Nuestra aportación a la educación infantil

Gracias a Jaume Carbonell por CP

In InformArte on 26/11/2012 at 08:44

Nos coge por sorpresa la despedida de Jaume Carbonell de Cuadernos de Pedagogía.

Para nosotras, al igual que para un incontable número de docentes, esta publicación periódica, fue nuestra biblia de renovación didáctica. Esperábamos con ansiedad cada nuevo número que salía, entre otras muchas razones, por la editorial de Jaume Carbonell quien, con su mirada inteligente, analizaba, comentaba, criticaba y anticipaba sobre todo tipo de cuestiones educativas.

Confiamos en que CP seguirá siendo una de nuestras lecturas y en que podremos seguir sabiendo del que hasta ahora fue su director por otras muchas colaboraciones, publicaciones, artículos y foros. Pero también consideramos que es de justicia hacer público nuestro agradecemento a la labor desarrollada y que tanto nos supuso profesionalmente. La primera vez que escuchamos a Carbonell no nos decpecionó: su discurso, su tono y su actitud coincidían con aquello que ya intuíamos de él, y esto es algo que no siempre sucede. Su creencia firme y defensa de la necesidad de una enseñanza pública de calidad, concuerda con su talante. Visitante incansable de escuelas y de maestros que no tiran la toalla, a lo largo de estos años quiso mostrarnos lo mejor que se está haciendo en los centros educativos.

Como no podía ser de otro modo, se despide haciendo balance de 38 años de trabajo; recuerda que en las últimas tres décadas conoció a 15 ministros y 4 ministras de educación, portadores todos ellos de su respectiva reforma y ocurrencia educativa en el bolsillo, produciendo esta “insensata avalancha legislativa de las siete reformas que presenció”, de las que algunas supusieron avances significativos, y desafortunadamente, “otras una clara involución”. Ya ha reclamado en otras ocasiones un pacto político que blinde la educación impidiendo que siga la merced de los caprichos y veleidades del político de turno.

Como imagen de esta entrada le dedicamos el Faro de Punta Nariga en la Costa de la Muerte, para nosotras uno de los más hermosos faros de Galicia, obra de César Portela, que se encuentra a 50 metros por arriba del mar, cuya luz -a 28 metros del suelo- puede ser vista a 22 millas (41 km). Diseñado con forma de barco de granito, en su quilla un Atlante de bronce del escultor Manolo Coia, quien, como Jaume Carbonell, surca impertérrito por las aguas inciertas.

Dicen que somos fruto de lo que leemos, así, en nuestra hechura profesional hay mucho de Jaume Carbonell, no hay más que mirar la presentación de Innovarte Infantil para encontrar una cita suya con una definición de lo que es la innovación educativa, que nosotras tenemos siempre presente y tratamos de no traicionar nunca. Por todo ello, y por mucho más:
Adiós y gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: