Círculos concéntricos

La última conferencia plenaria del 32º Congreso IBBY fue impartida hoy por el conocido poeta, escritor y miembro de la RAG, Manolo Rivas – él siempre se define como un «contrabandista de géneros», ya que cuando escribe un poema quiere contar una historia, y cuando hace un cuento quiere que se pueda leer como un poema largo. El tono de la conferencia fue totalmente distinto al de todas las demás. Con la singularidad y lirismo que lo caracteriza, a lo largo de una hora fue desgranando y tejiendo recuerdos de su infancia con una erudición sobre el tema objeto de su intervención: «La literatura de insurgencia».

Carente del todo tipo de artificio tecnológico, mostró a una audiencia internacional un dibujo hecho por él mismo similar a los motivos de círculos concéntricos que se encuentran en muchos de los petroglifos gallegos, la primera escrita gallega, hecha con sílex grabando el «texto» sobre la piedra; los primeros grafitis atlánticos. Una escritura indeleble, al igual que la escrita en la lengua, la escrita en el aire, la tradición oral, que permanece en la cultura gracias al paso de lengua en lengua. El primero y central círculo de las composiciones concéntricas de los petroglifos, según el paralelismo que él estableció con la literatura.

Echando mano de los «efectos especiales» que traía en una pequeña maleta, y que nos remitían a muchas de sus obras y a esa sabiduría popular gallega -bola del mundo, minilibro, conchas de vieiras-, Rivas fue centrando su disertación en el cuento como insurgencia dentro de la literatura. Insurgencia entendida como el que se alza, lo que se levanta, y sobre todo, como un erguirse, un despertar …, las palabras en pie. La LIJ tiene ese carácter insurgente, innovador, tanto en las formas como en los contenidos.

Reivindicó la necesidad del cuento; analizó sus funciones; mencionó la morfología de los cuentos de Vladímir Propp, la condensación que de ellas hizo Gianni Rodari, y que él mismo reduce a «tres»: los afectos y el miedo al abandono.

Vinculó el lema del congreso «La fuerza de las minorías» con una cita del poeta portugués Miguel Torga, «Lo universal es lo local sin paredes».

A nuestro entender, la conferencia de Manolo Rivas fue como escuchar un cuento; seguro que cada cual hizo su propia lectura e interpretación; quizá no recordemos la trama, sólo algunos detalles, pero nos quedaremos con los valores apuntados.

Gracias a quien tan bien supo retratar a un buen maestro, la angustia de un alumno nuevo en la escuela y el placer de aprender, en su relato «La lengua de las mariposas«.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s