Nuestra aportación a la educación infantil

Tarros de palabras

In AlfabetizArte, ContArte on 04/11/2011 at 17:51

Las hay de muchos tipos: saltarinas, tiernas, extranjeras, muy gordas y rojas de ira, y algunas tan largas que es imposible pronunciarlas (…) E ladrón de palabras, entonces, las clasifica y las mete en tarros de cristal.
Luego prueba algunas recetas: 2 palabras dulces, 3 mojadas, 1 picante y 2 cálidas. Lo mezcla bien y lo lanza todo al aire. Y así, el azahar trenza alfombras de alabanzas, teje bufandas de injurias y tricota calcetines de explicaciones complicadas.

El ladrón de palabras“, una de las últimas publicaciones de Edelvives, un hermosísimo álbum de Nathalie Minne, que nos cuenta, en una perfecta comunión entre el texto y las imágenes, la historia de un niño que sale por la noche con todo su equipo hacia la ciudad, allí, rastreando voces y luces, sin que nadie lo vea, escala por los tejados y comienza su cosecha de palabras.
Tras leerlo y deleitarnos con las imágenes (un día hablaremos de como leer los álbumes ilustrados), no pudimos resistirnos a hacer como el ladrón de palabras. Recogimos y metimos en tarros de cristal los ingredientes de muchos juegos.
Comenzamos inspirándonos en las palabras clasificadas por el pequeño ladrón: palabras negras (toro, carbón, noche), palabras despreocupadas (sola, feliz, tranquila), palabras simples (vida, gato, beso, amar), en una palabra (stop, pum, clac), palabras de viaje (ir, lugar, aquí), palabras dulces (querer, amar), palabras de sueños (unicornio, ilusión, príncipe), palabras feas (mugre, muerte, insecto), palabras bonitas (claxon, globo, luna, mimo), palabras vacías (cero, solo, nada de nada), palabras raras (trisomia, lechuza), palabra la palabra (paso a paso, poco a poco), palabras hilarantes, palabras frías, grandes palabras, palabras muy hermosas, palabras difíciles, palabrotas, palabras confusas, palabras solitarias …
He aquí el comienzo de nuestra clasificación que nos dará juego para mucho, mucho tiempo. Palabras amorosas, palabras marero, palabras largas, palabras cortas, palabras de los cuentos, palabras juguetonas …

Ahora, pedimos a cada niño/a que nos traiga de su casa un tarro con las palabras preferidas de su familia.

Una amiga nos hizo notar que vender y regalar palabras también era lo que hacía Belisa Crepusculario, vendedora de palabras en el cuento Dos palabras, que integra la obra “Cuentos de Eva Luna” de Isabel Allende. Belisa un día descubrió que las palabras andaban sueltas sin dueño y que cualquiera con un poco de maña podría apoderarse de ellas para comerciar, por lo que pagó veinte pesos a un cura para que le enseñara a leer y escribir, y con los tres que le sobraron compró un diccionario, que luego de revisarlo la A a la Z, tiró al mar para no estafar a sus clientes con palabras envasadas.
El poder de las palabras.

Anuncios
  1. Me ha encantado el artículo, con tu permiso, me apuntaré la actividad para llevarla a la práctica con mis pequeños.
    Fantástico trabajo.
    Marta.

    • Ya contaremos sobre los tarros llenos de palabras que nos traerán mañana de sus casas. Sabemos que nos dará juego para mucho tiempo. Nosotras ya habíamos hecho cortinas de palabras, cajas de palabras, etc.,también habíamos leído con estos niños el cuento “El ladrón de palabras” de OQO, y otros como “La palabra que fue de vacaciones”, “La coleccionista de palabras”, por lo tanto entra dentro del juego que ya tenemos en clase. Si publicamos nuestras actividades es para que le sirvan a otras personas, incluso mejorarlas, al igual que hacemos nosotras con otras muchas que vemos por la red. Gracias

  2. Me encanta, me encanta!!
    El libro y la propuesta de actividad. Ésta me la apunto bien para que no se me olvide.
    Gracias.
    Y pienso si tal vez nos encontremos en el Congreso de Bibliotecas de Santiago… allí estaré 😉
    Abrazos
    Ana

    • Ana, estamos expectantes por ver los tarros llenos de palabras que nos traerán mañana de sus casas. Sabemos que nos dará juego para mucho tiempo. Nosotras ya habíamos hecho cortinas de palabras, cajas de palabras, etc.,también habíamos leído con estos niños el cuento “El ladrón de palabras” de OQO, y otros como “La palabra que fue de vacaciones”, “La coleccionista de palabras”, por lo tanto entra dentro del juego que ya tenemos en clase.
      Nosotras, lamentándolo mucho, no podremos asistir al Congreso, pero si quieres mándanos un mensaje al Facebook de InnovArte y podemos quedar, darte unas cuantas recomendaciones para aprovechar la visita a Santiago. Si lo prefieres te daremos nuestro teléfono. Hablamos.

  3. […] el blog Innovarte Infantil una actividad muy chula a partir de la lectura El ladrón de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: