas Abelleira.

Los lectores que hemos disfrutado con los libros de Vicenç Arnaiz y de Mari Carmen Díez Navarro, intuímos que siendo diferentes personas que mantienen distinta relación con las infancias (he aquí una de las claves: no hay una única infancia), teniendo estilos diferenciados, en el fondo comparten una sintonía común. Sería osado y limitador concretarla solo en la bondad de la mirada, en el optimismo sobre la educación, en la sencillez de sus relatos preñados de ricos mensajes o en el zoom de su objetivo siempre presto a captar esos momentos únicos y entrañables. Sea como fuere, es un acierto que hayan decidido reunir los artículos de los dos porque el lector mantiene una conversación a tres bandas, escuchando las inconfundibles voces de Vicenç y de Mari Carmen hablando sobre los grandes bloques en los que han agrupado sesenta artículos.

Tengo la tentación de reproducir aquí artículos completos, algo que no me puedo permitir por el espacio de esta recensión nin por ética editorial, pero creo que apuntando algunos de sus sugerentes títulos puede ser más que suficiente para que puedan comprender la riqueza que encierra esta publicación, una reflexión educativa en toda regla, escrita con un estilo muy fresco y ágil tal y como corresponde a su destino inicial, un diario. He aquí una pequeña muestra:

  • Niños, infancia, infancias.
  • El maestro con espacio interior disponible.
  • Nacer en diciembre o en enero.
  • ¡Para eso estamos los maestros!
  • La pobreza en el relato escolar.
  • Los niños que se mueren sin haber nacido.
  • Niños mascota.
  • Escuelas con las puertas abiertas… ¿sólo por un día?
  • La bondad educa.
  • Mi abuelo lleva pañales.
  • Lo siento de corazón.
  • Como los pollos de granja.
  • Del yoyo al dron.

Si bien todos los artículos tienen su savia y su sabiduría, los tres últimos son una lección magistral sobre lo que es educar y ser maestro o maestra. Vicenç en “Educar, dar lo mejor de uno mismo” y Mari Carmen en “La bolsa negra” y “¿Cómo ha de ser un buen maestro?” dejan buenos textos para reflexionar tanto en la formación inicial como en la del profesorado en ejercicio, pues nos hablan sobre lo que estamos olvidando, lo básico y esencial en nuestra profesión.

Tras la lectura de “Infancias. Educar y educarse” te sientes como el invitado de una pareja bien avenida que te ha recibido en su casa para pasar una tarde de risas y de conversaciones espontaneas pero no banales. Su compenetración y equilibrio es tal que uno abre la puerta de la casa y el otro la cierra. Así le corresponde a Mari Carmen el epílogo en el que deja constancia de su satisfacción por el resultado de este libro escrito a dos voces, porque supone mirar lo que va pasando pero con alguien: juntos y entremezclados, en masculino y en femenino, en singular y en plural, en prosa y en verso.

 

Temperatura corporal

In EncienciArte on 30/11/2017 at 16:58

img_8185.jpg

Tras dedicar un tiempo al registro de la temperatura exterior e interior nos percatamos de que esta última se incrementaba mucho más rápido, a lo que tratamos de buscarle explicación: la calefacción, el sol dando de pleno en las cristaleras y cómo no, al calor que nosotros desprendemos. Todos tenían una idea aproximada del calor corporal, aunque no sabían de sus valores habituales. Sabían también que las subidas de calor eran indicadores de la fiebre.

Por ello, en primer lugar hicimos estimaciones del calor corporal de unos y de otros comparándolo con el propio, método tradicional y popular para notar la fiebre. Y luego ya empleamos los termómetros clínicos digitales, aunque les mostramos uno de los de mercurio más similar a los ya conocidos de exterior.

Y así fuimos mirando la temperatura corporal de cada uno y registrándola para conseguir una media o deducir cuál es la normalidad.

 Antes de nada se hizo preciso leer las instrucciones del termómetro pues conocían varias opciones sobre dónde colocar el termómetro: axila, boca o recto. Optamos lógicamente por la primera. Y luego supimos de los pitidos que indicaban la finalización de la medición e incluso de la alarma de fiebre.

Tan entusiasmados estaban que decidimos proponer como tarea tomar la temperatura de todos los miembros de la familia.

De estas mediciones, salieron observaciones muy interesantes: quién tenía la temperatura más alta, quien la más baja, si esto tenía algo que ver con la constitución física o con el calor de la casa (por que no todos tienen la misma), si los hermanos mellizos/gemelos (de los que hay cinco en el aula) tenían la misma temperatura, la escritura de los números digitales, etc.

Incluso hubo quien le hizo mediciones a Pako, el perro de la familia, lo que nos llevó a confirmar la sensación de calor que tenemos al tocar a los animales domésticos (perros, gatos, pollitos), ya que ellos tienen la temperatura corporal un poco más alta que nosotros.

Temperatura exterior-temperatura interior

In EncienciArte on 29/11/2017 at 15:05

img_8171.jpg

En estos días de bajadas bruscas de temperatura, heladas o nevadas en zonas de Galicia y al tiempo cielos soleados, los pequeños estaban totalmente desconcertados, no podían entender que hubiera sol e hiciese frío.

Así decidimos dedicarle atención a los instrumentos de medida de temperatura, a las previsiones meteorológicas y a la observación de los cambios a lo largo de la jornada. Para eso sacamos toda nuestra colección de termómetros, estaciones meteorológicas, relojes con sensores de temperatura, termostatos e incluso nuestro omnipresente gallo de Barcelos. De igual modo, nos supuso la búsqueda de termómetros presentes en su entorno cotidiano (calles, establecimientos comerciales, automóviles, viviendas, teléfonos…) buscando la coincidencia de sus mediciones.

Hicimos un registro del incremento de temperatura-exterior-interior a lo largo de la sesión de mañana y comprobamos que con nuestro cuerpo también podíamos percibir si hacía más o menos frío y cómo esto se hacía visible con el vaho que nos sale por la boca o la nariz.

También prestamos atención a los recursos que tenemos para combatir el frío en las casas, haciendo una enumeración de los conocidos para luego comprobar en sus hogares cuáles eran los que empleaban.

Incluso buscamos un modo casero de hacer un termómetro pero el resultado no nos resultó muy satifactorio.

Vivir las matemáticas

In ReflexionArte on 07/11/2017 at 08:36

IMG_7041

Asisto con estupor al desembarco de las dos “metodologías innovadoras” de moda – ni son metodologías ni innovadoras-, que ahora dan título y contenido a un sinfín de actividades formativas, cursos, charlas y grupos de trabajo: las matemáticas ABN y la robótica en infantil. Aunque ya hace un tiempo que vengo escuchando cantos de sirena de esos dos fenómenos emergentes, hasta ahora no quise dedicarle tiempo pues pensé que serían tan efímeros como otros predecesores, pero al parecer la cosa va a más y quizás hace falta poner el foco sobre ellos. En ambos casos la justificación que se hace de su llegada a la educación infantil es la aportación que suponen al conocimiento matemático de los más pequeños, sumado a que como se desarrolla tan “exitosamente” en niveles superiores, es bueno entrenarse en ellos ya desde el momento de la entrada en la escuela.

Me cuentan en una papelería que ahora en el lote de material que se le pide a los niños de entre 3-6 años no pueden faltar una caja de palillos y un cuaderno de matemáticas, así como en la dotación de aula unos robots que incluso tienen cabida en las bibliotecas escolares…, vivir para ver, ¡así nos va con las matemáticas y con la lectura!  Responsabilizo de esto a la formación del profesorado, a quien es capaz de justificar un sinsentido en base al currículo, y también a quien calla y otorga, dejando hacer “innovaciones” de ese calibre, quizás seducidos por las estrategias de marketing con las que se adornan.

Ayer vi a un pequeño dando saltitos y pensé que era uno de esos entretenimientos de cualquier niño de su edad, lo que me sorprendió fue que al preguntarle qué hacía me dijo que estaba sumando, que ya sabía sumar porque las sumas se hacían  saltando. Podría pensar que era una de esas confusiones que a veces tienen los críos, pero como ya me había introducido en el divertido mundo del “algoritmo” enseguida deduje que en su escuela seguirían el método y trabajarían con la “recta numérica”, como pomposamente gustan llamar a una alfombrilla que dota a los pequeños de toda la sabiduría matemática junto con montones de tuppers llenos de tapones y de atados de decenas de palillos.

Como estoy muy desconectada de las innovaciones educativas, primero quise informarme sobre la justificación didáctica y pedagógica de estas modas, tras lo cual, fui a la biblioteca para desintoxicarme y eché mano de mis referentes en el campo de las matemáticas, de cada uno de los cuales dejo aquí una pequeña cita:

El niño reinventa la aritmétrica, de Constance Kamii publicado en Visor de libros en 1986.

“La tercera razón reside en que los procedimientos que los niños inventan surgen de lo más profundo de su intuición y de su manera natural de pensar. Si favorecemos que ejerciten su forma genuina de pensar, en lugar de exigirles que memoricen reglas que para ellos carecen de sentido, desarrollarán una base cognitiva más sólida y una mayor seguridad. Los niños que se sienten seguros aprenden más a largo plazo que aquellos que han sido instruidos de un modo que les hace dudar de sus propios razonamientos.”

Repensar el aprendizaje de las matemáticas. Matemáticas para convivir`comprendiendo el mundo, de Carlos Gallego Lázaro en Graó, 2005

“Las experiencias matemáticas son adecuadas cuando convierten los procesos de aprender en procesos sociales de elaboración, de descubrimiento o de invención sobre situaciones reales que estén reguladas por continuas evaluaciones del progreso.”

Vivir las matemáticas, de María Antonia Canals publicado en Octaedro-Rosa Sensat en 2001.

“Podemos afirmar que en todas las experiencias de la vida de los niños se hallan presentes los elementos necesarios para hacer matemáticas, mejor dicho, los elementos capaces de desencadenar esta acción. Estos elementos se refieren siempre a los aspectos siguientes: cantidades de elementos y acciones entre ellos, formas y posición de los objetos y magnitudes físicas mensurables. También en todas las experiencias vividas hay aspectos de organización y de estructura lógicas. Todo esto es lo que hace que podamos afirmar que en toda experiencia vivida hay potencialmente una actividad matemática. (…)

En definitiva, para que la actividad de una persona pueda denominarse como propiamente matemática es necesario que la experiencia haya implicado y puesto en funcionamiento su pensamiento lógico.

A continuación volví a leer el currículo de educación infantil,

Bloque 1. Medio físico: elementos, relaciones y medida. Este bloque recoge los contenidos que potencian el desarrollo del pensamiento lógico-matemático a través de los cuales la niña y el niño intentan interpretar y comprender el mundo, favoreciendo las nociones de tiempo, espacio, causalidade, cuantificación y la resolución de problemas que se presentan en su vida cotidiana. Así, para conocer y comprender cómo funciona la realidad, la niña y el niño indagan sobre el comportamiento y las propiedades de objetos y materias presentes en su contorno: actuando y estableciendo relaciones con los elementos de en medio físico, explorando e identificando los dichos elementos, reconociendo las sensaciones que producen, anticipándose a los efectos de sus acciones sobre ellos, detectando semejanzas y diferencias, comparando, ordenando, cuantificando, pasando así de la manipulación a la representación, origen de las incipientes habilidades lógico-matemáticas. (pp 53-54)

¡No tienen cabida!

Bien es cierto que quien quiera justificar ese tipo de matemáticas que estamos analizando, probablemente también encontrará argumentos a favor en lo anteriormente expuesto, aunque todos nosotros sabemos que no es lo mismo. Lo que sucede es que como vivimos en un mundo visual, a la gente le resulta más fácil ver un vídeo en youtube que leer un libro, así quedamos perplejos viendo maestras que en lugar de hacer fichas en el papel, las hacen en el suelo igual de repetitivas, aburridas y desconectadas de la realidad. Como somos tan modernos y queremos empatar con los niños, atribuimos a un robot la capacidad de enseñarle a los niños cooperación, lenguaje, lateralidad y direccionalidad , cuando eso, los profesionales de la educación infantil sabemos de sobra que sólo se puede hacer a partir del propio cuerpo, no del cuerpo de un aparatejo.

Con la de oportunidades que nos brinda la vida cotidiana para introducir el lenguaje e iniciarnos en los procesos lógico matemáticos, desafortunadamente, una vez más, nos dio por seguir métodos estandarizados.

 

Nuestro rincón favorito de Santiago

In AlfabetizArte on 05/11/2017 at 21:09

img_7970.jpg

Con motivo de la preparación de una salida didáctica a la Plaza de Abastos y a la librería Couceiro, imprimimos un plano de Santiago y localizamos los dos lugares que visitaríamos, así como el itinerario a seguir desde donde nos dejase el autobús. Una vez marcados, aprovechamos para buscar otros sitios para nosotros conocidos: la Catedral, la Alameda, la biblioteca Ánxel Casal… y sus correspondencias con los números indicados en el plano.

También descubrimos los iconos qu figuraban en el plano sus respectivas leyendas: farmacias, hospitales, paradas de taxi o de bus urbano, WC, por donde pasa el Camino de Santiago, vistas panorámicas, etc.

Como vimos que identificaban algunos lugares por haber ido con sus familias, le propusimos llevar el plano para casa para  y con sus padres marcar su rincón favorito en Compostela.

 Al día siguiente, cada uno supo explicar a los compañeros sus preferencias y los motivos.

Entre tanto, encontramos un maravilloso “Mapa emocional de Santiago”, una ilustración de María Meijide, en la que, aunque no guardia proporción ni escala, están representados aquellos lugares de la ciudad más llenos de significado para la artista. Así pudimos ir localizando en el mapa sus rincones favoritos y otros muchos que reconocían: la escultura de las Marías en la Alameda, la Ciudad de la Cultura, la Policía, la Plaza de Abastos o la Plaza del Obradoiro.

Una manera más de ayudarles a poner los pies en la tierra, de comprender la representación del espacio y de establecer vínculos afectivos con el territorio.

 

Mapas, la representación gráfica de un territorio

In AlfabetizArte, Sin categoría on 05/11/2017 at 20:13
IMG_7784

Localizando la ciudad a la que se fue a vivir un compañero.

En nuestras aulas es de lo más habitual el uso de mapas, planos y callejeros. Cada vez que alguien va de viaje o visita una institución, si es posible, nos trae mapas para luego explicar a los compañeros dónde estuvo. Así tenemos mapas de todo tipo: de los Caminos de Santiago, de la ruta de los Faros, de la Costa da Morte, físicos de Galicia, de los ayuntamientos, de la artesanía, del patrimonio arquitectónico, etc, y en función de lo que necesitemos usamos unos u otros.

Un mapa es una representación a escala de un territorio, en el se que se destacan unos u otros aspectos por medio de símbolos, iconos, gráficos o letras. Este lenguaje, siendo bastante habitual, convencional e intuitivo, precisa ser conocido para comprenderlo. Representaciones de ríos, carreteras, autopistas, aeropuertos, hospitales, hoteles, oficinas de información…, todo esto forma parte de la cotiadianidad de nuestras vidas. Incluso la manera de doblar un mapa o plano es diferente de cualquier otro documento.

Si hay unos años alguien nos preguntase si era pertinente trabajar con mapas y planos en educación infantil, con certeza diríamos que no, pero ahora, cualquier desplazamiento a un lugar desconocido supone su consulta: el directorio de un centro comercial o de un polígono industrial, los mapas del tiempo, la localización de un aeropuerto, las líneas de metro o bus de una ciudad…, por ello creemos necesario iniciar al alumnado en estas representaciones y en su propio lenguaje.

Planos, la representación del espacio

In AlfabetizArte, EncienciArte on 04/11/2017 at 17:21

 

IMG_7167

En nuestras aulas, desde muy pronto, solemos hacer representaciones gráficas, esquemáticas y sencillas de los espacios en los que nos movemos o de aquellos a los que nos desplazamos con motivo de una salida por el entorno, de la asistencia a la Casa de la Cultura, a la biblioteca municipal, o a Correos, por poner un ejemplo. Previo y posterior a la realización de estas actividades, siempre representamos gráficamente el espacio en el que nos movemos, o bien empleamos herramientas como Google maps y Google street view para hacernos con él.

Inicialmente, somos nosotras las que establecemos la base del esquema en trayectos muy conocidos y sencillos, como como por ejemplo en este que suponen así como 200 metros entre la escuela y la Casa de Cultura, pero en los que hay unos referentes: pasos de peatones, semáforos, etc.

Mucho se ha investigado sobre la adquisición de la noción del espacio, así Piaget, Hannoun, Van Hiele establecen las etapas o fases por las que este conocimiento va pasando. En cualquiera caso, en lo que todos los investigadores coinciden es que debe ser trabajado, que no es algo que se adquiera de por sí solo. Así, los niños que viven en zonas rurales y se desplazan por el medio lo tienen más consolidado que los que viven en espacios urbanos donde es más difícil moverse autónomamente. Siegel y White consideran que el aprendizaje de los conceptos espaciales debe producirse de forma secuencial: de los lugares conocidos a los itinerarios vinculados (desplazamientos) para poder crear mapas mentales (relaciones entre lugares). En la educación infantil hay que tratar el “espacio vivido·”, la experiencia directa, explorando los espacios conocidos, los de contacto, y ya cara finales de EI, podemos iniciar a los pequeños en el “espacio percibido” ya que poco a poco podrá experimentar los no tan conocidos. Hoy en día, a diferencia del pasado, los niños desde bien pronto viajan y se desplazan a lugares no conocidos, algo a lo que también contribuyen las series infantiles que consumen en las pantallas.

Así, es de lo más habitual que ellos nos pidan planos para explicarle a sus familiares cómo llegar a un sitio.

A veces también hacemos cazas del tesoro en las que facilitándoles un plano del aula, del corredor o del patio, tengan que localizar algo en el lugar señalado en el mismo. Los planos del plan de evacuación del centro presentes en todos los espacios del centro, también nos son un recurso inestimable para estos nuestros juegos en los que trazamos itinerarios a seguir.

Se han afianzado de tal modo que ahora ya son ellos mismos los que se animan a hacer representaciones esquemáticas de sus espacios cotidianos: sus cuartos, los parques en los que juegan…

 Los símbolos, convenciones gráficas, las diferencias entre ver de frente, ver desde arriba o ver de lado, para nosotros fue una lección magistral que nos dio Chelo,  la conserje del centro, de formación arquitecto técnico, quien al ver lo que estábamos trabajando, no dudó en traernos los planos de su casa para que pudiésemos comprender estas diferencias.

O unos padres, arquitectos técnicos los dos, que también nos mandaron los planos de dos recientes construcciones en O Milladoiro, para que pudiésemos comprobar in situ la realidad y su plasmación gráfica. Un lenguaje más para aprender en la escuela, con su propio código y significado. Un lenguaje a día de hoy presente en casi cualquier espacio público o de acceso público.

Me decía hace poco una madre que ahora para cada desplazamiento de la familia que hay que elaborar un plano o traer ejemplar de los disponibles en el lugar. Pues no está mal!! Una alfabetización más.

 

Viajes familiares

In EncienciArte, Sin categoría on 03/11/2017 at 12:40

img_7032.jpg

Es muy habitual que los lunes lleguen contando algunas de las salidas que hacen en el fin de semana con sus familias, así como lo es que no recuerden ni adónde fueron, ni donde estaba ese sitio, ni si era lejos o cerca. Por lo que ahora, ya con cinco años, decidimos que había que dedicarle un tiempo.

En primer lugar, colocamos en un lugar bien visible un mapa de Galicia en el que situamos aquellos puntos referenciales para ellos: O Milladoiro, Santiago y Bertamiráns, luego otros a los que acuden con cierta regularidad: donde viven los abuelos o familiares, así como sitios de playa o parques a los que suelen ir en el fin de semana.

Hecho esto, ya decidimos sistematizarlo de otro modo. Fotocopiamos un mapa de Galicia y al lado pusimos una columna en la que anotar fecha y lugar del viaje, indicándole así mismo que con la ayuda de la familia, deberían trazar el itinerario recorrido.

Ahora, cada lunes llegan con sus respectivos mapas en los que reflejan los desplazamientos, que nosotras trasladamos al mapa grande del aula, colocando un post-it de diferentes colores en el que anotamos el nombre del niño o niña que llegó a ese sitio.

En las conversaciones sobre los viajes, pronto surge la pregunta de quién fue el que llegó más lejos, algo que inicialmente resolvemos midiendo con palmos o con otras medidas no convencionales y llenas de inexactitudes porque ningún desplazamiento se realiza en linea recta como en el mapa. Así, como algunos comentaban que ese mapa no servía porque ellos habían sido fuera de Galicia, decidimos enviar un cuestionario a las casas en el que preguntábamos sobre el lugar más lejano al que habían viajado, en qué medio de transporte habían ido y cuántos kilómetros había de distancia.

Para resolver con exactitud vamos plasmando en un gráfico de barras los kilómetros de distancia y así ir viendo quien llegó más lejos.

Cuando ya todo parecía estar claro, determinando que habían sido tres niñas que estuvieron de vacaciones en las islas Canarias, llega la nota de un niño cuya familia reside en Palestina, de modo que triplica la distancia de las hasta ahora ganadoras.

 Como siempre, una actividad que les ayuda a ir siendo conscientes del grande que es el mundo, del afortunados que son y de las experiencias que van atesorando.

En otra entrada hablaremos de cómo poco a poco se van haciendo con las representaciones gráficas, los símbolos que representan lagos, ríos, montañas, faros, aeropuertos, etc, en los mapas.

Para nosotras, esto no sería posible sin la constante colaboración de las familias que entran nos nuestros juegos y aportan más de lo que podríamos imaginar.

 

El propio nombre propio

In AlfabetizArte, EmocionArte on 25/10/2017 at 09:57

IMG_8413

De visita en el aula de nuestra compañera y amiga Luisa, escuchamos una tarea que le había propuesto a su alumnado: preguntar a los padres por qué habían elegido su nombre. Nos gustó la actividad, porque se hace mucho de lengua escrita alrededor del nombre propio pero en realidad no sabemos nada de los motivos por los que llevamos el nombre que nos identifica, nos diferencia, nos presenta y nos singulariza. Cada elección encierra una historia que debe ser conocida polos pequeños, ya que les ayuda a ir construyendo su historia personal.

De vuelta en nuestra clase le hicimos la misma pregunta a los niños y niñas, ninguno sabía por qué se llamaba así. De modo, que tomamos la idea y se preparó una nota para las familias pidiéndoles que relatasen  los motivos de su elección.

Al día siguiente todo eran novedades. Ya habían descubierto que en algunos casos llevaban el nombre de un familiar, de un antepasado, de un futbolista, o que la elección se debía a motivos tales como que fuese corto, que no tuviese diminutivos, que llevase la letra /u/, o porque lo habían escogido sus hermanos de entre los de una lista.

Pero el nombre además de su valor designativo tiene un valor simbólico. En una de las explicaciones hacía alusión a que el motivo de la elección había sido por lo que este nombre significaba. Y esto nos dio pie a una segunda tarea conjunta con las familias: descubrir el significado de su nombre, su fecha en el calendario, si tenía femenino/masculino, si empleaban diminutivos y también si tenía traducción en otros idiomas. Debemos apuntar que la implicación de las familias de nuestro alumnado es total; les gusta ser partícipes y participar en las propuestas de aula, además creemos que es una manera de que ellos también descubran cosas en las que no solemos detenernos.

img_7832.jpg

¿Cómo diferenciar a dos miembros de la familia con el mismo nombre? (la costumbre americana de senior-junior o acompañarlos de los números romanos); ¿es conveniente usar nombres propios de personas para las mascotas?; ¿por qué hay nombres que tienen variantes?, ¿ hay nombres propios que acaban por dar nombre a la casa familiar?… Hay todo un mundo alrededor de los nombres propios, en cada hogar hay una historia para contar.

Es fácil suponer todo el juego que nos dio esta información. Ahora, de cara al inicio del nuevo año estamos preparando un calendario con las fechas dedicadas a su nombre. Así mismo, todas las indagaciones que hicieron alrededor de su nombre integran la exposición de los aniversarios, este curso con dos representaciones plásticas, la realizada en el aula y la hecha en su casa, en ambos casos suponen escribir el nombre sin emplear útiles o materiales convencionales en la escritura.

Hay mucho escrito alrededor de lo que puede suponer llamarse de un modo o de otro, de la incidencia que eso tendrá en el futuro, de cómo el nombre delata el contexto social familiar, hay también estadísticas de los nombres más empleados en un año o en una década, de los nombres más extravagantes, de los ya casi extinguidos, de los más largos, de los más cortos… Un nombre encierra muchas historias para conocer.

A la pregunta de si a alguien le gustaría llamarse de otro modo, la respuesta fue negativa, todos están satisfechos de su propio nombre propio.

Información:

Diccionario de los nombres propios, Fundación Lengua Española

Diccionario de nombres propios de Roberto Faure

Nomes galegos de hoxe e de onte

Diccionario galego dos nomes

 

Mi primera palabra

In AlfabetizArte, EmocionArte on 12/10/2017 at 18:44

IMG_7063

Tras la lectura de un libro titulado “La primera palabra de Mara”, de Ángel Domingo en Narval, preguntamos si sabían cuál había sido la primera palabra que pronunciaron. Tan sólo una niña lo sabía, y sin embargo nos pareció que era uno de esos recuerdos para guardar en la memoria por lo importante que es. En el cuento, la familia paterna le repetía hasta la saciedad “papá”, la materna “mamá”, pero Mara salió un poco gamberra y dijo “caca”, esa fue su primera palabra.

Así todos intrigados llevaron para la casa como tarea  preguntarle a sus padres por la primera palabra que pronunciaron. Yo les dije que era algo que todos los padres y madres recordaban, así confiados marcharon con el encargo. Se completaba  con traer una fotografía de cuando tenían alrededor de 6-12 meses que es cuando empiezan normalmente a gorjear, balbucear y a repetir onomatopeyas. Sobre esto todos tenían algo que decir, por los hermanos más pequeños o por bebés de conocidos.

Al día siguiente, la clase era un hervidero de ilusión, todos habían descubierto cuál fuera su primera palabra y mostraban sus fotos personales con pocos meses.

Así decidimos ir anotando cuáles eran esas palabras y al ver que se repetían con frecuencia decidimos plasmarlo en un gráfico de barras para con un golpe de vista, ver cuál había sido la palabra más habitual en este grupo.

fotoefectos.com__final_3350117572631883802_

Junto al gráfico todos los que habían coincidido con la misma primera palabra: mamá

Más tarde una niña propuso hacer un montaje con todas las fotos y poner en cada una de ellas un bocadillo como los de los cómics con la palabra escrita. A todos les pareció buena idea y así hicimos un montaje fotográfico titulado “Mi primera palabra”.

Volveremos sobre esto, porque también hablamos de hacer un pareado con el nombre la con la palabra, un mural, una composición artística, una piedra palabra para guardar en las cajas de los recuerdos…, tendremos que decidirnos.

Creemos que esta es una actividad que ayudó a que cada uno vaya construyendo su historia de vida personal, única, diferente y llena de momentos felices para sus familias.

Sencillo. A veces les hablamos de palabras muy complicadas y sin embargo nos olvidamos de su primera palabra.

¿Y vosotros sabéis cuál fue vuestra primera palabra?

 

Matemáticas cotidianas: medir, pesar, hacer estimaciones, comprobar, verificar

In EncienciArte on 27/09/2017 at 11:06

IMG_6750

La llegada de los frutos de otoño nos brindó grandes ocasiones para hacer matemáticas.

 

 

Matemáticas cotidianas: dividiendo

In EncienciArte on 27/09/2017 at 10:21

IMG_7035

Creemos que el modo de ir introduciendo a los pequeños en las operaciones aritméticas es a través de la vida cotidiana, resolviendo los problemas que nos surgen en el día a día: dividir un bizcocho para que haya un trozo para cada uno, buscar el centro de un cuadro para que quede recto o hacer todo tipo de repartos. Así, intuitivamente van comprendiendo lo que es la adición, la resta o la división y su utilidad en la búsqueda de soluciones.

A veces lo complicamos en exceso elaborando materiales y recursos específicos, secuencias didácticas, o buscando “métodos y manuales” cuando la vida nos brinda múltiples ocasiones para introducir de forma natural y normalizada las matemáticas.

 

Matemáticas cotidianas: nos pesamos y nos medimos

In EncienciArte on 26/09/2017 at 09:35

IMG_6958

Una de las rutinas más habituales en las aulas de infantil es la de pesar y medir a los pequeños cada cierto tiempo para así ir viendo sus estirones; nosotras lo hacemos cada inicio de trimestre, lo que da pie a todo un trabajo de estimación, comparación, observación de los cambios (incremento o disminución de peso), además de lo que puede suponer de conversaciones sobre la alimentación saludable.

Este curso, una familia nos regaló un nivel de aire, que permite medir la horizontalidad y verticalidad de un elemento, en este caso, verificar la exactitud de las mediciones cuando dos niños/as miden lo mismo.

Finalizamos siempre con la representación de los resultados en tablas de frecuencia o gráficos de barras.

Celebrando los cumpleaños con el arte: pintar un cuadro sin pintura

In CativArte on 26/09/2017 at 00:47

IMG_5930

En los dos cursos anteriores introducimos una variación en cuanto al modo de celebrar los cumpleaños en el aula tratando de huir del consumismo que impera en estas ocasiones. En un caso pintaban un lienzo empleando sus dos colores preferidos y, el año pasado seleccionábamos una noticia del periódico del día en el que cumplían cinco años al tiempo que rescatábamos otra noticia relacionada con algo que había sucedido el día que nacieron. Además, con la colaboración de las familias, preparaban un montaje en el que quedaban patentes sus gustos, aficiones y preferencias como un modo de singularizarse en el grupo.

Ahora, andábamos dándole vueltas para continuar en la misma linea en la que sintiéndose especiales y protagonistas elaboran una obra que les haga recordar ese día único. La idea surge de la unión del juego de los lápices primos y fruto de una visita que nosotras hicimos a la exposición “Flor Novoneyra” de Antón Lamazares en el Museo de a Cidade da Cultura.

flornovoneyra_web_cabe

Flor Novoneyra está formada por más de cien piezas inéditas realizadas por Lamazares en los dos últimos años entre Berlín y Madrid, en las que el autor fusiona su pintura con una selección de versos de Uxío Novoneyra traducidos al Alfabeto Delfín, un código inspirado en el abecedario occidental creado por Lamazares en homenaje a su padre y utilizado en todas las facetas de su vida y obra desde el año 2012.

En nuestra versión, cada niño/a “pintará” un cuadro sin usar la pintura. Para ello emplearemos unos soportes de cartón sobre el que perforarán dibujos, textos, mensajes, nombres y todo aquello que ellos quieran plasmar.

Se completará con la colaboración de las familias ayudándolos a escribir su nombre en soportes no convencionales con materiales no convencionales para la escritura.

Este fue el primer intento que ya dio el pistoletazo de salida para poner la imaginación en acción. Iremos dando cuenta de los resultados.

Dice Antón Lamazares que él se considera un poeta que pretende hacer poesía pintando, sembrando en un soporte humilde como la tierra, el cartón. Nosotros también lo intentaremos.

Mensajes secretos y tintas invisibles

In AlfabetizArte on 25/09/2017 at 23:24

IMG_5903

Como respuesta a nuestra petición de ideas para escribir con lápices primos, una familia nos envió un mensaje escrito con tinta invisible y desde entonces iniciamos un juego que nos llevó a la búsqueda de sistemas de escritura para secretos.

Cada día vamos experimentando con uno diferente.

Con zumo de limón que luego necesita del calor para poder leerlo.

IMG_5923

Presionando fuerte sobre un papel doble para luego descubrirlo sombreando con un lápiz.

Con cera que luego requiere de una capa de acuarela.

IMG_5944

Con bicarbonato o con leche para luego aplicarle calor.

IMG_5894

Con todo esto no pretendemos más que conocer formas de escritura y despertar el deseo de escribir por puro placer.

 

Los lápices primos

In AlfabetizArte, ContArte on 25/09/2017 at 22:51

IMG_5902

Desde que conocimos el libro “Lápices primos” teníamos ganas de sacarle provecho.

Los lápices no lo saben.
No saben que tienen primos
y que un día descubrimos
su parentesco, que son
nietos todos de la Tiza
y del abuelo Tizón.

Ya sabemos que para escribir podemos utilizar lápices, bolígrafos, plumas, rotuladores, tizas… pero, ¿qué pasaría si probásemos a hacerlo con los primos de los lápices?, quiénes son?

Ahora con el comienzo del nuevo curso con el grupo de cinco años, tras la lectura del libro pusimos la imaginación a funcionar para descubrir con qué podíamos escribir sin emplear lápices, ceras, pinturas, acuarelas, rotuladores ni otros materiales convencionales. Incluso pedimos la colaboración de las familias, que como siempre nos sorprendieron con su ingenio.

Tras dos semanas, aún raro es el día que no aparecen con una nueva ocurrencia; tenemos la seguridad de que este juego se quedará ahí por mucho tiempo.

 

Proyectos InnovArte curso 17_18

In InformArte on 06/09/2017 at 00:00

Iniciamos este curso con proyectos que nos ilusionan tras un año dedicadas casi por completo a “Los hilos de infantil”. Dejamos un pequeño avance que iremos ampliando a medida que vayamos concretando.

Presentaciones del libro

Ahora, ya con las tres ediciones en la mano, comenzaremos una ronda de presentaciones por las distintas Facultades de Educación de Galicia; acordamos con la editorial Galaxia que eses serían los espacios idóneos para dar a conocer un libro que habla de la escuela infantil. Aún estamos fijando fechas, pero ya hemos confirmado en A Coruña, Lugo, Orense, Pontevedra y Santiago. Aprovecharemos además para realizar unas charlas formativas con el alumnado del Practicum.

Visitas de estudio a escuelas

Hacía ya unos años que no visitábamos escuelas en el extranjero y tras las recomendaciones de nuestra amiga Carmen García, volvemos a nuestras giras pedagógicas con los Nidos y escuelas de la Bassa ReggianaIride y Arcobaleno en Guastalla, Zenit en Boretto y La Ginestra en Poviglio- en Italia (6-10 de diciembre), así como a los Jardins de Infância de las Escuelas Josefa de Óbidos en Portugal (mayo). Como en otras ocasiones formaremos un grupo con compañeras interesadas en aprender de lo bueno que hacen en esos lugares. Dejamos una somera información con enlaces a sus webs y a documentos elaborados por grupos de estudio.

Tendiendo puentes con Brasil

Desde hace ya dos años tenemos pendiente una visita a Sao Paulo con el Grupo Pedagogía Subjetividade que dirixe Tais Romero. Finalmente, será en el mes de febrero coincidiendo con la presentación de “Los hilos de infantil” en brasileiro. Como se pode suponer es algo que nos llena de satisfacción por la toma de contacto con este grupo integrado también por Alejandra Dubovik y Alejandra Cippitelli del maravilloso Jardin Fabulinus de Bos Aires de inspiración reggiana. Esperamos que pronto podamos visitarlas también a ellas pues son un referente de innovación y de educación respetuosa con la infancia.

Renaturalizando la educación infantil

Hace ya algún tiempo que andamos pensando en cómo volver la naturaleza a las aulas de infantil o en cómo llevar las aulas a la naturaleza. Así el curso pasado tomamos contacto y visitamos iniciativas como las escuelas bosque Amadahi en Dexo y Foresta Espacio de aprendizaje Activo en Vincios, o descubrimos a grupos como Alados-Bosquinenos que promueven una educación en el medio natural como alternativa a otras actividades fuera del horario escolar. También vamos conociendo muchos centros que están llenando de tierra y de verde sus patios escolares. Ojalá prosperen muchas más, mientras tanto iremos aprendiendo de ellos.

Lógicamente, la escuela será el grueso de nuestro trabajo, ya iremos contando lo que realizamos con un grupo de cinco años y de cómo abrimos nuestras experiencias a la comunidad.

Esperamos continuar un año más con el blog, y van ocho, pero aún queda mucho por contar.

Buen inicio de curso para todas las personas que nos seguís y nos dais ánimo para continuar.

 

Presentación de “Os fíos de infantil”

In ActualizArte, EmocionArte on 05/09/2017 at 09:51

5403aef97d3c8a7bba4bc9d60e0ca6de(1)

El 29 de junio en el Museo Pedagógico de Galicia tuvo lugar a presentación oficial de la edición en gallego de nuestro libro “Os fíos de infantil. Innovarte Educación Infantil”, a cargo del Consejero de Cultura, Educación y O.U, Román Rodríguez y del Director General de la editorial Galaxia, Francisco Castro, acompañadas también por el Director General de Centros y Recursos Humanos, José Manuel Pinal.

IMG_5197

Cuando por fin vio la luz un proyecto tan mimado desde lejos fue la culminación de un trabajo que nos supuso la dedicación de muchas horas, momentos de ansiedad y de preocupación desde el día en que nos pusimos a escribirlo, hasta que, tras ganar el premio Marta Mata empezamos con la maquetación, con las imágenes y con las revisiones de las ediciones catalana (ya publicado en marzo), gallega (en junio) y castellano (en septiembre).

IMG_2839

En cualquier caso, este fue para nosotras un día de felicidad profesional y personal, viendo a nuestro lado a familia y a tantas amistades y compañeros en el mundo de la educación.

Las palabras del consejero vinieron a redundar en lo ya manifestado en el prólogo institucional con el que se acompaña la edición gallega; con una idea que nos llena de orgullo que no es otra que el reconocimiento a la labor que se desarrolla en las aulas y a la proyección exterior de esa práctica. Nosotras siempre manifestamos que la intención que teníamos cuando abrimos Innovarte Educación Infantil no era otra que la de suscitar una reflexión sobre la atención que se le dispensa a la infancia. Habrá quien  comparta lo que decimos, habrá quien no, ahora bien, damos ocasión para poner el punto de mira en cuestiones que muchas veces se hacen de manera rutinaria.

Con todo, ese acto quisimos reservarlo sólo para manifestar nuestro agradecemiento y así lo hicimos a través de estas palabras que entre las dos dirigimos a los asistentes.

Señor consejero, director general, director general de Galaxia, asistentes, buenos días a todos.

Lo habitual en estas ocasiones es hablar del libro que vamos a presentar, pero nosotras dejamos esa parte porque como no tiene mucha intriga no queremos destripalo, así, no os queda más remedio que comprarlo y leerlo. Y aquí, todo cuanto haremos es dar las gracias por ayudarnos a elaborar una manta. En efecto, decimos en “Los hilos de infantil” que con cada promoción de alumnado nosotras vamos tejiendo una manta con la que arroparlos para su vida futura; esa manta lleva unos hilos que son una constante en nuestra práctica, pero casi todos ellos dependen más de los que aquí estáis que de nosotras mismas.

Como mi hermana Isabel y  yo trabajamos a cuatro manos, así será como os lo iremos contando.

Veréis.

Hay un hilo institucional…, la Consejería de Educación que siempre nos apoyó en todo cuanto hicimos. Muestra de ello es que hoy estemos aquí con la edición en gallego financiada por la consejería. Consejero, queremos darle especialmente las gracias por su acogida, por el cariño y por el respeto a nuestro trabajo. Debo confesar que cuándo leí el prólogo con el que presenta el libro me eché a llorar (será cosa de la edad que una se va haciendo más floja…), porque decir de nosotras que somos buenas y generosas…, a pocas más menciones y títulos puede aspirar un gallego o una gallega. Y decir que la escuela que nosotras mostramos es la escuela que quiere la consejería, viene a ser la culminación de nuestro trabajo. Gracias Román, por tan generosas consideraciones.

No debemos olvidarnos de otro miembro de su equipo que desde hace muchos años mira por nosotras, el Director general de Recursos Humanos y Centros, José Manuel Pinal. Gracias a los dos por ayudarnos a ver publicado el libro en nuestra lengua materna. La consejería bien sabe que la escuela no se cambia a golpe de leyes, se cambia con las creencias y buen hacer del profesorado, así que, apoyando las prácticas, mostrando ejemplos y destacando el trabajo de los docentes tal vez será como mudará la educación.

Por otra parte, y en ese hilo institucional también metemos las corporaciones locales. A día de hoy, casi tiene tanto peso a educación formal como la no formal, la que en gran medida depende de los ayuntamientos, por ello es determinante que las actividades educativas que se proponen fuera del horario escolar sigan unos criterios acertados. Nuestro ayuntamiento, Ames, independientemente de su color político, siempre mostró una gran sensibilidad hacia lo educativo, así nos ha apoyado en gran número de propuestas presumiendo además del trabajo de las escuelas de la localidad.

A continuación pasamos al hilo editorial.

Tenemos que decir que en el mes de noviembre, el día que supimos que habíamos resultado premiadas con el Marta Mata, era ya al anochecer cuando asistíamos a la presentación de un libro en la que estaba Víctor F. Freixanes, en aquel momento aún director general de Galaxia. Cuando le dijimos que acabábamos de ganar el premio y que nos lo publicarían en catalán y en castellano. Él lo primero que nos dijo fue: “hablad con los catalanes para traducir el libro al gallego”. “Obedientes” como somos, así lo hicimos, y tras la marcha de Víctor, Francisco Castro, amigo también, asumió el compromiso con todo el cariño junto con Malores Villanueva, nuestra editora (qué gusto decir esto..). Ver nuestro trabajo en editoriales como Rosa Sensat y Octaedro nos llena de satisfacción ahora bien, verlo publicado en la editora buque insignia de la cultura gallega, no os podéis imaginar lo que nos supone. Mil gracias también.

A día de hoy, las editoras tienen un papel fundamental en las tendencias educativas. Que se decida publicar un libro u otro va más allá de cuestiones económicas o modas, se trata de una responsabilidad, porque en sus páginas se esconden concepciones sobre la escuela, sobre la infancia y sobre la enseñanza. Apostar por un libro es también una forma de compromiso con la educación. Llevamos con orgullo que estas tres editoras con las que  sale “Los hilos de infantil” (Rosa Sensat, Octaedro y Galaxia) tienen demostrada solvencia, criterio y prestigio educativo.

Además, las tres ediciones van acompañadas de los prólogos que nos hicieron dos pesos pesados en la educación infantil: Carmen Díez Navarro y Beatriz Trueba, faros que alumbran el camino profesional de tantas maestras, entre ellas nosotras, que siempre las admiramos y seguimos en sus trayectorias profesionales. Cuando nos preguntaron quién nos gustaría que nos prologara, dijimos que teníamos el corazón “partío”, y en Rosa Sensat nos sugirieron que se lo pidiésemos a las dos; así lo hicimos y aceptaron. Que una nos llame “abejas tejedoras” y otra “maestras abanico”, serán también de esos títulos que nos queden grabados para siempre por conseguir esa consideración de ellas. Mil gracias a las dos por su generosidad y alegría.

Pero además, para que esto haya salido a la luz, tuvo que contar con el concurso de muchas más personas.

Detrás de los trabajos hay una familia. Para la nuestra, InnovArte es un miembro más en la mesa de almorzar. Desde hace siete años, nos da motivos para debatir cada quien desde su lugar en el sistema educativo: como docentes, como alumnos, como padres… algo que definitivamente enriquece nuestra mirada. Pero antes de todo eso, nuestros padres, Manolo y Lina, a quienes dedicamos el libro, trabajaron sin descanso para invertir en nuestra educación ya que pensaban que era el mejor legado que nos podían dejar. Nuestra madre, aun a día de hoy nos recuerda nuestra responsabilidad para que en la escuela no se noten las diferencias debidas al origen social, situación económica o singularidad de las familias del alumnado, tal y como ella vivió en una de esas escuelas de ferrado de las que guarda memoria este museo. Nuestra tía Victoria, quien con su prodigiosa fantasía llenó nuestra infancia con cuentos de boca, haciendo que nosotros deseemos cautivar a los pequeños con historias tal y como ella hizo con nosotros. Nuestro hermano Manolo, quien con su resolución, paciencia, bondad y generosidad, soluciona todos los problemas logísticos de nuestros montajes más espectaculares. Mi hija y nuestros sobrinos, banco de pruebas de libros, de inventos y de juegos, que con sinceridad desarmante nos dicen de inmediato lo que les gusta o no sin andarnos con paños calientes. Nuestra prima Sandra que siempre nos llega con primicias editoriales que sólo ella encuentra, y nuestra tía Mary que es capaz de buscarnos un adorno en el cuerno más lejano de la luna.

InnovArte, este libro y nuestro trabajo escolar, es un asunto de familia, pero no sólo de la nuestra, sino también de las de nuestro alumnado. Se habla mucho de la participación de los padres en la escuela de los pequeños, pero en muchos casos queda reducida a trabajos gruesos. Nosotras entendemos la educación como una corresponsabilidad, una responsabilidad compartida sabiendo los unos de los otros. Llevamos a gala que hoy estén aquí con nosotras, padres y madres de nuestros chiquillos, algunos ya jóvenes, y tenemos la sospecha de que no lo debimos hacer muy mal pues tenemos una elevada tasa de ex alumnos que cursan Magisterio (no nos atribuimos todo el mérito pero una maestra de infantil marca mucho…). Nunca se dimensiona debidamente el impacto que puede tener un docente en la vida de un niño y en las expectativas que la familia deposita en su educación. Mil gracias a ellas por confiar en dos maestras no convencionales.

También tenemos presente el hilo de la Universidad, con quien mantenemos contacto continuo lejos de las tirapujas habituales entre la teoría y la práctica. Gracias a profesores que integran nuestra mirada y nos enriquecen con la suya avanzando por una escuela de más calidad. Personas como Lina, Lois, Zabalza, Javier Rouco, Vicente y Salvador, Uxío, Antón Costa y otros muchos que no entienden de diferencias de categorías de profesorado según los niveles en los que trabajan.

Y tenemos también ya en el hilo de la profesión, compañeras que nos ven en directo, sin filtros, aquellas que incluso nos vieron en alguna ocasión echando un grito, las que nos dejan salir un rato para tomar aire y contención: Luz y Begoña, y otras como Ana maestra novel que, con su juventud y energía, nos devolvieron la mirada fresca sobre la escuela. Porque enseñar la cara buena de lo que hacemos no nos convierte en perfectas, ni lo pretendemos. En InnovArte también hemos hablado de nuestros fracasos, de las decepciones y de las contrariedades, porque de las teclas blancas y negras es de donde salen grandes melodías.

¿Y cómo olvidarnos del hilo de las amistades? Somos lo que somos gracias a lo que nos dan los amigos y amigas. Se habla mucho de la formación del profesorado, pero casi nunca se menciona la incidencia que las relaciones pueden tener en el desempeño profesional. Ahora dicen que los cazatalentos de las grandes multinacionales no miran tanto los títulos que pueda tener un aspirante como sus vivencias, sus relaciones y su apertura social. Nosotros somos ricas en amistades y la más, todas ellas están comprometidas con InnovArte.

Malós y Víctor que desde que recalaron en O Cabo nos hicieron creer que somos mejores de lo que en realidad somos (lo sabemos pero los gustan creerlo) y Malós que de cada viaje, de cada feria del libro, de cada librería nos obsequia con un tesoro para InnovArte.  Marisé y Victoria de las que tanto compromiso social aprendimos en cada uno de sus pequeños gestos. Mercedes que entre libros, poemas y  carcajadas nos dio tantos motivos para reflexionar. Luisa y Moncho con los que en las sobremesas montamos pseudoclaustros a pesar de todas las promesas hechas a mi marido de no tocar temas educativos. Fina Casalderrey con su sencillez y hondo calado y Mariano con su pragmatismo e ironía. Antía Cual con su activismo educativo. Xosé Antonio con sus traducciones y búsqueda de la palabra exacta en gallego. O Xabier Sanisidro con su entusiasmo desbordante…

Y luego están las personas que gracias a solicitar su colaboración para actividades de aula, acaban por convertirse en amistades. Son tantas las que nos dieron lo mejor de sí…: Leandro Lamas sus cuentos pintados. Gonzalo su bosque y el Xardín do Recordo. El escultor Ramón Conde la maestría de sus manos. María Solar con sus pies perfectos. La poetisa Rosalía Morlán sus lunas y estrellas. Palmira do Sardiñeiro sus barquitas de papel. Dolores Tembrás su petirrojo Roque…

Sería imposible mencionar aquí todas las personas que de una manera u otra nos agasajaron con su saber para disfrute de los pequeños. Cuando decimos que la escuela tiene que ser abierta a los saberes, no es tan sólo a aquellos que se ajustan a nuestros parámetros académicos, es a todos en general, porque siendo receptivos es cómo les enseñaremos a los niños a ser y a estar en el mundo.

Al igual que en el libro, aquí no queríamos más que mostrar nuestro agradecimiento por lo que la vida y la  buena gente nos brinda, y eso, amigas y amigos, es uno de los hilos fundamentales de nuestro trabajo, porque de nada o poco valen los circunloquios y los conocimientos sofisticados si en la escuela no enseñamos a los niños a ser personas que disfrutan con lo sencillo, a descubrir cada día un trocito de mundo, a desear la experiencia y el saber de los otros.

Esperamos que vosotros disfrutéis con el libro al igual que nosotras lo hicimos mientras vivíamos cada una de esas experiencias.

Muchas gracias por ayudarnos a tejer esta manta de la vida.

Mil grazas a todas las personas que nos acompañaron con su presencia o con su afecto y respeto profesional aún desde la distancia.

21430100_1134401266693854_5971432175077891806_n

Ahora felices de ver el libro en los escaparates de las librerías, en reseñas en publicaciones especializadas y de escuchar las opiniones de las personas que dedicaron parte de su tiempo a leerlo.

 

Educación y compromiso cívico en O Xardín do Recordo

In CativArte, EmocionArte, FamiliarizArte on 17/06/2017 at 19:16

 

Las personas que nos siguen saben de nuestro empeño en conectar la realidad educativa y la realidad social con experiencias que favorezcan la educación en los derechos humanos y la aplicación de estos conocimientos en la vida, siguiendo, entre otros, los mandatos de la UNESCO para la educación en el Desarrollo Sostenible que instan a la configuración de nuevas metodologías en las que los conocimientos académicos, las competencias cognitivas y las claves para el ejercicio de una ciudadanía activa estén íntimamente imbricadas. Así, siempre intentamos proporcionar vivencias a nuestro alumnado  en las que participe la comunidad y que al fin reviertan sobre ella ayudando a mejorarla. Conviene recordar que hicimos nuestro el lema de Eduardo Galeano: cosas pequeñas de gente pequeña en lugares pequeños que pueden cambiar el mundo.

Desde el comienzo de este curso iniciamos una relación de colaboración con el proyecto del Xardín do Recordo en el Pazo do Faramello, un jardín público memorial a la tragedia de Angrois del 2013. Habíamos estrenado allí el otoño contribuyendo con la plantación de un ejemplar de cercis canadensis (árbol elegido por la Escuela de Paisajismo Juana de Vega para simbolizar cada una de las 81 víctimas del accidente de Angrois); asistimos a la caída de las hojas de los árboles del amor, nos emocionamos con su floración en primavera y con la llegada de su follaje con forma de corazón; celebramos cada nueva incorporación de árboles gracias a las visitas de otros centros educativos y lo fuimos viendo crecer poco a poco. Con tal motivo, ahora, quisimos cerrar este curso en el mismo lugar pero con toda nuestra comunidad a la que habíamos ido haciendo partícipe de nuestras aportaciones.

Huelga decir que no somos partidarias de las celebraciones de cierre de curso que tanto se estilan como festivales y macrofiestas en las que el consumismo, la falta de calma y de reflexión son el denominador común. Por ello, nuestra alternativa tenía que ser más serena, sin esas divisiones entre escuela y comunidad en la línea de actores o espectadores y, al tiempo, generadora de compromiso ciudadano. Una merienda con las familias en una placentera tarde en el lugar del que tanto nos oyeron hablar, haciéndolos también parte  del proyecto del Xardín do Recordo fue nuestra opción.

El pasado 15 de junio nos citamos todos los grupos de 5º de EI en el jardín con la consigna de que cada quién tenía que aportar lo mejor de sí para contribuir al bienestar de todos: meriendas, dulces, refrescos, cantos y música, cometas, juegos y enredos, conversaciones y miradas cómplices sobre lo que nos une a todos, las niñas y niños.

Pero la comunidad somos más que docentes, alumnado y familias, es la sociedad en general y el entorno social en concreto, así fuimos muchas más las personas que colaboramos para hacer de esta tarde un recuerdo especial de la vida en educación infantil.

Cuando contamos algunas de nuestras experiencias, suelen sorprender las colaboraciones que logramos a lo que respondemos que por lo general la gente se brinda gustosamente con todo lo que tenga que ver con la educación de los pequeños, siempre y cuando se le pida que muestren aquello que mejor saben hacer, aquello que les gustaría transmitir a la infancia. No puede haber imposiciones sino apertura; si de verdad abrimos la escuela a los ciudadanos llevaremos grandes sorpresas.

En este caso, el ilustrador Leandro Lamas, tan conocido por su creatividad como por su generosidad y compromiso con otros modos de vida más respetuosos, quiso realizar una ilustración imagen del Jardín del Recuerdo.  Trasladarla a un cartel para estar a la vista de los visitantes fue también gentileza de la empresa local Rótulos Axeitos, asiduo colaborador en nuestras experiencias.

DSCN5057

No faltó la vertiente artística con la magnífica intervención del escultor Marcos Mariño, un creador que, a lo largo de la tarde y a la vista de todos, con sus motosierras fue dando forma a un tronco de un árbol derribado por los temporales del pasado invierno hasta transformarlo en una alegoría del Xardín do Recordo en la que no faltan los símbolos inconfundibles del Pazo do Faramello, el Sol y la Luna.

Mención especial merece también la compaña de la fotógrafa Elena Cerviño que cada día nos agasaja en las redes con sus miradas sensibles, especialmente las referidas al Xardín do Recordo. Así gracias a ella vamos sabiendo incluso de los cambios que le pasan desapercibidos a la mayor parte de los visitantes.

Nuestra contribución en nuestra línea, poemas y letras, para que quien visite el jardín sepa los nombres en gallego de las especies arbóreas que lo integran y puedan deleitarse con la lectura de poemas de escritores de la tierra que le hablan a los ríos, al viento y a los bosques.

Y también un consejo para camiñantes, visitantes y peregrinos sobre cómo pasear por la legendaria senda de la Traslatio Xacobea y Camino Portugués que discurre paralelo al Xardín do Recordo: los veinte puntos del “Manual del buen paseante” de Raimon Juventeny publicado en Faktoría K de libros trasladados a lajas de pizarra para que a cada paso vayan impregnándose del espíritu de los buenos paseantes.

Como no podía ser de otro modo, todo nuestro agradecimiento al artífice del XdR, Gonzalo, quien con su generosidad,  compromiso con la memoria, con la educación y con el futuro nos acoge siempre con un regalo, en este caso con un ejemplar de cotinus más conocido como árbol de las pelucas, que también fue plantado con la ayuda de todas las manos, aportando nuestro grano de tierra a este proyecto nacido por su iniciativa pero que ahora precisa de que todos arrimemos el hombro.

DSCN5004

Gracias a todos por hacer de esta tarde un recuerdo especial en un lugar muy especial.

DSCN4956 - copia

Llevo en el bolsillo…

In AlfabetizArte on 23/05/2017 at 14:27

img_3394.jpg

img_3355.jpg

Nuestra intervención plástico-poética para el tendal de los poemas se hizo sobre la poesía “O meu peto” de Ana Mª Fernández, recogido en el libro Versos da tarde laranxa (2016) publicado en Galaxia.

IMG_3454

La condición para la antología poética de los tendales era que hiciesen referencia a la naturaleza, al agua, a los caminos…, y en este caso se cumplía, y el soporte no podía ser otro que una bata de maestra llena de bolsillos.

Aquí se puede ver el resultado y el proceso de elaboración, ahora ya colgada en el tendal.

Poemas en el tendal

In AlfabetizArte on 23/05/2017 at 09:01

IMG_3370

Promovido por el Servicio de Dinamización Lingüística de Ames, en estos días se pueden ver por el ayuntamiento tendales con poemas escritos en gallego. Desde hace unos años, con motivo del mes de las Letras Gallegas todos los centros educativos colaboran en alguna intervención conjunta que sirva para poner la poesía al alcance de toda la ciudadanía, así en otras ediciones se sembraron poemas por los pueblo y aldeas.

En esta ocasión, en esta tierra de ríos (Tambre y Sar) y caminos (el Camino de Santiago y el de Finisterre), se quisieron aprovechar los paseos fluviales, fuentes y lavaderos para tender poemas al modo en el que ya se hacía desde el medievo en España y Portugal, con la llamada literatura de cordel.

Ayer, primer día de esa acción poética, había gran expectación alrededor de los tendales, familias acompañando a sus hijos y hijas para ver la pieza de ropa que habían tendido por cada unidad de los centros educativos de Ames. Allí permanecerán hasta finales del mes de junio, permitiendo que quien quiera pueda deleitarse con la lectura y con las realizaciones plásticas de los niños y niñas.

Nuestras felicitaciones, iniciativas como “Entre ríos y caminos, poemas en el tendal” colocan la cultura al alcance de todo el mundo y muestran una parte de lo que desde las escuelas se hace por ella.

Fotografías del Paseo fluvial de Bertamiráns con los poemas del CEIP A Maía y CEIP Agro do Muíño.

img_3389.jpgdefault

Tendales en O Milladoiro de la EEI Milladoiro, despertando la curiosidad de los peregrinos en su última etapa del Camino a Santiago de Compostela.

 

Temporada de guisantes

In EncienciArte on 19/05/2017 at 13:40

IMG_3234

Solemos decir que para vincular a los pequeños con la realidad no hay nada mejor que abrir las puertas de la escuela a todo lo que la sociedad y el entorno nos brindan; eso sí, con la única condición de que suelten las consabidas fichas. Tocar, palpar, oler, escuchar, observar…, son los pasos previos que darán lugar a un sinfín de actividades que cualquiera puede circunscribir a los objetivos y contenidos de la etapa.

La primavera con sus frutos siempre nos da un montón de ocasiones de aprender, muestra de ello es lo que nos sucedió cuando una madre nos dijo que a su hijo lo que más le gustaba esta temporada era desgranar guisantes, algo que quería compartir con sus compañeros y compañeras.

Llegó con una bolsa llena de guisantes y ya nos mostró cómo diferenciar los que estaban llenos de los que aún eran pequeños; él lo hacía tanto por el tacto como por su crujir al apretarlos. Medir, comparar, contar, pesar, hacer estimaciones, observar como es cada grano, saborear lo dulces que son los más tiernos, saber de como nacen de la semilla que es lo mismo que se come, de sus variedades e incluso de canciones populares, alimentación, preparaciones todo esto fue lo que los guisantes nos brindaron.

Ver fotografías.

Retamos a quien sea a que nos demuestre que con una ficha o con una aplicación informática se puede hacer lo mismo. Lo más sencillo siempre da más juego educativo que cualquier sofisticado material didáctico.

Queremos insistir en ello, ahora que todas las editoriales están presentando al profesorado sus ingentes lotes de fichas para infantil, tanto para 3-6 como para 0-3, algo que nos tiene absolutamente perplejas; ¡niños y niñas que aún toman biberón y ya tienen material estandarizado para ir a la escuela! Pero de qué valen tantos cursos, tantas publicaciones, tantas experiencias respetuosas con sus intereses y con su neurobiología. ¡Esto es inaudito! ¿Dónde dejamos la cabeza las personas que nos dedicamos a la educación de la infancia?

Música de concierto: “Seres fantásticos”, “El agua”, “Las aves”

In MusicArte on 19/05/2017 at 10:39

Tenemos tendencia a recurrir siempre a los mismos fragmentos de música clásica, por ello agradecimos tanto el haber descubierto estos tres libros de la editorial Océano travesía. En cada uno de ellos una selección de 20 escogidas piezas recogidas en un CD que acompaña a unos magníficos libros, en los que se da una información tanto sobre el autor como sobre la obra así como de los aspectos a atender en ese corte gracias a una guía de audio. Se complementa con las sugestivas ilustraciones de Claudia Legnazzi. El libro contiene al final un glosario de términos musicales, una lista con los créditos de los audios y un cuadro cronológico de los compositores y períodos musicales que se recorren en el libro. Tres libro-disco singulares, ricos y necesarios.

Introducción a la música de concierto: Seres fantásticos

Desde los tiempos más remotos, gnomos, hadas, brujas, duendes, elfos y otros personajes fantásticos han provocado admiración, temor o simpatía, tanto en niños como adultos, y nos han ayudado a explicar los misterios insondables de nuestra existencia. Sus presencias y poderes sobrenaturales han inspirado también a músicos de todas las tradiciones. Este libro ilustrado con CD recoge una muestra de esas creaciones.

Introducción a la música de concierto: El agua

Los ríos, los lagos, los océanos y las fuentes han servido de inspiración a infinidad de compositores a lo largo de la historia. El agua ha permitido a numerosos músicos crear obras centradas en el tema de este líquido vital. Son composiciones que nos invitan a soñar y a imaginar este elemento mediante recursos sonoros. Su transparencia, el sonido que hace al correr, las tonalidades que adquiere el mar… estos y otros aspectos han sido traducidos a hermosos sonidos que, desde el barroco hasta nuestros días ha traído hasta nosotros piezas memorables. Este libro –tercer volumen de la serie Introducción a la Música de Concierto– constituye otra extraordinaria invitación para acercar a los pequeños a lo mejor de la música universal.

Introducción a la música de concierto: Las aves

Los seres humanos siempre han admirado y envidiado el vuelo y el canto de las aves. Tal vez por eso, desde tiempos muy remotos, músicos de las más diversas culturas han tratado de imitarlas o evocarlas con su propia voz o con otros instrumentos musicales. Este libro presenta 20 obras musicales desde el siglo XVI al siglo XX. Contiene textos explicativos y un cd de las composiciones ejecutadas por grandes intérpretes. Se trata pues de una magnífica introducción la música.

En este vídeo se puede ver una entrevista a Ana Gerhard, escritora y responsable de la selección musical.

Piedras, conchas y palos

In CativArte on 18/05/2017 at 21:19

final-baja-una-casa-bien-abierta-tapa

Descubrimos las ilustraciones de Claudia Legnazzi y quedamos fascinadas con el proceso de creación del libro “Una casa bien abierta”, por ello lo compartimos para que sirva de inspiración en este tiempo de paseos por la orilla del mar.

10007471_764254180286097_481420939379729152_n
Claudia Legnazzi es argentina, ilustra libros para niños y jóvenes desde hace veinte años. Ha recibido muchos premios, entre otros el Runner-up en el Noma Concurso de Ilustración en Xapón. En 2002 obtuvo el Primer Lugar en el Catálogo de Ilustradores de CONACULTA, y también el Gran Premio del Jurado en el Noma Concurso de Ilustración de la Unesco Asia. Muchos de sus trabajos se exhiben en el Chihiro Art Museum de Tokio, especializado en ilustración infantil de todo el mundo.

Clases al aire libre

In EncienciArte on 04/05/2017 at 23:37

IMG_3010

En esta nueva cruzada por naturalizar la vida de los más pequeños, se están desarrollando iniciativas que van desde lo más radical hasta otras más paulatinas en función de la acogida y compromiso que encuentran en la comunidad educativa, así como del ideario del centro. Colegios que realizan parte de la jornada en la calle aprendiendo a partir de lo que van encontrando y, otros que están reverdeciendo sus espacios exteriores. En cualquiera caso, es una tendencia al alza. Aun así, hay quien dice que le gustaría hacerlo pero que la normativa del centro no se lo permite; pues habrá que ir dando argumentos y arañando horas para sacar los niños a la calle.

El próximo día 18 de mayo, tenemos como pretexto una iniciativa internacional que fomenta llevar las clases afuera. “Aprendiendo al aire libre”, en la última convocatoria logró que se adhiriesen cerca de cuatro mil centros de todo el mundo. Para quien nos pregunta qué pueden hacer, cómo programar la jornada, lo más aconsejable sería dejarse llevar. Como sugerencia unas fotografías que no precisan de mucha más explicación pero cualquiera de la profesión puede intuir los objetivos y contenidos que encierran.