Nuestra aportación a la educación infantil

Ser niña/o hoy

In ActualizArte, RebelArte on 31/01/2011 at 00:01

Leemos en Cuadernos de Pedagogía nº 407 el artículo “Ser niño en el siglo XXI” de la profesora Lourdes Gaitán. En este reflexiona sobre el concepto de infancia hoy en día, que, como construcción social que es, mudó significativamente a la luz de los cambios que se produjeron en todos los terrenos. Trata también de cómo nos resistimos muchas veces las personas adultas a entender que ser niño hoy no es lo mismo que cuando nosotros fuimos niños y niñas, y que ni siquiera se corresponde con eso. “La infancia, la niñez, en la imaginación del adulto siempre es pasado -recuerdo idealizado del niño “que nunca fuimos”, el futuro -el que pensamos qué llegarán a ser los niños. Por el contrario, para los niños, la infancia es presente “su presente”; ser niño en el siglo XXI es ser niño hoy, vivir la infancia hoy”.

La lectura de este artículo nos hace reflexionar sobre algunas prácticas escolares en infantil en las que bien mediante exposiciones, recuperación de tradiciones perdidas, “semanas de …” pretendemos un revival de juegos, utensilios, objetos o aparejos ya desaparecidos en la actualidad. Cabría preguntarse por la relevancia pedagógica de esas actividades, si su valor radica  en los tintes nostálgicos que tiene para los adultos o en la supuesta aportación que le hace a los niños en este momento.

Me pregunto qué pensarán las criaturas de estas edades cuando les mostramos entusiasmados los juegos o juguetes con los que jugaban nuestros abuelos -tres o cuatro generaciones atrás, otro tiempo, otro contexto, otra sociedad- y pretendemos que ellos disfruten con eso, aunque no les dejemos jugar con la arena porque se manchan, ni coger piedras porque se lastiman, ni con el agua de los charcos porque se mojan, ni correr por la hierba porque …

Recordemos que, como dice Lourdes Gaitán, “la infancia es un tiempo en el que si se es niño, se vive como niño, a los ojos de sus protagonistas,” no con la mirada eterna, atemporal y nostálgica de los adultos proyectada hacia el futuro. Dejemos que jueguen -están en el tiempo- a juegos de su tiempo, que entiendan las claves del juego y del momento en el que viven. Y cuando dejen de jugar ya tendrán ocasión de conocer los recuerdos del pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: