Nuestra aportación a la educación infantil

Inocencia radical

In ActualizArte on 01/02/2010 at 16:28

“Nacemos llenos de una inocencia radical que, inmediatamente, empezamos a perder”, destacó la autora del libro Inocencia radical publicado en Aguilar y comenta que su objetivo al escribirlo fue a “sacar las emociones del campo académico y abstracto y llevarlas a la  gente para que comprenda cómo se forman desde la infancia pero también desde el inconsciente”. “El cerebro anda dividido entre la parte defensiva, llena de temor y desconfianza, y la parte empática”, que dio en llamar inocencia radical. “Lo malo es que la sociedad en la que vivimos alimenta la primera e ignora la segunda cuando la realidad es que la mayoría de las personas tenemos una capacidad tremenda de desarrollar nuestra afectividad”. Para la autora de Brújula para navegantes emocionales, uno de los focos de este error se encuentra en el sistema educativo actual, que no ha parado de  repetirnos que no valemos nada”. “Seguimos manteniendo paradigmas educativos de hace 100 años que no se corresponden con la época actual”. Destaca asimismo, como aspecto clave para potenciar la inocencia radical la educación en el amor, pero en un sentido más amplio, una formación que en la actualidad está bastante desfigurada. “Sobreprotegemos a los niños y jóvenes en el físico y abandonamos lo emocional, y esto lleva a que los jóvenes traten continuamente de saciar deseos pasajeros y a la larga se encuentren desmotivados y no sepan qué les apasiona.”

Al igual que Eduardo Punset, piensa que casi todo se juega antes de los cinco años, las experiencias emocionales que los niños y niñas tengan en su infancia marcará como serán de adultos. Elsa nos presenta “un mapa del miedo” con cinco esquemas personales (abandono: “Siempre me abandonan”; privación o carencia: “A nadie le importan mis necesidades”; dominado: “Nunca me salgo con la mía”; desconfiado: “No puedo fiarme de la gente” e imperfecto: No merezco amor) y cinco esquemas sociales (excluido: “No encuentro mi lugar”; miedoso: “Cuidado, el mundo es muy peligroso”; fracasado: “Todo me sale mal”; perfeccionista: “Tengo que ser perfecto” y ser espacial: No tengo por qué seguir las reglas”).

Facilitamos una grabación de la intervención de la escritora en el programa Asuntos propios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: