Nuestra aportación a la educación infantil

Patios escolares

In RebelArte on 25/05/2010 at 14:27

Ya que hablamos de la importancia del juego en la infancia, es bueno que le dediquemos, al menos, una entrada a los patios escolares.

Se han publicado estudios sobre los patios desde la sociología, la antropología, la psicología o la arquitectura, pero muy poco desde la pedagogía, puede que debido a que se entiende como un espacio de libertad controlada, de no intervención adulta.

El patio es un lugar muy recordado en nuestras memorias escolares. Pensemos, ¿que es lo que los convertía en un lugar especial? Y ahora, como profesionales de la enseñanza, pensemos por un momento si los patios actuales están concebidos como esos lugares de juego y deleite de los niños y niñas. A la vista de muchos de ellos, sólo nos vienen a la cabeza palabras como inhóspitos, duros, hostiles, deshumanizados…; ¿seguros y carentes de peligros?, es posible, pero también ausentes de entresijos secretos, de misterio, de intimidad… Y no estamos hablando de equipamientos o infraestructuras, hablamos del entorno físico.

Cuando visitamos las escuelas de Reggio Emilia, de lo que más llamó nuestra atención fueron los espacios para el esparcimiento de los pequeños, los jardines, así llamados porque había verde, no vayáis a pensar en algo formal. Una compañera, directora de un centro en Levante, dijo que si ella tuviera su patio así, le retirarían la autorización de inmediato, con la consiguiente denuncia por parte de los padres. Claro, aquella hierba alta podía esconder bichos; aquellos árboles con las ramas bajas podían ocultar a un niño; aquellas piedras podrían ser armas arrojadizas; aquellas secciones de árboles podrían aplastarlos, en aquellos escondites de ramas podrían arañarse…, etc, etc. Lo mejor, ¡pavimentarlo todo!, con materiales que impidan que se lastimen al caer, cortar los árboles, arrancar la hierba, levantar alambradas y se acabaron los peligros, ¡todo controlado! La obsesión, por evitar peligros potenciales también acaba con la diversión, disfrute y goce infantil.

No le daremos más vueltas, nosotros no tenemos esos espacios de las escuelas italianas, ni los “jardines de invierno”, ni los invernaderos. Tenemos lo que tenemos, seguros patios de penitenciarías donde a los chicos no les queda otra opción que pelear. Día a día constatamos que los niños no saben jugar, o no pueden. ¿Pueden mejorarse? ¿Es preciso el intervencionismo o directivismo por parte de las personas adultas? ¿Son necesarias grandes inversiones económicas?

Acaba de publicarse “El patio escolar: el juego en libertad controlada. Un lugar emblemático. Territorio de pluralidad“, de Víctor Pavía en Novedades Educativas. En esta obra se exponen las cualidades del patio escolar y se analiza la organización del espacio; el espacio de juego situado; los espacios y los tiempos escolares para el ocio. No se propone un modelo único, sino muchos modelos de patio y criterios para diseñarlos.

La organización y dinamización de los patios y de los recreos es algo que preocupa a muchos docentes, hay un gran número de grupos de trabajo constituidos con tal fin. Sin duda, en niveles superiores es un motivo de gran preocupación por considerarse un foco de conflictividad y violencia entre iguales. Queremos reseñar una iniciativa, premio nacional de innovación educativa, del centro vasco CP de Zamakola, “El patio escolar un espacio educativo“, en el que su directora, Asunción Olano, coordinó una mejora del patio como espacio de convivencia. Lectura muy recomendable y que hace reflexionar sobre ese tiempo y ese espacio de nadie: el patio de recreo. Y en la obligación de la escuela de educar, también, para el ocio.

Anuncios
  1. […] Y ahora, como profesionales de la enseñanza, pensemos por un momento si los patios actuales están concebidos como esos lugares de juego y deleite de los niños y niñas. A la vista de muchos de ellos, sólo nos vienen a la cabeza palabras como inhóspitos, duros, hostiles, deshumanizados…; ¿seguros y carentes de peligros?, es posible, pero también ausentes de entresijos secretos, de misterio, de intimidad… Leer más […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: