Nuestra aportación a la educación infantil

Posts Tagged ‘consumo responsable’

Barcos de papel

In CativArte on 15/03/2011 at 00:00

Infancia, regueros de la lluvia y barcos de papel constituyen una combinación mágica, de esas que perduran en los recuerdos a lo largo de los años. Por ello quisimos dedicar un tiempo a la construcción de barcos. En alguna que otra ocasión hemos hablado del trabajo que realizamos con el plegado de papel, origami, y de su aprovechamiento didáctico, más allá del mero entretenimiento: figuras geométricas, conceptos de medida, tamaños, la flotación, etc.

A modo de inspiración, recurrimos al blog Paper Boats, de una organización que realiza exhibiciones con estos juguetes infantiles comunes a casi todas las culturas.

Más elaborada, es la  propuesta de arte comunitario que nos brinda Javier Abad, realizada en la madrileña escuuela infantil “Barco de Papel”, en la que con el pretexto de ambientar y conferirle carácter a los espacios comunes del centro, en colaboración con las familias, construyen barcos de papel con documentos significativos de la identidad de los niños y las niñas.

Disfraces de Carnaval

In RebelArte on 22/02/2011 at 14:01

Máscaras de Maruja Mallo

Llegado por este momento no tenemos nada que añadir a lo publicado el pasado año por las misma fechas en el postLa banda del trapo“. Tan sólo, hacer unas aclaraciones que inciten a una reflexión de los equipos docentes sobre estas prácticas tan instauradas en las dinámicas escolares infantiles.

1º No tenemos nada en contra de que los niños y niñas se disfracen; es lo propio de estas fechas, y lo esperan con ilusión.

2º No somos partidarias de la elaboración de los disfraces por parte del profesorado, ya que las criaturas de estas edades no son capaces de hacerlo, a no ser unos pequeños adornos.

3º Para que las docentes se dediquen a hacer los disfraces, o los hagan individualmente con cada una de las criaturas sólo caben dos posibilidades: o dejan de atender al grupo, o le dedican horario no lectivo. Y ciertamente no sabemos del provecho pedagógico de esta actividad artesanal.

4º Que sean las familias quien los hagan siguiendo el patrón indicado en la escuela tampoco le encontramos mucho aprovechamiento para las criaturas.

5º Desde la escuela pueden/deben inculcarse hábitos relacionados con el consumo responsable. El despilfarro en bolsas, papeles, adornos sofisticados, etc, tenemos por seguro que no ayuda a conseguir ese objetivo.

6º El argumento de que esto se hace para evitar diferencias no nos parece muy consistente. Las diferencias están presentes todos los días y no por ello se solventan poniéndoles un uniforme, ya que aun así prevalecerían. El cometido de la escuela no es pintar todo del mismo color, sino enseñar a apreciar y valorar todos los colores.

7º Aferrarse a que “siempre si hizo y es muy bonito”, nos hace pensar en cantidad de prácticas -afortunadamente ya desaparecidas- que también eran muy bonitas y siempre se habían hecho así. La escuela debe estar cuestionándose continuamente la utilidad educativa de lo que hace, ya que la responsabilidad de la escuela es educar no sólo hacer “cosas bonitas”.

8º Para los que esgrimen que es una tradición. El disfrute en Carnaval es ser otro/a, de estar irreconocible para el resto, como se hizo tradicionalmente en Galicia y en casi todos los lugares del mundo. Unas ropas prestadas y una careta pueden ser suficiente para conseguir tal fin lúdico.

9º Hubo una época -ya superada- que la mayor parte del tiempo de la escuela infantil se dedicaba a la realización de manualidades, ya que se pensaba que los pequeños no tenían capacidad para pensar, para indagar, para aprender …; esta etapa era un pre-momento importante, a la espera de que estuviesen maduros para hacer algo de provecho cognitivo. Se ve que, pese a todo, aun quedan rescoldos de eso. Hoy en día, hay otros espacios, en los que deben permanecer los niños y niñas -por esto de la conciliación- que perfectamente se pueden dedicar a esas actividades más de entretenimiento.

10º De igual manera que nos parecería impensable que los docentes de Bachillerato -con lo que tienen que hacer-, se dedicaran a elaborar disfraces con el alumnado, lo mismo pensamos de los de infantil; nuestra tarea fundamental es la de que desarrollen los aspectos cognitivos, intelectuales, motóricos, afectivos y emocionales. Para eso somos profesionales de la educación, no otra cosa.

El Carnaval puede ser para las escuelas la ocasión de promover actividades ricas de sentido educativo, propiamente dicho, o de todo lo contrario. No podemos admitir que se dediquen más horas de debate a los disfraces del Carnaval -reuniones de nivel, ciclo y claustros- que a la mejora de la calidad educativa.

Nosotros decidimos qué tipo de escuela, qué estilo de docente queremos ser y qué modelo de ciudadano estamos formando.

Reciclando en la escuela

In CativArte on 09/02/2011 at 20:59

En más de una ocasión hemos hablado de la importancia de lo que trasmitimos con los gestos y hábitos escolares relacionados con el consumo.
Encontramos un blog, “Reciclando en la escuela“, de una maestra de una escuela rural, que imparte educación artística a niños/as de 3 a 7 años, mostrándoles cómo desarrollar su creatividad e imaginación a partir de los materiales de desperdicio -a los que sacan su provecho hasta lo imposible, algunos objetos tienen 2 o 3 vidas.
Cerca de 100 experiencias de aula organizadas por los materiales empleados: botellas de plástico, cajas de cartón, piedras, ramas …
Una auténtica delicia y ejemplo de trabajo responsable con la sostenibilidad.

Superconsumidores y supersolos

In ActualizArte on 09/02/2011 at 20:58

“Un tercio de las madres y casi la mitad de los padres consideran que no juegan lo suficiente con sus hijos. De ellos, el 80% y el 83%, respectivamente, aseguran que se debe a que no disponen de tiempo para hacerlo. Por otra parte, cabe destacar que más de la mitad de las madres y los padres consideran que los juguetes que se fabrican para niños menores de 5 años presentan diferencias según el sexo al que van dirigidos. Asimismo, prácticamente la totalidad de progenitores considera que la cantidad de juguetes que tienen los niños actualmente es excesiva, lo que se debe a que ellos mismos son demasiado premisivos, tal y como opina el 57% de las madres y el 65% de los padres que piensan de este modo. Tras ello, la presión publicitaria sería el segundo factor más influyente para este exceso de juguetes (22% de las madres y 17% de los padres).

En cuanto a quiénes son las personas que suelen comprar juguetes a los niños menores de 5 años, se detecta que en primer lugar son las madres quienes lo hacen, seguidas de los padres y los abuelos. Asimismo, la razón que más influye para hacerlo es la llegada de los cumpleaños y de las fiestas navideñas.”

Esto es lo que constata el II Estudio Nacional sobre infancia promovido por la marca comercial Chicco.

Nada que no veamos en el día a día en los centros educativos. Niños y niñas cada vez más solos y más superconsumidores. Algo habrá que hacer al respecto, ¿no?, o esperaremos a Navidad para enviar un folleto informativo sobre la compra responsable de juguetes. Puede que nuestra responsabilidad sea la de enseñarles a jugar sin consumir, a valorar las pequeñas cosas que no es preciso comprar y a saber encontrar satisfacción sin necesidad de ir de compras. La educación para el consumo responsable debe tener presencia real en las programaciones de centros educativos.

Ver_mirar_pensar_contar XVIII

In MirArte on 20/01/2011 at 21:00

Ideas para reutilizar la ropa de forma artística, en el blog Object bis.

Una novia, graciosa, vistosa, preciosa

In ContArte on 14/01/2011 at 17:59

Encontramos en nuestra librería de cabecera, una de esas pequeñas joyas que pasan desapercibidas; un libro que nos habla de la escasa importancia de la imagen exterior, de la influencia de las revistas de moda y del valor de los sentimientos y de los afectos por encima de todo. De pasada, también de que menos es más.

Una novia, graciosa, vistosa, preciosa” de Beatrice Masini, con originales y sugestivas ilustraciones de Anna Laura Cantone, en Tuscania Editorial, nos cuenta como Filomena, una virtuosa modista, especializada en vestidos de boda, sueña con coser uno muy especial para ella, así pasa el día mirando las revistas de moda; es en lo único que piensa. Entre tanto, Ferrucho, un tímido mecánico, se decide a declararle su amor y pedirle matrimonio; desde entonces, Filomena no tiene tiempo para nada más que para ponerle adornos a su fantástico vestido, ni tan siquiera para estar con el novio, le dice que después de la boda ya podrán pasear, subir a las montañas o a lo que sea. Tras un trepidante día de la boda, la historia tendrá un desenlace del que se pueden extraer muchas conclusiones sobre la importancia del aspecto físico, de los sentimientos y de los afectos en las relaciones.

Especialmente dedicado a todas las niñas que sueñan con bodas principescas y con top models.

Enlatados con Warhol

In CativArte on 14/01/2011 at 17:55

Como recuerdo de todo lo que hicimos el pasado trimestre con las latas, quisimos mostrarle a nuestro alumnado una de las más emblemáticas obras e icono del artista del Pop Art, Andy Warhol, las latas de sopa Campbell -32 latas, una por cada sabor existente en aquella época- para que pudiesen apreciar como un elemento cotidiano y banal como una lata puede ser objeto de una obra de arte.

Tras lo cual, cada uno realizó una interpretación de la misma, pero con el alimento que más les gustaba: melocotones, olivas, salsa de tomates, etc. El acabado con acuarela estarcida, le dio el toque definitivo. No somos muy partidarias de limitar el traballo con el arte en el aula a su mera copia o reproducción, pero en este caso, se trataba de que  versionearan la idea.

Aquí están sus producciones.

A la búsqueda del equilibrio en el aire

In EncienciArte on 18/12/2010 at 09:03

En nuestra línea de reutilización de distintos objetos para convertirlos en elementos artísticos, a lo largo del trimestre fuimos pintando botellas de leche y de yogurt con las que luego construimos móviles para decorar el corredor por el que accedemos a las aulas. Nuestras premisas: que fueran estéticamente agradables y que tuvieran movimiento -bien al abrir las ventanas o incluso a nuestro paso-. Para ello, cada quien hizo un primer diseño, el paso del plano o bidimensional al volumen o tridimensional.
Una vez pintadas las botellas no quedaba más que la labor de montaje. Asunto difícil pues las diferencias de tamaño, de peso, de largo del sedal influían en el equilibrio del conjunto. Incluso tuvimos que recurrir a trucos como introducir pequeños pesos en las botellas para conseguir ese equilibrio.

A la búsqueda del equilibrio en la tierra

In EncienciArte on 18/12/2010 at 09:02

Dentro del proyecto EnlatArte, las latas nos dieron muchas posibilidades de juego, entre otras, las construcciones. No fue asunto fácil desafiar ley de la gravedad: las diferencias de tamaños, de altura, las construcciones y equilibrios “imposibles” provocaron muchos debates y más de un disgusto.
Finalmente, con la ayuda de la silicona, vimos que casi podemos desafiar las leyes del equilibrio. He ahí nuestras esculturas de lata

Grandes cajas de regalos

In CativArte on 14/12/2010 at 21:27

En la misma línea de reutilización de “Pequeñas cajas de regalos”, cuando vimos las construcciones de cartón en Cardboardia, pensamos en comentarlo con las familias del alumnado, por sí se nos ocurría hacer algo semejante en el centro pero a pequeña escala.

Cardboardia es un pueblo todo de cajas de cartón. Un evento que ya se realizó tres veces en Moscú, en el que participaron grupos de artistas. En Flickr puede verse la galería de imágenes. Desde aquí el plano y web de la villa.

Pequeñas cajas de regalos

In CativArte on 14/12/2010 at 21:27

Tras ver la obra de la artista y diseñadora Jacqui Symons, decidimos hablar con las familias del alumnado -a través del blog de aula- y pedirle que no tiren las cajas pequeñas de los regalos, y que a la vuelta de vacaciones nos las envíen envueltas como si de auténticos regalos se tratase.

En enero, construiremos móviles para el centro; hablaremos del equilibro y de otros aspectos.

Symons trabaja con otras personas ayudándoles a desarrollar su creatividad y confianza en hospitales, unidades de salud mental, con grupos de jóvenes en riesgo social y con los más pequeños. En su web puede verse más de su trabajo artístico.

Regalos diferentes

In ContArte, FamiliarizArte on 06/12/2010 at 09:02

Llega el momento en el que algunas familias nos vienen a consultar sobre los regalos de Navidad recomendables para sus hijos e hijas. Así como hace años, elaborábamos folletos informativos que enviábamos a las casas de nuestro alumnado, a día de hoy -y no es una actitud derrotista, sino realista- no lo hacemos. Sobra información. Todo tipo de asociaciones e instituciones de consumidores, de igualdad, de sostenibilidad, etc, elaboran ese tipo de folletos. La mayor parte de las familias saben la “teoría”: deberían comprar juguetes que desarrollen la creatividad y la inteligencia infantil, que no transmitan estereotipos de sexo-género, que no sean bélicos, que cumplan con criterios de seguridad …; ¿y en qué se traduce todo este conocimiento?, ¿quién les facilita a los niños y niñas los catálogos comerciales?, ¿quién puede controlar los regalos de los familiares y de las amistades?, ¿quién fomenta el escribirle la carta a Papá Noel, a los Reyes, al Apalpador, a …? Será una vez más lo de siempre, un montón de regalos sofisticados, un día tras otro, a los que no les prestarán ni pizca de atención.
Siempre les decimos que nos preocupa más el día a día que la Navidad. En la actualidad los pequeños reciben regalos por cualquier motivo: por los cumpleanos, por la visita de algún familiar, por el nacimiento de un hermanito/a -para que no sientan celos-, por la visita a un centro comercial, etc. No podemos, ni tenemos los medios para luchar contra el consumismo imperante en la sociedad actual, pero sí para fomentar actitudes críticas de cara ese consumo sin sentido.
Por ello iniciamos la nuestra particular campaña en las aulas. Hablando con ellos, haciéndoles ver las “prestaciones” de alguna de sus preferencias. Y leyendo, leyendo muchos cuentos sobre regalos. Estas son nuestras elecciones:
- “Un regalo diferente“, de Marta Azcona y Rosa Osuna en Kalandraka.
- “Con las manos vacías“, de Ana Tortosa y Cecilia Varela en OQO.
- “La palabra que se fue de vacaciones“, de Vicente Vilana y Carmela Mayor en Brosquil.
- “El regalo del pescador“, de Rocío del Mar Antón, Dolores Núñez y Xavier Vilagut en Beascoa.
- “La caja de los recuerdos“, de Ana Castagnoli e Isabelle Arsenault en OQO.
Hermosos álbumes que transmiten la idea de la importancia de las pequeñas cosas, del gran valor de la intención y de los afectos, de lo que no se puede comprar con dinero. Incluso le recomendamos su lectura a las familias; puede que les haga tanta falta o más que a los niños.

Y no olvidemos la responsabilidad de la escuela en el fomento del consumismo, que también tiene su parte de culpa, con lo que hacemos, con lo que decimos, con lo que mostramos, con lo que gastamos …

Trans-toying

In FamiliarizArte, InformArte on 06/12/2010 at 09:01

En el sector de fabricantes de juguetes se viene constatando una bajada en las ventas, alrededor de un 12%. En el estudio de “Intenciones de compra de juguetes en la Navidad 2010“, publicada por la AEFJ, se corrobora esta tendencia. Pero no cometamos la ingenuidad de pensar que la gente apuesta por un consumo más responsable. Para nada, lo que sucede es que hay una variación en el concepto de juguete.

De un tiempo a esta parte se habla de trans-toying o trans-juguetismo. Otra estrategia comercial que consiste en transformar objetos cotidianos en artículos de juego. Un fenómeno en alza, para constatarlo no hay más que mirar las mochilas que traen a la escuela o dar una vuelta por los centros comerciales. Cepillos de dientes con forma de juguetes, toallas o ropa de cama con personajes de las series televisivas, relojes, pulseras, platos, tenedores o pastelitos con forma de muñecas, apósitos que les hacen desear tener alguna herida para ponerse un tatoo, etc. Dicen que la estrella de ventas de adornos de Navidad este año son las bolas de Bob Esponja.

Puede saberse más en una publicación que ya recomendamos con anterioridad, “Nacidos para comprar. Los nuevos consumidores infantiles” de Juliet B. Schor, editado en Paidós. En la misma se dice que “los expertos en desarrollo infantil se preguntan con preocupación si esta nueva tendencia no dejará poco espacio a la imaginación del niño, dado que todo artículo en su entorno acaba convirtiéndose en juguete. Si todas las experiencias del pequeño se encaminan a la emoción, a la sorpresa y al juego, puede que no descubra que la felicidad y el bienestar se obtienen principalmente del aprecio de lo cotidiano. Es posible que no aprendan a valorar el sabor de la comida buena y saludable, si se les enseña que comer equivale a jugar. Susan Linn, psicóloga de Harvard y una de las críticas más destacadas sobre marketing infantil, sostiene que existe un vacío moral en todo ese enfoque. (…) Los profesionales de la publicidad no acostumbran a cuestionarse sobre esto, tan sólo se preguntan, ¿cómo entretenemos a nuestros hijos a los que nada satisface?”.

En la escuela, a veces, descubrimos con alegría como un elemento de lo más insignificante se convierte en una fuente inagotable de goce infantil. Pues a lo mejor ahí radica una de nuestras responsabilidades y tareas de cara al fomento del consumo responsable: haciéndoles ver, verbalizando y reseñando el valor de las pequeñas cosas.

Gordos enormes

In CativArte on 06/12/2010 at 09:00

Así es como definió nuestro alumnado a los personajes de la obra de Fernando Botero. Desde el pasado día 18 de noviembre, en la Rúa do Villar en Santiago de Compostela, se puede ver su obra “El rapto de Europa”. Le pedimos a las familias de los niños y niñas que si en estos días de vacaciones, tenían ocasión de estar en ciudad, se acordaran de mostrarle esta escultura. En clase vimos otras esculturas, y luego pinturas. De inmediato las reconocieron como de la mano del mismo artista. Su común tamaño desmesurado fue una buena pista -muchas de ellas pesan más que todos los niños y niñas de nuestra clase y de la clase de al lado.
Ver pinturas.
Ver esculturas.

No más. Tan sólo se trataba de ver unas imágenes y de conocer una noticia de su ciudad. No narraciones de la vida del autor -tan sólo nacionalidad por coincidir con la de uno de los niños de la clase- no baterías de preguntas … Nada, tan sólo ver. Habría que ver a cuantas exposiciones iríamos los adultos si antes-durante-después de las mismas nos sometieran a los mismos interrogatorios, charlas, reflexiones y actividades didácticas a las que se somete las criaturas. Después nos extrañamos de que no quieran saber nada del arte;  si lo conseguimos a pulso.

Cítricos

In EncienciArte on 29/11/2010 at 21:08

La pasada semana nos dedicamos a los cítricos. Aprovechando que están en su momento, los conocimos, los probamos, clasificamos las sensaciones gustativas, olfativas y táctiles que nos producen, como siempre medimos, pesamos, miramos con las lupas, cortamos, analizamos por dentro, comparamos prestando atención a lo que los diferencia y lo que tienen en común, hicimos zumos de cada uno de ellos -teníamos naranjas, toronjas, mandarinas, clementinas, sanguinas, limones, limas, pomelos, kumkats-, hicimos composiciones de color, aguas de sabores, etc. Finalizamos con una representación plástica, empleamos cera grasa y acuarela para conseguir la transparencia de las rodajas de los cítricos. Luego también vimos algunas obras de Fernando Botero en las que representa las naranjas. Toda una interesante, aromática, gustosa y vitaminada propuesta.

Ver presentación.

Una cocina tan grande como…

In ContArte on 08/11/2010 at 16:30

Ya que estamos hablando de alimentación, queremos reseñar tres publicaciones de la editorial Kókinos, en las que su autor, Alain Serres, trata de acercar los niños y niñas al mundo de la cocina y de los alimentos.

- “Una cocina tan grande como el mundo“; cuaderno de viaje y libro de recetas que nos lleva a descubrir recetas de los cinco continentes.

- “Una cocina tan grande como un huerto“;  un viaje a través del mundo de las frutas y hortalizas, con recetas, su origen y forma de cultivo, historia y proverbios de varios lugares del mundo.

Una cocina toda de chocolate“;  una invitación a un viaje extraordinario al mundo del chocolate de del cacao.

Cata de uvas

In EncienciArte on 04/10/2010 at 18:12

Cuando asistimos a las actividades de “La noche de los investigadores”, hubo un taller que nos gustó mucho, el de “Cata de uvas” patrocinado por las bodegas Terras Gauda en el que se mostraban, cuando menos, 20 variedades de uva gallega, permitiendo que los niños las probarsen, apreciasen sus diferencias en cuanto al color, tamaño, pepitas, hojas  -podían observarlas através del microscopio; luego, aplastaban las uvas, obteniendo el mosto que era degustado por los asistentes.

 

 Nos pareció tan buena idea que tratamos de repetirla en el aula con nuestro alumnado. Pedimos uvas y -tras observarlas, clasificarlas, etiquetarlas, y formular hipótesis sobre el color del zumo y vino que se obtendría-, empleando unos exprimidores de ajos, reproducimos, la escala reducida, el proceso de obtención del mosto. Como si de una cata organoléptica se tratase, catamos, degustamos, y describimos las sensaciones que nos producían, tanto olfativas, como visuales o gustativas. Hasta llegamos a hacer combinaciones de distintas uvas.

En nuestra zona, en muchas casas del rural, se produce vino para consumo propio, pero a día de hoy, la mayor parte de los niños y de las niñas no saben nada de su proceso de elaboración, quedan al margen de esas tareas; por lo que les mostramos un vídeo en el que se recoge la vendimia y el proceso de la uva al vino. Necesariamente, también hablamos y hablaremos sobre el consumo de vino.

EnlatArte

In CativArte, FormArte on 04/10/2010 at 18:00

Aun no tuvimos tiempo de contar nada del curso “Leer para aprender“, al que asistimos en la UIMP en Santander organizado por el Ministerio de Educación dentro de su oferta de cursos de verano. Pero, en este momento, estamos en proceso de redacción de nuestra propuesta de trabajo para la fase no presencial. Se nos pidió que llevásemos a cabo una secuencia didáctica con el alumnado en la que se trabajara conjuntamente la competencia lingüística y la competencia matemática o con la competencia artística, de manera similar a las que se pueden ver en el portal Leer.es y que fueron mostradas en la fase presencial del curso. Nos gustaron tanto las intervenciones de Andrea Giráldez y de Javier Abad sobre arte comunitario, que no lo dudamos un momento. Nuestro proyecto se titulará “EnlatArte”.

Partiendo de un objeto cotidiano, las latas de conserva, presente en los hogares de todos los niños y niñas, haremos una intervención artística en la que todos podrán participar e incluso modificar continuamente. Al mismo tiempo, trabajaremos la competencia lingüística, a partir del etiquetado y de la composición de los productos enlatados; la competencia social y ciudadana, con la sostenibilidad -recilaje y reutilización; la competencia en interacción con el mundo físico y social, conociendo alimentos y sus formas de conservación; la competencia digital, buscando información e imágenes; la competencia matemática, con medidas de magnitud, peso y volumen; la competencia en autonomía e iniciativa personal, centrándonos en el consumo responsable; y como no, la competencia en aprender a aprender.

Un proyecto para estar enlatado y dar la lata todo el curso. Iremos contando.

Nacidos para comprar

In ActualizArte, FamiliarizArte, RebelArte on 03/10/2010 at 20:14

Cualquiera que visite una gran área comercial en un fin de semana quedará pasmado del poder adquisitivo de los más pequeños  y de su capacidad de decisión en cuanto a las compras. Lo más alarmante es que cada vez los consumidores son más jóvenes, van de la mano de sus progenitores o empujados por éstos en carritos. Compran, porque de esos productos, piensan, depende su supervivencia social. En la actualidad los profesionales del marketing emplean recursos publicitarios tan sofisticados que influyen en el modo en el que los más jóvenes se ven, se sienten y se relacionan. El poder de compra de los niños y niñas aumentó de forma espectacular, convirtiéndose en compradores desde la más tierna infancia. Se estima que entre los 6 y los 12 años visitan tiendas 2 o 3 veces por semana e introducen 6 artículos en el carro cada vez que van. Otro factor que influye es la falta de tiempo de los padres; las investigaciones muestran que los padres que pasan menos tiempo con sus hijos, gastan más dinero con ellos -llamado,  “dinero culpable”.

Recientemente, leímos el libro “Nacidos para comprar. Los nuevos consumidores infantiles” de Juliet B. Schor, publicado en Paidós y al que puede accederse a través de la red. Esta experta en temas de consumo, economía y familia, centra su investigación en la sociedad estadounidense -la más consumista del mundo, absolutamente inmersa en el “ciclo del trabajo y del gasto” – y constata que los niños/las y los adolescentes están convirtiéndose en el epicentro de la cultura del gasto en Norteamérica. Desde hace dos décadas, las familias están sometidas a presión en relación con sus hijos, ya que deben hacerle frente a un abanico de exigencias que van desde las actividades extraescolares, hasta una educación de calidad, pasando por la compra de productos de moda y de marca. En palabras de la autora “los niños se convirtieron en vehículos que trasladan el mercado al hogar, el eslabón entre los anunciantes y el bolsillo de las familias. Los más jóvenes son depositarios del saber y de la conciencia consumista. Son los primeros en adoptar muchas de las nuevas tecnologías de las que son ávidos usuarios. Los modos sociales de los niños se construyen cada vez más en torno al consumo. (…) En un mundo semejante, ¿cuántos padres optan por renunciar al consumo o por simplificar la vida? Se trata de un paso radical que muchos niños no aceptan de buen grado.”

A lo largo de 300 páginas, la autora va analizando los hábitos consumistas de los que pueden ser nuestros alumnos y alumnas; motivo por el que consideramos altamente recomendable su lectura. Bien sabemos que desde la escuela no podemos ir “contracorriente”, ni luchar contra eso -y más, no conseguiríamos nada-, pero sí es nuestra obligación, nuestra responsabilidad, nuestro deber profesional, la labor, enseñarles a pensar, a razonar, a comparar, a valorar, a buscar alternativas …, habilidades todas ellas necesarias para que sepan  decidir desde el conocimiento. Ya veremos cómo asumir este reto, o cuando menos procuraremos evitar el fomento del consumo, que desde las escuelas, se hace, y muchas veces.

Galicons.net

In PremiArte on 03/10/2010 at 20:13

Desde el año 1998, la Consellería de Educación e O.U. junto con el Instituto Gallego de Consumo, trabajan para impulsar actividades de educación para el consumo responsable en los centros educativos, orientadas a desarrollar con el alumnado capacidades relativas a la comprensión de su propia condición de consumidor, de sus derechos, de sus deberes y del funcionamiento de la propia sociedad de consumo. Con tal finalidad, la Escuela Gallega de Consumo promueve actividades de formación del profesorado, elabora materiales didácticos, organiza talleres dirigidos a escolares e incentiva la puesta en marcha de proyectos dentro del marco de la Red de Educación para el Consumo Responsable, Galicons.net.

Acaba de publicarse la convocatoria de premios a las mejores memorias de los centros vinculados a Galicons.net, así como la selección de nuevos proyectos que deseen incorporarse a la Red. Estos, deberán presentar un proyecto para tres años que verse sobre los distintos aspectos de la educación en consumo y en el que participen al menos cuatro docentes del centro. El plazo termina el día 15 de octubre.

Una interesante propuesta para los centros educativos que puede ser abordada con carácter global y convertirse en eje vertebrador de las actividades promovidas desde los distintos equipos de dinamización escolar -el consumo desde las TIC, la biblioteca, la convivencia, las actividades complementarias o la dinamización lingüística-, al tiempo que se vincula con las distintas conmemoraciones escolares -el consumo en  Navidad, consumo y medio ambiente, consumo y medios de comunicación, consumo y mujer, consumo y salud …, etc. Calquier ocasión es buena para fomentar un sentido crítico en nuestro alumnado con respeto a la sociedad del consumo en la que vivimos -he ahí la autonomía e iniciativa personal de la mano con la competencia social y ciudadana- y también para revisar nuestras actuaciones, más veces de las que desearíamos, contrarias al fomento del consumo responsable.

Chucherías en los centros educativos

In InformArte, PremiArte on 30/09/2010 at 22:14

El pasado 3 de Septiembre el Consejo de Ministros aprobó el proyecto de Ley de seguridad alimentaria y nutrición. Como novedad, esta ley introduce aspectos relacionados con la promoción de hábitos saludables de alimentación y la prohibición de discriminación por obesidad.

En cuanto a la alimentación en el ámbito escolar, una vez entre en vigor, la ley propone que la oferta alimentaria de los centros escolares sea variada y adecuada a las necesidades nutricionales del alumnado, para lo cual se adoptarán las siguientes medidas:

-Los responsables de la supervisión de los menús serán profesionales en nutrición y dietética.

-Los centros escolares proporcionarán a las familias información detallada sobre los menús y las directrices para que la cena sea complementaria.

-En las instalaciones que lo permitan, se elaborarán menús escolares adaptados a necesidades especiales de los niños y niñas con intolerancias alimentarias.

-No se permitirá la venta de alimentos y bebidas que no cumplan con una serie de criterios nutricionales que se establecerán reglamentariamente.

Bien, está muy bien que esto esté reglamentado, aunque ya se cumplía en la mayor parte de los centros educativos que conocemos. Como siempre, los centros acaban siendo unos microcosmos donde todo está medido, correcto y en orden. Pero, ¿qué hacemos con las chucherías que vienen en las mochilas, o aún peor, las que se compran y se comen a diario fuera de la escuela con el consentimiento y place de los progenitores? Ya hemos escuchado argumentos de todo tipo que justifican esta permisividad e irresponsabilidad por parte de los padres y madres.

Podemos asegurar que en los centros educativos hay un gran compromiso con la promoción de hábitos saludables, aunque en muchas ocasiones no se proyecte al exterior. En ese sentido, los Premios Estrategia NAOS son una inmejorable ocasión de reconocer esas buenas prácticas escolares. Pueden participar centros educativos. El plazo de presentación de candidaturas está abierto hasta el 13 de diciembre de 2010.

El Jardín de Gulliver

In EncienciArte on 15/09/2010 at 08:03

Este verano conocimos un espectacular jardín-huerta; el tamaño de sus hortalizas, frutos y aperos para trabajar la tierra, XXL. En la villa medieval de Boulogne-sur-Mer en la Cósta de Ópalo francesa estaban desarrollando un proyecto educativo para que los más pequeños conocieran el origen de muchos de los alimentos que integran una dieta saludable. Era algo que iba mucho más allá de lo que se podía ver en la plaza central del pueblo; suponía desde la plantación de distintas variedades de hortalizas -podían verse diferentes clases de tomates, de lechugas, de zanahorias, de berenjenas- hasta exposiciones artísticas en las muchas galerías de arte existentes. Lo realizaban en colaboración con los centros educativos. La galería de fotos, merece la pena.

Nosotras, este año, queremos iniciar un proyecto de colaboración entre las tutorías, los responsables del comedor escolar y las familias. Cerca de un 40% de nuestro alumnado es usuario del comedor escolar, el restante, a las dos de la tarde va a comer a sus casas o a la de los abuelos. No creemos necesario decir qué grupo de alumnado tiene una dieta más equilibrada. Por no ser repetitivas, tampoco volveremos a hablar de frutas y verduras. Pero algo tendremos que hacer. Cada año nos sorprende más el anómalo crecimiento de algunos niños, y especialmente de las niñas; cada curso vemos las dificultades que tienen algunas criaturas para comer, tal y como se espera que lo hagan los niños de 3, 4 o 5 años. Hubo un tiempo, muy lejano, en el que la escuela era un espacio donde se aprendían hábitos básicos que la familia no podía proporcionarles; ahora puede que suceda lo mismo; antes era por ignorancia y por necesidad, hoy ¿por qué es? Vemos que se hace preciso que la escuela inculque hábitos saludables relacionados con la alimentación; que la escuela enseñe el comportamiento correcto de un comensal y que al tiempo los transforme en consumidores responsables. Pues puede que esto sea prioritario, le va en la salud.

Nuestros pasos: 1º meriendas pautadas para todos los días de la semana. 2º coordinación con el comedor escolar que también dispensa los desayunos. 3º Consumo limitado de golosinas, dulces y chucherías. 4º Implicación y responsabilidad de las familias.

Un proyecto para trabajar todas las competencias básicas, la escritura, la lectura, las matemáticas, las artes …; un hilo conductor que dará pie a promover actividades desde los equipos de biblioteca, de TICs, de dinamización lingüística, de actividades extraescolares, de convivencia; la diversidad: cultural, celíacos, diabéticos, etc.; salidas escolares a la Plaza de Abastos, a invernaderos, a la Escuela Gallega de Consumo; será el eje de todas las conmemoraciones y celebraciones escolares. Un objetivo para trabajar coordinadamente en los tres niveles, todo el año, no en fechas puntuales. Posibilidades no le faltan. Iremos contando.

Frutas y verduras

In InformArte on 05/06/2010 at 09:00

¿Qué le pasa a los pequeños con las frutas y verduras?, ¿por qué las rechazan? Todos los estudios sobre alimentación infantil constatan que consumen cantidades muy por debajo de lo que sería aconsejable; también se analiza, si estos productos de la huerta se consumen habitualmente en sus casas.

Tan sólo meter las palabras “verdura y niños” en un buscador de Internet, aparecen cientos de resultados con consejos para introducirlas escondidas, disfrazadas u ocultas. Puede que el error esté ahí, tratamos de engañarlos, como si de algo malo se tratara. Nosotros, que hemos organizado que cada día tomen un tipo de alimento en la merienda, nos sorprendemos de cómo traen la fruta los miércoles: ¡pelada, partida, aplastada, sin huesos, oxidada, irreconocible por la falta de jugo y de textura …, en tupper para comerla con tenedor o cuchara, ¡pero si los niños siempre mordisquearon la fruta y no les pasó nada! Así, casi nadie comería la fruta. Habría mucho que hablar sobre esto …

En las escuelas italianas, en la entrada, la piazza, tienen una pequeña mesa con el menú del día y los ingredientes que lo componen: un repollo, lentejas, ajos puerros o pasta, lo que toque, todo colocado con una estética muy cuidada y perfectamente etiquetado. Así, aunque coman una crema de verduras, sabrán de qué está hecha, y cómo es ese alimento en su estado óptimo de frescor. Pese a que nos parezca extraño, muchos niños no saben como es una lechuga o un tomate antes de llegar al plato. Aquellos comedores escolares reggianos eran como los de una casa de aldea: alacenas con tarros con legumbres, con pasta o con conservas; ramilletes de hierbas aromáticas secas, frutas de temporada, arreglos de mesa con productos de la gastronomía local. De esta manera, están en contacto diario con lo que consumen y conocen sus distintas formas de preparación. En nuestros comedores, colgados de las paredes están Mickey, Pluto, Goofy, Donald o Daisy, que nos parecen las imágenes más apropiadas para los ojos de niños de esta edad. En otra ocasión hablaremos de como cada día dos niños/las ayudan al personal de cocina a preparar la comida, a poner la mesa y a servir a sus compañeros. Tan sólo manipulando, probando y saboreando los alimentos pueden descubrir sus propiedades, sus características y sentir ganas de degustarlos.

Pese a que no somos partidarias de algunos juegos de ordenador, descubrimos “Caras cocineras” que nos permitió jugar a construir distintos rostros y expresiones con frutas, al estilo del libro “¿Qué tal vegetal?”.

Internet e infancia

In TicArte on 16/05/2010 at 09:36

El día 17 de mayo, se celebra el Día Mundial de la Sociedad de la Información o Día de Internet. El objetivo de esta celebración es conseguir que el conjunto de la sociedad tenga la oportunidad de conocer y experimentar como Internet puede ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida.

Aunque todas y todos conocemos a alguna persona que nunca entró en la red, a día de hoy a muchos de nosotros nos resultaría muy difícil entender cómo se puede vivir sin Internet, pese a que no llevamos tantos años por estos senderos. En Discovery Channel encontramos “La Internet“, presentación interactiva de una línea temporal con los principales hitos y nombres que hicieron posible la red global; de como se evolucionó desde el 550 a C. con el primer sistema de correo, pasando por la creación de ARPANET, por el envío del primer e-mail, por el año 1970 cuando se acuña el termo INTERNET, hasta el Iphone en el 2007. No está totalmente actualizada, pero es muy interesante.

En educación, a día de hoy, el uso de las TIC en los centros es un elemento de calidad, casi se convirtió en un síntoma de la eficacia y eficiencia de las instituciones escolares. Su empleo, como bien sabemos todos, se hace con mayor lo menor fortuna. En algunos casos, mejor sería mirar por la ventana que hacia la pantalla; las tecnologías per se no aportan ningún valor a la educación, tan sólo son herramientas en manos de los docentes. Pero, sin lugar a dudas, es preciso introducirlas en la praxis educativa, es necesario que les enseñemos a los niños y a las niñas las posibilidades que nos brindan.

En muchas aulas de infantil se está haciendo muy bien, en algunas hasta tienen ordenador y conexión, lo que les permite buscar información, comunicarse, abrirse al mundo mostrando lo que hacen (blogs de aula), e incluso, divertirse. Todo el que les mostramos a nuestro alumnado está a rigurosamente seleccionado, cumple con unos objetivos y resulta interesante. Ellos saben que podemos encontrar todo en Internet. Pero cuidado, esto entraña un riesgo muy grave. Ese mensaje “subliminal” de las bondades de Internet, es peligroso si no se les educa en la otra “cara oculta”. Internet también entraña riesgos y peligros potenciales, a los que de la mano de los adultos no están expuestos, pero que están ahí. Puede que al tiempo que los enseñamos a navegar, a buscar, a seleccionar, también tengamos que enseñarlos a valorar, enjuiciar, contrastar información, y a rechazar ciertas ofertas por atractivas que puedan ser. Facilitamos acceso a un vídeo emitido en la TV, que ni necesita traducción, por lo explícito que es. Organismos o instituciones nacionales e internacionales han alertado sobre estos peligros, y analizado los hábitos de los menores en Internet. En la mayor parte de estos estudios analizan los chicos desde los 11 años en adelante, pero sabemos que niños de menor edad también lo emplean con el beneplácito de los progenitores y las bendiciones de los adultos.

La web de Pere Marqués, profesor de la UAB, cuenta con un apartado sobre los riesgos de Internet; consejos para un uso seguro de la red; el decálogo de los derechos de la infancia en Internet; recomendaciones para progenitores y educadores; sistemas de seguridad e instrumentos de control; enlaces a instituciones que realizan estudios y campañas; portales seguros y software para la protección.

Agua limpia para un mundo sano

In EncienciArte on 22/03/2010 at 15:24

El 22 de marzo es el Día Mundial del Agua; el lema de este año es: agua limpia para un mundo sano. La calidad del agua es fundamental para asegurar la sostenibilidad del medio, para reducir la mortalidad infantil, para combatir el VIH/SIDA, la malaria y otras enfermedades. Es más barato mantener el agua limpia que luego su depuración. En la web del Programa de Naciones Unidas encontraremos información, fotografías, vídeos, la tabla de contaminantes procedentes de diferentes sectores y sus consecuencias para la salud de las personas y de los ecosistemas, etc.

La experiencia de cocinar en el aula

In InformArte on 05/02/2010 at 19:40

El Fórum Gastronómico de Santiago 2010, tendrá lugar de los días 20 al 24 de febrero. Entre otras actividades, habrá talleres de cocina para niñas y niños; seguro que les brindará una buena ocasión para divertirse con la preparación de algún menú. Actividades como ésta, dirigida al público infantil, proliferan en muchas ciudades y villas de Galicia, bien con motivo de conocer productos gallegos, de agricultura ecológica, o bien para el fomento de hábitos saludables, como sucede en los Ayuntamientos Saludables.

En la escuela infantil, cada vez más, son actividades que se realizan, no sólo con la intención de obtener un producto o conocer un alimento, sino por sus posibilidades de trabajo didáctico, tales como:

- Conceptos matemáticos, manipulando dosis, tamaños, cantidades, proporciones, texturas, secuencias temporales, etc.

- Aproximación a la lengua escrita, conociendo las propiedades de un texto instructivo como es la receta, con su característica formulación de los tiempos verbales, la longitud del texto, el orden, el formato, etc.

- Acercamiento a la ciencia, observando cómo reaccionan los distintos ingredientes al ser mezclados, con las distintas preparaciones (cocción, frío, vapor …).

- Desarrollo de habilidades de pensamiento: formulando hipótesis, haciendo estimaciones, aplicando el razonamiento, el pensamiento deductivo…

Y otros como pueden ser la alimentación y salud, la cocina tradicional, cocina y cultura, o su presencia en las representaciones artísticas.

Poco a poco iremos facilitando experiencias de aula centradas en los talleres de cocina, recomendaciones de lectura y orientaciones para las familias.

TV e infancia, una relación compleja

In InformArte on 05/02/2010 at 19:38

Esta es una preocupación que nos asalta cada día en las aulas cuando observamos o escuchamos a nuestro alumnado reproduciendo comportamientos e imitando a los protagonistas de sus series favoritas, preocupación compartida con muchas familias. Facilitamos información para quien quiera elaborar orientaciones para las familias.

Según el último estudio del Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, “Menores y televisión”, publicado en enero de 2010, nueve de cada diez menores ven la televisión todos los días al menos dos horas y no acompañados.

En el año 2002, varias cadenas de televisión suscribieron el “Código de autorregulación sobre contenidos televisivos e infancia”; una guía con unos principios inspiradores, como código deontológico, para los principales programadores televisivos. En ella se establece que se deben garantizar los derechos fundamentales de los menores que participen en la programación televisiva; fomentar el control parental; evitar la incitación a la imitación de comportamientos perjudiciales; evitar las escenas y mensajes de explícito contenido violento o sexual. Se contempla también la regulación de la presencia de menores en la programación televisiva. Establece las franjas de protección reforzada y la clasificación, señalización y emisión de programas televisivos. Periódicamente, una comisión establecida al efecto, hace una revisión del cumplimiento de lo estipulado. A la vista de la mayor parte de las denuncias formuladas contra las cadenas televisivas por la emisión de contenidos no autorizados por este código, se detecta que no es dentro de la franja horaria dedicada al público infantil.

En el Informe del Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, presentado en junio de 2009, analizaron 87 espacios televisivos protagonizados por menores y que tienen como público objetivo a los menores. En él se estudiaron los modelos que se le proponen a los menores y los estereotipos de infancia y adolescencia que proyectan los medios. El informe fue demoledor para las cadenas televisivas. Vino a completar el estudio realizado en el 2008, “¿Qué menores ven los menores en televisión?.

En el año 2005, el Instituto Oficial de Radio y Televisión y la Dirección General de La Familia y la Infancia, publicó el estudio “Programación infantil de televisión: orientaciones y contenidos prioritarios”, en el que se analizaba el marco de la TV infantil en España, la relación de los niños y la TV y el papel de la escuela y de las familias. Se relacionaba, asimismo, los contenidos de riesgo y la guía de contenidos prioritarios. Aquí podemos encontrar recomendaciones interesantes para nosotros y para las familias.

Cultura infantil y multinacionales

In ActualizArte on 01/02/2010 at 22:24

El cambio de las realidades económicas emparejado con el acceso de los niños a la información sobre el mundo adulto alteró especialmente la infancia. Puede entenderse la infancia como una fase natural del crecimiento, del proceso de convertirse en adulto pero también se puede ver como un constructo o creación de la sociedad que está sujeta a cambio cada vez que tienen lugar transformaciones sociales importantes.

Los padres de hoy en día no controlan ya las experiencias culturales de sus hijos, perdieron su papel de antaño en el desarrollo de sus valores y de su visión del mundo. Antes los chicos tenían pocas experiencias que estuvieran fuera de la supervisión de sus padres o que fueran actividades realizadas y compartidas con otros. En la actualidad los programas de televisión, las películas, los juegos de vídeo y la música, son dominio privado de los niños. El gran dilema de la infancia postmoderna es que el acceso de los niños a la cultura infantil comercial no sólo los motiva a  convertirse en consumidores hedonistas sino también daña la inocencia. El acceso infantil por los medios de la hiperrealidad pervirtió la consciencia de sí mismos como entidades incompetentes e independientes. Los niños postmodernos no están acostumbrados a pensar y a obrar como seres pequeños que precisen permiso adulto para obrar. ¿Por qué en la actualidad nos parecen los niños tan desafiantes, tan difíciles de controlar? Puede que sea porque no se ven a sí mismos de la misma manera que los ven los adultos. Los niños en la actualidad ven el mundo tal y como se les presenta a través de los medios de comunicación. A nada que nos detengamos en la observación de las series infantiles vemos que los niños viven solos, tienen sus grupos de amigos, viajan en naves espaciales, solucionan problemas, visitan museos, pero en pocas, muy pocas ocasiones los vemos en contextos familiares, o con adultos que los acompañen y los guíen.

Este es un aspecto que da para mucho reflexionar…, aquí es donde la escuela se juega su papel. Como especialistas en educación, si queremos comprender el proceso educativo en el siglo XXI, requiere que examinemos tanto la pedagogía de la escuela como la pedagogía cultural. Exagerando, podemos decir que a día de hoy, los profesores más importantes de la sociedad no ejercen su oficio en las escuelas. El currículo de los niños no se dicta desde la administración, sino desde las compañías productoras de cultura infantil. La cultura infantil sirve como un mecanismo de refracción ideológica, una fuerza que produce significados particulares que inducen a los niños a interpretar los acontecimientos dentro de un rango específico de posibilidades. Las películas, los libros, los juegos de vídeo moldean la forma en la que los niños blancos, por ejemplo, comprenden los pobres y marginados; como se establecen las relaciones de sexo/género, la violencia, la justicia. Padres y educadores tienen que apreciar la naturaleza de esta revolución y su papel en la formación de la identidad del niño. Pero condenar o censurar esta cultura no es la solución al problema. Hay una necesidad de reconceptualización de la educación de la infancia. La alfabetización en los medios se convirtió en una destreza necesaria para negociar la propia identidad, los valores y el bienestar. Los educadores que rechazan el estudio de la alfabetización en los medios de la cultura infantil son los que tendrán que afrontar sus efectos.

Recomendamos la lectura del libro Cultura infantil y multinacionales coordinado por Shirley R. Steinberg y Joe L. Kincheloe, publicado en Morata en el año 2000. Puede accederse a partes de los distintos capítulos, entre  los cuales destacamos “¿Son las películas de Disney buenas para sus hijos?” y “Los juegos de vídeo y el surgimiento de medios interactivos para los niños”.

La banda del trapo

In RebelArte on 01/02/2010 at 17:32

¡No puedo! ¡Definitivamente, no puedo! ¡Puede que esté mayor, que ya no tenga alientos, o ánimos, pero no puedo hacerlo! Llegó el tan “temido” momento del Carnaval. Esto supera con mucho a la Navidad, y no vayáis a pensar que fue fácil sobrevivir a Papá Noel, al Paje real, al Apalpador, a los Reyes Magos…, pero el Carnaval son palabras mayores.

El listón está muy alto, ya no sabemos qué inventar para demostrar año tras año nuestra creatividad y originalidad in crescendo; en breve tendremos que realizar unas estancias de estudio en Canarias o en Brasil para inspirarnos en sus famosas comparsas y conocer nuevos materiales y técnicas a emplear. Lo del Carnaval gallego ya está superado, hay peliqueiros, madamas y cigarróns en cualquier punto geográfico de Galicia. Bueno es que, como este año cuadra Jacobeo, siempre podemos recurrir al “pelegrín“; ahora que ya no se peregrina por motivos religiosos; lo digo por las distintas confesiones de los niños.

Incluso parece que el Carnaval es donde nos la jugamos. Lo mejor, conseguir que todo el centro se meta en una historia, y cada clase sea una parte o personaje de la misma: de feria medieval, de fondo del mar, de cuentos infantiles, de diversidad étnica (muy multicultural si no fuera por los tópicos); por el contrario, en estos casos siempre hay alguien si queja de que le tocó lo “menos vistoso”.

El gran día, algunos padres y madres hasta solicitan permiso para ausentarse de su trabajo y acudir al desfile, en algunas villas se corta el tráfico, todo son nervios, contratiempos -la lluvia siempre desluce y deteriora los trajes- e imprevistos de última hora. Las criaturas sudorosas y cansadas desde primeras horas de la mañana, saben que para lograr sacarse los disfraces tienen que esperar al paseíllo, a los reportajes gráficos y a que pase la pantagruélica sesión -a deshora- de degustación de productos típicos del Carnaval, que dicho sea de paso, a muy pocos les gustan.

Sé un secreto, cuando los niños son pequeños a muy pocos les gusta ir disfrazados de lo que les tocó en la escuela; siento decirlo, pero ahí las hadas, brujas, Batman, Spiderman, el Zorro, Bob Esponja, reinas, princesas y piratas nos ganaron la partida; ¡nuestra elección, seguro es más “educativa” pero que le vamos a hacer!

Hubo un hecho que marcó un hito en los disfraces escolares, la aparición de las bolsas de plástico de colores. Con una grapadora, cinta adhesiva, pegamento y pegatinas, las bolsas conseguían su máximo esplendor. Hay un antes y un después de las bolsas de colores. Poco a poco las empresas comerciales de material escolar vieron el filón y nos brindaron todo tipo de adornos que permiten dar rienda suelta a  nuestra  vena diseñadora y creativa. Por cierto, ahora encontramos bolsas todo el año, será porque también se hacen disfraces en los talleres de ocio de Navidad, en los del verano, en los de Semana Santa …

Tras el patronaje, cuando  hacíamos el prototipo o versión Beta de los disfraces casi nos llegábamos a emocionar, lo malo, hacer los veinticuatro restantes; pero bien, para eso siempre se dice que las de infantil somos el colectivo más activo, implicado y creativo, ¿no? Y si no, también cabe la posibilidad de pedir la colaboración de los padres y madres; los de estas edades se prestan a casi todo lo que les pidamos en el centro. Otra posibilidad es la de mostrarles el “prototipo” y que cada cual arregle el del su pequeño/a; he visto madres resollando entre el Todo a cien y el Bazar chino, pero no todas, algunas hasta esperan con ilusión estas fechas.

No nos engañemos nuestro alumnado no puede hacer todos esos atrezzos. Y como siempre, vuelvo a preguntar: ¿y todo esto, para qué? Ya conozco la respuesta de que es para evitar las diferencias evidentes entre ellos, de esta manera los uniformamos a todos y asunto resuelto. Y vuelvo a preguntar: ¿Estamos seguras de que estos disfraces realmente les gustan a los niños y niñas? También conozco la respuesta de que formando parte de un proyecto, la fiesta vendría a ser el colofón de la experiencia didáctica.

No vayáis a pensar que digo todo esto por no pasar el trabajo de hacer los disfraces; confieso que tuve desvelos y que me devané los sesos pensando en cómo darle el corte a un pantalón de torero para que quedara pegado al cuerpo, o cómo conseguir que los rabos de los ratones quedaran levantados y enrollados. Pero con la distancia precisa vuelvo a hacerme las mismas preguntas. También puede ser debido a que tengo una clase de veinticinco niños de tres años y sólo de pensarlo me corre un sudor frío por el espinazo.

No cuento nada nuevo si digo que a los niños y niñas les gusta disfrazarse, transformarse en otro o en otra con un simple paño, o con unas gafas, o con un sombrero, y si les dejamos maquillajes ya ni os cuento… por lo cual yo lo tengo claro, me desmarcaré y me afiliaré a la “banda del trapo”. Les facilitaré trozos de tela y adornos, collares, coronas, paños, cinturones y que cada cual se disfrace en estos días como quiera. Argumentos no me faltan:

1º El etnográfico: el Carnaval tradicional consistía en ponerse ropas viejas y ocultar el rostro pintándolo con un tizón y de esta manera recorrer las aldeas pidiendo limosnas.

2º El ecológico: por ser coherentes con los principios de la sostenibilidad y del consumo responsable.

3º El pedagógico: porque la creatividad se desarrolla, básicamente, con la práctica.

4º El lúdico: porque si es una fiesta para disfrute de los niños y de las niñas, tiene que hacerlos disfrutar, a ellos.

Y sobre todo, porque tengo muy presentes las palabras de Concepción Arenal, en 1881, con las que iniciaba este blog, pero que vuelvo a recoger aquí y que cada cual las entienda como quiera:

“Para que la maestra sea la que debe ser es necesario que deje de ser niñera, y además que no enseñe labores manuales, enseñanza que tal como hoy la da, de nada o de poco sirve, y que hace imposible la literaria.(…)”

Nota: Como siempre, exagero mucho en mis narraciones, pero que nadie se ofenda porque estaba hablando de mí misma. Recorrí el mismo camino que todos pero ahora quiero pararme, reflexionar y no dejarme arrastrar por inercia y rutinas analizando con mucho cuidado sus ventajas y desventajas.

Videojuegos en el aula

In ActualizArte, TicArte on 31/01/2010 at 12:43

En el marco del proyecto “Juegos en los centros educativos” de la European Schoolnet, se hace público este “Teacher´s Handbook“. Su objeto era analizar la situación actual de ocho países europeos en materia de videojuegos aplicados al aprendizaje.

El libro del profesorado expone con claridad las ventajas del uso educativo de los videojuegos, así como criterios para su selección.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.604 seguidores