Nuestra aportación a la educación infantil

Reuniones con las familias

In RebelArte on 21/06/2012 at 08:25

Este momento del curso es de cara o cruz, de cierre o de inicio, de acogida de nuevas familias o de despedida de aquellas cuyos hijos/as finalizan ciclo.

El encuentro final con los que se van es uno de esos momentos profesionalmente gratos; todo son agradecimientos, de las familias al profesorado y viceversa. Da gusto hacer balance y ver en qué se tradujeron tres años de vida compartida.

Lamentablemente, con más frecuencia, en las reuniones informativas para familias de alumnado de nuevo ingreso, se producen situaciones que en nada facilitan un comienzo con buen pie. Hay padres y madres que en esta primera vez que pisan la escuela ya vienen con la escopeta cargada y las maestras con chaleco antibalas. Los motivos de discrepancia también son siempre los mismos, la tensión entre la búsqueda de la necesaria autonomía de los niños/as que pretende la escuela y la pretensión de los padres de que les traten a sus hijos como seres incapaces de hacer nada. Los pañales, el control de esfínteres, el período de adaptación, las normas y las meriendas centran los debates.

Un observador externo se percataría de inmediato de que no es más que un mecanismo de defensa o de prevención: la escuela habla con visión de futuro de lo que tenderá a conseguir, y los padres del miedo que tienen a que sus hijos no estén a comienzo de curso en condiciones de conseguir eso. Pero hay maneras y maneras de decirlo; algunas no muy adecuadas, tanto por una parte como por la otra.

Ni el discurso lleno de prohibiciones y normas nacidas de incidentes o episodios ingratos, por parte de la escuela, ni el recelo de las familias de cara a las maestras con su consigna de “el cliente siempre tiene la razón”. Ni una actitud ni la otra ponen el punto de mira en el crecimiento y en el bienestar del niño/a. Antes de decir que los padres/madres sólo quieren su propia comodidad, miremos hacia dentro: ¿de dónde surgen muchas de nuestras absurdas normas que le cantamos en ese primer encuentro como quien les lee la cartilla?

Ayer hablaba con una pareja, que considero preocupada por la educación de su primera y única hija, que a la vuelta de la reunión de acogida se mostraban sorprendidos por lo que allí escucharon, tanto por una banda como por la otra. Incluso pensaron que ellos no debían estar haciéndolo bien, ya que ni se les habían pasado por la cabeza ciertas cuestiones que allí surgieron. Concluyeron que padres con semejante exceso de celo debían ser extraordinarios en las funciones parentales, o bien, por lo contrario, nefastos y esperaban que la escuela asumiese muchas de sus responsabilidades.

Me decían este padre y esta madre, que en principio confiaban en la profesionalidad de las personas que iban a estar al cargo de su hija, suponiendo que a veces, -al igual que ellos-, estarían más acertados y otras menos. Que lo único que le pedían a las maestras de infantil -independientemente de la metodología que empleasen, de la lengua en la que hablasen, de lo tecnológicas o de lo innovadoras que fuesen- era: sensibilidad, educación y respeto para con los demás, un buen bagaje cultural, así como ilusión por el trabajo. Puede parecer simplista, pero tiene mucho más calado del que se puede apreciar inicialmente en esta afirmación carente de retórica pedagógica.

Nos quedamos a pensar un rato, ya que, en tiempos en los que tanto se habla de las competencias y perfil profesional de los docentes, en los que se vende tanto humo, en los que se hace tanto escaparatismo y ficción pedagógica, en los que hay una presión social sobre la escuela, en los que se le hacen exigencias no propias de su ámbito, es de agradecer que haya padres y madres que piensen que los profesionales de la educación somos nosotras y que nos pidan que actuemos como tales, no como asistentas, ni como animadoras, ni como amiguitas de los niños, ni como lo que a ellos les conviene en cada momento, sino como guías expertas en el crecimiento integral de las criaturas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: