Nuestra aportación a la educación infantil

¿Día de las Letras Gallegas?

In RebelArte on 29/04/2010 at 19:12

¿Sabéis qué? Que estoy un poco harta de ver en lo que se convirtió la celebración de las Letras Gallegas. Bien sé que lo que estoy diciendo es un “sacrilegio”, pero ciertamente, no me gusta. Dedicar un día, o dos, o una semana a las letras gallegas me parece un poco forzado en cualquier nivel educativo; en algunos tiene un pase, pero en la educación infantil, con niños y niñas de tres años, no le encuentro sentido.

La celebración de las Letras Gallegas se inició en 1963 a instancia de la Real Academia Gallega, con la finalidad de homenajear a aquellas personas que destacaron por su defensa de la lengua y de la cultura gallega, siendo condición  que hayan pasado más de diez años de su fallecimiento. En la Comunidad Autónoma Gallega tiene el carácter de día festivo y aparece en el calendario escolar como fecha de celebración. El grueso del trabajo de algunos equipos de normalización de los centros gira básicamente sobre esa celebración, que finalmente se hace de modo muy similar en todos: un sinfín de actividades que casi hacen aborrecer el nombre del homenajeado, y cuando pasa, ya ni se recuerda nunca más. En eso se convirtió.

Os invito a hacer una cosa: le preguntáis a vuestros alumnos y alumnas en qué idioma hablan; en qué idioma hablan su padre y su madre; en cuál habla Bob Esponja; en cuál hablan las distintas maestras que pasan por la clase, y veréis … no lo saben. Saben que hablamos distinto, pero no distinguen lo que es gallego de lo que es castellano. También os preguntaréis, ¿y por qué no se lo preguntaste hasta ahora?, pues por eso de la convivencia armónica de las dos lenguas. Como en la clase pasamos indistintamente del gallego al castellano y nos dirigimos a ellos en gallego o en castellano, por esto de la lengua materna, y de la lengua vehicular, a lo mejor no les hacemos ver cuándo lo hacemos en una lengua o en otra, pese a que logramos hacernos entender en las dos lenguas. Yo les leo cuentos todos los días, en gallego o en castellano. Y nos entendemos, eso es maravilloso. Puede que lo haga más en gallego. Seguro. Porque no nos engañemos ni seamos hipócritas, aunque la normativa marque fifty-fifty, o 60-40, o 30-70, o el porcentaje que sea, en clase se habla mayoritariamente la lengua que habla el/a maestro/a. Y punto. Ahí radica nuestra responsabilidad. Prodigiosamente los niños tendrán comprensión en una lengua o en otra e incluso expresión; pero emplearán aquella en la que se dirijan a ellos en sus casas. ¡Ojo!, en la que se dirijan a ellos en casa, no en la que se habla en casa. A veces coincide. Y ¿qué lengua hablan en casa?, generalmente la del contexto. Y ¿qué lengua se habla en el contexto? … Ya no sigo. Deberían continuar con esta batería de preguntas – que ya tienen respuesta en muchos estudios, o en el PXNL- aquellas personas que piensan que el conflicto lingüístico hay que dirimirlo en los centros educativos.

Creo que derivé mucho. Estaba con lo forzado de trabajar en las aulas la obra del autor homenajeado el Día de las Letras Gallegas. ¿Puede hacerse? Poder, se puede, ¡cómo no!; o ¿es que no les hablamos de dinosaurios y del vuelo de la mariposa monarca? Todo se puede hacer. Y ellos, pobrecitos, muchas veces responden porque saben que con eso nos están agradando. Por lo tanto, que toca recitar un poema de Uxío Novoneyra, pues se hará. Que aprovechamos y conocemos el Caurel; fantástico, Turgalicia nos lo agradecerá. Pero, en realidad ¿qué estamos haciendo por nuestras letras?; ¿qué repercusión tiene eso sobre el conocimiento de nuestra lengua y de nuestra cultura? A mi modo de ver, en infantil, ninguna.

Pese a que nos esforcemos mucho en buscar el poema más sencillo para infantil, o el cuento o lo que sea del homenajeado. Son autores que, hasta ahora, ninguno de ellos se dedicó al público infantil; es más, en muchos casos, su campo de trabajo es bastante lejano de los niños y niñas. Entonces, ¿por qué nos empeñamos en ese sin sentido? Esto nos lleva a situaciones ridículas. Hace muchos años, no recuerdo el nombre del autor homenajeado – casi mejor-, pero sí que su obra era bastante “árida”, excepto una receta que había escrito sobre las papas de arroz. Podéis creer que aquel hombre que tanto había hecho por la lengua, acabó siendo conocido entre los niños de infantil -y sus familias-, por las papas de arroz. Y no era esto lo que pretendía RAG cuando instauró el Día de las Letras Gallegas, ¿verdad?

Apelo al sentido común. Creo que se puede hacer mucho por nuestra lengua y por nuestra cultura en las aulas de infantil, sin caer en la estulticia. Leyendo, conociendo, descubriendo, acercándonos cada día a la obra de escritores, ilustradores gallegos que escriben en lengua gallega para niños y niñas. Y sobre todo, hablándola. Por ahora creo que es homenaje más que suficiente para nuestra lengua. Si esto se hace bien, ya llegará el momento en el que conozcan o descubran la obra de Uxío Novoneyra y de otros muchos.

Nota: Como siempre estamos en actitud de aprender, os invito a que si tenéis alguna propuesta adecuada para que trabaje el autor homenajeado en 3-6, nos la hagáis llegar. Aviso para navegantes: abstenerse de enviar actividades del tipo, buscar en una sopa de letras el nombre “Uxío”; o repasar los puntos hasta completar la cara de Novoneyra; o cuentos estilo “El pequeño Uxío Novoneyra”; y de recitados-forzados con los niños, ¡ya ni hablar!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: