Nuestra aportación a la educación infantil

¿Cordones o smartphone?

In RebelArte on 25/03/2011 at 08:00

Leemos un artículo sobre un estudio publicado por AVG Internet Security, en el que se afirma que el 58% de los niños/as de entre 2-5 años saben jugar con el ordenador pero no saben montar en bicicleta o que atarse los cordones.

Nos hizo pensar mucho que aprendan antes a emplear un smartphone que a atarse los cordones. No es que sean cosas incompatibles ni que haya una relación causa-efecto entre estas dos acciones.

Nos hizo recordar el comienzo de curso con un grupo de tres años, cuando descubrimos que muy pocos/as sabían ir al aseo, mondar un plátano o comer un bocadillo. Los aprendizajes que realizan los pequeños están directamente relacionados con las experiencias que viven, con la valoración que los adultos hacen de ellas y con las expectativas que estos tienen sobre las capacidades de los niños y de las niñas. Pensemos un poco, cuantos padres, en momento laudatorio de su niño/a dice que ya sabe abotonarse, comer sólo, atarse los cordones o ir el baño y limpiarse sin ayuda; pocos, muy pocos. Lo que escuchamos cuando glosan las virtudes de sus pequeño es que ya saben coger el móvil, jugar con un vídeojuego, o manejar el iPad. Luego pasa lo que pasa; un niño girando un plátano como si de un objeto no identificado se tratara -puede que nunca lo viera en ese estado, con monda-, y esperando a que aparezcan los pedazoas en su boca; o otro ante un bocadillo esperando a que alguien corra detrás de él para, -al modo de los capones de Vilalba-, introducirle pequeños bocados.

Si las familias tienen su responsabilidad, la escuela tampoco se escapa de ella. No podemos poner en la programación que el niño/a maneje el ratón del ordenador, y conozca lo más destacado del arte contemporáneo, por poner un ejemplo, y luego decirle a las familias que si le envían fruta que venga mondada y en trocitos. Nos enzarzamos con la comida, pero bien sabemos que hay docenas de ejemplos con los que podríamos  ilustrar esta “extraña” valoración actual de las cualidades de los más pequeños. Saben hablar de dinosaurios, del Antiguo Egipto, y de los indios de la Amazonia y no saben limpiarse los mocos o jugar al pilla-pilla. Pero somos nosotras, las docentes, las que les decimos que vengan con zapatos con cierre de velcro, con pantalones con goma en la cintura, con mandilones sin botones y de meter por la cabeza, con bebidas con pajita, con bocadillos de pan blando …, no pensando demasiado en su autonomía.

La autonomía personal es una de las competencias más importantes que deben adquirir y alrededor de la cual deben girar las actividades de la educación infantil. ¿Eso ya lo sabemos no?, pero …, ¿qué entendemos por autonomía personal, manejar el smartphone o atarse los cordones? ¿Qué colocamos en primer lugar, la tecnología o el cuidado de sí mismo/a? ¿Qué vende más? ¿Qué es lo que da mejor imagen de calidad de la educación infantil?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: