Nuestra aportación a la educación infantil

Felicidad Nacional Bruta (FNB)

In EmocionArte on 22/12/2010 at 18:31

Tras la lectura del Sistema estatal de indicadores de educación 2010, en el cual el aluvión de datos se centra en muchos casos en el PIB, recordamos una información que nos dio una amiga. Nos contó que en un país oriental medían la calidad de vida de los habitantes según un indicador que denominaban Felicidad Nacional Bruta (FNB) como alternativa al Producto Interior Bruto (PIB).

Nos pareció tan naïf que buscamos más información.

Leímos una entrada en el blog “Humanismo y conectividad” que nos amplía la información.

“En Bután, una pequeña y montañosa nación budista del sur de Asia, localizada en la cordillera del Himalaya entre India y China, con unos 2 millones de habitantes, la felicidad es la riqueza que se mide. En efecto, se trata de un país, en donde la riqueza no es medida por las pertenencias o el oro que una persona pueda tener, sino más bien por el grado de felicidad de la misma.

De hecho, en este país, el Producto Interno Bruto (PIB) que se maneja en todos los países de manera internacional, es reemplazado por la Felicidad Nacional Bruta (FNB). Y es que hace varios años, el rey de Bhután, Jigme Singye Wangchuck, comenzó a aplicar esta idea que ya está en funcionamiento, y de la cual han creado una comisión nacional para cuantificar la Felicidad Bruta del País.

Karma Tshiteem, encargado de la Comisión que maneja las estadísticas de la Felicidad de la Nación, dice que la Felicidad Nacional Bruta se medirá en los siguientes factores: bienestar psicológico, salud, educación, buen gobierno, vitalidad de la comunidad y diversidad ecológica; esto, luego de hacer una entrevista a más de mil personas obteniendo resultados en común que avalen su idea.”

También supimos que en la Asamblea anual general de la ONU, reunida con motivo del seguimiento del nivel de cumplimiento de los Objetivos del Milenio, el primer ministro de Butan, propuso que se incluyera la “Felicidad” como noveno objetivo del milenio, lo que acabó provocando la hilaridad de los asistentes, tras lo cual él continuó exponiendo sus argumentos:

“A medida que las personas superan las amenazas de la supervivencia básica, ¿cuál será nuestra labor colectiva como sociedad progresiva? ¿Debemos seguir creyendo que la vida humana debe gastarse trabajando por un ingreso mayor como para poder consumir más a costa de las relaciones, la paz y la estabilidad ecológica? ¿Vamos a aceptar como inevitables las causas de depresión, suicidio, desintegración de la comunidad y la creciente criminalidad? ¿No podemos encontrar una manera de salirnos del fuego de la codicia que nos consume y que es avivado por los medios y que está pagado por la industria y el comercio que crecen con fuerza en el imprudente consumismo?”

Ya que el deseo supremo del todo ciudadano es la FELICIDAD, debe ser el propósito del desarrollo crear las condiciones que posibiliten esa Felicidad.

Volviendo a los indicadores educativos -en continuo cambio-, y otros discursos vacíos de contenido, ¿cuántas veces nos proponemos como objetivo en los centros educativos que los niños y niñas aprendan a promover y busquen su propia felicidad y la de los otros?

Puede parecer “chusco” pero no creemos que desatinado. ¿Tenemos la completa seguridad de que todo nuestro alumnado es feliz?

He ahí un propósito escolar para el 2011:

Incrementar los niveles de felicidad y de satisfacción personal de nuestros niños y niñas.

¡A lo mejor hasta repercute en otros campos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: