Nuestra aportación a la educación infantil

Intervención artística final: Milladoiro 11_14

In CativArte on 29/06/2014 at 08:34

Por nuestra escuela pasan cientos de niños y niñas que, por lo general, permanecen tres años y luego marchan para iniciar la Educación Primaria en otros centros, dejando un bonito recuerdo que, inexorablemente, se va diluyendo con el tiempo. Por ello, siempre nos contrariaba que no quedase una huella física de su paso.
Así, en este remate de curso damos inicio a lo que esperamos se convierta en una tradición: el recuerdo de cada promoción a través de una intervención escultórica que quede en el centro.
El Milladoiro, donde está la escuela, es el último paso del Camino Portugués antes de la llegada a Compostela. De hecho, el nombre de esta localidad se dice que deviene de:
– De la derivación de “humilladoiro”, lugar donde los peregrinos se postraban ante la visión en el horizonte de las torres de la catedral, tras un largo y dificultoso camino.
– Hay quien dice que de “miradoiro”, lugar desde donde se avistaba Compostela.
– Milladoiro de piedras en el que los caminantes, desde tiempos ancestrales, dejaban una piedra como señal de su paso.
A día de hoy, docenas de peregrinos pasan por delante del centro, e incluso entran para sellar su credencial, siendo para nuestro alumnado algo cotidiano ver pasar grupos de peregrinos a pie, a caballo o en bicicleta, de modo que siempre los saludan con alegría. Pero pocos caminantes saben del origen del Milladoiro, llevándose la impresión de que es la típica población de un polígono industrial.


En la exposición “Auga doce” de la Ciudad de Cultura en el Gaiás, quedamos fascinadas con una escultura de Manolo Paz, “Catedrales”, una composición de losas de piedra, y esto nos resultó inspirador para decidir qué hacer como recuerdo de todos los niños y niñas que pasan por la escuela.

"Catedrais" de Manolo Paz

“Catedrais” de Manolo Paz

 Así que, como un guiño a la tradición y como un homenaje a cada promoción, decidimos hacer un “Milladoiro de niños/as”.
Bueno fue que, con la euforia inicial, decidimos ponernos manos a la obra, pues de meditarlo con detenimiento habríamos descartado la idea ya que fue preciso hacer estructuras de hierro, asentarlas con  hormigón,  comprar piedra, agujerearla, transportarla, ensamblarla, etc, etc.

Ver presentación

Milladoiro 11_14

El resultado para nosotras es magnífico. Cada niño/a puso su nombre en una piedra que pasó a formar parte de una de las cinco torres-milladoiro (una por cada grupo que se va); en la base, la más grande, la de la tutora; cerrando las de especialistas y apoyos. Ahora, cuando pasen por el centro, sabrán que allí vivieron tres años de su infancia y que son parte de una escultura que simboliza tanto el nombre y origen de la localidad, como su paso por el centro. Y todos los peregrinos que pasen por delante del centro, podrán leer en un panel informativo (elaborado en una plancha de policarbonato) los orígenes de este topónimo.

Una escultura a medio camino entre lo más ancestral (milladoiros en el megalitismo) y lo más actual (rock balancing).

Como cualquiera pode suponer, esta obra supera la capacidad operativa de InnovArte, por ello, en el capítulo de agradecimientos debemos mencionar la colaboración del Ayuntamiento de Ames y las gestiones del concejal de Educación; la dirección de la EEI Milladoiro; y muy especialmente, la ayuda de nuestro hermano Manolo que siempre nos apoya en nuestras “excentricidades creativas”, revolviéndonos las cuestiones prácticas, ya que sin él no tendríamos ni estructuras metálicas, ni piedras, ni agujeros de las piedras, ni transportes, ni solución a muchos de los problemas que nos surgen, tanto en esta ocasión como en muchas otras.

Tras todo el trabajo realizado a lo largo del curso tratando de descubrir “tesoros” y rincones secretos en O Milladoiro, poniendo en valor esta localidad, esta es nuestra manera de devolver algo, enriqueciendo el paisaje y destacando su historia, tradiciones y riqueza cultural.

Como decíamos al comienzo, esperamos que sea la primera de muchas esculturas que engalanen la Escuela Infantil Milladoiro, haciendo que habitantes y caminantes sepan  un poco más de esta localidad que tiene mucho bueno que contar, aunque casi siempre sale en los medios de comunicación en el apartado de “crónica negra”.

No podríamos finalizar esta entrada sin una referencia a uno de los grupos musicales gallegos más emblemáticos, Milladoiro, con un vídeo que se acompaña de la pieza “O caminho”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: