Nuestra aportación a la educación infantil

Cierre del blog

In EmocionArte on 30/06/2013 at 12:49

Llegado este punto, le damos vacaciones también a InnovArte.

Van cuatro cursos, van 850 entradas, van millares de visitas, van muchas alegrías, muchos disgustos, muchas ilusiones, muchos comentarios, muchos reconocimientos y muchas, muchas satisfacciones; en definitiva va mucho de nuestra vida profesional e incluso personal.

En estos últimos días ya sin clases, en los que se producen encuentros con compañeros/as y en los que hay ocasiones para hablar con calma recibimos muchas aportaciones sobre lo que InnovArte Infantil supone en el escenario educativo en el que estamos ahora situados. Nos llena de orgullo saber que son muchos los opositores/as que se están examinando y que mencionan el blog en sus bibliografías y webgrafías. Nos alegra no por la vanidad de ser reconocidas sino por saber que le somos de utilidad a esas personas que aspiran a ser maestros y maestras. Esa fue siempre nuestra intención, mostrar lo que hacemos para que alguien lo aproveche y lo mejore, ya que si no se muestra, si se convierte la práctica docente en una receta secreta habrá que hacer muchos ensayos y cometer muchos errores para dar con ella. Siempre insistimos en que es un deber de los más veteranos exponer su experiencia a los más noveles. Luego éstos que decidan lo qué hacer, pero no podemos dejar que partan de cero tan sólo con los conocimientos teóricos, erráticos, vagos y a veces desatinados que se le proporcionan en su formación inicial. Pero mostrarse entraña arriesgarse a las críticas y ésto hay quien no lo puede soportar prefiriendo esconder entre las cuatro paredes de sus aulas sus aciertos y sus equivocaciones.

Las investigaciones hechas en el campo educativo constatan que el denominador común de aquellos profesionales que destacan por sus prácticas innovadoras es una media de veinte años de experiencia. Docentes de cuarenta o más años son los que están produciendo una renovación de las prácticas. Concurren la veteranía, la autoestima profesional, la seguridad y la experiencia. Nosotras estamos en ese grupo y siempre nos consideramos unas privilegiadas por las oportunidades formativas que tuvimos, por ello, InnovArte es nuestra aportación a la educación infantil.

No todo lo que escribimos, no todo lo que mostramos es del agrado de todo el mundo ni lo pretendemos, lo único que pedimos es que los que tienen que decir, que digan, los que tienen que contar, que cuenten. Que nadie oculte, reserve o se esconda tras la crítica a los que tratamos de construir una educación mejor. Es relativamente fácil buscarle los fallos a quien se muestra, pero no lo es tanto dar alternativas. Háganlo, démosle alternativas la quien empieza o a quien está hastiado, dejémonos de tanta chanza de café o de Facebook.

Afortunadamente somos cada vez más las personas que compartimos desinteresadamente, pero aún hacen falta más, hay grandes experiencias que es necesario mostrar para que los que se hace en las aulas sea de conocimiento general. Lo malo es que los docentes somos nuestros peores publicistas. No hay quien hable peor de la escuela, de los maestros y de los compañeros que los propios enseñantes. Así malamente podemos conseguir el respeto de la sociedad. Si alguien destaca vamos a por él sacándole los “trapos sucios”, desluciendo su esfuerzo. No es preciso ahondar más en lo que subyace bajo esas críticas. Una lástima, con lo fácil que es cambiar el chip y ver en positivo, con generosidad y gratitud.

En este curso tan difícil, nos sorprendió ver la cantidad de proyectos que se desarrollan en los centros y que resultan premiados o reconocidos en las más diversas convocatorias locales, autonómicas, nacionales e incluso internacionales. Hay que destacar que la consejería se hizo eco de ellas, de suerte que raro era el día que no descubríamos una buena práctica llevada a cabo por los docentes gallegos. Tenemos mucho de lo que presumir y de lo que exaltarnos, por ello dejémonos ya de tanto lamento y pongámonos a mostrar lo bueno que tenemos en lugar de lo malo. Parece mentira pero en gran medida, también depende de nosotros el cómo contenemos el cuento.

Hay muchas puertas, depende de la que decidamos abrir o cerrar.

Bueno verano la todos y la todas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: