Nuestra aportación a la educación infantil

Buenas noticias para la LIJ en Galicia

In InformArte on 24/10/2012 at 07:49

Casi al mismo tiempo nos llegan dos noticias relacionadas con la Literatura Infantil y Juvenil (LIJ) en Galicia que nos alegran; no son otras que el Premio Labor editorial cultural 2012 concedido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a la editora Kalandraka, y la candidatura de Fina Casalderrey para ocupar una sillón de la Real Academia Gallega (RAG).

Hemos comentado en ocasiones que en nuestros inicios profesionales apenas disponíamos de libros infantiles de calidad en gallego, de pronto, hacia finales de los 90, empezaron a venir por la escuela los representantes de Kalandraka, gente conocedora de que lo traía entre manos eran auténticas joyas, de tal manera que esperábamos ansiosas su visita períodica. Diseñaron estrategias de marketing casero, pero novedoso y efectivo, hacían presentaciones, acompañaban sus libros con cuentacuentos, nos ofrecían la posibilidad de conocer a los autores e ilustradores, en definitiva, nos ilusionaron con la literatura infantil. Hicieron traducciones de otras lenguas, recuperaron obras poéticas olvidadas, le dieron un giro a la ilustración, al formato y a los textos. Hay un antes y un después de Kalandraka, sin que esto sea un demérito para los que siguieron su estela. Luego ya vino todo lo demás: premios, reconocimientos, otras lenguas, otros países, otras editoras, apuestas arriesgadas aun sabiendo de su escasa rentabilidad y otras iniciativas que podéis ver en su blog. Kalandraka marcó un hito en la LIJ en Galicia y es de justicia le sea reconocido.

Hay ciertos sectores dentro de los escritores, editores, críticos y/o expertos en literatura para quienes la LIJ es un género menor, “historias para niños”, cuentos para pequeños, sin embargo no consideran que esté a la altura de la “gran literatura”. Un error de bulto. No queremos decir que sea más difícil escribir para niños que para adultos, pero sí que no es lo mismo; como muestra, abundan ejemplos de grandes literatos que trataron de hacer una obra para el público infantil y lo que salió no merece ni siquiera ser recordado. Es diferente. Para escribir para los niños/as hay que tener lo que Alain Serres denomina espíritu de infancia (ver vídeo), y ese don lo posee la pontevedresa Fina Casalderrey.

Fina que, como ella misma nos cuenta en su autobiografía en su web, eligió ser maestra teniendo como alternativa ser modista; dio sus primeros pasos profesionales en la escuela amparada por Avelino Pousa Antelo, mostrando desde siempre un compromiso responsable con la lengua de los padres y con la enseñanza, así nos lo relataba en la entrega de los pasados Premios Pedrón de Ouro. Persona de habla posada, serena y sabia, es una de las máximas exponentes gallegas en lo que a LIJ se refiere, sin dejar de tener en consideración sus ensayos de carácter etnográfico, materiales didácticos, artículos de opinión y colaboraciones varias, incluso, y más recientemente en el campo del cine, con cortometrajes como “Dos letras”. Pero queremos destacar que la LIJ es uno de los ámbitos en los que su obra más éxitos cosechó, siendo reconocida con un gran número de premios entre otros el Premio Nacional de LIJ (1996), otros prestigiosos galardones y menciones de honor como los White ravens o la Lista de Honor del IBBY. Todo esto la hace, a nuestro entender, candidata idónea a ocupar en la RAG  el sillón vacante dejada por Xaime Isla Couto. Y en la RAG deberían darle cabida y reconocimiento a las personas que tanto hacen por el fomento de la lectura en lengua gallega desde la base, desde la infancia, desde la edad en la que se sientan los pilares a los que luego pueden ser lectores, escritores, investigadores, pensadores, intelectuales, sociólogos, etnógrafos, lingüistas, filósofos, ensayistas y hablantes en gallego.

Nos alegramos porque creemos que los docentes tenemos mucha parte en esos reconocimientos y en la actual consideración de la LIJ. En cuanto a ventas no se pueden comparar las compras que se hacen desde los centros educativos con las compras individuales, ahora bien, que un libro sea leído en un aula, recomendado en una biblioteca escolar, es una garantía de futuras ventas. Generalmente, las familias confían en el criterio docente y los niños demandan aquello que les gustó cuando la maestra se lo contó. Que a día de hoy a LIJ suponga el 25% de la producción editorial en Galicia y el 30% de las ventas no podría darse sin la connivencia de los profesionales de la educación, razón por la que decimos que estos reconocimientos son motivo de alegría para todos y todas nosotras.

Como homenaje, traemos aquí una entrevista que le hicieron a Fina Casalderrey para el blog de Kalandraka, con motivo de la presentación de la obra “Filla das olas”, un álbum sobre la ciudad de Pontevedra, trabajo en el que tanto la autora como la editora participaban.

Enhorabuenas a las dos y seguid dándonos “libros para soñar” y para “hacernos cosquillas en la piel del alma”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: