Nuestra aportación a la educación infantil

0-3 si, o 0-3 no

In InformArte on 22/02/2010 at 13:46

Estamos asistiendo a una revolución en la forma en la que se están criando los más pequeños, y en la medida en que esto no sea estrictamente planificado y supervisado, será perjudicial para su futuro. Escolarizar niñas y niños desde los tres meses, tiene sus ventajas pero también hay muchas voces críticas con este tipo de medidas sociales. Hay un claro peligro de que los posibles beneficios de la educación durante la primera infancia redunden exclusivamente en los niños de familias más acomodadas, mientras que los posibles perjuicios reviertan principalmente en los niños de hogares más desfavorecidos.

En el Report Card 8 de UNICEF,- ya tratado en otro post-, psicólogos infantiles y activistas de los derechos del niños en numerosos países expresaron sus inquietudes sobre la transición en el cuidado infantil.

Steve Biddulph, psicólogo australiano, sostiene que las guarderías son inadecuadas para los niños menores de tres años. “Es una cuestión de equilibrio, de escoger el momento oportuno. En los tres primeros años de vida, los niños son demasiado vulnerables, están demasiado necesitados de un cuidado personal y de todo aquello que este pueda ofrecer como para que se les deje en manos de extraños para su cuidado colectivo.”

-La psicoterapeuta de Oxford, Susan Gerhardt, también se manifestó en contra del cuidado institucional. “Los bebés llegan al mundo con necesidad de interacción social para ayudarles a desarrollar y organizar su cerebro. Si no se les presta suficiente atención empática y sintonizada – en otras palabras, si sus padres no se interesan por ellos ni reaccionan positivamente- habrá importantes partes de su cerebro que no se desarrollarán correctamente.”

-La abogada australiana de derechos humanos Cathlleen Sherry dice: “En las maternidades, ya no está bien visto que los recién nacidos estén alineados bajo el cuidado de un par de enfermeras. Se percibe como algo lamentable. Se convence firmemente a las madres de que tengan a sus hijos con ellas las 24 horas del día. Pese a todo, seis semanas después no hay inconveniente en que diez de esos bebés entren en una guardería con tan sólo dos cuidadores. No tiene sentido.”

Hay países avanzados y a la cabeza en prestaciones sociales que adoptan otro tipo de medidas de atención a la primera infancia, tales como bajas prolongadas y pagadas de los progenitores, ayudas económicas para el propio cuidado de los hijos, etc. Aún así, sabiendo que hay familias que necesariamente deben delegar el cuidado de sus hijos al poco de nacer, y sabiendo de la importancia de los desarrollos infantiles, cognitivos, afectivos, emocionales…, que tienen lugar en esta etapa, hay que hacer un gran esfuerzo por parte de los gobiernos para que las condiciones en las que se atiende, cuida y educa estas criaturas, sean las óptimas. Esto pasa por prestar atención especial al personal, a su formación, a los espacios, a los materiales, al número de niños por grupo, al número de horas que pasan en el centro, al clima de afecto, etc.

Volvemos a lo que ya apuntamos en entradas anteriores, ¿Cómo se está planificando el ciclo 0-3?, ¿Se pondrán las condiciones de calidad precisas, o por ahora sólo nos preocupa la cantidad y el número de niños “almacenados”?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: