Nuestra aportación a la educación infantil

Posts Tagged ‘escuelas del mundo’

Viaje de estudios a Reggio Emilia 2015

In FormArte on 03/10/2014 at 09:01

 

 

Ayer compartimos a través de la red la convocatoria del viaje de estudios a las escuelas de Reggio Emilia para los días 30, 31 de marzo y 1 de abril del ano 2015, una oferta de Diip (diseño, infancia, innovación y proyectos), finalizando el plazo de inscripción el 25 de febrero. Incluye:

  • Visita a la ciudad de Reggio Emilia.
  • Encuentros con la comunidad ciudana.
  • Presentaciones por parte de pedagogos, atelieristas, maestros y familias.
  • Presentación y análisis de proyectos de investigación realizados en las escuelas de la municipalidad de Reggio Emilia (0-3 e 3-6).
  • Visitas a las escuelas 3-6 y a una escuela primaria.
  • Visita al centro Internacional Loris Malaguzzi.
  • Visita al Centro de Reciclaje Creativo, REMIDA.
  • Visita al atelier Raggio di Luce.
  • Visitas a las exposiciones.
  • Visita al Centro de Documentación e Investigación Educativa.
  • Transporte en autobús a los centros.
  • Intérpretes en lengua castellana.
  • Pausa Caffé.
  • Aperitivo de despedida.

Desplazamientos y alojamiento no incluidos.

Para matrícula y desplazamientos, en Galicia, se puede solicitar ayuda a través de la convocatoria anual de reintegro individual de gastos por asistencia a actividades de formación del profesorado no universitario. Dejamos como referencia el enlace al procedimiento para el año 2014, ya que la del 2015 todavía no ha sido publicada.

Nosotras visitamos estas escuelas en el año 2010, así vimos cumplido uno de nuestros deseos profesionales acariciados desde el mismo momento en que conocimos esta iniciativa siendo aún estudiantes. De esta visita dimos buena cuenta en InnovArte a través de catorce entradas que se pueden encontrar bajo la etiqueta “Reggio Emilia”, en las que relatamos:

Escuelas de Reggio Emilia

Reggio 1ª: La maleta de Reggio Emilia

Reggio 2ª: contextualización

Reggio 3ª: líneas de fuerza

Reggio 4ª: proyección al exterior

Reggio 5ª: escuchar y conversar con los niños y niñas

Reggio 6ª: el trabajo por proxectos

Reggio 7º: niños y niñas con dereichos especiales

Reggio 8ª: un raggio di luce

Reggio 9ª: el plurilingüísmo

Reggio 10ª: la participación social y ciudadana

Reggio 11ª: la participación privada

Reggio 12ª: la documentación de los procesos educativos

Reggio 13ª: experiencias de trabajo

A experiencia merece mucho la pena.

InnovArte Infantil para la Red Iberoamericana de Innovación

In InformArte, PremiArte on 05/06/2014 at 06:55

3

Recibimos con tanta ilusión como responsabilidad la noticia de que InnovArte Educación Infantil es uno de los diez proyectos innovadores seleccionados (único de 3-6) para representar a España en la Red Iberoamericana de Innovación, una iniciativa de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación (OEI).
Bajo el Plan Marco Metas educativas 2021, en la pasada Conferencia de Ministros iberoamericanos celebrada en Panamá en septiembre de 2013 se aprobó el proyecto de desarrollo profesional de los docentes que incluye la movilidad del profesorado, dando así un paso para la creación de redes de innovación e intercambio de experiencias entre instituciones educativas identificadas por países contribuyendo a la profesionalización de los docentes. Así, la OEI, a través de los departamentos educativos de cada país miembro hará la selección las experiencias que considere oportunas para este intercambio.
En España, la selección le correspondió al Ministerio de Cultura, Educación y Deporte a través del INTEF, de entre las candidaturas presentadas por cada una de las comunidades autónomas y relacionadas con tres ámbitos de intervención: educación infantil (1º y 2º ciclo), educación inclusiva y nuevas tecnologías. Como criterios para su valoración se tuvo en cuenta que las experiencias hubiesen sido premiadas con anterioridad y que ya estuviesen publicadas.
Vaya desde aquí nuestro agradecimiento a Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria de la Xunta de Galicia por confiar en nosotras presentando y avalando la candidatura de InnovArte Infantil. Esperamos estar a la altura de las expectativas y sobre todo, deseamos que esta sea una ocasión para conocer experiencias innovadoras en la educación infantil iberoamericana, y también, cómo no, para mostrar con orgullo lo que miles de docentes hacemos día a día en la escuela por la educación de un país.
InnovArte es un hilo invisible que, desde hace cinco ños, une personas que comparten un sentimiento, unas creencias y unas expectativas sobre la educación de la primera infancia, creando un sentido de pertenencia a una comunidad virtual que supera fronteras geográficas, facilitado por el hecho de compartir un idioma común, el español o el gallego. De modo que ahora contamos poder conocer algunas de las personas que siguen InnovArte Infantil desde países como México, Argentina, Colombia, Chile, Perú, Venezuela, Ecuador, Uruguay, Guatemala, Costa Rica, República Dominicana, Bolivia, El Salvador, Panamá, Paraguay, Brasil, Honduras, (ranking de los 20 primeros segundo el número de visitantes) o demás países americanos. Siempre decimos que lograr la fidelización de un público tan numeroso y tan diverso a lo largo de tan prolongado período es algo que sólo se consigue desde la honestidad profesional con la dedicación de mucho esfuerzo y de tiempo. Pero tiene muchas compensaciones. Esta es una de ellas.

Dad por hecho que seremos “cronistas” de esta primera edición de las Redes Iberoamericanas de Innovación, informando, como siempre, de todo lo que veamos, escuchemos y percibamos.

Políticas de infancia en RELAdEI

In ActualizArte on 20/05/2014 at 07:42

Días atrás se publicó el vol.3 de la Revista Latinoamericana de Educación Infantil (RELAdEI), una iniciativa gratuita on line del Instituto Latinoamericano de Estudios sobre la Infancia, centrado en esta ocasión en las Políticas de infancia.
Desde aquí se puede acceder a la tabla de contenidos, en la que se encuentran, entre otras, las colaboraciones de:

-Alfredo Hoyuelos analizando la “Pedagogía y pensamiento político en la obra de Loris Malaguzzi.”
Malaguzzi odiaba el olor a lo escolar (su experiencia académica como estudiante no había sido la adecuada), la fetidez de la didáctica, del currículum, de los programas, de lo meramente instructivo. Quiso construir una escuela no académica, una escuela sin muros con la ciudad, con la política, con la administración municipal, con las diversas organizaciones, con los cambios culturales y sociales.

-Mª Victoria Peralta, que centra el artículo en las implicaciones de la elaboración de currículos nacionales, en “La construcción de currículos nacionales en educación infantil como parte de las políticas de calidad en Latinoamérica.”
Lo que implica elaborar un currículo nacional, tanto en recursos como esfuerzo, no puede limitarse a crearlos para cumplir con una normativa o mandato legal.
“A la par, se hace necesario revisar condiciones básicas de calidad de los programas, como son la ratio adulto-niño, las condiciones de infraestructura, los salarios de los docentes, ya que sin estas medidas, es difícil que cualquier programa surta efecto.

-Miguel Zabalza, que hace un acercamiento a la pedagógía del centro gallego O Pelouro, explicando las características de su proyecto educativo y en el trabajo que allí se desarrolla en el ámbito de la educación infantil.

-Gaby Fujimoto, en “El derecho del niño al juego, las artes, las actividades recreativas”, que comprende un análisis del significado y amplitud de ese derecho.

Otros artículos, experiencias y reseñas completan esta nueva entrega de RELAdEI.

Tres consignas para la educación

In InformArte on 23/09/2013 at 07:28

Este verano vimos un programa televisivo de esos en los que algunos paisanos nuestros nos muestran los lugares del mundo a donde fueron a parar –en los que les va bien, viven felices y nos hacen envidiarlos. En este caso se trataba de la isla de Barbados. A parte del exótico y hermoso del reportaje, hubo un momento, cuando nos explicaban su configuración, en el que hablaron de la educación, y ahí fue cuando -por deformación profesional-, prestamos más atención.

Según nos decían, el sistema educativo de Barbados está muy reconocido a nivel mundial por las tasas de éxito que alcanza. Así nos mostraron un inicio de curso en el que una maestra se dirigía al grupo de alumnado y les daba tres consignas que nos parecieron dignas de recordar.

Les decía a los chicos que tendrían que fomentar la capacidad de soñar, ya que los sueños son los vehículos que los podrán conducir a donde quieran. Les explicaba que la educación es lo más importante, muy  por encima de otras cuestiones. Y terminaba recordando que tienen el deber para con los demás de devolver lo que se les da, lo que reciben a través de la educación.

Los sueños, la educación y el compromiso con el grupo. Poco más se les pode inculcar a los chavales. Nosotras no lo hacemos.

Puede que sea necesario decirles de vez en cuando que lo que reciben no es a fondo perdido; que la educación es más importante que la belleza, el dinero o el reconocimiento (que es lo que ahora hace perder la cabeza a nuestros jóvenes. Y puede que sea preciso enseñarles a soñar sus propios sueños, no los impuestos por la publicidad o por el contexto.

A nosotras nos hizo pensar mucho en las consecuencias de no explicitar debidamente estas consignas.

Bien es cierto que, cuando más tarde buscamos información en la red, vimos que no todo es tan maravilloso.

La vida en la escuela contada por los mayores a los más pequeños

In ActualizArte on 16/09/2013 at 18:24
Sergey Rimashevskij

Sergey Rimashevskij

Recuperamos un libro y una idea que por ahora no fuimos capaces de llevar a cabo: que los niños y niñas mayores de la escuela expliquen a los recién llegados cómo es la vida aquí..

Como siempre, es Reggio Emilia quien nos inspira.

Consejos ” es el libro que el parvulario municipal Diana de Reggio Emilia ha elaborado para dar acogida a los niños nuevos y a sus familias. Un libro escrito e ilustrado básicamente por los mayores de la escuela, por las niñas y niños de 5 años, que permite descubrir la dimensión y el significado de la experiencia. Es una experiencia compleja, llena de valores, de emociones, de ideas, de conocimiento, de comprensión, en la que la mirada analítica y global de los niños permite descubrir qué es importante para ellos. Hace visible lo invisible de la educación y muestra lo más profundo de la enseñanza y, sobre todo, del aprendizaje. Consejos, como libro, invita a experimentar en solitario o en grupo, entre mayores y pequeños, invita a entrar en el juego de la pedagogía de Malaguzzi, invita a ser activo en la lectura, a dar color a sus páginas, invita a descubrir a través de la voz de los niños, la sutileza de la educación. Muestra con exquisita fineza, a través de textos e imágenes, una escuela en la cual los niños felizmente felices tienen posibilidad de descubrir, experimentar y expresar lo que ven, lo que sienten, lo que piensan, lo que imaginan de las cosas, de las personas, del mundo. Un mundo que en su escuela discute y dialoga, un mundo en el cual la historia y la realidad se combinan para proyectar un futuro posible, que se ha construido de manera colectiva entre niños y adultos. Consejos plantea un gran reto a cualquier educador, pero sobre todo a políticos y al maestro.

Cuando menos, trataremos de poner en práctica alguna de las ideas que en él se recogen.

Centros Aeiotü

In InformArte on 14/01/2013 at 08:31

Gracias a la profesora de la USC Lina Iglesias Forneiro supimos de la existencia de unas escuelas infantiles en Colombia que siguen el modelo de Reggio Emilia, los centros Aeiotü, creados por iniciativa de la ONG La Fundación Carulla que persigue como objetivo la transformación del país a través de la infancia, centrando sus actuaciones en los cinco primeros años de vida de los niños/as, determinantes del posterior desarrollo físico, social, emocional y cognitivo.
En el siguiente vídeo institucional podemos ver como los centros Aeiotü en los que acogen a niños de familias con altos ingresos, subvencionan centros en otras zonas desfavorecidas (lo que en Colombia supone el 68% de las criaturas de 0-5 años), o que cada niño favorecido subsidia a otros dos nacidos en peores condiciones socioeconómicas. En el futuro pretenden conseguir una cobertura educativa de 15.000 puestos involucrando a más de 1000 educadores, para lo cual establecen alianzas con instituciones públicas y privadas, replicando los centros Aeiotü bajo un modelo de franquicia social.

Una iniciativa pionera y singular de calidad que pretende el empoderamiento de la infancia.

Enciclopedia virtual sobre el desarrollo de la primera infancia

In ActualizArte on 11/01/2013 at 19:40

Ya podemos acceder en español a la Enciclopedia sobre el desarrollo de la primera infancia producida por el Centro de Excelencia para el Desarrollo de la Primera Infancia de la Universidad de Montreal, destinada a responsables políticos, planificadores y proveedores de servicios y familias.
Agrupa artículos escritos por expertos de renombre internacional sobre temas relacionados con el desarrollo de los niños/as, desde la concepción hasta los cinco años.
Los 47 temas fueron elaborados desde tres perspectivas: el desarrollo, los servicios y las políticas. Para cada tema hay una síntesis que ofrece, en un formato simplificado, los puntos claves que serán de gran utilidad para los profesionales y planificadores. Esta síntesis responde la tres preguntas: Por qué es importante este tema? Cuáles son los datos más actualizados y concluyentes disponibles sobre este tema? Y qué podemos hacer para mejorar los servicios, las políticas y la investigación?
Es una herramienta única on line, de acceso libre y abierto, presentada en tres niveles de lenguaje (artículos de expertos, síntesis y mensajes claves): está disponible en inglés, francés, español y portugués, lo que hace que sea accesible a una amplia audiencia en todo el mundo.

Desde aquí la lista completa de temas.

San Miniato: una manera de hacer infancia

In FormArte on 23/04/2012 at 07:55


En el primero que nos insisten en La Bottega di Geppetto cuando nos explican los servicios comunales de atención a la infancia es en que su prioridad no es la conciliación sino la oferta de algo que es necesario para los niños/as. Quieren garantizar que, siendo voluntaria la asistencia, aun así exista una plaza para cada alumno; ese es su reto. En la región de la Toscana están muy comprometidos con la infancia. Incluso le ofrecen las familias la posibilidad de que, sin asistir diariamente puedan acudir al centro para relacionarse, niños y padres. Son totalmente contrarios a los “paquetes horarios” porque les interesa prioritariamente el bienestar de los niños/as, no la comodidad de las familias.

Tienen 10 servicios, en los que acogen 180 criaturas (80 quedan fuera). De su coste el 40% es aportado por las familias y el 60%  de la comunidad. Hay 3 centros comunales, 2 privados y 5 gestionados por cooperativas. Para ello hay una comisión que vela por la calidad de los centros privados que solicitan permiso de apertura para evitar diferencias.

El nido Pinocchio fue el primero en abrir, hace 30 años. Este es el que visitamos y que nos sirve de referencia. Acogen niños de 3 a 36 meses, con una ratio de 3 por adulto. A la entrada hay una zona de filtro, una zona de psicomotricidad y luego tres laboratorios: de lectura, de teatro, y del color/manipulación (en un luminoso patio interior acristalado). En la zona de manipulación vemos tarros llenos de pastas, de arena, de caparazones y piedras, todo a su alcance, allí manejan material natural, de recuperación, y material no estructurado. La zona de disfraces/teatro está llena de espejos y estructuras que permiten colgar telas para hacer teatro; también tienen cámaras fotográficas para tomar imágenes de los niños cuando se transforman con un trapo. Nos gustó la idea de tener un estor colgado del techo, con ventanitas a distintas alturas que se baja para hacer teatro, y cuando no, se recoge y no estorba ni resta espacio. Las instalaciones del centro se completan con una sala de juntas, tanto para personal como para entrevistas con familias. El horario diario del centro y el calendario anual está expuesto a la entrada, junto con las fotografías y puestos de las personas que trabajan en el nido: 9 educadoras, 2 cuidadoras y una auxiliar permanecen allí desde que abren hasta que cierran.

Por la tarde, divididas en tres grupos, visitamos otras modalidades de los servicios: uno de gestión privada -Pollicino-; otro de cooperativa -La Fata Turchina-, en el que hay un área de encuentro y juego -Il Paese di Balocchi-; y otro público -Mastro Ciliegia-, en el que finalmente nos reunieron a todas para hacer una puesta en común y responder a nuestras preguntas.

En cualquier caso, lo más importante, la filosofía del proyecto educativo de San Miniato, ya habíamos tenido ocasión de apreciarlo y comprenderlo durante la observación de la mañana.

San Miniato es una realidad única, comprometida y respetuosa con la infancia. Un referente a tener en cuenta.

La idea que se tiene sobre la infancia es un constructo social, y ciertamente, nos gusta como la “edifican” en San Miniato.

Aquí cerramos nuestra “expedición pedagógica 2012″ a Italia. El grupo, como dijimos al principio estaba conformado por 12 maestras de infantil, 1 especialista de inglés en EI, 1 profesora del CS de EI y 1 responsable del programa educativo Preescolar na Casa. Un puñado de profesionales comprometidas con la mejora de la educación infantil en Galicia, que tuvimos ocasión de reflexionar -seguiremos haciéndolo- sobre el modelo de atención a la infancia que le estamos dispensando a la sociedad. Especialmente interesante, para nosotras, fue la visión de las compañeras más relacionadas con el ciclo 0-3, que, con sus opiniones y aportaciones nos hicieron caer en la cuenta de la brecha existente entre el 0-3 y el 3-6 -semejante al que siempre criticamos entre infantil y primaria; del desconocimiento que tenemos sobre lo que los niños/as hacen antes de llegar a nuestras manos. Esto, como ya hemos dicho en muchas entradas del blog, tiene una solución muy fácil: tenemos que establecer una relación entre los centros 0-3 y los 3-6. La administración educativa, no parece caer en la cuenta de esta necesidad, por ello la iniciativa tiene que partir de los equipos directivos, docentes y responsables educativos municipales. Tenemos que saber los unos de los otros, ya que nuestros “usuarios” son los mismos. Esto tiene que ir más allá de una mera visita de acogida; tiene que ser una relación cotidiana y constante, no son mundos diferentes, no seamos nosotras, las que con nuestros prejuicios, no facilitemos esa transición, que en algunos casos es dura para los niños y niñas. Todas/os trabajamos por lo mismo: la educación de la infancia, eso es lo que nos tiene que unir.

San Miniato: slow life

In FormArte on 23/04/2012 at 07:53

Aprovechamos el tiempo que nos dejaron para almorzar para subir a San Miniato, la ciudad medieval que se encuentra en la cima de un monte, pues las escuelas están en la zona nueva, en la zona baja. En la mitad del camino de ascenso, un indicador nos informa de que entramos en una Cittàslow , algo que pudimos comprobar en el reducido tiempo que allí permanecimos. Sólo algo más de 100 ciudades en el mundo pueden lucir el logotipo del caracol, ya que deben cumplir al menos con cincuenta indicadores de la calidad de vida saludable, de la ausencia de estres, de las tradiciones, etc. En palabras de sus promotores -este movimiento nació en la Toscana- buscan ciudadanos interesados en los viejos tiempos, en ciudades con plazas, teatros, tiendas, cafeterías, hospedarías, lugares santos, paisajes virgenes, artesanos fascinantes, donde el hombre reconoce la importancia de la lenta sucesión de las estaciones con el movimiento del buen producto casero que respeta el gusto y la salud de las tradiciones espontáneas.

En esta hermosa villa llena de rica arquitectura, tradiciones y arte, se nota la calidad de vida de sus ciudadanos. Gente que se desplaza en bicicleta por las empinadas calles que conducen al castillo; otras sentadas en las puertas de las casas o de los comercios con productos locales colocados de tan atractivo modo que nos hacen parar a cada momento, restaurantes slow, y otros muchos detalles (como el próximo festival de cometas para que los niños/as elaboraron los carteles anunciadores) hacen que más de una, fantasee con la idea de vivir en un sitio así.

Nos detenemos en la descripción de este lugar, porque nada es casual; sólo en un sitio como San Miniato y en el que se vive de tal manera, se pueden concebir unas escuelas con una filosofía educativa como la que tienen.

El movimiento slow comenzó con la slow food, luego se hizo extensivo a la slow life, apostando por una desaceleración del ritmo de vida actual, para más tarde transferirse al ámbito educativo con la slow education, cuyo representante más conocido es el maestro rural italiano Zavalloni Gianfranco, quien estableció un decálogo de derechos naturales para los niños y niñas, que recogemos a continuación:

1º Derecho al ocio, a tener tiempos no programados por las personas mayores.

2º Derecho a ensuciarse, a jugar con la arena, con la hierba y con las hojas, con el agua, con las piedras y con las ramas.

3º Derecho a los olores, a percibir y reconocer el aroma de la naturaleza.

4º Derecho al diálogo, a escuchar y poder tomar la palabra, y a conversar.

5º Derecho al uso de las manos, a martillar puntas, a cortar y lijar maderos, pegar, moldear la tierra, ligar cuerdas.

6º Derecho a un buen comienzo, a desayunar con productos sanos desde el nacimiento, beber el agua limpia y respirar el aire.

7º Derecho a la calle, a jugar en las plazas libremente, a caminar por las carreteras.

8º Derecho al monte, a construir un refugio-juego, a tener guaridas donde esconderse, a árboles por los que trepar.

9º Derecho al silencio, a escuchar soplar el viento, al canto de los pájaros, al escurrir del agua, al batir del mar.

10º Derecho a los matices, a ver el amanecer, el ocaso, a contemplar la noche, la luna y las estrellas.

Esto es lo que nosotros intuimos sirve de guía en las escuelas de San Miniato, por ello, al volver a encontrarnos con la responsable de la Bottega di Geppetto, tratamos de confirmar nuestras percepciones. Le preguntamos si aquí se aplicaban los postulados de la pedagogia della lumaca, de la educación lenta; meditó un rato y nos respondió que sí.

Para nosotras es igual la denominación que quieran ponerle a este modelo educativo, si hay relación o no entre la slow education y San Miniato, lo realmente importante es el respecto a los tiempos e intereses de la infancia.

San Miniato: una realidad slow

In FormArte on 23/04/2012 at 07:51

Desde que salimos a primera hora de la mañana de Pistoia hacia San Miniato, todo parecía estar preparado para predisponernos a lo que allí encontramos. Una distancia de 30 km que hicimos por carreteras locales, que transcurrían por paisajes que se corresponden con esa imagen estereotipada que todos tenemos de la Toscana, semioculta por la bruma, pero que permitía intuir senderos de cipreses que conducen a villas en lo alto de colinas con las laderas cubiertas de olivos y romero en flor. Atendiendo a nuestro objetivo, tuvimos que resistirnos a muchos pequeños pueblos  que invitaban a quedarse en cada uno de ellos. Hacia el final del trayecto abre el día, entonces la visión es de estampa.

Según las indicaciones del GPS, llegamos a un sitio perdido en medio de la nada, lo que nos hizo pensar en que habíamos errado al introducir las indicaciones. Pero no, allí estaba la Bottega di Geppetto, el centro de documentación y formación de las escuelas de San Miniato, donde nos impartieron una sesión de inmersión en el proyecto educativo de esta comunidad.

Acto seguido, nos llevaron a la escuela Pinocchio, donde nos mostraron parte de las instalaciones y luego nos distribuyeron en grupos de 4-5 por las distintas “aulas”. Inicialmente, estábamos desconcertadas.Nos pidieron que nos sentáramos y que no interviniésemos en la escena que íbamos observar, el momento del almuerzo, a las 11:45. Quince niños/as de edades mezcladas de entre 1 y 3 años, junto con tres adultos (la educadora, la asistente y la auxiliar), sentados en las mesas en las que antes habían estado jugando, ahora preparadas para la comida con sus manteles, vajillas, cubiertos, vasos y paños, al igual que en cualquier casa. Nada era de tamaño infantil, ni de plástico. Con mucha calma y ritualismo, cada niño/a va sirviéndose la sopa, y cuando todos estuvieron listos, comenzaron a comer por su mano, con una corrección y naturalidad que nos dejó sorprendidas. La adulta que comía con ellos, no estaba allí para corregir, sino para ser modelo y ejemplo. Simplemente comía, y de vez en cuando, le daba una cucharada a aquellos que tenían menos edad aunque se defendían con solvencia. Podríamos decir que los escuchaba con los ojos y con los oídos, ayudándoles con un gesto o con una palabra, más que con una explicación. Como una familia, conversaban con tranquilidad, y terminada la sopa, cada cual puso su plato en el carrito, y volvieron a repetir el ritual de servirse el pollo con patatas aplastadas, así como el agua de una jarra. Por cierto, por si quedó alguna duda, todos tenían cara de estar felices, relajados y bien alimentados. Esto duró lol que debe durar una comida placentera compartida con amigos. Nadie les metió prisa, nadie dio ninguna orden, pero todo discurría con una calma que se nos fue metiendo en el cuerpo y nos hizo surgir muchas preguntas tales como: cómo es posible que en nuestras escuelas sean acarreados para el comedor como manadas, que coman apilados, que sean amenazados si no les gusta la comida…, ¿cuándo se convirtieron estos momentos en comidas de trabajo o en repostajes en el circuito?

Alguien se puede estar preguntando si viajamos a Italia para ver unos pequeños comiendo pollo con patatas; pues puede que fuese necesario ver que hay otras maneras de hacer más serenas y respetuosas con los tiempos de la infancia, que obtienen mejores resultados pese a que no son más costosas. Hicimos la cuenta sobre el personal que hay en nuestros comedores y viene a salir lo mismo, pero con la salvedad de que unos son “proveedores”, y otros son personas que comparten un momento grato.

Terminada la comida, todos colaboran en la recogida y limpieza, y tras eso, van a ampararse junto a la educadora que en un confortable rincón, reparte cosquillas, caricias al tiempo que lee un cuento en voz alta.Mientras tanto, de uno en uno, ordenadamente van pasando junto a la auxiliar a cambiar los pañales; vuelven sin ropa, descalzos y casi todos con chupete pasan para un espacio tenuemente iluminado en el que hay quince colchonetas; cogen sus mantas y almohadas y se acuestan a dormir.

Nosotras entre pasmadas y maravilladas, terminamos aquí la provechosa visita a este centro de atención a la infancia -nunca mejor empleada esa denominación; como apreciaréis, visto lo visto, ni siquiera nos importó que no nos dejasen tomar fotografías. Ya vimos lo que había que ver y eso no hay imagen que lo pueda transmitir. Es para pensar; la atmósfera apacible en la que viven estos niños en el centro, no podemos recogerla con una cámara. Que nadie nos hable de asistencial o educativo. Hay que recordar que son criaturas de 12 a 36 meses. Tan sólo decir que es así como nos gustaría que fuesen atendidos  nuestros hijos/as, y todos los niños/as.

Pistoia XII: conclusiones

In FormArte on 23/04/2012 at 07:47

A lo largo de doce entradas que dedicamos a la visita a las escuelas infantiles de Pistoia, tratamos de transmitir nuestras impresiones personales.

Sabemos que lo que nos mostraron con orgullo es lo mejor que hacen, y que al igual que nosotras, tendrán aspectos mejorables que tratan de minimizar o no exponer. Con todo, las que nos dedicamos a esto, como en cualquier profesión, fruto de la experiencia, desarrollamos un olfato especial que nos permite diferenciar discursos de prácticas, retórica de realidad, ficción de cotidianidad. Y podemos asegurar que las escuelas de Pistoia, son dignos ejemplos de calidad en la atención a la infancia. Calidad como concepto de escucha de los intereses de los niños/as y de sus familias; no de otras mal entendidas calidades según estándares empresariales.

Para concretar, del proyecto de Pistoia, diríamos que sus líneas de fuerza son el modelo educativo, la estructura organizativa sobre la cual se asientan, los profesionales que intervienen y las políticas educativas que lo hacen posible.

Como siempre hacemos comparaciones entre nuestras realidades y las que visitamos, había una serie de preguntas para las cuales pedimos respuesta en cada una de las escuelas que visitamos; estas son:

-¿Qué documentación programática manejan en el centro? Queríamos saber sí, al igual que nosotras, se mueven en el terreno de la “ficción pedagógica”, llevando a cabo la incoherencia de redactar declaraciones en las que decimos que trabajaremos por proyectos que surjan de los intereses de los niños, y luego nuestros supervisores de la administración, a comienzo de cada curso nos piden programaciones pormenorizadas -al gusto del “lector” – en las que se detalla cada minuto de cada hora que pasamos en el centro, llegando a excesos de celo, ridículos e ignorantes, tales como venir a comprobar in situ si los trabajos individuales de los niños/as se corresponden con lo especificado en la “programación”.

No, tienen el proyecto educativo de la comunidad en el que se recogen los principios que deben regir cualquier intervención, y luego, semanalmente se reúnen las distintas profesionales del centro para consensuar, reconducir y/o ver posibilidades y provecho de lo que están haciendo. Los proyectos, como es lógico, los redactan con posterioridad a su realización, para que, a modo de memoria, quede constancia del hecho.

-¿Cómo evalúan a los niños y cómo informan a las familias de los logros obtenidos?

La evaluación de los niños, de las intervenciones y de los profesionales, se hace en cada una de esas juntas de equipo. No tienen boletines porque no le encuentran sentido a contar una vez al trimestre todo lo realizado. Prefieren tener una especie de diarios a la puerta de la clase en los que los padres/madres, de una manera muy gráfica, breve y clara, pueden conocer lo que hicieron sus hijos ese día. Como le conceden tanta importancia a la relación con las familias, a reservar un tiempo para conversar con los progenitores, tanto en la acogida como en la recogida, es ahí cuando le comentan aspectos reseñables de sus hijos en ese día.

-¿Quién supervisa el cumplimiento de su cometido?

Tienen una inspección/supervisión habitual por parte de los responsables educativos de la comunidad, y semanal con la coordinadora pedagógica de las escuelas

-¿Cómo hacen la distribución de los grupos?

Ni por orden alfabética ni por fechas de nacimiento, sino una vez conocidos los rasgos de carácter más reseñables de cada niño, tratan de distribuir los grupos buscando el equilibrio entre todos ellos fomentando la diversidad y la diferencia.

-¿Cómo introducen las TIC y la lengua extranjera?

No lo hacen. En casi ningún centro tienen conexión a internet, ni ordenadores, ni EDI, ni televisión, porque entienden que la infancia es para jugar, para relacionarse y para disfrutar con los otros, no con aparatos. Tampoco se contempla la introducción temprana de la lengua extranjera, porque creen que primero deben afianzar y conocer los otros diversos lenguajes con los que expresarse y con los que escuchar.

-¿Qué es lo que marca los tiempos escolares?, hay alguna normativa que impida que estén en el exterior simplemente jugando?

Los tiempos están marcados por los intereses y apetencias de los niños/as. Ellos son los que deciden explorar en un espacio o en otro, algo que no les preocupa, porque todos los espacios son concebidos como educativos y estimuladores de las potencialidades de las criaturas. El juego es un principio que rige la actividad educativa, por ello no se considera una pérdida de tiempo estar en el exterior o en los rincones.

-¿Cómo proceden con el alumnado con necesidades educativas especiales?

Aquí es donde encontramos menos respuestas; decían que al igual que con cualquier otro, pero que en ese momento no tenía ningún caso.

-¿Cuáles son a su entender los puntos fuertes del modelo?

A tenor de lo que conocen por el gran número de docentes de otros países que los visitan, entienden que sus puntos fuertes son: una rigurosa coordinación pedagógica, una sólida formación de los profesionales que intervienen con la infancia, el compromiso social con la educación, la relación con las familias, y la posibilidad de que varias personas estén al mismo tiempo con los grupos de niños.

-En los centros de primaria a los que acudirán estos niños, ¿trabajan de forma similar?

No, pero las competencias que esperan lleven incorporadas son: saber hablar, saber escuchar y saber compartir. Nadie les requiere que sepan leer y escribir. La escuela primaria los enfrenta a exigencias más formalizadas, pero haber vivido a lo largo de seis años en contextos que los motivó a aprender y que le transmitieron confianza en sus propias capacidades, contribuye a crear las condiciones idóneas para el éxito escolar. Aquí el nidi no tiene un carácter propedéutico para la sccuolle della infanzia, y esta para  primaria, aquí, cada etapa tiene su tempo, su ritmo, adaptado a su nivel evolutivo.

-¿En qué consiste el programa formativo de los profesionales que intervienen con los niños/as?

La formación es un factor decisivo, especialmente la que se realiza en la compañía de otros adultos poseedores de competencias específicas para el desempeño de su cometido. Por supuesto no hay formación a distancia, ni teleformación, les parece un imposible, porque, a su entender, no permite la reflexión sobre la propia práctica, sobre uno mismo, contrastando con los demás y haciendo explícitas las propias intenciones educativas, adquiriendo los hábitos de escucha y de colaboración. Es decir, no creen que se puedan formar aplicando principios que no son iguales a los que tratan de transmitirle a los niños/as. Lo consideran una incongruencia.

-¿Cómo ven la situación actual de la educación en Italia?

Es una ecuación muy fácil, a menor inversión, menor calidad de la prestación del servicio educativo. No entraña ningún misterio.

Nos quedaron muchas preguntas por hacer, por lo que sentimos envidia del alumnado de la Facultad de Educación de la Universidad de Vic que realizan las prácticas escolares en los Servicios educativos de Pistoia, fruto de un convenio establecido hace más de diez años, pudiendo formarse de esta manera al lado de profesionales que hacen realidad un sólido proyecto dirigido a la infancia.

Pistoia XI: Il Faro y Piccolo Blu

In FamiliarizArte, FormArte on 20/04/2012 at 08:14


La Toscana con una tasa del 29,8% es la primera región de Italia en acogida de niños/as de 0-3 en Asilo Nido y en otros servicios como Spazi Gioco y Spazi Piccolissimi, cuando la media estatal se sitúa en un 13,8%. Hay 10 Asilo Nido comunales que atienden a 503 pequeños, con un coste anual de 6.330 € por niño/a.

En cuanto a Scuole dell´Infanzia, 3-6, las escuelas comunales acogen el 40%, las estatales el 37% y las privadas el 23%. El coste anual de un niño/sería de 4.362 €, de los que el 55% es asumido por la comunidad, el 35% por la familia y el restante 10% por las aportaciones de fondos regionales y estatales.

Estos datos son del año 2009. Para orientarnos, en España, según la publicación “Sistema estatal de indicadores de educación. Edición 2011“, en el año 2008, el gasto medio por alumno de infantil (CINE 0) es de 4.826 €.

Sin duda, en Pistoia, se emplea el dinero de forma bien distinta: personal, espacios y se establecen fuertes vínculos con la comunidad. Eso marca la diferencia, unido a una participación real de las familias en los servicios educativos.

Este aspecto, la participación de las familias, es el que más llama nuestra atención en la visita a Il Faro y Piccolo Blu. Cantidad de detalles que observamos nos indica que esta participación no es retórica ni se limita a lo establecido por los canales formales. Es más, aquí los padres y madres tienen su lugar. Hay información por todas partes para que sean conocedores de la filosofía del centro, de las actividades que se realizan, documentación a la vista, etc. Ellos colaboran en la mejora de este entorno para sus hijos e hijas. En la entrada hay un curioso libro en el que se recogen las “habilidades” de los padres/madres, su disponibilidad horaria y el material que precisarían. Aquí hay sitio para todo tipo prestación que se pueda y quiera hacerse para el centro: leer cuentos, cantar, hacer arreglos, decorar, coser, hacer pompas de jabón, patchwork, etc. Unha gran idea que se puede apreciar en las fotografías. Mientras los niños/as están en centro, ellos puede participar en cantidad de actividades, tanto de colaboración como de información/asesoramiento.

Para entender como debe ser la participación de las familias en la educación de los sus hijos/as, recomendamos la lectura del artículo “Establecer puentes de diálogos con la familia: los escenarios para la relación“de María Riera Jaume, de la Universidad de las Islas Baleares, gran conocedora de las escuelas italianas.

Ver presentación.

 

Nidi Blu

Pistoia X: Area Blu (3-6)

In CativArte, FormArte on 20/04/2012 at 08:13

Sí hasta el momento habíamos visitado Asili Nido (0-3) o Scuole dell´Infancia (3-6), la tarde del segundo día en Pistoia la dedicamos a un complejo en el que se acogen criaturas de 0-6 a tiempo parcial, las Areabambini, otra modalidad de atención a la infancia dentro de este concepto de servicio a la comunidad.

Es una concepción distinta de escolarización; es una adaptación a las necesidades y preferencias de las familias, siendo a las Areabambini, lugares de intercambio de relaciones y de cultura, incluso con la presencia de los progenitores.

Arena Blu, es un Areabambini, un servicio al que acuden niños/as de 3 a 6 años para participar en actividades que los ponen en contacto con los lenguajes artísticos contemporáneas. Aquí es donde nos reciben con un almuerzo, durante el el cual tenemos ocasión de departir con las responsables, que ya nos van anticipando lo que se realiza en estas instalaciones que más tarde visitaremos. Según nos cuentan, por las mañas atienden los niños y niñas de las escuelas infantiles de la comunidad, para que puedan desarrollar proyectos artísticos en los que juegan con el arte, y reservan algunas tardes para la realización de actividades extraescolares con propuestas como Pomeriggi con … (Tardes con …).

Es un lugar lleno de materiales, que tanto por su cuidada clasificación, organización y presentación, son una rica materia prima para creativas realizaciones plásticas. Todo cuanto hay aquí es estimulante y sugestivo: la chaqueta de yeso, la baldosa reflectante, la cometa de hierro, las vidrieras …

La planta de abajo, acoge el sinfín de material, y rincones de trabajo: con la arcilla, con la mesa de luz, con la arena, con la pintura, con la manipulación de materiales, mesas de dibujo y retroproyectores. Cuando los niños acceden a la zona alta, siguiendo un ritual que, a modo de metáfora, va mostrando como de cada vez que visitan Area Blu disponen de más y más autonomía. La primera vez que acuden suben agarrados a una cuerda, que a cada visita se va haciendo más fina, hasta llegar a ser invisible. Una vez arriba, en la estancia de las ideas, conversan sobre los proyectos a realizar, consultan libros y catálogos de arte como fuente de inspiración de sus posteriores realizaciones.

Una vez más, comprobamos in situ, como en Pistoia consideran primordial que los niños tengan a su disposición lugares hermosos, en los que las artes están presentes de muchas formas, de tal modo que, ese ambiente ya es todo un aprendizaje estético y creativo.

Ver presentación.

Area Bambini Blu

Pistoia IX: la biblioteca de La Filastrocca

In FormArte on 18/04/2012 at 07:41

La biblioteca “Arcobaleno” era una antigua fábrica anexa al edificio de la escuela “La Filastrocca”, razón de sus elevados techos que permiten dos alturas.

Aquí la novedad es que cuentan con una atelierista de biblioteca; una persona experta en la selección, organización y dinamización de sus fondos.

Haciéndole honor a su nombre está decorada con los colores del arco iris, incluso sirven para diferenciar las zonas más adecuadas para cada edad. Los libros están todos a la vista, colocados de frente, para que así los niños/as -incluso sin saber leer- puedan identificar sus preferidos, o sentir un flechazo por sus portadas, llegando a poder anticipar así su argumento. En todo tipo de anaqueles hay antologías de libros según sus temáticas, así pudimos ver historias divertidas, historias de niños, historias de fantasmas, de monstruos, de animales o de abuelos.

Al igual que en el resto del centro, cuando se entra en la biblioteca, se tiene la sensación de entrar en un hogar con distintas estancias en las que se puede leer cómodamente, jugar con títeres, hacer teatro, ir al baño con un libro, o refugiarse en pequeños rincones a la búsqueda de la intimidad que puede precisar la lectura.

En una zona casi oculta hay una escalera musical, una escalera de caracol que conduce a la parte alta, donde a modo de las habitaciones de una casa, hay, también espacios para la lectura.

Cuando terminamos la visita concluimos una obviedad, que por evidente no está tan asumida como pudiera parecer: para fomentar el hábito lector, los libros tienen que estar presentes constantemente y al alcance de los niños/as en cualquier momento. Tienen que formar parte de su vida cotidiana.

Creemos que las fotografías pueden ayudar a comprender mejor la magia de la biblioteca “Arcobaleno”.

Ver presentación.

.

Biblioteca de La Filastrocca

Pistoia VIII: La Filastrocca (3-6)

In FormArte on 18/04/2012 at 07:41

Cuando llegamos un indicador en la entrada que dice “La fabbrica delle emozioni” ya nos anticipa que estamos en un lugar especial. Una escuela en un espacio de encuentro social denominado la fábrica de las emociones, cuando menos despierta nuestra curiosidad.

La Filastrocca es una escuela infantil (3-6) sita en un barrio popular de Pistoia. Filastroccas son pequeñas rimas o cancioncillas tradicionales. El centro hace una compilación de estas filastroccas desde hace veinte y cuatro años de la mano de un personaje que es el símbolo de la escuela, un mago, que se encarga de la guarda y custodia de esta tradición; y él es el que acoge a los niños cuando llegan a la escuela.

Su punto fuerte es el fomento de la lectura, para ello cuentan con una biblioteca “Arcobaleno” que es todo un referente en la comunidad. Además realizan un servicio de préstamo, para así, a través de los niños, poder irradiar cultura para sus casas.

Al igual que en las anteriores, al entrar, ya se tiene la sensación de estar en un sitio agradable, a la vista como al resto de los sentidos. Bien organizado, luminoso, lleno de rincones que permiten tanto la relación con los otros como la intimidad. Desde las galerías de los amplios corredores se aprecia que es de planta cuadrada con el patio de juegos en su interior.

Acoge cerca de cien niños y niñas de 3 a 6 años, que van llegando progresivamente hasta que, a las 9:30, por grupos, se reúnen en asamblea y organizan la jornada; luego, al estilo montessoriano le facilitan la autonomía de elección de sus ocupaciones. Así, los corredores están llenos de espacios para el juego simbólico, manipulativo y de lectura. Insisten mucho en la organización del material, de esto se encargan los niños/as de 5 años. Para facilitarle la tarea, en cada anaquel hay una fotografía del material que contiene.

Hay tres salas-aula, además de una sala dedicada al movimiento y el juego con la luz y las sombras; otra al trabajo artístico. Los cuartos de baño, dignos de visita, también son entendidos como lugares de relación y de aprendizaje.

El fomento de la lectura, el amor por los libros y por la palabra se palpa en el ambiente; cualquier pequeño rincón es un espacio confortable para ojear un libro. Hay bancadas, caderas, cojines por todas partes y al lado, libros.

Al igual que en las anteriores, frases y/o fotografías, son como pequeños flashes que, a un golpe de vista, transmiten el ideario del centro o muestran proyectos desarrollados.

Destacamos un proyecto sobre la razón del nombre de cada niño y niña, como se puede apreciar en las imágenes allí tomadas.

Ver presentación.

.

La Filastrocca

Pistoia VII: arte en La Coccinella

In CativArte on 16/04/2012 at 07:59


La planta superior de La Coccinella -bajo cubierta- está totalmente dedicada al atelier. Este es el territorio de Morena, la atelierista, una experta en didáctica del arte, que compagina las tareas escolares con la atención al departamento educativo de un museo en Pistoia dedicado a Marino Marini.

Llama nuestra atención la división del espacio en seis salas distintas en las que se puede experimentar con el color, con los materiales, con la luz o con la manipulación de elementos del entorno. Nos sorprende el uso de materiales como flores, ramas u hojas, trozos de espejos, piedras, cristales, arenas, alambres, todo ello recogido por los niños y recuperado para nuevos usos. Insisten en la importancia de la perfecta organización del material para que esté visible y accesible.
Un corredor que atraviesa toda la planta hace las veces de sala expositiva. Un lugar destacado lo ocupa un proyecto sobre un río de la localidad, que hace de eje narrativo de la historia, costumbres y construcciones de la comunidad. Todas las obras expuestas, se valorizan con una buena presentación -documentando el proceso con fotografías- y con reseñas, citas o poemas. Nos hablan también de la importancia de los niños como transmisores de cultura para unos hogares,  en ese sentido, desfavorecidos.
Se aprecian alusiones constantes a las obras de los italianos Lucio Fontana o Marino Marini -artista local de reconocimiento internacional-; pero la atelierista insiste en que no se trata de que los niños/as reproduzcan obras de artistas, sino de que descubran y comprendan los lenguajes y estrategias que emplean para comunicarse con el espectador. Por ello, hay un gran número de libros de arte, de artistas y de obras de todos los tiempos y estilos, pero especialmente de arte moderno y contemporáneo.

Ver presentación.

Ver presentación.

La Coccinella II arte

Pistoia VI: La Coccinella (3-6)

In FormArte on 16/04/2012 at 07:58

Llegamos a la segunda instalación educativa, La Coccinella -la mariquita-; esta “especializada” en el trabajo con el arte y naturaleza, o arte ambiental. Un edificio sencillo con doble planta y bajo cubierta. Según entramos por la parte baja vemos un cartel que dice “Arte conjunto”. Es como acceder al taller de un artista; de hecho, es el espacio de trabajo de un artista local, que se beneficia de las instalaciones, y los niños/as del seguimiento de sus procesos creativos. Montones, cientos y cientos de obras pictóricas, escultóricas y performances nos dan la bienvenida. Un buen acuerdo.
Nos reciben con un apetitoso almuerzo, el mismo menú que acaban de comer los niños.
Acto seguido, por la parte exterior accedemos al primer piso. Ahora descubrimos que esta escuela es una isla en el mar de viveros de plantas que lindan con ella; toda la comarca parece tener que ver con las explotaciones de especies ornamentales, y casi todas las familias del alumnado trabajan en ellos; más adelante veremos lo que puede dar de sí este contexto con el que la escuela mantiene un continuo diálogo.
El patio exterior, al igual que los que vimos en Reggio Emilia, no resistiría una evaluación de riesgos y seguridad infantil; pero tenemos por seguro que hace las delicias de los pequeños. Laureles llenos de flor, hierba alta, ramas de los árboles que llegan al suelo lleno de charcas. Aquí, que nos volvimos “tan responsables” -y tan ridículos- con la seguridad infantil, pensaríamos en la cantidad de accidentes, alergias e infecciones por picaduras de bichos. Cada una de nosotras tiene un momento nostálgico y piensa en los momentos felices de su infancia, trepando por los árboles y chapoteando en las charcas, pese a todos los “riesgos y peligros” a los que estábamos expuestas.
Vemos que cada una de las tres aulas (3, 4 y 5 años) tienen entradas independientes a través de un corredor común. Volvemos aquí sobre el momento de la despedida y acogida. No es el mismo gesto “abandonar” los hijos/as para que “se incorporen a filas”, que depositar la confianza familiar en un educador/a, y tener 5 o 10 minutos para comentarle lo más reseñable. Puede haber quien lo considere una pérdida de tiempo; pero con criaturas de 3, 4 o 5, si fuesen nuestros hijos, ¿acaso no agradeceríamos una pequeña conversación con la persona que se va a ocupar de ellos a lo largo del día?

Tres salas, cada una de casi 100 metros cuadrados con acceso desde la parte frontal para las familias, y desde la posterior para el “jardín de invierno” (zona cubierta para los días de inclemencias climatológicas y donde guardar las katiuskas, para cuando se puede acceder al exterior).

Que nadie se lleve a engaño; posiblemente en nuestras escuelas las instalaciones son más seguras, con más dotación y con mobiliario más “a prueba de niños”; pero ¿por qué aquí resulta una atmósfera más acogedora?

Zonas limpias de obstáculos, visibilidad desde todos los ángulos y versátiles espacios abiertos fruto de un concepto “educativo” del ambiente y no de una búsqueda decorativa. De un tiempo a esta parte, todo el mundo quiso subdividir sus aulas por medio de armarios y atrancos varios; hay quien dio rienda suelta a su faceta de decoradora de interiores. El resultado, bonito es, pero práctico, está por ver. Hay que mentalizarse de que no se trata de decorar sino de racionalizar los espacios sacándoles el máximo provecho.
A la vista de las fotografías recomendamos prestarle especial atención al uso de elementos de la naturaleza, a la organizadísima clasificación de material (por ejemplo, ver el rincón de disfraces según la parte del cuerpo), al rincón de los mensajes (un descubrimiento de la funcionalidad y uso de la lengua escrita), o a los alfabetos de la naturaleza (con piedras, con ramas y con hojas/flores secas).
Como en la anterior, mención especial merecen los cuartos de baño, concebidos, también, como espacios de relación, agradables a la vista, al oído e incluso al olfato.
Ver presentación.

La Coccinella I

Pistoia V: Parco Drago (3-6)

In FormArte on 12/04/2012 at 08:11

En su privilegiada localización del parque Puccini, se encuentra la escuela infantil Parco Drago que acoge a niños/as de 3-6 años al lado de la Lago Mago de 0-3. Nosotras, personalmente creemos que este es el centro ideal de infantil, el modelo hacia el el cual debería tender la normativa y las nuevas construcción escolares. Un edificio que aglutine los dos ciclos de infantil, pese a que con vidas diferentes, entradas diferentes, pero un mismo lugar, un referente para toda la etapa infantil.

Sobre esto hemos debatido con compañeras, ya que no hay muchas que sean partidarias del modelo; prefieren compartir con primaria que con 0-3. Creemos que tras esas determinaciones subyacen muchos prejuicios subconscientes contra el primer ciclo, contra su consideración de “guardería” -desafortunadamente, aun no superada, pese a los discursos retóricos educativo vs. asistencial-, y contra las diferencias de estatus profesional de educadores, maestros y profesores. A nuestro entender, estos complejos profesionales, no favorecen mucho la calidad de la atención a la infancia.

Aquí, en horario de 8:00 a 16:00 atienden 37 niños/as de 3 años (3 enseñantes), 41 de 4 años (4 enseñantes) y 36 de 5 años (3 enseñantes). Si echamos la cuenta, no difiere mucho de nuestra situación (contabilizando tutoras, apoyos y especialistas), pero organizados de otra manera, ya que siempre hay dos personas con cada grupo, eso les permite hacer desdobles y trabajar en pequeño grupo. El alumnado se distribuye a comienzo de curso, buscando un equilibrio y diversidad entre los niños, no por orden alfabético como se suele hacer habitualmente.

Cada educadora trabaja 30 horas con las criaturas, y luego una hora de coordinación; una vez a la semana se reúne el profesorado de la escuela, y una vez al mes con el de otros centros de infantil.

En Parco Drago, tienen un proyecto fijo, que es el trabajo sobre el parque, la naturaleza, su conocimiento, respeto y conservación. Este es un eje vertebrador, así recogen sus experiencias de varios años en la publicación “Per mano. Pistoia: itinerari di bambini nella natura”. En la actualidad, desarrollan un proyecto de fotografía de la naturaleza, siendo los niños los fotógrafos (sus ojos no miran ni ven lo mismo que los de los adultos), y ahora exponen estas imágenes en el ayuntamiento.

De aquí, nos gustó una idea que tienen de realizar todas las rutinas entre 3 niños/as, así se ven obligados a la búsqueda del consenso, a ponerse de acuerdo, por ejemplo sobre el tiempo que hace o como está el cielo.

Tienen otro juego que no vimos en otro lugar que es el “sombrero de pensar”, un elemento “mágico” que facilita las reflexiones complejas; para ello diseñan y elaboran modelos de sombreros de lo más creativos, como se puede apreciar en las fotografías.

Ver presentación.

Parco Drago

Pistoia IV: Lago Mago (0-3)

In FormArte on 12/04/2012 at 08:10

En el parque Puccini, al lado del lago, hay una edificación que acoge el Nido de Infancia (0-3) Lago Mago y la Escuela Infantil (3-6) Parco Drago. Tienen entradas independientes, pero comparten instalaciones.

Nuestra visita comenzó por Lago Mago. A la entrada una estantería con las kaituskas e impermeables de los niños/as para salir al exterior, pese a la humedad o la lluvia, algo que, a diferencia de aquí, no les impide respirar aire fresco. En este centro que abrió en los años ochenta, acogen 67 niños/las; no es habitual que las escuelas superen las 100 plazas.

Tal y como ya nos advirtieron, cada uno de los centros que visitaríamos están “especializados” en ámbitos artísticos, en el fomento de la lectura, o como en este caso, en el medio natural. Con este entorno, no podía ser de otra manera, hay que aprovechar la poética del lago y del parque, así el material natural está presente por todas partes, y hay muchos rincones en las zonas exteriores.

Sus horarios son de 8:00 a 16:00, si comen en el centro. La llegada de los niños es relajada, y paulatina, según sus necesidades, los padres/madres entran a dejarlos y a conversar un rato con la educadora. Aquí el momento de acogida tiene mucha importancia. Se quedan en la zona de la biblioteca, escuchando tranquilamente un cuento o conversando, hasta que una vez reunidos todos, pasan a las distintas zonas de juego: simbólico, con casitas equipadas con elementos pequeños pero reales, hasta con su mascota; heurístico, con todo tipo de material; manipulativo, con objetos de la naturaleza y otros aportados por las familias, de procedencia del más diversa (secciones de troncos, trozos de madera, piezas de metal, mangueras, tubos de bobinas, tapas, etc); zonas de juego con la luz y las sombras (mesas de luz, lámparas, bolas de espejos, retroproyectores); zona de psicomotricidad; zona de trabajo artístico; zonas de lectura, o zona de juego con los sonidos y la música. Alrededor de las 13:00 comen en los comedores distribuidos en tres zonas y con una decoración similar a la de cualquier hogar. Los cuartos de baño, son de catálogo, amplios, luminosos, bien decorados, con sus objetos de higiene bien ordenados, pulcros y con buen olor.

La distribución de los espacios es similar a la que ya venimos en Reggio Emilia, zonas delimitadas con muebles, cortinas o tabiques bajos, lo que permite un ambiente abierto, y deja libertad de movimientos y de visibilidad entre unas zonas y otras.

Destacable es la profusión de espejos; hay algunos que nos resultan fascinantes (ver en las fotografías un tipo caja con 4 caras de espejo y otras dos que se proyectan en las paredes de enfrente), consiguen visiones inverosímiles y multiplican las imágenes hasta lo impensable. Todo ello, realizado por familiares de los niños/as.

De lo que más llama nuestra atención son la cantidad de ventanas de todos los tamaños y posiciones, que permiten “meter” la naturaleza dentro; incluso las hay algunas en las paredes interiores, lo que da lugar a juegos entre los pequeños. Cuando entramos lo primero que comentamos todas las visitantes era que teníamos la sensación de estar en un hogar acogedor, con mobiliario de hogar no escolar. Pueda que ahí esté la clave.

Ver presentación

Lago Mago

Ver presentación.

Lago Mago II

Pistoia III: qué buscamos

In RebelArte on 10/04/2012 at 07:57

La regla es simple. La serenidad y el placer de los niños está dentro de la serenidad y del placer de los adultos.”

¿Qué buscamos en la escuelas de Pistoia? ¿Qué nos falla aquí para buscar otros modelos?

Serenidad y bienestar, esa es la respuesta que encontramos en la entrada de uno de los centros que visitamos.

De las quince compañeras que viajamos a Pistoia, la mayor parte coincidimos:
-en una experiencia profesional de 20 años como media;
-en una trayectoria formativa común pasando por distintos hitos y “innovaciones varias”;
-en unas inquietudes educativas que ponen en cuestión el concepto actual de calidad en la atención a la infancia;
-en que tenemos  nuestras plazas en centros supermasificados de 3, 4 y hasta 5 líneas de infantil;
-en que nuestros inicios profesionales fueron en escuelas unitarias rurales sobre lo que tenemos una mirada nostálgica, especialmente de aquella atmósfera de tranquilidad, de las ratios bajas, de las relaciones con las familias y de la precaria dotación existente que nos obligó a agudizar el ingenio;
-en que pese a que tenemos una percepción positiva de lo que hacemos en la escuela, no es lo desearíamos para nuestros hijos/as.

¿Qué es lo que buscamos entonces en Pistoia, Reggio Emilia, San Miniato, Módena y otras escuelas italianas? La utopía posible.

Sabemos que hay otra manera de hacer. Intuimos puede ser más respetuosa con la infancia, con sus tiempos o con sus necesidades, y queremos saber si aun estamos a tiempo de “convertirnos” en los veinte años que nos pueden restar de vida profesional. Cuando menos hay que tener un horizonte.
Somos conscientes de que muchas de las que allí estábamos fuimos partícipes del actual modelo educativo infantil. Una vez ganamos seguridad profesional, algunas pasamos por la formación del profesorado, bien coordinando, bien impartiendo cursos o colaborando en la publicación de experiencias innovadoras. Desarrollamos iniciativas que a nuestro entender elevaron la consideración de lo que pueden hacer los más pequeños en la escuela infantil. Pero a día de hoy no nos complacen las dinámicas escolares instauradas.
En nuestros centros hay todo tipo de dotación; maestras especialistas, apoyos que asumen parcelas como la música, las TIC, la psicomotricidad o el artes hay material informático sofisticado; se realizan proyectos novedosos; trabajamos en edificios de diseño; los centros permanecen abiertos en horarios impensables; y pese a todo, sabemos que no les estamos proporcionando lo mejor ni lo que precisan los niños y niñas: tranquilidad, serenidad y felicidad.
No sé si habrá posibilidad de conversión, nuestra mirada está muy condicionada. Cuando llegamos y vimos precisamente lo que íbamos buscando -niños tranquilos, moviéndose con autonomía y seguridad por el centro en un ambiente casi de hogar, con un clima de afecto y calma- a alguna de nosotras se le escapó la pregunta “vale, ¿pero aquí cuando trabajan?”. La respuesta la encontramos en la misma pregunta, ¿qué es para nosotras el trabajo en la escuela infantil?; habría que empezar por ahí.
Tampoco queremos caer en un arrebato de entusiasmo, como le hemos visto a otras compañeras, que las lleva a querer derribar todo el existente. Mesura; la trayectoria de nuestras escuelas es distinta de las italianas. El bagaje de la visita tiene que llevarnos a la reflexión no la destrucción o a renegar de lo nuestro. Vimos que hay mejores maneras de hacer escuela, que no debemos perdernos en debates entre el asistencial y lo educativo porque los límites son muy difusos; que la integración de las familias es muy diferente de su participación formal; que colocar a los niños en el centro del proceso educativo va más allá de la retórica; que hay que dejar de estar acomplejadas por no ser capaces de hacer como los espejos en los que nos miramos.

Y sobre todo, que tenemos que dejar de lamentarnos y actuar. Hay otras maneras de estar en la escuela infantil, hay otras maneras de relacionarse con las familias, hay otras maneras de organizar el espacio, hay otras maneras de acoger a los pequeños, hay otras maneras de distribuir los tiempos, hay otras maneras de emplear los apoyos, hay otras maneras de formarnos y de coordinarnos, hay otras escuelas posibles, pero no podemos esperar que el cambio nos venga impuesto por la administración, sólo nosotras podemos iniciarlo.

En su momento, cuanto todos pensaban que para estar en infantil valía cualquiera que supiese cantar una cancioncilla y contar un cuento, supimos demostrar que los niños y niñas podían ser como los artistas, como los escritores, como los lectores, como los investigadores o como los filósofos. Hicimos callar a muchos de niveles superiores,  haciéndoles entender que nuestro cometido es tanto o más valiosa que el suyo. Por el camino, en ese empeño, puede que perdiésemos idea de lo que es uno niño/a, de la infancia y de la escuela infantil. Ahora llegó el tiempo de demostrar que sabemos hacer que los niños sean niños, que disfruten de su tiempo, de sus ritmos y de sus apetencias.

Dejémoslos ser niños/as, hacer como los niños/as y vivir como los niños/as.

Este es el reto actual de las personas comprometidas con la infancia.

Pistoia I: una ciudad amiga de la infancia

In ActualizArte on 10/04/2012 at 07:54

En cuanto entramos en Pistoia, vimos un indicador que nos informaba de que es una ciudad amiga de la infancia. Esta es una distinción que no todas consiguen, ya que,  se debe garantizar el derecho a que los niños/as estén presentes en todas las decisiones que se tomen en la ciudad, teniendo en cuenta su opinión y sus necesidades, convirtiéndolos en centro de todas las acciones ciudadanas; algo que más tarde constatamos.

Al llegar, paramos a preguntar sobre la localización del hotel a un grupo de jóvenes que pasaban por la calle, y se ofrecieron a acompañarnos; cuando supieron que éramos de Santiago de Compostela, ya nos informaron de que el santo patrono de Pistoia es San Jacobo, y al igual que en nuestra localidad, su día grande es el 25 de julio. Acto seguido quisieron saber el motivo de nuestra visita a esta ciudad toscana, y resultó que ellas eran educadoras de las escuelas que íbamos a visitar, entonces el trato ya se tornó de colegas. Un buen inicio.

Para sentirnos como en casa, en esta ciudad tan parecida a Compostela, tanto por su casco histórico, por la población (95.000 habitantes), o por el ambiente universitario, al poco rato comenzamos a encontrarnos todas las integrantes del grupo. Quince profesionales de la educación infantil, reunidas en período vacacional, pagando de su bolsillo una formación -sin certificación homogable- que redundará en beneficio de la educación gallega. Hay que reconocer que somos gente que vive, “Il piacere dell´educare nell´epoca delle passioni tristi” tomando las palabras de María Grazia Contini en “Dalle passioni “tristi” alle passioni gioiose: ¿quale professionalità educante,quale impegno etico?“.

Si bien en un principio, cuando hablamos con Sonia Iozzelli de la organización de la visita, nos propuso comenzar con una charla sobre las escuelas de Pistoia, luego, acordó que era mejor ir visitándolas y explicarnos in situ los elementos pedagógicos identificativos de estas escuelas amables. Así, el lunes 2, iniciamos el recorrido por las distintas escuelas y también nos encontramos con un grupo de Madrid, liderado por Ángeles Medina de la Maza, persona que ha participado en gran número de actividades de formación aquí en Galicia, en la actualidad, orientadora de un equipo de atención temprana de Madrid y profesora asociada en la UAM. En el tiempo que compartimos, tuvimos ocasión de saber cuál es la situación de los Nidos de Infancia de Madrid. El panorama, como ya se sabe por los medios, no es muy alentador: privatización pasando a una gestión indirecta, recortes de personal, con la consiguiente rebaja de calidad de la atención a la infancia.

Comenzamos la visita, por ello de ahora en adelante, iremos dedicándole varias entradas a las escuelas, junto con sus correspondientes fotografías, y luego nos centraremos en aspectos que consideramos reseñables: proyectos, las familias, el personal, el ambiente, etc.

Tomamos cerca de 2000 fotografías, esto puede dar para mucho. Esperamos saber contar lo que vimos en esta ciudad del silencio -según Gabriele D´Annunzio-, y en sus escuelas que, para nosotras, hablan por sí solas.

Cómo visitar las escuelas de Reggio Emilia, Pistoia o San Miniato

In FormArte on 10/04/2012 at 07:54

Son muchas las personas que nos están preguntando la manera de visitar estas escuelas italianas, por ello,  he ahí nuestra experiencia:

Reggio Emilia

Hay una Red educativa reggiana en el estado español (SAREL), con Alfredo Hoyuelos al frente. Casi todos los años organizan un viaje de estudios, no hay más que hacerles la consulta. La otra opción, es contactar directamente con Reggio Children, en su web hay información sobre visitas, cursos y másteres.

Pistoia

Tienen una web en el que indican la posibilidad de realizar visitas y estancias de estudio. Los contactos pueden ser Donatella Giovannini, d.giovannini@comune.pistoia.it o Fiorella Serafini f.serafini@comune.pistoia.it.

San Miniato

La Bottega di Geppetto es el centro de formación y documentación de los servicios de atención a la infancia de la Comunidad de San Miniato. En su web se encuentra información sobre cursos, estancias y contacto. Barbara Pagni, pagni@bottegadigeppetto.it es la coordinadora de estas acciones.

Es muy fácil, tan solo hay que querer ir.

Escuelas de Pistoia y San Miniato

In FormArte on 29/03/2012 at 14:55

Salimos para Italia. Llevamos mucho tiempo acariciando la idea de visitar las Escuelas infantiles de la Comunidad de Pistoia y de San Miniato y por fin llegó el momento tan esperado.

Para nosotras las escuelas del norte de Italia son un referente de buen hacer en la atención la infancia. Hace dos años tuvimos ocasión de conocer algunas de la Comunidad de Reggio Emilia (ver las entradas que le dedicamos), y aun a día de hoy, seguimos recordando pequeños detalles que inspiran nuestra práctica diaria. No es fácil comprender en tres o cuatro días el funcionamiento de unos servicios que llevan décadas destacando  a nivel internacional, pero la preparación previa, las lecturas, la visita, y el intercambio de miradas y opiniones entre las compañeras que allí vamos, dará, cuando menos, para ser un revulsivo en nuestro quehacer.

En Pistoia nos acompañarán Sonia Iozzelli y Annalia Gallardini en una visita a seis escuelas que se distinguen por su trabajo con el medio natural, con las artes o con la biblioteca. En este enlace se puede acceder a más información.

En San Miniato, con los responsables de la Bottega di Geppetto, -el centro de documentación de los servicios educativos-, conoceremos tres de esos “laboratorios de la educación infantil”. Estas escuelas nacieron lideradas por Aldo Fortunati, quien se inspiró en las concepciones educativas de Loris Malaguzzi para tratar de ver el futuro a través de los ojos de los niños y de las niñas, no perdiéndose en la retórica de sus derechos. Desde aquí más información.

Hace tiempo que descubrimos que estas breves “expediciones pedagógicas” nos suponían tanta o más formación que cualquier curso por muy prolongado que este fuese. Ya hará cerca de veinte años, muchas de las que ahora vamos, fuimos llevadas de la mano de la nuestra querida y recordada asesora Lourdes Taboada a conocer las escuelas del norte de Portugal, que, con el asesoramiento pedagógico de la profesora Julia Formosinho, llevaban a la práctica educativa rural lusa el modelo curricular High/Scope; aquí conocido gracias a las publicaciones del profesor Zabalza Beraza (ver “Calidad en la educación infantil“).

Es difícil de creer, pero tantos años después, esa importancia de la calidad ambiental, de las “experiencias llave” o de las interacciones entre niños/adultos, que tienen en las Escuelas de Braga, Módena,Trento, Turín, Reggio Emilia, Pistoia, San Miniato o Pamplona, aquí, en Galicia no consiguen cuajar, pese a la toda la labor de difusión y formación que han hecho personas como Miguel ZabalzaLina Iglesias ForneiroLois FerradásBattista Quinto BorghiAlfredo Hoyuelos o Francesco Tonucci, entre otros. Esto da para pensar un poco.

Contaremos a la vuelta de nuestro pedagógico Giro de Italia 2012, en el que también trataremos de recoger los ecos de la Fiera del Libro per Ragazzi de Bolonia, una de las más importantes citas a nivel internacional en cuanto a la literatura infantil, que en esta edición 49 dedican una exposición extraordinaordinaria a “La flor más gran del mundo” de José Saramago.

Mientras tanto, a través de Twitter  y de Facebook, iremos reseñando aquello que más nos impresione.

Buenas vacaciones para todas/os y hasta la vuelta.

Escuelas de emigración

In InformArte on 30/09/2010 at 22:12

El Consello da Cultura Galega acaba de publicar un proyecto del Archivo de la Emigración Gallega, con la finalidad de recuperar el legado educativo de la emigración.

“La salida hacia América de millares y millares de gallegos, muchas veces con carácter definitivo, provocó en numerosos casos un profundo sentimiento de compromiso y solidaridad con su tierra de origen, no sólo en el plano familiar, sinó también con la vecindad.

Uno de los destinos de estas remesas, el que dejó mayor huella en el desarrollo de la sociedad y de la cultura gallegas, se concretó en la esfera educativa. Tuvo como beneficiarios directos sus vecinos, ya que contribuyeron a configurar la primera red escolar gallega.”

A través de una página web puede consultarse una compilación de todas las escuelas organizadas por ayuntamientos, comarcas, provincias o promotores.

Además, en colaboración con la Secretaría Xeral de Emigración, se organizará una exposición itinerante sobre estas escuelas y el legado de los “americanos”, instrumento de transformación social y modernización de la Galicia rural.

A Caracola II

In ActualizArte on 29/04/2010 at 17:21

Esta escuela, funciona en régimen de explotación, el edificio es propiedad del ayuntamiento de A Coruña, pero hizo una concesión de explotación por veinte años a la entidad privada que la gestiona. Esto sucede en muchas otras en nuestra comunidad y también en Reggio Emilia. Escolariza 87 niños y niñas en 6 unidades; dos aulas de lactantes (0-1 año), dos de caminantes (1-2 años), y dos de medianos y mayores (2-3 años). El costo de cada niño/a por año supone una aportación económica del ayuntamiento de 1430 euros y de 1210 euros para cada familia, que puede tener una reducción en función de los niveles de renta familiares. Más unos costes complementarios que se corresponden a los servicios de comedor, desayunos, meriendas y ampliación de horario.

Nada más entrar, llamó nuestra atención en primer lugar la serenidad y paz que se respira, siempre de fondo, música ambiental. A continuación, destacamos que a la puerta de cada aula, expuesta en un atril está, al estilo reggiano, la libreta del día. Ese sistema de recogida de información que permite que las familias sepan lo que estuvieron haciendo sus hijos a lo largo del día. Es algo tan sencillo como un cuaderno de espiral, en cada hoja se recogen las actividades del día. A modo de ejemplo: “Martes 16 de marzo. Experimentamos con la temperatura de él agua y observamos como cambia él tacto de las tenerlas de colores cuando las me los metía en un cubo de agua fría como la nieve el en uno con agua caliente como él sol”; todo esto con texto y dibujos para que los propios niños puedan dar explicaciones. “25/03/10. Ya echábamos de menos practicar el arte del manchado. ¡Y hoy lo hicimos con frutas! A que mola la silueta de la manzana. También manchamos con kiwi, plátano y fresa. Ah, y no olvidemos la pera, de la que además comimos un cacho”. De esta manera tan sencilla, va haciéndose un diario de clase que ayuda tanto a las educadoras, al equipo para el seguimiento del proyecto, como a las familias. Anotan lo más significativo de cada día: aniversarios, la elaboración de títeres, la sesión de lengua extranjera, la experimentación con objetos metálicos, etc.

El otro espacio que nos gustó fue el que ellas denominan la sala de los tesoros y nosotros llamamos el Mini-REMIDA. Una habitación donde guardan las hamacas para el tiempo de descanso de los niños y niñas que quedan al comedor y donde almacenan, perfectamente clasificado el material de uso común, tanto el convencional, como estos “tesoros” del reciclaje: tubos papel higiénico, tapas, cepillos de dientes usados, pompones, etc. de esta manera se consigue tener los espacios de aula liberados de atrancos, diáfanos, para que los niños se muevan con libertad, y no como muchas de nuestras aulas que incluso parece que tenemos el síndrome de Diógenes, de esto ya hablaremos en otra ocasión, del sentido de propiedad individual del que adolecen muchas y muchos profesionales de la enseñanza.

Indagamos el tipo de supervisión que reciben, tanto a nivel proyecto educativo -no olvidemos que forman parte del sistema educativo, como de coordinación con otras escuelas 0-3 del ayuntamiento y de la comunidad; así como sobre si existía algún tipo de contacto con las escuelas 3-6 futuras receptoras de este alumnado.

Terminó la visita con un pincho de despedida preparado por el personal de cocina del centro y con una presentación que ya habían querido muchos servicios de cattering. Organizado en tres zonas o ambientes que recuerdan los pilares fundamentales de la escuela: el agua-azul, la naturaleza-amarillo y la creatividad-rojo. Ahí también tuvimos ocasión de hacer una puesta en común de la impresión que nos había causado el centro. Una compañera de 3-6, en un arranque de sinceridad, e impresionada por lo allí visto, confesó, “y ¿ ahora qué vamos a hacer nosotros cuando nos lleguen estos niños?”.

Enhorabuena al equipo de A Caracola y gracias por exponerse a nuestra mirada, que siempre parece que vamos haciendo la “prueba del algodón”, buscando el fallo, pero aquí no tenemos nada más que decir que enhorabuena, y adelante que si conseguisteis esto en seis meses, de seguro que volveremos en muchas otras ocasiones. Nuestro agradecimiento de nuevo a quien propició esta visita, Javier Rouco, como una sesión de formación para los grupos de trabajo que coordina.

Terminamos insistiendo una vez más, en la necesidad de la coordinación entre las escuelas 0-3 y las 3-6, dos realidades hasta ahora distintas pero en la actualidad parte de la misma etapa educativa, y que en la mayor parte de las localidades sólo nos separa una calle.

EIM A Caracola

In ActualizArte on 29/04/2010 at 17:20

Ayer tuvimos ocasión de visitar la Escuela Infantil 0-3 A Caracola en la zona de Novo  Mesoiro en Coruña. Fuimos invitadas por el ASESOR de infantil del CFR de la Coruña, Javier Rouco; sí, con mayúsculas, porque cuando tanto si anda a hablar de la formación del profesorado es bueno que se sepa que hay grandes profesionales, que asesoran, que acompañan al profesorado en su proceso de crecimiento profesional, que ayudan y que abren nuevas vías; y eso se nota rápidamente, cuando se ve a cuarenta maestras que por su cuenta y tras la jornada de trabajo viajan desde distintos puntos para conocer una experiencia nueva, cuando se ve que contrastan opiniones con el asesor, cuando se ve qué comparten con él sus inquietudes …, no nos cabe duda, es un asesor respetado, es una figura que se ve como necesaria por su aportación a la formación. Además tuvo la gentileza de invitarnos a las maestras de la zona de Santiago que viajamos a Reggio recientemente.

El motivo de la visita era conocer la escuela porque su directora se formó en las Escuelas de Reggio Emila y trató de implantar esta filosofía en este barrio nuevo de A Coruña. Por otra parte, también es una excusa para que las del ciclo 3-6 vayamos conociendo lo que si hace en 0-3, no vaya a ser que luego nos pase como cuando los niños van para primaria. Desde que nos recibió, Bea, la directora insistió en que no es una guardería, que es una escuela infantil al igual que las nuestras. Antes de nada nos facilitó un folleto que recoge una “Carta abierta a las nuevas familias de la EIM A Caracola” de donde extractamos lo siguiente:

Integra la REIM de la Coruña, es un centro de inspiración reggiana y afortunadamente, la apuesta arquitectónica (tiene forma de caracola marina, de ahí su nombre) es muy semejante a las italianas con espacios abiertos y diáfanos para que los niños y las niñas no estén recluidos en las aulas. Según entramos ya nos encontramos en la Piazza ese espacio abierto multifuncional y que sirve de distribuidor central de todo el conjunto así como de zona de juegos (rincón disfraces, juego heurístico, etc). Cuentan con el Atelier, ese espacio de diálogo plástico artístico en el que las criaturas aprecian las cualidades de los materiales e interactúan con ellos. En el centro del complejo hay un jardín interior en el que se desarrollan experiencias sensoriales con la naturaleza; con un diseño al estilo oriental cuenta con un estanque, zona de plantas aromáticas y zona de tarima de madera para juegos. El comedor, junto con la cocina es el espacio donde entran en contacto con los alimentos, con sus texturas, preparaciones, etc. Los menús están compuestos de alimentos ecológicos y con una presentación nada convencional. En este momento todas las unidades están desarrollando un proyecto que les permite conocer la gastronomía y cultura de distintos puntos geográficos (China, España, Italia, Marruecos…). Apuestan, también, por el amamantamiento materno, por lo que se les brinda ayuda a las madres que trabajan para que puedan seguir alimentando de manera natural a sus hijos e hijas.

Su proyecto pedagógico está contextualizado y adaptado a las características propias del lugar en el que se encuentra y a las de las familias. Trabajan en Pareja Educativa, dos educadoras con igual categoría profesional e igual compromiso con el grupo. Tienen, también colaboración de personas del programa de inserción laboral de FADEMGA. Fomentan experiencias de iniciación al inglés a través del juego dramático y de la música. Para este centro, una de los pilares fundamentales son las familias; cuando llegan por las mañanas, se reserva un tiempo para el diálogo entre los niños, la educadora y la familia. Se completa la carta con información sobre horarios y calendario, recordando en cada ocasión que esto no es una guardería sino una escuela infantil 0-3. Continúa.

Reggio 12ª: la documentación de los procesos educativos

In InformArte on 16/04/2010 at 19:00

La documentación es la práctica de observar, anotar, interpretar y compartir los procesos y productos del aprendizaje a través de una variedad de medios para profundizar y ampliar el aprendizaje” (Rinaldi, 2001). La documentación es uno de los principios básicos de las escuelas reggianas, una documentación reflexiva, además de descriptiva. Las transcripciones de los comentarios y discusiones de los niños, las fotografías de sus actividades y las representaciones de sus pensamientos y aprendizajes son elementos que se estudian cuidadosamente. Estos documentos tienen diferentes funciones; la más importante de todas ellas: ser herramientas para formular hipótesis sobre la dirección que tomará el trabajo y las experiencias con los niños.

Son documentos muy sencillos, en muchos casos no más que un cuadro de doble entrada; por un lado figura el nombre del niño/la, y por el otro apuntes de las tareas o actividades desarrolladas en ese día. Estos documentos se exponen en las entradas de cada aula, de manera que ayudan a que los padres y madres sean conscientes de las vivencias escolares de sus hijos y se mantengan involucrados. En otra ocasión hablaremos de cómo es el acceso de los progenitores al centro y de cómo conversan con los profesionales; no es una “entrega de un paquete”. Esta documentación hace posible que los educadores entiendan mejor a los niños y sirven para evaluar su trabajo docente, a la vez que promueven su crecimiento profesional, y hacen que los niños sean conscientes de que su esfuerzo es valorado. Todo esto se archiva en el centro, más tarde pasa a los fondos del Centro de Documentazione e Ricerca Educativa, donde se almacena la documentación pedagógica de los nidi y scuolas desde 1980, el que ellos consideran “el patrimonio de las ideas y de las experiencias educativas”. Sus funciones, la formación del profesorado y la divulgación, para lo que cuentan con biblioteca, hemeroteca, fototecas, los fondos del sguimiento de proyectos, etc.

El viaje de estudios fue muy interesante porque permitió ver in situ aquello sobre lo que tanto habíamos leído, pero también por la posibilidad que nos brindó de intercambiar experiencias e inquietudes entre las asistentes. Un tema que fue tratado en estas tertulias profesionales fue la preocupación de algunas compañeras que, liberadas del material editorial, al finalizar cada trimestre sentían una cierta desazón por no enviar para las casas nada tangible, como son los libros de fichas, para pueda ser visto por las familias. He ahí la alternativa.

Recomendamos la lectura del libro “Diarios de clase, un instrumento de investigación y des arrollo profesional” del profesor Miguel Zabalza, en Narcea, en el que se expone de forma reflexiva la importancia de escribir y emplear los Diarios en el aula, tanto para el proceso de mejora profesional como en el de investigación sobre la práctica diaria.

Reggio 11ª: la participación privada

In InformArte on 16/04/2010 at 18:59

Las escuelas reciben la ayuda, donación, patrocinio o esponsorización de empresas asentadas en la zona como IKEA, Benetton, Max Mara, eléctricas, comercio local, etc, cuantificándose esta aportación en más de 5 millones de euros. Y ¿esto en qué se traduce y qué “coste” les supone?, ¿es bueno o malo?; hubo todo tipo de opiniones al respecto. Consideramos que es una opción interesante que no perjudica ni desfavorece las criaturas para nada. ¿A quién puede molestar que los niños coman en vajillas de diseño, o que en la tienda se vendan camisetas de Max Mara con dibujos realizados por las criaturas? Hay críticas sobre el mercantilismo de Reggio, nosotras no podemos coincidir con esa calificación, o al menos con que tenga un carácter despectivo. Saber aprovechar el marketing y el merchandising, suponiendo mejoras en la calidad del servicio a la infancia, para nosotros es un valor añadido. En la actualidad, en el mundo empresarial, cuando se quiere cambiar la imagen de una corporación o abrirla al gran público, sus expertos en publicidad diseñan y los vinculan a proyectos de solidaridad, de cooperación o educativos. Que se mejore la imagen de una empresa por la participación en proyectos de educación, entendemos que le está confiriendo un gran valor al hecho educativo. A veces, tenemos una visión un tanto reduccionista y desafortunada sobre estas iniciativas. ¡Ya nos gustaría que todas las grandes empresas “adoptaran” y mimaran una escuela infantil!  Mientras tanto, no desaprovechemos las oportunidades que tenemos en nuestro entorno más inmediato, que de eso, las maestras de infantil, sabemos un poco.

Reggio 10ª: la participación social y ciudadana

In InformArte on 14/04/2010 at 23:23

Desde que en 1991 la revista americana Newsweek  considerara la escuela Diana de las escuelas de Reggio Emilia, como el mejor establecimiento en la vanguardia de la atención a la infancia en el mundo, su enfoque educativo atrajo la atención de todas aquellas personas interesadas en la educación infantil. ¿Qué es lo que hace diferentes estas escuelas? En primer lugar, la manera en la que surgen; en segundo lugar, su proyecto educativo; y en tercero, el modelo de gestión por parte de la comunidad. Veamos.

En el año 2003, se crea en el ayuntamiento de Reggio Emilia la Institución de Escuelas y Nidos de Infancia, como instrumento jurídico que garantiza la autonomía de gestión administrativa, cultural y pedagógica. Tiene como finalidad gestionar y potenciar el funcionamiento y calidad del servicio a la infancia. Mantiene convenios de colaboración con fundaciones, entidades privadas, universidades, con Reggio Children, con la Asociación Internacional de Amigos de Reggio Children y con el Centro Internacional Loris Malaguzzi.

La participación ciudadana se articula en cada escuela o nido, a través del Consejo de Infancia Ciudadana; estructura democrática que promueve la participación y corresponsabilidad de la ciudadanía, integrada por padres, madres, educadores, pedagogas y ciudadanos, recogiendo sus principios en la Carta del Consejo de la Infancia.

En el territorio de Reggio Emilia, existen 80 servicios para criaturas de 0-6 años: 55 escuelas de infancia (3-6); 23 nidos (0-3); 5 nidos-escuela (0-6); 3 espacios de encuentro para adultos y niños de 1-3 años. Algunos nidos ofrecen servicios por horas, los nidi part-time; y muchas de ellas, después del tiempo educativo brindan un horario prolongado para conciliar la vida laboral de los progenitores, así como un servicio en los meses de verano. Poco menos de la mitad son de gestión directa del ayuntamiento, casi el mismo número por la FISM (Federazione Italiana Scuole Materne), otras gestionadas por el estado y otras por cooperativas a través de convenios con la Institución. Cuentan con un Reglamento orgánico común.

Para el mantenimiento de estas prestaciones, las familias hacen una aportación económica proporcional a la renta familiar; en 0-3 de entre 61-490 €, en 3-6 de entre 61-199 €. Se estima el coste anual por niño en 10.596 € (0-3) y 7.884 € (3-6). Los fondos para su mantenimiento provienen de las arcas municipales, de las aportaciones del Estado y de las donaciones, ingresos por las actividades formativas, publicaciones, congresos, exposiciones, eventos, etc.

Reggio 9ª: el plurilingüismo

In InformArte on 14/04/2010 at 23:21

Las asistentes preguntaron si en las escuelas reggianas no se hacía un acercamiento a la lengua extranjera -inglés- y si era impartido por profesorado especialista o por profesorado de infantil; el eterno dilema. Su respuesta fue que allí contaban con “mediadoras lingüístico-culturales”.

El incremento de la presencia de niños/as y familias de nacionalidad no italiana, hizo precisa la creación de un instrumento que ofreciera la posibilidad de participar plenamente en la experiencia educativa del nido y de la escuela infantil. En el curso 2005/06, se puso en marcha el proyecto “Cultura en juego. Diálogo y mediación” y se insertó la mediadora lingüístico-cultural en el tramo 0-6, pero no limitada a intervenciones esporádicas o en respuesta a emergencias. Las 7 mediadoras provienen de Gana, Marruecos, Nigeria, China y Albania. Le dedican 8 horas semanales a cada centro que distribuyen entre las actividades con niños o las de atención y encuentro con las familias. La presencia de las mediadoras legitima y valoriza en el centro el uso de diversas lenguas por parte de los niños y de sus familias, al mismo tiempo que su presencia da voz a la subjetividad de los niños, ayudándolos a comprender a y a expresar sus pensamientos y sentimientos.

No creemos que sea necesario ahondar más, ni hablar de valores, de inter y multiculturalidad, de respeto, de plurilingüismo, de aceptación, de valoración, de atención a la diversidad…

Reggio 8ª: un raggio di luce

In EncienciArte on 14/04/2010 at 14:21

En las escuelas reggianas hay una serie de aspectos que, de una manera u otra, siempre se tratan: el trabajo artístico, el trabajo con la luz y el trabajo con el sonido. Poco a poco iremos viéndolo. Sin pretender caer en el “recetario” presentamos unas ideas y apuntes que pueden dar lugar a grandes proyectos con la luz.

-La presencia constante de la tavola luminosa, mueble muy sencillo, al estilo de una mesa, con una placa de cristal o plástico traslúcido, que deja pasar la luz de dos lámparas que hay en su interior. Éste fue el modelo inicial, ahora ya se comercializan con un diseño más sofisticado. Y ¿qué hacen con la tavola luminosa?, casi todo, es increíble cómo cambian los colores, cómo se aprecian sus mezclas sobre ese soporte lumínico. La cubren de arena y juegan a trazar líneas, formas, dibujos …,, incluso con arcilla o plastilina. Con flores, pétalos y hojas, con conchas o cristales, realizan composiciones que se realzan por el efecto de la luz. Cubierta con un plástico transparente permite pintar con témpera o acrílico -por cierto, los murales no los hacen sobre papel kraft sino sobre plástico transparente, de esta manera al colgarlos del techo o de las ventanillas no impide el paso de la luz. También los vimos jugando a superponer varias capas de papel de seda o acetatos de colores, lo que les brinda la posibilidad de ver las mezclas y gamas o variaciones de un mismo color; impresionante el proyecto que realizaron sobre si todos los blancos son iguales (empleando distintos materiales con distintas texturas todos ellos blancos). A menor escala hacen lo mismo con un retroproyector. Aquí andamos “mendigando” por los encerados digitales y ahora va a resultar que todas las “modernas” que fuimos la Reggio Emilia vagamos por los sótanos de los colegios recuperando el despreciado retroproyector.

-Colores de la sombra: juegos de luces y sombras, creando ambientes oscuros o simplemente bajando las persianas y dejando que la luz que se filtre por sus rendijas sea un elemento de juego sobre el cuerpo de los niños.

-Tubos luminosos: como unas mangueras transparentes que en su interior llevan pequeñas bombillas (como las que se emplean para iluminar exteriores en la Navidad), con ellas juegan a trazar senderos o a enrollarlas en el cuerpo.

-Acetatos de colores: en las ventanas que permiten filtrar la luz solar dando lugar a juegos con los colores. También vimos varios círculos de acetato superpuestos y con perforaciones de distintos tamaños que cada vez que se giran cambian el efecto de la luz a modo de un caleidoscopio.

-La medida de la sombra a lo largo del año: las variaciones por la ausencia de sol. En otra entrada de este blog, y a raíz de una exposición sobre la sombra organizada por el Museo Thyssen, ya hicimos una propuesta de trabajo.

-La iluminación de las ciudades, un proyecto interesantísimo.

-La presencia de espejos por todas partes, las imágenes que reflejan, la luz que recogen y devuelven.

-El teatro de sombras con personajes creados por ellos mismos con materiales de desperdicio o útiles de cocina.

En todas las escuelas hay un taller de luz un elemento que fascina a las criaturas. Y en el Centro Internacional Loris Malaguzzi encontramos el Atelier Raggio dice Luce, una exposición interactiva dirigida a alumnado, educadores y familias para que conozcan las múltiples facetas de la luz. Un lugar de investigación, experimentación e inmersión en un entorno en el que la luz y sus diversas formas pueden ser investigadas a través de la exploración, provocando el asombro y la curiosidad. Un lugar de investigación sobre la enseñanza de la ciencia nueva.

Escuelas de Reggio Emilia

In FormArte on 26/03/2010 at 00:32

Por fin llegó el momento, nos vamos a Italia para visitar las escuelas infantiles de Reggio Emilia. Daremos amplia información a la vuelta. Lo que más nos ilusiona, aparte de ver la organización de los espacios y de los tiempos en las escuelas municipales, aparte de conocer toda la experiencia reggiana y cómo conciben los cien lenguajes del niño, es ver el REMIDA, el centro de reciclaje creativo. Un centro de distribución de materiales de desperdicio (papel, cartón, cerámica, cuerdas, botones, hilos…), que se recogen de las industrias de la zona, y que permiten la realización de originales intervenciones artísticas con el alumnado. En la web de Niños Reggio encontramos más información.

La primera sorpresa, llegamos a Bolonia para los últimos ecos del Salón Internacional del Libro Infantil, el más importante del mundo. Y en pleno Año Rodariano, ya contaremos…

Buenas vacaciones para todas y todos.

Requisitos mínimos de los centros que imparten EI

In LegislArte on 12/03/2010 at 11:49

Hoy se publica en el BOE el RD 132/2010, por el que se establecen los requisitos mínimos de los centros que impartan las enseñanzas del segundo ciclo de educación infantil, educación primaria y educación secundaria. De esto ya hablamos en otra entrada, cuando fue informado por el Consejo Escolar del Estado, con un record absoluto de enmiendas. Era una adaptación normativa muy necesaria puesto que la situación de los centros, del alumnado, del profesorado, así como las metodologías empleadas, dista bastante de lo establecido en 1991.

En breve, avances en el 2º ciclo EI:

-Estipula metros cuadrados por alumnado y no metros mínimos de los espacios.

-Contar con acceso independiente del resto de las instalaciones.

-Condiciones de seguridad estructural: salubridad, ahorro energético, protección laboral.

-Supresión de barreras arquitectónicas.

-Posibilidad de que los centros impartan el 1º y 2º ciclo de EI.

Observaciones:

-Seguimos sin saber nada de los requisitos mínimos de los centros que impartan el 1º ciclo de EI; competencia de las comunidades autónomas.

-Biblioteca de primaria 45 metros cuadrados, en secundaria 75, en infantil no se menciona.

-En los centros de EI no contempla espacios para el apoyo a nee, PT y AL.

Nota: para los correctores del BOE, sería relativamente fácil hacer una revisión del uso de un lenguaje no sexista; en los centros hay más que alumnos, profesores y padres; no sirve lo indicado en la disposición adicional novena, donde dice que emplean genéricos. Somos educación y debemos dar ejemplo.

Educar en casa

In InformArte on 01/02/2010 at 15:34

En el periódico El Correo Gallego del domingo 31 de enero leemos la noticia “Veinte familias gallegas educan a sus hijos en casa, sin ir al colegio”. Los padres optan por convertirse en guías educativos para potenciar las capacidades personales de los menores y por estar en desacuerdo con el método de la formación tradicional. Internet se convirtió en el aliado estratégico para desarrollar los programas y conseguir los certificados.”

En educación infantil, dado que no es una etapa obligatoria, no se detecta si un niño no está escolarizado. Los datos disponibles indican que a día de hoy en Galicia está escolarizado el 99% de los niños y niñas de 3-6 años, atribuyéndose el 1% restante derivado de problemas como pueden ser la distancia al centro educativo (por la dispersión poblacional), enfermedad y otros como imposibilidad de compatibilizar horarios parentales y escolares.

Pero cuando hablamos de la enseñanza básica y obligatoria, hay familias que no escolarizan a sus hijos por motivos como son evitarles influencias negativas y el aprendizaje de malas costumbres o violencia de los compañeros; por la laicidad de los centros o por la ausencia de formación religiosa; por la carencia de vínculos afectivos profundos y distanciamiento de la vida familiar; o por la poca preocupación por los valores morales de la escuela.

El homeschooling o enseñanza de los niños en edad escolar en el hogar está reconocido y autorizado en países como Canadá, Australia, Francia, Inglaterra o Estados Unidos donde millón y medio de niños siguen esta opción porque sus progenitores “objetan” de la escuela.

En España existe la red Crecer sin escuela y la Asociación por la Libre educación que aglutinan familias que consideran que la educación en el hogar es una opción responsable y adecuada para sus hijos. Hacen suyas y asumen muchas de las críticas que Ivan Illich le hacía a la escuela: “La escuela parece estar eminentemente dotada para ser la iglesia universal de nuestro mundo en decadencia…”, o “La escuela es un rito iniciatorio que introduce al neófito en la carrera sagrada del consumo progresivo.”

Escuelas infantiles de San Miniato

In ActualizArte on 31/01/2010 at 12:05

Para situarnos, tasa de escolarización de niñas y niños de 0-3 años de un 40% (recordemos que el objetivo de la Agenda de Lisboa para el 2010 es de un 30%, que en Galicia y en el resto del estado estamos un poco lejos de conseguir), trayectoria de 25 años, implicación de toda la comunidad local en la gestión y en la organización de los servicios de atención a la infancia, en un continuo diálogo entre el mundo adulto y la infancia …, cierto, estamos hablando de escuelas infantiles del norte de Italia.

“San Miniato es una realidad única, pero no  la única realidad, como tampoco es una realidad aislada, sino el reflejo fiel de la historia pedagógica y política de mustios ayuntamientos del Norte de Italia comprometidos con la educación y muy especialmente con la educación de la primera infancia. Todos se han convertido en laboratorios de una nueva forma de entender la infancia, la educación, la escuela, la gestión y la política.”

Aldo Fortunati en la obra, La educación de los niños como proyecto de la comunidad narra la experiencia de la escuelas infantiles de San Miniato, inspiradas en las grandes ideas pedagógicas de Loris Malaguzzi, entre otros.  Su contenido expone la tradición del último tercio del siglo XX en los ayuntamientos italianos.

Aunque es difícil pensar en el futuro sin verlo a través de los ojos de las niñas y de los niños, constantemente la infancia no está en el centro de los proyectos de la política, y esto es una gran contradicción. Por lo tanto, un buen proyecto de educación y de futuro, pasa primero por la afirmación de la conciencia sobre la identidad y potencialidad de la infancia y a continuación necesita fuertes alianzas para no perderse en la simple retórica sobre sus derechos. Hace falta que sus proyectos se vean compartidos, tanto a nivel social y político, como a nivel técnico y de práctica cotidiana del trabajo con los niños y con las familias.

Escuelas infantiles de Pistoia

In ActualizArte, FormArte on 27/01/2010 at 22:52


En el nº 397 de Cuadernos de Pedagogía, de enero de 2010, se recogen en un artículo los principios educativos de estas escuelas ubicadas en la Toscana, que desde los años 60 desarrollan un proyecto de transformación educativa en la Educación Infantil y en el conjunto de las políticas educativas, sociales y culturales. Todo ello, plasmado en una Carta de Servicios Educativos.

En el nº 129 de la revista In-fan-cia entrevistan a Sonia Iozzelli, que junto con Annalia Galardini fueron responsables durante los últimos treinta años de los servicios educativos a la primera infancia en Pistoia

Una buena lectura para inspirar proyectos semejantes en aquellos ayuntamientos de Galicia que ofrecen un amplio abanico de posibilidades de atención educativa y de ocio a la infancia, pero en los que aun no se llegó al punto de consensuarlo con el principal servicio educativo, la escuela. Así a veces, se duplican, se solapan, chocan las intervenciones sobre los mismos niños pero en distintos momentos y por distintos servicios. Habría que hacerle alguna sugerencia a la FEGAMP en este terreno.

Posibilidad de realizar visitas de estudio a las escuelas de Pistoia.

Escuelas Infantiles de Reggio Emilia

In FormArte on 27/01/2010 at 22:24

SAREL la Red Educativa Reggiana del estado español, organiza un viaje de estudios a las Escuelas Infantiles de Reggio Emilia, en el mes de marzo de 2010. Participaremos muchas profesionales de la educación infantil en Galicia, daremos amplia información; para aquellas personas que no podáis asistir os recomendamos la visita a la web, allí podréis saber algo más de la experiencia educativa reggiana, de su fundador Loris Malaguzzi y de la filosofía de vida de estas escuelas.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.830 seguidores