Nuestra aportación a la educación infantil

Aulas sin tecnología

In TicArte on 05/11/2012 at 09:05

Estos días mantuvimos interesantes debates a raíz de un artículo en el que nos contaban que los altos directivos de empresas de Silicon Valley (referente mundial de tecnología punta), envían a sus hijos/as a escuelas donde no se emplean los ordenadores. Prefieren que jueguen, que desarrollen la imaginación y que manipulen elementos naturales a que estén enganchados a los aparatos tecnológicos.

Hay quien está muy a favor de esta medida y quien está totalmente en contra. Se apuntan las ventajas e inconvenientes de la formación digital de los niños de este tiempo.

Esta dicotomía hay que cogerla sin falsos dogmatismos, entendiendo muy bien el contexto social, cultural y familiar del que estamos hablando.

1º Se trata de chiquillos que se crían en medio de ordenadores y de aparatos de última generación; de niños que escucharán conversar a sus padres sobre estas cuestiones a todas horas, de niños que “mamaron” la tecnología ya antes de nacer.

2º Se trata de una escuela que sigue el modelo Waldorf, en la que se prima el aprender haciendo, así como los aspectos emocionales y de salud, con un modelo pedagógico diferente.

3º Para estas familias, estar “desconectado” es un lujo, a pesar de que para otros es una carencia que genera profundas diferencias: la conocida como brecha digital. Conviene recordar que, por lo general, quien no tiene ordenadores en la escuela es altamente probable que tampoco los tenga en la casa. Para los de Silicon Valley, a diferencia del resto del mundo, estar desconectado es uno signo de los “ricos de la tecnología”; en contraposición “los pobres de la tecnología” tienen el deber de estar todo el día enganchados a un correo electrónico o la una red social. Pero esto que parece ser norma de esa sociedad concreta, no lo es para el resto del mundo. Ellos ya van unos pasos por delante de los demás.

Ahora bien, esto no quita que no haya que debatir sobre la primacía de un tipo de actividades más de tipo analógico que sobre otras de corte digital, especialmente en la escuela infantil. Nosotras recordamos que en las visitas a las escuelas italianas llamaba poderosamente nuestra atención la ausencia de aparatos informáticos en las aulas, cuando aquí estamos peleando por portátiles, PDIs, proyectores, tabletas, etc, etc.

Desde que iniciamos Innovarte insistimos en la idea de que la tecnología debe insertarse en el normal discurrir de un aula de infantil, conociendo, entendiendo y empleando las posibilidades que nos brinda para la creación, expresión, comunicación, información, e incluso para el juego. Esas son las finalidades, que los niños y niñas aprendan a comunicarse, a crear, a buscar información y a ocupar su tiempo de ocio poniendo en funcionamiento y utilizando todo aquello que le permita hacerlo e insertarse en la sociedad en la que viven, compensando las carencias a las que puedan estar condicionados por el grupo social a  que pertenecen. Sin magnificar ni demonizar. La tecnología no es el centro de la intervención educativa ni es sólo una herramienta, pero el objeto de nuestra atención es el desarrollo armónico e integral de las criaturas.

En otras ocasiones, siempre recordamos una intervención del filósofo Javier Echevarría Ezponza, quien preguntado sobre el tiempo que los niños/as deberían dedicar a la tecnología, expone que la vida humana se desarrolla en tres entornos: el entorno natural (la naturaleza), el entorno artificial (la ciudad), y el entorno virtual; cualquiera de ellos son necesarias, ahora bien la prevalencia de un sobre  otro, -por bueno que este sea-, generaría una carencia y una descompensación. Ninguno destruye al otro. Hay que procurar el equilibrio entre el tiempo que se le dedica y se permanece en cada uno de los tres entornos.

Para finalizar, decir que se precisa cautela, por tanto siempre nos preguntamos qué es lo que hay detrás de todos estos movimientos. Al igual que tratábamos de indagar que había en todo ese empeño de tecnologizar las aulas, cuando aún no se tenían evidencias empíricas de su incidente en la mejora de la calidad educativa, ahora hacemos lo mismo con las corrientes de destecnologización. Acaso, ¿todo esto se hace por la calidad educativa?, ¿es casual?, ¿es un fruto de los tiempos?

Anuncios
  1. Algunas personas creen que la tecnología con la que hoy contamos hace que nos alejemos más de las personas y que vivamos de manera mas acelerada. Yo creo que si utilizamos las herramientas que tenemos a nuestra disposición de manera correcta se puede traer más riqueza a nuestra persona y por lo tanto a los proyectos personales y colectivos. Este blog es un claro ejemplo de las ventajas de la tecnología: compartir, contagiar, intercambiar y reflexionar de manera colectiva. En el caso de los niñ@s considero necesario que aprendan a seleccionar las fuentes de información y las consecuencias del uso de las TICs. La reflexión es la clave. El reto esta en utilizar la creatividad para convertir a las TICs en nuestras aliadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: