Criaturas


A estas edades, todos los niños y niñas quieren tener una mascota; pocos pueden hacerlo, y menos soñar con compañías como las que se recogen en el libro “Criaturas” que toma su nombre del programa televisivo que se emite en la TVG.

Se nos presentan veinticinco historias de vida, de generosidad, de amistad, de amor entre los animales y sus amigos/as en un libro de gran formato, con grandes fotografías y con pequeñas píldoras informativas sobre la especie, pero lo que prima es la narración del estrecho vínculo que une personas y animales.

Michi es una gata, madre adoptiva y de leche de Berni y Strech, dos perritos que quedaron huérfanos al nacer. Sombra es la perra que está a punto de perder la vista, por lo que, pese a los tratamientos de acupuntura, ahora lleva gafas, al igual que Brais el niño con el que juega. Ataúlfo, una tortuga que estaba triste hasta que le buscaron la Margarida, otra tortuga que le hizo recuperar la alegría de vivir. Bruno es un pequeño gorrión que un día entró en el bar-estanco de Helena, y así lo hizo todos los días, hasta que se corrió la voz de que daba buena suerte que picoteara los décimos de lotería y hubo quien lo quiso robar, desde entonces no volvió y todos notan su falta. Hasta que enfermó, Chico era un terremoto de perro; todo quedó en un susto gracias a Pongo que donó su sangre para que le hicieran una transfusión.Brais mimó a la pequeña lechuza Maruxa desde que su padre la encontró abandonada cerca de la carretera; fue alimentándola hasta que se hizo demasiado grande para estar en casa y tuvo que dejarla volver a su hábitat. Pepa es una niña gallego-inglesa con Síndrome de Down, que asiste a clase con Bru y Piroco, dos perritos, que le ayudan a ejercitar sus músculos. Fruto de la campaña “Salvemos a Quinín”, este cerdo fue indultado y ahora vive en una finca como un señor, siendo el más conocido de la comarca. Fenicio era un bebé de foca cuando el señor Plácido la encontró desorientada en la playa; ahora es una estrella mediática en el acuario del Grove. Marta-Hari es un pequeño murciélago que lleva un dispositivo, un chip como los espías, para transmitirle información a Róber y Moncho, dos estudiosos de la vida de estos mamíferos. Tonín es un electricista jubilado que hace nidos para las cigüeñas, ahora necesita la ayuda de su nieto Mario porque perdió una pierna y no puede subir a los postes; Eulalia una cigüeña que se hospeda desde hace muchos años en sus “alojamientos”, se percata del problema de Tonín y todas las mañanas le lleva el periódico para que lo pueda leer.

Esto no es la vida de veinte y cinco animales, son veinticinco historias de vida de criaturas que fascinan a pequeños y grandes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s